Campanella tesis final3libro

1,407 views
1,206 views

Published on

Campanella
Mediovevo
Ciudad del Sol
Tomás de Aquino
Giordano Brino
Galileo Galilei

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,407
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
17
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Campanella tesis final3libro

  1. 1. EL BIEN COMUN EN LA CIUDAD DEL SOL DE TOMMASO CAMPANELLA LUIS CARLOS OSPINA ROMERO
  2. 2. 2013 2
  3. 3. © Luis Carlos Ospina Romero Diseño de Cubierta Arquitecto Sibil Cairel Carla Ospina Castillo sibila_image@hotmail.com, Aachen, Alemania. Primera Edición: Julio, 2013 Editorial de la Universidad Uzethi www.uzethi.org, Venezuela, Maracaibo. Depósito legal: LF06120138002047 ISBN: 978-980-12-6668-6 Impresora Artesanal Uzethi. Maracaibo, Venezuela
  4. 4. POST TENEBRAS LUX ERAT 4
  5. 5. ¡Vanidad de vanidades!, todo es vanidad Qo. 1,3 Dedicado a: Msc. Samuel Carlo Ospina. Arq. Sibil Cairel Ospina. TSU. Camilai Keres Ospina. Econ. Davida BetzabeOspina Br. Sebastián Verne Ospina. Br. Luis Esparza. Pri. Samantha Ospina Teo. Gisela de Ospina Msc. Thayde González Msc. Mónica Labarca Phd. Luisa Pernalete Phd. Tommaso Campanella. Phd. Giordano Bruno. Phd. Galileo Galilei. Phd. Mario Fernández. Phd. Álvaro-Márquez. Phd. Maria Eugenia Lic. La Negra Isandra Phd. Luisa Pernalette. Phd. Dios.
  6. 6. 6
  7. 7. Fig. 1
  8. 8. Prologo OSPINA ROMERO, LUIS CARLOS. “EL BIEN COMÚN EN LA CIUDAD DEL SOL DE TOMMASO CAMPANELLA. Se caracterizará el bien común en la obra escrita “La Ciudad del Sol” del fraile dominico Tommaso Campanella, para lo cual se hace un análisis hermenéutico-filosófico de la obra, utilizando como instrumentos de la exégesis del texto a la experta opinión de medievalistas para analizar la racionalidad medieval de los elementos que conforman la ciudad medieval. Se identifica la obra como un proyecto político, y se demuestra existe al inicio del texto una Constitución con todos los atributos de una Texto Constitucional Moderno-Actual, el cual dirige la construcción de una praxis social posible y la construcción de la realidad. La praxis social esta dirigida por la practica de las virtudes, las cuales son una herencia conceptual que retoma Campanella de Tomás de Aquino., virtudes las cuales enseñan los Magistrados. La estructura física pictórica y gliptómana de la ciudad, y los juegos lúdicos entre ellos hacen de la Ciudad del Sol la Primordial importancia para la construcción del bien común según Campanella. La ciudad, es analizada como un agente educador, y transformador de la conducta, porque es una ciudad educadora, que enseña “a ser” practicando las virtudes. La ciudad es también considerada como un agente duplicable- copiable en otros lugares, y por tanto se puede universalizar su proyecto político, que era limitar el poder político absoluto y construir el bien común. Posteriormente se analiza la vigencia contemporánea de la problemática de La Ciudad del Sol, y la vigencia de la ciudad educadora en la triada bien común-justicia-poder político. Palabras Clave: Ciudad del Sol, Bien Común, Comunidad de Bienes, Poder Político, Justicia, Constitución. 2
  9. 9. INTRODUCCION La teocracia medieval es apuntalada en la ley natural revelada, ambos conceptos son utilizados por Campanella para avalar un proyecto político descrito analíticamente en su obra la Ciudad del Sol; el cual es un sistema de pensamiento racional, y un sistema político-religioso1 . Con tal proyecto político Campanella pretende universalizar y replicar su ciudad en el orbe conocido, exportando su proyecto a las colonias españolas, valiéndose del dominio que sobre ellas tiene el Imperio monarquía hispánica en esos tiempos. España, en ese instante, era el más grande poder colonial en el mundo, y poseía un inmenso Imperio a causa del descubrimiento de Cristóbal Colon, Imperio cuya adquisición había sido confirmada por las Bulas Alejandrinas Inter Caetera I, y II, otorgadas por el Papa Alejandro VI, de origen español (nacido en Játiva, Valencia - España, 1 de enero de 1432 - † Roma, 18 de agosto de 1503), Papa de la Iglesia Católica (1492-1503). El Papa cuyo nombre de nacimiento era Rodrigo Borja, de origen valenciano. Tal laudo es emitido el 4 de mayo de 1493; es decir, el Papa es reconocido por las partes como arbitro de derecho internacional, y dividió las tierras del nuevo mundo entre España y Portugal; división aceptada por ambas naciones, pero favoreciendo a España. Posteriormente ambos monarcas acordaron, personalmente, otra repartición, el 7 de junio de 1494, en el conocido Tratado de Tordesillas, acuerdo logrado sin la intervención Papal, pero al finalizar la negociación el Papa la ratifica. El acuerdo anterior vislumbra que se continúa aceptando la autoridad papal, pero ya se inicia una autonomía e independencia de los monarcas respecto del poder político del Papa. 1 De Civitas Solis, la primera versión escrita en la cárcel en italiano en 1602, con una primera edición en latín en 1623 del Fraile dominico Tommaso Campanella (n.1568,+1639) 3
  10. 10. Campanella utiliza al poder político, dominio e influencia papal personificándolo, en su Ciudad, en la persona del metafísico Hoh, para dirigir el comportamiento de los ciudadanos de su ciudad: no cuestiona las monarquías establecidas; más aun solicita que la monarquía española sea quien dirija a su ciudad conjuntamente con el Papa. Pero cuando es rechazado tal proyecto por el Papa y la Monarquía española, entonces se lo ofrece al Rey de Francia. El objeto del libro es investigar e identificar la interrelación entre la triada de variables-elementos conformada por el poder político, el bien común, y la justicia en la obra Ciudad del Sol, escrita por el fraile Tommaso Campanella en 1602. Es por lo tanto necesario caracterizar o comprender cada uno de los elementos, es decir, comprender en la Ciudad del Sol: el Poder Político, el Bien Común y la Justicia. Como se demostrará, y se presentará por medio de un escenario que develará su interrelación, en la triada mencionada existe al menos un elemento o variable en común que los interrelaciona; tal elemento en su momento se verá que proviene del Aquinate (Tomás de Aquino), es decir, del pensamiento del Medioevo filosófico teológico propiamente. Se seleccionó a Campanella y su obra La Ciudad del Sol porque ambos están en el límite de la frontera exterior del medioevo, sirviendo Campanella de eslabón conceptual entre el medievalismo y el renacimiento2 . Campanella es uno de los herederos del pensamiento cristiano dominico del Aquinate. Tomás de Aquino influye, aun antes de su muerte y desde entonces, en muchos documentos de la Iglesia, de tal modo que la Iglesia Católica ha tomado al Doctor Angélico como canon en problemas éticos y teológicos3 , y patrono de los estudios teológicos en sus seminarios católicos romanos. 2 En esta obra, Campanella enfrenta el poder absoluto medieval contra el naciente espíritu de libertad del humanismo, y contra el racionalismo, el cual esta poniendo fin al dogmatismo medieval. 3 S.S. Pío X, mediante el Motu Proprio "Doctoris Angelici" del 29 de junio de 1914, determinó que en los centros de estudios filosóficos de Italia sean enseñados los principios y principales doctrinas de Santo Tomás de Aquino. Acogiendo los deseos del Santo Padre, algunos tomistas propusieron a la Sagrada Congregación para los Estudios veinticuatro tesis metafísicas tomadas del pensamiento del Aquinate, pidiendo que sean examinadas. Estas tesis, luego de ser revisadas y consultadas con S.S. Pío X, fueron promulgadas el 27 de julio del mismo año. Esta promulgación no obliga de modo absoluto a seguir todas y cada una de ellas. Éstas fueron propuestas para que sean tenidas como "seguras normas directivas" en los estudios filosóficos (ver la declaración de la misma Congregación del 7 de marzo de 1916; también la Carta "Quod de fovenda" de S.S. Benedicto XV, 19 de marzo de 1917). 4
  11. 11. Campanella heredó del Medioevo conceptos y realidades sociales tales como: 1. La ciudad medieval, 2. La justicia distributiva-conmutativa de Tomás de Aquino, 3. La educación en Virtudes del Aquinate; Campanella tal vez., sea el único filosofo que conservó, en la filosofía de la educación de su ciudad solar, el concepto de enseñanza de virtudes en la formación del hombre social-político4 . Para Campanella, la enseñanza y práctica de las Virtudes constituye el núcleo de la vida político-social porque enseña conductas e interioriza valores como hábitos prácticos. 4. La Constitución de un estado: precedentes medievales de la Constitución para controlar el poder absoluto habían surgido en el medioevo: la Magna Carta Libertatum inglesa de 1215 limitó el poder monárquico ingles del rey Juan sin Tierra, impidiéndole el ejercicio del poder absoluto y sometiendo sus actos de del ejercicio del poder político a la ley por él legitimada. Este sometimiento de la voluntad política de un monarca cristiano a la ley es el primer paso en dirección al nacimiento del pensamiento medieval constitucionalista, tal sistema de pensamiento se manifiesta posteriormente en Campanella en su obra la Ciudad del Sol. 5. La estética medieval: en la cual impera la luz en la construcción de las Iglesias con altas cúpulas y agujas. Campanella utiliza el elemento estético de la luz en su Ciudad, cuando ubica su templo en la cúspide o cima de la ciudad circular, templo que permanece iluminado siempre por la luz solar o la luz de las estrellas y astros, porque las grandes catedrales y su luminosidad pretenden perfeccionar al ser humano, e iluminarlo en el camino hacia la luz inaccesible que habita Dios, al igual que su Ciudad Solar y su Templo en la cúspide de la ciudad. 4 Cátedra Estudios Tomistas, IUVST. “SANTO TOMAS, MAESTRO PARA EL TERCER MILENIO”. Enero, 2003, Año 1, N° 1. Pp. 27-72. Revista electrónica del Instituto Santo Tomás de Balmesiana, e-quinas. En la filosofía de la educación, en el tercer milenio, se esta reviviendo el concepto de enseñanza de la virtud como primordial, antes que la enseñanza de valores; además para demostrar la vigencia y actualidad del pensamiento de Tomás de Aquino se reconoce con la Epístola Encíclica Aeterni Patris Filius del Papa León XIII, promulgada el 4 de agosto de 1879, que la doctrina de Santo Tomás es una restauración de la filosofía cristiana; es decir, se reconoce desde mucho antes de Campanella la importancia del pensamiento cristiano del medioevo, y la influencia que el sistema de pensamiento medieval del Aquinate imprimió en la era moderna y contemporánea , que luego reinterpreta Campanella, quien advierte en todo momento su gran valor en la praxis social. Sus escritos asesoraban al concilio de Trento (1545...) 5
  12. 12. El modelo absoluto del poder político medieval, compartido por el Papa y los Monarcas, Campanella pretende copiarlo en su ciudad medieval. Tal poder político esta apuntalado por el usuario de las mulas del pescador. Pero, agrega una variante que es el control del poder político por medio de una Constitución, breve en su articulado y clara conceptualmente en sus fines. Por otra parte, cuando se analice la problemática y praxis de la Ciudad del Sol, se verá que sus problemas conservan vigencia y son de confrontación cotidiana desde entonces, sobre todo la comunidad de bienes, la comunidad de mujeres, la eugenesia; temas de revelante actualidad en este siglo XXI. (Ver Cáp. IV) Para caracterizar a estos tres elementos: el poder político, el bien común, y la justicia en la Ciudad del Sol, es necesario examinar en la Ciudad del Sol, su Constitución Solar Fundacional, y la praxis social de sus ciudadanos, tales como: la misterofanía, la comunidad de bienes, la ciudad, la familia, la eugenesia, la paz, la guerra, la república, el derecho, la utilidad pública. La característica esencial o el norte que guía esta investigación es la interrelación entre el poder político-bien común- justicia, cuya triada es un agente sintetizador de la categoría central de la praxis en la ciudad, con la cual se explica y construye su realidad humana. Asimismo, se usará y entenderá el significado de los siguientes términos, tal como a continuación se definen: Legitimidad jurídica o política: es la capacidad de una entidad, reconocida racional, y voluntariamente, de ser obedecida. Poder político: es la capacidad del gobernante para hacer que una persona o grupo obedezcan a fin de hacer un acto determinado. Dominio: es la capacidad de hacer que otros ejecuten determinadas conductas5 . 5 Cfr. Campanella, Tommaso, La Ciudad del Sol, ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, Pp. 23- 26.El Dominio puede ejercerse por medio de la influencia, del poder político, y de la autoridad; esto es lo que ocurre en la Ciudad del Sol, dominio ejercido por el sumo magistrado Hoh, quien ejerce su influencia con su prestigio. (por ser el mas sabio de todos), su autoridad (por ser elegido), y ejerce su poder político sobre todos los Solares. “Sin embargo Solo puede llegar a la dignidad de Hoh quien conoce la historia de todas las naciones, los ritos, los sacrificios, las leyes, las repúblicas y monarquías (esta es una clara alusión de que las repúblicas no son monarquías) los inventores de las leyes y de las artes, las explicaciones y las vicisitudes celestes y terrestres”. La posibilidad de 6
