Apología al policía comunitario
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Apología al policía comunitario

on

  • 2,928 views

La primera experiencia de Policía Comunitaria en el Perú se lleva a cabo en la ciudad de Trujillo, el trato diferenciado, la acción pro activa y la orientación de policía democrática estuvieron ...

La primera experiencia de Policía Comunitaria en el Perú se lleva a cabo en la ciudad de Trujillo, el trato diferenciado, la acción pro activa y la orientación de policía democrática estuvieron presentes en esta experiencia que se exhibe en el presente texto.

Statistics

Views

Total Views
2,928
Views on SlideShare
2,928
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
70
Comments
1

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

11 of 1

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Dr. Müller, qué bueno que difundan su experiencia y conocimientos sobre el tema. Saludos cordiales, Carlos G. Blanco, M.Sc.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Apología al policía comunitario Apología al policía comunitario Document Transcript

    • APOLOGÍA AL POLICIA COMUNITARIO Por Dr. Hugo Müller
    • Dr. Hugo Müller. Taller de Asuntos Públicos. Sección PerúEste material está pensado para que tenga la mayor distribuciónposible y, de esta forma, contribuir al conocimiento e intercambiode ideas.Por esta razón se autoriza su reproducción, parcial o completa,siempre que se subraye, mencione y quede claramente establecidala paternidad de la fuente, y claro, se realice sin ánimo de lucro.En caso contrario actuaremos con energía y utilizando todas lasherramientas legales disponibles.Este trabajo es responsabilidad absoluta de su autor y su contenido norepresenta la opinión de la Asociación Taller de Asuntos Públicos (TAP)ni de sus investigadores asociados.Este documento está disponible en la siguiente direcciónhttp://www.tallerdeasuntospublicos.org o puede ser solicitada al email:tallerasuntospublicos@gmail.comEdición no comercial. Prohibida su venta.Primera edición digital, abril 2011© Taller de Asuntos Públicos – TAPRodolfo Rutté 668, segunda plantaMagdalena del Mar, Lima Perúwww.tallerdeasuntospublicos.orgtallerasuntospublicos@gmail.comImagen de la cubierta: Equipo de Policía Comunitaria. Foto extraídarecuperada de internet.Derechos reservados conforme a la Ley. Sin impresión (La impresióndebe ser en casos necesarios y considerar el uso del papel reciclado paraeste fin). 2
    • Apología al Policía Comunitario. A propósito de la experiencia en Trujillo / Perú.INDICEIntroducción……………………………………………………………………………………… 04Homenaje a los pioneros de la policía comunitaria en el Perú…………….05Recordando experiencias de policía comunitaria en la ciudad de Trujilloen Perú……………………………………………………………………………………………… 07Perú: ¿Por qué es importante la creación de la policía comunitaria?....12Objetivo de la policía comunitaria por cuadrantes……………………………. 16Objetivos específicos del plan de prevención por cuadrantes……………. 16Hacia una policía democrática en el Perú…………………………………………… 18Palabras finales…………………………………………………………………………………..20
    • Dr. Hugo Müller. Taller de Asuntos Públicos. Sección PerúINTRODUCCIONLos diferentes procesos de reforma policial por el que han pasado los países de la regiónlatinoamericana han estado evidentemente influenciados por la voluntad de los gobernantes ydel acuerdo entre oficialismo y oposición. Se mencionan tres momentos históricos quealientan los procesos de cambio en el rol policial: Las oleadas de democratización electoral; elincremento real y subjetivo que tiene el fenómeno de la inseguridad; y, finalmente, lñastransformaciones que experimenta el Estado, en relación al aparato del Estado, ladescentralización de las funciones, la privatización de las empresas públicas y los mecanismosde rendición de cuentas en búsqueda de mayor eficiencia (Fruhling, 2003).Estos cambios empujaron a diferentes experiencias internacionales. No obstante, en Perú, endonde se inicia un complejo proceso de democratización a inicios de siglo, de reforma truncaen materia policial y de modelos más teóricos que concretos en la práctica se obtiene escasasseñales de cambio en el desempeño policial.En el año 2003, desde la voluntad de las jefaturas policiales se entiende que modificar el rolrepresivo y persecutorio del delito a uno cercano a la comunidad, de carácter dialogado conlos vecinos, a quienes se les considera aliados y principales informantes del problema local.Son incluso involucrados en las soluciones y mejoras del servicio en el entendido que lamayoría de las acciones policiales no son de carácter represivo ni violento sino de caráctercomunitario.Este documento más que un compilado es un comprimido de los artículos publicados por elAbogado Hugo Muller, ex jefe policial de la circunscripción donde se llevó a cabo esta originalpractia en el Perú, y única, ya que no fue replicada en ningún otro sitio y además resultodesterrada como si no hubiera dado ningún resultado positivo. Modificándose el trabajo, en elmismo lugar, por uno de carácter represivo que incluso conllevo a denuncias por muertes nojustificadas de parte de grupos de la muerta dirigidos por efectivos policiales, que no fueclaramente determinado.A puertas de un nuevo gobierno en el Perú, con la esperanza de contar con nuevas matricesde conocimiento y gestiones modernas y democráticas publicamos este texto, muy acordescon los que deseamos sean nuevos tiempo s de priorización de la vida, los derechos humanos yla razón antes que la represión, la compra mecánica de vehículos, cámaras y armas que hastaahora han sido consideradas como mecanismos únicos de la lucha contra la inseguridad. 4
