Your SlideShare is downloading. ×
6 desafios de la cooperación internacional en el perú
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

6 desafios de la cooperación internacional en el perú

637
views

Published on

Durante el 2012, COEECI lideró un proceso de reflexión sobre la situación actual …

Durante el 2012, COEECI lideró un proceso de reflexión sobre la situación actual
de la cooperación al desarrollo en el Perú, sus principales desafíos y las
propuestas de acción hacia el futuro. Se realizó en respuesta a los grandes cambios que se están produciendo en las prioridades, agendas y en la misma
arquitectura de la cooperación a nivel mundial y, particularmente, en el caso peruano.


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
637
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
13
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Seis desafíos de laCooperación Internacionalen el PerúDefiniciones, implicancias yrecomendaciones.
  • 2. ©Definiciones, implicancias y recomendaciones.©Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del PerúNº 2013-06611Atribución - No Comercial - Compartir bajo la misma Licencia.Este material puede ser reproducido, copiado o regalado siempre y cuando sea sin fines de lucro yse reconozcan a los distintos autores.Este documento es el resultado de la reflexión llevada por la plataforma de colectivos de ONG yENIEX: COEECI, ONG belgas, españolas, italianas, Asociación Nacional de Centros de Investigación,Promoción Social y Desarrollo (ANC) y Grupo Propuesta Ciudadana.Sistematización de la reflexión:Equipo de coordinación:Para la COEECI:Presidencia: (Lutheran World Relief)Vice-presidencia: (Aide au Développement Gembloux - ADG)Secretaria: (Pan para el Mundo)Tesorería: (Asociación Solidaridad Países EMergentes - ASPEM)Vocales: (Save the Children), (DIAKONIA),(Educación Sin Fronteras)Para el Colectivo de las ONG Belgas(11.11.11 - Koepel van de Vlaamse Noord-Zuidbeweging)(Fonds voor Ontwikkelingssamenwrking - Socialistische Solidariteit - F.O.S.)(Vredeseilanden - VECO)(Aide au Développement Gembloux - ADG)Maquetación e impresión:Chätäro Editores, Psje. Juan de Arona 151Lima 39, PerúSe imprimieron mil ejemplaresFebrero, 2013Seis desafíos de la Cooperación Internacional en el Perú.COEECI - Colectivo de ONG BelgasLicencia Creative Commons 3.0:Javier Díaz-Albertini FiguerasEduardo ContrerasPierre RouschopChristof WünschMaría Esther Zevallos LeónLennart Reinius Rocío PalominoMiquel EgibarFreya RondelezFelix De WitteJohanna RenckensPierre Rouschop
  • 3. 66 1Durante el 2012, COEECI lideró un proceso de reflexión sobre la situación actualde la cooperación al desarrollo en el Perú, sus principales desafíos y laspropuestas de acción hacia el futuro. Se realizó en respuesta a los grandescambios que se están produciendo en las prioridades, agendas y en la mismaarquitectura de la cooperación a nivel mundial y, particularmente, en el caso2peruano.Uno de los cambios más relevantes, es la reducción en el flujo de fondos de lacooperación internacional. En el 2008, Perú fue declarado país de renta mediaalta (PRMA), lo cual lo ubica en una posición de baja prioridad para la cooperación.Los hechos confirman este cambio ya que importantes fuentes de cooperaciónhan dejado al país e inclusive la Comunidad Europea ha anunciado que retirará laayuda bilateral a los PRMA, incluyendo en esta lista a once países latino-americanos, entre ellos al Perú. Aunado a esta tendencia, la profundización de lacrisis económica —especialmente en algunos países de la Unión Europea—tambiénhatenidoincidenciaenlareduccióndefondos.Bueno fuera que la mejorada situación del país hiciera prescindible a lacooperación internacional. Pero desafortunadamente este no es el caso porvarias razones, siendo importante destacar dos que tienen un efecto directoIntroducción:Seis desafíos de laCooperación Internacionalen el PerúDefiniciones, implicancias yrecomendaciones.[1][2]La Coordinadora de Entidades Extranjeras de Cooperación Internacional (COEECI) es una redfundada en el año 1994. Agrupa a 60 organizaciones privadas de cooperación internacional parael desarrollo que laboran en el Perú. Su principal objetivo es actuar como interlocutor organizadode estas entidades ante el Estado peruano, así como ante las instituciones privadas y públicasrelacionadas con el tema. La COEECI es un espacio de intercambio y reflexión sobre temas deinterés común entre sus socios pero también de coordinación a fin de realizar acciones quepermitan coadyuvar los esfuerzos nacionales en materia de desarrollo humano sostenible. Sitioweb: http://www.coeeci.org.pe/ Facebook: http://www.facebook.com/coeeci Email:coeeci@coeeci.org.peEste fueun proceso organizado porla COEECIyel Colectivo deONG Belgas.3
  • 4. sobre la continua pertinencia de la cooperación en unpaís como Perú. En primer lugar, porque el crecimientoeconómico de la última década ha reducido a lapobreza, pero no la inequidad, medida ésta de diversas3formas. Es por ello que uno de los principales retos de lacooperación en el Perú es la reducción de las desi-gualdades mediante la inclusión social. En segundolugar, porque no se ha logrado fortalecer la institucio-nalidad estatal necesaria como para establecer meca-nismos permanentes y estables de defensa y ejerciciode los derechos humanos. Es por ello que el conjunto deactores de la cooperación no gubernamental —lasorganizaciones de la sociedad civil (OSC), las organiza-ciones no-gubernamentales de desarrollo (ONGD) y lasorganizaciones no-gubernamentales internacionales(ENIEX)— han sido y seguirán siendo esenciales paraimpulsar una agenda de inclusión social, política ycultural.¿Qué es necesario para que la cooperación al desarrollopueda seguir cumpliendo estos roles indispensables?Para incentivar la reflexión y búsqueda de respuestas, laCOEECI puso en marcha un proceso de análisis entre susasociados y otros actores de la cooperación en el Perú yde países vecinos. Primero preparó un documento deanálisis crítico de las principales declaraciones oprogramas de acción de los cuatro Foros de Alto Nivelsobre la Eficacia de la Ayuda (Roma 2003; París 2005;Accra 2008; Busan 2011). El documento presta mayoratención al más reciente, ya que en Busan se profun-dizan algunos de los compromisos de foros anteriorespero añade importantes cambios de concepción ynuevas sugerencias con respecto a los actores, losmecanismos, las agendas y la arquitectura de la4cooperación. El documento de COEECI fue analizado ycomentado por los colectivos de la cooperación belga,española, italiana y las conclusiones fueron presentadasen el foro “Desafíos y propuestas de acción para laCooperación al desarrollo en el Perú” en noviembre de2012. El objetivo del evento era que “los actores de lacooperación nacional e internacional compartan susopiniones y brinden sus aportes para construir nuevasmodalidades de cooperación en el Perú aprendiendo deexperiencias internacionales”. Para ello se convocó a lasprincipales entidades de cooperación técnica extran-jeras, al sector público y a las ONG, sistematizando losprincipalesaportes.La finalidad del presente documento es recoger ypresentar los resultados de esta reflexión e integrarlos a5una visión peruana de la problemática. Sobre la base delas reflexiones realizadas en los espacios mencionados,es que se ha logrado extraer seis principales desafíos ypropuestas de acción que deseamos compartir con unpúblico amplio que incluye a las ONGD peruanas, lasENIEX, instituciones públicas involucradas en el tema dela cooperación al desarrollo y representantes de lasorganizaciones de la sociedad civil (OSC). De esta maneraqueremos contribuir a un proceso que es de sumaimportancia para garantizar la continuidad y sosteni-bilidad de iniciativas desde la cooperación para seguircontribuyendo positivamentealdesarrollo delpaís[3][4][5]Investigadores de la Universidad del Pacífico calculan que la desigualdad medida con elcoeficiente Gini es de .6, ubicándolo entre los países más desiguales del mundo; en términos deeducación, sólo 13% los alumnos y las alumnas de las escuelas estatales lograron el resultadoesperado en matemáticas para su grado; en empleo, sólo 10% de la PEA tiene un trabajo decente;en pobreza, siete de cada diez habitantes de los departamentos más rurales son pobres; entérminos de violencia contra la mujer, cerca de 40% de las mujeres mayores de 15 y unida algunavez,ha sufridoviolencia física porpartedelapareja.