BUAP
Fac-Med
OBESIDAD INFANTIL EN MÉXICO

Maricruz Sánchez
González
Vania Ramírez González
José Leonardo Serrano
Bustillos...
OBESIDAD INFANTIL EN MÉXICO

Capítulo I: LA OBESIDAD INFANTIL
Introducción
La obesidad (OB) infantil es un problema de sal...
perciba que su hijo tiene SP-OB o que el peso de su hijo representa un riesgo para la
salud.
En la actualidad, no es neces...
CLASIFICACIONES DE LA OBESIDAD
SEGÚN GARROW
GRADO
GRADO
0
GRADO
I
GRADO
II
GRADO
III

NORMOPESO
SOBREPESO
OBESIDAD
OBESIDA...
Dislipidemias: Tendencia a concentraciones altas de colesterol y triglicéridos.
Hiperuricemia: aumento del acido úrico que...
de suicidio en jóvenes y adolescentes, muchos de ellos derivados de su problema de
salud.
Los niños y los adolescentes tie...
2.2 Tipos de Tratamiento
La obesidad se puede prevenir y tratar buscando un equilibrio en la ingesta de calorías
con una d...
Cenar ligero.
Servirles cantidades adecuadas a su edad y evitar la repetición. En familias con
padres obesos, suelen servi...
BIBLIOGRAFÍA:
1. PORTI C.Mariana, AGGAN F.George y CURTIS K. Andrew. (2010). Obesidad
Infantil. Salud para todos. México. ...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Obesidad Infantil en Mexico (Ensayo)

958

Published on

Published in: Health & Medicine
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
958
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
17
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Obesidad Infantil en Mexico (Ensayo)

  1. 1. BUAP Fac-Med OBESIDAD INFANTIL EN MÉXICO Maricruz Sánchez González Vania Ramírez González José Leonardo Serrano Bustillos Ensayando BUAP Fac-Med
  2. 2. OBESIDAD INFANTIL EN MÉXICO Capítulo I: LA OBESIDAD INFANTIL Introducción La obesidad (OB) infantil es un problema de salud pública. En 2010 la cifra de niños con sobrepeso (SP) en todo el mundo fue de 42 millones, de ellos, 35 millones vivían en países en desarrollo.De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de México, entre 1999 y 2006 La prevalencia de SP-OB en infantes de 5 a 11 años de ambos sexos aumentó un tercio, lo que representa 4 158 800 escolares en el ámbito nacional.. Los mayores aumentos fueron en OB y en el sexo masculino. En el estado de Tamaulipas, México, la prevalencia de SPfue de 4.2% y es mayor en niños de localidades rurales (6.2%) que en aquellos de localidades urbanas (3.9%).Se calcula que en el 2010 hubo 42 millones de niños con sobrepeso en todo el mundo de los que cerca de 35 millones viven en países en desarrollo. Los niños obesos y con sobrepeso tienden a seguir siendo obesos en la edad adulta y tienen más probabilidades de padecer a edades más tempranas enfermedades no transmisibles como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. 1.1 Definición: La obesidad es una enfermedad crónica, que se caracteriza por un exceso de grasa, que a su vez se traduce en un aumento de peso, que sobrepasa en un 15% el peso teórico, debido al aumento de las reservas adiposas. La obesidad es el trastorno más frecuente de las sociedades desarrolladas. La obesidad constituye en la actualidad la enfermedad nutricional más prevalente en la población < 20 años. Es el producto de un balance calórico positivo, ya sea por medio de un elevado aporte energético o por una reducción de gasto de energía. Varias líneas de investigación han descartado a la sobrealimentación como un hecho constante en los obesos, considerando a la obesidad como una entidad heterogénea, compleja y multifactorial. 1.2 Causas Es una enfermedad en cuya génesis están implicados factores, muchos de los cuales todavía no se conocen muy bien. Los genes, el ambiente, el sedentarismo son condicionantes básicos que están implicados en la génesis de la obesidad así como los producidos por medicamentos o por distintas enfermedades. La madre ejerce una fuerte influencia en el desarrollo de los hábitos de alimentación y de actividad física de los hijos. Sin embargo, puede ser que no inicie cambios en los estilos de vida a menos de que
