Cap1 1

400 views
252 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
400
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cap1 1

  1. 1. AlteridadesUniversidad Autónoma Metropolitana - Iztapalapaalte@xanum.uam.mxISSN (Versión impresa): 0188701-7MÉXICO 2006 Yerko Castro Neira LA MAYORÍA INVISIBLE CIUDADANÍA Y CRISIS EN LA MIGRACIÓN INDÍGENA Alteridades, enero-junio, año/vol. 16, número 031 Universidad Autónoma Metropolitana - Iztapalapa Distrito Federal, México pp. 61-72 Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal Universidad Autónoma del Estado de México http://redalyc.uaemex.mx
  2. 2. ALTERIDADES, 2006 16 (31): Págs. 61-72 La mayoría invisible Ciudadanía y crisis en la migración indígena* YERKO CASTRO NEIRA**Abstract ResumenTHE INVISIBLE MAJORITY. CITIZENSHIP AND CRISIS WITHIN INDI- En este trabajo se discuten las transformaciones ocu-GENOUS MIGRATION. This work deals with the present rridas en la relación entre ciudadanía y migración en elchanges within the relation between citizenship and caso de indígenas de Oaxaca que migran a Estadosmigration in the case of indigenous who migrate from Unidos. El artículo propone que, en los sistemas políti-Oaxaca to the United States. The article proposes that cos de Oaxaca, un conjunto de respuestas políticas di-within the political systems in Oaxaca emerge a set of ferenciadas y cambios legales emergen como productodiverse political responses as well as legal changes as de la migración trasnacional. Estos cambios indican quea result of transnational migration. These changes la ciudadanía puede ser estudiada más allá del Estadomean that citizenship may be studied beyond the State como un movimiento desde abajo. En este sentido, laas a movement from below. In this sense, transnational migración trasnacional es una alternativa contra la ex-migration is an alternative against social and political clusión social y política en ambos lados de la frontera.exclusion on both sides of the border. Palabras clave: migración trasnacional, mixtecos, ciu-Key words: transnational migration, Mixtecos, citizen- dadanía, democracia, comunidadship, democracy, communityAntecedentesE n este trabajo se presentan los casos de dos comunidades indígenas de mixtecos con altos índices de migra- ción a Estados Unidos, fenómeno por el cual, entre otras cosas, están ocurriendo profundas transformacionesen la manera en que se construye la participación, la representación y la ciudadanía de sus miembros.*** Coneste artículo se espera llamar la atención acerca de la necesidad de repensar los conceptos de comunidad y ciu-dadanía, democracia y representación, y así confrontarlos con aquellas visiones liberales de ciudadanía susten-tadas en muchos debates. Observar ejemplos de migración de indígenas a Estados Unidos permite sostener que no es posible arribara conceptos formales de ciudadanía y comunidad, porque éstos son insuficientes para dar cuenta de la riquezade experiencias etnográficas por las que pasan los migrantes.* Artículo recibido el 29/11/05 y aceptado el 02/04/06.** Profesor asociado y alumno del Programa de Doctorado en el Departamento de Antropología de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Iztapalapa. lonkonao@yahoo.com.mx*** Quisiera agradecer los aportes y las experiencias de colegas y alumnos del Seminario de Ciudadanía y Desarrollo en Comu- nidades Trasnacionales de la UAM. Este trabajo se enriqueció por los debates desarrollados en este encuentro. Adicionalmente,
  3. 3. La mayoría invisible La situación general confirma la crisis en el modelo construyen ciudadanías para los mixtecos, y por lade ciudadanía y de contrato social como narrativas he- otra, existe bastante presión sobre ellos, que los colo-gemónicas de la Modernidad. Los migrantes transitan ca en una posición de fragilidad.por diferentes experiencias de ciudadanía más vincu- En este trabajo se presentan dos casos que eviden-ladas a un falso contrato social que a un contrato entre cian la crisis en la relación de ciudadanía y comuni-iguales que busca el bien común. Los migrantes han dad, y se destacan las posibilidades del sistema políticosido arrojados a un estado de naturaleza con el cual para construir desde abajo alternativas contra la di-parecen conformarse los Estados nacionales que los lución de la comunidad. En consecuencia, las ciudada-expulsan y que los reciben.1 nías comunitarias y subalternas pueden jugar un papel En el proyecto liberal, la ciudadanía es excluyente prometedor para la comunidad, en especial porque lospor definición. La paradoja reside, en parte, en declarar mixtecos están en pleno proceso de elaboración y de-la igualdad de todos los sujetos y, al mismo tiempo, ge- bate de estas ciudadanías no territorializadas que senerar enormes diferencias (Collier, Mourer y Suárez- construyen más allá del Estado.Navaz, 1995). La ciudadanía en la vida trasnacional delos mixtecos es un proyecto que lucha por la persis-tencia de la comunidad política de individuos a pesar Introducción: las transformacionesde la fragmentación. Resolver la igualdad en el inte- de la ciudadanía a partir de la migraciónrior de esta comunidad política es un horizonte que nopuede observarse sin considerar el marco de exclusión Las actividades sociales que másestructural en el que se insertan los mixtecos. determinan status de individuos y En este sentido, al hablar de ciudadanía pensaremos de grupos son anárquicas yen las varias ciudadanías por las que contienden los mi- oligárquicasgrantes indígenas: las formales, que están en diálogoentre los Estados nacionales de México y Estados Uni- Marx cit. en Young (1998: 264)dos y que se ponen a prueba una vez cada tantos añosen diferentes procesos electorales; las sociales, por las Los miembros del cabildo de la Agencia de SMA,2 en laque luchan los mixtecos en cualquier lugar donde se Mixteca Baja de Oaxaca, han estado preocupados por-encuentren, con el fin de obtener derechos sociales que sus paisanos en Estados Unidos, y en especial loscomo el acceso a la educación, a la salud o a la vivien- jóvenes, no quieren venir a cumplir cargos en el siste-da; y, por último, las ciudadanías políticas, aquellas ma político local. Por ende,3 para los habitantes de estaque se despliegan ya no en el diálogo con el Estado- comunidad es cada vez más difícil sostener el aparatonación sino con la comunidad indígena, como el sis- político, lo cual se ha tornado un problema central. Entema de cargos, reconstruido de acuerdo con la condi- esta agencia existe un documento importante conocidoción migratoria que viven sus miembros. como la lista de ciudadanos, en el cual aparecen todos Precisamente en estos dos últimos casos, es decir, los ciudadanos reconocidos por la comunidad y tambiénen la acción de las ciudadanías sociales y políticas, lo- se indica las personas que han desempeñado cargoscales o comunitarias, reside la gran fortaleza y la crea- y aquellas que aún no lo hacen. La mayor parte se en-tividad de los mixtecos para persistir con sistemas po- cuentra viviendo en los estados de California, Oregonlíticos que garanticen, al menos en parte, la unidad del y Washington, en Estados Unidos. Cumplir un cargogrupo. Sin embargo, sus