02012 2013 introduccion_a_la_literatura_espanola
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

02012 2013 introduccion_a_la_literatura_espanola

on

  • 558 views

Espero que os sean de ayuda ^^

Espero que os sean de ayuda ^^

Statistics

Views

Total Views
558
Views on SlideShare
558
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
20
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

02012 2013 introduccion_a_la_literatura_espanola Document Transcript

  • 1. qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfg hjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwe rtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjkl Introducción a la literatura zxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty española Grado en Español: Lengua y Literatura uiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxc vbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiop asdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbn mqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqw ertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjk lzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty uiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbn mqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqw ertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjk lzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwerty Curso 2012-2013 Elena Rodríguez Murillo
  • 2. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo INTRODUCCIÓN A LA LITERATURA ESPAÑOLA 1. La muerte en la Edad Media. Jorge Manrique _____________________________ 4 1.1. Coplas a la muerte de su padre - Jorge Manrique ______________________________ 5 Estructura de las Coplas ____________________________________________________________ 7 Grafías medievales en las Coplas _____________________________________________________ 7 1.2. Comentario sobre las Coplas de don Jorge Manrique a la muerte de su padre _______ 8 2. El tipo/motivo de la Dama Invisible. Zayas y Calderón _____________________ 14 2.1. Cupido y Psique - Apuleyo _______________________________________________ 14 2.2. Tarde llega el desengaño - María de Zayas y Sotomayor _______________________ 15 2.3. La Dama Duende. Calderón de la Barca. ____________________________________ 19 ¿Verdad o Ficción? ________________________________________________________________ 20 La obra _________________________________________________________________________ 20 Los duelos y el problema del honor ________________________________________________ 21 Los espacios ___________________________________________________________________ 22 Tipos y motivos en La Dama Duende _________________________________________________ 23 Motivos dentro del tipo La dama invisible ___________________________________________ 24 3. La literatura como protesta. Ramón María del Valle-Inclán _________________ 25 3.1. Las acotaciones ________________________________________________________ 26 3.2. Estructura ____________________________________________________________ 27 3.3. Referencias a otras obras ________________________________________________ 27 3.4. El Esperpento _________________________________________________________ 28 3.5. La obra. ______________________________________________________________ 29 4. Mujeres en la posguerra. Carmen Laforet y Mercé rodoreda ________________ 31 4.1. Nada Carmen Laforet ___________________________________________________ 31 Título __________________________________________________________________________ 31 La obra _________________________________________________________________________ 32 Las cosas que no se dicen ________________________________________________________ 32 La Guerra Civil y las consecuencias de la Posguerra ______________________________________ 33
  • 3. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Simbología ______________________________________________________________________ 33 El pasado anterior a Barcelona ______________________________________________________ 33 La libertad y la soledad ____________________________________________________________ 35 Los animales _____________________________________________________________________ 35 La naturaleza y El arte _____________________________________________________________ 37 El motivo de la Tormenta __________________________________________________________ 38 El arte __________________________________________________________________________ 39 4.2. La plaza del diamante. Mercè rodoreda ____________________________________ 40 El tiempo en la novela _____________________________________________________________ 40 El pasado _____________________________________________________________________ 41 El futuro ______________________________________________________________________ 41 5. El apocalipsis y la vanguardia: Sobre los ángeles de Rafael alberti ___________ 41 5.1 Surrealismo ___________________________________________________________ 41 Características ___________________________________________________________________ 42 5.2 Surrealismo en España___________________________________________________ 42 5.3 Sobre los ángeles (1939) _________________________________________________ 44 La obra _________________________________________________________________________ 45 Estructura _______________________________________________________________________ 45 Planteamiento de la obra __________________________________________________________ 46 Poemas _________________________________________________________________________ 46 El YO y los pronombres ____________________________________________________________ 49 El sujeto poético _______________________________________________________________ 49 La obra ____________________________________________ Error! Bookmark not defined. A. Exposición 16/11/2012 Cervantes y la novela moderna ____________________ 59 ¿Qué es la novela moderna? _________________________________________________ 59 Críticos de la novela ________________________________________________________ 59 B. Modelo de prueba __________________________________________________ 62
  • 4. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo 1. LA MUERTE EN LA EDAD MEDIA. JORGE MANRIQUE La muerte en la Edad media está muy presente en todos los ámbitos, desde el religioso al artístico, incluyendo el literario; y tiene muchas representaciones. Normalmente aparece armada con una guadaña, con arco y flechas, con un ataúd o con una azada. Al llegar el siglo XV, la presencia de la muerte se intensifica aún más. En la literatura aparece en forma de elegías (poemas que expresan la tristeza por la muerte de un ser querido) y manuales sobre cómo prepararse para la muerte. Estos últimos detallaban cómo debía ser la muerte para un cristiano: La Buena Muerte era la que se producía como un acto público en el que el hombre moría rodeado de sus seres queridos (amigos, familiares, etc.) y, además, se despide de ellos dictando testamento o arrepintiéndose de los errores que hubiera cometido en vida. Por otra parte, la Mala Muerte es aquella que se produce violentamente (suicidio, asesinato) y en la que el fallecido no podía confesarse. Se dijo en una época que aquellos que morían de este modo era por “causa divina” porque así lo quería Dios. A la hora de analizar la muerte en la literatura desde estos dos puntos de vista (la buena y la mala muerte) encontramos en La Celestina, una obra de teatro del siglo XV muchos ejemplos de “malas muertes” por castigo de Dios, ya que los personajes no cumplen las leyes cristianas: Los protagonistas Calixto y Melibea mueren, el primero por caerse y la segunda porque se suicida. Ambas son muertes violentas por su mal comportamiento. Celestina es asesinada cuando dos ladrones intentar robarla. Es un castigo por haber sido avariciosa. Los criados son condenados a muerte. Por otra parte, en un romance medieval aparece la muerte como una dama blanca, una imagen muy distinta del tradicional esqueleto con capa y guadaña. En este poema la muerte va a buscar un enamorado que le pide que le deje despedirse de su amada. Como el padre de la muchacha no le deja verla, ella le lanza un paño de seda por la ventana para que escale. Sin embargo, el paño se rompe y el enamorado cae al suelo,
  • 5. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo muriendo por el golpe y es recibido por la muerte que le dice: “Vamos, el enamorado, que la hora ya está cumplida” Un sueño soñaba anoche soñito del alma mía, soñaba con mis amores, que en mis brazos los tenía. Vi entrar señora tan blanca, muy más que la nieve fría. —¿Por dónde has entrado, amor? ¿Cómo has entrado, mi vida? Las puertas están cerradas, ventanas y celosías. —No soy el amor, amante: la Muerte que Dios te envía. —¡Ay, Muerte tan rigurosa, déjame vivir un día! —Un día no puede ser, una hora tienes de vida. Muy deprisa se calzaba, más deprisa se vestía; ya se va para la calle, en donde su amor vivía. —¡Ábreme la puerta, blanca, ábreme la puerta, niña! —¿Cómo te podré yo abrir si la ocasión no es venida? Mi padre no fue al palacio, mi madre no está dormida. —Si no me abres esta noche, ya no me abrirás, querida; la Muerte me está buscando, junto a ti vida sería. —Vete bajo la ventana donde labraba y cosía, te echaré cordón de seda para que subas arriba, y si el cordón no alcanzare, mis trenzas añadiría. La fina seda se rompe; la muerte que allí venía: —Vamos, el enamorado, que la hora ya está cumplida. Es frecuente que en la Edad Media aparezca la muerte como una bailarina que invita a todos, ricos, pobres, nobles y campesinos, a bailar las “Danzas de la muerte” sin importar su procedencia. Representa la idea de que la muerte se lleva a todas las personas por igual, sin distinguirlas por riquezas o posición social. 1.1. COPLAS A LA MUERTE DE SU PADRE - JORGE MANRIQUE La familia Manrique era una familia noble del siglo XV que participaba activamente en la política de esa época. En ese momento existen muchas luchas entre los nobles y los reyes; y
  • 6. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo los Manrique apoyaron durante una época a los Infantes de Aragón (sobrinos del rey Enrique III) que se oponían al reinado de su tío Enrique III. Don Rodrigo Manrique, padre de Jorque Manrique y a quien escribió estas Coplas, era conde y fue maestre de la Orden de Santiago. Fue también soldado. En las Coplas, Jorge Manrique presenta a su padre como una gran persona, valiente, honrado, etc. aunque otras fuentes de la época asegura que no lo era tanto. Por ejemplo, en las Coplas de la Panadera de Juan de Mena, Rodrigo Manrique aparece como una persona cobarde que huye del combate para que no lo maten. En cualquier caso, la información que tenemos depende de la fuente, así que pensaremos que Rodrigo Manrique no era tan bueno como lo describe su hijo, pero tampoco tan malo como lo describe Juan de Mena. Jorge Manrique nació más o menos en 1440 (no tenemos datos exactos) y murió en la guerra en 1479. Ya hemos mencionado que era una familia que participaba en la política. Él estaba, en primer lugar, de parte de Enrique IV. Sin embargo, luego dio su apoyo al hermano del rey Alfoso y, cuando este murió, su apoyo pasó a la hermana de ambos: Isabel (que se convertiría en Isabel I de Castilla, la Católica). Isabel luchó por el trono de Castilla contra su sobrina Juana la Beltraneja y venció, proclamándose reina. Jorge Manrique pierde a su padre en 1476, motivo por el cual escribe sus Coplas, aunque es probable que la muerte de su padre solo sea una excusa para hablar de otros temas, especialmente temas políticos. Esta obra supone un gran éxito en la época y tienen una gran difusión. Su estilo ha sido imitado muchas veces.  Existen algunos textos en los que se cree que pudo inspirarse Jorge Manrique a la hora de componer sus Coplas, porque mantienen cierta semejanza. Podríamos llamarlos textos precedentes o antecedentes. Danza de la muerte castellana (siglo XV) o En la copla III nos habla de que ante la muerte “allegados, son iguales”, es decir, que sin importar su origen, todas las personas mueren. Textos ascéticos. o Las Artes del Buen Morir aparecen reflejadas en la manera que tiene Manrique de describir la muerte de su padre. Textos de Gómez Manrique (hermano de su padre). Escribe elegías. Textos del Marqués de Santillana (primo de su madre). Escribe elegías.
  • 7. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Con esto queremos demostrar que la genialidad de la obra de Manrique (y el por qué de su éxito en su época) no tiene que ver con la temática, ya que no es original porque la muerte en la Edad Media es un tema muy recurrente. Tiene que ver, en cambio, con la manera magistral que tiene de combinar la reflexión sobre cuestiones abstractas (el paso del tiempo, la fugacidad de la vida) y cuestiones concretas (la alabanza a su padre). ESTRUCTURA DE LAS COPLAS I-III: Indicaciones generales sobre el paso del tiempo, la brevedad de la vida y la muerte. IV: Invocación (oración). V-XV: Indicaciones generales (otra vez) sobre el paso del tiempo, etc. XVI-XXIV Evocación del ayer más inmediato, esto es, el lamento por las cosas perdidas por el tiempo (riqueza, belleza, poder, etc.) XXV-XXXII Elegía a su padre. Habla de sus buenas cualidades como persona. XXXIII-XXXVIII Diálogo de Rodrigo Manrique con la muerte. XXXIX-XL Oraciones. La primera de Rodrigo Manrique y la segunda de Jorge Manrique. GRAFÍAS MEDIEVALES EN LAS COPLAS Cuando aparece una X en realidad es una J. Cuando aparece el símbolo ‘ significa que falta una e: o qu’es: qué es o d’: de o s’: se Cuando aparece SS es en realidad S. Cuando aparece una E sola en realidad es una Y. Cuando aparece una Ç en realidad es el sonido Z.
  • 8. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo 1.2. COMENTARIO SOBRE LAS COPLAS DE DON JORGE MANRIQUE A LA MUERTE DE SU PADRE Jorge Manrique cambia de lo concreto (belleza) a lo general (linaje) de muchas maneras, aunque la más llamativa es a través del uso de los pronombres (cambia de la impersonalidad a la primera persona del plural a lo largo de toda la obra), se incluye en lo que cuenta, en ocasiones siendo protagonista; y en otras solo narrador. Este es uno de los aspectos más interesantes del análisis de la poesía de Manrique. I. La aparición de anáforas a lo largo de la obra es un recurso que emplea el poeta para remarcar algo que considera importante: cómo se passa la vida; cómo se viene la muerte En esta estrofa habla de manera genérica sobre el paso del tiempo [Tópico del tempus fugit]. En los últimos versos el poeta se incluye al emplear la primera persona del plural. A lo largo de toda la obra “entra y sale” de los poemas empleando este método. II. La segunda copla supone una aclaración de la primera, explica el por qué de ese aviso “despierte el alma dormida” de que la vida es breve. Sin embargo, añade un detalle: hay que juzgar sabiamente. En las tres primeras estrofas insiste en el carácter igualatorio de la muerte, esto es, que la muerte no hace distinción entre las personas. III. La tercera copla se nos presenta en forma de metáfora que compara la vida con un río, que al llegar al mar representa la muerte. De nuevo el paso del tiempo y la igualdad ante la muerte aparecen en los versos: allegados, son iguales los que viven por sus manos* e los ricos *los que viven por sus manos [aquellos que para vivir, trabajan] En la época (s.XV), se entendían estos versos como la oposición entre los burgueses, que habían trabajado para ganar sus riquezas; y los nobles, que no
  • 9. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo trabajaban pero heredaban grandes fortunas. Se ha discutido mucho si se posiciona con este comentario en contra de los nobles y a favor de los campesinos (trabajan la tierra con sus manos) o, sencillamente, buscaba una manera poética de expresar la dualidad pobre-rico. La idea general que se puede extraer de las tres primeras estrofas es: La vida pasa muy rápidamente para todos y debemos ser conscientes de ello. IV. Comienza con la primera persona (dexo), incluyéndose en la composición. En esta estrofa invoca a Jesucristo (“en este mundo viviendo/ el mundo non conoció/su deidad” Jesús fue crucificado porque no le reconocieron como hijo de Dios), dejando a un lado la manera tradicional de hacer una invocación (pedir inspiración a las musas) porque considera veneno (“yerbas secretas”) las mentirosas palabras (“ficciones”) de los poetas, dejando claro el carácter moral (religioso) de esta obra. V. Surge de pronto una contraposición entre sus palabras en la III estrofa “allí van los señoríos / deshechos a se acabar” que nos enseñan la visión negativa de una muerte violenta (acabarse la vida, deshechos); y la que aparece en esta estrofa: “así que cuando morimos, / descansamos” que da otra visión en la que la muerte es algo tranquilo, un lugar mejor. Por otra parte, aparece una nueva metáfora de la vida, esta vez como un camino que recorremos hacia el cielo (la verdadera morada). Aquí refleja la idea católica de que la vida terrenal solo es una prueba, un camino que hay que recorrer para llegar a la verdadera vida: el Paraíso, el Cielo. Al aviso que daba en la estrofa III de ser sabio, añade ahora la necesidad de comportarse bien para no errar el camino. VI. Hace una breve referencia al Evangelio sobre el mundo y el “hijo de Dios”. Llama la atención el uso del pasado en “Este mundo bueno fue”, lo que coloca al poeta al final del camino, como si estuviera contemplando el mundo pasado, que abría sido bueno o mejor si lo hubiéramos usado como deberíamos. Esta idea se opone a la católica de que el mundo terrenal es malo, un infierno de pecado; ya que, para Manrique, el mal no está en el mundo, sino en el uso que hacen de él las personas. VII. Adelanta, como viene siendo su costumbre, lo que va a decir en la IX: la oposición entre el alma y el cuerpo. En este caso, el alma y la cara indicando que, si pudiéramos hacer nuestra cara bonita solo nos dedicaríamos a ello, en lugar de cultivar el alma,
  • 10. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo que es lo verdaderamente bueno y puro. Aparece la dualidad de esclava (la cara) y la señora (el alma). VIII. En esta copla, el carácter del escritor cambia. Se vuelve más agresivo al emplear el imperativo (ved) y hacer desaparecer la primera persona. Se sitúa entonces fuera, avisando al lector de los peligros del tiempo. Puntualiza que nos preocupamos por cosas insignificantes (aquellas que se pierden, como la belleza, la riqueza, el poder) en lugar de aquellas importantes que permanecen, como la bondad, la rectitud, la honradez, etc. Aparece un esbozo de la Fortuna con una rueda en la que cuando las cosas van bien, es decir, están en lo alto de la rueda, solo les queda un camino: caer en desgracia. IX. Mantiene el imperativo y el carácter de aviso: Señala esta vez la excesiva importancia que le daban las damas jóvenes a la belleza de un rostro pálido y los hombres jóvenes a su fuerza, teniendo en cuenta que todo aquello se lo lleva la vejez, presentada como algo muy negativo: “un arrabal”. X. Es una crítica social muy fuerte contra los nobles (“nobleza tan crecida/se pierde”) aunque luego no deja claro quiénes están en el otro lado cuando habla de aquellos que “por poco valer/cuan baxos e abatidos/que los tienen”. Podríamos considerar que habla de los nobles y sus diferentes títulos y riquezas (aquellos que tienen más pisotean a los que tienen menos), ya sea por sangre impura (tienen poca sangre goda) o falta de dinero lo que les obligaría a trabajar, algo considerado innoble. XI. Pasamos de algo general (X) “Se tiene” a la primera persona “nos dexan-pidamos” volviéndose a incluir en el poema. Con la palabra “estados” se refiere los estamentos de la sociedad de la época. En esta copla aparece por primera vez la Fortuna mencionada explícitamente con su rueda “una señora/que se muda”, dejando claro que la muerte no es la única que arrebata sus bienes a las personas.
