Your SlideShare is downloading. ×
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Cssoc08 los nuevos_movimientos_sociales

584

Published on

Material Explora las Ciencias Sociales MCE

Material Explora las Ciencias Sociales MCE

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
584
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
13
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:29 p.m. PÆgina 1 EXPLORA PROGRAMA DE CAPACITACIÓN LAS CIENCIAS EN EL MUNDO CONTEMPORÁNEO MULTIMEDIAL CIENCIAS SOCIALES LOS NUEVOS MOVIMIENTOS SOCIALES EN AMÉRICA LATINA Introducción | Los nuevos movimientos sociales | Características de los nuevos movimientos sociales | El contexto histórico de emergencia de los movimientos sociales latinoamericanos | Verdad y justicia: movimientos por los derechos humanos | Crisis de representación y política de identidad | Los noventa: globalización y protesta social | El control del espacio: movimientos urbanos y rurales | Cultura y política: el desafío de la articulación Autores: Dr. Juan Manuel Obarrio (Universidad Columbia), Lic. Valeria Procupez (Universidad Johns Hopkins)| Coordinación Autoral: Dra. Patricia Funes (UBA y CONICET) y Dr. Áxel Lazzari (UBA)
  • 2. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:29 p.m. PÆgina 2 2 EXPLORA CIENCIAS SOCIALES INTRODUCCIÓN Valter Campanato / ABR Miembros del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) marchan hacia Brasilia, la capital de Brasil, el 2 de mayo de 2005. L os últimos veinticinco años en Amé- rica Latina han estado signados por la transición democrática y la consolida- dicaciones y valores comunes. Esto supuso la expansión de la lucha política a ámbitos hasta entonces considerados como per- Como iremos viendo, ante el contexto crecientemente caracterizado por la po- breza y el desempleo de los años noventa, ción del modelo económico neoliberal. tenecientes a otras esferas, como el gé- muchos sectores trascendieron las reivindi- Desde los inicios de la década de 1980 nero, las identidades étnicas o religiosas y caciones particulares y se amalgamaron en han surgido movimientos de organización las expresiones artísticas, o aspectos de la movimientos populares masivos que cons- social, de políticas de identidad y culturales, vida cotidiana misma, como las relaciones tituyen, en varios casos, los principales así como expresiones de demanda y pro- familiares, el trabajo y los consumos espacios de resistencia al modelo de exclu- testa: los llamados "nuevos movimientos colectivos. sión social en los países de la región. El sociales". La novedad de estos movimien- Sin embargo, la focalización de la acción movimiento de los zapatistas en México, tos radica en que, en un contexto de pro- colectiva en objetivos específicos no derivó los cocaleros en Bolivia, los indígenas en funda "crisis de representación", plantea- en el continente en manifestaciones aisla- Ecuador, los piqueteros en la Argentina, ron "nuevas formas de hacer política" por das del campo político institucional. Por el los sin tierra en Brasil son sólo algunos medio de las cuales los ciudadanos encon- contrario, la reivindicación de identidades ejemplos de la incidencia política de múlti- traron cauces innovadores para construir sociales alimentó la lucha por derechos e ples actores sociales en ámbitos naciona- y expresar colectivamente intereses, reivin- inclusión social. les y regionales.
  • 3. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:29 p.m. PÆgina 3 LOS NUEVOS MOVIMIENTOS SOCIALES EN AMÉRICA LATINA 3 LOS NUEVOS MOVIMIENTOS SOCIALES A ctualmente, en toda América Latina, grupos de hombres y mujeres se orga- nizan en torno de búsquedas, reivindicacio- ciaciones de trabajadores que trascienden las estructuras sindicales tradicionales y los partidos políticos, movimientos pro vivien- regionales, organismos políticos articulados en torno a cuestiones de género o sexuali- dad −como movimientos de derechos gays y nes o demandas, de muy diferente amplitud da y asentamientos, asociaciones vecinales lésbicos−, movimientos ensamblados alrede- y objetivos. Se trata de grandes movilizacio- y barriales, comunidades eclesiásticas de ba- dor de la música, el arte y otras expresiones nes en contra de los efectos de las políticas se, asociaciones étnicas autónomas, movi- de la cultura popular, grupos autogestiona- económicas, organismos de derechos huma- mientos de mujeres, grupos de jóvenes, coa- rios de desocupados o pobres y heterogéne- nos, movimientos de pueblos indígenas u liciones locales para la preservación del as organizaciones que han florecido en el originarios, cooperativas de trabajo y aso- medioambiente y la defensa de tradiciones continente desde el inicio de los ochenta. EL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL IWGIA Douglas Mansur / MST global. Se trata de un "ejército popu- lar" o guerrilla armada que afirmó que sólo tomaría las armas si era atacado. Al contrario de expresiones anteriores de la guerrilla latinoamericana, los za- patistas no están empeñados en tomar el poder central, sino que, liderados por un "subcomandante" encapuchado, de identidad desconocida, innegable caris- ma y prosa poética, afirman que su objetivo es lograr el reconocimiento de sus derechos como indígenas y la pro- fundización del sistema democrático mexicano, liderado durante más de medio siglo por el sistema de partido- El EZLN emerge en México a mediados de los años noventa. Estado del Partido Revolucionario Institucional. De acuerdo con el espíritu El 1 de enero de 1994, el mundo entero danía que incluyera el respeto a una de los tiempos que corren, han obteni- se vio conmocionado por la aparición, historia cultural local. Luego de más de do un gran impacto al globalizar un en las sierras de Chiapas, México, de una década, puede decirse que los efec- conflicto local y un problema nacional, uno de los movimientos populares más tos del zapatismo han sido amplios, no montados en una red planetaria de importantes de la década a nivel glo- sólo en cuanto a la generación de fuer- medios de comunicación, incluidos bal: el Ejército Zapatista de Liberación tes debates en la sociedad mexicana, Internet y correo electrónico, y suma- Nacional (EZLN). En coincidencia con el sino también respecto de la influencia dos a la labor de apoyo de grupos polí- día de entrada en vigencia del Tratado que ha tenido en el campo progresista tico-culturales localizados en las más de Libre Comercio de América del en el ámbito mundial y en especial en diversas regiones del mundo. Los zapa- Norte (NAFTA), el EZLN dio a conocer a el movimiento de crítica a la globaliza- tistas transmiten un mensaje que conju- la sociedad mexicana y al mundo sus ción, algo que ya estaba apuntado en ga política y estética −guerrilla y arte− demandas por el reconocimiento y la la crítica inicial a los efectos que conlle- de una manera sumamente innovado- incorporación de los indígenas de varía la aplicación del NAFTA. ra; constituyen, tal vez, el ejemplo más Chiapas a una sociedad de plenos dere- Tal vez fueron determinadas caracte- acabado de lo que hoy, en los inicios del chos en relación con la tierra, la educa- rísticas especiales del zapatismo las que siglo XXI, se entiende como nuevos ción, el alimento y un estatus de ciuda- contribuyeron a su impacto en la escala movimientos sociales latinoamericanos.
