Your SlideShare is downloading. ×
El realismo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

El realismo

1,279

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,279
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
7
Actions
Shares
0
Downloads
13
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. EL REALISMO Elementos básicos.martes 1 de noviembre de 2011
  • 2. La subordinaci OBJETIVOS LITERATURA E • Conocer el contexto histórico-social de la literatura • realista. • • Comprender el concepto de Realismo. • • Identificar las características de la novela realista. • • Conocer los principales autores y obras del Realismo. CONTENIDOSmartes 1 de noviembre de 2011
  • 3. • Identificar proposiciones subordinadas adjetivas. ESQUEMA DE LA UNIDAD LITERATURA Formas y géneros: La literatura realista Leer: Emilia Pardo Bazán, Una visita inesperada Benito Pérez Galdós, Fortunata y Jacinta Leopoldo Alas «Clarín», La Regenta RECURSOS COMPLEMENTARIOSmartes 1 de noviembre de 2011
  • 4. LiteraturaLa literatura realista (págs. 1ESQUEMA DE CONTENIDOS 1. La segunda mitad del siglo XIX • La segunda mitad del siglo XIX en Eur está marcada por las transformacione socioeconómicas de la revolución ind • En España se sucedieron el reinado dmartes 1 de noviembre de 2011
  • 5. ESQUEMA DE CONTENIDOS1. La segunda mitad del siglo XIX • La segunda mitad del siglo XIX en Europa está marcada por las transformaciones socioeconómicas de la revolución industrial. • En España se sucedieron el reinado de Isabel II, la I República y la Restauración de la monarquía en 1875 con Alfonso XII.2. La literatura realista. Características • Se sustituye la exaltación sentimental y la imaginación romántica por la observación y la representación fidedigna del entorno. martes 1 de noviembre de 2011
  • 6. martes 1 de noviembre de 2011
  • 7. martes 1 de noviembre de 2011
  • 8. martes 1 de noviembre de 2011
  • 9. en 1875 con Alfonso XII.2. La literatura realista. Características • Se sustituye la exaltación sentimental y la imaginación romántica por la observación y la representación fidedigna del entorno. • Se pretende retratar la realidad de forma verosímil y crítica. • El género más cultivado es la novela.3. La novela realista • Los rasgos fundamentales son estos:martes 1 de noviembre de 2011
  • 10. martes 1 de noviembre de 2011
  • 11. martes 1 de noviembre de 2011
  • 12. • Se pretende retratar la realidad de forma verosímil y crítica. • El género más cultivado es la novela.3. La novela realista • Los rasgos fundamentales son estos: – Interés por la realidad y lo cotidiano. – Tratamiento de temas actuales. – Búsqueda de la objetividad y el verismo. – Presencia crítica del autor. – Empleo del narrador omnisciente. – Estilo sobrio y sencillo. – Cuidada recreación del habla de los personajemartes 1 de noviembre de 2011
  • 13. martes 1 de noviembre de 2011
  • 14. martes 1 de noviembre de 2011
  • 15. martes 1 de noviembre de 2011
  • 16. martes 1 de noviembre de 2011
  • 17. – Interés por la realidad y lo cotidiano.– Tratamiento de temas actuales.– Búsqueda de la objetividad y el verismo.– Presencia crítica del autor.– Empleo del narrador omnisciente.– Estilo sobrio y sencillo.– Cuidada recreación del habla de los personajes. • En esta unidad es fundamental socioeconómicas del siglo XIX en realista. Para ello, se puede pedmartes 1 de noviembre de 2011 las consecuencias de la revoluc
  • 18. 4. El Realismo en Europa • Realismo en Francia: destacan Stendhal (Rojo y negro), Balzac (La comedia humana), Flaubert (Madame Bovary) y Zola (La taberna o Naná). • Realismo en Rusia: destacan Dostoievski (Crimen y castigo o Los hermanos Karamázov) y Tolstoi (Ana Karenina o Guerra y paz ). 5. Realismo y Naturalismo en España • Se distinguen tres etapas: Prerrealismo, Realismo y Naturalismo.martes 1 de noviembre de 2011
  • 19. Zola, por E. Manet 1868martes 1 de noviembre de 2011
  • 20. • Realismo en Rusia: destacan Dostoievski (Crimen y castigo o Los hermanos Karamázov y Tolstoi (Ana Karenina o Guerra y paz ).5. Realismo y Naturalismo en España • Se distinguen tres etapas: Prerrealismo, Realismo y Naturalismo. • El Prerrealismo comenzó en 1849 con La Gaviota, de Fernán Caballero. Se caracteriza por el tono costumbrista y el propósito moralizador. • El Realismo comenzó en 1870 con La Fontanmartes 1 de noviembre de 2011
