Your SlideShare is downloading. ×
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
História do Aero Boero Parte 1
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

História do Aero Boero Parte 1

768

Published on

Neste arquivo você irá conhecer uma breve história sobre a História da Industria Aeronáutica Argentina

Neste arquivo você irá conhecer uma breve história sobre a História da Industria Aeronáutica Argentina

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
768
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
8
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Los BoeroCAPIT ULO 12Los BoeroEs indiscutible que en el sector estatal de nuestra industria aeronautics el primer lugar 10ocupa la FabricaMilitar de Aviones y sus descendientes, aunque esta afirmaci6n parece una verdad de Perogrullo, pues en rea­lidad el emprendim iento cordobes fue el unico creado por el gobierno nacional. Pero 10 cierto es que, po r sumagnitud y por su notable trayectoria, merece el derecho de ocupa r este lugar de privilegio.Sin emba rgo en la industria privad a la elecci6n de un lider no es tan simple, pues si bien las empresasquese destacaran fueran solamente dos (Chi ncul y Aero Boero), sus 10g1OS cuantitat ivos fueron sirnila­res,de manera que en el criter io de selecci6n se deberan conside rar otros factores. Considero que el lugarde honor le corresponde a la empresa conocida gen ericarnente como Aero Boero, pues tuvo la capacidadde desarrollar productos de disefio propio que compitieran con exit o en el mercado internacion al, con elmerito adicional de que sus responsables supieran apl icar una politica de ventas agresiva que les perrni­ti6 posicionarse como el exportador de m aterial aero riautico mas importante de la Argentina .Agreguemo s a esto que Aero Boe ro fue la cornpania priva da mas longeva, pues pudo sobrevivir a cincodecadas de vaivenes politicos y econ6micos, a tal punto que si bien hoy esta in activa, es la (mica candida­ta a renacer en el caso de que las reglas de juego de nuestra economia transiten nuevamente por carrilesun poco mas protecto res de la industr ia nacional.1956 AERO TALLERES BOERO S. R. L.1975 AERO BOERO S. A.La familia Boero, que se radic6 en la regi6n noreste de la provincia de C6 rdoba en los primeros aries delsiglo veinte, tuvo una extens a y reconocida trayectoria en la act ivid ad agricola, destacandose principalmen­te par suimportente participecion en 1a industria de losmolinos hsrinetos. Fue precisamente en Mottetos,a localidad donde esta ub icado el mas im portante de sus establec imien tos, donde se inici6 y transcurri6 laprolongada historia aeronautica de esta familia, cuyo apellido trascendi6 mucho mas alla del ambito agrico­la,para transformarse nada menos que en un verdadero sin6nimo de avi6n argentino.Los nutridos antecedentes aerona uti cos de esta familia se iniciaron en 1935, cu ando H. T. Boero adqui­riodesegunda mano el Klem m 1. 25 matricula R133, un avi6n qu e algunos an os despues se haria famoso alserreconstruido por Mario Gemelli en la vecina ciudad de San Francisco (ver capitulo 9). El segundo avi6ndela familia fue otro Klemm 1.25, matricula LV-GOA, adquirido en 1938 po r Ern esto J.Boera luego del acci­dentedel anterior, al que do s aries mas tarde se agreg6 el De Havilland OH-80A Puss Moth LV-WEA com­pradopor Elbio Boero, Esto s pion eras aeronauticos de la familia eran primos de Ern esto Boero, padre de losfundadores de Aero Boero, quien en 1945 adquiri6 el B.F.W. M.23 LV-LAA. Este avi6n fue el primero en queHector A. Boero, piloto desde 1943 y futuro in iciador de la fabrica, puso en practica sus dotes de disefiador,al reformarle la cabina y agregarle un carenado NACA al motor. Fue tarnbien uno de los fundadores del AeroClub Morteros, instituci6n que naci6 en junio de 1943, y cuando en 1945 se cre6 el Club de PlaneadoresMorteros, fue uno de los primero s pilotos del norte cordobes en ob tener la licencia de vuelo sin motor.En 1948 Erne sto Boero adquiri6 el bimotor Cessna Crane I LV-N BT Y al ano siguiente el