“Alianza de Busan para la cooperación eficaz al Desarrollo”, Análisis y desafíos para la COEECI”,Documentode trabajo,Lima setiembre de 2012.Especialmente al libro publicado en 2011 por Javier Díaz-Albertini y Walter Melgar con el título Eldesarrollo pendiente. Las ONG peruanas en los procesos de cambio. Lima, Escuela para elDesarrollo.4
  • 5. Las organizaciones de la cooperación al desarrollono-gubernamental se han distinguido en lasúltimas cuatro décadas por estar orientadas porvalores y principios sociales. Es por ello que se lesdenominan como “organizaciones sustentadas envalores” (en inglés value based organizations). Tradi-cionalmente han estado guiadas por valores religiosos(por ejemplo, compromiso con Las organizaciones de lacooperación al desarrollo no-gubernamental se handistinguido en las últimas cuatro décadas por estarorientadas por valores y principios sociales. Es por elloque se les denominan como “organizaciones susten-tadas en valores”. Tradicionalmente han estado guiadaspor valores religiosos (por ejemplo, compromiso con lospobres), principios políticos (justicia social) o valores6humanitarios (solidaridad). De ahí que les resulta esen-cial definir los procesos y las finalidades del desarrolloporqueelloorientasusestrategiasy lasactividades.Los representantes de COEECI comparten la opinión deque las recientes definiciones del desarrollo prove-nientes de documentos como la “Alianza de Busan” son“débiles”, dado que sólo tienen como desafío principal“erradicar la pobreza y la desigualdad”. Se critica quedichavisiónes:Instrumentaly economicista.Examinasóloefectosynocausas.No se fijan en las relaciones globales que coadyuvana generar pobreza y desigualdad, sólo se limitan a lasdeterminantesnacionales.Obvian los elementos éticos que deben estar detrásdelosprocesosdecambio.Proponer, establecer y difundiruna definición integral yconsensuada del “Desarrollo”Estas observaciones sobre la pobreza capturan bien loque ha estado sucediendo en los últimos años, durantelos cuales se ha acentuado la distancia entre lasdefiniciones de desarrollo que surgen “desde abajo”, esdecir desde las organizaciones y los movimientossociales —que normalmente son más complejas porquecombinan elementos cuantitativos y cualitativos,objetivos y subjetivos— con las definiciones que —enforma suelta— podemos agrupar dentro del paradigmaliberal. Éstas últimas enfatizan a la iniciativa individual ylas interacciones mercantiles como motores del desa-rrollo, a la vez que asocian al bienestar con aspectoscomo el creciente comercio internacional, el incre-mento de la inversión extranjera y el acceso de lapoblaciónalatecnología.Es importante analizar este punto porque la coope-ración ha transitado un largo camino en el cual lasdefiniciones de desarrollo se han ido enriqueciendosobre la base del contacto cercano y estrecho con lasnecesidades de las poblaciones con menos oportuni-dades en el país. Poco a poco, se fue pasando de unavisión paternalista y asistencialista de la cooperación,en la cual primaban las donaciones de alimentos ymedicinas, a esquemas basados en la formación decapacidades y ampliación de oportunidades bajo unenfoque de derechos dentro de un proyecto desociedades que no sólo deberían ser prósperas, sinoprincipalmentedemocráticasysostenibles.Desde mediados de los años 70, la búsqueda dedefiniciones y metodologías que respondieran a lasnecesidades y expectativas de la mayoría también fuecompartida por las instituciones y los organismosmundiales. Un primer gran paso fue la formulación delenfoque de necesidades básicas por parte de la OIT en1976, en la cual establecía que las condiciones de vidade las personas y sus necesidades era el primer paso enla determinación de las estrategias de desarrollo. Otroimportante hito fue la formulación del concepto de“desarrollo humano” por PNUD en 1990, en el cualcreaba un índice que combinaba el crecimiento econó-mico (medido como PBI por habitante) con indicadoresde esperanza de vida y de acceso a la educación. Fueuna clara indicación de que era necesario ir más allá delo económico para analizar y medir al desarrollo desdeuna óptica “humana”. Más adelante este índice tendríaversiones especializadas tomando en cuenta cuestionescomo la perspectiva de género, la equidad de oportuni-1[6] Las primeras instituciones de cooperación no gubernamentalesinternacionales que actuaron en el Perú estaban orientadas porvalores religiosos de acción social (católico-protestante) e ideo-logías políticas (socialdemócrata-democristiana) progresistas.Compartían con las ONG nacionales la preocupación por el cambiosocial estructural.5
  • 6. dades, la distribución geográfica, la presencia delestado, entre otros. En la década de los 80 y 90, seañade la preocupación por la sostenibilidad y másadelantepor elbuenvivir.Detrás de todos estos esfuerzos existía el gran reto deuniversalizar los derechos e incorporar a todas y todosen una comunidad caracterizada por la ciudadanía.Como resultado, la definición del desarrollo se hizo cadavez más densa y compleja porque los actores de lacooperación al desarrollo se vuelven conscientes de quelas necesidades son diversas y heterogéneas. Elloconlleva al desarrollo de especiales sensibilidades quepermiten entender y atender las necesidades inme-diatas y estratégicas de diversas poblaciones (género,origen étnico, grupo etario, personas con discapacidad,entre otros).De otro lado, no obstante, se encuentra el paradigmaeconómico actual (el liberalismo) que simplifica almáximo la perspectiva y definición del desarrollo, limi-tándola al crecimiento sostenido y al consumo que lomantiene. Bajo esta perspectiva, el rol del Estado debeser limitado a mantener la seguridad y el dominio de laley, y debe controlar —en favor de la disciplina fiscal—todos los gastos considerados no-productivos,especialmente los sociales como son el acceso a salud yeducación de calidad. Existe una actitud complacienterespecto a la desigualdad porque se considera que esparte de las condiciones que alientan la competitividad.Las otras dimensiones del desarrollo —como el empo-deramiento, la ciudadanía, la identidad colectiva— sonignoradas, criticadas, o consideradas como carenciasque serán resueltas como simple consecuencia del7crecimiento económico. Se