  3. 3. perciba que su hijo tiene SP-OB o que el peso de su hijo representa un riesgo para la salud. En la actualidad, no es necesario consumir "grandes" cantidades de alimentos para acumular un exceso de peso corporal. La gran disponibilidad de alimentos hipercalóricos y los hábitos de vida cada vez más sedentarios especialmente en poblaciones urbanas, condicionan una retención neta de calorías que al mantenerse en el tiempo, explican el aumento creciente en la prevalencia de sobrepeso y obesidad. Por otra parte, los hábitos familiares muy arraigados son difíciles de reemplazar por otros más saludables, si no se involucra a la familia en el tratamiento del sobrepeso. Fundamentalmente está implicado el desequilibrio entre la ingesta calórica y el gasto calórico. El aumento mundial del sobrepeso y la obesidad en niños es atribuible a factores como el cambio dietético mundial hacia un aumento de la ingesta de alimentos hipocalóricos con abundantes grasas y azucares, pero escasas vitaminas, minerales y otro micronutrientes saludables. Otro de los factores es la tendencia a la disminución de la actividad física debido al aumento de la naturaleza sedentaria de muchas actividades recreativas, el cambio de los modos de transporte y la creciente urbanización. Si bien las causas de esta patología son principalmente la mala alimentación y el sedentarismo, hay otros factores que también intervienen para el desarrollo de esta enfermedad. Uno de los mas notorios es el maltrato y abuso por parte de familiares y demás personas que se encuentran en el entorno del menor. Uno de los primeros estudios que han evaluado la relación entre la obesidad y el antecedente de maltrato, señala que el 60% de las personas que sufrieron abuso sexual tenía hasta más de 22 kg de sobrepeso en comparación con 28% de las que no tenían este antecedente. La información tomada de sus expedientes médicos, mostró que el abuso sexual precedió al inicio de la obesidad que se presentó al poco tiempo. Es por esto que se debe tener conciencia de todos estos factores al momento de hacer un correcto diagnostico, ya que se tendrá que contemplarlos para poder dar un correcto tratamiento, ya sea farmacológico o psicológico. 1.3 Clasificación: La obesidad se clasifica de manera general en obesidad endógena y obesidad exógena Obesidad endógena: Obesidad debida a una ingesta calórica superior a la necesaria, para cubrir las necesidades, metabólicas del organismo. Obesidad exógena: Obesidad producida por disfunción de los sistemas endócrinos o metabólicos. Otra clasificación se muestra en la siguiente tabla:
  4. 4. CLASIFICACIONES DE LA OBESIDAD SEGÚN GARROW GRADO GRADO 0 GRADO I GRADO II GRADO III NORMOPESO SOBREPESO OBESIDAD OBESIDAD MORBIDA IMC 2024.9 2529.9 3039.9 □40 SEGÚN AMERICAN HEART ASSOCIATION GRADO CLASE 0 NORMAL CLASE I OBESIDAD LEVE CLASE OBESIDAD II MODERADA CLASE III OBESIDAD SEVERA CLASE OBESIDAD IV MORBIDA IMC 2024.9 2529.9 3034.9 3539.9 □40 RIESGO MUY BAJO BAJO MODERADO ALTO MUY ALTO 1.3 Consecuencias La obesidad infantil tiene múltiples consecuencias físicas, emocionales y sociales, como hiperlipidemia, hipertensión y tolerancia anormal a la glucosa. Frecuentemente los niños con SP-OB son víctimas de rechazo en la escuela, lo que provoca sentimientos de inferioridad y depresión. Además, se ha documentado que el SP en la edad infantil es un indicador para el desarrollo de OB en la vida adulta. Entre las consecuencias que se producen debido a la obesidad esta: Respiratorias: los pacientes con exceso acentuado tienen dificultad para movilizar la caja torácica, reducción del volumen pulmonar, apnea obstructiva del sueño, infecciones broncolíticas. Oseas y articulares: traumatismo constante sobre articulaciones en especial de miembros inferiores, artrosis a nivel intervertebral, rodilla cadera y tobillo, deformaciones en el crecimiento del hueso y osteoporosis. Neoplasias: la obesidad se asocia a mayor mortalidad por cáncer prostático y colorrectal en hombres y cáncer uterino, ovárico y endometrial en hombres.