  13. 13. Influencia: es el dominio que un grupo o individuo puede ejercer sobre otros, cambiando sus actitudes o conductas sin emplear la coacción. La autoridad: es el derecho que posee legítimamente el poder político dentro de cualquier orden social para determinar la política, juzgar los hechos importantes, y resolver litigios, o derecho para actuar como dirigente o guía de otros hombres Sistema de pensamiento o racionalidad de una sociedad o comunidad: es la díada conformada por la lógica de la comunidad para razonar y los conceptos que conforman su realidad social, y praxis social. Sistema político: es un sistema de pensamiento que implica conductas humanas, relaciones de poder, de gobierno, autoridad, dominio o influencia sobre la conducta humana6 . Agente: es toda entidad que afecta el ser de otra entidad. 1º. Un agente es reactivo si percibe el Estado del entorno y actúan sobre él a tiempo. 2º. Un agente es teleomano si su comportamiento se describe considerando que funcionan guiados por objetivos. 3º. Un agente posee personalidad si se modela, conceptúa, o se diseña, siguiendo un paradigma mentalista, es decir atribuyéndoles: raciocinio, creencias, deseos, intenciones. 4º. Un agente es sociable si se comunica con otros agentes y/o personas. 5º. Un agente posee persistencia si genera procesos con continuidad en el tiempo. 6º. Un agente aprende si mejora su comportamiento en función de su experiencia. seleccionar a Hoh abre la posibilidad en la alternabilidad del ejercicio del poder. 6 Cfr. Easton, David, Esquema para el análisis político, Editores Amorrortu, Argentina, 2001, p. 88. Un sistema político, si pretende perpetuarse, tratará de ejecutar una asignación autoritaria de valores, es decir, persigue la reproducción del sistema de valores que buscan perpetuar un sistema de pensamiento, y por tanto la racionalidad prevaleciente del sistema político. Esto es lo que pretende Campanella cuando busca reproducir su proyecto político no sólo en la Ciudad del Sol sino en replicas (universalización) de la Ciudad del Sol en todo el inmenso Imperio Español. 7
  14. 14. 7º. Un agente es autónomo si actúa con independencia de instrucciones concretas seleccionando y aplicando pautas de comportamiento o conductas. 8º. Un agente es racional cuando tiene conocimiento compartible sobre un dominio ontológico. Campanella en ningún párrafo de su obra la Ciudad del Sol habla sobre el bien común; interpretando su obra hemos deducido que en Campanella el bien común es la satisfacción de las necesidades en la praxis social, enmarcada, la mencionada praxis, en la Constitución Fundacional. De tal manera que cuando mencionamos que tal o cual entidad es un bien común entonces estamos haciendo referencia a un elemento componente de la comunidad de bienes de Campanella, tal comunidad de bienes esta definida en el articulo cuarto de su constitución fundacional. (vid. Infra 3.4) CAPITULO I LA VIDA DE TOMMASO CAMPANELLA 8
  15. 15. 1.1 BREVE BIBLIOGRAFIA Giovanni Domenico Campanella es conocido como Tommaso Campanella7 . Nació el 5 de septiembre de 1568 en Stilo Calabria, bajo el dominio de la Corona de Aragón, al sur de la Italia actual. Se le conoce por Tommaso porque al ingresar al convento tomó el nombre de Tomás. Campanella estudió teología y filosofía en Morgeto y Nicastro. A los 25 años escribe su libro De Monarchia Christianorum (Sobre la monarquía de los cristianos), que dedica al Papa Clemente VIII. A los 30 años de edad (1598), Campanella pública en italiano su libro Monarchia di Spagna, llamando a que la autoridad monárquica del Rey de España inicie una labor beneficiosa universal para el género humano, bajo la tutela Papal, vicario de Dios. La misma proposición hará al rey Francés en 1635, en su Monarchie delle Nazioni8 . Cuando Campanella escribe ese libro ya ha pasado varios años en la cárcel. Padeció en total cinco cautiverios; es decir, vivió la mayor parte de su vida en las lúgubres cárceles medievales. 1º-De fines de 1591 al 28 de agosto de 1592, habitó la cárcel romana del Nuncio Papal. 2º-1594-1595: en la terrorífica cárcel de la Inquisición del Santo Oficio en la Torre Nona, cuando es procesado por herejía, por alabar la filosofía naturista de Bernardino Telesio. 3º-En 1598, en el convento de Santa Maria de Gesú en Stilo, organizó la insurrección contra España. Delatado en 1599, enjuiciado en el año 1600, la misma fecha en la cual fue cremado vivo Giordano Bruno en campo de Fiore, el cual visite personalmente. 4º-De 1601 a 1626, Es condenado a cadena perpetua sin esperanza de libertad (absque spe liberationis) en los calabozos del Castillo del Virrey español de Nápoles, por ser acusado en la conspiración para liberar a su natal Calabria. Es liberado por Papa Urbano VIII, quien intercede ante el rey de España, a petición de su orden dominica. 7 Cfr. Ferrater Mora. Diccionario Filosófico. ED. Ariel, Barcelona, 2001. Págs. 470-472. 8 Apoyándose en la frase: “Fiat unum ovile et unum pastor” (Juan 10,6) Campanella esta haciendo dos convocatorias para esta labor beneficiosa: al Papa y a la Monarquía española. (Papa, Petri Apostoli Potestatem Accipiens." = El que recibe la potestad del Apóstol Pedro). 9
  16. 16. 5º-De 1626-1628 estuvo en las mazmorras pontificias de Roma, y se le condena nuevamente a cadena Perpetua por la Inquisición, luego es declarado demente en 1628. (A los dementes no se les podían ejecutar, porque se podría perder su alma) En octubre de 1634 huye a Francia donde el Cardenal Richelieu le otorga asilo, y le asigna una pensión. Richelieu, cuyo rey Luis XIII, tratará con esa generosidad a Campanella por su comportamiento insumiso hacia el Rey de España, dada la enemistad entre las dos monarquías. En 1602 la Inquisición prohibió sus obras, hasta su liberación del anatema por el Papa León XIII (n.1803,+1910). Campanella Ingresó en el Convento dominico de Placanica en 1582 y murió el 26 de marzo de 1639 en Paris, Tommaso Campanella fue sepultadó en el convento de la Rue Saint-Honoré; perdiéndose sus restos en la Revolución Francesa la cual transformó el convento en mercado. Por tanto hace 368 años desapareció este doctor vir indomabilis, quien como eslabón del Medioevo iluminó el renacimiento y plasmó en la Ciudad del Sol, considerada en el género profano con la desprestigiada palabra de Utópica, realidades que se han verificado desde entonces hasta nuestros días. 1.2 LA PERSONALIDAD DE CAMPANELLA El proceso de desarrolló de su sistema pensamiento está íntimamente relacionado a sus padecimientos en las cruentas persecuciones a las que fue sometido por sus ideas9 . Campanella estaba convencido de su destino como renovador de la humanidad, para lo cual utilizó sin descanso su pluma, buscando establecer un sistema político universalista contra la corriente del poder político prevaleciente, aun medieval. Leía todo lo que caía en sus manos: astrología, ocultismo, magia; a Campanella no le importa el anatema del Santo Oficio al respecto. Él transitó en los márgenes de la ortodoxia, criticando los abusos de la 9 Cfr. Campanella, Tommaso. La Política, Tr.: Moisés Gonzáles García, Alianza Editorial, Madrid, 2001, Pp. 10-17. 10
  17. 17. organización eclesiástica, pensando que esas críticas eran permitidas por la Iglesia: equivocación que pagó con cárcel y tortura. Su estancia en el convento de Santa Maria de Gesú le mostró la miseria de su juventud, y la denigrante sumisión de su Calabria. Como Campanella no concebía la filosofía como simple especulación teórica, entonces planificó la instauración de una república de carácter filosófico practico, o sea debía ejecutar una rebelión contra el rey de España, cuyo poder político mantenía sometida a su Calabria natal. Alguno de los participantes en la rebelión comunicó los planes de Campanella, y es capturado el 6 de septiembre de 1599, se le recluyó hasta 1626. A partir de ese instante busco la libertad perdida, clamando: «Libertá, Signor, bramo», «Questa dolente vita, peggior di mille morti, tant’anni è sepelita, che al numero io trovo delle perdute gentii»10 Moisés González García afirma: …Para Campanella, sin libertad no hay ningún bien posible, pues sin ella «hasta el mismo paraíso seria vil». Lo claro en sus Poesías y Cartas es la denuncia contra la violencia que trata de esclavizar y someter al hombre: cuando no hay razones para convencer se recurre a la violencia. Afirma Campanella recurrir a la violencia es renunciar al uso de la razón que es lo natural, de ahí que los tormentos y la muerte sean las supremas armas del tirano.11 Campanella se creía elegido para luchar contra las tiranías, por tanto concibió la filosofía o su sistema de pensamiento político como una lucha para eliminar tres elementos déspotas del sistema de pensamiento político medieval remanentes en el siglo XVI-XVI: la tiranía, los sofismas y la hipocresía. Cita Moisés González a Campanella: “Io nacqui a debellar tre mali estremi tirannide, sofisma, ipocrisia…” 12 La simple frase anteriormente citada permitirá entender porque declara en su escrito la Ciudad del Sol que una nación huye de la tiranía, 10 Cfr. Campanella, Tommaso, La Política, Tr.: Moisés Gonzáles García, Alianza Editorial, Madrid, 2001, Pp. 10-17.p. 13, cita la Poesie de Campanella, (Pp. 114-115) “esta doliente vida, peor que mil muertes, tantos años hace que esta sepultada, que me encuentro entre el número de las gentes perdidas…” 11 Cfr. Campanella, Tommaso, La Política, Tr.: Moisés Gonzáles García, Alianza Editorial, Madrid, 2001, p. 14 12 Cfr. Campanella, Tommaso, La Política, Tr.: Moisés Gonzáles García, Alianza Editorial, Madrid, 2001, p. 15. 11
