-22860233680Mi nombre es Barbara Liseth Salazar Espino, actualmente tengo 17 años, nací el 2 de abril del año 1994, mis pa...
Mi vida
Mi vida
Mi vida
Mi vida
Mi vida
Mi vida
Mi vida
Mi vida
Mi vida
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Mi vida

9,910

Published on

Published in: Technology, News & Politics
1 Comment
4 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
9,910
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
46
Comments
1
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Mi vida

  1. 1. -22860233680Mi nombre es Barbara Liseth Salazar Espino, actualmente tengo 17 años, nací el 2 de abril del año 1994, mis padres son Wilfredo Salazar Salazar y María Espino Terrones, tengo dos hermanos uno de 12 años y su nombre es Anthony y otra de 4 años y su nombre es Alisson; cuando yo nací fui el regalo más hermoso para mis padres, tuve una infancia muy feliz. Cuando tuve 1 año mis padres me celebraron mi cumple años y estuvo presente toda mi familia aunque no lo recuerdo porque era muy pequeña se que fue un día lleno de felicidad para mí y para todos mis seres queridos. También cuando tuve un año fui bautizada y mis padres contrajeron matrimonio. De la misma manera cuando cumplí dos años también mis padres celebraron mi cumple años.<br />Cuando tuve 3 años fui al jardín, en mi primer día de clases vi a muchos niños llorar cuando sus mamás se iban, pero mi mamá me contó que cuando ella fue a dejarme yo le dije que ya se podía ir porque el jardín era sólo para niños y no para los papás. Estuve en el jardín 2 años, es decir a los 3 y 4 años. <br />344424054610Cuando tuve 5 años nació mi primer hermanito y fui a la escuela, me tomaron un examen porque era muy pequeña para entrar a la escuela, pero yo ya sabía leer, escribir, sumar y restar debido a que mi mamá se preocupaba mucho por mi y siempre me ensañaba cosas nuevas; entonces aprobé el examen e ingresé a la escuela “Zulema Arce Santisteban” y ahí estudié durante todo el período escolar. En esa escuela pase momentos muy felices con mis amigas y amigos, aquí fue donde conocí muchas cosas como saber lo que era la amistad, porque tuve dos muy buenas amigas: Paty y Mercy, eran mis mejores amigas; pero el problema era que cuando estaba con una la otra se enojaba era un poco complicado pero se pudo solucionar. En primer grado me pusieron en un salón que desde el primer día no me gustaba como enseñaba la profesora porque me enseñaba a pintar, a colorear y yo quería aprender más y le pedí a mi papá que hablará con el director para que me cambiara de sección y habló con el director y me cambiaron de sección; y ahí el profesor era muy bueno, enseñaba muy bien y ya no enseñaba a pintar sino a escribir y otras cosas más que me gustaban y me llamaban la atención; este profesor se llamaba Alipio y todos lo queríamos mucho, pero solo nos enseñó hasta tercer grado; en primer y segundo grado además de mis dos amigas tenía un amigo muy querido su nombre era Cristian, pero lastimosamente se tuvo que cambiar de escuela cuando terminamos segundo grado y no lo volví a ver hasta mucho tiempo después. En tercer grado me enseñó otra profesora que se llamaba Adela también era muy buena profesora, después nos enseñó la profesora Violeta y en quinto y sexto nos enseñó el profesor Luis, fue un profesor muy bueno tanto en su enseñanza como en lo personal. En quinto grado hice mi primera comunión en la Iglesia San Pedro, fue un día muy especial tanto para mí como para mis compañeros porque fue la primera vez que recibimos el cuerpo de Dios. En sexto grado fue el año más triste porque fue el último año que mis compañeros y yo estuvimos juntos, porque después de ese año jamás nos volvimos a ver a excepción de algunos; para despedirnos tuvimos una fiesta de promoción a la cual yo lleve de pareja a mi primo Fernando que en un principio no quería pero después cambió de opinión y me acompañó, esta fiesta fue en el ex casino de la policía y estuvieron invitados todos los profesores que nos habían enseñado y que dejaron huella en nosotros. El último día que me vi con mis compañeros y con los profesores, todos juntos fue el día de la clausura, este día fue muy penoso