Your SlideShare is downloading. ×
PROMOCION DEL EMPLEO
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

PROMOCION DEL EMPLEO

383
views

Published on


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
383
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. INSTITUTOARAGONÉSDEEMPLEO Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón
  • 2. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 1 PREÁMBULO Importancia y justificación de la formación continua La inversión en formación de los recursos humanos de las empresas es considerada como uno de los cimientos del desarrollo económico y social. De hecho, el desarrollo de las capacidades y competencias de la mano de obra es uno de los pilares básicos de la reevaluación de la Estrategia para el Empleo de la OCDE llevada a cabo en el año 2006. En la misma dirección apunta la Estrategia Europea para el Empleo del año 2005 para la que uno de sus objetivos prioritarios es la inversión en capital humano a través de la mejora de la educación, de las competencias y las habilidades. Junto con la intermediación laboral y la promoción del empleo, la formación para el empleo es el tercer bloque que completa las políticas activas del mercado de trabajo. Se caracteriza por perseguir dos objetivos fundamentales. Por un lado, la formación dirigida a desempleados pretende su inserción en el mercado laboral, especialmente la de determinados colectivos con dificultades. Por otro, la formación continua de los trabajadores está encaminada a conseguir una mayor capacitación y adaptación a las necesidades de las empresas. Desde el punto de vista teórico, según el modelo que entiende la formación como inversión en capital humano (Becker, 1964), las empresas forman a los trabajadores para incrementar su productividad y, por tanto, su nivel de producción para un nivel dado de empleo. Además, existe también interés por parte de los trabajadores para involucrarse en actividades formativas con el incentivo de incrementar sus ingresos futuros en contrapartida a su mayor productividad. Los mercados de trabajo nacional y regional se han visto influidos por los efectos de la globalización y por un gran dinamismo económico hasta 2007. Estos fenómenos
  • 3. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 2 han originado cambios en las estructuras organizativas y productivas que, a su vez, han supuesto nuevas exigencias para la mano de obra. Es por ello por lo que la formación continua juega un papel esencial como elemento de adaptación de la oferta a la demanda de trabajo. De hecho, la formación continua se incorpora a los procesos de negociación colectiva sectoriales de carácter estatal. Además, la Unión Europea (UE) considera el aprendizaje permanente como pilar fundamental de la estrategia de creación de empleo en una economía basada en el conocimiento, siendo el grado de participación en la misma un indicador estructural de progreso de la Estrategia de Lisboa. La relevancia de la formación continua queda todavía más patente en el contexto actual de crisis económica nacional e internacional. Tanto es así que, en el modelo de flexiseguridad laboral que se promueve desde la UE se establece la necesidad de dotar a los ciudadanos de las capacidades y el apoyo institucional que les permita el acceso al mercado de trabajo, así como su permanencia y promoción una vez dentro del mismo. De este modo, el aprendizaje permanente puede favorecer la movilidad y la reorganización sectorial del trabajo, a la vez que mejora las capacidades de los trabajadores. La formación continua puede definirse como el conjunto de acciones formativas que se llevan a cabo por parte de las empresas, los trabajadores o sus respectivas organizaciones, dirigidas tanto a la mejora de las competencias y cualificaciones como a la recualificación de los ocupados, compatibilizando así avances en la competitividad de las empresas y en la promoción profesional, social y personal de los trabajadores. De lo anterior debería derivarse que la formación continua tiene efectos positivos tanto para los trabajadores como para las empresas. Mientras que los trabajadores consiguen mejorar sus capacidades y promocionar a nivel individual, las empresas ven incrementada su productividad y su competitividad.
  • 4. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 3 Contribución del presente estudio Pueden distinguirse tres tipos de formación continua para trabajadores ocupados en nuestro país. Por un lado se encuentra la formación de demanda, gestionada por la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo. Por otro, la formación de oferta que, además de la Fundación Tripartita, también la articulan los Institutos de Empleo autonómicos. Por último, existe formación continua financiada estrictamente por medios privados de empresas o trabajadores. Es conveniente, por tanto, conocer la importancia relativa de cada tipo de formación continua, así como los motivos por los que, tanto empresas como trabajadores, optan por uno u otro. En especial, existe interés en determinar las causas por las que, en ocasiones, no se utilizan los cauces de formación con financiación pública. Podría pensarse que, entre otras razones posibles, sería por la falta de flexibilidad, la baja calidad, el escaso impacto sobre empresas y trabajadores, la inadecuada programación o el mero desconocimiento. Un pre-requisito para estar en disposición de poder analizar estas cuestiones es evaluar si los distintos tipos de formación continua están debidamente encaminados a la consecución de los objetivos para los que inicialmente fueron diseñados. Según la Asociación de Entidades Organizadoras de Formación Continua (AENOA) existe desconocimiento por parte de empresas y trabajadores acerca de los programas vigentes de formación, que no puede ser casual. Ese desconocimiento estaría apuntando a la existencia de problemas en las propias características de los programas o de los resultados obtenidos. Por tanto, tiene interés analizar en profundidad dichas características y evaluar los resultados para, posteriormente, ponerlos en relación con la situación observada para ver si es tan insatisfactoria. La financiación y la efectividad de la formación en el empleo suscitan un amplio debate, así como la conveniencia o no de orientarla hacia determinados colectivos de trabajadores o sectores de actividad. Además, la existencia de diferentes tipos de formación continua plantea dudas sobre la eficacia que se deriva de apostar por uno
  • 5. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 4 u otro tipo o, al menos, sobre si es posible tratar de aprovechar las posibles sinergias y complementariedades de cada opción formativa para empresas, trabajadores y el entorno económico en el que operan. El objetivo general del presente estudio es realizar un balance de carácter analítico y estratégico con el fin de evaluar la eficacia, la eficiencia y la efectividad de los resultados de la formación, tanto de demanda como de oferta, realizada en Aragón para trabajadores ocupados. A partir de esta evaluación se podrán concluir estrategias de mejora en la planificación de las acciones formativas. Para el logro de este objetivo general se abordarán los siguientes objetivos particulares: 1. Propuesta de una Elaboración de una herramienta de evaluación con indicadores que reflejen, de forma sintética, el impacto de la formación continua en el mantenimiento del empleo y la mejora de la competitividad de las empresas, así como la adecuación de las acciones formativas a las necesidades de las empresas, los trabajadores y al entorno económico y productivo aragonés. Podría utilizarse para la evaluación continua adaptada de forma diferenciada para formación de oferta y de demanda. 2. Análisis de resultados en términos de efectividad (grado de cobertura, alcance, acceso y financiación), eficacia (visibilidad, gestión y planificación) y eficiencia (costes y crédito) de las acciones formativas realizadas en Aragón en comparación con el resto de CC.AA.. 3. Detección de desfases entre el esfuerzo realizado en actividades formativas y las necesidades reveladas por la estructura productiva a partir del estudio del grado de correspondencia y adecuación de las acciones formativas a la estructura económica y laboral aragonesa. 4. Análisis del impacto de las acciones formativas sobre la productividad y la competitividad de las empresas aragonesas: dificultades y barreras de acceso a las acciones bonificadas, nivel de conocimiento de las mismas, efectos sobre los resultados empresariales y grado de satisfacción con la formación realizada.
  • 6. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 5 5. Análisis del impacto de las acciones formativas sobre el desarrollo personal y profesional de los trabajadores aragoneses: conocimiento de la oferta formativa y dificultades de acceso que han de superar, grado de satisfacción, mejora lograda en la cualificación, en las motivaciones, en el grado de adaptación al puesto de trabajo, en la remuneración, en la promoción y en la empleabilidad,. Los dos puntos fuertes de este proyecto son el gran volumen de información estadística utilizada y el instrumental técnico con el que se realiza el análisis de la misma. Una parte de esta información es pública, otra es de acceso restringido y exige un desembolso para su disposición y una tercera ha sido recogida específicamente para este estudio mediante encuestas. Además, se explota información obtenida en el año 2008 en proyectos relativos a formación de trabajadores aragoneses en sendas encuestas a 2.833 trabajadores y 188 empresas. Este proyecto puede sentar las bases para la realización de una encuesta de carácter regional que permita el seguimiento comparado de la vida laboral de trabajadores formados y no formados en los años posteriores a las acciones formativas mediante los indicadores recogidos en la herramienta de evaluación propuesta. Esta encuesta podrá servir como instrumento básico para la planificación de las futuras acciones del INAEM. En resumen, en este proyecto se pretende dar un impulso a la evaluación de la formación de empleados en Aragón, mediante la elaboración de índices sintéticos que caractericen la formación continua realizada por los trabajadores ocupados, tanto de oferta como de demanda, y la propuesta de un método que permita el seguimiento dinámico de las acciones en años posteriores.
  • 7. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 6
  • 8. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 7 ÍNDICE DEL TRABAJO CAPÍTULO 1: LA FORMACIÓN CONTINUA DIRIGIDA A TRABAJADORES OCUPADOS 11 1.1. La formación continua en España desde una perspectiva europea 11 1.1.1. La formación continua en la Unión Europea 11 1.1.2. El sistema de Formación Profesional para el empleo en España 23 1.2. Evaluación de la formación continua 33 1.2.1. Análisis institucionales 34 1.2.2. Estudios académicos 42 1.2.2.1. Impacto sobre las empresas 43 1.2.2.2. Impacto sobre los trabajadores 45 1.2.2.3. Impacto sobre empresas y trabajadores 47 CAPÍTULO 2: UNA PROPUESTA DE EVALUACIÓN DE LAS ACCIONES FORMATIVAS PARA EMPLEADOS: POSICIÓN RELATIVA DE ARAGÓN CON RESPECTO A OTRAS CCAA 55 2.1. Introducción 55 2.2. La herramienta de evaluación: un Índice Compuesto de Desempeño 57 2.3. Selección de indicadores para la evaluación de las acciones formativas para empleados 65 2.3.1. Indicadores de calidad 67 2.3.2. Indicadores de eficacia 69 2.3.3. Indicadores de eficiencia 70 2.3.4. Indicadores de impacto 71 2.4. Desempeño relativo de Aragón con respecto a otras CCAA 72 2.4.1. Grado de ejecución financiera 73 2.4.2. Duración media de la formación impartida 75 2.4.3. Tasas de cobertura de trabajadores ocupados 78 2.4.4. Tasa de cobertura de empresas bonificadas 81 2.4.5. Eficiencia de las acciones formativas 82 CAPÍTULO 3: CORRESPONDENCIA ENTRE EL ESFUERZO FORMATIVO PARA EMPLEADOS Y LA ESTRUCTURA ECONÓMICA ARAGONESA 85 3.1.- Introducción 85
  • 9. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 8 3.2.- Correspondencia en la formación de demanda. Datos de la Fundación Tripartita. 88 3.2.1. La formación de demanda por sectores y la composición sectorial del mercado laboral aragonés. 88 3.2.2. La formación de demanda por sectores y la correspondencia sectorial con la producción aragonesa. 98 3.3- Correspondencia en la formación de oferta. 103 3.3.1. La formación de oferta por sectores y la composición sectorial del mercado laboral aragonés. Datos de la Fundación Tripartita. 103 3.3.2. La formación de oferta por sectores y la composición sectorial del mercado laboral aragonés. Datos del Instituto Aragonés de Empleo, INAEM. 111 3.3.2.1 La formación de oferta dirigida a desempleados. 112 3.3.2.2 La formación de oferta dirigida a ocupados. 120 ANEXO 3.1: Equivalencia de las desagregaciones sectoriales 125 CAPITULO 4: LA EMPRESA Y LA FORMACIÓN CONTINUA DIRIGIDA A TRABAJADORES OCUPADOS: IMPACTO SOBRE LOS RESULTADOS EMPRESARIALES 133 4.1.- Introducción 133 4.2.- Evaluación de la formación en las empresas industriales españolas y aragonesas: la Encuesta de Estrategias Empresariales 136 4.2.1.- Presentación de la Encuesta de Estrategias Empresariales y análisis descriptivo. 136 4.2.2.- Caracterización de las empresas industriales “formadoras” en Aragón 142 4.2.3. Estudio econométrico del efecto de la formación en los resultados empresariales 146 4.3. Opinión de los empresarios aragoneses sobre la formación continua en Aragón 153 4.3.1. Principales características de las empresas encuestadas. 155 4.3.2. La política formativa de las empresas aragonesas 157 4.3.3. Opinión de los empresarios sobre los efectos de la formación 161 4.3.4. Financiación de la formación 164 4.3.4.1. Opinión de las empresas que emplean financiación privada 168 4.3.4.2. Opinión de las empresas que emplean financiación pública 171 4.3.5. Influencia de la formación en la evolución reciente de la empresa: primera aproximación descriptiva 174 4.3.6. Estimación del efecto de la formación en las empresas aragonesas 178
  • 10. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 9 4.3.6.1 Efecto de la formación sobre los resultados económicos 180 4.3.6.2 Efecto de la formación sobre el nivel de empleo 184 4.3.6.3 Efecto de la formación sobre la productividad de los trabajadores 187 ANEXO 4.1: Encuesta a empresas 191 CAPÍTULO 5: IMPACTO DE LAS ACCIONES FORMATIVAS SOBRE LOS TRABAJADORES OCUPADOS 195 5.1.- Introducción 195 5.2.- Evaluación de la calidad de la formación de oferta y demanda 196 5.2.1. Introducción: Objetivos y Metodología 196 5.2.2. Formación de oferta 198 5.2.2.1. Perfil de los/las participantes 198 5.2.2.2. Valoración de las acciones formativas en términos de calidad 203 5.2.3. Formación de Demanda 210 5.3.- Evaluación de la formación de trabajadores ocupados 214 5.3.1. Datos de la ECVT (2008-2010) 214 5.3.2. Datos de encuestas a trabajadores (2011-2012). 216 5.3.2.1. Diseño de la encuesta 217 5.3.2.2. Caracterización del trabajador: características personales y laborales. 219 5.3.2.3. La formación continua. 223 5.3.2.4. Caracterización de los cursos realizados. 227 5.3.2.5. Barreras de la formación 229 5.3.2.6. Opinión e impacto de la formación continua pública y privada. 230 5.3.2.7. Conclusiones: Formación pública vs. Formación privada 245 5.3.3. Datos de encuestas anteriores (INAEM 2008) 247 5.2.3.1. Formación continua 248 5.2.3.2. Opinión sobre la formación continua 251 5.4.- Grupo de discusión 257 5.4.1. Introducción: Inicio del grupo de discusión y guía de la reunión 257 5.4.2. Informe final de la primera reunión 260 5.3.2.1 Barreras y estímulos en el acceso a la formación 260 5.3.2.2. Organización de los cursos, contenidos y capacitación docente 266 5.3.2.3. Adecuación y expectativas 269 5.3.2.4. Grado de satisfacción 272
  • 11. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 10 5.4.3. Debate abierto vía email 272 5.4.4. Informe final de la segunda reunión 276 5.4.4.1. La homogeneidad del grupo 276 5.4.4.2. Los elementos de evaluación 277 5.4.4.3. El papel de la empresa 279 5.4.4.4. El grado de satisfacción y la calidad de la formación 280 5.4.5 Conclusiones finales. 281 ANEXO 5.1: Encuesta a trabajadores 283 ANEXO 5.2: Guía de la primera reunión del grupo de discusión 287 CAPÍTULO 6: OPINIÓN DE LOS EXPERTOS SOBRE LA FORMACIÓN CONTINUA EN ARAGÓN 289 6.1. Introducción 289 6.2. Descripción del guión las entrevistas 290 6.3. Resumen de las opiniones individuales 292 6.3.1 Entrevista 1: Representante de Organización Empresarial 292 6.3.2 Entrevista 2: Representante de Empresa Privada 298 6.3.3 Entrevista 3: Representante de Organización Sindical 304 6.3.4 Entrevista 4: Representante de la Administración Pública 310 6.4. Principales conclusiones de las entrevistas 319 ANEXO 6.1: Guión de la entrevista 325 CAPÍTULO 7: CONCLUSIONES 327 7.1. Introducción 327 7.2. Herramienta de evaluación 329 7.3. Calidad 331 7.4. Eficacia 332 7.5. Eficiencia 336 7.6. Impacto 337 7.6.1. Evaluaciones generales de impacto 337 7.6.2. Evaluaciones de impacto sobre las empresas 338 7.6.3. Evaluaciones de impacto sobre los trabajadores 339 BIBLIOGRAFÍA 343
  • 12. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 11 CAPÍTULO LA FORMACIÓN CONTINUA DIRIGIDA A TRABAJADORES OCUPADOS 1.1.- La formación continua en España desde una perspectiva europea 1.1.1. La formación continua en la Unión Europea El Consejo Europeo celebrado en Lisboa en el año 2000 fijó el objetivo estratégico de convertir a la UE en la economía del conocimiento más competitiva y dinámica del mundo en un plazo máximo de 10 años. De este modo, se estaría en condiciones de generar un crecimiento económico duradero, acompañado de mejoras cuantitativas y cualitativas del empleo y de una mayor cohesión social. Uno de los elementos necesarios para conseguir este objetivo estratégico era incrementar la participación en actividades de formación. Se estableció que, como mínimo, la participación media de la población adulta de 25 a 64 años de la UE en actividades de aprendizaje permanente fuera del 12,5% en el año 2010. Para ello se pretendía: • Incrementar la cooperación entre los distintos agentes sociales. • Establecer medidas públicas de incentivo y apoyo a la provisión de formación continua. • Fomentar el atractivo del aprendizaje entre los adultos. 1
  • 13. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 12 En la Declaración de Copenhague del año 2002 se estableció la necesidad de incrementar, dentro de la Estrategia de Lisboa, la cooperación europea en materia de formación profesional. La idea era reorganizar las políticas nacionales y reconocer la importancia del aprendizaje permanente como elemento flexibilizador y conciliador de las demandas cambiantes del mercado laboral. La formación continua se convierte así en uno de los pilares para el aprendizaje permanente porque se considera que: • Aumenta la empleabilidad de los trabajadores. • Protege frente al desempleo. • Incrementa la productividad, se modernizan las prácticas laborales y se facilita la innovación. • Mejora la satisfacción en el trabajo, así como las posibilidades de promoción y los salarios. Además, hay razones adicionales para impulsar el incremento y la mejora de la formación continua de la empresa en Europa, como son las siguientes: • La competencia económica global. • La respuesta a los cambios tecnológicos. • Los cambios en la organización del trabajo y en las necesidades de las empresas. • El envejecimiento de la población. Durante los años de la recesión se han llevado a cabo en la UE medidas formativas para trabajadores con la idea de prepararles a ellos y a sus empresas para la etapa de recuperación. Pese a la iniciativa, e inevitablemente, la crisis ha influido negativamente en la organización de actividades formativas por parte de las empresas (European Foundation for the Improvement of Living and Working Conditions, 2011). La evolución del proceso iniciado en la Declaración de Copenhague se ha venido revisando en reuniones de carácter bianual, siendo la última la que tuvo lugar en
  • 14. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 13 Brujas en el año 2010. En ella se llegó a la conclusión de que el periodo 2002-2010 había sido uno de los más productivos para la cooperación europea en materia de formación profesional. Además, se consideraban como resultados de este proceso: 1. El incremento del atractivo de la formación profesional. 2. El establecimiento en el año 2008 del Marco Europeo de Cualificaciones para el aprendizaje permanente, basado en los resultados del aprendizaje. Trata de homogeneizar los sistemas de cualificaciones de los distintos países con el fin de fomentar la movilidad y facilitar el acceso al aprendizaje permanente. Aunque el proceso puede valorarse positivamente, el efecto obtenido ha sido limitado (CEDEFOP, 2010)1 . Todo ello pese a que la magnitud de las reformas introducidas ha sido considerable y que la escasez de efectos no puede atribuirse a la crisis económica exclusivamente. Por tanto, parece necesario más tiempo para que los cambios introducidos acaben teniendo efecto en la práctica. Recientemente se ha establecido una nueva “Estrategia para el crecimiento inteligente, sostenible e integrador (Europa 2020)” para fomentar la recuperación económica mediante el incremento de la competitividad, el estímulo del crecimiento económico, la mejora de las perspectivas de empleo y la integración social. Uno de los objetivos de la nueva estrategia es alcanzar una tasa de empleo del 75%. Para ello será necesario abordar el desempleo estructural y el cambio demográfico, con un papel primordial de la formación continua y teniendo en cuenta las restricciones presupuestarias. Al final del periodo de referencia se espera que, al menos, el 15% de los adultos participen en actividades de aprendizaje. El mantenimiento de la actividad en un contexto de envejecimiento poblacional requiere compromiso y disposición por parte de trabajadores y empresas. Mantener la participación en el mercado laboral a una edad avanzada no puede conseguirse sin un buen entendimiento del envejecimiento, el empleo y el aprendizaje, así como las interacciones entre ellos. La formación continua también puede jugar aquí un 1 European Centre for the Development of Vocational Training.
  • 15. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 14 papel importante ya que los adultos deberán actualizar y desarrollar sus conocimientos, habilidades y competencias para satisfacer los retos sociales, demográficos y económicos. Para ello será fundamental detectar las necesidades y fomentar el aprendizaje. Una buena manera de hacerlo es a través del aprovechamiento de sinergias entre las políticas y los programas de investigación, innovación y formación de las empresas, especialmente para aquellos trabajadores con menores niveles de cualificación. A continuación vamos a analizar algunos indicadores relativos a la formación continua en la UE. Comenzaremos con datos extraídos de la tercera Continuing Vocational Training Survey (CVTS)2 del año 2005, recopilados en el Cuadro 1.1. Pese a estar algo obsoletos, son los únicos disponibles con referencia exclusiva a la formación continua. Concretamente, están basados en una encuesta realizada a las empresas con, al menos, 5 trabajadores que no pertenecen a los sectores agrario, salud y servicios sociales, educación y sector público. Como medida de la incidencia de la formación continua se suele considerar el porcentaje de empresas encuestadas que proveen algún tipo de formación a sus trabajadores. Para los 27 países de la UE, este porcentaje se refleja en la segunda columna del Cuadro 1.1. El porcentaje para España (38%) se encuentra por debajo del promedio de la UE (50%), si bien no es de los países con los menores valores, entre los que cabe destacar a Grecia, Bulgaria y Polonia. El mayor porcentaje lo presenta Dinamarca, con un 81%, seguido de Suecia y Francia. Una medida adicional del grado de participación lo da el porcentaje de trabajadores del total de empresas que participan en cursos de formación continua, presentado en la tercera columna del Cuadro 1.1. Con un 33%, el porcentaje de trabajadores en España se sitúa en el promedio de la UE. Nuevamente, junto con Letonia y Lituania, Grecia y Bulgaria se encuentran entre los países con menores porcentajes de participación. Por el contrario, la mayor participación es para la República Checa, 2 Encuesta de Formación Continua.
  • 16. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 15 con un 59%, seguida de Eslovenia, Irlanda y Luxemburgo con alrededor del 50% de trabajadores participando en actividades de formación continua. Cuadro 1.1. La formación continua en la Unión Europea. Empresas que proveen Trabajadores Horas de formación Coste formación formación (%) participantes (%) (por 1000 trabajadas) (% costes laborales) Unión Europea (UE27) 49 33 5 1,6 Alemania 54 30 4 1,3 Austria 67 33 4 1,4 Bélgica 48 40 3 1,6 Bulgaria 21 15 8 1,1 Chipre 47 30 2 1,3 República Checa 63 59 9 1,9 Dinamarca 81 35 6 2,7 España 38 33 8 1,2 Estonia 56 24 11 1,6 Finlandia 70 39 10 1,5 Francia 71 46 5 2,3 Grecia 19 14 5 0,6 Holanda 70 34 5 2,0 Hungría 34 16 7 1,9 Irlanda 55 49 2 2,2 Italia 27 29 4 1,2 Letonia 30 15 3 0,8 Lituania 26 15 9 1,2 Luxemburgo 61 49 3 2,0 Malta 31 32 8 1,8 Noruega 55 29 9 1,3 Polonia 24 21 4 1,3 Portugal 32 28 3 1,1 Reino Unido 67 33 6 1,3 Rumanía 28 17 8 1,1 Suecia 72 46 3 2,1 Eslovaquia 38 38 6 1,8 Eslovenia 62 50 7 2,0 Fuente: Continuing Vocational Training Survey, 2005. Una aproximación a la intensidad de la formación continua es el número de horas en cursos de formación por cada 1000 horas trabajadas. Este ratio se presenta en la cuarta columna del Cuadro 1.1. La intensidad de la formación continua en España se sitúa por encima del nivel medio de la UE, con 8 horas de formación por cada 1000
  • 17. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 16 horas trabajadas frente a 5. Grecia y Letonia siguen siendo los países que presentan el peor dato en horas de formación sobre el total de horas trabajadas (2 por cada 1000). En el otro extremo se encuentran Irlanda y Suecia, con 11 y 10 horas por cada 1000 trabajadas, respectivamente. Como medida del gasto total en formación continua, en la quinta columna se recoge el coste total de los cursos de formación continua como porcentaje de los costes laborales de las empresas. El coste de la formación continua en España como porcentaje de los costes laborales (1,2%) queda ligeramente por debajo de la media de la UE (1,6%). El país que más gasta en formación continua en términos relativos es Dinamarca (2,7%), seguido de Francia (2,3%) e Irlanda (2,2%). Grecia también está a la cola de la UE en lo que a este indicador respecta, con un porcentaje del 0,6%. Aunque no directamente recopilados para el análisis de la formación continua, y en relación al total de la economía, puede encontrarse información más actual en la Labour Force Survey (LFS) disponible en Eurostat. Además, el carácter anual de estos datos permite analizar la evolución de los indicadores a lo largo del tiempo. Resumen de la posición de España en la CVTS 2005 España muestra indicadores por debajo de la media de la UE en: • Empresas que proveen formación (38% frente a 50% de media y 81% de máximo en Dinamarca). • Porcentaje de gasto en formación sobre coste laboral total (1,2% frente a 1,6% de media y 2,7% máximo en Dinamarca). España está igual o mejor que la media de la UE en: • Porcentaje de trabajadores del total de empresas con formación (33% frente a 33% de media y 59% máximo en la República Checa). • Horas de formación por cada 1000 trabajadores (8 frente a 5 de media y 11 máximo en Irlanda).
  • 18. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 17 Una idea del grado de participación en actividades de formación continua puede obtenerse del porcentaje de personas empleadas que participaron en actividades formativas. Esta información se presenta en la Figura 1.1. La primera conclusión que se extrae es que este porcentaje se ha mantenido estable entre los años 2005 y 2010 para la mayoría de los países. En términos absolutos, el mayor incremento lo han experimentado Suecia, Estonia y Dinamarca, siendo el Reino Unido el país en el que ha tenido lugar el mayor retroceso. Dinamarca, Finlandia y Suecia son los países en los que un mayor número de empleados participan en actividades formativas en el año 2010, mientras aquellos en los que el porcentaje es menor son Rumanía y Bulgaria. Figura 1.1. Porcentaje de trabajadores participantes en actividades de formación. Fuente: Labour Force Survey, Eurostat. Además, se observa que España se sitúa en el promedio de la UE en el año 2005 con un porcentaje del 10,7%. En la medida en que este indicador ha permanecido prácticamente inalterado y que el promedio para la UE se redujo en el año 2010 hasta el 9,8%, puede afirmarse que el porcentaje de personas empleadas involucradas en actividades formativas es superior al nivel medio de la UE al final del periodo considerado.
  • 19. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 18 En relación con los objetivos establecidos en la Estrategia de Lisboa, en la Figura 1.2 se representa el porcentaje de personas encuestadas entre 25 y 64 años de edad que habían participado en actividades formativas en las cuatro semanas anteriores. Este indicador puede considerarse como una medida de la participación en actividades de aprendizaje permanente. Aunque parece que la estabilidad en el tiempo es algo menor, puede apreciarse que los resultados son muy similares a los de la Figura 1.1. En el año 2010 el porcentaje de personas adultas participantes en actividades de aprendizaje permanente en la UE era el 9,1%, porcentaje menor al observado el año 2005 (9,8%) y, lo que es más importante, al objetivo del 10% establecido en la Estrategia de Lisboa. España se ha mantenido por encima del promedio de la UE pasando del 10,5% de personas adultas participantes en el año 2005 al 10,8% en 2010. Figura 1.2. Porcentaje de personas entre 25 y 64 que participaron en actividades formativas en las 4 semanas anteriores a ser consultadas. Fuente: Labour Force Survey, Eurostat.
  • 20. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 19 Para terminar con la comparación de la situación de la formación continua en España respecto a los países de su entorno europeo, se presenta a continuación información contenida en la European Working Conditions Survey (EWCS) del año 2010. La Figura 1.3 representa el porcentaje de trabajadores que recibió formación en el empleo a lo largo del año anterior a haber sido consultado. Se observa que, junto con algunos países bálticos, los países nórdicos son aquellos en los que se ofrece más formación en el empleo dentro de la UE. España siempre ha estado por debajo de la media europea que, en el año 2010, se situaba en el 32,2%. Sin embargo, el progreso realizado en el periodo analizado ha sido muy importante. Mientras que, junto con Rumanía, Italia y Portugal, estaba a la cola de los países de la UE en el año 2005 con un 11,3% de trabajadores recibiendo formación en el trabajo, el porcentaje del 24,1% alcanzado en 2010 se ha acercado al nivel de países como Francia. Resumen posición España en la LFS Proporción de trabajadores participantes en actividades de formación: • 2005 ⇒ 10,7%, igual que la media de la UE. • 2010 ⇒ 10,6% frente a 9,8% en la media de la UE. Máximo Dinamarca 34%. Proporción de personas entre 16 y 64 años que han participado en formación en las 4 semanas anteriores: • 2005 ⇒ 10,5% frente a 9,8% de media. Máximo 27,5% Dinamarca • 2010 ⇒ 10,8% frente a 9,1% de media. Máximo 34% Dinamarca
  • 21. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 20 Figura 1.3. Porcentaje de trabajadores que recibieron formación en el empleo a lo largo del último año. Fuente: European Working Conditions Survey, 2010. Figura 1.4. Porcentaje de trabajadores que recibieron formación por cuenta del empleador a lo largo del último año. Fuente: European Working Conditions Survey, 2010.
