Your SlideShare is downloading. ×
Que Es La Web 2 0
Que Es La Web 2 0
Que Es La Web 2 0
Que Es La Web 2 0
Que Es La Web 2 0
Que Es La Web 2 0
Que Es La Web 2 0
Que Es La Web 2 0
Que Es La Web 2 0
Que Es La Web 2 0
Que Es La Web 2 0
Que Es La Web 2 0
Que Es La Web 2 0
Que Es La Web 2 0
Que Es La Web 2 0
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Que Es La Web 2 0

2,064

Published on

Whitepaper que trata a profundidad la definición de este omnipresente término de la actualidad

Whitepaper que trata a profundidad la definición de este omnipresente término de la actualidad

Published in: Technology
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
2,064
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
67
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. ¿Qué es la web 2.0? por Juan David Correa Esta obra está licenciada bajo una Licencia Atribución-No Comercial-Compartir Obras Derivadas Igual 2.5 Colombia de Creative Commons. Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/2.5/co/ o envíenos una carta a Creative Commons, 171 Second Street, Suite 300, San Francisco, California, 94105, USA.
  • 2. Qué es la web 2.0 Una introducción para los detractores del término Para muchos amantes de los términos de moda, o personas tremendamente informadas en lo que a tecnología web se refiere, el título de este artículo resultará “atrasado”, “retrógrado”, “pasado de moda” (la otra realidad es que sigue habiendo en el mundo millones de personas que ni siquiera saben lo que es “Microsoft”). Esta afirmación, quizás inapropiada para generar expectativa con respecto a este contenido –ya que “atrasado”, “retrógrado” y “pasado de moda” son calificativos poco atractivos en estos vertiginosos tiempos–, la realizo con mucho conocimiento de causa, como parte de un reto para quienes ya consideran antigua –y quizás por ello carente de importancia– la temática que pretendo traer a colación. 2
  • 3. Qué es la web 2.0 Debido al empeño puesto en esta humilde pieza de investigación, encontrándome en las profundidades conceptuales de tan polémico término (web 2.0), tratando de capturar su esquiva esencia –con la lectura y relectura de innumerables artículos– he encontrado exacerbadas críticas (paradójicamente gracias a mecanismos propios de la “Web 2.0”) contra los que persistimos en seguir escribiendo al respecto. Aunque me aparto radicalmente del concepto de “descubrimiento” que puede motivar los planteamientos propios de este tipo de disentimiento (dentro de mis frases preferidas está la de Proust que plantea: “El verdadero viaje del descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener ojos nuevos”), considero sumamente útiles dichas posturas, que desenmascaran un fallo fundamental en la acepción original planteada por O´Reilly, y la subsiguiente carrera por acuñar “el término de vanguardia”. La utilización de la nomenclatura 1.0, 2.0, 3.0, 4.0 (¡ya existe!), 5.0 (¡ya vendrá!), puede resultar engañosa. En particular, cuando encontré en la maraña de artículos sobre la Web 2.0, el para mi enteramente novedoso término “Web 3.0” –precisamente como parte de una crítica a quien escribía sobre la “antigua materia”– no me quedó otro camino que empezar a consultar, con cierto desasosiego, las definiciones de este nuevo vocablo, que implicaba un inexorable conjunto de incómodos calificativos (“atrasado”, “retrógrado”, “pasado de moda”) para el fruto de mis esfuerzos investigativos. Afortunadamente pude darme cuenta que en realidad “Web 3.0” es un concepto que conocía mucho antes de poder siquiera experimentar el de “Web 2.0”, y que puedo afirmar se sitúa en un campo muy diferente (pero relacionado; tocará escribir próximamente un artículo al respecto). Si hablamos de “Web Semántica (ahora llamada 3.0)”, y de “Web Social (o Web 2.0)”, podremos plantear de manera muy precisa que estos fenómenos se deben entender y estudiar por separado y no necesariamente, el uno (3.0 y superiores), debe ser considerado como de mayor estatus que el otro (2.0 e inferiores), o la evolución que condene al otro al ostracismo intelectual. Por eso propongo que otorguemos a los numeritos “1.0 y subsiguientes” un valor meramente romántico y anecdótico, y no uno que nos desvíe de la verdadera importancia de los conceptos que tratan de representar. 3