    • Apología al Policía Comunitario. A propósito de la experiencia en Trujillo / Perú.HOMENAJE A LOS PIONEROS DE LA POLICIA COMUNITARIA EN EL PERÚLa Policía Comunitaria surge en el Perú, el año 2003 como un Proyecto Piloto diseñado yllevado a la práctica desde la jefatura territorial de la Policía Nacional en la ciudad de Trujillo,basándose en las experiencias internacionales y tomando como modelo cercano a la PolicíaComunitaria de Colombia. Este proyecto solamente pudo hacerse realidad con el trabajodedicado y profesional de 65 Policías Trujillanos con vocación proactiva y sensibilidad social,pero que lamentablemente no fue internalizado institucionalmente por la Policía Nacional.Tres años después de su puesta en funcionamiento sería desactivado por el entonces GeneralPNP, Octavio Salazar Miranda, quien luego de ello sería nombrado Director General de laPolicía, Ministro del Interior y actualmente Congresista electo por la agrupación política Fuerza2011.Al desaparecer la Policía Comunitaria también desaparecieron todos los programaspreventivos y sociales que venían liderando y que no le significaban ningún gasto económicoadicional al Estado peruano, pues la misma organización había generado redes de apoyo yalianzas estratégicas con Municipalidades, sector público y privado, que le permitían cumpliruna función óptima.Ni una sola muestra de reconocimiento se hizo llegar a los pioneros de la Policía Comunitaria yforjadores del nuevo paradigma de la seguridad ciudadana, todos los policías comunitariosfueron reasignados a diferentes unidades policiales diluyéndose en el tiempo toda lapreparación, la capacitación y la experiencia recogida. Finalmente todo este arduo y exitosotrabajo no recibió ni el respaldo ni el apoyo de su comando.Para los pioneros de la Policía Comunitaria, fue una experiencia inolvidable y entrañable; yjusto es reconocer que no hubiera existido la Policía Comunitaria en la ciudad de Trujillo, sin laparticipación voluntaria, desinteresada y totalmente motivada de quienes creyeron que eltrabajo policial proactivo podía ser una esperanza de la comunidad para mejorar sus niveles deseguridad ciudadana y particularmente para recuperar la credibilidad y reconocimiento por eltrabajo que desarrollaron y que marcaría una nueva ruta profesional y personal en cada unode los que integraron esta experiencia.Relación de Policías pioneros y fundadores de la Policía Comunitaria en Trujillo(Los grados policiales que se indican son los que tenían al momento de integrarse en la PolicíaComunitaria). Se ha omitido mencionar el nombre de los demás Policías Comunitarios queprogresivamente se fueron incorporando al Proyecto. La presente lista corresponde a los 21Policías fundadores de la Policía Comunitaria el 06 de Octubre del 2003.Coordinadora General de la Policía Comunitaria: ET2 PNP Consuelo Emperatriz García AymarPolicías Comunitarios:Territorio Vecinal Nº 01 – Chicago: SOT3 PNP Tito VALDIVIESO RUIZ y SOT3 PNP Tomás ArandaJuárez.
    • Dr. Hugo Müller. Taller de Asuntos Públicos. Sección PerúTerritorio Vecinal Nº 02 - Urb. Santa María: SOT3 PNP Miguel SALINAS CUBAS y SO1 PNP PercyTORRES CAMPOSTerritorio Vecinal Nº 06 - Urb. El Recreo: SOT1 PNP J. Gastañadui Villacorta y SOT3 PNP JimmyCORTEGANA CUEVA.Territorio Vecinal Nº 08 - Urb. Andrés Rázuri: SOB PNP Rene CALLAOPAZA VALLADARES y SOT2PNP Rita ORTIZ VILLANUEVA.Territorio Vecinal Nº 17 - Urb. Los Jardines y Urb. Miraflores: SOT2 PNP Julia PRETELLBERMUDEZ y SOT3 PNP José CONSTANTINO FACUNDO.Territorio Vecinal Nº 18 - El Molino y La Intendencia: SOT2 PNP Eder SANDOVAL ORUNA ySOT2 PNP Santos CRUZ PONCE.Territorio Vecinal Nº 38 - Urb. Las Casuarinas: SOT2 PNP Felipe MORAN MELENDEZ y SOT1 PNPFidel ZURITA CALDERON.Territorio Vecinal Nº 40 - Urb. Aranjuez: SOT2 PNP Israel VARGAS CASTILLO y SOT3 PNP RaúlMARTINEZ ALCANTARA.Territorio Vecinal Nº 48 - Urb. Las Quintanas y Urb. Los Jardines: SOT2 PNP Víctor ALVITEZLOPEZ y SOT1 PNP Elizabeth CARPIO MORALES.Territorio Vecinal Nº 50 - Urb. Chimú: SOB PNP Oscar FUSTAMANTE ZARATE y SOT2 PNP DimasCASTILLO DEL AGUILA. 6
    • Apología al Policía Comunitario. A propósito de la experiencia en Trujillo / Perú.RECORDANDO EXPERIENCIAS DE POLICIA COMUNITARIA EN LA CIUDADDE TRUJILLOImaginemos por un momento que una familia se muda de casa y llega con muchasexpectativas a su nuevo vecindario. Ellos están arreglando sus cosas, cuando de pronto elsonido del timbre les anuncia la llegada de un inesperado visitante. Al abrir la puerta aparecela figura amable de un policía que viene a saludarlos, a presentarse, conocerlos y hacerlessaber que es el POLICIA COMUNITARIO del barrio, informándoles que está a su disposiciónpara cualquier consulta o eventualidad. ¿Cuánta alegría y cuanta tranquilidad constituye paraestos recién llegados la visita de este representante de la comunidad?Ahora otro escenario. Un POLICIA COMUNITARIO hace su ronda a pie o en su motocicleta porel barrio al cual ha sido asignado y encuentra en un parque a un grupo de muchachosdeambulando o conversando. Reconoce a algunos, quizás no a todos como habitantes de lazona y se acerca a ellos sin intimidarlos, y ellos perciben su cercanía sin temor ni rechazo.Luego de saludarse entablan conversación, y el policía habla con los jóvenes sobre los sucesosdel barrio, sobre las actividades que realizan, pregunta por el motivo de estar reunidos, lesrecomienda alguna actividad deportiva o cultural que se esté desarrollando por esos días eincluso les da datos para que entren en contacto con alguna entidad promotora de esta clasede eventos. Finalmente los hace reflexionar sobre la influencia nociva del ocio mal utilizado. Ensuma, se comporta y es percibido como un amigo y orientador, y no como un elemento deamenaza y castigo. ¡Que buen ejemplo y que buenas ideas pueden sembrarse con sólo unacharla informal, si la relación se funda en la confianza!Estos dos escenarios son reales y se dieron en la ciudad de Trujillo - Perú. La PolicíaComunitaria en la ciudad de Trujillo, se creó como proyecto piloto por iniciativa del CoronelPNP, Enrique Hugo MULLER SOLON cuando se desempeñaba como Jefe de Estado Mayor de laIII-Dirección Territorial Policial de Trujillo. Su realización se fundamenta en las