sistemas políticos están bajo cuando se es requerido es una obligación para confir-una gran presión. La migración y sus efectos están mar la ciudadanía en la comunidad.dejando ver esta paradoja: por una parte, hay una vas- En las listas de ciudadanos4 se lleva un registro de-ta creatividad indígena para redefinir las normas que tallado de las aportaciones y las actividades que han este texto se sustenta en el trabajo de campo realizado por el autor como parte de su investigación de tesis de doctorado en Antropología Social en la misma universidad.1 La argumentación sobre este falso contrato social puede encontrarse en Santos (2001: 11-83).2 Los nombres de las comunidades estarán en clave para proteger la privacidad de las personas y sus historias.3 Este caso ha sido reportado por Nancy Wence en “El papel de la educación en la construcción de la ciudadanía trasnacional”, Proyecto de Tesis de Licenciatura en Antropología Social, UAM, México, 2005.4 Las listas de ciudadanos son usuales en las comunidades mixtecas de Oaxaca. En estas listas, el concepto de ciudadanos se refiere explícitamente a los miembros con derechos plenos en la comunidad. En ocasiones esto excluye a las mujeres y a los niños y, a veces, a los habitantes de rancherías o agencias pequeñas en los municipios. Sólo en unos cuantos casos más, la mayoría de la población está incluida.62
  4. 4. Yerko Castro Neirarealizado los miembros plenos de la comunidad. Se ano- A pesar de estas medidas, la estrategia de muchasta lo que cada uno hace y no hace por el bien comunita- personas fue reunirse con sus familiares migrantes enrio. En este aspecto, tales listas son una especie de for- pueblos o ciudades cercanos a la comunidad, comomalización normativa que la comunidad construye y Juxtlahuaca o Huajuapan. Ciertamente esta medidaque atiende tanto a preocupaciones locales (la necesi- ha tenido mejores resultados, porque para muchos esdad de contar con hombres para cumplir cargos) como difícil aceptar el hecho de no poder visitar de nuevo sua respuestas trasnacionales de los miembros que vi- comunidad; sin embargo, la situación no se ha solucio-ven más allá de los límites de la comunidad en Oaxaca. nado del todo. Sólo los hombres pueden ser ciudadanos plenos en Tácitamente, al establecer estas normas la comu-esta comunidad; las mujeres no participan pública- nidad buscó hacer una definición precisa de las fronte-mente en la agencia municipal, ya que es un espacio ras geográficas y simbólicas de la comunidad políticaexclusivo del sexo masculino, y ellas, a partir de la mi- de miembros, y delimitó así las fronteras políticas degración y de la ausencia de hombres en la comunidad, la comunidad por donde transitarían los miembros ensólo se vinculan con el aparato político y con la vida un péndulo que iría desde la participación plena de laspública en los comités de las escuelas, las clínicas de personas o ciudadanos, hasta la exclusión total y elsalud, etcétera. ostracismo. Ellos insistían en la necesidad de precisar Mantener el aparato político y su sistema de car- los límites geográficos y políticos, con lo que la fronteri-gos es clave para los miembros de la comunidad. Como zación política de la comunidad se fue transformandopropone Hiroko Asakura (2005), sostener el sistema po- en la acción política principal de sus integrantes. Nolítico es también una manera de defender la autonomía obstante, esta delimitación geográfica y política de lalocal de la agencia respecto a la cabecera municipal. comunidad debía ser lo suficientemente flexible paraEn un hipotético caso extremo, si la comunidad no permitir la inclusión local de los ciudadanos dispersoscontara con personas para cumplir los cargos estaría por Estados Unidos y, al mismo tiempo, lo suficientemen-obligada a entregar los bastones de mando a la cabe- te rígida para evitar el incumplimiento de los cargos.cera municipal, lo cual sería la señal de que la localidad Con estos antecedentes, se optó por una estrategiaacepta integrarse a la cabecera y depender de ella para diferente. Para definir a sus sucesores, en marzo y abriltodas las funciones públicas y políticas. de 2005, las autoridades de SMA realizaron un viaje a Cada año, en una asamblea pública de hombres, Estados Unidos, principalmente a California y a Wash-los miembros de la comunidad eligen a los ciudadanos ington, con la lista de ciudadanos y con varios sobresque deberán desempeñar cargos de autoridad el año para que los miembros dispersos de la comunidad de-siguiente, a quienes se les comunica con varios meses positaran su voto. En Estados Unidos, las autorida-de anticipación. Como desde hace varios años es cada des explicaron a sus paisanos en asambleas sobrevez más difícil que los paisanos vengan a cumplir los este nuevo mecanismo para conectar mucho más a loscargos, la asamblea y el cabildo han ido endureciendo miembros de la comunidad y presionarlos para cumplirlas sanciones para ellos. el cargo. Al regresar a Oaxaca, durante una asamblea Primero se borró de la lista a los ciudadanos que no general, abrieron los sobres y contaron los votos paracumplían cargos. También se les embargaban sus pro- elegir a las siguientes autoridades.piedades y se les clausuraban las casas o terrenos que Hasta antes de que se llevará a cabo este mecanismotenían en la localidad. Con el tiempo la comunidad se de elección, la asamblea que elegía y distribuía los car-dio cuenta de que esto no era suficiente y se estable- gos a sus ciudadanos se realizaba en la comunidad deció como norma que aquellos ciudadanos que infrin- Oaxaca. A partir del nuevo mecanismo, mucho másgieran la regla, además de tener prohibido ser dueños inclusivo, la mayoría de los ciudadanos podría partici-de propiedades en el pueblo, no podrían acercarse a par directamente en la elección de cargos locales, des-la comunidad ni pisar territorio comunitario. De esta de cualquier espacio trasnacional, con lo que la respon-forma, pensaban las autoridades, se tornaría obligato- sabilidad de los designados y de la asamblea sería másrio cumplir con el cargo, puesto que nadie estaría dis- compartida.puesto a ver limitada su posibilidad de encontrarse En muchos sentidos, la comunidad de SMA se esta-con sus familiares en la localidad. ba adelantando a la discusión que vendría los meses De manera paralela a estas decisiones que fueron siguientes en todo México sobre el voto de los mexicanostomando las diferentes autoridades, se decidió pavi- en el exterior. Pero esta vez, y a diferencia de aquel pro-mentar el camino de acceso a la comunidad y construir ceso, se trata de una comunidad indígena que estableceuna barrera metálica –con recursos económicos de los como eje del debate el tema de la participación y los de-migrantes– para controlar la entrada. rechos políticos en relación con el pueblo. En el caso 63