  • 4. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:30 p.m. PÆgina 4 4 EXPLORA CIENCIAS SOCIALES La variedad en la composición, los objeti- canales institucionales de expresión de las de formas de acción política y objetivos que vos, las formas de organización, los niveles de demandas sociales. De la conjunción de la abarca, hay algunos rasgos que pueden ser institucionalización y las conexiones con for- crisis del discurso nacional-popular en el señalados como comunes. Una de las prin- mas de asociación más clásicas presentan un continente y la derrota político-militar de cipales características que los analistas sue- primer interrogante para el análisis de estos organizaciones de lucha armada revolucio- len resaltar es la importancia del sentido movimientos. ¿Pueden todas estas formas naria emergieron nuevas formas de movili- colectivo construido por los actores partici- de movilización social, cultural y política ser zación, generalmente dirigidas a objetivos pantes. El concepto entró en boga en agrupadas bajo una misma categoría? ¿Qué específicos, como la defensa de los dere- América Latina a comienzos de la década características comunes permiten analizarlas chos humanos, la demanda por el recono- de 1980 para designar aquellas acciones en conjunto? ¿Comparten una historia, ade- cimiento de los derechos de las mujeres o colectivas que se planteaban alrededor de más de un presente? la reivindicación de formas culturales parti- identidades distintas de las tradicionalmen- culares. La explosión de organizaciones te convocantes entre los sectores populares CARACTERÍSTICAS DE LOS NUEVOS de base y asociaciones locales marcó un (como obrero o campesino). Puede afirmar- MOVIMIENTOS SOCIALES cambio en el carácter de la oposición polí- se que más que una forma específica de tica en toda la región, en tanto diversos organización o acción política, lo que defi- Se los denomina "nuevos" movimientos sujetos contenidos en estos grupos co- ne a los movimientos es una determinada por oposición a las estructuras tradicionales menzaron a reivindicar sus propias −diferen- relación con la llamada "política de la iden- de acción del campo popular, ya fueran tes− historias y derechos. Ante la imposibili- tidad", que establece sensibilidades colecti- éstos partidos políticos, sindicatos u organi- dad de articular demandas en movimientos vas que permitan preservar las particulari- zaciones campesinas, que albergaban las amplios y unificados de emancipación, se dades de los distintos grupos. formas principales de protesta y participa- multiplicaron los espacios de lucha política y Asimismo, es importante distinguir entre ción política antes de los años ochenta. resistencia. movimientos sociales y organizaciones. Un Algunos de los más importantes surgieron Pero ¿qué son en concreto los nuevos movimiento puede reunir un amplio núme- en el contexto de extrema represión y férrea movimientos sociales? ro de organizaciones específicas, más o me- censura de las dictaduras militares (en es- Aunque la noción de movimiento social es nos institucionalizadas, con diferentes ideo- pecial en el Cono Sur) que prohibían los intrínsecamente ambigua por la variedad logías y mecanismos de acción, con intereses Diego Grünstein 2 Agencia TELAM Celso Junior / AE 1 América Latina es escenario de la emergencia de múltiples organizaciones nucleadas en torno a diferentes demandas, búsquedas y reivindicaciones. 1. Marcha del Orgullo GLTTBI por las calles de Buenos Aires. 2. Movilización de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional de la Argentina. 3. Protesta de los indígenas cayowas guaraníes contra la ocupación de sus tierras en Mato Grosso do Sul. 3
  • 5. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:30 p.m. PÆgina 5 LOS NUEVOS MOVIMIENTOS SOCIALES EN AMÉRICA LATINA 5 e identidades heterogéneas. Aunque el mo- Agencia TELAM vimiento las englobe, son las organizaciones las que efectivamente se erigen como inter- locutoras políticas en el campo social. Un ejemplo de esto es el movimiento por los derechos humanos en varios países latinoa- mericanos, que incluye diversas organizacio- nes particulares que en ocasiones actúan articuladamente y en otras no. Otra característica de los movimientos la constituyen las formas creativas e innovado- ras de incidir en la esfera pública y presentar sus reclamos en el seno de la sociedad, co- mo las marchas alrededor de la pirámide de las Madres de Plaza de Mayo en la Argen- tina o la ocupación de tierras en las zonas rurales o de edificios en las urbes en Brasil. En todos los casos, se trata de intervencio- nes en el espacio público que ponen en tensión aspectos jurídicos del Estado de derecho. Muchas veces, las acciones políti- Escrache de HIJOS y de Madres de Plaza de Mayo al ex dictador Jorge Rafael Videla, en Buenos Aires, cas incorporan aspectos estéticos, como el 18 de marzo de 2006. los "escraches" de HIJOS en la Argentina. Incluso entre los movimientos articulados tes provienen de una inserción social particu- víctimas de la represión y la persecución polí- por identidades más tradicionales (de traba- lar (el movimiento ecologista, por ejemplo, tica encontraron protección no en las institu- jadores o campesinos) se presentan nuevas está mayoritariamente compuesto por secto- ciones del sistema judicial, sino en asociacio- formas de acción, organización y expresión. res medios), o porque el tipo de reivindica- nes civiles, organizaciones religiosas y grupos Si se analiza la escala social, se observa ción por el que abogan se relaciona directa- de familiares. Las primeras acciones más que algunos movimientos poseen alcance mente con relaciones de opresión (como los o menos colectivas dentro de la sociedad nacional o regional, otros son locales y movimientos indígenas o de desocupados). civil se desplegaron en los setenta y princi- orientados a objetivos específicos y acota- Ello, por supuesto, no implica que la situación pios de los ochenta, como defensa contra dos. En general, los movimientos que lo- de clase funcione como el factor identitario el Estado terrorista, y fueron el germen para gran más poder de transformación social prioritario que unifica el movimiento. procesos de organización política mayores. tienen un importante y complejo nivel orga- El segundo interrogante es si los movi- Sin embargo, la propuesta de cambio cul- nizativo, no sólo en el interior del movi- mientos postulan una reorientación de la tural de los movimientos sociales abarca miento, sino también en conexión con acción política: de acciones dirigidas al también el ámbito del Estado y señala la redes regionales, cumbres internacionales, Estado a acciones que tendrían por escena- necesidad de su transformación. En el estu- alianzas transnacionales y articulación con rio exclusivo la sociedad civil. Se entiende dio de los movimientos sociales, por lo tan- otros movimientos. por sociedad civil uno de los ámbitos de lo to, se debe rechazar la presunta oposición Ahora bien, la relación histórica de los nue- social, que se diferencia, por una parte, del entre el polo virtuoso de una sociedad civil vos movimientos sociales con movimientos Estado y, por otra, de las fuerzas del merca- vibrante y emancipatoria y el polo negativo populares que los antecedieron plantea dos do. Este campo puede ser concebido como de un Estado anquilosado y coartante. De interrogantes. En primer lugar, si los nuevos una articulación de prácticas asociativas, un hecho, los movimientos contribuyen a movimientos conllevan un viraje definitivo de universo de derechos y un espacio demo- resaltar más una continuidad que un quie- problemáticas de clase social a otras relacio- crático de representación y comunicación bre entre estos dos espacios sociales. nadas con la identidad cultural. En este senti- públicos. Está conformado por agrupacio- La acción colectiva de estos movimientos do, es imprescindible subrayar que tanto los nes y asociaciones que organizan a los ciu- expresa una concepción de la democracia aspectos culturales como los identitarios no dadanos en tanto sujetos de derechos. que trasciende los límites de las institucio- pueden entenderse separados de las relacio- Al igual que en otras regiones que pasaron nes existentes y propone la democratiza- nes de poder, especialmente las condiciones por procesos de transición entre autoritaris- ción de la sociedad como un todo, incorpo- de clase. Aunque hay movimientos sociales mo y democracia −Europa del Este, África rando nuevos actores a los principios de pluriclasistas −como el de mujeres−, general- Subsahariana−, en América Latina, el descu- equidad y justicia social e incluyendo prácti- mente todos se encuentran atravesados por brimiento de la sociedad civil como ámbito cas culturales negadas por relaciones socia- relaciones de clase, ya sea porque sus militan- político surgió con las dictaduras, cuando las les de exclusión y desigualdad.