  • 11. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid XII. Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Fuessa significa fosa, tumba, un término algo lúgubre que no aparecerá cuando hable de su padre. La vida pasa deprisa (tempus fugit). Aparece la contraposición de mundos por medio de un paralelismo que da belleza a un tema tan recurrente como este. El mundo de acá es temporal, lleno de deleites fugaces; y, el de allá, eterno y lleno de tormentos. XIII. Es una metáfora en la que las personas somos los soldados que avanzan en la guerra, que es la vida, para caer en una çelada (trampa), que es la muerte; porque no nos paramos a mirar a nuestro alrededor hasta que nos damos cuenta de que la muerte se acerca y ya no podemos evitarlo. Aparece la comparación de las pasiones (plazeres e dulçores) y la muerte con un caballo desbocado, al que no se puede controlar. XIV. Seguimos en el pasado, hablando de reyes y nobles cuyas historias trastornadas (por la fortuna) nos cuentan los escritos pasados. Vuelve a aparecer el poder igualatorio de la muerte (III): Se lleva tanto a los hombres de Dios (papas, emperadores y prelados) como a los ganaderos y campesinos. XV. Nombra a romanos y troyanos para contraponer el pasado lejano al pasado más cercano de Manrique. XVI. Aparece el tópico del Ubi sunt (¿Dónde están?) de manera explícita mediante preguntas directas: ¿Qué se hizo…?/ ¿Qué fue…?. Hasta ahora este tópico aparecía oculto entre la fugacidad de la vida y la evocación del pasado de reyes y romanos. Manrique pregunta qué es lo que ha pasado con los reyes e infantes y su vida caballeresca y cortesana del XV (justas, torneos, galantería). XVII. Qué pasó con las damas y su vida (los vestidos, los olores), con los trovadores, la música las fiestas… Todos han desaparecido, el tiempo se los ha llevado. Ya no quedan llamas de los fuegos encendidos d’amadores (amores) ni aquel trovar, las músicas acordadas que tañían ni aquel dançar aquellas ropas chapadas (caras) que traían. Una vez más ha pasado de algo concreto (caballeros y damas) a algo abstracto (los amores, la música y los bailes). XVIII. XIX. Contrapone de nuevo dos términos: placeres blandos (halaguero) y enemigo cruel. Las dádivas desmedidas (todo el dinero gastado). Propone la fugacidad no solo de la vida, sino también de todo aquello material (el oro, las riquezas, los objetos). La metáfora del tiempo como rocío representa su fugacidad (el rocío dura poco, pues en cuanto sale el sol, se evapora). XX. Habla de los problemas sucesorios del momento, la proclamación de Alfonso (un niño) como rey en contra de su hermano Enrique IV. Sin embargo, como Alfonso murió joven (14 años) y no llegó a reinar, no se pueden decir grandes cosas de él (ya que no hizo nada), aunque tampoco se le critica. Invoca al final a Dios en forma de “juicio
  • 12. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo divinal” diciéndole que apagó la esperanza del nuevo rey (cuando más ardía el fuego/ echaste agua). XXI. Pone ejemplos de grandes personajes (Álvaro de Luna que muere decapitado y el joven rey Alfonso (XX)) como muestra de que a la muerte no le importa la clase social ni la riqueza. XXII. De nuevo otros dos nobles (Juan Pacheco, maestre de Santiago y Pedro Girón, maestre de Calatrava) también mueren cuando tenían gran fama y fortuna: aquella prosperidad/qu’en tan alto fue subida/y ensalzada/ ¿Qué fue sino claridad/ que cuando más encendida/ fue amatada. XXIII. Detalla en las 2 estrofas siguientes de nobles que pierden todo aquello que tenían ante la muerte. Sus hazañas se olvidan y sus riquezas se diluyen en el tiempo. XXIV. Los caballeros (huestes innumerables/los pendones, estandartes/e banderas), los castillos, los muros… todo se pierde por el paso del tiempo y la muerte que viene airada y con su flecha (una de las armas con las que se la representa). XXV. A partir de esta estrofa comienza el elogio de su padre, dando importancia al apellido Manrique. “el maestre don Rodrigo Manrique, tanto famoso” Es una construcción que en español no se puede separar, pero que en poesía se coloca parte en un verso y parte en el siguiente. Se le llama encabalgamiento. XXVI. Realiza una lista de las cualidades de su padre (valiente, maestro, inteligente (seso)…) de manera muy general. XXVII. Compara a Rodrigo Manrique con los grandes generales romanos: Octaviano, Julio César, [Escipión] El Africano… y con Aníbal, que fue el único bárbaro que logró vencer a Roma. XXVIII. Continúa comparándolo con otros generales y gobernantes del Imperio Romano más moderno y enlaza con la estrofa XXXIII al hablar de Camilo. XXIX. Esta estrofa se enfrenta a la XXI incluso en su estructura sintáctica. Podríamos decir que es totalmente contraria. Se coloca en contra del condestable Álvaro de Luna que decía que la monarquía debía ganarse por la fuerza, que tenía que ser severa. Manrique se ganó el honor de sus vasallos en lugar de imponerles su ley; y “más hizo la guerra a los moros” ganándose así el cielo. XXX. Quedando desamparado / con hermanos y criados/ se sostuvo. En este verso habla de que a pesar de quedarse sin padres, Rodrigo fue capaz de sacar adelante a sus hermanos. En los últimos seis versos detalla cómo le quitó las tierras a Álvaro de Luna
  • 13. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo en la lucha. Por la frecuencia que aparece mencionado, debía ser un gran rival de su padre. XXXI. Iguala el pasado [sus viejas historias…en juventud] con el presente [con otras nuevas victorias/ ahora… en senectud]. Con Gran Caballería/de la espada se refiere a que Rodrigo entró en la Orden de Santiago en 1734. XXXII. Al decir que y sus villas y sus tierras /ocupadas de tiranos/las halló no solo se refiere a los árabes, sino también a los cristianos que gobernaban con demasiada autoridad a sus vasallos. XXXIII. Aquí comienza un diálogo entre Rodrigo Manrique y la Muerte. Después de arriesgar tanto la vida por su rey, hasta la muerte reconoció su valía puesto que no le arrancó de la vida, sino que llamó educadamente a su puerta para llevárselo. XXXIV. La Muerte le recrimina que descuidó su salud por ganarse la fama. XXXV. Le indica amablemente que no es tan terrible la “batalla” contra ella, ya que la “vida perecedera” en la que el honor y la fama son importantes; palidece en comparación a la “vida eterna” al lado de Dios. La Muerte aparece como una servidora de Dios, y no como su opuesta. XXXVI. Jorge Manrique subraya el carácter religioso de las coplas (y también la buena y correcta vida que llevó su padre) hablando por boca de la muerte de cómo ganarse la vida eterna: los clérigos con oraciones y los caballeros, matando moros (aquí se justifica lo que antes se señalaba sobre las guerras de su padre). XXXVII. Es la tercera vez que aparece “la fuerza de las manos” que ya no parece referirse al trabajo de los agricultores o los artesanos, sino al de los caballeros, que se ganan la vida (la eterna y la perecedera) a fuerza de cortar cabezas con sus manos (y espadas). XXXVIII. Ahora comienza a hablar el padre, que acepta la muerte diciendo que ya está preparado [consiento en morir /con voluntad placentera]. XXXIX. Comienza la oración, que se debe relacionar con la IV copla. Se dirige directamente a Jesucristo con ese “tú”. La única confesión que aparece es en el verso final que le pide a Jesús que le perdone [me perdona] (perdóname). XL. Finalmente, le llega la muerte (después de que la venga anunciando en las coplas anteriores) y se muestra como una muerte muy tranquila, con todos sus asuntos en orden, rodeado de su familia (que no llora); tal y como se detallaba en el “Arte del Buen Morir” que mencionamos hace unos días. Es una muerte semejante a la de don Quijote.
  • 14. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo 2. EL TIPO/MOTIVO DE LA DAMA INVISIBLE. ZAYAS Y CALDERÓN En primer lugar hay que hacer una distinción teórica (y discutida) entre motivo y tipo. Ambos son términos que proceden de los estudios folclóricos (de los cuentos), aunque rara vez se emplean en ese contexto específico. Los motivos son pequeñas unidades que forman un relato. Se pueden repetir y de hecho, lo hacen; en diferentes autores, épocas e historias. Thompson, crítico literario, confeccionó una lista con los motivos comunes en el folclore literario occidental (los hermanos Grimm, Andersen), a la que luego se le han añadido otros procedentes de los cuentos tradicionales de Asia, América y África. Dentro de esta lista hay una serie de “motivos estándar” a los que luego se les van añadiendo diferentes modificaciones según aparecen en las historias: 1. Motivo: Matrimonio. 1.1. Matrimonio que sale bien 1.1.1. Matrimonio que sale bien pero perjudica a un tercero. 1.1.2. Matrimonio que sale bien siendo todos felices. 1.2. Matrimonio que sale mal. Etc. Los tipos son la agrupación de varios motivos. Sin embargo, al ser una organización teórica, no conforman por si mismos una historia, sino que deben aplicarse en la práctica. Una novela, una historia, una obra de teatro, un cuento; están conformados por uno o varios tipos. 2.1. CUPIDO Y PSIQUE - APULEYO El tipo de la bella y la bestia aparece reflejado en la historia homónima popularizada por Walt Disney. En ella, una joven encuentra en un castillo a un hombre transformado en un ser monstruoso, pero el amor logra vencer el hechizo y ambos son felices para siempre. Todos ellos son motivos: La joven que encuentra un monstruo (un hombre-bestia, un dragón, un animal…). El hombre convertido en bestia (por un hechizo, una poción, un castigo divino…). El poder del amor para romper hechizos. Y muchos más que no vamos a detenernos a explicar.
  • 15. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo En el mito de Cupido y Psique que se engloba dentro de El Asno de Oro de Apuleyo. El autor actúa como narrador y protagonista (en ocasiones se convierte en un asno, por lo que puede escuchar todo lo que ocurre) y el relato se presenta como una sucesión de historias que se cuentan unos personajes a otros. En el libro IV, una anciana borracha le cuenta a una joven una historia para tranquilizarla: la historia de Cupido y Psique. Motivos que aparecen en la historia: El/la menor de tres hermanos/as está destinado a hacer grandes cosas (suele ser el más bello, inteligente, valiente…). El sacrificio de una chica a un monstruo (dragones, dioses…) En este caso, “a un ser alado que hasta Júpiter teme” (Cupido). La joven que desea escapar de su cautiverio y volver a casa. Las hermanas que llevan a la desgracia a la joven por envidia. La joven que se pincha con un objeto (en este caso una flecha) y queda hechizada. (Aparece también en La bella durmiente. El castigo divino por desobedecer que consiste en la superación de una serie de pruebas. El triunfo del amor sobre las adversidades. Esta historia puede considerarse como el punto de partida para establecer el motivo de la bella y la bestia. Tuvo una gran repercusión en su momento y se tradujo e imitó en numerosas ocasiones. Tarde llega el desengaño de Zayas y La dama duende de Calderón son los ecos de esta historia. Calderón vuelve el mito del revés convirtiendo en invisible a la dama en lugar de al hombre. 2.2. TARDE LLEGA EL DESENGAÑO - MARÍA DE ZAYAS Y SOTOMAYOR En el siglo XVIII se le pone título a los cuentos de María de Zayas y Sotomayor que hasta el momento se numeraban (desengaño I, desengaño II, etc.). En esta obra, una serie de personajes cuentan historias (es una recopilación de cuentos) ¿Cómo encaja el tipo del amante invisible en el relato? Zayas va utilizando una estructura circular basada en la coincidencia, que no son más que una serie de cruces en la historia con las que nos intenta decir algo [que debemos averiguar]. La historia comienza con un poema, del que luego el lector conoce el autor, lo que se llama un inicio in media res, es decir, en mitad del asunto. Es algo muy extraño.
  • 16. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo No hay elementos maravillosos en este relato (monstruos, dioses o maleficios) aunque Zayas lo relata como si realmente los fuera a ver. Va describiendo el paisaje a través de los ojos de sus personajes. No emplea expresiones impersonales como había o estaba, sino que se vale de la tercera persona (vio, encontraron, descubrieron). En medio de una tormenta que dura cuatro días [la narración precisa del tiempo también es importante porque en la época no se suele indicar con tanto detalle], naufraga don Martin, un toledano que vuelve de Flandes. Él, junto a otro de los pasajeros, llega a una isla desconocida. Ambos temen que sea territorio de los moros y que por ello estén en grave peligro, pero encuentran un castillo y a un caballero que lleva un “pasamanos al estilo español”. Este les confirma que se hallan en la isla de Gran Canaria pero que no son tierras seguras ya que están plagadas de salteadores y bandoleros. Les dice que “una pequeña merced divina” les ha traído (en lugar de la voluble fortuna), y les invita a guarecerse en su castillo, donde les cuenta una historia (parte de ella es la dama invisible). El ambiente resulta opresivo y limitado: llegan a una isla en la que hay un castillo que parece que esté cerrado (cierran el puente) e incomunicado por el exterior. Da la impresión en cualquier caso de que es un mundo cerrado y aislado, lo que tiene un significado simbólico más allá, que explica en cierta manera la condición anímica del protagonista de esta parte (el caballero del castillo). En contraste con la riqueza del castillo (lo que ven) y de acuerdo con las normas anteriores, se supone que va acompañada de nobleza. Por eso cuando las esclavas van a buscar a la señora, esperamos. Poner la mesa: deriva de la época medieval donde se ponían literalmente las mesas sobre dos caballetes para luego poder quitarlas y hacer audiencias en los salones, bailes, etc. La narración es lenta porque somos protagonistas al mismo tiempo que los protagonistas de lo que va pasando. Cuando aparece la mujer, don Martín se sorprende enormemente (olvidando lo que va a hacer) ante el aspecto tan desastrado de la bella mujer [en esta época cuando peor sea la situación de una bella mujer, más morbo parece que les da]. Cuando entra la otra mujer nos damos cuenta de que va acumulando una serie de tópicos para contrastarlas a las dos (cabellos de oro, manos blancas, gran belleza VS más negra que el azabache, como el demonio, nariz roma, labios gruesos, muy exuberante). Todo esto está visto desde la perspectiva de don Martín, que se asombra tremendamente con su aparición, pues los negros en la época rara vez eran más que simples esclavos. La mujer bajo la mesa adquiere carácter de animal al no comer, sino roer los huesos. El aislamiento parece ser cada vez mayor, ya que los amigos, bajo amenaza de muerte, no tienen permitido contar lo que allí vieron. Esto deja en un círculo aún menor al señor del castillo. Hay una serie de coincidencias: El padre de don Jayme de Aragón también huye, pero por haber cometido un asesinato. Cansado, vuelve a su patria con tormenta derrotado. Conoce a una mujer y se casa con ella.
  • 17. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo El hijo, como caballero galante y en busca de honor se va a Flandes (a guerrear bajo el nombre del rey y “a ver tierras”). Allí pasa seis años, pero le pasa algo. [¿Hay relación entre don Martin y las historias?, ¿por qué cuenta historias dentro de historias don Jayme?] Alguien llega y le da una carta, a la que tiene que contestar directamente [no es raro que en la literatura aparezcan este tipo de cartas anónimas “eres tan guapo que quiero hablarte”. Le está retando a que vaya “si te atreves a venir”+. Una vez entra en la casa, empieza a tener algo de miedo, ya que su reacción ha sido exagerada y que no puede volverse atrás. No ha traído sus armas (daga, pistola y espada). Mientras va atravesando salas a ciegas, las evocaciones sonoras son fundamentales. Poco después, el resto de sentidos también participa (olfato y tacto). Teniendo en cuenta que se mantiene con los ojos vendados un tiempo, la descripción a través del resto de sentidos resulta imprescindible para hacernos una idea de la situación Aparece de nuevo la dualidad (es algo reiterado: la dama blanca y la dama negra) ya que él pensaba que lo conducían al infierno y es en el cielo donde se siente. Al contrario que en El asno de oro, es él quien no ve a la dama. Por otra parte, ella le ha visto (por algo se ha enamorado, aunque no sabemos dónde porque en la historia hay muchos elementos). Le dice que los españoles tienen fama de charlatanes, y este no va a ser menos. La dama le regala riquezas (cosa que no se entiende ¿le está comprando? ¿Para que vuelva? ¿Para que se calle? ¿Lo hace porque quiere? ¿Le regala cosas como a su criado? faltan muchos datos al respecto), que él gasta sin medida, llamando la atención sobre la procedencia de estos nuevos dineros. Es uno de sus amigos el que, en lugar de las hermanas de Psique, le convence para desvelar el misterio. Llevará un vaso de sangre con una esponja (¿Cómo lo lleva a caballo sin que se caiga y sin que el escudero se lo quite, etc. la verosimilitud deja mucho que desear, pero no es importante). Para marcar la puerta [por otra parte, la sangre tiene su origen en la Biblia: una de las plagas que Dios manda a Egipto asesina a los primogénitos de todas las familias menos los de los judíos, que marcan sus puertas con sangre de cordero para que el ángel exterminador que va a ejecutar la plaga Descubren la casa muy cerca de la posada. Parece que la mujer es hija de un noble viejo, es la única heredera, está viuda, es muy joven y no puede salir de casa. A él no le gusta, le molesta esta situación. [Recuerda a “Cuando ruge la marabunta” en la escena del piano porque él no quiere a una viuda]. Él solo tenía que tener paciencia y callarse, solo debía esperar a la muerte del padre. Sin embargo a la mañana siguiente se dedica a pasearse ante la puerta de Lucrecia. Al anochecer aparece una mensajera que le advierte de que lo van a matar. Por problemas de galanteos, con una dama, debe marcharse al igual que nos ha contado que le ocurrió a su padre. No puede dejar de pensar en ella pero tampoco puede odiarla por intentar matarle (seis hombres mandó con pistolas y espadas). Al llegar a Canarias se enamora de Elena (así se llama la mujer que estaba bajo la mesa) por ser igual, según dice él, a Lucrecia. Por tanto, los sentimientos pasan de una a otra y la quiere hacer su esposa.
