Bases biologicas de la conducta humana
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Bases biologicas de la conducta humana

on

  • 557 views

Comprender, las bases biológicas de la conducta y el comportamiento humano, nos permite saber de que forma influyen en la persona los cambios neurofisiológicos.

Comprender, las bases biológicas de la conducta y el comportamiento humano, nos permite saber de que forma influyen en la persona los cambios neurofisiológicos.

Statistics

Views

Total Views
557
Views on SlideShare
557
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
5
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Bases biologicas de la conducta humana Bases biologicas de la conducta humana Presentation Transcript

  • LAS BASES BIOLÓGICAS DE LA CONDUCTA HUMANA RUIZ LIMÓN, RAMÓN
  • INTRODUCCIÓN Muchas personas aprenden formas o estrategias apropiadas para enfrentar los problemas de la vida diaria; sin embargo, en algunas, los problemas se manifiestan en alteraciones físicas: dolores de cabeza, gastritis, úlceras, obesidad o delgadez excesiva, alteraciones de la piel o hasta cáncer.
  • Los psicofisiólogos han descubierto que las bases biológicas de la conducta pueden ser manipuladas y controladas. Investigaciones recientes muestran que las personas pueden aprender a observar y alterar su funcionamiento fisiológico sin droga o fármaco alguno, sólo utilizando técnicas como la de biorretroalimentación.
  • El estado anímico y los pensamientos de las personas son a menudo resultado de factores genéticos y procesos bioquímicos que interactúan con el medio ambiente. Existe una compleja interacción de la experiencia y la biología, entre tomar decisiones voluntarias y lo innato. Lo adquirido se refiere a las experiencias de la persona con su medio. Lo innato se refiere a las características heredadas de la persona, a las determinadas genéticamente.
  • Mucho del interés de los psicólogos en la biología radica en la relación entre las capacidades físicas e intelectuales básicas y la manera en que éstas moldean o determinan la conducta y cómo el comportamiento y el aprendizaje traen consigo cambios en la biología del individuo.
  • Todas las actividades que realizamos están controladas por el sistema nervioso, desde las que parecen sencillas como caminar y mantenerse erguido, hasta hablar o solucionar problemas.
  • El uso del lenguaje es una de las propiedades que distingue más claramente al hombre del resto de los animales, así como la complejidad de las actividades que realiza y la producción de arte.
  • Miles de células del cerebro están involucradas en la ejecución y control de estas actividades.
  • Entender el papel biológico de la conducta tiene importantes ventajas, ya que las personas pueden optimizar sus potencialidades conociendo las conductas que pueden gestionar o manejar.
  • Por ejemplo, un neurotransmisor denominado norepinefrina está involucrado en los cambios de motivación y humor (estado de ánimo).
  • Si bien, es difícil creer y aceptar, que un neurotransmisor pueda causar esquizofrenia o depresión, sí es importante en la desaparición o mantenimiento de la enfermedad.
  • Como puede apreciarse en el ejemplo anterior, es conveniente mencionar, que nuestro cuerpo tiene límites a las actividades, pero al mismo tiempo nuestras capacidades heredadas nos dan oportunidad de cambiar nuestro comportamiento.
  • Hoy en día gracias al conocimiento y a los resultados obtenidos en los diferentes estudios de investigación científica, se ha logrado comprender las limitaciones y las potencialidades del ser humano, y que mejor que los psicólogos como especialistas en la conducta humana pueden lograr ayudar a mejorar nuestras vidas.
  • Por lo tanto, cuando hay un problema de conducta o un síntoma que afecta al comportamiento, o cuando existe un mal físico que parece no tener una causa orgánica, resulta crucial el reconocimiento de las bases biológicas de la conducta.
  • Si los psicólogos conocieran con precisión la manera en que se transmite la información desde los órganos de los sentidos al cerebro y de éste a los músculos, glándulas y órganos.
  • Entonces podrían tener más éxito al predecir y manejar la conducta de las personas con daño neurológico, aliviar o tratar las deficiencias del aprendizaje causadas por una disfunción cerebral.
  • El sistema nervioso se divide en dos grandes ramas: el sistema nervioso central y el periférico, cada uno con subdivisiones, estructuras y funciones específicas.
  • El sistema nervioso central consta de la médula espinal y el cerebro, cuyas complejas estructuras funcionan juntas para coordinar la recepción y transmisión de la señales electroquímicas.
  • La médula espinal es un largo haz de nervios situados dentro del hueco delas vértebras, los pequeños huesos que componen la espina dorsal.
  • El cerebro cuenta con varias estructuras especializadas: el tallo o tronco cerebral, compuesto por el puente, el bulbo raquídeo y el mesencéfalo; el cerebro y el prosencéfalo formado por el tálamo, hipotálamo y la corteza cerebral.
  • El tronco cerebral es importante en muchas de las funciones básicas porque las fibras que lo forman transportan información de varios órganos de los sentidos (ojos, oídos, lengua, piel, etc.) a la corteza cerebral y de ésta a los músculos.
  • Controla la actividad involuntaria de la lengua, la laringe, los ojos y los músculos faciales por medio de neuronas motoras específicas de estas áreas.
  • También controla los estados de sueño y vigilia mediante la formación reticular situada dentro de su núcleo central.
  • Coordina las neuronas motoras de la médula espinal que controlan la respiración, los latidos del corazón y el caminar, razón por la que una lesión en esta área produce con rapidez un paro respiratorio.
  • El cerebelo, llamado también el pequeño cerebro, se relaciona con la coordinación de la actividad motora y en especial controla los movimientos finos voluntarios.
  • Ayuda a mantener la postura y el equilibrio. Si logras ejecutar el juego de sobar con una mano el vientre, en pequeños círculos, mientras que con la otra mano das golpecitos a tu cabeza, es que tienes un excelente funcionamiento del cerebelo.
  • El prosencéfalo o cerebro está formado por el hipotálamo, el tálamo y la corteza cerebral. El hipotálamo mantiene la homeostasis o equilibrio de muchos sistemas corporales, principalmente por su estrecha relación con el sistema endocrino.
  • Al hipotálamo se le conoce como el centro de las emociones porque produce y regula los cambios fisiológicos que se presentan en los estados emocionales. Su estudio resulta importante para la investigación por su papel como regulador de la motivación.
  • El tálamo es un centro sensitivo que remite información de los órganos de los sentidos a las zonas sensoriales primarias de la corteza, que está encima. Como se conecta con las áreas de asociación de la corteza, es un activador del resto del cerebro y participa en el control del sueño y la vigilia.
  • La corteza cerebral es la cobertura exterior del cerebro. Se trata de sólo dos milímetros de espesor, pero una de las más importantes para procesar información. Entre más evolucionado e inteligente es un organismo, más corteza cerebral tiene. Consta de delgadas capas de células que forman circunvoluciones.
  • Finalmente, es conveniente mencionar, que hoy en día gracias a los resultados obtenidos en las investigaciones científicas, se sabe que la conducta humana y el comportamiento depende en gran medida de las señales electroquímicas y de las neuronas motoras.
  • El hipotálamo y su relación en el sistema endocrino nos permite comprender cómo se gestionan adecuadamente las emociones o estados de ánimo de las personas, ya que al comprender como se regulan los cambios fisiológicos en las emociones no permite comprender cómo regular la motivación.
  • Los estados de ánimo y la regulación de la motivación son actividades muy importantes que influyen en la conducta y en la relaciones interpersonales e intrapersonales de las personas que interactúan en los diferentes contextos, y que pueden llevarnos al éxito o al fracaso en la vida.