  5. 5. Dislipidemias: Tendencia a concentraciones altas de colesterol y triglicéridos. Hiperuricemia: aumento del acido úrico que a su vez puede provocar ataques de gota, enfermedades cardiovasculares, digestivas y litiasis biliar.1 1.4 Impacto Político, Económico y Social La obesidad infantil se ha convertido en un problema de salud pública, ya que no solo sus consecuencias repercuten en las esferas de salud, si no que sus repercusiones se ven reflejadas también en los ámbitos políticos, económicos y sociales. Los programas de salud que se encargan del control y manejo de esta enfermedad, han optado por medidas de prevención, ya que los costos para el tratamiento de esta patología y de las enfermedades asociadas, han aumentado, siendo esta una causa del enfoque monetario de los recursos destinados al área de la salud. Así por ejemplo, Garduño-Espinosa y col. estimaron los costos médicos atribuibles a la obesidad en niños mexicanos durante 2006-2050. Los autores modelaron una cohorte hipotética de niños obesos de 5-11 años de edad. Con base en prevalencia, incidencia y evolución clínica, considerando los costos sólo de diabetes mellitus tipo 2 e hipertensión arterial. Los resultados indican que en 2015 se presentarían los primeros casos de diabetes mellitus tipo 2 y de hipertensión arterial. Cuando el primer grupo de niños cumpla 40 años, aumentarán considerablemente las complicaciones de la obesidad. Para 2050, 67.3% de la cohorte tendría obesidad. El costo de atención a la obesidad será de $57 678 millones de pesos. Es por esto que no es de extrañarse el constante bombardeo publicitario, tanto por parte del gobierno como de empresas privadas, para mantener un adecuado estilo de vida, ya que las repercusiones que se presentan al no hacerlo, no solo afectaran a la persona, sino a todo el sistema de salud. Actualmente, los países enfocan y generan nuevas políticas para la prevención y el control de esta enfermedad, ya que los daños que se presentaran en un futuro, generaran un gasto aun mayor para las instituciones de salud. 1.5 Bullying Otro de los problemas a corto plazo, es la repercusión social que tiene esta enfermedad. Los problemas en los que se ven envueltos estos niños debido a su condición son variables, pero la mayor parte reflejada son los problemas psicológicos que presentan, ya que al ser víctimas de rechazo y burla dentro de ciertos grupos sociales, las tasas de intervenciones psicológicas han aumentado, pero es más grave el aumento de las tasas
  6. 6. de suicidio en jóvenes y adolescentes, muchos de ellos derivados de su problema de salud. Los niños y los adolescentes tienen riesgo de sufrir aislamiento,intimidación, insultos, burlas e incluso agresión física que a menudo les hace víctimas de maltrato y marginación social, por los pares, principalmente en el ambiente escolar. Las consecuencias de este hostigamiento o acoso, conocido como “bullying” son la dificultad para tener amigos, el estrés emocional y el aislamiento; bajo rendimiento escolar, ausentismo y abandono de estudios, así como