Teoriadesistemasaplicadoaorganizaciones
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Teoriadesistemasaplicadoaorganizaciones

on

  • 958 views

Teoriadesistemasaplicadoaorganizaciones

Teoriadesistemasaplicadoaorganizaciones

Statistics

Views

Total Views
958
Views on SlideShare
958
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
10
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Teoriadesistemasaplicadoaorganizaciones Document Transcript

  • 1. AVANCES DEL PROYECTO DE INVESTIGACIÓN APORTES DEL ENFOQUE SISTEMICO A LA COMPRENSION DE LA REALIDAD V02 AUTOR: CARLOS PETRELLA Con mi reconocimiento al coordinador del Posgrado de Gestión de Tecnologías ING. RUDIGER VON SANDEN al director de mi tesis de Doctorado en Salamanca: DR. LUIS JOYANES AGUILAR Junio de 2007
  • 2. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrella01 El planteo de partida que ha dado origen de este enfoque Los sistemas como objeto de estudio no aparecen mágicamente en el escenario de la cienciamoderna. Ackoff señala que los sistemas han sido estudiados por centurias, pero en las últimasdécadas algo nuevo ha sido agregado. Lo que está cambiando gradualmente desde mediados delsiglo XX es el enfoque del abordaje del estudio de los sistemas. La idea de estudiar sistemas comouna entidad en vez de un conglomerado de partes, es consistente con la tendencia en la cienciacontemporánea de no aislar los fenómenos en pequeños contextos y proceder a considerar lasinteracciones para examinar mayores porciones de la naturaleza. En este contexto - bajo el título deinvestigación de sistemas (y sus muchos sinónimos) - se detecta una convergencia de muchosdesarrollos de especialidades contemporáneas, que ven la realidad desde una óptica diferente. La idea de sistemas ha ido ganando espacios en muchas esferas de actividad de análisis dela realidad. La biología y la administración son dos de ellas, que por motivos históricos abordaremos apartir de la visión de referentes como Bertalanffy o como Ackoff. Viendo la realidad con un enfoquediferente, podríamos apreciar que estamos rodeados por sistemas, lo que no siempre los percibimoscomo tales. Muchas veces son más evidentes los componentes que los integran, que los propiossistemas. Ello posiblemente se deba – como procuraremos mostrar - a nuestro propio paradigmaprevaleciente para encarar el abordaje de la realidad. Lo podemos hacer con un enfoquereduccionista en el que la comprensión de las partes es el centro, o con un enfoque de sistemas en elque la importancia del todo constituye en foco. (Córdova, Leñero, Rey, 1988, pág. 17 y siguientes) El desarrollo del nuevo abordaje no fue sencillo porque requiere como planteamos un cambioen los modelos mentales que habitualmente utilizamos para comprender la realidad y también en losmodelos conceptuales. Las dificultades de asimilación han sido enormes. Los instrumentosapropiados para encarar el abordaje de los sistemas con un enfoque sistémico, tardaron mucho enformalizarse con el rigor de un modelo formal para especificar sus partes, y sus reglas. A pesar de laimportancia que tiene poder ver la realidad como un sistema integrado de muchos objetos queinteractúan, la Teoría General de Sistemas surgió recién a comienzos del siglo XX como reacción alenfoque mecanicista de la investigación y tomando como referencia a los modelos biológicos quecaracterizan a los seres vivos. Ludwig von Bertalanffy, fue el precursor más notorio de este enfoque,proponiendo un modelo conceptual integrador que puede ser aplicado en campos muy diferentes,más allá de los sistemas biológicos de su especialidad académica original. Precisamente estas ideas sobre los posibles aportes de una visión sistémica paracomprender la realidad social son las que dieron sustento al enfoque propuesto en el proyecto deinvestigación de doctorado de Carlos Petrella en la Universidad de Salamanca para analizar losprocesos de conservación del estatus quo y la innovación a escala nacional y más específicamenteal estudiar una empresa paradigmática del sector energético nacional. Esta aproximación inicial alestado del arte respecto de la teoría general de sistemas y su aplicación a las ciencias sociales,forma parte del referido trabajo de inestigación, pero tiene su origen en los intercambios de opinionesen el equipo docente del Postgrado en Gestión de Tecnologías de la Facultad de Ingeniería de laUniversidad de la República en Uruguay hace ya casi cinco años. Fue entonces que colectivamentese comenzó a experimentar la potencia del enfoque de sistemas y a generar aportes para integrarlo alproyecto de postgrado con la participación de algunos precursores como Rudiger von Sanden, PabloDarscht, Omar Viera y Daniel Meerhoff, entre otros docentes compañeros en la facultad. Ackoff sentencia que estamos participando en algo que es probablemente el máscomprensivo esfuerzo para lograr una síntesis del conocimiento científico no realizada hasta ahora aescala global. Desde el Postgrado en Gestión de Tecnologías de la Facultad de Ingeniería dimoshace bastante tiempo el primer paso para contribuir a divulgar estas ideas en el Uruguay. Ya hay tres
  • 3. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrellageneracioens de estudiantes que han experimentado con el enfoque de sistemas descubriendo supotencialidad para comprender la realidad, sobre todo en el nivel de las organizaciones siguiendo laimpronta del equipo docente y la orientación del coordinador del proyecto ingeniero Rudiger vonSanden. De alguna manera, el proyecto de tesis de doctorado que estoy desarrollando actualmenteen Salamanca y que está siendo dirigido por el Dr, Luis Joyanes, refleja esos aportes construidossiguiendo la misma senda académica. Este paper constituye un avance de ese proyecto que deseovolcar al mundo académico y profesional como una primera aproximación.02 La idea de que estamos rodeados de sistemas comienza a ganar espacios Un sistema real (existente físicamente en el mundo material) es una entidad material formadapor partes organizadas, sus componentes, que interactúan entre sí de manera que las propiedadesdel conjunto, sin contradecirlas, no pueden deducirse por completo de las propiedades de cada unade las partes consideradas individualmente. Tales propiedades se denominan propiedadesemergentes. Los sistemas reales intercambian con su entorno energía, información y, en la mayorparte de los casos, también objetos materiales. Un protozoario, un elefante, la biósfera o la propiaTierra, que son ejemplos de sistemas naturales. El concepto se aplica también a sistemas humanos osociales, como una sociedad entera, la administración de justicia o una empresa comercial. O inclusoa un lenguaje natural, que es un sistema complejo en cuya aparición y evolución participan encompleja interacción la biología, la economía y la cultura. “La teoría de sistemas plantea un nuevo marco de enfoque metodológico de muy ampliaaplicación en distintas áreas de conocimiento, esto es nuevo paradigma científico que retoma lavisión holística e integradora, como necesaria para una comprensión de la realidad, frente a losreduccionismos analíticos que fijaban su atención en aspectos muy concretos, sin considerar queéstos estaban sujetos a la dinámica del conjunto. La teoría de sistemas contempla los ambientes einteracciones de las estructuras organizadas cuya naturaleza diferencial radica en su propiaorganización, con determinados equilibrios internos, modalidades de alimentación y conservación,etcétera. Estas propiedades de los sistemas, advertidas inicialmente en los organismos vivos y en lanaturaleza, eran exportables a otros escenarios para la observación y comprensión de susestructuras dinámicas, como los de las ciencias humanas y sociales.” (BDN/Infoamérica, 2006) En sí misma, la propuesta de una teoría general de los sistemas planteada inicialmente porvon Bertalanffy, es una innovación, respecto de los diferentes enfoques precedentes. No se tratasolamente de generar un ámbito nuevo para la resolución de problemas, sino de una reorientación dela ciencia en general, que tiene impacto sobre disciplinas que van de la física y la biología, hasta lasciencias sociales y del comportamiento y de cierta manera, las abarca. “Propone un examen generalde la biología, ficha, sicología, lingüística, ciencias sociales, e historia, describiendo la tendenciahacia los sistemas dentro de cada área, pero sin un trabajo filosófico adecuado”, por lo menos en susprincipios. (Lilienfeld, 1991, pág. 192) Esta nueva teoría plantea además un cambio de visión sobrelos conocimientos de los sistemas en sí mismos. Según Bertalanffy se puede hablar hoy de unafilosofía de sistemas, ya que toda teoría científica de gran alcance tiene aspectos metafísicos. Como plantea Lilienfeld (1991), el campo de aplicación de la teoría de sistemas es enorme.En lo que específicamente interesa en el marco del objeto de estudio de esta tesis, el enfoque desistemas replantea los retos de rediseñar y repensar las organizaciones con nuevos modelosmentales y diferentes instumentos para hacerlo. Lo que incluye entre otras cosas, la necesidad deredescubrir la importancia de una visión compartida de la organización junto con nuevas formas deenfrentar desafíos respecto de la comprensión de lo que está funcionado mal y de la superación deltemor y la ansiedad ante la necesidad de cambiar. (Senge, 2000, pág. 23 y siguientes) Aparece junto
  • 4. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrellacon el nuevo enfoque, la problemática de los valores y las creencias, como uno de los ejes de larenovación conceptual respecto del tradicional enfoque reduccionista de lo procesos de cambio. El nuevo enfoque no plantea simplemente un nuevo modelo formal. Ludwing Von Bertalanffyseñala que "teoría" no debe entenderse en su sentido restringido, esto es, matemático, sino que lapalabra teoría está más cercana, en su definición, a la idea de paradigma de Kuhn en términos de unmodelo general para entender la realidad. Bertalanffy distingue en la filosofía de sistemas unaontología de sistemas, una epistemología de sistemas y una filosofía de valores de sistemas. Laontología se aboca a la definición de un sistema y al entendimiento de cómo están plasmados lossistemas en los distintos niveles del mundo de la observación, la ontología se preocupa de problemastales como el distinguir un sistema real de un sistema conceptual. Los sistemas reales son, porejemplo, galaxias, perros, células y átomos. Los sistemas conceptuales son la lógica, lasmatemáticas, la música y, en general, toda construcción simbólica. (Arnold y Osorio, 2006) Robert Lilienfeld (1991, pág. 9) plantea que. “En el siglo veinte comenzaron a surgir grannúmero de disciplinas, las cuales pueden clasificarse bajo el nombre general de pensamientosistémico”. Señala como ejemplos la filosofía biológica de Ludwing von Bertalanffy y su concepto desistema abierto; las formulaciones cibernéticas de Norbert Wiener y el trabajo de Ross Ashby sobrelas máquinas a las que se atribuyen propiedades de pensar y aprender; la teoría de la información ylas comunicaciones basadas en los trabajos de Shanon, Weaver, Cerry y otros; la teoría de juegos devon Neumann y Morgenstern y las técnicas para simular procesos sociales y ambientales porcomputadora propuestas por Jay Forrester y muchos otros. “Los avances técnicos y científicos endiferentes campos han dado lugar a la formación de nuevas disciplinas, las cuales seinstitucionalizaron y legitimaron mediante el establecimiento de sociedades académicas, muchas delas cuales han elaborado revista y ofrecido anuarios.” (Lilienfeld, 1991, pág. 10) Surge una pregunta de partida: ¿por qué se genera este nuevo empuje de la ciencia paraabordar el tema general de los sistemas? Una posible respuesta plantea el tema de la