porque era la despedida y con esto cerré un capítulo muy hermoso de mi vida. <br />Cuando salí de la escuela tenía 10 años y como esa escuela no tenía colegio tuve que buscar colegio, primero al colegio Inmaculada Concepción y no ingresé, creo que fue porque el destino me tenía preparado algo mejor, porque cuando postulé a Santa Teresita e ingresé conocí a personas muy buenas. Para ingresar a Santa Teresita todo este proceso me demando mucho esfuerzo, pero al fin y al cabo como dicen el esfuerzo a las finales da una grata satisfacción, ya que ingrese de tantas chicas, porque la competencia era muy fuerte, tan sólo habían 200 vacantes de 1000 que se habían presentado y me sentí muy feliz de haber logrado el objetivo de ingresar y mis papás también se sintieron muy felices y orgullosos.<br />En primer grado cumplí 11 años y estuve en la sección “E”. El primer día de clases tenía miedo porque no conocía a nadie y extrañaba mucho a mis amigos, además todos me decían que el primer año de secundaria impactaba porque el sistema de enseñanza era un poco diferente, porque para empezar ya no tenia un profesor que me enseñase todos los cursos a excepción de arte e inglés sino era un profesor diferentes para cada curso, en segundo lugar las compañeras que me tocaron no congeniaban mucho conmigo porque eran un poco diferentes y quien iba decir que una de ellas llamada Jessica mucho tiempo después para ser exacta tres años llegaría a ser una de mis mejores amigas. Pero bueno regresemos a primer grado la historia de cómo Jessica se hizo mi amiga se los contaré después. Al final si pude conseguir una buena amiga se llamaba Sarahí y siempre hacíamos las tareas juntas y yo iba a su casa y ella también iba a la mía, éramos prácticamente inseparables y la pasábamos bien; había dos cursos en los cuales no me iba muy bien, a decir verdad los odiaba, uno era matemática y el otro era CTA, pero en CTA le puse muchas ganas y esfuerzo y pude aprobar satisfactoriamente y es así como me empezó a gustar y se convirtió en uno de mis cursos preferidos; pero matemática nunca me llegó a gustar en el colegio a pesar de que en la escuela era mi curso preferido, creo que fue porque nunca le llegue a entender a la profesora por más esfuerzo que le pusiera, pero pese a todo ello si aprobaba, a las justas pero aprobaba. También en primer año justo el día de mi cumpleaños, es decir el 2 abril del 2005, estábamos en clase y de pronto nos llevaron al auditorio y nos pusieron a rezar y esto fue porque había ocurrido una desgracia para todo el mundo, el Papa Juan Pablo II había fallecido; todo esto es lo más resaltante que me pasó en primer grado.<br />En segundo grado cambiaron de secciones a todas, yo pasé de la sección “E” a la sección “B”, tuve compañeras nuevas y me separé de mi amiga Sarahí, en un principio nos buscábamos y con el pasar del tiempo nos dejamos de buscar y lamentablemente nos dejamos de hablar; pero tuve otra amiga no éramos tan unidas pero era una muy buena amiga su nombre era Katy; también en este grado me enseñó la misma profesora de matemática y por lo tanto seguía sin entender mucho el curso, además tuve una profesora que tenía un poco de preferencia por una compañera bueno eso creía yo y muchas de mis compañeras; también me tocó una profesora muy buena gente y excelente profesora, era de CTA y con esto se fue consolidando mi gusto por este curso, asimismo me tocó una profesora de inglés que no se dejaba mucho entender y además a veces nos dejaba una tarea y revisaba otra, era un poco chistoso. Es curioso como a veces si depende del profesor o profesora que el curso te guste o no, o a pesar de que te guste te haga odiarlo como me paso con matemática.