M’hijo el dotor y Barranca Abajo

14,111 views
15,526 views

Published on

Published in: Travel, News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
14,111
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
8,410
Actions
Shares
0
Downloads
9
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

M’hijo el dotor y Barranca Abajo

  1. 1. M’hijo el dotor y Barranca Abajo , y su relación con la realidad del siglo XIX.
  2. 2. A lo largo del siglo XIX los procesos de territorialización y apropiación discursiva del espacio en Argentina fueron configurados desde proceso escriturarios y desde interacciones discursivas que instituyeron performativamente un proyecto de país, de Estado y de Nación, definiendo el cuerpo de la patria y sus límites, su territorio y su identidad, lo que debía formar parte de ese cuerpo y lo que no, su política de inclusiones y de exclusiones bajo el conjuro de una idea de lo que debía ser la Nación. Cuando se relaciona performatividad y prácticas literarias fundacionales aparecen convocados dos aspectos relacionados: por un lado el papel jugado por las élites criollas en su esfuerzo por articular discursos nacionales con intenciones de constituir imaginarios culturales de identidad, y, por otra, el hecho de que esos discursos aparecen impuestos a través de las relaciones que se instauran entre el poder que inviste a los productores de esos discursos y la legitimidad que emerge del conocimiento que ostentan gracias a ese poder. Uno de esos autores realistas fue Florencio Sánchez quien nacido en Montevideo se sentía argentino por sus representaciones literarias la mayoría publicadas en Argentina. Sánchez era conciente de la transformación que se estaba operando en el país en ese momento representándola en sus obras a partir del realismo, y más precisamente, el Naturalismo, mostrando así “trozos de vida”, de ahí la importancia de la lectura de sus obras. M´hijo el dotor y Barranca Abajo son dos obras de Sánchez que reflejan rasgos con gran profundidad del realismo, ya que éste las escribió mostrando la situación que se estaba viviendo en Argentina a finales del siglo XIX .
  3. 3. El realismo implica la relación entre el mundo y la forma en el que el artista lo experimenta valorando posibilidades y obstáculos que impone al hombre para realizarse, tal es el caso de Barranca Abajo donde aparece un personaje criollo, despojado de sus bienes aparentemente por la fatalidad, siendo sus enemigos personajes que forman parte de la estirpe de pícaros. Por otro lado el realismo puede considerarse un programa estético a través del cual se refleja la realidad como es verdaderamente, descubriendo conexiones existentes en la realidad para iluminar su esencia, pero también puede emplear un programa ético donde se quiere hacer consciente al hombre de la naturaleza, de su realidad y de su posición dentro de ella. Como en la obra M´hijo el dotor donde se expone el conflicto entre las ataduras a la organización del pasado, frente a la sociedad “progresista y civilizada” de ese presente, plasmándose el dilema de los personajes entre la lucha de fuerzas antagónicas al presentarle opciones en campos públicos y privados, racionales y afectivos que nunca son de un solo color. “ Julio:- ¡Adelante, viejo! Siga diciendo simplezas. Olegario:- ¿Lo ves? ¿Lo ves?... ¡Ni pizca de vergüenza te queda!...¡Acaba de una vez!... ¡Confesá que nada te importa de estos pobres viejos que te han hecho medio gente! ¡Andá, mal agradecido, perro! ¡Decí que no me debes nada, que no soy nada tuyo; que no sirvo más que pa trabajar como un burro pa mantenerte los vicios!...” Algunos de los objetivos de la cosmovisión realista son captar y reproducir artísticamente el mundo real a través de la escritura donde el autor la juzga dando testimonios de una época o expresando tendencias y latencias profundas como pueden ser observadas en estas obras, donde los personajes son “invadidos” en cierta manera por la llegada de los inmigrantes.
