1saidnopirolfsal
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
873
On Slideshare
866
From Embeds
7
Number of Embeds
2

Actions

Shares
Downloads
11
Comments
0
Likes
0

Embeds 7

https://jujo00obo2o234ungd3t8qjfcjrs3o6k-a-sites-opensocial.googleusercontent.com 6
http://www.slideshare.net 1

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Fundamentaciónteórica @@@
  • 2. ÍNDICE1.- INTRODUCCIÓN2.- TV Y EDUCACIÓN 2.1. Diferencia significativa entre Educación y TV 2.2. Conclusiones3.- INFLUENCIA DE LA TV 3.1. Características en niños y adolescentes. 3.2. Aprendizaje y TV. 3.3. Recomendaciones para el uso de la TV. 3.4. Crítica a la TV.4.- PROGRAMAS DE TV5.- ENCUENSTA REALIZADA SOBRE LA INFLUENCIA DE LA TV.6.- LA ESCUELA EN LA TV. 6.1. Educación Formal vs Educación Informal. 6.2. La Tv en la Escuela: aprender a ver TV.7.- LA EXPLOTACIÓN DIDÁCTICA DE LA TV.8.- LAS FUNCIONES DEL USO EDUCATIVO DE LA TV.9.- EL TELESPECTADOR CRÍTICO Y ACTIVO.10.- CONCLUSIÓN.11.- APÉNDICES  Bibliográfico  Webgráfico  Documental
  • 3. 1. Introducción.Criticar al medio televisivo es fácil, sin embargo con frecuencia nos olvidamosde que la televisión es un instrumento; un instrumento poderoso, peroinstrumento al fin.Son muchas las personas que diariamente se benefician de las posibilidadesdel medio para hacer llegar la labor formativa (educativa) - colegios, institutoso universidades- a lugares inaccesibles de nuestro planeta a los que es muchomás fácil -o económicamente viable- trasladar una antena y un televisor, quelevantar un edificio y dotarlo de los materiales y personal necesarios.La oferta de canales dedicados a la formación puede constituir unaalternativa eficaz a la enseñanza presencial cuando ésta, por diversos motivos,no resulta accesible, sin embargo, hemos de seleccionar cuidadosamentedichos programas. (IRENE)Importancia de la comunicación televisiva en la sociedad actual,especialmente en las poblaciones infantiles y juveniles. Hay que delimitar diferenciando entre televisión educativa y educación parael uso de la televisión. La televisión ha ido acaparando espacios de la cultura y del saber que laescuela había considerado exclusivos. (PATRICIA)La televisión ocupa el lugar central de la casa. Ofrece su compañía a todas lashoras del día y de la noche y sustituye de alguna manera, la función materna,ya que, es el refugio en los momentos de frustración, de tristeza, de angustia. Ycomo una madre blanda nunca exige nada a cambio.Para los ciudadanos de las sociedades modernas, la televisión es un signo deidentificación individual y colectiva. En muchas familias condiciona incluso laorganización del tiempo y del espacio: de la televisión depende cuándo seacuestan, cuándo van al lavabo, cuándo comen y cenan, etc. o ¿Saben los padres y profesores utilizar los medios audiovisuales y comprenden el lenguaje y las imágenes que llegan hasta nuestro televisor?Casi ningún docente ha recibido una formación adecuada en el lenguaje dela imagen, por ello, cuando se utilizan medios audiovisuales en el aula seemplean de forma inadecuada, ya que se cometen errores en la producciónde materiales audiovisuales, en la proyección de los mismos, en el uso de unvocabulario inadecuado, etc.
  • 4. La televisión nos proporciona una información, nos enriquece con imágenes,se potencia el pensamiento visual, y nos ofrece imágenes y situaciones fácilesde comprender. Por el contrario, otros medios de información como la prensao los libros requieren mayor capacidad de concentración, ya que el lector seenfrenta a un mundo abstracto de conceptos e ideas, además la lecturarequiere una dosis de concentración cosa que con la televisión no ocurre.