  5. 5. La mayoría invisiblede SMA se refiere a una ciudadanía política relacio- En la migración se advierten incontables niveles denada de manera directa con las responsabilidades con derechos que contienden en espacios de definición, mu-la comunidad, con su participación pública y con su chos derechos en muy diversos lugares. Los derechosintervención en los asuntos comunitarios. que delimitan la ciudadanía son integrales en su ex- Con todo, contrario a lo que puede inferirse, esta ciu- presión y definición, tienen dimensiones individualesdadanía comunitaria no es el modelo de una ciudada- y colectivas, y se presentan, en su discurso y en su prác-nía exclusivamente local. Hay en ella visos de preocupa- tica, como derechos locales y globales al mismo tiempo.ciones locales en contextos globales y la interpretación En este texto esperamos analizar estas preocupa-de los hechos debe hacerse atendiendo estos elementos. ciones y ayudar, en parte, a entender cómo se expresan En este sentido, la ciudadanía política es un concep- estas ciudadanías sin Estado y cómo se construyen ciu-to más amplio que el derecho a participar en la elección dadanías más allá, y a pesar, del Estado. De este modo,de autoridades mediante el voto. Determina autoridades, el artículo pretende contribuir a observar las capaci-pero también derechos y deberes de cada individuo y dades creativas de las comunidades en la construcciónsu relación con el bien común de la comunidad polí- de ciudadanías subalternas que corren paralelamentetica. La vinculación del individuo con la “cosa pública” y a contracorriente de las ciudadanías del Estado.otorga una dimensión paradójica al fenómeno, puestoque si bien esta relación del individuo y el bien públicoestá en la base de las concepciones clásicas de la ciu- Los sistemas de usosdadanía, esta vez estamos hablando de individuos con- y costumbres en movimientoforme el bien público territorializado en la pequeña co-munidad de Oaxaca, pero a más de 3 000 kilómetros Desde el punto de vista histórico, los sistemas de car-de distancia y atravesando la frontera entre dos países. gos han sido hasta ahora la base sobre la cual descansaEs, por así decirlo, un ejercicio ciudadano a distancia, el sistema político y de justicia en las comunidades in-donde lo público está en la comunidad de origen pero dígenas de Oaxaca. Sea que lo consideremos un sis-también en los diversos espacios donde viven las per- tema impuesto por la Colonia y por el contacto, o biensonas en Estados Unidos. un remanente prehispánico, lo cierto es que el sistema ¿Qué lecciones podemos aprender de este tipo de de cargos fue un elemento central utilizado por el con-situaciones que se presentan en el marco de la migra- quistador para garantizar el éxito de su empresa. Ención trasnacional de indígenas? efecto, durante el proyecto colonial el sistema de car- Como hemos visto, el sistema político y de justi- gos se desarrolló como parte de un modelo de gobiernocia de estas comunidades –su sistema de cargos–, se ha indirecto que consolidó la dominación legal y políticaexpandido más allá de los límites de la localidad. Esta de las comunidades.trasnacionalización del sistema de cargos corre de ma- El sistema colonial español estableció un tipo denera paralela al hecho de que los mixtecos transitan gobierno indirecto muy diferente al indirect rule del mo-por un buen número de experiencias políticas. El sis- delo inglés. Mientras éste se basaba en el uso selectivotema mismo ha estado mutando y sus cambios, en y tendencioso de las costumbres (Fitzpatrick, 1990),gran parte, se explican por la movilidad de los miembrosde la comunidad. En las regiones mixtecas, emergen cientos de res-puestas comunitarias a estos procesos de migración.En este artículo no pretendemos sintetizar los proce-sos que se observan sino más bien discutir los cambiosque resultan de la relación entre ciudadanía y comu-nidad. Consideramos que el campo de reflexiones queofrece la migración trasnacional es vasto y potencial-mente informador, por lo que no es posible contentar-se con una conceptualización formal y acotada de losfenómenos de ciudadanización: es preciso imaginarnuevas ideas de comunidad y participación, ya que elcampo de derechos vinculados a la ciudadanía in-dica que los derechos operan incluso a través de lasfronteras.64
  6. 6. Yerko Castro Neirapor medio de customary law, en Oaxaca el dominio se Sobre las instituciones políticas formales, muchos pueblosconsolidó mediante el gobierno de indios, pero ubicando indios mantienen sus prácticas e instituciones de gobierno.en el centro a los caciques o brokers políticos y no a las Como también los utilizan para dirimir conflictos al senocostumbres. Estos caciques debían garantizar la extrac- de las comunidades. En este contexto, los usos y costum-ción de tributos a amplias masas de indígenas quienes, bres son, no solamente un mecanismo para nombrar au-a su vez, debían entregar el resultado de su sobretrabajo toridades, sino un sistema jurídico propio (Hernández,(sobrexplotación) al conquistador. 1997: 79). Estos caciques han ido cambiando a lo largo deltiempo. Antes estaban vinculados poder económico y A pesar de esto, la legislación en Oaxaca en materiapoder político; la comunidad (el cacique) se relacionaba indígena reconoce sólo unas cuantas funciones del sis-con la Corona, luego con el gobierno mexicano y, du- tema de cargos, fundamentalmente aquellas relaciona-rante buena parte del siglo XX, con el Partido Revolucio- das con los procedimientos para establecer autoridades.nario Institucional (PRI). Hoy, producto de la migración Desde 1995, en Oaxaca las elecciones se realizan me-y las diferenciadas condiciones económicas que afec- diante dos sistemas: el de partidos políticos con regis-tan la vida familiar y doméstica, existen fracturas en tro y el de usos y costumbres.los equilibrios económicos mencionados. Hay nuevos En las comunidades con alta migración a Estadosricos y, por lo tanto, nuevos caciques en las comunida- Unidos el sistema de cargos aparece en constante trans-des. Los equilibrios políticos y de clase se han recon- formación y contienda. El hecho de que la legislaciónfigurado. del estado de Oaxaca promueva la elección de autori- En la amplia literatura sobre el sistema político en dades por medio del sistema de usos y costumbres noOaxaca, se ha suscitado un gran debate acerca del ori- nos permite ver la enorme variedad de respuestas co-gen del sistema de cargos y de la sociología del fenóme- munitarias que se despliegan.no,5 específicamente sobre su origen colonial o indígena, En algunos trabajos se han estudiado las razonespor una parte, y respecto a qué lugar ocupa en la vida por las cuales el estado de Oaxaca apoyó la existenciareligiosa, social y política de la comunidad, por la otra. de este reconocimiento jurídico al sistema de elección de Nos interesa presentar al sistema de cargos como autoridades comunitarias (Anaya, 2005); en ellos seun mecanismo que consolida el dominio sobre las co- enfatizan las condiciones sociales y políticas que se vi-munidades,6 que afecta la vida de sus miembros y las vían en la entidad en los momentos del avance jurídico.definiciones de comunidad y de orden social en ellas. Desde los años sesenta en Oaxaca se había incre-Con el encuentro colonial se abrió una nueva trama mentado la movilización social que comenzaba a dispu-jurídica, dice Velásquez, ya que gracias a la comple- tarle el poder al partido oficial en diferentes regiones.mentación del sistema de institución municipal con el En 1994, con el levantamiento