Genero

6,735 views

Published on

0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
6,735
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
99
Actions
Shares
0
Downloads
159
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Genero

  1. 1. GENERO<br />Margelly Andrea Bastidas Pardo <br />Edgar Andrés Tamayo López<br />Sebastián Mauricio González<br />Karina Salguero Gualteros<br />
  2. 2. INTRODUCCION<br />La noción y concepto de identidad organizacional fue adaptado de la sociología y la psicología y llevado al campo de los estudios organizacionales por Stuart Albert y David Whetten en 1985 (Hatch, 2004), a partir de la publicación del artículo "Organizational Identity". De acuerdo a este trabajo, los autores describen la identidad organizacional como el fenómeno social que surge en el momento en que un miembro de la organización se pregunta ¿quiénes somos? Al planteamiento de Albert y Wheten es posible adicionar que también un actor organizacional puede preguntar ¿Qué es lo que queremos ser? ¿Qué pudimos haber sido? ¿Qué deseamos ser y hacer de nuestra organización? Es claro que la noción de identidad se involucra con la noción espacio temporal, y que solo puede hacer referencia a lo que es único y que distinguible entre unas y otras organizaciones, es decir, su identidad.<br />La identidad organizacional es una construcción definicional del yo colectivo que sintetiza las características centrales, identificables y fortalecidas de la propia organización, a partir de las cuáles se le puede referenciar, es decir, el cómo es percibida por sus clientes, integrantes y dirigentes[2]. En efecto, un imaginario de una realidad subjetivamente percibida y socialmente construida (Berger, 2006) pero la pregunta fundamental es: ¿Cómo se construye o se conforma este yo colectivo? Y a partir de esta pregunta ¿Es necesario estudiar las identidades individuales para alcanzar el conocimiento de la identidad organizacional? Nuestra respuesta es afirmativa y la construcción del presente trabajo obedece a esta premisa.<br />Las organizaciones son entidades sociales complejas, dinámicas y únicas que  constituyen el punto de encuentro de identidades diversas y múltiples, es decir, la arena en donde convergen e interactúan identidades individuales, sujetos diferenciados por una identidad que ha sido construida socialmente a partir de un proceso único de identificaciones, es decir, subjetividad. En este sentido, se considera entonces que la identidad es el resultado de constitución de la subjetividad (Serret, 2001), y para los efectos de este trabajo la identidad organizacional, además de representación que se construye en el imaginario, también debe entenderse como la síntesis de los comportamientos humanos en una organización, expresados estos en la cotidianeidad de la actividad funcional y pragmática, sin duda, uno de los campos más prolíficos en cuanto a construcción de teorías y el desarrollo de nuevos paradigmas (Hassard, 1995), pero es necesario también, explorar los fenómenos organizacionales a la luz de nuevos enfoques y perspectivas que permitan explicar de manera más amplia e integral los fenómenos organizacionales.<br />
  3. 3. JUSTIFICACION <br /> La violencia contra las mujeres ha dejado de ser un tema tabú y se empieza a hablar y se debate de ello abiertamente en la sociedad civil, lo que ha hecho que tanto los poderes públicos como la misma sociedad civil considere a la violencia como un problema social.<br /> <br /> Las demandas de las mujeres por lo que las criticas feministas acusan una carencia de la perspectiva de género de los cuerpos legales desde los conceptos, lenguaje jurídico, etc.<br /> <br /> Por ello, partimos de la base de la inseguridad y el desamparo desde un género.<br /> <br />  Por tanto, el punto de partida es el desamparo de las mujeres así como el interés por el tema y la falta de conocimiento de la situación en Canarias en cuanto a realidad social vigente y diseño de un diagnóstico.<br /> Los conceptos están pero hace falta conocer como se aplican desde la asunción de la palabra prevención, saber cómo los operadores jurídicos, de la salud y de la educación elaboran los conceptos. Desde el magina rio del amor actual, y donde construye y la importancia de la coeducación desde la igualdad.<br /> <br /> Desde una aproximación al tema del amor, pues la violencia que tiene su origen en una pareja, la violencia doméstica, comienza con un pacto o contrato formal del amor, pretendemos hacer un acercamiento a cómo aman las mujeres canarias.<br />