  • 18. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo 26/10/12 Investigar sobre Lucrecia. ¿Celestina? Hay otra más antigua que hace a la de la Celestina más interesante. Al volver a su patria, huyendo del duelo, sus padres han muerto y le dejan una fortuna en herencia. Por ello y su juventud, muchas damas le pretenden, pero él no quiere a ninguna. Entonces un día de Semana Santa, durante los divinos oficios (a los que no parece prestarles atención sino a las mujeres), ve un ángel (esto evoca ligeramente a la tradición de la lírica amorosa del XV): Elena [en la época estaba muy claro que evoca a la Helena de Troya, porque es el nombre de las mujeres que engañan al marido]. Lo que quiere Zayas mostrar, es que lo que parece no siempre es (Elena parece culpable desde el inicio de algo). ¿Qué significa el doble (el alter ego)? Hay un personaje que se considera la otra cara de otro (don Quijote vs Sancho Panza son las dos caras de la humanidad). Lucrecia La ama Le traiciona Viuda (no virgen) Rica Elena La ama porque se parece a Lucrecia No es infiel, no ha hecho nada Doncella (virgen) Pobre Resulta tremendamente curioso la presentación de Zayas en sus novelas: siempre aparecen sin el apoyo masculino que debieran tener en la sociedad patriarcal y, en el caso de que lo tengan (hermanos, maridos) las llevan a la desgracia. Jayme está obsesionado con lucirla y darse importancia (antes con las joyas de Lucrecia y ahora con Elena). No para de hablar de ella (contraste estético con lo que vendrá a continuación) hasta que, tras la muerte de la madre de Elena, parece ser que esta la lía “fue mujer Elena y como mujer ocasionó sus desdichas y las mías”. La negra es un personaje hasta cierto punto trágico (cuasi patético) nacida de un matrimonio de esclavos. Sin embargo, al hablar no aparece como un personaje ridículo, como los negros de la época. Esta mujer ha descubierto un engaño (lo cree) de Elena con su primo, pero no se molesta en comprobarlo *se lanza a su caza “cosificación de la mujer” quizá predispuesto por la traición de Lucrecia, “Que al honor de un marido, solo que él lo sospeche basta” directamente y sin mediar palabra asesina al primo y despoja a Elena de todas sus joyas, convirtiendo a la negra en su esposa]. No solo no busca otros testigos o indaga (buscar otros criados, irse a cazar para ver si le es infiel…), sino que no piensa (pudiera la negra habérselo inventado y contado para congraciarse con él). Es la manera que tiene Zayas de presentar el amor obsesivo que siente el caballero por Lucrecia y que reproduce con Elena. No es un amor que le haga preocuparse por su amada, lo que llamaríamos un amor puro, un amor sano; sino que es más bien una obsesión maltratadora. Zayas desde el principio de la época nos está conduciendo a la locura pasional y obsesiva del marido que no lo abandona y no le deja vivir. Consideran a don Jayme caballero de noble sangre, buen cristiano y entendido (mentira, porque está loco de atar), por lo que la situación carece de sentido. Sin embargo, don Martín ve a la esclava como algo negativo “maldita esclava” debe hacer entender al caballero que pudo haber sido esa esclava la que contó una mentira para ponerse en el lugar de su señora.
  • 19. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Jayme Martín Naufragio en su Naufragio real locura (fracaso de su No lo recupera Lo recupera (pérdida del control) vida) Hay muchísimas referencias a la locura (locura, pasión “más humana, ojos bermejos de furor, los paseos que se da, los suspiros, el salto que da para matar a la negra, “no tenéis razón”, perder el juicio). A Zayas le encantan lo dramático (contraste de la negra en una cama azul) y las camas, por lo que vemos a don Martín fijándose en la riqueza de la cama. Entonces, en su lecho de muerte, confiesa que todo fue mentira, ya que solo quiso vengarse de Elena y su primo por maltratarla. Cuando fueron a decírselo, ella se adelantó y contó una aventura. La pobre Elena se muere “martirizada” tras, suponemos, oír la historia. Jayme lo ve y llora “como una flaca mujer”, no por llorar, sino por arrepentirse de lo mal que ha actuado. Se da una paradoja, ya que la mujer (Elena) ha muerto allí donde más segura se debería estar, en su casa. Es un recurso habitual en Zayas. Por fin, al final de la historia, don Martín toma el mando. Primo muerto inocente, una mujer inocente que sufre un castigo que no merece, una negra asesinada y el artífice de todo, un señor loco. ··· 16/11/2012  J.G. Ardila (Profesor de la U. Edimburgo  Charla sobre Cervantes. Tienen fecha y hora: o Estructura posible de Tarde llega el desengaño susceptible de comentarse y/o modificarse. o Texto preguntando algo en relación con los motivos y los tipos (un romance por ser breve o algo similar). Viernes 14  examen (breve- menos de hora y media)en la hora de clase ··· 2.3. LA DAMA DUENDE. CALDERÓN DE LA BARCA. Se publica la primera versión en 1636, antes que el conjunto de novelas de Zayas (1647). Supone para la obra un grave problema que fuera teatro, porque podía haber sido representada con anterioridad, con las consiguientes modificaciones. En el XVII, cuando se publican los textos de teatro, las obras presentan numerosas variaciones, llegando a existir de La dama duende dos versiones que difieren en el tercer acto. Es importante prestar atención al espacio (la ciudad, la casa, las habitaciones; y los espacios de representación o cómo se podría representar sobre el escenario) y los objetos (especialmente la alacena, su importancia en la obra -separa los espacios simbólicos dentro de la obra- y cómo podría representarse).
  • 20. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Al final, si da tiempo, la idea es hacer una especie de plano de los espacios de la historia con los datos de que disponemos en la obra. Parece que Calderón solo escribía tragedias, aunque que La dama duende sea una comedia, no quiere decir que no se puedan discutir asuntos más serios. A través del tipo de historia y sus motivos se puede estar dando cierto valor simbólico a los objetos y los espacios. Se rompe la barrera que existe entre la representación y los espectadores mediante la conversación de los actores y el público. Se difumina la línea entre la ficción (la obra) y la realidad, jugando con el espectador introduciéndolo de alguna forma en la representación. En la jornada primera, ISABEL dice algo sobre carbones dirigiéndose a los que la escuchan (Dirán donde demonios los tiene esta mujer, no advirtiendo que esto sucedió en noviembre y que hay brasero en el cuarto), llama la atención sobre el escenario. En la jornada tercera, MANUEL emplea el término “tramoya” con doble sentido: primero como engaño y segundo como los aparejos necesarios para elevar a los personajes (cuerdas, arneses). ¿VERDAD O FICCIÓN? Al final de la jornada segunda MANUEL hace una descripción del espacio. Alfombras, cuevas y bovedillas (espacios entre las vigas) pueden ser referencias concretas al espacio de la obra, pero igualmente el espectador entendía que podían referirse al mismo teatro donde se representaban. No era necesario que hubiera realmente alfombras en los suelos y cuadros en las paredes porque los espectadores se lo imaginaban. Las luces no podían apagarse (eran antorchas) y Calderón juega mucho con ello. En ocasiones, resultaba muy cómico ver un personaje que decía no ver nada (actuando en consecuencia) cuando todo el teatro estaba iluminado. Esto acentúa la separación entre lo real y lo ficticio al contrario que lo que antes hemos señalado. LA OBRA
  • 21. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo El inicio es muy rápido, no sabemos nada de los personajes, porque el teatro debe ser dinámico. Sabemos que estamos en Madrid porque lo dice y que estamos en 1629 (nacimiento del infante Baltasar, hijo de Felipe V e Isabel de Borbón). Amarilis era una actriz, María de Córdoba, que cuando actuaba de Ero (se tira de una torre), lo hacía tan bien que más de una vez se llevaban las manos a la cabeza, una de dos, o porque algo fallaba y la pobre se estampaba contra el suelo o porque lo hacía tan bien que Don Manuel tiene que explicar algo para que los espectadores sepan quién es. Le cuenta a su criado una serie de detalles sobre Don Juan (El criado todo esto ya debe saberlo). Calderón se burla tanto de Don Manuel como de su criado Gracioso (le hace decir dando mil vueltas algo sencillo: que se había ido a casa de su amigo). Salen Ángela e Isabel “en corto tapadas” (con vestidos que dejaban ver el zapato XD). En la época no estaba bien visto que las mujeres enseñaran los zapatos en escena, así que Calderón era tan puñetero que las hacía mostrarlos. “¿Es dama o es torbellino?” Es una indicación dentro del texto a que Ángela tiene que hablar y moverse muy deprisa. Manuel se imagina que de quien huye es de su marido. Calderón se está riendo del honor, al darnos la imagen de dos caballeros que se van a batir en duelo por una tontería. 15/11/2012 Señalar si es para una clase práctica o para una conferencia el mensaje que mandemos por la conferencia de mañana. LOS DUELOS Y EL PROBLEMA DEL HONOR Hay dos escenas de duelo, una al principio y otra al final, de las que Calderón (que manejaba muy bien la espada), se burla. En el primero, Manuel interviene en la disputa que mantienen don Luis y Cosme. La palabra satisfacer podría significar entrar en duelo, pero Manuel se declina por la cortesía: “es mi criado y yo le castigaré, ya que no tenéis derecho sobre él”. Si nos lo tomamos en serio (con la mirada puesta en la defesa del honor), que don Luis está a punto de llamarlo mentiroso (está a comenzando un mentís que es lo más descortés que se podría decir) por un empujón a un criado, discutiendo sobre quién es cortés; no tendría sentido. Jugarse el cuello por un empujón a un criado no tiene sentido. Resulta una burla del espíritu pendenciero de los caballeros. Parece que van a reñir pero nunca llegan a batirse. Los criados son una burla de sus amos, y Cosme muestra su cobardía (presente a lo largo de toda la obra) al decir que no quiere sacar la espada y para ello la asemeja a una mujer virgen a la que no le tienen permitido salir. Cuando llegan Beatriz y don Juan, esta le está sujetando para que no se meta por medio. En mitad de todo ese jaleo, un reencuentro “¿Don Juan?”, “¿Don Manuel?”, cuando don Juan se da cuenta de que su hermano Luis se está a punto de batir con su amigo Manuel, resulta razonable y pone paz.
  • 22. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo En el segundo duelo, la tensión de un duelo que parece que se va a realizar pero que no tiene lugar. Empiezan a hacer toda una serie de sistemas, que entran dentro de lo ridículo (aunque puede leerse de forma dramática): La misma luz para ambos Cerrar la puerta cada uno que tienen a la espalda En el suelo se eche la llave (hay un jaleo con las llaves… nunca se sabe donde están). Uno cierra la alacena, el otro empuja un bufete para que nadie entre. Aparece Cosme detrás del bufete (pone de relieve lo ridículo de su intento de retrasarlo todo “¿Qué esperáis?”). Al empezar el duelo, riñen un poco (como mucho durante tres versos) y enseguida la espada se rompe. Quiere ir entonces a por otra, pero mientras tanto Luis habla a la fortuna “Yo he de buscar ocasión verdadera o aparente” para poder batirse de nuevo. ¿Se está burlando Calderón de ellos? Un poco sí. Por un lado nos encontramos obras en las que el honor y el duelo son lo más importante, pero en otras, como La Dama Duende, se manifiesta la opinión contraria. Calderón está poniendo de relieve que el combate por nimiedades no es cosa de honor, una costumbre que tenían los hombres del XVII. Ángela se casa con don Manuel, Beatriz con un hermano de don Juan y don Luis se queda sin nadie, pero en el esquema teatral es una innovación. A partir de cierto momento, hay obras en las que no se casan todos los personajes en contra de lo que sucedía en otras obras en las que una furia matrimonial casaba a todos los personajes (a veces con otros que no habían aparecido hasta ahora). El quedarse sin casar podría ser un castigo literario al personaje por su comportamiento a lo largo de la obra (su obsesión por su hermana); o sencillamente un intento de Calderón por innovar. LOS ESPACIOS La obra empieza en la calle y va a terminar en la casa. Son los dos escenarios principales aunque se habla de otros espacios. Cosme habla de irse a una ermita que en realidad es un eufemismo para referirse a la taberna [777]. Hay términos concretos que tienen que ver con Madrid (Plazuela de la cebada [898]) Tenemos dos espacios. Este, el espacio de la historia, que solo existe en la imaginación del espectador (la calle, la casa, la posada, el palacio…): Calle Casa Palacio Posada Taberna Y el espacio representado en el teatro. En ocasiones coinciden, la casa (solo algunas partes) se representa, la calle (o varias) también, pero otros solo se mencionan y el lector/espectador debe imaginárselos. Este juego en otras obras podría permitir que algunas cosas se cambiaran según donde la obra tuviera lugar, para que el público vinculara lo que se decía con algún lugar real de la ciudad.
  • 23. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo A la hora de representar la obra podríamos intentar averiguar el espacio, por donde entraban y salían los personajes. En la estructura superior (abierta y sin techo) había un balconcito, en los laterales estaban de pie los mosqueteros (hombres). Si se tapaba (con tres cortinas en los laterales) estaban dentro, sin embargo, si estaba descubierto podrían estar en la calle. No hay telón, aunque sí había pausa entre las escenas, en la que salían a cantar y baila o representar un entremés. En ocasiones se ponía una tabla para unir el suelo con la estructura superior. Los laterales funcionaban de camerinos, donde los personajes se cambiaban y esperaban su turno para salir. Se pensó que los cuartos de don Manuel y doña Ángela eran contiguos con la alacena portátil en medio para tapar la puerta que Ángela Manuel las unen y hay en el texto varias alusiones [575]. Si Ángela supone que se puede hacer un agujero en la tabla de la puerta para poder ver al huésped. Cuarto podría ser conjunto de habitaciones, no necesariamente una habitación solo. Según quien hace la edición, cambia la interpretación de la alacena y la disposición de la alacena, porque hay versos que apoyan una teoría y versos que apoyan otra. Por otra parte, el cuarto de don Luis estaría debajo del de Ángela “como pisa sobre el mío” dice él [2685]. Por ello entenderíamos que el cuarto de Ángela al que se refiere la obra sería el conjunto de habitaciones en el primer piso que le corresponderían. Esta sería otra posible disposición. Podría ser que diera esta puerta a la calle [330]. Dado que no quieren que Ángela (por sus deudas con la corona) sea descubierta, no sería verosímil que hubieran colocado a don Manuel en el cuarto de al lado. Cuarto de Ángela Jardín Son muchos los problemas que plantea la distribución de la casa. ··· ¿Cuál es la relación con la dama invisible de Zayas? 22/11/2012 TIPOS Y MOTIVOS EN LA DAMA DUENDE Definición de motivo: Elemento narrativo (o estructural) más pequeño de una historia. Definición de tipo: Agrupación de motivos. ¿Un cuento puede ser un tipo? No. El cuento no es un tipo. Puede contener uno o varios tipos. Cada uno de esos tipos estará compuesto por varios motivos.
  • 24. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Se trata de una construcción teórica, por lo que en ocasiones no se ajusta a la realidad. Dentro de un cuento pueden aparecer varios tipos distintos, completos o incompletos, y que presenten modificaciones. El cuento es la manifestación de los tipos. Tipo => Teoría; Cuento => Práctica MOTIVOS DENTRO DEL TIPO LA DAMA INVISIBLE Motivo La dama duende Caballero realiza viaje Caballero es hospedado Castillo de don Juan Se cruzan un montón de Caballero recibe carta de una mujer cartas diferentes a lo largo desconocida. de toda la obra. Dentro de la carta y luego no debe preguntar quién es. Dama impone secreto. El espectador tiene más información de los personajes y la trama. Dama desorienta al Manuel es llevado en una caballero en su silla cerrada y los silleteros primera cita. le dan vueltas. Encuentro Dama pierde al La criada misteriosa lleva caballero en el interior a Manuel a oscuras por la de la casa casa. Juego entre luz y oscuridad / verdad y mentira / vida y muerte Para el criado esta mujer es el mal. La oscuridad real termina enseguida (cuando llega al cuarto). Tarde llega el desengaño Castillo de don Jayme Jayme recibe una carta de Lucrecia. Dentro de la carta El espectador tiene poca información de los personajes y la trama. El criado le da vueltas a Jayme a caballo con los ojos vendados. El criado lleva a Jayme a través de la casa (cruza varios aposentos). La oscuridad representa la muerte y al demonio (la mujer negra). La oscuridad real dura más (en todos sus encuentros). Descubrimiento a través de los sentidos (sin la vista) Ruptura de la regla que impone la dama No podía averiguar quién era Ángela. Ve a Lucrecia, averigua la casa en la que vive y se exhibe con los regalos que le da. Descubrimiento público de la verdad: los personajes se enteran de la historia. Descubre la identidad de Ángela y se casa con ella Descubre la historia de Elena pero ella muere.
