Situación didáctica a cocinar

  • 48,737 views
Uploaded on

Se presenta una situación didáctica para aplicar las ciencias en el nivel preescolar a través de la cocina, de una forma divertida, interesante y atractiva para los alumnos.

Se presenta una situación didáctica para aplicar las ciencias en el nivel preescolar a través de la cocina, de una forma divertida, interesante y atractiva para los alumnos.

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
No Downloads

Views

Total Views
48,737
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
404
Comments
5
Likes
3

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Fulanitos.com
    Universidad Pedagógica Nacional
    “El niño y la ciencia”
    Nombre: Martha Karen García Tobón
    Actividad final: situación didáctica “COCINANDO APRENDO CIENCIAS Y ME DIVIERTO”
  • 2. Introducción
    En esta actividad final del curso “El niño y la ciencia”, se presentará una situación didáctica planeada y aplicada con el objetivo de favorecer el desarrollo de la competencia “Experimenta con diversos elementos, objetos y materiales –que no representan riesgo- para encontrar soluciones y respuestas a problemas y preguntas acerca del mundo natural” del campo formativo Exploración y conocimiento del mundo del PEP 2004.
    Además de propiciar en los pequeños el desarrollo de las actitudes científicas que son la voluntad, la curiosidad, creatividad y la resolución de problemas. Asimismo las habilidades científicas tales como la observación, la exploración, experimentación y finalmente la comunicación de sus conocimientos.
  • 3. Se ha decidido acercar a los educandos a la ciencia a través de un taller de cocina, ya que éste es atractivo, divertido e interesante tanto para los alumnos como para la educadora. Y fundamentalmente porque aunque las ciencias puedan aprenderse de muchos modos, a los niños pequeños les gusta aprenderlas cocinando y sobre todo comiendo los alimentos que ellos mismos han preparado. Además, como señala Ellen S. Marabaches una experiencia que permite enseñar fácilmente diferentes conceptos de ciencia para alumnos en edad preescolar.
    Un aspecto importante que se tomó en cuenta en la planeación y aplicación de esta situación didáctica consistió en ofrecer muchas oportunidades, recursos, alimentos y espacios para que los niños aprendan y se interesen por conocer el mundo que les rodea, a través de una actividad tan cotidiana como cocinar y en la cual la mayoría de los niños, desafortunadamente, no han tenido la oportunidad de participar activamente en sus hogares. También se podrán encontrar las evidencias fotográficas de la aplicación de dicha situación didáctica. La cual fue aplicada en el segundo grado de un preescolar particular contando con 13 alumnos en total.
  • 4. Educadora: Martha Karen García Tobón Grado: 2° Grupo: “A”
    Situación Didáctica:
    “¡Cocinando aprendo ciencias y me divierto!”
  • 5.
  • 26.
  • 27.
  • 28. Deficiente: 1 Regular: 2 Bueno: 3 Excelente: 4
  • 29.
  • 30.
  • 31.
  • 32.
  • 33. Evidencias
    Los alumnos sacaron los alimentos que llevaron ese día a la escuela, todos observaron e hicieron comentarios
  • 34. Posteriormente colocaron todos los alimentos en otra mesa y se les cuestionó sobre la comida chatarra y la comida saludable. Ellos mencionaron que la comida chatarra hace daño y que con la otra comida crecían y eran más fuertes.
  • 35. Dos alumnas pasaron a señalar los letreros que indicaban el lugar donde todos colocarían los alimentos que llevaron según fueran “comida chatarra” o “alimentos saludables”. Las dos los identificaron fácilmente debido a las imágenes.
  • 36. Después los niños pasaron por sus alimentos para clasificarlos en comida chatarra y alimentos saludables.
    Dentro de los primeros colocaron jugos, mientras que en los saludables pusieron trastecitos con melón picado, uvas, mango y huevo revuelto.
  • 37. Salieron posteriormente al patio de la escuela para ver la proyección de un video para conocer de dónde provienen las frutas.
  • 38. A continuación los niños jugaron a pares y nones para formar así dos equipos de seis integrantes cada uno. Los alumnos del primer equipo llamado “Espumitas” se encargaron de lavar y secar las diferentes frutas que llevaron como manzana, uvas, naranjas, mangos y peras. Todos participaron muy contentos.