del Ejército Zapatistasistema de cargos de Liberación Nacional (EZLN), en el estado vecino de Chiapas, fue evidente para la clase dirigente la nece- ...se inauguró una frontera de gobernabilidad surgida de sidad de generar una política que pudiera contener y una concesión otorgada por la Corona española, que dis- manejar adecuadamente los conflictos en el estado. frazada de cabildo permitió la reproducción de conceptos de organización social y política de raíces mesoamerica- La respuesta diseñada por el estado ante estos cambios nas, en condiciones de dominación y vasallaje (Velásquez, y movilizaciones políticas se concentró en tres ámbitos; 2000: 23). una estrategia neocorporativa que redefiniera la relación estado y pueblos indígenas, el empleo masivo de fondos En la actualidad, el sistema de cargos es un meca- para el desarrollo antipobreza, y la implementación de po-nismo de definición de autoridades y de resolución de líticas de reconocimientos (Anaya, 2005: 16).conflictos. Es un sistema político y de administraciónde justicia que varía dramáticamente de comunidad en El reconocimiento a los usos y costumbres en lacomunidad y de región en región. Constitución de la entidad es un ejemplo de las políticas5 Los términos de estos debates pueden ser analizados en las obras de Gonzalo Aguirre Beltrán (1973), Frank Cancian (1976), Pedro Carrasco (1976), Manning Nash (1958) y Eric Wolf (1957).6 No es propósito de este trabajo discutir detalladamente el sistema de cargos ni volver a los argumentos planteados en la literatura; es más bien usar al sistema como referencia sociológica para unir la migración con la dimensión política del fe- nómeno. 65
  7. 7. La mayoría invisiblede reconocimiento. A pesar de la euforia inicial que des- Oaxaca. En Veracruz hay un pueblo cercano a Orizabapertó en líderes e intelectuales del mundo indígena la donde existe una colonia de mixtecos de SJM, el ejido Laaprobación de esta normatividad en Oaxaca, su éxito Luz. En San Quintín, Baja California, hay varias orga-político en cuanto a las demandas indígenas ha llegado nizaciones culturales y de derechos humanos integra-a ser limitado y difícil de sostener. das por una gran cantidad de mixtecos de SJM. Las respuestas comunitarias y los procesos de de- Por su parte, en Estados Unidos se han asentado enmocracia en las comunidades no han sido uniformes diversos lugares, como en el área de Bakersfield, condadoy hay variedad de situaciones y perspectivas. “El nom- de Kern, en California. Según lo reporta el trabajo debramiento de autoridades de acuerdo con los usos y Daniela Oliver,7 decidieron instalarse definitivamentecostumbres no es automáticamente más democrático. ahí luego de moverse durante un tiempo entre Idaho,En algunos municipios poco organizados éste es un Oregon y California. Los mixtecos pudieron establecer-mecanismo que permite la reproducción del caciquis- se en ese sitio porque lograron consolidar un vínculomo” (Hernández, 1997: 83). con un tipo de economía agrícola muy específico: en En muchas comunidades el sistema también sirve este valle se produce una veintena de productos agríco-para consolidar un modelo de dominación sobre las las con alta tecnología, lo que garantiza que haya ac-mujeres, en el que ellas están invisibilizadas en la es- tividades económicas durante todo el año. Por estasfera pública y los hombres cumplen la función de resol- condiciones, mixtecos de SJM describen que entre finesver las cuestiones de interés público y del bien común. de los ochenta y principios de los noventa se registraSin embargo, en otras comunidades el reconocimiento una verdadera “invasión” de paisanos a estos lugares,de los usos y costumbres ha favorecido el estableci- y se consolida una de las áreas más pobladas de mixte-miento de un rico debate acerca de la democracia, la cos de esta comunidad en Estados Unidos, lo cual sólodefinición de comunidad y de ciudadanía. En estas úl- se reproduce en Virginia y Florida.timas comunidades se han ampliado progresivamente En la actualidad los mixtecos de SJM viven en diver-los segmentos de población que participan y definen la sas localidades del condado de Kern, principalmentevida comunitaria, y se han originado debates relativos en Arvin y Lamont. Un gran parte de ellos cuenta cona la exclusión e inclusión de parte de la población en una rica y variada experiencia organizativa en Méxicosus procesos de comunidad. y Estados Unidos. En los hechos, la historia política de Además de estas múltiples respuestas comunitarias SJM está marcada por grandes procesos de lucha y con-generadas por las propias dinámicas de regiones dife- quista de derechos. En ese recuento están todos losrenciadas en Oaxaca, la situación se diversifica aún esfuerzos desplegados en el Valle de San Quintín enmás si observamos aquellas regiones donde la economía Baja California, por garantizar el acceso a una vivien-comunitaria depende en gran medida de la migración da digna y por mejores condiciones laborales. Tam-de sus miembros. Producto del intenso proceso migra- bién están todas las tareas organizativas expandidastorio vivido por los mixtecos, en la actualidad el siste- en los valles agrícolas de California, donde muchos dema de cargos como administrador de la política y de la estos paisanos se integraron a organizaciones de dere-justicia se ha visto profundamente modificado. Una de chos humanos y de asistencia legal a los trabajadoreslas expresiones de estos cambios ha sido la multipli- del campo. No se puede entender la situación política decación de centros de poder, puesto que ahora cada co- SJM, la emergencia de líderes y el desarrollo de discursosmunidad tiene en realidad más de un centro político. comunitarios combativos y contestatarios sin consi-Es en este sentido que hablamos de la trasnaciona- derar esa historia de luchas y conquistas de derechoslización de los sistemas de cargos. individuales y colectivos. Un caso que ilustra esta situación es la de los veci- Hoy en día un gran número de los mixtecos que vi-nos de SJM, en la Mixteca Alta de Oaxaca. Ellos han sa- ven en esta parte de California cuenta con papeles (haylido a trabajar masivamente a muchos lugares desde más hombres que mujeres con papeles, algunos niñoslos años cuarenta: primero a Veracruz y Chiapas, luego tienen ciudadanía y los jóvenes son el grupo más vul-a estados del noroeste de México, y también a diversas nerable). Por el tiempo que llevan ahí y la experiencialocalidades de Estados Unidos. Asimismo han formado ganada, han logrado conocer algunas fórmulas de ac-organizaciones en numerosos poblados importantes ceso a prestaciones y servicios. Las mujeres son quie-donde han fundado extensiones de la comunidad de nes, de forma primordial, se encargan de estos asuntos,7 Daniela Oliver, “Exclusión y bienestar en una comunidad trasnacional. El caso del acceso a la salud”, Proyecto de Tesis de Licenciatura en Antropología Social, UAM, México, 2005.66