  • 25. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo 3. LA LITERATURA COMO PROTESTA. RAMÓN MARÍA DEL VALLE-INCLÁN Se publicó primero en la revista España en 1920 en varios momentos. El libro se edita en 1924. Valle Inclán corregía mucho lo que escribía, de manera que la publicación de 1920 es diferente a la de 1924, que se explicaron por la evolución del país, la evolución personal del autor e incluso la publicación de una serie de obras que pudo haberle influido. Luces de bohemia: ¿Qué es bohemia? Artista. Rebeldía. Inconformismo. Idealismo (no ceder a las normas sociales y económicas). Romanticismo. Anarquismo. Pobreza. París (cafés). Decadencia. Extravagancia. Aislamiento. Falta de valoración. Bohemia es una zona de la actual República Checa. De ahí procede el nombre bohemia porque se pensaba que los gitanos procedían de esta región y tenían una vida libre, errante, sin preocuparse de las fronteras ni las convenciones sociales. Surge en París en el siglo XIX, vinculado con todos los elementos mencionados y estrechamente relacionado con la calle y las adicciones (prostitutas, mendigos, drogas, alcohol…). Se emplea para referirse vagamente a una generación de artistas (escritores, pintores, músicos…) conocidos como poetas malditos, cuya obra está marcada por un fuerte rechazo a la sociedad y sus reglas. Todos esos elementos antes mencionados se reflejan en su literatura. Los artistas bohemios no quieren vivir de su arte porque eso les obliga a adaptar sus obras a las normas del mercado. Por ello viven de trabajos mal pagados (traducciones en su mayor parte), lo que les lleva a una depresión. La primera Guerra Mundial (1914-1918) marca en gran medida a esta generación por el elevado número de muertes y porque pone de manifiesto el sinsentido de la existencia. Luces de bohemia habla de la bohemia desde el principio a su final, así como sus varias caras encarnadas en los dos protagonistas (Máximo Estrella y Don Latino). Los cambios que introduce de 1920 al 1924 le aportan a la obra un tono mucho más dramático: si el modelo de escritor era el bohemio, ¿qué ocurre con el escritor una vez que la bohemia ya no existe? El sentido trágico y terrible de la existencia de Valle- Inclán se refleja a
  • 26. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo la perfección en Luces de bohemia. La creación de una lengua propia (neologismo) ayuda a entender esta disconformidad por cómo está evolucionando el mundo. 3.1. LAS ACOTACIONES Valle-Inclán se convirtió a sí mismo en un personaje (con su gran larga barba y su intención permanente de romper con lo establecido). La lista de personajes de Luces de bohemia parece una burla (aparece hasta un loro). La primera acotación incluye indicaciones de lo más extravagante (conversación lánguida, poeta hiperbólico…) Esto provoca que sea una obra difícil de interpretar, porque las acotaciones, lejos de quedarse en meras indicaciones de representación, tienen un valor literario en sí mismas lo que obliga al director cuya compañía la represente a interpretarlas como bien pueda. Nos indican: Espacio y tiempo. o El espacio es raro, deforma la realidad. Aspecto de los personajes. o Animalización y cosificación de las personas. o Humanización de los animales y las cosas. Luz/oscuridad. Sentidos: olores, ruidos. Adelanto de la acción. o Faroles rotos, ruido de cristales, asfalto sonoro… Son detalles repetidos en varias acotaciones a modo de amenaza constante de que algo sucederá. Valle-Inclán juega en Luces de Bohemia con la luz y la oscuridad (un lugar oscuro con un poco de luz, la luz procede de reflejos…), en ocasiones contrapuestas y en otras combinadas. En muchas acotaciones señala olores (olor a tabaco rancio) o ruidos (voces), difíciles de representar, pero importantes para situar la escena. Con respecto a los personajes, aparecen referencias a los personajes humanos como si fueran muñecos o animales, sin independencia ni personalidad. (Tiene que ver con el esperpento del que hablaremos más adelante). En el comienzo de la escena segunda la luz no se menciona directamente, pero se entiende en la descripción del cuarto como “Cueva”, y Zaratustra aparece hablando con un gato, un loro y un can. Por otra parte le describe como “abichado y giboso”, es decir, encogido en sí mismo, con chepa; con “cara de tocino rancio” y “su caracterización de fantoche (muñeco)”. Las acotaciones en esta obra hacen que nos demos cuenta de cosas en las que no habíamos caído y, en ocasiones, adelantan la acción, porque no se limitan a describir el espacio o los personajes, sino que van para allá. Esto sucede casi como si Valle-Inclán tratara de aunar el teatro con la novela en una sola obra. Cuando el protagonista es encerrado con un anarquista, parece que es la primera vez que se le menciona. Sin embargo, no es así porque aparece en la acotación de la escena segunda (añadida por Valle-Inclán a posteriori y estrechamente ligada a la escena sexta). (Escena segunda) ZARATUSTRA entra y sale en la trastienda, con una vela encendida. La palmatoria pringosa tiembla en la mano del fantoche. Camina sin ruido, con andar entrapado. La mano, calzada con mitón negro, pasea la luz por los estantes de libros. Media cara en reflejo y media en sombra. Parece que la nariz se le dobla sobre una oreja. El loro ha puesto el
  • 27. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo pico bajo el ala. Un retén de polizontes pasa con un hombre maniatado. Sale alborotando el barrio un chico pelón montado en una caña, con una bandera. Luz/oscuridad: una vela encendida, media cara en reflejo y media en sombra. Alusión al personaje como un fantoche. Se desfigura al personaje de manera ficticia por el juego de sombras (parece que la nariz se le dobla sobre una oreja). Juego con los sentidos: Caminar sin ruido. “Un retén de polizontes (policías) pasa con un hombre maniatado”. Nos adelanta el momento en el que, quizás, el anarquista es detenido y su asesinato, además de la muerte de un niño inocente, La presencia del ejército y la policía es muy marcada en esta obra. En ocasiones, aparece precedida de un ruido de caballos (que recuerda a las metáforas de García Lorca en su Romancero Gitano en las que aparece la Guardia Civil). (Escena cuarta) Noche. MÁXIMO ESTRELLA y DON LATINO DE HISPALIS tambalean asidos del brazo por una calle enarenada y solitaria. Faroles rotos, cerradas todas, ventanas y puertas. En la llama de los faroles un igual temblor verde y macilento. La luna sobre el alero de las casas, partiendo la calle por medio. De tarde en tarde, el asfalto sonoro. Un trote épico. Soldados Romanos. Sombras de Guardias: Se extingue el eco de la patrulla. La Buñolería Modernista entreabre su puerta, y una banda de luz parte la acera. MAX y DON LATINO, borrachos lunáticos, filósofos peripatéticos, bajo la línea luminosa de los faroles, caminan y tambalean. Esta patrulla de guardia, aparentemente elogiada al identificarla con un pasado glorioso (trote épico, soldados romanos), en realidad sufre la crítica del autor cuando se contrapone al verdadero héroe de la historia: Max Estrella. En una de las notas, se explica que estas patrullas a caballo eran llamadas “romanos” por su creador, el Conde de Romanones, de una manera despectiva. 3.2. ESTRUCTURA Según dice Valle-Inclán, y siguiendo la estructura externa: Lista de personajes Escenas numeradas: o Escena primera, segunda, etc. o Escena última. (¿Por qué la última no tiene número? ¿Qué significado tiene?). Estructura interna. Parecería que es una estructura de acumulación, ya que no es una simple yuxtaposición (1+1+1+1+1) de escenas independientes, porque las escenas, en general, se relacionan unas con otras por medio de las acotaciones. El personaje de Max Estrella también contribuye a dar cierta unidad porque aparece en casi todas las escenas. El propio autor en algún momento decidió que esa estructura necesitaba tres escenas más. Al terminar la escena primera, Claudinita, la hija de Max dice que todo termina en la taberna, donde empieza la tercera. Sin embargo, se las arregló para introducir entre medias la escena segunda (en la tienda de Zaratustra) de manera que queda muy bien hilado. La inclusión de la escena duodécima obligó a cambiar algunas cosas. 3.3. REFERENCIAS A OTRAS OBRAS
  • 28. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Valle-Inclán alude a La Divina Comedia de Dante, a La Vida es Sueño de Calderón de la Barca, a la Corza Herida… Todo ello se debe entender desde dos perspectivas: desde el personaje y desde el autor, que no tienen por qué coincidir. Desde el personaje puede ser una burla de lo que sabe y no sabe, la trivialización de la cultura… No es necesariamente el punto de vista del autor. En ocasiones parece que no le entienden (Cuando Max dice “mal recibe Polonio al extranjero” el resto de personajes no le entienden, y no por ello ridiculiza la cultura, sino solo la ignorancia del resto). Existe un caso en el que critica a Galdós “Ahora está vacante el sillón de Don Benito (Galdós)”. Por otra parte acaban de decir que van a promover a Max estrella a un sillón de la Real Academia. Aquí habría que saber si es solo una opinión del personaje o también del autor. Su novela no se parece a la de Galdós (al menos no en sus inicios), respondiendo a su modo de pensar de “¿por qué repetir lo que ya se ha escrito?, ¿por qué escribir igual?”. ¿Está criticando a Galdós por su forma de escribir? No lo sabemos, habría que profundizar más. 3.4. EL ESPERPENTO Esperpento Propuesta literaria Crítica En la escena duodécima, Don Latino y Max conversan sobre teatro mientras el segundo muere. Distinguen tragedia de esperpento, y Max dice que fue Goya quien lo inventó y Don Latino no le entiende. Define el esperpento de la siguiente manera: MAX: Los héroes clásicos reflejados en los espejos cóncavos dan el Esperpento. El sentido trágico de la vida española sólo puede darse con una estética sistemáticamente deformada. Conecta Goya (algo serio) con los espejos (algo divertido), porque la situación española es tan espantosa en ese momento que no se puede hacer una tragedia para repetir lo que todo el mundo sabe, sino que hay que llevarlo hasta el extremo de la hilaridad para darle la vuelta (sin ridiculizarlo) y ser conscientes de lo que sucede. El esperpento es pues, la unión de lo cómico: la farsa, los monigotes, las marionetas con la tragedia de lo real. Dentro de lo absurdo, el que guía, Don Latino, no guía (es un desastre y no es de fiar), y el que podría hacerlo desde el punto de vista intelectual, Max Estrella, no puede hacerlo porque es ciego. Examen hasta Valle-Inclán: 14 de diciembre a las 10:00 en la B-4 A lo largo de la obra, en diferentes lugares y determinados momentos, aparecen los espejos que deforman la realidad (los del Callejón del Gato, el fondo del vaso). Esta deformación, según Valle-Inclán, es la que nos permite ver cómo son las cosas en realidad. En Nada de Carmen Laforet, los espejos aparecen con otra función diferente que ya veremos. El Arte está muy presente en Luces de Bohemia. En la génesis, los impulsos del autor, existían los libros que tratan la bohemia y
  • 29. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Y también, en la propia obra. Es un arte que surge de maneras distintas. Por ejemplo, se menciona a Goya como creador del Esperpento, (Escena segunda) Empapelan los cuatro vidrios de una puerta cuatro cromos espeluznantes de un novelón por entregas. Relación entre literatura y arte, ya que la habitación de Max Estrella está repleta de retratos y grabados: (Escena tercera)Un guardillón con ventano angosto, lleno de sol. Retratos, grabados, autógrafos repartidos por las paredes, sujetos con chinches de dibujante. Las caricaturas (que aparecían en la prensa) y ciertas representaciones teatrales (sobre la Bohemia), están presentes en el origen de Luces de Bohemia. La caricatura consiste en la exageración de rasgos existentes, que es justamente lo que hace Valle- Inclán con sus personajes. Por eso dice que el Esperpento es lo que mejor representa la realidad, porque exagera sus defectos. Entre julio y octubre de 1920 se incluían en Europa muchas caricaturas con respecto a los resultados de la Iª Guerra Mundial y las reuniones de los políticos de uno y otro bando, criticando lo que ocurría en ese momento. Se puede suponer que en años posteriores llegaron a manos de Valle-Inclán, porque su obra es la caricaturización de la realidad para hacer una crítica de ella y de la “España oficial”. Sin embargo, no se quiere quedar en la simple crítica, sino que realiza algunas propuestas políticas, entre bromas, dentro de su obra. En los lugares donde tendría que ser un centro de cultura no lo es, donde debiera habitar la justicia encontramos la injusticia… Según él, no se puede conseguir que el hombre actúe siguiendo a la razón. Es decir, que lo que tenía que ser de una forma no es, porque no solo caricaturiza a los personajes, sino también a los espacios. 3.5. LA OBRA. La muerte aparece desde el principio de la obra (en forma de idea, de suicidio), dotándola de un carácter trágico. La mujer de Max parece positiva al principio. Aparece el suicidio, no como el ideal romántico, sino visto de un modo exagerado. Esto enlaza con la escena última: (Escena última) DON LATINO rompe el grupo y se acerca al mostrador, huraño y enigmático. En el círculo luminoso de la lámpara, con el periódico abierto a dos manos, tartamudea la lectura de los títulos con que adereza el reportero el suceso de la calle de Bastardillos. Y le miran los otros con extrañeza burlona, como a un viejo chiflado. LECTURA DE DON LATINO: El tufo de un brasero. Dos señoras asfixiadas. Lo que dice una vecina. Doña Vicenta no sabe nada. ¿Crimen o suicidio? ¡Misterio! Supone Don Latino que quienes han muerto son la mujer y la hija de Max que se suicidan no por romanticismo (el dolor por la pérdida) sino porque no tienen nada y no aguantan más. Varios de los aspectos trágicos de esta obra, es que Claudinita tiene rasgos como la madre, pero es presentada como una joven que se da cuenta de la verdad, una muchacha respondona
  • 30. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo que ve cómo Don Latino hace mal a su padre (Desde la primera escena la creemos. La madre es un poco más cauta, pero ella es muy rebelde. La tragedia es que a pesar de todo también la pobre niña muere. (Escena primera)Entra un vejete asmático, quepis, anteojos, un perrillo y una cartera con revistas ilustradas. Es DON LATINO DE HISPALIS. Detrás, despeinada, en chancletas, la falda pingona, aparece una mozuela: CLAUDINITA. DON LATINO: ¿Cómo están los ánimos del genio? CLAUDINITA: Esperando los cuartos de unos libros que se ha llevado un vivales para vender. […] CLAUDINITA: Don Latino, si usted no apoquina, le araño. DON LATINO: Córtate las uñas, Claudinita. CLAUDINITA: Le arranco los ojos. DON LATINO: ¡Claudinita! CLAUDINITA: ¡Golfo! Antes de que empiece la obra, ya hay un cambio, una decadencia, que se ve a través de lo que dicen los personajes. Madama Collet se va preocupando más y más por un dinero que cada vez llega en menor cantidad. (Escena sexta) El calabozo. Sótano mal alumbrado por una candileja. En la sombra se mueve el bulto de un hombre. Blusa, tapabocas y alpargatas. Pasea hablando solo. Repentinamente se abre la puerta. MAX ESTRELLA, empujado y trompicando, rueda al fondo del calabozo. Se cierra de golpe la puerta. MAX: ¡Canallas! ¡Asalariados! ¡Cobardes! VOZ FUERA: ¡Aún vas a llevar mancuerna! MAX: ¡Esbirro! Es una entrada en escena, aparte de los elementos ideológicos, visualmente muy impactante. ¿Max habla desde el suelo? ¿Da la espalda al público? Es difícil. A todo esto, es una cárcel en la que hay un bulto de un hombre. Podría entonces hablar mientras rueda. Recuerda un poco al comienzo de La Vida es Sueño de Calderón de la Barca, donde Segismundo, el protagonista, comienza encadenado en el suelo de una celda. Las numerosas referencias a esta obra (sueño que aparece, mal entra…, las continuas referencias a la culpa y el castigo) apoyan la teoría. De este modo engrandece al preso anarquista como un “moderno Segismundo”. En la época se sabía que era un obrero porque en la acotación ha descrito la ropa que lleva. En su conversación con el preso, Max parece estar leyendo manifiestos anarquistas y su diálogo está plagado de violentas intenciones (hablan de matar patronos, arrasar Barcelona…). Hablan de cuestiones políticas, sociales de mucho calado y se introducen cuestiones simbólicas (Elefantes, marfil, Saulo -San Pablo, Mateo). EL PRESO: Es cuento largo. Soy tachado de rebelde... No quise dejar el telar por ir a la guerra y levanté un motín en la fábrica. El anarquista está muy probablemente aludiendo a la Semana Trágica de Barcelona, en la que los obreros y sus familias se opusieron a ir a la guerra de Marruecos, resultando en una semana durante la cual Barcelona se convirtió en un campo de batalla. Muchos obreros se marcharon de Barcelona después de esto porque los ejecutaban por amotinarse. Sin embargo, como no especifica a qué guerra se negó a ir, adquiere un matiz general que puede extrapolar la obra a cualquier episodio de la historia posterior.
  • 31. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Entre ambos presos han arremetido contra todo lo que había en España (ricos, pobres, hay que quemar Barcelona, hacer desaparecer la riqueza…). Adquieren una grandeza épica que no tienen otros personajes porque mueren. Al final de la obra, sabemos lo que ocurre, pero no se representa. Presenta en la acotación es el contraste entre el Madrid pobre: De la oscuridad surge la brasa de un cigarro y la tos asmática de DON LATINO. Remotamente, sobre el asfalto sonoro, se acompasa el trote de una patrulla de Caballería. Los focos de un auto. El farol de un sereno. El quicio de una verja. Una sombra clandestina. El rostro de albayalde de otra vieja peripatética. Diferentes sombras. Y el de los Austrias del Barroco (rico): Una calle del Madrid austriaco. Las tapias de un convento. Un casón de nobles. Las luces de una taberna. Un grupo consternado de vecinas, en la acera. Una mujer, despechugada y ronca, tiene en los brazos a su niño muerto, la sien traspasada por el agujero de una bala. MAX ESTRELLA y DON LATINO hacen un alto. ¿Por qué los poetas también son canallas según Max Estrella? 4. MUJERES EN LA POSGUERRA. CARMEN LAFORET Y MERCÉ RODOREDA 4.1. NADA CARMEN LAFORET La publicación de Nada suscitó numerosos comentarios, entre otras cosas, por la juventud de la autora (21 años), en ocasiones contradictorios. Se señaló que esa novela era “impropia de cabeza femenina”, lo que explica en gran medida las dificultades que en esa época tenía una mujer para escribir y, sobre todo publicar (parece que la novela no era terreno de mujeres y tenían que dedicarse a escribir “poesía sobre pajaritos”-palabras textuales de la Dra. Colón). También se dijo que esta novela solo la podía haber escrito una mujer por la “delicadeza y sensibilidad” que transmitía. Hay un periodo largo entre esta novela y la publicación de su siguiente obra La isla y los demonios (la escritora señala que la escribió con 16 años). Llama la atención la juventud de la autora y su vocacionalidad. Por un acuerdo, la escritora se comprometía a no escribir nada sobre su vida, lo que posiblemente frenó su carrera, junto con el vacío entre los años 40 y 50 que dedicó a su familia (tuvo tres hijas). Nada, escrita anteriormente, no tiene ninguno de estos impedimentos. Hay una inclinación hacia los elementos de carácter místico en toda su producción. TÍTULO ¿Qué quiere decir Carmen Laforet con el título Nada? La obra comienza con un poema de Juan Ramón Jiménez, que a través de los sentidos se puede llegar a una verdad no sospechada. No todos los sentidos y no todo lo que captan son agradables (un gusto amargo, un olor malo, desacorde, desgarrado, luz rara), pero sí nos llevan a la verdad. A lo largo de toda la obra, la palabra nada aparece en numerosísimas ocasiones, aunque no todas las veces tiene este particular significado.