  • 22. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 21 En la Figura 1.4 se refleja el porcentaje de trabajadores que recibieron formación por cuenta del empleador, incluyendo a los autónomos. Finlandia (51,2%), Holanda (48,8%) y Suecia (48,6%) son aquellos países en los que este porcentaje era mayor en el año 2010. Merece la pena señalar que se aprecian avances en este indicador en la mayor parte de los países, pasando la media europea de un 26,1% en el año 2005 a un 33,7% en 2010. En particular, en España el porcentaje de trabajadores que ha recibido formación financiada por parte del empleador ha experimentado un gran avance en los cinco años considerados pasando de un 18,8% a un 31%. Figura 1.5. Porcentaje de trabajadores que pagaron su propia formación a lo largo del último año. Fuente: European Working Conditions Survey, 2010. En la Figura 1.5 se representan los porcentajes de trabajadores que costearon su propia formación a lo largo del último año. En ella se observa que la tendencia ha sido creciente a lo largo del periodo de referencia. Además, queda patente que España siempre ha estado por encima de la media europea. De hecho, en el año 2010 el porcentaje, tras haber pasado de un 9,8% en 2005 a un 15,6%, se sitúa muy por encima del promedio de la UE (8,7%). Parece, por tanto, que en España la
  • 23. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 22 responsabilidad de esta adaptación continua al entorno productivo recae sobre el trabajador en mayor medida que en el resto de los países, donde las empresas toman parte más activa en la capacitación de sus trabajadores. En resumen, podemos decir que España ha mejorado su participación en formación continua entre 2005 y 2010, que está por debajo de la media de la UE en empresas y gasto pero por encima en trabajadores y horas de formación en las empresas con formación. Si se considera el total de trabajadores todavía está por debajo de la media y muy lejos de los países líderes en formación. Por último, es el país de la UE con el mayor porcentaje de trabajadores que pagan su propia formación. Resumen de la posición de España en la EWCS 2005-2010 Porcentaje de trabajadores que recibieron formación en el empleo en el último año: • 2005 ⇒ 11,3% frente a 27% de media y 58% máximo en Finlandia. • 2010 ⇒ 24,1% frente a 32% de media y 58,5% máximo en Finlandia. Porcentaje de trabajadores con formación por cuenta del empleador, incluyendo a los autónomos, en el último año: • 2005 ⇒ 18,5% frente a 26,1% de media y 51,2% máximo en Finlandia. • 2010 ⇒ 31% frente a 33,7% de media y 51% máximo en Finlandia. Porcentaje de trabajadores que pagaron su propia formación en el último año: • 2005 ⇒ 9,8% frente a 6% de media y 14% máximo en Malta. • 2010 ⇒ 15,6% frente a 8,7%. Es el máximo de la UE.
  • 24. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 23 1.1.2. El sistema de Formación Profesional para el empleo en España El sistema actual de Formación Profesional para el empleo de nuestro país comenzó a fraguarse con la Ley Orgánica 5/2000 (9 de junio) de las Cualificaciones y de la Formación Profesional mediante la que se estableció un Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales e integró la oferta de Formación Profesional existente hasta el momento. Adoptando un enfoque encaminado hacia el aprendizaje permanente, se trató de propiciar el reconocimiento y la acreditación de las competencias profesionales, adquiridas tanto a través de la formación como de la experiencia laboral. Además, en línea con la aportación de este trabajo, se introdujo la evaluación y la mejora de la calidad como acción propia del Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional. La Estrategia Europea de Empleo de los años 2003 a 2006 se tradujo en el Plan Nacional de Acción para el Empleo (2004). Concretamente, lo que a formación continua respecta se estableció en su cuarta directriz relativa al fomento del capital humano y la educación permanente. Con ella se pretendía: i. Poner en práctica estrategias de aprendizaje permanente, dirigidas especialmente a personas poco cualificadas. ii. Incrementar el porcentaje de jóvenes en Educación Secundaria, hasta conseguir que el 85% de los mayores de 22 años la hubieran completado. iii. Priorizar la participación en actividades formativas de trabajadores con dificultades de incorporación al mercado de trabajo, especialmente los no cualificados. iv. Fomentar la tele-formación, tratando de que llegue a los colectivos más desfavorecidos. Como continuación de lo establecido en la Ley Orgánica 5/2000, y en base al acuerdo del 7 de febrero de 2006 entre el gobierno y las organizaciones empresariales y sindicales más representativas, el Real Decreto 395/2007 (23 de marzo) regula el Subsistema de Formación Profesional para el Empleo. Éste lo
  • 25. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 24 componen el conjunto de instrumentos y acciones que tienen por objeto impulsar y extender, entre las empresas y los trabajadores ocupados y desempleados, una formación que responda a sus necesidades y contribuya al desarrollo de una economía basada en el conocimiento. Con este Real Decreto se integraron la formación continua y la ocupacional. Entre las finalidades del Subsistema de Formación Profesional para el empleo se encuentran: i. Favorecer la formación a lo largo de la vida de los trabajadores desempleados y ocupados, mejorando su capacitación profesional y su desarrollo personal. ii. Proporcionar a los trabajadores las prácticas y los conocimientos de las competencias profesionales requeridas en el mercado de trabajo y en las empresas. iii. Contribuir a la mejora de la productividad y de la competitividad de las empresas. iv. Mejorar la empleabilidad de los trabajadores, especialmente la de aquellos que tienen mayores dificultades para el mantenimiento del empleo o para la inserción laboral. v. Promover que las competencias profesionales adquiridas por los trabajadores a través de la formación y la experiencia sean objeto de acreditación. Las iniciativas de formación incluidas en el Subsistema de Formación Profesional para el Empleo son: 1. Formación de demanda, que trata de responder a las necesidades específicas de formación planteadas por las empresas y los trabajadores. Se suele llevar a cabo a través de actividades formativas programadas por las empresas o de permisos individuales de formación y se financian con bonificaciones en las cotizaciones.
  • 26. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 25 2. Formación de oferta, cuya finalidad es facilitar el acceso al empleo, así como capacitar a los trabajadores para un desempeño cualificado de las profesiones. Se trata de una formación ajustada a las necesidades del mercado laboral que se materializa a través de subvenciones y consiste en: a. Planes de formación para desempleados, con el objetivo de su inserción/reinserción en los empleos requeridos por el sector productivo. b. Planes de formación para empleados, que pueden tener un carácter tanto sectorial como intersectorial. En este último caso se pretende que los trabajadores adquieran competencias transversales a varios sectores o de un sector específico para reciclar o re-cualificar trabajadores de otros sectores. 3. Formación en alternancia con el empleo, en la que se compatibiliza la formación con la práctica profesional. Se lleva a cabo a través de contratos de formación y programas públicos de empleo-formación. 4. Acciones de apoyo y acompañamiento a la formación, que desarrollan los instrumentos, las metodologías y herramientas que contribuyen a la mejora de la planificación, organización, desarrollo, impartición y evaluación de una formación profesional para el empleo de calidad. Las acciones formativas dirigidas a los trabajadores ocupados son gestionadas por la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo que, según el Real Decreto 395/2007 y sin perjuicio de las que les correspondan a las comunidades autónomas en materia de formación profesional para el empleo, tiene como funciones: i. Asistir técnicamente y colaborar con el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE) en sus actividades de gestión de las iniciativas de formación. ii. Apoyar al SPEE en el diseño e implantación de medios telemáticos para que empresas y entidades organizadoras realicen las comunicaciones de inicio y finalización de la formación. iii. Elaborar propuestas de resoluciones normativas relativas al Subsistema de Formación Profesional para el Empleo.
  • 27. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 26 iv. Contribuir al impulso y difusión de la formación profesional para el empleo entre las empresas y los trabajadores. v. Prestar apoyo técnico a las administraciones públicas y a las organizaciones empresariales y sindicales presentes en la Comisión Estatal de Formación y en el Patronato de la Fundación y las Comisiones Paritarias estatales. vi. Asistir y asesorar a las pymes para facilitar su acceso a la formación profesional para el empleo. vii. Colaborar con el Instituto Nacional de Empleo (INEM) en la mejora de la calidad de la formación profesional para el empleo, la elaboración de estadísticas sobre formación y en la creación y mantenimiento del Registro Estatal de Centros de Formación. viii. Participar en foros nacionales e internacionales relacionados con la formación profesional para el empleo. A continuación se presenta una breve selección de la información pública facilitada por la Fundación Tripartita sobre participación, cobertura y financiación de la formación continua para trabajadores ocupados a nivel estatal. En primer lugar, la Figura 1.6 refleja la evolución del número total de participantes. Puede apreciarse que, en términos agregados, el número de participantes ha experimentado un importante incremento, pasando de un total de 1.583.213 empleados en el año 2005 a 3.541.069 en 2010. Este cambio implica una tasa de crecimiento cercana al 125%. Se observa que el incremento se debe fundamentalmente a las iniciativas de demanda que, habiendo experimentado un crecimiento del 185% respecto al año 2005, contaban con 2.771.069 participantes en 2010. Además, merece la pena señalar que las iniciativas de oferta han visto reducido su porcentaje sobre el total pasando de un 39% en el año 2005 a un 22% en 2010.
  • 28. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 27 Figura 1.6. Participantes en iniciativas estatales de formación continua. Fuente: Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo. Del informe de resultados correspondiente al año 2010 también pueden extraerse otros datos relevantes, como que aproximadamente el 57% de los cursos tengan carácter presencial. Los cursos a distancia representan casi el 18% del total y se observa un incremento muy importante de la tele-formación que, en dicho año, alcanzaba el 11,6% de las iniciativas formativas estatales. Esta evolución, tal y como se ha señalado anteriormente, es un claro reflejo de la influencia ejercida por la Estrategia Europea para el Empleo. Mientras que el número de horas medias por participante en las iniciativas de demanda en el año 2010 era de 27 horas, el correspondiente a las iniciativas de oferta era de 68. También merece la pena señalar que la participación de los trabajadores mayores de 36 años ha experimentado un incremento importante y que los contenidos con un mayor número de participantes eran la prevención de riesgos laborales, la gestión de recursos humanos y la informática/ofimática.
  • 29. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 28 Respecto a la formación de demanda3 , puede afirmarse que el número de empresas formadoras ha experimentado un crecimiento muy importante en el periodo 2005- 2010. Concretamente, se ha pasado de un total de 63.449 en el año 2005 a 380.548 en 2010. La Figura 1.7 presenta la evolución a lo largo de estos años de la tasa de cobertura (porcentaje de empresas formadoras respecto al total de empresas inscritas en la Tesorería General de la Seguridad Social), que evidencia ese fuerte crecimiento. Figura 1.7. Tasa de cobertura de empresas formadoras (% total inscritas en la Tesorería General de la Seguridad Social) Fuente: Fundación Tripartita para la formación en el empleo. Se observa en la Figura 1.7 el crecimiento de la tasa de cobertura desde el 4,3% de empresas que formaban a sus trabajadores en el año 2005 hasta el 24,6% en 2010. Este incremento se ha observado para todos los tamaños de empresa. Así, la tasa de cobertura de las micropymes pasó de un 2,4% en 2005 a un 20,5% en 2010. Esta 3 Los datos disponibles para la formación de oferta son mucho más limitados y sólo abarcan hasta el año 2008. Esto es debido, por un lado, al carácter bianual de las convocatorias y, por otro, a que la información para los años 2009-2010 se encuentra en fase de elaboración.
  • 30. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 29 tasa era de un 15,7% para las pymes en 2005 y pasó a ser de un 52,8% en 2010. Puede apreciarse, por tanto, que existe una relación directa entre el tamaño de las empresas y la participación en formación continua. Tan es así que la tasa de cobertura de las grandes empresas a lo largo del mismo periodo se incrementó del 68,3% al 89,7%. En la formación de demanda existe evidencia de multiparticipación, ya que el número de participantes es mayor que el número de trabajadores formados. La evolución de ambas variables se presenta en la Figura 1.8, de donde se deduce que la multiparticipación se ha mantenido relativamente estable a lo largo de los años debido a que el número de trabajadores y el de participantes han aumentado un 180 y un 187%, respectivamente, permaneciendo el ratio entre participantes y trabajadores formados alrededor de 1,3. Figura 1.8. Formación de demanda. Número de participantes y trabajadores formados. Fuente: Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo. La Figura 1.9 refleja los datos del presupuesto destinado a la formación continua de trabajadores ocupados facilitados por la Fundación Tripartita (2010). La partida
  • 31. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 30 presupuestaria dedicada a este fin, en términos nominales, ha ido incrementando de forma paulatina en el tiempo hasta alcanzar los 1.545 millones de euros en el año 2010. Los fondos dirigidos a la formación continua de ocupados se agrupan en cuatro categorías: bonificaciones a empresas, subvenciones de convocatorias estatales, subvenciones de convocatorias autonómicas e Instituto Nacional de la Administración Pública (INAP). La distribución de los fondos según esta clasificación para los años 2005 a 2010 se muestra en la Figura 1.10. Figura 1.9. Presupuesto destinado a la formación de empleados (en millones de euros) Fuente: Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo. La categoría a la que se han destinado un mayor volumen de fondos es la correspondiente a las bonificaciones a las empresas, ascendiendo en el año 2010 a 507,8 millones de euros. Los fondos para las subvenciones estatales y autonómicas se han mantenido prácticamente congelados, alrededor de los 400 millones de euros en el periodo 2008-2010. Finalmente, se observa que los fondos destinados al INAP han ido incrementando progresivamente hasta alcanzar los 138,9 millones de euros en 2010.
  • 32. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 31 Figura 1.10. Distribución de los fondos destinados a la formación de empleados (en millones de euros) Fuente: Fundación Tripartita para la formación en el empleo.
  • 33. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 32 La Ley Orgánica 5/2000 (9 de junio) de las Cualificaciones y de la Formación Profesional y el Real Decreto 395/2007 (23 de marzo) que regula el Subsistema de Formación Profesional para el Empleo han permitido que entre 2005 y 2010 se haya producido un gran avance en la formación continua. • Número de participantes De 1.583.213 en 2005 se pasa a 3.541.069 en 2010. Tasa de crecimiento cercana al 125%. El incremento se debe sobre todo a las iniciativas de demanda, que crecen un 185%, alcanzando 2.771.069 participantes en 2010. Las iniciativas de oferta han reducido su participación desde el 39% en 2005 al 22% en 2010. • Empresas formadoras (formación de demanda) Se ha pasado de 63.449 en 2005 a 380.548 en 2010. El porcentaje de empresas formadoras respecto al total de las inscritas en la Tesorería General de la Seguridad Social pasa desde el 4,3% en 2005 hasta el 24,6% en 2010. El incremento se observa en todos los tamaños de empresa: micropymes del 2,4% en 2005 al 20,5% en 2010, pymes desde el 15,7% al 52,8% y grandes empresas del 68,3% al 89,7%. • Presupuesto destinado a formación continua de trabajadores ocupados (Fundación Tripartita, 2010). Ha ido incrementando de forma paulatina desde los 1.227 millones de euros en 2005 hasta los 1.545 millones de euros en el año 2010. Sobre todo se ha ido acercando mucho el gasto realizado al presupuestado. La categoría con mayor volumen de fondos es la correspondiente a bonificaciones, que prácticamente se dobla desde 2005, ascendiendo en 2010 a 507,8 millones de euros. Las subvenciones estatales y autonómicas se han mantenido prácticamente congeladas alrededor de los 400 millones de euros en el periodo 2008-2010.
  • 34. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 33 1.2.- Evaluación de la formación continua Como política activa del mercado de trabajo a la que se destinan recursos públicos, la formación continua debe ser sometida a evaluación. Por un lado, por la necesidad de reforzar su justificación y, por otro, por un ejercicio de transparencia propio de una sociedad democrática. Además, la evaluación contribuye a mejorar el diseño de las políticas del futuro tras la comparación entre resultados obtenidos y objetivos perseguidos. La Ley Orgánica 5/2002 introduce la evaluación y mejora de la calidad como una acción propia del Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional que puede proporcionar información para su adecuado funcionamiento. El fin último es garantizar la eficacia y la adecuación permanente a las necesidades de los trabajadores y las empresas individuales, así como del conjunto del sistema productivo. El Real Decreto 395/2007 establece que, en el marco del Sistema Nacional de Empleo, el SPEE y los órganos competentes de las comunidades autónomas son los encargados de evaluar el impacto de la formación realizada sobre: i. Acceso y mantenimiento del empleo. ii. Mejora de la competitividad de las empresas. iii. Eficacia del sistema, en lo que a la difusión y adecuación a las necesidades del mercado laboral respecta. iv. Eficiencia del sistema, en relación a los recursos y medios empleados. Concretamente, para la formación de demanda es necesario evaluar sus efectos sobre el mantenimiento del empleo, la mejora de la competitividad de las empresas, la eficacia y adecuación de las acciones formativas a las necesidades de las empresas y la eficiencia de los recursos económicos y medios empleados. Junto a lo anterior, para la formación de oferta resulta de interés conocer su efecto no sólo en
  • 35. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 34 el mantenimiento, sino también en el acceso al empleo y la mejora de la empleabilidad. Por último, hay que añadir que la evaluación de la Formación Profesional para el Empleo se encuentra dentro de las acciones de apoyo y acompañamiento como una de las cuatro iniciativas del Subsistema. A continuación se revisan estudios existentes sobre el impacto que tiene la formación continua tanto realizados en el ámbito institucional como en el académico. 1.2.1. Análisis institucionales Los estudios institucionales recientes que evalúan la formación continua a nivel europeo han sido realizados por el CEDEFOP (Centro Europeo para el desarrollo de la formación profesional, perteneciente a la UE). En su evaluación e interpretación de los resultados de la tercera versión de la CVTS (CEDEFOP, 2010), este organismo parte de que la formación para los adultos influye positivamente en la productividad, la rentabilidad, la cuota de mercado, el valor de mercado y la competitividad de las empresas. En CEDEFOP (2011a) se presentan los resultados de investigaciones realizadas entre los años 2005 y 2009 sobre los beneficios de la formación profesional en su conjunto en 21 países europeos. Para ello, se tienen en cuenta las dimensiones económica y social y se consideran tres niveles, sin obviar en ningún momento las posibles interrelaciones que puedan existir entre ellos. El resumen de las dimensiones y niveles de influencia de la formación profesional se incluye en el Cuadro 1.2. En la dimensión económica se considera que los beneficios de la formación profesional son bastante amplios para la UE. Por un lado, a nivel macroeconómico fomenta el crecimiento económico y mejora el funcionamiento del mercado de trabajo. A nivel microeconómico, se obtiene evidencia de que mejora la productividad, la innovación y la cultura organizacional de las empresas. Sobre los
  • 36. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 35 trabajadores individuales se encuentran beneficios positivos en los salarios, el empleo y la movilidad. Cuadro 1.2. Dimensiones y niveles de influencia de la formación profesional. Nivel Ámbito Económico Social Macro Crecimiento Reducción criminalidad Mercado de trabajo Cohesión social Salud Relaciones intergeneracionales Micro / Empresas Resultados Integración Innovación Productividad Micro / Trabajadores Oportunidades de empleo Satisfacción Ganancias Motivación Status profesional Promoción Fuente: CEDEFOP (2011a) Desde el punto de vista social se aprecia una influencia positiva sobre los menores, en la medida que se previenen conductas nocivas para la salud como adicciones al tabaco y otras drogas y una disminución en la actividad delictiva. Además, la formación favorece la integración de grupos en situación de exclusión social y se obtienen beneficios individuales a nivel psicológico como pueden ser una mayor autoestima, valoración y confianza. Por último, también se observan beneficios para los minusválidos y un incremento en la calidad del tiempo de ocio. Más en línea con lo que se pretende hacer en este estudio, al adoptar la perspectiva de las teorías del capital humano, en CEDEFOP (2011b) se encuentra un efecto positivo de la formación continua en los salarios y el mantenimiento del empleo a partir del análisis de micro-datos. Concretamente, se obtiene evidencia de que un año adicional de formación continua incrementa los salarios un 10% en el caso de los hombres y un 7% en el de las mujeres, en términos medios. Pese a que no se muestran los resultados, en este estudio se afirma que los efectos son mayores en los países del sur de Europa. También se encuentran efectos importantes sobre el empleo en el sentido de que participar en formación continua incrementa la probabilidad de estar empleado al cabo de un tiempo un 7% en el caso de los
  • 37. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 36 hombres y un 22% en el de las mujeres. Sin embargo, se admite que puede existir un sesgo de selección al alza, en la medida que exista correlación entre las habilidades y las oportunidades de recibir formación que relativizan los resultados. En CEDEFOP (2011c) se analizan los beneficios sociales agregados en salud, participación ciudadana y satisfacción en el trabajo. Los resultados sugieren que la formación continua guarda relación con una mayor consideración del estado de salud, una menor incidencia de enfermedades crónicas, una mayor participación en voluntariados y una mayor satisfacción en el trabajo, influencias que son más importantes para los trabajadores al comienzo de su vida laboral (26-45 años). Además, la magnitud de los efectos de la formación continua se equipara con la de otros tipos de aprendizajes en la vida adulta. Por último, en CEDEFOP (2011d) no parecen encontrarse efectos agregados significativos en bienestar, desigualdades y marginalización. Este resultado puede estar relacionado con el hecho de que los efectos educativos pueden llegar a aparecer incluso una vez pasados 20 años. Junto a los trabajos anteriores a nivel europeo, en la EWCS puede encontrarse información acerca de la valoración de la formación continua por parte de los trabajadores. En la Figura 1.11 se representan, para cada uno de los países de la UE, los porcentajes de trabajadores que consideran que la formación continua recibida ha mejorado la manera de desempeñar su trabajo. Puede apreciarse que, salvo para el caso de Suecia (79,6%), todos los valores se sitúan por encima del 80%, siendo la media de la UE del 89,7%. Por tanto, parece ser que los trabajadores tienen una buena concepción de la formación recibida en lo que al desempeño de su Según CEDEFOP (2011b), en la UE se concluye que: • Un año de formación continua aumenta los salarios de los hombres un 10% y un 7% el de las mujeres (sin corregir el sesgo de selección). • La participación en formación continua aumenta la probabilidad de estar empleado un 7% en los hombres y un 22% en las mujeres.
  • 38. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 37 actividad se refiere. Este hecho es especialmente importante en España donde el porcentaje alcanza el 95%. Figura 1.11. Porcentaje de trabajadores que consideran que la formación recibida ha mejorado la manera de desempeñar su trabajo. Fuente: European Working Conditions Survey, 2010. La Figura 1.12 muestra el porcentaje de trabajadores que consideran que la formación recibida ha mejorado sus perspectivas de empleo. En este caso, los valores son algo inferiores a los de la Figura 1.11, a la vez que algo más heterogéneos, siendo el promedio de la UE un 71%. España es uno de los países donde, pese a la situación del mercado laboral, los trabajadores tienen una opinión más favorable del efecto de la formación en las perspectivas laborales, ya que el 82,4% de ellos percibe una mejora.
  • 39. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 38 Figura 1.12. Porcentaje de trabajadores que consideran que la formación recibida mejora sus perspectivas de empleo. 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100% EU27 ALE AUS BEL BUL CHI CHQ DIN ESP EST FIN FRA GRE HOL HUN IRL ITA LET LIT LUX MAL NOR POL POR RU RUM SUE SVK SVN Fuente: European Working Conditions Survey, 2010. Las evaluaciones institucionales del sistema de formación continua en España son realmente escasas. La mayor parte de trabajos existentes describen los procesos de consolidación y desarrollo de la formación continua, la relación de los distintos subsistemas de formación profesional, el análisis de la relación entre la formación continua y la negociación colectiva o la descripción de diversos indicadores. La primera de las pocas evaluaciones llevadas a cabo (Fundación Tripartita, 2003) se refiere a las acciones complementarias y de acompañamiento a la formación Según la EWCS de 2010 un porcentaje del 95% de los participantes españoles en formación continua cree que han mejorado en el desempeño del trabajo y un 82,4% creen que lo han hecho en sus perspectivas de empleo.
  • 40. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 39 ejecutadas entre los años 1995 y 1999 y financiadas por el FORCEM4 . Partiendo de que la información recopilada por esta institución era de baja calidad y poco apropiada para la evaluación, ésta se llevó a cabo a partir de las opiniones de integrantes del sistema de formación continua y de participantes, tratando sobre objetivos, organización, financiación, difusión, gestión y eficiencia. Entre sus conclusiones cabe destacar que la transferencia de la responsabilidad de la formación hacia las empresas tuvo influencia positiva en su diseño y su calidad. Además, se destaca el papel jugado por la financiación del FORCEM para llevar a cabo la formación y el predominio de la formación de oferta. La opinión de los agentes participantes sugiere que las acciones complementarias supusieron un importante avance, pese a que su impacto sobre el conjunto del sistema de formación continua no fuera tan grande como hubiera sido deseable. Entre los aspectos negativos se señalan la escasa difusión y el reducido nivel de transferencia y aplicabilidad de los resultados. Entre los efectos positivos derivados de las acciones complementarias se apunta una mejora de la relación entre los agentes sociales, que influye positivamente en la negociación laboral. Finalmente, insiste en la necesidad de evaluar de manera rigurosa los resultados de las acciones. La Fundación Tripartita desarrolla una línea de evaluación ex-post de eficacia, eficiencia e impacto, cuyo fin último es arrojar recomendaciones y propuestas de actuación que permitan mejorar la formación. Sin embargo, existe cierto desfase temporal entre las fechas de ejecución de la formación y de disponibilidad de los resultados de las evaluaciones. En el año 2010 se han publicado5 evaluaciones relativas a los planes de oferta y demanda de los años 2006 a 2008. En la formación de oferta se observa una tendencia decreciente de la cobertura de los contratos-programa, lo que contrasta con la de las iniciativas de oferta autonómicas y las bonificaciones. Los rasgos fundamentales de este tipo de formación continua son los de multiparticipación (inter e intraconvocatoria) y la no 4 Fundación para la Formación Continua, entidad que gestionó la formación continua entre los años 1992 y 2004. A partir de este último año se fusionó con la Fundación Tripartita. 5 http://www.fundaciontripartita.org/index.asp?MP=5&MS=93&MN=2.
  • 41. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 40 presencialidad. Además de su menor efectividad, esta última genera unos mayores costes por participante y sesgos hacia contenidos transversales, a la vez que dificulta la participación de determinados colectivos. Finalmente, la gestión de este tipo de formación se centra más en la complejidad administrativa de su justificación y control que en la pertinencia de los contenidos. Aún así, los niveles de satisfacción de los participantes son elevados. En la formación de demanda se obtiene evidencia de un impacto positivo en la cultura de la organización, el clima de trabajo y el rendimiento de los trabajadores. Nuevamente, los niveles de satisfacción y de aprendizaje percibidos por los participantes son muy elevados. Sin embargo, no puede decirse que este tipo de formación mejore la competitividad de las empresas ni tampoco la empleabilidad de los trabajadores. Actualmente, los objetivos de evaluación de esta línea son analizar: 1. Cobertura y alcance de la formación, considerando aspectos como la fidelización y la multiparticipación. 2. Acceso a la formación de demanda y su difusión. 3. Contenidos, duración, modalidad, planificación, adecuación y especificidad. 4. Ejecución presupuestaria, esfuerzo inversor y costes. 5. Impacto en el mantenimiento del empleo y la promoción de los trabajadores. 6. Impacto de la crisis económica. En las evaluaciones llevadas a cabo por la Fundación Tripartita no hay evidencia de que la formación continua mejore la competitividad de las empresas ni la empleabilidad de los trabajadores, aunque los niveles de satisfacción de los participantes son elevados.
  • 42. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 41 A nivel regional, en particular para la comunidad autónoma aragonesa, también se han realizado estudios sobre la formación continua6 , si bien la mayoría de ellos son de naturaleza descriptiva y no van encaminados a la evaluación. Un primer trabajo analizó la formación continua llevada a cabo entre los años 2001 y 2003, donde se concluía que las áreas temáticas que predominaban eran informática y comunicación, gestión y administración y prevención de riesgos laborales. También se ha estudiado el nivel de participación de los trabajadores inmigrantes, concluyéndose que éste era muy reducido y que tenía lugar en el momento de incorporación al mercado laboral. En un estudio relativo a la formación continua de los autónomos y las empresas de economía social se llega a la conclusión de que los participantes suelen ser menores de 40 años, con una preferencia por los cursos presenciales y relacionados con las nuevas tecnologías, obteniéndose también un elevado grado de satisfacción. Por último, existe una comparación de la formación realizada por las empresas con las de algunos países de la UE. Se encuentra que los objetivos perseguidos por las empresas mediante la formación eran muy similares a los de otros países. Concretamente, se pretende promover el desarrollo personal e incrementar la productividad. Además, se apunta la falta de conexión e intercambio entre los países a la vez que se observa cierto grado de polarización, al ser los jóvenes quienes más se forman. Solo existe un estudio en el que, brevemente, se evalúa la formación para los trabajadores realizada a nivel regional (INAEM, 2007a). En el mismo se analiza el efecto que las acciones formativas llevadas a cabo por este organismo tienen sobre la probabilidad de mantener el empleo, sin obtener evidencia relativa a un diferencial significativo en la permanencia en el empleo. La principal razón para la ausencia de más información al respecto es que las evaluaciones de las políticas activas de mercado de trabajo llevadas a cabo para la comunidad autónoma aragonesa (INAEM, 2007b; 2010) se han centrado en la evaluación de la formación para desempleados y sus efectos sobre la probabilidad de encontrar un empleo o el mantenimiento de aquellos conseguidos una vez terminada la formación. De hecho, 6 http://www.aragon.es/DepartamentosOrganismosPublicos/Organismos/InstitutoAragonesEmpleo/Are asGenericas/ci.02_Publicaciones.detalleDepartamento#section13
  • 43. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 42 se obtiene evidencia de la efectividad de la formación para encontrar un primer empleo, ya que la probabilidad para los formados es un 12% superior que la de los no formados. También se encuentra un efecto positivo de la formación sobre la estabilidad del empleo, incrementando la probabilidad de mantenerlo alrededor de un 15% para los trabajadores formados. 1.2.2. Estudios académicos Son numerosos los estudios realizados en el ámbito académico que analizan el impacto de la formación continua, la mayor parte de ellos referidos a la proporcionada por las empresas. Es una tarea complicada hacer una revisión exhaustiva de estos trabajos en la medida que se refieren a distintos países, tipos de formación, periodos temporales, metodologías aplicadas y, sobre todo, variables analizadas. Resumen de los estudios institucionales europeos y nacionales sobre los efectos de la formación continua: • En los estudios europeos se encuentra evidencia positiva sobre salarios y mantenimiento del empleo, así como sociales (salud, participación ciudadana y satisfacción en el trabajo). • En los nacionales se ha demostrado que la formación de demanda tiene un impacto positivo en la cultura de la organización, el clima de trabajo y el rendimiento de los trabajadores. Sin embargo, no se encuentra un efecto sobre la competitividad de las empresas ni la empleabilidad de los trabajadores. • En general se obtienen elevados grados de satisfacción por parte de los trabajadores. • Por último, no existen estudios regionales del impacto de la formación continua, quedando patente el valor de la contribución que se pretende realizar con el presente trabajo. En Aragón sólo se ha evaluado el efecto de la evaluación sobre los parados.
