• Like
  • Save
Religiones protestantes (4)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Religiones protestantes (4)

on

  • 14,514 views

 

Statistics

Views

Total Views
14,514
Views on SlideShare
14,512
Embed Views
2

Actions

Likes
0
Downloads
38
Comments
0

1 Embed 2

http://cms.mimundotic.webnode.es 2

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Religiones protestantes (4) Religiones protestantes (4) Presentation Transcript

    • RELIGIONES
      PROTESTANTES
      Jesica Ortiz castaño
      Yesica Ortiz cano
      Melissa Villada
      Juan pablo berruecos
      María Camila González
      9-1
      Religión
    • ¿Quienes son los protestantes? 
      Los protestantes se separaron de la Iglesia católica en el siglo XVI. La ruptura incluyó bastantes diferencias doctrinales y prácticas. Por ejemplo, la mayoría de estas Iglesias sólo aceptan dos sacramentos: Bautismo y Cena (Eucaristía con importantes variaciones).
      El protestantismo, que hoy reúne a unos 200 millones de creyentes, comenzó como un movimiento de agrupaciones cristianas que preconizaban la autoridad suprema de la Biblia libremente interpretada por los individuos en momentos en que la Iglesia de Roma exigía acatar la interpretación de su jerarquía (1524).
    • Estos grupos Evangélicos, como se hacían llamar, terminaron por separarse y formar la Iglesia Protestante de Lutero. Un siglo más tarde los luteranos se dividieron cuando apareció un segundo líder protestante: Calvino. Une a Lutero y Calvino, y separa a ambos del catolicismo, la doctrina respecto a voluntad del hombre en relación con Dios. Los católicos consideran que la voluntad se determina por sí misma en sus operaciones, o sea, que no existe la predestinación. Para Lutero la voluntad humana está atada a Dios o a Satán, nunca libre. Calvino concede al hombre únicamente libertad de coacción, o sea, que Dios no mueve con violencia a la voluntad a obrar, pero sí la determina previamente, de manera que no se puede resistir a hacer el bien o el mal. Por lo tanto, aceptan dos tipos de predestinación. Los protestantes no tienen un credo específico ni organización determinada.
    • PRINCIPIOS FUNDAMENTALES
       