defienden, además,mostrando —en el caso del Perú— los avances en lareduccióndelapobreza.Es evidente que para las instituciones integrantes de laCOEECI y otros colectivos de ONG nacionales e inter-nacionales, el desarrollo es producto de una serie máscompleja de procesos y que no se limita a lo económicoaunque este aspecto sea fundamental. En un estudiorealizado el año 2010, por ejemplo, los principales ejestemáticos apoyados por las ENIEX integrantes de laCOEECI son diversos. El principal eje temático apoyadoes el “desarrollo social” (democracia, mujer, niños yniñas, salud básica, seguridad alimentaria) trabajadopor 46 de las 58 de las ENIEX. Le sigue el tema dedesarrollo económico con 31 instituciones pero que noestá limitado al mercado. Siguen en importancia,medioambiente (27 instituciones), el Estado (25),8ayudahumanitaria(13),entre lasmásimportantes.Dada esta limitada definición de desarrollo, resultaimportante el papel de las entidades de cooperación enla difusión de miradas orientadas hacia los más nece-sitados y en el cuestionamiento de la perspectivaunidimensional actualmente dominante. Para elloresulta primordial generar espacios de debate paraconsensuar visiones del desarrollo más integrales ysustentables. Más aún si consideramos que a raíz deBusan, el énfasis pasa de la “eficacia de la ayuda para eldesarrollo” a la “cooperación para el desarrollo eficaz”.Este cambio pone el peso en la forma que asume eldesarrolloyno sólolasformasqueasumelaayuda.La COEECI reconoce que no puede —como señaló unparticipante en el foro— “resolver el debate deldesarrollo”, pero sí está en sus posibilidades señalar lo[7][8]popular… es el microempresario o emprendedor emergente quesin apoyo estatal —o en todo caso enfrentándose a la oposición odesidia gubernamental— logra salir adelante”, Javier Díaz-Albertini, El desarrollo pendiente, Lima: Escuela para el desarrollo,2011: 33.La contribución de la cooperación privada internacional aldesarrollo del Perú. Panorama, perspectivas y desafíos en elcontexto nacional y global, Lima, COEECI, noviembre 2011,página 35.Para esta corriente, “… el personaje que simboliza al desarrolloEl paradigma económico actual simplificaal máximo la perspectiva y definicióndel desarrollo, limitándola al crecimientosostenido y al consumo que lo mantiene...El Estado debe controlar —en favorde la disciplina fiscal— todos los gastosconsiderados no-productivos, como son elacceso a salud y educación de calidad.Existe una actitud complaciente respectoa la desigualdad porque se consideraque es parte de las condiciones quealientan la competitividad.6
  • 7. que serían algunas de las características esenciales deuna futura definición consensuada. La inclusión sociales la principal finalidad, pero desde una óptica queenfatice:Los niveles de satisfacción y realización de nece-sidades que lleven a una calidad de vida quepermitan vivir y ejercer la libertad y reducir lasdesigualdades.La defensa, vigencia y ejercicio de los derechos delas personas y los colectivos, como mecanismos paraimpulsarlaigualdady laequidaddeoportunidades.La recuperación de la centralidad de lo ético y de lasdimensiones del bien común, como podrían ser lasolidaridad, convivencia y confianza. En esta elabo-ración, contradecir los procesos que “normalizan” lacorrupción, comprendiendo que es una de lasprincipales formas de perpetuar la desigualdad y lapobreza.Para ello se recomienda contribuir a los esfuerzos de lasONG nacionales que impulsan la discusión sobre mo-delos de desarrollo y articularse al debate internacionalalrespectoEEl país ha tenido un importante crecimientoeconómico durante los últimos diez años pero no hatenido igual avance en aspectos que incidendirectamente en la calidad de vida de la mayoría desus habitantes. Este contraste es tan notable, queuno de los grupos de reflexión participantes en losl Perú fue declarado país de “renta media alta” enel 2008 debido al avance en el ingreso brutonacional impulsado por el crecimiento económicoexperimentado desde que se recupera la democracia enel 2001. Siguiendo los criterios del Banco Mundial, elintervalo que ubica a un país en la categoría de rentamedia alta es entre 3,856 y 11,905 dólares de ingresobruto per cápita, teniendo el Perú 3,990 dólares en eseaño. Una vez alcanzada esta categoría, paulatinamentese deja de ser sujeto prioritario de la ayuda al desarrollo,sea oficialono-gubernamental.¿Por qué seguir apoyando a un país con indicadoreseconómicos muy superiores a casi dos terceras partesde las demás naciones? Si siguiéramos sólo los criterioseconómicos, esta pregunta no tendría sentido ya que larespuesta sería obvia y directa: no debería seguirapoyándose a países que se encuentran con una rentasuperior a tantos otros. Pero el desarrollo no puedelimitarse a una definición exclusivamente basada en elcrecimiento económico. Como hemos visto en el puntoanterior, ello nos llevaría a ignorar otros asuntos medu-lares en la vida de las personas, como es la inclusiónsocial, temática de central importancia para lacooperación.Hay dos tipos principales de argumentos que defiendenla importancia del apoyo continuado al Perú a pesar desu estatus de país renta media alta. El primero tiene quever con las particularidades del desarrollo desigual en elPerú y el segundo con los importantes logros de lacooperación en el país y la necesidad de seguirimpulsándolos.Veamosacadauno:Aportes y fortalezas de lacooperación en países derenta media alta (PRMA) 27
  • 8. eventos de COEECI señaló que existe otro Perú, unoajeno al llamado “país de renta media alta”. Algunosdelosindicadoresdeeste“otropaís”son:Existe una pronunciada desigualdad y una pobreza“dura” casi imposible de superar con sólo medidaseconómicas. Por ejemplo, la desnutrición crónica esaltaenrelaciónalPBIpercápita.El desempeño educativo de los alumnos de secun-daria ubican al país entre los últimos en la evaluaciónPISA administrada por la OCDE. En la EvaluaciónCensal de 2011 realizada por el Ministerio deEducación, sólo 23% de los alumnos de escuelaspúblicas de segundo de primaria lograban aprenderlo esperado en comprensión lectora y 13.2% enmatemáticas. El país es, además, uno de los quemenos invierte —en relación al PBI— en investiga-cióny desarrollodenuevosproductos.El crecimiento económico ha logrado disminuir lainformalidad en 4 puntos, pero sigue siendo 79% dela PEA, mientras que sólo 10% del empleo es9“decente”. La informalidad tiene un gran peso en laeconomía lo cual tiene un efecto sobre la legalidad yla legitimidad de las normas. Se calcula quecontribuyea54%delPBInacional.Es uno de los países con los niveles más bajos deconfianza interpersonal, rara vez superando el 15%de la población que afirma confiar en los demás.10Según la encuesta Latinobarómetro, es el país quemás desconfía de sus instituciones estatales y cuyosciudadanos tienen la opinión más negativa conrespectoalcumplimientodelasleyes.La débil institucionalidad y la falta de una culturaciudadana se evidencia en un alto nivel de corrup-ción, que se ha convertido en el principal problemadel país según las últimas encuestas especializadasenestatemática.El país tiene 41% del área total mundial dedicado alcultivo de coca, generando una economía subte-rránea que alienta el lavado de activos, la violencia ylacorrupción.Es un país con importantes recursos naturales y ricabiodiversidad pero que se encuentra