  • 44. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 43 Pese a ello, y siguiendo la distinción de Ballot et al. (2006), tratamos de obtener las evidencias más claras de entre aquellos trabajos que analizan el impacto sobre las empresas y los que estudian el efecto sobre los trabajadores. Mediante la estimación de ecuaciones de productividad y salarios, con datos de panel para empresas francesas y suecas, estos autores demuestran que los beneficios del gasto en formación (como inversión en un activo intangible) se reparten entre las empresas y los trabajadores, siendo el porcentaje correspondiente a estos últimos de entre el 30 y el 35%. 1.2.2.1. Impacto sobre las empresas Una revisión de la literatura relativa al impacto de la formación continua sobre las empresas y sus resultados puede encontrarse en Tharenou et al. (2007). A partir de un meta-análisis de 67 estudios publicados, siguiendo a Dyer y Reeves (1995), analizan el impacto sobre los recursos humanos, la organización y los resultados financieros, de cuatro tipos de medidas de la formación (ejemplos entre paréntesis): i. Absolutas (número de trabajadores formados). ii. Relativas (proporción de trabajadores formados). iii. Contenidos (tipo de formación recibida). iv. Énfasis (percepción de la formación por parte de la empresa) Sus resultados apuntan a que la formación afecta de forma positiva a los recursos humanos, en una mejora de actitudes, del nivel de satisfacción en el trabajo, de competencias y de habilidades de los trabajadores. También se encuentra un efecto Según Ballot et al. (2006) los beneficios de la formación continua en Francia y Suecia recaen en un 65-70% en las empresas y en un 30-35% en los trabajadores.
  • 45. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 44 positivo, aunque menos significativo, en el clima de la empresa y, por tanto, una menor rotación laboral. Estos autores también obtienen evidencia de una influencia positiva de la formación sobre los resultados organizativos. Concretamente, encuentran que mejora la calidad de los productos, a través de un incremento en el rendimiento de los trabajadores y la calidad de su trabajo. Por último, este trabajo concluye que la formación tiene un efecto menor sobre los resultados financieros, esto es, sobre los beneficios y las tasas de rendimiento. Una dimensión en la que la formación continua afecta a las empresas no analizada en el estudio anterior es la mejora en la flexibilidad a la hora de introducir innovaciones tecnológicas. Entre otros trabajos influyentes que establecen esta relación de forma clara pueden mencionarse los de Bartel and Sicherman (1998), Blundell et al. (1999) y Autor et al. (2003). En un trabajo más reciente (Almeida y Carneiro, 2009) se obtiene evidencia en un panel de datos detallado de empresas manufactureras en Portugal de que un incremento de 10 horas de formación de los trabajadores al año incrementa la productividad un 0,6%. Los rendimientos de la formación se estiman en un 8,6%, nivel comparable a la inversión en capital o la escolarización. También se puede mencionar el estudio de Zeytinoglu y Cooke (2009) quienes a través de un análisis multivariante para empresas canadienses muestran que la capacidad para introducir innovaciones está muy relacionada con la formación continua. En una menor medida, estos autores también encuentran que este tipo de formación está relacionada con la introducción de nuevas tecnologías de la información y comunicación (TICs) y el logro de una mayor competencia en el trabajo. Para el caso español, Aragón et al. (2003)7 analizan los efectos de la formación continua en las empresas, obteniendo resultados mixtos sobre los recursos humanos, los resultados organizativos y los financieros. También para una muestra de 420 empresas españolas con más de 100 trabajadores, y en a base a un cuestionario, Úbeda (2005) demuestra que la formación continua tiene un impacto 7 Trabajo incluido en el meta-análisis de Tharenou et al. (2007).
  • 46. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 45 positivo en los resultados organizativos, fundamentalmente a través de la satisfacción de los trabajadores. Más recientemente, Aragón y Nevers (2010) muestran evidencia, relativa a 374 grandes empresas españolas de los sectores de industria y servicios con más de 150 empleados, acerca de que la formación en las empresas no solo mejora sus resultados y su competitividad, sino también su legitimidad como organización. 1.2.2.2. Impacto sobre los trabajadores Una revisión de la literatura relativa al efecto de la formación continua sobre los salarios de los trabajadores puede encontrarse en el meta-análisis de Haelermans y Borghans (2011). A partir de resultados en 71 trabajos publicados entre 1981 y 2010, estiman que el efecto sobre el salario por curso es del 2,6%. Pese a ello, estos autores concluyen que la calidad de los datos influye en la magnitud de los efectos estimados, a lo que se une la necesidad de controlar por la presencia de sesgo de selección muestral, ya que la participación en la formación no es aleatoria, sino basada en decisiones individuales (véase Bassanini et al., 2007; Leuven y Oosterbeek, 2008). Efectos de la formación continua sobre las empresas: • Mejora los recursos humanos (actitudes, nivel de satisfacción, competencias y habilidades). • Reduce la rotación laboral. • Escaso efecto sobre resultados económicos. • Mejora los resultados organizativos. • Aumenta la flexibilidad para la introducción de innovaciones. • Aumenta la productividad de los trabajadores.
  • 47. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 46 Entre los trabajos considerados en el meta-análisis anterior no se encuentra el de Albert et al. (2010). Estos autores, además de los efectos sobre los salarios, analizan los determinantes de la participación de los trabajadores en la formación continua a partir de los datos del Panel de Hogares Europeo (ECHP8 ) para los años 1995-2001. Considerando cuatro tipos de formación, sus resultados no permiten decir que haya un efecto significativo, desde el punto de vista estadístico, sobre los salarios. Utilizando la misma base de datos, Caparrós et al. (2010) analizan los efectos de la formación continua sobre el crecimiento salarial en nuestro país, según ésta sea financiada por la empresa o por el trabajador. Sus resultados sugieren que, por un lado, los hombres experimentan un incremento salarial algo superior al 1% si reciben formación pagada u organizada por sus empresas. Por otro lado, las mujeres pueden aumentar con mayor rapidez sus salarios si realizan actividades formativas por su cuenta, efecto que va desapareciendo cuanto más tiempo se dedica a este tipo de actividad. Además de los efectos de la formación continua sobre los salarios, y en línea con los estudios institucionales, recientemente también se ha analizado su impacto en otras dimensiones de interés para los trabajadores. Por ejemplo, Blasco et al. (2010) analizan los efectos de la formación en la duración del empleo y del desempleo, así como en las transiciones en el mercado de trabajo. A partir de una muestra representativa de trabajadores en Francia estiman un modelo de transiciones múltiples y demuestran que la participación en formación continua incrementa la probabilidad de dejar el empleo. La interpretación de este resultado por parte de los autores es que refleja que aquellos trabajadores con un contrato temporal participan más en formación que aquellos con un contrato indefinido. Además, en este estudio se obtiene evidencia relativa a que la formación continua incrementa la probabilidad de encontrar un trabajo cuando se está en desempleo. 8 European Community Household Panel.
  • 48. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 47 En línea con el trabajo anterior, Melero (2010) encuentra, a partir de datos del British Household Panel Survey9 , evidencia favorable a que la formación continua incrementa la probabilidad de promoción sólo en el caso de las mujeres. A partir de la misma base de datos, Blanden et al. (2010) encuentran, mediante la aplicación de métodos de estimación para datos de panel, que cualquier tipo de formación a lo largo de la vida (general y formación continua) tiene efectos positivos sobre el estatus social. Mencionar también el trabajo de Bulgard y Gürlitz (2011) quienes, para el panel socio-económico alemán, obtienen que la formación tiene una influencia positiva sobre la satisfacción en el trabajo, sólo estadísticamente significativo en el caso de los hombres. 1.2.2.3. Impacto sobre empresas y trabajadores Para terminar con la revisión de los estudios académicos acerca del impacto de la formación continua, recogemos los resultados de los que analizan los efectos sobre empresas y trabajadores simultáneamente. Dearden et al. (2006) muestran, combinando diversas fuentes de información para el Reino Unido, que un incremento en un 1% en la formación continua incrementa el valor añadido por hora trabajada en un 0,6%, siendo el correspondiente incremento 9 Panel de Hogares Británico. Efectos de la formación continua sobre los trabajadores • Efectos contradictorios sobre los salarios: Algunos estudios estiman un incremento hasta del 2,6% por curso y otros no encuentran efecto. • Ayuda a encontrar trabajos estables en lugar de temporales. • Aumenta la probabilidad de promoción.
  • 49. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 48 en los salarios por hora de alrededor del 0,3%. En un trabajo relativo al conjunto de la Unión Europea, Brunello (2007) concluye que, al usar fuentes de información comparables y definiciones similares de formación, los rendimientos privados varían entre los países, obteniendo que no existe impacto en términos de ingresos para el caso español. En la medida que estos trabajos encuentran que la formación incrementa la productividad, pero no todas estas ganancias se reflejan en incrementos salariales, puede concluirse que la formación resulta especialmente beneficiosa para las empresas. Para un panel de empresas italianas, Colombo y Stanca (2008) concluyen que la formación tiene un efecto positivo, y significativo, sobre la productividad. Concretamente, cuando se incrementa la intensidad formativa en un 1% la productividad lo hace en un 0,07%. En línea con lo apuntado por los trabajos anteriores, también existe un efecto positivo sobre los salarios, pero su magnitud es la mitad que el correspondiente a la productividad. Al distinguir por niveles de cualificación, estos autores encuentran que el incremento en productividad es mayor y significativo sólo en el caso de los trabajadores menos cualificados. Similares resultados obtiene Sepúlveda (2010), en lo que al reparto de ganancias entre empresa y trabajadores de la formación continua respecta, para un panel de empresas manufactureras de los Estados Unidos. Se completa la revisión de los trabajos que analizan el impacto conjunto sobre las empresas y los trabajadores con el reciente estudio de Konings y Vanormelingen (2011). Para un panel con amplias dimensiones temporal y de corte transversal de empresas belgas, encuentran que un incremento de un 1% en el porcentaje de trabajadores formados incrementa la productividad entre un 0,14 y un 0,18%. Sin embargo, el incremento experimentado como repuesta por los salarios de los trabajadores formados es de entre un 0,1 y un 0,12%.
  • 50. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 49 En resumen, los estudios en el ámbito académico han analizado el impacto de la formación continua tanto sobre las empresas como sobre los trabajadores. Respecto a las primeras, se consideran diversos aspectos relativos a recursos humanos, resultados organizativos y resultados financieros. Aún así, puede decirse que la principal influencia que se espera es a través de la mejora en la capacidad para introducir innovaciones y, por tanto, un incremento en la productividad. Respecto a los trabajadores, se suelen analizar los efectos de la formación sobre los salarios, aunque también se consideran las transiciones laborales, las posibilidades de promoción, la empleabilidad o el estatus social. Son muy diversos los resultados obtenidos debido a la multitud de países analizados, tipos de formación considerados, bases de datos utilizadas y métodos de estimación aplicados. Sin embargo, aquellos trabajos que simultáneamente consideran el impacto de la formación sobre las empresas, en términos de productividad, y los trabajadores, en términos de salarios, encuentran evidencia relativa a que la influencia positiva que reciben las empresas es de una mayor magnitud que la que obtienen los trabajadores. Efectos mixtos de la formación continua sobre empresas y trabajadores: • En Reino Unido un 1% de incremento en formación incrementa la productividad 0,6% y el salario 0,3%. • En España no hay evidencia de efecto sobre salarios. • En general, mejora la productividad de los trabajadores. • En Bélgica un 1% de incremento en formación mejora la productividad 0,14-0,18% y el salario 0,1-0,12%. • Parece clara la evidencia de efecto positivo sobre la productividad y que el efecto sobre el salario puede superar la mitad que el efecto sobre la productividad. • La influencia positiva que reciben las empresas es de una mayor magnitud que la que obtienen los trabajadores.
  • 51. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 50 RESUMEN DEL CAPÍTULO 1 Posición de España en la CVTS 2005 España muestra indicadores por debajo de la media de la UE en empresas que proveen formación y en el porcentaje de gasto en formación sobre coste laboral total, pero son iguales o mejores que la media de la UE en porcentaje de trabajadores del total de empresas con formación y horas de formación por cada 1000 horas trabajadas. Posición de España en la LFS 2005-2010 La proporción de trabajadores (ocupados y desocupados) participantes en actividades de formación supera a la media de la UE y también la proporción de personas entre 16 y 64 años que han participado en formación en las 4 semanas anteriores. Posición de España en la EWCS 2005-2010 El porcentaje de trabajadores que recibieron formación en el último año, en general o por cuenta del empleador, es menor que la media de la UE. El porcentaje de los que paga su propia formación es notablemente mayor que la media de la UE.
  • 52. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 51 RESUMEN DEL CAPÍTULO 1 (continuación) Número de participantes en formación continua De 1.583.213 en 2005 se pasa a 3.541.069 en 2010. Tasa de crecimiento cercana al 125%. El incremento se debe sobre todo a las iniciativas de demanda, que crecen un 185%. Las iniciativas de oferta han reducido su participación desde el 39% en 2005 al 22% en 2010. Empresas formadoras (formación de demanda) Se ha pasado de 63.449 en 2005 a 380.548 en 2010. El porcentaje de empresas formadoras respecto al total de inscritas en la Tesorería General de la Seguridad Social pasa del 4,3% en 2005 hasta el 24,6% en 2010. El incremento se observa en todos los tamaños de empresa. Presupuesto destinado a formación continua de trabajadores ocupados Ha ido incrementando de forma paulatina desde los 1.227 millones de euros en 2005 hasta los 1.545 millones de euros en el año 2010. Sobre todo se ha ido acercando mucho el gasto realizado al presupuestado. La categoría con mayor volumen de fondos es la correspondiente a bonificaciones.
  • 53. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 52 RESUMEN DEL CAPÍTULO 1 (continuación) EVALUACIÓN Según CEDEFOP (2011b), en la UE se concluye que un año de formación continua aumenta los salarios de los hombres un 10% y un 7% el de las mujeres. Pero no se corrige por el sesgo de selección, por lo que el efecto es poco riguroso. Por otra parte, la participación en formación continua aumenta la probabilidad de estar empleado un 7% en los hombres y un 22% en las mujeres. Según la EWCS un porcentaje superior al 80% de los participantes en formación continua creen que han mejorado en el desempeño del trabajo y en sus perspectivas de empleo. En las evaluaciones llevadas a cabo por la Fundación Tripartita no hay evidencia de que la formación continua mejore la competitividad de las empresas ni la empleabilidad de los trabajadores. Estudios institucionales europeos y nacionales sobre los efectos de la formación continua • En los estudios europeos se encuentra evidencia positiva sobre salarios y mantenimiento del empleo, así como sociales (salud, participación ciudadana y satisfacción en el trabajo). • En los nacionales se ha demostrado que la formación de demanda tiene un impacto positivo en la cultura de la organización, el clima de trabajo y el rendimiento de los trabajadores. Sin embargo, no se encuentra un efecto sobre la competitividad de las empresas ni la empleabilidad de los trabajadores.
  • 54. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 53 RESUMEN DEL CAPÍTULO 1 (continuación) • En general se obtienen elevados grados de satisfacción por parte de los trabajadores. Estudios académicos sobre los efectos de la formación continua • Según Ballot et al. (2006) los beneficios de la formación continua recaen en un 65-70% en las empresas y en un 30-35% en los trabajadores. EFECTOS SOBRE TRABAJADORES Y EMPRESAS Efectos sobre las empresas • Mejora los recursos humanos (actitudes, nivel de satisfacción, competencias y habilidades). • Reduce la rotación laboral. • Mejora los resultados organizativos. • Escaso efecto sobre resultados económicos • Aumenta la flexibilidad para la innovación. • Aumenta la productividad de los trabajadores. Efectos sobre los trabajadores • Efectos contradictorios sobre los salarios: Algunos estudios estiman un incremento hasta del 2,6% por curso y otros no encuentran efecto. • Ayuda a encontrar trabajos estables en lugar de temporales. • Aumenta la probabilidad de promoción.
  • 55. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 54 RESUMEN DEL CAPÍTULO 1 (continuación) Efectos mixtos sobre empresas y trabajadores • En Reino Unido un 1% de incremento en formación incrementa la productividad 0,6% y el salario 0,3%. • En España no hay evidencia de efecto sobre salarios. • En Bélgica un 1% de incremento en formación mejora la productividad 0,14-0,18% y el salario 0,1-0,12%. • En general, mejora la productividad de los trabajadores. • La influencia positiva que reciben las empresas es de una mayor magnitud que la que obtienen los trabajadores.
  • 56. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 55 CAPÍTULO PROPUESTA DE UNA HERRAMIENTA DE EVALUACIÓN DE LAS ACCIONES FORMATIVAS PARA EMPLEADOS: POSICIÓN RELATIVA DE ARAGÓN CON LA INFORMACIÓN DISPONIBLE 2.1. Introducción El Real Decreto 395/2007 que regula el subsistema de formación para el empleo exige que el Servicio Público de Empleo Estatal, junto con las entidades correspondientes de las Comunidades Autónomas, lleven a cabo anualmente un plan de evaluación de la calidad, impacto, eficacia y eficiencia del conjunto del subsistema profesional para el empleo. Cumplir estrictamente con este mandato requiere el diseño de una herramienta que cumpla dos objetivos: 1) ser operativa para permitir evaluaciones a la vez periódicas y comparables entre las distintas CC.AA.; y 2) que proporcione respuestas a las preguntas más trascendentes que suscita el estudio de los efectos de la formación en el empleo. Ocurre, no obstante, que estos dos objetivos no son fácilmente compatibles. Mientras que una parte de la evaluación se puede obtener de manera directa y comparable a partir de las acciones formativas realizadas, otra solo puede derivarse de unos estudios en profundidad que requieren: 1) información no facilitada habitualmente aunque sí que está registrada; 2) consenso metodológico en el tratamiento de la misma; 3) el transcurso de un tiempo para observar resultados; 4) tiempo adicional para llevarse a cabo; y 5) medios económicos para costearlos. 2
  • 57. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 56 En este capítulo se trata la problemática que plantea la elaboración de dicha herramienta y vamos a ver que una cosa es la herramienta ideal y otra la factible con la información estadística disponible y susceptible de comparar entre CC.AA.. Por ello se propone inicialmente la que habría que diseñar si se dispusiese de toda la información, el tiempo y los medios necesarios y después se simplifica considerando sólo los indicadores disponibles de forma directa e inmediata. Es con esta herramienta simplificada con la que se llevan a cabo comparaciones de Aragón con el resto de CC.AA. La resultante tras la simplificación es una herramienta sencilla que usa información ya disponible para permitir que los gestores lleven a cabo la evaluación periódica de las acciones formativas y conseguir garantías mínimas que aseguren la eficacia y la adecuación a las necesidades del mercado. Debe adaptarse a los criterios marcados por la normativa vigente y debe ser capaz de orientar la toma de decisiones. Metodológicamente se propone la elaboración de un indicador sintético que recoja información de múltiples indicadores y permita tanto la comparación entre Comunidades Autónomas como la evolución de cada una de ellas a lo largo del tiempo. También se va a dejar claro cuáles son las dimensiones de la evaluación que no se incluyen y que requerirían ese plus de información, de tiempo y de medios para ser llevada a cabo. En el resto de los capítulos de este estudio se lleva a cabo para el caso de Aragón la evaluación de buena parte de esas dimensiones exigentes en tiempo y medios que proporcionan una valoración mucho más rica, profunda y rigurosa de los efectos que tiene la formación en el empleo. El capítulo está estructurado del siguiente modo. En primer lugar se describe el marco teórico y los aspectos metodológicos en los que se sustenta la medida propuesta. A continuación se muestra la aproximación de este marco teórico a la evaluación de las acciones formativas para empleados, seleccionando los indicadores adecuados. El capítulo concluye con una descripción del desempeño relativo de Aragón respecto al resto de Comunidades Autónomas en aquellos aspectos para los que se dispone de información comparable para todas ellas y se deja clara la parte que requiere más tiempo y elaboración, que queda para el resto de los capítulos donde se ofrece un análisis mucho más ambicioso, profundo y detallado de las acciones formativas realizadas en Aragón, haciendo especial referencia al impacto que la formación para el empleo tiene sobre los trabajadores y
  • 58. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 57 la competitividad empresarial. Estos dos son dos aspectos cruciales de la evaluación que no deberían faltar en la herramienta ideal. 2.2. La herramienta de evaluación: un Índice Compuesto de Desempeño Un indicador compuesto es una representación simplificada que busca resumir una realidad multidimensional en un índice simple, unidimensional, derivado de un modelo conceptual previo. Puede ser de carácter cuantitativo o cualitativo según los requerimientos de aquellos que utilizarán el indicador como elemento de decisión (Schuschny y Soto, 2009). En términos técnicos, un indicador compuesto se define como una función de una o más variables, que conjuntamente “miden” una característica o atributo de las acciones en estudio. El indicador compuesto es, por tanto, una combinación matemática de un conjunto de indicadores. La calidad de este indicador dependerá en gran medida de la capacidad del modelo matemático de captar la variabilidad de la realidad social que trata de describir. Una de las principales ventajas del uso de índices compuestos es que integran y resumen diferentes dimensiones de una misma realidad, son fáciles de interpretar por su capacidad de síntesis al reducir el tamaño de la lista de indicadores iniciales y, además, facilitan la comparabilidad entre unidades de análisis y de cada unidad a lo largo del tiempo. Por tanto, la característica más relevante de los indicadores compuestos es la capacidad de resumir, en un único valor, numerosos aspectos interrelacionados de la realidad (Schuschny A. y Soto H. 2009). Sin embargo, resumir toda la información disponible con un único indicador acarrea algunos inconvenientes. Puede inducir decisiones equivocadas si está mal construido o no se interpreta bien. Además, hay ocasiones en las que un solo indicador no llega a describir realidades complejas en su totalidad, por lo que no hay que perder de vista los subíndices utilizados en su construcción a la hora de tomar decisiones delicadas. Un buen indicador será aquel que consiga un equilibrio
  • 59. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 58 razonable entre exactitud científica y coste de obtención (económicos, de disponibilidad de datos y de pérdida de información con la simplificación). Los indicadores compuestos se utilizan para establecer comparaciones en el comportamiento o desempeño de las unidades de análisis. En el caso que nos ocupa se toma como unidad de análisis la Comunidad Autónoma. Este tipo de indicadores facilita la interpretación de los escenarios que deben considerar los decisores y son una herramienta de suma utilidad para evaluar los niveles de desempeño mediante ejercicios de comparación. Por tanto ofrecen una evaluación integral, que va más allá del desempeño individual en cada indicador, lo que permite un juicio global para la toma de decisiones por parte de las instancias públicas o, en nuestro caso, por los gestores de la formación. La construcción de un indicador compuesto con rigor metodológico debe seguir minuciosa y secuencialmente una serie de etapas. Según el planteamiento desarrollado por Nardo et al. (2005), las etapas son las siguientes: 1. Desarrollo de un marco conceptual 2. Selección de los indicadores 3. Análisis descriptivo multivariado 4. Agregación de la información en un Índice Compuesto 4.1.Normalización de los datos 4.2.Ponderación de la información 5. Análisis de robustez y sensibilidad El primer paso del proceso es el desarrollo del marco conceptual, es decir, la definición del conjunto de objetivos que se persiguen con la prestación de servicios de formación continua para los trabajadores. Los objetivos describen los logros que se pretenden alcanzar y deben orientar la evaluación de lo conseguido. Estos objetivos son los que van a determinar las “Dimensiones” de la actividad formativa a
  • 60. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 59 considerar para la medición del desempeño. Una vez hecho así, las dimensiones consideradas se entienden como la concreción de los objetivos en categorías operacionales que permiten medir el desempeño de la formación. En otras palabras, el marco teórico debe orientar la selección y combinación de las variables que van a formar parte del indicador compuesto. El marco legal que regula el subsistema de formación profesional para el empleo, el Real Decreto 395/2007, fija las bases por las que se ha de regir la evaluación de las acciones formativas. En concreto, el Artículo 37, “Evaluación del subsistema de formación profesional para el empleo”, establece en su punto 1 que “el Servicio Público de Empleo Estatal y los órganos competentes de las Comunidades Autónomas evaluarán el impacto de la formación realizada en el acceso y mantenimiento del empleo, y en la mejora de la competitividad de las empresas, la eficacia del sistema en cuanto al alcance de la formación y la adecuación de las acciones a las necesidades del mercado laboral y de las empresas, así como la eficiencia de los recursos económicos y medios empleados”, mientras que en el punto 2 se recoge que “se elaborará anualmente un plan de evaluación de la calidad, impacto, eficacia y eficiencia del conjunto del subsistema de formación profesional para el empleo, que pueda servir para introducir mejoras en su funcionamiento”. Quedan por tanto definidas en este marco legal las cuatro dimensiones o criterios de evaluación en el que se han de agrupar los indicadores (Figura 2.1): calidad, impacto, eficacia y eficiencia. El criterio de calidad mide la idoneidad de las acciones formativas en cuanto a su contenido, duración, profesorado, instalaciones y satisfacción de los participantes. En esta dimensión se trata de valorar el conjunto de características que hacen la formación apta para satisfacer las necesidades de los trabajadores y las empresas. El criterio de eficacia tiene como principal objetivo medir el alcance de la formación y la adecuación de las acciones a las necesidades del mercado laboral y de las empresas en lo que hace referencia a difusión, cobertura y tasa de abandono de las iniciativas. La eficiencia determina el resultado en relación con el aprovechamiento de los recursos económicos y medios empleados. Se centra principalmente en el análisis de costes. Por último, el impacto
  • 61. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 60 determina el efecto de las iniciativas de formación para el empleo tanto sobre los trabajadores como sobre la competitividad de las empresas. Para dar contenido a estas dimensiones se diseñan indicadores descriptivos de cada una de ellas, que es la segunda etapa en la construcción del índice compuesto. El indicador es una medida cuantitativa o cualitativa mediante la cual es posible conocer lo logrado por la prestación de servicios de formación; especifica el desempeño logrado en cada una de las dimensiones. Esta información es un elemento fundamental para la toma de decisiones por parte de los entes públicos encargados de la gestión de la formación, por lo que debe permitir el desarrollo de estrategias de mejora en la prestación de servicios a los usuarios. Los indicadores han de ser seleccionados por su relevancia para explicar el fenómeno que quiere ser medido, por la relación entre ellos y por la disponibilidad de datos para su medición. Sobre todo deben ser relevantes tanto para los gestores de la formación como para los usuarios de la misma. Figura 2.1. Dimensiones de la evaluación de las acciones formativas para empleados CALIDAD Valoración de las acciones EFICIENCIA Relación coste-uso EFICACIA Acceso y difusión IMPACTO Efecto sobre empresas y trabajadores I II IVIII CALIDAD Valoración de las acciones EFICIENCIA Relación coste-uso EFICACIA Acceso y difusión IMPACTO Efecto sobre empresas y trabajadores I II IVIII Como paso previo a la agregación de los indicadores en una única medida, es necesario llevar a cabo un análisis descriptivo de los datos recogidos para todos ellos con el fin de determinar si existen correlaciones y de deducir la mayor cantidad
  • 62. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 61 de información posible sobre su relevancia relativa. Para ello se recurre a análisis exploratorios simples, como tablas de frecuencias o correlaciones entre variables, y a métodos multivariantes, como el Análisis de Componentes Principales (ACP), que permiten estudiar los solapamientos de información entre las distintas dimensiones. Dado que los indicadores deben ser comparables tanto entre unidades de análisis como a lo largo del tiempo y, además, es necesario agregar la información en una medida resumen, hay que utilizar alguna técnica de normalización para poner todos resultados en una misma escala. Entre los métodos de normalización más empleados destacan (Schuschny A. y Soto H. 2009): • Ordenamiento de indicadores entre unidades de análisis. Es el método más sencillo, consistente en establecer un ordenamiento o “ranking” de sus valores. Permite seguir el desempeño comparado o relativo de cada unidad de análisis en el tiempo. • Estandarización: calcular el valor estandarizado o z-score de cada variable utilizando la media y desviación estándar de la muestra total. • Re-escalamiento: se transforman las variables teniendo en cuenta el rango de los valores de cada una de ellas, empleando la distancia entre los valores máximos y mínimos. • Distancia a una unidad de análisis de referencia o un valor objetivo. • Categorización de valores de acuerdo a un umbral de tolerancia: la medida es el número de casos en que las unidades de análisis sobrepasan dicho umbral. La elección de uno u otro método dependerá de las características de los indicadores y del juicio experto del analista. En nuestro caso se recomienda como primera aproximación el re-escalamiento de los indicadores, de manera que se identifiquen para cada uno de ellos los valores máximo y mínimo y el valor normalizado se calcula de acuerdo a la siguiente fórmula: Valor real-Valor mínimo Valor normalizado= Valor máximo- Valor mínimo
  • 63. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 62 De este modo todos los indicadores normalizados tomaran valores entre 0 y 1, siendo 1 el mayor para cada indicador. Es conveniente proceder a la identificación y exclusión de datos atípicos por ser mucho mayores o menores de lo esperado para impedir que la normalización se vea distorsionada por valores extremos. El siguiente paso es la ponderación de los indicadores, que consiste en asignar un peso relativo a cada uno de los indicadores y a cada una de las dimensiones que componen el índice. Para este caso concreto se recomienda asignar inicialmente igual peso a todas las dimensiones e indicadores, como primera aproximación al cálculo del indicador. Dependiendo de la importancia relativa de cada dimensión o de alguno de los indicadores, se pueden asignar diferentes pesos, teniendo siempre en cuenta que tanto si se adjudica la misma prioridad a todos los indicadores como si se dan pesos diferentes, esta decisión no es objetiva e implica la existencia de un juicio de valor (Guzmán Hidalgo, 2010) que debe ser adecuadamente justificado. Finalmente, en la fase de agregación se generará primero un subíndice por cada una de las cuatro dimensiones (calidad, impacto, eficacia y eficiencia), como promedio simple de los indicadores normalizados. El Indicador Compuesto será la suma ponderara de los cuatro subíndices: 4 ImpactoInd.EficienciaInd.EficaciaInd.CalidadInd. CompuestoÍndicador +++ = Existen otras alternativas de agregación, como puede ser la utilización de la media geométrica, en lugar de la aritmética, o la suma de rankings. Este último método consiste en sumar, para cada una de las dimensiones, el orden que la unidad de análisis tiene en cada indicador. Es un método muy sencillo pero se pierde información acerca del valor absoluto de los componentes de cada dimensión; solo informa del desempeño relativo de unas unidades respecto a otras. La elección de un método u otro dependerá del juicio del analista, aunque en ocasiones se utilizan varios criterios simultáneamente para analizar el grado de robustez (persistencia) de los resultados. El procedimiento más sencillo que se propone como herramienta para la evaluación de la formación de trabajadores empleados se describe en la Figura 2.2. La principal
  • 64. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 63 ventaja del Índice Compuesto cuya obtención se describe en dicha figura reside en su operatividad para realizar comparaciones entre Comunidades Autónomas y analizar la evolución en el tiempo del desempeño de cada una de ellas y de su posición relativa. Los indicadores se han incluido en cada una de las dimensiones teniendo en cuenta la disponibilidad real de información. Por ello es éste solo un primer paso. Una primera aproximación a la evaluación del Subsistema de Formación. En capítulos posteriores se abordan con más detalle otros aspectos no recogidos en el Índice Compuesto que se derivaría de la Figura 2.2. En este estudio se ha generado un volumen importante de información primaria con el objetivo específico de evaluar las acciones formativas en Aragón, de manera que si se sistematizara una recogida de información similar en todas las Comunidades Autónomas, una herramienta más completa y efectiva se podría elaborar con otros indicadores adicionales. En el apartado siguiente se presenta con detalle la selección y descripción de los indicadores utilizados en la construcción del índice compuesto al que daría lugar la Figura 2.2 y otros que lo perfeccionarían notablemente si se dispusiese de la información. La fuente de esa descripción de indicadores es un trabajo realizado previamente por personal responsable de los SPE nacionales y autonómicos.
