Monografia De Filosofia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Monografia De Filosofia

on

  • 11,570 views

 

Statistics

Views

Total Views
11,570
Views on SlideShare
11,570
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
48
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Monografia De Filosofia Monografia De Filosofia Document Transcript

  • O T O R IB T I UNIVERSIDAD CATÓLICA O AN SANTO TORIBIO DE MOGROVEJO DE E R S ID A D S ESCUELA PROFESIONAL DE ENFERMERÍA M O G R O V E ASIGNATURA : FILOSOFÍA TEMA : LA FAMILIA Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN GLOBALIZADA DOCENTE : LEONOR ABAD BAUTISTA IV ESTUDIANTE : ORESTES TORRES YAJAHUANCA JO U N CICLO : III CHICLAYO, JULIO, 2009
  • Agradecimiento Doy gracias a nuestro DIOS, todo poderoso, que en las malas y en las buenas siempre ha estado conmigo y es la luz que alumbra mi camino.
  • INTRODUCCIÓN TÍTULO: LA FAMILIA Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN GLOBALIZADA CAPÍTULO I: LA FAMILIA 1.1.- Definición 1.2.- Tipos de Familia a) familia nuclear b) familia extensa c) familia mono parental d) familia mixta e) familia de homosexuales CAPÍTULO II: INFLUENCIA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOBRE LA FAMILIA 2.1.- La exposición de la familia a los medios de comunicación social 2.2.- Efectos intelectuales de la televisión sobre los niños 2.3.- La transmisión de contenidos concretos: violencia y publicidad 2.4.- Riesgos que existen en los niños en el uso del ordenador a) contenidos de internet b) de la vías de comunicación (correo y chat) c) de los hobbies (juego y música) d) deterioro del lenguaje e) tiempo excesivo de uso CONCLUSIONES Y BIBLIOGRAFÍA
  • INTRODUCCIÓN La familia es el núcleo fundamental de la sociedad, aquella en la que habrá de regir el destino y la búsqueda del bien común entre sus miembros. Aquella en la cual se van a inculcar los valores y virtudes que habrán de provocar en los hijos para que a su vez, en su momento, éstos hagan lo propio con los suyos. El impacto de los medios de comunicación en la familia, se debe a múltiples y variados factores, pero uno de los principales y es que cuando hoy se hace referencia a la familia se habla de una familia reducida y desunida. Con la, cada vez mayor, participación de la mujer en el mercado laboral, el núcleo familiar se ha ido ensanchando, provocando que el niño tenga cada día menos oportunidades de contacto con los miembros de su familia. Dadas estas condiciones, los hijos se tornan en receptores de los medios que saturan sus mentes ofreciéndoles un amplio panorama de opciones para pedir y nunca estar satisfechos; la desunión en la familia "le ha abierto a la televisión de par en par las puertas de su intimidad hasta el punto de que estos medios llegan a imponer sus horarios, modifican los hábitos, alimentan conversaciones y discusiones, y sobre todo afectan la psicología de los usuarios en los aspectos tanto afectivos e intelectuales como religiosos y morales" Los medios de comunicación masiva intervienen en la conformación de los conocimientos, actitudes, hábitos, destrezas y valores de los jóvenes. El problema radica en que se evidencia una influencia negativa de los medios, que transmiten contravalores que son rechazados por una concepción de la educación de y en valores. Este trabajo de investigación se pone a disposición de la comunidad estudiantil de la carrera de enfermería para su posterior estudio.
  • OBJETIVO GENERAL Conocer y comprender como influyen los medios de comunicación globalizada en la familia. OBJETIVOS ESPECÍFICOS Definir y conocer los diferentes tipos de familia. Identificar los diferentes riesgos que existen en los niños en la televisión y en el uso del ordenador.