bajo riesgodebido a la falta de capacidad de ordenar de maneraparticipativa el territorio, establecer prioridades yvelar por la sostenibilidad. Aunado a ello, hay unaposición contraria a la regulación estatal por partedelosdefensoresdelmodeloeconómico.Estos indicadores muestran la dificultad del Estado enenfrentar la amplia gama de problemas y retos queplantean los procesos de desarrollo social del país. Deahí la importancia de la presencia de la cooperación aldesarrollo dirigida a ejecutar experiencias piloto depolítica pública que pueden modelar programas guber-namentales.Sin embargo, a pesar de su poco peso relativo, lacooperación en el Perú tiene la ventaja de que seinvolucra en acciones que tienen efecto demostrativo yque llegan a poblaciones en las cuales hay reducidapresencia estatal. Los fondos de la cooperación tienenun alto valor agregado debido a su efectomultiplicador. En el caso particular del Perú, resultadifícil —si no imposible— imaginar el avance en lassiguientes temáticas e indicadores sin hacer referenciaa lapresenciay relaciónentreONGD-ENIEX:La cooperación no reembolsable representa unporcentaje reducido respecto al PBI (0.3%) y al gastosocial (7%). Asimismo, representa el 2% del gastototal del gobierno central (en Nicaragua está entre 60y 70%) y sólo llega a 7% del gasto social per cápita11(actualmente mayor a 230 dólares). El monto deayuda per cápita ha sido aproximadamente de 15dólares en el período 2000-2009, cercano al promediopara toda América Latina, pero muy por debajo de losmontos registrados en países altamente dependien-tes, como Bolivia que durante este período ha osciladoentre 90 y 179 dólares o Nicaragua entre 109 y 134dólares.[9][10]los derechos en el trabajo, las oportunidades de empleo, laprotección social yeldiálogosocial.Es un estudio de opinión pública que aplica anualmente alre-dedor de 19,000 entrevistas en 18 países de AL representando amás de400millones depersonas.Concepto que caracterizado por cuatro objetivos estratégicos:[11] En Afganistán la AOD es 117% del gasto estatal; 106% en SierraLeona; 101% en Togo; 88% en Benín, entre otros (Banco dedatos,BancoMundial).8
  • 9. Toda el área concerniente a los derechos personalesy colectivos: los derechos humanos; derechos de lasmujeres; derechos de los niños, niñas y adoles-centes; derechos sexuales y reproductivos; derechosde pueblos originarios; derechos ambientales, entreotros. El Estado ha cumplido un papel aúninsuficiente como promotor de derechos —con laexcepcióndelaDefensoríadelPueblo.El acceso a la educación y salud de calidad medianteprogramas piloto y experiencias de apoyo a lasescuelas.El impulso y la defensa de la institucionalidaddemocrática, incluyendo a la ampliación de la parti-cipación ciudadana, al apoyo a la gestión demo-crática y el buen gobierno; el impulso a presupuestossensibles a género, grupo etario, presupuestosparticipativos;mesasdeconcertación,entre otros.El apoyo al proceso de descentralización, incluyendola elaboración de normas favorables a la descen-tralización, la asesoría a los gobiernos locales yregionales, la puesta en marcha de sistemas devigilancia ciudadana, el impulso a la transparencia, elapoyo a las asociaciones y redes de autoridades yfuncionarios.La defensa y el cuidado del medio ambiente: produc-ción verde, agroecología, relación comunidades-mineras; defensa de áreas protegidas; derecho a laconsulta; manejo de recursos naturales y el cambioclimático.El mejoramiento de la producción agrícola bajo laconcepción de la seguridad y soberanía alimentaria.Desarrollo de alternativas ante un desarrollo agrícolaque privilegia aún la producción de la zona costeña yalaexportación.Contribuir al análisis crítico del concepto de rentamedia alta. La experiencia peruana muestra que esnecesario tomar en cuenta otras clasificaciones ydimensiones del desarrollo que logren captar mejorlas necesidades y demandas de los que aún no gozanLas recomendaciones en este desafío apuntan haciadiversasaccionesquepermitirán:de los beneficios del crecimiento actual y así lograrun desarrollo integral. Asimismo, es necesario ahon-dar el análisis sobre el rol de los países de rentamediaalta en laarquitecturaglobaldedesarrollo.Visibilizar el trabajo de las ONGD en alianza con laENIEX, mejorando —entre diversos mecanismos—la relación con los medios masivos. Para ello resultaesencial identificar y hacer explicitas las buenasprácticasy losimpactoslogrados.Es necesario identificar y divulgar las políticaspúblicas e institucionalidades que han nacido desdela cooperación. Elaborar con dicha información uninventario de políticas públicas que han sidoinfluenciadas por las intervenciones de las ONGD yENIEX.Impulsar un mayor acercamiento a la sociedad —yno sólo los grupos destinatarios— para explicar laacción integral de la cooperación al desarrollo y suimpacto en la sociedad y su bienestar. Explicar mejora la sociedad lo que hace la cooperación ONGD-ENIEX, incluyendo lo evaluado, aprendido y logradocomo acción humanitaria y así rendir cuentas ymejorarelapoyosocial.Es preciso darle mayor visibilidad a lo que hacenCOEECI y los colectivos de ONG internacionales y sucontribución a la discusión y análisis del desarrollosostenible, los derechos humanos y el fortaleci-miento de la democracia. Conformar un grupoencargado de rescatar y difundir las lecciones apren-didas en cada línea de desarrollo de los integrantesdelaCOEECIy otras plataformas.a pesar de su poco peso relativo, lacooperación en el Perú tiene la ventajade que se involucra en acciones quetienen efecto demostrativo y que llegana poblaciones en las cuales hay reducidapresencia estatal. Los fondos de lacooperación tienen un alto valor agregadodebido a su efecto multiplicador.9
  • 10. La cooperación al desarrollo en una realidad como lanuestra —es decir, ante la cual hay una bajadependencia estatal hacia estos fondos por serrelativamente pequeños en comparación al PBI— debeser usada para ensayar política pública, para buscarnuevas formas y alternativas de desarrollo conparticipación de la sociedad civil. Como bien señala eldocumento de la “Alianza de Busan”, el rol de lacooperación debe ser catalizador de los esfuerzos,proyectos y programas de actores públicos y privadoseficaces. Como veremos más adelante, es por ello quelos recursos de la cooperación no son estrictamente“complementarios” a los esfuerzos público-estatales,sino más bien son fondos semilla de buenas prácticasque deben ser apropiadas por los actores nacionales yconvertidosenprácticassocialesypolíticaspúblicasLPrimero, las ENIEX-ONGD deben reconfirmar ymantener firmemente los principios fundamentales ylas estrategias básicas que definen el trabajo de lo“no-gubernamental” en el campo del desarrollo y queconstituyen uno de los principales fundamentos de suLEGITIMIDAD:a.a cooperación internacional al desarrollo tra-dicionalmente se ha aliado con el sector no-gubernamental nacional porque son institucionesque logran llegar a las poblaciones destinatarias másaisladas y excluidas. Lo logra porque no son rígidas niburocráticas especialmente en lo concerniente aldiseño y ejecución de proyectos. Las ONGD son institu-ciones flexibles y sensibles a las particularidades de unazona, su población, su cultura y necesidades. Ello per-mite que puedan actuar mejor en una realidad diversa.La ventaja de la flexibilidad resulta de suma importanciaen sociedadesheterogéneascomolaperuana.Esta relación privilegiada ONGD-ENIEX se encuentra enriesgo debido a la reducción de fondos dirigidos al Perúy el retiro de algunas agencias que llevaban años en elpaís. ¿Qué es necesario para que la cooperación —queha producido los efectos mencionados en el puntoanterior— siga siendo productiva y pueda a su vezresponder a las nuevas situaciones y riesgos? Lasrespuestas en los talleres y en el foro se dieron en tresprincipalesaspectos:Respetar la identidad de cada parte, manteniendo laautonomía y defendiéndola frente a los intentos decontrol y cooptación por los sectores público yprivado empresarial. La autonomía no implicanegarse a trabajar con el Estado, la empresa privadao en la utilización de sus fondos en diversos esfuer-zos cooperativos. Es un término que hace hincapiéen que el trabajo debe basarse en el principio decopartes, en la horizontalidad y el respeto a lasatribucionesyventajasdecadauno.Nuevas estrategiasde cooperación entreONGD-ENIEX 310