  8. 8. Yerko Castro Neirason las principales agentes en esta ciudadanía social. sentido, su dominio es más el de la macropolítica oEllas inscriben a los niños en la escuela y en los servi- de la política trasnacional, aquella que discute y de-cios de salud, consiguen las ayudas sociales y son las cide por el bien público más allá, y a pesar, de las fron-estrategas para solucionar problemas. Por ejemplo, teras comunitarias.Nancy Wence8 ha presentado el caso de mujeres que En Estados Unidos, los hombres de la comunidadpara inscribir a los niños en la escuela lo hacen sólo desarrollan tareas públicas distintas a las de las muje-con los apellidos de la madre, pues como el padre tiene res. Algunos miembros de SJM ayudaron a fundar, des-trabajo, poner su apellido implicaría pagar por el servi- de los años ochenta, varias organizaciones de mixtecoscio educativo de los hijos. y de paisanos en California (muchos de ellos habían A diferencia de los hombres, las mujeres ejercen adquirido una importante experiencia en San Quintín,tareas clave para la supervivencia de las familias, pero Baja California). La continuidad que han tenido estosque no son del mismo “alcance público” que las de aqué- espacios de participación de los mixtecos es resultadollos. Podría decirse que las labores de las mujeres son de la vinculación de los migrantes con el trabajo agrí-cotidianas y, al hacerlas todos los días, van acumulan- cola, con un mismo tipo de economía estructural.do conocimientos y experiencias que les permiten inter- Gracias al contacto con discursos y actividades deactuar con el sistema y la sociedad estadounidenses. derechos laborales y derechos humanos, los mixte-No obstante, aunque las mujeres son fundamenta- cos de SJM han ido estableciendo diversas experienciasles en el trabajo y en el logro de derechos sociales como organizativas. Hoy encontramos en California a muchoseducación, vivienda y salud, esto no se ha traducido paisanos que trabajan vinculados con organizacio-en una apertura a sus derechos políticos plenos. El nes de derechos humanos o preocupadas por la saludámbito público sigue siendo dominado por los hombres; en el trabajo, y con medios de comunicación de grana pesar de que se registran “avances” en la participación impacto entre la población mexicana e indígena en lasde las mujeres en las decisiones públicas y políticas de áreas de trabajo agrícola de Estados Unidos. Algunosla comunidad, aún no es posible considerar el estableci- de estos organismos han influido de forma notable enmiento de relaciones igualitarias entre mujeres y hom- los procesos de elección de autoridades en su localidadbres de la comunidad. de origen en Oaxaca. Las mujeres, por su intensa participación en estas En el 2002, en la cabecera municipal en Oaxaca,tareas, contribuyen a transformar esta ciudadanía so- ganó las elecciones un grupo apoyado fuertemente porcial en una ciudadanía más femenina que masculina. una organización binacional fundada en California.La conquista de servicios y la lucha por los mismos Desde entonces, ésta se ha desplazado a trabajar conestá siendo una esfera de dominio femenino en esta gran ahínco al municipio y ha desarrollado ahí una po-comunidad. Aunque la acción política de las mujeres lítica de alianzas con dos agencias municipales y conen estas luchas sociales y por tener acceso a los servi- barrios específicos de la cabecera municipal. Graciascios no tiene un reconocimiento público, su desempeño a esto, en enero de 2005 la organización volvió a ganares crucial para sostener a las comunidades trasnacio- el gobierno municipal por un periodo de tres años más.nales y a todas sus redes de apoyo y contacto. Empero, la lucha política por el municipio no estu- Por estas razones, puede considerarse a las mujeres vo exenta de complicaciones. La oposición al gobiernoagentes cruciales de la micropolítica local: en cada es- municipal se aglutinó en torno a una organización depacio donde se encuentran viviendo, en México o Estados nominación campesina, que se concentra en un barrioUnidos, en ellas recae gran parte del sostenimiento de central y tradicional de la cabecera municipal, y quelas redes comunitarias trasnacionales. Los hombres, dio una dura lucha por arrebatarle el poder municipalen cambio, a la vez que ejercen acciones en estos ni- a la organización de migrantes. En otro trabajo9 he mos-veles de micropolítica local, también trabajan y par- trado cómo la lucha por el poder en SJM se fue transfor-ticipan en las decisiones políticas de la comunidad, y mando en la principal arena de confrontación y en uncomo ciudadanos plenos pueden incidir sobre el curso espacio ideal para debatir concepciones de democraciade las acciones en la comunidad en Oaxaca. En este y comunidad, y para contender al respecto.8 Nancy Wence, “El papel de la educación en la construcción de la ciudadanía trasnacional”, Proyecto de Tesis de Licenciatura en Antropología Social, UAM, México, 2005.9 Yerko Castro Neira, “Los mixtecos y la reinvención de la tradición”, ponencia presentada en el Encuentro de Exclusión Social y Ciudadanía Trasnacional, organizado por la UAM-Iztapalapa, los días 7 y 8 de diciembre de 2004. En la UAM se prepara una publicación sobre exclusión y ciudadanía trasnacional que incluirá esta presentación, junto con otros artículos traba- jados durante el citado encuentro. 67
  9. 9. La mayoría invisible Como se explica en el citado trabajo, la contienda naba cierta “ideología armónica” –la conciliación guiadase estableció a partir de discursos acerca de los dere- por la sabiduría de los hombres mayores–, los cargoschos y de los procedimientos que correspondían o no se respetaban y cada comunidad era autónoma respec-a la esfera jurídica de los usos y costumbres. Además, to de las otras. En cierto sentido, este grupo apelabaestos discursos establecían ideas de democracia y de a un endurecimiento de las costumbres, a restablecerlegitimidad, al punto de marcar las diferentes visiones un sistema de cargos “tal como había sido en el pa-que se construyen sobre el pasado y el futuro de su so- sado” para apegarse a la autenticidad y originalidad deciedad en cada uno de los dos grupos en disputa. este sistema. Por el otro lado, al contrario, estaba el Entonces, ambos grupos forjaban ideas referentes grupo que proponía encontrar en la asamblea el grana la legitimidad y la democracia, a la participación y la lugar de la democracia, la fuente de la comunalidad,representación indígena. Algunas opiniones relativas en donde la inclusión de todos es condición necesariaal conflicto eran: para el orden social y la legitimidad de las acciones. Este grupo insistía, entonces, en la posibilidad de am- A mí no me parece bien que todo lo resuelva la asamblea. pliar los criterios de inclusión de estos sistemas de car- Qué ganamos con tener un síndico que se encargue de la gos y en diseñar un aparato político más ajustado a justicia en Mixtepec si al final todo lo va a resolver la asam- aquellos discursos de derechos y democracia aprendi- blea. Los usos y costumbres ya no se respetan aquí, no te- dos en la vida migrante. nemos justicia y cada uno hace lo que quiere [...] Éste es La democracia y la concepción de comunidad estu- un pueblo sin ley y eso es lo que quiere este presidente. vieron, y continúan estando, en juego en SJM. Durante Además se invita a todas las rancherías a participar, vie- el tiempo que han durado estos debates en la comuni- nen también los de Santa