• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Bruce lipton
 

Bruce lipton

on

  • 407 views

 

Statistics

Views

Total Views
407
Views on SlideShare
407
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
5
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Bruce lipton Bruce lipton Document Transcript

    • Bruce Lipton - Nuestros pensamientosinfluyen en cada célula de nuestro cuerpo.Bruce Lipton - Nuestros Pensamientos influyen en nuestras célulasCuraciones instantáneas.Inspiraciones cuánticas para niños de nueve a noventa y nueve.Norman Cousins descansa en su cama de el hospital, mareado y enfermo del estómago porel dolor en su espina y sus coyunturas. Su doctor le dijo que él nunca podría curarse y quepodría sufrir más y morir.“Estoy seguro que si me quedo en este hospital moriré”, se dijo así mismo. Norman seregistró en un hotel y ordenó muchas películas cómicas y libros que lo hicieran reír. Sucorazonada fue correcta –si el reía por diez minutos, el podría dormir por dos horas sindolor. Cuando él se levantó se puso a reír una vez más, y después volver a dormir unprofundo sueño. En algunos meses, Norman se sentió fantástico, el regocijo volvió a sutrabajo como editor de una revista.Nikki se avergonzaba porque como cualquier otro niño de secundaria la abucheaban por supeluca. Sabían que ella estaba calva como un huevo. Los tratamientos que ella estabatomando eran por leucemia (cáncer de sangre) y estaban haciendo que todo su cabello secayera. Cada día ella fue a la escuela sabiendo que se sentiría miserable, y sus padressiempre le dijeron que no tenía que hacerlo. Pero ella sentía que debía hacerlo. Una mañanaella se quitó la peluca y la puso en el asiento del carro de su madre.“Necesito saber quiénes son mis amigos en verdad”, ella le dijo a su madre. Nikki caminó ala escuela, su cabeza relucía en la luz del día. Muchos niños se hacían a un lado, peromuchos la adoraron por ser valiente. Después de este día, su leucemia despareció y sucabello creció. Nikki ha crecido ahora, está casada felizmente y tiene un hijo.“¡Cruac!” Jesse escucha los tronidos de sus huesos en su muñeca; por su rostro se derrite lanieve, su pies está atorado en su tablilla para deslizarse en la nieve. Un dolor agudoinundaba las yemas de sus dedos, hasta su codo y hombro. El siguiente día el doctor que letomó rayos-x le dijo que tenía dos fracturas, pero la hinchazón era tanta que Jesé tendrá queesperar una semana antes de que le pusieran yeso.“¡Sin sufrimiento para mi!” él decidió. “Tengo lugares a donde ir y cosas que hacer”. Jesseusó una técnica de curación que aprendió en su escuela, y con sólo tres días el no tuvo másdolor o hinchazón. El regresó al doctor quien le tomó nuevos rayos-x y las fracturas habíandesaparecido. “¡Este es una especie de milagro!” gritó el doctor.El Dr. Bruce Lipton puede explicar cómo estas tres radicales curaciones ocurrieron. ¡Él esel científico más rápido en hablar en todo el planeta tierra! Él ama tanto susdescubrimientos, que quiere contarlos de inmediato todos a la vez. Ha dedicado su vida alestudio de la biología celular la cual cubre todos los tipos de organismos de células simplesy de los diferentes tipos de células en plantas, animales, y humanos. Sus ojos destellan conregocijo mientras el habla a la gente que nuestro pensamiento influye en las trillones depequeñas células que componen cada parte de el cuerpo humano. El ha probado que cada
    • uno de nuestros pensamientos y actitudes tienen una frecuencia (una vibra) ¡un efecto! Loque sabemos y sentimos crea nuestra salud, enfermedad, o curación. Regocijo, miedo,felicidad, rabia, todo esto influencia todo lo que va a nuestro cuerpo. Pero, ¿cómo?Los científicos saben que cada célula es una miniatura de el total de tu cuerpo. Cada célulacontiene “organocélulas” las cuales hacen el mismo trabajo que hacen nuestros órganoscomo el corazón, pulmones, riñones y cerebro- todos nuestros órganos. ¡Esto significa quecada célula, come, respira, se auto-limpia, se comunica, e interactúa con su entorno, unmini-ser que hace todas las mismas cosas que todo un ser humano!Una célula está compuesta de proteínas, azucares, genes, y grasas. Dr. Lipton le llama