  • 11. b.c.d.Segundo, los nuevos desafíos también ameritannuevascaracterísticasyestrategias:e.Avanzar hacia el trabajo futuro sobre la base de las“lecciones aprendidas”, las “buenas prácticas” y laevaluación continua del trabajo realizado. Entiempos de escasez de fondos, es necesario reforzarlaeficaciay eficienciadelasactuaciones.Seguir siendo una voz crítica, evitando poner enriesgo los principios y valores éticos ante presioneseconómicas o políticas. La toma de posición es parteesencial y definitoria de la cooperación ONGD-ENIEXporque ambas parten de visiones de cambio socialinformadas por valores básicos que no son nego-ciables. Sería absurdo, por ejemplo, que una ONGDfeminista acepte el trato desigual a mujeres simple-mente porque el proyecto cumple su objetivo demejorarlaproductividadenelcampo.Finalmente, conservar y defender los “espaciosadquiridos” en la sociedad peruana como la Mesa deConcertación de Lucha Contra la Pobreza y elAcuerdo Nacional. Estos son ejemplos de instanciasque llegan a concretarse gracias a la presión eincidencia de las organizaciones de la sociedad civil ysu permanente esfuerzo en ampliar la participaciónde la sociedad civil en la discusión y determinacióndelaspolíticassocialesy deEstado.Una primera sugerencia consiste en “fortalecer elvínculo con las organizaciones y movimientossociales”. Los vínculos entre las ONGD-ENIEX y losmovimientos sociales son importantes por variasrazones. En primer lugar, porque ambas se sustentanen valores y en la defensa de los derechos asociadosa ellos. Es así que al definir a una ONGD o unmovimiento, se utilizan apelativos haciendoreferencia a las ideas o visiones que defienden(ecologistas, feministas, indigenistas, laboralistas,humanistas, entre otros). En segundo lugar, porquela legitimidad social y política de ambas proviene dela defensa de estos valores y de la acción colectivaque se genera en torno a la vigencia y realización de12los derechos defendidos. Una de las principalescríticas a las ONGD es que no son “representativas”porque no han sido elegidas por los ciudadanos yciudadanas. La respuesta a estos cuestionamientoses que “su lugar” es ser partícipes de los movi-mientos sociales y de las OSC que impulsan losvalores considerados centrales en su visión de13desarrollo. En tercer lugar, porque la relación entreONGD-ENIEX y los movimientos sociales abre elcamino a una variada gama de complementarie-dades y sinergias. En términos de recursos, porejemplo, las ONGD tienen experticia y asistenciatécnica, mientras que el movimiento tiene capa-cidaddemovilizaraorganizacioneseindividuos.A pesar de que siempre han existido relacionesestrechas entre las ONGD-ENIEX y las organizacionesde la sociedad civil, en los últimos años se han distan-ciado por varias razones, entre ellas, la debilidad delas OSC mismas y el mayor apoyo otorgado por lacooperación internacional a la gestión pública, susautoridades y funcionarios. Aún así, en el caso delPerú, hay estudios que señalan que existenmovimientos sociales en actividad como el agrario,ambientalista, industrias extractivas, feminista,derechos humanos, indígena, sindical, regionales ymujeres populares, algunos de los cuales mantienenrelaciones estrechas con las ONGD, aunque en losúltimos años han estado compitiendo por los fondosdelacooperación.grupos indígenas, mujeres, o empresas, etc. Está basado primor-dialmente en la representación y promoción de ciertos valores.Es por medio de ellos que ocurre la representación de los margi-nados y sin voz”, Patrick Kilby, “Nongovernmental Organizationsand Accountability in an Era of Global Anxiety”, Seton HallJournal of Diplomacy and International Relations, 2004, vol. 5,no. 2,nuestra traducción.“…entendemos por movimiento social a un proceso de accióncolectiva politizada dirigido a luchar contra formas deacumulación y colonización que reproducen la injusticia, y quecuenta con una visión alterna de sociedad y desarrollo. Los movi-mientos sociales son procesos difusos espacial y temporalmente,pero sostenidos en el tiempo. Los movimientos sociales incluyenorganizaciones de base formales, pero también van más allá alincluir formas de acción colectiva más nebulosas (y en muchasocasiones cíclicas), que incluyen ONG y redes que sirven paravincular tanto a los actores organizados como a los dispersos enel proceso de movilización social” Martin Scurrah y ClaudiaBielich. “Movimientos sociales y política”, Perú Hoy: Centralismoy concentración, Lima, Desco,2010:49-65.[13][12] “Lo que no se reconoce con claridad es que el fundamento para laexistencia de las ONG no es la representación de un grupoparticular de la sociedad, como pueden ser los trabajadores,11
  • 12. f.g.h.Tercero, una parte esencial de las nuevas estra-tegias son las relaciones que deben construirse parael financiamiento,tema de esencial importanciadadala disminución de fondos. Es necesario pasar de un“proceso espontáneo de sobrevivencia sin futuro”—al decir de uno de los grupos de análisis— a otro enel cual se definen nuevas modalidades con laparticipacióndemúltiplesactores:i.j.k.l.Algunos participantes opinaron que las ONGD-ENIEXdeben “vincularse con generaciones nuevas” paraque sean más sensibles a las cambiante demandas delos jóvenes y como intento para renovar liderazgos,ideasyestrategias.La disminución considerable de la población pobre hapermitido derivar las preocupaciones antes puestasen la supervivencia, a otros puntos de la agenda dedesarrollo que se encontraban postergadas. Eso plan-tea el desafío de identificar la agenda clave paracontribuir a resolver los problemas de inequidad ydesigualdad que persisten pese a las altas tasas decrecimiento económico. Ello plantea también el desa-fío de construirnuevasalianzasparaeldesarrollo.Se debe también influir en políticas públicas parafortalecer los derechos ciudadanos. Los años deapoyo a estrategias para el fortalecimiento de la ciu-dadanía han permitido jugar un papel muy impor-tante en el fortalecimiento de la democracia a nivelnacional, regional y local. Por ejemplo la participaciónen los mecanismos como los presupuestos partici-pativos, han contribuido a forjar una agenda decambio enlasformasymecanismosde participación.Sensibilizar a los países del Norte sobre la necesidadde acompañar al Perú hacia mayores niveles dedesarrollo, mediante fondos de cooperación indi-rectaenparticular.Buscar