Paradigma Del Chorro De Agua Fría

2,330 views
2,139 views

Published on

Paradigma del chorro de agua fría

Published in: Travel, Business
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
2,330
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
269
Actions
Shares
0
Downloads
33
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Paradigma Del Chorro De Agua Fría

  1. 1. Paradigma del chorro de agua fría Presentación realizada por: Profa. Karla Vázquez Ascención
  2. 2. “Un grupo de científicos encerró a cinco monos en una jaula, en cuyo centro colocaron una escalera y sobre de ella un manojo de plátanos bien sujeto en lo más alto de la jaula.
  3. 3. Cuando uno de los monos trepaba por la escalera para alcanzar la fruta, los científicos lanzaban un chorro de agua bien fría sobre los monos que se quedaban en el suelo.
  4. 4. Pasado algún tiempo, los monos aprendieron la relación entre la escalera y el agua, de modo que cuando un mono iba a trepar por la escalera, los otros lo castigaban a golpes.
  5. 5. Después de haberse repetido varias veces la experiencia, ningún mono intentaba la hazaña de la escalera, a pesar de la tentación de los plátanos.
  6. 6. Entonces, los científicos sustituyeron a uno de los monos por otro nuevo y lo primero que intentó hacer el mono novato al ver los plátanos fue trepar por la escalera;
  7. 7. El resto de los monos, rápidamente lo bajaron y golpearon antes de que saliera el agua fría sobre de ellos –y después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo nunca más intento trepar por la escalera.
  8. 8. Un segundo mono fue sustituido y ocurrió el mismo evento; es decir, vio la fruta, intentó trepar y fue castigado por sus compañeros, y el primer mono sustituido participó con especial entusiasmo en la paliza del nuevo mono.
  9. 9. Un tercer mono fue cambiado, repitiéndose el evento; un cuarto, y así sucesivamente todos los monos originales fueron sustituidos…
  10. 10. los científicos se quedaron al final con un grupo de monos que, a pesar de no haber recibido nunca una ducha de agua fría, continuaban golpeando a aquél que intentaba llegar hasta los plátanos.”

×