Your SlideShare is downloading. ×
MPA - Lectura 1 (UD1)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

MPA - Lectura 1 (UD1)

415

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
415
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 1 LECTURA: DEL PAPIRO AL PERGAMINO. FABRICACIÓN Y OTRAS CURIOSIDADES. El uso del papiro no comenzó a ser universal hasta la época de Alejandro Magno. Su uso decayó, siendo sustituido como soporte de escritura por el pergamino. Hay diversos métodos de fabricar pergamino. Dependía en exclusiva del talento y los requisitos que el artesano. La Conservación del Papiro. El papiro es un soporte escriturario que nos ha permitido conocer hoy día aspectos claves del pensamiento, la sociedad, la economía y la cultura de épocas remotas para nosotros. Sin embargo, el que esto haya sido así se debe principalmente a que a lo largo del tiempo, bien por casualidad o causalidad, los seres humanos han desarrollado técnicas de conservación variadas que nos han proporcionado esto que os digo. Antiguamente, en Egipto, el papiro se conservaba dentro de recipientes de madera y arcilla, ya que los insectos (uno de sus grandes enemigos junto a la humedad) se alimentaban de sus fibras. Era habitual impregnar los rollos de papiro de aceite de cedro, ya fuese de la resina o la goma del cedro, que les daban buen olor y le concedían una tonalidad amarillenta. Los papiros que más se han conservado son aquellos que se encontraron en el Alto y Medio Egipto, donde la sequedad y el tratamiento de cedro permitían mantenerlos a salvo. Un papiro, aproximadamente y en condiciones óptimas, puede llegar a conservarse hasta 5000 años, como es el caso de un ejemplar custodiado en el Museo de El Cairo. Sin embargo, eso no quiere decir que los papiros sobreviviesen al paso del tiempo incólumes. Es habitual hallar casos de papiros que han llegado hasta nuestros tiempos pero con huecos y manchas variadas. El papiro está compuesto principalmente por celulosa y lignito, en un 27% y 57% respectivamente, siendo otros de sus componentes un 9% de minerales varios y un 7% de agua. El elemento acuático se halla presente en la constitución del papiro como consecuencia del empleo de otros agentes; el lignito aporta rigidez y el tacto de madera y la celulosa es el componente básico para poder escribir sobre él. Debido a que los componentes del papiro se degradan con el tiempo, es normal que se amarillee y pierda sus cualidades. Este proceso de envejecimiento, en zonas de Egipto se ve retardado por mano de la Naturaleza y la casualidad. La presencia de calcio y sales de magnesio en el suelo egipcio, junto a sus condiciones climáticas, permitía retardar dicho envejecimiento. Generalmente, los papiros se conservaban mejor en las tumbas, al estar cerradas y porque su grado de uso en estos lugares era nulo (lo que ayudaba a su conservación).
  • 2. 2 Los principales peligros, aparte de los sobredichos, unos cuantos más: a) Daño físico: abrasión, fracturas, pérdidas, bordes rotos... debido a la rigidez del papiro. b) Decoloración: el empleo de sustancias bituminosas o adhesivos a los papiros en la época que se realizaron pueden contribuir a pérdidas irreparables. c) Suciedad y depósitos de ésta. d) Sales: las sales solubles como el natrón se cuelan en el papiro y cristalizan dentro de la estructura de éste, creando rupturas en la superficie. e) Delaminación: al estar conformado por láminas, la pérdida de aglutinante y pegamento conlleva una desintegración laminar gradual. f) Hongos y otros: en el caso de que hubiesen afectado ya al papiro, la zona afectada debe ser rápidamente limpiada y puesta en un lugar aséptico. g) Uso de tintas y colores: Sobre todo en el caso de los colores, algunos pigmentos se han revelado fatales para el papiro, sobre todo, una variedad de verde pigmento que al secarse se tornaba marrón o negro, cuyo componente principal era acetato básico de cobre o verdín. El uso del papiro no comenzó a ser universal hasta la época de Alejandro Magno. Su uso decayó al declinar la antigua cultura egipcia, siendo sustituido como soporte de escritura por el pergamino. Disminuyó en el transcurso del siglo V de nuestra era y desapareció del todo en el siglo XI. La mayoría de las grandes bibliotecas de Europa poseen manuscritos en papiro. Elaboración del papel papiro. Primero, el tallo de la planta de papiro se mantenía en remojo entre una y dos semanas; después se cortaba en finas láminas y se prensaban con un rodillo, para eliminar parte de la savia y otras sustancias líquidas; luego se disponían las láminas horizontal y verticalmente, y se volvía a prensar, para que la savia actuase como adhesivo; se terminaba dejando secar durante varios días y frotando suavemente con una concha o una pieza de marfil. Se solían fabricar rollos de unas veinte páginas, cada una de cuatro metros y medio, aunque se solían cortar en "hojas" de menor tamaño para poder utilizarlas más cómodamente.
