• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
La fenomenologia y el emprendimeinto
 

La fenomenologia y el emprendimeinto

on

  • 1,046 views

este es un documento sobre emprendimiento

este es un documento sobre emprendimiento

Statistics

Views

Total Views
1,046
Views on SlideShare
1,046
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
29
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    La fenomenologia y el emprendimeinto La fenomenologia y el emprendimeinto Document Transcript

    • Revista Ciencias Estratégicas. Vol 17 - No 21 p. 21-31 (2009) Medellín-Colombia. Ene-Jun de 2009 - ISSN: 1794-8347LA FENOMENOLOGÍA Y EL EMPRENDIMIENTOClara Inés Orrego Correa Eje Temático: Emprendimiento.Administradora de Empresas de la Universidad Subtema: Fenomenología.Cooperativa de Colombia; Especialista en Ge- RESUMENrencia Educativa, Fundación Universitaria CEIPA, El artículo tiene como objetivo presentar una aproxi-FUCEIP; Magíster en Ciencias de la Administraci- mación al marco teórico de la tesis doctoral “La Fenomenología y el Emprendimiento”. Puntualiza lasón, Universidad EAFIT; Estudiante doctorado en debilidades teóricas del emprendimiento como herenciaAdministración, Universidad Escuela de Adminis- de la Administración; efectúa una mirada al emprendi-tración Finanzas y Tecnología, EAFIT. Catedrática miento como fenómeno cultural desde el punto de vistade la Universidad de Medellín. de la sociología y finalmente los vínculos con la res- ponsabilidad social como fuente de renovación. Así, laclara.orrego@upb.edu.co fenomenología, según la perspectiva humana, propone aproximarse al emprendimiento como reconocimientoArtículo recibido el 10 de marzo de 2009 y apro- de la voluntad en la búsqueda del sentido humano.bado para su publicación el 09 de abril de 2009 Palabras clave: Emprendimiento, Enseñanza, Fenome- nología, Administración. ABSTRACT This article intends to present an approach to the theoretical framework discussed in the doctoral thesis “Entrepreneurship Teaching as the Formation of the Will.” It points out the theoretical weaknesses of the Entrepreneurship as heritage from Administration; it also takes a brief look at Enterprise as a cultural phenomenon from the Sociological point of view and, finally, the connections to social responsibilities as re- novation source are presented. Phenomenology, then, according to human perspective, proposes the approach to entrepreneurship as acknowledgement of will and the search for human dimension. Key Words: Entrepreneurship, Training, Phenomenolo- gy, Administration. Revista Ciencias Estratégicas. Vol 17 - No 21 (2009) • 21
    • Clara Inés Orrego Correa Ciencias EstratégicasIntroducción 1. Las debilidades teóricas del emprendimiento: herencias deEn las últimas dos décadas, se ha evidenciadoen el ambiente académico y empresarial el auge la administracióndel emprendimiento, con la participación de ins-tituciones públicas, privadas y sociales. El surgi- Busenitz y su grupo de investigadores (2003,miento de este campo de conocimiento se inscribe p. 286) afirman que la investigación sobre eldentro de la disciplina de la Administración y emprendimiento ha permitido comprender lapuede atribuirse a varios fenómenos: de un lado, permeabilidad de los límites de este nuevoa la velocidad de los cambios tecnológicos, a los campo y reconocer la interacción y los cambiosprocesos de la globalización, y de otro, a la ne- intelectuales con otras áreas del conocimiento.cesidad de revivir el emprendimiento empresarial Coinciden estos autores en que los límites rezaganque ha caracterizado la humanidad, enriquecido su legitimidad. A propósito de esto, el hecho deel mundo y la cultura y ha sido importante motor que la Administración ha carecido de una epis-del progreso humano. temología propia y, en consecuencia, que haya estado dominada por ideologías y modas que vanEn el ámbito académico, el emprendimiento ha y vienen con los modelos económicos, de igualsido calificado como un campo emergente, como manera la formación del emprendimiento ha es-una disciplina en etapa de construcción, y entre tado representada en un conjunto de manuales,ellos hay algunos que argumentan que su debili- técnicas, planes y procedimientos a la sombra deldad estriba en la etapa preteórica en la que se paradigma dominante2.encuentra; sin embargo, evidencia en las últimasdécadas un incremento en las publicaciones de los Según esta mirada, la concepción del ser humanoprincipales journals de Administración y empren- ha