  • 5. 2.- TV Y EDUCACIÓNEntre la televisión y la educación hay muchos rasgos de semejanzas, entre losque destacan:La TV se ha hecho una institución social.La educación también es una institución de transmisión del saber.La TV y la educación, se ocupan del saber, lo manipulan, lo procesan, y lotransmiten.Esta semejanza hace que rivalicen por un mismo espacio social y un mismopúblico.Desde el ámbito de la educación se ha obstaculizado la relación con la TV.La imagen y el lenguaje de la televisión han robado terreno a las letras.Las actividades y actitudes que pueden contribuir a la alfabetización son: - Comprender los nuevos lenguajes que la televisión incorpora. - Desentrañar sus estrategias persuasivas. - Desvelar sus códigos. - Desmitificar su status de referente privilegiado. - Diferenciar imagen y realidad. - Reconocer manipulaciones y tergiversaciones. - Aprender a analizar los programas profesores y alumnos, padres e hijos. - Convertir la crítica de los mensajes televisivos en un juego diario, divertido y estimulador del desarrollo personal. - Televisión y educación comparten una serie de fines sociales que permiten al mismo tiempo la alianza y la enemistad. - Ambas instituciones trabajan con una materia prima común: la información. - La escuela se centra más en la tradición, mientras que el medio televisivo incide más en lo actual y cercano. - La educación y la televisión inciden en los procesos de socialización de las personas y la transmisión cultural del saber. 2.1. Diferencia significativa entre Educación y TV La TV se centra en el espectáculo y en el entretenimiento, mientras que laeducación tiene un fin más formativo y riguroso. Tiene un incide más en elmundo de lo presente y de la actualidad, la educación trabaja desde unaperspectiva más histórica. El público de la TV es escurridizo.
  • 6. La educación, mantiene relaciones más formales con el usuario.Lenguaje rápido, fragmentado, sincopado y poco secuencial (TV) frente aldiscurso más razonado, sosegado, progresivo, analítico y conclusivo (Educ.)Mientras que la escuela privilegia, el código escrito como lenguaje básico detransmisión, la TV es por naturaleza un medio audiovisual.Tradicionalmente las relaciones entre la TV y la educación no se hancaracterizado de una forma global por su compenetración ycomplementariedad. Desde la escuela, tampoco se ha favorecido un acercamiento almedio y su tratamiento en el aula.Cabero (1997) clasifica estas recriminaciones y miradas críticas desdediferentes perspectivas:  Socio-cultural.  Psicológica.  El enfoque educativo.  Posiciones ideológicas.Pérez Tornero (1993) señala algunos prejuicios que la educación ha mantenidorespecto al medio televisivo: Se considera a la TV como un medio de diseminación de la información.La TV ha privilegiado un lenguaje audiovisual que va más allá de la escritura.Los defensores de la cultura achacan a la TV su carácter manufacturado yempaquetado. 2.2. Conclusiones La TV no ha sido considerada en su faceta educativa y se hanminusvalorado sus posibilidades en el ámbito educativo. No se han exploradolas múltiples conexiones entre ésta y la educación. Y en sincronía, TV yEducación pueden conseguir muchos logros en la formación de las nuevasgeneraciones.
  • 7. 3.- INFLUENCIA DE LA TV La comunicación es una actividad esencial en la vida de cualquier serhumano. A diario comunicamos nuestras ideas, pensamientos, transmitimosinformación; y podemos hacerlo con cualquier persona, de diferentesmaneras. Pero el punto no es tan sólo la comunicación, sino quien lo comunicay cómo lo comunica. Entre los distintos grupos de jóvenes que actualmente parecen tener supropio código para conversar entre si podemos notar que han idoincorporando palabras al lenguaje, o tomando otras ya existentes, dándolesun nuevo significado. Muchas de estas nuevas palabras han sido tomadas delos diferentes medios de comunicación masiva, siendo más frecuentemente latelevisión quien predomina en la generación de estas “nuevas formas decomunicarse” . Los jóvenes de hoy en día -e inclusive generaciones anteriores- han sidocreados ante el televisor, han recibido su influencia desde muy pequeños,incluso antes de asistir a la escuela, dejando ver así que “la televisión es laprimera escuela del niño”, la divertida. El niño por tanto se reduce a ser un hombre que no lee, y, por tanto, lamayoría de las veces, es un ser reblandecido por la televisión. Por este motivo han perdido la capacidad de elegir, de pensar por ellosmismos y se dedican a imitar lo que la televisión y algunos otros medios lestransmiten. La forma más común en que la televisión y los otros medios recogen losdatos que presentan como “opinión pública” se da mediante encuestas, lamayoría de las veces telefónicas o escritas, y que muy a menudo lainformación es manipulada, ya que la manera en la que se formulan lasdiferentes preguntas de las encuestas influye mucho en las respuestas que elpúblico da a ellas, y estas son planeadas y ya esperadas por quien las realiza,y, considerando que los encuestados son gente que en ocasiones no conoceel tema y contesta al azar. Por ello, las personas muchas veces no tienencerteza de que lo que están diciendo sea cierto, ya que se basan en lo visto oescuchado en televisión. Podemos notar entonces que en realidad las personas no cuentan conuna opinión propia, sino que son los medios de comunicación quienes lesdicen prácticamente qué es lo que opinan acerca de cualquier asunto,manipulando la información.¿Pero, en qué grado influye la televisión en las decisiones de las personas?