<br />219646559055En tercer grado nació mi hermanita Alisson; yo seguía en la sección “B” ya que no hubo cambios de sección porque lo hacen cada dos años en el colegio. Bueno este año fue un año de muchas experiencias y también vi muchas cosas que me sorprendieron. En este año puedo considerar que me tocaron profesores excelentes, aquí felizmente la profesora de matemática que me enseñaba me dejo de enseñar y me toco un profesor que enseñaba muy bien y me empezó a gustar un poco la matemática nuevamente, lo más resaltante de este período fue que un grupo de mis compañeras empezaron a cambiar para mal; cambiaron desde su look, en segundo iban de acuerdo a las normas que establecía el colegio, pero en tercero empezaron como a dar la contra y también su comportamiento era muy extraño, una de esas chicas era para peor de males la hija de nuestra auxiliar, pero cuando estaba su mamá era muy tranquila las del problema eran las otras; su comportamiento era tan extraño que empezaron a dejar de estudiar, a cortarse los brazos como la moda de los emos y debido a eso siempre las llevaban a OBE y también a la psicóloga, pero dentro de ese grupo había una chica que se llamaba Deysi que aunque no tenía ese comportamiento para nada era amigas de ella y formaba parte de ese grupo se podría decir que era todo lo contrario a ellas, por el solo hecho de estar con ellas no me caía muy bien pero irónicamente a ello un año después paso a ser otra de mis mejores amigas. A parte de ello tuve una amiga con la cual nos quedábamos a jugar voleibol en las noches y era muy divertido, su nombre era Mónica. Un día tuvimos que presentar el cuaderno de inglés y la gran mayoría no lo tenía al día, entonces una compañera no tuvo mejor idea que cortar un cable de la luz, y todas la apoyamos y nadie dijo nada, como estudiábamos en la tarde hizo esto para que no se viera y por lo tanto no pueda revisar los cuadernos, pero fue inútil porque igual dijo que no lo iba a revisar porque nos faltaba aún un tema; como otra anécdota está que cuando el profesor de matemática tomaba examen se iba a pasear y nos dejaba solas y quedaba a conciencia de cada una copiarse o no, por lo menos eso pensábamos, pero no era así, el profesor sabía quienes se copiaban y quienes no, un día descubrió a mi compañera y le quito tu examen y le dijo que aunque se salga el sabía lo que pasaba en el salón.<br />También tenía un profesor de CTA que siempre tomaba recuperaciones y no sé porque siempre aprobaba los exámenes en las recuperaciones con las notas más altas, pero sin embargo fue así como me gusto química. <br />Como siempre en el colegio se tiene una tutora, primero nos asignaron a la profesora de comunicación, pero ella debido a su edad justo ese año se jubilo y luego nuestra tutora fue la profesora que cubría su plaza, pero también se tuvo que ir y luego entró otra profesora con la cual nos quedamos definitivamente como tutora, pero por el cambio de tantas tutoras nos dijeron que era porque no nos aguantaban, lo cual no era cierto. En mi colegio todos los años se hace un festival que se llama “Canto Mariano”, este festival consiste en un concurso de canto entre los diferentes salones y secciones de la escuela y el colegio; bueno el hecho es que teníamos que participar y nos pasó una serie de contratiempos que no pudimos solucionar y por lo cual no pudimos participar y fue esto lo que causó que la profesora de religión nos diera una regañada y nos bajara la nota en actitud ante el área lo cual no le hizo mucha gracia a una compañera porque su papá fue a reclamar, pero le hicieron caso omiso porque lo que era para una era para todas. Y es así como transcurrió mi tercer grado de secundaria con muchas experiencias vividas.<br />En cuarto grado nos tocó cambio de sección nuevamente y esta vez me tocó en el “H”, al principio me sentía un poco triste por mis amigas, porque inclusive nos tocó en diferentes horarios y ya no nos veíamos, pero esta tristeza sólo me duró las primeras semanas porque aquí hice las mejores amigas que nunca pude imaginar, a partir desde que nos conocimos fuimos inseparables, hacíamos todo juntas, pero al principio fue difícil porque cada una tenía amigas de tercer grado y otras desde la primaria y los primero días cada una iba con sus amigas, pero con el tiempo cuando nos fuimos conociendo cada vez dejaban un poco de lado a sus amigas de años pasados y fue así como formamos un solo grupo, los nombres de mis amigas son y digo son porque hasta hoy lo siguen siendo y siempre lo serán aunque nuestras vidas hayan tomado rumbos diferentes: Rocío, Irma, Deysi y Jessica. Como conté anteriormente a Jessica la conocí en primer grado