  • 65. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 64 Figura 2.2. Índice Compuesto de Desempeño de las acciones formativas para empleados Calidad Eficacia Eficiencia Impacto Valoración de la organización Valoración del contenido del curso Valoración de la duración y horario Valoración de los formadores Valoración de medios didácticos Valoración de equipos e instalaciones Valoración general del curso Grado de ejecución financiera Duración media de la formación impartida Tasa de cobertura de trabajadores ocupados Tasa de cobertura de bonificación de empresas Tasa de abandono Coste medio por alumno y hora Tasa de permanencia en el empleo % de alumnos en formación acreditable DIMENSIONES INDICADORES SUB-ÍNDICE ÍNDICE SUB-INDICE DE CALIDAD SUB-INDICE DE EFICACIA SUB-INDICE DE EFICIENCIA ÍNDICE GLOBAL SUB-INDICE DE IMPACTO Calidad Eficacia Eficiencia Impacto Valoración de la organización Valoración del contenido del curso Valoración de la duración y horario Valoración de los formadores Valoración de medios didácticos Valoración de equipos e instalaciones Valoración general del curso Grado de ejecución financiera Duración media de la formación impartida Tasa de cobertura de trabajadores ocupados Tasa de cobertura de bonificación de empresas Tasa de abandono Coste medio por alumno y hora Tasa de permanencia en el empleo % de alumnos en formación acreditable DIMENSIONES INDICADORES SUB-ÍNDICE ÍNDICE SUB-INDICE DE CALIDAD SUB-INDICE DE EFICACIA SUB-INDICE DE EFICIENCIA ÍNDICE GLOBAL SUB-INDICE DE IMPACTO
  • 66. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 65 2.3. Selección de indicadores para la evaluación de las acciones formativas para empleados Una vez definidos el marco conceptual y el método para construir el índice compuesto, es necesario seleccionar los indicadores que van a formar parte de dicho índice. Estos indicadores deben cumplir dos funciones principales (Guzmán Hidalgo, 2010): • Una función descriptiva de las acciones formativas desarrolladas por las distintas entidades. Algunos ejemplos de Indicadores Compuestos: • El Índice de Desarrollo Humano (IDH) mide el progreso medio conseguido por un país en tres dimensiones básicas del desarrollo humano: disfrutar de una vida larga y saludable, acceso a educación y nivel de vida digno. Con el fin de permitir comparaciones entre países, se calcula, en la medida de lo posible, sobre la base de datos de los principales organismos internacionales de estadísticas y de otras fuentes confiables disponibles cuando se redacta el Informe. • Índice de Desigualdad de Género (IDG) mide la pérdida de logros por la desigualdad entre hombres y mujeres en tres dimensiones del desarrollo humano: salud reproductiva, autonomía personal y mercado laboral. • Índice de Libertad de Prensa mide la independencia de los medios en 195 países y territorios del mundo. Proporciona un ranking numérico y clasifica al país en las categorías de “Libre”, “Parcialmente libre” o “No libre”. En cada país se examina el entorno jurídico de los medios de comunicación, las presiones políticas que influyen en la presentación de informes y los factores económicos que afectan el acceso a la información.
  • 67. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 66 • Una función valorativa que aporte información acerca de si el desempeño ha sido o no el adecuado. Esta etapa debe remitirse a un proceso previo de generación de indicadores, dentro del marco conceptual definido, que puedan ser construidos con la información disponible, o utilizados si es que ya existen, para ser incorporados al índice final. La revisión de trabajos previos que ha quedado reflejada en el Capítulo 1 ha permitido identificar multitud de indicadores que pueden ser relevantes para el análisis. Entre los diversos trabajos revisados para la elaboración de indicadores se ha considerado como un documento básico el “Plan anual de evaluación de la calidad, impacto, eficacia y eficiencia del conjunto del subsistema de formación profesional para el empleo” del año 2010, que recoge 37 indicadores considerados esenciales y que han sido seleccionados por consenso por un grupo de trabajo compuesto por personal de los SPE. De todos los indicadores seleccionados en ese trabajo, el Cuadro 2.1 muestra únicamente aquéllos relevantes para el análisis de las acciones formativas para empleados, ya que otros son específicos de los planes formativos para desempleados. Además, en el documento se proponen otros indicadores denominados “indicadores de futuro” que se consideran difíciles de calcular en la actualidad pero que se incluyen porque pueden aportar información para una evaluación más completa y rigurosa si se dispusiera de datos para calcularlos. En base a todo el análisis previo se ha elaborado una matriz de indicadores. Los indicadores se han trasladado a dos archivos de Excel: el primero recoge aquéllos que son adecuados para evaluar la formación de oferta, el segundo incluye los apropiados para la formación de demanda. Se identifica la fuente de los datos para su cálculo y el horizonte temporal. Además, se determina si únicamente se pueden calcular a nivel nacional o si los datos permiten una desagregación territorial. La elección final de los indicadores incluidos en el índice compuesto de la Figura 2.2 se ha hecho en función de su relevancia y de la disponibilidad de datos que permita calcularlos con desagregación territorial al nivel de Comunidades Autónomas, de modo que se pueda comparar el desempeño relativo de cada una de ellas en las distintas dimensiones y en función del indicador final.
  • 68. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 67 Cuadro 2.1. Indicadores consensuados por los SPE (aplicables a la formación de demanda y de oferta para empleados): (1) Indicadores de calidad: CAL01 Valoración de la organización del curso CAL02 Valoración del contenido del curso CAL03 Valoración de la duración y el horario CAL04 Valoración de los formadores/tutores CAL05 Valoración de los medios didácticos CAL06 Valoración de las instalaciones y medios técnicos CAL07 Valoración del curso realizado en modalidad a distancia, teleformación o mixta CAL08 Grado de satisfacción general con el curso CAL11 % de acciones con certificado de profesionalidad sobre total de acciones (2) Indicadores de realización/eficacia: REA03 Volumen de ejecución física de participantes ECA01 Grado de ejecución financiera ECA02 Duración media de la formación impartida ECA03 Duración media de los permisos individuales de formación ECA05 Tasa de multiparticipación ECA06 Distribución porcentual por modalidad de impartición ECA12 Tasa de cobertura de trabajadores ocupados ECA13 Tasa de cobertura de bonificación de empresas (3) Indicadores de eficiencia: ECI01 Coste medio por alumno finalizado y hora de formación (4) Indicadores de impacto: IMP01 Tasa de mantenimiento de empleo IMP03 % de alumnos participantes en formación acreditable (5) Indicadores de futuro CAL % de centros con certificado de calidad CAL Valoración de la calidad de las acciones por los sistemas de seguimiento CAL Perfil del formador/tutor CAL Tasa de cobertura de los planes de perfeccionamiento del profesorado CAL Grado de satisfacción de los profesores con las acciones de perfeccionamiento IMP Tasa de permanencia en el empleo (6, 12, y 18 meses) IMP Tasa de mejora de la productividad en el trabajo Fuente: “Plan anual de evaluación de la calidad, impacto, eficacia y eficiencia del conjunto del subsistema de formación profesional para el empleo” (2010). 2.3.1 Indicadores de calidad La calidad de los servicios prestados y la necesidad de mejorarlos es uno de los aspectos clave en la medición del desempeño de las acciones formativas. Proveer
  • 69. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 68 un servicio de calidad implica equilibrar los diferentes factores que tienen un impacto en los usuarios de la formación. Los aspectos a evaluar en el criterio de calidad están recogidos en la normativa en su Artículo 36 “Calidad de la formación”: “Las acciones que se impartan y desarrollen de acuerdo a lo establecido en este real decreto deberán tener la calidad requerida para que la formación profesional para el empleo responda a las necesidades de los trabajadores ocupados y desempleados y de las empresas. La formación y las acciones de apoyo y acompañamiento deberán desarrollarse aplicando los procedimientos y metodologías apropiados, con el personal y los medios didácticos, técnicos y materiales más adecuados a sus características”. Los indicadores de esta dimensión se generan con la información obtenida de los cuestionarios de calidad de las acciones formativas, obligatorios desde el año 2008, ya que son los participantes en las acciones los agentes adecuados para valorar la calidad de la formación recibida. En estas encuestas los trabajadores deben responder a una serie de preguntas relacionadas con la organización del curso, los contenidos y metodologías empleadas, los horarios, el profesorado, los medios didácticos (guías, manuales, fichas...) y las instalaciones y medios técnicos. La encuesta recoge también una pregunta acerca de la satisfacción general con el curso realizado. Los indicadores que componen la dimensión de calidad son: 1. Valoración de la organización 2. Valoración del contenido del curso 3. Valoración de la duración y el horario 4. Valoración de lo formadores y tutores 5. Valoración de los medios didácticos 6. Valoración de los equipos e instalaciones 7. Valoración general del curso El Subíndice de Calidad se genera por agregación de estos siete indicadores una vez que han sido normalizados.
  • 70. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 69 2.3.2. Indicadores de eficacia La eficacia mide el alcance de las acciones formativas y su adecuación a las necesidades del mercado laboral y de las empresas. Los indicadores seleccionados para formar parte del índice compuesto en la dimensión de eficacia son: 1. Grado de ejecución financiera 2. Duración media de la formación impartida 3. Tasa de cobertura de trabajadores ocupados 4. Tasa de cobertura de bonificación en empresas 5. Tasa de abandono de las acciones El primer indicador, el grado de ejecución financiera, permite comparar el presupuesto asignado a cada una de las distintas modalidades de formación con respecto al presupuesto ejecutado. Se calcula como cociente entre el presupuesto ejecutado y el asignado. Este indicador se puede calcular tanto para la iniciativa de demanda como para la de oferta para cada una de las Comunidades Autónomas. La duración media de la formación indica el número medio de horas realizadas en un año en concreto. Se pueden utilizar distintas variantes, bien calculando la duración media por acción formativa o bien considerando el número de horas de formación por participante. Las tasas de cobertura, indicadores 3 y 4, muestran en qué medida la formación está llegando a trabajadores y empresas. En el caso de los trabajadores, la tasa de cobertura se calcula como el cociente entre el número de trabajadores empleados que participan en las acciones y la población media ocupada según datos de la Encuesta de Población Activa del INE. Dado que un trabajador puede participar en más de una acción formativa en un mismo año, hay que contabilizar únicamente los participantes con distinto identificador de persona física. Si no se tiene en cuenta la multiparticipación este indicador estará sobrevalorado. La tasa de cobertura de las empresas se calcula únicamente para la iniciativa de demanda. Será el porcentaje de empresas que se han bonificado por la realización
  • 71. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 70 de formación para el empleo en relación con el total de empresas que cotizan a la Seguridad Social. La tasa de abandono es un indicador del éxito de la formación, se calcula como cociente entre el número de alumnos que no llegan a finalizar un curso y el número total de participantes en las acciones. En este trabajo se va a ofrecer información sobre algunos aspectos relativos a la eficacia de las acciones formativas en Aragón, que van más allá del objetivo perseguido por el indicador compuesto, ya que requieren de un análisis más profundo. En concreto, en el capítulo 3 se compara la evolución de la formación para ocupados que se lleva a cabo en Aragón con la estructura sectorial de la economía aragonesa a través de un análisis de convergencia. El objetivo del análisis de convergencia es valorar en qué medida se ajustan la formación y la estructura productiva de la región usando como indicadores el peso porcentual de la formación en cada sector y el de éstos en la estructura productiva aragonesa. Este análisis se podría incluir en un índice más completo. 2.3.3. Indicadores de eficiencia Los indicadores de eficiencia los que han de medir el nivel de ejecución del proceso formativo en lo relativo a recursos y medios utilizados. Se puede definir eficiencia como la virtud para lograr un efecto determinado haciendo un buen uso de los recursos, es decir, lograr la mayor cantidad posible con el mínimo coste. Por tanto, si se obtienen mejores resultados con menor gasto de recursos o menores esfuerzos, se habrá incrementado la eficiencia. La dimensión de eficiencia incluye un único indicador: 1. Coste medio por alumno y hora Las acciones formativas son muy diversas en cuanto a su naturaleza y duración, por lo que valorar únicamente el coste por alumno o tener en cuenta solo el coste por hora no sería representativo de esta diversidad, por ello se incluye como indicador el
  • 72. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 71 coste por alumno/hora que indica el coste medio de la acción formativa respecto a los alumnos que la finalizan y su duración media. 2.3.4. Indicadores de impacto Los indicadores de impacto han de reflejar si el beneficio perseguido con las acciones formativas ha llegado a los usuarios, es decir, a trabajadores y empresas. El impacto es una de las dimensiones más complicadas de medir en el caso de las acciones formativas, sobre todo teniendo en cuenta la falta de datos estadísticos para su cálculo. Además, el impacto de la formación puede aparecer después de un tiempo de ser recibida, por lo que hay que recurrir a encuestas o investigaciones más detalladas que realicen un seguimiento de los participantes en las acciones formativas. Para generar el Índice Compuesto se han considerado dos indicadores de impacto: 1. Tasa de permanencia en el empleo 2. Porcentaje de alumnos en formación acreditable Si bien estos dos elementos no permiten captar realmente el impacto sobre trabajadores y no reflejan nada acerca del impacto sobre las empresas, son los únicos a los que los gestores de la formación pueden acceder de manera sencilla con los datos que tienen disponibles para realizar una evaluación anual y poder compara el desempeño de las distintas Comunidades Autónomas. Si se pudiera acceder a los datos de la tesorería de la seguridad social, sería posible añadir otros indicadores a esta dimensión, ya que se podría hacer un seguimiento de las bases de cotización de los trabajadores formados y ver la repercusión de la formación sobre los ingresos salariales de los trabajadores. Para medir el impacto de la formación hay que distinguir dos dimensiones: trabajadores y empresas. En la medición del impacto sobre los trabajadores se deberían tener en cuenta aspectos tales como la satisfacción personal, mejora de la cualificación, transferencia de conocimientos al puesto de trabajo, promoción y
  • 73. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 72 empleabilidad. En el caso de las empresas es de interés conocer el efecto sobre la productividad, competitividad, clima laboral, etc. En la actualidad no existen datos estadísticos que permitan calcular este tipo de indicadores. Es por ello que esta acción complementaria se ha centrado en generar información primaria relativa al impacto sobre trabajadores y empresas en Aragón. En concreto, el capítulo 4 está enfocado a conocer el impacto de la formación sobre los resultados empresariales y el capítulo 5 aporta información acerca del impacto sobre los trabajadores. 2.4. Desempeño relativo de Aragón con respecto a otras CCAA Lo procedente en este apartado hubiese sido poder calcular el Índice Compuesto de la Figura 2.2 para cada una de las Comunidades Autónomas. Sin embargo, como ya se ha señalado, no ha sido posible obtener información comparable para todas las regiones y para cada uno de los indicadores que componen el Índice, a pesar de que la información está disponible de un modo u otro. Por ello, en este apartado se presenta el cálculo de aquellos indicadores para los que ha sido posible disponer de información. Únicamente se han podido calcular algunos de los indicadores incluidos en los criterios de eficacia y de eficiencia, pero ninguno de los que figuran en las dimensiones de calidad e impacto. En el capítulo 5 de este trabajo se analizará con detalle la calidad de las acciones formativas en Aragón a partir de los cuestionarios de evaluación de las acciones formativas gestionadas por CCOO, CEPYME, CREA y UGT, planes regionales de formación de oferta, y los datos proporcionados por la Fundación Tripartita relativos a las acciones formativas de demanda en el periodo 2008-2010. Esta información no ha estado disponible para el resto de Comunidades Autónomas, por lo que la dimensión de calidad se ha podido analizar únicamente para Aragón, pero no ha podido ser integrada en la comparativa entre regiones que se realiza en este apartado.
  • 74. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 73 2.4.1 Grado de ejecución financiera Compara el presupuesto asignado con el presupuesto ejecutado. No se tienen datos de presupuesto asignado y ejecutado para los planes nacionales de formación de oferta pero sí para la formación de demanda. El indicador está calculado como el porcentaje que supone el crédito dispuesto por las empresas sobre el crédito total asignado. El cuadro 2.2 presenta los valores del grado de ejecución financiara para todas las Comunidades Autónomas. En el cuadro 2.3 se muestra esta información una vez que el indicador ha sido normalizado, por lo que todos los valores están entre cero (para la Comunidad Autónoma con menor valor) y uno (para aquélla que tiene el mayor valor). Por último, la Figura 2.3 muestra la evolución del valor real y el valor normalizado de la ejecución financiera de las acciones formativas de demanda en Aragón en comparación con la media de las CC.AA.. Madrid y Extremadura figuran entre las regiones con mayor grado de ejecución financiera a lo largo del periodo. Madrid es número uno en el ranking en tres de los cinco años y Extremadura los otros dos. En el otro extremo figura La Rioja, que está en última posición todo el periodo, salvo el año 2008 que se sitúa en penúltima posición por delante de la Región de Murcia. El valor real del indicador refleja que la ejecución financiera en Aragón ha mejorado con el paso del tiempo, ya que estaba en torno al 50% en el año 2006 y en 2010 supera el 59%. Sin embargo, el valor normalizado, que pasa de 0,53 en 2006 a 0,20 en 2010, indica que otras regiones han incrementado en mayor medida su ratio de presupuesto ejecutado sobre el asignado. Esto hace que entre 2006 y 2008 Aragón se sitúe por encima de la media nacional, pero que en los dos últimos años, 2009 y 2010, la ejecución financiera caiga por debajo de la media.
  • 75. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 74 Cuadro 2.2. Grado de ejecución financiera de los planes de formación de demanda. Valor real 2006 2007 2008 2009 2010 Andalucía 44,49% 50,53% 50,92% 63,35% 68,20% Aragón 50,78% 56,47% 55,05% 53,79% 59,20% Asturias 55,45% 56,22% 58,77% 60,76% 61,01% Balears 49,97% 55,76% 56,73% 58,10% 63,80% Canarias 38,50% 41,85% 52,49% 54,73% 60,93% Cantabria 41,77% 49,40% 55,71% 58,84% 64,19% Castilla la Mancha 47,26% 43,24% 45,94% 60,90% 62,46% Castilla y León 49,52% 49,93% 53,05% 65,33% 66,72% Cataluña 48,23% 54,53% 51,78% 58,09% 58,54% Comunidad Valenciana 49,98% 58,06% 57,24% 60,71% 64,08% Extremadura 62,01% 52,60% 63,55% 71,25% 71,30% Galicia 54,40% 57,50% 55,61% 63,80% 66,59% Comunidad de Madrid 55,84% 65,31% 65,45% 66,72% 68,03% Región de Murcia 50,73% 56,60% 41,14% 51,85% 64,00% Navarra 49,74% 56,62% 60,04% 59,71% 58,14% País Vasco 57,37% 56,29% 53,59% 60,38% 61,23% La Rioja 38,01% 41,41% 42,44% 42,40% 56,10% Cuadro 2.3. Grado de ejecución financiera de los planes de formación de demanda. Valor normalizado 2006 2007 2008 2009 2010 Andalucía 0,270 0,382 0,402 0,726 0,796 Aragón 0,532 0,630 0,572 0,395 0,204 Asturias 0,727 0,620 0,725 0,636 0,323 Balears 0,498 0,601 0,641 0,544 0,507 Canarias 0,020 0,019 0,467 0,428 0,318 Cantabria 0,157 0,335 0,599 0,570 0,532 Castilla la Mancha 0,385 0,077 0,197 0,641 0,418 Castilla y León 0,480 0,357 0,490 0,795 0,699 Cataluña 0,426 0,549 0,437 0,544 0,160 Comunidad Valenciana 0,499 0,697 0,662 0,635 0,525 Extremadura 1,000 0,468 0,922 1,000 1,000 Galicia 0,683 0,674 0,595 0,742 0,690 Comunidad de Madrid 0,743 1,000 1,000 0,843 0,785 Región de Murcia 0,530 0,636 0,000 0,327 0,519 Navarra 0,489 0,637 0,777 0,600 0,134 País Vasco 0,807 0,623 0,512 0,623 0,337 La Rioja 0,000 0,000 0,053 0,000 0,000
  • 76. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 75 Figura 2.3. Valor real y normalizado de la ejecución financiera de los planes de formación de demanda Valor normalizado 0 1 2006 2007 20082009 2010 Valor real 0% 20% 40% 60% 80% 100% 2006 2007 20082009 2010 Aragón Media 2.4.2. Duración media de la formación impartida La duración media se calcula como el cociente entre el número de horas de formación y el número total de participantes. La duración media es muy diferente según el tipo de iniciativa que consideremos. Los permisos individuales de formación, cuya duración máxima legal es de 200 horas, son los de mayor duración media en casi todas las regiones, seguidos por los planes estatales de oferta y, por último, por la formación de demanda. Los permisos individuales de formación son en Aragón más largos que la media nacional, siendo en 2009 la región que alcanza el máximo valor con una media de 102 horas por permiso. La duración de las acciones formativas de oferta está muy próxima a la media, oscilando entre 59 y 71 horas dependiendo del año. En las acciones formativas de demanda hay mayor dispersión entre CCAA. Extremadura es la región con mayor duración media durante los cinco años analizados. Baleares y Cataluña, que ningún año superan las 26 horas por alumno, se sitúan en los últimos puestos. En Aragón, aunque el valor real se aproxima al de la media, se distancia de ésta cuando se tiene en cuenta la normalización del indicador (Figura 2.4).
  • 77. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 76 Cuadro 2.4. Número de horas por participante en formación de demanda 2006 2007 2008 2009 2010 Andalucía 33,9 37,3 37,2 34,6 33,2 Aragón 25,0 26,0 27,1 27,4 26,0 Asturias 30,0 30,7 30,8 35,1 29,6 Baleares 23,2 22,3 19,5 25,2 26,0 Canarias 26,7 27,0 23,6 26,0 26,1 Cantabria 27,3 30,2 31,6 32,5 32,4 Castilla y Leon 26,4 28,3 27,5 29,0 28,6 Castilla La Mancha 27,2 30,2 29,0 29,6 29,1 Cataluña 25,8 24,6 24,4 23,9 23,2 Valencia 25,8 24,9 23,7 25,0 24,4 Extremadura 38,6 39,4 41,4 37,2 34,7 Galicia 30,5 31,7 30,8 33,8 31,4 Madrid 26,3 24,5 23,0 24,3 24,1 Murcia 28,5 29,7 27,1 28,1 27,3 Navarra 27,9 26,8 28,8 28,5 25,0 Pais Vasco 29,9 25,8 26,4 28,0 25,8 Rioja 26,9 28,7 28,1 28,5 27,6 Cuadro 2.5. Número de horas por participante en formación de oferta (planes estatales) 2006 2007-2008 2009 2010 Andalucía 74,6 82,2 78,8 81,2 Aragón 67,3 68,9 71,4 59,6 Asturias 65,4 72,6 72,8 66,4 Balears 67,3 72,9 61,3 85,5 Canarias 59,4 63,1 59,1 51,8 Cantabria 74,5 70,2 64,6 54,2 Castilla La Mancha 77,0 78,7 79,1 65,2 Castilla y León 75,5 82,9 79,6 68,1 Cataluña 49,1 51,4 47,8 39,7 Comunidad Valenciana 68,7 70,5 65,8 56,7 Extremadura 68,8 72,6 62,6 62,8 Galicia 71,2 73,6 68,9 70,4 Comunidad de Madrid 70,6 75,9 75,3 69,0 Región de Murcia 68,4 75,5 68,2 59,3 Navarra 62,5 40,4 45,9 30,6 País Vasco 51,6 64,6 65,3 62,5 La Rioja 64,3 57,3 56,9 41,3
  • 78. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 77 Cuadro 2.6. Duración media de los permisos individuales de formación (PIF) 2006 2007 2008 2009 2010 Andalucía 74,8 71,1 66,0 57,0 60,6 Aragón 89,4 103,0 96,5 102,2 94,5 Asturias 112,0 112,0 50,8 101,5 87,3 Baleares 85,2 38,0 52,5 81,4 58,7 Canarias 90,1 51,7 89,3 34,4 44,2 Cantabria 99,6 48,0 99,0 89,3 112,5 Castilla y león 96,2 111,7 82,0 82,8 81,0 Castilla la Mancha 105,9 84,0 120,4 90,6 61,7 Cataluña 72,1 82,0 78,1 71,2 66,1 Valencia 88,4 75,6 67,4 65,2 66,4 Extremadura 33,0 84,8 87,3 76,5 79,3 Galicia 65,4 44,3 60,6 79,1 68,6 Madrid 88,7 94,8 53,5 67,0 62,4 Murcia 82,0 122,5 106,1 48,6 38,2 Navarra 84,6 125,5 97,8 76,0 87,7 País Vasco 84,9 126,9 87,1 67,9 67,0 La Rioja 82,5 39,8 136,4 68,2 89,6 Figura 2.4. Valor real y normalizado de la duración media de las acciones (número de horas por alumno) Permisos de formación 0 50 100 150 200 2006 2007 20082009 2010 Planes de demanda 0 25 50 75 100 2006 2007 20082009 2010 Aragón Media 0 1 2006 2007 20082009 2010 0 1 2006 2007-2008 2009 2010 0 1 2006 2007 20082009 2010 Planes de oferta (estatal) 0 25 50 75 100 2006 2007-2008 2009 2010 Valores Reales Valores Normalizados
  • 79. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 78 2.4.3. Tasas de cobertura de trabajadores ocupados Es el porcentaje de participantes en formación de demanda y de oferta en relación con el total de la población ocupada según datos de la EPA. En el cálculo de este indicador nos encontramos con un problema, y es que únicamente conocemos el número total de participantes en las distintas modalidades de formación por Comunidad Autónoma, pero no el número de trabajadores con distinto identificador, es decir, no podemos excluir la multiparticipación. Una misma persona puede realizar una o más acciones formativas. En términos de cobertura total de trabajadores es interesante conocer el porcentaje de personas que participan más de una vez. Se obtiene de dividir el número de participantes entre el número de personas con distinto identificador de persona física. La medida en que el indicador supera 100 refleja el grado de repetición de los participantes. Por ello, las tasas de cobertura obtenidas aquí son más elevadas que las reales. Para conocer en qué medida esta circunstancia afecta a los resultados, la figura 2.5 presenta la tasa de multiparticipación para el año 2010 en los planes de demanda y de oferta estatal. Figura 2.5. Tasa de multipartiparticipación. Año 2010 Formación de demanda 110 115 120 125 130 135 140 145 Madrid Navarra Vasco Cataluña Asturias Aragón España Valencia Rioja Castilla y leon Canarias Andalucía Galicia Cantabria Baleares Castilla la Mancha Extremadura Murcia Formación de oferta (estatal) 110 115 120 125 130 135 140 145 Galicia Madrid Baleares Asturias Andalucía España Castilla y leon Murcia Extremadura Cantabria Canarias Aragón Castilla la Mancha Rioja Valencia Vasco Cataluña Navarra Las tasas de cobertura de los planes de demanda y oferta estatales se recogen en los cuadros 2.7 y 2.8, respectivamente. La Figura 2.6 refleja los valores reales y
  • 80. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 79 normalizados de la tasa de cobertura total, que incluye, además de las iniciativas anteriores, los permisos individuales de formación. La cobertura de la formación de demanda ha sido claramente creciente en todas las comunidades. Si en 2006 eran muchas las regiones con una tasa inferior al 5%, en 2010 están todas ampliamente por encima del 10% (14% en promedio). Esto es reflejo del esfuerzo realizado para llevar la formación a las empresas. Aragón ha pasado del 5,4% en 2006 al 13,5% en 2010, valores muy cercanos a la media nacional. La tasa de cobertura de los planes estatales de oferta es inferior, en torno al 3,5% para el conjunto del país y del 4,2% en Aragón. Las cifras apenas han variado en los cinco años de análisis. Cuadro 2.7. Tasa de cobertura de trabajadores empleados. Planes de demanda 2006 2007 2008 2009 2010 Andalucía 5,9% 7,2% 8,8% 12,3% 13,7% Aragón 5,4% 6,5% 9,7% 11,2% 13,5% Asturias 6,4% 7,3% 8,4% 12,0% 14,9% Balears 5,6% 7,5% 11,0% 11,6% 14,1% Canarias 4,3% 5,6% 8,0% 10,2% 12,2% Cantabria 4,5% 5,7% 6,9% 10,5% 13,1% Castilla La Mancha 3,3% 5,3% 7,3% 9,7% 11,8% Castilla y León 4,7% 6,5% 8,6% 12,9% 14,4% Cataluña 6,1% 8,3% 10,6% 14,2% 16,4% Comunidad Valenciana 4,8% 6,7% 8,7% 11,1% 13,7% Extremadura 4,4% 5,6% 6,8% 9,1% 11,0% Galicia 5,0% 6,4% 7,9% 11,0% 13,8% Comunidad de Madrid 8,6% 11,3% 14,0% 17,0% 19,4% Región de Murcia 5,1% 5,9% 7,5% 10,5% 13,1% Navarra 6,9% 8,0% 10,4% 13,5% 15,1% País Vasco 6,1% 10,3% 11,9% 13,4% 16,0% La Rioja 3,0% 4,9% 7,6% 9,7% 12,0%
  • 81. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 80 Cuadro 2.8. Tasa de cobertura de trabajadores ocupados. Planes de oferta estatales 2006 2007 2008 2009 2010 Andalucía 4,9% 4,1% 4,2% 4,4% 3,3% Aragón 4,5% 4,2% 4,2% 4,2% 3,6% Asturias 5,1% 3,8% 3,7% 3,6% 2,5% Balears 1,4% 1,4% 1,4% 2,0% 1,4% Canarias 2,1% 1,8% 1,9% 2,0% 1,7% Cantabria 2,2% 2,2% 2,2% 2,4% 2,2% Castilla La Mancha 4,0% 2,9% 2,9% 2,9% 2,6% Castilla y León 5,1% 3,8% 3,8% 3,8% 3,5% Cataluña 2,1% 2,1% 2,1% 2,5% 2,2% Comunidad Valenciana 2,3% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% Extremadura 5,5% 11,5% 11,6% 12,0% 9,7% Galicia 4,9% 1,5% 1,5% 1,6% 1,3% Comunidad de Madrid 3,1% 1,6% 1,6% 1,7% 1,3% Región de Murcia 3,8% 14,2% 14,4% 16,1% 13,1% Navarra 2,0% 0,2% 0,2% 0,2% 0,2% País Vasco 2,0% 2,1% 2,1% 2,0% 1,5% La Rioja 2,5% 4,0% 4,0% 4,4% 4,0% Figura 2.6. Valor real y normalizado de las tasas de cobertura de trabajadores empleados 0 1 2006 2007 20082009 2010 0 1 2006 2007 20082009 2010 0 1 2006 2007 20082009 2010 Planes de oferta (estatal) 0% 5% 10% 15% 20% 2006 2007 20082009 2010 Total (incluye PIF) 0% 5% 10% 15% 20% 2006 2007 20082009 2010 Planes de demanda 0% 5% 10% 15% 20% 2006 2007 20082009 2010 Aragón Media Valores Reales Valores Normalizados
  • 82. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 81 2.4.4. Tasa de cobertura de empresas bonificadas Es el porcentaje de empresas que han recibido bonificaciones en las cuotas de la seguridad social sobre la totalidad de empresas cotizantes. Como universo de empresas se ha utilizado el dato del Directorio Central de Empresas (DIRCE). Se han contabilizado únicamente aquellas empresas con al menos un trabajador. Al igual que hemos visto en el caso anterior, se ha producido un claro incremento del número de empresas que participan en las acciones formativas. En promedio, en el año 2006 solo un 5,8% de las empresas con al menos un trabajador accedieron a la bonificación de la formación a través de la iniciativa de demanda. En 2010 se cuadriplica esta cifra, alcanzando el 25%. La tasa de cobertura de Aragón pasa del 4,14% al 22,5%, valores algo inferiores a la media. Andalucía y Extremadura se sitúan sistemáticamente en los primeros lugares del ranking, mientras en los últimos puesto están Baleares y Canarias. Cuadro 2.9. Tasa de cobertura de empresas bonificadas 2006 2007 2008 2009 2010 Andalucía 11,75% 16,02% 21,03% 28,41% 35,46% Aragón 4,14% 6,29% 12,99% 17,58% 22,57% Asturias 5,91% 8,70% 11,66% 23,05% 28,67% Balears 2,66% 3,98% 6,33% 13,36% 20,34% Canarias 4,00% 6,09% 8,08% 12,29% 17,38% Cantabria 4,30% 5,34% 8,50% 20,79% 31,32% Castilla La Mancha 3,93% 6,31% 11,57% 18,93% 27,58% Castilla y León 4,55% 7,68% 12,80% 23,46% 32,45% Cataluña 4,08% 5,92% 8,85% 13,45% 18,43% Valencia 4,60% 6,44% 10,26% 15,83% 23,62% Extremadura 11,54% 14,75% 19,41% 27,84% 36,15% Galicia 6,78% 10,65% 14,71% 25,83% 32,51% Madrid 4,65% 6,63% 8,39% 13,17% 19,16% Murcia 6,88% 9,67% 11,24% 17,77% 27,29% Navarra 6,38% 8,06% 15,24% 17,27% 22,13% País Vasco 4,44% 6,07% 9,87% 15,33% 20,38% La Rioja 3,65% 6,75% 12,37% 17,61% 22,93% Total 5,85% 8,39% 12,04% 18,49% 25,09%
  • 83. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 82 Figura 2.7. Valor real y normalizado de las tasas de cobertura de empresas bonificadas Valor Normalizado 0 1 2006 2007 20082009 2010 Valor real 0% 5% 10% 15% 20% 25% 30% 2006 2007 20082009 2010 Aragón Media 2.4.5. Eficiencia de las acciones formativas La eficiencia de las acciones se mide por el coste medio por alumno finalizado y hora de formación, que en la iniciativa de demanda, única para la que se tienen datos desagregados territorialmente, será el cociente entre el crédito total dispuesto por las empresas y el número de alumnos que finalizan los planes de formación y la duración media de dichos planes. El coste medio por alumno/hora en 2006 es de 6,14 euros. Este valor apenas ha variado a lo largo del periodo, siendo en 2010 de 6,76 euros. El coste en Aragón es superior a este valor medio, pasando de 6,56 euros en 2006 a 7,59 en 2010.