  • 4. Qué es la web 2.0 Invito pues a los detractores del término, a comprobar con la lectura de este artículo, si el vocablo “Web 2.0” en verdad está mandado a recoger, o puede seguir representando riqueza para quienes nos acercamos a él con “ojos nuevos” y espíritu profundo. Entrando en materia Como dirían los académicos reunidos en el XIII Congreso de Academias de la Lengua Española, el género literario de la “Definición” es uno de los más exigentes, razón por la cual la tarea que me he impuesto ha resultado más difícil de lo que me imaginaba. La dificultad para definir este término, tan ampliamente utilizado en los últimos tiempos, pero también tan controversial (hay quienes afirman que la Web 2.0 ha muerto, o por lo menos la utilización del término se hace ya molesta en los más altos círculos de Silicon Valley… ¿realidad?, ¡no! más bien esnobismo), reside en su amplio espectro (todos los días se escribe algo sobre este tópico), y quizás también en la riqueza del brillante trabajo de O’Reilly Media, Inc. que lo acuñó y desarrolló originalmente: al estudiarlo detenidamente sólo cabe preguntarse ¿hay algo más que decir al respecto? Luego de leer y releer aquellas acepciones primigenias, considero que un trabajo interesante sobre este aspecto, puede ser aquel que desentrañe una definición concreta entre tal cúmulo de información relacionada, y quizás recorriendo este camino se encuentren cosas nuevas por aportar. ¡Manos a la obra! Un poco de historia El término fue acuñado como fruto de una legendaria tormenta de ideas entre O’Reilly y MediaLive International por Dale Dougherty, que posteriormente desencadenó en la primera conferencia sobre la Web 2.0, llevada a cabo en Octubre del 2004. En septiembre de 2005 Tim O´Reilly publicó su artículo “What Is Web 2.0” (Qué es la web 2.0), que expone de manera amplia las principales características de esta nueva “entidad”, a partir 4
  • 5. Qué es la web 2.0 de estudios comparativos de empresas o iniciativas tradicionales de la web (catalogadas en el mismo artículo como pertenecientes a la Web 1.0) en contraposición con nuevas iniciativas, que en las mismas áreas, enarbolaban conceptos novedosos en su expresión real. A partir de este primer acercamiento se ha escrito mucho al respecto, y se han tratado de aportar definiciones que clarifiquen el concepto. A continuación traeré algunas que nos mostrarán cierta difusión conceptual: 1. La Web 2.0 es la representación de la evolución de las aplicaciones tradicionales hacia aplicaciones web enfocadas al usuario final. La Web 2.0 es una actitud y no precisamente una tecnología (Christian Van Der Henst S.). 2. Web 2.0 se refiere a la transición percibida en Internet desde las webs tradicionales a aplicaciones web destinadas a usuarios. Los propulsores de este pensamiento esperan que los servicios de la Web 2.0 sustituyan a las aplicaciones de escritorio en muchos usos.(…) El uso de la web (2.0) está orientado a la interacción y redes sociales, que pueden servir contenido que explota los efectos de las redes creando o no webs interactivas y visuales. Es decir, los sitios Web 2.0 actúan más como puntos de encuentro, o webs dependientes de usuarios, que como webs tradicionales (Wikipedia-ES). 3. Web 2.0 es un término que comúnmente se aplica a la actual transición percibida en la “World Wide Web”, de una colección de sitios web, a una plataforma computacional completamente desarrollada que sirve aplicaciones web a los usuarios finales. Últimamente los servicios Web 2.0 están llamados a reemplazar las aplicaciones de computación de escritorio en muchos propósitos (Wikipedia-EN). 4. La Web 2.0 se refiere a una segunda generación percibida de comunidades y servicios basados en la web, como sitios de redes sociales, wikis, y folksonomías (folksonomies) que facilitan la colaboración y la interacción entre usuarios (Wikipedia-EN). 5