complejidad.La complejidad de muchos de los objetos estudiados complica el abordaje sistemático de los mismos,si se utiliza un enfoque analítico clásico. Estudiar cualquier sistema complejo como por ejemplo unestado nacional a partir de una teoría no sistémica, es como pretender interpretar el ordenamientoinstitucional y jurídico superior de ese país a través de un abordaje en el que analicemos por un ladolas instituciones, por otro lado las leyes y por otro la ciudadanía por considerar tres componentes paraluego dejar que su funcionamiento más o menos integrado se acepte como un supuesto. Cuandohablamos de "sistema" estamos hablando de una totalidad no de un conjunto de partes estancascuyo conocimiento se pueden abordar por separado. Esto es, una entidad conformada por un númerodeterminado de partes interdependientes, que influyen unas sobre las otras, conformando la conductay los resultados de todo el conjunto. Hay una metáfora interesante que plantea Peter Senge (1992) para abordar el tema sistemas,planteando la conformación de una tormenta y la comprensión que de ella tiene las personas que noson estudiosos de la meteorología. Senge nos recuerda la idea intuitiva de lo que es un sistema conun ilustrativo ejemplo al comienzo de La Quinta Disciplina: "Se espesan las nubes, el cielo seoscurece, las hojas flamean, y sabemos que lloverá. También sabemos que después de la tormentael agua de desagüe caerá en ríos y lagunas a kilómetros de distancia, y que el cielo estará despejadopara mañana. Todos estos acontecimientos están distanciados en el espacio y en el tiempo, perotodos están conectados dentro del mismo patrón. Cada cual influye sobre el resto, y la influencia estáhabitualmente oculta. Sólo se comprende el sistema de tormenta al contemplar el todo, no cadaelemento individual." ¡Que importante sería que, en el marco de un proyecto de estudio y cambio de un sistemacomplejo, supiéramos realmente qué pasa cuando se "espesan las nubes" o cuando "el cielo seoscurece"! ¡Que útil sería saber que pasará cuando "las hojas flamean" en un módulo crítico de la
  • 5. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrellaimplantación del sistema computacional que habíamos desarrollado! Curiosamente, a pesar de losmuchos indicios que el proyecto nos va aportando soluciones, pocos "sabremos que lloverá" sobrenuestras propias cabezas con suficiente anticipación. Posiblemente en el medio de la tormenta pocaimportancia tendrá para nosotros que después "el agua de desagüe caerá en ríos y lagunas akilómetros de distancia". Esta visión aporta un conocimiento mucho más profundo de las causas y lasconsecuencias de una tormenta. El desafío para actuar de manera sistemáticamente inteligente sobre un objeto en relacióncon otros objetos, va por el lado de considerar el contexto y las circunstancias. Si por ejemplo unproyecto está ante problemas urgentes que lo cuestionan porque se trata de una “tormentainstitucional” muy fuerte, nadie estará preocupado por saber si "el cielo estará despejado paramañana" porque en el mundo del tiempo real mañana está, la mayor parte de las veces, demasiadolejos. La idea sería poder tener la presencia de ánimo para en el medio de una tormenta podercomprender que: "estos acontecimientos están distanciados en el espacio y en el tiempo, pero todosestán conectados dentro del mismo patrón". Como plantea la cita: "Cada cual influye sobre el resto, yla influencia está habitualmente oculta". Y en nuestro ámbito de estudio en las organizaciones queencaran procesos radicales de transformación, eso es seguramente así. ¿Cuántas veces hemos visto una tormenta de gran envergadura que amenaza en elhorizonte? Seguramente muchas veces. Sin embargo, pocas veces – apurados por los efectosindeseados de la misma - aprendimos algo profundo al observarla, porque no nos detuvimos aanalizarla con la aproximación adecuada y el foco de atención plena que sería necesario. Asíposiblemente perdimos la oportunidad única de conocer cosas nuevas sobre aquellosemprendimientos en los que estamos involucrados. La curiosidad y la atención plena son losprincipios para comprender la realidad. Y el incentivo es llegar a descubrir lo que estando fuertementepresente, muchas veces permanece oculto. El descubrimiento comienza al ver lo que todo el mundoha visto y ante ello pensar lo que nadie ha pensado todavía sobre el asunto. Sea una tormenta o unaorganización o un área de proceso. Lo mismo da. Finalizando (Senge, 1992, pág. 15) reafirma: "Sólo se comprende el sistema de tormenta alcontemplar el todo, no cada elemento individual." De igual manera, cuando sustituimos la tormentapor un proyecto de transformación institucional que nos preocupa mucho: sólo se comprende elnuevo sistema productivo o el nuevo producto a lanzar al contemplar el todo, no cada elementoindividual considerado de manera estanca. Y por ello, la madre de todos los enfoques metodológicosque utilicemos en la profesión de agentes facilitadores de cambios debería tener presente laimportancia de la relación entre componentes, tanto más que los propios componentes en sí mismos.Este es el mensaje que, aún en medio de una tormenta empresaria muy grande, debería tenersesiempre muy presente.03 Los aportes del enfoque sistémico a la comprensión de la realidad ¿Qué puede aportar en el enfoque sistémico a la comprensión de la realidad? Posiblementeel punto principal sea generar una mejor forma de abordaje de la complejidad de los sistemasbiológicos y sociales. “El incontrolable aumento de la complejidad social hacía del organismo unaimagen insuficiente, pues aparecían nuevos órganos sociales que generaban nuevas relaciones. Elfoco se trasladó entonces desde los elementos a las relaciones entre los elementos, a susintercambios, lo que esa otra metáfora subsidiaria, la de la estructura, captó con tanta propiedad.”(Mascarreño, 2006) Una de las derivaciones más interesantes es que esa nueva forma de apreciar larealidad pone en evidencia los mecanismos generativos con que operan los objetos estudiados. Y ala vez, plantea nuevas formas de verificar que la operación es efectivamente, como el modelo larepresenta aunque a veces pueda generar imágenes deshumanizadas como la de Luhumann.
  • 6. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrella La publicación del manuscrito en el cual la teoría emergente fuera descrita por primera vez,fue diferida en esa oportunidad por la agitación general producida al final de la Segunda GuerraMundial. Von Bertalanffy desarrolló gradualmente su idea. Primero publicó un "paper" sobre la mismatitulado: Zu einer allgemeinen Systemlehre en 1949. Al año siguiente planteó la Teoría de lossistemas abiertos en Física y Biología y un Bosquejo de la Teoría General de Sistemas. Laformulación clásica de los principios, alcances y objetivos de la teoría fueron dados a conocerintegralmente en La Teoría General de Sistemas, desarrollada en gran detalle en 1969 en el libro delmismo título (2001). En ese libro, von Bertalanffy realiza una introducción descriptiva clara y precisade la propuesta de la Teoría General de Sistemas como una forma sistemática de aproximación yrepresentación de la realidad. A su vez, plantea el desafío de encarar formas de trabajo trans-disciplinarias para sacarle partido a la nueva aproximación a la realidad. El concepto organicista de la vida elaborado por von Bertalanffy en el marco de una TeoríaGeneral de la Biología, fue evolucionando hasta constituir el fundamento para proponer unos añosdespués la TGS que hoy conocemos y que expuso en su libro más conocido (2001). El desarrollo deesas ideas pasando del campo de la biología a otros campos fue lógico y natural a partir de laaproximación elegida por el autor para entender la realidad. La concepción organicista original serefirió al organismo como un sistema organizado, definido por leyes fundamentales de sistemasbiológicos en todos los niveles de la organización. Procurando ampliar las implicaciones de suconcepción de partida, finalmente se abocó a la especificación de una teoría general. Así fue queeste esfuerzo generalizador trascendió al terreno de la biología, para considerar los diferentes nivelesde organización sociales, que son los objetos de estudio que nos ocupan en esta investigación. Ludwig von Bertalanffy (2001, pág. 15) planteó que la Teoría General de Sistemas (TGS)debería constituirse en un mecanismo de integración entre las ciencias naturales y sociales y ser almismo tiempo un instrumento básico para la formación y preparación de científicos. Sobre estasbases se constituyó en 1954 la Society for General Systems Research, cuyos objetivos fueron lossiguientes: 1) Investigar el isomorfismo de conceptos, leyes y modelos en varios campos y facilitar lastransferencias entre aquellos; 2) Promoción y desarrollo de modelos teóricos en campos que carecende ellos; 3) Reducir la duplicación de los esfuerzos teóricos; y 4) Promover la unidad de la ciencia através de principios conceptuales y metodológicos unificadores. “ Esto seguramente contribuiría aacelerar el proceso de cambio del paradigma mecanicista al sistémico. Las ideas precursoras permitieron integrar esfuerzos mas o menos aislados de otrospensadores sistémicos contemporáneos, en torno a los aportes de la nueva teoría. En 1954 vonBertalanffy , logró reunir a científicos de otras disciplinas que trazaban visiones sistémicas en torno ala Society for General Systems Research (actualmente la International Society for the SystemsSciences), entre los que se contaban el economista Kenneth Boulding, el psicólogo James GrierMiller, el matemático Anatol Rapoport y el filósofo Ralph Gerard, a los que se irían uniendogradualmente muchas figuras relevantes de la ciencia del siglo XX, que buscaban un modeloalternativo para apreciar fenómenos muy complejos, con una visión integradora, que podría aportar lanueva Teoría General de Sistemas. Lo que iniciaría un proceso de legitimación del nuevo modelo, apartir de diversos aportes académicos. El contexto en el que la TGS se puso en marcha desafiando el status quo dominante, es el deuna ciencia dominada por las operaciones de reducción características del método analítico, unaconcepción cuyo paradigma de entonces, venía siendo la forma de abordaje científico de losproblemas, planteada por la Física. Los sistemas complejos, como los organismos o las sociedades,permiten una aproximación reduccionista sólo con muchas limitaciones. La solución a menudo eranegar la pertinencia científica de la investigación de problemas relativos a esos niveles de la realidad,como cuando una sociedad científica prohibió debatir en sus sesiones el problema de en qué consistey a qué se debe la conciencia. Esta situación resultaba particularmente insatisfactoria en el terreno de