  • 6. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:30 p.m. PÆgina 6 6 EXPLORA CIENCIAS SOCIALES EL CONTEXTO HISTÓRICO DE EMERGENCIA DE LOS MOVIMIENTOS SOCIALES LATINOAMERICANOS P ara comprender tanto la emergencia de los nuevos movimientos como la forma y las prácticas que estos adoptan, es militar encabezado por Pinochet en 1973 incidieron profundamente, en años poste- riores, en la búsqueda de alternativas pro- transformaciones. El año 1989 marca una bi- sagra crucial y cierra definitivamente un pe- ríodo histórico, con la caída del bloque socia- preciso realizar al menos un breve recorrido gresistas por parte de intelectuales y líderes lista, la desaparición de la URSS y la expansión por algunos acontecimientos sociales e his- sociales que habían participado o acompa- acelerada de la globalización económica. tóricos de las últimas décadas. ñado aquellos y otros proyectos políticos Es precisamente en este contexto que se Los años setenta se vivieron en Latinoa- similares. Un efecto de esto puede percibir- enmarcan el nacimiento y auge de los nuevos mérica dentro del contexto global de un se hoy en la retórica y el accionar de los movimientos sociales en Latinoamérica. Para mundo bipolar, dividido política y económi- nuevos movimientos. analizarlos, partiremos de una división con- camente en dos bloques: uno capitalista, Durante la década de 1970, las acciones de vencional entre movimientos centralmente bajo el predominio de los Estados Unidos, lucha y demanda populares, estudianti- basados en demandas de identidad y dere- y otro del llamado socialismo real, bajo la les, obreras o campesinas en la región nece- chos de ciudadanía (década de 1980) y movi- orientación de la Unión Soviética. Nuestro sariamente se inscribían dentro del contexto mientos por demandas de inclusión econó- continente se hallaba bajo la cercana y pode- mayor de conflicto entre el campo socialista mica (década de 1990). Esta división es sólo rosa influencia estadounidense. o nacional-popular y el sistema capitalista. La para un ordenamiento cronológico de la dis- Dentro de la región, Cuba fue desde la palabra que en esos años sintetizaba este cusión, ya que muchos movimientos perma- década de 1960 un punto de referencia de conflicto era revolución. En general, puede necen activos a lo largo de ambas décadas, y programas político-culturales socialistas, co- decirse que toda acción popular era entendi- las diversas categorías se superponen. Tal vez mo también un punto de expansión de mo- da como revolucionaria en tanto formaba la división se refiere más al contexto político y vimientos guerrilleros y de emancipación de parte de un conflicto mayor que tenía por económico en que se despliegan los movi- diversos países de la región. Otro punto no- eje la búsqueda de un cambio de sistema. mientos que a los contenidos y las prácticas. dal de la izquierda latinoamericana −e inter- En el contexto de guerra fría, se instalaron nacional− lo representó, a partir de 1971, el en varios países dictaduras que ejercieron VERDAD Y JUSTICIA: MOVIMIENTOS experimento de socialismo democrático de violentas represiones sobre el campo social, POR LOS DERECHOS HUMANOS Salvador Allende en Chile, quien accedió al a la vez que modificaron sensiblemente la poder por vía de elecciones generales. La estructura económica de las sociedades lati- Los regímenes autoritarios latinoamerica- derrota de los movimientos revolucionarios noamericanas. nos de los años setenta ejercieron una dura en diversos países y el fin del gobierno de la En las siguientes dos décadas, la región y el represión sobre un campo social amplio con- Unidad Popular chilena a manos del golpe mundo habrían de sufrir amplias y profundas formado por ciudadanos a los que se identi- Library of Congress Prints and Photographs Division Washington Alberto Díaz Gutiérrez 2 3 1. Fidel Castro, comandante en jefe de la Revolución Cubana. 2. Che Guevara, líder guerrillero argentino-cubano, asesinado en Bolivia en 1967. 3. Salvador Allende, presidente socialista de Chile (1971-1973), que se suicidó durante el golpe militar de Augusto Pinochet. 1
  • 7. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:30 p.m. PÆgina 7 LOS NUEVOS MOVIMIENTOS SOCIALES EN AMÉRICA LATINA 7 Agencia TELAM ficaba como disidentes o potenciales oposi- tores. Las dictaduras militares produjeron una cultura del miedo mediante asesinatos, desapariciones y detenciones arbitrarias de personas o por razones políticas. Frente al terrorismo de Estado se forjó un movimiento social que a través de diversos organismos denunció las extensas violaciones a los dere- chos humanos dentro y fuera de Latinoa- mérica, y demandó respeto a los derechos de los detenidos, así como la reaparición de secuestrados y desaparecidos. En países co- mo Chile, Argentina, Uruguay, etc., la direc- ción de los organismos estuvo constituida por familiares de las víctimas, profesionales, intelectuales y líderes religiosos o políticos. En todos estos casos, la presencia y el accio- nar de las mujeres fue fundamental, particu- larmente el de los grupos de madres −y lue- go abuelas− de detenidos desaparecidos. En Ronda de Madres de Plaza de Mayo durante la dictadura militar argentina a fines del año 1977. ocasiones fueron duramente reprimidos por los gobiernos militares. recidas. La participación de dirigentes y es- traer la prometida justicia social −y hasta la El movimiento de derechos humanos tuvo pecialistas en derechos humanos en estas justicia a secas− que había estado exiliada una incidencia primordial en el retorno de comisiones y en instituciones oficiales pro- durante los años de los gobiernos autorita- la democracia en los países del Cono Sur. El dujo intensos debates en el seno de los rios. Buena parte de la izquierda latinoameri- respeto por la integridad física de todas las movimientos donde algunos sectores insis- cana, acompañando transformaciones que personas fue visto como uno de los ejes tían en mantener la autonomía de los orga- se producían en el ámbito mundial, trocó la esenciales del nuevo Estado de derecho. nismos frente al Estado. búsqueda de la revolución por la profundiza- Como señala Elizabeth Jelín, este logro Hoy en día, a lo largo de la región en demo- ción de la democracia. Toda acción o deman- hace necesario reflexionar sobre los pará- cracia, además de proseguir con los reclamos da popular, entonces, era vista como una metros con los que se miden el éxito o el por los crímenes de las dictaduras todavía no práctica democrática, de fortalecimiento y fracaso de un movimiento. En la medida en resueltos, los organismos de derechos hu- expansión del sistema. que la defensa de los derechos humanos se manos, junto con movimientos locales de Fundamentalmente, esto tenía que ver instala como uno de los pilares de lo que se vecinos o campesinos, se organizan para con dos conceptos clave: derechos y repre- entiende por democracia y es sostenida por denunciar manifestaciones de autoritarismo sentación. El Estado de derecho se basa fun- instituciones públicas y vastos sectores de la residual que surgen, por ejemplo, bajo la for- damentalmente en la consolidación de un sociedad en lugar de quedar tan solo limita- ma de violencia arbitraria por parte de las discurso jurídico que entiende la mayor par- da a los organismos se va diluyendo la es- fuerzas de seguridad. En este contexto han te de las reivindicaciones como demandas pecificidad y el protagonismo de estos. surgido también nuevas prácticas, como las de derechos. Y al ser definida la democracia Las consignas de búsqueda de verdad y marchas del silencio, para rechazar la violen- esencialmente como un sistema delegativo justicia enarboladas por los movimientos de cia y demandar la aplicación de la justicia. y representativo, estas demandas deben ser derechos humanos encontraron un campo canalizadas mediante mecanismos de repre- de acción más amplio durante los años de CRISIS DE REPRESENTACIÓN sentación del sistema, como también por la transición democrática (Argentina: 1983- Y POLÍTICA DE IDENTIDAD medio de los principales actores de la políti- 1985; Uruguay: 1986; Chile: desde 1990) y ca electoral en una democracia delegativa: fueron retomadas por otras organizaciones. Hacia mediados de la década de 1980, la los partidos políticos. Fue entonces que se accedió a cierta docu- palabra que sintetizaba las demandas socia- Diversos estudiosos pronosticaron enton- mentación estatal concerniente a la repre- les y la orientación de las acciones populares ces que la transición democrática disminui- sión política, se establecieron en algunos era democracia. Entendida como un sistema ría la incidencia de los movimientos. En efec- países “comisiones de la verdad” (como la igualitario y de fuerte respeto por las mino- to, esto sucedió en alguna medida en varios CONADEP argentina), y se llevó a juicio a res- rías, la palabra representaba la posibilidad de países, como Uruguay −donde sindicatos y ponsables por crímenes contra la humani- acceso a distintos tipos de bienes, materiales partidos volvieron a representar las deman- dad. En algunos países se procedió a realizar y simbólicos, en un sistema de Estado de das populares− o Brasil, donde por medio de exhumaciones de restos de personas desapa- derecho donde la ley podría −finalmente− una fluida interacción con los movimientos,