  • 32. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo LA OBRA Final del capítulo 3 La música parece que lleva a una especia de misticismo, desaparición del propio yo. -un anegarse en la nada. Anegarse es un término frecuentemente empleado en la poesía mística de Fray Luis de León para señalar la desaparición del yo. -angustiosa armonía. Es una contradicción. Si es armonía no puede ser angustiosa. Une manos y almas (algo físico, las manos, con algo inmaterial, el alma). Final del libro Bajé las escaleras, despacio. Sentía una viva emoción. Recordaba la terrible esperanza, el anhelo de vida con que las había subido por primera vez. Me marchaba ahora sin haber conocido nada de lo que confusamente esperaba: la vida en su plenitud, la alegría, el interés profundo, el amor. De la casa de la calle de Aribau no me llevaba nada. Al menos, así creía yo entonces. En este caso, nada simboliza pensamientos, emociones y sentimientos, no objetos materiales. No se llevaba nada de todo aquello que quería conseguir (la vida en su plenitud, la alegría, el interés profundo, el amor), pero ¿qué quiere decir con Al menos, así creía yo entonces? Se llevó: Recuerdo. Experiencia (distinta a la que ella esperaba). Decepción y frustración. Como joven, cuando se marcha de la casa de Aribau considera un fracaso su experiencia. Pero, la narradora, añade esa coletilla Al menos, así creía yo entonces, como si pasado el tiempo hubiera descubierto que no fue tal fracaso, sino sencillamente que las cosas no pasaron como quería. Todo ello es psicológico pero, ¿qué elemento material se llevó de la casa de Aribau? La novela, el taquito de hojas escritas con la historia o bien la idea de escribirla. Sin embargo esta interpretación es demasiado restrictiva. No hay que descartarlo del todo, pero es mejor y más completo pensar que, lo que se lleva de la casa de Aribau es la madurez, su evolución como persona, todo lo que ha aprendido. LAS COSAS QUE NO SE DICEN Dentro de la novela aparecen muchos silencios de los personajes y/u ocultamientos de los personajes, puesto que no es necesario contarlo todo de ellos. ¿Cómo se llama la madre de Ena (la amiga de Andrea)? Margarita. Se ha considerado que no se menciona nunca su nombre, pero eso no es cierto porque sí que aparece el nombre en algún punto de la novela. ¿Cómo se llama el hijo de Gloria? Se desconoce su nombre. En todo momento se lo menciona como hijo de Gloria. ¿Describe todas las habitaciones de la casa? No, porque no quiere convertir su novela en realista. Lo que ella describe tiene que ver con lo que está ocurriendo. Solo se habla
  • 33. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo de un elemento importante. Por ejemplo, de la habitación de la abuela no hay mucha información (solo le interesa el asunto de las fotografías y el cajón donde estaban guardadas [cap.7]), al contrario del cuarto de Angustias o el baño. 20/12/2012 LA GUERRA CIVIL Y LAS CONSECUENCIAS DE LA POSGUERRA Hay claras referencias al mundo de la posguerra, aunque no tanto de la posguerra.Hay que ver quien lo dice y con qué tono. Por ejemplo, cuando van a ver el mar en Barcelona, se hace referencia a los barcos de guerra como “esqueletos oxidados de los buques”. Las peleas entre Juan y Román casi parecen hacer referencia a la división de la Guerra Civil entre los Republicanos y los Franquistas. El diálogo de la abuela con Gloria se puede relacionar con la obra de Cervantes El coloquio de los perros. El símbolo de decadencia de la familia es la lámpara que Andrea describe en el capítulo I a su llegada. Hay numerosas referencias a la pobreza de la familia y el hambre que padecen, especialmente Andrea. Se ve en el capítulo once y en el veinte especialmente. SIMBOLOGÍA Lámpara: Pobreza Espejos: Reflejar la pobreza y la suciedad de la familia y la sociedad. Relatan en cierta manera la evolución de Andrea. Cuando llega por primera vez no se menciona, pero después se va viendo cada vez más flaca y demacrada, pero es en la fiesta a la que acude con Pons donde realmente se da cuenta de quién es y finalmente se marcha de casa. Agua: Aislamiento de la familia y socialización con Ena. EL PASADO ANTERIOR A BARCELONA ¿Qué se dice del pasado de Andrea? ¿Se dice algo del presente desde el que ella escribe? Que está en Madrid, pero ¿qué más? ¿En qué momentos se habla del pasado de Andrea, de su presente o de su futuro? (Para mañana=> Buscar referencias). Presencia femenina en las narraciones de posguerra y la importancia de la mujer en esta novela y las relaciones que se establecen entre ellas (Andrea, Gloria, Angustias, la abuela, Ena y su madre -de otro grupo social diferente y otras relaciones diferentes). Al ser una narración en primera persona, no hay una descripción directa, por lo que tenemos que guiarnos por los reflejos en los espejos y lo que le dicen otros personajes de ella. (Cap. 14) Tú tienes también cara de enferma, Andrea... (Cap. 19) Se nos desvela que la madre de Ena conoce a Román.
  • 34. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo —A mí también me ha hecho pensar este asunto... Creo que lo peor de todo es que Román tiene atractivo a su manera, aunque no es una persona recomendable. Si usted no le conoce es imposible decirle... —¿A Román? —la sonrisa de la señora le hacía volverse casi bella, tan profunda era—. Sí, a Román le conozco. Hace muchos años que conozco a Román... Cuenta una parte del pasado, un Román muy joven que en el recuerdo de la madre de Ena no se diferencia mucho del actual. Es más, poco después, se descubre que también había estado enamorada de él. Lo interesante es que gracias a esta conversación se produce un cambio de perspectiva y vemos la calle Aribau y la casa con los ojos de otra persona. Es una herramienta que tienen los autores para poder mostrar otros puntos de vista en una narración en primera persona. La perspectiva que se nos ofrece de los hermanos, cariñosos y alegres a través de los ojos de Ena es totalmente diferente de la que tenemos en el presente de la narración a través de Andrea. (Cap. 19) Llorar en soledad era lo único que a mí, en mi adolescencia, me estaba permitido. Todo lo demás lo hacía y lo sentía rodeada de ojos vigilantes... ¿Ver a un hombre a solas, siquiera fuese de lejos, tal como yo acechaba a Román entonces, siquiera fuese desde una esquina de la calle de Aribau, bajo la lluvia, en la mañana, con los ojos clavados en el portal por donde él debería aparecer con su cartera de estudiante bajo el brazo, golpeando, casi siempre, la espalda del hermano, en un juego de cachorros que se acaban de despertar? No, yo no pude nunca esperar sola allí.  No sabemos si es la criada de la calle Aribau o su propia criada. Parece ser que es lo segundo Había que sobornar a la criada acompañante, fisgona y fastidiada por aquellas esperas blancas que destruían todas sus figuraciones sobre lo que el amor es...  Aparecen representadas todas las clases sociales de Barcelona (una familia empobrecida, familias de clase social, bohemios…) (Cap. 13) A mí aquel ambiente bohemio me pareció muy confortable. El único mal vestido y con las orejas sucias era Pujol, que comía con gran apetito y gran silencio. A pesar de esto, me enteré de que era rico. Guíxols mismo era hijo de un fabricante riquísimo. Iturdiaga y Pons pertenecían también a familias conocidas en la industria catalana. Pons, además, era hijo único, y muy mimado, según me enteré mientras él enrojecía hasta las orejas. Nos encontramos en un ambiente distinto. Por una parte, en la casa de Aribau son y no son artistas (Román toca música, su hermano pinta, Gloria no trabaja -juega o vende muebles-, Andrea se las apaña con su pequeña beca de orfandad); y por otra parte tenemos a los hijos de los magnates de la industria catalana (Pujol, Pons, Guixols, Iturgiada) que tienen dinero y no lo van a perder y pertenecen a otro mundo totalmente diferente, tremendamente elitista. Cuando Andrea llega a la fiesta se ve en un espejo y se da cuenta de que ese supuesto amor con un muchacho rico no le pertenece por su humilde condición. Sin embargo, y a pesar de que la familia de Ena parece que pertenece a este mismo mundo de los ricos, pero con ellos cuando vaya a Madrid sí que se va a sentir parte. Si comparamos esta bohemia con la de Max Estrella (Luces de Bohemia), nos damos cuenta de que esta es solo fachada. Son muchachos ricos que juegan a ser Bohemios.
  • 35. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo LA LIBERTAD Y LA SOLEDAD La libertad y la soledad son temas fundamentales en el libro. Nada más comenzar, ya menciona el gusto por la libertad de Andrea y cómo su tía Angustias intenta cortarle esa libertad. (Cap. 2) —Ya sé que has hecho parte de tu bachillerato en un colegio de monjas y que has permanecido allí durante casi toda la guerra. Eso, para mí, es una garantía. Pero... esos dos años junto a tu prima —la familia de tu padre ha sido siempre muy rara—, en el ambiente de un pueblo pequeño, ¿cómo habrán sido? No te negaré, Andrea, que he pasado la noche preocupada por ti, pensando... Es muy difícil la tarea que se me ha venido a las manos. La tarea de cuidar de ti, de moldearte en la obediencia... ¿Lo conseguiré? Creo que sí. De ti depende facilitármelo. No me dejaba decir nada y yo tragaba sus palabras por sorpresa, sin comprenderlas bien. Angustias considera que el colegio de monjas había mantenido bien sujeta a Andrea pero tenía miedo de que en el pueblo hubiera tenido demasiada libertad. —La ciudad, hija mía, es un infierno. Y en toda España no hay una ciudad que se parezca más al infierno que Barcelona... Estoy preocupada con que anoche vinieras sola desde la estación. Te podía haber pasado algo. [Pero no le pasó nada] Aquí vive la gente aglomerada, en acecho unos contra otros. Toda prudencia en la conducta es poca, pues el diablo reviste tentadoras formas... Una joven en Barcelona debe ser como una fortaleza. ¿Me entiendes? El miedo de angustias es puramente sexual. Está diciendo cuál era la ideología del momento al respecto. El motivo de la libertad, especialmente de una mujer en la historia del momento, es el asunto que le interesa a la autora y no solo lo que le ocurre a Andrea. La postura de Angustias es la de que España es un infierno y Barcelona más, aunque no porque haya habido una guerra, sino porque vive en un pasado. En contraposición, la madre de Ena a pesar de vigilar a su hija, no mantiene ese férreo control sobre ella. Esta oposición se muestra a través de la obra en varios momentos y no solo es de dos personajes, sino que es la oposición de los dos puntos de vista sobre la vida de la mujer en la Barcelona de la época. (Cap. 10) Salí de casa de Ena aturdida, con la impresión de que debía de ser muy tarde. Todos los portales estaban cerrados y el cielo se descargaba en una apretada lluvia de estrellas sobre las azoteas. Por primera vez me sentía suelta y libre en la ciudad,[Angustias va a ingresar en un convento] sin miedo al fantasma del tiempo. Había tomado algunos licores aquella tarde. El calor y la excitación brotaban de mi cuerpo de tal modo que no sentía el frío ni tan siquiera —a momentos— la fuerza de la gravedad bajo mis pies. Esta libertad va a ir acompañada en esta segunda parte de mucha soledad cuando Ena no quiere verla. (Cap. 13) La vida volvía a ser solitaria para mí. Como era algo que parecía no tener remedio, lo tomé con resignación. No es solo lo que le sucede a una chica perdida en Barcelona, sino que es un reflejo de lo que le sucedía a España en aquel momento. LOS ANIMALES
  • 36. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Aparecen continuamente en comparaciones y metáforas animalizando a los personajes, así como reales (el perro de la criada). Sobre todo aparecen serpientes, ratas, gatos, perros y pájaros. A la hora de animalizar los personajes recuerda a Luces de Bohemia. Se dice que el gato se parece a la familia, lo que nos da una idea de cómo es la familia. Los personajes de la casa se comparan con ratas que huyen de un barco que se hunde. Los ojos del jefe de angustias los compara con los de un cerdo. Los ojos de Andrea para Román son de gato (dotándola de cierto misterio y libertad), pero para Angustias son de cuervo. Irónicamente, las amigas de Angustias para Andrea son los cuervos. La madre de Ena se le aparece como un cuervo raquítico y ella misma se compara con un ratón con el que Román juega en su juventud. La propia casa de la calle de Aribau es como un animal viejo. Barcelona es un rebaño de monstruos, lo que lo relaciona con la concepción de Angustias de la ciudad como un infierno. A lo largo de toda la obra nos encontramos muchos monstruos. Cuando muerde al perro, se produce un intercambio de personalidad Según avanza la novela, nos damos cuenta de que el perro va cobrando importancia. Todo en aquella mujer parecía horrible y desastrado, hasta la verdosa dentadura que me sonreía. La seguía un perro, que bostezaba ruidosamente, negro también el animal, como una prolongación de su luto. *Es un monstruo pero… ¿Quién es el monstruo, la criada o el perro? El perro bosteza, lo que lo humaniza y la criada es horrorosa; pero por otra parte, se presenta al perro y a la criada como una entidad indivisible].  Un hombre con el pelo rizado y la cara agradable e inteligente se ocupaba de engrasar una pistola al otro lado de la mesa. Yo sabía que era otro de mis tíos: Román. Vino enseguida a abrazarme con mucho cariño. El perro negro que yo había visto la noche anterior, detrás de la criada, le seguía a cada paso. Me explicó que se llamaba Trueno y que era suyo; los animales parecían tener por él un afecto instintivo. Se refleja muy bien la atracción magnética de Román hacia los animales [y las mujeres].  —Diga, Antonia, ¿sabe usted cuándo volverá mi tío? La mujer torció hacia mí, rápidamente, su risa espantosa. —Él volverá. Él nunca deja de volver. Se va y vuelve. Vuelve y se va... Pero no se pierde nunca, ¿verdad, Trueno? No hay que preocuparse. Se volvía hacia el perro que estaba, como de costumbre, detrás de ella, con su roja lengua fuera. —¿Verdad, Trueno, que no se pierde nunca? Indirectamente vemos la libertad de Román para ir y venir.  Los ojos del animal relucían amarillos mirando a la mujer y los ojos de ella brillaban también, chicos y oscuros, entre los humos de la lumbre que estaba comenzando a encender. Es casi una bruja por la descripción que se nos hace. Los ojos de ambos son muy parecidos. 
  • 37. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Román mientras hablaba acariciaba las orejas del perro, que entornaba los ojos de placer. La criada, en la puerta, los acechaba; se secaba las manos en el delantal —aquellas manos aporradas, con las uñas negras— sin saber lo que hacía y miraba, segura, insistente, las manos de Román en las orejas del perro. ¿Por qué la criada vigila a Román? ¿Dice que la criada siente pasión amorosa por Román, tiene envidia del perro, no le gusta que Román acaricie al perro? No lo sabemos. Hay muchas pasiones y sentimientos que no llegan a expresarse y se mantienen ligeramente ocultos. Lo único que sabemos es que la criada tiene apego al perro y a Román.  Llenó un vaso de leche y me lo dio. La leche caliente me pareció algo maravilloso y la bebí ávida. —Antonia se marchó esta mañana con Trueno —anunció Gloria. —¡Ah! Así podía explicarme su tranquila presencia en la cocina. —Se marchó esta mañana de madrugada, mientras Juan dormía. Es que Juan no quería dejarle llevarse al perro, chica. Y ya sabes tú que Trueno era su amor... Se han fugado los dos juntitos. Román ya ha muerto. El apego a la casa de la criada, dependía de Román y del perro. Por eso cuando Román muere, se marcha con él. Esa mujer que no tiene nada, se marcha de la casa sin nada más que el animal. Es otra de las mujeres de las que normalmente no se habla cuando se menciona a las de la casa de Aribau. La mujer que va a tomar el mando de la casa es Gloria porque poco a poco todas las mujeres de la casa se han ido marchando. Primero Angustias, luego muere Román y la criada se marcha. Andrea planea irse y poco después morirá la abuela. LA NATURALEZA Y EL ARTE Se presenta en múltiples facetas de manera paulatina. La naturaleza y el arte tienen mucha relación con el estilo (metáforas, comparaciones y demás recursos estilísticos empleados). La naturaleza aparece en distintos momentos. Se menciona el mar cuando Andrea, Ena y Jaime hacen una serie de excursiones. Aparece algunas veces a la hora de hablar de los sentimientos y como una oposición a la calle de Aribau. Pero el agua se manifiesta en muchas más ocasiones. Salimos los cuatro domingos de marzo y alguno más de abril, íbamos a la playa más que a la montaña. Me acuerdo que la arena estaba sucia de algas de los temporales de invierno. Ena y yo corríamos descalzas por la orilla del agua, que estaba helada, y gritábamos al sentirla rozarnos. Manifestación de la libertad y de la soledad. Libertad por correr descalzas por la playa y soledad porque no hay nadie más con ellos.  El último día hacía ya casi calor y nos bañamos en el mar. Ena bailó una danza de su invención para reaccionar. Yo estaba tumbada en la arena, junto a Jaime, y los dos veíamos su figura graciosa recortada contra el Mediterráneo, cabrilleante y azul. Insiste en el color del mar que aparece en la historia. 