experienciasinternacionales exitosas de Policía Comunitaria, explicando que con una nueva estrategiaadaptada a determinada realidad queda determinado un diseño totalmente viable ypracticable para la realidad local de la ciudad de Trujillo, siendo aplicada entre OCT2003 yABR2005 en los cincuenta y cinco territorios vecinales de la ciudad de Trujillo, incorporando aun total de 65 efectivos policiales.El Servicio se realiza mediante el patrullaje a pié o en motocicleta, a cargo de uno o dospolicías, a quienes se les asigna un determinado territorio geográfico, debiendo integrarse conla población y sus autoridades, con la finalidad de desarrollar un trabajo de prevención deldelito a través de todo un programa de trabajo debidamente planificado, así como deactividades de ejecución inmediata. Este servicio policial es evaluado por la misma población ysus autoridades.Un año después de iniciado este servicio policial, la municipalidad provincial de Trujillo,entregaría la medalla de la ciudad al jefe de la policía de Trujillo, el General PNP Jaime AparicioManrique; al cumplirse el primer año de creación de este servicio policial especializado; y quepor su doctrina, filosofía y procedimientos conmovió totalmente a la colectividad norteñaconvirtiendo a Trujillo en la primera ciudad del país en donde la Policía Nacional del Perú,
    • Dr. Hugo Müller. Taller de Asuntos Públicos. Sección Perúincorporaba dentro de su estructura orgánica - funcional una experiencia del servicio de estanaturaleza, bajo lineamientos organizativos, técnicos y estratégicos totalmentedescentralizados y proactivos.Los reconocimientos vinieron también del gobierno regional de La Libertad a través de unafelicitación refrendada en la resolución ejecutiva regional Nº 1135-2004-GR-LL/PRE. Por suparte, la “Fundación Hanss Seidel”, la ONG “Agro Futuro” y la asociación “Traperos de Emaus”,otorgaron Medallas de Oro a los impulsores de la Policía Comunitaria. Las Juntas Vecinales deSeguridad Ciudadana, autoridades locales y empresarios privados también se hicieronpresentes en los homenajes en su primer año de aniversario.Todo investigador de temas policiales, sabe perfectamente que la tendencia actual de laspolicías modernas es la de adoptar una combinación de estrategias que fomenten laintegración, la prevención y la cooperación con diferentes sectores de la sociedad. Gracias aesta combinación, han surgido en diferentes países modalidades de policías comunitarias, quebuscan a través del acercamiento con la ciudadanía un mejoramiento del modelo de seguridadciudadana. Así surge la policía comunitaria de Trujillo, dando un gran paso para acercarse a lapoblación y generando un renacer en las estrategias de seguridad y convivencia en nuestraciudad.Como bien sabemos, fueron estudiosos norteamericanos quienes en la década de los años 80del pasado siglo, coincidieron en afirmar que era necesaria la adopción de este nuevo modelointegral, por medio del cual la sociedad y la policía, adecuadamente articulados, identifiquen ybusquen soluciones a los problemas que afectan la Seguridad Ciudadana. Hoy en día elmodelo de Policía Comunitaria ha alcanzado prestigio mundial y no se limita a los EstadosUnidos, sino que ha traspasado las fronteras y culturas policiales trascendiendo realidadesurbanas y rurales en los cinco continentes. Efectivamente, es posible encontrar programas dePolicía Comunitaria en ciudades de Europa, en Londres, en Bruselas, en Noruega, Francia,España. En Asia, tanto en Tokio como en Kuala Lumpur y Japón. En Norteamérica, tanto enNueva York como en San Diego, Orlando, New Yersey y Los Angeles. En Latinoamérica, en SanSalvador, San José de Costa Rica, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Bolivia y Argentina.El Perú es el único país en América del Sur, donde no existe hasta la fecha el servicio policialde Policía Comunitaria. Un aspecto importante de esta magnífica experiencia trujillana fue quela implementación, capacitación del personal policial y funcionamiento no significó para elEstado ni para la Policía Nacional del Perú ningún tipo de inversión económica o gastoextraordinario. Por el contrario, el autor del proyecto, a través de alianzas estratégicas y redesde apoyo con autoridades locales y con el sector privado, el servicio policial obtuvo donaciónde motocicletas, distintivos, teléfonos celulares, linternas, megáfonos y todo el materialnecesario para el cumplimiento de sus funciones además del pago mensual de un Bono porparte de la Municipalidad Provincial de Trujillo para cada uno de los policías comunitarios.El Policía Comunitario, aplicó una nueva filosofía de trabajo en la ciudad de Trujillo y desarrollóuna singular doctrina articulada alrededor de tres propósitos principales: (1) Ser un Policía que se anticipe y prevenga proactivamente las dificultades; 8
    • Apología al Policía Comunitario. A propósito de la experiencia en Trujillo / Perú.(2) Conocer su territorio y ser conocido por sus habitantes; y, finalmente,(3) Responder a los requerimientos de la población a través de un diálogo constante y unaatenta escucha de sus problemas con la finalidad de ir planteando alternativas de solución.Foto extraída de: http://blogdehugomuller.blogspot.es/Su filosofía se fundamentaba en los principios básicos de territorialidad, descentralización delmando, proximidad al barrio, impulso de la participación ciudadana en la seguridad, lacorresponsabilidad del ciudadano con los problemas existentes, la resolución de problemas,prevención y la proactividad, identificación con el territorio, la multidisciplinariedad de losservicios, integración social y reconocimiento de capacidades del policía.Los ciudadanos tenían una participación protagónica en los eventos, programas y accionesconcretas elaborado para prevenir el delito, mejorar la seguridad, incrementar la cultura deseguridad ciudadana y lograr una adecuada convivencia pacífica; a la vez que fue mejorando laconfianza y credibilidad institucional, lográndose alcanzar un positivo efecto en la decisióncomunitaria de lucha por la reducción de la delincuencia.El Policía Comunitario, en su territorio geográfico, realizaba además una labor de patrullaje yvigilancia pero visitando a todos los vecinos “casa por casa” y buscaba en cada cuadra unaliado para que sea el coordinador, una persona que desee colaborar, y en compañía de este,hacía un llamado a los vecinos del barrio comunicándoles que “los policías comunitariosdeseamos conocerlos, les queremos presentar a un amigo”, “su vecino” para luego acudir con