  4. 4. OBJETIVOS <br />OBJETIVO GENERAL<br /> Desarrollar un proceso de formación en cultura de género para un mejoramiento de nuestras prácticas en la institución educativa normal superior.<br /> <br />OBJETIVOS ESPECIFICOS:<br />Elaborar una línea de tiempo del machismo y practicas asociadas <br />Caracterizar el desarrollo del machismo y sus efectos en la cultura colombiana y latinoamericana.<br />Especificar los aspectos que propician una cultura ciudadana y el papel de la mujer.<br />Caracterizar cada uno de los movimientos de liberación feminista <br /> <br />
  5. 5. Definición de Genero <br /> El término género hace referencia a las expectativas de índole cultural respecto de los roles y comportamientos de hombres y mujeres. El término distingue los aspectos atribuidos a hombres y mujeres desde un punto de vista social de los determinados biológicamente. A diferencia del sexo biológico, los roles de género y los comportamientos y relaciones entre hombres y mujeres (relaciones de género) pueden cambiar con el tiempo, incluso si ciertos aspectos de estos roles derivan de las diferencias biológicas entre los sexos. <br />
  6. 6. Igualdad de género <br /> Según la terminología del FIDA, por igualdad de género se entiende una situación en la que mujeres y hombres tienen las mismas posibilidades, u oportunidades en la vida, de acceder a recursos y bienes valiosos desde el punto de vista social, y de controlarlos. El objetivo no es tanto que mujeres y hombres sean iguales, sino conseguir que unos y otros tengan las mismas oportunidades en la vida. Para conseguirlo, a veces es necesario potenciar la capacidad de los grupos que tienen un acceso limitado a los recursos, o bien crear esa capacidad. Por ejemplo, una de las medidas posibles es facilitar servicios de guardería para los niños a fin de que las mujeres puedan participar en los talleres de capacitación junto con los hombres. Otra posibilidad es facilitar créditos a las mujeres del medio rural, dado que su acceso a los recursos productivos es limitado, o bien establecer programas educativos para los niños en América Latina, donde su asistencia a la escuela es escasa si se compara con la de las niñas. <br />
  7. 7. Equidad de género <br />Por equidad de género se entiende el trato imparcial de mujeres y hombres, según sus necesidades respectivas, ya sea con un trato equitativo o con uno diferenciado pero que se considera equivalente por lo que se refiere a los derechos, los beneficios, las obligaciones y las posibilidades. En el ámbito del desarrollo, el objetivo de lograr la equidad de género, a menudo exige la incorporación de medidas específicas para compensar las desventajas históricas y sociales que arrastran las mujeres. <br />
  8. 8. Incorporación de los aspectos de género <br /> Para el FIDA como institución la incorporación de los aspectos de género es el proceso mediante el cual la reducción de las diferencias entre mujeres y hombres para acceder a las oportunidades de desarrollo y la labor de conseguir la igualdad entre ambos se convierten en parte integrante de la estrategia, las políticas y las actividades de la organización, y en el tema central del empeño constante por conseguir la excelencia. Así pues, la incorporación de los aspectos de género se refleja plenamente, junto con otras prioridades básicas, en la mentalidad de los directores y del personal del FIDA, sus valores, la asignación de recursos, las normas y procedimientos operativos, la medición de los resultados, la responsabilización, las competencias y los procesos de mejora y aprendizaje. <br /> En el ámbito de las actividades de desarrollo del FIDA, la incorporación de los aspectos de género supone evaluar las consecuencias para mujeres y hombres de las medidas previstas en todos los sectores, incluida la legislación , y asegurarse de que tanto las preocupaciones y experiencias de las mujeres como las de los hombres se tengan plenamente en cuenta al diseñar, ejecutar, supervisar y evaluar todas las actividades de desarrollo. El objetivo es elaborar actividades que superen las barreras que impiden que hombres y mujeres tengan un acceso equitativo a los recursos y servicios que necesitan para mejorar sus medios de vida. <br />
