Liberaddictus Ya No Consumo Drogas Y Ahora Qué...

594 views
501 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
594
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
10
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Liberaddictus Ya No Consumo Drogas Y Ahora Qué...

  1. 1. Artículo publicado en la revista LiberAddictus. Para consultar más artículos haga click en: www.infoadicciones.net Ya no consumo y ahora... ¿qué? Eulalio López García1 y Manuel Pérez Bailón2 A nuestr@s amig@s adict@s, en proceso de aprendizaje y rehabilitaciónM uy frecuentemente quien ha dejado de consumir sustancias adictivas se hace estas preguntas: ¿Qué sigue?, ¿hacia dónde dirigirse?, ¿qué camino seguir? Queremos plantear, para este caso, una reflexión acerca de la continuacióndel proceso de rehabilitación, señalando, en primer lugar, que el hecho deya no consumir sustancias no significa que ya se esté totalmente curadoy rehabilitado. Nos encontramos apenas en una etapa del proceso derehabilitación, por lo que éste debe continuar a sabiendas de que no hacerlopuede conducir a caer nuevamente en el consumo de sustancias. Un segundo planteamiento tiene que ver con el hecho de que el estado desalud total no existe, ni de nacimiento. Todos nacemos, en alguna medida,enfermos, ya sea producto de la herencia de nuestros ancestros o denuestro proceso de gestación en el vientre materno. Si a esto le agregamosun proceso de adicción a alguna sustancia con sus consecuencias en losdiferentes ámbitos —psicológico, biológico y social—, entonces encontramosque un adicto que ya no consume es difícil, o casi imposible, que estétotalmente sano. Con dejar de consumir la (las) sustancia(s) se ha logrado uno de lospasos más importantes en el proceso de rehabilitación; sin embargo, elproceso debe seguir porque es importante analizar cuáles fueron los factoresexternos e internos que desencadenaron la adicción.Los factores externosAquí encontramos diferentes causas y motivos aparentes (y/o reales) quepropiciaron (o intervinieron, de alguna manera en) la adicción; entre éstospodemos mencionar los ambientes de pareja, familiar, social, político,cultural, local o regional. Estos factores externos deben analizarse para 1
  2. 2. saber cuáles de ellos estaban presentes cuando se estaba consumiendouna sustancia y cuáles (o en qué forma) están cuando ya no se consume.Debemos saber cuáles ya han cambiado para bien y que ya no contribuirána desatar la situación de nuevo. Pero hay otros factores que no se hanmodificado y que, en muchos casos, está fuera del alcance personal podercambiarlos; siguen ahí, y si ya con anterioridad contribuyeron a la adicción,es probable que hoy o mañana provoquen una recaída. Todos nos hemos enfrentado a situaciones que no podemos modificar oeliminar. En el caso de una persona que ha dejado de consumir sustanciastambién ocurre, y en muchos casos regresar nuevamente al mismo ambientenegativo y hostil que propició y que puede volver a propiciar el consumo esnecesario como respuesta y protección ante éste; es decir, como respuestade la individualidad ante el entorno. La pregunta en consecuencia es: ¿Qué se debe hacer ante esta situación? Si los factores externos no pueden modificarse es importante plantearsela necesidad de analizar y trabajar con otro grupo de factores.Los factores internosSi en el anterior grupo de factores encontramos su inmodificabilidad einmovilidad, entonces se debe trabajar en aquéllos que sí se pueden resolver. Aquí nos encontramos ante el interior de la persona y es que los diferenteselementos de la personalidad sumados a los elementos externos dieron comoconsecuencia la adicción; cabe señalar que el planteamiento no pretende sersimplista, al contrario, la problemática es demasiado compleja, se plantea deeste modo como objeto de estudio, análisis y reflexión. Dentro de los elementos internos encontramos que cada uno de nosotros,como producto de nuestro pasado y presente, le damos una interpretaciónmuy personal al mundo y a la realidad. Debemos partir de la individualidad de cada uno, porque todos podemosparecernos, pero somos seres únicos, diferentes uno de otro, y esto se reflejaen la percepción que tenemos de la realidad; mientras que para algunos el díade hoy puede parecer fantástico otros pueden opinar que es el peor día. Estoes una realidad para la interpretación particular de cada uno de nosotros ydebemos aceptar que cada uno tiene —y es válida— su opinión al respecto. La percepción que cada persona