sido muy reducida; aparece como un abstracto,dimiento (Busenitz et al, 2003, p. 286). un objeto económico, un individuo sin cultura y a veces sin identidad, inscrito en el mundo de laEn este escenario de múltiples alternativas, es lógica y de la instrumentalización. Es pues bajoinevitable visualizar este campo de conocimiento la mirada del negocio como ha sido guiado tradi-y entender las preocupaciones por construir un cionalmente el emprendimiento; por esto es cadamarco teórico que pueda responder, por un lado, vez más importante recuperar las dimensionesa las exigencias de cientificidad y, por el otro, a sociales que recrean su formación y que funda-las dimensiones de la persona en la perspectiva mentan precisamente este escrito.de la formación humana, como se propone en latesis doctoral de la autora, en desarrollo1. Husserl, el máximo exponente de la fenomenolo- gía, en su postura crítica de la modernidad, afir-1 Proyecto aprobado para desarrollar la tesis “Enseñabilidad del emprendimiento como formación de la voluntad”. Doctorado en Administración de EAFIT, 2009.2 Corresponde al paradigma de la sociedad industrial, en la que impera el progreso material, el desarrollo económico y tecnológico. Desde este ángulo se aprehende el conocimiento racional y se reconocen el método científico, la objetividad y la metodología cuantitativa. De esta forma, la visión del ser humano se torna reduccionista y subordinada al orden y a un modelo de sociedad exterior.22 • Revista Ciencias Estratégicas. Vol 17 - No 21 (2009)
    • La fenomenología y el emprendimientoma: “Ante todo es necesario liberar al sujeto de análisis realizado en publicaciones especializadas,su positivización”; esto se logra con la propuesta requieren consolidarse a partir del tratamientode reconstruir las relaciones del mundo de la vida según otros enfoques y niveles.y reubicar las ciencias producto de la actividad delhombre (Hoyos y Vargas, 1996, p. 118). De conformidad con la mirada humana de la Administración, el emprendimiento se consideraOtra de las dificultades que presenta el empren- una práctica social, susceptible de entendersedimiento tiene que ver con la normatividad que según la expresión de la conducta humana, razónacompaña su desarrollo, toda vez que se sustenta por la cual se adopta una concepción más ampliaen metodologías para preparar, formular y evaluar y se acepta la contribución multidisciplinar deproyectos y en su gestión, y en el abordaje asis- las Ciencias Sociales en este campo. Desde estetemático y acrítico de sus componentes técnicos. punto de vista, se orienta el aprendizaje personalNo obstante, se dejan de lado aspectos que tienen y organizacional, en el desarrollo de accionesque ver con la realidad social, con la problemática transformadoras del contexto, en el cual el sujetohumana, con su significado; como expresan Hoyos potencia sus dimensiones sociales, para empren-y Vargas (1996): “se trata de salvar los fenómenos, der y construir tejido social.mostrar al mundo las vivencias intencionadas”. Enel presente caso, se pretende poder dar razón de En concordancia con lo anterior, puede afirmar-las dimensiones humanas relacionadas con la men- se que no se ha explorado suficientemente eltalidad transformadora y la capacidad de generar estudio del emprendimiento desde la dimensiónnuevas ideas, lo cual permite deducir la relación humana, el cual parte de la noción fundamentalcon la convicción que se adquiere, se construye y del sujeto (subjetividad), hasta configurarse enque está asociada, entre otros, al fortalecimiento la experiencia de interdependencia con los otrosde la voluntad. (intersubjetividad) a través del reconocimiento de la voluntad personal y común.Respecto de la investigación que apoya este nuevocampo, Urbano (2007)3 afirma que el emprendi- Hecha esta claridad, es esencial entender enmiento se encuentra en su fase inicial, adolece primera instancia la relación de la fenomenologíade un buen marco teórico y la mayoría de las con las Ciencias Sociales. Veamos:investigaciones realizadas han sido de carácterdescriptivo. Además, que en su mayoría han utili- Según Chanlat (2002, p. 19), las Ciencias Socialeszado metodologías de tipo estadístico y a la fecha son todas las que se ocupan de hacer inteligible laexisten pocos estudios comparativos, longitudina- vida social en su totalidad o en uno de sus aspec-les, de carácter cualitativo y explicativo. tos. En general, los fenómenos humanos han sido estudiados según dos perspectivas; cientifista-Con esta declaración puede afirmarse que el em- objetivista y humana-subjetivista. Con el ánimoprendimiento se halla en una etapa adolescente, de legitimar la concepción humana de la Admi-y, en términos de investigación, es lícito reco- nistración y del emprendimiento, se consideraránocer que hay algunos avances de tipo empírico la segunda perspectiva y, frente a las diferentesque, aunque reflejan un creciente interés por el posturas teóricas, se optará por hacer un acerca-3 Seminario de Creación de Empresas. Universidad EAFIT. Marzo de 2008. Docente David Urbano. Revista Ciencias Estratégicas. Vol 17 - No 21 (2009) • 23