  • 7. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrellala biología, una ciencia natural que parecía quedar relegada a la función de describir, obligada arenunciar a cualquier intento de interpretar o predecir. Con el correr del tiempo, von Bertalanffy ha sido reconocido como pionero en la concepciónorganicista en muchas disciplinas, y se reconoció como su máximo logro una concepción de lossistemas generales que trascendió la clásica dicotomía mecanicista contrapuesta con la vitalista, paragenerar una explicación conceptual del funcionamiento de los seres vivos en general. El planteorenovador del autor consistió en apreciar a los organismos vivos como sistemas abiertos, concaracterísticas diferenciadas que pueden ser estudiadas con un enfoque diferente que el delparadigma reduccionista vigente entonces, que no por ello se aparta de la forma de abordajecientífico característico de las ciencias naturales. Sin embargo – y tomando las ideas de Khun sobrecambios de paradigma en el ámbito de la ciencia - la propuesta de Bertalanffy sería fuertementecriticada y cuestionada, por muchos años, hasta ser finalmente aceptada. A partir de las ideas fundacionales de la teoría de sistemas, von Bertalanffy concibe la "TeoríaGeneral de los Sistemas" (TGS) como una nueva disciplina científica, cuyo tema central es laformulación de principios válidos para comprender los sistemas, sea cual fuere la naturaleza de suselementos componentes y las relaciones entre ellos. En este sentido, esta teoría plantea unaaproximación a la realidad de los sistemas formales, mecánicos, biológicos, sociales o de cualquierotro tipo, mediante una aproximación lógico-matemática puramente formal en sí misma, peroaplicable a todas las ciencias empíricas, considerando en el abordaje, el conjunto de los objetosorganizados a partir de las relaciones que los vinculan entre sí y con el medio. Este enfoque lograaportes relevantes en la comprensión y también en la predicción del comportamiento de la realidad enmuchos campos de la ciencia, incluyendo es estudio sistemático de las organizaciones. La concepción de un modelo que integrara los conceptos de niveles de organización y deorganismo activo, supuso en principio un nuevo modelo mental para apreciar el comportamiento delos seres vivos. Así se planteó inicialmente la idea de organismo activo, como lo opuesto deorganismo pasivo. Este abordaje generó las bases de una declaración temprana para generar unateoría holística de la vida que explicase el comportamiento de los seres vivos como sistemas abiertosen constante relación con el medio ambiente en el cual se desarrollan. Este concepto generó granresistencia entre los biólogos experimentales que pretendían explicar los procesos de la vidamediante la investigación física y química de las leyes a niveles subcelulares, con un enfoqueevidentemente reduccionista para el abordaje de los objetos estudiados. Este era por otra parte, elparadigma vigente a comienzos del siglo XX. La propuesta se abre camino precisamente porque los paradigmas vigentes no ofrecíanadecuadas respuestas para abordar la complejidad creciente de los objetos estudiados en materiastan diversas como la biología o la sociedad. Al respecto en el prefacio de la edición revisada,Bertalanffy (2001, pág. xx) afirma que: "La tecnología y la sociedad moderna se han vuelto tancomplejas, que los caminos y medios tradicionales no son ya suficientes, y se imponen actitudes denaturaleza holística o de sistemas y generalista, o interdisciplinaria (...). Sistemas en múltiples nivelespiden control científico: ecosistemas cuya perturbación conlleva a problemas apremiantes como el dela contaminación, organizaciones formales como la burocracia, las instituciones educativas o elejército; los graves problemas de sistemas socioeconómicos, en relaciones internacionales, políticasy represalias". ¿Qué pasaría si nos preocupamos más por “el todo” y consideramos preferentemente elestudio de “la relación entre las partes”? Comenzamos a transitar gradualmente hacia los modelosmentales desarrollados en la teoría de sistemas, con too lo que ello implica en la capacidad decomprender la realidad y la selección de instrumentos conceptuales para hacerlo. El enfoque desistemas aporta entonces una visión diferente de la realidad, más relacionada con las relacionesentre las partes, que con las partes en sí mismas. Señala Van Gigch (1987) que: "El enfoque de
  • 8. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrellasistemas otorga una nueva forma de pensamiento a las organizaciones que complementan lasescuelas previas de la teoría de la organización. Este busca unir el punto de vista conductual con elestrictamente mecánico y considera la organización como un todo integrado, cuyo objeto sea lograr laeficiencia total del sistema, además de armonizar los objetivos en conflicto de sus componentes". La característica de los sistemas abiertos precisamente es su cambio permanente, comoconsecuencia tanto de la relación entre sus componentes internos como de esos componentes, conel medio con el cual estos interactúan. Los sistemas abiertos, que son conformados por losorganismos vivientes (biológicos o sociales) se mantienen en permanente evolución, transformación,cambio, o, como dice von Bertalanffy, "en continua incorporación y eliminación de materia,constituyendo y demoliendo componentes, sin alcanzar, mientras la vida dure, un estado de equilibrioquímico y termodinámico, sino manteniéndose en un estado llamado "uniforme" que difiere de aquel".En definitiva, operan en una relación de equilibrio con el medio con el que interactúan y condiciona sucomportamiento.04 Los principios básicos que determinan el comportamiento de los sistemas Para Bertalanffy, todos los sistemas abiertos se rigen por grupos de principios básicos quedeterminan su comportamiento: 1) Principio de Equifinalidad (2001, pág.131), que lleva adeterminados sistemas abiertos a alcanzar un mismo estado final partiendo de diferentes condicionesiniciales y por diferentes caminos. 2) Principio de Heterogeneidad (2001, pág. 211) que plantea quelos sistemas existen porque se diferencian de su entorno, oponiéndose a las fuerzas que llevannaturalmente a la igualación de las diferencias (homogeneidad). 3) Principio de Organización (2001,pág. 47) que sostiene que se necesita un sistema organizado para contrarrestar la tendencia generalde los acontecimientos en la naturaleza física que llevan a estados de máximo desorden (entropía) ya la igualación de las diferencias (homogeneidad). Los sistemas abiertos, y particularmente los sistemas sociales, por el principio deequifinalidad, contienen un mecanismo de autorregulación de su propio funcionamiento en relacióncon el entorno en el que operan. De otra manera, las diferentes configuraciones del entorno podríandisparar su comportamiento de manera totalmente descontrolada. Von Bertalanffy (2001, pág. 161)dice al respecto que: "Un sistema es un proceso circular en el cual parte de la salida es remitida denuevo, como información sobre el resultado preliminar de la respuesta a la entrada, haciendo así queel sistema se autorregule, sea en el sentido de mantener ciertas variables o de dirigirse hacia unameta deseada". La autorregulación es entonces una parte muy importante del modelo de control delfuncionamiento de los sistemas abiertos. La idea de que los objetos se diferencian a través de su relación con el entono plantea unanueva forma de ver la realidad, más centrada en las relaciones con el entorno que en sufuncionamiento interno. Precisamente los sistemas existen como tales porque se diferencian delentorno con el que interactúan. La frontera entre el sistema y su entorno establece la separaciónentre lo que es sistema y lo que queda fuera de él. Las reglas de funcionamiento del sistema,diferentes de las de su entorno, evitan la igualación de ambos y la cosnecuente desaparición delsistema como tal. Por otra parte, se establecen diferentes niveles de complejidad entre lo interno y loexterno. Lo interno (el sistema) como algo menos complejo y por lo tanto, diferenciado de lo externo(el ambiente), considerando la idea de complejidad sistémica de ambos objetos que es la base de laheterogeneidad de la realidad biológica y social. Surge finalmente la poblemática de la organización como principio básico para elfuncionamiento. Los sistemas abiertos – y entre ellos las organizaciones sociales - tienen unaestructura y funcionamiento internos que los caracterizan y que les permiten diferenciarse delentorno. La organización es una de las características de los sistemas que va más allá de la
  • 9. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrellacomplejidad de su estructura y los componentes del mismo. Precisamente las características de esaorganización, marcan una diferencia notable entre los sistemas administrados y los que no sonadministrados. La organización en los sistemas administrados es una característica importante ycompleja que conlleva una conducta orientada a objetivos y motivos, que es claramente diferente dela que tienen los sistemas no administrados en el mundo de las ciencias naturales. Esa organizacióndetermina gran parte de sus características funcionales, que trascienden a cada uno de loscomponentes aislados del sistema. Los sistemas abiertos y específicamente los sistemas administrados, tienen un perfil que loscaracteriza. Russell Ackoff (1993, pág. 36) define una organización como un sistema por lo menosparcialmente auto-controlado orientado a un determinado fin (habla específicamente de metas,objetivos e ideales). “Esto hace posible contemplas los sistemas teleológicamente (de una maneraorientada hacia el producto, y no determinísticamente (de una manera orientada al insumo.”Aclarando seguidamente que la teleolología no reemplaza al determinismo, sino que lo complementa.Los sistemas incluyen entre sus contenidos hombres y máquinas, una estructura que establececursos de acción alternativos, comunicaciones para determinación de la conducta e interacción ymedios de elección de toma de decisión, estableciendo los cursos de acción que conducen aresultados elegibles entre los propios participantes. Sobre estas bases, puede construirse una aproximación a los sistemas estatales, biendiferente de la propuesta por el modelo burocrático planteado previamente por Max Weber. A su vez, los sistemas se ajustan mediante mecanismos de retroalimentación continuos queayudan a corregir desviaciones. Para entender este concepto siguiendo a Tomas Austin Millán(2006), pensemos en la persona que conduce una bicicleta, que es una experiencia que la mayoríade los lectores de este artículo seguramente habrá vivido y por lo tanto, puede entender y aplicar. Enla medida que avanza, el ciclista corrige la dirección, ya que la bicicleta tiene una fuerte tendencia aderivar hacia los lados. El acto de corregir la dirección impuesta es producto de la retroalimentaciónque se produce en la mente del ciclista, quien continuamente reexamina si va en la dirección quequiere, si ello no ocurre, corrige la dirección. Esta cualidad de auto-corrección sucede en todos lossistemas y es la base de la cibernética "que concierne en especial a los problemas de la organizacióny los procesos de control" Constituiría un aporte poder ver a las burocracias como sistemas, con el enfoqueprecedentemente expuesto. La idea de que las burocracias en general – como sistemas sociales queson - también evolucionan no resulta ser algo descabellado, desde el punto de vista de la TGSplanteada por von Bertalanffy. A pesar de que la teoría del modelo burocrático esencialmentemecanicista plantea aproximaciones a la realidad con estructuras rígidas y procesos predefinidos, elconjunto del sistema social que componen (sea este por ejemplo una institución sin fines de lucro ouna empresa comercial) no pueden permanecer inmutables ante los cambios del contexto, por másque sus estructuras internas y sus procedimientos formales, establezcan fuertes blindajes paramantener el statu quo imperante. De la misma manera, los sistemas de innovación también evolucionan, pero esto resultatodavía más comprensible, debido a que la idea de innovar tiene en su esencia la idea de cambiar.Sin embargo, en los sistemas de innovación hemos visto que el marco teórico platea criteriosgraduales de desarrollo de las innovaciones matizados con grandes saltos cualitativos que replanteanlo que se hace y como se hace en determinados sectores de actividad. Ideas que pueden tener susimilitud con los procesos graduales de selección natural que generan pequeñas adaptaciones y porotra parte, las mutaciones genéticas que provocan un salto cualitativo en el normal desarrollo de losseres vivos. El equivalente de la mejora continua y la reingeniería, como formas de cambiorespectivamente graduales y radicales, en las organizaciones.