    • Dr. Hugo Müller. Taller de Asuntos Públicos. Sección Perúestos nuevos amigos a un tercero y los tres donde un cuarto vecino y así sucesivamente. Luegode reunirse el grupo de amigos de la cuadra, (algunos de ellos se saludaban por primera vez,otros ni siquiera se conocían) deciden conversar en un lugar cercano, puede ser el parque o lacasa de alguno de ellos, o simplemente en la calle y se les invitaba a conformar lasdenominadas “CUADRAS SOLIDARIAS”. Luego, los Policías Comunitarios les explicaban sumisión y su deseo de participar con ellos en el diagnóstico y solución de los problemas queafectan al barrio; los invitaba entonces a participar previamente de la experiencia de “CuadrasSolidarias” y posteriormente a capacitarse en temas de Seguridad en las “ESCUELAS DESEGURIDAD CIUDADANA”.Las Escuelas de Seguridad Ciudadana, centros académicos comunitarios de formación de“Promotores en Seguridad Ciudadana”, se inauguraron en la ciudad de Trujillo, en el mes deJunio 2004, lideradas por la Policía Comunitaria en alianza estratégica con la UniversidadPrivada del Norte y algunas empresas del sector privado, así como del importante apoyo de laFundación Hanns Seidel.Las escuelas de seguridad ciudadana fueron el nuevo soporte de las juntas vecinales, a travésdel cual se buscaba fortalecer los lazos entre policía y comunidad, formando un tejido socialque le impidiera actuar a la delincuencia y garantizara un ambiente armonioso en la sociedad,abriendo de nuevo las puertas de la convivencia pacífica.Los integrantes de las juntas vecinales de seguridad ciudadana, debidamente organizados ycapacitados en las escuelas de seguridad ciudadana, iniciaban sus funciones luego de serjuramentadas, elaborando el “PLAN DE BARRIO PARA LA PREVENCIÓN DEL DELITO”.El plan de barrio para la prevención del delito, era una estrategia aplicada por las juntas comoinstrumento eficaz para identificar conjuntamente con la policía comunitaria y sus autoridadesvecinales, los principales problemas que afectan la seguridad y el desarrollo integral del barrio.Paralelamente los policías se entrevistan con las autoridades locales (Alcaldes, TenientesGobernadores, Presidentes de Comités de Progreso y otras autoridades comunales), con lafinalidad de organizar el desarrollo de programas de “PREVENCIÓN SOCIAL DEL DELITO”orientada a trabajar sobre los factores sociales, económicos, culturales, políticos, etc. quecondicionan las conductas ilícitas, permitiendo neutralizar o disminuir las condiciones quefacilitan el desarrollo de la criminalidad en el territorio vecinal donde se venía trabajando. Nose descuidó el tema de la capacitación vecinal y se realizaron importantes seminarios deSeguridad y Participación Ciudadana, con expositores invitados de la Policía de España, Francia,ecuador, Colombia, Chile y Argentina.El proyecto imponía un nuevo modelo de trabajo en donde se conjugaría el trabajo policialreactivo y proactivo de manera paralela, y así fue como se fueron desarrollando operativosfocalizados reactivos en función a la información que proporcionaba el “PLAN DE BARRIO”,pero con la finalidad de poder obtener una información más detallada del nivel de seguridad oinseguridad ciudadana en la localidad, se implementó y desarrollo el primer OBSERVATORIODE SEGURIDAD CIUDADANA (También denominado Observatorio del Crimen o del Delito)contando con el apoyo de la Universidad Privada del Norte con quienes se concretizó unprimer informe de victimización, el cual permitió conocer aspectos muy importantes con 10
    • Apología al Policía Comunitario. A propósito de la experiencia en Trujillo / Perú.respecto a la incidencia delictiva y sus frecuencias o variables. Llamo mucho la atención el nivelde desconfianza que la población le había tenido a la Policía, incrementándose en el últimoaño en 80% la denominada “cifra negra del delito”, es decir los delitos que no había sidodenunciado por las victimas ante la desconfianza que tenían a los órganos de control social delEstado.En este nuevo enfoque del trabajo policial, la “PREVENCION SITUACIONAL DEL DELITO”, fueuna de las principales actividades, por cuanto es la que presta mayor atención a la potencialvíctima, el potencial delincuente y al entorno en el que se suscitan los hechos delictivos. Desdeesta perspectiva, el Policía Comunitario sabía perfectamente que hecho criminal se produce deacuerdo a lo que se denomina “La Cadena del Delito”, es decir cuando confluyen en el tiempoy lugar, el potencial delincuente, la víctima u objeto apropiado y el entorno presenta lasmejores condiciones para que se materialice el hecho. En este último enfoque, es donde elPolicía Comunitario podía desarrollar una activa e intensa actividad para prevenir la conductade los potenciales infractores, para advertir a la víctima o fomentar su propia auto-seguridad, ypara trabajar en conjunto con la comunidad para modificar el entorno y hacer más dificultosala acción delictiva.La experiencia de policía comunitaria de Trujillo (2003 – 2005), se constituyó en la primeraexperiencia en el Perú del nuevo paradigma de la seguridad del Siglo XXI: La PrevenciónProactiva del Delito, bajo los mismos lineamientos, filosofía, doctrina y procedimientosadoptados por la mayoría de organizaciones policiales que en el mundo vienen incorporandoesta nueva modalidad del servicio policial especializado en la prevención del delito.