  • 21. . Realismo y Naturalismo en España • Se distinguen tres etapas: Prerrealismo, Realismo y Naturalismo. • El Prerrealismo comenzó en 1849 con La Gaviota, de Fernán Caballero. Se caracteriza por el tono costumbrista y el propósito moralizador. • El Realismo comenzó en 1870 con La Fonta de Oro, de Benito Pérez Galdós. El narrador realista es más objetivo y crítico y retrata la psicología de los personajes.martes 1 de noviembre de 2011
  • 22. • El Prerrealismo comenzó en 1849 con La Gaviota, de Fernán Caballero. Se caracteriza por el tono costumbrista y el propósito moralizador.• El Realismo comenzó en 1870 con La Fontana de Oro, de Benito Pérez Galdós. El narrador realista es más objetivo y crítico y retrata la psicología de los personajes.• El Naturalismo comenzó en 1881 con La desheredada, de Galdós, a partir de la influencia de Émile Zola. Recrea los aspectos más sórdidos de la existenciamartes 1 de noviembre de 2011
  • 23. tipos de narrador • DE 3ª PERSONA NARRADOR OMNISCIENTTE ( que todo lo sabe). El narrador omnisciente es aquel cuyo conocimiento de los hechos es total y absoluto. Sabe lo que piensan y sienten los personajes: sus sentimientos, sensaciones, intenciones, planes… NARRADOR OBSERVADOR. Sólo cuenta lo que puede observar. El narrador muestra lo que ve, de modo parecido a como lo hace una cámara de cine. • DE 1 ª PERSONA NARRADOR PROTAGONISTA. El narrador es también el protagonista de la historia (autobiografía real o ficticia). NARRADOR PERSONAJE SECUNDARIO. El narrador es un testigo que ha asistido al desarrollo de los hechos.martes 1 de noviembre de 2011
  • 24. • El Realismo comenzó en 1870 con La Fontana de Oro, de Benito Pérez Galdós. El narrador realista es más objetivo y crítico y retrata la psicología de los personajes. • El Naturalismo comenzó en 1881 con La desheredada, de Galdós, a partir de la influencia de Émile Zola. Recrea los aspectos más sórdidos de la existencia y explica la realidad a partir de la herencia genética y el determinismo biológico y social. r en la importancia que tuvieron las transformacionbandono del Romanticismo y el triunfo de la estética martes 1 de noviembre de 2011
  • 25. El ajenjo, de E. Degas 1877martes 1 de noviembre de 2011
  • 26. la psicología de los personajes. de temas actuales. • El Naturalismo comenzó en 1881de la objetividad y el verismo. con La desheredada, de Galdós, a partir rítica del autor. de la influencia de Émile Zola. Recrea narrador omnisciente. los aspectos más sórdidos de la existencia y sencillo. y explica la realidad a partir de la herencia reación del habla de los personajes. genética y el determinismo biológico y social. • En esta unidad es fundamental insistir en la importancia que tuvieron las transformaciones socioeconómicas del siglo XIX en el abandono del Romanticismo y el triunfo de la estética realista. Para ello, se puede pedir que se haga un breve trabajo de investigación sobre las consecuencias de la revolución industrial centrado en dos aspectos: el fortalecimiento de la burguesía y la aparición del proletariado. Para ilustrar estos cambios sociales se pueden emplear fragmentos de La Regenta en los que se observen los contrastes entre el pueblo, la burguesía y la antigua nobleza. • También es importante ejemplificar con claridad las diferencias entre Prerrealismo, Realismo y Naturalismo. Con este fin, puede solicitarse a los alumnos un trabajo comparativo entre los textos realistas y naturalistas que se incluyen en la unidad, de manera que busquen los rasgos distintivos del texto inicial de Los pazos de Ulloa y los fragmentos de Fortunata y Jacinta. • En cuanto al Prerrealismo, puede ser útil trabajar en clase algún fragmento cómico de El sombrero de tres picos, de Pedro Antonio de Alarcón, especialmente alguna de las descripciones caricaturescas que en él se incluyen. martes 1 de noviembre de 2011