Erco 415CErcoupe LV-NOE, 10 que sumado al Globe GC -IB Swift LV-N FO registrado en 1946 conform6 una intere­santeflota que pone en evidencia la afici6n de esta familia por la aviaci6n. Luego, en 1948 vendria el Beech35 Bonanza LV-RLM Yen 1951 el Bellanca 14-13-2 Crusair Senior LV-RYF, segu idos po r el Republic RC-3SeabeeLV-NWW, los Super Aero 45 LV-FJU YLV-FLl , el Cessna 310A LV-FSW Yel Cessna 310 I LV-ILB, masunainteresante variedad de Aero ncas, Luscombes y hasta un Culver V. Esta estrecha relaci6n de la fam iliaconlos aviones fue la sem illa que indujo a los hermanos Boero a crear Aero Talleres Boera Sociedad deResponsabilidad Lim itada, una em presa que naci6 con sus cimientos basad os mas en una pasi6n que en losmerescakulos financieros. Lo que probablemente fue el secreto de su notable longevidad.649
  • 2. Historia de la Industria Aerotuiutica ArgentinaLa empresa piaAunque seguramcnte los Boero se plantearon muchas veces la posibilidad de abrir un taller aeronautico, furpues los numerosos avion es de la familia eran atendidos po r otros establecimientos cuyo s servicios eran raecaras y a veces insatisfactorios, fue la legislaci6n prorn ulgada luego del gran carnbio de 1955 la que decidio da:a a los herrnanos Cesar Ern esto, Hector A. y Edith Boero a fundar su propio taller de servicios aero nauticos, pr<La empresa Aero Talleres Boero S. R. L. nacio en mayo de 1956 y sus primeras instalaciones se ubicaron erren un galp6 n del molino harinero de la localidad de Morteros, en la provincia de Cordoba, en la planta ur ba­ enna de la ciudad y sin ningun acceso a un aerodrom e. Los aviones reparados (y mas adelante los primeros yo,aviones nuevos) se llevaban rodando ha sta una calle cercana, desde donde decolaban y volaban hasta el aero­ endrama de propiedad de Maria J. Colombetti, distante a unos tres kil6metros al norte de la ciudad. puInicialmente las instalaciones de Aero Talleres Boero se habilitaron para el mantenimiento y reparacion de tarun a gran variedad de aviones, pero la especialidad de la ern presa se orient6 hacia los modelos que se utiliza­ gr:ban en las tareas de fumigaci6n. Muy pronto acumularon un a gran experiencia, pues en muchos casos la dereparacion implicaba lisa y llanamen te una reconstrucci6n total, de manera que construyeron una gran can- Aetidad de fuselajes de tubos de acero soldados y fabricaron numerosas alas totalm ente nu evas, culminando m:estas tareas con el entelado integral y la pintura de los aviones. Fueron estas virtuales construcciones las que ni lindujeron a los Bcero a analizar seriarnente la posibilidad de suma rse a las ernpresas que estaban fabrican­ gado aviones al arn paro de la nueva legislacion proteccionista que estaba apl icando el Estado. La decision final di:se tome en 1958, cuando se iniciaro n los trarnites para poder encarar la producci6n de una aeronavc de dise­ falflo propio, basada en las simples tecnicas constru ctivas que tan bien conocian.El equipo que disefio el nuevo avi6n estaba compuesto pOl los hermanos Cesar y Hector Boero y par anCelestino Barale. Este entusiasta trio desarro1l6 el prototipo que luego se conoceria como el Aero Boero 95, lalel legitimo antecesor de los centenares de aviones Aero Boero que hoy vuelan en nuestro pais y en n tLatinoarnerica. Las dificult ades para homologar el modelo fueron las habituales, ya que desde el primer tuvuelo realizado en 1959 hasta la obtenci6n del Certificado de Aeronavegab ilidad transcurrieron tres largos lo.aries de trarnites, ensayos y presentaciones tecnicas ante las autoridades y ante DINFIA. Pero los Boero per­ veseveraron y cuando por fin recibieron la certificaci6n en 1962, pusieron al Aero Boero 95 inmediatamente ticen produ cci6n. Los primeros ejemplares se entregaron en 1963, dando inicio asi a la larga cadena de produc­ lartos aeronauticos que seran descriptos mas adelante. PaEn 10 que hace a la evoluci6 n institucional de la sociedad, el crecimiento sostenido de las ventas oblige a Sopensar seriamente en un a ampliaci6n de las instalaciones y en la ob tenci6n de