    • Dr. Hugo Müller. Taller de Asuntos Públicos. Sección Perú¿Por qué es importante la creación de la Policía Comunitaria?Porque un requerimiento constante y prioritario de la comunidad a las autoridades encargadasdel mantenimiento de la seguridad ciudadana en nuestro país, es la de mayor eficacia de susacciones para disminuir el incremento creciente en número y forma de la delincuencia y queviene ocasionando una percepción permanente de una cada vez mayor sensación deinseguridad ciudadana. De hecho, existe un reclamo permanente de la comunidad nacionalque espera una mejor respuesta de sus autoridades con respecto a la seguridad ciudadana,cuyo tratamiento se viene tornando muy complejo en los últimos tiempos. La Policía Nacionalen los últimos 25 años, no ha modernizado sus procedimientos de intervención en materia deprevención del delito, sus estrategias actuales resultan obsoletas frente al desarrollo y modusoperandi de la criminalidad contemporánea.Foto extraída de: http://sinlatencia.blogspot.comPorque en la última encuesta oficial de victimización realizada en el Perú, a cargo delMinisterio del Interior – CONASEC (2005) la imagen de la Policía Nacional, fue consideradabuena solo por el 27% de encuestados, mala por el 48% y muy mala por el 15%. En dichaencuesta, la desconfianza ciudadana se reflejó con respecto a la Policía en dos aspectos:corrupción (54%) y falta de competencias para solucionar los problemas (49%). Tres añosdespués, una encuesta de victimización realizada por la Pontificia Universidad Católica del Perúen agosto 2008, reveló que el 43% de los encuestados consideraban que la dedicación yentrega al servicio de los policías es muy bueno/bueno mientras que el 52% lo consideró muymalo/malo; con respecto al trato a los ciudadanos 33% lo calificó de muy bueno/bueno,mientras el 64% de muy malo/malo; con relación a su eficacia para atender las demandas delos ciudadanos el 25% lo calificó como muy bueno/bueno, en tanto que el 71% de muymalo/malo; finalmente con respecto su honradez, el 16% lo consideró de muy bueno/bueno yel 82% de muy malo/malo. Últimamente en una encuesta de opinión urbana realizada porIpsos APOYO Opinión y Mercado S.A en la ciudad de Lima (FEB2010), el 62% manifestaron noconfiar en los Policías, 29% dijeron que si confiaban y 9% se abstuvieron de opinar. Todo locual significa que la imagen de la Policía Nacional, está muy lejos de alcanzar niveles deaceptación o confianza ciudadana. 12
    • Apología al Policía Comunitario. A propósito de la experiencia en Trujillo / Perú.Porque, debemos reconocer y tener en cuenta que frente al avance y crecimiento de ladelincuencia, dos de los grandes presupuestos de las estrategias policiales profesionalespreventivas ya no son eficientes en la actualidad. El primero, ya no es real que la patrullapolicial por su sola presencia inhibe a los potenciales infractores de cometer delitos, y elsegundo, ya no es real que la presencia policial disminuye el miedo y la percepción deinseguridad en la población. De igual manera, las patrullas dirigidas rápidamente al incidente olugar donde se ha cometido un delito no producen mayor seguridad que la de auxiliar a lasvictimas después que el delito se ha cometido con sus consecuencias irreparables y lasposibilidades reales de detener a algún sospechoso o al mismo autor del delito disminuyendespués del primer minuto de cometido el delito por cuanto el autor o autores se dan a lafuga, lo que sumado al hecho de que en promedio las víctimas tardan alrededor de 4 a 5minutos en tomar el teléfono para reportar el delito (si es que lo hacen) y el tiempo que lapatrulla demora para llegar al lugar, reduce dramáticamente las posibilidades de éxito de unsistema basado en la rapidez para responder a las llamadas (modelo reactivo). En la mismalínea, el modelo de patrullas preventivas formadas por parejas en vehículos policiales, a pié o acaballo, sin demostrar una corresponsabilidad o integración con el barrio que vigila demuestragenerar un mayor aislamiento de la policía con la comunidad y refleja una especie deensimismamiento de la pareja de policías en sus propios problemas o intereses, alejándolosdel entorno y de la población sin generar confianza o seguridad en ésta.Porque, la sociedad en su conjunto con sus problemas de orden moral, social y económicocontribuye también – por así decirlo de alguna forma – al crecimiento del desorden y de lacriminalidad. Se ha demostrado que prácticamente la delincuencia, nace y se genera desde elmomento mismo en que el sujeto viene al mundo; y es por eso que la responsabilidad delincremento de la delincuencia recae sobre los padres, autores espirituales de la tendencia o delas tendencias delictivas de sus hijos; complementado con el entorno degradado, unaeducación carente de valores y una sociedad indiferente ante el crecimiento del problemadelincuencial. La Policía Nacional por lo tanto debe complementar su estrategia tradicionalpara enfrentar la delincuencia (modelo reactivo – represivo), con las nuevas tendenciasinternacionales aplicadas exitosamente en otras urbes (modelo preventivo – proactivo),liderando la aplicación de las técnicas orientadas a disminuir la criminalidad, como son lavigilancia comunitaria, la prevención social, la prevención situacional, prevención comunitariadel delito, por mencionar algunas de ellas, contando para ello con la activa participación de lasautoridades y población en general. En el Perú no se han desarrollado estos modelos.Porque frente a ello, en los últimos años se ha venido promocionando con más tenacidad, laparticipación de la comunidad en tareas vinculadas a la seguridad ciudadana. La comunidadorganizada ha venido cumpliendo un rol de colaboración a las tareas de prevención del delitoque realizan las autoridades locales, entre ellos la Policía Nacional, las Municipalidades, elMinisterio Público, conformando Juntas Vecinales de Seguridad Ciudadana, pero el modelo detrabajo empleado ya no es eficaz como estrategia de control del delito; es necesario que estosesfuerzos de la comunidad vayan más allá de la colaboración con la Policía y se articulen entorno al trabajo coordinado de las autoridades para identificar y buscar soluciones a losproblemas que afectan la seguridad de la comunidad, con el objeto de disminuir los riesgos ypeligros existentes, reduciendo los niveles de criminalidad, previniendo proactivamente el