      sola Scriptura (la sola Escritura) y sola fide (la sola fe; se podría añadir un tercero: sola gratia – la sola gracia–, pero puede reducirse al de sola fide, y ambos principios en realidad se derivan del primero, puesto que profesan la salvación por la sola fe precisamente porque así entienden que está revelado en la Escritura). Es el primero el que nos interesa aquí, pues es el que hace referencia a la Biblia (el segundo es la síntesis de su teología de la salvación y de la moral, que analizaremos más adelante).
    • EL PRINCIPIO DE SOLA SCRIPTURA , FORMULADO POR LUTERO SIGNIFICA DOS COSAS: 
      (a) que la Biblia es palabra de Dios (y por tanto, debemos creer todo lo que ella dice) y no hay más palabra de Dios que la Biblia (por tanto, se ha de creer solamente lo que dice la Biblia, de donde brota el rechazo de toda Tradición y Magisterio de la Iglesia). (b) que cada uno ha de interpretarla por sí mismo (llamado “principio del libre examen”). Éste es un principio universal para todos los protestantes: sólo la Biblia es la norma de fe, y más propiamente la interpretación que cada uno hace de la Biblia, es la norma de fe. Precisamente esto es lo que ha llevado, desde la Reforma de Lutero, a tanta multiplicación de iglesias protestantes y luego de sectas derivadas: cada uno interpreta privadamente la Biblia... ¡encontrando en ella cosas diversas! Ya en vida de Lutero ocurrió esto con los anabaptistas, a quienes él combatió incluso militarmente. 
    • Nuestra afirmación es la siguiente: los protestantes no pueden demostrar ninguno de estos dos principios, por tanto, en rigor no pueden demostrar el valor de su religión ni pueden con honestidad objetar a nadie nada usando la Biblia, puesto que ellos no pueden demostrar que sea Palabra revelada por Dios.
    • EL PRINCIPIO:
      la Biblia es palabra de Dios
      Tanto los católicos como todos los protestantes creen que la Biblia es Palabra de Dios, es decir, que los libros contenidos en la Biblia han sido revelados por Dios. La diferencia está en que los católicos lo creen porque la Iglesia lo enseña y ella sale de garante de esta verdad (la Iglesia, pues, debe demostrar ella misma que tiene esta autoridad1 y luego garantizar con dicha autoridad que tales o cuales libros han sido inspirados por Dios).
    • Los protestantes también creen que la Biblia es Palabra de Dios y la tienen en gran veneración (y ésta es una de sus riquezas, como ya hemos dicho), pero no pueden demostrarlo, no lo pueden probar, lo cual hace que su religión sea un fideísmo (creen sin poder explicar por qué creen); esto demuestra que su principio es falso y todo cuanto edifican sobre ello es también falso. De hecho, usando el mismo principio del protestantismo, se podría concluir que también son Palabra de Dios el Corán, los libros Vedas, o los escritos de cualquier loco que dice tener revelaciones divinas.
    • CREENCIAS
      1. Solo creen en la Biblia
      2. Creen en Jesús como único salvador del mundo, y como el hijo de Dios
      3. El perdón y reconciliación solo se hace entre Dios y nosotros mismos
      4. Que lo importante es la Fe y no las buenas acciones, ya que estás son consecuencias de la Fe
      5. Seguir la Biblia con la interpretación personal y no impuesta por otros
      6. Que el fin del mundo vendrá tarde o temprano
      7. Creen en la Santísima Trinidad.
      8. Creen en sacramentos o dones, como el dan de Lenguas
      9. Que solo la Eucaristía es un acto simbólico
      10. Sus ministros permiten el matrimonio
    • RITOS
      La mayoría de los protestantes suelen reunirse para el culto en común los domingos. Estas reuniones se llevan a cabo en templos que han sido financiados por los feligreses, aunque algunas sectas prefieren reunirse en la intimidad de sus hogares formando grupos de unas pocas familias.
      El eje de las reuniones protestantes es el sermón del ministro de la iglesia, aunque hay sectas donde no hay ministros y son los feligreses los que se turnan para pronunciar varios sermones. El sermón suele ir acompañado de himnos cantados por todos los feligreses aunque hay sectas que prohíben la música pues la consideran una afrenta al Señor.
    • -el “culto chico” es separado por edades, y es estudio específico, no adoración. Estudio de la Biblia en profundidad, de acuerdo a un programa anual bastante estructurado.
      -En el "culto grande" hay músicas al comienzo y al final, a veces hay lecturas de pasajes, pero son muy pocas. La oración no es leída sino espontánea del pastor que tendrá a su cargo el sermón. Después el sermón.
      -“la Santa Cena”, copiando lo que se hizo en la última Cena. Con la ceremonia de lavado de pies.
      -“El bautismo” es otro rito, y puede ser dentro de un sermón o como un programa aparte, dependiendo del número de gente que será bautizada. 
      -“La dedicación de niños” consiste en que los padres pasan al frente con el niño, a veces se hace una pequeña reseña, y el pastor ora por él, consagrándolo a Dios
    • PROTESTANTISMO EN HISPANOAMÉRICA
      Los principales grupos protestantes comenzaron a establecerse en Sudamérica en el siglo XIX. Los presbiterianos se instalaron “en Argentina en 1836, en Brasil en 1859, en México en 1872, y en Guatemala en 1882. Los metodistas siguen un itinerario parecido: México 1871, Brasil 1886, Antillas 1890, Costa Rica, Panamá y Bolivia en los últimos años del siglo”; mientras que en Ecuador, Colombia y Perú se establecieron los bautistas y los pentecostales, así como una parte de los metodistas.
      Actualmente las comunidades protestantes han ido ganando terreno al catolicismo en América Latina en general, ampliando su penetración en diversos países, en especial en Centroamérica.
    • 16,0%
    • HISTORIA PROTESTANTE