pobre adaptación psicosocial, lo que aumenta la ansiedad, los sentimientos depresivos, la soledad, la pérdida de autoestima y los problemas de conducta. Los varones experimentan estos problemas con mayor frecuencia que las mujeres; sin embargo, los niños con sobrepeso y los obesos son más propensos a comportarse como agresores que los niños con peso promedio. Capítulo II: DIAGNÓSTICO, TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN DE LA OBESIDAD 2.1 Tipos de Diagnóstico El diagnóstico se basa clínicamente en el diagnóstico clínico, aunque se requiere de pruebas de laboratorio para apoyo tanto al diagnóstico clínico como para posibles complicaciones. CLINICO: Alteraciones de la nutrición por exceso R/C aporte calórico superior al gasto de energía Autoestima, déficit sobrealimentación. crónico R/C afrontamiento individual ineficaz, Trastorno de la imagen corporal R/C trastorno alimentario, exceso de peso. LABORATORIO: Biometría Hemática Perfil de Lípidos Examen General de Orina Examen de Glucosa Pruebas Tiroideas
  7. 7. 2.2 Tipos de Tratamiento La obesidad se puede prevenir y tratar buscando un equilibrio en la ingesta de calorías con una dieta balanceada teniendo en cuenta los aportes calóricos de los alimentos. Se sabe que cada 250 gramos de grasa equivalen a 2250 calorías y cada gramo de grasa equivale a 9 Kcal. Un método se basa en estimar el aporte de energía de la dieta a partir de su contenido en macronutrientes (y de etanol en caso de incluir bebidas alcohólicas. Esta energía de metabolización se calcula a partir de los factores Atwater, que solo son validos para la dieta y no para alimentos particulares. Estos factores se recogen en la siguiente tabla: Energía nutriente/compuesto (Kcal/g.) GRASA 9,0 ALCOHOL 7,0 PROTEINA 4,0 CARBOHIDRATO 4,0 El principal tratamiento es tratar adecuadamente las enfermedades subyacentes, si es que existiera alguna. A partir de aquí depende de buscar el equilibrio mediante ajustes en la dieta. La dieta debe de ser adecuada a la actividad necesaria, por ello una dieta muy intensiva en personas muy activas es contraproducente. El principal tratamiento dietético para la obesidad es reducir la grasa corporal comiendo menos calorías y ejercitándose más, el efecto colateral beneficioso del ejercicio es que incrementa la fuerza de los músculos, tendones y ligamentos, lo cual ayuda a prevenir lesiones provenientes por accidentes y actividades vigorosas. Lo programas de dieta y ejercicios producen una pérdida de peso promedio de aproximadamente 8% del total de masa corporal. Es importante abordar el aspecto psicológico de la obesidad y el sobrepeso, pues muchos trastornos del apetito encubren disfunciones familiares o problemas de autoestima y sociabilidad, los que pueden influir en la ingesta y la actividad física. 2.3 Medidas de prevención Para prevenir la obesidad en los niños y niñas se recomienda: Preparar un desayuno y comida que incluyan alimentos de los tres grupos, para que tengan energía, proteínas, vitaminas y minerales que les permitan crecer sanos y fuertes.