pero no me caía muy bien, Deysi fue mi compañera desde segundo pero tampoco le hablaba bien, Irma tenía una amiga con la cual paraba siempre y no se juntaba con nadie más y Rocío fue la primera vez que la había visto; todo empezó porque en la nueva sección todas éramos prácticamente nuevas a excepción de algunas que les había tocado juntas como Deysi, Irma y yo; pero como ya habíamos sido compañeras por lo menos nos sentamos juntas olvidando que ni nos hablábamos bien. Cuando entramos el primer día de clases al salón las sillas estaban formadas en grupos de 6 y nos sentamos primero Deysi, Irma y yo, luego vino Jessica y Rocío y desde ese momento prácticamente formado el grupo por el azar empezamos a hacer los trabajos grupales y hacíamos buen equipo y cada vez nuestra amistad se consolidó más, y ya todas nos alejamos un poco de las que eran nuestras amigas.<br />Llegamos a tenernos tanta confianza que nos contábamos absolutamente todo, entre nosotras no había secretos, éramos como hermanas.<br />Con respecto a los profesores también nos tocaron profesores muy buenos, pero ya había pasado como mes y medio y no teníamos profesor de matemática, pero después de tanto esperar nos llegó una profesora que era muy joven pero enseñaba muy bien, también tenía una profesora de CTA que aunque calificaba muy bajo era muy buena profesora, en sus exámenes recuerdo que siempre me tocaba dar con Jessica tras mío y a veces comparábamos respuestas, porque si estudiábamos ya que a las dos nos gustaba CTA. La profesora de inglés fue la misma que de segundo y para mi fue muy incómodo porque me gustaba mucho inglés pero esa profesora no explicaba muy bien y dejaba tareas que ni enseñaba, pero a pesar de ello saque muy buenas notas en su curso y en general en todos, se podría decir que ese año me fue muy bien porque conocí a mis mejores amigas y saque muy buenas notas, lo que ocasionó que al siguiente año me escogieran como policía escolar, porque ocupaba el segundo puesto del salón.<br />En quinto año nos cambiaron nuevamente; pero sólo a mi sección la desaparecieron ya que el resto de secciones seguían tal y como habían sido cambiadas en tercero, lo cual fue muy injusto; a mi me cambiaron al “D” pero felizmente me tocó con Rocío y Jessica, pero a Deysi y a Irma les tocó en diferentes salones; para ser sincera Jessica, Rocío y yo no nos sentíamos muy 2939415157480incómodas en esa sección porque eran totalmente distintas y no nos miraban con buenos ojos; pero dichosamente después de tanto reclamos y quejas nos regresaron a todas a nuestra sección, es decir al “H” y nadie nos miraba bien tal vez por ser la última sección, pero eso no nos importaba, a nosotras sólo nos importaba estar juntas, y a partir de esto todas las compañeras que conformábamos el quinto “H” nos volvimos muy unidas. Un pequeño tiempo después a partir desde que nos regresaron a nuestra sección cumplí 15 años y mis padres con mucho esfuerzo y alegría me celebraron mi cumple años y ese día fue el más feliz tanto para mí como para mis amigas, porque en la fiesta casi lloran de la emoción en especial Rocío, ese día me sentí como una princesa y me divertí mucho con mis amigo y amigas.<br />Bueno regresando a como era mi vida en el colegio con respecto a mi sección siempre éramos algo así como las discriminadas, nadie nos tomaba en cuenta y eso nos daba cólera pero llegó el momento de la “ven ganza”, había un concurso que se llamaba Líderes del Saber. Él cual era un concurso de conocimientos, no obstante al principio pensamos en no participar pero lo hablamos entre todas y decidimos hacerlo y las que concursaron fuimos: Erika y Cinthia en comunicación, Rebeca y cristina en H.G.E (Historia, geografía y economía), Rosa y Celeste en matemática y Jessica y yo en CTA. En el colegio a todas las que íbamos a participar nos exoneraron de algunos cursos para poder salir a estudiar a la biblioteca y así lo hacíamos; llegó el día del concurso y para mala suerte nos había tocado los tres primeros niveles con nuestro colegio, ellas se daban ya por ganadoras, primero nos tocó con el “F” y algunas chicas de ese salón eran amigas de una de mis compañeras y fue a decirle que la invitaba