alternativas a la competitividad que se daentrelasorganizacionesdelSuryelNorte.Orientar el uso de los fondos para implementarestrategiasdesostenibilidaddelasONGD.Abrir el debate entre la sociedad civil y el Estado paradefinir un marco legal de financiamiento de lasONGDyotrasorganizacionesdelasociedadcivil.m.n.o.p.Explorar posibilidades de cooperación triangularforjandoalianzasconelsectorpúblico.Evaluar experiencias innovadoras de trabajo entrelasONGDylasempresasprivadas.Forjar estrategias de re-orientación de la coope-ración al desarrollo en vez de estrategias de salida.Por ejemplo: (a) apoyar a que las organizaciones dela sociedad civil busquen su sostenibilidad relacio-nándose con el sector empresarial, pero procurandoque mantengan sus respectivas identidades; (b)diferenciar entre las actividades que se puedenapoyar por otros medios (por ejemplo las asesoríasbrindadas a los gobiernos locales, muchos de loscuales cuentan ahora con recursos) y las que deben—o solo pueden— ser apoyadas por la cooperación(por ejemplo, temas delicados como los ambientalesyderechoshumanos).Buscar mayor racionalización o armonización entrelas ENIEX y las ONGD y así intentar no duplicaracciones.Definir una agenda común de incidencia políticacomo mecanismo que ayudará a perfilar prioridades.Esta estrategia ha dado resultado con algunosmovimientos sociales —como el feminismo— yaque al desarrollar y consensuar una agenda, permiteconcentrar tiempos y recursos, además de construirunsentidoycompromisocompartido.Apoyar los debates y espacios de concertación sobrela promoción de derechos y temas geopolíticospropios de este mundo globalizado: los derechoshumanos, la soberanía alimentaria, las industriasextractivas, relaciones de género en el nuevomilenio,entre otrosLas recomendaciones apuntan hacia la construcciónde nuevos términos de relacionamiento peromanteniendo los principios y valores que distinguenel trabajo no-gubernamental de apoyo al desarrollo(autonomía, informados por valores y principios,opción de trabajo por los excluidos). En este sentidolaCOEECIdebeasumirlainiciativapara:12
  • 13. Este es un desafío de relaciones, posicionamiento yel acceso a recursos sociales y económicos (inclui-dos los financieros), sean de origen público oprivado. También es un desafío que puntualiza la impor-tancia de la cooperación entre los actores públicos yprivados en la generación de procesos eficientes yeficacesdedesarrollo.En términos generales, sin embargo, las relaciones de lacooperación internacional y las ONGD con el sectorpúblico y empresarial peruano están pasando por unode los momentos más difíciles en las últimas tresdécadas:Algunas ENIEX-ONGD son vistas por sectoresinteresados como “anti-sistema” debido a sudefensa de los derechos de diferentes colectivos,sean las comunidades afectadas negativamente porlas inversiones privadas, por abogar por la extensiónde la participación de sectores tradicionalmenteexcluidos y sus acciones a favor del sistema de reglasdemocráticas, por la defensa de los derechoshumanos y contra la impunidad, especialmente delos responsables de crímenes de lesa humanidaddurante los años de violencia pública, entre otroscasos. Los ataques contra las ONGD es recurrente enlos medios masivos. En encuestas de opinión dirigi-das a las empresas más grandes del Perú durante el2003-2009, solo un promedio de 20% manifestóconfiarenlasONGD.Esta acusación resulta curiosa porque la gran mayo-ría de los proyectos ejecutados por la colaboraciónENIEX-ONGD busca mejorar el funcionamiento delsistema político y económico. Cuando trabajan conlos gobiernos locales y regionales apuntalan losmecanismos de participación y gestión contem-pladas en el marco legal vigente. Al defender a lascomunidades que son afectadas negativamente porla inversión privada, actúan dentro de los derechosAmpliar relaciones ysinergia entre los diferentesactores de desarrollo4consagrados. Los proyectos que apoyan la produc-tividad —sea el mejoramiento de infraestructura,micro-créditos, formación de capacidades— de unaforma u otra quieren mejorar la posición delproductor con respecto al mercado. Y así se podríanexaminar las diversas temáticas tratadas. Las críticashacia las ONG no son, en el fondo, un problema porser “anti-sistema”, sino más bien por impulsar laparticipación de la población en la vida de sucomunidad y sociedad, lo cual ocasiona preguntas,cuestionamientos y exigencias a que se rindan cuen-tas ya latransparencia.En segundo lugar, porque las organizaciones nogubernamentales de cooperación al desarrollo sonvistas como “prescindibles” debido al peso reducidode sus fondos respecto al PBI y el mismo gasto social.Razón por la cual no se nota mayor preocupación porparte del gobierno por el retiro de la cooperación,salvo quizás en algunos proyectos puntuales ejecu-tadosporelEstado.En tercer lugar, porque el sector empresarial y lainiciativa privada son vistos por el paradigma domi-nante como los principales actores del desarrollo. Lapresencia de las ONGD es considerada como acceso-ria o, en todo caso, complementaria al liderazgo delsector privado con fines de lucro. Esta visión se vereforzada por la misma declaración de la “Alianza deBusan” que proclama que el sector privado tiene unafunción “esencial” en diversos aspectos dedesarrollo e incluso hace hincapié a su importantecontribucióna lareduccióndelapobreza.Existe, sin embargo, mucha desconfianza y recelo de laciudadanía y las organizaciones de la sociedad civilhacia el Estado y el sector empresarial. Como mencio-namos anteriormente, el país tiene los índices más bajosde confianza hacia las instituciones públicas enLatinoamérica. La gran mayoría (86%) considera que elpaís “…está gobernado por unos cuantos grupospoderosos en su propio beneficio.” No debe extrañarque solo 28% de la población se sienta satisfecho con elfuncionamiento de la democracia (el promediolatinoamericano es 44%). Igualmente, sólo 18% de lapoblación adulta está “muy satisfecha” o “más biensatisfecha” con el funcionamiento de la economía,mientras que el porcentaje promedio en América Latina14es 30%, ubicándose el Perú en penúltimo lugar. Una de13
  • 14. las razones detrás de esta baja satisfacción es que 86%de los peruanos y peruanas considera que la distri-bucióndelariquezaes“injusta”o “muyinjusta”.La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es el áreade actividad empresarial que más acerca este sectorprivado a la cooperación al desarrollo no-guberna-mental. La opinión recogida en los eventos de la COEECIreconoce que la RSE es un paradigma de crecienteinterés para algunas empresas, aunque en general esaún percibida como parte de una estrategia demarketing empresarial. Se considera sin embargo, queeste concepto debe ser trabajado con más profundidadpor la COEECI. En términos de los Fondos sociales,Fondos voluntarios, fondos de responsabilidad social orecursos financieros para el encadenamiento conpequeños productores, creados en los últimos años porel sector privado, especialmente por las industriasextractivas como parte de sus compromisos con elEstado peruano, hay un sentimiento de interés perotambién de ambivalencia y ambigüedad. Por un lado sereconoce la potencial importancia de los fondos para elbienestar de las comunidades con menos oportu-nidades, pero por el otro, se teme que condicionen laacción colectiva y que esto afecte