  • 39. El segundo equipo “Los cortadores”, cumplió con la tarea de pelar y cortar las frutas limpias. Antes de iniciar la educadora les preguntó qué instrumentos de cocina necesitarían y para qué sirve cada uno, entre ellos dijeron algunas reglas para utilizar el cuchillo como tener cuidado y no jugar con éste.
  • 40. Los alumnos de este equipo estaban muy contentos y sobre todo concentrados, por lo que no se presentó ningún accidente en esta actividad.
  • 41. Después limpiaron las mesas y colocaron en una de ellas los trastes con la fruta picada. La educadora les fue mostrando unos pequeños letreros con el nombre de cada fruta junto con un dibujo alusivo, los niños iban diciendo lo que ellos creían que decía el texto a través de las imágenes.
    Los alumnos fueron colocando cada letrero con su respectiva fruta.
  • 42. Posteriormente pasaron a la parte más divertida que fue degustar las frutas que habían lavado y cortado. Todos sin dudarlo participaron mencionando que les gustaba mucho la fruta, una de sus favoritas fue el mango. Fueron diciendo conforme las probaban si les sabía agria o dulce.
  • 43. A continuación, pasaron a observar un video que hablaba sobre la leche, de dónde proviene, cuál es el proceso que sigue hasta llegar a sus casas y cuáles son sus derivados. Al término del video comentaron que les gusta la leche, y mencionaron correctamente el proceso así como algunos de sus derivados.
  • 44. Después pasaron hasta una mesa donde encontraron leche, helado, quesillo, queso crema y queso de aro. Mencionaron que éstos eran algunos derivados de la leche y que cada uno sabía diferente y luego comenzó la degustación. Los alimentos que más les gustaron fueron el quesillo y por supuesto el helado.
  • 45. Al finalizar todas estas actividades, se organizó una ronda de plática donde los niños conversaron sobre los alimentos saludables y los chatarra, que la leche y las futas provienen de diferentes seres vivos como los árboles y la vaca que es un animal. También expresaron que se sintieron bien y felices por haber lavado y cortado las frutas y sobre todo por haber comido todos los alimentos.
  • 46. Al día siguiente, los niños decoraron con pintura digital de diferentes colores los gorros de chef que habían hecho de tarea con sus papás. Algunos dibujaron uvas, manzanas, piñas, corazones y estrellas.
  • 47. Los alumnos salieron al patio donde la maestra les presentó unas diapositivas que mostraban que se deben lavar las manos, que debe de estar limpio el lugar donde van a cocinar así como los alimentos que se ocuparán. Otro aspecto que señaló fueron las reglas y cómo debían ocupar los utensilios.
  • 48. La educadora también les mostró la receta que realizarían ese día
    la “oruga de sándwich”. Cuando escucharon el nombre de lo que prepararían se emocionaron y comenzaron a reír.
  • 49. Regresaron al salón, donde encontraron “el tren de los sentidos”, en el cual la educadora había colocado los ingredientes con los que harían la oruga de sándwich como pan, jamón, mayonesa, queso amarillo, lechuga y frijoles refritos. Los niños reconocieron fácilmente los alimentos al verlos, olerlos y probarlos, pero tuvieron dificultades en reconocer algunos de ellos utilizando su tacto como con la mayonesa y los frijoles.
  • 50. Los niños ayudaron a colocar los alimentos en una mesa que se encontraba en el patio y después se sentaron para observar los pasos que seguirían para preparar la receta.
  • 51. Antes de cocinar se pusieron sus mandiles y se lavaron bien las manos, lo cual relacionaron rápidamente con lo que habían visto anteriormente en la pantalla.
  • 52. Lo primero que hicieron fue cortar el pan blanco en círculos con la ayuda de un molde. Los niños expresaron que era fácil porque lo hacían igual a como usan los sellitos en sus libretas.
  • 53. En el segundo paso los alumnos cortaron en cuatro partes iguales el queso amarillo, utilizando un cuchillo con mucho cuidado y lo colocaron en una de las tapas del pan que cortaron previamente.
  • 54. A continuación cortaron y colocaron el jamón, la lechuga, los frijoles refritos y untaron la mayonesa. En todos los pasos de la preparación los niños participaron activamente y se mostraron muy emocionados e interesados.