  • 8. Se podría decir que demasiado, y para comprobar esto basta con dar unvistazo en los productos que consumimos y nos daremos cuenta que lamayoría de ellos son las marcas que más publicidad tienen, los que vemosconstantemente en la televisión.Pero este hecho no se presenta sólo en la mercancía, ya que actualmente losmedios de comunicación, especialmente la televisión, pueden vendernoscualquier cosa, desde una casa, un coche, incluso un presidente mediante lacampaña transmitida en televisión. La televisión nos vende modelos de vida, (a través de programasjuveniles, telenovelas, e inclusive los dibujos animados) que nosotrosadaptamos y nos llevan a comportarnos y vestirnos de formas con las quenormalmente no estaríamos de acuerdo.Con todo esto, queremos concluir en que las personas se dejan guiar por loque los medios les presentan, y aunque ellos piensen que tienen una opinión,están opinando sólo lo que la televisión les ha inculcado ya. Es innegable quemientras los padres no dejen de educar a sus hijos con el televisor como niñera,estos no dejaran de imitar lo que en ella ven, ya que pasan más tiempo con latelevisión que con su propia familia. 3.1. Características en niños y adolescentes.  En niños menores de 5 años existe una marcada capacidad de fantasía y perciben las imágenes de la TV como reales y verdaderas.  Bajo los 10 años la capacidad de razonamiento como en muchos adultos está limitada.  La adolescencia temprana es una etapa de: o Des- organización de la personalidad o Inestabilidad en las conductas o No tienen los valores con los que se identifican autodefinidos. o Egocentrismo o Centrados en autodefinir la identidad.  Programas de TV comunican una visión no realista en la resolución de conflictos o problemas y frecuentemente presentan una visión distorsionada del mundo 3.2. Aprendizaje y TV.Association of Television Viewing DuringChildhood With Poor Educational Achievement
  • 9. Robert J. Hancox, MD; Barry J. Milne, MSc; Richie Poulton, PhDArch Pediatr Adolesc Med. 2005;159:614-618Interpretación:A partir de este gráfico, podemos concluir, que las personas que venmás la televisión llegan un menos porcentaje de las mismas a niveles deestudios universitarios. 3.3. Recomendaciones para el uso de la TV o Limitar el tiempo que los niños pasan delante de una pantalla (TV, videojuego, PC). Se recomienda como máximo de una hora a dos horas de programas de calidad (educativos) por día. o No tener TV ni PC en la habitación de los niños hasta que estos no tengas una edad suficiente para tener un uso responsable de los mismos. o Menores de 2 años no deben ver solos la TV. o Informarse sobre los programas que niños y adolescentes están viendo. Estos deberían ser educativos y no violentos.
  • 10. 3.4. Crítica a la TV.La televisión, en este ámbito, ha recibido varias críticas, sobre tododesde la perspectiva sociocultural por sus contenidos violentos quehacen que los espectadores tengan conductas y actitudes violentas.Además se han realizado críticas desde una perspectiva psicológica,entendiendo así la relación entre el número de horas que el espectadorve la televisión y el nivel de inteligencia que pueda tener.Además podemos distinguir críticas educativas, que muestran lasrelaciones negativas entre el rendimiento académico debido porejemplo a la observación de programas televisivos que no son nadarecomendables para un público menor. Actualmente existen programastales como “Sálvame Deluxe”, dibujos animados para mayores de 18años diferidos en plena hora infantil como “South Park”, etc. que llegana mostrar conductas inapropiadas.Por todo eso podemos distinguir en el ámbito educativo tres tiposdiferentes de televisión: cultural, educativa y escolar. - En la televisión cultural, los objetivos prioritarios son ,la divulgación y el entretenimiento. este tipo de programas lo encontramos sobre todo con reportajes y noticiarios. - En la televisión educativa, se muestran contenidos con intereses formativos y educativos, así se dan series con continuidad y con teorías del aprendizaje e intentan influir en el conocimiento, las actitudes y los valores del espectador. - Y en la televisión escolar, su objetivo fundamental es suplantar al sistema escolar tradicional implantando como nuevo objetivo programas desde niveles de primaria hasta cursos de actualización universitaria.