    • Clara Inés Orrego Correa Ciencias Estratégicasmiento a los procesos sociales cuya finalidad es tiene que ver con el mundo de la vida4 donde in-el estudio de la conducta humana. teractúan las personalidades de orden superior5 y con la relación que los une, de tal forma que seComo punto de partida para legitimar las Ciencias pueda aprehender esta realidad social.Sociales, se ha identificado que el conocimientoincluye, entre otras exigencias, la descripción, y Así, por el lado de la sociabilidad se comprendeesto equivale también a nombrar y darle vida a como cada persona participa en un mundo con susun fenómeno, que antes era desconocido, como lo aspiraciones, valores y significados; como lo ex-expresa el autor mencionado en la siguiente cita: presa Husserl: “cada persona es un mundo cósico“(…) lo mismo sucede con las ciencias sociales. o una desnuda naturaleza” y en su participaciónAntes de explicar y comprender un fenómeno con el otro produce una unidad del hacer común.humano en su dinámica, es necesario poseer los Esta relación con los otros para emprender ac-datos que lo describan y, por lo mismo, lo hacen ciones entrelaza las conciencias en la búsquedaexistir” (2002, p. 24). de un propósito conjunto: “En cualquier caso, se trata aquí de comunidades de voluntades deContinua argumentando Chanlat que la descrip- personas determinadas que están de acuerdo,ción debe ir acompañada de una explicación y, incluso inmediatamente, como sujetos volitivos”por ende, de la comprensión, lo que significa (1987, p. 183).poner en juego valores, experiencias, deseos ysignificaciones. 2. La sociología y elSegún la concepción humana de la Administración, fenómeno cultural delel emprendimiento es una actividad propia del emprendimientoser humano, es parte de su esencia, no es ajenoa sí mismo; es en su ser interior donde se produce De otro lado, el emprendimiento constituye unla convicción para enfrentar la acción exterior, fenómeno cultural que encierra conductas, va-realización que implica encarar las incertidumbres lores, creencias y modos de actuación, con lapresentes en el contexto. intencionalidad de generar bienestar social en una comunidad; a su vez, la cultura constituyeAsí, desde el punto de vista de la fenomenología, una variable importante, tanto para el proceso dellegar a la esencia del emprendimiento implica desarrollo de la idea emprendedora como para laanalizar la conducta concreta de emprender, que acción o puesta en marcha.4 Para Hoyos y Vargas (1996), el mundo es primero que todo horizonte, pluralidad y diversidad, contexto universal de sentido y fuente inagotable de orientación y validación de nuestras aserciones. El mundo de la vida menciona una subjetividad que experimenta el mundo anterior, le otorga sentido, y, en la comunicación, le otorga validez.5 Husserl enuncia: “Ahora bien, hemos de distinguir entre personalidades de orden superior, como auténticas asociaciones personales y comunidades únicamente comunicativas, como unidades de acción; un lenguaje no surge como una constitución en los Estados parlamentarios” (Husserl, 1987, p. 202).24 • Revista Ciencias Estratégicas. Vol 17 - No 21 (2009)
    • La fenomenología y el emprendimientoDesde un enfoque filosófico, expresado en el y su sentido común, toda vez que cada individuopensamiento de Husserl6, explicitar la correlación integra un mundo particular, en el cual no sóloentre el hombre, su realidad y el mundo de las hay objetos sino otros semejantes, alter egoscosas, es decir, la estructura de la experiencia como los denomina Schutz, los cuales actúan enhumana, es lo que se ha llamado fenomenología circunstancias típicamente similares y constituyen(Herrera, 1998: 50). su acervo de conocimiento (2003, p. 20).En la fenomenología, el lugar donde se desarrolla La realidad social y la experiencia del hombrela cultura se denomina el mundo social o campo no son dos actividades