  8. 8. Cenar ligero. Servirles cantidades adecuadas a su edad y evitar la repetición. En familias con padres obesos, suelen servir mucha cantidad de comida para los niños. Impedir que coman alimentos chatarra en lugar de comidas completas. Comer despacio, a una hora determinada y masticando bien los alimentos. Comer de prisa a veces ocasiona que se quiera comer de más. Poner en su lunch escolar, frutas, verduras crudas como zanahoria o pepinos, jugo de frutas con pocas calorías o agua simple. Evitar el consumo excesivo de fritangas o alimentos fritos. Es importante añadir que en un estudio en Nuevo Laredo se encontró que las madres no perciben de forma adecuada el sobrepeso y obesidad que presentan sus hijos, hallazgo que muestra coincidencia con otros estudios que han señalado que las creencias y valores, nivel educativo materno, sexo del hijo, desconocimiento de una definición de la obesidad el hecho de no aceptar que el hijo lo presenta pueden ser factores que influyen en la percepción no adecuada del sobrepeso del hijo. La familia es una pieza clave para el éxito del tratamiento, pues es la que facilita o impide en un momento dado el control del peso y el cambio en los hábitos de alimentación. CONCLUSIONES: La obesidad infantil es un problema que debemos atacar de raíz, desde nuestros hogares, nosotros como personal de salud somos responsables de los hábitos alimenticios de los más pequeños en el hogar, así como ellos también la de los padres , ya que deben de tomar conciencia y cuidar su alimentación mientras los pequeños los observan comer, inculcarles que hagan algún deporte o actividad física no solo les beneficiara a atacar la obesidad sino también les dará satisfacción y además les ayudara en lo social, conviviendo con otras personas y haciendo nuevas amistades. Este no es un problema que tenga que ser controlado con métodos, debe ser un cambio en el estilo de vida de los niños, ya que al cambiar su forma de pensar, esto no solo será un beneficio a corto plazo, sino que se verá reflejado durante toda su vida. El sobrepeso, la obesidad y las enfermedades conexas son en gran medida prevenibles.Como se observa en nuestra sociedad cuando emplea la frase “ESE GORDITO ESTA LLENO DE VIDA” es una falsedad; Por consiguiente hay que dar una gran prioridad a la prevención de la obesidad infantil.
  9. 9. BIBLIOGRAFÍA: 1. PORTI C.Mariana, AGGAN F.George y CURTIS K. Andrew. (2010). Obesidad Infantil. Salud para todos. México. Editorial Médica Panaméricana. 2. Sandra Hassink (2010). Obesidad infantil: Prevención, Intervenciones Y Tratamiento en Atención Primaria. México. Editorial Médica Panamericana. 3. DEL CAMPO Alepuz, G.; Pérez Moltó, C. (2007)La obesidad y su tratamiento. México. Editorial. Mc Grw Hill, 5ta Edición 4. FLORES PEÑA Y. (2011) Percepción materna de sobrepeso-obesidad infantil y riesgos de salud en Nuevo Laredo, Tamaulipas México. Salud pública Méx vol.53 no.3 Cuernavaca may./jun. 2011. ISSN 0036-3634 5. Garrow J. Treat obesity seriously: A clinical manual. Churchil Livingstone, London, 1981. 6. L. A. Maynard:«the Atwater system of calculating the caloric value of diets, en The Journal of Nutrition, 27 (6): pags. 443-452; 1944. 7. Food energy- methods of analysis and conversion factors. FAO.2003. Food and Nutrition Paper. Report of a technical workshop, Rome. 8. Snow V, Barry P, Fitterman N, Qaseem A, Weiss K (2005). «Pharmacologic and surgical management of obesity in primary care: a clinical practice guideline from the American College of Physicians». Ann intern med 142 (7): pp. 525-31 9. Oliva J, González L, M. Labeaga J, Álvarez Dardet C (2008). Salud pública, economía y obesidad: el bueno, el feo y el malo. Gac Sanit. V.22 n.6 10. Barrientos M, Flores S (2008). ¿Es la obesidad un problema médico individual y social? Políticas públicas que se requieren para su prevención.Bol. Med. Hosp. Infant. V.65 n.6 11. Burrows R, Gattas V, Leiva L, Barrera G, Burgueño M (2001). Caracteristicas biológicas, familiares y metabólicas de la obesidad infantil y juvenil.Rev. méd. Chile v.129 n.10 12. Lopez G, Perea A, Loredo A (2008). Obesidad y maltrato infantil. Un fenómeno bidireccional. 13. Pompa E, Montoya B (2011). Evaluación de la manifestación de ansiedad y depresión en niños con sobrepeso y obesidad en un campo de verano. Psicologia y Salud. V.21 n.11

×