un respaldo financiero ade­ tr:cuado, de manera que en 1975 se decidio reorganizarla, Asi, la primitiva Aero Talleres Boero Sociedad de sicResponsabilidad Limi tada se transforrno en la nueva Aero Boero Sociedad An6 nim a, aunque de hecho la afsociedad perrnanecio en manos de la fam ilia Boero, al ser sus integrantes los titulares de la mayoria de las macciones ernitidas. Otra fecha import ante en la historia de la empresa es el 20 de oct ubre de 1978. Ese dia la enlocalidad de Mor teros fue azotada por un violento cicl6n primaveral que caus6 grandes danos en la region lesy destruyo por completo el galpon del molino que ocupaba el taller. Adernas de las instalaciones, se perdie- Ie:ron diez avion es de serie, el protot ipo casi terrnina do del Aero Boero 260 y los dos ejemplares de preserie delAG260, con eI agravante de que la em presa debia cumplir con la entrega de un a gran cantidad de aviones ya pcvendidos. Este suceso oblige a Aero Boero a encarar inmediatam ente la constru cci6n de una nu eva fabrics, mla que se proyect6 en un campo ub icad o a un kil6metro al sur de la ciudad de Mo rt eros, en el que se dispon­ 10:dria de una pista de aterrizaje junto a las instalaciones. Al mismo tiempo se reconstruy6 parcialmente clgal- brp6n del molino y se reinici61a produ cci6n en forma muy precaria, la que se fue trasladando paulatinamen- N-te a la nu eva fab rica, a rriedida que se iba terminando . Se inaugur6 oficialmente en octubre de 1981 y reci- esbiola habilitacion definitiva de acuerdo a las normas internacionales FAR 21 en el mes de diciembre. Se dis­ponia ahora de una sup erficie cubierta de 2000 metros cuadrados, en la qu e se instalaron once secciones: naMaquin ado, Soldadura, Ala, Entelado, Plasticos, Pintur a, Arenado, Montaje, Motores, Mantenimiento y ci.Panel. Tambien sc estaba construyendo un banco de pru eba para motores, que se termin6 en 1983. En esta g[ - - - ...epoca trabajaban en Aero Boero treinta y dos personas, entre tecnicos y obreros.Hasta 1987 practicarnente toda la producci6n de Aero Boero se vendia en el mercado in tern o, abastecien­ ddo a dos categorias de client es bien diferenc iadas: las instituciones aerodeportivas (aero clubes y clubes de r650
  • 3. Los Boeroplaneadores), que compraban los aviones ayudados por las amplias subvenciones estatales, y las empresas defumigacion aerea, que habian aceptado los aviones por su sencillez estructural y por sus bajos costos de opc­racion. Pero por esta epoca las condiciones econ6micas de nuestro pais se empezaron a deteriorar muy rapi­damente, con una inflaci6n que era un mal presagio para los negocios internos. Pero esta misma situaci6nprovoco una notable redu cci6n en los costos de la mano de obra, por 10 que los directivos de la empresaemprendieron una agresiva campana de ventas en el extranj ero, Se realizaron varias giras de demostraci6nen diversos paises del continente, de manera que cuando en 1987 el Ministerio de Aeronautics de Brasil con­voce a una importante licitaci6n internacional para la compra de aviones de remolque de planeadores y deentrenamiento elemental, Aero Boero fue invitada a presentar su oferta. Fue declarada vencedora en la pro­puestaecon6mica, pues nuestros costos internos en divisas eran rnuy bajos, pero a continuaci6n debia afron­tareldesafio de aprobar una exhaustiva serie de inspecciones tecn icas, Estas se iniciaron con un critico pro­grama para evaluar y homologar los rnodelos involucrados y culminaron con la certificaci6n y habilitaci6ndetodas las instalaciones de la fabrica, en Morteros. El programa habia sido elaborado por el Centro TecnicoAeronautico de Brasil, que tuvo a su cargo la evaluaci6n de los aviones, en cuyos ensayos se incluyeronmaniobras acrobaticas pese a que elpliego de la licitaci6n no las exigia. Luego de aprobar los aviones, los tee­nicos brasilenos se trasladaron a C6rdoba y durante doce dias inspeccionaron la planta de Morteros, otor­gindole su aprobaci6n y la homologaci6n de acuerdo a las exigentes normas brasilerias. Para comprender lasdificultades que tuvo