negativamente laautonomíadelasorganizacionesdelasociedadcivil.Este breve recuento nos muestra que el relaciona-miento con el sector público y empresarial es un grandesafío pero, al mismo tiempo, es una necesidadimperiosa. Resulta ingenuo pensar que el sector no-gubernamental puede aisladamente impulsar el desa-rrollo de un país. Se necesita de la iniciativa y energíaque genera crecimiento económico y se necesita delEstado porque tiene la capacidad de planificar, legislar ysancionar y cuenta con los principales recursos paradefender y dar vigencia a los derechos ciudadanos. Elreto, entonces, es buscar formas que posibiliten ampliarlas relaciones y sinergia. ¿Qué hacer entonces? Laspropuestas:vanentressentidos:Primero, aprender de las relaciones exitosas con elEstado y la empresa privada. En el caso del Estadoexisten múltiples experiencias con los gobiernosregionales y locales, tales como las asesorías para losprocesos de planeamiento concertado; la formaciónde capacidades de autoridades, funcionarios y par-ticipantes de espacios como los presupuestosparticipativos; asistencia técnica para la gestión;implementación de esquemas de co-producción deservicios, capacitación en gestiones sensibles algénero; entre otros. Asimismo, la cooperaciónONGD-ENIEX ha apoyado el trabajo de muchasinstancias del gobierno central, como son los minis-terios encargados de la educación, salud, trabajo,agricultura, de la mujer, el interior, de justicia y haacompañado a muchos procesos liderados por laDefensoría del Pueblo. Con respecto al sector priva-do, existe experiencias exitosas muy interesantesdesarrolladas por las ONGD y ENIEX que deberían serrevisadas y analizadas para ver la pertinencia de suampliación.Existenmenosexperienciascon el sectorprivado, pero algunas llevan años funcionando conimportantes resultados, por ejemplo, el programaPro-niñoconlaFundaciónTelefónica.Segundo, las diversas instituciones que conformanCOEECI consideran que se debe fortalecer lasrelaciones con la Agencia Peruana de CooperaciónInternacional (APCI) ya que representa el vínculomás claro y directo con el Estado peruano. En estesentidose recomienda:Desarrollar espacios multi-actores que permitanel encuentro de los principales actores en elproceso de desarrollo, siguiendo las sugerenciasdedocumentoscomola“AlianzadeBusan”.La COEECI debe contribuir a la generación de unclima de confianza entre la APCI, las diferentesplataformastemáticasylasONGD.Se debe apuntalar a la APCI como instancia denegociación y desarrollo de planes y proyectostripartitos.Tercero, desarrollar formas de trabajo constructivoentre Estado y ONGD. Una posibilidad es que las ONGdesarrollen experiencias piloto que puedan contri-buir a programas y políticas públicas. Las ENIEX, a suvez, pueden contribuir con lecciones aprendidas anivelinternacional.Una de las preocupaciones en relación al documento de“Alianza de Busán” es que señala la función “esencial”a)b)c)[14] Informe de Prensa Latinobarómetro 1995-2010 Perú,http://www.latinobarometro.org/latino/LATContenidos.jsp.14
  • 15. del sector privado en diversos aspectos del desarrollo eincluso su “contribución a la reducción de la pobreza”.Se considera, sin embargo, que la capacidad y voluntadde contribución del sector empresarial depende decada realidad, su marco legal y de las relacionesestablecidas con las organizaciones de la sociedad civil yla población en general. No hay duda que este sector seaesencial en el crecimiento económico y que elloproduce una disminución en la pobreza, pero siempre esválido y necesario indagar sobre cómo se logró elcrecimiento y cómo ha impactado en la vida y salud delas comunidades del país. La experiencia nacional esque con frecuencia se le da más importancia a lainversión y sus efectos (empleo, tributación, infraes-tructura) que a las consecuencias en poblaciones y elmedio ambiente. Es por ello que la empresa privada nodebe reemplazar al rol del Estado como garante de lascondiciones de desarrollo, especialmente en las funcio-nes de regulador y proveedor de servicios básicos queaseguran la vigencia de derechos. Por el contrario, elEstado debe incidir en mayor regulación y exigirtransparencia de la empresa privada especialmente enaquellas áreas que tienen un impacto directo sobre lacalidaddevidadelapoblación.La principal recomendación a COEECI es que forme ungrupo de trabajo para discernir estrategias paraconstruir relaciones con al sector privado y el Estado.Estegrupopodríarealizarlassiguientesacciones:Arribar a una definición consensuada de la Respon-sabilidad Social Empresarial y el desarrollo deestrategias compartidas. Para ello se debe convocara los diferentes sectores que trabajan la temáticacomo las ONG, los gremios empresariales que traba-jan la temática (y su ONG, Perú 2021), las universi-dades y sus facultades de administración, la coope-racióninternacionalyrepresentantesdelEstado.Articularse a los debates entre las organizaciones delasociedadcivilenlosdiferentespaísesdelaregión.Analizar los temas de interés de la APCI: lainformación y portal de transferencia, la coberturade fiscalización ONGD/ENIEX, el seguimiento aproyectos, la cooperación Sur-Sur y triangular; elFondo de Cooperación para el Desarrollo Nacional,entreotros155La creación de un entornofavorable parael trabajo de las OSCEl Programa de Acción de Accra (2008) reconoce alas organizaciones de la sociedad civil como“actores independientes del desarrollo porderecho propio” y por ello deben ser parte de losprocesos de su definición y de las formas másapropiadas para llegar a ello. Ya más tarde en Busan—ante los obstáculos presentes en muchas sociedadesrespecto a la participación de la sociedad civil— surgela recomendación de la creación de un entornofavorable que garantice completa participación de lasOSC en todas las etapas de la definición e implemen-tacióndelosprocesosdedesarrollo.Los diversos grupos de discusión de los colectivos deENIEX, insistieron en las dificultades en la creación delentorno favorable y esto lo opinan desde la experienciacotidiana del trabajo a favor al desarrollo. Una de lasestrategias básicas del trabajo ONGD-ENIEX consiste enpromover la participación de la sociedad civil y susorganizaciones en los asuntos más importantes de suscomunidades, localidades y regiones. Esta labor seenfrenta a un entorno bastante adverso que fue descri-to delasiguientemanera:Se cuentan con muy pocos recursos para imple-mentar los temas de la agenda de las OSC en formadirecta, se depende de intermediarios como lasONGD que muchas veces las apoyan pero quetambién deben cumplir sus propias prioridades,aquellaqueexigeelproyecto.Las intervenciones de las ONGD —en comparacióncon las estatales— tienden a garantizar mayorparticipación de las comunidades en diversasfacetas de los proyectos. Pero son intervencionesmás bien pequeñas y experimentales, y —aunqueexitosas— no siempre se convierten en políticaestatal o son replicadas. Ello significa que una vezacabado el proyecto y los fondos de la cooperación,