    • Dr. Hugo Müller. Taller de Asuntos Públicos. Sección Perúdelito, generando cultura de seguridad ciudadana y mejorando la convivencia, la paz y lacalidad de vida de las personas.Este nuevo enfoque de la prevención con participación de la comunidad, tiene como facilitadoral personal de seguridad ciudadana dependiente de la autoridad municipal o policial querealiza servicio de prevención y patrullaje en las calles de las ciudades y que aplican un modelode trabajo internacionalmente denominado: “Policía Comunitaria”.Foto extraída de http://justiciamilitarpolicial.blogspot.com/La organización policial en este nuevo contexto, organiza Unidades de Policía Comunitaria ydesarrolla a través del servicio de Patrullaje Preventivo – Proactivo un Plan de Trabajo con unanueva filosofía y una nueva doctrina, articuladas básicamente alrededor de tres propósitosprincipales: (1) Brindar un servicio policial que se anticipe y prevenga las dificultades, losproblemas, los riesgos y el delito (2) Los Policías Comunitarios, conocen su territorio y sonidentificados por sus habitantes. Su implantación y sus modos de trabajo le permiten al Policíaun mejor dominio del área así como un conocimiento profundo de las características sociales yculturales de la población que vive en cada barrio; y (3) Responder a los requerimientos de lapoblación mediante un diálogo constante y una atenta escucha de los ciudadanos, planteandosolución efectiva a sus problemas de inseguridad.Pero además, a través del Patrullaje Preventivo de Policía Comunitaria, los Policías buscan quela ciudadanía tenga una participación protagónica en una serie de programas y accionesconcretas elaborados por el Comando de la Policía Comunitaria para mejorar la seguridad y laconvivencia pacífica; a la vez que mejora la confianza y credibilidad institucional y se alcanzaun idóneo y más amplio espectro en la lucha por la reducción de la criminalidad y ladelincuencia. Programas como “Escuelas de Seguridad Ciudadana”, “Observatorio del Delito”, 14
    • Apología al Policía Comunitario. A propósito de la experiencia en Trujillo / Perú.“Plan de Barrio”, entre .otros, garantizan una activa y coordinada participación de lacomunidad.El servicio de Patrullaje Preventivo de POLICIA COMUNITARIA, es una moderna concepción dela organización y de la intervención de la Policía Nacional del Perú frente al delito, que noafecta otros servicios policiales no menos importantes de naturaleza reactiva o represiva. Parasu aplicación exitosa, se requiere la decisión y el apoyo del más alto nivel del Estado, del SectorInterior, de los Alcaldes y de la Policía Nacional. Su filosofía y doctrina a partir de su referente(Proyecto Piloto “POLICIA COMUNITARIA” desarrollado en la ciudad de Trujillo – III-DIRTEPOL-los años 2003 – 2005) garantizan su organización, desarrollo, su eficiencia y su eficacia,teniendo en consideración que ya fue aplicado y evaluado como Proyecto Piloto, conresultados totalmente exitosos. La Policía Comunitaria de Trujillo fue desactivada por el actualMinistro del Interior (Octavio Salazar Miranda) siendo General de la Policía y responsable de laseguridad ciudadana en dicha ciudad. Actualmente la policía peruana, es la única en Américadel Sur, que no avanza en el camino de la Policía Comunitaria. Trujillo – Perú, Junio 2010.24 de Junio del 2010
    • Dr. Hugo Müller. Taller de Asuntos Públicos. Sección PerúOBEJTIVO DE LA POLICIA COMUNITARIA POR CUADRANTESEl objetivo general del plan de prevención policial por cuadrantes, es optimizar el serviciopolicial de patrullaje en sus diferentes modalidades, contribuyendo eficazmente a disminuir lavictimización de los ciudadanos y mejorar la sensación de seguridad en la población. Siendo supropósito, el de mejorar el nivel de satisfacción de los requerimientos y demandas ciudadanascon respecto a la seguridad ciudadana y al rol de la policía nacional en la comunidadestablecido en el marco normativo. A nivel de política pública, el plan cuadrante se sustenta enlas políticas establecidas en el acuerdo nacional y en la Ley Nº 27933, Ley del Sistema Nacionalde Seguridad Ciudadana y su Reglamento.OBJETIVOS ESPECÍFICOS DEL PLAN DE PREVENCION POR CUADRANTES 1. Realizar un eficiente servicio de patrullaje preventivo y vigilancia proactiva por cuadrantes con policías seleccionados y capacitados. 2. Generar confianza, certeza, efectividad e impacto en la lucha contra la criminalidad, generando las condiciones adecuadas que permitan el libre ejercicio de los derechos ciudadanos. 3. Construir cultura de seguridad ciudadana impulsando la convivencia pacífica. 4. Promover la solidaridad, participación y cooperación ciudadana en la prevención y control de la criminalidad mediante acciones de capacitación ciudadana para calificar líderes o “promotores de seguridad ciudadana”. 5. Generar un servicio de policía integral en el cuadrante, complementando el modelo actual de policía preventiva - reactiva con el de policía preventiva, proactiva, disuasiva, solucionadora de pequeños conflictos, reactiva y represiva en caso de ser necesario, para incrementar logros y objetivos, fortaleciendo la coordinación intersectorial, el trabajo en equipo y la solución de problemas que afectan a la comunidad. 6. Mejorar la confianza y credibilidad de la policía, fortaleciendo sus relaciones con la comunidad, con el propósito de que cuenten con un policía más cercano, transparente y comprometido con su servicio y sus funciones. 7. Establecer vinculación de corresponsabilidad entre ciudadanos y policías, con el fin de aplicar eficazmente los procedimientos de prevención, disuasión y control de delitos y faltas en cada jurisdicción. Desarrollar el “Plan de Barrio” para el diagnóstico y propuestas de solución de problemas del cuadrante. 8. Asegurar el respeto y la protección a la dignidad e integridad humana. Los imputados de delitos flagrantes, serán tratados dentro de un irrestricto marco de garantías derivadas de los derechos fundamentales de las personas, establecidos en la carta magna y leyes sobre la materia. 9. Incrementar y extender el servicio policial, permitiendo que el personal policial asignado a cada cuadrante, tenga una permanencia mínima de un año, para generar competencias relacionadas con el conocimiento detallado de su jurisdicción y sentimiento de pertenencia con la comunidad de su cuadrante, a través de la ejecución de los programas comunitarios: Escuelas de Seguridad Ciudadana, Plan de Barrio, Contigo en tu Escuela, Victimas e Infractores Potenciales, Comunidad Segura, 16
    • Apología al Policía Comunitario. A propósito de la experiencia en Trujillo / Perú. Prevención Situacional y Prevención Social del Delito; así como en su compromiso en la reducción de los índices delincuenciales y mejoramiento del servicio, entre otros de gran valor para la Institución Policial.10. Elevar la calidad de vida de toda la población, de tal manera que los habitantes del cuadrante se sientan seguros en su propio barrio.11. Identificar y plantear soluciones a los problemas que originan peligro, riesgo, o afectan la seguridad de la población.12. Reducir el sentimiento de inseguridad, elevando la sensación y los niveles de seguridad en la población.