  • 27. • En esta unidad es fundamental insistir en la importancia que tuvieron las transforma socioeconómicas del siglo XIX en el abandono del Romanticismo y el triunfo de la est realista. Para ello, se puede pedir que se haga un breve trabajo de investigación sobr las consecuencias de la revolución industrial centrado en dos aspectos: el fortalecimiento de la burguesía y la aparición del proletariado. Para ilustrar estos cambios sociales se pueden emplear fragmentos de La Regenta en los que se observ los contrastes entre el pueblo, la burguesía y la antigua nobleza.• También es importante ejemplificar con claridad las diferencias entre Prerrealismo, Realismo y Naturalismo. Con este fin, puede solicitarse a los alumnos un trabajo comparativo entre los textos realistas y naturalistas que se incluyen en la unidad, de manera que busquen los rasgos distintivos del texto inicial de Los pazos de Ulloa y los fragmentos de Fortunata y Jacinta.• En cuanto al Prerrealismo, puede ser útil trabajar en clase algún fragmento cómico de El sombrero de tres picos, de Pedro Antonio de Alarcón, especialmente alguna de las descripciones caricaturescas que en él se incluyen.• Existen numerosos recursos audiovisuales para ilustrar las obras más importantes de la segunda mitad del siglo XIX. Como ejemplo, cabe citar la versión cinematográfica de Madame Bovary dirigida por Claude Chabrol y las versiones televisivas de La Regenta, Los pazos de Ulloa, Fortunata y Jacinta o Cañas y barro, producidas por TVE.martes 1 de noviembre de 2011
  • 28. • También es importante ejemplificar con claridad las diferencias entre Prerrealismo, Realismo y Naturalismo. Con este fin, puede solicitarse a los alumnos un trabajo comparativo entre los textos realistas y naturalistas que se incluyen en la unidad, de manera que busquen los rasgos distintivos del texto inicial de Los pazos de Ulloa y los fragmentos de Fortunata y Jacinta.• En cuanto al Prerrealismo, puede ser útil trabajar en clase algún fragmento cómico de El sombrero de tres picos, de Pedro Antonio de Alarcón, especialmente alguna de las descripciones caricaturescas que en él se incluyen.• Existen numerosos recursos audiovisuales para ilustrar las obras más importantes de la segunda mitad del siglo XIX. Como ejemplo, cabe citar la versión cinematográfica de Madame Bovary dirigida por Claude Chabrol y las versiones televisivas de La Regenta, Los pazos de Ulloa, Fortunata y Jacinta o Cañas y barro, producidas por TVE. LENGUA Y LITERATURA 4.° ESOmartes 1 de noviembre de 2011
  • 29. En su producción destacan dos novelas: Crimen y castigo y Los hermanos Karamázov. El frag- mento seleccionado corresponde a Crimen y castigo, novela donde se analizan los remordi- mientos de un joven estudiante que, agobiado por la miseria, asesina a una vieja usurera. El asesinato La puerta se abrió formando una estrecha rendija, co- apartó de él, dándole la espalda. Raskolnikov se de- mo la otra vez, y de nuevo dos ojos inquisidores y des- sabrochó el abrigo y descolgó el hacha del lazo, pe- confiados se clavaron en él desde la oscuridad. … ro no la sacó del todo; la sostenía con la mano dere- –Perdone, Aliona Ivanova…, soy un conocido suyo…, cha debajo del abrigo. Raskolnikov… Le traigo una prenda que le prometí Tenía las manos enormemente débiles; se daba cuen- hace unos días… –y le tendió el objeto que llevaba ta de que a cada momento se le entorpecían y se le preparado. agarrotaban más y más, temía que se le escapara el hacha y se le cayera al suelo… De pronto le pareció La vieja echó un vistazo al paquetito, pero ensegui- que el vértigo se apoderaba de él. da volvió a clavar la mirada en los ojos del inespera- do visitante. Le miraba atentamente, con rencor y des- –¡Vaya lío que ha armado con esto! –exclamó la vieja, confianza. Transcurrió cosa de un minuto. Raskolnikov malhumorada, e hizo un movimiento como para di- creyó distinguir en los ojos de la vieja una expresión rigirse hacia él. sarcástica, como si lo hubiera adivinado todo. Tenía No podía perder ni un solo instante más. Acabó de sa- la sensación de que perdía la serenidad, de que el car el hacha, la levantó con ambas manos sin apenas miedo se apoderaba de él, un miedo horrible, hasta darse cuenta de lo que hacía, y casi sin esforzarse, co- el punto de que si la vieja continuaba mirándole de mo quien dice maquinalmente, la dejó caer de lomo aquel modo, sin decir una palabra, un minuto más, sobre la cabeza. Parecía que se había quedado sin fuer- huiría de allí corriendo. zas, mas no bien hubo dado un golpe, las recobró. … –Pero ¿por qué me mira de ese modo, como si no me Aliona Ivanova lanzó un