  4. 4. Por otro lado el realismo intenta mostrar exactamente el temperamento, los caracteres, las motivaciones, los ambientes o las costumbres de diferentes clases sociales a través de la inclusión de voces, palabras o modismos de cada personaje por medio de procedimientos como el discurso directo el cual se emplea en estas obras (el narrador reproduce textualmente las palabras del personaje), el discurso indirecto (donde el narrador reproduce las palabras del personaje incluyéndolas en su discurso), el monologo interior (el narrador reproduce el pensamiento del personaje respetando pautas gramaticales y de puntuación) o a través de la ironía (donde el narrador apela a ella para enunciar sus críticas a una clase social). “ Mariquita:- No digo eso. Pero por cuidar animales, ni se ha acordao de hacerle el chocolate a Julio… ¡Ahora nomás se levanta y no tiene nada con que desayunarse!... Olegario:- ¡Que lástima!... ¡El príncipe no podrá pasar sin el chocolate!... ¡Jesús!... Mariquita:- ¡Claro! ¡Si esta acostumbrao! ¡Vos sabes que en la ciudá!... Olegario:- ¡Que se ha de tomar chocolate en la ciudá!... ¡Gracias que lo prueben como nosotros en los bautizos y en los velorios!... ¡Le llamarán chocolate al café con leche!... ¡Venir a darse corte al campo, a desayunarse con chocolate aquí, es una botaratada!...” En estas dos obras de Sánchez se ve la perfección del diálogo o lenguaje de los personajes que permiten darnos cuenta de la situación tanto económica como social.
  5. 5. Si bien el realismo se ve plasmado en estas obras también se ven características del naturalismo, el cual es una narrativa que permite estudiar a la sociedad y a su funcionamiento, donde el individuo está determinado por herencia genética y medio social en el que vive siendo imposible superar situación de origen, o bien presenta una mirada concentrada en el accionar del proletariado, y no de la burguesía, quienes tenían una vida de misería y explotación. Pero en Sánchez ésta es una tendencia extrema del realismo que buscará reproducir, ya en el libro o sobre el escenario, “trozos de vida”; al conjeturar las razones de esta adhesión, el crítico Laneta encuentra por un lado, el teatro que Sánchez debió enfrentar para superarlo, esa conjunción de gauchesco, sainete y romanticismo declamatorio; por otro, uniéndolo a los pontífices del naturalismo, “su credo de revolucionario finisecular: la doctrina socialista, la fe en el progreso científico, la ética liberal. Y a esta afinidad ideológica, puede añadirse una afinidad temperamental: el sentimentalismo, el culto a la rebeldía, el denuedo. Más sobre todas estas razones, priva la de su disposición literaria”.
  6. 6. En M´hijo el dotor y Barranca Abajo , a través del Naturalismo, podemos observar cómo la sociedad se ve afectada por el problema del inmigrante, el cual es considerado como un cuerpo enfermo que enferma al resto del cuerpo social. En la primera obra mencionada se ve el caso donde al mezclarse dos generaciones distintas de distintos ambientes o sectores sociales (rural-urbano), se genera un conflicto “cultural”, el cual se ve influenciado por el inmigrante. En el caso de la segunda obra el ambiente rural se ve afectado por la división del “campo o tierra libre” que ellos habitaban, donde el habitante no logra superar esa situación y se quita la vida. Los autores del siglo XIX, en desacuerdo con la necesidad que los rodeaba, pretendían representarla tal como era, no olvidaban los aspectos más agradables de la sociedad, pero tampoco se tapaban los ojos ante los más groseros. Los temas que trataban en las novelas, los cuentos y las obras teatrales eran muy variados, y no solían alejarse de las inquietudes del momento. Se escribían sobre la vida política en la ciudad y sobre el trabajo en el campo. Las acciones se situaban en los ambientes de los adinerados burgueses y en los bajos fondos urbanos como así también a los rurales, siendo acciones ambientadas en lugares reales entremezclados con sucesos históricos; convirtiéndose el escritor en un observador imparcial que tenía como emisión analizar la realidad.
  7. 7. Concluyendo, pude observar que Sánchez a través de su forma de ver el contexto histórico o la situación política, económica y social de esa época que se estaba viviendo a la cual él pertenecía, encontró el modo de representarla tal cual era mediante su escritura donde reflejaba distintos ambientes o sectores, planteando muy clara y objetivamente las problemáticas que llevaban a cabo los personajes, dando características muy bien representadas, siendo una buena forma de que el argentino de hoy sepa su historia pasada.

×