que veneer Aero Boero en este proceso, basta decir que competia con las principalesfibricas de Brasil, que no estaban contentas con la adjud icaci6n de la licitaci6n a una empresa extranjera.La primera orden de compra abarcaba solamente siete aviones 180RVR y veinte 115Trainer, pero luego seamplio enormcmente, totalizando varios centenares hasta 1994. Esta venta perrniuo incrementar la fuerzalaboral de la planta de Morteros (a fines de 1987 era de unos sesenta obreros y tecnicos), luego oblig6 a abrirnuevostalleres en la cercana ciudad de San Francisco para fabricar diversos cornponentes y elementos estruc­turales y luego organiz6 una importante red de subcontratistas independientes. En 1989 todo indicaba quelosnegocios seguirian en ascenso, pues a principios de ese ano se habia firmado un contrato con Peru para laventade ciento ocho aviones del modelo 115 Trainer, los que se entregarian mediante un envio inicial de vein­ticuatro unidades, seguidas por tres lotes anuales de veintiocho aviones cada uno. Este contrato (luego anu­lado por Peru por motivos econ6micos) mas las negociaciones que se estaban haciendo con Argelia yPaquistan,decidi6 a los hermanos Boero a subcontratar la producci6n de las celulas a empresas de la ex Uni6nSovietica, donde el costo de la mana de obra era aun mas bajo que en la Argentina. Pero por esta epoca nues­tras propias dificultades econ6 micas se sumaron a los crecientes problemas de Brasil, 10 que gener6 un con­siderableatraso en los pagos de los aviones ya entregados. Esto le cre6 graves problemas a Boero, que no podiaafrontar sus obligaciones, mientras que la factibilidad financiera del negocio se iba haciendo cada vez masmarginal. Luego nuestra hiperinflaci6n fue reernplazada por la ley de convertibilidad, la que nos transform6enun pais caro, con el agravante de que se eliminaron por completo los subsidios y las subvenciones estata­les.De esta manera, en muy poco tiempo Aero Boero dej6 de ser un fabricante exitoso y uno de los principa­lesexportadores de productos de alto valor agregado del pais, para convertirse en una empresa sin trab ajo.Ante esta situacion, hacia fines de 1991 los directivos de Aero Boero decidieron incursionar en nuevos cam­pos. Luego de hacer un estudio de mercado, intentaron ingresar en un sector de prod ucci6n aeronautica demayor tecnologia.Para ello,compraron un avi6n Grob G-115 que la empresa Tursol S.A.habia importado desdelosEstados Unidos, con el objeto de estudiarlo y eventualmente construirlo bajo licencia. Lo inscribieron a nom ­bre de la empresa con la matricula LV-RTA e iniciaron los trarnites para su homologaci6n ante la Direcci6nNacional de Aeronavegabilidad, pero el trarnite tropez6 con algunas dificultades tecnicas insalvables. A raiz deesto,en 1993 sc decidi6 abandonar el proyccto, enviandose el avi6n de regreso a Alernania en enero de 1994.Afines de la decada del noventa las actividades de Aero Boero eran practicarnente nulas, limitadas a algu­nasreconstrucciones y a la eventual venta de comp onentes y repuestos. Luego, a mediados de 2000 se anun­ci6 que se iba a homologar en Europa los modelos 115 Trainer y 180RVR para fabricarlos bajo licencias otor­gadas a empresas no definidas, pero este proyecto tampoco evolucion6.Aero Boero esta actualmente inactiva, pero como la empresa no quebr6 y sus productos continuan sien­do interesantes, no se debe descartar la posibilidad de que en el futuro, aun incierto, podamos ver nueva­mente su linea de producci6n activa.651