  • 38. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo No sabía si tenía necesidad de caminar entre las casas silenciosas de algún barrio adormecido, respirando el viento negro del mar o de sentir las oleadas de luces de los anuncios de colores que teñían con sus focos el ambiente del centro de la ciudad. Duda entre acercarse al mar o a las luces, que también la atraen.  Me alegro de que se vaya Angustias, porque ahora es un trozo viviente del pasado que estorba la marcha de las cosas... De mis cosas. Que nos molesta a todos, que nos recuerda a todos que no somos seres maduros, redondos, parados, como ella; sino aguas ciegas que vamos golpeando, como podemos, la tierra para salir a algo inesperado...  La importancia de la tormenta en esta novela como símbolo de pasiones desatadas. Hay una tormenta que vemos desde dos perspectivas: La de Andrea, como una limpieza de las cosas que se han ido acumulando [nada más llega a la casa recordemos que insiste en ducharse] a la vez que va describiendo los primeros síntomas de un catarro; y la de Ena, que la vio salir bajo la lluvia torrencial. Andrea no habla en ningún momento de la lluvia torrencial, sino que solo menciona lluvia, humedad… Mucho menos intensa. 11/01/2013 EL MOTIVO DE LA TORMENTA No todas las tormentas significan lo mismo. Hay tormentas que reflejan las pasiones de los personajes, representan sentimientos, la fuerza de la naturaleza, la ira de los dioses… También habría que distinguir entre tormentas marítimas y tormentas terrestres. Al comienzo del libro I de la Eneida (Virgilio, I a.C.) aparece una tormenta cuando Eneas se marcha de Troya. También en el libro IV aparece otra tormenta cuando Eneas está en Cartago con la reina Dido, que refleja las pasiones de la atormentada reina (el amor por Eneas y el recuerdo de su marido muerto chocan en su interior), la oposición de los dioses al amor de ambos y las pasiones desatadas en la cueva donde Dido y Eneas se refugian. Y allí, bajo la protección de Juno, ambos se reúnen. En Memorias de Idhun (Laura Gallego, 2004) también hay otra tormenta provocada por los dioses. En Nada la tormenta tiene la función de unir a los personajes de Ena y Andrea. Sin embargo, tiene también valor simbólico respecto a esta última. Carmen Laforet emplea las tempestades para reflejar las relaciones entre los personajes y los sentimientos de Andrea: Cuando llega a la casa de Aribau por primera vez: Yo me sentía oprimida como bajo un cielo pesado de tormenta, Los problemas con su tía: El momento de mi lucha contra Angustias se acercaba cada vez más, como una tempestad inevitable. Juan se fue al estudio y desde allí llamó a Gloria. Oí que empezaban una nueva discusión que hasta mí llegaba amortiguada como una tempestad que se aleja.
  • 39. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Me apoyé contra la verja del jardín de la universidad, como aquel día que recordaba Ena. Un día en que, al parecer, no me daba cuenta de que el agua de los cielos se derramaba sobre mí... Es la tercera vez que se menciona este episodio de tormenta. Ahora aparece como un diluvio universal La miré con cierto asombro. Ella sólo veía la cortina de lluvia que delante de sus ojos caía iluminada por los relámpagos. La tierra parecía hervir, jadear, desprendiéndose de todos sus venenos. La lluvia aparece ahora (y en toda la obra) como algo purificador de pasiones, de miedos e incluso del pasado. Este momento se puede relacionar con la escena en la que ella está enferma y la lluvia se lleva el barro o cuando llega por primera vez a la casa y se ducha para quitarse el polvo. En el momento en el que su relación con Ena vuelve a la normalidad, la tormenta borra las pasiones y los malentendidos. De hecho, termina esta mala época en la vida de Andrea con otra referencia a la tormenta: Cuando me di cuenta de que era yo, Ena, quien estaba viviendo, me encontré corriendo calle de Aribau abajo, buscando tu rastro. Al volver la esquina te encontré al fin. Estabas apoyada contra el muro del jardín de la universidad, muy pequeña y perdida debajo de aquel cielo tempestuoso... Así te vi. EL ARTE Aparecen a lo largo de toda la obra numerosas referencias de todo tipo al el arte. Se ha relacionado algunos de los comentarios de Carmen Laforet con las caricaturas, con Goya, e incluso se habla de Picasso… Pero sobre todo se ha vinculado su lenguaje con el expresionismo, no solo las reflexiones y los comentarios de los personajes, sino la forma de describir los personajes y los espacios. El arte está tremendamente presente en las descripciones. Tenemos referencias a pintores reales Goya y Picasso, tenemos personajes pintores como Pujol, Juan o Román; cuadros reales o no. (Tras la muerte de Román) —Señora, deberá dar usted mucha cuenta a Dios por esa alma que ha mandado al infierno. No creía yo a mis oídos. No creía yo tampoco las extrañas visiones de mis ojos. Poco a poco las caras se iban perfilando, ganchudas o aplastadas, como en un capricho de Goya. Aquellos enlutados parecían celebrar un extraño aquelarre. Allí estaban reunidos dos o tres muchachos que se levantaron al verme. Guíxols era un chico con tipo de deportista. Fuerte y muy jovial, completamente tranquilo, casi la antítesis de Pons. Entre los otros vi al célebre Pujol que, con su chalina y todo, era terriblemente tímido. Más
  • 40. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo tarde llegué a conocer sus cuadros, que hacía imitando punto por punto los defectos de Picasso —la genialidad no es susceptible de imitarse, naturalmente. Parece que a la autora no le gusta que imiten, sino que todo tiene que tener algo original. Valle-Inclán abrió la puerta a un tipo determinado de escritura original y ambos comparten la importancia El cuadro donde Román pintó desnuda a Gloria (lo que no se menciona hasta el capítulo 4 y se repite más adelante en el final de ese capítulo en un sueño de Andrea, en el capítulo 17 en una conversación que mantiene Gloria con Román y más adelante en el 23) comienza como una reflexión (parece que me iba a pintar…) acabamos descubriéndolo como algo real y tras la muerte de Román, Gloria se preocupa por si apareció el cuadro de los lirios morados. Al igual que la tormenta, los lirios morados del cuadro son una constante a lo largo de la obra. 4.2. LA PLAZA DEL DIAMANTE. MERCÈ RODOREDA Barcelona, 1962. La vida de Carmen Laforet parece muy sencilla (tras la guerra se casa, tiene hijos y no sale de España). Sin embargo, la de Mercè Rodoreda es diferente. Se marcha a Francia dejando a su hijo con su madre. Tiene que salir huyendo de allí hacia Suiza. Las dos historias están escritas en una primera persona femenina y las mujeres ocupan un lugar importante aunque Nada es la historia de un año y La plaza del diamante es más amplia cronológicamente. Desde el punto de vista social y político, hay una presencia mayor de la Guerra Civil (personajes que luchan en ella) porque al estar más lejos en el tiempo, hay mayor libertad para hablar de ello. Aparece la problemática social que pesa sobre los republicanos: pasan hambre, otro punto en común con Nada aunque en este libro parece que se reduce a Andrea y se ve desde un punto de vista estético. Sin embargo, en el libro de Mercè Rodoreda, ciertos aspectos que se insinúan en Nada se muestran terribles. Tiene una escritura distinta, más moderna. Hay poco diálogo, la voz femenina es muy extraña (parece infantil en comparación con la reflexión y lirismo de la voz de Andrea en Nada). La historia comienza in media res. No sabemos quiénes son los personajes, qué es o dónde está la pastelería y por qué se rifa una cafetera. Poco después comienza a describir la decoración de la fiesta y todo lo que ve (los músicos sudados en mangas de camisa), siente (la cinta de las enaguas que le aprieta) y lo que piensa (su madre muerta hace años y su padre casado con otra). Da la impresión de que escribe lo que se le pasa en ese momento por la cabeza, pero que no muestra lo que piensa y reflexiona directamente, sino que solo vemos los resultados de esta reflexión. Aparece de manera recurrente el símbolo de las cintas. La cinta de las enaguas que le aprieta y pierde cuando se casa con Quimet, la casa de la suegra está repleta de cintas (parece que esté obsesionada con ello), pero… ¿qué significan las cintas? No reflexiona sobre ello como hacía Andrea sobre la tormenta. EL TIEMPO EN LA NOVELA La novela se desarrolla a lo largo del año que vive Andrea en la calle de Aribau. Sin embargo, hay numerosas menciones al pasado y al futuro. ¿Qué se dice del pasado de Andrea?
  • 41. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo ¿Se dice algo del presente desde el que ella escribe? Que está en Madrid, pero ¿qué más? EL PASADO ¿Qué se menciona sobre el pasado anterior a la calle de Aribau? Sus padres han muerto. Estudió en un colegio de monjas. Vive con la prima en el campo. Ya ha vivido en la calle de Aribau. De pequeña tenía el sueño de ser una princesa. EL FUTURO ¿Y sobre el futuro? Andrea es narradora desde el presente, por lo que hace pequeñas alusiones vagas, juzgándose desde el futuro. Reflexiona sobre si juzgó a Angustias correctamente como “autoritaria y corta de luces” porque menciona que a lo largo de su vida ha emitido muchos juicios erróneos. “Entones era lo suficientemente atontada para no darme cuenta…”. 5. EL APOCALIPSIS Y LA VANGUARDIA: SOBRE LOS ÁNGELES DE RAFAEL ALBERTI 5.1 SURREALISMO Se considera en España que el término es un poco incorrecto, por lo que adoptaban el término de superrealismo. Es una de las diferentes corrientes de Vanguardia (junto con el Creacionismo, el Dadaísmo…) desarrollada en Europa entre 19151936 . Se entendía como una superación de lo que habían sido el Modernismo y el Simbolismo en general en Europa. El cine forma parte de esta cultura de vanguardia, y no solo la literatura. Luis Buñuel es un gran director español de vanguardia. El Surrealismo comienza en Francia. En 1924, André Bretón escribió el primer manifiesto surrealista (al que le siguieron otros). Era costumbre en las Vanguardias que escritores vinculados a las distintas corrientes redactaran manifiestos describiendo sus características. Consideró junto con otros autores que el surrealismo debía tener una vertiente política revolucionaria además de artística, aunando las ideas surrealistas con las teorías comunistas para que la literatura pudiera escapar a la manipulación por parte de la política existente. En 1935, Bretón asiste en Tenerife a la inauguración de una exposición de carácter surrealista. Es tardía (termina la corriente en 1936) pero se debe a la aparición de un grupo surrealista de importancia en la época.
  • 42. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo CARACTERÍSTICAS Tenían en cuenta las teorías del subconsciente de Freud a la hora de elaborar su literatura. Sin embargo, iban más allá en busca de la comprensión de ese subconsciente mediante la razón (cosa que según Freud solo podía lograrse a través de herramientas inconscientes como el sueño o el psicoanálisis). El subconsciente en literatura tomó especial relevancia en lo que se conoció como escritura automática. La escritura automática. En el manifiesto de 1930, André Bretón la rechazó, puesto que sostenía que en el proceso literario el autor debe ser, al menos, parcialmente consciente de lo que hace. La importancia del sueño (visiones oníricas). Bretón explicó que el sueño no debía entenderse como algo incoherente, sino que tiene cierto orden que hay que comprender. [Algunas de las películas de Hit como Marvin la Ladrona, Recuerda, que se crean por esta época y tratan sobre lo que uno quiere olvidar, la profundidad del alma, etc. Dalí participó en la creación de algunos de los decorados.] Búsqueda de la sorpresa. Mediante elementos que aparentemente no tienen relación. Asociaciones inconexas. Una metáfora es una asociación entre dos términos de los que eliminamos el real y nos quedamos con el ficticio. La nieve traía gotas de lacre (Rafael Alberti). Ruptura con la tradición. En el primer manifiesto surrealista, Bretón señala de alguna forma todos los autores que tienen algo de surrealistas desde su punto de vista. Víctor Hugo cuando no está tonto (André Bretón). Con esto se ve que no hay nada presupuesto para ser incluido entre los escritores surrealistas. 5.2 SURREALISMO EN ESPAÑA Se ha vinculado con diversas crisis personales y generales (sociales y políticas) de los escritores que formaban ese grupo. Uno de los caminos por los que todas las vanguardias se manifestaron fue a través de las revistas literarias, que tuvieron una importancia determinante para la difusión de los nuevos escritores y sus trabajos y la creación y consolidación de los movimientos de vanguardia. Una de estas revistas se llamaba Grecia y en ella apareció un poema vanguardista (1920) y se discutía si Valle-Inclán era verdaderamente vanguardista o no. Tertulia de Plombo Este café tiene algo de talanquera Si habla Peñalver, parece que se abre una bisagra. y de vagón de tercera. León Felipe, ¡duelo! No hay mucho tabaco y se hace mucho humo. No tiene Yo -el noveno poeta español- presumo ni delante de Alcaide de Zafra, que enluta sus canas Patria (once piastras de tinta todas las semanas). ni Ventilador. Portugueses. silla Acento de Sevilla, ¡dorada ciudad! ni abuelo. Y de mi Bilbao fogonero. ¡Duelo! ¡Duelo! ¡Duelo! ¡Camarero! Yo le doy un consuelo, Café con leche, mitad y mitad. un pañuelo Grita Llovet. Calla Bacarisse. y Solana consagra. otro pañuelo. Los autores españoles no se reconocían como surrealistas con ese nombre que no les gustaba (Federico García Lorca) y tachaban el movimiento de dogmático (Vicente Aleixandre). El hecho de pensar que un movimiento literario tenía unas normas inamovibles puede ser una de las
  • 43. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo razones que llevaron a los poetas a rechazarlo. Además, el hecho de que el movimiento fuera francés provocaba un rechazo en estos autores porque no comprendían porqué tenían que adaptarse al modelo francés cuando poco tenía que ver con el modelo literario español. Respecto a Rafael Alberti, tenemos muchas declaraciones sobre su obra Sobre los ángeles en cartas y otros documentos. No sólo rechazaban el surrealismo, sino también su propia obra anterior. Los viajes de los surrealistas españoles les permitieron leer una literatura que a España no llegaban. [Hay una dedicatoria a Maruja Mallo, una de las enamoradas de Alberti y pintora. En 1932, Bretón compró uno de sus cuadros Espantapájaros] En La Aurora de Federico García Lorca. Podía haberse llamado Amanecer u Obreros parados, pero finalmente se decidió por el título de Aurora. La aurora de Nueva York tiene cuatro columnas de cieno y un huracán de negras palomas que chapotean las aguas podridas. Hasta este momento el poema tiene cierta lógica, aunque ¿por qué cuatro columnas y no siete? La aurora de Nueva York gime por las inmensas escaleras buscando entre las aristas nardos de angustia dibujada. Se presenta la ciudad como algo duro, feo y desagradable (aristas, huracanes, cieno) y lo único bueno, la aurora, lucha (gime) por encontrar algo bueno y bello como son los nardos, pero no lo encuentra entre las aristas y las escaleras. La aurora llega y nadie la recibe en su boca porque allí no hay mañana ni esperanza posible. Es un mundo violento y desagradable porque no hay esperanza posible. A veces las monedas en enjambres furiosos taladran y devoran abandonados niños. Es una imagen atroz en la que el dinero devora a los niños, que viene a significar que por el dinero, hay mucha gente que muere. En principio, las monedas en enjambres furiosos taladran y devoran, que sean las monedas las que taladran y devoran es una metáfora fusiona términos concretos (monedas, enjambre) con abstractos (furiosos) para dar lugar a un significado pseudo abstracto: el poder del dinero. Los primeros que salen comprueban con sus huesos que no habrá paraíso ni amores deshojados; saben que van al cieno de números y leyes, Juega con la pronunciación de cieno y cielo. Parece que van al cielo, pero dice cieno que es algo desagradable y pegajoso.
  • 44. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo a los juegos sin arte, a sudores sin fruto. Parece que no hay poesía, arte ni belleza en la ciudad porque se nos muestra como descorazonadora. Al mismo tiempo que narra poéticamente un amanecer en Nueva York, es una metáfora de la creación de la poesía cuando se estanca y no consigue avanzar. La luz es sepultada por cadenas y ruidos en impúdico reto de ciencia sin raíces. por los barrios hay gentes que vacilan insomnes como recién salidas de un naufragio de sangre. Naufragio de sangre es una metáfora más reconocible que la aurora que busca nardos en las escaleras. Esto demuestra que no todas las imágenes que colocan nos son ajenas, porque podemos relacionar la sangre con elementos tradicionales y míticos de nuestra cultura. Poema de Prados Yo soy yo y otros que están dentro de mí, perderme lejos del olvido (huir de algo imposible), expresa el deseo de marcharse lejos, de ser de otra forma. Pasamos de la sombra por la arena (muy lirico) a aguardar a las puertas de la fábrica (algo bastante real). Tiemblan sobre el estanque de los sueños que inundan. Se habla de los sueños. 5.3 SOBRE LOS ÁNGELES (1939) Alberti, después de una serie de viajes, termina componiendo este libro tan complejo que parece que está al margen de lo que había escrito con anterioridad. Hablo en varias ocasiones sobre su actitud frente al surrealismo y como se encontraba. Insiste en que no es surrealista, hay cierto rencor hacia el término y los autores franceses de esta corriente, pero nos damos cuenta al leerlos de que no es casualidad que compartan ciertas características. He rasgado mis vestiduras poéticas… Este texto fue hecho en enero de 1929. Ha llegado como el apocalipsis (ceniza, quemando) saca de algún sitio pintura y poetas que curiosamente aparecen en el manifiesto de Bretón y en algunas de sus teorías; lo que unido a ese mal humor encaja con el surrealismo. En 1959, Alberti describe en una carta su obra Sobre los ángeles como fruto de “ciertas catástrofes internas” más “un ambiente de violencia y disconformidad en la España del momento”. Luego se ha hablado de un suceso que habría precipitado la consecución de la obra. Su amigo José María Cossío le invitó a pasar unos días en su pueblo, Tudanca en 1928 donde comenzó a dar forma a Sobre los ángeles. Probablemente alguno de los poemas ya estaba escrito antes, pero a la vez Alberti estaba escribiendo otros poemas que publicaría después. Según Alberti, el hecho de ir al pueblo le ayudó a terminar su obra. Por su parte, los críticos han indagado sobre las posibles razones que llevaron al poeta a escribirlo. Hay varias según Alberti. La primera, “catástrofes internas” que se ha interpretado de dos formas: crisis religiosa, problemas amorosos, rechazo a la poesía anterior. Ha críticos que se inclinan por una sola de las razones, otros por el conjunto… Pero es tremendamente difícil definir qué motiva a un autor a escribir algo. Esto sucede con un poema de Góngora que comienza “Descaminado, enfermo peregrino” en el que rechaza su poesía anterior después de
  • 45. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo emprender un viaje, alojarse en casa de un amigo, ponerse enfermo. Tras esto nace este poema. Tiene mucho en común con las circunstancias de Alberti al elaborar Sobre los ángeles. El crítico Benito Gómez insiste en el deseo de Alberti por renovar la poesía tras una crisis literaria provocada por el descontento hacia su obra anterior y la literatura española del momento. Todo ello da lugar a un libro complejo, aún mal estudiado y comprendido por el público y la crítica. LA OBRA Desde el principio, las referencias a la poesía se hacen presentes (está dedicado a Jorge Guillén). Pronto nos encontramos a Bécquer (huésped de las nieblas) en el primer poema y el subtítulo es Homenaje a Gustavo Adolfo Bécquer. Por otra parte también se hace alusión a Juan de la Cruz y a otros literatos españoles, en ocasiones de manera explícita y otras, velada. Funde el surrealismo con elementos de la tradición literaria española al igual que hacía Bretón en Francia (nombraba a Baudelaire, Víctor Hugo…). En sus memorias describe como escribió, en “automatismo no buscado” puesto que escribía a oscuras, con niebla o a altas horas de la noche sin luz. No es surrealista porque él no escribía automáticamente porque quisiera (cerrando los ojos o apagando la luz). Insiste una y otra vez en que no es automatismo buscado y reniega reiteradamente del surrealismo. ESTRUCTURA Dedicatoria Cita de Bécquer Entrada: Huésped de las nieblas Segundo huésped de las nieblas Tercer huésped de las nieblas. La repetición no quiere decir que los tres apartados huésped de las nieblas signifiquen lo mismo por tener el mismo nombre. El último poema forma parte del tercer apartado huésped de las nieblas como si no quisiera poner final o conclusión, aunque de alguna forma El ángel superviviente se puede considerar como cierre del poemario, aunque no en el sentido de que todos los temas queden cerrados, sino que ayuda a comprender el significado del resto de poemas. Del viaje se habla en Los ángeles feos, donde los hace causantes de él. El viaje puede tener muchos significados alegóricos (la vida, el descubrimiento del yo, el conocimiento del entorno…). Ahora bien, ¿a quién se dirige con ese vosotros habéis sido la causa de este viaje? ¿Los lectores? ¿Los ángeles? y, ¿cuál es ese viaje? ¿El que hace él a casa de su amigo? ¿El libro que está ya casi terminado? ¿Quiénes son esos ángeles feos? ¿Los lectores?