grito, pero muy débil, y se des- hubiese reconocido? –exclamó él de pronto, también plomó; quedó sentada en el suelo, y aún tuvo tiem- con rencor–. Si lo quiere, tómelo; si no, lo llevaré a po de llevarse las manos a la cabeza. Con una de ellas otro sitio. No tengo tiempo que perder. continuaba sosteniendo la «prenda». Entonces él le asestó varios golpes con toda su fuerza, todos con el … La vieja tomó la prenda. lomo del hacha y en el cráneo. Brotó la sangre como –¿Qué es esto? –preguntó, sopesándola con la mano de un vaso tumbado y el cuerpo cayó de espaldas. y mirando otra vez fijamente a Raskolnikov. Raskolnikov retrocedió un paso, dejó que cayera y –Este objeto es… una pitillera… de plata… mírela. se inclinó inmediatamente sobre la cara de la ancia- na: estaba muerta; tenía los ojos muy abiertos, como –No parece de plata. ¡Vaya modo de atarla! si quisieran saltarle de las órbitas, la frente y la cara Para desatar el cordoncito, se volvió hacia una venta- contraídas y desfiguradas por las convulsiones. na, hacia la luz (tenía todas las ventanas cerradas, a FIODOR M. DOSTOIEVSKI pesar del calor asfixiante), y por unos segundos se Crimen y castigo ACTIVIDADESmartes 1 de noviembre de 2011
  • 30. como por la creación de personajes femeninos emblemáticos que encarnan ociales y emocionales de la época. Existen varios estudios en torno a estos n como ejemplos los siguientes fragmentos de dos artículos.s en el siglo XIX Las novelas de adulterioa cultura –me refiero a la cul- En Fortunata y Jacinta se establece un diálogo con la– es un hecho trascendental tradición misma de la novela de adulterio, introducien- n escandalosa frecuencia y, do aspectos nuevos, renunciando a situaciones tí-dencia aplastante. La presen- picas y al triángulo unívoco. … Es una novela que pre- sta en la abrumadora canti- senta no un caso aislado de adulterio, sino todo un s para mujeres –en su ma- mundo al que este se incorpora. En realidad puede s y escritas por mujeres–, ser vista como una acusación social aún más fuerteor otra parte, incluyen en sus que la de La Regenta. En Fortunata y Jacinta la situa-o novelas distribuidas en di- ción sin salida adquiere matices más graves, subra- común de naturaleza senti- yando el factor de las jerarquías sociales. Dedicando ecciones narrativas dirigidas mucha más atención y espacio a la presentación de como la Biblioteca de seño- varios estratos de la sociedad madrileña en su evolu- la celebérrima Biblioteca ro- ción, uniéndolo a los acontecimientos históricos y laelación de mercado, el creci- situación económica nacional, Galdós da a entenderprovoca un incremento de la que estas dos historias no son algo excepcional, si- rradoras del siglo XIX –dejan- no una muestra característica de la vida española. Se RECURSOS COMPLEMENTARIOSombres ya conocidos, desde trata de una sociedad que adelanta por medio de do Bazán– es riquísima, aun- casamientos, pero los respeta solo dentro de su pro- s de hoy sus nombres no re- pio círculo y clase social. … Lo que le interesa a Gal- dós no es tanto mostrar el caso particular como de-er que irrumpe como consu- nunciar la actitud prevaleciente, la injusticia socialmuy especialmente de narra- general. o común a una clase social BIRUTÉ CIPLIJAUSKAITÉe que ocuparse de tareas ca- «La adúltera “honrada”: Fortunata y Jacinta»sempeña actividades labora- abundante servicio domésti- de horas libres, mientras el martes 1 de noviembre de 2011
  • 31. FICHA 4UNA NOVELA EPISTOLAR LI Pepita Jiménez Juan Valera compuso una de las novelas más célebres y originales del Realismo español: Pepita Jiménez. En ella, el autor emplea el recurso del manuscrito encontrado, pues afirma que ha hallado unos papeles de un deán y que ha decidido publicarlos. La obra se divide en tres partes: la primera y la última son una serie de cartas (con narra- dor en primera persona), mientras que la segunda es un relato en tercera persona que com- pleta los hechos no mencionados en las cartas. Carta de don Luis a su tío, joven seminarista, se enamora de una jo- Sin embargo, aunque no se lo dije con palab la viuda, Pepita Jiménez, quien –a su vez– dije con los ojos. Mi severa mirada confirmómetida con el padre de aquel. mores; la persuadió de la irrevocable senten 30 de mayo De pronto se nublaron sus ojos; todo su rostro martes 1 de noviembre de 2011