separables y analizablesde acción que se organiza alrededor de la persona, independientemente, es decir, es vital darle sen-según sus planes y significaciones, sin dejar atrás tido a la vida cotidiana, “es a través de nuestrala idea de que este mundo implica posibilidades experiencia que la realidad adquiere un sentido”para otras personas. Al respecto Schutz afirma: (Herrera, 1998, p. 18). En este caso, el hecho“No puedo comprender una cosa social sin redu- social de emprender tiene que ver, no sólo concirla a la actividad humana que la ha creado, y, encontrar la esencia del emprendimiento sinomás allá de ello, sin referir esta actividad humana con la realidad del mundo de la vida que aportaa los motivos que la originan” (2003, p. 23). la acción de emprender.Además, en la sociología, desde cuya perspectiva Según este panorama, el ser humano es un serse comprenden los fenómenos sociales, se reitera cultural, que experimenta el mundo social enla necesidad de apoyarse en otras ciencias. Para términos de motivaciones; de acuerdo con esto,el caso del emprendimiento, se acudirá, entre desempeña ciertos comportamientos, se ajusta aotras, a la antropología filosófica, que considera valores, y especialmente se dispone creativamen-al hombre dentro del mundo desde el punto de te para emprender como un acto de sentido; a suvista natural y socio-cultural; así explica Schutz vez, se siente determinado por las valoracionesla naturaleza de esta realidad: “La índole bioló- positivas o negativas e influenciado por sus co-gica del hombre está en la base de su sistema de terráneos.necesidades y de su orden jerárquico, mientrasque su índole espiritual determina las formas de Herrera (1998) explica de manera general la cons-su conocimiento y ambas son el cimiento de la trucción de sentido:realidad social y cultural” (2003, p. 144). Para el fenomenólogo la idea de “dato” tanEs decir, la fenomenología parte de la noción fun- importante para el realista, implica la ideadamental de sujeto para comprender su realidad de don, la idea de don implica la idea de6 Edmund Husserl, fundador de la fenomenología. Nació en Prosznitz, Moravia en 1859. Estudió matemática y filosofía en Halle, donde se ejercitó como profesor hasta 1901; luego se trasladó a Gotinga, donde fue nombrado profesor titular hasta 1906. Posteriormente viajó a Friburgo, donde se jubiló y murió en 1938. Durante su vida publicó algunos escritos fundamentales como Investigaciones Lógicas (1901), Filosofía como ciencia estricta, y más tarde su libro fundamental Ideas relativas a una fenomenología pura y una filosofía fenomenológica. En 1929 publicó Lógica formal y lógica trascendental y Ensayo de una crítica de la razón lógica y dos años más tarde Meditaciones cartesianas. Dos años antes de su muerte se conoció la primera parte del libro Crisis de las Ciencias Europeas, pero la mayoría de sus investigaciones permanece inéditas (Hoyos y Vargas, 1996, p. 1). Revista Ciencias Estratégicas. Vol 17 - No 21 (2009) • 25
    • Clara Inés Orrego Correa Ciencias Estratégicas encuentro y la idea de encuentro presupone mente como disciplina, es honesto reconocer que la idea de promoción. Esta promoción impli- ha proporcionado bienestar a diferentes grupos ca que el mundo de la vida esta “ya dada” humanos que encuentran en el emprendimiento antes que la conciencia. Solo que lo que nos un proyecto de vida con el diseño y puesta en interesa no es el mundo por lo que es, sino marcha de una empresa. Es así como se ha sido por el significado que puede tener y por el aprovechado por instituciones privadas y públicas, significado que de hecho tiene a partir de que, con el propósito de promover el espíritu em- los intereses, proyectos e intencionalidades presarial, orientan desde las distintas estructuras del hombre como sujeto. (p. 13) de poder estas propuestas; es el caso del Estado, que en el año 2006 decidió proponer la Ley 1014,Con un enfoque similar se toma como referente la que exige a las universidades a tener una unidadinnovación. Weick (2003, p. 66) señaló igualmente de emprendimiento.la importancia de la construcción de sentido comola idea principal en la comprensión del concepto 3. La responsabilidad socialde la organización, el cual es clave al intentarcomprender la naturaleza del emprendimiento. como fuente de renovaciónPlantea que los individuos deben ser capacesde leer en su contexto todas aquellas formas De conformidad con la mirada mercantil de laportadoras de significación o, en su defecto, economía, es