  • CAPÍTULO I
  • LA FAMILIA 1.1.- Definición La familia es un grupo conformado por dos o más personas que están unidas entre sí por vínculos creados por el compartir y por la cercanía emocional y que se identifican asimismo como parte de la familia (3). La familia es una institución que influye con valores y pautas de conducta que son presentados especialmente por los padres, los cuales van conformando un modelo de vida para sus hijos enseñando normas, costumbres, valores que contribuyan en la madurez y autonomía de sus hijos. La importancia de valores morales como la verdad, el respeto, la disciplina, la autonomía, etc. hace que los hijos puedan enfrentar el mundo que les rodea de manera madura y protagónica. La familia constituye una comunidad de amor y solidaridad: una comunidad que no encuentra su fundamento último ni en la ley que le otorga la reglamentación, ni en la utilidad que pueden extraer de ella sus componentes, sino en la capacidad (en sí misma misteriosa, pero indudablemente típica del hombre) de amar familiarmente y de fundar sobre este amor una comunidad de vida (1). La familia es el núcleo fundamental de la sociedad, es también el elemento más importante de donde se desprenden los valores morales que habrá de regir el destino y la búsqueda del bien común entre sus miembros. Es la familia por derecho natural, la comunidad de los padres y los hijos en donde los primeros definen bajo la experiencia y el conocimiento, los valores y virtudes que habrán de provocar en los hijos para que a su vez, en su momento, éstos hagan lo propio con los suyos.
  • 1.2.- Tipos de Familia a) familia nuclear La familia nuclear se compone de los padres y sus hijos dependientes. La familia vive aparte de la familia original del esposo o de la esposa y por lo general goza de independencia económica. En este grupo familiar, los padres de género diferente desempeñan papeles complementarios de esposo- esposa y padre- madre al brindarse apoyo emocional y físico entre sí y sus hijos (3). La familia nuclear, es la unidad familiar básica que se compone de esposo (padre), esposa (madre) e hijos. Aquí estos últimos pueden ser la descendencia biológica de la pareja o miembros adoptados por la familia. b) familia extensa La familia extensa incluye a la familia nuclear y a otras personas emparentadas por sangre. Llamados parentela, estas personas incluyendo los abuelos, tías, tíos y primos. A través de esta red de parientes, la familia piensa proporcionar modelos de roles y apoyo a todos los miembros (3). La familia extensa también denominada consanguínea se compone de más de una familia nuclear, se extiende más allá de dos generaciones y esta basada en los vínculos de sangre de una cantidad de personas, incluyendo a los padres, niños, abuelos, bisabuelos, tíos, tías, sobrinos, primos c) familia monoparental Las familias con un solo progenitor, ya sea intencional o no, son cada vez más reconocidas por la sociedad. La aparición de los padres o madres únicos como una elección voluntaria refleja la experiencia de que la personas tiene el derecho a escoger ser padre. Las familias con
  • padre/madre únicos también puede resultar de la pérdida del cónyuge por muerte, divorcio, separación o abandono; del nacimiento de un hijo fuera de la unión marital; o de la adopción de un niño. La familia con padre/madre tienden a ser vulnerable en los aspectos económico y social (3). La familia monoparental esta constituida por uno de los padres y sus hijos. Esto es debido a que los padres se hayan divorciado y los hijos quedan viviendo con uno de los padres, por lo general la madre; por un embarazo precoz donde se configura otro tipo de familia dentro de la mencionada, la familia de madre soltera; por último da origen a una familia monoparental el fallecimiento de uno de los cónyuges u otras circunstancias. d) familia mixta La familia mixta, también denominada familia reconstituida, combinada o vuelta a casar incluye hijastros, padrastros y madrastras. La separación, el divorcio y las buenas uniones son muy comunes en la sociedad contemporánea; esto puede ocurrir en cualquier momento del ciclo vital de la familia y afectan de formas diferentes a la función familiar, dependiendo del momento del ciclo en que se presenten. Cualquiera que sea este momento, se requieren grandes esfuerzos para