  • 8. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:30 p.m. PÆgina 8 8 EXPLORA CIENCIAS SOCIALES Agencia TELAM Paralelamente, se afianzó la acción de diversos movimientos basados en la reafir- mación de derechos e identidad. Estos son los movimientos en los que se ve más clara- mente la unión de aspectos culturales y polí- ticos, que los llevan a desarrollarse por fuera de los canales institucionales clásicos de la democracia. MOVIMIENTOS DE MUJERES Movimientos feministas y de género, por los derechos de los homosexuales, étnicos y asociados a formas de la cultura popular constituyeron emergentes de desarrollos de la modernidad latinoamericana que a la vez que crearon nuevos tipos de ciudadanos y Marcha de familiares de víctimas de la violencia policial en la Argentina, a fines de los noventa. actores sociales, generaron vacíos culturales y demandas de derechos por parte de esos los partidos lograron unificar a escala nacio- de los modelos de populismo político y de- individuos y grupos. nal y representar en el ámbito institucional, sarrollo económico que sostenían diversas Las relaciones de género son una de las un conjunto de fuerzas heterogéneas con formas de inclusión social. áreas donde las estructuras de poder se visiones localizadas. Tal es el caso del Partido La insatisfacción popular no sólo se expre- hallan más "naturalizadas", mediante meca- de los Trabajadores (PT), actualmente al só en lo tocante a aspectos económicos y nismos socioculturales que regulan roles y frente del gobierno brasileño. sociales, sino también en lo que fue enten- actitudes de hombres y mujeres. Los movi- Sin embargo, las democracias en el conti- dido por los analistas como una generaliza- mientos feministas y por los derechos de las nente nacieron gravemente limitadas por da "crisis de representación" democrática. mujeres ejemplifican los tipos de movimien- profundas crisis económicas y los efectos del Ante la falta de respuesta a las demandas tos convocados alrededor de una identidad fuerte endeudamiento externo incrementa- sociales, las instituciones dejaron de ser pro- y que instalan sus demandas tanto en rela- do bajo las dictaduras. El marcado descenso gresivamente las canalizadoras de los recla- ción con las estructuras institucionales como de todos los factores de desarrollo económi- mos y las propuestas sociales. Los partidos con las formas organizativas de la vida coti- co e indicadores sociales (crecimiento de la políticos tradicionales fueron perdiendo su diana. Un hito en los inicios del movimiento pobreza y el desempleo, reducción de las caudal de apoyo mayoritario. En países co- fue el Encuentro de la Mujer realizado en prestaciones sociales) en la región, así como mo Perú, Venezuela y Ecuador, el sistema México en 1975, donde las actividades de la llamada "crisis de la deuda externa" que tradicional de partidos fue casi disuelto, y un foro paralelo al oficial estuvieron marca- hizo eclosión a mediados de los ochenta (a los lugares centrales de poder fueron ocu- das por la presencia masiva de organizacio- partir del colapso económico mexicano) pados por figuras que explícitamente se pre- nes que instalaban en las agendas oficiales barrieron uno tras otro los primeros gobier- sentaban como provenientes de fuera de la los derechos e intereses específicos de las nos de la transición democrática. El mapa política partidaria clásica: artistas, empresa- mujeres como la igualdad, la lucha contra la político se caracterizó por la crisis profunda rios e, incluso, ex militares. discriminación, los derechos reproductivos,
  • 9. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:30 p.m. PÆgina 9 LOS NUEVOS MOVIMIENTOS SOCIALES EN AMÉRICA LATINA 9 la violencia doméstica, etc. A partir de en- la cultura dominante (los valores y símbolos población afrobrasileña. Estos blocos consti- tonces, las organizaciones feministas −aun mayoritariamente respetados y reproducidos tuyen movimientos masivos que exceden lo con grandes diferencias ideológicas entre como propios de una sociedad) en tanto artístico y propugnan una inserción política sí− han logrado que sus propuestas sean rei- negadora de aspectos culturales de las mino- mediante el auspicio de proyectos comunita- vindicadas por otras organizaciones e insti- rías. Un ejemplo de la utilización de formas rios de mejoras de las condiciones de vida y el tuciones. estéticas por los movimientos sociales fueron desarrollo de programas educativos. En algunos casos es interesante destacar la las campañas públicas nacionales e interna- El movimiento de rock latinoamericano utilización de roles tradicionales y "naturali- cionales de demanda por los desaparecidos constituyó un espacio contracultural de resis- zados" de la mujer como eje convocante de en Uruguay, la Argentina o Chile. Murales y tencia durante las dictaduras argentina, chi- grupos que buscaban otros fines. Tal es el siluetas con la figuras de los desaparecidos lena o brasileña, mediante de la expresión caso del movimiento de las Madres de Plaza fueron exhibidos como arte público en las poética de protesta que pugnaba por burlar de Mayo en la Argentina, cuyos integrantes calles y plazas latinoamericanas, y reproduci- la censura estatal, como también por medio recurrieron a su condición de madres como dos en los medios de comunicación regiona- de reuniones masivas en espacios públicos, identidad intrínsecamente femenina, y le les y globales. circulación de medios de comunicación y dieron un nuevo significado al desplazarla Otros ejemplos que conjugaron arte y otros elementos de una cultura de lenguajes del ámbito privado del hogar al espacio política en la búsqueda y reafirmación de e identificaciones juveniles. Esta corriente público de la plaza. identidades fueron el movimiento de reivin- desbordó los cauces alternativos a fines de En barrios pobres urbanos de todo el con- dicación étnica de las raíces africanas en el los ochenta, con la masificación regional de tinente, también son las mujeres las prime- nordeste brasileño y el movimiento del rock las grandes bandas, la expansión de ventas ras en movilizarse en busca de una mejor latinoamericano, localizado en diversos cen- de discos y un alto grado de exposición calidad de vida, servicios e infraestructura tros urbanos de la región. El movimiento mediática. Surgieron asimismo nuevos polos para sus familias. Aunque generalmente esta afrobrasileño originado en la ciudad de de producción de rock latinoamericano, fun- participación está signada por las tareas Salvador de Bahía en 1974, con la fundación damentalmente en México. A mediados de usualmente atribuidas a las mujeres, la mis- del Bloco Ilê Aiyê, y luego extendido a otras la década de 1990, el discurso y la estética ma participación las va llevando a otras ciudades de Brasil, reivindica la herencia cul- del rock latinoamericano se homogeneiza- inquietudes y nuevas formas de organiza- tural africana de la población de ese país. ron y el movimiento que fuera contracultu- ción, tanto enfocadas a modificar estructu- Estos movimientos utilizan la "cultura negra" ral apareció ya absolutamente estructurado ras de poder dentro del hogar como al cues- como instrumento de concientización sobre en torno al mercado y convertido en parte tionamiento de la situación económica o al discriminación, marginación y pobreza de la esencial de la cultura oficial de la región. accionar de instituciones estatales. Eduardo Gil EL DERECHO A LA IDENTIDAD Y LA DIFERENCIA En los parámetros de defensa del derecho a la identidad y la diferencia se enmarcan tam- bién los movimientos por los derechos de los homosexuales, que generaron un espacio propio de expresión y acciones públicas, estableciendo conexiones con otros movi- mientos contra la discriminación social y por derechos legales específicos. Este es otro ejemplo de movimiento que va más allá de las instituciones y apunta a "educar" a la sociedad toda contra la discriminación. La creciente influencia de los medios de comunicación generó también que lo políti- co −entendido en un sentido amplio, más allá de lo partidario y electoral− se entremez- clara con nuevos lenguajes y formas estéti- cas. Es decir que formas de cultura popular, arte, símbolos e imágenes, pasaran a tener un contenido de demanda y acción política. El “Siluetazo”, intervención artístico-política realizada en septiembre de 1983 en Buenos Aires Diversos movimientos sociales cuestionaron en recordación de los desaparecidos de la dictadura.