Cruz y los de Santa María que dad, las ideas de democracia y participación en los sis- todos saben que tienen fama de venir a imponer sus ideas. temas de cargos han sido las principales guías y preo- Ellos exigen cambios y resulta que nada aportan; para la cupaciones de los dos bandos. La democracia es un fiesta de San Juan nunca se hacen cargo de nada, sólo arte estratégico y vital en la comunidad y se construye piden y nunca dan (conversación con Germán, septiem- a partir de algo más que una comunidad de votantes. bre de 2004). La democracia en esta comunidad indígena, en última instancia, se funda en una comunidad de ciudadanos Antes no teníamos estas grandes asambleas: se hacían que están aprendiendo diariamente a ampliar y a con- pequeñas reuniones por barrios y comunidades donde de- frontar sus ciudadanías sociales para luego debatir signaban a sus hombres para el municipio. Cada barrio con esta ciudadanía política. designaba a sus cabecillas, pero sólo participaban los del A diferencia de SMA, la primera comunidad descrita, centro. Pocos querían ser presidentes, muchos huían al en SJM las mujeres participan en los procesos de elec- cargo. El secretario era prácticamente el jefe, puesto que ción de autoridades, e incluso la Regiduría de Hacienda, era el único que sabía leer. Se reelegía casi siempre. Aquí uno de los principales cargos electos en 2005, le co- en Mixtepec cuatro personas se aprovecharon de ese car- rrespondió a una joven mujer. go y obtuvieron tierras firmando papeles arreglados. Con En el caso que se presenta, la paradoja se establece este presidente de ahora esto cambió, ahora todos partici- en la relación entre ciudadanía y derechos en contextos pan, incluso de las rancherías más alejadas, todos tienen locales y globales. En cada una de las más de doscien- derecho. Y esto es lo que les molesta a los del PRI, por ellos tas localidades donde viven en la actualidad los miem- que todo se quede mejor como antes, donde unos pocos se bros de la comunidad de SJM,10 ellos contienden por de- encerraban a decidir por todos, en lo oscurito (entrevista rechos sociales que les permitan una vida mejor. Por con Salvador, agosto de 2004). ejemplo, según diversas etnografías, los mixtecos con- sideran los lugares de educación para sus hijos la prin- Por un lado se tenía al grupo de oposición que con- cipal razón para fijar la residencia en Estados Unidos.11sideraba indispensable volver al pasado, pero no a Adicionalmente, los mixtecos comparten en Méxicocualquier tiempo pasado, sino a aquel cuando predomi- y Estados Unidos la misma condición ciudadana: en10 Federico Besserer ha calculado que los habitantes de SJM están dispersos en al menos 231 localidades de México y Estados Unidos (Besserer, 2004: 35-47).11 Daniela Oliver, “Exclusión y bienestar en una comunidad trasnacional. El caso del acceso a la salud”, Proyecto de Tesis de Licenciatura en Antropología Social, UAM, México, 2005; y Nancy Wence, “El papel de la educación en la construcción de la ciudadanía trasnacional”, Proyecto de Tesis de Licenciatura en Antropología Social, UAM, México, 2005.68
  10. 10. Yerko Castro Neiraambos lugares viven con derechos sociales limitados, posos. Las mujeres son ahora la cara visible de un ho-bajo fórmulas de ciudadanía excluyente por parte de gar de hombres ausentes; súbitamente han tenido quelos Estados; sus ciudadanías son imperfectas, se trata desempeñar papeles en la vida pública, lo cual no es-de una lumpenciudadanía que los ubica, tanto en Mé- taba previsto unos años atrás.xico como en Estados Unidos, en los nichos de la con- Por estas cuestiones la ciudadanía aparece comotramodernidad (véase Santos, 2001: 11-83), en los seg- un proceso en contestación y construcción. La demo-mentos inferiores de clase y bajo los peores estigmas cracia ha ido modificando los criterios de exclusión yraciales. En el caso de los mixtecos en Estados Unidos, se ha tornado problemática a la hora de resolver asun-se suman al amplio contingente de tercer mundo in- tos comunitarios.terior, según el concepto de Balibar, tercer mundo que Sin embargo, la comunidad de SJM continúa en movi-día a día crece en los países más desarrollados del pla- miento. Una vez ganadas las elecciones, la organizaciónneta (véase Balibar, 2001: 35-60). de migrantes se ha dedicado a recuperar a los miembros Estas ciudadanías sociales se resuelven y desa- de la comunidad dispersos por Estados Unidos; pararrollan localmente. Una importante contradicción nos ello, dos jóvenes líderes de esta organización en Oaxacaindica que al mismo tiempo que esta ciudadanía es realizaron un viaje de exploración a ese país durantelocal, se trasnacionalizan las experiencias ciudadanas el primer semestre de 2005 y visitaron varias comuni-en cada lugar –por el hecho de transitar por muchos lu- dades de mixtecos de SJM con quienes sostuvierongares y por la misma condición de movilidad de los algunas reuniones; ahora el énfasis está puesto en lamixtecos– y, entonces, estas ciudadanías se transfor- costa este de Estados Unidos. Allí, entre Florida, Virgi-man en globales y locales. nia y las dos Carolinas, han estado intentando volver En relación con la ciudadanía política, desde un co- a conectar el aparato político municipal y la organiza-mienzo ésta aparece como una ciudadanía trasnacio- ción de migrantes con los paisanos de dichos estados.nal. Los mixtecos de SJM participan en la vida política La preocupación fundamental es ampliar las listas decomunitaria, inciden en los procesos comunitarios en ciudadanos de la comunidad y convocar a todos parael lugar de origen, ayudan a definir una agenda de de- articular acciones y trabajos de desarrollo posibles enrechos y participación política, todo esto y más, desde Oaxaca.cualquiera de las localidades donde se encuentren, en Los líderes buscan la participación y el apoyo con-México o en Estados Unidos. creto de los migrantes en proyectos de desarrollo para Ellos, como ciudadanos del pueblo, comparten esta la comunidad; pero tales proyectos conllevan cambioscomunidad política de múltiples centros de poder y de políticos y discursivos importantes. Por ejemplo, el tra-muchas experiencias políticas. A las comunidades po- bajo de Cristian Torres nos muestra cómo los paisanoslíticas más conocidas, como los estados y las ciudades, que viven en la costa este de Estados Unidos han apo-se suman ahora estas comunidades expandidas, tras- yado de manera constante la construcción de grandesnacionales, de migrantes que debaten por lo que pasa auditorios en la comunidad en Oaxaca,12 empresa queallá estando acá. se conecta con la búsqueda de espacios diferentes para En la historia social y política de esta comunidad se llevar a cabo los debates sobre democracia comunitaria.consigna la progresiva inclusión de diversos sectores Construir auditorios aparece, entonces, como una ac-que antes no participaban en la vida política. Primero ción política que busca encontrar en ellos el gran lugarfueron los miembros de barrios y rancherías que antes de la democracia comunal, expresado en la idea de lano intervenían, aquellos que no residían en el interior asamblea como expresión de pluralidad y participación.del sistema