común encontrar en el pensamientobuscar alternativas de resiliencia7 que motiven a tradicional schumpeteriano la identificación dereconstruir otras formas de hacer como signos de emprendedor con el sujeto comercial que articulaexpresión del potencial humano para vencer las innovadoramente los distintos factores de pro-dificultades naturales. ducción tomando algunos riesgos; sin desconocer la importancia de este pensamiento objetivista,Por su origen, su emergencia y su dinámica, y por la noción que va ser tenida en cuenta en estetratarse de un fenómeno de la sociedad específico artículo es precisamente aquélla que proponede la cultura hispanoaméricana, en las dos últimas relevar la significación del emprendimiento desdedécadas el campo del emprendedor se ha explo- la subjetividad.rado muy poco, especialmente como resultadode la significación cultural particular. Pereira lo A partir de esta concepción, se intenta construirconfirma: “(…) en el campo del emprendimiento la noción de responsabilidad social, según la cual,esta dimensión sociológica e histórica no se ha el sujeto es capaz de asumir la responsabilidadtrabajado y se ha dejado así con una caracterís- en términos de la transformación de la sociedadtica de ser un campo de investigación asocial y y de la cultura, construir tejido social y generaratemporal” (2007, p. 19). otras posibilidades humanas.Aunque aún este nuevo campo tiene el reto de Este desafío reclama una nueva forma de ver elrevisar sus debilidades para consolidarse teórica- emprendimiento, de lograr una respuesta más7 La resiliencia es la capacidad de una persona o grupo para seguir proyectándose en el futuro a pesar de acontecimientos desestabilizadores, de condiciones de vida difíciles y de traumas a veces graves. Se trata de un término original de las Ciencias Físicas.26 • Revista Ciencias Estratégicas. Vol 17 - No 21 (2009)
    • La fenomenología y el emprendimientohumana a la problemática de la organización, Para la fenomenología, la cultura es el conjunto derelacionada con la manera de concebir el trabajo, producciones que tienen lugar en las actividadesla sustentabilidad y la sostenibilidad, así como el continuas de los hombres colectivizados, que tienencompromiso de los emprendedores con sus cola- su existencia espiritual permanente en la unidad deboradores y grupos de interés. la conciencia de la comunidad y que su tradición sigue conservando (Hoyos y Vargas, 1996, p. 100).Husserl concibe la responsabilidad como fuente de De esta manera, el emprendimiento se considerarenovación, a partir de la cual los seres humanos un hecho cultural, dado que está vinculado esen-deben comprometerse a configurar una cultura cialmente al hombre y a su historia, sobre una baseauténticamente humana. de significados que le motivan a superar la visión objetivista e instrumentalista del mundo. (…) Sólo esta claridad intelectual puede convocar a un trabajo gozoso; sólo ella Ser responsable socialmente, de acuerdo con la puede transmitir a la voluntad la resolu- fenomenología, tiene que ver con la exigencia de ción y la fuerza imperativa para una acción constitución de otros, con quienes se conforman las liberadora; sólo este conocimiento puede relaciones de reciprocidad, y con una solidaridad devenir un sólido patrimonio común, de compartida por los procesos estructurales de la modo que finalmente, por obra de miles y sociedad como el cuidado del medio ambiente, la miles de convencidos de la racionalidad de búsqueda del bien común, la convivencia ciudada- la empresa, las montañas se muevan; es na, entre otros, que dependen no sólo de los movi- decir, el movimiento de renovación que se mientos y tendencias sociales, sino de la actitud de limitaba a latir emotivamente se transfor- los seres humanos y de la capacidad de emprender me en el proceso mismo de la renovación. para lograr verdaderas transformaciones. (2002, p. 3) Esa responsabilidad que tiene que ver tambiénEsta renovación también demanda una cultura con la educación, en la medida en que es elorganizacional sana, en la que se compartan único medio para lograr la transformación y elsímbolos, creencias y valores en un contexto de cambio de la sociedad. Mediante los procesos dediálogo, concertación y motivación por el uso de formación se inicia la reflexión sobre la naturalezala palabra, de manera que posibilite a todos los humana y, gracias a los avances continuos, el sermiembros manifestar abiertamente los deseos, la humano se perfecciona y se alcanza el progresocolaboración y la