a su fiesta de promoción que iban a ganar porque ese era el primer premio del concurso, y eso es lo que nos dio más cólera pero lo único que hicimos fue tratarnos de tranquilizarnos y que sea lo que Dios quiera, y para sorpresa de ellas les pudimos ganar, esa fase fue muy emocionante porque normalmente el resultado se veía en una sola ronda que consistía en una pregunta de CTA, Comunicación, Matemática, H.G.E; pero nosotras fuimos a una ronda y media, todo se acabó con la pregunta de CTA que yo respondí bien y mi contrincante obviamente respondió mal; nosotras estábamos muy felices porque sin hacer tanto alarde como ellas pudimos ganar. Luego nos tocó con la sección “D”, aquí estaba la brigadier general y también se daban por ganadoras porque creían que la primera vez habíamos ganado por champa, pero no fue así también les pudimos ganar, a decir verdad en esa sección sólo respondió bien la brigadier general el resto se equivocó y nosotras respondimos todo correctamente.<br />En la tercera fase nos tocó con la sección “C” y la competencia con ellas si estuvo muy reñida, con ellas llegamos a las dos rondas, el triunfo nos dio Rebeca, con su respuesta correcta. Lamentablemente en la cuarta fase que correspondía a la final nos ganó otro colegio por una pregunta, para ser precisa la de matemática; todas nos sentimos muy tristes pero con la satisfacción de haberles demostrado a todas las chicas del colegio que no nos miraban muy bien que nosotras si podíamos. <br />Previo al concurso, yo aparte de que iba a la biblioteca también me quedaba a lo igual que las demás chicas del colegio que participaban todos los viernes con la profesora Erminia que era de CTA, ella nos brindaba su tiempo a cambio de nada, pero a las finales ya en las últimas fases del concurso era muy reducido el grupo porque poco a poco fueron eliminando a las diferentes secciones de mi colegio. Pero gracias a ese concurso y todos los años que pase en mi colegio aunque lo quise desde muy pequeña comprobé que quería estudiar medicina humana, porque me gustaba mucho biología, anatomía y todo lo que tenía que ver con esa carrera y con esa clase de cursos. Cuando finalizó el concurso a mí y a algunas de mis compañeras que participamos nos dieron una beca a una academia por los puntos que habíamos acumulado por preguntas bien contestadas.<br />Días después de que fuimos eliminadas del concurso jugó Champagnat con San Ramón y mi compañera Celeste me dijo para ir y yo le dije que ya y les dije a mis amigas y fuimos también con ellas, pero hubo un problema sólo yo había pedido permiso diciendo la verdad y ellas habían salido con otras excusas y el problema fue cuando la mamá de Celeste la llamó por celular y ella me pidió que le dijera que estábamos haciendo un trabajo y yo no quería pero cuando la volvió a llamar ella me dió de frente su celular y no tuve más remedio que decirle que si estábamos haciendo trabajo, pero la señora no conforme con eso me pidió la dirección de mi casa y yo se la tuve que dar y ni bien cortamos tuvimos que salir corriendo del estadio a mi casa y cuando llegamos su mamá ya estaba ahí muy enojada y me dijo que lo llamara a mi mamá y para buena suerte no estaba y se fue con su hija.<br />En ese año creo que todas aprendimos muchas cosas, como dije anteriormente éramos muy unidas y si había algún problema lo tratábamos de solucionar entre todas, lamentablemente también así como pasamos lindos momentos también tuvimos que pasar momentos difíciles, como por ejemplo mi compañera se embarazo y tuvo que dejar de estudiar y también paso lo mismo con mi otra compañera pero a final de año y felizmente ella no perdió el año.<br />-13335205105El día de la fiesta de promoción fue un día inolvidable, fue muy lindo porque en un principio los padres no nos querían hacer nada pero cuando vieron el esfuerzo que le pusimos en líderes se pusieron de acuerdo y nos organizaron una fiesta ya que viaje no se pudo porque las monjitas no daban permiso por la enfermedad de la llamada gripe porcina que en el 2009 apareció y era mortal.