  • 4. Historie de 1aIndustria Aerotuiutice ArgentinaAero Boero 95ALa idea de con struir el avi6n que luego se conoceria con el nombre de Aero Boero 95 nac i6 en 1958, comoconsecuencia de la gran experiencia que tenia la em presa en la reconstrucci6n de aviones con estru ctura detubes de acero soldados y del amplio apoyo que brindaba la legislaci6n proteccionista en amparo de laindustria aeronautica nacional.La definici6n del proyecto fue bastante simple, pues se ado pt6 una filosofia de diseno que permiti6reducir el riesgo tecnico a su mi nim a expresion, al basarla en el conocido concepto ide ado por ClarenceGilbert Taylor pa ra su Cub, es decir un monop lano de ala alta arriostrada con tren de aterr izaje conven­cional y fijo. El fus elaje se construiria con tubos de acero soldados, las alas serlan mixtas y el conjunto serevestiria con tela.El diseno del Aero Boero 95 fue hecho por el equipo integrado po r los hermanos He ctor y Cesar Boero,con la ayuda del experimentado jefe del taller Celestino Barale. El rnetodo de trabajo fue m uy simple, basa­do exclusivamente sobre la experiencia, de manera que el prototipo se construy6 sin pIan os. Se suele afirmarqu e el fuselaje fue dibujado con tiza sobre el piso del taller, utilizandose luego estos esquemas como planti­lIas pa ra cort ar y ar mar los tubos que 10 conformaban. Las alas tenian largueros laminados de pino sprucecon terciado y costi llas de aluminio estampado, y estaban equipadas con flaps.La construcci6n del prototipo se desarro1l6 con mucha rapidez, a tal punto que en febrero de 1959 yaestaba practicarnen te terminado. Inscripto en el Registro experimental, recibi6 la matricula LV-X20, con laque el 12 de marzo de 1959 hizo su prime r vuelo desde un cam po propio, cercan o al molino de Morteros.EI programa de ensayos, que fue muy intenso, abarc6 el resto del ario, pero las modificaciones fue ron de pocaimporta ncia. Esta etapa del desarrollo del Aero Boero 95 fue alentadora, pues el avi6n demostr6 tener exce­lentes car acteristicas de vuelo, de rnanera que luego de hacer un informal estudio de m ercado entre los clien­tes del taller, los Boero decidieron construirlo en serie.El peregrinaje burocratico para ho mologar el modelo fue largo. Se inici6 a principios de 1960 con la pre­sentaci6n de los pIanos y memorias de calculo, con tinuando con un extenso programa de vuelos de ensayo.Para ello se entreg6 el protot ipo LV-X20 a DINFIA, que 10 ensay6 en C6rdoba durante dos anos, totalizan­do unas 600 horas de vuelo. Por fin, a rnediados de 1962 el Aero Boero 95 fue homologado de acuerdo a lasno rmas nortearnericanas CAR-3 para la categoria Utility. Este acontecim iento marc6 el verda dero inicio dela empres a Aero Boero como productora de avic nes, pues ahora ten ia un modele para fabricar y vender. Elprototipo perdi6 su matricula experimental al ser inscripto e1 9 de octubre de 1962 a nornbre de Aero TalleresBoero S. R. 1. con el indicativo LV-CHB (por Cesar y Hector Boero), una ma tricula fuera de secuencia quese otorg6 en forma excepcional.Por supuesto que los Boero sabian que la homologaci6n iba a insumir mucho tiempo, pero como siem­pre fueron optim istas sobre la calidad de su avion, 10 aprovecharon para desarrollar una intensa campanapublicitaria y de promoci6n. En este context o, a me diados de 1960 ya circulab an noticias sob re la firma deposibles acuerdos para fabricarlo en Uru guay y en Peru. Luego, a principios de 1962 se anunci6 la venta dediez aviones a la Fuerza Aerea Uru guaya y su eventual fabricaci6n bajo licencia por parte de la companiauruguaya Regusci y Voulimont. Nada de esto se hizo realidad, pero estas noticia s mantuvieron el interes y laexpectativa del ambiente aerona uti co po r esta nueva ma quina .Tras recibirse la homologaci6n se inici6 la segunda etapa del proceso, consistente en la obtenci6n de lasubvenci6n del Consejo de la Industria Aeronautica, Este trarnite se termin6 el lOde septiembre de 1963,cuando se promulg6 el decreto del Poder Ejecutivo N° 7574, po r el que la Secretaria de Estado deAeronautica se cornprometia a pagar una subvenci6n por cada avi6n entregad o, cuyo m onto seria identicoal valor en plaza de origen de un aparato sim ilar.La producci6n se lanz6 antes de la concreci6n formal del subsidio. En noviembre de 1962 ya se estabatrabajando en las mejoras que habria que introd ucirle al prototipo para facilitar su producci6n, siendo lamas notable el carnbio del ala de madera po r una nueva con estru ctura totalm ente metalica. Asi naci6 elmodele Aero Boero 95A, cuya fabricaci6n se inici6 a fines de 1962 con una preserie de cinco aviones (c/n002 al 006). EI primer ejemplar que se entreg6 a un com prador fue el avi6n numero 003, cuando en juniode 1963 10 recibi6 1a empresa de fumigaci6n Avia S. R. 1. con la matricula LV-HPN, mieritras que la pn me­ra institucion aerodeportiva que obtuvo un Aero Boero 95A fue el Aero Club San Francisco, cuando en enero6 52