  • 6. Qué es la web 2.0 5. Web 2.0 es como el porno. No podría definirlo, pero lo reconozco en cuanto lo veo (Tecnorante). 6. Web 2.0: Una función no es una empresa (www.uberbin.net). 7. La Web 2.0 es una revolución de negocios en la industria de la computación, causada por el movimiento hacia la Internet como plataforma, y un intento para entender las reglas del éxito en esa nueva plataforma (Tim O’Reilly) 8. La web 2.0 es el sueño que se ha estado fraguando progresivamente y sin hacer demasiado ruido en las cocinas de la industria de internet durante los últimos dos años. Una profunda reinvención de las estrategias y las arquitecturas sobre las que se implementan los servicios online que promete sentar los cimientos de la web de la próxima década (José Luis de Vicente: Inteligencia Colectiva en la Web 2.0, 2005) Para exponer mejor esta difusión conceptual, trataré de ir a la esencia de cada definición para ilustrar mejor la disparidad de conceptos: • Primera definición: La Web 2.0 es una representación de un proceso (evolución). • Primera definición: La Web 2.0 es una actitud. • Primera definición: La Web 2.0 no es una tecnología. • Segunda definición: La Web 2.0 es una transición. • Segunda definición: La Web 2.0 es una tipología de sitios web (orientados a los usuarios). • Segunda definición: La Web 2.0 es un pensamiento (o una corriente de pensamiento). • Tercera definición: La Web 2.0 es una transición. • Tercera definición: La Web 2.0 es una plataforma computacional (completamente desarrollada). • Tercera definición: La Web 2.0 es una serie de servicios. • Cuarta definición: La Web 2.0 es una segunda generación de comunidades y servicios. 6
  • 7. Qué es la web 2.0 • Quinta definición: La Web 2.0 es algo que no se puede definir, pero si reconocer. • Sexta definición: La Web 2.0 es una función. • Sexta definición: La Web 2.0 no es una empresa. • Séptima definición: La Web 2.0 es una revolución de negocios. • Séptima definición: La Web 2.0 es un intento para entender las reglas del éxito, en un nuevo ámbito. • Octava definición: La Web 2.0 es un sueño. • Octava definición: La Web 2.0 es una profunda reinvención de estrategias y arquitecturas. • Octava definición: La Web 2.0 es el cimiento de la próxima década en la web. Con este sencillo ejercicio se puede percibir de manera clara, que no existe concordancia o aproximación conceptual entre las diversas acepciones (encontramos otras tantas que se ubican en el contínuum que va desde “palabra de moda”, hasta “paradigma”), y quizás los elementos más recurrentes en estas definiciones son los de: “evolución”, “transición”, “conjunto”. Este ejercicio denota también un problema claro: la Web 2.0 es concebida como una gran cantidad de cosas, que aportan complejidad al concepto y dificultad para enmarcarlo en algo concreto. Una de las definiciones de Web 2.0 que a primera vista me gustó más (por lo menos en lo que respecta a la primera parte de su enunciado), es una planteada, quizás de manera poco vistosa en el artículo precursor de Tim O’Reilly, que establece que: “Usted puede visualizar Web 2.0 como un sistema de principios y prácticas (hasta este punto mi gusto) que conforman un verdadero sistema solar de sitios que muestran algunos o todos esos principios, a una distancia variable de ese núcleo”. 7
  • 8. Qué es la web 2.0 Esta interesante definición se aleja considerablemente de las siete anteriores, y otorga una connotación más elevada al concepto: su carácter sistémico y su cimiento filosófico. De todas maneras, no me doy por vencido en tratar de descubrir una expresión que enmarque mejor lo que realmente es la Web 2.0. En esta búsqueda me encontré con un concepto “filosófico”, al que me acerqué para tratar de expresar algo etéreo – difícil de definir – pero que representó, una vez profundicé en el mismo (y en sus connotaciones filosóficas), mucha más riqueza descriptiva para capturar la esencia de lo que intento aprehender; dicho concepto es el de: “Entelequia” que significa un fin realizado y también un principio activo que convierte la posibilidad en realidad. Los diferentes matices del concepto “Entelequia”, describen muy bien lo que es la Web 2.0: una realidad y un principio (o sistema de principios) activo que está materializando muchas posibilidades y cambios. En este punto es conveniente profundizar en la esencia del “principio” o “principios” que son parte constitutiva de este concepto. Cuando emprendí esta tarea transité inspirado por los recovecos del profundo (y arriba citado) artículo de Tim O’Reilly, cuya maestría se ve cristalizada en la agudez para revelar un conjunto significativo de principios y prácticas de manera clara y extensa. Poco a poco, al leer y releer “What is Web 2.0”, al discutir su contenido con allegados y amigos, al adentrarme y profundizar en diferentes matices, conceptos y vertientes, y al escribir y reescribir este artículo, puedo afirmar que la obra de O´Reilly fue una especie de faro, que inesperadamente me llevó a proponer énfasis diferentes, y a tomar vías alternativas a las que originariamente se sustentaron para tratar de esclarecer los fundamentos que encierran, desencadenan y constituyen la Web 2.0. 8