  • 55. Entre todos formaron la oruga y para el pasto colocaron en el mantel lechuga previamente lavada y desinfectada. Al terminar todos se aplaudieron por el buen trabajo que realizaron. Por supuesto, después de haber preparado la receta con mucho esmero, qué mejor final que probar lo que ellos mismos cocinaron. Este último paso de la actividad del día fue uno de sus favoritos.
  • 56. Al día siguiente, se inicia con la preparación de las “Manzanas de chocolate”, los niños tomaron su manzana amarilla y la lavaron. Mientras las manzanas se secaban, la educadora mostró a los niños una manzana que había llevado, la cual cortaron y probaron diciendo que estaba dulce y un poco dura por la cáscara.
  • 57. Posteriormente colocaron un palito de madera en la parte inferior de la manzana.
  • 58. Después se les dio unos platitos con chispas de chocolate, las cuales dijeron que parecían piedras pequeñitas, observaron su color, las olieron y también las probaron. De esta forma conocieron el chocolate antes de derretirlo.
  • 59. Los alumnos pasaron por parejas a observar cómo el chocolate en chispas se volvía líquido gracias al calor.
  • 60. Con el chocolate ya derretido pasaron a colocarlo en la manzana, junto con chochitos de diferentes formas y colores para hacer más divertida la decoración de sus manzanas.
  • 61. Pasaron posteriormente a meter su manzana en el refrigerador, de esta forma el chocolate se endurecería por el frío.
  • 62. Así fue como terminaron sus manzanas y aprendieron a reconocer que algunos alimentos cambian de estado debido a la actuación del frío o el calor.
  • 63. La siguiente receta que realizaron fue el “pastel frío”, en esta actividad los niños pudieron aplicar sus conocimientos al utilizar adecuadamente diferentes instrumentos de cocina como una coladera, tablas, cuchillos, cucharas, refractarios, exprimidor y licuadora.
  • 64. Los educandos mezclaron con la ayuda de la licuadora leche condensada, leche evaporada y el jugo de 10 limones.
  • 65. Los mismos niños fueron quienes vertieron los ingredientes y prendieron la licuadora para mezclar perfectamente.
  • 66. Después colocaron en el refractario una capa de galletas y encima un poco de la mezcla que habían preparado anteriormente, y así hasta tener tres capas de galletas.
  • 67. Al terminar metieron los dos refractarios al congelador.
  • 68. La educadora ayudó a los niños a cortar y repartir en partes iguales los dos pasteles, y así fue como se concluyó con esta receta.
  • 69. La siguiente receta que prepararon fue la de “fresas con crema”. Con las fresas previamente lavadas y desinfectadas, entre todos las cortaron en cuatro partes y las colocaron dentro de un recipiente.
  • 70. En el mismo recipiente vertieron leche evaporada y ¼ de crema, con una cuchara mezclaron los ingredientes.
  • 71. Como con todas las recetas, al final los niños probaron las fresas con crema, que por cierto a todos les encantó.
  • 72. Para finalizar con las actividades, la educadora leyó el cuento de “ratatouille”, donde los niños identificaron correctamente los alimentos que mostraban las imágenes, posteriormente elaboraron un recetario con las hojas donde dibujaron los ingredientes y el procedimiento de cada una de las recetas preparadas.
  • 73. Como actividad de cierre y como parte de la evaluación, una madre de familia del grupo acudió al kínder para preparar junto con los niños unas tostadas, de esta forma los niños utilizaron diferentes instrumentos, ingredientes, siguieron los pasos de la receta y compartieron su experiencia.
  • 74. Conclusión
    Después de haber planeado y puesto en práctica esta situación didáctica, se pudo comprobar la importancia que tiene favorecer el desarrollo de actitudes y habilidades científicas en los niños preescolares, a través de materiales, alimentos, oportunidades, experiencias y espacios diversos dentro de la misma escuela.
    Teniendo presente en todo momento que la misión del preescolar dentro de la ciencia no es formar científicos, si no más bien ofrecer a todos los alumnos de este nivel las experiencias y los materiales necesarios que permitan ampliar su conocimiento y la comprensión sobre el mundo que los rodea, es así como la educadora podrá planear situaciones divertidas, interesantes y atractivas para trabajar la ciencia en preescolar.
  • 75. Bibliografía
    MARABACH, Ellen S. “Las ciencias a través de la cocina”. UPN Antología Básica El niño y la ciencia.
    México, Secretaría de Educación Pública. Programa de Educación Preescolar 2004. 142 pp.