  • 5. Los Boeroe1964 recibi6 el avi6n nurnero de serie 006 matriculado LV-HPR. La produccion del modele 95A fue deeinticinco ejemplares, entregandose el ultimo en enero de 1969 a Osvaldo Font Escobar, como LV-IZW.El Aero Boero 95 fue invitado por la FAVAV a interveni r en el concurso informal para elegir el avionremolcador que se usaria en el Cam peonato Mundial de Vuelo a Vela de 1963. Cornpitio con el Macchi MB­308G, el Lockheed Kaiser 60, el AVI-205 Yel IA-46 Ran quel, pero era evidente que el producto de los Boeroestabaen inferioridad de condiciones, debido a su escasa potenc ia. Quizas sea este el motivo por el que a par­tir de 1964se ernp ezo a publicitar la versi6n Aero Boero 95B, equipada con un motor Lycoming 0 -320 de150hp de potencia, mientras se seguian entregando los modelos 95A con motores Continental de la gam ade 95a 100hp, No existen evidencias de que se haya entregad o algun ejemplar de este tipo. .LosAero Boero 95A fueron muy bien recibidos por los empresarios dedicados a la aeroaplicaci6n,10 que gene­ro uninteresante fen6meno: con el correr de los arios todos los aviones sobrevivientes de las versiones StandardyDe Lujo que se habian entregado a los aeroclubes fueron vendidos y convertidos a la versi6n Fumigador.Aero Boero 95/115Hacia fines de 1968 Aero Boero tropezo con la seria dificultad de que la empresa Continental no le entre­gabalos motores 0 -200 a tiernpo, ya que su producci6n se habia desviado para satisfacer im portantes ped i­dos del Lejano Oriente. En consecuencia se decidio reemplazar este motor por el Lycoming 0 -235, nacien­doasiel Aero Boero 95/1 15 e iniciandose la estrecha relaci6n comercial en tre Aero Boero y Lycomi ng, queperdur6 a 10 largo de treint a afios.El nuevo prototipo se construy6 utilizando la celula de Aero Boero 95A numero de serie 026. Se terrnino afinesde 1968 y realiz6 su prime r vuelo en Morteros en fecha desconocida, probablemente en el mes de diciern­bre.Su certificado de aeronavegabilidad fue una simple am pliaci6n de la homologacion del 95A, la que se otor­go oficialmente en el mes de mayo de 1969, cuando el Aero Boero 95/1 15 ya estaba en plena produccion.Este nuevo modelo se ofrecio al mercado en la versi6n Aero Boero 95/11 5 Standard y 95/115AG de fumi­gaci6n, utilizandose en esta ulti ma el mismo tanque int erno de 200/250 lit ros de capacidad que llevaba suntecesor. La producci6n del modelo 95/115 se terrnino en enero de 1973, luego de entregarse doce ejernpla­res.EIultimo, matriculado LV-JXR, se utiliz6 como prototipo para 10 que seria el Aero Boero 115BS, un a ver­siondesarrollada para el Ministerio de Bienestar Social de la Naci6n que contaba con un espacio para llevarunacamillaen la cabina. Sus alas tenian las nuevas punteras concavas que caracteri zarian en el futuro a todoslos aviones de serie.Aero Boero 115E1prototipo LV-JXR de la nueva version sanitaria 95/115 BS era basi carnente identico a las versiones ante­riares del avi6n, pero el important e pedido que se hab ia recibido del Ministerio de Bienestar Social indujoalos responsables de la empresa a desarrollar un modele perfeccionado, el que se caracteriz6 por ten er unnuevo empenaje con el tim6n inclinado hacia arras. Esta mejora estetica distinguiria a todos los aviones deAero Boero a partir de 1973.La nueva variante, conocida como Aero Boero 115 a secas, vol6 po r pr imera vez en Mo rteros en cl mesde febrero de 1973 y reemplaz6 en las lineas de montaje al Aero Boero 95/115. Se fabric6 en las versiones 115Standard, 115BS y 115AG. A partir de 1975 se ofrecio la versi6n 115/1 50 de fumigaci6n, equipada con unmotor Lycoming 0 -320 de 150 hp de potencia, mientras que a partir de 1988 la variant e de entrenamientobisico se ofreci6 como 115 Trainer.El