  • 10. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrella Otros aportes complementarios sobre la teoría de sistemas, muestran claras coincidenciasrespecto de las propiedades esenciales de los sistemas abiertos planteadas hace 50 años por Ludwigvon Bertalanffy. Por ejemplo, Van Gigch (1990) describe lo que considera son las características másimportantes de los sistemas abiertos (biológicos y sociales). Los sistemas abiertos muestran tanto ungrado elevado o bajo de entropía o desorden, dependiendo de sus características específicas;muestran simplicidad organizada, complejidad no organizada o complejidad organizada; puedeasignárseles un propósito (finalidad). Los sistemas abiertos son finalísticos o teleológicos quedeterminan una parte importante de sus propias características y en definitiva, de su forma derelacionamiento con otros sistemas. Este es un resumen consistente de las propuestas generales deteoría de sistemas. Existe una característica muy interesante de los sistemas que es su complejidad, que noadmite una única métrica para evaluarla. La complejidad se expresa en varias dimensiones. Lacomplejidad de los sistemas abiertos está determinada no solamente por la cantidad de componentesque tienen, sino por la variedad de configuraciones que puede adoptar dependiendo de lasiteraciones entre los estados iniciales, sus propios patrones de comportamiento y el contexto en elque opera, determina que un sistema muestre una alta o baja entropía (variedad, incertidumbre,desorden). Los aportes de Stafford Beer (1979) son muy interesantes. Sobre todo cuando consideraa las compañías como sistemas administrados que deben ser viables y realiza consideraciones sobrejerarquías y la unidad de administración. Edgar Morin (1994) plantea claramente la problemática epistemológica de la complejidad.Según la teoría de sistemas, los organismos vivientes y las instituciones sociales (que conforman porsus características sistemas abiertos) se pueden identificar porque muestran una complejidad similar,llamada complejidad organizada, que opera a través de un conjunto de propiedades diferenciadas delas de otro tipo de sistemas formales como por ejemplo el álgebra relacional o la lógica proposicional,en tanto sistemas. Tienen un número finito de partes componentes que se relacionan entre sí y con elcontexto de muy diversas formas, generando las propiedades propias de sus propios sistemas, quevan más allá de las propiedades derivadas de cada una de sus partes constitutivas. Esta apreciaciónconstituye una clara superación del modelo sistémico con respecto al modelo reduccionista deanálisis de la realidad, que constituía el paradigma prevaleciente hasta hace unos años. Además hay otras preguntas claves en la comprensiónd e la realidad, que tienen raícesfilosóficas muy profundas. ¿Existe un fin o propósito en el universo? La teleología plantea el estudiogeneral de los fines o propósitos, analizando la posibilidad de atribuir una finalidad u objetivo a losprocesos. Hay dos variantes radicalmente distintas respecto de la posición teleológica. La primeraimplica afirmar la existencia de un propósito consciente detrás de la regularidad de la naturaleza. Asíse conjetura por ejemplo, la existencia de un gran arquitecto del universo. La segunda considera queno existe un fin o propósito general en la naturaleza. Este es el abordaje predominante desde laóptica de la ciencia. En esa línea, la opción de buscar explicaciones finalísticas, sólo se explicaracionalmente por la existencia de una limitación de comprensión del universo, en las facultadesintelectuales humanas. Lo que tal vez resulte más interesante en el contexto del objeto a estudiar en esta tesis, esque a determinados sistemas abiertos sean sociales o no, puede asignárseles un propósito(finalidad). Estos sistemas abiertos operarían orientados a una finalidad principal como mantener lavida en un protozoario o bien aumentar la participación en el mercado en una compañía. Por ejemploentran en esta tipología y en lo marcado en segunda instancia, las organizaciones humanas y enparticular las empresas que son el objeto genérico de estudio de esta tesis. Los sistemas empresariosson diseñados originalmente para desarrollar conductas con un propósito o finalidad previamentedefinido. Y el encargado o encargados de establecer esa finalidad y de llevar adelante las accionessubsecuentes, es el administrador o son los administradores de ese sistema (cualquiera se elcircunstancial nombre de cargo que se les asignen).
  • 11. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrella Considerando los fines o propósitos, se puede entonces, analizar conceptualmente lossistemas desde dos posiciones claramente diferentes. Por un lado, puede postularse la existencia deuna causa final para lograr el resultado, generando una influencia sobre el proceso que conduce aella. Por otro lado, se puede proponer la interpretación mecanicista donde los procesos y losresultados, no serían producto de la aproximación a un fin u objetivo. Planteando el tema en un nivelde alcance menor. ¿Existirá un fin o propósito general en los sistemas sociales? La respuesta en estecaso admite menores niveles de controversia. Lo que no cabe duda es que en las instituciones –como sistemas sociales que son - la voluntad del administrador, plantea ese fin o propósito que, enmayor o menor medida, el sistema procura alcanzar. Y la administración adecuada – en el sentidomás amplio - tendría que ver con ello. John Van Gigch (1990), señala que para que tenga lugar la conducta con propósito de unsistema, se deben dar un conjunto de requisitos entre los que se destacan que el objeto o propósito alcual se atribuye la conducta, debe ser parte del propio sistema. Esto es que se genera desde suspartes constitutivas. A su vez, es importante que esa conducta esté dirigida hacia un objetivo quetenga relacionamiento con los componentes internos del sistema y con el medio en que se desarrolla.Por otra parte, la elección de una determinada conducta debe conducir a un resultado expresadoexplicita o implícitamente, por al voluntad del administrador. Estas bases son importantes paracomprender el funcionamiento de las organizaciones administradas, junto con la problemática de lainteracción con el entorno. Lo que caracteriza a un sistema abierto no son precisamente sus componentes internos, essu relación con el entorno. El sistema no es la parte importante y el entorno se convierte en loaccesorio. Sistema y entorno, son igualmente importantes, para comprender el comportamiento delsistema funcionando. Según Luhmann: (1990, pág. 50): "Los sistemas no sólo se orientanocasionalmente o por adaptación hacia su entorno, sino de manera estructural, y no podrían existirsin el entorno. Se constituyen y se mantienen a través de la producción y el mantenimiento de unadiferencia con respecto al entorno, y utilizan sus límites para regular esta diferencia". Un sistemaabierto no existiría si no puede diferenciarse de su entorno. De la misma manera, el entorno formaparte de la propia existencia y comportamiento del sistema, en la medida que esa interacción locaracteriza como tal. Por lo expuesto, la interacción del sistema como objeto estudiado, con el entorno, no es unasunto menor en la consideración del comportamiento de los sistemas abiertos. Todos los sistemasabiertos – y esa es la esencia de su comportamiento en relación con el medio circundante - tienen unmecanismo de retroalimentación que les permite interactuar con otros sistemas. A su vez, esarelación con otros sistemas y la consecuente retroalimentación puede operar de manera positiva onegativa respecto del comportamiento del propio sistema. Es positiva cuando en la multiplicaciónentre la entrada y la salida, ésta aumenta con incrementos en la entrada. Es negativa cuando lasalida disminuye al aumentar la entrada. Con este enfoque, la retroalimentación positivageneralmente conduce a la inestabilidad del sistema y la negativa a proporcionar un control al sistemaque permita su estabilidad. Bernardo Ramírez Del Valle (2006) plantea la necesidad de ver el universo como un todoorganizado, tomando con referencia una cita de von Bertalanffy: "Caos era el tan mentado juegociego de átomos que en la filosofía mecanicista y positivista, parecía representar la realidad última,con la vida cual producto accidental de procesos físicos y la mente como epifenómeno. De caos setrataba cuando en la teoría actual de la evolución, el mundo viviente aparecía como producto de lacasualidad, fruto de mutaciones al azar y de supervivencias en el apuro de la selección natural. De lamisma manera en las teorías del conductismo así del psicoanálisis, la personalidad humana eraconsiderada como producto casual de "natura y nurtura" de una mezcla de genes y una sucesiónaccidental de acontecimientos desde la primera infancia y la madurez. (...) Ahora buscamos otromodelo esencial de ver el mundo: el mundo como organización".
  • 12. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrella En esta línea se destacan los aportes de Robert Lilienfeld en Teoría de Sistemas. Orígenes yaplicaciones en ciencias sociales donde plantea la tesis de que la teoría de sistemas aplicada a“problemas originados en negocios, gobierno, política internacional, demuestran que el enfoquefunciona y conduce tanto a la comprensión como a la predicción. Especialmente muestra que elenfoque sistémico no se limita a entidades materiales en física, biología y otras ciencias naturales,sino que es apropiado a entidades que son parcialmente inmateriales y heterogéneas. Por ejemplo, elanálisis de sistemas de empresas comerciales incluye hombres, máquinas, edificios, entrada demateria prima, salida de productos, valores monetarios, motivación y otros elementos imponderablesque pueden brindar respuestas precisas y consejos prácticos.” (Lilienfeld, 1991, pág. 44) Todos estos aportes de partida sobre “Teoría de Sistemas” nos llevan gradualmente a entraren las contribuciones de la teoría de sistemas a las áreas sociales que abordaremos con mayordetalle en el siguiente punto del estudio y específicamente, a la comprensión de las compañías comosistemas sociales. Las organizaciones son en definitiva, un conjunto de personas y recursosrelacionados entre sí y con sus atributos para alcanzar un fin común, que interactúa con el contexto yconstituye una totalidad. Las organizaciones, como sistemas sociales, son responsables de lasconsecuencias de sus decisiones y acciones por lo cual deben equilibrar la influencia del entorno consus responsabilidades, satisfaciendo necesidades sociales al fabricar un producto ó brindar unservicio (de la Iglesia, 2006)05 El enfoque de sistemas aplicado en ciencias sociales Los sistemas reales existen desde mucho antes que los hombres poblaran la tierra. Y pasaríamucho tiempo todavía para que la civilización generara ciertas capacidades de conceptuar la idea desistemas generales con un soporte más racional y metódico, considerando relaciones quetrascendieran a la magia y tomaran partido por la ciencia. El enfoque sistémico de la realidadactualmente emergente representa un cambio de paradigma respecto del enfoque reduccionistapredominante todavía en muchos ámbitos académicos y empresarios en América Latina. Un cambioque se está perfilado con fuerza en muchos ámbitos del pensamiento y la acción como respuesta alas evidencias empíricas de que las estructuras de las organizaciones crecen y el dinamismo de suscambios es cada vez mayor. Convivimos además con la incertidumbre sobre nuestro futuro. Estructuras complicadas,cambios complejos y escenarios cambiantes, son parte de las reglas de juego de la evolución de lasorganizaciones que debemos aceptar y aprender a manejar en el siglo XXI. Precisamente por ello, elconcepto de sistema ha tenido un alto grado de aplicación en las distintas ciencias socialescontemporáneas. Es sencillo comprobar considerando ejemplos de la vida cotidiana, que el enfoquede sistema ha permitido simplificar científicamente, en términos interpretativos, el complejo mundo dela vida social de los seres humanos, sin desconocer los diversos enfoques teórico / interpretativosque se han elaborado desde las distintas ciencias sociales o humanas, como la historia, el derecho, lasociología, la antropología, la sicología o la economía entre otras. No es extraño entonces que comiencen a compartirse diversas visiones de los sistemassociales y en particular, de las organizaciones (Morgan, 1997), en los que la importancia de la culturapasa a ser reconocida más allá de las orientaciones de la administración científica. Los intereses, elconflicto y el poder aparecen formalmente en escena en el marco de los sistemas políticos en diversoámbitos. El estudio de la lógica del cambio en escenarios de gran complejidad, introduce la potenciade la dialéctica para analizar los procesos de trasformación en las organizaciones como resultado dela identificación de las contradicciones y la presencia de constantes crisis, que operan muchas vecesfuera del control de los administradores. Lo que constituye un cuestionamiento a la visión mecanicistaque a la luz del modelo burocrático, pretende mantener el status quo en un contexto de previsibilidady control interno que muchas veces se ve desbordado por imperio de circunstancias fuera de control.