alas proteínas “unidades de percepción” (percepción significa conciencia de tu entorno através de la sensación física). El encontró que las proteínas realmente leen lo que sucede enel entorno del cuerpo. Cuando tu estás jugando o aprendiendo o haciendo nada, lasproteínas responden a lo que tu estás sintiendo. Las proteínas leen tus emociones muy de lamisma manera que los ojos ven cosas y los oídos escuchan sonidos. Las células recogenesta información. La parte mas importante es que las células se mueven alrededor deseñales en crecimiento “alegres” y se alejan de aquellas que producen miedo o ásperas. Sinuestras células, tejidos, y órganos sienten que necesitan protegerse así mismas de la durezapor periodos largos en nuestras vidas, ellas no crecen sanas y fuertes.Ahora, piensa en Norman Cousins, Nikki y Jesé. Norman, puso su fe en la risa. Sus célulasrecibieron el mensaje que la vida es buena después de todo. Nikki miró su vida con coraje yverdad. Ella se paró y dijo “¡Acéptame como soy o no me aceptes!” y sus todas sus célulasvolvieron a ser sanas. Jesse amó divertirse y nunca quiso permanecer recostado con un yesopor semanas. El supo como introducirse dentro de su mente más profunda y conectarse conla fuente de la vida de el universo donde todo es posible en cada momento. El dirigió todoslos esfuerzos de su mente a una absoluta sanación y sus huesos se soldaron de nuevo enmenos de tres días.¿Podrías explicar que fue lo que sucedió en las células de estas tres personas? ¿Y podríasexplicar cómo podrías mantener tu propio cuerpo sano todo el tiempo?Este artículo fue extraído de la página web en inglés:www.goldenthreadmagazine.com/archive/pdf/303-YoungMinds.pdfÇSon nuestras creencias y no nuestro DNA, las que controlan nuestra biologìa.La idea de quenuestros pensamientos pueden cambiar la realidad, es un elemento básico del pensamiento de laNueva Era. Es una visión caracterizada por una escena en la reciente película, "¿Y tú qué sabes?"en la que un investigador al que se entrevistó acerca de la naturaleza de la realidad y otros temastrascendentales, habla en el tema sobre "creación de su día." Cada mañana pasa cierto tiempoimaginando cómo quiere que su día se desarrolle. La implicación es que la gente pueda vivir la vidaque quieren, si pueden visualizar y creer que es posible.Se trata de una atractiva - aunque muchos podrían decir fantasía - idea, pero ¿hay algo en ella?Bruce Lipton, un biólogo celular de renombre, así lo cree. Su trabajo, en los últimos 40 añosestudiando cómo procesan la información las células, lo llevó a la conclusión de que, los genes nocontrolan nuestro comportamiento. En cambio, los genes se activan y desactivan por influencias
    • fuera de la célula. Estos son nuestros pensamientos y creencias, que Lipton afirma puede darforma a nuestro ADN, una teoría que se presenta en "La biología de la creencia" (Libros de Elite,2005).Lipton, un ex profesor de la Universidad de Wisconsin Escuela de Medicina y la Escuela deMedicina de Stanford, fue toda su vida ateo hasta mediados de los 80, cuando susdescubrimientos acerca de còmo funcionan las células, le convenció de que Dios existe - unaconversión que él compara a una transformación mística.En su libro "La Biología de la Creencia", da el caso de que nuestras creencias, no nuestro DNA,controlan nuestra biologìa. ¿Cómo llegó a esta conclusión?Uno de los primeros documentos queescribió en la Universidad de Wisconsin, en 1977, fue sobre las células madre. Se dio cuenta deque si había cambiado el medio ambiente en que las células se encontraban, podría convertir lascélulas en hueso; y que si había cambiado el ambiente un poco más, se formaban células grasas.Empezó a ver que el carácter y el comportamiento de las células reflejaban su entorno, no elADN.Más tarde, al hacer un trabajo sobre las células de los vasos sanguíneos en Stanford,descubrió que estas células tienen dos formas principales.La forma que eventualmente toman puede estar mediada por el sistema nervioso central por lasseñales que vienen desde el cerebro.El resultado es que puedes controlar los vasos sanguíneoscon tu mente. Esta es una manera muy diferente de ver la biología de la visión convencional.