tiene del mundo, de su mundo, es la quedetermina su estado de felicidad o infelicidad, de ánimo o tristeza, de fe odesesperanza, de amor u odio, de tranquilidad o angustia, de miedo o depaz, de adicción o sobriedad. Este es el tema de nuestra reflexión, la importancia de la continuación delproceso de rehabilitación encaminado hacia el manejo del interior, buscandoel crecimiento por medio de la reflexión y clarificación de la interpretaciónindividual del entorno. Todos y cada uno tenemos una forma de sentir, de interpretar lo que pasa anuestro alrededor, y en función de cómo sentimos cada uno de los eventos queocurren en nuestro entorno, es la respuesta que damos a esos hechos. 2 más artículos en: www.infoadicciones.net
  3. 3. Entonces existen formas particulares de interpretar los eventos; si seorganiza una fiesta en la familia, para algunos será motivo de alegría, talvez por la dicha de compartir momentos especiales con los seres queridos,tal vez por la oportunidad de jugar, divertirse o bailar; mientras que paraotros el mismo evento representa la imperiosa necesidad de compartir unmomento con alguien desagradable, momentos tal vez de aburrimiento yenojo, de pérdida de tiempo y de gasto innecesario. Para quien se encuentra en la etapa de no consumo de sustancias unevento como el señalado puede representar una oportunidad para unmomento de felicidad, de compartir con los seres queridos momentos dedicha y felicidad; para otros, por el contrario, es un momento de terribleangustia porque puede representar la ocasión en la que se reúnen aquellosseres que son parte del ambiente que propició —entre otros elementos—,de alguna manera, la adicción y además se encuentran ahí las sustanciasdisponibles y accesibles: el mismo evento ante dos interpretaciones delmundo totalmente opuestas. El planteamiento de trabajar con los factores internos, con lashabilidades de las personas, pretende orientar y encauzar la continuacióndel proceso de rehabilitación hacia el fortalecimiento de ese yo, y evitarser un no consumidor de sustancias reprimido lo que podría, en un futuro,desencadenar otro tipo de enfermedades mentales o físicas, o una recaídaen el consumo de sustancias. Más allá de pretender establecer o proponer un tipo de terapia, estareflexión pretende que la continuación del trabajo de rehabilitación,además de estar preocupada por el no consumo de la sustancia, aborde deuna manera personal los sentimientos y emociones que desencadenaron laadicción.Los sentimientos de una personaCuando sucede algo a nuestro alrededor, se desencadena una serie dereacciones en nuestro organismo: el gran laboratorio interior se activay como consecuencia de este evento comienza a procesarse una seriede elementos y sustancias químicas; la producción de otras sustancias,como resultado de esto, desencadena una serie de reacciones en todo elorganismo; se procesan informaciones químicas, eléctricas, energéticas ytodo esto con gran orden y precisión: de izquierda a derecha, de arribahacia abajo, de derecha a izquierda, de abajo hacia arriba, en orden ysentido aún desconocido. Como consecuencia, se ha logrado una respuestainterior en milésimas de segundo y aflora un sentimiento, una emoción. Es importante identificar qué eventos dan como resultado ciertos estadosemotivos: ¿Qué me entristece, qué me enoja, qué me pone feliz, qué meangustia, qué me desespera, qué me angustia, qué me agrada, qué me esplacentero? El conocimiento de uno mismo implica un profundo trabajo de exploracióny descubrimiento del manejo emotivo interior consciente. Para lograr un 3 más artículos en: www.infoadicciones.net
  4. 4. mejor resultado debemos explorar en el interior no con el objeto de volvera sufrir, sino con el fin de alcanzar el auto-conocimiento: Cuáles son lasfortalezas y las debilidades emocionales que, de alguna manera, conducena un estado de infelicidad o euforia incontrolable y que llevan a iniciar unaserie de actos para lograr resistir el exterior, pero que a la larga, como enel caso de las adicciones, conducen a la autodestrucción mental y física. Poder identificar las debilidades emocionales personales permite suabordaje de una manera consciente, de forma honesta y sin represiones;es muy importante aquí, la auto-aceptación del yo mismo; conocerseimplica también aceptarse, no para conformarse, sino para tener un puntode partida y empezar a crecer y desarrollarse en lo personal. La aceptación del yo permite a la persona la preparación para laposterior aceptación