participación en la construcción de la humanidad; en esta medida, pasa de ser unde este propósito. proyecto individual a uno comunitario. Por esto, es necesario puntualizar el papel trascendental queLa visión positiva relacionada con el emprendi- juegan la familia, la escuela y las instituciones ymiento se va determinando a partir del análisis la incidencia de estas estructuras en la construc-fenomenológico de la autoconciencia, en la cual se ción del sujeto.manifiestan las infinitas posibilidades de creacióne innovación que tiene el ser humano como par- Igualmente, la formación requiere, como lotícipe de una cultura y miembro de una sociedad expresa Vargas (2007, p. 26), no sólo el recono-con la que tiene también una responsabilidad. cimiento del carácter anónimo constitutivo del sujeto sino el de la cultura, es decir, se trata de Revista Ciencias Estratégicas. Vol 17 - No 21 (2009) • 27
    • Clara Inés Orrego Correa Ciencias Estratégicas“(…) comprender las estructuras fundantes de la u otros e incitar a trabajar conjuntamente deinteracción mundano-vital; tal tránsito considera conformidad con un propósito común responsable.tanto la formación de las personas singulares como Así, la realización del otro es punto de partidael fundamento de las personalidades de orden para la organización de actos comunitarios. Hus-superior –familia, comunidad, barrio, ciudad, serl así lo afirma:nación, Estado, comunidad de naciones”. En un fundado sentido superior, la acción yAsí, la formación para el emprendimiento se realización complejas son mi acción y, asíexplica no sólo a partir del autoconocimiento, mismo, la acción del otro, -en tanto cadala autovaloración, la autodeterminación de los uno actúa para sí inmediatamente -en susujetos emprendedores, sino también del papel parte- en la cuestión y ejecuta una acciónque juegan los entes o personalidades de orden primaria que es exclusivamente suya pro-superior que intervienen en mundo social, como pia-, siendo a la vez tal acción parte deson el Estado, la organización, la familia y las una acción secundaria, fundada, que es lacomunidades, entre otros, y la comprensión de la acción completa de cada uno de nosotros.interacción que genera el emprendimiento como Y así en todo obrar comunitario”. (Husserl,posibilidad de realización del sujeto en la vida 1987, p. 11)con los otros. Es importante tener en cuenta que cada hombreCon esta orientación se propone la tesis doctoral, perteneciente a una comunidad desarrolla unpara fundamentar la enseñabilidad del empren- comportamiento en la vida colectiva, el cual tie-dimiento según la dimensión humana, el cual ne consecuencias que determinan de antemanodebe partir de la noción fundamental del sujeto, su conducta ética, y, en ese mundo circundante,hasta configurarse en la experiencia con los otros el propósito es construir una vida buena y recta.y tematizarla, a partir de la auto percepción de En esa medida implica que sea auténticamentelos emprendedores, así como caracterizar las va- humana y, por tanto, caracterizada por un enten-riantes e invariantes individuales y comunitarias dimiento ético entre las partes, es decir, comoen los procesos de emprendimiento. una confluencia de voluntades.La voluntad, a partir de un nivel fenomenológico La investigación tomará como variables de lamás complejo, consiste en la realización de ac- formación en y para el emprendimiento: la subje-tos en los que el sujeto toma una determinación tividad, la intersubjetividad, pero especialmentedeliberada y ponderada (Vargas, 2006, p. 72), es la noción de voluntad individual y común. Husserldecir, la voluntad entra a formar parte de la acción (1988, p. 50) postula que, para lograr una renova-propiamente dicha por medio de la cual afianza ción de la humanidad, es imprescindible la organi-su vida subjetiva, se decide por un estilo y pone zación ética de la vida productiva; en ese sentido,en marcha un proyecto de vida. los procesos de formación para el emprendimiento son fundamentales y dependen en gran parte deComo se expresó anteriormente, la voluntad rela- la actitud e interés de los emprendedores y de sucionada con la acción puede dirigirse sobre otro capacidad de innovación.28 • Revista Ciencias Estratégicas. Vol 17 - No 21 (2009)