  18. 18. los sofismas y la hipocresía (o falta de transparencia política) , esencialmente él declara, en su Constitución, que huyen de la tiranía. Campanella jamás se sometió, ni cambio sus convicciones. Es considerado Campanella como uno de los portentos del género humano por sus inmensos conocimientos: “Vir qui omnia legerat, omnia meminerat, praeualidi ingenii, sed indomabilis”13 Su indomable personalidad la demuestra sin temor al enfrentase a la Iglesia Católica Romana, que pocos años antes había cremado vivo en la hoguera a Giordano Bruno14 , defendiendo el pensamiento heliocéntrico de Galileo Galilei, que apuntala por primera vez la racionalidad de la libertad de pensamiento con su actitud de no sometimiento contra todo un sistema teocrático que no permitía disentir de la revelación divina. Es 13 Cfr. Peña, Lorenzo. “Estudio Introductorio al opúsculo de Fray Tomas de Campanella «Alegato a favor de la comunidad de Bienes»”. 1997. Pág. 2. Esta frase latina es una expresión del Cardenal Pietro Sforza Pallavicini (n.1607,+1667), conocido por su historia del Concilio de Trento (iniciado el 13 de diciembre de 1545), hijo del Márquez Alessandro Pallavicini de Parma. 14 Giordano Bruno, de nombre Filippo Bruno (Nola, Nápoles, 1548 - Roma, 17 de febrero de 1600), era astrónomo, filósofo, matemático, nemotécnico, y poeta italiano. Sus teorías cosmológicas eran mejores que el modelo copernicano, propuso que el Sol era simplemente una estrella; que el universo había de contener un infinito número de mundos habitados por seres inteligentes, y afirmo la hipótesis en el campo teológico un panteísmo, divergiendo de la visión cosmológica creacionista apoyada por la Iglesia católica. Sus afirmaciones teológicas le llevaron a ser condenado por las autoridades eclesiásticas de Roma después de que la Inquisición romana lo encontró culpable de herejía, fue quemado en la hoguera. Ingresó en la Orden de los Dominicos, donde estudio filosofía aristotélica y a la teología de Santo Tomás de Aquino . Ese mismo año cambió su nombre por el de Giordano. En sus escritos y conferencias sus hipótesis científicas acerca de la pluralidad de los mundos y sistemas solares, el heliocentrismo, la infinitud del espacio y el Universo y el movimiento de los astros, escandalizaban a las autoridades vaticanas más conservadoras de la época, fueron sus teorías teológicas por lo cual la Iglesia católica y la Inquisición le encarcelaron en 1593 durante ocho años, acusado de blasfemia, herejía e inmoralidad, para finalmente ser condenado, por herético, impenitente, pertinaz y obstinado, a la hoguera, en la que murió el 17 de febrero de 1600 en Campo di Fiori, Roma. Tan Genial o más que Leonardo d´Vinci. Hablaba de unos sistemas numéricos números raros ahora llamados binarios. Su muerte disuadió el avance científico de la civilización de habla hispana, ya que los anglicanos angloparlantes, y los reformistas europeos como Lutero tampoco obedecían al vaticano, se habían sacudido de la autoridad Papal y Vaticana. Se considera a Giordano Bruno uno de los padres de la revolución científica. 12
  19. 19. Campanella coetáneo de Giordano Bruno y Galileo Galilei, quienes en la realidad social existente dominada por la jerarquía de la Iglesia Católica cimientan la dignidad del ser humano, cuando separan la verdad teológica de la posibilidad de pensar en forma diferente de esas verdades. Tanto a Campanella, como a G. Bruno, y a G. Galileo, todos los filósofos y científicos posteriores le debemos no ser considerados herejes, por pensar diferente a la Iglesia Católica Romana, y no solo por expresarse. Campanella, Bruno y Galileo dotaron a la razón de un nuevo sistema de pensamiento, que incluía la libertad de pensamiento, el cual es un nuevo elemento de la racionalidad desde entonces. De esta forma construyeron una racionalidad de la cual ahora forma parte la sensibilidad, y la verificación de los datos observados. Los tres crearon el pensamiento racional de causa y efecto al sacudir las ciencias del poder que ejercía sobre ella el creacionismo Vaticano. Esta nueva racionalidad es una revolución no solo científica, sino filosófica y social al intentar Campanella construir una realidad social, ejecutada en la Ciudad del Sol, y controlada por una Constitución, y una praxis regida por la ley, y no una realidad social dirigida por un señor feudal. 1.3 PROYECTO POLITICO DE CAMPANELLA Campanella en sus escritos revela, como parresiasta ("Quien usa la parresía, el parresiasta, es alguien que dice todo lo que tiene en mente: no oculta nada, sino que abre completamente su corazón y su mente a otras personas mediante el discurso") todos sus afanes, los cuales giran en torno al establecimiento de una monarquía universal en una Ciudad capaz de abarcar a todos los hombres y solucionar radicalmente el problema de la concordia político-religiosa entre los súbditos. Moisés Gonzáles refiriéndose a Campanella dice: El núcleo fundamental se encuentra en sus escritos políticos consistiendo este núcleo en la unidad del género humano regido por un único “poder sabio” rector del poder político y del poder religioso. Tal poder consolidará la unión, y como consecuencia de dicha unión se establecerá los fundamentos de un organismo social que eliminará toda perturbación entre la sociedad, y 13
  20. 20. originara una nueva era de paz y de felicidad para toda la humanidad.15 Campanella quería una renovación social de los patrones de conducta remanentes del medioevo, porque los males que se manifestaban entre lo seres humanos provenían de la separación y oposición entre las diferentes comunidades humanas causante del odio entre las naciones. Su sistema de pensamiento compuesto por una bondadosa racionalidad universalista de establecer una paz mundial, colisionaba con la realidad histórica que se venía gestando desde el medioevo, como era la aparición de las Monarquías de Francia, España, e Inglaterra; las cuales posteriormente derivarán hacia lo que conocemos como el Estado moderno. Pero estas monarquías en realidad eran barreras o murallas que entorpecían su proyecto político de unificar al género humano, porque el nacimiento las soberanías estatales impedían la materialización práctica de su proyecto político. Las copias que pretendía hacer de su proyecto, en el amplio Imperio Español, eran detenidas, también, por el fraccionamiento territorial y político causado por las reformas religiosas y cismáticas en Europa. El sistema de pensamiento de Campanella era que la natural revelación divina deseaba la unidad de la humanidad, y que esta unidad prevista por la divinidad fuese la forma de organización en una sociedad natural racional posible. Campanella expresó en su obra “Monarchia”, la necesidad de unir a todo el género humano en una monarquía universal regida por un Sol, éste Sol era el Metafísico Hoh, el cual subliminalmente seria el Papa, y El rey de España seria el brazo armado del Papa, por tanto eliminaba a los dos soles regidores hasta entonces al Papa y al Rey español; de esta manera un solo Sol, Hoh, representa al poder político, y al poder religioso, con la potestad única del poder político-religioso. . En realidad Campanella utilizaba también la religión con el fin político de unificar a los seres humanos, y al hacer una unificación religiosa evitaba los conflictos en ese orden16 , por lo cual el 15 Cfr. Campanella, Tommaso. La Política, Tr.: Moisés Gonzáles García, Alianza Editorial, Madrid, 2001, Pág. 10-17. 16 Cfr. Campanella, Tommaso, La Ciudad del Sol. ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, Pág. 52. 14
  21. 21. fraccionamiento religioso de Europa, causado por los movimientos separatistas del papado, contrariaba su proyecto. Esta unificación de política y religión en un individuo o Sol tenía como fin crear una relación individuo y Estado como un sistema ético espiritual, además de la natural relación individuo y Estado manifestada en términos pragmáticos y económicos. Es decir, Campanella reflexionaba sobre la existencia de un Estado posible, pero su idealismo sobre un imaginario mundo político no coincidía con el surgimiento de las formas de organización del poder en Europa o del Nuevo Mundo. Campanella afirma que en política siempre son tres los instrumentos imprescindibles para mantener y gobernar los Imperios: la lengua, la espada y el tesoro17 . En la Monarquía de España18 afirma la necesidad de los tres elementos y del mal uso que le ha dado España a las riquezas provenientes del nuevo mundo, mal uso que indican saqueo, ya que con tal fortuna debió haberse convertido en el Rey del mundo, conquistador y conversor de los musulmanes. 1.3.1 LA CIUDAD DEL SOL La Ciudad del Sol es un proyecto político que ha de servir de modelo a una república solar a instaurarse en Calabria, pero no un modelo solo para una Ciudad Solar sino un modelo para que se reprodujese su sistema social en todas partes del mundo conocido. Campanella no logró realizar su proyecto en su época, pero aisladamente con el transcurrir del tiempo, desde entonces, y en diversos lugares se fueron realizando sus aspiraciones para construir una Ciudad Solar, como pretendía. Si se preguntase cuando y donde se plasmaron sus ideas en realidades, la respuesta seria: la comuna de Paris, la eugenesia del siglo 17 Cfr. Campanella, Tommaso, La Política, Aforismos Políticos. 61, Tr.: Moisés Gonzáles García, Alianza Editorial, Madrid, 2001, Pág.186. 18 Cfr. Campanella, Tommaso. La Política, La Monarquía de España, Cáp. XVI, Tr.: traducción y notas de Moisés Gonzáles García, Alianza Editorial, Madrid, 2001, Págs. 105-109 15
  22. 22. XX-XXI, los movimientos educativos en virtud en el siglo XX, y del tercer milenio. Es mas, Las Constituciones de los países que la poseen, inician su constitucionalismo moderno en la Ciudad del Sol en 1602, y no como se ha pretendido fundamentar en el constitucionalismo de los Estados Unidos en 1776, o en la Revolución Francesa en 1789. Esta pretensión de Los Estados Unidos y Francia se debe a que quieren ubicarse, en sus respectivas declaraciones constitucionales, como cánones de derechos humanos, que ya poseía el hombre mucho antes, y derechos deducidos y expresados en el medioevo, por Tomás de Aquino19 , a su vez reinterpretados por Campanella: como el Habeas Corpus, o libertad inmediata si no hay causa alguna que justifique el encarcelamiento. La idea política de unificación universal del género humano bajo la tutela del Papa, usando como brazo armado a la Monarquía española, parece contradecir conceptualmente al particularismo Estado-Ciudad descrito en La Ciudad del Sol, contradicción que se resuelve cuando los habitantes solares demuestran su vocación universalista, cuando un día, todo el mundo conocido, adopte su praxis social. La Ciudad del Sol es un proyecto político para la creación de una República20 , en la cual el agente poder político influencia a la población, pretendiendo introducir una variable identificada como el bien común, según el escenario medieval teocrático, como: la comunidad de bienes, la comunidad del uso de las mujeres, haciendo desaparecer la racionalidad contemporánea de “la propiedad privada”21 . 19 Tomás de Aquino, Suma Contra los Gentiles, II, XXVIII, ED. BAC, 1967, p. 452. Las cosas creadas tienen en si un haber de la creación (un derecho). Per creationem res creata primo incipit aliquid suum habere 20 Cfr. Campanella, Tommaso, La Ciudad del Sol, ED. Zero, S.A. Madrid, 1971, Pp. 1-7. 21 En el sentido conocido contemporáneamente, heredero del derecho quititario romano o Ius Quiritario: ius utendei o derecho de usar, ius fruendi o derecho de disfrutar, y el ius abutendi o derecho de abusar de los bienes con derecho pleno, sin responsabilidad ante nadie, ni responsabilidad de naturaleza ética o legal; derecho que se opone a la sustentabilidad del planeta. 16
  23. 23. Campanella destaca la magna importancia de la Ciudad22 , como buen heredero del romanismo jurídico23 , y siendo él formado en el derecho medieval acepta el argumentun a minore ad maius de analogía jurídica24 , el cual aplica la ley, haciéndola valer con mayor razón (a fortiori ratione) en un caso real mas amplio que en otro real mas restringido; por tanto la negación de un derecho mas restringido implica a fortiori la negación de otro más amplio, según la sentencia de Ulpiano: “Magna capitis deminutio facit perdere civitatem”25 (es decir: “La perdida total del derecho de ciudadanía hace perder la ciudad”) Podemos resumir lo anterior diciendo que la permanencia y vivencia en la Ciudad concede bienes de tal importancia que en realidad son derechos. La ciudad es un sistema de relaciones tan complejo que todos los bienes que concede son inefables respecto al ciudadano. La violación de alguna de las normas de permanencia implicará la exclusión de la misma ciudad, y en algunos casos la pena de muerte. La permanencia en la ciudad es una racionalidad de la Ciudad del Sol. En La Ciudad del Sol inmersa en la Europa medieval occidental, heredera del romanismo jurídico, el derecho a la ciudadanía se pierde en el caso según el cual un ciudadano es ejecutado con pena de muerte26 , si insulta gravemente a los magistrados o hace grave daño a la república. 22 Campanella, Tommaso, La Ciudad del Sol, ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, p. 67 23 Cfr. Casinos Mora, Francisco Javier, “Nueve siglos de romanismo jurídico”, Rivista di Diritto Romano-II, 2002. Pp. 49. “La expresión de «derecho romano» designa el derecho elaborado en las distintas épocas de Roma hasta la compilación de Justiniano, o la citada compilación de Justiniano, o la monumental influencia del derecho romano en la civilización occidental de las Edades Media y Moderna y en casi todos los países europeos hasta el siglo XVIII, y en Alemania hasta las postrimerías del siglo XIX. La primera acepción señalada contempla al derecho romano como conjuntos normativos relativos a un determinado contexto espacio-temporal; la segunda, equivale a «derecho justinianeo»; la ultima; identifica al derecho romano con lo que se ha denominado «romanismo» o «tradición romántica», cuyo punto de partida lo constituye el fenómeno histórico-jurídico conocido con la expresión de «recepción del derecho romano»…en efecto existe la tradición histórica que sobrevive después de la caída del Imperio Romano de Occidente (476 DC) a través de la Edad Media hasta nuestros días, este es un fenómeno sin parangón.” 24 Ramis, Pompeyo, Lógica y Crítica del discurso, Consejo de publicaciones de la Universidad de los Andes, ULA, 2005, p. 246. 25 Cfr. Iglesias, Juan, Derecho Romano, ED, Ariel. Barcelona, 1979, Pp. 152-156. 26 Campanella, Tommaso. La Ciudad del Sol. ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, p. 60. 17