  • 46. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Comparativa Gloria del estiércol es sorprendente en el conjunto del libro y en sí mismo. No parece que haya gloria en la caca de vaca. El excremento de la golondrina exalta el mes de mayo. Los pájaros que cantan al amanecer, al mes de mayo son una constante en la literatura. La luna cae mordida por el ácido nítrico. Funde en estos versos la violencia y la disconformidad con la España del momento y con cómo se estaba escribiendo. Contrasta los términos tradicionales literarios (gloria, golondrina, mayo y luna) con la parte fea de la realidad empleando términos no poéticos (estiércol, excremento, ácido nítrico) para poner de relevancia que la poesía tradicional está obsoleta porque no refleja la realidad: la belleza nunca aparece sola, sino que siempre va unida a la fealdad (una rosa es más rosa cuando está habitada por orugas). PLANTEAMIENTO DE LA OBRA Diferentes ángeles Espacios Sujeto de la enunciación VS sujeto de la oración POEMAS Paraíso perdido A través de los siglos, por la nada del mundo, yo, sin sueño, buscándote. No puede ser el poeta porque no vive tanto. me ignoran. Aves tristes, cantos petrificados en éxtasis el rumbo, El poeta se encuentra aislado. Tras de mí, imperceptible, sin rozarme los hombros, mi ángel muerto, vigía. Los ángeles no se mueren. ciegas. No saben nada. Sin sol, vientos antiguos, inertes, en las leguas por, andar, levantándose calcinados, cayéndose de espaldas, Poco dicen. Nadie contesta. Es un mundo apocalíptico. Algo terrible ha sucedido donde la naturaleza ha cambiado. Se ha perdido el rumbo ¿Adónde el Paraíso, sombra, tú que has estado? Pregunta con silencio. ¿Sombra de qué, de él? Ciudades sin respuesta, ríos sin habla, cumbres sin ecos, mares mudos. En la tradición literaria los ríos hablan, murmuran. Nadie lo sabe. Hombres fijos, de pie, a la orilla parada de las tumbas, Diluidos, sin forma la verdad que en sí ocultan, huyen de mí los cielos. . Ya en el fin de la Tierra, sobre el último filo, resbalando los ojos,
  • 47. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid muerta en mí la esperanza, ese pórtico verde busco en las negras simas. Ha habido un viaje físico desde el principio del poema hasta aquí. Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo ¡Qué Perdida mi alma! -Ángel muerto, despierta. Llama al ángel que antes dijo que estaba muerto. El pórtico verde es el paraíso como si él fuera Adán y quisiera regresar allí buscándolo en lo más profundo (negras simas). ¡Oh boquete de sombras! ¡Hervidero del mundo! ¡Qué Confusión de siglos! ¡Atrás, atrás! ¡Qué espanto de tinieblas sin voces! ¿Dónde estás? Ilumina con tu rayo el retorno. Silencio. Más silencio. Inmóviles los pulsos del sinfín de la noche. ¡Paraíso perdido! Perdido por buscarte, yo, sin luz para siempre. En épocas anteriores se valoraba la poesía de Garcilaso, pero cuando llega esta épòca, se aprecia la literatura del XVII. El ángel superviviente Acordaos. ¿Quiénes? La nieve traía gotas de lacre, de plomo derretido y disimulos de niña que ha dado muerte a un cisne. Una niña pequeña ha matado a un cisne (que representa a Rubén Darío y todo el modernismo) y no lo reconoce (disimulos de niña). Una mano enguantada, la dispersión de la luz y el lento asesinato. La derrota del cielo, un amigo. Acordaos de aquel día, acordaos y no olvidéis que la sorpresa paralizó el pulso y el color de los astros. En el frío, murieron dos fantasmas. Hasta los fantasmas mueren en esta tragedia. Por un ave, tres anillos de oro fueron hallados y enterrados en la escarcha. Es complicado el tema de los anillos. Porque son algo valioso que se enseña y sin embargo, están enterrados. La última voz del hombre ensangrentó el viento. Todos los ángeles perdieron la vida. Menos uno, herido, alicortado. Ha habido tal apocalipsis que los ángeles han muerto. Solo él ha sobrevivido aunque ya no tiene alas (ali-cortado). Ángeles muertos Buscad, buscadlos: en el insomnio de las cañerías olvidadas, en los cauces interrumpidos por el silencio de las basuras.
  • 48. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo No lejos de los charcos incapaces de guardar una nube, unos ojos perdidos, una sortija rota o una estrella pisoteada. Porque yo los he visto: en esos escombros momentáneos que aparecen en las neblinas. Porque yo los he tocado: en el destierro de un ladrillo difunto, venido a la nada desde una torre o un carro. Nunca más allá de las chimeneas que se derrumban ni de esas hojas tenaces gue se estampan en los zapatos. En todo esto. Mas en esas astillas vagabundas que se consumen sin fuego, en esas ausencias hundidas que sufren los muebles desvencijados, no a mucha distancia de los nombres y signos que se enfrían en las paredes. Buscad, buscadlos: debajo de la gota de cera que sepulta la palabra de un libro o la firma de uno de esos rincones de cartas . que trae rodando el polvo. Cerca del casco perdido de una botella, de una suela extraviada en la nieve, de una navaja de afeitar abandonada al borde de un precipicio. Todo ha desaparecido. El libro es un viaje que empieza mal (ángel muerto) y termina peor (todos los ángeles perdieron la vida menos uno, herido, alicortado). Ángeles por todas partes. Es una estructura compleja aunque parece que todo el poema es un conjunto, que empieza en Paraíso Perdido hasta El Ángel Superviviente con cruces entre unos y otros, de versos cortos a versos largos. Pero, ¿y los ángeles? ¿Son siempre iguales? No. Hay ángeles de luz y ángeles de las tinieblas. A veces están tras él y otras tiene que llamarlos… El ángel desconocido ¡Nostalgia de los arcángeles! ¿Cómo se llamaba Alberti? Rafael como un arcángel. Yo era... Miradme. Vestido como en el mundo, ya no se me ven las alas. Nadie sabe como fui. No me conocen. Por las calles, ¿quién se acuerda? Zapatos son mis sandalias. Mi túnica, pantalones y chaqueta inglesa. Viste como la gente normal (sandalias, pantalones y chaqueta) en lugar de cómo los ángeles (zapatos y túnica).
  • 49. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Dime quién soy. Y, sin embargo, yo era... Miradme. Algo ha sucedido tan terrible que los ángeles han cambiado para mezclarse entre la gente y ya no son capaces de saber quiénes son. EL YO Y LOS PRONOMBRES En las Coplas de Jorge Manrique sabemos que quien habla es el poeta cuyo padre ha muerto, aunque no todas las veces que aparece la primera persona es él, a veces es plural, a veces es la Muerte pero somos capaces de distinguirlos en el contexto del poema. En Alberti no está tan claro. Cuando hay un yo podemos tener dudas sobre si es siempre el mismo yo o no. Eso nos produce una gran desazón (que es lo que buscaba el poeta) por no entender quién habla y a quien. Para comprender Sobre los ángeles hay que tratar de hacerlo en su conjunto y no verso por verso. Los elementos repetidos pueden ayudarnos a entender, pero también las referencias literarias y su deformación nos pueden dar pistas sobre aquello que quiere transmitir. EL SUJETO POÉTICO No tiene que ver con la persona (1ª, 2ª o 3ª), sino que representa a aquel que está hablando desde diferentes pronombres. YO TÚ Múltiple Muchas facetas Alma Casa Ciudad LOS POEMAS II El ángel de arena Seriamente, en tus ojos era la mar dos niños que me espiaban, temerosos de lazos y palabras duras. Dos niños de la noche, terribles, expulsados del cielo, cuya infancia era un robo de barcos y un crimen de soles y de lunas. Duérmete. Ciérralos. Parece que está evocando su infancia Vi que el mar verdadero era un muchacho que saltaba desnudo, invitándome a un plato de estrellas y a un reposo de algas. ¡Sí, sí! Ya mi vida iba a ser, ya lo era, litoral desprendido. Pero tú, despertando, me hundiste en tus ojos.
  • 50. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Se lo pasa bien en la arena, no yendo a clase, no hacienda nada, hasta uq ellega alguien que les dice que eso no puede ser (expulsados del cielo). Si nos vamos un poco para atrás, a sus obras anteriores, la importancia del mar en el recuerdo. Entendemos que en Madrid, lejos del mar, se siente exiliado. Marinero en tierra es una de sus obras en la que habla de la añoranza al mar. En el caso de Ángel de arena se debe entender no solo como la necesidad de volver a Cádiz y al mar, sino volver a algún sitio que no sabemos cuál es. Funde recuerdos suyos con recuerdos literarios, su propia educación religiosa y el ansia de cambios. Si tomamos solo el primer y último poema, el libro es un viaje de un paraíso que no se tiene a un apocalipsis, aunque hay algunos poemas “buenos” como Ángel de arena. Deshaucio Ángeles malos o buenos, que no sé, te arrojaron en mi alma. Sola, sin muebles y sin alcobas, deshabitada. De rondón, el viento hiere las paredes, las más finas, vítreas láminas. Parece como si la casa pudiera desaparecer en cualquier momento, ya que sus paredes son demasiado finas, el viento penetra… Humedad. Cadenas. Gritos. Ráfagas. Además es desagradable Te pregunto: ¿cuándo abandonas la casa, dime, qué ángeles malos, crueles, quieren de nuevo alquilarla? Las interrogaciones retóricas son una constante a lo largo de la obra. Dímelo. Casa y alma son femeninas, por lo que cuando dice sola no sabemos a lo que se refiere. Se ha dicho que Alberti identifica alma y casa en el poema. Para el poeta, el YO es múltiple, no solo cuerpo y alma (como correspondería a su educación cristiana) sino que hay múltiples facetas del ser humano (sentimientos, actitudes, aspectos externos…) representadas en su obra como ángeles. Hay en todo el poemario una duda continua, el poeta expresa su perplejidad frente a la ambigüedad de los ángeles: unas veces son buenos, otras malos y a veces no se sabe quién es bueno o malo. La idea de echar a alguien de un sitio donde estaba muy a gusto es la que aparece en relación con el desahucio te arrojaron en mi alma (evoca a la expulsión de Adan y Eva del Paraíso por el Arcángel Gabriel con su espada de fuego).
  • 51. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Si nos situamos en el plano religioso de la educación de Alberti, el hombre tiene un cuerpo perecedero y un alma inmortal y aquí parece que el cuerpo se mantiene y es el alma la que empujada por los ángeles malos lo abandona. Parece una metáfora sobre la identidad. Castigos *…+ Hay noches en que las horas se hacen de piedra en los espacios, en las venas no andan y los silencios yerguen siglos y dioses futuros. No hay respuesta, no sabemos qué es lo que pasa. Un relámpago baraja las lenguas y trastorna las palabras. Parece que piensa en el episodio bíblico de la Torre de Babel, donde unos hombres que hablaban la misma lengua pretenden llegar a Dios con una torre altísima. Yahve, como castigo por su soberbia los condena a no entenderse hablando diferentes lenguas. Pensad en las esferas derruidas, en las órbitas secas de los hombres deshabitados, en los milenios mudos. Más, más todavía. Oídme. Pide a sus interlocutores que intenten entender qué es lo que ocurre. Además, no solo él está deshabitado (como la casa) sino que el resto también. Refleja la idea del hombre moderno al que le han arrebatado una serie de cosas vitales y se ha quedado vacío. Cuerpo deshabitado 1 Yo te arrojé de mi cuerpo, yo, con un carbón ardiendo. − Vete. Es la idea contraria. Ya no te arrojan en mí, sino que soy yo quien te arroja de mi cuerpo. Madrugada. La luz, muerta en las esquinas y en las casas. Los hombres y las mujeres ya no estaban. − Vete. Quedó mi cuerpo vacío, negro saco, a la ventana. Se fue. Se fue, doblando las calles. Mi cuerpo anduvo, sin nadie. Debemos entender los sentimientos que está expresando el autor a través de lo que dice: Soledad. Él se siente solo porque no comprende por qué se han ido. Falta de vida.
  • 52. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Luz que no está (muerta en las esquinas y en las casas) frente a una oscuridad que domina (la del yo, negro saco). A lo largo de toda la obra se hace alusión a la caída de Lucifer y la guerra de los ángeles 2 Que cuatro sombras malas te sacaron en hombros, muerta. De mi corazón, muerta, perforando tus ojos largas púas de encono y olvido. De olvido, sin posible retorno. Hace hincapié en la violencia y recupera expresiones que antes ha mencionado. Muerta. Y entraste tú de pie, bella. Entraste tú, y ahora, por los cielos peores, tendida, fea, sola. Tú. Sola entre cuatro sombras. Muerta. De pronto entra en ese mismo momento, pero ya no es el alma, sino la Muerte. Hay una oposición entre te sacaron en hombros, muerta, tendida y entraste tú de pie: la muerte tumbada y la vida de pie. 3 ¿Quién sacude en mi almohada reinados de yel y sangre, cielos de azufre, mares de vinagre? ¿Qué voz difunta los manda? Contra mí, mundos enteros, contra mí, dormido, maniatado, indefenso. Maniatado: Encierro. Indefenso: Impotencia. No puede hacer nada porque está recluido y no tiene capacidad de acción. Nieblas de a pie y a caballo, nieblas regidas por humos que yo conozco en mí enterrados, van a borrarme.
  • 53. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo La destrucción no viene de fuera porque conoce esos humos. El YO múltiple va a desaparecer. Y se derrumban murallas, los fuertes de las ciudades que me velaban. Que me protegían. Esta indefensión aparece antes en la falta de consistencia de la casa con paredes delgadas que eran azotadas por el viento. Y se derrumban las torres, las empinadas centinelas de mi sueño. El sueño, que podía ser bonito y maravilloso, ya no existe, sino que está lleno de azufre, vinagre y hiel, porque aquello que lo protegía ha desaparecido. Y el viento, la tierra, la noche. 4 Tú. Yo. (Luna.) Al estanque. Brazos verdes y sombras te apretaban el talle. Recuerdo. No recuerdo. ¡Ah, sí! Pasaba un traje deshabitado, hueco, cal muerta, entre los árboles. Yo seguía… Dos voces me dijeron que a nadie. ¿Se refiere a un sueño? ¿O a Bécquer y su Rayo de luna? Al principio parece un poema simbolista propio del modernismo con los dos amados al borde de un estanque. Sin embargo, la aparición del traje hueco rompe con la armonía y la felicidad del momento. Tú podría ser el Alma, la luna y la casa, o quizás algo que no se conoce. 5 Dándose contra los quicios, contra los árboles. La luz no le ve, ni el viento, ni los cristales. Ya, ni los cristales. ¿Es un vampiro y por eso no se refleja? No, pero carece de consistencia, es un fantasma. No conoce las ciudades. No las recuerda. Va muerto. Muerto, de pie, por las calles. No le preguntéis. ¡Prendedle! No, dejadle. Sin ojos, sin voz, sin sombra. Ya, sin sombra. Invisible para el mundo,
  • 54. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo para nadie. Nadie le ve, si es su cuerpo. Es un uso particular del YO visto desde fuera en tercera persona. 6 I Llevaba una ciudad dentro. La perdió. Le perdieron. No solo él, sino que fueron otros quienes perdieron la ciudad. Solo, en el filo del mundo, clavado ya, de yeso. No es un hombre porque no está hecho de hueso, piel, sangre y músculo; sino de yeso. No es un hombre, es un boquete de humedad, negro, por el que no se ve nada. Grito. ¡Nada! Un boquete, sin eco. Silencio. Negro. Nadie entiende lo que otros dicen, puesto que al gritar no recibe respuesta. Todo el poema es una pérdida de la identidad. No se refleja, no se le ve, nadie le entiende ni le escucha. 7 II Llevaba una ciudad dentro. Y la perdió sin combate. Y le perdieron. Sombras vienen a llorarla, a llorarle. − Tú, caída, tú, derribada, tú, la mejor de las ciudades. Y tú, muerto, tú, una cueva, un pozo tú, seco. Te dormiste. Y ángeles turbios, coléricos, la carbonizaron. Te carbonizaron tu sueño. Y ángeles turbios, coléricos, carbonizaron tu alma, tu cuerpo. Juega con los pronombres. Identifica la ciudad con el hombre, porque ambos tienen varias facetas. La ciudad carbonizada hacer referencia al fuego como castigo (la espada llameante de Gabriel, las ciudades arrasadas de Sodoma y Gomorra…) 8 (VISITA)
  • 55. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Humo. Niebla. Sin forma, saliste de mi cuerpo, funda vacía, sola. Sin herir los fanales nocturnos de la alcoba, por la ciudad del aire. De la mano del yelo, las deslumbradas calles, humo, niebla, te vieron. Y hundirte en la velada, fría luz en silencio de una oculta ventana. El alma se ha perdido entre la niebla, el humo y el hielo, y se ha perdido en una ventana que él no conoce. ¿Cómo la va a encontrar? Los ángeles de las ruinas Pero por fin llegó el día, la hora de las palas y los cubos. No esperaba la luz que se vinieran abajo los minutos porque distraía en el mar la nostalgia terrestre de los ahogados. Nadie esperaba que los cielos amanecieran de esparto ni que los ángeles ahuyentaran sobre los hombres astros de cardenillo. Cardenillo: óxido. Parece que ha llegado el Apocalipsis (la luz ve como se escapan los minutos). Resulta extraño comenzar un poema con pero, como si hubiera una contraposición con algún poema anterior. Los trajes no esperaban tan pronto la emigración de los cuerpos. Traje: es el cuerpo. Cuerpo: es el alma. Por un alba navegable huía la aridez de los lechos. Se habla de la bencina, de las catástrofes que causan los olvidos inexplicables. Elementos que evocan el mundo duro de la industria, como en el poema de La Aurora de Lorca. Se murmura en el cielo de la traición de la rosa. Yo comento con mi alma el contrabando de la pólvora, Está dividido. Por un lado yo y por otro el alma. a la izquierda del cadáver de un ruiseñor amigo mío. La rosa y el ruiseñor, símbolos de la belleza, el amor y lo puro han sido traicionados y han muerto. No os acerquéis. Nunca pensasteis que vuestra sombra volvería a la sombra cuando una bala de revólver hiriera mi silencio. La bencina, el revólver, son elementos fríos y modernos. Pero al fin llegó ese segundo, disfrazado de noche que espera un epitafio.