    • Dr. Hugo Müller. Taller de Asuntos Públicos. Sección PerúHACIA UNA POLICIA DEMOCRÁTICA EN EL PERÚUna policía democrática es aquella organización policial dispuesta a rendir cuentas respecto asu desempeño institucional al confrontar la criminalidad, el mantenimiento del orden y elrespeto irrestricto por los derechos humanos. Policía democrática no es aquella que se coludecon los políticos para protegerse ante la ilicitud, el abuso de poder y la violación de losderechos humanos. Una policía democrática es aquella que prevalece la atención de losproblemas y requerimientos de la comunidad. Policía democrática no es la que prioriza estar alservicio de los intereses o la seguridad del propio Estado. Una policía democrática, es aquellaque garantiza el cumplimiento de la ley, conserva la paz social en el marco de la justicia yprotege, previniendo e investigando, la seguridad de los ciudadanos, además de cumplir ysometerse a la ley que pretende aplicar. Una policía democrática se encuentra integrada a lasociedad para satisfacer sus necesidades de seguridad. No es policía democrática, aquella quese encuentra sometida al poder político. Actualmente en el Perú no tenemos una policía democrática y si bien es cierto decimos quevivimos en democracia, sin embargo en la práctica esta no resulta beneficiosa para todos, noes el caso de los gobernantes que al ser elegidos “en democracia” gozan del poder paraotorgar o restringir derechos en nombre de ella, utilizando a las instituciones del Estado comosi fueran de su propiedad; es así que no se permite a la Policía Nacional desarrollarse dentrodel entorno social que le corresponde para garantizar la seguridad ciudadana que por derechole corresponde a todos los peruanos y viene siendo objeto de instrumentalización políticadesde hace muchos años y es por eso que el Ministro del Interior lejos de dedicarse a susfunciones vinculadas al Gobierno Interior entre ellas la Dirección General de Gobierno Interior,la Dirección General de Migraciones y Naturalización y la Dirección General de Control deServicios de Seguridad, Control de Armas, Munición y Explosivos de Uso Civil, lo vemosabocado casi exclusivamente a comandar a la Policía, generando un vació de comando en lainstitución policial acatado sumisamente por su Director General, en un claro mal ejemplo asus subordinados, incentivando con su comportamiento, criterios personalistas y particularesde parte de quienes siendo policías de carrera, buscarían ser beneficiados o promocionados enfunción al sometimiento y al favor político mas no en base a la meritocracia establecida. Lo cierto es que en lugar de haberse instado una subordinación de la Policía al Poder Civil porla vía constitucional, de su reforma o de su institucionalización, los gobiernos de turno hanfavorecido en los últimos años “lealtades policiales” sobre la base de procedimientoséticamente vetados, generando lo que actualmente conocemos como la “politización de laPolicía Nacional”. Juan Ramón Quintana Taborga en su Libro Policía y Democracia en Bolivia(2003), dice que en ese contexto, “las políticas policiales tienen como objetivo predominantegarantizar la lealtad corporativa al régimen gubernamental y potenciar la capacidad represivadel Estado en desmedro de funciones preventivas dirigidas a proteger la vida y seguridad delos ciudadanos”. En esta situación, se mantiene en la Policía el mando vertical, modelos de organizaciónjerárquica, costumbres, usos militares y lo que es peor sometimiento a la justicia militar,permitiendo de esta manera al Estado y muy holgadamente, desatender por ejemplo susdemandas de incrementos salariales; los Policías no pueden sindicalizarse, mucho menos hacer 18
    • Apología al Policía Comunitario. A propósito de la experiencia en Trujillo / Perú.huelgas o peticiones colectivas, trabajan horas extras sin compensación, trabajan de noche,domingos y feriados sin reconocimiento económico, se le recorta horas de descanso, sonbeneficiarios de un precario sistema de salud, deben pagar su propio sepelio aunque mueranen actos del servicio, venden sus descansos para seguir trabajando y poder vivir con un pocomás de dignidad; maliciosamente se les ha concedido el derecho al sufragio, pero se les pasaráal retiro si intervienen en actividades políticas o hacen declaraciones a la prensa sinautorización porque así lo dispone su régimen disciplinario. Recientemente, dos sentenciaspolémicas de la Justicia Militar Policial, recaídas en dos casos que involucran a Policías: Tresaños de prisión con carácter de suspendida para un General de la Policía Nacional responsablede 30 muertes durante un operativo policial conocido como “El baguazo” y Tres años deprisión efectiva para un Suboficial de la Policía Nacional que reclamó incremento deremuneraciones para los policías y que no se vulneren los derechos de sus compañeros dearmas, ponen en evidencia las razones por las cuales se mantiene sometida al fuero militar alos policías peruanos, a pesar que no tienen ninguna vinculación orgánica ni funcional deresponsabilidad de las Fuerzas Armadas. Finalmente debemos acotar, que los policías peruanos son víctimas de discriminación alinterior de su propia institución, no tienen igualdad ante la ley, son pasados al retiro por lacausal de renovación de cuadros, lo que en la práctica significa sacar al que no se adapta ocuestiona el sistema. Los policías son observadores permanentes de un sistema corruptoincentivado por los altos mandos, que desencadena una serie de actos que van desde la faltade moral y de ética en su vida personal, pasando por la malversación de fondos, hasta elaprovechamiento ilícito de las partidas de combustible de los patrulleros, en agravio delservicio policial. ¿Con que moral la mayoría de jefes policiales podrían ser juzgadores de sussubordinados? Estos factores, no permiten avanzar hacia modelos más flexibles que incentivenun servicio policial más cercano a la comunidad, ni generan las condiciones de poder contar enel corto tiempo con una Policía Democrática. De esto último no hablan los políticos.