  • 10. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:30 p.m. PÆgina 10 10 EXPLORA CIENCIAS SOCIALES LOS NOVENTA: GLOBALIZACIÓN Y PROTESTA SOCIAL Secretaría de Turismo de la Nación tos que defienden sus derechos, se enfren- tan frecuentemente a actores y estructuras transnacionales. Un segundo aspecto de la globalización es el creciente flujo internacional de personas, sobre todo inmigrantes en busca de empleo y mejores condiciones de vida. Organizaciones de migrantes latinoamericanos juegan de manera creciente un papel no tan sólo políti- co, en campañas pro derechos para los inmi- grantes o legalización de indocumentados, sino también cultural: historias, tradiciones y lenguajes comunes organizan a estos grupos que se desplazan siguiendo los flujos globa- les de inversión y empleo. El tercer aspecto central de la globalización Agencia TELAM es la conformación creciente de una socie- dad de la información, donde las nuevas tec- nologías de comunicación y los medios masi- vos juegan un papel central, y en la que saberes y conocimiento forman una fuerza económica cada vez más fundamental. Para obtener un mayor impacto o respuesta a sus demandas, los movimientos deben me- diatizarse crecientemente. El zapatismo es un caso extremo de presencia en los medios globales y las redes informáticas, pero diver- sos movimientos nacionales y locales utilizan cada vez más la presión que pueden ejercer la cobertura televisiva de sus acciones. A ve- ces esto redunda en una estetización de la protesta: amplias manifestaciones públicas centradas en performances. Con el inicio de la década de 1990, se pro- Las políticas económicas neoliberales ampliaron la brecha entre ricos y pobres, situación que se fundizó en la región un contexto de políticas percibe en los espacios públicos de las ciudades. económicas de cuño predominantemente neoliberal, que pueden sintetizarse en la H acia fines de la década de 1980, con la caída del bloque socialista, comien- za la expansión del sistema económico capi- capital circula mucho más rápida y libremen- te entre países y regiones, a la vez que pierde parte de su naturaleza "nacional"; en privatización de gran parte del sector públi- co, la desregulación del comercio y la inver- sión, y el auge del sector financiero. Los pla- talista por todo el globo. Este proceso de segundo término, ya prácticamente no que- nes de ajuste estructural de la economía "globalización" hace que las distintas regio- dan espacios −regionales o domésticos− que recomendados por los organismos financie- nes del mundo parezcan cada vez más inter- se sitúen fuera del sistema capitalista. Todo ros multilaterales condujeron a un fuerte conectadas. A pesar de haber distintas defi- producto económico y todo trabajo se halla endeudamiento externo; derechos y benefi- niciones de la globalización, se pueden seña- inserto en mercados cada vez más ligados a cios sociales fueron cercenados. En los paí- lar aquí tres características coincidentes. flujos mundiales. Como resultado de esta ses de la región se verificó un aumento de Una primera característica es la expansión situación, las organizaciones de campesinos los niveles de pobreza y la expansión de la del capitalismo en el ámbito mundial, con y pequeños productores de toda Latinoa- brecha entre grupos de mayores y menores dos aspectos centrales: en primer lugar, el mérica, así como los sindicatos y movimien- recursos.
  • 11. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:30 p.m. PÆgina 11 LOS NUEVOS MOVIMIENTOS SOCIALES EN AMÉRICA LATINA 11 Cooperativa Malvinas Argentinas Agencia TELAM La “Carpa Blanca”, ícono de las protestas docentes (1997-1999) Cooperativa Malvinas Argentinas, una de las tantas empresas recupe- durante el gobierno de Carlos Menem. radas por sus trabajadores a comienzos de la década de 2000. La globalización neoliberal motivó trans- como las masivas marchas de protesta con- les o centrales, percibidos como embarcados formaciones en el ámbito de la producción tra la instalación de un gasoducto en Bolivia en políticas antipopulares o bien en prácticas vinculadas con reformas en la legislación la- o el movimiento que se opuso a la construc- de corrupción. El caso de Fernando Collor de boral que produjeron una flexibilización del ción de un aeropuerto en México. Mello en Brasil, cuyo gobierno cayó en 1992 mundo del trabajo. Asimismo, se generó un Es importante resaltar la participación en en medio de manifestaciones de masas en su aumento del desempleo por causa de la este contexto de algunas organizaciones contra, es paradigmático en este sentido. La reconversión industrial, la incorporación de sindicales en la lucha por la preservación de violenta protesta antiajuste conocida como nuevas tecnologías, la reducción del sector fuentes de trabajo y de los derechos labora- el Caracazo en la crisis del sistema político en estatal y la privatización de empresas públi- les adquiridos durante el siglo XX. Estos Venezuela, así como la caída de los gobier- cas. Estos procesos combinados hicieron actores también desplegaron modalidades nos constitucionales de Bucaram en Ecuador, que miles de latinoamericanos fueran ex- innovadoras en el repertorio de acción colec- Fujimori en Perú (incluso tras haber logrado la pulsados de situaciones de empleo formal y tiva, como tomas de edificios, piquetes, ins- reelección), de Sánchez de Losada en Bolivia estable, lo que provocó la conformación de talación de carpas o campamentos en las y de Fernando de la Rúa en la Argentina, son nuevas identidades populares ya no basa- fábricas, o directamente la toma y puesta en muestras de la centralidad de amplios movi- das en la experiencia y el imaginario del funcionamiento de las instalaciones indus- mientos sociales de protesta de muy variada trabajo. triales, como es el caso del movimiento de composición (mayoritariamente indígena y Los años noventa en Latinoamérica fueron empresas recuperadas en la Argentina. obrera en Ecuador y Bolivia; predominio de tiempos de protesta y demanda frente a Por momentos, esa lucha tomó la forma de capas medias en Brasil y la Argentina) en la esta dura realidad social. movimientos masivos contra gobiernos loca- actual inestabilidad política de la región. Los nuevos movimientos de rechazo ante Maxi Failla al neoliberalismo se articularon alrededor de demandas por derechos perdidos, niveles de vida degradados e identidades plurales que se articulaban en torno a lo étnico, lo terri- torial, lo vecinal, o bien la dura experiencia de la precariedad traída por el desempleo. En general fueron reactivos a expropiacio- nes producidas por el neoliberalismo y en muy pocos casos relacionadas con la expan- sión de nuevos derechos o la conquista de nuevos espacios políticos. El zapatismo fue tal vez el primer gran movimiento social contra aspectos de la globalización y el neo- liberalismo en todo el mundo. Otros ejem- plos latinoamericanos son los movimientos contra la privatización de empresas públicas en Brasil y Uruguay, el movimiento piquete- Manifestaciones de apoyo a Evo Morales en La Paz, Bolivia, el 22 de enero de 2006, ro argentino, o algunos más focalizados, día que asumió la presidencia.
