Estructuración del modelo de análisis

7,906 views
7,492 views

Published on

Tema de clase de Métodos de Investigación II

Published in: Technology, Business
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
7,906
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
26
Actions
Shares
0
Downloads
52
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Estructuración del modelo de análisis

  1. 1. La estructuración del modelo de análisis El modelo de análisis constituye la prolongación natural de la problemática articulando en una forma operable las señales y las pistas que finalmente se considerarán para dirigir el trabajo de observación y de análisis. El modelo se compone de conceptos e hipótesis que se articulan de modo directo entre sí para formar en conjunto un marco de análisis coherente. La conceptualización o estructuración de conceptos constituye una estructuración abstracta que lleva a dar cuenta de lo real. Por tal motivo, no toma todos los aspectos de la realidad a la que concierne, sino únicamente lo esencial desde el punto de vista del investigador. Se trata entonces, de una estructuración- selección. La estructuración de un concepto consiste en designar las dimensiones que lo constituyen, para después precisar los indicadores gracias a los cuales se miden dichas dimensiones. Se diferencian los conceptos operantes aislados que se construyen empíricamente a partir de observaciones directas o de informaciones reunidas; y los conceptos sistémicos que se elaboran por razonamiento abstracto y se caracterizan, en principio, por un grado de ruptura más alto con los prejuicios y la ilusión de transparencia. Una hipótesis es una proposición que anticipa una relación entre dos términos que, según sea el caso, resultan conceptos o fenómenos. Representa una proposición provisional, un presupuesto que requiere verificarse. De ahí, que la hipótesis deba confrontarse, en una etapa posterior de la investigación, con los datos de la observación. Para poder ser objeto de esta verificación empírica, una hipótesis debe ser falsificable. Eso significa antes que nada que debe poder probarse indefinidamente y tener un carácter de generalidad; después, debe aceptar enunciados contrarios teóricamente susceptibles de verificación. Únicamente el respeto a dichas exigencias metodológicas permite practicar el espíritu de investigación que se caracteriza, sobre todo, por cuestionar constantemente la adquisición del conocimiento. Definición de conceptos básicos y formulación de las hipótesis principales de la investigación Para efectuar este ejercicio con provecho, es necesario tomar en consideración las siguientes sugerencias: 1. Parta de una pregunta precisa, como queda ésta cuando se revisa y corrige al término del trabajo exploratorio.
  2. 2. 2. No agote las etapas. Este ejercicio constituye el cumplimiento natural de un trabajo exploratorio correctamente llevado a cabo y una reflexión sobre la problemática considerada. 3. Consulte a los mejores autores. No dude en emplear sus conceptos y en inspirarse en sus hipótesis. En este caso, tenga cuidado de indicar claramente las referencias y las ideas tomadas. Se trata de una cuestión de honestidad y que además va en ello la validez externa del propio trabajo. 4. Vigile la coherencia del propio modelo de análisis: compruebe claramente las relaciones que se observan entre los conceptos y las hipótesis. 5. No busque donde no encontrará. Procure siempre y lo más posible, ser claro y sencillo. Recuerde que la calidad es primero que la cantidad: por lo general, uno o dos conceptos centrales y una o dos hipótesis principales serán suficientes. No se preocupe por los conceptos y las hipótesis secundarias, hasta después de tener la certeza de que los conceptos e hipótesis centrales se eligieron bien. Tomado de QUIVY y CAMPENHOUDT, “Manual de investigación en ciencias sociales”, Ed. Limusa, México, 2000.

×