  24. 24. Campanella no pretende analizar (no es un filosofo que pretenda explicar la realidad humana) al hombre esquematizándolo en una teoría y disolviéndolo en abstracciones27 sino hacerlo vivir una realidad (es un filosofo que pretende crear una realidad posible, guiada por una praxis constitucional) donde su espacio lógico de realización personal es la ciudad; en la ciudad encuentra la colectividad su ser y a la vez la ciudad es un ser, o un agente para hacer ciudadanos habitando la Ciudad del Sol. 1.4 LA FILOSOFIA DE CAMPANELLA Para Campanella la filosofía de Bernardino Telesio significaba un contacto directo de los sentidos con la naturaleza, única fuente de conocimiento, ya que la revelación divina natural o de la autoridad de los libros no era la única fuente de conocimiento. “… yo aprendo mas observando una hormiga que de los libros…San Agustín y Lactansio negaron las antípodas por argumentos y por opinión, pero un marinero los convirtió en mentirosos con su testimonio de visu”28 Por lo tanto aprender es leer el libro de Dios, el cual es, codex vivus en “la naturaleza” per tactum intrinsecum, la biblia es el codex scriptum, o sea, saboreando racionalmente las cosas: casi una unión con la cosa misma; es como la suprema intuición platónica, que se transforma en una sabiduría intuitiva. Nos hallamos aparentemente cerca de Aristóteles que proclama la prioridad de los sentidos: nada esta en el intelecto que antes no estuviese en los sentidos (nihil est in intellectu quod non prius fuerit in sensu29 ). 27 Garrido, Manuel, Las revoluciones en la filosofía, ED. Grijalbo, S.A. México, 1979, p. 90. 28 Cfr. Reale, Giovanni. Antiseri Darío. Historia del pensamiento filosófico y científico, Barcelona, tomo II, Pp. 159-165. 29 Tomás de Aquino, De veritate, q.2 a.3 arg 19, De consolatione Philosophiae, lib. 5c cap. 7. Esta frase expresa que la conciencia carece de todo sentido sin la experiencia, esta frase es el principio gnoseológico del realismo aristotélico-tomista; se cree que el primero en usarla en griego fue el peripatético Estratón de Lampsaco, quien (340 adC - 268 adC) dirigió la academia fundada por Aristóteles, realizó experimentación pura defendiendo el mecanicismo en la naturaleza, cuando niega la existencia de cualquier divinidad trascendental, algo verdaderamente revolucionario en aquellos tiempos. 18
  25. 25. Aprender observando a las hormigas significa que ha estado observando el comportamiento de la realidad social, y ahora puede construir una realidad social en la cual el poder absoluto será controlado por medio de una Constitución Moderna. En los años 1990 el Dr. Marco Dorigo (del CNRS, Centre national de la recherche scientifique) obtuvó su doctorado observando a las hormigas, y deduciendo un algoritmo matemático con el cual podía visitar cientos de ciudades haciendo una ruta de mínimo recorrido, o uso de una cantidad mínima de combustible, tal algoritmo es usado, entre otras cosas, para diseñar las tarjetas madres de las computadoras, en la cual la mínima circuiteria reduce el calentamiento de la placa madre; por lo tanto podemos decir que Campanella tenia razón en muchas cosas. La ruta de de mínimo recorrido es conocida universalmente como el problema del viajero. El conocimiento intelectual proviene del saber que el alma tiene de si misma, porque el alma conoce su propio ser, y desde el ser puede elevarse a la contemplación de las ideas, y por tanto de Dios. Pero el conocimiento de lo divino es también un descenso de la Divinidad hacia el alma, pues las categorías del Poder, La Sabiduría, y El Amor pertenecen a Dios; proyectándose sobre todo ser como un modelo de las cosas, es decir, en este mundo Dios se manifiesta (Hic, in mundo, Deus…Verbo ipsum exprimit) Campanella maximiza la praxis de vivir la filosofía haciendo vivir las “virtudes”, por parte de la población, lo cual es de máxima importancia para la función pedagógica, y la aplicación de la justicia; obviamente se observa la influencia de Tomás de Aquino quien nos habla sobre el tratado de las Virtudes30 . 1.5 CARACTERISTICAS FISICAS DE LA CIUDAD DEL SOL 30 Aquino, Tomas. Suma, Teológica, I-II, q. 55 a 57 19
  26. 26. En una conversación entre el Almirante y el Gran Maestre Hospitalario se describe a la Ciudad del Sol de la forma siguiente31 : “Gran Maestre.-Dime cómo está hecha esta ciudad y cómo es gobernada. Almirante.-En una amplia llanura se levanta una colina sobre la cual se encuentra la mayor parte de la ciudad; sus confines, sin embargo, van mucho más allá de la base del monte, que es tan grande que la ciudad tiene un diámetro de dos millas e incluso más, y aproximadamente un círculo de siete; además, debido a la pendiente, tiene un espacio mayor que si estuviese en el llano. La ciudad está dividida en siete círculos grandísimos que llevan el nombre de los siete planetas, y se pasa de uno a otro a través de cuatro calles y cuatro puertas, que miran a los cuatro ángulos del mundo… Entrando, pues, por la puerta Tramontana, que está cubierta de hierro y hecha de forma que se levanta y baja con un maravilloso mecanismo, se ve un terreno llano de cincuenta pasos entre la primera muralla y la siguiente. Después están los palacios todos unidos alrededor del muro, de forma que podrías pensar que se trata de uno solo, y en la parte de arriba tienen unas galerías apoyadas en columnas, como los claustros de los frailes, y en la parte inferior no hay entrada, si no es en la parte cóncava de los palacios. En la cima del monte hay una gran llanura y en el centro se levanta un templo de una construcción maravillosa. Gran Maestre.-Por tu vida, continúa. Almirante.--El templo es perfectamente circular y no tiene muros alrededor, sino que está construido sobre columnas robustas y muy hermosas. Está cubierto por una gran cúpula, que tiene en el centro una cúpula menor con una abertura sobre el altar, que es único y está situado en medio del templo Sobre el altar solamente hay un mapamundi bastante grande, sobre el que está pintado todo el cielo y otro sobre el que está pintada la tierra. Después sobre el techo de la cúpula están representadas todas las mayores estrellas del cielo, y de cada una de ellas con tres versos se describen el nombre y la influencia que ejercen sobre las cosas terrenas; están también los polos y los círculos, no terminados del todo, porque falta la parte interior del muro, pero pueden completarse en correspondencia con los globos del altar. Están siempre encendidas siete lámparas con los nombres de los siete planetas. También se encuentra allí un libro de, cosas importantísimas escrito con letras de oro. 31 Cfr. Campanella, Tommaso. La Ciudad del Sol. ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, Pág. 11- 13. 20
  27. 27. Gran Maestre.-Por tu fe, aquí te esperaba, cuéntame todo lo concerniente a la forma de gobierno. Almirante.-Entre ellos hay un príncipe sacerdote, Hoh, que se llama Sol y en nuestra lengua le llamaríamos Metafísico: éste es el jefe de todos en lo espiritual y en lo temporal y todos los asuntos su decisión es inapelable. Tiene tres príncipes adjuntos: Pon, Sin y Mor, que significan: Potestad, Sabiduría, Amor. Todos los círculos de las murallas se hallan historiados tanto internamente como externamente por imágenes-símbolos de todas las cosas, y acontecimientos del mundo. En el exterior del último círculo superior están representados todos los inventores de armas, de las leyes, de las ciencias y de las armas, y en un lugar venerado Jesucristo y los doce apóstoles… en el dintel del templo se encuentra el alfabeto de la ciudad.” Nos percatamos que la ciudad es una FILOSOFICA ó ciudad educadora, utilizando los muros pintados con imágenes para perpetuar y transmitir el conocimiento, y transmitir a la siguiente generación la ciudad misma. En la ciudad todos los bienes son comunes, como en la República de Platón. Campanella, cuando pinta las murallas, pretende utilizar el arte de la mnemotécnica de Bruno, tratando de influir en la memoria en los ciudadanos, fundándose en las leyes de la asociación mental; y por eso recurre a la unión de las ideas con imágenes sensibles; pero toda su construcción gira alrededor de un principio filosófico platónico, es decir, que nuestras ideas, por ser sombras de las ideas eternas, están vinculadas recíprocamente, al igual que aquéllas, en cadenas cuyos eslabones son partes de un sistema único total y por eso pueden iluminarse mutuamente, pues única es la luz que resplandece en todas. «Hay maestros dedicados a explicar las pinturas, los cuales acostumbran A los niños a aprender todas las ciencias sin esfuerzo y como jugando»32 . En el último párrafo vemos que se adelantó cuatro siglos a Jean Piaget, en cuanto al aprendizaje lúdico. La frase anterior permite programar como un agente político a la educación, de tal manera que tal agente educativo tenga como fin 32 Cfr. García López, David, “Visualización pictórica en la utopía”: La Ciudad del Sol de Tommaso Campanella como ciudad pintada, Revista Anales de Historia del Arte, 1999, Barcelona, Pp. 159-180. 21
  28. 28. perpetuar o transmitir el poder. La educación transmite a los niños los conocimientos culturales que se convierten en ideológicos, y los niños los racionalizan. Esta educación ocurre en cualquier cultura mítica o no mítica, en cualquier tiempo. Las virtudes vencen a los vicios, hasta el punto de que los magistrados33 observan su cumplimiento y cada magistrado lleva su nombre, como: Liberalidad, Magnanimidad, Castidad, Fortaleza, Justicia criminal y civil, Diligencia, Verdad, Beneficencia, Gratitud, Misericordia,… se nota claramente la influencia de Tomás de Aquino en Campanella en cuanto considera a las virtudes como norte de la praxis social. Las virtudes de Aquino serán tomadas por herencia por Campanella introduciéndolas en la realidad social de su ciudad; por tanto, las virtudes de Aquino serán un eslabón entre la racionalidad medieval de Aquino y Campanella. 1.6INFLUENCIA DE GIORDANO BRUNO EN CAMPANELLA Giordano Bruno comenta34 De architectura et commento artis Lulli «Arquitectura y comentario del arte combinatoria de Raimundo Lulio, doctor iluminado, nació en Palma de Mallorca en 1233 ». Esta obra tiene importancia con la mnemónica usada en la representación gliptómana empleada en las murallas de la Ciudad Solar, porque influye la evolución del pensamiento de Giordano Bruno y su formación filosófica, y luego Bruno influencia a Campanella, quien utiliza estas representaciones en la construcción social de su Ciudad. El arte luliano quiere ofrecer la solución de un problema lógico- metafísico, es decir, construir el sistema de las relaciones entre las ideas, teniendo la firme convicción, de carácter francamente platónico, de poder con este medio reconstruir el sistema de la realidad. Para lograr su fin el arte combinatoria procede por medio de tablas y figuras. Ante todo determina los elementos primeros del pensamiento (sujetos y predicados), y los representa mediante letras, que constituyen el «alfabeto del gran arte»; dispone luego estas letras en una especie de 33 Cfr. Campanella, Tommaso, La Ciudad del Sol. ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, p. 21 34 Cfr. Mondolfo Rodolfo, Figuras e ideas de la filosofía del renacimiento, Leonardo, Bruno, Campanella. ED. Icaria S.A., Pp.28-74. 22