      Debido a los errores de la Iglesia Católica, que durante mucho tiempo había estado atesorando bienes materiales y se había empeñado en una lucha por el poder terrenal, las capas sociales más bajas, campesinos, artesanos y comerciantes estaban descontentos con las jerarquías eclesiásticas, que se llevaban el diezmo de sus bienes y de los que prácticamente no recibían nada a cambio. La vida de lujo y pecado de los cardenales y obispos en Roma era bien conocida por toda la población de Europa e incluso reyes y emperadores sentían rencor hacia el Papado que interfería frecuentemente en el gobierno. Sin embargo, ya desde el siglo XIII, con San Francisco de Asís, se planteaba la cuestión de si la Iglesia debería acumular riquezas o debería repartirlas entre los pobres.
    • Se denomina "Período de la Pre-reforma" al movimiento iniciado por John Wyclif, un peregrino inglés que quería que las personas pudieran interpretar la biblia por sí mismas en vez de que la Iglesia tomara decisiones en el estilo de vida de esas personas. En el XIV Wyclif, en su natal Inglaterra, defendió varias opiniones que atentaban contra la autoridad de la Iglesia, criticando las riquezas del papado y las indulgencias mediante las que los ricos podían comprar el perdón para determinados pecados, incluso por anticipado. Así mismo, hizo que la Biblia se tradujera al inglés y encomendó a discípulos suyos, conocidos como Los Predicadores de los Pobres, para que predicaran en inglés, cuando el Vaticano imponía el latín en todas las predicaciones. Él, junto con William Tyndale, pudieron traducir la biblia al inglés en contra de la Iglesia Católica Romana, para que las personas pudieran leer en su lengua vernácula la biblia. De estos libros traducidos se hicieron bien pocos, por lo menos alrededor de 6,000 copias.
    • Después de muerto, la Iglesia lo consideró hereje e hizo que, 44 años después de su muerte, su cuerpo fuera desenterrado y quemado en la hoguera, pero sus ideas calaron hondo en el ánimo de Jan Hus, un reformista bohemio que inició una campaña contra la Iglesia. Su ejecución por hereje en 1415 provocó una guerra civil en Bohemia que fue sofocada por el emperador y el Papa.
      A lo largo de todo este tiempo, tanto el Movimiento Lolardo o Wycliffita, como el Movimiento Husita y la protesta místico-evangélica de Girolamo Savonarola, señalaron de manera objetiva y frontal el elevado nivel de apostasía del cristianismo medieval, dentro de una perspectiva bíblica y evangélica.
    • El desarrollo de la imprenta a mediados del siglo XV hizo que las ideas anticlericales tuvieran una mayor difusión y cuando Martín Lutero, en 1517, publicó sus 95 tesis contra las indulgencias papales, pudo difundir sus ideas mucho más que sus predecesores. Excomulgado por el Papa, condenado por el emperador, perseguido por ejércitos y sacerdotes, Lutero se mantuvo oculto durante más de un año traduciendo la Biblia al alemán y escribiendo panfletos que eran publicados y distribuidos masivamente. El resultado fue una revuelta de los campesinos que pensaron encontrar una liberación de la tiranía eclesiástica. Lutero, sin embargo, no pretendía causar una guerra por lo que publicó un panfleto en el que exhortaba a los campesinos a abandonar las armas. Ante esta actitud conciliadora de Lutero a dicha revuelta, muchos nobles se volvieron partidarios suyos.
    • Tras el fin de la revuelta, Carlos V concedió que cada estado pudiera decidir, dentro de su propio territorio, sobre cuestiones religiosas, pero en 1529 la mayoría católica hizo que se derogase esta norma. Los luteranos elevaron su más enérgica protesta, lo que les hizo ganar el antes mencionado apodo de "protestantes". Carlos V estaba empeñado en acabar con los luteranos, pero distraída su atención por varias guerras contra Francia y el Imperio Turco no pudo enviar tropas hasta quince años más tarde. Para entonces ya era tarde. El luteranismo se había convertido en la fe de más de la mitad de la población de Alemania y, aunque se perdieron batallas al principio, los luteranos consiguieron ganar la libertad religiosa.
      En el plazo de dos décadas más la Reforma se había expandido por la mayor parte del noroeste de Europa. En Inglaterra el rey Enrique VIII rechazó la autoridad papal sobre la Iglesia, y la Iglesia de Inglaterra entró en una reforma que la volvió una entidad esencialmente protestante (aunque a menudo los Anglicanos,
    • también llamados Episcopalianos, se clasifican aparte). En Suiza, Francia, partes de Alemania, de Escocia, y de los Países Bajos, comenzó una segunda corriente de reforma no luterana, influenciada principalmente por el francés convertido en ginebrino, Juan Calvino y el líder suizo Ulrich Zwingli.
      Al mismo tiempo un estilo más radical de Protestantismo apareció en él ala izquierda del movimiento. Anabaptistas, Menonitas y otros rebautizaron cristianos y los iniciaron en un movimiento que rechazó drásticamente las prácticas católicas, incluso las que el Luteranismo, Calvinismo y Anglicanismo no habían rechazado.
      Como se ha mencionado, la reforma se extendió desde sus bases originales a Escandinavia y Europa central, pero penetró apenas en Rusia y en el sudeste de Europa, donde prevalecía la iglesia ortodoxa, o en la Europa meridional, que seguía firmemente católica. Después de una serie de guerras religiosas desde mediados del siglo XVI hasta mediados del XVII, la mayoría
    • de los protestantes (excepto los radicales) y los católicos adoptaron el principio de que los gobernantes de una región determinarían la religión de esa provincia o Estado. La separación de la iglesia y el Estado, un principio que otros protestantes vinieron a sostener a fines del siglo XVIII, comenzó a romper la primacía protestante en el noroeste de Europa.
      En la última parte del siglo XVIII y a través del siglo XIX y hasta el presente, los misionarios protestantes extendieron el movimiento en casi todo el mundo. Los puntos de penetracion protestantes fueron muchas costas asiáticas y africanas, pero no fue sino hasta hace poco que lo fue la católica América Latina. A partir de 1607,
    • cuando los Anglicanos llegaron a Virginia, y hasta finales del siglo XIX, luego de la inmigración en gran escala desde Europa del sur y de Irlanda, se creía que Norteamérica, menos Quebec, era territorio en gran parte protestante.
       