  • 84. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 83 Cuadro 2.10. Coste medio por alumno y hora de los planes de demanda 2006 2007 2008 2009 Andalucía 4,263 3,999 4,332 4,109 Aragón 6,560 7,153 7,112 7,592 Asturias 4,389 4,921 4,809 4,181 Baleares 6,947 7,551 6,399 8,004 Canarias 5,633 6,224 7,051 6,902 Cantabria 5,646 6,037 7,766 7,281 Castilla-León 4,171 4,376 5,390 5,756 Castilla La Mancha 5,617 5,551 6,016 5,422 Cataluña 8,049 8,327 8,591 8,047 Comunidad Valenciana 6,810 7,296 7,950 7,934 Extremadura 3,335 3,386 4,347 4,532 Galicia 5,757 6,544 6,557 5,472 Madrid 11,602 12,591 11,436 10,667 Murcia 4,382 5,026 4,661 5,093 Navarra 7,772 9,060 8,986 8,045 País Vasco 9,659 7,863 7,552 8,913 La Rioja 3,917 5,142 7,147 7,064 Figura 2.8. Valor real y normalizado de coste medio por alumno y hora de los planes de demanda Valor normalizado 0 1 2006 2007 2008 2009 Valor real 0 2 4 6 8 10 2006 2007 2008 2009 Aragón Media
  • 85. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 84 Desempeño de Aragón respecto a otras CCAA: • La ejecución financiera en Aragón ha mejorado con el paso del tiempo, ya que estaba en torno al 50% en el año 2006 y en 2010 supera el 59%. Sin embargo, el valor normalizado, que pasa de 0,53 en 2006 a 0,20 en 2010, indica que otras regiones han incrementado en mayor medida su ratio de presupuesto ejecutado sobre el asignado. • Los permisos individuales de formación son los de mayor duración media en casi todas las regiones, seguidos por los planes estatales de oferta y, por último, por la formación de demanda. En Aragón, los permisos individuales de formación son más largos, mientras que la duración de las acciones de oferta y demanda están muy próximas la media nacional. • La tasa de cobertura total de trabajadores ocupados se ha duplicado entre 2006 y 2010, principalmente debido a una mayor participación de los trabajadores en la iniciativa de demanda. Aragón ha pasado del 9,9% en 2006 al 17,1% en 2010, valores muy cercanos a la media nacional. • El porcentaje de empresas que han recibido bonificaciones en las cuotas de la seguridad social se ha cuadriplicado. Esto es indicativo del esfuerzo realizado para llevar la formación a las empresas y del interés que éstas están mostrando por formar a sus trabajadores. En este aspecto la tasa de cobertura de Aragón está algo por debajo de la media nacional. • El coste medio alumno/hora de la formación de demanda en Aragón es superior a la media nacional, ha pasado de 6,56 euros en 2006 a 7,59 en 2010.
  • 86. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 85 CAPÍTULO CORRESPONDENCIA ENTRE EL ESFUERZO FORMATIVO PARA EMPLEADOS Y LA ESTRUCTURA ECONÓMICA ARAGONESA 3.1.- Introducción En este capítulo se compara la evolución de la formación no reglada para ocupados que se lleva a cabo en Aragón por sectores con la estructura sectorial de la economía aragonesa. El objetivo es valorar el grado de ajuste entre la formación de ocupados aragoneses y la estructura productiva de la región usando indicadores del peso porcentual de la formación de cada sector y de los sectores en la estructura productiva aragonesa. Las variables de interés son, por tanto, la formación en cada sector gestionada tanto por la Fundación Tripartita como por el Instituto Aragonés de Empleo (INAEM), el empleo de los sectores medido por los Afiliados a la Seguridad Social y la brecha o diferencia resultante entre el porcentaje de formación y de afiliación en cada sector. La mayor parte de la formación gestionada por la Fundación Tripartita se corresponde con formación de demanda, puesto que parte de los intereses particulares de las empresas que la solicitan. La formación “gestionada” por el INAEM es íntegramente formación de oferta. No obstante, la Fundación Tripartita también gestiona una parte de dicha formación de oferta mediante convocatorias de carácter estatal a las que los trabajadores acceden de forma directa sin la concurrencia de su empresa. Cabe esperar que, cuanto mayor sea la importancia relativa del empleo en un sector respecto del total, mayor será la formación de los ocupados en dicho sector. A pesar 3
  • 87. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 86 de que hay sectores que requieren de una mayor cualificación, no debe obviarse el hecho de que la actualización del capital humano debe producirse en todos los sectores de la economía. Para este análisis se utiliza el concepto de convergencia, entendida como aproximación de los valores de las variables de interés en cada sector económico. Se recurrirá a la elaboración de Figuras de evolución por sectores económicos y/o ramas de actividad que darán una idea de la tendencia divergente o convergente. Dicho análisis se complementará con el indicador sintético de convergencia denominado sigma-convergencia. La convergencia sigma se produce cuando se reduce de forma significativa la dispersión de los valores de las variables a lo largo del tiempo. Como medida de dispersión se utiliza la desviación típica. La variable que mide la formación para ocupados es el número de participantes formados, tanto por la Fundación Tripartita como por el INAEM. En el caso concreto de la formación de demanda se analizará como medida alternativa la evolución del crédito, tanto asignado como dispuesto, que indican respectivamente los recursos formativos disponibles y los efectivamente utilizados. Las variables económicas de referencia con las que comparar la formación son de dos tipos: (1) Mercado laboral, donde el empleo se toma como el número de Afiliados a la Seguridad Social (fuente de datos IAEST)10 . (2) Estructura productiva, donde se usa el VAB sectorial de la economía aragonesa11 . Así, se confrontan, por un lado, las variables Afiliación a la Seguridad Social y Participantes formados, obteniendo el grado de convergencia de la formación con la 10 Los datos de Afiliación a la Seguridad Social considerados en este trabajo agrupan los regímenes General y Autónomos, así como los regímenes especiales agrario (cuenta ajena y cuenta propia hasta 2007), minería y hogares. Los promedios se han calculado en base a los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre para que la serie fuese consistente a lo largo de todo el periodo temporal considerado, ya que a partir de marzo de 2010 el IAEST solo ofrece los datos de Afiliación a la Seguridad Social para dichos meses. 11 Se han recalculado los valores corrientes del VAB ofrecidos en la Contabilidad Regional del INE a partir de la utilización de los índices encadenados proporcionados por dicha fuente para de este modo obtener un valor del VAB real (a precios constantes).
  • 88. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 87 estructura sectorial del mercado laboral aragonés y, por otro lado, se comparan el VAB con el valor del crédito asignado y dispuesto con objeto de concluir si los fondos dedicados a formación por sectores son acordes con la aportación de dicho sector al valor de la economía aragonesa. Se estudian primero los cuatro grandes sectores según clasificación CNAE (Agricultura, Industria, Construcción y Servicios) para desagregar después dentro de Industria y Servicios. No ha sido tarea fácil homogeneizar esta desagregación puesto que, mientras los datos facilitados por la Fundación Tripartita clasifican las actividades siguiendo la CNAE a dos dígitos, los del INAEM siguen una clasificación propia que, además, varía a lo largo del periodo analizado. Ha sido necesario elaborar una clasificación conjunta que permita comparar datos de afiliados, VAB, formación de demanda y formación de oferta de todo el periodo 2005-2010. Además, el cambio en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) que se produce en el año 2009 supone un problema añadido dada la necesidad de extender nuestro análisis hasta el año 2010. Se ha elaborado una equivalencia de CNAE-93 y CNAE-09 a dos dígitos, agregando posteriormente dicha equivalencia a un dígito. Dicha equivalencia y la posterior agregación se encuentran detalladas en el Cuadro A1 del Anexo presentado al final del capítulo. Existen algunas excepciones de las variables de interés que no están recogidas dentro de la desagregación por sectores o ramas al ser consideradas como “sin asignación”. Se calculan los totales y los porcentajes de cada sector y rama de actividad sin tener en cuenta estas excepciones. El caso concreto de la formación de oferta ofrecida por la Fundación Tripartita sigue la clasificación de la Comisión Paritaria Sectorial (CPS). Lo que se ha hecho en este caso es buscar una equivalencia con CNAE-09 y posteriormente agregar para adaptarla a la clasificación que se utilizará en el subapartado correspondiente. La agregación realizada se muestra en el Cuadro A2 del Anexo de este capítulo. En lo que sigue se presenta el análisis en dos apartados, el primero estudia la formación de demanda y el segundo la formación de oferta. Cada sección se inicia mostrando el grado de convergencia sigma y la brecha existente para los cuatro
  • 89. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 88 grandes sectores y posteriormente por ramas de actividad según la desagregación propuesta en el Anexo de este capítulo. 3.2.- Correspondencia en la formación de demanda. Datos de la Fundación Tripartita. La formación de demanda se gestiona en exclusividad por la Fundación Tripartita y es aquella que corresponde a Acciones de formación continua en las empresas, esto es, formación realizada por la propia empresa. 3.2.1. La formación de demanda por sectores y la composición sectorial del mercado laboral aragonés. El primer análisis de convergencia compara las variables Afiliación a la Seguridad Social y Participantes formados. Los participantes formados son aquellos incluidos en grupos con notificación de finalización realizada. Se calcula el peso relativo de cada variable dentro de cada sector o subsector de actividad y, a partir de ahí, se define la brecha como la diferencia entre porcentajes. La Figura 3.1 muestra la Sigma convergencia, esto es, la evolución de la desviación típica de las brechas de los cuatro grandes sectores entre 2005 y 2010. Dicha Figura muestra una tendencia a la disminución a lo largo del periodo, con dos repuntes en 2007 y 2010, siendo la tendencia global del periodo convergente (desviación típica decreciente). Para analizar ese proceso de convergencia y conocer qué sector o sectores están siendo los responsables, se debe estudiar cada sector por separado. Si se examina la evolución de las variables de interés para cada sector (Figura 3.2), se observa una fuerte convergencia en tres de los cuatro sectores hasta 2009. A partir de dicho año
  • 90. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 89 la tendencia es claramente divergente, con excepción de la Industria que sigue convergiendo hasta 2010. Figura 3.1. Convergencia sigma para los cuatro grandes sectores. 0 0,02 0,04 0,06 0,08 0,1 0,12 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita. En concreto, la Agricultura muestra un déficit de participantes durante todo el periodo al estar el peso porcentual que éstos representan muy por debajo del peso de la afiliación en dicho sector. Esto supone una amplia brecha de casi 6 puntos porcentuales que, pese a acercarse ambas variables en el último año, todavía se encuentra la formación muy alejada del peso que la afiliación representa en dicho sector. En la Construcción, el periodo comienza, al igual que en la Agricultura, con un déficit de participantes formados. Sin embargo, esta tendencia cambia en 2009 pasando a ser el sector excedentario en formación. En la Industria, al contrario que en los sectores anteriores, se observa un mayor peso de la variable participantes formados que de la afiliación. Esto hace que exista una brecha en torno a los 10 puntos porcentuales a lo largo de todo el periodo. A partir del año 2008, las variables de interés se comportan de manera paralela. En los Servicios el peso de los participantes formados se sitúa ligeramente por debajo del que representa la afiliación con un mayor distanciamiento de las variables de interés en 2010, consecuencia de la caída del peso de la formación.
  • 91. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 90 Figura 3.2. Evolución de la formación y la afiliación para los cuatro grandes sectores. Agricultura 0% 1% 2% 3% 4% 5% 6% 7% 8% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Construcción 0% 2% 4% 6% 8% 10% 12% 14% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 < Industria 0% 5% 10% 15% 20% 25% 30% 35% 40% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Servicios 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Formados Afiliación Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita. A continuación se procede a realizar este mismo análisis por subsectores según la desagregación que se muestra en el Cuadro A1 del Anexo. La Agricultura, como puede observarse en el Cuadro A1, se descompone en dos subsectores: Agricultura, ganadería, caza y selvicultura y Pesca12 . 12 Esta desagregación no es posible en el caso de la formación de oferta cuando se utilicen datos de formación gestionada por el INAEM. Tampoco en el caso de la formación de oferta de las convocatorias estatales de la Fundación Tripartita por no existir formación en el subsector pesquero.
  • 92. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 91 La Figura 3.3 muestra las pautas de convergencia que ya se señalaban en el análisis agregado. La tendencia divergente iniciada en 2008 es consecuencia de un incremento del peso de la afiliación en 2009, claramente significativo en el caso de la Pesca que, además, coincide en ambos subsectores con una caída del peso de los participantes formados. La convergencia que parece iniciarse en 2010 se produce en ambos subsectores siendo causada tanto por una caída en la afiliación como por el incremento del peso relativo de los participantes formados. Así, se destaca que ambos subsectores son deficitarios en formación salvo en el caso de la Pesca que para los años 2007 y 2008 pasa a ser excedentaria. Figura 3.3. Evolución de la formación y la afiliación en la Agricultura. Agricultura, ganadería, caza y selvicultura 0,0% 2,0% 4,0% 6,0% 8,0% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Pesca 0,00% 0,02% 0,03% 0,05% 0,06% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Formados Afiliación Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita. La Sigma convergencia (Figura 3.4), que solo puede ser calculada para el caso de Agricultura, ganadería, caza y selvicultura por descomponerse a su vez en otras ramas de actividad, coincide con la evolución agregada comentada a partir de la Figura 3: tendencia a la reducción de la desviación típica con cambio a partir del año 2008 hasta recuperar en 2010 el valor inicial de la desviación típica. La Figura 3.5 muestra el indicador de Sigma convergencia en el agregado del sector Industria y en los tres subsectores propuestos.
  • 93. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 92 Figura 3.4. Convergencia sigma en la Agricultura. Agricultura, Ganadería, Caza y Selvicultura 0 0,015 0,03 0,045 0,06 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita. En el sector de la Industria se incluyen tres subsectores13 (Cuadro A1): Industrias extractivas, Manufacturas y Energía y agua. La Industria, en agregado, muestra a lo largo del periodo un comportamiento convergente. Tanto Industrias extractivas como Manufacturas muestran convergencia hasta el año 2009 con un ligero retroceso en el año 2010 que en el caso de Industrias extractivas es más acusado. El patrón que presenta el subsector Energía y agua es claramente distinto, puesto que no existe una tendencia a la convergencia. La Figura 3.6 muestra la evolución de las variables de interés para los tres subsectores de la Industria. En Industrias extractivas se observa un comportamiento estable en el peso de la afiliación decreciendo de forma constante a partir del año 2007. Caso contrario es el de la variable participantes formados que muestra fuertes fluctuaciones: el fuerte incremento de la formación en 2007 y 2010 hace que en dichos años se invierta el signo de la brecha. El subsector de Manufacturas presenta una tendencia claramente convergente consecuencia de una caída gradual en el peso de los formados a lo largo de todo el periodo. No obstante, en el año 2010 un ligero incremento de dicha variable detiene dicha tendencia convergente. 13 En la sección 3.3, cuando se utilicen los datos de formación de ocupados gestionada por el INAEM solo se podrá distinguir dos subsectores “Industrias extractivas y manufacturas” y “Energía y agua”.
  • 94. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 93 Figura 3.5. Convergencia sigma en la Industria. Industria 0 0,02 0,04 0,06 0,08 0,1 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Industrias extractivas 0 0,0003 0,0006 0,0009 0,0012 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Manufacturas 0 0,005 0,01 0,015 0,02 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Energía y agua 0 0,006 0,012 0,018 0,024 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita. Por último, el subsector de Energía y agua muestra un comportamiento estable en los afiliados que no se observa en la variable de formación. Así, pese a existir en 2005 una distancia insignificante entre ambas variables, el peso de la formación se sitúa muy por encima de la afiliación en el resto de años, con un punto de convergencia en 2008, consecuencia de la pérdida de peso de los participantes en dicho año.
  • 95. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 94 Figura 3.6. Evolución de la formación y la afiliación en la Industria. Industrias extractivas 0,0% 0,2% 0,3% 0,5% 0,6% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Manufacturas 0,0% 10,0% 20,0% 30,0% 40,0% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Energía y agua 0,0% 1,2% 2,4% 3,6% 4,8% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Formados Afiliación Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita. Es por tanto el subsector Energía y agua junto con Manufacturas excedentario en formación a lo largo de todo el periodo, mostrando estos subsectores tendencias de evolución opuestas. Industrias Extractivas, por su parte, alterna periodos de déficit de formación (años 2005, 2006 y 2008) con dos años de superávit (2007 y 2010) consecuencia de fuertes incrementos en el peso de la formación en dichos años. En la Construcción no es posible llevar a cabo una desagregación por subsectores o ramas de actividad a menos que se utilice exclusivamente la CNAE-09. Esta clasificación desagrega el sector de la Construcción en tres ramas de actividad: 41 Construcción de edificios, 42 Ingeniería civil, y 43 Actividades de Construcción especializada, por tanto sólo sería posible llevar a cabo un análisis de convergencia para los años 2009 y 2010.
  • 96. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 95 Por último en el sector Servicios se diferencian siete subsectores: Comercio; Hostelería y Turismo; Transporte, comunicaciones e informática; Servicios financieros, inmobiliarios y otros; Formación complementaria14 ; Sanidad; Servicios socioculturales. En términos de la convergencia del sector se concluye que el comportamiento medio se orienta hacia un ligero incremento de la dispersión, consecuencia de una clara tendencia divergente al final del periodo. Así lo corrobora la Figura 3.7 donde se calcula la sigma-convergencia para el global del sector y en las ramas de actividad que la integran. Por subsectores la tendencia es divergente en todos, sobre todo en 2010, con excepción de Servicios financieros, inmobiliarios y otros. La Figura 3.8 presenta la evolución de las variables de interés para los siete subsectores que componen el sector Servicios. Se observa un comportamiento estable con exceso de formación en Servicios financieros, inmobiliario y otros, con tres años de acercamiento de las variables en 2005, 2008 y 2010. Dicho paralelismo en la evolución de las variables también lo presenta Comercio, aunque solo al final del periodo, pues en los años previos presenta una tendencia al alza en el peso de la formación lo cual hace que a partir de dicho año el sector pase a ser excedentario en formación. También Transporte, comunicaciones e informática presenta un comportamiento paralelo para formados y afiliados excepto en el año 2008, siendo, al igual que en los anteriores subsectores, superior el peso de la formación. El último subsector excedentario en formación es el de Formación complementaria que muestra un comportamiento en forma de U a lo largo del periodo con punto de inflexión en el año 2008. El resto de sectores, Hostelería, Sanidad y Servicios socioculturales, son deficitarios en formación y muestran una brecha amplia a lo largo de todo el periodo con una tendencia divergente al final del mismo. 14 La formación complementaria agrupa según CNAE los subsectores de Educación e Investigación y desarrollo.
  • 97. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 96 Figura 3.7. Sigma convergencia en Servicios. Servicios 0 0,015 0,03 0,045 0,06 2005 2006 2007 2008 2009 2010 - Comercio 0 0,01 0,02 0,03 0,04 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Transporte, comunicaciones e informática 0 0,005 0,01 0,015 0,02 0,025 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Servicios financieros, inmobiliarios y otros 0 0,007 0,014 0,021 0,028 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Formación complementaria 0 0,015 0,03 0,045 0,06 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Servicios socioculturales 0 0,008 0,016 0,024 0,032 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita.
  • 98. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 97 Figura 3.8. Evolución de la formación y la afiliación en Servicios. Comercio 0,0% 6,0% 12,0% 18,0% 24,0% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Hostelería y turismo 0,0% 2,0% 4,0% 6,0% 8,0% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Transporte, comunicaciones e informática 0,0% 3,5% 7,0% 10,5% 14,0% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Servicios financieros, inmobiliarios y otros 0,0% 5,0% 10,0% 15,0% 20,0% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Formación complementaria 0,0% 2,5% 5,0% 7,5% 10,0% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Sanidad 0,0% 2,5% 5,0% 7,5% 10,0% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Servicios socioculturales 0,0% 3,5% 7,0% 10,5% 14,0% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Formados Afiliación Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita.
  • 99. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 98 3.2.2. La formación de demanda por sectores y la correspondencia sectorial con la producción aragonesa. En este subapartado se consideran como variables de comparación el crédito asignado y dispuesto, como medida de la formación de demanda, y el VAB real como medida del peso sectorial de la producción aragonesa. El crédito asignado es la cantidad que tienen disponible las empresas formadoras para financiar la formación de sus trabajadores con cargo a bonificaciones a la Seguridad Social. El crédito dispuesto es la cantidad efectivamente utilizada del crédito y se calcula con las finalizaciones comunicadas de los distintos grupos formativos. Los resultados de este capítulo, si bien replican en parte lo mostrado en términos de convergencia para el caso del mercado laboral, son en cierto modo diferentes. En Resumen: Convergencia en Formación de demanda de la Fundación Tripartita en relación con el mercado laboral • Existe convergencia en el periodo 2005-2010 entre las proporciones de participantes y de afiliados a la Seguridad Social por sectores. • La convergencia es clara en todos los sectores hasta el año 2009 con excepción de la Agricultura que muestra su punto máximo de convergencia en 2007. Posteriormente, la divergencia y el mantenimiento de la brecha existente se observa en todos los sectores. • La Industria es el único sector excedentario en formación a lo largo de todo el periodo. También Construcción muestra dicho superávit al final del periodo consecuencia de un cambio de tendencia. • Servicios es deficitario en formación, aunque la brecha no es amplia. Su comportamiento global es divergente a lo largo del periodo.
  • 100. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 99 lugar de considerar las personas como unidad de medida se consideran unidades monetarias. En todo caso, se observa, al igual que en el análisis del mercado laboral, un comportamiento convergente a lo largo del periodo 2006-2010, tal y como muestra la Sigma convergencia en la Figura 3.9. La evolución de la desviación típica muestra una ligera convergencia en el crédito asignado a la formación, convergencia que se muestra mayor en el caso del crédito dispuesto. Esto parece reforzar la idea de que el crédito efectivamente dispuesto a formación se adecua más a la estructura sectorial de la región que el asignado. Se observa un punto divergente en 2008, más pronunciado en el análisis del crédito asignado. Este año no concuerda con la mayor convergencia que se observa cuando el marco de estudio es el mercado laboral, pues 2008 es el año de mayor caída de la desviación típica en dicho análisis. Figura 3.9. Convergencia sigma para los cuatro grandes sectores. Crédito asignado 0 0,05 0,1 0,15 0,2 0,25 0,3 2006 2007 2008 2009 2010 Crédito dispuesto 0 0,05 0,1 0,15 0,2 0,25 0,3 2006 2007 2008 2009 2010 Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita. A continuación se analiza la evolución dentro de cada sector económico (Figuras 3.10 a 3.14). En Agricultura (Figura 3.10) la proporción del VAB sobre la economía aragonesa está muy por encima de la proporción del crédito asignado y dispuesto. El comportamiento que tienen ambas variables es paralelo, lo que mantiene la brecha a lo largo de todo el periodo. También en Servicios (Figura 3.13) la importancia de la economía está por encima del valor del crédito asignado y dispuesto, aunque al contrario que en la Agricultura la tendencia es convergente al final del periodo. Dicha
  • 101. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 100 convergencia es de nuevo más clara en el caso del crédito dispuesto. Construcción (Figura 3.12) también inicia el periodo con la misma característica que los anteriores, aunque se invierte la tendencia (tal y como ocurría en el mercado laboral) pasando al final del periodo a estar el peso de la formación (medida con el valor del crédito) por encima de la importancia de la economía aragonesa en ese sector. Dicho cruce entre ambas variables se da un año más tarde (2008) en el caso del crédito dispuesto. Industria se comporta de manera distinta al resto (Figura 3.11) pues es el único sector que mantiene un valor del crédito por encima del valor agregado de la economía a lo largo de todo el periodo. Se recorta al final la distancia entre ambas variables, como ocurría en el mercado laboral, debido a una caída del peso de la variable de formación. Pero sigue siendo excedentario en formación. Dicho acercamiento se da de forma más clara en el caso del crédito dispuesto. No se desciende a un mayor nivel de desagregación, como hacíamos en el caso de la afiliación, porque no es posible disponer de los datos del VAB para los años 2009 y 2010 (se utilizan datos de la Contabilidad regional y solo ofrecen la desagregación por CNAE a 1 dígito hasta el año 2008). Figura 3.10. Evolución del crédito (asignado y dispuesto) y el VAB real en la Agricultura. Crédito asignado 0,0% 1,5% 3,0% 4,5% 6,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Crédito dispuesto 0,0% 1,5% 3,0% 4,5% 6,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Crédito VAB real Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita.
  • 102. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 101 Figura 3.11. Evolución del crédito (asignado y dispuesto) y el VAB real en la Industria. Crédito asignado 0,0% 15,0% 30,0% 45,0% 60,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Crédito dispuesto 0,0% 15,0% 30,0% 45,0% 60,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Crédito VAB real Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita. Figura 3.12. Evolución del crédito (asignado y dispuesto) y el VAB real en la Construcción. Crédito asignado 0,0% 3,5% 7,0% 10,5% 14,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Crédito dispuesto 0,0% 4,0% 8,0% 12,0% 16,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Crédito VAB real Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita.
  • 103. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 102 Figura 3.13. Evolución del crédito (asignado y dispuesto) y el VAB real en Servicios. Crédito asignado 0,0% 16,0% 32,0% 48,0% 64,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Crédito dispuesto 0,0% 20,0% 40,0% 60,0% 80,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Crédito VAB real Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita. Resumen: Convergencia en Formación de demanda de la Fundación Tripartita en el contexto de la economía aragonesa: • Existe un comportamiento convergente durante el periodo 2006- 2010 entre las variables crédito y VAB real. • Dicha convergencia es mayor en el caso del crédito dispuesto, la cual se da hasta en el año 2010. Esto no ocurre en el crédito asignado y tampoco se observaba con el enfoque del mercado laboral por ser este año divergente en ambos análisis. • Se replica el signo de la brecha en los distintos sectores económicos que al considerar la referencia del mercado laboral: Industria vuelve a ser el único sector con superávit de formación, acompañado en los últimos años por Construcción, consecuencia de un cambio de tendencia a partir de 2008.