reconstituir y estabilizar los nuevos grupos familiares (3). La familia mixta esta compuestas por adultos divorciados, separados o viudos en los cuales tienen cabida los hijos menores o adolescentes de cada uno de ellos; los cuales vuelven a armar una pareja con otra persona también separada en su misma situación con hijos y hasta nietos. Estas nuevas familias incluyen relaciones mucho más complejas que las tradicionales, puesto que lógicamente se presentará allí la interacción de más personas, cada una de ellas con vidas pasadas diferentes. En este sentido, durante los primeros momentos, será muy importante que la disciplina y el orden de la casa
  • sean aplicadas por el adulto que se encuentre presente en el momento, ya que es importante que los hijos sepan que la autoridad continuará partiendo de los adultos, y no de ellos. Para esto, será fundamental que los nuevos cónyuges acuerden entre sí qué tipos de reglas impondrán. e) familia de homosexuales La sociedad occidental reconoce cada vez más a las familias de homosexuales. Los niños de estas familias pueden ser los habidos en uniones heterosexuales previas, los concebidos por un miembro de una pareja de lesbianas mediante inseminación artificial, o los adoptados. Las parejas de homosexuales tienen las mismas necesidades biológicas psicológicas que las heterosexuales. Estas familias muy a menudo enfrentan a la humillación, el desprecio y la intimidación (3). La familia de homosexuales esta dada por dos personas del mismo sexo en la cual puede haber o no hijos de uno de ellos u adoptados, estos hijos en el futuro pueden o no ser discriminados por la sociedad debido al tipo de padre o madre que tiene. Los diferentes tipos de familia forman una red social que actúan como sistemas de apoyo importante para sus miembros; además la familia proporciona un ambiente seguro e íntimo para el desarrollo psicosocial de éstos. Aunque hay ciertas dificultades percibidas en los diferentes tipos de familia que incluyen el traumatismo emocional, el nivel socioeconómico y cultural, la disparidad de edad, la ausencia o discapacidad de los roles paternos adecuados, que van a formar en sus miembros ciertas disfunciones dirigidas a una degeneración en la unidad familiar
  • CAPÍTULO II
  • INFLUENCIA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOBRE LA FAMILIA 2.1.- La exposición de la familia a los medios de comunicación globalizados Los contenidos comunicables ofrecen una escala jerárquica de desmaterialización, siendo la televisión, frente a la prensa, el medio que permite la transmisión de contenidos más directamente perceptivos y, en consecuencia, menos intelectualizados; si bien los medios coinciden en una comunicación interpersonal, unidireccional y sugestiva, destaca la televisión porque en ella tales características quedan más disimuladas y encubiertas, de modo que se presenta, en principio y falazmente, como el medio de comunicación social más personal, íntimo e interactivo, siendo por tanto, el que tiene más capacidad de penetración e influencia en la vida familiar y personal. En todos los países occidentales se publican con regularidad informes sobre la audiencia de los medios y sobre el tiempo que las personas emplean, diariamente, en cada uno de ellos; son los mayores de 65 años los que más tiempo dedican a ver televisión, casi cinco horas diarias durante todo el año, seguidos por las amas de casa con 4horas y 10 minutos al día, vienen después las personas con edades comprendidas entre los 25 y 44 años, con cuatro horas diarias y quienes tienen entre 13 y 24 años con dos horas y media al día. En cuanto los niños, su permanencia diaria ante la pequeña pantalla se calcula en unas tres horas y media. La mayoría de los estudios realizados en los países occidentales, revelan que los niños se convierten en usuarios habituales de la televisión entre los 2 y los 4 años. Sin embargo, otros estudios sugieren que ciertos niños inician su teledependencia entre los seis y los 12 meses, permaneciendo de una a dos horas diarias en correspondencia visual y verbal con la televisión. Aunque el tiempo dedicado por el niño a la televisión va aumentando a medida que aumenta su edad, existe evidencia de la variación en el tiempo dedicado por los niños a la pequeña pantalla, en relación a determinados tipos de familias.
