Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Padre Justino Russolillo1
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Padre Justino Russolillo1

  • 2,123 views
Published

 

Published in Spiritual , Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
2,123
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4

Actions

Shares
Downloads
1
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide
  • Presentar una idea correctamente es todo un reto. En primer lugar, es necesario conseguir que los oyentes estén de acuerdo con usted desde el principio. Una vez logrado esto, llega el momento de pasar a la acción. Utilice la fórmula “Pruebas, acciones y beneficios” de Dale Carnegie Training® e impartirá una presentación motivadora y orientada a emprender acciones.

Transcript

  • 1. Fundador de los Padres y Hermanas de las Divinas Vocaciones Padre Justino Russolillo Soc. Div. Vocaciones
  • 2. Soc. Div. Vocaciones Justino nace el día 18 de enero de 1891 en Pianura de Nápoles. Hijo de Luis Russolillo y de Josefina Simpatía. Ya desde su infancia siente una fuerte llamada de Dios al sacerdocio. A los cinco años recibe la Primera Comunión y se enamora de Jesús Eucaristía. A los diez años entra en el Seminario de Pozzuuoli, superando brillantemente los exámenes que ingresa al segundo curso del colegio.
  • 3.
    • Justino no dudó nunca de su vocación, pero más de una vez temió no poder continuar en el seminario debido a la cuota que debía pagar en el Seminario y que su familia no podía sostener, además de tener una salud delicada que lo acompañó toda su vida.
    • A pesar de todo esto, Justino sigue adelante con los estudios y se prepara para el sacerdocio y en cada tiempo de vacaciones va descubriendo la semilla de la vocación sacerdotal y religiosa en los jóvenes que le frecuentan.
    • Con ellos va a formar dos grupos: los “Voluntarios de Jesús” y los “Fidelísimos” . Organiza un oratorio con actividades recreativas, cantos, oraciones, clases de catecismo y formación humana-social.
    Soc. Div. Vocaciones
  • 4. Fundación del Vocacionario:
    • Una vez hablando a su “fidelísimos”, don Justino les pregunto si querían ser sacerdotes, uno de ellos, a nombre de todos, le respondió que NO! Viendo las señales de vocación que existía en ellos, el padre Justino quiso saber la razón de ese “NO” tan rotundo….no era otra cosa que el de ser pobres y no tener con que pagar los estudios del seminario.
    Soc. Div. Vocaciones El padre Justino, fiel seguidor de Jesús, se compromete, y con él toda su familia religiosa, a vivir en la “búsqueda y formación de las vocaciones a los sagrados ministerios, especialmente entre los que menos tienen”.
  • 5. Fundación del Vocacionario:
    • El 30 de abril de 1914, el Padre Justino hace el primer tentativo de vida en común. Es la fecha considerada y celebrada como el día de la fundación del Vocacionario, la obra más característica de los Vocacionistas: es un seminario donde los jóvenes que tiene signos de vocación, se forman gratuitamente en la piedad, en el estudio y en el trabajo.
    Soc. Div. Vocaciones Esta experiencia de vida la realiza en su casa paterna y dura ¡sólo 15 días!, pues el obispo del lugar le pide al joven sacerdote que suspenda esta experiencia de vida comunitaria-religiosa. Siempre dócil a la voluntad de los obispos, don Justino obedece, aunque apenado, pero con la confianza que es Dios quien obra en todo esto.
  • 6. Fundación de la Sociedad de las Divinas Vocaciones
    • ¿Cómo nace la Congregación de las Divinas Vocaciones?
    • El padre Justino responde: “ Esta Sociedad ha nacido de un seminarista que enseñaba catecismo todos los días y a veces todo el día”. Con esta afirmación se explica que el 20 de septiembre de 1913, día de su ordenación sacerdotal, en la mañana, don Justino hiciese un voto de fundar una Congregación religiosa dedicada a la búsqueda y a la formación de las vocaciones.
    Soc. Div. Vocaciones
  • 7. Fundación de la Sociedad de las Divinas Vocaciones
    • Al mes de su nombramiento como párroco de San Jorge Mártir en Pianura, comenzó a transformar el lugar para la acogida de los jóvenes que buscaban discernir su vocación, lo que le permite abrir el primer Vocacionario o la primera Casa Vocacionista el 18 de octubre de 1920. Al padre Justino le queda la siguiente convicción: “el Vocacionario y la parroquia deben crecer y ayudarse recíprocamente”.
    Soc. Div. Vocaciones
  • 8. Fundación de la Sociedad de las Divinas Vocaciones
    • La noticia de la apertura del Vocacionario, que acepta y forma gratuitamente a los jóvenes que se sienten llamados al sacerdocio, se extiende casi milagrosamente por las regiones de Italia meridional. Los jóvenes que acuden al Vocacionario aumentan de día en día, lo que obliga al padre Justino a hacer cambios urgentes en la cas parroquial.
    Soc. Div. Vocaciones
  • 9.
    • “ Buscad primero el Reino de Dios y su Justicia y todo lo demás se les dará por añadidura”. Este principio llega a ser el lema del joven sacerdote. Aunque las dificultades económicas eran muchas, pues no era fácil mantener gratis el cada vez mayor número de jóvenes que entraban en el seminario, el padre Justino destina los modestos recursos de la parroquia al sostenimiento y reestructuración de la Iglesia y a las necesidades de los pobres.
    Soc. Div. Vocaciones Esta gran obra atrae a muchos jóvenes, bienhechores, personas generosas y sacerdotes, que se acercan al padre Justino y le ofrecen su colaboración. El fuego interior se hace visible en este hombre de Dios que vive y trata de hacer vivir aquello que enseña y que desea a todos aquellos que encuentra en su camino: “sé santo…sé un santo verdadero, pues todo lo demás no cuenta nada….”
  • 10. Para aceptar a un joven en el Vocacionario, no se pide dinero, ni siquiera la garantía de que se trate de una vocación definida como tal, sino que el joven manifieste su voluntad de ser santo y de seguir su vocación…si con la experiencia del Vocacionario se da cuenta que no tiene vocación a la vida religiosa o al sacerdocio, vuelve a su cas libremente para vivir su vocación a la santidad. Soc. Div. Vocaciones La Familia Vocacionista prepara las vocaciones y las dirige donde Dios las llama. El padre Justino no presionaba jamás a un joven para que se hiciese vocacionista, pues tenía claro que quien llama es el Señor. Por eso la tarea de la Congregación es ayudar a descubrir la vocación de cada persona para acompañarla en el discernimiento y después formarla.
  • 11. El día 2 de agosto de 1955, sin ningún lamento y después de haber padecido una larga y dolorosa enfermedad, el padre Justino entrega serenamente su alma al Señor, felíz de gozar plenamente de aquella Unión Divina que tanto predicó durante su vida. Soc. Div. Vocaciones
  • 12. Al día siguiente de su muerte el cuerpo de son Justino es llevado a la Iglesia parroquial y es expuesto a la veneración de los fieles que se acercan a rendirle un último homenaje al santo párroco. El 14 de abril de 1956 los restos del padre Justino son trasladados a la capilla del Vocacionario en la Casa Madre. Soc. Div. Vocaciones