  • 12. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:31 p.m. PÆgina 12 12 EXPLORA CIENCIAS SOCIALES Agencia TELAM Estos movimientos se expresan por fuera de los canales políticos tradicionales, ocupan el espacio público y encabezan protestas masi- vas frente a las crisis económicas, la inacción política o la corrupción estatal extendida, y pueden llegar a provocar la interrupción del orden institucional. Es importante notar que la consecuencia de estas crisis no ha sido una salida autoritaria −como era clásico en la his- toria política del siglo XX en la región−, sino una transición hacia la prosecución de las vías democráticas. Marcha piquetera del 24 de octubre de 2002, en Tartagal, Salta. EL CONTROL DEL ESPACIO: MOVIMIENTOS URBANOS Y RURALES Gustavo Castagnelo / FUCVAM ciones sociales que luchan contra los desalo- jos y en pro de la radicación definitiva de los ocupantes dentro de las ciudades. Esto se lle- va a cabo mediante de la formación de coo- perativas de vivienda y de propuestas de políticas autogestionarias que permitan el acceso de los sectores de bajos recursos a la tierra urbana, cuyos precios son muy altos. Un ejemplo de organización en este sentido es la Federación Unificadora de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (FUCVAM) en Uruguay, que aglutina a más de 300 cooperativas y a alrededor de 16.000 fami- lias. Nacida en el ámbito sindical hace más de Reclamo de la FUCVAM inscripto en una pared de Montevideo, Uruguay. treinta años, la federación ha obtenido logros tales como la sanción de legislación nacional U na de las principales reivindicaciones de los sectores populares en toda América Latina se refiere a la tenencia de la fiscales o privadas sin infraestructura urba- na (cañerías, desagües, cloacas) y en condi- ciones precarias. que destina presupuesto a la construcción de viviendas organizada por cooperativas. La FUCVAM ha tenido una participación tras- tierra, tanto urbana como rural. La mayoría En este contexto, desde hace décadas, cendente en movilizaciones que van más allá de las ciudades se ha formado histórica- cientos de organizaciones de base se movi- de la reivindicación puntual del derecho a la mente sobre la base de un modelo dual, lizan en las ciudades de todo el continente vivienda: fue, por ejemplo, uno de los tres con un sector formal de infraestructura en torno a cuestiones de vivienda, loteo y movimientos (junto con el sindical y el estu- moderna y un sector informal y disperso, regularización de barrios, trazado de calles diantil) más activos en la campaña por el usualmente organizado en cordones que y provisión de servicios. Buscan generar plebiscito que frustró la búsqueda de legiti- rodean las áreas centrales. A partir de me- debates y políticas públicas para la regulari- midad del régimen militar uruguayo en diados del siglo XX, un acelerado proceso zación de los asentamientos urbanos. 1980. Más tarde, la federación multiplicó su de urbanización y recurrentes crisis econó- En algunas metrópolis, como San Pablo o accionar en Montevideo a partir de la llega- micas generaron un flujo constante de po- Buenos Aires, se han dado procesos de ocu- da del Encuentro Progresista-Frente Amplio blación rural hacia las ciudades, que pación de edificios en el casco urbano. En a la intendencia, lo que es otra muestra de muchas veces ocupa irregularmente tierras estos casos, han surgido variadas organiza- la creciente articulación entre organizacio-
  • 13. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:31 p.m. PÆgina 13 LOS NUEVOS MOVIMIENTOS SOCIALES EN AMÉRICA LATINA 13 nes sectoriales y otros actores, como los dios que privan a los trabajadores rurales dueños posee el título de propiedad de la partidos políticos. del acceso a los medios de subsistencia. De mayor parte de las tierras. Esta y otras organizaciones urbanas en allí que la reforma agraria y la obtención Diversos movimientos sociales en toda la varios países del continente establecen de tierras hayan sido históricamente las región muestran la complejidad y urgencia de contactos entre ellas y comparten experien- principales reivindicaciones de los movi- los conflictos del mundo rural. Un caso inelu- cias tendientes a fortalecer las propuestas mientos rurales, conformados por campe- dible, por tratarse probablemente de uno de de cada una ante los gobiernos nacionales sinos, indígenas y pequeños productores. los movimientos sociales más grandes del o locales. El caso de Brasil es paradigmático, tanto mundo, es el del Movimiento de los Traba- En numerosos países de Latinoamérica por el tamaño de su población y economía, jadores Rurales Sin Tierra de Brasil. El MST es hay una profunda desigualdad en la distri- como por poseer el más alto índice de con- un ejemplo sólido que reúne las características bución territorial en el ámbito rural, pro- centración de latifundios en el continente, mencionadas como definitorias de los nuevos ducto de la existencia de enormes latifun- es decir que un muy pequeño número de movimientos sociales en la región. EL MOVIMIENTO DE LOS TRABAJADORES RURALES SIN TIERRA DE BRASIL Archivo MST Douglas Mansur / MST Fundado oficialmente en 1984 para unificar la lucha de diversas organiza- ciones locales, el MST es actualmente un movimiento nacional, con presencia en al menos veintitrés estados brasile- ños y reconocido mundialmente. Está conformado por pequeños producto- res agrícolas, trabajadores rurales temporarios y, crecientemente, por desocupados urbanos. Campamento y asentamiento del MST Brasil. Desde sus comienzos, el MST hizo uso de acciones colectivas, tales como la les, se realizaron múltiples operacio- lácteos, como también cooperativas ocupación de tierras, la organización nes económicas para debilitar la orga- regionales de crédito, demostrando de masivas marchas y el establecimien- nización, como el otorgamiento de que trasciende objetivos individuales to de campamentos en las zonas linde- créditos individuales o la financiación acotados y produce formas innovado- ras a las terrenos reclamados, para ejer- de emprendimientos por fuera del ras de organización colectiva con pro- cer presión sobre las instituciones esta- movimiento. Asimismo, se efectuaron fundos efectos sociales y culturales. tales y demandar la expropiación de campañas mediáticas tendientes a cri- A estas actividades se le suma la tierras, un programa de reforma agra- minalizar la acción del MST y la figura importancia que el movimiento atribu- ria y apoyo técnico-financiero para la de sus líderes. ye a la educación al desarrollar un pro- producción agrícola en pequeña escala. Sin embargo, el gran crecimiento de grama educativo que posee un alto En muchas ocasiones, los ocupantes su base social y la efectividad de sus contenido en formación cooperativista fueron reprimidos violentamente tanto métodos de presión le granjearon al y participativa. Con el apoyo de progra- por el Estado como por grupos arma- MST apoyos nacionales e internacio- mas nacionales estatales y agencias de dos privados contratados por los fazen- nales. Así, logró instalar un debate en Naciones Unidas, el MST instaló más de dados para expulsarlos. La mayor repre- el ámbito de la política estatal sobre 1800 escuelas en sus campamentos y sión se dio durante los gobiernos de reforma agraria y obtener una serie asentamientos, y desarrolló planes de Fernando Collor de Mello (1990-1992) e de procesos de expropiación de tierras alfabetización para unos 30.000 jóve- Itamar Franco (1992-1994). para el establecimiento de asenta- nes y adultos. Luego, durante el primer gobierno mientos colectivos de pequeños pro- En los últimos años, el MST participó de Fernando Henrique Cardoso (1995- ductores agrícolas. en campañas más amplias llevadas a ca- 1998), se realizaron numerosas expro- También conformó cientos de asocia- bo por movimientos ecologistas en de- piaciones y entregas de tierras, pero a ciones y cooperativas de producción fensa del ambiente y contra el uso de lo largo de su segunda administración agropecuaria, prestadoras de servicios, agroquímicos y la producción de alimen- (1999-2002), caracterizada por la pro- pequeñas y medianas agroindustrias tos transgénicos, que perjudican econó- fundización de las políticas neolibera- de producción de frutas, hortalizas y micamente a los pequeños productores.