  • 9. Qué es la web 2.0 1. Arquitectura centrada en el usuario El enunciado original de Tim O´Reilly que me llevó a explorar este principio es, palabras más palabras menos: “La Web 2.0 implementa experiencias enriquecedoras del usuario”. Esta manera abordar un principio para nuestra “entelequia”, a la larga me pareció limitada en su intensión de expresar la riqueza que puede alojar. El término “Arquitectura orientada al usuario”, en mi concepto representa mejor una verdadera filosofía de trabajo que le ha permitido a las empresas catalogadas como “grandes exponentes de la Web 2.0”, lograr éxito en la implementación de nuevos modelos de negocio, o en nuevas maneras de realizar las cosas. Temas como: usabilidad, amigabilidad, arquitectura de la información, facilidades de búsqueda y consulta, “Don´t make me think” (no me hagan pensar), han estado presentes desde hace largo tiempo en el discurso de quienes propugnan por una “red accesible a todos”. Esta línea de tendencia, ha visto potenciada su consolidación, en iniciativas que le otorgan al usuario final un sitial de honor en el desarrollo y establecimiento de los proyectos virtuales. La “hegemonía del usuario” sustenta varias de las estrategias implementadas para cristalizar iniciativas 2.0, entre las que se destacan: la cola larga (“the long tail”: expresión que denota la importancia de los sitios pequeños en el gran contexto de la web), las comunidades de desarrollo, los modelos de desarrollo ligeros y abiertos, la folksonomía (manera libre y abierta de etiquetar el contenido), la sindicación (modelos descentralizados de producción de contenido), el software libre, la flexibilidad en los derechos intelectuales, Creative Commons, etc, etc, etc. En todas estas estrategias, los usuarios individuales (despojados de la connotación de masa informe) aportan continuamente valor, y han desencadenado procesos complejos de interconexión, que a su vez, generan mayor valor. Este verdadero principio transformador, se cristaliza en innumerables círculos virtuosos, potenciados por usuarios cada vez más valiosos e importantes en el contexto general de la web, que han logrado esta posición, en parte porque su interacción en el entorno virtual, se ha tornado más sencilla y a su vez mucho más enriquecedora. 9
  • 10. Qué es la web 2.0 Como veremos más adelante, este principio se conjuga con otros, para generar dinámicas poderosas. 2. La web como verdadero entorno de interacción social Hay quienes también le han dado el sinónimo de “Web Social” a la “Web 2.0”, captando de manera precisa una extensa fenomenología que rodea al concepto y que ha desencadenado vigorosos procesos de interacción social. Un nuevo individuo, altamente valioso, provisto de simples herramientas de interacción, ha volcado sus anhelos sociales (altruistas y egoístas) en nuevo entorno virtual. La comunicación se ha virtualizado (se podría decir que antes también, pero bajo el modelo preponderante de broadcast, donde el individuo es un simple espectador) en ambas vías, el conocimiento se ha virtualizado, la inteligencia se ha virtualizado, el propio ser se ha virtualizado (los “alter egos” virtuales y/o “avatares” son prolijos en nuestra época) y como consecuencia de todo lo anterior, la misma interacción social se ha virtualizado. Esta dimensión de la web como plataforma, se aleja vistosamente de la connotación, algo redundante (y tal vez vaga en su desarrollo), que le dio originalmente O´Reilly, ya que se aparta por completo del concepto “tecnológico” que podrá causar todo tipo de controversias (la “Web 1.0” también utiliza a la “Web” como plataforma), y se sitúa en un terreno nuevo y apasionante. Apasionante para quienes lo estudiamos, y también para quienes lo vivimos. Por primera vez en la historia se crea todo un ámbito, una plataforma social, donde los sueños comunitarios se cristalizan de manera inusitada: Un individuo poderoso, es el ladrillo fundamental de esta construcción; la capacidad y calidad de expresión se ha visto como nunca aumentada (en la actualidad hay más escritores activos, que los que hubo desde los inicios de los tiempos), los antiguos poderes –en especial el cuarto– se están viendo socavados por el poder de la gente, por la democratización real de las visiones y expresiones del mundo (ejemplo contundente: “la Blogosfera”), la cooperación y la colaboración abundan por doquier (ejemplo contundente: “la Wikipedia”), la “Vox Pópuli” es ahora real. 10