l lS Trainer (junto con el I80RVR) fue uno de los modelos que adquiri6 el gobierno de Brasil en la licita­cionde 1987. La pr imera orden de compra, colocada en 1988, era por cien aviones, suplernentada en 1989 parunasegunda orden para trescientos cincuenta ejemplares adicionales. Las entregas se iniciaron en diciembre de1990yterminaron en enero de 1994, can un total real de trescientos sesenta y cinco rnaquinas (cifra que inclu­ye un 10% de partes de repuesto). A partir de aqui se suspendieron los envies, al dificultarse los pagos por partedel gobierno brasilefio debido a la grave crisis econ6mica que afectaba a ese pais desde mediados de 1993.EI Aero Boero 115 fue el avi6n de diseno nacional mas exito so de toda la historia de nuestra industriaseronautica, ya que se fabricaron nada menos que 420 ejemplares, una cifra que no necesariamente es defi­nitiva, pues el mod elo sigue latente aun hoy, a la espera de mejores epocas.653
  • 6. ----------------------Historic de le Industria Aeronautica ArgentinaAero Boero 180 (prim er proyecto)A principios de 1961, con el Aero Boero 95 realizando con todo exito las pruebas de homologaci6n enC6rdoba, la empresa decidi6 desarrollar una versi6n de cuatro plazas, la qu e seria conceptualmente identica a suantecesora. Este avion, que se denomin6 Aero Boero 180, estaria equipado con un motor Lycoming 0 -360-A1de 180 hp alimentado por dos tanques alares cuya capacidad total alcanzaria los 160 litros. A diferencia del AeroBoero 95, su tren de atcrrizaje seria triciclo fijo, con ruedas 6.00 x 6 equipadas con fren os hidraulicos Hayes.Aparentemente se inici6 Ia construcci6n del prototipo hacia abril n mayo de 1961, pues por esa epoca seanunci6 que haria su primer vuelo a fin de afio y se lanzo una timida carnpana publicitaria en la que se 10 ofre­cia en varias versiones: arnbulancia, foto grafica, fumigador y entrenador con instrumental para vuelo a ciegas.Sin embargo el protot ipo nunca se terrnino, pues por motivos que desconozco en 1962 se decidi6 aban­donar el proyecto en forma definitiva.Aero Boero 180 (segundo proyecto)En 1966 , con el modele 95A ya en plena producci6n, Aer o Boero decidi6 desarrollar una version maspotente, asignandole otra vez la den ominaci6n de Aero Boero 180. Este avi6n er a similar en todos susaspectos al 95A, difere ncian dose solamente por algunos refuerzos estructurales y por su motor, unLycoming 0 -360-A1A de 180 hp.El protot ipo del modele 180, que se construy6 durante 1967, recibi6 el numero de serie 1 y la matriculaexperimental LV-X39. Fue habilitado para realizar su primer vuelo a partir del 22 de febrero de 1968, peroen realidad ya habia sido en sayado en Mortcros a fines de 1967. Los trarnites de homologaci6n de este mode­10 se desarrollaron con mucha agilidad, pues no era ma s que una extensi6n de la del modelo 95A L na vezotorgado, en septie mbre de 1968, el prototipo recibi6 la matricula definitiva LV-JHS, con 18 que luego seriavendido al Aero Club Obera.Los Aero Boero 180 se publicitaron in icialm ente para los roles habituales de entrenarnicnto, turismo, trans­porte sanitario y fumigador, pe ro un par de anos despues se desarroll6 una nueva version especializada para elremolque de planeadores, pues la potencia de 180 hp en un avi6n relativamente liviano le daba una excelentevelocidad ascensional. El primer remolcador se entreg6 en enero de 1972 al Club de Plancadores Zarate con lamatrfcula LV-JMH y ante los buenos resultados obtenidos se decidi6 enviar un ejem plar con el equipo nacio­nal que concurr i6 al Cam peonato Mundial de Vuelo a Vela de 1972, realizado en la localidad yugoeslava deVrsac. El Aero Bocro 180 demostro alii tan bucnas performances qu e los representantes de la empresa organi­zaron una evaluaci6n com parativa con el mas acreditado de los remolcadores presentes, el avi6n polaco PZL104Wilga, equipado con un motor radial de 260 hp de potencia. Ambos aviones remolcaron planeadores iden­ticos hasta la misma altura, logrando el Aero Boero 180 un tiempo inferior al del Wilga, 10 que fue certificadooficialmente