  • 104. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 103 3.3.- Correspondencia en la formación de oferta. 3.3.1. La formación de oferta por sectores y la composición sectorial del mercado laboral aragonés. Datos de la Fundación Tripartita. En este apartado consideramos la formación de oferta estatal ofrecida por la Fundación Tripartita a los trabajadores ocupados. En concreto, analizamos los convenios estatales anuales de 2006, 2009 y 2010 y el bianual del 2007-2008. En dichas convocatorias los participantes acceden a la formación de forma directa sin la concurrencia de su empresa. Los datos de formación de oferta que utilizamos consideran solo los participantes ocupados, excluyendo así el número de alumnos participantes que se encuentran en situación de desempleo. Dichos datos han sido proporcionados directamente por la Fundación Tripartita. Con el fin de considerar años enteros que permitan la comparación con los datos de afiliación, se reparte a partes iguales los datos de la convocatoria bianual 2007-2008. Por tanto, en el análisis que se presenta a continuación se considera cada año del periodo 2006-2010. Se dispone de datos desagregados según la Comisión Paritaria Sectorial (CPS). Se realiza una equivalencia previa entre la CPS y la CNAE-09 y una posterior agregación que se muestra en el Cuadro A2 del Anexo. Los datos sectoriales incluyen, con excepción del año 2006, un subsector de formación en sectores Transversales, que no ha sido considerado por no saber a que sector de actividad pertenece. Dicho dato provocaba un incremento de la formación en los años en los que se incluye, al no existir en años anteriores. El total ha sido recalculado, eliminando así el salto que provoca. Consideramos datos de participantes formados para medir la formación no reglada de oferta a ocupados, que se confronta con la información de Afiliados a la Seguridad Social, para dar una idea de la convergencia o divergencia entre formación y estructura del mercado laboral. De nuevo, se calcula la brecha como la diferencia entre el peso porcentual por sectores de la afiliación y el de la formación.
  • 105. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 104 Para comenzar el análisis sobre dicha variable se calcula la Sigma convergencia (Figura 3.14). Se observa una ligera convergencia a lo largo del periodo 2006 a 2010 fruto de un episodio de convergencia aislado en 2009. A esta caída en la desviación típica se le sucede un incremento rápido de la misma en el año 2010 el cual provoca que el valor de la desviación típica se sitúe cercano al nivel inicial. Figura 3.14. Convergencia sigma para los cuatro grandes sectores. 0,00 0,04 0,08 0,12 0,16 2006 2007 2008 2009 2010 Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita. A continuación se analiza los distintos sectores de actividad con objeto de mostrar cuál o cuáles son los responsables de la tendencia global observada. En el Figura 3.15 vemos que la convergencia en el año 2009 se observa en todos los sectores siendo consecuencia de un claro acercamiento de las dos variables. Esto ya se observaba en el análisis de la Formación de demanda. En 2010 continúa el acercamiento en Agricultura y Construcción mientras que el comportamiento es divergente en Industria y Servicios. En tres de los cuatro sectores el acercamiento en 2009 se produce por una fuerte variación de la formación, puesto que la evolución de la afiliación se muestra estable. Sin embargo, en Construcción se observa una progresiva reducción de la afiliación a partir de 2007, consecuencia de la crisis iniciada en dicho año, lo cual,
  • 106. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 105 unido al incremento de la formación de 2 puntos porcentuales, hace que la distancia entre ambas variables se reduzca. La divergencia en 2010 se da en Industria y Servicios siendo de nuevo consecuencia de una variación en el peso de la formación. En concreto, se observa una caída en Servicios, que deja al sector en una posición deficitaria en cuanto a formación con una brecha de más de 10 puntos; mientras que en Industria el peso de la formación se incrementa, ampliando el superávit de formación a un valor de la brecha de alrededor de 10 puntos porcentuales. Figura 3.15. Evolución de la formación y la afiliación para los cuatro grandes sectores. Agricultura 0% 2% 4% 6% 8% 10% 12% 14% 2006 2007 2008 2009 2010 Construcción 0% 2% 4% 6% 8% 10% 12% 14% 2006 2007 2008 2009 2010 < Industria 0% 5% 10% 15% 20% 25% 30% 35% 40% 2006 2007 2008 2009 2010 Servicios 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 2006 2007 2008 2009 2010 Formados Afiliación Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita.
  • 107. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 106 Debe por último ser señalado que Construcción es el único sector que ve incrementado de forma continuada el número de participantes en acciones formativas. Dado el periodo de crisis y la fuerte pérdida de empleo de dicho sector, se entiende ésta como la formación destinada, posiblemente, a reorientación laboral. En Agricultura destacamos una fuerte divergencia en los años 2007 y 2008 (convocatoria 2007_08). Posteriormente, la caída de la formación en años sucesivos hace que formados y afiliados coincidan en importancia relativa. En Construcción ambas variables muestran un comportamiento convergente llegando a coincidir en 2010. El incremento de los formados en 2010 hace que la relación entre ambas variables se invierta siendo en 2010 el sector ligeramente excedentario en cuanto a formación. La Industria es excedentaria en formación durante todo el periodo y Servicios muestra déficit de formación. A continuación mostramos el análisis por ramas de actividad según la agregación del Cuadro A2 del Anexo. La subdivisión puede realizarse únicamente para Industria y Servicios. Comenzando por Industria, se divide el sector, como en anteriores epígrafes, en tres subsectores: Industrias extractivas, Manufacturas y Energía y agua. La Figura 3.16 muestra la sigma convergencia global de la Industria considerando la dispersión existente entre las brechas de cada uno de los subsectores que la integran. En él se muestra cómo la tendencia cambia a partir del año 2009 siendo el año 2010, como ya se ha comentado en el análisis global, un punto de divergencia.
  • 108. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 107 Figura 3.16. Sigma- convergencia en Industria. Industria 0 0,04 0,08 0,12 2006 2007 2008 2009 2010 Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita. La evolución de las variables de interés de dichas ramas de actividad se muestra en el Figura 3.17. El comportamiento agregado de la Industria es un reflejo del comportamiento de las Manufacturas, el más importante por las ramas de actividad que integra. Se observa un comportamiento convergente con un excedente de formación que diverge en 2010. En Industrias extractivas el comportamiento al final del periodo es el opuesto, pues en 2010 se produce un acercamiento consecuencia de una caída en el peso de la formación que provoca una reducción en el superávit. No obstante, este subsector solo integra la minería, por lo que no es muy representativo del agregado Industrial. Por su parte, Energía y Agua muestra un comportamiento divergente hasta 2008 siendo excedentario en formación, si bien converge a partir de 2009 pasando a ser ligeramente deficitario.
  • 109. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 108 Figura 3.17. Evolución de la formación y la afiliación en el sector Industria. Industrias extractivas 0,0% 0,2% 0,4% 0,6% 2006 2007 2008 2009 2010 Manufacturas 0,0% 10,0% 20,0% 30,0% 40,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Energía y agua 0,0% 0,9% 1,8% 2,7% 3,6% 2006 2007 2008 2009 2010 Formados Afiliación Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita. Servicios vuelve a desagregarse en siete subsectores: Comercio, Hostelería y turismo, Transporte, comunicaciones e informática, Servicios financieros, inmobiliarios y otros, Formación complementaria, Sanidad y Servicios Socioculturales. La convergencia se muestra en el Figura 3.18 a través del análisis de la sigma- convergencia. Como previamente el análisis se realiza calculando la dispersión existente entre las brechas previamente calculadas para cada una de las ramas de actividad. Se observa en el global un comportamiento divergente en este sector.
  • 110. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 109 Figura 3.18. Sigma convergencia en Servicios. Servicios 0 0,02 0,04 0,06 2006 2007 2008 2009 2010 Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita. En la Figura 3.19 se muestra la evolución conjunta de las variables de interés para cada subsector de Servicios. La divergencia observada al final del periodo en el global del sector la muestran todos los subsectores con excepción de Formación complementaria y Servicios financieros, inmobiliarios y otros. El comportamiento deficitario en formación que se observa en el agregado del sector lo muestran cinco de los siete subsectores. Tres de ellos tienen una amplia brecha entre las variables de interés. Por su parte, los sectores excedentarios son Formación complementaria y Comercio. Servicios financieros, inmobiliarios y otros muestra un excedente en formación al inicio y al final del periodo, siendo en 2010 muy aproximado el peso porcentual de ambas variables.
  • 111. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 110 Figura 3.19. Evolución de la formación y la afiliación en el sector Servicios. Comercio 0,0% 7,0% 14,0% 21,0% 28,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Hostelería y turismo 0,0% 2,0% 4,0% 6,0% 8,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Transporte, comunicaciones e informática 0,0% 2,0% 4,0% 6,0% 8,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Servicios financieros, inmobiliarios y otros 9,0% 10,0% 11,0% 12,0% 13,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Formación complementaria 0,0% 2,0% 4,0% 6,0% 8,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Sanidad 0,0% 2,5% 5,0% 7,5% 10,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Servicios socioculturales 0,0% 3,5% 7,0% 10,5% 14,0% 2006 2007 2008 2009 2010 Formados Afiliación Fuente: Elaboración propia según datos de la Fundación Tripartita.
  • 112. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 111 A modo de conclusión, cabe señalar que existe un claro déficit formativo en los Servicios cuando hablamos de formación de oferta a ocupados gestionada por la Fundación Tripartita siendo, además, el único sector en el que se observa una tendencia divergente. Por su parte, la formación en la Industria es excedentaria. En Agricultura y Construcción se produce un cambio de tendencia en el año 2010 al recortar en exceso el peso de la formación a partir de dicho año en Agricultura e incrementarlo en Construcción. 3.3.2. La formación de oferta por sectores y la composición sectorial del mercado laboral aragonés. Datos del Instituto Aragonés de Empleo. En este subapartado se analiza la formación de oferta que gestiona el INAEM dirigida a desempleados para su inserción laboral, ya que también acceden a dichos cursos Trabajadores por cuenta ajena y Autónomos. Son estos trabajadores los que se consideran para estudiar la formación de oferta a ocupados. La medición de esta Resumen: Convergencia en Formación de oferta de la Fundación Tripartita en relación con el mercado laboral • La formación de oferta gestionada por la Fundación Tripartita muestra 2009 como un punto de inflexión dejando atrás una clara tendencia convergente iniciada en 2005. Esto ya ocurría en el análisis de la Formación de demanda. • Es también coincidente con el análisis de la Formación de demanda que la de Industria muestre un comportamiento convergente a lo largo del periodo, siendo Servicios el único sector con un comportamiento divergente. • Se repite el signo de la brecha en cada uno de los sectores económicos. Solo la Agricultura muestra un comportamiento diferencial mostrando un excedente en formación durante el periodo 2006-2009.
  • 113. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 112 formación se realiza a través del número de participantes formados que son los que además de asistir al curso en el porcentaje mínimo exigido obtienen una evaluación positiva. El análisis de convergencia se realiza comparando por sectores los datos de participantes formados, facilitados por el INAEM, con los de Afiliados a la Seguridad Social. 3.3.2.1 La formación de oferta dirigida a desempleados. La única diferencia con la desagregación mostrada con los datos de la Fundación Tripartita es que ahora el sector de la Industria solo se puede desagregar en dos subsectores: Industrias extractivas y manufactureras y Energía y Agua. Servicios por su parte se sigue desagregando en los siete subsectores anteriores: Comercio; Hostelería y Turismo; Transporte, comunicaciones e informática; Servicios financieros, inmobiliarios y otros; Formación complementaria15 ; Sanidad; Servicios socioculturales. A pesar de que el INAEM presenta unos datos en los que el sector Industria y el sector Servicios están clasificados en más subsectores, se utiliza esta clasificación puesto que es la única homogénea en el tiempo, lo cual permite realizar comparaciones inter-temporales y un correcto análisis de evolución. Además, dicha desagregación permite homogeneizar el análisis con el realizado con los datos de la Fundación Tripartita. La Figura 3.20 muestra el indicador Sigma convergencia para la brecha existente entre el porcentaje de formados en cada sector y el de afiliados en dicho sector. A pesar de una caída de la desviación típica muy pronunciada en el año 2007, se puede afirmar la ausencia de convergencia a lo largo del periodo. Comparando los datos inicial y final se puede decir que hay una ligera divergencia. 15 La formación complementaria agrupa según CNAE los subsectores de Educación e Investigación y desarrollo.
  • 114. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 113 Figura 3.20. Convergencia sigma para los cuatro grandes sectores. 0,00 0,02 0,04 0,06 0,08 0,10 0,12 0,14 0,16 0,18 0,20 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Fuente: Elaboración propia según datos facilitados por INAEM. Interesa conocer el o los sectores responsables de que esta convergencia no se produzca. En la Figura 3.21 se examina la evolución de las variables de interés para cada uno de los cuatro sectores: Agricultura, Construcción, Industria y Servicios. Es común a los cuatro sectores que los pesos en formación y en afiliación de los sectores no convergen, es más, o bien tienen una tendencia a evolucionar en paralelo o bien a divergir como es el caso del sector Agricultura. Además, esta Figura muestra un déficit en formación común a todos los sectores excepto Servicios, a pesar de que se produzcan picos de formación en Agricultura en el año 2008 y en Construcción en los años 2006 y 2007. En el sector Servicios, en todo el periodo analizado excepto en el año 2006, la formación representa un porcentaje mayor que el mostrado por los afiliados en dicho sector. Estas conclusiones son contrarias a las aportadas a través de la formación ofrecida por la Fundación Tripartita, donde el sector con superávit formativo es Industria en lugar de Servicios. Las explicaciones pueden ser varias, la primera que la formación que este apartado considera está asignando los cursos dependiendo del contenido, es decir, los cursos de informática se incluyen en el sector Servicios, mientras que la información que se extrae a partir de los datos de la Fundación Tripartita se refiere al sector de la propia empresa en la que se realiza la formación o en la que se encuentra el trabajador que está realizando el curso. Así, en este último caso, un
  • 115. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 114 curso de informática para una empresa o trabajador del sector Industrial se incluirá en la formación del sector de la Industria. No obstante, no es de extrañar que la información diverja ya que la formación de oferta que se analiza en este apartado está dirigida a desempleados, no a ocupados, por lo que los sectores estratégicos a los que se dirige dicha formación pueden, y probablemente deban, ser distintos. Figura 3.21. Evolución de la formación y la afiliación para los cuatro grandes sectores. Industria 0% 5% 10% 15% 20% 25% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Servicios 0% 20% 40% 60% 80% 100% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Formados Afiliación Fuente: Elaboración propia según datos facilitados por INAEM. Agricultura muestra un déficit de formación durante todo el periodo ya que el peso porcentual que representan los participantes está muy por debajo del peso de la afiliación en dicho sector. Esto supone una amplia brecha de casi 4 puntos porcentuales que se amplía a 6 en el año 2009. Construcción se caracteriza también Agricultura 0% 1% 2% 3% 4% 5% 6% 7% 8% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Construcción 0% 7% 14% 21% 28% 35% 42% 2005 2006 2007 2008 2009 2010
  • 116. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 115 por un déficit formativo de casi 10 puntos porcentuales en casi todo el periodo, excepto en los años 2006 y 2007, que se llega a alcanzar un peso de la formación de unos 30 y 15 puntos porcentuales por encima de la afiliación, respectivamente. En Industria, tanto formación como afiliación disminuyen a lo largo del periodo pero en paralelo, manteniendo una distancia entre ambas variables de alrededor de 10 puntos porcentuales a favor del mayor peso de los afiliados. En Servicios el peso de los participantes formados se sitúa por encima del que representa la afiliación en todos los años menos en 2006, lo que parece indicar que en dicho año la ganancia en formación que se produce en Construcción es a costa de la pérdida formativa en los ocupados del sector Servicios. Para el año 2010 el peso porcentual de la formación se sitúa unos 25 puntos por encima del de la afiliación. A continuación se procede a realizar este mismo análisis para cada subsector según la desagregación propuesta en este apartado, de forma que analizaremos Industria y Servicios con un mayor nivel de detalle. En el sector de la Industria se incluyen únicamente dos subsectores16 (Cuadro A1): Industrias extractivas y manufacturas y Energía y agua. La Figura 3.22 presenta el indicador de Sigma convergencia para el sector Industria en su conjunto. Este indicador permite evaluar globalmente las brechas existentes entre los subsectores que componen el sector Industria. Este sector presenta convergencia a lo largo del periodo analizado, con lo cual podemos concluir que no es el responsable de la falta de convergencia que presenta la formación de oferta. 16 En la sección 3.2, los datos de la Fundación Tripartita permiten desagregar el subsector Industrias extractivas y manufacturas en Industrias extractivas por un lado, y Manufacturas por otro. Sin embargo, esto no es posible con los datos de formación gestionados por el INAEM.
  • 117. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 116 Figura 3.22. Sigma- convergencia en Industria. 0,00 0,05 0,10 0,15 0,20 0,25 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Fuente: Elaboración propia según datos facilitados por INAEM. La Figura 3.23 muestra la evolución de las variables de interés para los dos subsectores de la Industria. En el caso concreto de Industrias extractivas y manufactureras, formación y afiliación parecen acercarse a lo largo del periodo, aunque la distancia mínima que alcanzan es grande, unos 15 puntos porcentuales en 2010 a favor de un mayor peso de los afiliados que de los formados en el sector. En el subsector Energía y agua ocurre lo contrario, ya que existe un mayor peso de la formación que de la afiliación. Sin embargo, también tienden a la convergencia. Figura 3.23. Evolución de la formación y la afiliación en la Industria. Industrias extractivas y manufacturas 0% 5% 10% 15% 20% 25% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Energía y agua 0% 3% 6% 9% 12% 15% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Formados Afiliación Fuente: Elaboración propia según datos facilitados por INAEM.
  • 118. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 117 La Figura 3.24 muestra el indicador de Sigma convergencia para el sector Servicios en su conjunto, considerando para su realización la dispersión entre las brechas de los siete subsectores explicitados en el Cuadro A1. En él se corrobora la falta de convergencia que ya mostraban las variables de formados y afiliados en la Figura 3.21. A pesar de que en el sector Servicios existe un mayor peso de la formación que de la afiliación, esta diferencia no se corrige entre los mismos subsectores que componen Servicios. Figura 3.24. Sigma- convergencia en Servicios. 0,00 0,05 0,10 0,15 0,20 0,25 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Fuente: Elaboración propia según datos facilitados por INAEM. La Figura 3.25 presenta la evolución de las variables para los siete subsectores. Solamente Transporte, comunicaciones e informática y Servicios financieros, inmobiliarios y otros presentan un peso en formación mayor que el de afiliación. En el resto de sectores el peso del empleo es mayor que el de formados para todo el periodo excepto en el año 2007 para Servicios socioculturales. Esta conclusión difiere del análisis en formación de demanda, donde los sectores con superávit formativo eran Formación complementaria, Comercio y Servicios financieros, inmobiliarios y otros a partir de 2008. Además, solo Servicios socioculturales presenta un comportamiento estable o tendente a la convergencia, cuando en el análisis de formación de demanda, tanto Formación complementaria, como Servicios financieros, inmobiliarios y otros tendían a la convergencia.
  • 119. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 118 Hostelería y turismo parece mostrar convergencia hasta 2008 y a partir de allí divergencia puesto que aumenta el peso de los afiliados en el sector a la vez que disminuye el peso de los formados. Algo similar ocurre con Comercio pero en este sector la divergencia aparece en el año 2010. Sanidad y Formación complementaria son dos claros ejemplos de divergencia, puesto que parten de pesos similares en formados y afiliados para acabar presentando diferencias de 7 y 3 puntos porcentuales, respectivamente, debido a que el peso de afiliados crece y el de los formados se ve reducido. A pesar de que en Servicios financieros, inmobiliarios y otros el peso de afiliados y formados se ha aproximado mucho, sobre todo a partir del año 2006, la tendencia parece ser a la divergencia. Transporte, comunicaciones e informática presenta una diferencia de casi 50 puntos porcentuales entre el peso de la formación y el de afiliación. Esto se explica por la diferente asignación que presentan la formación de oferta y demanda. La formación de demanda puede asignarse al sector que la solicita, mientras que la formación de oferta que se utiliza va dirigida a desempleados y son las características del curso las que lo asignan al sector correspondiente. Esto hace que los cursos de formación transversal, como pueden ser los cursos de informática, se incluyan en este apartado en lugar de en el sector para el que se van a utilizar. Como conclusión, la formación de oferta a empleados no presentan una tendencia convergente ni en la economía en su conjunto ni por sectores o subsectores, con la excepción de los subsectores que componen Industria. Además, el grado de ajuste entre formación y peso del empleo en los sectores es escaso, tal y como ya se concluyó en el análisis de la formación de demanda. Excepto el sector Servicios, en el resto existe un déficit formativo, hecho que no ocurre en formación de demanda, puesto que el sector con superávit formativo es Industria. Hay que resaltar de nuevo que las notables diferencias que estos datos presentan con respecto a los proporcionados por la Fundación Tripartita pueden deberse en gran medida al hecho que la formación gestionada por el INAEM tiene
  • 120. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 119 como destinatarios principales los desempleados, de forma que el objetivo de los cursos es la integración laboral de los desempleados en los distintos sectores. Figura 3.25. Evolución de la formación y la afiliación en Servicios. Comercio 0% 4% 8% 12% 16% 20% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Hostelería y turismo 0% 2% 3% 5% 6% 8% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Servicios financieros, inmobiliarios y otros 0% 12% 24% 36% 48% 60% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Formación complementaria 0% 1% 2% 3% 4% 5% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Sanidad 0% 2% 4% 6% 8% 10% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Servicios socioculturales 0% 4% 7% 11% 14% 18% 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Formados Afiliación Fuente: Elaboración propia a partir de los datos facilitados por el INAEM.
  • 121. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 120 3.3.2.2 La formación de oferta dirigida a ocupados. Los datos correspondientes a este tipo de formación únicamente se desagregan en los cuatro grandes sectores puesto que no existe homogeneidad en la desagregación a lo largo del periodo analizado. También cambia el periodo de tiempo considerado debido a que sólo se dispone de datos conjuntamente para los años 2006-2007 y los años 2008, 2009 y 2010. En este tipo de formación se consideran únicamente los cursos impartidos en los que existe una distinción sectorial, no se consideran los cursos intersectoriales lo que evita una sobredimensión de la formación en el sector servicios. La Figura 3.26 muestra el indicador de Sigma convergencia para la brecha existente entre el porcentaje de formados y el de afiliados en cada sector. A pesar de una caída de la desviación típica en el año 2008 y en el año 2010, en el año 2009 hay un pronunciado retroceso que confirma la ausencia de convergencia a lo largo del periodo, tal y como ya se concluía con los datos de formación dirigida a desempleados. Figura 3.26. Convergencia sigma para los cuatro grandes sectores. 0,00 0,05 0,10 0,15 0,20 0,25 0,30 0,35 0,40 2006-2007 2008 2009 2010 < Fuente: Elaboración propia según datos facilitados por INAEM. En lo que sigue se tratará de averiguar el o los sectores responsables de esta divergencia. En la Figura 3.27 se examina la evolución de las variables de interés para cada uno de los cuatro sectores: Agricultura, Construcción, Industria y Servicios.
  • 122. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 121 Agricultura y Construcción presentan unas trayectorias anómalas porque los datos no registran formación en el año 2009. Sin embargo, tratando de obviar este importante hecho, la evolución del conjunto de los años revela la existencia de convergencia entre las dos trayectorias representadas. Esta circunstancia no se da ni en Industria, que presenta un movimiento divergente muy pronunciado en el año 2009, ni en Servicios, que presenta una evolución prácticamente en paralelo. Figura 3.27. Evolución de la formación para ocupados y la afiliación para los cuatro grandes sectores. Agricultura 0% 5% 10% 15% 20% 2006-2007 2008 2009 2010 Indutria 0% 20% 40% 60% 80% 2006-2007 2008 2009 2010 Construcción 0% 5% 10% 15% 20% 2006-2007 2008 2009 2010 Servicios 0% 15% 30% 45% 60% 2006-2007 2008 2009 2010 Formados Afiliación Fuente: Elaboración propia según datos facilitados por INAEM Agricultura muestra un superávit de formación hasta el año 2009 en el que no hay registro de que el INAEM haya gestionado cursos. A partir de este año presenta un déficit de 3 puntos porcentuales. Construcción tampoco presenta datos de formación para el año 2009 y tiene una formación muy oscilante, a pesar de que en el año
  • 123. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 122 2010 presenta convergencia entre el porcentaje de formados y el de afiliados al sector. Estas dos trayectorias parecen ser comunes a los datos de la Fundación Tripartita. Industria presenta un movimiento divergente en formación el año 2009 que aumenta el superávit formativo observado en todo el periodo, llegando a una brecha de 20 puntos porcentuales en el año 2010. Este superávit se produce también en los datos de la Fundación Tripartita, mientras que en los datos de formación para desempleados gestionada por el INAEM lo que ocurre en el sector Industria es justamente lo contrario, al producirse un déficit formativo de más de 15 puntos porcentuales. También los datos del sector Servicios son similares en la formación para los ocupados gestionada por el INAEM a los datos facilitados por la Fundación Tripartita y opuestos a los datos de formación dirigida a desempleados y gestionada a su vez por el INAEM. El peso de los participantes formados se sitúa por debajo del que representa la afiliación en todos los años. La distancia en el año 2009 llega a ser de casi 30 puntos porcentuales. De forma que estos datos parecen confirmar las trayectorias seguidas por la formación de oferta elaborada con los datos de la Fundación Tripartita y aportan conclusiones contrarias a las realizadas a través de la formación ofrecida por el INAEM para desempleados. La divergencia apuntada seguramente tiene que ver con el sector estratégico al que se dirige la formación y a que la mayoría de los cursos transversales dirigidos a desempleados se incluyen en el sector servicios.
  • 124. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 123 Resumen: Convergencia en formación de ocupados del INAEM en relación al mercado laboral • La tendencia para el periodo 2005-2010 es divergente entre formación de ocupados y afiliación. Dicha tendencia se observa tanto en la formación dirigida inicialmente a ocupados como a desempleados. Revela una falta de correspondencia y de ajuste de las desviaciones entre la importancia del empleo y de la formación. • La formación para desempleados del INAEM tiene un comportamiento convergente para la Industria. • El signo de la brecha cambia en los principales sectores dependiendo de si la formación se dirige inicialmente a ocupados o a desempleados. • Industria y servicios presentan respectivamente déficit y superávit en los cursos para desempleados y lo contrario ocurre en los cursos para ocupados.
  • 125. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 124 RESUMEN DEL CAPÍTULO 2 • La formación gestionada por la Fundación Tripartita muestra globalmente una tendencia convergente para el periodo 2005- 2010, mientras que la gestionada por el INAEM muestra una tendencia divergente. Ello significa que en el primer caso hay un acercamiento de la formación a la importancia del mercado de trabajo y en el segundo no. • A pesar de la convergencia global en la formación de la Fundación Tripartita, Servicios es deficitario en formación y su comportamiento global es divergente. De la misma manera, en la formación para desempleados del INAEM hay convergencia en Industria. • La formación de oferta para ocupados gestionada por el INAEM sigue las mismas pautas que la homónima de la Fundación Tripartita. • Pero hay un contraste en la formación dirigida por el INAEM a desempleados. Se observa que Servicios presenta un claro superávit de formación, mientras que en la Fundación Tripartita el mayor esfuerzo formativo provoca superávit en Industria. • Esta diferencias sectoriales entre ambos tipos de formación pueden deberse a que el INAEM realiza la asignación sectorial dependiendo del contenido de los cursos y no de la actividad de la empresa y/o el trabajador que la realiza.