    • La fenomenología y el emprendimiento La pedagogía se caracteriza por dos dimensiones4. Educación, pedagogía y fundamentales, la discursiva y la práctica. Elprocesos de formación en discurso pedagógico es una elaboración filosó-emprendimiento fica sobre el sentido, mientras que la práctica pedagógica es un proceso de intervención sobreEl hombre, según su naturaleza humana, requiere la humanidad, en aras de su humanización, deser educado, y la educación constituye a su vez un la consolidación de su sentido de libertad enmedio de transmisión de la cultura. Parafraseando todas las esferas de la experiencia tanto per-a Vargas, la educación constituye la posibilidad sonal como colectiva. En tal sentido, Candelade pensar y darle sentido a la vida o proyecto de (2001) afirma que: “estudiar la relación entre elvida, así como reflexionar sobre las posibilidades discurso y proceso educativo en el aula implicaque tiene de ser moralizado o hacerse más sabio adoptar una perspectiva interpretativa, porque(2006, p. 31). el discurso supone comunicación o construcción social situada”, lo que advierte la característicaEn consecuencia, la labor educativa actual está filosófica de sentido que proporciona el lenguajeemplazada a centrarse en la enseñabilidad de las en el discurso pedagógico como un proceso deciencias, es decir, a realizar aportes al proceso construcción, que cada sujeto conforma la rea-creador del conocimiento y al deber ser del objeto lidad en un contexto determinado.de una nueva pedagogía. Al igual, Husserl afirma que en los problemasFlórez (1996, p. 75) define la enseñabilidad como fundamentales de la fenomenología es necesariola base fundamental de la reflexión pedagógica recrear la realidad, como la actitud natural delcontemporánea. Propone explicarla como una ca- sujeto con su entorno, para interpretarla y darleracterística derivada del estatuto epistemológico significado a su existencia.de cada ciencia o disciplina, referida a los rasgosde racionalidad, sintaxis, de contenido teórico y “Yo significa para cada uno de nosotrosexperiencial que distingue el abordaje de proble- algo diferente: para cada uno Yo significamas y condiciones, específicamente la manera la persona completamente determinadacomo cada disciplina puede o debe enseñarse. con un nombre propio concreto, que vive sus percepciones, recuerdos, expectativas,Teniendo en cuenta esta declaración, mientras la fantasías, sentimientos, deseos, voliciones,enseñabilidad se ocupa de la lógica del desarrollo que tiene sus estados, ejecuta sus actos, ycientífico, la pedagogía lo hace de la actividad además, tiene sus disposiciones, predispo-cognitiva del sujeto y, en este sentido, la forma- siciones innatas, capacidades y habilidadesción constituye el eje teórico de la pedagogía, adquiridas, etc.”. (Husserl, 1994, p. 48)que significa una forma de humanizar. La visión operativa del emprendimiento constituyeAsí, la pedagogía, más que un saber o un cono- una debilidad para la sociedad, especialmente por-cimiento, es una práctica (Vargas, 2006, p. 15). que se ha mantenido la idea de que el rol social delCabe decir que se investigan los principios regula- emprendimiento es la creación de riqueza y a estodores: esto es, que la pedagogía no habla del ser se debe la actual preocupación de la economía, desino de su propia naturaleza, del “deber ser”. hacer emprendimiento según la visión capitalista. Revista Ciencias Estratégicas. Vol 17 - No 21 (2009) • 29
    • Clara Inés Orrego Correa Ciencias EstratégicasSus practicas van desde la elaboración de planes Así, desde el punto de vista fenomenológico sede negocio hasta proyectos y planes de empresa, puede afirmar que la voluntad es una de las ca-caracterizadas por una concepción racional e pacidades centrales que tiene el sujeto para elinstrumental centrada en el hacer, razón por la afianzamiento de su vida subjetiva y para ponersecual el objetivo de la tesis doctoral está orientada en camino hacia una auténtica personalidad (Var-en otro enfoque que supone fundamentar la en- gas, 2006, p. 15). Husserl le otorga un significadoseñabilidad del emprendimiento como formación especial a la toma de una postura reflexiva de lade la voluntad personal y común, en el marco de propia vida, de conformidad con la esencia della fenomenología. hombre y la capacidad de autoconciencia: “En el sentido pues de los actos personales de autoco-Conclusiones nocimiento, autovaloración y autodeterminación práctica (volición referida a uno mismo y acción en la que uno se hace así mismo)” (III, p. 24, citadoPara finalizar, es importante justificar la funda- en Husserl, 1988, p. XVIII).mentación de la enseñabilidad del emprendimien-to según la concepción humana y reiterar la razón Así se comprende el papel de la voluntad en