  9. 9. El machismo<br /> El machismo es el conjunto de actitudes y prácticas sexistas vejatorias u ofensivas llevadas a cabo contra las mujeres.<br /> El machismo engloba el conjunto de actitudes, conductas, prácticas sociales y creencias destinadas a justificar y promover el mantenimiento de actitudes discriminatorias contra las mujeres. Algunos críticos consideran también machismo la discriminación contra hombres cuyo comportamiento, por ejemplo por tener una preferencia sexual homosexual, no es adecuadamente "masculino" a los ojos de la persona machista.<br />
  10. 10. Imágenes Machistas ♥<br />
  11. 11.
  12. 12. El feminismo<br /> El feminismo es un movimiento ideológico y político que aspira a una igualdad de los derechos de las mujeres con los de los hombres. Para ello elabora un conjunto de teorías sociales y ejecuta diversas practicas políticas en abierta critica de relaciones sociales históricas, pasadas y presentes, teniendo en cuenta la experiencia femenina. La variedad y heterogeneidad de estas teorías y prácticas es tal que a la hora de analizarlas es más común hablar de feminismos, en plural. En general, los feminismos realizan una crítica a la desigualdad social de las mujeres frente a los varones, y reclaman la eliminación del sentimiento de la inferioridad con respecto al hombre . Las teorías feministas cuestionan la relación entre sexo, sexualidad y el poder social, político y económico.<br />
  13. 13. Imágenes feministas <br />
  14. 14.
  15. 15. CONCLUSION <br /> El género se proyecta sobre todas las esferas de la sociedad: económicas, sociales, políticas y culturales. Las estrategias para promover la plena e igual participación de hombres y mujeres requieren un enfoque integral. Los problemas que se implican estrechamente no pueden ser manejados mediante soluciones sectoriales. Hasta ahora las cuestiones de género han sido abordadas principalmente a través de políticas sectoriales (por ejemplo, prestando apoyo a las microempresas u orientando hacia la mujer medidas de protección social), pero el análisis de género ha calado menos en el ámbito de la política macroeconómica. Las políticas macroeconómicas, tales como cambios en la fiscalidad, programas de liberalización y desestructuración, marcos de política industrial, perfiles de deuda nacional, distintos regímenes de política monetaria y programas de ajuste estructural, se han mostrado en su inmensa mayoría ciegas con relación al género. Y, sin embargo, cada una de estas políticas ha tenido un impacto sobre las mujeres, en su acceso al trabajo, en su seguridad en el empleo, en la calidad de su empleo, en sus ingresos, en su desarrollo personal y en el bienestar de su familia. Hay que hacer mucho más para introducir las consideraciones de género en el corazón de las políticas de alto nivel.<br />Debe prestarse asimismo mayor atención a las necesidades prácticas y estratégicas de las mujeres. Participar en la fuerza de trabajo no es sólo un medio de ganarse la vida y la independencia económica, sino una parte sustancial de la percepción que la mujer tiene acerca de sí misma y de su sensación de identidad. En las sociedades actuales, el trabajo colectivo es la red social más importante. El vínculo entre el valor social y económico del trabajo y las condiciones en las que se realiza está en el centro de cualquier estrategia que busque promover un trabajo decente. Y ampliar la comprensión de esta realidad es, en sí mismo, una fuente de progreso social; comprender mejor, por ejemplo, las desigualdades en función del género que se dan en la experiencia del trabajo pone en entredicho la legitimidad de los modelos dominantes de desarrollo. Es preciso crear otro modelo de desarrollo para el que cuenten tanto la producción económica como la reproducción social.<br />
  16. 16. fin<br />

×