  29. 29. tabla pitagórica, y después las inscribe en triángulos y círculos que sobrepone y hace rodar para lograr todas las distintas combinaciones. La convicción que inspira este proceso de combinaciones, que genera el «silabario» y el «diccionario» del gran arte, consiste en la creencia de que al conocer las maneras de combinar los sujetos con los predicados, se tenga la posibilidad de contestar a todas las cuestiones que la mente humana pueda plantear. Este es el alfabeto que está en el dintel del templo solar ubicado en la cúspide de la ciudad, es un alfabeto combinatorio, no es nuestro alfabeto desde la A hasta la Z. Hay que recordar que ese interés por la combinatoria, que Bruno compartía con Lulio, y que luego transmitió a Campanella, se reproduce luego en Leibniz35 , quien por este camino quería llegar al descubrimiento de un lenguaje universal36 . Se ha querido mencionar a Bruno y Leibniz para recordar que por medio de Campanella las artes combinatorias herméticas y pitagóricas no fueron olvidadas, llegando hasta el presente, con consecuencias en la lógica simbólica, y el desarrollo del sistema binario, fundamento de las computadoras digitales. Es importante resaltar la importancia que Campanella dedica a la posibilidad de tener un alfabeto combinatorio universal para generar una lengua universal, que una a todo el género humano por medio del lenguaje. “…en el primer circulo…encima del alfabeto de la Ciudad del Sol se ven los alfabetos de todas las provincias…, en el interior del primer círculo están todas las figuras matemáticas, en número mayor dé las descritas por Euclides y Arquímedes, cada una con una proposición explicativa; el hecho de que haya más figuras que las descritas por Euclides y Arquímedes, significa que fueron generadas por un alfabeto combinatorio. En la parte exterior está el mapa de 35 Godofredo Guillermo Leibniz (1646-1716) con su Características Universales y sus Métodos de la síntesis y análisis universal propone un arte combinatoria que permitiría alcanzar un saber conceptual consecuencia de descubrir todas las combinaciones posibles de los primeros elementos primitivos y sus conexiones en este reino de las verdades esenciales. 36 La idea de una lengua universal no es nueva se apoya en el paralelismo ideológico, es decir, en la unicidad del pensamiento del ser humano, cuyo precursor fue Ramón Lulio, filósofo y teólogo catalán (1235-1315) y autor de Ars Magna donde propuso un método para encontrar la verdad. Lulio pretendía crear una lengua universal con proyecciones, por tanto propone la universalización del latín como medio para promover la unificación del lenguaje humano. Seria magnifico se leyesen de Humberto Eco “En busca de una lengua Universal¨ 23
  30. 30. toda la tierra, y después las tablas de cada país con sus ritos, costumbres y leyes, y con los alfabetos y su correspondencia con el suyo. Después de cumplir los tres años los niños aprenden la lengua y el alfabeto mirando en los muros, caminando en filas de a cuatro, y cuatro viejos les guían y les enseñan, y después les hacen jugar y correr para fortalecerles… ”37 . Para que se comprenda el significado de este alfabeto combinatorio ejemplifiquémoslo así: con cuatro letras A, C, T, G, que son respectivamente la adenina, citosina, timina, y guanina que forman el ADN humano, se pueden combinar de tal manera con una longitud finita el genoma humano de una persona humana, y es posible general 6000.000.000 de personas diferentes que están sobre el planeta tierra, y mas que ese número. Cada numero es una persona la cual es un conocimiento diferente a otra, es decir el alfabeto combinatorio A, C, T, G puede general conocimiento diferente como un ser humano. 1.7¿LA CIUDAD DEL SOL ES UTOPIA O REALIDAD? La Ciudad del Sol es redactada en italiano (Città del Sole) en 1602, y publicada en latín ( probablemente en 1623) con el nombre Civitas Solis, apppendix Politiae, Idea Reipublicae philosophicae. La investigación entre la triada mencionada develará también en De Civitas Solis un sistema de pensamiento, de una ciudad planificada con una determinada realidad social, que no se concretó. La ciudad es considerada como un agente racional-filosófico, la cual influencia mediante su arquitectura y la praxis vivencial a sus habitantes. Este sistema no es utópico porque 439 años después, el día de hoy, tienen plena vigencia temas implicados e implantados allí como: el control natal, la eugenesia, la comunidad de bienes, la propiedad privada, la educación en virtudes, pero sobre todo la vigencia de la relación diádica entre la comunidad de bienes y la moral-ética de la sustentabilidad del planeta Tierra. 37 Cfr. Campanella, Tommaso. La Ciudad del Sol, ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, Pág. 15 24
  31. 31. Fig. 2, La Ciudad del Sol de Campanella Reale, Giovanni. Antiseri, Darío, Historia del Pensamiento Filosófico y Científico, 3ª ED. Helder, Pág, 165. Cerros de Caracas, Venezuela. (Página siguiente) 25
  32. 32. CAPITULO II LA CIUDAD MEDIEVAL Y LA CIUDAD DEL SOL. 2.1 LA CIUDAD DEL SOL Y LA CIUDAD MEDIEVAL El dialogo entre el Almirante y el Gran Maestre ubica la Ciudad del Sol, de Campanella, no en cualquier lugar arbitrariamente, como una ciudad utópica, sino precisamente en una Ciudad Medieval amurallada de su tiempo, porque estas ciudades medievales actúan como agentes con unas muy especiales características que a continuación se describen. 26
  33. 33. El término “ciudad” es un organismo complejo moldeando la humanidad, y la cual es el crisol de la soberanía y de los Estados. El complejo organismo que es la ciudad posee un ser, como un ser mini-Estado influenciando el comportamiento de la praxis social de sus habitantes. La estructura de la Ciudad del Sol es la de siete murallas concéntricas, donde cada una dispone de cuatro puertas equidistantes entre si; estas siete murallas son de suficiente grosor, y siempre armadas. El que las murallas estén siempre armadas significa la espera de un ataque y la defensa de la soberanía de la ciudad. Ahora bien, ¿Qué es una ciudad medieval?, ¿Qué la caracteriza?, ¿Qué implica?: a continuación veamos que caracteriza a una ciudad medieval, y cómo en los fueros se conservan los saberes jurídicos que rigen las relaciones prácticas entre los habitantes, y las leyes que deben resolver. Leamos la cita siguiente, el cual es otro aporte que caracteriza a la ciudad medieval, «Otrosi decimos que do quier que sea fallado este nome de ciudad, que se entienda todo lugar que es cercado de los muros, con los arravales, e con los edificios que se contienen en ellos… »38 Continuemos citando este documento que aclara la concepción de ciudad medieval: Según Cayetano Marín39 , ¿Era «ciudad» un término confuso en la época?, [es difícil definir que es una ciudad medieval] ¿Son ciudades sólo los núcleos grandes de población, como parecen reconocer de facto los redactores cuando nos dicen que ciudad es lo mismo que villa grande? o bien ¿Es algo más, un centro urbano dotado de una personalidad jurídica especial? En cualquier ciudad hay un elemento urbanístico singular, 38 Cfr. Cayetano Marín, Maria del Carmen, “La ciudad medieval y el derecho: el urbanísimo en Las Partidas”, Archivos de Villa Madrid, Anales de la Historia del Arte, nº 4. Homenaje al Prof. DR. D. José Mª de Azcarate. ED. Compl. Madrid. 1994. Pp. 66-70 39 Nota: Es conveniente que el lector sepa que la Dra. Maria del Carmen Cayetano Marín cita a: 1. J. M. PEREZ-PRENDES: La obra jurídica de de Alfonso X El Sabio. En: Alfonso X. Toledo 1984. Museo de Santa Cruz. junio-Septiembre Toledo: Ministerio de Cultura, Dirección General de Bellas Artes y Archivos, 1984 Págs. 49-62, 2. Partida III, título, XXXIII. ley VI, 3 Partida III, título XX, ley VII, 4. Y. BAREL: La ciudad medieval. Sistema Social, sistema urbano. Madrid 1981. Pp. 66-68. 27
  34. 34. común a las ciudades en toda Europa, las murallas. Porque lo que distingue materialmente a una ciudad es su separación radical del entorno, tantas veces hostil. Las murallas, son el símbolo de su peso en los Estados, de su «status» privilegiado frente a los nobles y campesinos que la rodean, son en fin un símbolo, el más elocuente, de la libertad que gozan sus habitantes. Además la muralla única funde los distintos núcleos de población que suelen estar en el origen de las ciudades medievales. Barrios y arrabales, con sus propias defensas, hacen un todo con el centro urbano y al tiempo se unifican instituciones, se crea un derecho común y se perfila una política tanto económica como urbanística que antes era imposible40 Ives Barel aclara que La muralla es el signo mas claro de la existencia de una entidad urbana,…. A partir del año 850 los conglomerados humanos tienden a convertirse en fortalezas, lo cual continuara a lo largo de toda la edad media, incluso después de acabada esta; el amurallamiento medieval se puede simplificar así: a. cada aglomeración parte de una futura ciudad, que se fortifica de forma autónoma. b. los barrios construyen sus propias murallas. c. los barrios y núcleos pre-urbanos son rodeados por una muralla única, o segunda muralla, tercera, cuarta.., a medida que la ciudad crece. La primera es típica de la ciudad disgregada; la segunda y sobre todo la tercera forman parte del aspecto esencial de unificación de la ciudad, con notables repercusiones económicas y sociales41 . Se deduce que, la ciudad obliga al surgimiento de normas jurídicas; la ciudad actúa como un agente modificador de la conducta social; la ciudad como agente centrífugo de las relaciones humanas impele al surgimiento del derecho urbano al obligar el aglutinamiento poblacional a organizar las relaciones de la praxis de la complejidad social. Ahora se comprende la importancia de la justicia y de las murallas en la Ciudad Medieval y por ende en la Ciudad de Campanella. Pero si el lector contemporáneo sustituye la palabra “muralla” por “soberanía” tendrá un texto de la vigencia del Estado contemporáneo en este siglo 40 Cfr. Cayetano Marín, Maria del Carmen. “La ciudad medieval y el derecho: el urbanísimo en Las Partidas”. Archivos de Villa Madrid, Anales de la Historia del Arte, nº 4. Homenaje al Prof. DR. D. José Mª de Azcarate. ED. Compl. Madrid. 1994. Pp. 66-70 41 Cfr. Barel, Yves, La Ciudad Medieval, Sistema social-Urbano, Instituto de estudios de administración local, Madrid, 1981, Págs. 66-67. 28
  35. 35. XXI, y del cómo otros Estados quieren demoler o penetrar con sus “murallas” las soberanías utilizando el proceso de globalización o imperialismo. Del texto anterior se deduce que las murallas era el elemento que identificaba a todas las ciudades Europeas, por tanto las murallas de Campanella en la Ciudad del Sol actúan como un agente: 1. Defendiendo sus habitantes del entorno hostil, 2. Separándolos del entorno (según las categorías antropológicas actuales diríamos que definen una cultura o nación), 3. Excluyendo a quienes no pertenecen a la ciudad, 4. Concediendo poder, autoridad e influencia a los denominados nobles quienes dominaban sobre los campesinos que le circundan y los habitantes no nobles, 5. Simbolizando la libertad medieval de sus habitantes42 , 6. Fundiendo los diferentes núcleos de población de las ciudades medievales: esta fusión debe entenderse como la participación de una racionalidad que siglos después dará origen al los conceptos de nación y soberanía, 7. Unificando las instituciones, 8. Creando un derecho común, 9. Perfilando una política económica y política urbanística, el perfil político y económico lo determina el metafísico Hoh. En resumen, podemos decir que “la ciudad amurallada” tanto en la Ciudad Medieval como en la Ciudad del Sol es un bien común, el cual es un elemento de la identidad de la comunidad, y tal identidad es un bien común, y tanto la muralla como la identidad pertenecen a la comunidad de bienes. Las murallas y la identidad darán origen al estado-nación que hoy conocemos. Campanella pretendía este nacimiento de un estado-nación universal aglutinando la población bajo el régimen de un único pastor político religioso. Se puede considerar una definición de una ciudad medieval, según Henri Pirenne43 , como una aglomeración fortificada (por una muralla) 42 La libertad medieval concebida como una racionalidad entre los señores que ofrecían protección a los vasallos, quienes le juraban lealtad. La racionalidad de los habitantes protegidos por el señor aceptaban de la forma mas lógica paraconsistente y como praxis social su dominio sobre ellos, un dominio que los hacia sentir libres. 43 Pirenne, Henri. Historia de Europa. Desde las invasiones hasta el siglo XVI. Cáp. II, La formación de las ciudades. 4ª ED. Fondo de Cultura Económica, México, 1981, Pp. 157-165. 29