  • 11. 5 .- ENCUENSTA REALIZADA SOBRE LA INFLUENCIA DE LA TV. Hay muchos niños que pasan más horas delante del televisor que en lapropia escuela, lo que nos debería llevar a pensar si el tipo de información yeducación que reciben de este medio es el más idóneo, sobretodo dado elalto índice de programas "basura" y "reality-shows" al que nos tienenacostumbrados, donde se hace espectáculo del dolor ajeno o se ofreceviolencia gratuita.España es el cuarto país europeo en consumo de televisión, donde el 90% delas personas la ven a diario y el 20% más de seis horas diarias, entre los queestán los niños que dedican entre 1.500 y 2.000 horas al añoLos niños entre 2 y 3 años están un promedio de 2 horas y media delante deltelevisor, aunque un 30% lo están entre 3 y 8 horas contemplando sus"programas" preferidos: la publicidad, los dibujos animados y las películaspolicíacas.A las 8 de la mañana podemos encontrar una audiencia de 900.000 niños;3.000.000 entre las 2 y las 3 y 4.000.000 de 5 a 9 de la tarde. No es de extrañarque un niño vea por término medio 10.000 spots al año, convirtiéndose elmenor en un sujeto pasivo para el consumo, donde se le vende un mundoirreal donde la felicidad es sinónimo de posesión. 5.1.- RECOMENDACIONES PARA PADRES Y EDUCACDORES. Las recomendaciones para padres y educadores estarían en la línea de ir fomentando una actitud crítica ante este medio: Que los niños vean a televisión acompañados, para ayudarles a desarrollar sus capacidades expresivas. Prestar mayor importancia a la relación entre padres e hijos, al diálogo, al relato de cuentos, a la lectura y a los juegos. Incorporar los medios de comunicación a la escuela, educando a los niños a la imagen.
  • 12. 6.- LA ESCUELA EN LA TV.Hoy se ha hecho corriente fomentar la formación crítica de los telespectadorespara que en su rol de ciudadanos se sirvan de los medios, en nuestro caso dela televisión, a partir de la reflexión, el análisis y la participación.Así, es deseable que las escuelas e institutos ofrezcan pautas de interpretacióny de análisis, tanto del funcionamiento del conjunto televisivo como de susprogramas principales: publicidad, series, películas e informativos.Se trata de: o Educar en la televisión  convertir en materia de estudio al medio  combatan el visionado fascinado y acrítico corriente. o En cambio, educar con la televisión implica incorporar didácticamente la oferta televisiva a todos los niveles de enseñanza del proceso de enseñanza-aprendizaje. A grandes rasgos, los materiales televisivos que pueden ser aprovechados en las aula (programas educativos),Sin duda, la formación del profesorado es un elemento clave en la utilización oel rechazo de tecnologías audiovisuales en el proceso educativo. Losdocentes manifiestan, básicamente.Existen tres tipos de respuesta frente a las tecnologías audiovisuales, engeneral, y a la televisión en particular (Alonso y otros, 1995):  Unos niegan que la televisión contribuya positivamente al proceso educativo; pues lo emocional prima por sobre lo racional y para el discurso racionalista que manejan las instituciones educativas, la televisión es un enemigo de primer orden;  Hay quienes sólo utilizan la televisión o la reproducción de vídeos, de forma no sistemática, como mero apoyo adicional al trabajo que realizan en el aula;  Otros creen indispensable modificar el sistema educativo (infraestructura de los centros escolares, contenidos curriculares y formación de educadores) teniendo en cuenta el nuevo entorno tecnológico (Internet, incluida) y los nuevos contenidos audiovisuales y multimedia.
