Repudio declaraciones Othacehe sobre donda

  • 88 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
88
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
1
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Honorable Cámara de Diputados de la Nación Proyecto de Declaración La Cámara de Diputados de la Nación DECLARA Expresar el más enérgico repudio a las declaraciones del intendente de Merlo, Raúl Othacehe, hacia la diputada nacional Victoria Donda, publicadas en el diario La Nación el pasado 15 de febrero de 2014. Fundamentos Afirma el intendente Raúl Othacehe en una entrevista realizada por Diego Sehinkman para el diario La Nación y publicada el pasado 15 de Febrero “...Los que se sentaron el otro día en televisión son cuatro políticos. La Donda, yo no sé, es una enferma, o es drogadicta.…” (http://www.lanacion.com.ar/1664403-raul-othacehelos-que-defendemos-los-intereses-del-pueblo-somos-polemicos) Las declaraciones del señor Othacehe, agresivas, descalificadoras, discriminatorias, y con un alto grado de violencia, son absolutamente repudiables. Son, además, propias de una lógica de gestión política que el intendente Othacehe ha hecho característica en Merlo, el municipio que gobierna desde 1991. Muestra de ello, son las innumerables declaraciones realizadas por ciudadanos de dicho municipio, en una audiencia realizada en el marco de la Comisión de Derechos Humanos de esta HCDN, presidida justamente por la Diputada Victoria Donda, en el mes de septiembre de 2011. Debemos agregar que la Diputada Donda ha denunciado en varias oportunidades públicamente, la Intendente Othacehe. “…Se puede vivir tranquilo en Merlo si no se hace nada, ni siquiera hablar en un negocio. Pero en cuanto se intenta algún tipo de militancia, empiezan a pasar las cosas…” (María Fernanda Márquez, ex concejal del “Club de los concejales destituidos”.); “…El caso de Hugo Rodríguez fue el más conocido de los últimos tiempos, porque es un chico a quien atacaron unas quince personas, ocho de las cuales estaban encapuchadas. Era un chico que estaba repartiendo algunas boletas y alguna publicidad sobre la campaña. Lo empiezan a perseguir. Él no se da cuenta de que son varios autos; piensa que era uno solo, pero en realidad eran cuatro autos. Uno de esos autos lo embiste –como si fuera un “autito chocador”- y lo va empujando para llevarlo arriba de la vía del tren, frente a la estación Libertad. Los dos compañeros que estaban con él tratan de correr, pero él queda atrapado. Entonces le rompen todo el auto y le empiezan a pegar verdaderamente muy mal…” (Gustavo Menéndez, candidato a intendente por la Agrupación Grande Merlo); “…Golpea vivir en un municipio como el de Merlo, donde rige un estado de excepción. Yo creo que la Comisión de Derechos Humanos debe tener claro esto, que es una acusación gravísima, porque de los diversos testimonios que acá se han volcado consta que el
  • 2. Estado municipal lleva adelante un espionaje que es totalmente ilegal. Los diferentes testimonios muestran que hay coches de civil que siguen a ciudadanos, fotógrafos que no se identifican con ningún medio, que sacan fotos no solamente a personas conocidas sino además a asistentes a reuniones, que pueden ser de carácter sindical, religioso o político. Hay un armado de espionaje que es totalmente inconcebible e incompatible con un régimen como el que quisiéramos que impere en toda la sociedad. No solamente eso. Hay amenazas telefónicas, porque consiguen los números de teléfono de la gente. Esto es una regla y ocurre en todos los casos…” (Profesor José María Escobar). Éstos son algunos de los testimonios brindados en la audiencia celebrada en el año 2011, presidida por la Diputada Donda. Describen claramente un modo de actuar violento, persecutorio y repudiable, al igual que las declaraciones del intendente Othacehe. Es nuestro deber, como miembros de la HCDN rechazar este tipo de violencia, y destacar la necesidad de diálogo, consenso y respeto a la libertad de expresión en nuestra sociedad. Agravios como los propinados por el Intendente Othacehe solo buscan amedrentar e injuriar a quienes no coincidimos con su forma de pensar y hacer política. Por todo lo expuesto, solicito a mis colegas acompañen con su voto el siguiente proyecto de Declaración.