  • 13. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrella La teoría de sistemas se plantea en este contexto como una opción para aproximarse a losproblemas que el estado del arte en su momento, no podía resolver adecuadamente. Es en esascondiciones que un paradigma sustituye a otro. “Como ha sido señalado en otros trabajos, laperspectiva de la TGS surge en respuesta al agotamiento e inaplicabilidad de los enfoques analítico-reduccionistas y sus principios mecánico-causales (Arnold & Rodríguez, 1990b). Se desprende que elprincipio clave en que se basa la TGS es la noción de totalidad orgánica, mientras que el paradigmaanterior estaba fundado en una imagen inorgánica del mundo. A poco andar, la TGS concitó un graninterés y pronto se desarrollaron bajo su alero diversas tendencias, entre las que destacan lacibernética (N. Wiener), la teoría de la información (C. Shannon y W. Weaver) y la dinámica desistemas (J. Forrester).” (Arnold y Osorio, 2006). Una alternativa de cambio de paradigma planteada originalmente en el campo de la biología ylas máquinas, se extiende al campo de las ciencias sociales abriendo un camino a nuevas formas deanalizar la realidad y eventualmente de transformarla. “Si bien el campo de aplicaciones de la TGS noreconoce limitaciones, al usarla en fenómenos humanos, sociales y culturales se advierte que susraíces están en el área de los sistemas naturales (organismos) y en el de los sistemas artificiales(máquinas). Mientras más equivalencias reconozcamos entre organismos, máquinas, hombres yformas de organización social, mayores serán las posibilidades para aplicar correctamente el enfoquede la TGS, pero mientras más experimentemos los atributos que caracterizan lo humano, lo social y locultural y sus correspondientes sistemas, quedarán en evidencia sus inadecuaciones y deficiencias.”(Arnold y Osorio, 2006) Von Bertalanffy era consciente de que su propuesta de sistemas podría ser una respuestaque cambiara el enfoque científico predominante marcando una orientación hacia la mejorcomprensión de una realidad cada vez más compleja. En ese contexto, la teoría de sistemas no sólova a ser contemporánea de otras teorías, sino que vendrá a ahormarlas, a relacionarlas entre sí bajoun nuevo paradigma de percepción de la realidad científica. Estrechamente relacionadas aparecen lateoría de la información, la cibernética de segundo orden y la propuesta de constructivismo radical(von Forester y Ashby, muy especialmente), pero su estela no se cierra al panorama científicocambiante de mediados del siglo XX, sino que se proyecta en una progresiva impregnación deestructuras de conocimiento susceptibles de ser descritas mediante marcos sistémicos generales (porejemplo, en el campo de la comunicación y de las ciencias sociales, Niklas Luhumann) en suproyección embrionaria sobre otros recorridos que alcanzan a la teoría del caos, la genética o a lafísica cuántica. (BDN/Infoamérica, 2006) Aún reconociendo algunas limitaciones del enfoque de la TGS para formular una Teoríageneral de los sistemas sociales (TGSS), hay que aceptar que la naturaleza multidisciplinaria de laTGS ha permitido que los distintos fenómenos e instituciones sociales puedan ser abordados desdediversas perspectivas teóricas o ideológicas, sin afectar el enfoque sistémico que es, desde el puntode vista metodológico, más instrumental y esquemático, y desde el punto de vista ideológico,relativamente neutro. Este enfoque aplicado al estudio de las instituciones y fenómenos sociales, hapermitido comprender mejor la naturaleza y la dinámica de estas organizaciones y emprenderacciones conducentes a producir entropías negativas que generen un mayor nivel de ordeninstitucional. Van Gigch (1990, pág. 15) señala al respecto que la vida en sociedad está organizadaalrededor de sistemas complejos en los cuales, y por los cuales, el hombre trata de proporcionaralguna apariencia de orden, a su propio universo circundante. "La vida social está organizadaalrededor de sistemas complejos en los cuales, y por los cuales, el hombre trata de proporcionaralguna apariencia de orden e su universo. La vida está organizada alrededor de instituciones de todaclase: algunas son estructuradas por el hombre, otras han evolucionado, según parece, sin un diseñoconvenido. Algunas instituciones, como la familia, son pequeñas y manejables; otras, como la política,la industria, son de envergadura nacional y cada día se vuelven mas complejas. Algunas otras son de
  • 14. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrellapropiedad privada y otras permanecen en el dominio público. En cada clase social, cualquiera seanuestro trabajo o intento, tenemos que enfrentarnos a organizaciones y sistemas.” En efecto, frente al tradicional modelo histórico y sociológico que concebían a las institucionessociales como organizaciones informales, la Teoría de las Organizaciones (derivada de la TeoríaGeneral de Sistemas), estudia esas instituciones como organizaciones formales, esto es, deestructuras debidamente instituidas como el ejército, la administración de justicia o las empresascomerciales. Como bien lo señala von Bertalanffy, esta teoría está enmarcada en una filosofía queacepta la premisa de que "el único modo significativo de estudiar las organizaciones, es estudiarlascomo sistemas”. El “análisis de sistemas trata a la organización como sistema de variablesmutuamente dependientes" que se condicionan una a otras y entre ellas con el contexto con el cual elsistema interactúa de manera dinámica. Para von Bertalanffy (2001), la ciencia social es la ciencia de los sistemas sociales y por lotanto, deberá seguir el enfoque de la ciencia general de los sistemas. "La ciencia natural –dice- tieneque ver con entidades físicas en el tiempo y en el espacio, con partículas, átomos y moléculas,sistemas vivientes en varios niveles, según el caso. La ciencia social se las ve con seres humanos enel universo de cultura creada por ellos. El universo cultural, es ante todo, un universo simbólico. Losanimales están rodeados de un universo físico el cual se enfrenta a un medio físico: presas queatrapar, predadores que evitar y así sucesivamente. A cambio al hombre lo rodea un universo desímbolos. Partiendo del lenguaje, condición previa de la cultura hasta relaciones simbólicas con sussemejantes, status social, leyes, creencias, arte, moral, religión y otras innumerables cosas. Lacultura humana, aparte de los aspectos básicos de las necesidades biológicas del hombre y el sexo,está gobernada por entidades simbólicas". A partir de la TGS no es solo un modelo conceptual que permite construir una interpretaciónabstracta de la realidad. A partir de la teoría de sistemas se generan modelo mentales diferentes paraanalizar y comprender esa realidad. Modelos que son más aptos para realizar interpretaciones eintervenciones, cuando mayor es el relacionamiento entre las partes y del conjunto con el medio quelo rodea y condiciona. El "pensamiento sistémico" puede ser visto entonces como una formaintegradora de conocimientos que permite describir y comprender mejor la realidad. O como planteaPeter Senge (1992): como un modo de analizar las fuerzas e interrelaciones que modelan elcomportamiento de los sistemas. En definitiva, como una forma de revalorizar las relaciones de loscomponentes entre ellos y con el contexto que los rodea e incluso, que los condiciona. Y esto puedeoperar también cuando se trata de analizar universos simbólicos característicos de los sistemasculturales (Lilienfeld, 1991, pág. 45). El trabajo de los diseñadores de nuevos sistemas en las organizaciones requiere describir ycomprender la realidad procurando no simplificarla demasiado y, a partir de allí, buscar oportunidadespara encarar los problemas existentes y encontrar las mejores soluciones. Comprender la dinámicadel funcionamiento de los sistemas involucrados es mucho más importante que identificar loscomponentes de los mismos u describir su estructura. Allí es donde se capitaliza mejor el aporte de lateoría de sistemas. Esta forma de abordaje de las organizaciones es más reveladora, cuanto másdinámica y cambiante es la realidad del sistema y su relación con el contexto. La necesidad decapitalizar el "pensamiento sistémico" está en el centro de la mayoría de los trabajos profesionalesrelacionados con encarar proyectos innovadores que requieren analizar los arquetipos existentes ygenerar puntos de apalancamiento para que las transformaciones deseadas, puedan consolidarse. Precisamente el estudio sistemático de la relación de los objetos estudiados con su contexto,a través de sus modelos de comportamiento fundamentalmente dinámico, marca una diferenciaimportante del enfoque sistémico, respecto del enfoque reduccionista. Por ello, la clasificación de lossistemas respecto de su capacidad de relacionamiento con el contexto es tal vez la tipología másinteresante para analizar los sistemas sociales, que constituyen el centro de nuestro trabajo de
  • 15. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrellainvestigación. Esta tipología plantea dos tipos de sistemas diferentes: los cerrados y los abiertos.Precisamente los segundos serán el centro de esta investigación. La idea conceptual de lo queconstituye un sistema abierto es fundamental para entender la conducta de los sistemas sociales,como por ejemplo las empresas y especialmente en nuestro caso a ANCAP y a DUCSA. Uno de los objetivos del enfoque de sistemas es buscar similitudes de estructurasconstitutivas y de propiedades de los fenómenos comunes que ocurren en sistemas muy diferentesrespecto de su propio ámbito de funcionamiento. Esto es patrones sistemáticos de comportamientodel objeto estudiado. Mediante este abordaje, se elaboran propuestas para aproximarse al nivel degeneralidad de las leyes en ese contexto, que a su vez se puedan aplicar a campos mucho másespecíficos en muy diferentes áreas de conocimiento, que trascienden a la biología. Estaaproximación permite comprender las bases del funcionamiento de los sistemas, analizando tanto sufuncionamiento interno, como su comportamiento en relación con el medio, considerando para ellomecanismos de aproximación del tipo “caja blanca” y de “caja negra”, de la mano de la aproximaciónde Staffor Beer (1979). Pero esos medios requieren complementaciones y adaptaciones, cuando queremos integrarlos comportamientos de las personas - individual o colectivamente - en el ámbito de lasorganizaciones sociales. En los procesos de cambio en las sociedades hay además un fuertecomponente humano que requiere compartir colectivamente las ideas y aspiraciones. Sin desdecirnosde la importancia del dominio de la tecnología y la capacidad de aprender, la idea de construir unavisión compartida en las organizaciones pone nuevamente en el centro de nuestra consideración, larelevancia de los actores en el desarrollo de las instituciones. Y esto apunta claramente a lanecesidad de revalorizar a las personas, en el ámbito interno de las organizaciones. Lo que completalas tres grandes dimensiones identificadas por Senge en el marco de otras dos adicionales,completando las 5 disciplinas de su clásico libro (1992). Un enfoque de sistemas sobre las organizaciones nos aparta del viejo esquema de analizarpor separado las estructuras, los procesos y las conductas para comprender el comportamientoempresario de los agentes. La aproximación sistémica asociada con la capacidad de innovar, basadaen la necesidad de una visión compartida, el dominio de la tecnología y la importancia de lacapacidad de aprender concuerda con la visión de Peter Senge (1992) referida a la necesidad decontar con empresas inteligentes, abiertas y flexibles para poder desarrollar exitosamenteemprendimientos en el siglo XXI. A todo esto se agrega como se planteara precedentemente laimportancia de compartir ideas y aspiraciones. Adicionalmente, el rol de la sociedad y las personas enlas innovaciones no puede ni debería soslayarse. Por otra parte, Peter Senge y su equipo (2004) hacen un esfuerzo muy importante para queestas ideas conceptuales aterricen en la práctica mediante estrategias y herramientas que ayuden aconstruir una organización “abierta al aprendizaje”. En la propuesta práctica respecto de La quintadisciplina, se plantean estrategias para desarrollar el pensamiento sistémico sobre la base un procesode enriquecimiento de los arquetipos y los mapas de proceso, el desarrollo práctico del dominiopersonal, opciones para trabajar con los modelos mentales, formas de construir una visión compartiday el desarrollo del aprendizaje en equipo. Tal vez lo más interesante de la propuesta es que describe“los experimentos, investigaciones, escritos e inventos de cientos de personas” convencidas de queeste es un buen camino para mejorar las organizaciones que además aportan su propia experienciasobre la aplicación del enfoque. (Senge y otros, 2004, pág. XI) Sin embargo, la propuesta sistémica de Senge (1992) sobre las organizaciones, no sóloqueda reducida al ámbito de objetos de estudio como las empresas y su entorno cercano. RoldanTomasz Suárez Litvin (1998) destaca un aspecto interesante de “La Quinta Disciplina” que suelepasar desapercibido. Se trata de que en ese discurso aparentemente orientado a lo racional y lotecnológico, “podemos encontrar elementos que indican la presencia de un proyecto social a granescala que trasciende lo que, tradicionalmente, era considerado el ámbito de lo organizacional”. En