  • 3. 3 El Pergamino. Pergamino es un material hecho a partir de la piel de una res u otros animales, especialmente fabricado para poder escribir sobre él. La piel sigue un proceso de eliminación del vellón, adobado y estiramiento al final del cual se consiguen las láminas con las que se elaboran los libros. El origen de su nombre es la ciudad de Pérgamo, donde existía una gran productividad de gran calidad de este material. El pergamino: fabricación. La fabricación de pergamino suponía un elevado coste. Sólo tenéis que imaginaros una sociedad preindustrial como la de los tiempos medievales, que no conocía ni por asomo conceptos como fabricación en cadena o fabricación en serie. Todo se producía de manera artesanal, y el pergamino no iba a ser una excepción. Era necesario el sacrificio de muchas cabezas de ganado, lo que suponía perder fuerza motriz y fuentes de alimento básicas. Por otra parte, la mano de obra que requería el tratamiento del pergamino era obligatoriamente especializada, y consecuentemente, cara. Se requería una buena conjunción de materiales de calidad y maestría, lo que remataba el precio final en un alto coste. Ésa es una de las razones por las que los amanuenses medievales aprovechaban casi la totalidad de los pergaminos sobre los que escribían, ya fuese añadiendo notas al margen, reduciendo el tamaño de las letras, inventando o incorporando abreviaturas para reducir gasto y en situaciones extremas (habituales), raspar los escritos antiguos para reaprovecharlos por caso de necesidad urgente. Hay diversos métodos de fabricar pergamino, casi tantos como regiones productoras. Dependía en exclusiva del talento y los requisitos que el artesano imponía a sus clientes en cuanto a materiales y componentes. En pos de la claridad, pondré los pasos básicos comunes a toda esta variedad que os comentaba. 1) Se elegía pieles de oveja o de ternera, ya que presentaban la ventaja de que podían ser escritas por ambas caras y se tenían en cuenta varios aspectos, como la naturaleza y la edad del animal, ya que de éstos dependían otros rasgos como la flexibilidad, dureza, blandura, blancura, color o la presencia de granos pilosos. En el caso de piezas extraídas al ganado bovino, se prefería la de los ejemplares jóvenes porque era más manejable. 2) La piel extraída se sumergía en un generoso baño de cal mediante tenazas, lo que le confería cierta blancura extra. Más tarde, esa pieza se estrujaba y estiraba varias veces para extraer sangre e impurezas que llevase aún la piel.
  • 4. 4 3) El ejemplar era dispuesto en un caballete, en el cual se rasuraba con tijeras y cuchillos de filos apropiados para el tipo de pergamino a confeccionar. De esta manera, se garantizaba que el pergamino perdiese mal olor, partes negras y células pigmentarias que afeaban su superficie. 4) La piel es sometida a un baño de agua caliza un día entero y repasada con el cuchillo. La superficie del pergamino adquiere una textura suave, apta para teñirse con la tinta. 5) La pieza se lleva a continuación a un bastidor, que se tensa para que el artesano con un cuchillo especial repase de nuevo, usando gran fuerza, los posibles restos de granos pilosos. 6) Tras todo este proceso, obtenemos una pieza limpia cuyas células han sido reordenadas por la tensión del bastidor. En esta fase, el pergamino se dispone sobre un colchón de paja para ser rascada de nuevo. Interesante el hecho de que los residuos generados ahora no se desperdician, sino que se mezclan con otros componentes para formar la cola con la que se pegarán los pergaminos en los códices. 7) El pergamino es tratado con piedra pómez u otro material semejante. De esta manera, las tintas ganaban mayor adherencia sobre la superficie del pergamino. En el caso de pergaminos dirigidos a formar partes de códices, el proceso (que ya habréis comprobado que es harto laborioso) era muy lento, puesto que se solían elegir las zonas del cuello y de los miembros del animal, aunque fuesen más fáciles de romper. Además, el proceso de limpieza era bastante exigente, puesto que la escritura de un códice debía ser limpia y fácil de realizar. Después de esto, no os extrañará por tanto que aprovecharan al máximo los pergaminos para la escritura, ¿no?. Fragmento del artículo “Del papiro al pergamino: fabricación y su historia” de Antonio Miguel Martín Ponce, profesor de Ciencias Sociales, Geografía, Historia e Historia del Arte. ACTIVIDADES: Tras la lectura, completa tus apuntes de clase con varios esquemas: - Proceso de fabricación del papiro. - Inconvenientes del papiro. - Proceso de fabricación del pergamino. - Inconvenientes del pergamino.
  • 5. 5

×