    • Dr. Hugo Müller. Taller de Asuntos Públicos. Sección PerúPalabras finalesRecordar las experiencias de policía comunitaria en la ciudad de Trujillo es una reflexión y unaporte a la gobernabilidad, en relación a uno de las principales preocupaciones del gobierno:La seguridad ciudadana; y también una muestra de lo mucho que se puede hacer cuandoexiste la verdadera voluntad de cambio y cuando se sabe exactamente hacia donde se quierellegar. Es así que mediante una rápida revisión de las actuales experiencias internacionales ylos mismos procesos de reforma policial de los últimos años en América Latina referidos altema de la seguridad ciudadana, nos permiten observar que se requiere urgentemente unaconvocatoria a la transformación institucional de la Policía Nacional del Perú (PNP) la cual nose ha producido hasta la fecha.La Policía Nacional, en términos de modernidad o competitividad en los últimos años, soloha sido vista como objetivo político, es así que el mandato 2006 – 2011, al iniciar su gestióndijo que al culminar su mandato la Policía Nacional estaría incrementada en 20,000 efectivos ytodo el aparato policial se movió en ese sentido, creando escuelas por doquier, en donde hastacon menos de un año comenzaron a egresar policías quienes deberían haber cumplido con lostres años de su formación técnica. Por otro lado en el aspecto de equipamiento se licitaroncompras de vehículos, transportes y equipos de los que se conocen algunos cuestionamientosy denuncias de aprovechamiento ilícito que tuvieron estas compras, algunas de ellas anuladaspor denuncias que oportunamente se dieron.Pero nadie hasta ahora ha dado ese primer gran paso que permita a nuestra Policía restablecersus lazos de acercamiento y solidaridad con la comunidad, y esa es precisamente la función yla dinámica que se propone al nuevo gobierno, que tenga a bien impulsar, a través de laimplementación del modelo de policía comunitaria en el servicio policial, alternativa que vienesiendo utilizada exitosamente por muchos países en el mundo como opción de primera líneapara mejorar los niveles de seguridad ciudadana; siendo la PNP la única organización policialen América del Sur que no avanza en el camino de la policía comunitaria.No se trata de una policía paralela, es un cambio en el modelo actitudinal, estratégico, técnicoy procedimental del servicio de patrullaje eminentemente reactivo que actualmente realiza lapolicía a nivel nacional, cambiándolo (previa selección y capacitación de sus integrantes) porotro modelo con doctrina y filosofía propia muy similar al de la desaparecida Guardia Civil delPerú pero mas dinámico y competitivo por la propia evolución de los nuevos escenarios dondeahora se desarrolla la criminalidad.En este contexto y a nivel mundial, las experiencias de policía comunitaria que vienen siendollevadas a la práctica por muchos países, dan importancia relevante a la participación de lacomunidad en alianza estratégica con los gobiernos locales, con las autoridades en general ycon las fuerzas vivas de la comunidad, pero bajo el liderazgo de la policía. Esta tendenciabastamente difundida en Norteamérica y en Europa, busca adaptar el accionar policial a lasdemandas ciudadanas que son consistentes con sus requerimientos y necesidades frente a lainseguridad, los riesgos y la violencia, y para ello establece relaciones horizontales con losciudadanos; se ubica en parejas en cuadrantes o sectores determinados, focaliza su actuaciónen la identificación, análisis y solución de problemas locales; rinde cuentas a la comunidad dela actuación policial y promueve acciones preventivas coordinadas con otros responsablespúblicos de la seguridad ciudadana.Como hemos visto, la policía comunitaria, no es un contexto nuevo ni desconocido para lapolicía nacional del Perú, es una experiencia internacional que ya se puso en práctica en el 20
    • Apología al Policía Comunitario. A propósito de la experiencia en Trujillo / Perú.Perú como proyecto piloto, durante los años 2003 al 2005 - y de manera exitosa por iniciativadel autor de estos artículos-, adoptando en su momento como referente internacional elmodelo de la policía comunitaria de Colombia (Policía Comunitaria), de Chile (Pan Cuadrante) yEspaña (Policía de Proximidad). En dicha experiencia, la Policía Comunitaria de Trujillointegrada por 65 Policías, estuvo a cargo de la vigilancia de la ciudad de Trujillo y descentralizóla toma de decisiones de los mandos policiales (Comisarios), tomando en cuenta la opinión delos vecinos para la determinación de sus estrategias (Plan de Barrio), focalizando el delito parano prevenir a ciegas (Observatorio del Delito) y enfrentando de manera proactiva losproblemas de inseguridad (Escuelas de Seguridad Ciudadana) desarrollando una serie deProgramas de Prevención Situacional frente al delito y propiciando el desarrollo de actividadesde prevención social por intermedio de la comunidad (Juntas Vecinales de SeguridadCiudadana).El proyecto en Trujillo pretendía tener una policía comunitaria que se involucrara en la vida delos barrios de la ciudad, y que desde adentro de esa vida comunal pudiera resguardar laseguridad ciudadana, como lo hizo en cada uno de los 55 territorios vecinales de la ciudad deTrujillo que llegaron a tener sus respectivos policías comunitarios totalmente identificados consu comunidad. Se crearon incentivos a la participación ciudadana y reconocimientos alas comunidades que desarrollaron mayor cantidad de actividades a favor de suseguridad, otorgándoles las credencial de "Barrio Seguro" y una obra por parte de laMunicipalidad que podía ser la refacción o construcción de una losa deportiva,etc. Lamentablemente este importante proyecto fue desactivado en abril del 2005 (por elactual Congresista electo Octavio Salazar Miranda), para priorizar el trabajo reactivo –represivo como herramienta prioritaria de gestión contra la delincuencia en la ciudad deTrujillo, con los desastrosos y desalentadores resultados que ahora conocemos.Creo que todos coincidimos en que el Perú demanda una policía nacional que comprendajunto a su rol histórico de combatir el delito, el respeto irrestricto a los derechos humanos y losderechos de la niñez, pero que además se convierta en garante de los derechos y libertadesciudadanas de las personas, es decir del derecho a transitar con tranquilidad, a mejorar sucalidad de vida, a tener paz y tranquilidad en sus barrios, a tener una convivencia pacífica consus vecinos, a sentirse seguro en sus casas y en sus centros de trabajo. La policía comunitaria,entendida como un servicio de patrullaje proactivo trabaja en todos estos aspectos y ademáspropicia generar cultura de seguridad ciudadana, para que cada ciudadano sea consciente delrol que le corresponde en la sociedad para mejorar los niveles de seguridad y convivenciapacífica. La policía comunitaria trabaja en la comunidad, con la comunidad y por la comunidad.La hora de la Policía Comunitaria ha llegado, corresponde a nuestras nuevas autoridades deGobierno, al alto mando de la Policía Nacional y a las organizaciones vecinales, asumir elcompromiso de apoyar el servicio policial de policía comunitaria y de sacar adelante esta grantransformación de la Policía Nacional del Perú desde sus bases, sin costo económico oneroso,solo con voluntad de cambio.Trujillo, 23 de junio de 2011