  • 16. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrellasegundo lugar, el referido estudio plantea la posibilidad de que este proyecto social basado en elenfoque de sistemas, se aleja drásticamente del proyecto social propio de la modernidad,representado por el referido autor como: “el discurso filosófico de la Ilustración”. El artículo de Suárez Litvin plantea una indagación diferente apuntando a la “esencia” delcambio promovido por el enfoque de sistemas planteado por Peter Senge (1992) en La QuintaDisciplina. “Esta “esencia” es identificada con un cierto modo de pensar la plenitud del ser humanoque dibuja una relación inédita, absolutamente armónica, entre el individuo y la organización. Semuestra cómo este cambio implica un nuevo modo de organización de la sociedad en su conjunto.Finalmente, se muestra cómo este cambio, en sus distintos niveles, y a pesar de hacer uso denociones modernas como sus vehículos, rompe por completo con el proyecto de la Ilustración.” Y estogenera nuevos enfoques para el abordaje de cuestiones como por ejemplo, el cambio organizacionalen una organización especial y las transformaciones estructurales en todo un sector de actividad oincuso en un país como el Uruguay o una región como la comprendida por el Mercosur. La teoría de sistemas puede darnos indicios sobre las razones del comportamiento de undeterminado actor en el contexto de un sistema y sus circunstancias. Posiblemente el enfoquesistémico puede ayudar a entender con mayor profundidad, fenómenos que van más allá de accionesaisladas de determinados componentes activos de las organizaciones humanas. Acciones que tienenque ver con el contexto y circunstancias en que se producen determinadas conductas. “¿losempresarios buscan la renta y se resisten a ser innovadores porque así lo eligen o porque su entornose los impone? ¿El fenómeno del rentismo se explica como la consecuencia de intenciones yacciones de los actores inmediatamente implicados, o es el resultado del contexto políticoinstitucional que estructura el conjunto de relaciones en las que estos actores están insertos? ¿Cuáles la explicación más adecuada?” .” (Zurbirggen, 2005, pág. 10). La autora señala en su tesis de doctorado sobre el tema de redes rentista que: “Menosfrecuentemente se encuentran trabajos que hagan referencia al carácter sistémico y complejo delrentismo para fundamentar las propuestas de solución en una comprensión más abarcativa y generaldel fenómeno. Para acabar con las prácticas rentistas no basta con eliminar determinados subsidios ocerrar una oficina pública que distribuye los recursos públicos con fines particulares, tal comoproponen muchos políticos y académicos.” Posiblemente con un enfoque sistémico puedananalizarse mejor las relaciones entre los agentes comprendiendo mejor la relación entre el ámbitopúblico y el privado, sin estigmatizar el comportamiento de uno de los agentes como si nada tuvieraque ver con el de los demás o con las estructuras políticas, económicas o sociales que loscondicionan muchas veces de manera muy fuerte. Si no se miran estor fenómenos sociales con un enfoque sistémico, poco se puede sacar delanálisis reduccionista de cada parte. El estudio deZurbirggen es concluyente. “Las relaciones delrentismo no se pueden reducir a un mero proceso de intercambio de recursos, es decir, beneficiosespecíficos por apoyo político o electoral. El rentismo es una institución particularista, que forma partede los regímenes políticos latinoamericanos y se reproduce en forma de redes de políticas.” (2005).No es un fenómeno aislado que opera por voluntad propia de un agente del sistema yespecíficamente por el deseo o convencimiento de los empresarios, de buscar su propio beneficio,como muchas propuestas simplificadoras de la realidad dan a entender para buscar causasfácilmente identificables y únicas a un fenómeno en que intervienen muchos agentes con muchasrelaciones de causa efecto no necesariamente lineales en su forma de generarse y consolidarse. Ramírez Del Valle (2006) realiza una muy interesante síntesis de la aproximación sistémica ala problemática de la organización y funcionamiento del Estado. Citando a Ashbby señala que unsistema comienza con las partes separadas y éstas cambian luego hacia la formación de conexiones.Este primer sentido lo concibe el autor como el tránsito "de lo no organizado a lo organizado". Elsegundo sentido sería el "tránsito de una mala organización a una buena" (operando conmecanismos de retroalimentación positiva a negativa) basado en experiencias singulares derivadas
  • 17. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrellade determinadas reglas de juego. Ese tránsito tiene entonces sus peculiaridades cuando se trata deorganizaciones estatales, que son derivadas de finalidades muy diferentes y de marcos normativosespecíficos, que generan conductas específicas de los políticos, administradores y ciudadanos. Las barreras para comprender la realidad y poder diagnosticar una situación constituyen elprimer gran desafío para capitalizar la potencialidad del enfoque sistémico. Pensando en la necesidadde describir la realidad, todo parece indicar que primero hay que conocerla de la mejor maneraposible. Y para conocerla adecuadamente es conveniente partir de los acontecimientos másrepresentativos que debemos analizar. A tomando estos acontecimientos como referencia, buscar lastendencias que establecen relaciones entre dichos acontecimientos. Sobre esta base, se deberíaconstruir un análisis causal que permita encontrar las conexiones entre los acontecimientos que nospreocupan. Para entonces tendremos las preguntas-problema que hay que contestar. La búsquedasistemática de las preguntas-problema que parten de los incidentes generados por los sistemas,puede ser un camino práctico para entender profesionalmente esa realidad con un enfoque sistémico. Con esta batería de interrogantes a disposición se puede comenzar a construir una lista inicialde propuestas que habría que generar con un modelo mental abierto al aprendizaje. Profundizandoen ellas, será además necesario generar acuerdos operativos entre las partes encargadas de atenderlos problemas y buscar soluciones con los cuales se definirían los requerimientos fundamentales, lasacciones a seguir y los resultados esperados. Recién a partir de estos acuerdos los operadoressistémicos podrían definir equipos de trabajo que serían los que llevarán adelante los encargos detransformación que le sean encomendados. Encargos que partieron del estudio de losacontecimientos representativos, que tienen presentes las tendencias actuales, que responden a laspreguntas-problemas más importantes y que son consistentes con las propuestas que formularontodos los agentes que están directamente involucrados.06 El enfoque sistémico como modelo para interpretar la realidad Si se desarrolla bien el "pensamiento sistémico", casi seguramente los modelos parainterpretar la realidad y nuestras propuestas para mejorar esa realidad serán, cuanto menos, muchomás consistentes y estables que los derivados de partir la realidad en pedazos y solucionarproblemas en cada parte aisladamente. Si mediante el "pensamiento sistémico" de puedendeterminar dónde se está hoy como una organización, ya hemos comenzado a trabajar en la línea dedonde queremos estar porque definimos un punto de partida como referencia. Si mediante el"pensamiento sistémico" se identifican las causas de nuestros problemas hemos dado además otroenorme paso adelante. Y finalmente, si mediante el "pensamiento sistémico" se construye un acuerdosobre lo que hay que hacer, habremos comenzado a pasar del diagnóstico a la acción, integrando loaportes de un modelo conceptual de la realidad, con los desafíos de gestionar esa realidad. Hay que estar prevenidos respecto de lo que puede aportar un enfoque reduccionista paraentender la realidad, sobre todo en sistemas en los que las partes interna y el medio externo,interactúan fuertemente. Para encarar la solución de un problema en cualquier organización, el atajoaparente del enfoque reduccionista genera problemas para entender la realidad cuando esta es muycambiante debido a múltiples instancias de relacionamiento con su contexto y circunstancias y serealimenta de ellas. Para entender adecuadamente la realidad: no se puede "dividir el elefante endos", sin saber de qué animal se trata y sin contar con ayuda adecuada, para luego rearmarlo por lasnuestras, y finalmente esperar, con optimismo, que lo que obtengamos como resultado sea parecidoa la realidad de la que partimos, cuyas características esenciales y su comportamiento, bien pudimosno haber apreciando nunca. Sobre estas bases se puede construir un modelo integrado para diagnosticar y proponermejoras en cualquier sistema administrado con la participación activa de los agentes internos delsistema. “Estructuras complicadas, cambios complejos y escenarios cambiantes, son parte de las