  • 56. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo La cal viva es el fondo que mueve la proyección de los muertos. Os he dicho que no os acerquéis. Os he pedido un poco de distancia: la mínima para comprender un sueño y un hastío sin rumbo haga estallar las flores y las calderas. Es un mundo en que todo llega a su fin (flores y calderas). La luna era muy tierna antes de los atropellos ¿Por parte de los poetas? y solía descender a los hornos por las chimeneas de las fábricas. Ahora fallece impura en un mapa imprevisto de petróleo, asistida por un ángel que le acelera la agonía. Hombres de cinc, alquitrán y plomo la olvidan. Es un mundo muy parecido al Nueva York de Lorca. Se ha especulado sobre si es una crítica a la deshumanización de la industria y/o de la guerra (cal viva, con la que se enterraba a los cadáveres). Se olvidan hombres de brea y fango que sus buques y sus trenes, a vista de pájaro, son ya en medio del mundo una mancha de aceite, limitada de cruces por todas partes. Este mundo está lleno de muerte. Se han olvidado. Como yo, como todos. Y nadie espera ya la llegada del expreso, la visita oficial de la luz a los mares necesitados, la resurrección de las voces en los ecos que se calcinan. Mezcla de elementos modernos. Todo ha quedado destruido y ya nada va a inaugurarse, por lo que el tren expreso no llegará con ninguna visita oficial de un ministro o persona importante. Nada va a resucitar. Ángel mentiroso Y fui derrotada Aparece la tercera persona en femenino, lo que indica que el yo es una mujer. yo, sin violencia, con miel y palabras. La miel, con la que se engaña a las mosca para cazarlas, junto con palabras, da a entender que con bellas palabras un ángel la engañó. Y, sola, en provincias de arena y viento,
  • 57. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo sin hombre, cautiva. Y, sombra de alguien, cien puertas de siglos tapiaron mi sangre. ¡Ay luces! ¡Conmigo! Que fui derrotada yo, sin violencia, con miel y palabras. La verdad se identifica con la mujer y con el alma, ya que, en este caso, el femenino puede ser representante del alma. El ángel es el pecado, la tentación. Novela En la noche de aquella luna 24, llovieron en mi cama hojas de cielos marchitos. A mi alma desprevenida le robaron las palabras. Su cuerpo fue enterrado a sus pies en un libro. No es su cuerpo físico, sino el cuerpo de su alma. Era la orden de un monarca. En el alba de aquella luna 24, la justicia del frío le cedió el aire de un árbol. A su sombra, los trineos perdidos adivinaban rastros de suspiros, de lloros extraviados. En su sombra se oía el silencio de los castillos. En el día de aquella luna 24, fue ajusticiada mi alma por la niebla que un suicida lento de noviembre había olvidado en mi estancia. Era la última voluntad de un monarca. Ángel de carbón Feo, de hollín y fango. ¡No verte! Antes, de nieve, áureo, en trineo por mi alma. Cuajados pinos. Pendientes. Y ahora por las cocheras, de carbón, sucio. ¡Te lleven! Por los desvanes de los sueños rotos. Telarañas. Polillas. Polvo. ¡Te condenen! Tiznados por tus manos,
  • 58. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo mis muebles, mis paredes. En todo, tu estampado recuerdo de tinta negra y barro. ¡Te quemen! Amor, pulpo de sombra, malo. Es una crítica al amor, al que representa como un pulpo con muchos brazos que van marchitando lo que tocan por todas partes. Está plagado de vocabulario relacionado con el carbón y, en contraposición, con la nieve. Expedición Porque resbalaron hacia el frío los ángeles y las casas, el ánade y el abeto durmieron nostálgicos aquella noche. Se sabía que el humo viajaba sin fuego, que por cada tres osos la luna había perdido seis guardabosques. Desde lejos, desde muy lejos, mi alma desempañaba los cristales del tranvía para hundirse en la niebla movible de los faroles. La guitarra en la nieve sepultaba a una rosa. La herradura a una hoja seca. Los elementos naturales desaparecen y los objetos humanos permanecen. Un sereno es un desierto. Se ignora el paradero de la Virgen y las ocas, la guarida de la escarcha y la habitación de los vientos. No se sabe si el sur emigró al norte o al oeste, 10.000 dólares de oro a quien se case con la nieve. Los números tienen un papel importante junto con las horas Pero he aquí a Eva Gúndersen.
  • 59. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo A. EXPOSICIÓN 16/11/2012 CERVANTES Y LA NOVELA MODERNA El Quijote ha generado mucha investigación y existen grandes polémicas en su estudio (el significado del Quijote ¿Comedia o algo más?; ¿qué lugar ocupa en la historia de la novela moderna?). Los que creen que es la primera novela moderna, los que dicen que empieza con el realismo francés y los que ponen el Guzmán de Alfarache de Mateo Alemán y el Lazarillo de Tormes como primeras novelas. ¿QUÉ ES LA NOVELA MODERNA? Existen muchas teorías sobre el significado de novela moderna. En lugar de ver las principales de modo excluyente, toma varias teorías por los puntos que tienen en común para contrastarlo con el Lazarillo y el Quijote y determinar entonces si se asemejan o diferencian. Teorías de la novela Michael McKeon (coord.). Recopilación de capítulos de críticos que lo han estudiado este tema. Walter Scoot decía que Henry Filding (y Wilhem Defoe) era el padre de la novela moderna. [En ese caso, dice que el abuelo sería Cervantes]. A pesar de que no es fácil considerarla como novela moderna, los críticos se refieren al Quijote como su precedente. Hoy día es imposible referirnos a este tema sin hablar de ella. Cambridge companion to the European novelist. Cervantes está muy presente en esta obra de investigación, así como en todo el mundo. En las ediciones de Penguin los libros de autores del s XVIII inglés (Smollett) que tuvieron influencia de la picaresca española, en su introducción no se menciona. Esto se debe a una confusión entre la picaresca española y la picaresca inglesa (novela de viajes), género en el que hasta hace muy poco se incluía al Quijote en el extranjero. CRÍTICOS DE LA NOVELA Auerbach: Mímesis (1947). Alemania. No escribe una historia de la novela moderna. Escribe como el realismo (característica fundamental de la novela moderna) ha sido tratado a lo largo de la historia. La forma más objetiva de presentar esto, es durante la segunda mitad del siglo XIX junto con el Naturalismo (Dickens, Galdós, Stendhall y Balzac, Flaubert (Madame Bobary)). Cada movimiento nace como una reacción al movimiento anterior, por ello el modernismo es una reacción a estos movimientos para regresar al idealismo del romanticismo. El modo en que la realidad se percibe en el modernismo es totalmente difiéreteme. Este crítico dice que el realismo presente en el modernismo tiene otro punto de vista a raíz de la crisis de principios del siglo XX (el 98 en España, la IªGM en el mundo). El positivismo (la razón para explicar las cosas) del realismo no permite llegar más allá de lo aparente, solo muestra la parte exterior (no se ven los sentimientos: ni el odio ni el amor se pueden medir o cuantificar, ni siquiera explicar el por qué). Muchos críticos españoles se han fijado exclusivamente en él para determinar si el Quijote es novela moderna o no, de manera que, según su descripción en la que prima el realismo, no lo es. Bajtín: (principios del XX) Rusia. Frye: Canadiense (años 60). El realismo no es solo que a un caballero le den con una flecha y se muera. Es necesaria la evolución psicológica de los personajes a raíz de sus experiencias. Frye dice que el Lazarillo no evoluciona, pero sí que crece y cambia porque se venga del ciego (le hace golpearse con un poste) por sus maltratos. En el segundo con el clérigo le roba el pan del
  • 60. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo arca constantemente. Ha aprendido, en el primero aprende a engañar y en el segundo engaña, y es en el tercero cuando es él quien debe buscarse las mañas para comer y dar de comer al hidalgo. Esto no se corresponde con la clásica novela de aventuras o caballerías, porque no evoluciona: siempre es fuerte, valiente y poderoso, al igual que su daba es bella y perfecta. Acuña dos términos para expresar esta diferencia: Novela moderna: “hence” (por tanto, como consecuencia de). CAUSAL (no se puede alterar el orden porque unos hechos son consecuencia de los anteriores y causa de los siguientes). Novela: “and then” (y luego y luego y luego). CASUAL (las aventuras pueden intercambiarse de lugar porque son independientes -no importa si mata primero al dragón o a la bruja, porque el héroe no evoluciona-). En Don Quijote, hero or full, J. Allen toma frases de la obra cargadas de ironía para ver que, sobre todo al principio de la novela, Quijote es el objeto de esta (otros personajes se burlan de él), mientras que según va desarrollándose la obra, pasa a ser él quien ironiza sobre el resto de personajes. Henry Filding y la estructura del Quijote de Parker. Filding en su primera novela, hace una parodia muy cervantina de la novela sentimental Pamela, titulada Joseph Andrews y por subtítulo escrito a la manera del Quijote de Cervantes con su estructura incoherente (según los críticos). Sin embargo, cuando escribió Tom Jones, la mejor novela inglesa, fue alabada por la crítica por su maravillosa estructura (que luego se demostró que era exactamente igual a la del Quijote). Parker en su obra, toma Joseph Andrews y lo analiza para demostrar su coherencia. En el Quijote se habla mucho de la metaficción. El mismo Cervantes habla de literatura críticamente, y uno de los aspectos fundamentales tiene que ver con el Realismo. En varias ocasiones los personajes toman parte en discusiones sobre literatura. En el escrutinio de la biblioteca, al hablar del Olivante hacen una distinción entre trama verdadera o trama mentiroso. De Tirant Le Blanc dice que es realista porque los caballeros comen y duermen. Después comparan con fábulas. En la 2ª parte, Sansón Carrasco habla con Sancho y Quijote de la primera parte del Quijote, riendo sobre lo divertido que resultaba que pegaran palizas a Quijote (los caballeros no eran jamás vencidos en las novelas de caballerías), a lo que Sancho responde que por eso es una historia real. En otro momento hace la distinción entre escribir como poeta (lo que debieron haber sido las cosas) y como un historiador (lo que fueron las cosas sin cambiar nada). Finalmente, cuando maese Pedro hace una representación caballeresca con marionetas y, cuando algo no es correcto o verosímil, Quijote los interrumpe para corregirlo. Ian Watt: The Rise of the Novel (1957). Revolución el estilo de la novela, sobre todo inglesa. Comienza en el XVIII en Inglaterra con Defoe y Filding. Sobre todo las feministas le atacaron, pues mujeres habían publicado otras novelas antes de corte realista. Lo que si se ha matizado pero no discutido, es lo que entiende por novela moderna. El realismo es su característica fundamental, si él no hay novela moderna (aunque tampoco se ponen de acuerdo con qué es el realismo [verosimilitud, familiaridad, empiricismo y perspectiva estética según Aristóteles]-> generalmente se toma realismo solo como verosimilitud). Por ello se toman las novelas de caballerías por mentiras (no existen las brujas ni los dragones, aunque se puede decir que en su época, la Edad Media, sí que creían en ello y por tanto resulta bastante verosímil).
  • 61. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo Si se contrasta el Amadis de Gaula con el Lazarillo de Tormes, los lectores del Amadis no podían saber si lo que leían era real o no (tierras extranjeras, siglos atrás y hazañas de nobles); por el contrario, los lectores del Lazarillo conocían lo que sucedía en la obra, porque el protagonista es cercano, en lugares reales y en un tiempo concreto y cercano en la época (“Cuando Carlos III hizo Cortes en Toledo…”). Dice Aristóteles que para que un texto sea verdaderamente realista, el texto tiene que tener personajes que sean cotidianos, familiares (el marido al que engaña la mujer, el niño que guía a un ciego, el cura tacaño, el cura con amante… son prototipos y no tendría familiaridad porque no son reales, sino arquetipos).Del Quijote se podría decir que tiene a Sancho, un campesino gracioso (prototipo que viene del folklore), la nobleza… Todos ellos personajes típicos literarios. Sin embargo, Quijote no es literario y el hidalgo de Quintanilla (amo del Lazarillo), son personajes reales cotidianos de ese momento, buscando su lugar en la sociedad (menos que la nobleza y más que los campesinos), ya que después de terminadas las guerras de la Edad Dorada (Edad Media) se quedaron sin nada que hacer. Tanto en el Lazarillo como en el Quijote, estos protagonistas se desmarcan de los arquetipos del resto de personajes y son los exponentes de esta reinvención de la literatura que tiene de protagonista y consumidora a la clase media (artesanos, hidalgos). Cuando Watt habla del realismo, utiliza un término, “historical realism”, refiriéndose a la verosimilitud. Robinson Crusoe, es realista porque se adapta a la época (viajes en barco, comercio). Defoe también refleja numerosas realidades en ¿Molflandes? cuando su protagonista se casa con muchos hombres de diferentes clases sociales… A pesar de que Watt no incluye al Quijote (y ni siquiera menciona al Lazarillo) en su realismo formal, se adaptan a sus características de verosimilitud y familiaridad. En Forms of modernity, Rachel Smith hace notar que la España del renacimiento no es la misma que en la Edad Media, y mucho menos, igual que la de ahora, por lo que hay que entender las novelas en su contexto para hablar de verosimilitud y familiaridad.
  • 62. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo B. MODELO DE PRUEBA INTRODUCCIÓN A LA LITERATURA ESPAÑOLA. ISABEL COLÓN. MODELO DE PRUEBA. Indicaciones para el examen 1.- Sólo se pueden utilizar 4 caras. 2.- Las hojas deben ir numeradas, y en todas debe constar apellido, nombre, asignatura y grupo. 3.- Se debe dejar margen a la derecha e izquierda, en la parte superior e inferior de las hojas. 4.- No se debe contestar lo no preguntado. 5.- Las respuestas deben razonarse con fragmentos entrecomillados de los textos del examen. 6.- Las faltas de ortografía, así como los errores gramaticales, sintácticos, etc. hacen bajar la nota. 7.- Los títulos de los libros deben ir subrayados. 8.- No se deben emplear coloquialismos. No se pueden emplear infinitivos sueltos, es incorrecto decir "ejemplo a seguir". 9.- No se debe explicar un texto con las mismas palabras que en él se emplean. 10.-La copia supone el suspenso de la asignatura. Contesta la pregunta que se indica después del texto: -Sí, pues que no fiáis de mí quién sois. -Solamente os pido que eso no me mandéis, que ha sido imposible de contar. Si queréis venirme a hablar, con condición ha de ser que no lo habéis de saber ni lo habéis de preguntar; porque para con vos hoy una enigma a ser me ofrezco, que ni soy lo que parezco ni parezco lo que soy. Mientras encubierta estoy podréis verme y podré veros; porque si a satisfaceros llegáis, y quién soy sabéis, vos quererme no querréis, aunque yo quiera quereros. 1) Indica al menos un motivo, así como el tipo en el que se podría incluir este fragmento. No confundir temas (los celos) con motivo (hombre tiene celos de una mujer/un hombre castiga a una mujer inocente) y con tipo (…).
  • 63. 2012-2013. Grado en Español: Lengua y Literatura Universidad Complutense de Madrid Introducción a la literatura española Elena Rodríguez Murillo “En este fragmento se ve el siguiente motivo: el secreto […] porque forma parte de historias que hemos visto en clase como […]. Por ello se incluiría dentro del tipo de la Dama Invisible o del Amor Ciego que consiste en […]” “El motivo que veo aquí es el de la dama que impone secreto […]” Motivos: Viaje de un caballero. Hombre mata a mujer. Padre mata a hombre. Padre es encarcelado. Padre se suicida. Todo es un sueño/mentira/engaño/historia Posibles tipos: Venganza de un padre contra el novio de la hija.