  • 13. 6.1. Educación Formal vs Educación Informal.Hoy, ya nadie tiene dudas acerca de la veracidad de la afirmación “latelevisión se ha convertido en uno de los principales agentes de socialización”.Es decir, que los programas de la pequeña pantalla son un condimento básicoen el „alimento‟ de los primeros años de vida de los individuos, sobre todo a lahora de incorporar el conjunto de reglas, comportamientos y valores de unadeterminada sociedad. Junto a la familia y a la educación formal o reglada (educación Primaria y Secundaria), la televisión es una de las principales fuentes de conocimiento y de autoridad en las sociedades occidentales. A través de sus contenidos, el medio televisivo difunde modelos de vida, normas de comportamiento, valores sociales... a los televidentes de todas las edades y de todas partes del mundo.Pese a la contrastada importancia de la televisión en la vida de todos los días,numerosas voces (comunicólogos, pediatras, padres, etc.) denuncian amenudo que los contenidos y los valores de la “tele” no se orientan en funcióndel desarrollo “más sano” de los más jóvenes.Son numerosas las investigaciones que demuestran que los programas emitidosresaltan valores como la competitividad, el individualismo, el echar mano a laviolencia para resolver los conflictos, la estimulación al consumo…Además, debemos considerar que los niños y jóvenes no sólo consumen losprogramas que están pensados especialmente para ellos sino que tambiénson constantes televidentes de programas dirigidos a públicos adultos, muchosde éstos fuera del horario de protección al menor, que según la normativavigente en la UE comienza a partir de las diez de la noche.A partir de estas constataciones se ha planteado el conflicto: ¿La televisión y sus efectos interfieren en los objetivos educativos declarados como deseables por la sociedad en general, y por las instituciones de enseñanza en particular? Es verdad que, salvo excepciones, el conjunto del medio televisivo, puntal de la denominada educación informal, establece una relación con la educación formal (reglada e impartida en colegios e institutos por maestros y profesores) más propicia a la competencia que a una amigable complementariedad. En muchas ocasiones, los mensajes que emanan de estas dos instancias de formación son contradictorios.
  • 14. Pese a esta conflictiva relación entre el sistema de educación formal y la televisión, es importante subrayar que la televisión por sí misma no enseña nada, y son muchos quienes consideran que es un simple electrodoméstico. Pero por otro lado, numerosas investigaciones desarrolladas a partir de los años 60, indican que el contexto social, familiar y económico en los que se encuentran inmersos los pequeños televidentes es decisivo a la hora de valorar los efectos de la exposición frente al televisor. 6.2. La Tv en la Escuela: aprender a ver TV.Al dar sus primeros pasos el medio televisivo, inmediatamente surgió lapregunta: ¿es la televisión un instrumento útil para apoyar los procesos deenseñanza y aprendizaje?Un informe elaborado por la empresa GECA (Gabinete de Estudios de laComunicación Audiovisual), a mediados de los años 90, para la Secretaría deEducación de España, señala que “los niños que ven una programacióneducativa de calidad de forma regular aprenden más y mejor que los que nola ven; también se demuestra que la ayuda de un educador, padre o maestrodurante el visionado de los programas mejora la calidad de aprendizaje delniño” (GECA, 1995).Algunos países –tal es el caso, por ejemplo, de Reino Unido, Japón, Australia o,México- vienen invirtiendo desde hace décadas grandes sumas de dinero,millones de euros por año, en la producción y emisión de programas detelevisión educativos que vinculan sus programaciones con los contenidosespecíficos de uno o varios cursos lectivos.Así, desde el punto de vista de la programación es posible distinguir:  Programas para niños y niñas en edad pre-escolar.  Programas para el nivel de educación Primaria.  Programas para el nivel de educación Secundaria.  Programas para el nivel de educación Universitaria.  Programas para la educación permanente de adultos.En las últimas décadas, la irrupción de la televisión por cable y de lasplataformas de televisión vía satélite directa al hogar han propiciado elcrecimiento exponencial de la cantidad de horas de programación ofertadas.Si bien es cierto que en su mayor parte éstas están dedicadas a ampliar una
  • 15. oferta de contenidos basada en el ocio y el entretenimiento (deportes ypelículas principalmente), también lo es que los espacios dedicados a laformación y a la educación se han incrementado levemente (en buena partepor el esfuerzo de las televisiones autonómicas).Por otra parte, Internet y sus contenidos multimedia pretenden vencer elobstáculo de la distancia para llegar a individuos, empresas y centros deformación con contenidos al servicio de los sistemas de educación reglada, laformación permanente y el reciclaje profesional.
