Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Noticia2
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply
Published

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
168
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. EXPLORACIÓN MINERA EN SANTURBÁN: UN NUEVO INTENTO DE BURLAPor: J. Orlando Rangel-Ch. Henry Arellano Peña, Grupo Biodiversidad yConservación, Instituto de Ciencias Naturales, Facultad de Ciencias -Universidad Nacional de ColombiaLa pretensión de la compañía GreyStar, de explotar los yacimientos deoro y plata en los suelos y rocas del complejo paramuno de Santurbán,fue un nuevo intento de burla a las normas ambientales que prohíbenestas acciones en los páramos de Colombia.El estudio sobre factibilidad, desarrollo y ejecución del proyecto minero ysu impacto sobre los ecosistemas y las fuentes hídricas de la compañíaGreyStar presenta vacíos de información que no dimensionan el detrimentoecológico y social que tendría la explotación sobre esta zona, cuyapreservación es vital para todas las manifestaciones bióticas ysocioeconómicas de la ciudad de Bucaramanga y áreas aledañas.Las imprecisiones pueden enlazarse con los argumentos que últimamente hanhecho circular los voceros de la compañía: no hay una definición concreta nidelimitación precisa del páramo en Colombia; no se afectará el suministrohídrico en la ciudad de Bucaramanga; no se transformará el paisaje actualen Santurbán; se asegura una recuperación de todas las zonas que seafecten.Estas afirmaciones no se compadecen con la base de conocimiento sobre elpáramo y la alta montaña en Colombia. Buena parte de la zona a intervenir seubica claramente en la región paramuna, y la definición integradora depáramo se refiere a “extensas zonas entre el bosque andino y el límiteinferior de las nieves perpetuas, con suelos de espesa capa de materiaorgánica, y un clima contrastante que comprende noches frías húmedas ydías asoleados con radiación intensa. Las comunidades vegetales dominantesson los frailejonales con especies de los géneros Espeletia y Espeletiopsis,los pajonales con Calamagrostis effusa y diversos matorrales en los queprevalecen especies de Hypericum (chite), Diplostephium (romero) yMonticalia. Su límite altitudinal inferior como Bioma en Colombia empiezadesde 3.100 m (páramo de Monserrate)”.En algunos casos, estas comunidades vegetales pueden transgredir el límitealtitudinal inferior y arraigar en áreas inicialmente cubiertas por bosque
  • 2. andino, comportamiento que rememora sus orígenes históricos en una matrizde vegetación boscosa hace unos 3,5 millones de años.En el nudo de Santurbán, el monto de precipitación anual varía entre 986mm (municipio de Vetas) y 1.702 mm (puente Picacho), con una media anualde 1.290 mm (páramos semihúmedos). La existencia de vegetación como loschuscales evidencia sitios con mayor cantidad de agua en el suelo que hacengrandes aportes al ciclo hídrico del macizo. Del agua que circula enSanturbán dependen los ríos Suratá, Frío y Tona, que surten de este líquidoa Bucaramanga. El río Tona, en época de lluvias, aporta el 60% del mineral,mientras que el Suratá, en el verano, lo hace con el 50%; por tanto, escrucial mantener el flujo hídrico en las dos corrientes para garantizar los2.300 litros por segundo que requiere el acueducto de la ciudad.No se necesitan profundos ejercicios estadísticos ni de simulación paraconcluir que la merma de uno de los dos caudales, especialmente en la épocacrítica (verano), repercutirá negativamente en el suministro de agua paralos bumangueses.IMPRECISIONES Y VACÍOSEn el estudio del plan ambiental se manejan inapropiadamente las escalas enla cartografía (demasiado amplias e inadecuadas para zonificar, planificar ytomar decisiones en una superficie de tan limitada extensión y grandiversidad biológica), así como los distintos métodos de modelación, en losque no se evalúa el error de las predicciones y se justifica simplemente conel uso de percentiles y una modelación carente de validación.Los modelos sobre variación climática y atmosférica deberían presentar uncálculo de infiltración real local y regional, con variables como tipo de suelo,material parental y tipos de vegetación (particularidad de ensambles) endiferentes periodos de tiempo (régimen de distribución de las lluvias),puesto que en una megaobra con un consumo tan alto de agua, la infiltraciónpotencial local no tiene el alcance necesario para una equilibrada toma dedecisiones.Es indispensable un análisis de la precipitación en series temporales amplias,cuyos resultados permitan relacionarla con escenarios probables de cambiosdrásticos (climáticos) en la región. El panorama sobre el balance hídricoregional se complica aún más cuando se considera la intervención fuerte quese hará sobre quebradas, por ejemplo la construcción del embalse sobre la
  • 3. quebrada El Salado, con una capacidad de almacenamiento de agua de600.500 m3, y sobre lagunas como Pajarito, con capacidad dealmacenamiento de 506.800 m3.No se requiere de un estudio crítico para aceptar la contundencia de que elrepresamiento de caudales implicará cambios sustanciales en la dinámicahidrobiológica aguas abajo, como lo enseña el ciclo del agua que nos hanrepetido desde los años escolares.CONTAMINACIÓNEs preocupante la enorme cantidad de material contaminante que sedepositará en algunas zonas. Las excavaciones tipo tajo se diseñaron encinco fases de explotación en áreas de páramo (entre 3.100 y 3.400 m), yaque la región presenta una alta actividad sísmica, por tanto los riesgos o lasamenazas naturales (movimientos en masa) pueden incrementarse. Laubicación de las canteras que suministrarán abundante material para laconstrucción –entre otras de las pilas de lixiviación– no se detalla en lacartografía, ni se considera el grado de transformación adicional por estehecho.Una delimitación precisa del páramo (ver el mapa), en la cual se especifica ellímite altitudinal, clima, exposición de las laderas, vertientes y el efecto desombra de lluvia, inclinación e índices de convergencia topográfica con unajuste cercano al 82,53% de probabilidad, permitió identificar dosescenarios geográficos que documentan formaciones con afinidad paramuna:el primero, con perspectiva de aparición entre el 10% y el 50% (cerca de los2.650 m), engloba la región ecotonal o de transición entre el bosque altoandino y el páramo bajo o subpáramo; el segundo, cuya aparición variaríaentre el 50% y el 99% (valor que se alcanza cerca de los 3.310 m), incluyeformaciones típicas del subpáramo y del páramo propiamente dicho. Estafranja presenta un ajuste casi perfecto con la distribución actual de lostipos de vegetación en Santurbán.En conclusión, el proyecto minero de Angostura se localiza en su totalidaden el páramo y ocupa 578 hectáreas (63,16%) de las cerca de 920 que seintervendrían directamente.Tomado de: http://www.unperiodico.unal.edu.co/dper/article/exploracion-minera-en-santurban-un-nuevo-intento-de-burla/. 14/04/11. 4: 29 pm.