  36. 36. habitada por una población libre (libre en el sentido medieval) que se consagra al comercio y la industria, y que posee un derecho especial, y está provista de una autonomía comunal más o menos desarrollada. Pero en el seno de sus murallas cada ciudad no acoge sino a sus burgueses; el extranjero puede comerciar dentro sólo mediante agentes, y siempre puede ser expulsado, para residir en la ciudad es preciso ser burgués. Por ende, este mercantilismo medieval exclusivista local seria un bien común para la ciudad. Este exclusivismo comercial medieval nacido por el hecho mismo de la existencia de la muralla se transformó en un valor cuyo resultado es una solidaridad extraordinaria entre los burgueses, los cuales creen y sienten ahora que pertenecen a una pequeña patria local. La importancia que tienen las murallas se trasladará desde el medioevo hasta el siglo XXI, en una racionalidad que evoluciona hacia el concepto de frontera o el de soberanía. En síntesis, la Muralla para Campanella es un bien común del que toda la comunidad debe participar, las murallas pertenecen a todos, y todos deben velar por su mantenimiento y protección, ahora bien, ¿no es este concepto de muralla el mismo concepto de frontera o soberanía?, por tanto la Ciudad medieval o la Ciudad del Sol y la muralla separan el exterior del interior, y en el interior se gesta el concepto de personalidad jurídica de la ciudad, en conclusión, nos vemos obligados a concluir que la Ciudad del Sol es heredera de la Ciudad Medieval. 2.2 LA CIUDAD DEL SOL ES CIRCULAR El círculo es la figura que esta representando la idea de límite (reflejando la idea de unidad, porque es un único límite sin vértices); es continuo y es la única figura trazada con un simple compás. Además es la forma que contiene mayor superficie por unidad de perímetro y la única figura regular en la que pueden inscribirse todas las figuras y cuerpos regulares. Por todas estas razones racionales los constructores reivindican las ciudades circulares, porque en todo caso esta unidad no se limita a los aspectos espaciales, sino que abarca todas las facetas de la vida urbana: la unidad, el perfeccionamiento del ser humano, la unidad geométrica se considera un único y estricto orden normativo que rige 30
  37. 37. desde las características de las instituciones al comportamiento de los ciudadanos. Campanella expresa con su selección de ciudad circular el hecho que la teogonía cristiana estaba expresada simbólicamente en esta ciudad. Esta apreciación debe ser ciertamente correcta porque además cada muralla coincide con uno de los planetas conocidos, y cada muralla correspondía a un sacramento. La ciudad circular fue el canon de perfección pitagórico adoptado posteriormente por el platonismo, es decir, la perfección de un ente es consecuencia de su estructura numérica, su unidad formal y de la coherencia y armonía existente entre las partes. Según Platón la ciudad circular cumple con estas condiciones porque su estructura se basa en la más perfecta y armoniosa de las figuras geométricas; por lo tanto, la ciudad circular es el más perfecto de los modelos urbanos; de esta forma la ciudad circular adquiere su belleza. Vemos, por tanto, que Campanella no solo se preocupa por el ser de los habitantes de la ciudad, sino por la belleza y el ser que surge de la relación habitante-ciudad; es decir, la ciudad y sus habitantes interactúa como mutuos agentes. La estética de Campanella es el conjunto de símbolos y figuras expresados o grabados en una gigantesca muralla, induciendo de esta forma a una praxis que dirija hacia la perfección por medio de la práctica de las virtudes. La identificación del hombre con la ciudad y el cosmos a través de un elemento común, en este caso la estructura circular del espacio, muestra la importancia que tienen los elementos simbólicos y subjetivos en las relaciones de identidad del habitante con su entorno. La influencia de la tradición religiosa, y de las doctrinas neoplatónicas del mundo helénico y de la escolástica medieval legan una serie de ciudades circulares que, frente a las griegas, acentúan los aspectos simbólicos asociados a la circularidad. Opina Goycoolea Prado, Roberto que: la Jerusalén celeste de la Biblia de Saint Vaast, el paraíso terrestre diseñado por Fra Mauro en el siglo XV o el Palacio del Grial, la luminosa vivienda circular descrita por Titurel el Joven en el siglo XIII son una visión positiva de la ciudad circular medieval, presentándola como la más racional, funcional y económica de 31
  38. 38. todas las estructuras urbanas; y al mismo tiempo, como la más bella y armónicamente proporcionada44 . En la Ciudad del Sol, el límite circular es una frontera conteniendo en si todo el universo urbano; reproduciendo a nivel terrenal la estructura del cosmos, que tiene su límite en el impenetrable orbe de las estrellas fijas fuera de la cual no hay nada, ni siquiera espacio. Eso es lo que hace Campanella en la Ciudad del Sol, reproduce a nivel terrenal la estructura del cosmos y todas las estrellas conocidas. Campanella hace hincapié en la definición de este espacio utilizando siete murallas, y además pintadas o grabadas con motivos que hacen perdurar la cultura, sus valores, leyes, su origen, su teleología, su misterofanía, la hierofania, su alfabeto combinatorio, y su praxis social. El establecimiento de límites claros a los cuerpos y al espacio es necesario porque de lo contrario se produce una inadecuada comprensión del sentido de la ciudad. Los espacios informes o sin límites claros no crean lugares habitables porque es imposible lograr una percepción adecuada de ellos o, si se logra, la imagen resultante sería un antiespacio, un espacio residual, incontrolable e inabarcable por quien lo experimenta. Por tanto es difícil para quien detenta el poder de la ciudad controlar a la población por medio de algún sistema normativo. En cambio, los cuerpos formalmente delimitados crean espacios positivos, en la medida que son comprensibles y controlables por la experiencia inmediata sensible, como lo pregona la metafísica de Campanella. 2.2.1 LA TIERRA Y LA CIUDAD DEL SOL La Ciudad de Campanella es una ciudad filosófica de la cual participan todos sus habitantes, cuya participación es la comunidad de bienes de la tierra. El hecho de, ser propietario de la tierra contiene implicaciones como expresión del poder “dominando un área”45 . Campanella al negar la propiedad privada de un individuo de la tierra o espacio superficial determina que aún el espacio tridimensional sobre esta superficie y por consiguiente su uso reafirman la libertad de la 44 Cfr. Goycoolea Prado, Roberto, “La ciudad circular, ¿mito o realidad? “, Anales de geografía de la Universidad Complutense, num. 14, Serv. Publicaciones, 1995, Págs. 33-51. 45 Cfr. Iglesias, Ch. Héctor. Ciudad Política y arquitectura. ED. Universidad del Zulia. 1986, Pp. 19-21. (iglesias parece redescubrir en la arquitectura del deber ser medieval) 32
  39. 39. comunidad; ya no es la propiedad privada de la tierra un valor de cambio, por tanto el ser de la tierra es el ser de la comunidad y de la praxis social; la idea inmersa en el razonamiento anterior es que las siete murallas se elevan en el espacio sobre una colina, indicando con ello la posesión del espacio tridimensional por la comunidad. 2.3 LA RUPTURA DEL LÍMITE Y LA UNIVERSALIZACION DE LA CIUDAD Las ciudades circulares requieren la perfecta definición de los límites formales del espacio urbano. Si el espacio y/o los cuerpos que definen la ciudad fuesen ilimitados (cuando cada uno de sus elementos y el conjunto de ellos no tiene un límite definido), no se los podría describir ni imaginar, en definitiva, no podría llegar a ser. En suma, definir claramente los límites urbanos se presenta así como una condición necesaria de la propia existencia y comprensión de la ciudad. ¿Qué ocurre con la ciudad cuando los límites originales son traspasados?, es obvio el hacerse esta pregunta porque Campanella propone universalizar su ciudad a todo el mundo conocido. Por tanto sus límites han de crecer más; según la tesis anterior, la limitación espacial es una condición necesaria para la existencia la ciudad; y si esto ocurre la ciudad se convertiría en algo incomprensible dado que dejaría de existir como tal. ¿Entonces, cómo es posible evitar que en una ciudad en continuo crecimiento, pretendiendo exportar la infalibilidad del metafísico Hoh, se produzca la indeseable ruptura de los límites espaciales que la definen? La Solución es un proceso de agregación de nuevas circunferencias al espacio urbano, el círculo inicial mantiene su origen, estructura de calles y la condición de isotropía para elementos situados a igual distancia. La exportación de la infalibilidad del metafísico equivaldría a la penetración de una soberanía por otra soberanía de un Estado considerado como protector, o infalible o legitimado por los medios políticos mundiales universales. En el proyecto político de Campanella era necesario exportar la doctrina de la infalibilidad del metafísico hacia todos los confines del inmenso Imperio Español, para mantener la cohesión territorial y evitar las confrontaciones religiosas, bajo un solo pastor real. No podemos olvidar que en su proyecto político el metafísico seria sustituido por el Papa, como autoridad temporal-espiritual. 33
  40. 40. 2.4 LA UNIDAD DE LA CIUDAD Y SER POLITICO EN LA CIUDAD DEL SOL La unidad espacial es el fundamento de la ciudad, porque un conjunto de elementos desunidos no pueden funcionar correctamente por las desconexiones que genera. La unidad de la complejidad de las relaciones de los miembros de un asentamiento urbano se presenta así como una condición inexcusable de su propia existencia. Es obvio deducir que la ciudad implica comunidad de la complejidad de la praxis de las relaciones humanas de todo género. Es posible pensar que este orden normativo seleccionó Campanella que fuese el natural, pero administrado por principios filosóficos, administrados por magistrados infalibles, en la distribución de la justicia, y toda praxis social, como esta escrito en la Ciudad del Sol. La relación entre ambos órdenes no es casual. La estructura del orden social se rige por leyes similares a las del orden que define la estructura del espacio urbano de la ciudad circular: un orden racional establecido a priori mediante axiomas y postulados similares a los de los geómetras. Se obtiene así una ciudad unitaria, en la que se establece una íntima relación entre unidad espacial y unidad sociopolítica46 . La importancia de esta unidad global llega hasta el punto de presentarse como condición necesaria del correcto funcionamiento y habitabilidad de la ciudad, como lo expresa Platón: es una ciudad donde cada cuerpo y habitante ocupa el lugar que le corresponde según su naturaleza47 . El resultado final de esta unidad global y apriorística Es inherente a la ciudad circular la idea de centro íntimamente ligada a ella como su origen. Su importancia radica en que el hombre no puede orientarse en el 46 Cfr. Goycoolea Prado, Roberto, “La ciudad circular, ¿mito o realidad?” Anales de geografía de la Universidad Complutense, num. 14, Serv. Publicaciones, 1995, Pp. 33-51. 47 Platón. República, Lib. III, Cáp. IX 398a 34