      De una forma algo más pacífica las ideas protestantes se infiltraron en muchos países europeos, unas veces apoyadas por la burguesía, otras por la nobleza, en ocasiones directamente por la monarquía. Apenas cincuenta años después de morir Lutero, el Protestantismo había cambiado por completo el mapa de la sociedad.
      La idea fundamental del protestantismo es que la Biblia es la Palabra de Dios pero al contrario de lo que siempre afirmaron los católicos, cualquiera puede interpretarla y comprenderla. Así, libres de la
    • autoridad eclesiástica, los protestantes pueden leer la Biblia y tras meditar en lo que han leído pueden sacar sus propias conclusiones, conclusiones que posteriormente podrán ser discutidas con otras personas.
      Esta libertad en la interpretación bíblica ha provocado como efecto a señalar, que a lo largo de los años hayan surgido numerosas sectas, cada una con una interpretación distinta de diversos pasajes de la Biblia, pero también ha contribuido a darle un valor al pueblo, libre por fin de la autoridad religiosa, que fue el primer paso para las sociedades más democráticas. La traducción de la Biblia a los diversos idiomas europeos, favorecida también por el auge de la imprenta, ha contribuido a la difusión de la cultura, haciendo que en los países protestantes el analfabetismo descendiera de forma impresionante.