  • 126. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 125 Anexo 3.1. Equivalencias de las desagregaciones sectoriales Cuadro A.1. Equivalencias CNAE-93 y CNAE-09 y agregación propia a un dígito. AGREGACIÓN PROPIA CNAE-93 CNAE-09 AGRICULTURA 1 Producción agrícola 1 Agricultura, ganadería, caza y Servicios relacionados con las mismas Agricultura, ganadería, caza y selvicultura 2 Selvicultura, explotación forestal y actividades de los Servicios 2 Selvicultura y explotación forestalAGRICULTURA Pesca 5 Pesca, acuicultura y actividades de los Servicios 3 Pesca y acuicultura INDUSTRIA 10 Extracción y aglomeración de antracita, hulla, lignito y turba 5 Extracción de antracita, hulla y lignito 11 Extracción de crudos de petróleo y gas natural 6 Extracción de crudo de petróleo y gas naturalExtracción de productos energéticos 12 Extracción de minerales de uranio y torio 7 Extracción de minerales metálicos 13 Extracción de minerales metálicos 8 Otras Industrias extractivasExtracción de otros minerales excepto productos energéticos 14 Extracción de minerales no metálicos ni energéticos 9 Actividades de apoyo a las Industrias extractivas INDUSTRIAS EXTRACTIVAS Refino de petróleo y tratamiento de combustibles nucleares 23 Coquerías, refino de petróleo y tratamiento de combustibles nucleares 19 Coquerías y refino de petróleo 15 Industria de productos alimenticios y bebidas 10 Industria de la alimentación 16 Industria del tabaco 11 Fabricación de bebidasIndustria de alimentación, bebidas y tabaco 12 Industria del tabaco 17 Industria textil 13 Industria textil Industria textil y de la confección 18 Industria de la confección y de la peletería 14 Confección de prendas de vestir Industria del cuero y del calzado 19 Preparación curtido y acabado cuero; fabricación de artículos de marroquinería y viaje 15 Industria del cuero y del calzado Industria de la madera y del corcho 20 Industria de madera y corcho, excepto muebles; cestería y espartería 16 Industria de la madera y del corcho, excepto muebles; cestería y espartería 21 Industria del papel 17 Industria del papel 22 Edición, artes gráficas y reproducción de soportes grabados 18 Artes gráficas y reproducción de soportes grabados Industria del papel; Edición, artes gráficas y reproducción de soportes grabados 58 Edición MANUFACTURAS Industria Química 24 Industria química 20 Industria química
  • 127. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 126 21 Fabricación de productos farmacéuticos Industria de la transformación del caucho y materiales plásticos 25 Fabricación de productos de caucho y materias plásticas 22 Fabricación de productos de caucho y plásticos Industria de otros productos minerales no metálicos 26 Fabricación de otros productos minerales no metálicos 23 Fabricación de otros productos minerales no metálicos 27 Metalurgia 24 Metalurgia; fabricación de productos de hierro, acero y ferroaleacionesMetalurgia y fabricación de productos metálicos 28 Fabricación de productos metálicos, excepto maquinaria y equipo 25 Fabricación de productos metálicos, excepto maquinaria y equipo Industrias de la Construcción de maquinaria y equipo mecánico 29 Industria de la Construcción de maquinaria y equipo mecánico 28 Fabricación de maquinaria y equipo N.C.O.P. 30 Fabricación de máquinas de oficina y equipos informáticos 26 Fabricación de productos informáticos, electrónicos y ópticos 31 Fabricación de maquinaria y material eléctrico 27 Fabricación de material y equipo eléctrico 32 Fabricación de material electrónico; fabricación equipo y aparatos radio, TV 33 Reparación e instalación de maquinaria y equipo Industrias de material y equipo eléctrico, electrónico y óptico 33 Fabricación de equipo e instrumentos medicoquirúrgicos, de precisión, óptica y relojería 34 Fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques 29 Fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolquesFabricación de material de transporte 35 Fabricación de otro material de transporte 30 Fabricación de otro material de transporte 36 Fabricación de muebles, otras Industrias manufactureras 31 Fabricación de muebles Industrias manufactureras diversas 37 Reciclaje 32 Otras Industrias manufactureras 40 Producción y distribución energía eléctrica, gas, vapor y agua caliente 35 Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado 41 Captación, depuración y distribución de agua 36 Captación, depuración y distribución de agua 90 Actividades de saneamiento público 37 Recogida y tratamiento de aguas residuales 38 Recogida, tratamiento y eliminación de residuos; valorización ENERGIA Y AGUA Producción y distribución de energía eléctrica, gas y agua 39 Actividades de descontaminación y otros Servicios de gestión de residuos CONSTRUCCIÓN 45 Construcción 41 Construcción de edificios 42 Ingeniería civilCONSTRUCCIÓN Construcción 43 Actividades de Construcción especializada SERVICIOS COMERCIO Comercio, reparación de vehículos de motor, motocicletas y ciclomotores y artículos 50 Venta, mantenimiento y reparación vehículos motor, motocicletas y ciclomotores 45 Venta y reparación de vehículos de motor y motocicletas
  • 128. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 127 51 Comercio al por mayor e intermediarios del comercio, excepto vehículos motor y motocicletas 46 Comercio al por mayor e intermediarios del comercio, excepto de vehículos de motor y motocicletas 52 Comercio al por menor, excepto el comercio de vehículos de motor, motocicletas y ciclomotores; reparación de efectos personales y enseres domésticos 47 Comercio al por menor, excepto de vehículos de motor y motocicletas pesados y de uso doméstico 95 Reparación de ordenadores, efectos personales y artículos de uso doméstico 55 Hostelería 55 Servicios de alojamientoHOSTELERIA Y TURISMO Hostelería 56 Servicios de comidas y bebidas 60 Transporte terrestre; transporte por tuberías 49 Transporte terrestre y por tubería 61 Transporte marítimo, de cabotaje y por vías de navegación interiores 50 Transporte marítimo y por vías navegables interiores 62 Transporte aéreo y espacial 51 Transporte aéreo 63 Actividades anexas a los transportes; actividades de agencias de viajes 52 Almacenamiento y actividades anexas al transporte Transporte y mantenimiento 79 Actividades de agencias de viajes, operadores turísticos, Servicios de reservas y actividades relacionadas con los mismos 64 Correos y telecomunicaciones 53 Actividades postales y de correos 60 Actividades de programación y emisión de radio y televisión 61 Telecomunicaciones 72 Actividades informáticas 62 Programación, consultoría y otras actividades relacionadas con la informática TRANSPORTE, COMUNICACIONES E INFORMÁTICA Informática y comunicaciones 63 Servicios de información 65 Intermediación financiera, excepto seguros y planes de pensiones 64 Servicios financieros, excepto seguros y fondos de pensiones 66 Seguros y planes de pensiones, excepto seguridad social obligatoria 65 Seguros, reaseguros y fondos de pensiones, excepto Seguridad Social obligatoria Intermediación financiera 67 Actividades auxiliares a la intermediación financiera 66 Actividades auxiliares a los Servicios financieros y a los seguros 70 Actividades inmobiliarias 68 Actividades inmobiliarias 71 Alquiler maquinaria y equipo sin operario, efectos personales y enseres domésticos 74 Otras actividades empresariales 77 Actividades de alquiler 78 Actividades relacionadas con el empleo SERVICIOS FINANCIEROS, INMOBILIARIOS Y OTROS Actividades inmobiliarias y de alquiler, Servicios empresariales 80 Actividades de seguridad e investigación
  • 129. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 128 81 Servicios a edificios y actividades de jardinería 82 Actividades administrativas de oficina y otras actividades auxiliares a las empresas 69 Actividades jurídicas y de contabilidad 70 Actividades de las sedes centrales; actividades de consultoría de gestión empresarial 71 Servicios técnicos de arquitectura e ingeniería; ensayos y análisis técnicos 73 Publicidad y estudios de mercado 74 Otras actividades profesionales, científicas y técnicas 73 Investigación y desarrollo 72 Investigación y desarrolloFORMACION COMPLEMENTARIA Educación; Investigación y desarrollo 80 Educación 85 Educación 85 Actividades sanitarias y veterinarias, servicio social 86 Actividades sanitarias 87 Asistencia en establecimientos residenciales 88 Actividades de Servicios sociales sin alojamiento SANIDAD Actividades sanitarias y veterinarias 75 Actividades veterinarias Administración pública, defensa y seguridad social obligatoria 75 Administración pública 84 Administración Pública y defensa; Seguridad Social obligatoria 91 Actividades asociativas 94 Actividades asociativas 92 Actividades recreativas, culturales y deportivas 59 Actividades cinematográficas, de vídeo y de programas de televisión, grabación de sonido y edición musical 90 Actividades de creación, artísticas y espectáculos 91 Actividades de bibliotecas, archivos, museos y otras actividades culturales 92 Actividades de juegos de azar y apuestas 93 Actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento Servicios sociales 93 Actividades diversas de Servicios personales 96 Otros Servicios personales Actividades de los hogares 95 Actividades de los hogares como empleados de personal 97 Actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico 98 Actividades de los hogares como productores de bienes y Servicios para uso propio SERVICIOS SOCIOCULTURALES Organismos extraterritoriales 99 Organismos extraterritoriales 99 Actividades de organizaciones y organismos extraterritoriales Fuente: Elaboración propia.
  • 130. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 129 Cuadro A2: Equivalencias CPS y CNAE-09 y agregación propia a un digito. Comisión paritaria sectorial (CPS) 1 Granjas avícolas y otros animales 2 Jardinería 3 Producción, manipulado, envasado para el comercio y exportaciones de cítricos, frutas, hortalizas, flores y plantas vivas 4 Sector agrario, forestal y pecuario AGRICULTURA 5 Pesca y acuicultura INDUSTRIAS EXTRACTIVAS 6 Minería 7 Conservas vegetales 8 Industrias de alimentación y bebidas 9 Mataderos de aves y conejos 10 Industrias cárnicas 11 Textil y de la confección 12 Industrias del calzado 13 Marroquinería, repujados y similares 14 Corcho 15 Curtidos 16 Madera 17 Pastas, papel y edición 18 Sector del juguete. 19 Artes gráficas, manipulación de papel y cartón, editoriales e industrias afines 20 Prensa diaria 21 Prensa no diaria 22 Industrias químicas 23 Perfumería y afines 24 Fabricación de azulejos, pavimentos y baldosas cerámicas y afines 25 Metal 26 Industrias extractivas, industrias del vidrio, industrias de la cerámica y el comercio exclusivista de los mismos materiales 27 Tejas, ladrillos y piezas especiales de arcilla cocida 28 Frío industrial MANUFACTURAS 29 Recuperación de residuos y materias primas secundarias
  • 131. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 130 30 Sector de la industria eléctrica 31 Industria de captación, elevación, conducción, tratamiento, depuración y distribución de agua 32 Residuos sólidos urbanos y limpieza viaria ENERGIA Y AGUA 33 Mantenimiento y conservación de instalaciones acuáticas 34 Construcción 35 Derivados del cemento 36 Empresas productoras de cemento 37 Ferralla CONSTRUCCIÓN 38 Yesos, escayolas, cales y sus prefabricados 39 Comercio 40 Grandes almacenes 41 Telemarketing COMERCIO 42 Estaciones de servicio 43 Hosteleras HOSTELERIA Y TURISMO 44 Agencias de viajes 45 Grúas móviles y autopropulsadas 46 Marina mercante 47 Puertos del estado y autoridades portuarias 48 Transporte de mercancías por carreteras 49 Transporte aéreo 50 Actividades anexas al transporte 51 Servicios de prevención ajenos 52 Transporte de viajeros por carretera 53 Aparcamientos y garajes 54 Alquiler de vehículos con o sin conductor 55 Entrega domiciliaria 56 Estiba y desestiba 57 Mantenimiento de cabinas soporte y teléfonos de uso público TRANSPORTE, COMUNICACIONES E INFORMÁTICA 58 Empresas operadoras globales de servicios de telecomunicaciones 59 Banca 60 Cajas de ahorro SERVICIOS FINANCIEROS, INMOBILIARIOS Y OTROS 61 Sociedades cooperativas de crédito
  • 132. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 131 62 Entidades aseguradoras, reaseguradoras y mutuas de accidentes de trabajo 63 Establecimientos financieros de crédito 64 Mediación en seguros privados 65 Gestión y mediación inmobiliaria 66 Despachos de técnicos tributarios y asesores fiscales 67 Gestorías administrativas 68 Oficinas y despachos 69 Registradores de la propiedad y mercantiles 70 Empresas de publicidad 71 Industrias fotográficas 72 Seguridad privada 73 De los servicios de prevención ajenos 74 Limpieza de edificios y locales 75 Empresas de consultoría y estudios de mercado y opinión pública 76 Empresas de ingeniería y oficinas de estudios técnicos 77 Empresas de trabajo temporal 78 Centros de asistencia y educación infantil 79 Autoescuelas 80 Centros de educación universitarias e investigación 81 Centros y servicios de atención a personas con discapacidad 82 Colegios mayores universitarios 83 Empresas de enseñanza privada sostenidas total o parcialmente con fondos públicos FORMACIÓN COMPLEMENTARIA 84 Enseñanza privada 85 Oficinas de farmacia 86 Sanidad 87 Transporte de enfermos y accidentados en ambulancias 88 Acción e intervención social 89 Servicios de atención a personas dependientes y desarrollo de la promoción de la autonomía personal SANIDAD 90 Residencias privadas de personas mayores y del servicio de ayuda 91 Instalaciones deportivas 92 Exhibición cinematográfica SERVICIOS SOCIOCULTURALES 93 Producción audiovisual
  • 133. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 132 94 Empresas organizadoras de juegos de bingo 95 Administración de loterías 96 Artistas y técnicos en salas de fiesta, bailes y discotecas 97 Peluquerías, institutos de belleza y gimnasios 98 Contact center Fuente: Elaboración propia.
  • 134. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 133 CAPÍTULO LA EMPRESA Y LA FORMACIÓN CONTINUA DIRIGIDA A TRABAJADORES OCUPADOS: IMPACTO SOBRE LOS RESULTADOS EMPRESARIALES 4.1.- Introducción La formación continua de los trabajadores ocupados es una variable estratégica en la gestión empresarial pero, como se ha visto en el capítulo 1, algunos indicadores muestran que España se sitúa por debajo de otros países más desarrollados de su entorno en el índice de penetración de la formación continua, medido como porcentaje de empresas o trabajadores que llevan a cabo este tipo de actividades, así como en el porcentaje que supone el coste de la actividad formativa sobre el coste total de personal de la empresa. Ello ocurre a pesar de que en España se ha realizado un considerable esfuerzo en formación continua en los últimos años. Entre 2005 y 2010 tanto el porcentaje de empresas formadoras como el de trabajadores formados se ha incrementado notablemente y, aunque sigue estando por debajo de la media en número de empresas y en gasto, se acerca a la media europea en trabajadores formados y en horas de formación. Estos hechos aconsejan llevar a cabo un análisis de los motivos que están detrás de esas divergencias respecto a otros países, así como estudiar cuál es la influencia que la formación continua tiene en la evolución de las empresas y que les llevan a ir aumentando la foramción. Estos son los dos principales objetivos de este capítulo. 4
  • 135. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 134 La formación continua supone un coste para la empresa y para el trabajador, en términos de tiempo dedicado a esta tarea o en su financiación. Por otro lado, las horas dedicadas a formación en el empleo pueden influir en el rendimiento laboral del trabajador ya que podría presentar una mayor fatiga. Además, la adquisición de nuevas capacidades por parte del trabajador hace que éste sea más “empleable”, con lo que aumenta la probabilidad de que deje su puesto de trabajo actual para buscar otro mejor. Frente a estos costes, aparecen también claras ventajas para las empresas, asociadas a mejoras en el sistema productivo, en la cuenta de resultados, sobre la productividad de los trabajadores o sobre los distintos procesos de innovación tecnológica que esté llevando a cabo la empresa. Lo cierto es que, mientras que los costes asociados a la formación continua son claramente identificables, los beneficios que de ella se derivan no lo son tanto, puesto que no es posible conocer lo que hubiese sucedido en la empresa si los trabajadores no se hubieran formado. Este hecho requiere que la evaluación de la formación en la empresa se deba hacer por métodos estadísticos y/o indirectos que pasan por la comparación de los resultados de las empresas que llevan a cabo actividades formativas con los de otras de similares características que no lo hacen. El fundamento económico asociado es que la única diferencia entre ambos tipos de empresa es la política de formación, puesto que el resto de elementos como pueden ser la tecnología, salarios o políticas de promoción son los mismos, por lo que es la formación la causante de la presencia de resultados distintos en ambos tipos de empresas. Algunos estudios sobre el tema han encontrado que la formación en el empleo tiene un impacto positivo en la cultura de la organización, el clima de trabajo y el rendimiento de los trabajadores. Sin embargo, no siempre encuentran efectos sobre la competitividad de las empresas o sus resultados económicos, aunque sí parece existir una relación clara entre el esfuerzo formativo y la flexibilidad para introducir innovaciones que mejoren el proceso productivo. Hay un hecho que destaca en nuestro país, que es el alto porcentaje de trabajadores que pagan su propia formación. Parece, por tanto, que en España es el trabajador el que se preocupa por mantener sus conocimientos actualizados en mayor medida
  • 136. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 135 que en el resto de los países, donde las empresas toman una parte más activa en la capacitación de sus trabajadores. Según la Asociación de Entidades Organizadoras de Formación Continua (AENOA), la principal causa de esta diferencia es el desconocimiento por parte de las empresas de los programas vigentes de formación, especialmente en lo referido a la formación de demanda, que es la solicitada por la propia empresa y financiada con fondos públicos. Ese desconocimiento estaría apuntando a la existencia de problemas en el diseño y difusión de los programas o a la falta de expectativas sobre los resultados de los mismos. Por tanto, tiene interés analizar en profundidad si las divergencias observadas respecto a otros países tienen su origen en un desconocimiento de la oferta formativa o se debe a que las empresas no confían en los beneficios que se pueden derivar de la formación en el empleo. Por ello, en este capítulo se quiere determinar el impacto que la formación en el empleo tiene sobre la productividad de los trabajadores y la competitividad de las empresas. Dar una respuesta a esta cuestión no es sencillo de implementar de manera empírica y presenta todavía más dificultades si se enfoca a nivel autonómico, dado que no existen datos al respecto. Por este motivo se va a utilizar información de distintas fuentes que resultan complementarias y permitan obtener resultados robustos. En primer lugar se analizan los datos de la Encuesta de Estrategias Empresariales17 que se centra en el sector industrial español. La segunda fuente de información es una encuesta específicamente diseñada para este informe y dirigida a empresas aragonesas. Recoge la opinión de los empresarios sobre los programas de formación, las dificultades de acceso a las acciones bonificadas, el grado de satisfacción con las mismas y sus efectos sobre los resultados empresariales. Ambas fuentes de información se describen de manera detallada en los dos apartados siguientes. 17 http://www.funep.es/esee/sp/sinfo_que_es.asp
  • 137. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 136 4.2.- Evaluación de la formación en las empresas industriales españolas y aragonesas: la Encuesta de Estrategias Empresariales A partir de una encuesta a empresas españolas se analiza en este apartado el efecto de la formación sobre algunos aspectos del funcionamiento de las empresas industriales, prestando especial atención al comportamiento diferencial de las situadas en Aragón frente a las del resto de España. En primer lugar se presenta la encuesta utilizada junto con una breve descripción del contexto en el que se realiza el análisis. En segundo lugar se caracteriza la empresa formadora aragonesa típica del sector industrial en comparación con la nacional. Por último, se estudian los efectos cuantitativos de la formación sobre algunos de los indicadores relevantes en la evaluación del desempeño de las empresas. 4.2.1.- Presentación de la Encuesta de Estrategias Empresariales y análisis descriptivo. La Encuesta sobre Estrategias Empresariales (ESEE) está coordinada por la fundación SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) desde 1990 y se realiza anualmente a un panel de empresas representativo de la industria manufacturera española (divisiones 10 a 32 de la CNAE 2009) con más de 10 trabajadores. Al disponer de información de cada empresa para distintos años, se puede analizar la evolución dinámica de cada una individualmente o de grupos de empresas. La ESEE recoge información de los gastos de las empresas en formación de los trabajadores. En este capítulo se centra la atención en determinar si la formación continua tiene efectos en los resultados de las empresas. Para dar respuesta a esta pregunta se han utilizado técnicas econométricas aplicadas a los microdatos de la encuesta usando un modelo que proporciona una respuesta cuantitativa a la cuestión planteada.
  • 138. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 137 Además de la información relativa a los gastos destinados a formación, la ESEE recoge otro tipo de variables que se pueden agrupar en ocho bloques: 1. Actividad, productos y procesos de fabricación: características de la empresa y de sus operaciones, como sus establecimientos industriales y no industriales, forma jurídica, actividad y tecnología utilizada. 2. Clientes y proveedores: tipo de clientes de la empresa, destino final de los productos que manufactura, canales de distribución empleados y actividades de promoción comercial. 3. Costes y precios: información sobre precios pagados por la empresa y política de precios de venta. 4. Mercados servidos: el tipo de mercados en los que opera la empresa. 5. Actividades tecnológicas: actividades de i+d, registro de patentes, innovaciones de producto y de proceso y pagos e ingresos por licencias y asistencia técnica. 6. Comercio exterior: exportaciones e importaciones, distribución por áreas geográficas y vías de acceso a los mercados internacionales. 7. Empleo: personal ocupado, composición según tipos de contrato, categorías y titulación y otros datos como la jornada efectiva de trabajo. 8. Datos contables: cuenta de pérdidas y ganancias, valor de las inversiones en inmovilizado material y resumen de las partidas más importantes del balance. El análisis parte del conjunto de empresas para las que se dispone de información en el año 2009, un total de 2015, de las que 80 (el 3,97%) están ubicadas en la Comunidad Autónoma de Aragón. El panel está compuesto por las empresas con registros para los años 2007, 2008 y 2009, aproximadamente 1650. Tiene interés tomar como referencia estos tres años, ya que en 2009 se agudiza la crisis económica que había comenzado a manifestarse a finales de 2007, aunque la mayoría del análisis se centrará en el último año. Es un año de profunda recesión a escala global, por lo que el análisis de la evolución de los resultados empresariales
  • 139. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 138 do arrojará luz sobre los comportamientos estratégicos más efectivos para resistir la complicada situación económica. Tiene interés hacer referencia a algunos datos globales que dan una idea del contexto general. El porcentaje del gasto destinado a formación sobre el total de costes de personal indica el esfuerzo de formación en el empleo que realiza la empresa, es decir, la importancia que otorga a esta actividad en relación con los costes totales. En el cuadro 4.1 se presenta la evolución de este ratio para los años 2007, 2008 y 2009, tanto para las empresas localizadas en Aragón como para el resto de Comunidades Autónomas. Cuadro 4.1. Porcentaje de los gastos de formación sobre el total de costes de personal 2007 2008 2009 Gasto/coste de personal % empresas % acumulado % empresas % acumulado % empresas % acumulado En Aragón Sin gasto 44,1% 44,1% 39,7% 39,7% 38,8% 38,8% Menos de 0,25% 22,0% 66,1% 21,9% 61,6% 21,3% 60,0% Entre 0,25 y 0,75% 25,4% 91,5% 31,5% 93,2% 32,5% 92,5% Más de 0,75% 8,5% 100,0% 6,8% 100,0% 7,5% 100,0% En España Sin gasto 54,3% 54,3% 53,9% 53,9% 53,0% 53,0% Menos de 0,25% 19,5% 73,8% 19,4% 73,3% 20,3% 73,3% Entre 0,25 y 0,75% 19,1% 93,0% 19,4% 92,7% 20,5% 93,9% Más de 0,75% 7,0% 100,0% 7,3% 100,0% 6,1% 100,0% Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de la ESEE (Fundacion SEPI). Destaca el elevado porcentaje de empresas que no destinan ninguna partida a formación, especialmente en el caso nacional, donde más del 50% de las empresas tiene un gasto nulo, mientras que en Aragón la cifra se sitúa en el entorno del 40%. Se puede decir que la empresa manufacturera aragonesa tiene una mayor tendencia a invertir en formación. Pero la cuantía invertida es reducida, ya que el porcentaje de empresas que dedican el 1% ó más de los costes laborales totales a este apartado no supera el 5%. De nuevo se puede observar que las empresas aragonesas son más propensas a destinar fondos a formación que la media nacional.
  • 140. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 139 Sin embargo, esto ocurre cuando se analiza el gasto como porcentaje sobre el coste de personal, porque si se considera el gasto medio por empleado, Figura 4.1, los perfiles son muy similares, incluso el gasto es algo menor en Aragón que la media nacional. En consecuencia, el comportamiento es el promedio si se tiene en cuenta este segundo indicador. En 2008 se produce un incremento en la intensidad del gasto formativo respecto a 2007, especialmente en Aragón, pero en 2009 hay una disminución, seguramente debido a la crisis. Figura 4.1. Gastos en formación por trabajador en euros de las empresas formadoras en 2009. 0% 20% 40% 60% 80% 100% 20 60 100 140 180 220 260 300 340 380 + de 380 %acumuladodeempresas Aragón Resto de España Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de la ESEE (Fundacion SEPI). Si se mide el esfuerzo formativo como porcentaje de los gastos de formación sobre el valor añadido, Cuadro 4.2, lo resultados cualitativos son similares a los descritos anteriormente. La evaluación del gasto respecto al valor de la producción ha sido más favorable en Aragón que en otras comunidades, ya que en 2007 un 81% de las empresas destinaban a formación menos del 0,25% del valor de su producción, mientras que este porcentaje es del 67% en 2009.
  • 141. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 140 Cuadro 4.2. Porcentaje de los gastos de formación sobre el valor añadido 2007 2008 2009 Gasto/VA % empresas % acumulado % empresas % acumulado % empresas % acumulado En Aragón Sin gasto 44,1% 44,1% 39,7% 39,7% 40,0% 40,0% Menos de 0,25% 37,3% 81,4% 32,9% 72,6% 27,5% 67,5% Entre 0,25 y 0,75% 15,3% 96,6% 19,2% 91,8% 26,3% 93,8% Más de 0,75% 3,4% 100,0% 8,2% 100,0% 6,3% 100,0% En España Sin gasto 54,5% 54,5% 54,2% 54,2% 53,4% 53,4% Menos de 0,25% 27,8% 82,3% 26,4% 80,6% 27,0% 80,4% Entre 0,25 y 0,75% 13,7% 96,1% 14,9% 95,6% 15,1% 95,4% Más de 0,75% 3,9% 100,0% 4,4% 100,0% 4,6% 100,0% Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de la ESEE (Fundacion SEPI). Cuadro 4.3. Porcentaje de empresas con alteración de plantilla de trabajadores fijos por expedientes de regulación de empleo y/o reducción de plantilla Empresas de 200 y menos Empresas de más de 200 2007 2008 2009 2007 2008 2009 Industria cárnica 7,0 8,9 10,7 0,0 20,0 7,1 Productos alimenticios y tabaco 6,6 5,8 7,6 12,1 17,3 16,4 Bebidas 10,3 14,3 12,5 7,1 14,3 21,4 Textiles y confección 15,1 25,9 24,5 19,0 13,3 28,6 Cuero y calzado 7,8 10,2 13,2 Industria de la madera 3,0 28,4 16,9 18,2 75,0 66,7 Industria del papel 8,7 19,2 18,3 15,8 10,0 15,8 Artes gráficas 9,8 15,5 32,9 16,7 26,3 20,0 Industria química y productos farmacéuticos 7,1 12,5 23,6 20,0 39,6 51,9 Productos de caucho y plástico 13,5 27,4 31,5 6,9 22,7 22,7 Productos minerales no metálicos 5,9 31,1 33,3 11,6 48,6 51,7 Metales férreos y no férreos 6,7 20,0 25,0 5,3 37,8 42,9 Productos metálicos 9,2 24,0 30,5 10,0 34,2 25,7 Máquinas agrícolas e industriales 8,2 18,1 31,0 12,1 28,6 22,2 Productos informáticos, electrónicos y ópticos 6,9 22,2 46,2 14,3 30,8 36,4 Maquinaria y material eléctrico 12,7 26,7 41,1 22,6 34,6 44,4 Vehículos de motor 5,9 28,6 48,0 19,1 41,3 50,9 Otro material de transporte 16,7 12,9 28,0 12,5 12,5 22,2 Industria del mueble 15,9 33,0 25,3 16,7 27,3 54,5 Otras industrias manufactureras 4,9 16,7 30,6 0,0 50,0 50,0 TOTAL 9,3 20,9 26,0 13,7 31,6 34,8 Número de empresa 1.457 1.515 1.560 556 494 454 Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de la ESEE (Fundacion SEPI).
  • 142. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 141 El empleo en España se ha visto fuertemente afectado durante la crisis, como se comprueba en el Cuadro 4.3 que recoge el porcentaje de empresas manufactureras que han visto alterada significativamente su plantilla, bien sea por un expediente de regulación de empleo o por una drástica reducción del número de trabajadores. Mientras en 2007 un 9,3% de las empresas de 200 empleados o menos redujeron su personal, este porcentaje asciende al 26% en 2009. En las empresas más grandes la tasa se ha multiplicado por 2,5, pasando del 13,7% en 2007 al 34,8% en 2009. La rentabilidad de las empresas también se ha visto alterada por la crisis económica, especialmente las empresas de menos de 200 trabajadores, cuadro 4.4. El margen bruto de explotación se ha reducido cuatro puntos porcentuales entre 2007 y 2008 para las empresas de menos de 200 trabajadores, y en 2,5 puntos para las empresas más grandes. Las diferencias no vienen marcadas únicamente por el tamaño de las empresas, también es importante tener en cuenta el sector de actividad, porque no todas las ramas se han visto afectadas por igual. En el segmento de empresas más grandes, las empresas más afectadas pertenecen a los sectores de Productos metálicos, Industria del mueble, Vehículos de motor, Artes gráficas, Industria de la madera y Metales férreos y no férreos, todos ellos con caídas por encima de los cinco puntos. En el otro extremo, las empresas de Otro material de transporte, Productos alimenticios y tabaco e Industria cárnica han mejorado sus márgenes de explotación. En el caso de las empresas de menos de 200 trabajadores, únicamente las empresas de Industria química y de Productos farmacéuticos y las de Bebidas han mejorado su rentabilidad entre 2007 y 2009. El tamaño de las empresas y la rama de actividad son los factores que marcan las diferencias en la evolución de los resultados empresariales, con lo que serán elementos que habrá que tener en cuenta a la hora de realizar el análisis econométrico para determinar la influencia de la formación sobre la competitividad de las empresas.
  • 143. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 142 Cuadro 4.4. Margen bruto de explotación de las empresas industriales Empresas de 200 y menos trabajadores Empresas de más de 200 trabajadores 2007 2008 2009 2007 2008 2009 Industria cárnica 7,4 6,2 2,0 6,2 4,8 7,1 Productos alimenticios y tabaco 8,0 7,5 7,7 9,7 9,2 11,2 Bebidas 15,8 15,8 20,1 19,3 15,3 15,5 Textiles y confección 3,6 0,1 -2,5 3,6 5,5 3,7 Cuero y calzado 10,2 7,3 6,5 -0,6 Industria de la madera 6,4 4,0 5,7 10,3 4,3 1,3 Industria del papel 10,5 10,1 9,9 10,8 6,2 9,2 Artes gráficas 11,5 9,1 8,7 10,9 6,7 2,5 Industria química y productos farmacéuticos 6,9 8,8 9,3 10,8 8,9 9,0 Productos de caucho y plástico 8,3 3,6 3,5 6,3 4,7 4,9 Productos minerales no metálicos 10,3 6,8 4,2 11,8 10,1 10,5 Metales férreos y no férreos 10,6 2,8 9,8 12,7 9,7 2,4 Productos metálicos 8,5 4,5 2,0 7,8 7,0 2,9 Máquinas agrícolas e industriales 8,7 8,3 3,9 9,4 7,7 6,3 Productos informáticos, electrónicos y ópticos 10,9 8,2 2,8 5,2 5,0 3,0 Maquinaria y material eléctrico 9,6 6,7 2,0 9,6 7,1 7,8 Vehículos de motor 7,0 7,1 0,6 6,1 1,5 0,5 Otro material de transporte 8,0 7,7 6,1 -0,7 5,2 8,7 Industria del mueble 6,1 5,5 0,4 11,3 11,7 6,0 Otras industrias manufactureras 7,4 9,8 3,6 7,6 4,7 15,0 TOTAL 8,4 6,3 4,5 9,0 7,1 6,5 Número de empresas 1.457 1.515 1.559 556 494 454 Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de la ESEE (Fundacion SEPI). 4.2.2.- Caracterización de las empresas industriales “formadoras” en Aragón Para obtener una caracterización de la empresa formadora aragonesa se han seleccionado las que realizan gastos de formación y se analiza si el perfil de dichas empresas es similar o no a las del resto de territorio nacional teniendo en cuenta distintas características, como son el tamaño, la productividad o el número de horas trabajadas18 . En las figuras de este subapartado se presenta el valor medio de los gastos en formación por trabajador para distintos rangos de valores de las variables consideradas, por lo que las distintas agrupaciones no son homogéneas en términos 18 Como la ESEE permite considerar otras muchas características, se han seleccionado estas tres como las más representativas.
  • 144. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 143 de número de empresas que las componen. Además se han excluido de la media las empresas que no realizan ningún gasto de formación, con lo que no es una media de la clase sino solo de las empresas “formadoras”. La idea es caracterizar en términos relativos estas empresas en Aragón comparando con el resto del país. Figura 4.2. Gastos en formación por trabajador en euros de las empresas por tamaño en 2009. 75 100 125 150 175 200 225 Menos de  40 40‐80 80‐120 120‐200 200‐300 Más de 300 Gasto formación por empleado Número de trabajadores Aragón España Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de la ESEE (Fundacion SEPI). Comenzando con el tamaño, se observa en la Figura 4.2, que las empresas entre 40 y 80 trabajadores en Aragón son las que más gastan en formación por trabajador. El perfil es claramente distinto al considerar las empresas del resto de España, en el que el gasto crece con el tamaño, de manera suave en todo el rango analizado, excepto en el último de los tramos considerados. Por tanto, mientras que la idea generalizada de que las empresas grandes son las que dedican más recursos a formación se cumple en la empresa española, en la aragonesa se observa que, aunque las de gran tamaño son las que más recursos destinan a formación, no sucede lo mismo al analizar el gasto en formación por empleado. Es mayor la proporción de empresas pequeñas que no destinan ninguna cuantía a la formación de sus trabajadores, pero cuando lo hace, la cantidad promedio no es muy diferente a la que destinan las grandes empresas, o incluso la supera.