  • 14. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:31 p.m. PÆgina 14 14 EXPLORA CIENCIAS SOCIALES CULTURA Y POLÍTICA: EL DESAFÍO DE LA ARTICULACIÓN Leonardo Melgarejo / MST construcción y afirmación de identidades. Por aspectos del campo laboral o estudiantil se ejemplo, retornando al caso del movimiento cuestionaba la estructura del sistema), los zapatista, la demanda por los derechos de las nuevos movimientos sociales están confor- comunidades indígenas se da en el ámbito de mados por identidades particulares y se lo jurídico y hasta en el campo de la rebelión abocan a demandas por conflictos o dere- armada; pero la legitimidad que procura el chos también muy puntuales (etnicidad, movimiento se asienta especialmente sobre género, desempleo, vivienda, infraestructu- aspectos histórico-culturales. Estos van des- ra, derechos humanos). Los movimientos de la invocación de la figura simbólica del están conformados por individuos con his- líder revolucionario Emiliano Zapata hasta el torias −narrativas de pasados− muy diver- recurso a aspectos culturales de las etnias, sas, acaso unidos por una condición pre- sus lenguajes, rituales y formas de pensa- sente y una expectativa comunes. miento, como componentes esenciales de la Esta diversidad complejiza la unificación y formación cultural más extensa que es la la organización interna, a la vez que genera nación mexicana. Estos elementos se mez- un desafío importante: la posibilidad de con- clan con aspectos de la modernidad occiden- tacto y articulación con otros movimientos tal, tales como el estilo poético vanguardista sociales en pos de objetivos comunes. Estas de los comunicados del subcomandante articulaciones son de variado tipo y funcio- Marcos o el uso extendido de Internet y otros nan en distintos niveles. medios de comunicación social nacionales e Diversos movimientos sociales latinoame- internacionales. ricanos lograron un mayor impacto positivo Foro Social Mundial de Porto Alegre, Lo mismo ocurre con, el reciente movimien- en sus respectivos países a partir de su par- Brasil (2003). to de protesta boliviano, que comenzó en ticipación en foros internacionales, donde 2003 y culminó con la renuncia de dos presi- se articulan con movimientos que actúan T al vez una característica fundamental de los nuevos movimientos sociales sea que estos plantean por medio de sus prácti- dentes y el llamado a elecciones, en las que ganó el dirigente campesino y del MAS Evo Morales. Este movimiento, a la vez que cen- en el mismo campo y luchan por los mismos derechos en otras regiones. Ejemplos de esto son los movimientos de pueblos origi- cas una unión de aspectos culturales y polí- trado en demandas puntuales referidas a narios o indígenas, las organizaciones de ticos, que en otras expresiones populares se sucesos contemporáneos de la economía y la mujeres o distintas centrales alternativas de hallaban separados. Si se interpreta lo cultu- política nacionales que afectan negativamen- trabajadores, que articulan en su seno ral como un campo de valores, símbolos, tra- te el nivel de vida de las poblaciones −privati- expresiones variadas. Por medio de su acti- diciones, imágenes y lenguajes, y lo político zaciones, construcciones de gasoductos para vidad internacional, los movimientos ejercen como lo estrictamente relativo a un campo el comercio regional, desmantelamiento de presión sobre sus propios Estados. Efectos de de poder, autoridad y resistencia, se puede sembradíos de coca−, se asienta en una his- esto puede ser el otorgamiento de derechos observar de qué manera los movimientos toria de siglos de exclusión de comunidades y beneficios, la protección de comunidades o latinoamericanos conjugan ambos aspectos. indígenas y grupos mestizos de una situa- regiones, o bien la sanción de legislación u Como los movimientos sociales actúan en la ción de justicia social y un pleno Estado de adopción de tratados internacionales. Estas intersección entre cultura, práctica cotidiana derecho. Es esta historia la que es moviliza- posibilidades se ven incrementadas con el y política, se orientan a la constitución de da como legitimadora de la protesta actual. desarrollo de bloques regionales (Mercosur, nuevas relaciones sociales en general. La estructura masiva que promueve esta Pacto Andino), formados por los Estados ini- La articulación de política y cultura por demanda incluye una suma de sindicatos, cialmente con fines económico-comerciales, parte de los nuevos movimientos no implica organizaciones campesinas e indígenas, así pero que progresivamente abren la posibili- necesariamente una aceptación incuestio- como grupos de apoyo espontáneo. dad de legislación común que influya en la nada de los principios de la democracia Si en los años sesenta o setenta los movi- vida política de cada Estado miembro y en liberal y la derrota de proyectos de emanci- mientos se organizaban sobre la base de los derechos de sus ciudadanos. pación colectivos, sino que pueden derivar en una identidad unificadora (movimiento Una importante forma de articulación en el una expansión del ámbito de lo político por obrero −todos identificados como trabaja- interior de cada país es la que se establece medio de la definición de nuevas y diferentes dores− o universitario −todos estudiantes−) entre distintos movimientos. Cuando el EZLN formas de participación, relacionadas con la y las demandas eran generales (a partir de realizó su marcha desde las sierras de Chiapas
  • 15. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:31 p.m. PÆgina 15 LOS NUEVOS MOVIMIENTOS SOCIALES EN AMÉRICA LATINA 15 5. El Foro Social Mundial reúne y articula enti- solidarias y pacíficas entre las personas, etnias, CARTA DE PRINCIPIOS dades y movimientos de la sociedad civil de géneros y pueblos, condenando todas las for- DEL FORO SOCIAL MUNDIAL todos los países del mundo, pero no pretende mas de dominación o de sumisión de un ser ser una instancia de representación de la socie- humano a otro. Leonardo Melgarejo / MST dad civil mundial. 11. El Foro Social Mundial, como espacio de 6. Las reuniones del Foro Social Mundial no tie- debates, es un movimiento de ideas que esti- nen un carácter deliberativo. O sea, nadie esta- mula la reflexión y la divulgación transparente rá autorizado a manifestar, en nombre del Foro de los resultados de esa reflexión sobre los me- y en cualquiera de sus encuentros, posiciones canismos e instrumentos de dominio del capital, que fueran atribuidas a todos sus participantes. sobre los medios y las acciones de resistencia y Los participantes no deben ser llamados a de superación de ese dominio, sobre las alterna- tomar decisiones, por voto o aclamación −como tivas propuestas para solucionar los problemas 1. El Foro Social Mundial es un espacio abierto conjunto de participantes del Foro− sobre de exclusión y desigualdad social que están sien- de encuentro para: intensificar la reflexión, reali- declaraciones o propuestas de acción que inclu- do creados, tanto internacionalmente como en zar un debate democrático de ideas, elaborar yan a todos o a su mayoría y que se propongan el interior de los países, por el proceso de globa- propuestas, establecer un libre intercambio de ser decisiones del Foro como tal. lización capitalista, con sus dimensiones racistas, experiencias y articular acciones eficaces por 7. Por consiguiente, debe asegurarse que las sexistas y destructivas del medio ambiente. parte de las entidades y los movimientos de la entidades participantes de los encuentros del 12. El Foro Social Mundial, como espacio de sociedad civil que se opongan al neoliberalismo Foro tengan la libertad de deliberar −durante la intercambio de experiencias, estimula el mutuo y al dominio del mundo por el capital o por cual- realización de las reuniones− sobre declaraciones conocimiento y el reconocimiento por parte de quier forma de imperialismo y, también, empe- y acciones que decidan desarrollar, aisladamente las entidades y movimientos participantes, valo- ñados en la construcción de una sociedad plane- o de forma articulada con otros participantes. El rando el intercambio, en especial de aquello taria orientada hacia una relación fecunda entre Foro Social Mundial se compromete a difundir que la sociedad construye para centrar la activi- los seres humanos y de estos con la Tierra. ampliamente esas decisiones, por los medios a su dad económica y la acción política en la aten- 2. El Foro Social Mundial de Porto Alegre fue alcance, sin direccionamientos, jerarquizaciones, ción a las necesidades del ser humano y el res- una realización colocada dentro de su tiempo y censuras o restricciones, aclarando que son deli- peto por la naturaleza, tanto para la generación espacio. A partir de ahora, basándose en la pro- beraciones de las propias entidades. actual como para las futuras. clamación que surgió en Porto Alegre que "otro 8. El Foro Social Mundial es un espacio plural y 13. El Foro Social Mundial, como espacio de arti- mundo es posible", el Foro se convierte en un diversificado, no confesional, no gubernamen- culación, busca fortalecer y crear nuevas articu- proceso permanente de búsqueda y construc- tal y no partidario, que articula de manera des- laciones nacionales e internacionales, entre enti- ción de alternativas, no limitándose exclusiva- centralizada y en red entidades y movimientos dades y movimientos de la sociedad, que mente a los eventos que le den apoyo. que estén involucrados en acciones concretas aumenten, tanto en la esfera pública como en la 3. El Foro Social Mundial es un proceso de por la construcción de un mundo diferente, privada, la capacidad de resistencia social no vio- carácter mundial. Todos los eventos que se rea- local o internacional. lenta al proceso de deshumanización que vive el licen como parte de este proceso tendrán una 9. El Foro Social Mundial siempre será un espa- mundo y a la violencia utilizada por el Estado, dimensión internacional. cio abierto a la pluralidad y a la diversidad de además de fortalecer aquellas iniciativas de 4. Las alternativas propuestas en el Foro Social actuación de las entidades y movimientos que humanización que están en curso a través de la Mundial se contraponen a un proceso de glo- quieran participar, además de abierto a la diver- acción de esos movimientos y entidades. balización, comandado por las grandes corpo- sidad de géneros, etnias, culturas, generaciones 14. El Foro Social Mundial es un proceso que raciones multinacionales y por los gobiernos e y capacidades físicas, desde que sea respetada la estimula a las entidades y movimientos partici- instituciones que sirven a sus intereses, con la Carta de Principios. No deben participar del Foro pantes a que coloquen sus acciones locales y complicidad de los gobiernos nacionales. Estas representaciones partidarias ni organizaciones nacionales junto a las instancias internacionales, alternativas surgidas en el seno del Foro tienen militares. Podrán ser invitados a participar, en como cuestiones de ciudadanía planetaria, intro- como meta consolidar una globalización soli- carácter personal, gobernantes y parlamentarios duciendo en la agenda global las prácticas trans- daria que, como una nueva etapa en la historia que asuman los compromisos de esta Carta. formadoras que estén vivenciando para la cons- del mundo, respete los derechos humanos uni- 10. El Foro Social Mundial se opone a toda trucción de un nuevo mundo más solidario. versales, a todos los ciudadanos y ciudadanas visión totalitaria y reduccionista de la economía, de todas las naciones y medio ambiente, apo- del desarrollo y de la historia, y al uso de violen- Aprobada y adoptada en San Pablo, el 9 de abril de yándose en sistemas e instituciones internacio- cia como medio de control social por parte del 2001, por las entidades que constituyen el Comité de nales democráticos que estén al servicio de la Estado. Propugna el respeto a los Derechos Organización del Foro Social Mundial. Aprobada con justicia social, de la igualdad y de la soberanía Humanos, la práctica de una democracia verda- modificaciones por el Consejo Internacional del Foro de los pueblos. dera y participativa, las relaciones igualitarias, Social Mundial el dia 10 de junio de 2001.