por la OSTIV. Este exito decidi6 a Aero Bocro a optirnizar el disefio para adecuarlo a este trabajo,para ofrecerlo luego en los mercados internacionales. Asi naci6 la versi6n mas exitosas de este avion, primeroconocida como 180RV y luego como 180RVR, equipada con un gancho especial ubicado detras de la rueda decola y con una luneta que mejoraba sensiblemente la visi6n hacia arras,El prototipo del 180RVR vol6 por primera vez en Morteros en octubre de 1972, diferenciandose del modelobasico en tener mayor envergadur a gracias a las punteras de ala c6ncavas y en su capacidad de combustibleaumentada a 160 litros, aunque conservaba sin cambios el motor y el sistema electrico, En cuanto al fuselaje,enel RVR fue modificado con una am plia luneta que otorgaba una excelente visi6n hacia atras (Remolcador VisionRetrosc6pica) y con un nuevo empenaje de tim6n en flecha. La velocidad ascensional de esta versi6n con un pla­neador monoplaza era de unos 3 m/ seg y de 2 m/seg remolcando a un biplaza. AI igual que en el modele 115,apartir de 1975 se le cambi6 el revestimiento de Ceconite de las alas por chapa de aluminio, modificaci6n que per­miti6 un notable aumento en la capacidad de combustible de los dos tanques alares, que se elev6 a 200 litros. Enesta nueva versi6n tarnbien se ofreci6 en forma opcional una helice de velocidad constante de marca Hartzell.El 180RVR tuvo el honor de ser la primera exportaci6n de Aero Boero, cuando en 1982 se vendi6 al Clubde Plane adores de Santiago de Chile la maquina numero de serie 054, que recibi6 la matricula CC-KWD.Luego el mo dele fue incluido en la gran compra hecha por Brasil, entregandose siete aviones para curnplircon la orden de 1987, seguida por otras setenta maqu inas en 1989. Actualmente tarnbien hay un avi6n deeste tipo fumigando en Santa Cruz, Bolivia.6 54
  • 7. Los BoeroEl Aera Boero 95A LV-HPM, c/n 002 y primer avion de sene.(via Gabriel Pavlovcic)El Aero Boero ] ]5B5 LV-JXT, c/n 039.(Francisco Halbritter)655
  • 8. Historie de 1a Industria Aeroneutice ArgentinaI I I I I I I II II I Aero Boero 95A
  • 9. Los BoeroEIAero Boero 115 II-LP], c/n 061.(via Gabriel Pavlovctc)EIAero Poero 115 brasileiio PP-GQJ, c/n 362B.(via Gabriel Pavlovcic)657
  • 10. Historia de la Industria Aeroneutice Argentina- ­+-­- - 1 Ir-------d 1- - ------.J----­_ _ ----------.~-_+ ;f-l------.-.__cD1- - ­------ -- -l-- - .-L­---- -1l..-------­---.L-Aero Boero 115 Trainer658
  • 11. Los BoeroI II Aero Boero 180 (Version antigua)659
  • 12. Historie de le Industria Aeroneutice ArgentinaEIprimer Aera Boero 180, LI-X39, c/n 001.(Aero Boero)r" __--.IEIAero Boero 180RlR LV-ATM, c/n 076.(via Gabriel Pavlovcic)660
  • 13. Los BoeroCesar Boero can elgerente de ventas de Lycomingpresencuindo una entrega mensual de avto ncs a Brasil.(Aero Bocro)El Aero Boero 180AG LV-LPX, cln 041.(Aero Boero)661
  • 14. Historia de 1aIndustria Aeroneutice ArgentinaAero Boero 780RVR662
  • 15. - -Los Boero- - - - _ •• 1,,I1- - - -+-1 -----~~--I ---+:. - - ~-- - -- ..- -- ---+-,-- --Ae ro Boero 180AG663
  • 16. Historia de la Industria Aeroneutice Argentina__ _<Xi __1Aero Boero 180S?664
  • 17. Los BoeroEl prototipo LV-X163 del Aero Boero 180PSA. (Francisco Halbritter)El prototipo LV-X48 del Aero BoeroAG260. (via Marcelo HI: Miranda)El prototipo LV-X46 del Aero Boero 210. (Aero Boero)665
  • 18. Historie de la Industria Aeroneutice Argentina- - -----~---- --- ---­ , ­ -Ae ro Boero 2 10666
  • 19. Los Boero- ­-L1- - - II,Aero Boero AG260 (Prototipo)667
  • 20. Historic de la Industria Aeroaeutice Argentina~--ff=:=:=:=:::::;;====:::::::=,,",- - -­- -lII0 0...Aero Boero AG300 (Produccion)668
  • 21. Los BoerotJAero Boero Turbo669
  • 22. Historie de la Industria Aeroneutice ArgentinaEIprimer Aero Bocro 95/ 1IS, LI-IZX, c/n 026. (archivo Francisco Halbrittcr)Ap;rrlu3(VlseenAc18unRO- CLUB- BARILOCHenda19noun10eStdaAe32Cdo:ba ,ellEIAero Boero I IS LI-AIH, c/n 063. gaG(Fra ncisco Halbritter)AeJvanmolli misiguAero198:ro dronla CJmilde lzajEl Aero Boero 180 RlR LV-AOG, c/n 055. (archivo Gabriel Pavlovcic)

×