  • 32. La obra se divide en tres partes: la primera y la última son una serie dor en primera persona), mientras que la segunda es un relato en terce pleta los hechos no mencionados en las cartas. Carta de don Luis a su tío Don Luis, joven seminarista, se enamora de una jo- Sin embargo, aunque ven y bella viuda, Pepita Jiménez, quien –a su vez– dije con los ojos. Mi s está prometida con el padre de aquel. mores; la persuadió d 30 de mayo De pronto se nublaron Dios me ha dado fuerzas para resistir, y he resistido. so, pálido ya de una p con una bellísima exp Hace días que no pongo los pies en casa de Pepita, madre de los dolores. D que no la veo. te de sus ojos y empe Casi no tengo que pretextar una enfermedad, porque jillas. realmente estoy enfermo. Estoy pálido y ojeroso; y mi No sé lo que pasó en padre, lleno de afectuoso cuidado, me pregunta qué que lo supiera? padezco y me muestra el interés más vivo. … Acerqué mis labios a Mi padre, sin advertir nada, me acusa de extravagan- se unieron nuestras b te; me llama búho, y se empeña también en que vuel- va a la tertulia. Anoche no pude ya resistirme a sus repetidas instancias, y fui muy temprano, cuando mi padre iba a hacer las cuentas con el aperador1. 1 aperador: encargado d ¡Ojalá no hubiera ido! Pepita estaba sola. Al vernos, al saludarnos, nos pu-martes 1 de noviembre de 2011 ACTIVIDADES
  • 33. te; me llama búho, y se empeña también en que vuel- va a la tertulia. Anoche no pude ya resistirme a sus repetidas instancias, y fui muy temprano, cuando mi padre iba a hacer las cuentas con el aperador1. 1 aperador: encargado de cuidar u ¡Ojalá no hubiera ido! Pepita estaba sola. Al vernos, al saludarnos, nos pu- simos los dos colorados. Nos dimos la mano con ti- ACTIVIDADES midez, sin decirnos palabra. 1. Lee con atención el texto y Yo no estreché la suya; ella no estrechó la mía, pero • ¿Qué enfermedad tiene do las conservamos unidas un breve rato. • ¿Qué imprudencia comete En la mirada que Pepita me dirigió nada había de de don Luis? amor, sino de amistad, de simpatía, de honda tris- • ¿Cuáles son los verdaderos teza. Luis hacia Pepita? ¿Ella es Había adivinado toda mi lucha interior; presumía que • ¿Qué ocurre al final? el amor divino había triunfado en mi alma; que mi re- En esta novela se puede e solución de no amarla era firme e invencible. erotismo en diversas accio No se atrevía a quejarse de mí; no tenía derecho a za algún ejemplo en este quejarse de mí; conocía que la razón estaba de mi parte. Un suspiro, apenas perceptible, que se esca- 2. Compara el personaje de do pó de sus frescos labios entreabiertos, manifestó cuán- Fermín de Pas en La Regen to lo deploraba. y semejanzas encuentras en Nuestras manos seguían unidas aún. Ambos mudos. 3. Explica por qué la técnica n ¿Cómo decirle que yo no era para ella ni ella para mí; ménez puede calificarse co que importaba separarnos para siempre? ginal dentro del panorama d 360martes 1 de noviembre de 2011 LENGUA Y LITERATURA 4.° ESO MATERIAL FOTOCOPIABLE © SANTILLANA EDUCACIÓN
  • 34. es partes: la primera y la última son una serie de cartas (con narra-a), mientras que la segunda es un relato en tercera persona que com-encionados en las cartas. Carta de don Luis a su tío enamora de una jo- Sin embargo, aunque no se lo dije con palabras, se loez, quien –a su vez– dije con los ojos. Mi severa mirada confirmó sus te-aquel. mores; la persuadió de la irrevocable sentencia. 30 de mayo De pronto se nublaron sus ojos; todo su rostro hermo-esistir, y he resistido. so, pálido ya de una palidez translúcida, se contrajo con una bellísima expresión de melancolía. Parecía las en casa de Pepita, madre de los dolores. Dos lágrimas brotaron lentamen- te de sus ojos y empezaron a deslizarse por sus me- enfermedad, porque jillas.pálido y ojeroso; y mi No sé lo que pasó en mí. ¿Ni cómo describirlo, aun-do, me pregunta qué que lo supiera?s más vivo. … Acerqué mis labios a su cara para enjugar el llanto, yacusa de extravagan- se unieron nuestras bocas en un beso.también en que vuel- JUAN VALERAe ya resistirme a sus Pepita Jiménezemprano, cuando mion el aperador1. 1 aperador: encargado de cuidar una hacienda. saludarnos, nos pu- martes 1 de noviembre de 2011
  • 35. martes 1 de noviembre de 2011

×