  • 16. vimientos Sociales.qxd 15/08/2007 03:31 p.m. PÆgina 16 16 EXPLORA CIENCIAS SOCIALES hacia la capital mexicana en 2001, no sólo fue El contenido plural de los movimientos (Río de Janeiro en 1992 y Johannesburgo, recibido por multitud de simpatizantes sino sociales latinoamericanos se vuelve evidente Sudáfrica, en 2002), el Encuentro Mundial que sus miembros se alojaron en depen- en una iniciativa que ha adquirido un fuerte de Pobladores (México en 2001), o las cum- dencias de la Universidad Autónoma de eco e ingerencia en el ámbito planetario: el bres de la mujer o de HABITAT, que constitu- México, cuyo cuerpo estudiantil llevaba a Foro Social Mundial, que se organiza, desde yen foros donde representantes de movi- cabo un movimiento de protesta (la univer- 2001, en Porto Alegre, Brasil (en febrero del mientos sociales latinoamericanos actuaron sidad fue ocupada durante varios meses) 2004, se realizó por primera vez fuera de mancomunadamente con otros movimien- contra el arancelamiento de esa casa de Brasil, en Bombay, India), una ciudad admi- tos de distintas regiones del mundo y pre- estudios. Indígenas y estudiantes, dirigencia nistrada por el PT y conocida internacional- sentaron sus demandas y propuestas ante y bases se encontraron así en una experien- mente por su práctica de presupuesto parti- una audiencia global de dirigentes y medios cia común de demanda y protesta en torno cipativo. El Foro consiste en un encuentro de comunicación. a cuestiones diferentes, pero que tal vez en anual masivo donde se dan cita muy diversos Como se puede apreciar en la amplia última instancia podían relacionarse en una movimientos sociales, ONG e individuos del variedad de ejemplos presentados, los nue- búsqueda más amplia. campo social, de la cultura y la política. El vos movimientos surgieron, por una parte, En Brasil, el Partido de los Trabajadores (PT), objetivo general del Foro es debatir acerca como respuestas a nuevos conflictos econó- que ganó las elecciones presidenciales de de las consecuencias negativas de la globali- micos y, por otra, como aperturas de la ima- 2002 encabezado por su líder Luiz Inácio Lula zación y proponer alternativas, tanto econó- ginación colectiva producidas por las nue- da Silva, conjuga en su seno desde su creación micas como sociales y culturales. vas configuraciones de la política y la cultu- en 1980 muy diversas expresiones de acción Otro aspecto de la globalización que incidió ra. Fruto vivo de transformaciones ocurridas y demanda social. El PT se conformó en tor- favorablemente en el accionar de algunos durante las últimas dos décadas en las no de una gran base obrera, fundamental- movimientos sociales han sido diversas cum- sociedades latinoamericanas, estos proce- mente del gremio metalúrgico, a la que se bres mundiales temáticas celebradas en los sos sociales procuran unificar pasados, pre- sumaron comunidades eclesiásticas de base, últimos años, sobre todo organizadas por sentes y futuros en historias urgentes que movimientos urbanos y rurales, grupos estu- agencias de las Naciones Unidas. Entre estas están por ser escritas. diantiles, feministas, intelectuales y artistas. se encuentran las de desarrollo sustentable Bibliografía Páginas web Di Marco, Graciela, Héctor Palomino, Susana Méndez, Ramón Altamirano http//www.agrupacionhijos.tk y Mirta Libchaber de Palomino: Movimientos sociales en la Argentina. http//www.cels.org.ar Asambleas: la politización de la sociedad, Buenos Aires, Jorge Baduino http//www.cha.org.ar Ediciones y Universidad de San Martín, 2003. http//www.ezln.org.mx González Casanova, Pablo: "Los caracoles zapatistas: redes de resistencia http//www.fabricasrecuperadas.org.ar y autonomía", OSAL, nº 11, mayo-agosto de 2003. http//www.forumsocialmundial.org.br Jelín, Elizabeth (comp.): Más allá de la nación: las escalas múltiples de los http//www.madres.org movimientos sociales, Buenos Aires, Libros del Zorzal, 2003. http//www.mst.org.br Rauber, Isabel: Movimientos sociales y representación política. Pasado y presente, Buenos Aires, Siglo XXI, 2003. Agradecimientos Seoane, José (comp.): Movimientos sociales y conflicto en América Latina, El equipo de Publicaciones de la Dirección Nacional de Gestión Curricular y Buenos Aires, CLACSO, 2003. Formación Docente agradece a las siguientes instituciones y personas por Stédile, João y Bernardo Mançano Fernandes: Brava gente. La trayectoria del permitirnos reproducir material fotográfico y colaborar en la documentación MST y de la lucha por la tierra en el Brasil, Buenos Aires, Barbarroja, 2000. de imágenes: Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra- MST (Brasil); IWGIA y Morita Carrasco; Alberto Díaz Gutierrez, Eduardo Gil, Diego Grunstein; Renato Luiz Ferreira, de Agencia Estado (Brasil) y Agencia Estado (Brasil); Personal y Directivos de Agencia TELAM, Eduardo Gil; Departamento de Diseño de la Secretaría de Turismo de la Nación (Argentina); Cooperativa Malvinas Argentinas, Maxi Failla y FUCVAM (Uruguay). Ministro de Educación, Ciencia y Tecnología, Lic. Daniel Filmus Coordinadora del Área de Ciencias Coordinación y documentación, Secretario de Educación, Lic. Juan Carlos Tedesco Sociales, Lic. Raquel Gurevich Lic. Rafael Blanco Coordinadora del Área de Desarrollo Edición, Lic. Gonzalo Blanco Subsecretaria de Equidad y Calidad, Lic. Alejandra Birgin Profesional, Lic. Silvia Storino Diseño y diagramación, Directora Nacional de Gestión Curricular y Formación Docente, Coordinadora del Programa de DG María Eugenia Más Lic. Laura Pitman Capacitación Explora, Lic. Viviana Celso Corrección, Norma A. Sosa Pereyra Coordinadora de Publicaciones, Lic. Raquel Franco www.me.gov.ar

×