  • 16. resulta difícil sostener las acciones. Rara vez estoscasosexitosossonapoyadospor elEstado.Hay un ambiente hostil hacia las OSC porque sonvistas como críticas al gobierno o porque fiscalizansus acciones. La participación y movilización es casisiempre presentada en la prensa como “conflictossociales”.El síndrome del “perro del hortelano” planteado porel presidente Alan García, defiende la idea de quetoda identidad colectiva es negativa porque enca-silla a las personas dentro de una categoría (mujer,afroperuano, indígena) y las convierte en presasfácilesdelíderesextremistassinescrúpulos.Es evidente que existe una contradicción entre losmecanismos recomendados desde los niveles más altosde la cooperación al desarrollo y lo que se vive en lospaíses en desarrollo. Los países donantes, por ejemplo,tienden a ver a las OSC como claves en los procesos dedesarrollo ya que garantizan la participación ciudadanay la sostenibilidad de las acciones. Mientras que lospaíses receptores las ven con recelo y desconfianza. Tanes así que las OSC no son convocadas para los planesestatales, lo cual dificulta legitimar los procesos dealineamiento.De ahíqueseconsiderepertinente:Contribuir a la construcción de de agendasconsensuadas para el desarrollo. Este sería uno delos principales mecanismos para encontrar formasde relacionamiento con el sector público y privadoempresarial.Es necesario documentar y difundir la multitud decasos en los cuales se ha logrado procesos deconcertación, especialmente en los gobiernoslocales y regionales. Son ejemplos claros de lavoluntadcolaboradoray negociadoradelasOSC.Asimismo, se debe capacitar a las OSC en mecanismosde negociación, incidencia, cabildeo y otras formasde participación que no se limiten a la movilización yprotesta.En términos de la COEECI, se señaló la importancia deorientarse más fondos para fortalecer la institucio-nalidad de las OSC. Las ENIEX deben abogar para que elapoyo financiero se destine a aspectos más políticos,a.b.c.aquellos asociados a fortalecer la participación de lasociedad civil. Los proyectos y aspectos orientados acuestiones técnicas cuentan con más fuentes definanciamiento. Asimismo, se debe aprovechar la opor-tunidad que significa el aumento de los presupuestos delos gobiernos locales y regionales para que la sociedadcivil esté vigilante de su uso. También para negociarsubsidios para las organizaciones de base que permitanfortalecer su institucionalidad: capacitación de lideraz-go, obtención de personería jurídica y reconocimientooficial, participación en presupuestos participativos,entre otros organizaciones de la sociedad civil: organi-zaciones de base, colegios profesionales, universidades,ONGD, mesas de concertación, sindicatos, movimientossociales y plataformas de la sociedad civil a nivellatinoamericano16
  • 17. Monitorear y evaluar loscompromisos de los Estados,organizaciones de desarrolloy empresas privadasLos compromisos a los que hace referencia esteúltimo desafío, son los que se han ido forjandodesde el “Consenso de Monterrey” en 2002 y quehan tomado cuerpo, ampliando y profundizándose enlos sucesivos cuatro Foros de Alto Nivel sobre la Eficaciade la Ayuda (Roma, París, Accra, Busan). La idea funda-mental que acompaña estos encuentros es que laeficacia de la ayuda está fuertemente relacionada conel nivel de apropiación de los países receptores, esdecir, cuán bien cumplen su responsabilidad de pensar,diseñar y planificar participativamente sus propiasprioridades de desarrollo con el conjunto de actoressociales —estatales y no estatales— que están invo-lucrados en el desarrollo del país. Una vez establecidasestas orientaciones, se espera que los países donantesalineen y armonicen su ayuda y otras actividades deapoyo siguiendo las estrategias establecidas. Final-mente, para mejorar el monitoreo y evaluación de losresultados se recomienda establecer una gerencia porresultados y que exista un compromiso de rendición decuentas y transparencia mutua entre donantes yreceptores.A pesar de que estos acuerdos han generado espacios ydinámicas favorables conducentes a que muchos paísesdefinan sus propias necesidades, demandas y priori-dades, los avances no han sido los esperados. En Busan,por ejemplo, las OSC manifestaron cierto escepticismopor los alcances poco significativos ya que los principalespaíses donantes no son coherentes en sus compromisosy existen grandes diferencias en los niveles de cumpli-miento con las metas establecidas. El hecho de que losacuerdos sean voluntarios y, por ende, no vinculantes,tiende a restarle efectividad y para muchas OSC, credi-bilidadalproceso.En el caso particular del Perú, diversas evaluacionesseñalan que el Estado peruano ha mostrado —por lomenos hasta el 2011— poco interés en impulsar elprocesodelacooperacióneficazparaeldesarrollo:176Recién en el 2011 es que el país tiene un planestratégico nacional que permitiría priorizar estra-tegias. Antes de esta fecha, sólo se contaba con laspolíticas de Estado del Acuerdo Nacional, laspropuestas de la Mesa de Concertación de Luchacontra la Pobreza y los planes nacionales de lacooperación técnica internacional elaborados por laAPCI. A pesar de estos esfuerzos, no constituíanplanes nacionales considerados como tales. Bajoestas condiciones resultaba difícil exigir el alinea-mientodelospaísesdonantes.A pesar de existir planes con respecto a lacooperación internacional, los diferentes sectoresestatales continúan negociando su propia ayuda sinmayor consideracióna lasprioridadesestablecidas.No se ha logrado establecer sistemas relativamenteestables e institucionalizados de participación de lasOSC para definir prioridades y mecanismos deconcertación y co-producción de servicios. Lasdecisiones son tomadas entre pocas personas y condébilesmecanismosdeconsulta.El uso de la APCI como instrumento de control yfiscalización durante buena parte de la primeradécada del siglo, cerraba las posibilidades yvoluntades de participación. Por ejemplo, en laMemoria de APCI del 2010 la única mención a lasONGes paraenumerarloscasosfiscalizados.Por lo menos hasta finales del 2009, muchas ENIEXmanifestaban tener poco interés en seguir procesossugeridos en la Declaración de París y el Programa deAccióndeAccra.En las encuestas de seguimiento a la Declaración deParís realizadas por la OCDE, el Perú oscilaba entreavancesmoderadosy bajos.En cambio, el Perú ha mostrado avances interesan-tes en la cooperación Sur-Sur, asumiendo el rol dedonante y comienza a participar dentro de lamodalidaddela“cooperacióntriangular”.La COEECI considera que los mecanismos iniciadosalrededor de la cooperación eficaz son importantes yque deberán ser fortalecidos, especialmente en
  • 18. tiempos de reducción de los fondos de la cooperacióninternacional.Enesesentidorecomiendan:Continuar con las reflexiones sobre Busan y la coope-racióneficaz.Contribuir al desarrollo de mecanismos públicos ytransparentes de evaluación de los compromisos.Asimismo, apoyar en el seguimiento de losprincipalescompromisos.Apoyar al Estado en la promoción de la Res-ponsabilidad Social como mecanismo que aliente laparticipación de diversos sectores de la sociedadnacional. Desarrollar un observatorio de la RSE en elpaís.18Sistematizar y levantar las lecciones aprendidas delas alianzas existentes entre el sector privado y elestado.A nivel de cooperación bilateral, seguir de cerca laformulación de programas de cooperación entregobiernos, para poder influir hacia una coherenciade la cooperación bilateral con los compromisosasumidos.Para ello se sugiere aliarse con la APCI para monitorearconjuntamente los compromisos de la cooperacióninternacional y definir el punto de vista peruano sobrenecesidadesyprioridades
  • 19. www.coeeci.org.pe