político de SJM. Luego, por los cambios de- El vínculo entre el aparato político formal en Oaxa-mográficos –la ausencia de hombres–, los jóvenes y las ca y sus contrapartes en Estados Unidos son los comi-mujeres comenzaron a cumplir cargos y a participar tés, relacionados la mayoría de las veces con derechosactivamente. Sin embargo, esto es diferenciado. Mien- sociales en Estados Unidos y con las políticas de desa-tras cada vez más los jóvenes han ido cumpliendo car- rrollo en la localidad de origen. Uno de los puntos cen-gos y realizando tareas asignadas por tradición a los trales que se tratan en estas organizaciones es la defi-hombres mayores, las mujeres, salvo contadas ocasio- nición de los ciudadanos y miembros de la comunidad.nes, han tenido más posibilidades de participación en Si consideramos a la ciudadanía como la facultad dela medida en que representan la ciudadanía de sus es- participar plenamente en todos los derechos de una12 Cristian Torres, “Migración y proyectos de desarrollo”, Proyecto de Tesis de Licenciatura en Antropología Social, UAM, Mé- xico, 2005. 69
  11. 11. La mayoría invisiblecomunidad,13 surgen varias preguntas asociadas con El presidente municipal accedió y decidieron en-esto último. ¿Cuáles deben ser los criterios para defi- contrarse en Tijuana para entregar y recibir el santo,nir a los participantes plenos de las preocupaciones junto con las imágenes de video. Todo ocurrió como sepúblicas? ¿Cómo deben ser las sanciones y las normas esperaba. Desde Tijuana los jóvenes cruzaron al santoal concretar esa participación plena? ¿Cómo se cons- a Estados Unidos, no sin antes cubrir los requisitos detruye el vínculo entre bien común y participación de tramitación legal para el paso de éste por la frontera.los ciudadanos? El presidente municipal y su comitiva no pudieron Estas preguntas se exponen y se debaten en una acompañarlo más allá de la frontera porque no teníanagenda de derechos que se presenta en esta comunidad papeles.y en el sistema de cargos trasnacionalizado; en ella se Los problemas surgieron cuando los viejos de ladiscute cómo resolver la pertenencia y la participación comunidad en Arvin y Lamont comenzaron a discutirde los miembros de la comunidad de acuerdo con la cuál era el sentido de traer a un santo que requeríagran variedad de experiencias posibles de encontrar: una mayordomía y, por lo tanto, un significativo gastopaisanos que no vuelven desde hace muchos años al lu- de recursos. ¿Dónde estaría el santo? Todo el mundogar de origen, miembros de la comunidad que no nacie- recordaba lo sucedido años atrás con el santo traído aron en Oaxaca y que nunca han visitado esa entidad, San Quintín, lugar donde se tuvo que instalar una ma-ciudadanos que viajan constantemente y que incluso yordomía entre los paisanos.lo hacen para participar en los procesos de definición Los jóvenes, luego de varias gestiones, lograron quede autoridades, y paisanos que quizá nunca volverán el santo fuera aceptado en la iglesia de Lamont.15 Ena su comunidad de origen. Arvin el cura es anglo y se oponía a recibir al santo en su En el caso de California las cosas no son muy dife- iglesia; pero el alcalde de la ciudad, un afroamerica-rentes. Allí los paisanos de SJM están muy pendientes no, intercedió para que el cura de Lamont aceptara alde los sucesos de su comunidad. Son cientos de ho- santo. Luego de estas negociaciones, mediadas por losras de video las que se envían a Estados Unidos luego factores de clase y raza aludidos, se llegó a un arreglode cada fiesta importante del pueblo, y la pequeña lo- que benefició a los mixtecos de SJM. Así, todos podríancalidad en Oaxaca cuenta con un centro de desarrollo ir a ver al santo y llevarle ofrendas. Además, mientrasconectado a la red y cinco cafés Internet –donde coti- el santo perteneciera simbólicamente a toda la comu-dianamente muchos jóvenes están escribiendo a sus nidad de SJM en Arvin y Lamont estaría protegido porfamiliares y amigos– así como con un sistema de tele- la Iglesia católica estadounidense que lo recibiera.fonía. De esta manera, no hay suceso relevante que no Este hecho nos muestra la manera en que se cons-se conozca en Estados Unidos, aun cuando ocurra en truye comunidad, a pesar de las distancias y los dife-una localidad de Oaxaca aparentemente aislada. rentes centros que ésta tenga. Balibar usa la expresión Los líderes de la comunidad en California están ciudadanos sin comunidad para referirse a la necesidadmuy preocupados por la situación que se vive en el ca- actual de cuestionar todos los conceptos asociados ebildo municipal y han seguido de cerca la elección de insistir en que las tradiciones, las memorias y todaslas autoridades. Como una actividad adicional, Oliver14 las representaciones que se construyen de esa comuni-ha reportado cómo algunos jóvenes de Arvin y Lamont dad de ciudadanos deben ser repensadas a la luz de lase organizaron para solicitar que les enviaran al santo diversidad y la fragmentación existentes (véase Balibar,patrono del pueblo, san Juan –que debía ir santifica- 2001: 97-130).do–, para que estuviera presente en la fiesta del 24 dejunio de 2005. Los migrantes hicieron esta petición alcabildo –que era el encargado del asunto– a comienzos Conclusiones: ciudadaníade ese año, y también solicitaron que se filmara la san- y democracia en debatetificación del santo en Oaxaca para que a los paisanosno les quedaran dudas de que éste realmente viajó Los casos descritos nos hablan de procesos de constan-para estar con ellos. te cambio legal y político. La migración de indígenas a13 Para Balibar, la ciudadanía es entendida como la “participación activa de los individuos en la vida pública (desde el ejercicio del sufragio universal hasta la gestión colectiva de los conflictos con miras a crear o recrear el consenso” (Balibar, 2001: 98).14 Daniela Oliver, “Exclusión y bienestar en una comunidad trasnacional. El caso del acceso a la salud”, Proyecto de Tesis de Licenciatura en Antropología Social, UAM, México, 2005.15 En Kern, condado al cual pertenecen Arvin y Lamont, 90% de la población es de origen mexicano, 9% de origen anglosajón y el resto afroamericano.70