  • 18. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrellareglas de juego vigentes de la evolución de las organizaciones. Actualmente no alcanza sólo con unavisión reduccionista para comprender la dinámica del cambio en una organización. De la mismamanera, no es suficiente sólo con el pensamiento sistémico para enfrentar adecuadamente laimprevisibilidad. Se requiere capacidad para convivir con el cambio y para tolerar el caos. Este es elcamino que marca el autor para orientar los pasos para acompañar exitosamente los procesos decambio organizacional en el siglo XXI.” (Petrella, 2004) El conjunto de principios básicos para el mejor abordaje de los sistemas administrados estámuy bien descrito en La quinta disciplina en la práctica (Senge y otros, 1995, página 96): "No sepuede modificar el sistema (el elefante) dividiéndolo en partes, sino que todos deben mirar juntos latotalidad. En consecuencia, no es posible practicar el pensamiento sistémico en forma individual, noporque la disciplina sea dificultosa, sino porque en un sistema complejo los buenos resultadosnecesitan la mayor cantidad de perspectiva posible. Cuando formemos un equipo, debemoscerciorarnos de que todas las funciones pertinentes estén representadas, y obtener autorización delos directivos para proponer soluciones interfuncionales, al margen de susceptibilidades y políticasinternas". Este punto es muy importante pues prácticamente todos los especialistas en diseño deprocesos uruguayos formados en los años 80 y 90, han sido influidos por el paradigma deinvestigación y de actuación sobre as organizaciones derivado fundamentalmente del enfoquereduccionista del análisis de sistemas, dividiendo el elefante en dos o más partes para poderentenderlo. (Por supuesto, sin saber que se trataba de un elefante) Y luego tratando de sintetizar laspartes para tratar de armar el animal original, para saber de qué se trataba. De esta manera, aquellosque tenían experiencia, por lo menos recomponían un ejemplar de la misma envergadura. Consuerte, por ejemplo un rinoceronte (un animal del mismo tamaño pero con un cuerno menos). Perogran parte de la realidad que se buscaba comprender, quedaba fuera del modelo interpretativo y porlo tanto se desconocían – muchas veces involuntariamente - relaciones claves en el comportamientodel sistema. Esta forma de trabajo, procediendo sistemáticamente por fragmentación de la realidad, pudoresultar muchas veces satisfactoria, casi seguramente porque los instrumentos de diseño depropuestas y de control de calidad de resultados empleados en las intervenciones sobre lasorganizaciones, eran frecuentemente muy débiles. Como al verificar el trabajo de análisis realizado,no contábamos la cantidad de cuernos o colmillos el asunto aparentemente cerraba. El elefante yrinoceronte, a los efectos del encargo que se debía realizar, parecían ser casi iguales. Entonces sedaba por demostrado que la realidad y el modelo representado eran razonablemente equivalentes. Ya partir de allí construíamos una propuesta, que luego de desarrollada e implantada mostrabaclaramente que la propia realidad del sistema y el comportamiento de los actores la desbordaba. Además es también llamativo que los profesionales en el conocimiento de los sistemas seconcentraran en el trabajo como especialistas, sin abrir la cancha aceptando la participación dequienes más conocían el sistema para que nos apoyaran en la descripción del modelo en cuestión.Este es otro punto importante, porque de esa manera se perdía la posibilidad de que el conocimientode la realidad llevase a los directamente involucrados a sospechar que el rinoceronte que se habíaarmado con tanto esmero, no era muy parecido al elefante del que partimos al enfrentarnos con larealidad. Lo que rescata la enorme importancia de trabajar en equipos interdisciplinarios con losagentes involucrados con cada sistema. Una posibilidad para comprender los sistemas funcionando a través de la una SimulaciónCuantitativa de la dinámica de los mismos constituye un aporte metodológico para entender loscambios que se producen. En general se representa el sistema utilizando modelos matemáticosincluyendo las ecuaciones en diferencias finitas o ecuaciones diferenciales. Mediante estasrepresentaciones se puede estudiar la dinámica del conjunto de los estados disponibles por elsistema que en definitiva permiten apreciar el comportamiento. La propuesta de analizar
  • 19. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrellasistemáticamente la Dinámica de los Sistemas tiene su origen en la década de los años 30 pensandoen las variantes que pueden ayudar a comprender el comportamiento aplicando procesos de cálculositerativos que se retro-alimentan tomando la salida de un ciclo y reingresándolos por la entrada.(Forrester, 1968) La construcción de modelos interpretativos aporta mucho a la comprensión de una realidadque no conocemos. Las organizaciones requieren en la actualidad una forma diferente deaproximarse a los problemas. Una alternativa para el mejor abordaje de los estudios organizacionalespensando de manera sistémica, es el modelado de aquellos aspectos que inciden sobre elcomportamiento de los sistemas considerando la creación de modelos formales que permitancapitalizar los aportes de la Dinámica de Sistemas Cualitativa (Wolstenholme y Coyle, 1983;Wolstenholme, 1985 y Senge, 1992) que en el campo de los estudios organizacionales promueve elaprendizaje sobre y en la propia organización, con la intención de constituir organizacionesinteligentes, que en el lenguaje y conceptos que propone Peter Senge, con organizaciones abiertasal aprendizaje (Senge, 1992). ¿Por qué es tan difícil comprender un sistema con el que no convivimos? Puede habermuchas razones, pero una de ellas es que las “reglas de comportamiento de un sistema” nonecesariamente son similares a las de otro. Los agentes internos del cada sistema asimilan esasreglas y las aceptan como parte de la realidad con la que deben actuar. Pero no siempre se aprecia lasingularidad que las mismas pueden alcanzar. Esto es, que esas reglas aplicables de manera naturalen un sistema, pueden no tener sentido en otro. Y por lo tanto exportar unas reglas de un sistema aotro puede generar desconcierto e incluso formas de funcionamiento inesperadas y a vecessumamente inconvenientes. Por ello constituir modelos interpretativos contextual izados de la realidadsingular de un sistema, constituye un enorme desafío para comprender al propio sistema y sucomportamiento. Son muy reveladores los aportes de Luhmann para comprender la potencia de lassingularidades en el comportamiento de un sistema social. “Un sistema social es un conjunto deacciones sociales que se refieren unas a otras y se confieren sentido entre sí, a la vez que no puedenser delimitadas por acciones de otros sistemas” (Luhmann, 1973, pág. 142). Se crea un microcosmopropio del sistema que pueden ser muy diferentes de otro sistema, incuso con el cual interactúa demanera más o menos cercana. Esto plantea según Luhumann, el significado de las reglas de unsistema social referidas a sí mismo, y por lo tanto, la imposibilidad de aplicarlas en otro sistema socialsin inducir a errores de apreciación sobre su comportamiento. Y todo ello genera dificultades paracomprender los sistemas desde dentro en relación con otros sistemas. Sotomayor (2006) plantea varios ejemplos muy simples y a la vez ilustrativos de esaslimitantes de significado de las acciones para cada sistema social y de las dificultades de trasvasarsignificados de un sistema a otro de manera artificial en el marco por ejemplo de un proceso detransformación institucional. “Por ejemplo, las acciones sociales que desempeña un árbitro en unpartido de fútbol sólo tienen sentido en el sistema social del fútbol; si llega a un restaurante y no haymesas disponibles, no logrará que comensales abandonen su mesa exhibiendo una tarjeta roja.Asimismo, un profesor no puede reprobar a un conductor imprudente, ni tiene sentido que unenamorado ofrezca al objeto de su afecto más dinero que otro pretendiente, a cambio de sercorrespondido (sí tiene sentido que le ofrezca dinero a cambio de determinadas acciones, en elsistema social de las relaciones laborales explícitas o tácitas).” Otro punto a tener en cuenta para generar orientaciones sobre aspectos metodológicos, esbuscar criterios orientadores que permitan diferenciar qué es lo accesorio y qué es lo importante paracada compañía. Porque una propuesta metodológica efectiva debería poder separar la paja del trigoen términos de comportamientos relevantes de los agentes, necesidades de información y solucionesadecuadas para cada negocio. En este asunto, las cadenas de valor planteadas por Michael Porteren la Ventaja Competitiva (1996, pág. 51), dan una mano muy importante. Porque las cadenas
  • 20. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrellaenseñan cuales son las actividades que ayudan a consolidar las ventajas competitivas de cadaorganización. Y en consonancia con estas actividades, se pueden inducir cambios en los patrones deconducta, montar los sistemas de información básicos y utilizar la tecnología adecuada para que lasacciones de cambio puedan dar todavía mejores resultados. Como resumen práctico sobre le abordaje con enfoque de sistemas, para lograr los mejoresresultados la experiencia recogida en los proyectos de transformación institucional en el Uruguay,todo parece indicar que es importante contar con opciones metodológicas que reivindiquen laparticipación activa y comprometida de aquellos que están directa o indirectamente involucrados en eldiagnóstico de una situación o en el desarrollo de propuestas. Primero, pensando que muchas vecesse trata de situaciones complejas ante las cuales el conocimiento del contexto tiene un valoragregado muy importante para comprender la realidad vigente y sus posibilidades de cambio. Ysegundo, porque quien participa activamente, se involucra mucho más en la búsqueda de propuestasy contribuye a hacer mucho más sencillo el proceso de adaptación, que el que mira la realidad desdefuera del sistema. Las ideas precedentes a modo de sugerencias orientadores sobre mejores prácticas deaplicación del enfoque sistémico planeadas en las investigaciones de Petrella (1998) en todo caso,debería ser guiar a las personas dentro de sus propias organizaciones, para que desarrollen mejorsus aptitudes y actitudes para enfrentar los problemas en las organizaciones y no construirles recetasde cómo deben pensar y actuar. Después de todo los papeles que describen procedimientos, aún losmuy bien escritos no tienen fuerza propia más allá que las personas que los defienden y los hacencumplir. En la mente de los auditores está siempre latente la idea de que la forma de desarrollar laactividad en las organizaciones debe estar bien documentada. Y cuando más detallada sea esadocumentación, entonces mejor será. Sin embargo, esta es una verdad a medias, cuando nosmetemos de lleno en el trabajo de todos los días. El modelo burocrático clásico muestra entonces sus carencias debido a las restricciones queimpone a los agentes. Muchas personas piensan que los procedimientos deben existir para guiar a laspersonas, no para esclavizarlas. Son necesarios para ayudarnos a hacer mejor las cosas, no paraprácticamente hacerlas por nosotros. Cuando proponemos procedimientos muy precisos perdemos unaparte de la libertad de acción que todos reclamamos y hacemos pesar demasiado la burocracia. Surgeentonces naturalmente la pregunta: ¿para qué queremos la libertad de hacer, sino precisamente parahacer cosas? Así que algo de libertad hay que "invertir" para generar guías para trabajar mejor, siqueremos ser más eficaces. La idea a sostener es "hipotecar" lo mínimo imprescindible, para nocomprometer la capacidad de inventiva interna de las organizaciones. Sin embargo, por más que se especifiquen los procesos y procedimientos debería insistirseen que las organizaciones sean percibidas como sistemas dinámicos en que los agentes serelacionan entre sí en el marco de acciones y reacciones que generan procesos de retroalimentacióncontinuos, sobre el sistema y también sobre su entorno. Más que descripción estática de entradas,procesos y salidas de un sistema, es importante comprender los procesos de retroalimentación quegeneran cambios en el resto y el concepto de límite, entre el sistema y su entorno, que permitepreservar su autonomía, sin comprometer su interdependencia con el medio. Ingresos del sistema que constituyen la fuerza de Entradas arranque que suministra al sistema sus necesidades operativas Transforma una entrada en salidas y puede ser Proceso sustantivo o de apoyo dependiendo de las modificaciones que opere sobre las entradas para