  • 11. Qué es la web 2.0 Este ámbito, donde se están volcando y cristalizando una serie de anhelos individuales y colectivos, es el verdadero fenómeno, el verdadero principio activo, la verdadera plataforma. 2. Construcción de la inteligencia colectiva Una de las más bellas metáforas que propone el artículo precursor de O´Reilly, es aquella que hace un paralelo entre los fenómenos de interconexión que se observan en la actualidad, con el proceso biológico de Sinapsis, fundamento básico de la inteligencia humana. Este principio, donde sensores y procesadores se unen a través de conexiones múltiples y espontáneas, sustenta la maravilla del cerebro humano, y ha sido transportado con relativo éxito a campos como el de la electrónica y las redes, para confeccionar importantes desarrollos en nuestra era (para profundizar más leer: “Informe sobre redes neuronales”). Lo que acabo de hacer en las líneas anteriores, es la expresión “ciberespacial” del concepto de sinapsis: el hipervinculado. Yo, en este paralelo puedo ser entendido como el “sensor” que ausculta la realidad circundante (buscando artículos que sustentan mis disertaciones). A través de un mecanismo de hipervinculación, estoy tendiendo “axones” a otras entidades constitutivas del sistema: “los posibles lectores”, que inmersos en la interacción, podrán convertirse en nuevos procesadores, censores y conectores. La maravilla del proceso que acabo de describir, es que está siendo construido en una escala de connotaciones épicas, y los elementos que intervienen en el mismo, son inteligencias, no neuronas, que malean, complementan, inteconexionan, comentan, etiquetan, rankean, discuten, distribuyen, sindican –y quien sabe que cúmulo de cosas más– el fluido vital de este macro organismo, que crece y se enriquece a cada segundo. Este fenómeno constructivo, se ha visto apoyado por corrientes predominantes del conocimiento alrededor de los procesos de enseñanza, aprendizaje. Precisamente la corriente llamada “constructivista” promueve el 11
  • 12. Qué es la web 2.0 acercamiento al conocimiento a partir de una dinámica edificación colectiva, en donde cada individuo juega un papel fundamental (vuelve y juega) en las maneras de acercarse al mundo y sus saberes. No en vano se ha llamado a la web 2.0: “la web colaborativa”. Esta monumental obra, que se ha cimentado de manera espontánea, natural, casi orgánica, se constituye en uno de los fenómenos y principios determinantes que sustentan el surgimiento de la Web 2.0. 3. La riqueza está en los datos Este principio, presente también en la obra de O´Reilly bajo el título “LOS DATOS SON EL SIGUIENTE INTEL INSIDE” plantea que “El SQL es el nuevo HTML ”; esta alegoría es un intento claro para formular la gran importancia que encierran los datos en las iniciativas Web 2.0. Aunque el presente concepto rondó bastante mi cabeza antes de ser incluido en esta colección de principios, la tesis que finalmente me indujo a hacerlo, es aquella en la que planteo: “éste es el principal principio motor del lucro en las iniciativas empresariales que se pueden catalogar como 2.0”. La maestría de los adalides empresariales de esta tendencia, se centra en su poder para construir, mantener y potenciar enormes repositorios de datos, y posteriormente extractar de ellos verdadera riqueza, como quien perfora un pozo petrolífero. Por esta razón los modelos de negocio propios de iniciativas 2.0, a ojos del desprevenido espectador pueden resultar etéreos e inexistentes, pero subyacen en el sustrato, invisibles a quienes no poseen “la maquinaria especializada de exploración y extracción”. El principal fenómeno que debe estudiar para entender este principio, es el de Google, indiscutido rey empresarial de iniciativas 2.0 (a manera de ejemplo mencionaré algunas que lidera en la actualidad: Blogger, Blog 12