elpor la cual la fenomenología permite desplegar la acto humano de emprender, según el cual el sujetoteoría y la práctica del emprendimiento. toma la decisión de realizar una acción, y mediante esta acción afirma su personalidad y despliega susComo argumentan Hoyos y Vargas, la riqueza de capacidades y competencias, es decir, se generala fenomenología o su lado positivo es el esfuerzo un acto de transformación de sí mismo.por volver a aprehender al hombre mismo pordebajo de los esquemas objetivistas de los cuales En resumen, de lo que se trata es de identificar elno puede revestirlo sino la ciencia antropológica. lugar del emprendimiento en la voluntad personalIr a las cosas mismas, como afirma Husserl, fue y en la voluntad común y, de conformidad con estesu propuesta en un momento de la crisis de la espacio, plantear un modelo de formación comocultura de Occidente; su tesis consistió en volver confluencia de voluntades para fundamentar unaa recuperar la esencia del hombre en el mundo, teoría y unas formas de intervención.dado su énfasis en el positivismo de la ciencia,el cual propició el olvido de su génesis, especial-mente de las actitudes y vivencias del sujeto en Bibliografíael mundo de la vida. BUSENITZ, W. III, SHEPHERD, N. & CHANDLER, Z. (2003). “Entrepreneurship Research in Emer-Para entender qué es la fenomenología, es esen- gence: Past Trends and Future Directions”.cial partir del concepto ontológico que explicita Journal of Management, 29 (3), 285-308.cada vez más la experiencia humana y la define CHANLAT, J. F. (2002). Ciencias Sociales y Adminis-como la correlación entre el hombre, sus reali- tración. Medellín: Fondo Editorial Universidaddades y el mundo circundante en el que se des- Eafit. CANDELA A. (2002) “Corrientes teóricas sobre el dis-envuelve; de acuerdo con esto, se considera un curso en el aula”. Revista Mexicana de Investi-método descriptivo, que, según el lema de volver gaciones Educativas. México.a las cosas mismas o comprender directamente FLÓREZ OCHOA, R. (1996). Hacia una pedagogía dellas cosas como son, rehace el discurso en la vida conocimiento. Bogotá: Mac Graw Hill. Intera-reflexiva de cada sujeto. mericana.30 • Revista Ciencias Estratégicas. Vol 17 - No 21 (2009)
    • La fenomenología y el emprendimientoHERRERA RESTREPO, D. (1998). América Latina y la SCHUTZ, A. (2003). Estudios sobre la teoría social. fenomenología. México: Universidad Pontifícia Escritos II. Buenos Aires: Amorrortu. de México. Colección Investigación UPM, No 7. --------. (2003). El problema de la realidad social.HOYOS V., G., y VARGAS G., G. (1996). La teoría de la Buenos Aires: Amorrortu. acción comunicativa como nuevo paradigma de URBANO, D. (2008). Seminario de Creación de Empre- investigación en ciencias sociales: las ciencias sas y teoría económica institucional. Aproxi- de la discusión. Bogotá: Arfo. maciones teóricas al estudio de la creación deHUSSERL, E. (1987). El espíritu común /(Gemein- empresas. Medellín: Universidad EAFIT, Marzo geist). Obra póstuma. (C. Moreno Márquez, de 2008. Trad.). Sevilla: Universidad de Sevilla. VARGAS GUILLÉN, G. (2006). Filosofía, pedagogía y--------. (1988). Renovación del Hombre y la cultura: tecnología: Investigaciones de epistemología de Cinco ensayos. México: Universidad Autónoma la pedagogía y filosofía de la educación. Bogo- Metropolitana. Antropos. tá: Universidad Pedagógica Nacional.--------. (1994). Problemas fundamentales de la feno- --------. (2007). “Formación y subjetividad”. En: Co- menología. (C. Moreno y J. San Martín, Trads.). lección “Filosofía y enseñanza de la Filosofía”. Madrid: Alianza. Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.PEÑA RODRÍGUEZ, F. (2007). “Posibilidades epistemo- VARGAS B., J. C. (2006). “La voluntad y su papel lógicas de la Pedagogía”. En: VARGAS GUILLÉN, en la constitución de la identidad personal: G. et al, Formación y subjetividad. Bogotá: Un estudio a partir de la filosofía de Edmund Universidad Pedagógica Nacional. Husserl”. Revista Latinoamericana de Fenome-PEREIRA, L. F. (2007). “La evolución del espíritu em- nología, (92), 71-89. presarial como campo de conocimiento: Hacia WEICK, K. E. (2003). “L´éffondrement du sens dans una visión sistémica y humanista”. Cuadernos les organisations: L´accident de Mann Gulch”. de Administración, 20(34), 11-36. Bogotá: Pon- En: BENEDICTE, V. (Coord.), Le sens de l´action. tificia Universidad Javeriana. París: Institut Vital Roux/Vuibert. pp. 59-87. Revista Ciencias Estratégicas. Vol 17 - No 21 (2009) • 31