  41. 41. espacio sino tiene un lugar fijo singular al cual referir la experiencia concreta. En definitiva, el centro es el eje de toda orientación futura, sin el cual la constitución del mundo es imposible48 . El centro es la causa eficiente de la existencia de la ciudad circular. El centro no es causa del desarrollo urbano, ni de una selección, sino de su propia morfología circular49 . Por tal razón en el centro de la Ciudad de Campanella está el templo donde se hacen los sacrificios y practicas religiosas. Un hecho apodíctico determina la elección, convirtiéndolo así en un lugar de referencia inamovible e inviolable, en definitiva, sagrado. De ahí que se lo denominase nada menos que axis mundi. La Ciudad de Campanella establece una inequívoca relación entre la ciudad circular y el cosmos, con profundos significados para sus habitantes. En esta simbiosis el ciudadano se integraba y participaba no sólo de los sucesos urbanos sino del devenir existencial del mundo. Sus propias acciones influirían, de algún modo, en los destinos del mundo. De ahí la importancia de repetir con exactitud los ritos orientados al éxito de acciones determinadas. El ciudadano no es un elemento extraño a la ciudad: es parte integrante de una misma y única realidad global. Sus vínculos con el medio físico y con los demás vecinos no son sólo políticos, sino, sobre todo, profundas relaciones sostenidas en una estructura espacial, social y mental común. En definitiva, el ciudadano comparte su propio devenir con el de la ciudad en el sentido más amplio. En conclusión la unidad de la ciudad es un todo del ser socio- político-religioso. 2.5 LA PROPIEDAD COMUNAL DE LA CIUDAD DEL SOL COLICIONA CON LA TEOCRACIA Es de suponer que su sistema de pensamiento plasmado en la Constitución de la Ciudad del Sol referente a la propiedad comunal 48 Cfr. Goycoolea Prado, Roberto, “La ciudad circular, ¿mito o realidad?” Anales de geografía de la Universidad Complutense, num. 14, Serv. Publicaciones, 1995, Pp. 33-51. 49 Cfr. Goycoolea Prado, Roberto, “La ciudad circular, ¿mito o realidad?” Anales de geografía de la Universidad Complutense, num. 14, Serv. Publicaciones, 1995, Pp. 33-51. 35
  42. 42. colisionaba con el derecho que protegía la propiedad privada de los señores feudales y del Papa50 . Este derecho protector que provenía de la Universidad de Boloña, y que se difundió por toda la Europa occidental y se exportaba hacia el nuevo mundo, colisionaba seriamente con las ideas de la propiedad comunal de los Solares, como un bien común. Por tanto, el manejo de la ideología de la propiedad privada se convirtió en el manejo de la influencia de un poder político Papal y sus príncipes ungidos, que estaba incrementando su autoridad por medio de la legitimación de un derecho en formación. Además Campanella ya se había enfrentado a la Iglesia en su Apología pro Galileo, donde defiende la libertad de pensamiento autónomo respecto de la teología, porque Dios nos entregó al mundo como codex vivus, y a la Biblia como codex scriptum. 2.6 LA CIUDAD DEL SOL Y LA GOBERNABILIDAD La Ciudad del Sol, como texto político, considera al hombre como un ser social conviviendo con los otros, con sus semejantes, formando una comunidad en forma natural: 1. Por eso es necesaria la Ciudad. 2. Es en esa comunidad donde el hombre satisface sus necesidades. 3. En la ciudad alcanza el hombre su ser. 4. Es la ciudad la que provee al hombre de un ser social, para que logre su pleno ser. 5. Toda sociedad necesita un gobierno con objetivos. Para San Agustín el gobierno y la autoridad política son necesarios a causa del pecado original del hombre; para Santo Tomas el vivir en sociedad gobernados es algo natural intrínseco al hombre, o sea que de 50 Cfr. Barel, Yves, La Ciudad Medieval, Sistema social-Urbano. Instituto de estudios de administración local, Madrid, 1981, p. 15, “el termino feudo, que da su nombre al régimen. Aparece a finales del siglo IX y principios del siglo X, para designar el beneficio otorgado al vasallo,.., como simple pago al señor feudal, posteriormente se convierte en exigencia de cualquier otro servicio exigido al vasallo, independiente de su juramento inicial”. Lo que mas sorprende del régimen feudal es su rápida expansión, o lo que hemos denominado reactividad del agente. Ahora bien, La Ciudad del Sol surge como una República Marítima que vino de la India: la similitud política con Venecia es asombrosa, ya que la última no participo del régimen feudal porque a ella no llegó. Las grandes repúblicas italianas marítimas (Pisa, Génova, Venecia) demuestran como una ciudad surge como apropiación y fuente de poder. Ver el mismo libro en la Pp. 33-37; De igual manera en La Ciudad del Sol el poder es apropiado por el Metafísico y distribuido patrimonialmente entre los tres magistrados; el patrimonialismo es otra de las características de la racionalidad del medioevo. 36
  43. 43. igual manera el hombre hubiese vivido en sociedad aunque no hubiese pecado. Para que esta vida en sociedad pudiese existir es necesario un gobierno que la comandara con el objetivo “del bien común”. En la Ciudad del Sol, Campanella se propone la consecución del bien común, y es la dirección política del metafísico Hoh quien conduce hacia ese bien común, por tanto, podemos concluir que el gobierno dirigido por el metafísico es un bien común para la sociedad que habita la Ciudad del Sol. La idea Agustina de concebir el gobierno de la sociedad como consecuencia del pecado justificó la racionalidad necesaria para que el nuevo Estado, surgido a la caída del Imperio Romano occidental, legitimará en el poder político a los bárbaros que ahora detentaban el poder y estos se subordinaran al poder de la Iglesia. Esta racionalidad justificaba la autoridad eclesial papal y la de sus obispos y presbíteros Asimismo, ésta racionalidad significó y dotó de poder a la Iglesia y a los señores feudales, pero sobre todo fundamentó el advenimiento y permanencia de un nihilismo cristiano, que perseguía la eterna salvación, y favoreció el poderío del Papa, y los príncipes a los que se les concedía el poder de gobernar en nombre de Dios. El nihilismo consistía en que las personas debían preocuparse mas por su eterna salvación, obedeciendo al teócrata, que por vivir su vida práctica y buscando la perfección en relación con la alteridad de sus semejantes. El Estado que surge del cristianismo es el encuentro de los habitantes de la vida terrenal con la divinidad; dicho Estado esta sacralizado con la salvación eterna, formulado en De Civitas Dei de San Agustín. Según Ullman51 , este Estado es un sistema descendiente de gobierno, porque la autoridad procede de Dios, y su representante terrenal el Papa, quien unge a los señores feudales con cierta autoridad divina. Racionalmente Campanella pretende la creación de una república universal regida por el Papa y la Monarquía Española: ellos son quienes poseen el poder político para la creación de su ciudad; pero en la Ciudad del Sol el poder político debe estar controlado por una Constitución. 51 Cfr. Ullman, Walter, Historia del pensamiento político en la Edad Media, ED, Ariel, Barcelona, 1983. Pp. 13 – 20. 37
  44. 44. La peor racionalidad heredada por Campanella fue la minusvalía de la mujer, fundamentada en la negativa visión verotestamentaria de la mujer por ser seducida por el demonio e inductora del hombre a pecar. Campanella incluye en el articulado de la Constitución Solar a la mujer dentro de la comunidad de bienes como una propiedad común, administrados sus servicios sexuales por los magistrados. 2.7LA CIUDAD DEL SOL Y LA RELIGION La misterofanía es un agente en la Ciudad del Sol, y es practicada en un templo, ubicado en la cúspide de la ciudad, persiguiendo la perfección del ser de la comunidad, tanto por la liturgia misma junto con la iluminación cosmológica recibida. Por ende la religión así concebida es un bien común del cual participan todos52 . Esta misterofanía, aun cuando esta inmersa en un esoterismo cosmológico, es toda una religión en el pleno sentido de la filosofía de la religión contemporánea. La religión de esta ciudad sacraliza a la ley natural, y reconoce el valor social y religioso de los teólogos, además, la religión de esta ciudad tiene gran semejanza con el cristianismo: “Gran Maestre.- Teniendo presente el hecho que quienes conocen el hecho la ley natural se aproximan tanto al cristianismo (el cual no añade nada mas que los sacramentos, que ayudan para observarla fielmente), yo saco de ellos un argumento a favor de la religión cristiana, a saber: que es la mas verdadera de todas y que, cuando, desaparezcan los abusos, ha de dominar al mundo entero, como enseñan y esperan los mas preclaros teólogos. Afirman que los españoles descubrieron un nuevo mundo, para que todas las naciones se congregaran bajo una misma bandera. Ellos buscan nuevas tierras por afán de oro y riquezas, pero Dios persigue un fin más alto.”53 Además de valorar a la teología y a los teólogos para avalar su misterofanía y apuntar racionalmente la existencia de su ciudad perfecta, Campanella reconoce tener conocimiento del descubrimiento del nuevo mundo o las llamadas Indias, y la explotación y tiranías que allí están actuando. Campanella en su personal teología de la historia aspira a una monarquía universal regida por el Papa, avalada en la frase “Fiat unum ovile 52 Cfr. Campanella, Tommaso, La Ciudad del Sol, ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, p. 11 53 Cfr. Campanella, Tommaso, La Ciudad del Sol, ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, p. 73-74. 38
  45. 45. et unus pastor” (Juan 10,6), y cuyo brazo ejecutor es el Monarca Español, en ese momento Felipe II, en cuyo inmenso Imperio nunca se ponía el Sol. En resumen: «La ciudad es, en último análisis, la encamación de lo que la tradición teológica medieval llamaba el bien común... La subordinación de todos al bien común halla su expresión concreta en la construcción, salvaguarda y dinamismo de la ciudad.»54 (J. Comblin, Théologie de la ville, París, 1968, p. 166.) 2.8 LA CIUDAD DEL SOL Y LA EDUCACION La ciudad del Sol es un sistema político o un Estado en el cual prevalece un sistema de conducta para la asignación autoritaria de valores. Una forma de transmitir la racionalidad de estos valores, interiorizándolos en sus habitantes, es la vivencia visual expresada en las murallas, pero más que valores Campanella pretende internalizar virtudes. El alfabeto combinatorio en ellas contenido crea el ambiente de la infalibilidad en la adquisición de una omnisciencia, creando una racionalidad de la infalibilidad presente en la población y en Hoh, por ser Hoh el mas sabio entre todos y el mas culto de todas las ciencias, haciendo inapelables sus decisiones. Los ciudadanos están viviendo en una inmersión total dentro del agente educador. Definir la ciudad contemporánea es difícil, mucho mas difícil es definir la Ciudad Medieval, aun cuando están caracterizadas por sus murallas. Sin embargo algo en común comparten, porque de lo contrario la inconmensurabilidad de la comunicación entre épocas es fáctica, y heredamos la complejidad de las relaciones humanas con un fin, sin embargo ambas complejidades son diferentes en ambas épocas; ¿quien puede negar que una de tales complejidades es la arquitectura o forma de la ciudad que es formada por el ser humano y a la vez esta arquitectura forma el ser humano? Además, en la Ciudad del Sol los niños se educan entre si lúdicamente: «Unos y otras [niños y niñas] se coeducan en todas las artes. Después de cumplir el primer año y antes de llegar al tercero, los niños aprenden la lengua y el alfabeto paseando por las habitaciones, en cuyas 54 Cfr. Iglesia, Antonio Antelo. "La Ciudad Ideal según fray Francesc Eiximenis y Rodrigo Sánchez de Arévalo” 39