  • Así, en los llamados “hogares de televisión continua”, que tienen encendida la televisión la mayor parte de la tarde, durante la hora de la cena y hasta el momento de acostarse, la presencia del niño ante el televisor llega a su máxima duración. Tales familias tienen, por lo demás, características estructurales bien diferenciadas: en gran proporción son familias mono parentales, con bajo nivel educativo de los padres y bajos niveles de ingresos familiares (4). Los niños adictos a la televisión iniciaron su contacto con ella entre los 2 y 3 años de edad· A temprana edad el niño es atraído y se sitúa frente al televisor en actitud pasiva. La actitud pasiva le lleva a adquirir información y a formarse patrones y hábitos de conducta de acuerdo a los modelos que le presenta la televisión · Para algunos niños puede ser perjudicial la influencia de la televisión, porque puede disminuir sus capacidades intelectuales y desarrollar conductas agresivas· El papel de los padres en la formación y educación de sus hijos puede evitar la manipulación de los mensajes de la televisión en los niños y jóvenes. Los padres con su ejemplo y su formación pueden ayudar a sus hijos a pasar de una actitud pasiva a una actitud activa y de crítica ante los medios de comunicación masiva. 2.2.- Efectos intelectuales de la televisión sobre los niños Esta dependencia del niño respecto de los medios y, en especial, respecto de la televisión, plantea el problema de la competencia comunicativa de dichos medios con la familia y con la escuela. Sin embargo, esto no sería necesariamente pernicioso si a través de esa comunicación invasiva se contribuyera a formar los hábitos mentales del niño, y a proporcionarle contenidos orientados a la formación de su sensibilidad y su moralidad. Ahora vemos, cómo procesa el niño la información que recibe a través de los medios o qué papel desempeña la televisión en la formación de los hábitos mentales del niño. Nos referiremos, en primer lugar, a este tema, para considerar después los efectos producidos por determinados contenidos específicos de los mensajes, como son la violencia y la publicidad comercial. Los principales temas sobre los que se centra la investigación respecto del procesamiento de la
  • información televisiva por parte de los niños, son la atención, la retención y la comprensión. En lo que se refiere a la atención, esta varía en función de las características de los programas y de los niños. Aquí también la edad es un factor crucial, pues mientras que los niños de seis meses dedican miradas esporádicas a los cambios de escena, hacia los cinco años atienden durante casi todo el tiempo que dura la sesión. Hay investigaciones que señalan que la compañía de personas adultas, y especialmente de los padres, es un elemento muy importante para que los niños aprendan, a partir de la televisión. En conclusión del procesamiento del información por parte de los niños, no es el que el conocimiento adquirido a través de la televisión sea el resultado de un desarrollo cognitivo general, sino que depende del incremento en el conocimiento del mundo real, de la experiencia como televidentes y del contexto social (4). El perfil sociodemográfico del adicto televisivo infantil se encuentra entre los niños y jóvenes de 11 y 13 años de edad. Con la indicación de que no son muy inteligentes; los niños de 9 años que miraban seis horas o más de televisión por días se desempeñaban escolarmente mucho peor que aquellos que miraban menos horas. Pero había poca diferencia entre los que miraban menos de dos horas de Televisión diarias y los que lo hacían de 3 a 5. 2.3.- La transmisión de contenidos concretos: violencia y publicidad Una dimensión muy distinta, en la que el niño está situado en una posición mucho más pasiva y que se refiere a los contenidos concretos que se transmiten a través de los programas de televisión y a los efectos producidos por ellos. Los