  • 21. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrella modificaciones que opere sobre las entradas para obtener las salidas. Resultados que se obtienen al procesar las Salidas entradas y que son el resultado del funcionamiento del sistema ó el propósito para el cual el sistema ha sido creado. Se produce cuando las salidas ó las influencias Retroalimentación del contexto, vuelven a ingresar como recursos ó información. Separa al sistema de su ambiente y funciona Límite como filtro manteniendo un grado de autonomía e interdependencia. Elaborado a partir de “Las organizaciones como sistema sociales” de Gabriela de la Iglesia Dando un paso más deberíamos profundizar en los modelos mentales condicionantes. Comopropósito – más que entender los componentes de un sistema y sus dinámicas de interacción -,deberíamos potenciar las habilidades naturales de los agentes para pensar sistémicamente, si queremoscapitalizar realmente los aportes generales de la teoría general de sistemas. ¿No sería mucho mejor quela forma para identificar y solucionar problemas nos orientara en vez de condicionarnos? Con esteenfoque buscaremos siempre delinear propuestas abiertas y flexibles. Esa es la base conceptual de lasmejores prácticas, que se proponen. Y la idea sería depositar una parte importante de la confianza en lapropia organización representada por su gente, no por sus manuales. Cada problema está asociado a unpotencial riesgo en las organizaciones y es por ello que la búsqueda de soluciones, llevada adelante porquien mejor conoce la operativa, hará más eficiente y efectivos dichos procedimientos Lo cierto es que: “Las simplificaciones nos llevan al principio a considerar la complejidadcomo algo asociado con las estructuras de las organizaciones. Luego, cuando el modelo estático nosdecepciona, aceptamos de mala gana el cambio como algo inherente a la vida en el siglo XXI. Y a lascansadas - cuando parece que podremos saber que pasará - debemos lidiar con la incertidumbre,comprendiendo que algo siempre se nos puede escapar de las manos.” (Petrella, 2004) Pero estosgrandes pasos requieren algo más que el conocimiento de determinadas prácticas y herramientas deapoyo. Es necesario abandona un modelo mental reduccionista para utilizar un modelo sistémico, enuna realidad en la que los agentes con los que interactúa, todavía no se han planteado esa dificultadcomo una limitante en el abordaje de terminados problemas y en la búsqueda se soluciones viablespara los mismos. Todo parece indicar que efectivamente no podemos seguir simplificando los sistemassociales con los que convivimos para aprender sobre ellos y pensar que no dejamos nada por elcamino cuando luego queremos comprender su comportamiento. La realidad es hoy muy compleja yse debería aceptar que posiblemente se acentuará esa complejidad todavía mas, con el pasar deltiempo. Es por otra parte, lo que sostiene Luhmann (1973) a partir de su visión sistémica de larealidad social. Tal vez, el camino pase entonces, por aceptar esa complejidad en todas susdimensiones, sin pretender que comprendemos lo que realmente no comprendemos, o quecontrolamos lo que posiblemente no controlamos. En esta línea de entender la realidad para luegoprocurar transformarla, el enfoque sistémico es una pieza clave para encarar este enorme desafío decomprensión de la realidad natural y social con la que convivimos. Aldo Mascareño (2006), sostiene que: “La teoría de Luhmann es compleja, antihumanista,contraintuitiva; corre el riesgo, por tanto, de llegar a ser un clásico sin nunca haber sido realmenteactual. Es tarea de quienes tenemos noticia de su poder, el desplegar sus posibilidades. El libro
  • 22. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrellaeditado e impulsado por Francisco Osorio contribuye decisivamente a esta tarea y lo hace en uncampo inexplorado: el del método de investigación sistémica. Aunque quizás lo niegue, Osorio esparte de esta empresa y ojalá lo siga siendo para lograr incluir, en una nueva entrega, lo que en estaha quedado excluido. Por lo pronto, la expansión del cálculo algebraico de la forma de Spencer-Brown hacia problemas sociales particulares, las variantes actuales de análisis de discurso, lametodología de escenarios desarrollada por las teorías de la complejidad o la modelación matemáticautilizada en ingeniería y neurociencias. Todos ellos son instrumentos imprescindibles para lograrllevar la investigación sistémica por nuevos rumbos, rumbos que finalmente logren disolver las añejasdistinciones entre lo cualitativo y lo cuantitativo, entre lo micro y lo macro y que desmetaforicen contrazo irónicamente seguro la investigación social.” Una complejidad que en muchos casos nos puede llevar a tener que aceptar que los sistemaspueden operar con cierta autonomía, independientemente de la propia voluntad individual de losagentes que interactúan con él. Desde comienzos de la década de los 70 y como una forma de superar la caída del edificioteórico del estructural funcionalismo, que los sociólogos del todo el mundo han estado desarrollandoun constructo teórico que pueda dar cuenta del hecho que algunos sistemas (¿o todos?) a pesar deser el producto de los individuos que lo han generado consciente o inconscientemente, tienden acobrar ciertos niveles de autonomía propia, independiente de quienes lo crearon y de las personasque los hacen realidad. Lo anterior viene a significar que, en algún momento de su existencia, estasformas de actuar (¿o agencias?) "son capaces de producirse continuamente a sí mismas". O comodice el sociólogo británico Anthony Giddens, se trata de agencias que "producen y reproducen lascondiciones de su propia existencia", o bien, que "se levanta por sus propios cordones, y seconstituye como distinto del medio circundante por medio de su propia dinámica, de tal manera queambas cosas son inseparables. (Millán, 2000) Aceptar el modelo sistémico requiere a su vez, que se acepte la idea de que elcomportamiento de los objetos estudiados viene dado por los componentes del sistema, pero porsobre todo, por las propia interacciones entre ellos, incluyendo la relación con el entorno. Esimportante comprender que la relación del sistema con el entorno es algo más que una frontera deintercambio de acciones y reacciones. Esa relación es lo que define la posibilidad de generarcomportamientos autorregulables, adaptándose a medida que esas condiciones puedan resultar másfavorables o incluso adversas. Se plantea la convicción de que con una visión sistémica de larealidad, los procesos analizados y representados, se deben encarar siempre de manera organicistay aceptando la complejidad inherente a la realidad actual. Este parecería ser el paradigma a encarar,para comprender mejor la realidad y enfrentar los desafíos del comienzo del siglo XXI. El enfoque sistémico permite analizar realidades muy complejas y dinámicas. Se puedenconstruir modelos de representación de sistemas administrados de desarrollo gradualista y tambiénalternativas de sistemas que puedan generar un quiebre radical. Aparecen propuestas “evolutivas”para mejorar la resolución de problemas conocidos y propuestas “revolucionarias” para encarar losproblemas todavía no resueltos. Los valores que determina implícitamente esta concepción de larealidad quedan asociados con la aceptación de que el contexto altera los comportamientos de lossistemas y las organizaciones deben estar preparadas para enfrentar esas contingencias. Tambiénconllevan a descartar soluciones de corte mecanicista, no precisamente por ser ineficientes, sino por serineficaces para modelar determinados sistemas de tipo organicista y comprender mejor sucomportamiento (especialmente en el terreno de las ciencias biológicas y los sistemas sociales).
  • 23. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos Petrella07 Bibiografía de referenciaAckoff, Russell. La planificación de la empresa del futuro, México, Editorial Limusa Noriega Editores,1993.Arnold, Marcelo y Osorio, Francisco. Introducción a los Conceptos Básicos de la Teoría General deSistemas, http://www.moebio.uchile.cl/03/frprinci.htm, 2006.Beer, Stafford. The heart of enterprise, Great Britain, John Wiley y Sons Ltd, 1979.Bertalanffy von, Ludwig. General System Theory, New York, George Braziller , 2001 o TeoríaGeneral de los Sistemas, México, Fondo de Cultura Económica, 1993.BDN/Infoamérica. Ludwig von Bertalanffy: Perfil bibliográfico y pensamiento,http://www.infoamerica.org/teoria/bertalanffy1.htm, 2006.Córdoba, Julio; Leñero, José y Rey, Pedro. Teoría General de Sistemas, San José Costa Rica,ICAP, 1988,de la Iglesia, Gabriela. Las organizaciones como sistemas sociales,http://www.monografias.com/trabajos14/organiz/organiz.shtml, 2006.Forrester, Jay. Principles of Systems, Text and Workbook, MIT Press/Wright-Allen, 1968.Lilienfeld, Robert. Teoría de sistemas. Orígenes y aplicaciones en ciencias sociales, México,Editorial Trillas, 1991.Luhmann, Niklas. Método funcional y teoría de sistemas. En: Ilustración Sociológica y Otros Ensayos, BuenosAires, Editorial Sur, 1973.Luhmann, Niklas. Sociedad y Sistema. La ambición de la teoría, Barcelona, Editorial Paidós, 1990.Mascareño, Aldo. El Trazo y la Metáfora: ¿Qué puede Aportar la Investigación Sistémica?http://www.moebio.uchile.cl/20/mascareno.htm, 2006.Millán, Tomás Austin. Teoría de sistemas y sociedad en Fundamentos Socioculturales de laEducación, Editorial Universidad Arturo Prat Sede Victoria, Capítulo 1, 2000.Morin, Edgar. "Epistemología de la complejidad", en: Nuevos Paradigmas, cultura y subjetividad,Buenos Aires, Paidós, 1994.Morgan, Gareth. Images of organization, California, SAGE Publications, 1997.Petrella, Carlos. El Solucionólogo competente”, Montevideo, Ediciones Ideas, 1998.Petrella, Carlos. Complejidad e incertidumbre del cambio organizacional de cara al siglo XXI,Montevideo, JIAP, 2004.Porter, Michael. Ventaja Competitiva Creación y sostenimiento del desempeño superior, México,Compañía Editorial Continental, 1996.
  • 24. TEORIA DE SISTEMAS APLICADA Carlos PetrellaRamírez Del Valle, Bernardo. La Teoría de Sistemas en el análisis del Estado,www.monografias.com/trabajos39/politica-sistemica-estado/politica-sistemica-estado.shtml - 38k,2006.Senge, Peter. La quinta disciplina, Barcelona, Ediciones Juan Granica, 1992 o Buenos Aires,Ediciones Granica, 2004.Senge, Peter; Ross, Richard; Smith, Bryan; Roberts, Carlotte y Kleiner, Art. La quintadisciplina en la práctica, Barcelona, Ediciones Juan Granica, 1995.Senge, Peter; Roberts, Carlotte; Ross, Richard; Roth, George y Smith, Bryan. La danza delcambio, Bogotá, Editorial Norma, 2000.Sotomayor, Alejandro. Niklas Luhmann, Ensayo, Inédito, 2006.Suárez Litvin, Roldan Tomasz .La “Quinta Disciplina” en el Contexto del Proyecto Social de laModernidad Revista Venezolana de Gerencia, Año 3, No. 6, 1998.Van Gigch, John. Teoría general sistemas, México, Editorial Trillas, 1987, 1990.Wolstenholme, Eric, Coyle, Geoff. The Development of System Dynamics as a Methodology forSystem Description and Qualitative Análisis, Reino Unido, Journal of the Operational ResearchSociety, 34,7,569-581,1983.Wolstenholme, Eric. A Methodology for Qualitative System Dynamics. Proceedings of the 1985International Conference of the Systems Dynamics Society. Keystone, Colorado, EEUU, SystemZurbirggen, Cristina. Estado, empresarios y redes rentistas durante el proceso sustitutivo deimportaciones en el Uruguay. El path dependence de las reformas actuales, Universidad de Tübingen,Tesis de doctorado, 2005.Carlos Petrella petrella@fing.edu.uyDocente de grado y postgrado de la Facultad de Ingeniería de la UdelaR y de la Facultad deIngeniería y Tecnologías de la UCUIngeniero de Sistemas, Master en educación y en Administración de Negocios y DEA. FIN DE DOCUMENTO