  46. 46. paredes éste y aquélla se hallan contenidos. [...] Siguiendo cada uno a su juez y guía, salen al campo para estudiar y aprender experimentalmente.»55 Por otro lado los magistrados, y las murallas educan en virtudes, en justicia, a los ciudadanos y en el ser político. Enseñan los magistrados y juzgan según virtudes: magnanimidad, fortaleza, castidad, liberalidad, justicia, diligencia, verdad, beneficencia, gratitud, alegría, ejercicio, sobriedad, prudencia, templanza, etc. La idea es reproducir el sistema de pensamiento y vivirlo en la ciudad entre y con los conciudadanos. En las murallas se ha plasmado, el origen, el presente y el futuro de lo que se quiere ejecute el ciudadano. En los muros56 se aprenden todas las ciencias pictóricamente por medio de imágenes. Los maestros explican el significado de todas las pinturas a los niños hasta los diez años. Las mujeres son educadas también en el arte de la guerra. La ciudad enseña el valor de la vida virtuosa. La ciudad enseña a vivir conforme a la razón. La ciudad enseña la bondad de la comunidad de bienes, apoyándose en Tomas de Aquino. La ciudad enseña a discriminar a las mujeres, porque no se les permite ejercer actividades de gobierno, como ser magistrado, ni instruir a los hombres, sino instruir a otras mujeres, y solo ejercer el ministerio de la procreación. La ciudad enseña que la promiscuidad de mujeres pertenece al orden natural de las cosas porque promueve la procreación como revelación divina. Campanella no había olvidado las directrices contrarreformísticas a las que siempre se mantuvo fiel. El llamamiento al uso de lo visual y de las pinturas como medio de inculcación de la doctrina al fiel cristiano, fueron bien aprendidas por Campanella: persuadir mediante la representación visual de una doctrina o teoría. Además, aprovechó el sistema que la memoria clásica proveniente de la retórica que se había utilizado desde la Antigüedad y durante el medioevo, Campanella utilizó La lógica combinatoria de Lulio; tenía como el único fin representar la naturaleza de las cosas por medio de la pintura en los muros. 55 Cfr. Campanella, Tommaso. La Ciudad del Sol, ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, Pp. 14-92 56 Cfr. Campanella, Tommaso, La Ciudad del Sol. ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, Pp. 14-109 40
  47. 47. Las imágenes de la Ciudad del Sol deben contemplarse en este sentido más amplio, no simplemente como arte de la memoria, sino como utilización de esquemas de este arte con un afán didáctico. Campanella conocía y utilizó en su propia poesía la tradición del paralelismo entre las artes, el clásico ut pictura poesis, con el que la pintura rivalizaba con la poesía. La ciudad de Campanella incluye versos explicativos al hablar de las estrellas en el techo del templo57 ubicado en la cúspide de la ciudad, diciendo «sus virtudes, magnitudes y movimientos aparecen expresados en tres versículos. A la pintura o al arte mural en las Murallas Campanella lo denomina memoria local58 . En una carta enviada al rey de España promete una educación revolucionaria, tomada de la Ciudad del Sol. Campanella Dignifica la imagen del maestro educador o Metafísico Hoh59 . No fue el primero, pero Campanella se adelanto, hacia el modernismo y la contemporaneidad, cuatro siglos en la utilización de imágenes para enseñar “formas de ser”, desde 1602, hasta el siglo XXI; ¿sino, porque todos los poderes de los Estados o sistemas educativos tratan de adueñarse de la televisión para enviar sus mensajes visuales? Posteriormente Campanella usará el arte pictórico para introducir este arte en las murallas con el fin que las artes se conviertan en un sistema filosófico, como muchos Estados lo han pretendido (el 57 Cfr. Campanella, Tommaso, La Ciudad del Sol, ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, p, 15 58 Cfr. García López, David. “Visualización pictórica en la utopía: La Ciudad del Sol de Tommaso Campanella como ciudad pintada”. Revista Anales de Historia del Arte (1999), Pág. 167. Carta que Campanella dirigió al Rey de España Felipe III, y al Papa Pablo V, recogida por Firpo, L.: «Un memoriale inédito e un índice delle opere di Tommaso Campanella» en Revista de Filosofía, Vol. XXXVIII, 1947, p. 221. 59 Cfr. Aguirre, Ma. E. (2001). “Enseñar con textos e imágenes”. Una de las aportaciones de Juan Amós Comenio. Revista Electrónica de Investigación Educativa, 3 (1). Consultado el día 27 de marzo de 2007 en: http://redie.uabc.mx/vol3no1/contenido- lora.html, Págs.1-19. El capítulo que abre la obra, es la “Invitación”; en ella, el maestro se dirige al alumno para acompañarlo a recorrer el camino de la sabiduría y, asumiendo el reclamo bíblico según el cual el hombre nombra, le dice: “Te conduciré por todas las cosas, te las mostraré todas y les pondré un nombre para ti [...] nos iremos por el mundo y lo observaremos todo” El maestro deviene así, la figura de autoridad moral y, como modelo que media entre Dios y el alumno, un rayo de luz, procedente del Sol cósmico, lo atraviesa y desciende hacia el alumno en forma de saber y de comportamiento virtuoso que hace aflorar lo mejor de él mismo. La analogía Sol-maestro nos hace pensar que la dignificación del oficio de maestro pasa por su filiación Solar, su iluminación interior, su perfeccionamiento espiritual, condiciones propicias para que realice su destino mesiánico: salvar a la humanidad mediante los dones de la cultura y de la civilización. 41
  48. 48. nacionalsocialismo, el soviético, el capitalista) como instrumento de indagación, convirtiéndose en magia simpática, cuyo sentido es reproducir al nonato según la observación de imágenes vista por la sus padres durante su concepción. Esta eugenesia debido a las reseñas de Ficino esta descrita en la Ciudad del Sol: «En las habitaciones [donde se realiza el acto sexual] hay estatuas de hombres muy preclaros, colocadas allí para ser contempladas por las mujeres.»…«Tienen, sin embargo, estatuas y cuadros de los héroes, los cuales son frecuentemente contemplados por las mujeres con motivo de la procreación…las mujeres ruegan a Dios para que les conceda una perfecta prole»60 ……«las mujeres y los hombres no necesitan de ardides para conseguir parejas porque entre ellos no existe deformidad alguna»61 …«el triunviro Amor encargado de la procreación debe vigilar para que se engendre una excelente prole entre los ciudadanos»62 Evidentemente se concede a las imágenes un gran poder divino natural que las mujeres por observación de estas plasman en el nonato. Sin embargo, la civilización occidental y oriental le conceden el mismo poder a las imágenes, o ¿acaso las imágenes televisivas o el arte no tienen un poder casi omnímodo sobre el comportamiento cultural de los individuos? Las imágenes contemporáneas realmente poseen un poder que raya en lo divino, en cuanto a que afectan al comportamiento del niño, y lo dirigimos políticamente en la dirección o ideología que deseemos grabar en el niño, de tal manera que se reproduzca o acepte el menor aquello que ve: un sistema filosófico, como ocurre con el nonato augurado por Ficino. De esta manera, al apropiarse la casta autoritaria sobre el control ideológico de la población, puede ejercer sobre la población su poder y dominio. 2.9 EL SER CIUDADANO, LA CIUDAD DEL SOL Y LA CULTURA En la Ciudad del Sol aprender a ser ciudadano de la ciudad es un proceso fundamental compuesto de tres elementos: 60 Cfr. Campanella, Tommaso, La Ciudad del Sol, ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, p. 31 61 Cfr. Campanella, Tommaso, La Ciudad del Sol, ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, p. 35 62 Cfr. Campanella, Tommaso, La Ciudad del Sol, ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, p. 18 42
  49. 49. i. Aprender a conocer, o sea, adquirir los elementos de la comprensión suministrados por los magistrados correspondientes, y los alfabetos infinitos inscritos en los muros. ii. Aprender a hacer, para influir en el propio entorno, por medio del trabajo obligatorio. Este trabajo obligatorio parece seguir el lema benedictino monástico: orar y trabajar, todo trabajo es honroso63 . iii. Aprender a vivir juntos, para cooperar como comunidad no deben preocuparse por nada, los magistrados que dirigen el Estado satisfacen todas las necesidades personales. Por ende, en la Ciudad del Sol la mejor definición de cultura que podemos aplicar es “aprender a ser”. La cultura se puede definir como el conjunto de agentes que el hombre en sociedad ha desarrollado, sus modos de actuar, de pensar, y de sentir; tal como se expresan en la religión, las leyes, el lenguaje, valores, creencias, el arte, costumbres, la forma de vestir, herramientas, producción alimenticia,.., toda praxis que sea necesaria para que la comunidad se reproduzca como un organismo, es decir, en cuanto estas conductas son agentes que se transmiten socialmente. La conducta es un agente reactivo, teleómano, con personalidad, sociable, persistente, aprende, autónomo, y racional. La cultura en la Ciudad del Sol lo podemos clasificar en actividades compartidas, como el trabajo en común, la enseñanza por los magistrados (en ideas aprendidas y compartidas, tales como la creencia en Jesucristo, y hostilidad hacia la propiedad privada), en bienes comunitarios (como las murallas, las mujeres, las leyes, el templo, las practicas litúrgicas, la tecnología), o los medios que utiliza la cultura para manipular el mundo material (como la organización social, la racionalidad.) La cultura de la Ciudad de Dios comparte o es dueña de un principio fundamental: todo lo comparten en común; este es su principio fundacional o constitucional, este es su ethos (ήθος), pero no costumbrista sino declarado racionalmente en una Constitución Emergente de 10 párrafos. 63 Cfr. Campanella, Tommaso, La Ciudad del Sol, ED. Zero, S.A. Vizcaya, 1971, Pp. 48- 50 43
  50. 50. El termino antropológico designando el grado de unidad de una cultura es el de “integración”, para indicar que las conductas de una sociedad, nación, o Estado conforman una topología (complejidad de relaciones de la praxis social) compacta y eficiente en sus fines64 . Pero en esta relación topológica las conductas se refuerzan entre si, como ocurre con las conductas cristianas que tienen como fin teleológico la salvación eterna, y el fin en la Ciudad de Dios es la comunidad de bienes. A los subsistemas culturales más importantes se les denomina “focos”, o conductas de sumo interés para la comunidad, tales como el comportamiento cristiano comunal, o la enseñanza educativa. La integración es compactada por la interrelación de focos; pero ocurre algo interesante: esta compactación de una sociedad la hace impermeable a los cambios futuros. La compactación significa que las complejas relaciones entre los ciudadanos son rígidas y difíciles de modificar. Por tanto al diseñar Campanella su ciudad posiblemente exageró al definir todo tipo de conducta e interrelación y esperar al mismo tiempo la reproducción o ampliación de esta ciudad en el espacio y en el tiempo, porque la extrema compacidad de las relaciones humanas retrazaran su replicación universal, en cada una de las diferentes culturas que tal vez no acepten su praxis social inmediatamente. Por ende cualquier cambio forzado puede introducir variables destructivas en la sociedad. Leamos el siguiente ejemplo, para que se comprenda el significado de un foco cultural, concretizado en una simple hacha, pero cuyo significado semiótico (para quienes lo viven) integra o desintegra una sociedad. …como ejemplo: en una tribu noraustraliana el hacha de uso exclusivo de los hombres demostraba su masculinidad; pero los misioneros la sustituyeron por machetes repartidos indistintamente a hombres y mujeres, ahora, la consecuencia de este acto bondadoso fue la perturbación de las relaciones de conductas sexuales que casi destruyeron la comunidad, porque ahora el poder era también de las mujeres…( es decir el machete 64 Zenón de Paz. Horizontes de sentido en la cultura andina. “El mito y los límites del discurso”. Tomado de: COMUNIDAD, N° 5, Piura, 2002, Centro de Investigación y Promoción Cultural RAICES, p. 1, En el caso de la Ciudad de Campanella, el hombre halla su sentido de ser ontológico en la creación del bien común o comunidad de bienes. 44

×