  12. 12. Yerko Castro NeiraEstados Unidos muestra un nuevo encuentro colonial, globalización legal. La migración puede ser un potentemás sofisticado, pero no menos violento. Similar al en- informador acerca de la manera en que se crean res-cuentro de Europa con el “nuevo mundo”, ahora es- puestas comunitarias a la globalización legal desde latamos ante un nuevo contacto colonial. Los mixtecos subalternidad de los sujetos que son afectados y quey muchos otros pueblos indígenas del continente están afectan la formulación de discursos globales y localesllenando espacios en ciudades y campos en Estados de democracia y derechos.Unidos, lo cual está provocando transformaciones tras- En las comunidades de migrantes indígenas sorpren-cendentes que obligan a la antropología a adoptar una den los procesos paralelos de fragmentación vital queactitud de vigilancia permanente. experimentan las personas y, al mismo tiempo, sus in- Las fidelidades comunitarias y las definiciones de tentos por impulsar la unificación de los procesos co-comunidad están en debate. Algunos autores ven en munitarios. La democracia, en este sentido, emergeestos antecedentes indicios de un cambio de época y como un concepto problemático que marcha a contraco-de paradigmas fundamentales. “El régimen general de rriente de la fragmentación y el quiebre de la comuni-valores no parece poder resistir la creciente fragmen- dad. El ideal de comunidad se expresa en una intensatación de la sociedad dividida en múltiples apartheids, vida pública, en la densidad e intensidad de la vida pú-y polarizado en torno a ejes económicos, sociales, polí- blica comunitaria; así se construye la respublica (cosaticos y culturales” (Santos, 2001: 12). pública) de ciudadanos o miembros plenos de la comu- Un aspecto de estas transformaciones se relaciona nidad (véase Balibar, 2001: 97-130).justamente con el vínculo entre ciudadanía y comu- Las identidades se presentan, entonces, como el re-nidad. La ciudadanía es un concepto crítico, que alude sultado de la agencia de los individuos, de los marcosa fidelidades y solidaridades comunitarias que se mo- o normas impuestas en la colectividad, y de los pro-difican con el tiempo y con el contacto; da cuenta de cesos estructurales donde se insertan los migrantes.regímenes de valores y de sus cambios; es social y po- La sociedad estadounidense y la economía capitalistalítico al mismo tiempo. La ciudadanía social y política donde se involucran los migrantes los convierte en ob-se refiere a constelaciones de derechos que pueden ser jetos clasificables, se les etnifica y se les ubica en unaejercidos plenamente por los miembros de una comuni- categoría específica. Así, el cuerpo de los migrantes sedad política de individuos. convierte en la materia de clasificación y valoración. Los derechos son indivisibles entre sí. No es posible Mediante el trabajo en Estados Unidos y de su cuerpoconsiderarlos de manera aislada unos de otros, sino clasificado, o la imagen que se construye de él, se ge-que es preciso hacerlo de una forma integral, ir más allá neran los mecanismos sociales de rechazo o identifi-de ellos según su evolución –los de primera, segunda cación con los migrantes indígenas.y tercera generación–. Tampoco se puede pretender suuniversalidad. Los casos aquí descritos muestran quelos derechos son a la vez sociales y políticos, que tie-nen dimensiones locales y globales en su discurso y ensu práctica, y que son colectivos e individuales. Asimismo ilustran la idea de que, en cuanto a losmigrantes, la ciudadanía se expresa en diversas formasy en diferentes lugares, y, por tanto, se debe atenderal carácter multisituado de la misma, a una ciudadaníaque se construye más allá de los Estados nacionalesy fuera de los pequeños límites de la comunidad rural. Además, las experiencias de los mixtecos nos indicanque, mientras la ciudadanía social es un campo de do-minio femenino, la ciudadanía política es masculina.Una paradoja complementaria a las señaladas revelaque aunque la ciudadanía política se sostiene a partirde esa ciudadanía social, y por tanto del dominio feme-nino, la mayoría de las veces el discurso comunitariose basa en la solidaridad entre hombres, invisibilizandoa las mujeres. Por otra parte, los casos descritos ayudan a pensarcómo la migración se vincula con los fenómenos de 71
  13. 13. La mayoría invisible Por su parte, éstos responden de muchas formas ASAKURA, HIROKO 2005 “Cambios y continuidades: el empoderamientocreativas. En Estados Unidos, colectivizan las preo- de las mujeres mixtecas en la sexualidad y lacupaciones o problemas individuales: por ejemplo, se maternidad en el contexto migratorio transna-organizan en el barrio o con sus parientes con el fin de cional”, tesis de doctorado en Antropología So- cial, Centro de Investigaciones y Estudios Su-comprar una casa para una familia de paisanos. En periores en Antropología Social, México.Oaxaca, refuerzan la competencia por el aparato políti- BALIBAR, ÉTIENNEco y problematizan el sistema de cargos local. 2001 Nosotros, ¿ciudadanos de Europa? Las fronte- ras, el Estado, el pueblo, Tecnos, Madrid. El futuro de las comunidades no es muy claro. Ima- BESSERER, FEDERICOginamos que lo trasnacional puede ser una oportunidad 2004 Topografías transnacionales, Plaza y Valdésde progresión para la ciudadanía y la democracia. Al Editores, México, pp. 35-47. CANCIAN, FRANKmenos hasta este momento, las comunidades han 1976 Economía y prestigio en una comunidad maya,sido capaces de buscar alternativas a la situación. No INI, México.obstante, sería del todo injusto dejar en sus manos CARRASCO, PEDRO 1976 “La jerarquía cívico-religiosa de las comunida-la supervivencia comunitaria, siendo que el Estado y la des mesoamericanas: antecedentes prehispá-sociedad también deberían contribuir a ella. Hay sufi- nicos y desarrollo colonial”, en Estudios de Cul-ciente presión sobre el sistema político comunitario tura Náhuatl, vol. XII, UNAM, pp. 7-32. COLLIER, JANE, BILL MOURER Y LILIANA SUÁREZ-NAVAZcomo para seguir celebrando su existencia cuando es 1995 “Sanctioned Identities: Legal constructions ofútil, y negándola o haciéndola invisible cuando inco- modern personhood”, en Identities Global Stu-moda. dies in Culture and Power, vol. 2, núms. 1-2, septiembre, pp. 1-22. Hay una gran paradoja en esta invisibilización coti- FITZPATRICK, PETERdiana de los migrantes indígenas, precisamente porque 1990 “Custom as Imperialism”, en J. Abun-Nasr, U.se hacen visibles con acciones concretas todos los días Spellenberg y U. Wanitzek (eds.), Law, society, and national identities in Africa, Helmut Buskey su presencia marcha sobre la dura superficie de sus Verlag, Hamburgo, pp. 15-30.experiencias vitales. Esta historia nos enseña que la HERNÁNDEZ, LUISdemocracia en las comunidades de Oaxaca puede sa- 1997 “Oaxaca: emergencia étnica y recomposición política”, en El Cotidiano, núm. 82, marzo-abril,lir fortalecida con la participación de la mayoría invi- pp. 75-86.sible de sus miembros, mayoría que, más que nunca, NASH, MANNINGes visible dentro de los límites de la comunidad ex- 1958 “Political relations in Guatemala”, en Social and Economic Studies, núm. 7, pp. 65-75.tendida. SANTOS, BOAVENTURA DE SOUSA 2001 El caleidoscopio de las justicias en Colombia, Siglo del Hombre Editores/Universidad de los Andes, Bogotá.Bibliografía VELÁSQUEZ, MARÍA CRISTINA 2000 Las elecciones por usos y costumbres en Oaxaca,AGUIRRE BELTRÁN, GONZALO Instituto Estatal Electoral de Oaxaca, Oaxaca. 1973 Regiones de refugio. El desarrollo de la comuni- WOLF, ERIC dad y el proceso dominical en mestizo América, 1957 “Closed Corporate Peasant Communities in Instituto Nacional Indigenista (INI), México. Mesoamerica and Java”, en Southwestern Jour-ANAYA, ALEJANDRO nal of Anthropology, núm. 13, pp. 1-18. 2005 “The emergence and development of the politics YOUNG, IRIS MARION of recognition of cultural diversity and indige- 1998 “Polity and Group Difference: A Critique of the nous peoples’ rights in Mexico: Chiapas and Oa- Ideal of Universal Citizenship”, en Gerson Sha- xaca in comparative perspective” [bajo revisión fir (ed.), The Citizenship Debates, University of en Journal of Latin American Studies]. Minnesota Press, pp. 250-274.72

×