Your SlideShare is downloading. ×
0
Verdadero amor (musical)
Verdadero amor (musical)
Verdadero amor (musical)
Verdadero amor (musical)
Verdadero amor (musical)
Verdadero amor (musical)
Verdadero amor (musical)
Verdadero amor (musical)
Verdadero amor (musical)
Verdadero amor (musical)
Verdadero amor (musical)
Verdadero amor (musical)
Verdadero amor (musical)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Verdadero amor (musical)

288

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
288
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Un famoso maestro se encontró frente aun grupo de jóvenes que estaban encontra del matrimonio.Los muchachos argumentaban que elromanticismo constituye el verdaderosustento de las parejas y que espreferible acabar con la relación cuandoeste se apaga, en lugar de entrar a lahueca monotonía del matrimonio.
  • 2. El maestro les dijo que respetaba suopinión, pero les relató lo siguiente:"Mis padres vivieron 55 años casados”Una mañana mi mamá bajaba lasescaleras para prepararle a papá eldesayuno y sufrió un infarto. Cayó.Mi padre la alcanzó, la levantó comopudo y casi a rastras la subió a lacamioneta.
  • 3. A toda velocidad, rebasando, sinrespetar los altos, condujo hasta elhospital. Cuando llegó, por desgracia,ya había fallecido.Durante el sepelio, mi padre no habló,su mirada estaba perdida.Casi no lloró. Esa noche sus hijos nosreunimos con él.En un ambiente de dolor y nostalgiarecordamos hermosas anécdotas.
  • 4. El pidió a mi hermano teólogo que ledijera donde estaría mamá en esemomento.Mi hermano comenzó a hablar de lavida después de la muerte, conjeturócómo y donde estaría ella.
  • 5. Mi padre escuchaba con granatención.De pronto pidió: "llévenme alcementerio".Papá -respondimos-, ¡Son las 11 de lanoche, no podemos ir al cementerioahora!. Alzó la voz y con una miradavidriosa dijo:"No discutan conmigo por favor, nodiscutan con el hombre que acaba deperder a la que fue su esposa por 55años".
  • 6. Se produjo un momento de respetuososilencio. No discutimos más.Fuimos al cementerio, pedimos permiso alvelador, con una linterna llegamos a lalápida.Mi padre la acarició, lloró y nos dijo a sushijos que veíamos la escena conmovidos:“Fueron 55 buenos años... saben”“Nadie puede hablar del amor verdadero,si no tiene idea de lo que es compartir lavida con una mujer así”.
  • 7. Hizo una pausa y se limpió la cara."Ella y yo estuvimos juntos en aquellacrisis por cambio de empleo, hicimos elequipaje cuando vendimos la casa y nosmudamos de ciudad, compartimos laalegría de ver a nuestros hijos terminarsus carreras, lloramos uno al lado delotro la partida de seres queridos,rezamos juntos en la sala de espera dealgunos hospitales, nos apoyamos en eldolor, nos abrazamos en cada Navidad,y perdonamos nuestros errores...
  • 8. Hijos, ahora se ha ido y estoy contento,¿Saben por qué?, porque se fue antes queyo, no tuvo que vivir la agonía y el dolorde enterrarme, de quedarse sola despuésde mi partida. Seré yo quien pase por eso,y le doy gracias a Dios.La amo tanto que no me hubiera gustadoque sufriera... "Cuando mi padre terminóde hablar, mis hermanos y yo teníamos elrostro empapado de lágrimas.
  • 9. Lo abrazamos y él nos consoló: "Todoestá bien hijos, podemos irnos a casa;ha sido un buen día".Esa noche entendí lo que es elverdadero amor.Dista mucho del romanticismo, no tieneque ver demasiado con el erotismo,más bien se vincula al trabajo y alcuidado que se profesan dos personasrealmente comprometidas.
  • 10. Cuando el maestro terminó de hablar, losjóvenes universitarios no pudierondebatirle, ese tipo de amor era algo queno conocían.Reflexión:Para saber el valor de un semestre:Pregúntale a un estudiante que reprobó elexamen final.Para saber el valor de un mes:Pregúntale a una madre que ha dado a luzprematuramente.
  • 11. Para saber el valor de una semana:Pregúntale a un editor de la revista semanal.Para saber el valor de una hora:Pregúntale a los amantes que esperan paraverse.Para saber el valor de un minuto:Pregúntale a la persona que perdió el tren,el autobús o el avión.Para saber el valor de un segundo:Pregúntale a quien haya sobrevivido de unaccidente.
  • 12. Para saber el valor de una milésima desegundo:Pregúntale al atleta que ganó una medallade plata en las Olimpiadas.El tiempo no espera a nadie. Atesora cadamomento que tienes.Lo atesorarás mucho más si lo compartescon alguien especial.El origen de esta carta es incierto, pero daalegría y suerte a quien la pase a aquellosque aprecia.
  • 13. No guardes este mensaje. Solo pásalo alos que quieras desearle buena suerte.Gracias por su amistad...

×