  • contenidos a los que hemos prestado mayor atención son la violencia y los espacios publicitarios. En lo que se refiere a la violencia, no es mucho lo que se ha avanzado en el conocimiento de cómo y porque la visión de escenas violentas en la televisión desencadena conductas agresivas en los niños. Sin embargo se ha estudiado que existe una asimetría hemisférica cerebral en el procesamiento de contenidos emocionales de la televisión, de modo que los acontecimientos negativos, como la violencia, produce una excitación cortical mayor en el hemisferio cerebral derecho de los niños, esto desencadena reacciones automáticas que promueven conductas agresivas. En cualquier caso, queda fuera de toda duda que las escenas violentas favorecen los pensamientos agresivos, pero esta asociación tiende a debilitarse a menos que exista un refuerzo periódico de la tendencia (4). Para estos casos se deduce que hay dos tipos de familias: unas, orientadas básicamente por la libertad para todos los miembros; otras, orientadas por la armonía y el respeto a la autoridad de los padres, a costa, incluso de restringir la expresión individual. Las madres y los padres orientados hacia la libertad, piensan que las cosas de la televisión, incluida la violencia, sirven para hacer pensar a los niños. Las familias partidarias de la armonía y la autoridad señalan que algunas de las cosas que enseña la televisión son ciertas, y confirman las advertencias maternales, en especial, las que se refieren a la desgracia y a la maldad. Entonces depende en cierto modo, la diferente aportación de las familias, según su orientación predominante, en orden a prevenir las respuestas infantiles. 2.4.- Riesgos que existen en los niños en el uso del ordenador a) contenidos de internet Cuando se dice navegar por Internet se hace referencia a la visita virtual a esta área de la red donde los contenidos son tan variados como en la vida misma.
  • Tanto es así que se puede afirmar que todo aquello que existe en la vida real existe también, de algún modo en Internet. En la red por tanto podemos encontrar de todo: ciencia, arte, ocio, cultura, prensa, pornografía, sectas, violencia, etc. la elección del bien o del mal depende sencillamente de un clic. Pero, sólo con que el niño deje de pulsar una tecla al escribir la palabra puede escribir otra por equivocación en el buscador y puede así tener acceso a páginas no aptas para niños, algunos de ellos con material pornográfico. Otra forma mediante la que se nos ofrece contenidos no recomendables es la publicidad. Muchas veces aparece publicidad perniciosa en páginas inofensivas, y recordemos que, para optar por ellos, sólo basta hacer clic con el ratón sobre su ícono o texto, y, sin más, estaremos dentro de ese casino virtual o de la página de aquellas “bellas señoritas”. Incluso a veces sin ni siquiera entrar dentro de esa página, ya sólo la imagen del propio “banner” ha podido ya causar algún daño en el niño o joven. Actualmente existen leyes que obligan a restringir los contenidos de la red, pero sólo en los casos en que esos contenidos suponen un delito, como es el caso de la pornografía infantil. El objetivo principal es reforzar los aspectos positivos de la red y conocer los negativos para prevenirlos de forma que sea el usuario el que puedan decidir y crear su propio criterio (2). Es difícil conciliar el uso de Internet en beneficio de los niños, ya que puede ser una ventana abierta al mundo pero al mismo tiempo una puerta por la que ciertos desalmados pueden intentar contactarlos y aprovecharse de ellos. En el caso de los niños, la falta de una adecuada atención por parte de los padres (que muchas veces están trabajando fuera de casa todo el día) les deja aún más vía libre para acceder sin control a la TV e Internet, si está disponible en el hogar, cuando vuelven de la escuela. Si el ordenador familiar no dispone de filtros que limiten el acceso a las páginas inadecuadas, de forma accidental o buscando nuevos amigos y estímulos se
