El Ambiente De La Escuela Como Un Factor Que Influye En La Afectividad Escolar

  • 5,537 views
Uploaded on

 

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
5,537
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
25
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. ESCUELA NORMAL SUPERIOR DEL ESTADO DE PUEBLA
    Licenciatura en Educación Secundaria
    Especialidad de Matemáticas
    Observación del Proceso Escolar
    Profesor Gustavo Reyes Sandoval
    TEMA: BLOQUE III. ACTIVIDAD IV. El ambiente de la escuela como un factor que influye en la afectividad escolar.
    ALUMNA: Laura Carlos Arredondo
    Primavera 2009
    Cada comunidad, colonia, barrio, ciudad o pueblito cuenta con su propia escuela (o al menos así debería), y por lo tanto cada escuela secundaria es muy diferente a las demás por el simple hecho de pertenecer a diferente contexto social, cultural e histórico. Sin embargo los alumnos no ven nada de extraño ni de incomodo en su propia escuela ya que ellos están conviviendo con los suyos; en cambio el docente que llega a la institución es el que debe adaptarse a las costumbres del lugar y crear un ambiente favorable para la enseñanza y el aprendizaje dentro del salón de clases.
    El ambiente de una escuela y especialmente el que se crea dentro del aula es importante para el buen rendimiento de los alumnos y por supuesto implicando al profesor. Los alumnos le ponen más ganas, obtienen mejores calificaciones y asisten gustosos a la escuela cuando ésta tiene un ambiente que les agrada, un ambiente donde los mismos adolescentes se sienten a gusto, donde pueden ver a la escuela no como algo obligatorio, ni donde reciben regaños o castigos, o el lugar donde no pueden expresarse libremente; sino que la ven como un lugar donde conviven con compañeros de la misma edad y con personas adultas como sus profesores, un lugar donde pueden ir a divertirse y al mismo tiempo aprender, adonde les enseñan cosas nuevas y útiles para su vida diaria.
    Es verdad que el ambiente es un factor determinante para el aprovechamiento de los alumnos, es decir, todo es determinado por el ambiente, todo el tiempo que se emplea en las actividades y las mismas actividades son un factor causante para el interés de los alumnos y su entusiasmo. Si los docentes y todas las demás autoridades de la institución muestran interés por sus alumnos, los adolescentes se sienten protegidos y se sienten con atención hacia ellos y por lo tanto quieren llamar más la atención tal vez cumpliendo con sus tareas, preguntando sobre sus dudas, etc. En las mismas encuestas realizadas a los estudiantes (y no solo con la observación) nos pudimos dar cuenta que los alumnos le echan mas ganas y se sienten más a gusto cuando el ambiente de su escuela es agradable para ellos, cuando el tiempo no se desperdicia haciendo reportes o regañándolos por jugar en el salón o por pedir balones para ir a las canchas; en lugar de enseñarles nuevas cosas. Además en ocasiones se sienten muy oprimidos por que las autoridades de la institución le dan más prioridad a las reglas o normas de la escuela (como portar el uniforme adecuadamente) y no ponen atención a los conocimientos que adquieren los alumnos, y por esta misma razón los mismos docentes y directivos incitan a los alumnos a que les interese mas la forma de vestir, cumplir con las ordenes de los demás, hacer lo que les digan los demás, y no por lo que una persona verdaderamente vale, ya sea por sus conocimientos, sus actitudes, su forma de pensar, etc.
    Es importante que nosotros como futuros docentes hagamos todo lo posible para crear un ambiente propicio con respecto a la educación secundaria, al contexto social y cultural de los alumnos, y por supuesto sin omitir o dejar de lado el reglamento de la institución.