<br />En la despedida que nos hicieron las chicas de cuarto todas estuvimos muy tristes porque prácticamente era la última vez que íbamos a estar juntas y en el último año habíamos aprendido a querernos mucho, en especial nosotras 5, es decir; Jessica, Rocío, Irma, Deysi y yo. <br />Cuando terminamos el colegio todas estábamos preocupadas por nuestro futuro, y Deysi, Jessica, Irma y yo nos metimos a una academia para postular a la UNC, yo use la beca que gané en líderes; fueron 3 meses de dura preparación ya que el ritmo de la academia era matador porque el horario era en la mañana y en la tarde y el último mes era mañana, tarde y noche, pero nos sirvió de mucho aunque no ingresamos porque aprendimos muchas cosas. Rocío no postuló a la UNC, ella decidió estudiar psicología en la UPN.<br />El día del examen estábamos muy nerviosas y no nos vimos hasta la hora que termino el examen, a mi me fueron a dejar mi papá y mi mamá y me dieron mucho ánimo, a la hora que finalizó el examen mi mamá me esperaba en la puerta de la U; en ese examen me presente a medicina humana que fue lo que quería en un principio y no ingresé.<br />Después del examen me sentía triste pero con ganas de seguir estudiando para ingresar al año siguiente; entonces me metí en otra academia, pero esta vez sola porque mis amigas tomaron caminos diferentes porque decidieron cosas distintas. En el primer día en esa academia me sentía como en el primer día de clases en el colegio es decir muy sola; pero sabía que mi objetivo era estudiar y nada más que eso y eso es lo que me daba fuerza. Así paso el tiempo en la academia hasta que conseguí una muy buena amiga que se llamaba Yury, que aunque éramos muy distintas nos comprendíamos, y con ella nos reuníamos algunas tardes para estudiar, al principio éramos solo las dos pero con el pasar del tiempo tuvimos muchos amigos más como Analí, Joseph, Erick, Jonatan, Yosh, César y Oyuni; pero estos amigos eran muy buenos porque sabían y lo que sabían nos enseñaban. Fue muy bonita la experiencia vivida en esa academia, pero me tuve que salir antes que se terminara el ciclo.<br />20916902081530Después de más o menos un mes y medio desde que me salí de la academia viaje a Salinas – Ecuador con la promoción quinto “B” de “San Ramón”, debido a que mi papá era el tutor de esta promoción y a través de gestiones con otro profesor habían logrado que les dieran el carro de la municipalidad y de esa manera solo pagarían el combustible; pero el detalle fue que los alumnos no querían que sus padres vayan porque los iban a tener controlados entonces sobraron asientos y fuimos mi mamá, mi hermano, mi hermana y yo; es decir toda la familia. Este viaje fue muy bonito, aunque en un principio me daba vergüenza estar entre tanto hombre porque “San Ramón” es un colegio de hombres, pero con el transcurso del viaje fui perdiendo la vergüenza y ya me sentía cómoda; el viaje constaba de un tours, primero fuimos a Tumbes (visitamos los manglares de Tumbes), después fuimos a Máncora, ahí pasamos 1 día completo, luego fuimos a Punta Sal, después a Salinas – Ecuador (Visitamos la playa de Salinas), luego regresamos a Guayaquil – Ecuador (visitamos el malecón, al barco Morgan que nos paseo por el río Guayas) y al regresar como último destino turístico antes de volver a Cajamarca visitamos las Tumbas del Señor de Sipán en Lambeyeque. Todo este viaje y las experiencias fueron muy lindas e inolvidables, todos y cada uno de los lugares que conocí me encantaron, en especial las playas (Máncora, Punta Sal y Salinas) porque eran preciosas con un paisaje impresionante, con sus aguas entre celeste y verde, algo totalmente diferente a las playas que yo ya conocía; pero lo que más me gusto del viaje fue que en la playa de Salinas nos paseamos en bote y además habían atracciones en el mar como las bananas, las motos acuáticas; yo me subí a las bananas, eran como una especie de plátanos de plástico gigante y la atracción consistía en que con una lancha manejada por un señor jalaba a la banana a toda velocidad y por un determinado punto de la playa volteaba la banana y todos caíamos al agua, pero por supuesto con chalecos salvavidas; otro lugar turístico que me gusto mucho fue el barco Morgan que nos paseo por el río Guayas, era un barco pirata que durante el paseo que duraba alrededor de 2 horas armaba una fiesta en su interior.