  • irán encontrando allí con toda clase de contenidos, servicios y personas, no siempre fiables ni convenientes para todas las edades. Y lo que empieza por curiosidad puede acabar en una adicción ya que los niños y los adolescentes son fácilmente seducibles. Por desgracia hay muchos padres que no son conscientes de estos peligros, que ya se daban en parte con la televisión y los videojuegos y que ahora se multiplican en Internet, cada vez más omnipresente y accesible a todos en las casas. b) de la vías de comunicación (correo y chat) Uno de los riesgos más importantes en el uso del correo y del chat es el posible contacto con personas extrañas. Esto es más habitual que suceda dentro de un chat público, pero también puede suceder en uno restringiendo y a través del correo. Debido a la vulnerabilidad de la red, no resulta excesivamente difícil hacerse con la dirección de personas sin dar su consentimiento. El hecho de poder “hablar” con una persona o con grupos de personas hace que los chats sean uno de los lugares más frecuentados en la red, especialmente entre niños y adolescentes. De hecho, nadie sabe quién puede frecuentar un “chat”. Se ha detectado la presencia de pederastas que se hacen pasar por adolescentes para la entrar en los “chats”. Otro punto negativo de los “chats” y del correo, al igual que ocurre con los mensajes de texto del teléfono móvil, es el uso del lenguaje nada correcto y lleno de abreviaturas, con el fin de ahorrar espacio virtual y tiempo (2). Las ansias por saber y por interactuar puede en los niños hacerles caer en páginas no adecuadas para su edad y que pueden llegar a ser peligrosas si no se supervisan por un adulto. A veces el niño puede frustrarse al no obtener una respuesta esperada o inmediata de alguna página denominada como red social (chat) y esto es peligroso para su estabilidad mental. Y lo más importante, hay que estar siempre alerta
  • sobre todo cuando el pequeño participa en conversaciones en la red, pues esto puede inducir a contactos poco recomendables que a veces pueden acabar en malas compañías e incluso acoso. Hay que vigilar con quién habla el niño, a qué horas se conecta, si los usuarios al otro lado de la pantalla son desconocidos que se hacen pasar por amigos o simplemente por menores de edad para iniciar un contacto. c) de los hobbies (juego y música) El juego, por definición es positivo para el aprendizaje, pero hoy en día existen en el mercado unos juegos informáticos que pueden ser verdaderamente nocivos para los niños y adolescentes. Se podrían dividir los juegos en tres grandes grupos: los negativos educativamente hablando, los neutros, que no aportan nada especial, ni positivos ni negativo, y los buenos, que por su esencia pueden transmitir valores y hacer ejercitar virtudes o desarrollar capacidades. En primer lugar diremos que cualquiera de ellos, si se usa en exceso, puede tener consecuencias negativas, aunque el juego de por sí sea bueno, como ya veremos al explicar el riesgo “tiempo excesivo de uso”. Respecto al primer grupo, son los que transmiten antivalores: violencia, racismo, erotismo, etc. Como es lógico, el permitir a un niño jugar con un determinado juego es decisión de los padres, pero siempre es bueno tener la máxima información posible antes, ya que, a posteriori, siempre es más difícil actuar. La propia Internet puede ser una buena fuente de información para los padres sobre el contenido y formas de los juegos (2). En cuanto los problemas de salud que pueden presentar por el tiempo excesivo de uso, algunas personas son susceptibles de padecer ataques epilépticos o pérdida del conocimiento cuando ven luces parpadeantes. Tales personas podrán sufrir un ataque al mirar fijamente ciertas imágenes en televisión o determinados videojuegos. Esto puede suceder incluso entre