  • 13. Qué es la web 2.0 Search, Books, Calendar, Coop, Docs and Spreadsheets, Earth, GMail, Hello, Maps, Local,Notebook, Orkut, Personalize d Home, Reader, YouTube). La compañía californiana, que precisamente cuando se escribía este artículo, comenzó a ostentar el título de tener la marca más valiosa del mundo, centra su enorme poder económico y de negocio en su inmensa capacidad de captar, procesar y valorizar datos, para convertirse –en primera instancia– en el motor de búsqueda número uno del mundo (pocos estarán en desacuerdo que gran parte de este logro se debe a su arquitectura orientada al usuario), y posteriormente –con dicho sustento– en el monarca de la publicidad online, indiscutible motor económico de su meteórico asenso. Algunos futurólogos aseguran, que la mayor expresión de este poder económico, se logrará cuando el gigante de las búsquedas, gracias a la maestría en el manejo de los datos producto de la interacción cotidiana con sus múltiples plataformas, nos otorgue de manera transparente, natural, poco intrusiva, información de todo aquello que nos interesa y que constituye nuestros “objetos del deseo”, logrando de esta manera el santo grial de los publicistas y profesionales del marketing, “dar en la diana eternamente”. Si Google logra este, para muchos “maquiavélico plan”, reinará en el mundo de la publicidad, con un poder casi inimaginable, asegurando la permanencia de su gran cúmulo de iniciativas 2.0. Sin duda esta empresa ha jugado un papel fundamental para “aquello que intentamos definir”, como inspirador, motor, referenciador, competidor de gran número de iniciativas, y de alguna manera esto se debe a este principio, que sin duda fue el precursor de la compañía cuando los dos estudiantes dedoctorado en Ciencias de la Computación de la Universidad de Stanford, Larry Page y Sergey Brin, ideaban algoritmos para la búsqueda de datos, que a la postre desencadenaron en “PageRank”, verdadero “core” tecnológico del ahora gigante empresarial. 13
  • 14. Qué es la web 2.0 ¿Y los demás postulados qué? Para los conocedores del aquí llamado artículo precursor de O´Reilly “What is web 2.0” esta puede ser una pregunta válida a estas alturas. En honor a la gran riqueza que le confiero a esa importante pieza de conocimiento, debo puntualizar que los demás enunciados, cuya esencia no ha sido desarrollada en este intento definitorio, a saber: “El fin del ciclo de las actualizaciones de versiones del software”, “Modelos de Programación Ligeros”, “El software no limitado a un solo dispositivo”, no revisten para mí, la importancia necesaria como para incorporarlos a este ejercicio conceptual, bien sea porque los catalogo como: estrategias de implementación de los principios antes mencionados (y por tanto no tan importantes para la línea conceptual que he desarrollado), o simples características no lo suficientemente transversales, como para ser parte constitutiva de una definición. La polémica está servida y bienvenida sea. Y para concluir mi humilde definición Después de transitar por semanas en los intrincados pasajes de la exigente labor de dar a luz una definición, llegó la hora de la síntesis, alquimia suprema de este tipo de empeño. He aquí mi humilde intento: “La Web 2.0, conocida también como web social, o web colaborativa, es una entelequia constituida por una sistema de principios activos (arquitectura centrada en el usuario, la web como verdadero entorno de interacción social, la construcción de la inteligencia colectiva, la riqueza está en los datos) que se conjugan entre sí de manera sinérgica, dando lugar a una serie de estrategias de implementación, e iniciativas empresariales e interactivas, que desencadenaron una verdadera percepción de evolución, progreso y renovación de su entorno vital: la World Wide Web”. 14
  • 15. Acerca de Knowledge Factory Knowledge Factory Es una iniciativa de Mobix Consulting, Impacta y Nodrizza Network, para construir y compartir conocimientos tecnológicos útiles para las personas y los individuos en el contexto actual- Promotores: Mobix Consulting: http://web.mobixconsulting.com Impacta: http://www.impactaweb.com Nodrizza Network: http://www.nodrizza.com El autor: Juan David Correa Toro: http://www.linkedin.com/in/juandavidcorrea Contáctenos info@knowledgefactory.ws www.knowledgefactory.ws Daniel Cárdenas Promotor del Proyecto Celular: (+57) 310 3097222 Juan David Correa Promotor del proyecto Celular: (+57) 311 3581682

×