<br />Pasado un tiempo de mi regreso del viaje empezó el ciclo de verano en la otra academia a la cual me dieron una beca en un principio y me matricule y como el examen de la UNC se había adelantado, el tiempo de preparación que teníamos era más corto y fue ahí donde si el horario antes era matador, esta vez era peor, porque desde un principio el horario fue mañana, tarde y noche y fue muy cansado realmente y a esta academia después de una semana que empezaron las clases Yury mi amiga de la otra academia también se metió y también estudiábamos y es así que las dos al principio queríamos medicina pero con el pasar del tiempo por diferentes motivos como: el puntaje, el sacrificio que demandaba y por la cantidad de años que teníamos que estudiar para terminar la carrera fuimos cambiando de parecer, yo opte por economía porque tuve un tío que me habló de lo que trataba la carrera y los beneficios que tenía y Yury optó por Medicina Veterinaria. Después de estar un tiempo en la academia nos cambiaron de salones y fue ahí donde conocí a Ana también una muy buena amiga, ella en un principio quería postular a contabilidad y yo le hablé sobre la carrera de economía y le gusto y se inscribió a esa carrera. Un día antes del examen Yury y yo fuimos al cine para tranquilizarnos y la pasamos muy bien, al día siguiente, es decir el día del examen mi papá me acompaño porque mi mamá no pudo debido a que ese mismo día era el examen de los profesores y ella también tenía que ir a dar su examen, pero me dio todo su apoyo y me hizo sentir bien con sus palabras, al llegar a la UNC no nos pudimos ver con Yury pero si con Ana y formamos en la misma cola y adentro nos separamos y a la hora que salimos también nos volvimos a encontrar, pero yo me quede con mi prima que estaba haciendo publicidad a la UPN y cuando terminó me llevó a mi casa. Toda la tarde que esperé los resultados estaba muy nerviosa, era todo lo contrario que en el primer examen que di, pero sentía algo en mi que me aseguraba que esta vez si iba a ingresar; a la hora que publicaron los resultados yo estaba aún más nerviosa y lo peor era que decían de todas las carreras menos economía y esto destrozaba aún más mis nervios, hasta que mi tía me llamó a felicitarme diciéndome que había ingresado y justo después que ella me llamó apareció mi nombre en la tele, yo me sentí muy feliz y ni hablar de mi mamá ella y yo nos pusimos a llorar de la emoción, mi papá también estaba muy feliz. Al poco rato llegó mi tía con un vino para festejar y fue muy feliz y dichoso ese día para mí, ya que la emoción que se siente al ingresar es indescriptible. <br />Después de ese día estuve muy tranquila porque cumplí con el objetivo de ingresar a la universidad nacional; después del ingreso se tienen que ir a recoger la constancia de ingreso, unos cuantos días después del examen como Deysi mi amiga lamentablemente no ingresó la acompañé a recoger sus documentos que había presentado para postular y vi hasta cuando se podía recoger la constancia de ingreso, y fui a la Universidad un día de la fecha que había visto aunque tarde y una señora nos dijo que ya se había acabado el plazo para recoger las constancias de ingreso y esto me asustó mucho porque eso hubiera significado que yo hubiera perdido mi ingreso, pero gratamente para mí no fue así y si pude sacar mi constancia después, luego fui a matricularme y como dos semana después empezaron mis clases, con esto emprendí un nuevo camino en mi vida. <br />Ya en el primer día de clases no me sentía tan sola porque sabía que Ana iba a estar ahí y justo cuando baje de la combi ella también y entramos juntas, luego con el pasar del tiempo nos hicimos amigas de Julissa y de Elda.”Bueno eso es todo lo que me pasó hasta el momento, como en toda persona hay cosas buenas y malas que se pueden rescatar y que siempre nos vamos a encontrar con amigos buenos y malos pero todo va a ser producto de nuestra elección, como yo que elegí bien y hasta ahora mis amigas están conmigo y me vienen a visitar, como hoy que estoy aquí sentada escribiendo mi vida al lado de una de mis mejores amigas”<br /> <br />

×