  • individuos sin ningún tipo de antecedentes médicos o que nunca hayan sufrido un ataque de epilepsia. En caso de que usted o sus hijos experimenten al jugar algún síntoma como: vértigo, visión, borrosa pérdida de conocimiento, etc.; deje inmediatamente de jugar y consulte a su médico. d) deterioro del lenguaje La caligrafía y la ortografía en desuso ocurren cuando el niño empieza a escribir con el ordenador demasiado pronto generando así que no practiquen la caligrafía, con lo cual tenderá a tener mala letra. algo similar a lo que ocurre cuando se usa demasiado pronto, o sencillamente demasiado, la calculadora, al limitar el cálculo mental. Como consecuencia, los niños dejan esforzarse en esto, por lo que acaba por no aprender la forma correcta de escribir las palabras ya que todos los programas de edición de texto tienen la utilidad del corrector ortográfico, que es capaz de ir corrigiendo las faltas de ortografía realizadas. La superficialidad en los trabajos, es debido a lo fácil que resulta copiar cualquier información extraída de Internet o de una enciclopedia virtual, es posible que un niño o adolescente realice un extenso trabajo sobre cualquier tema sin haber leído ni una sola vez su contenido (2). En cuanto a las abreviaturas y “palabras reducidas”, con motivo del ahorro de tiempo y de espacio virtual y, muchas veces, por simple comodidad, el lenguaje que emplean los más jóvenes, sobretodo en el chat y el correo, dista mucho de correcto. Esto trae como consecuencia que algunos se estén acostumbrando a él de tal manera, que les cuesta escribir correctamente cuando lo necesitan. e) tiempo excesivo de uso Otro de los grandes riesgos del uso de la red es utilizarlo sin control del tiempo. Los niños y adolescentes que usan Internet excesivamente, dejan de salir a jugar con sus amigos, se vuelven introvertidos y se encierran en ese mundo virtual aislándose, paradójicamente, del mundo real.
  • El niño se puede pasar horas y horas encerrado en su cuarto navegando por Internet o chateando. Al principio puede que, con el respaldo de sus padres, que ven con un cierto orgullo y admiración como se maneja su hijo/a en este medio, tan importante para su futuro. En principio, todos parecen ventajas, hasta que empiezan a observar cambios en su comportamiento: - se comunican mucho menos con la familia - van perdiendo amigos - desinterés creciente por su entorno - individualismo - cierta agresividad - las notas son peores De hecho, el abuso del ordenador se ha catalogado ya, por parte de psicólogos como una nueva patología; llegando a convertirse en un vicio y creando una adicción en la persona. Además, el excesivo tiempo de uso puede acarrear problemas para la salud, tales como dolencias musculares y de espalda por las malas posturas o el uso de asientos incorrectos, y problemas en la vista, por reflejos en la pantalla o incluso por su inadecuada colocación (2). Con todo, podemos considerar que una persona tiene adicción a Internet cuando de manera habitual es incapaz de controlar el tiempo que está conectado a Internet, relegando las obligaciones familiares, sociales y académicas/profesionales. Muchas veces además roban horas al sueño e incluso se reduce el tiempo de las comidas; de manera que el cansancio y la irritabilidad se irán cronificando, así como la debilidad del sistema inmunológico y muchas veces una cierta tendencia al aislamiento social.
  • CONCLUSIONES  La familia es la unidad básica de una sociedad. Hay diversos tipos de familia como: familia nuclear, extensa, monoparental, mixta y la familia de homosexuales.  Los riesgos que existen en los niños en el ordenador son: los contenidos variados de internet, las diferentes vías de comunicación como es del chat y del correo, de los videojuegos y los problemas de la salud que se presentan en lo que respecta a nivel físico como psicológico, al deterioro del lenguaje y al tiempo excesivo de uso generando en la persona cambios en su comportamiento personal y social.
  • BIBLIOGRAFÍA 1.- D´agostino F. Elementos para una filosofía de la familia. 2ed. España: Ediciones Rialp. 2002. 2.- Jándenes M. Como usar las nuevas tecnologías en la familia. España: Ediciones Palabra S.A. 2006 3.- Lowdermilk, D; Perry, S y Bobak I. Enfermería materno-infantil 6ta ed. Barcelona: Océano Grupo Editorial. 2003 4.- Martín E. Familia y sociedad: una introducción a la psicología de la familia. España: Ediciones Rialp. 2000 5. - Potter, Patricia A.; Griffin Perry, Anne. Fundamentos de enfermería 5ta ed. España: Océano Grupo Editorial. 2003