  • 16. 7.- LA EXPLOTACIÓN DIDÁCTICA DE LA TV. Primeros planteamientos: los aparatos entraban en el aula de formaesporádica sin haberse planificado su uso.Ahora, los medios –y entre ellos la televisión– “se consideran catalizadores deexperiencias”. La “pedagogía con imágenes” supone la utilización de losmedios audiovisuales y la TV “de forma integrada”, con el fin de: Lograr la motivación. Transmitir experiencias, Conocer el proceso; esto es, el uso de la televisión como instrumento y recurso en el proceso de aprendizaje.Educar para la imagen significa prácticamente educar para “leer” la imagen(Aparici, Valdivia y García (1987)La pedagogía de la imagen debe servir para que el espectador (receptor demensajes) pase a ser:  Una persona alfabetizada en la imagen.  Un receptor participativo y capaz de dar respuesta a los mensajes que recibe masivamente.  Un creador-emisor de sus propios mensajes audiovisuales. Los medios, y en concreto el medio televisivo, pueden servir tambiéncomo instrumentos para la expresión personal de los alumnos. La estrategia más acertada para explotación didáctica de la televisiónimplica (Sánchez Noriega, 1997):  La educación para la elección y selección de los mensajes de masas.  La reivindicación de otro ocio. El regreso a las experiencias originarias y el fomento de la economía de estímulos.  La educación para la televisión ha de centrarse en conocer el sistema televisivo.  Es necesario “el hacer/usar” la televisión mediante audiovisuales didácticos y la elaboración de mensajes desde la propia escuela.Hay que diferenciar entre “educar con” la TV y “educar en la TV” (Ferrés, 1994):
  • 17.  Educar con la TV: es incorporarla al aula para optimizar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Educar en la TV: es convertir el medio en materia u objeto de estudio. También podemos diferenciar entre la educación “de la TV” y la educación“en la TV” (Pérez Tornero, 1997): La educación de la TV: es la “teleliteracy” (telealfabetización).  La educación en la TV tiene tres grandes tareas que afrontar: - La comprensión intelectual del medio. - La lectura crítica de sus mensajes. - La capacitación para la utilización libre y creativa.
  • 18. 8.- LAS FUNCIONES DEL USO EDUCATIVO DE LA TV.Entre las razones para la utilización de la televisión en aula destacan(Rockman y Burke, 1992): Mejorar la calidad. Como catalizadora (mediadora) Como medio para ampliar las experiencias. Para introducir la educación de la afectividad. Para igualar las desigualdades educativas. Como medio para mejorar la eficacia y la productividad.Otras de las razones para utilizar la televisión en la escuela, como medio decomunicación, son: Estimular el interés y la atención de los alumnos. Facilitar el acceso a los niños a mundos desconocidos y difícilmente accesibles sin lapequeña pantalla. Facilitar el proceso de comunicación en el aula.Pérez Tornero (1997) desde la óptica de la perspectiva crítica, señala lassiguientes razones individuales: Descubrir el carácter mediacional del mensaje de la TV. Desarrollar la autonomía del alumno ante el medio televisivo. Explorar las posibilidades expresivas y comunicativas que ofrece la TV. Desarrollar la autonomía de la comunidad para organizar libremente la TV al servicio de los intereses del grupo.Charles (1995) señala que las funciones de la escuela, en cuanto a la TVdeben ser separadas en tres grandes ámbitos:  Ámbito de la emisión. Ámbito del mensaje. Ámbito de la recepción.
  • 19. 9.- EL TELESPECTADOR CRÍTICO Y ACTIVO.Desde el ámbito social e investigador se ve la necesidad de formartelespectadores más críticos y creativos.Peyrú (1993) plantea:  ¿Por qué a nadie hoy se le ocurre que hay que enseñar a mirar la televisión?  Sólo la formación puede garantizar el espíritu crítico necesario para una utilización enriquecedora del medio.Hay que saber ver TV para aprovecharla o desecharla en la medida que lomerezca (Victoria Camps, 1996). Enseñar a ver y analizar información audiovisual es fomentar una recepción crítica. Para educar al telespectador activo: Se deben crear los filtros necesarios que permitan educar el juicio crítico de los niños y jóvenes.Miguel Reyes (1986) realiza una propuesta de educación del telespectadorcentrada en tres grandes áreas:  Desmitificación del medio TV.  Alfabetización del medio TV.  Autoanálisis del medio TV.