de los otros, de la pareja, de los hijos, de la familia;por supuesto, es necesario trabajar en el crecimiento personal, pero ésteno puede comenzar si no se sabe quién es uno. El conocimiento del yo presente es el primer elemento del acto de amory armonía para con los demás; no se debe rechazar lo que ya se es, por elcontrario, hay que ser piadoso con uno mismo y el gran acto de piedad esaceptarse a uno mismo como se es, por el contrario, rechazarse uno mismogenera desamor, conflicto, ira, resentimiento y odio. El inicio del crecimiento interior, de manera sana, es la aceptación del yopresente; a partir de esto se debe observar cuáles son los elementos de eseyo que no permiten alcanzar un estado de paz para con uno y con los demás;se debe buscar evitar alcanzar estados emotivos que generen rencor, odio,tristeza, ira, desesperanza y angustia, por mencionar algunos. Los estados emotivos negativos del presente tienen su antecedente en elpasado, son precisamente los recuerdos los que motivan que una personaasocie un evento presente a sus recuerdos conscientes o inconscientes delpasado; de esta manera, lo que ocurre en el hoy de manera automática seasocia al pasado y si el pasado está cargado de tristeza, angustia, miedoo terror, el presente implica lo mismo de manera automática, porque así loentiende el organismo, así lo siente, por tanto, así es y así será. Los recuerdos de la memoria son eventos que a lo largo de la vidase aprenden, día a día, momento a momento, situación a situación y demanera automática van a la memoria del organismo; los eventos negativoso tristes de nuestra vida, aun los alegres, si no los aprendemos de unamanera emotiva positiva terminan por afectar de una manera negativanuestro presente y nuestro futuro, de este modo nos trastornan y afectanla conducta del hoy, de uno mismo y en la actitud hacia los demás. De ahí se desprenden dos aspectos importantes y bien relacionados: lasanación emotiva del pasado y el aprendizaje emotivo sano del presente.La sanación emotiva del pasadoÉsta implica estar en paz con los eventos anteriores ya vividos, son delpasado, son situaciones que ya ocurrieron y que no se pueden cambiar. 4 más artículos en: www.infoadicciones.net
  5. 5. Hay que vivir en paz con el pasado, olvidar de manera sana rencores,frustraciones, desamores y otros parecidos —o no tanto— que producenun terrible daño espiritual; esto se debe trabajar perdonándose uno mismotodas estas situaciones y a partir de esto también saber perdonar a otrospara estar en paz con uno mismo. Debemos recordar que el avance dela medicina nos permite plantear con seguridad que la mayoría de lasenfermedades físicas empiezan por la mente. Esta sanación se debe desarrollar a partir de la comprensión de quelo pasado no debe dañar el presente; el hecho de recordar eventos osituaciones pasadas y sufrir o angustiarse con ello nos hace profundamentevulnerables en el hoy y en el mañana; la continuación en el proceso derehabilitación encuentra aquí el centro de su atención. Para llegar a esto sedebe volver a aprender, percibir de una manera distinta a como se hacíahasta hoy; esto implica trabajar en los conocimientos emocionales que setienen hasta el presente; algunos de éstos deberán, sin duda, desecharse,ser borrados y vueltos a estudiar y aprender. Para ello, necesariamente se requiere de un esfuerzo profundo, de unamadurez espiritual, física e intelectual, sin olvidar por supuesto la emocional,pues es la meta que se busca alcanzar.Aprendizaje emotivo del hoyEl crecimiento y desarrollo del ser humano es continuo, no se detiene, esdinámico. Sin embargo, s la forma de interpretar el mundo es el punto departida, recordando que el aprendizaje emotivo del pasado determina lainterpretación emotiva del presente, y que en toda interpretación del hoyse asocia el ayer; si asumimos el presente con serenidad, tranquilidad yamor, difícilmente se tendrá un desequilibrio; las crisis emotivas resultande los desequilibrios internos de la persona. Alguien que no guardarencores o tristezas del pasado se puede liberar de éste asumiéndolo conresponsabilidad, con profundo respeto, cariño y amor hacia sí mismo yluego hacia los demás. Hoy se tiene la gran oportunidad de recomenzar aser felices otra vez.Notas1 Especialista en recursos humanos, consejero y asesor en desarrollo personal. eulaliolopez@infosel.com2 Consejero personal en desarrollo humano y profesor universitario. mpbailon@terra.com más artículos en: www.infoadicciones.net 5

×