  • 145. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 144 Al considerar la jornada efectiva, se puede ver en la figura 4.3 que en Aragón no aparece una relación creciente entre gastos de formación y número de horas efectivamente trabajadas al año, sino justamente lo contrario. Tras alcanzar el máximo en el caso de empresas con jornada efectiva entre 1500 y 1600 horas, el gasto formativo medio por trabajador se reduce con la jornada. De nuevo el perfil aragonés difiere notablemente del resto del país, aunque se debe reconocer que en el intervalo intermedio de horas trabajadas aparece la mayor variabilidad. Figura 4.3. Gastos en formación por trabajador en euros de las empresas formadoras aragonesas y jornada efectiva en 2009. 0 50 100 150 200 250 0‐1500 1501‐1600 1601‐1700 1701‐1800 Más de 1801 Gasto formación por empleado Jornada efectiva Aragón España Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de la ESEE (Fundacion SEPI). Al relacionar el gasto formativo y la productividad (medida como el cociente entre valor añadido y número de empleados) la relación creciente parece clara en Aragón en la figura 4.4, pero no en el resto del territorio nacional (aunque las más productivas sí que gastan más en formación). Si se analizan los datos individualizados destaca la elevada variabilidad en las empresas con mayor productividad. Otras características como el porcentaje de trabajadores a tiempo parcial no parecen influir en los gastos de formación, pero sí la proporción de capital extranjero sobre el total del capital de las empresas aragonesas, dado que en media las empresas con
  • 146. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 145 más del 50% de capital extranjero dedican 108,32 euros por año y trabajador a formación mientras que en el resto la cuantía es de 86,12. Figura 4.4. Gastos en formación por trabajador en euros de las empresas formadoras aragonesas y productividad en 2009. 0 50 100 150 200 250 300 350 Menos de 15 15‐20 20‐25 25‐30 30‐45 Más de 45 Gasto formación por empleado Productividad por hora Aragón España Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de la ESEE (Fundacion SEPI). Caracterización de la empresa industrial “formadora” aragonesa • El porcentaje de empresas industriales españolas que dedican el 1% ó más de los costes laborales totales a formación no supera el 5%. En Aragón la empresa manufacturera aragonesa tiene mayor tendencia a invertir en formación que en el resto de España. • En Aragón las empresas entre 40 y 80 trabajadores son las que más recursos dedican a formación por trabajador. El perfil es claramente distinto de las empresas del resto de España, en las que el gasto crece con el tamaño. • En Aragón no aparece una relación creciente entre gasto en formación y número de horas efectivamente trabajadas, sino que tiene forma de U invertida. • La relación entre gastos formativos y productividad es claramente creciente en Aragón, pero no en el resto del territorio nacional (aunque las más productivas sí que gastan más en formación).
  • 147. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 146 4.2.3. Estudio econométrico del efecto de la formación en los resultados empresariales En este apartado se va a analizar el efecto que la formación en el empleo tiene sobre la competitividad de las empresas. Se entiende por competitividad en sentido amplio la capacidad para mantener ventajas comparativas que le permitan mejorar su posición en el entorno en el que opera. Es práctica común estimar la función de producción de las empresas como un instrumento para medir su competitividad, ya que si una empresa es capaz de producir mayor cantidad de producto con la misma cantidad de insumos será más eficiente que sus competidoras. Pero son otros muchos los indicadores que se pueden utilizar para medir la competitividad: tasa de rentabilidad, grado de penetración en los mercados, ratio de exportaciones sobre ventas, productividad de los trabajadores, etc. Por ello, en este informe se van a utilizar diferentes indicadores de la situación competitiva de las empresas y en relación a ellos se medirá la efectividad de la formación continua. Función de Producción Se parte de una especificación Cobb-Douglas en la que la producción de la empresa (Y) depende del capital físico (K) y del capital humano humano (H), además de otros factores (Z) entre los que figuran la localización, el sector de actividad, etc19 : [ ] iZGf t iZ ttt eeLAKeHAKY βδαβα *== (4.1) Tomando logarítmicos la función queda como: SectorAACCGfLLnKLnLnY tt +++++= ..)()( θββφ (4.2) Se van a utilizar como variables dependientes dos indicadores de resultados: (1) el valor añadido, definido como la suma de las ventas, la variación de existencias y de otros ingresos de gestión, menos las compras y los servicios exteriores, y (2) las 19 Esta especificación empírica es una simplificación de la adoptada en otros trabajos (Almeida y Carneiro (2009): The return to firm investment in human capital, Labour Economics, 16.)
  • 148. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 147 ventas de mercaderías y productos transformados y los ingresos por prestación de servicios. Ambos indicadores están medidos en euros. El capital físico (K) es el inmovilizado neto total que recoge el valor total del inmovilizado menos la amortización acumulada y provisiones, expresado en euros. El capital humano (H) es el número medio de trabajadores modificado por su cualificación. El número medio de trabajadores se calcula como la suma de los siguientes conceptos: personal asalariado fijo a tiempo completo, la mitad del personal asalariado fijo a tiempo parcial y los eventuales promedio del año. Este número medio de trabajadores es cualificado con los gastos en formación (Gf) como elemento que influye en la contribución del factor trabajo a los resultados empresariales. De esta manera si el coeficiente que acompaña al indicador de formación es cero significaría que ésta no influye ni en el valor añadido ni en las ventas de las empresas. En este informe se han utilizado dos indicadores: el gasto en formación por trabajador y el porcentaje que el gasto en formación supone sobre el total de costes laborales. Los resultados son similares en términos absolutos, por lo que se presentan únicamente los correspondientes al gasto por trabajador. Además, no solo se incluye el gasto total en formación, sino que también se distingue según el tipo de formación realizada: idiomas, ingeniería y formación técnica, informática y tecnologías de la información o en otros temas como puede ser ventas o marketing. Entre las variables explicativas se incluyen también la propensión exportadora, que se calcula como el cociente entre ventas en el extranjero y el total de ventas, la proporción de ingenieros y licenciados, la proporción de titulados medios, si la empresa tiene su propio servicio de formación de personal o utiliza servicios externos, un indicador de si la empresa está o no diversificada y, en este último caso, si la diversificación es relacionada (produce más de un producto a 3 dígitos y éstos están en el mismo sector a 2 dígitos) o no relacionada (produce más de un producto a 3 dígitos y alguno de éstos están en distinto sector a 2 dígitos). Por último, se incorpora la posibilidad de un comportamiento diferenciado para Aragón. Los resultados de estimar las diversas especificaciones de la función de producción se recogen en el cuadro 4.5. Tanto el capital físico como el humano tienen signo
  • 149. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 148 positivo y son estadísticamente significativos, como era de esperar. La formación contribuye positivamente tanto al valor agregado como a las ventas de las empresas. Si se analiza la existencia o no de un efecto diferencial en Aragón, la conclusión es que sí aparece en el caso del valor añadido y es negativo, lo que supone que la efectividad de los gastos de formación es un poco menor en esta comunidad autónoma. De dicho efecto se puede derivar la aportación de la formación a la productividad del trabajo. El parámetro 0,00025 que correspondía a Aragón, multiplicado por el gasto medio en formación que hacen las empresas nos da el incremento promedio en productividad que tienen las empresas formadoras respecto de las no formadoras. Si tenemos en cuenta que la media de gasto por trabajador en Aragón es 153 euros, resulta que la empresa formadora media tiene una productividad del trabajo un 4% mayor que las empresas que no forman a sus trabajadores. Si se distingue por tipo de formación se puede observar que esta contribución no es homogénea. Es mucho más efectiva la formación en idiomas y la de carácter técnico y en ingeniería que otros tipos de formación. En este caso no aparece un efecto individualizado para Aragón. Otras variables con una influencia positiva en los resultados empresariales son el porcentaje de licenciados y titulados medios, con efecto positivo tanto en ventas como en valor agregado, lo que indica la importancia del capital humano que podría estar captando la tecnología de cada una de las empresas. También son relevantes cuando se analizan las ventas la propensión exportadora y la utilización de servicios externos.
  • 150. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 149 Cuadro 4.5. Estimación de la función de producción. Año 2009. LN del Valor Agregado LN de las ventas LN del Valor Agregado LN de las ventas Constante 8,535*** 9,170*** 8,533*** 9,145*** LN Capital físico 0,132*** 0,181*** 0,132*** 0,182*** LN Empleo 0,944*** 0,951*** 0,944*** 0,948*** Formación por trabajador 0,0003*** 0,0003*** Formación por trabajador*Aragón -0,0005*** 0,0001 Formación en idiomas 0,0008** 0,0006** Formación técnica 0,0004*** 0,0004*** Formación en informática 0,0004 0,0001 Formación en otros 0,0000 0,0002** Formación en idiomas*Aragón -0,0017 0,0005 Formación técnica*Aragón 0,0004 0,0018 Formación en informática*Aragón 0,0019 0,0042* Formación en otros*Aragón -0,0003 -0,0002 Valor de las exportaciones sobre ventas -0,0510 0,1030* -0,0568 0,0950* % licenciados 0,0115*** 0,0108*** 0,0111*** 0,0103*** % titulados medios 0,0041** 0,0031** 0,0041** 0,0030** Serv. de formación propio 0,0435 0,0211 0,0413 0,0215 Serv. de formación propio y externo 0,0266 0,0934* 0,0278 0,0960* Serv. de formación externo 0,0857 0,1680*** 0,0792 0,1680*** Diversificación productiva relacionada 0,0565 -0,0227 0,0560 -0,0250 Diversificación productiva no relacionada -0,0358 -0,0879* -0,0407 -0,0905* Dummies regionales Si Si Si Si Dummies de actividad Si Si Si Si Nº de observaciones 1978 1995 1978 1995 R2 0,86 0,91 0,86 0,91 *, ** y *** indica que las estimaciones son significativas al 10, al 5 y al 1% respectivamente Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de la ESEE (Fundacion SEPI). Como ya se indicado en el capítulo 1, los estudios realizados hasta la fecha presentan resultados mixtos en cuanto al efecto de la formación. Por ello, aparte de la función de producción se mide también el efecto sobre algunas variables relevantes para las empresas. En primer lugar se analiza la cuota de mercado, que es la suma ponderada de las cuotas de todos los mercados en los que la empresa vende sus productos.
  • 151. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 150 En este caso el gasto conjunto en formación no tiene influencia en la cuota de mercado (Cuadro 4.6), pero si se distingue por destino del gasto sí que se aprecia, de nuevo, un efecto claramente positivo del gasto en idiomas y la formación técnica (Cuadro 4.7), que no es distinto en Aragón. También influyen positivamente el número de licenciados y el utilizar servicios de formación, tanto internos como externos. El efecto de la formación en la productividad es claro, y la conclusión es que en las empresas con mayor gasto formativo por empleado la productividad es mayor. En Aragón el efecto diferencial es prácticamente nulo, es decir, este efecto positivo de la formación sobre la productividad no es diferente del nacional en la empresa industrial aragonesa. Cuadro 4.6. Efecto de la formación sobre la competitividad de las empresas Cuota de mercado 2009 Productividad 2009 Variación % de las ventas 07- 09 Variación % del valor agregado 07-09 Variación % de la productividad 07-09 Constante 4,517** 37,35*** -0,274*** 0,2470 0,514* Var. % capital físico -0,1210 0,3940 0,0162*** 0,127*** 0,185*** Var. % nº de trabajadores 0,0270 -0,3840 0,392*** 0,350** -0,2100 Valor de exportaciones sobre ventas 2,5730 12,45*** 0,0708 -0,3360 -0,2630 Gasto formación por trabajador 0,0022 0,0134*** 0,0001 -0,0001 -0,0001 Formación por trabajador*Aragón -0,0060 -0,0186 0,0062*** -0,0004 -0,0006 % licenciados 0,227*** 1,173*** 0,0069*** 0,0164* 0,0012 % titulados medios 0,0019 0,298*** 0,0002 -0,0017 0,0002 Serv. de formación propio 1,3840 7,357* -0,0072 0,0189 0,0714 Serv. de formación propio y externo 5,115*** 13,91*** -0,0394 -0,0202 0,0400 Serv. de formación externo 4,637** 9,917** -0,0345 0,4050 0,3330 Diversificación relacionada 2,4110 -0,5630 -0,0514 0,481** 0,481** Diversificación no relacionada 1,7420 -5,2610 0,0226 -0,1160 -0,1460 Dummies regionales Si Si Si Si Si Dummies de actividad Si Si Si Si Si Nº de observaciones 1602 1619 1635 1634 1614 R2 0,07 0,173 0,46 0,061 0,078 Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de la ESEE (Fundacion SEPI). El efecto de la formación es especialmente significativo si se trata de gasto en idiomas y formación técnica, y, de nuevo, las empresas aragonesas muestran un comportamiento similar al del resto de empresas del país. Además, la productividad
  • 152. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 151 es mayor cuanto mayor es la presencia de titulados en la plantilla, tanto de nivel medio como superior. Dada la situación de crisis actual, un aspecto interesante es observar la evolución reciente de las empresas y medir si la formación en el empleo hace que resistan mejor las dificultades económicas. Para ello se toma el periodo 2007-2009 y se analiza la variación en ventas, valor agregado y productividad de los empleados. Cuadro 4.7. Efecto de la formación sobre la competitividad de las empresas, distinguiendo por destino de gasto formativo Cuota de mercado 2009 Productividad 2009 Variación % de las ventas 07-09 Variación % del valor agregado 07-09 Variación % de la productividad 07-09 Constante 5,456*** 39,21*** -0,188*** 0,3190 0,551* Var. % capital físico -0,1260 0,3830 0,0158*** 0,127*** 0,185*** Var. % nº de trabajadores -0,0569 -0,6510 0,381*** 0,330** -0,2230 Valor de exportaciones sobre ventas 2,0570 11,04*** 0,0727 -0,3410 -0,2650 Gasto Formación en idiomas 0,0206** 0,0747*** 0,0000 -0,0012 -0,0011 Gasto Formación técnica 0,0261*** 0,0846*** 0,0008*** 0,0039*** 0,0028** Gasto Formación en informática -0,0081 -0,0028 -0,0001 -0,0009 -0,0008 Gasto Formación en otros temas -0,0009 0,0025 0,0000 -0,0002 -0,0001 Formación en idiomas*Aragón 0,0480 -0,1980 0,0176*** 0,0021 0,0007 Formación técnica*Aragón 0,0231 0,1520 -0,0018 -0,0010 -0,0012 Formación en informática*Aragón -0,1120 -0,1550 -0,0107*** -0,0115 -0,0055 Formación en otros*Aragón -0,0197* -0,0071 0,0063*** -0,0002 -0,0006 % licenciados 0,189*** 1,049*** 0,0069*** 0,0136 -0,0006 % titulados medios -0,0122 0,2560** -0,0001 -0,0032 -0,0007 Serv. de formación propio 1,2070 6,4010* -0,0017 0,0061 0,0637 Serv. de formación propio y externo 4,674*** 12,050*** -0,0412 -0,0583 0,0166 Serv. de formación externo 4,094** 7,6090 0,0016 0,3980 0,3290 Diversificación relacionada 2,3860 -0,8510 -0,0427 0,4870** 0,4820** Diversificación no relacionada 1,7900 -5,0860 0,0170 -0,1230 -0,1530 Dummies regionales Si Si Si Si Si Dummies de actividad Si Si Si Si Si Nº de observaciones 1602 1619 1635 1634 1614 R2 0,083 0,188 0,495 0,067 0,082 Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de la ESEE (Fundacion SEPI).
  • 153. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 152 El gasto formativo por empleado, analizado en conjunto, no tiene efecto sobre la variación en ventas, pero aparece un efecto positivo para Aragón, indicando que en las empresas aragonesas si tiene un efecto positivo sobre la evolución de las ventas. Si se desagrega por tipo de gasto, en España el relevante es el dedicado a formación técnica y en Aragón, además del anterior, el gasto destinado a idiomas. Tal vez la crisis esté animando a la actividad exportadora dada la depresión del mercado interno, con lo que los idiomas se están mostrando como ciertamente útiles. En cuanto a la evolución del valor añadido y la productividad, se puede concluir que el efecto solo aparece en el caso de la formación técnica y que la empresa aragonesa muestra un comportamiento similar al del resto de empresas del país. Resumen: Efecto de la formación en las empresas manufactureras en la ESEE • Valor añadido: Efecto positivo del gasto en formación, especialmente del gasto destinado a formación técnica e idiomas. En Aragón el efecto es algo menor. De aquí se deriva que las empresas formadoras tienen en promedio una productividad un 4% mayor que las empresas no formadoras a igualdad del resto de condiciones. • Ventas: Efecto similar al anterior, pero en este caso Aragón no muestra un comportamiento diferenciado. • Cuota de mercado: El efecto solo aparece para la formación técnica y de idiomas. • Productividad: existe un efecto global positivo de la formación, y también de la formación técnica y en idiomas. No hay un comportamiento diferenciado en Aragón. • Evolución de las ventas, productividad y valor agregado en la crisis: la formación técnica y de ingeniería es la más relevante en España y en Aragón, además destaca la formación en idiomas.
  • 154. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 153 4.3. Opinión de los empresarios aragoneses sobre la formación continua en Aragón Para complementar la información anterior se ha realizado una encuesta a las empresas aragonesas, enfocada a recoger la opinión de los empresarios sobre los programas de formación con financiación pública: sus efectos sobre la productividad y la competitividad, las dificultades y barreras de acceso a las acciones bonificadas, el nivel de conocimiento de las acciones y el grado de satisfacción con las mismas. La muestra encuestada comprende 389 empresas aragonesas que reúnen un total de 24.845 trabajadores. Este tamaño corresponde a un error máximo del 5% con un nivel de confianza del 95%. Para determinar la composición de la muestra se ha utilizado la información del Directorio Central de Empresas (DIRCE) atendiendo a la estructura del tejido empresarial aragonés según el tamaño y sector de actividad de las empresas. El número de empresas en cada estrato se determina por afijación proporcional. La encuesta está dividida en tres bloques. El primero está destinado a caracterizar la empresa, lo que permitirá segmentar los resultados por tamaño, sector, estabilidad de los empleados, cualificación, etc. Un segundo bloque está enfocado a determinar cuál es la política formativa de la empresa y su opinión general respecto a la utilidad de la formación, tanto para la empresa como para sus trabajadores. En caso de que las empresas no realicen formación se determinan los motivos por los que no lo hacen. En caso contrario, es decir, si llevan a cabo algún tipo de formación en el trabajo, se distingue entre aquéllas que recurren a la formación privada y a la formación pública y se les preguntas los motivos. La última parte de la encuesta está dirigida a conocer la evolución reciente de la empresa y su situación relativa respecto a otras empresas del sector. Permitirá evaluar el efecto de la formación sobre los resultados empresariales y la estabilidad de los trabajadores. Dentro de las Acciones Complementarias del año 2008 la empresa ESI llevó a cabo una encuesta en empresas aragonesas encaminada a detectar sus necesidades de
  • 155. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 154 formación. Dicha encuesta recogía la opinión de los encargados de la gestión de recursos humanos acerca de las acciones formativas llevadas a cabo desde instituciones públicas. Se ha revisado dicha información con el objetivo de explotarla desde la nueva perspectiva de la evaluación de las acciones formativas destinadas a empleados. Además, la información obtenida en el proyecto de 2008 ha servido de punto de apoyo para el diseño de este nuevo cuestionario, mucho más enfocado a la evaluación del impacto de la formación en el empleo sobre los resultados empresariales. Cuadro 4.8. Ficha técnica de la encuesta a trabajadores. Tipo de encuesta Entrevista telefónica Tipo de cuestionario El cuestionario está estructurado en 3 bloques que se distribuyen en 17 preguntas y 70 variables. La primera parte de la encuesta está destinada a caracterizar la empresa. Un segundo bloque de preguntas está enfocado a determinar cuál es la política formativa de la empresa y su opinión general respecto a la utilidad de la formación, tanto para la empresa como para sus trabajadores. La última parte de la encuesta esta dirigida a conocer la evolución reciente de la empresa y su situación relativa respecto a otras empresas de su mismo sector. Población 93.283 empresas en Aragón, según datos del DIRCE del año 2009. Tamaño muestral 389 encuestas válidas. Procedimiento de muestreo La entrevista se ha realizado de forma telefónica. Los encuestados son seleccionados al azar de acuerdo con las cuotas establecidas con afijación proporcional en función del sector de actividad y la localización. Error muestral 5% de error muestral para p=q=0,5 y un coeficiente de fiabilidad del 95%. Trabajo de campo Se ha realizado entre los meses de noviembre y diciembre de 2011. Control de encuestas Las encuestas se han supervisado a través de controles directos e indirectos, comprobando la consistencia de los cuestionarios para cada uno de los encuestados. A continuación, tras describir las características de la muestra, se presentan los resultados en cuanto a la política formativa de la empresa (cuántas realizan
  • 156. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 155 actividades de formación, quién las busca, en qué horario se llevan a cabo y qué razones llevan a algunas a no considerarlas), los efectos de la formación y la forma en que ésta se financia: con fondos públicos o privados (valorando la oferta pública de formación e indagando en las razones por las que, existiendo una oferta pública, en algunos casos se recurre a financiación privada). Finalmente, estas últimas cuestiones se relacionan con la evolución económica de la empresa. 4.3.1. Principales características de las empresas encuestadas. Las principales características de las empresas encuestadas se resumen en el Cuadro 4.9. En consonancia con la distribución de la actividad económica en Aragón, la mayoría de estas empresas (el 85,1%) están localizadas en la provincia de Zaragoza. En Huesca están situadas apenas un 10% y en Teruel un 5%. Más de dos terceras partes de la muestra de empresas corresponde al sector servicios: un 23,9% al comercio y un 46,3% a otras actividades del sector terciario. El siguiente sector por orden de importancia es construcción al que pertenecen el 17,2% de las empresas encuestadas y, en último lugar, la industria, con un 12,6%. Cerca de la mitad de la muestra corresponde a empresas de tamaño medio, con al menos 10 trabajadores pero menos de 50. Una cuarta parte cuenta con menos de 10 trabajadores y otra cuarta parte con más de 50, entre las que hay que destacar que 19 empresas (un 4,9%) superan los 200 trabajadores ocupados. Las empresas más representados por volumen facturado son las que facturan entre 1 y 5 millones de euros (el 32,8%) y más de 5 millones (el 23,6%). El 18% factura por encima del medio millón de euros, el 17,7% entre 200.000 y 500.000 euros y el 7,9% restante por debajo de los 200.000 euros. Una cuestión importante para el objetivo de este trabajo es la composición de la plantilla de las empresas encuestadas según el tipo de contratos: si son contratos a tiempo parcial o completo y si son de carácter indefinido o temporal.
  • 157. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 156 Cuadro 4.9. Principales características de las empresas de la muestra Nº de respuestas Porcentaje Huesca 38 9,8 Teruel 20 5,1Provincia Zaragoza 331 85,1 Construcción 67 17,2 Industria 49 12,6 Comercio 93 23,9 Sector Otros servicios 180 46,3 Menos de 10 104 26,7 De 10 a 49 185 47,6 De 50 a 199 81 20,8 Nº de trabajadores Más de 200 19 4,9 Menos de 200.000 Є 24 7,9 Entre 200.000 y 500.000 Є 54 17,7 Entre 500.000 y 1.000.000 Є 55 18,0 Entre 1 y 5 millones de Є 100 32,8 Facturación Más de 5 millones de Є 72 23,6 Entre 0 y 25% 13 3,4% Entre 26 y 50% 19 4,9% Entre 51 y 75% 21 5,5% % de la plantilla a tiempo completo Más del 75% 332 86,2% Entre 0 y 25% 12 3,1% Entre 26 y 50% 36 9,4% Entre 51 y 75% 53 13,8% % de la plantilla con contrato indefinido Más del 75% 281 73,0% La gran mayoría de las empresas encuestadas (el 86,2%) cuentan con más del 75% de su plantilla a tiempo completo. Es más, prácticamente la mitad de la muestra (un 48’1%) tiene el total de sus trabajadores contratada en esta modalidad. Las empresas que tienen entre la mitad y las tres cuartas partes a tiempo completo representan el 5,5%, ligeramente por encima de las que contratan a tiempo completo entre el 25% y el 50% de la plantilla. Sólo el 3,4% tiene a tiempo parcial más de tres cuartas partes de sus trabajadores.
  • 158. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 157 También predominan en la muestra las empresas con la mayoría de trabajadores con contrato indefinido. En el 36,6% de los casos tienen la totalidad de la plantilla, porcentaje que se amplía al 73% cuando al menos el 75% se acoge a esta forma de contratación. Un 13,8% adicional posee al menos la mitad de contratos indefinidos y en el 12,5% restante la mayoría de los contratos son de carácter temporal. 4.3.2. La política formativa de las empresas aragonesas Las empresas aragonesas son conscientes de la importancia de la formación de sus trabajadores y de ello da cuenta la Figura 4.5, al señalar que el 91,3% de la muestra lleva a cabo algún tipo de formación. Solo 34 de las 389 encuestadas (el 8,7%) considera que la formación de sus trabajadores es suficiente y no es necesario dedicar esfuerzos adicionales a este fin. Figura 4.5. Distribución de las empresas según se realicen o no actividades de formación Sí hacen formación 91,3% No hacen formación 8,7% Además, en la mayor parte de los casos es la propia empresa la que facilita la formación a sus trabajadores. Esta es la situación en 339 de ellas, un 87,1% del total, como refleja el Cuadro 4.10. En otras 64 (16,5%), además, los trabajadores toman también iniciativas en la búsqueda de cursos con el acuerdo de la empresa.
  • 159. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 158 Sin embargo, la empresa no interviene de ninguna manera, y son los trabajadores los que buscan su propia formación, en el 3,9% de la muestra. Cuadro 4.10. ¿Quién busca los cursos de formación? Nº de respuestas Porcentaje Los facilita la empresa 339 87,1% Los buscan los trabajadores con el acuerdo de la empresa 64 16,5% Los buscan los trabajadores por su cuenta 15 3,9% No se hace ningún tipo de formación 34 8,7% Si se analiza esta información por sector se pueden observar algunas diferencias. Es en el sector de la construcción en el que más empresas participan en actividades formativas, el 97%. También es en el que las empresas están más involucradas, ya que en el 95% de los casos son las empresas las que facilitan los cursos a los trabajadores. El porcentaje de empresas industriales que no realizan formación está por encima de la media, un 10,2%. Además, este sector presenta el porcentaje más alto de casos en los que el trabajador es el único que se encarga de buscar las acciones formativas que le interesan, un 12.2%. Dentro del sector servicios se distingue entre establecimientos comerciales y resto de los servicios. Un 94,6% de las empresas de comercio realizan algún tipo de formación, mientras que este porcentaje es menor en el caso de otros servicios (87,8%). En ambos casos, aproximadamente en un 3% de las empresas son los trabajadores los que buscan los cursos sin colaboración de las empresas. Por otra parte, de acuerdo con Figura 4.7, la integración de la formación en el horario laboral es significativa. El 18,5% de las respuestas indican que la formación se lleva a cabo completamente fuera del horario laboral, mientras que en el 81,5% restante la actividad formativa se solapa, al menos parcialmente, con la laboral. En el 30,3% de las respuestas la formación se realiza íntegramente en horario laboral. Sin embargo, la situación más frecuente (ligeramente por encima de la mitad de los
  • 160. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 159 casos) corresponde a una situación mixta en que parte de la formación coincide con el tiempo de trabajo pero parte se desarrolla fuera del mismo. Figura 4.6. Distribución de las empresas según se realicen o no formación por sector 97,0% 89,8% 94,6% 87,8% 3,0% 10,2% 5,4% 12,2% 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100% Construcción Industria Comercio Otros servicios No hacen formación Sí hacen formación Figura 4.7. Horario en que se realizan los cursos 30,3% 18,5% 50,8% 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% Horario laboral Fuera del horario laboral Tanto en horario laboral como fuera
  • 161. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 160 En el 8,7% de empresas que no llevan a cabo actividades de formación, la valoración de las diferentes causas de este comportamiento se recoge en el Cuadro 4.11 y la Figura 4.8. La razón que se señala como más importante es que la oferta disponible de cursos no se adapta a las necesidades de la empresa, con un 2,77 de valoración media de importancia en una escala de 1 (nada importante) a 5 (muy importante). Un 26,7% de las respuestas da a este motivo la máxima importancia. A muy poca distancia se sitúa la consideración de que los trabajadores de la empresa no necesitan ninguna formación, aunque en este caso las respuestas que le otorgan la mayor importancia caen al 18,8%, mientras que se amplía el peso de las contestaciones que asignan una importancia intermedia. Merece la pena destacar que es el motivo al que más empresas asignan algún grado de importancia (las respuestas 1 a 4 suman el 65,6% del total). Por detrás aparecen el hecho de que no se cuenta con suficientes trabajadores para que se realicen cursos y el desconocimiento de la oferta formativa (con valoraciones medias de 2,52 y 2,36, respectivamente). Las razones de menor importancia son que la empresa no disponga de fondos para destinar a formación y la consideración de que la formación continua no es útil para la empresa (2,16 y 2,15, respectivamente). Cuadro 4.11. Importancia de los motivos para no realizar formación. Valoración media (1=nada importante; 5=muy importante) Motivo Valoración media No se adecua a las necesidades de la empresa 2,77 Los trabajadores no necesitan formación 2,75 No hay suficientes trabajadores 2,52 Se desconoce la oferta 2,36 La empresa no tiene fondos 2,16 No es útil para la empresa 2,15
  • 162. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 161 Figura 4.8. Motivos para no realizar formación. Distribución de las valoraciones (1=nada importante; 5=muy importante) 26,7 18,8 22,6 15,2 15,6 6,1 10,0 15,6 12,9 9,1 3,1 12,1 16,7 21,9 9,7 24,2 18,8 21,2 6,7 9,4 3,2 0,0 6,3 12,1 40,0 34,4 51,6 51,5 56,3 48,5 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100% No se adapta a las necesidades de la empresa Los trabajadores no necesitan más formación No hay suficiente personal Desconocimiento de la oferta formativa Falta de fondos para realizar formación No es útil para la empresa 5 4 3 2 1 4.3.3. Opinión de los empresarios sobre los efectos de la formación Preguntadas acerca de las consecuencias de las actividades de formación, más de tres cuartas partes de las empresas (78,7%) manifiestan estar de acuerdo con que contribuye a aumentar las habilidades de los trabajadores: un 38,4% y un 40,3% Política formativa de las empresas aragonesas • Un 91% de las empresas realizan algún tipo de formación en el empleo. En el 81% de los casos las actividades formativas se solapan, al menos en parte, con el horario laboral. • La razón principal para no realizar formación es que la oferta actual no se ajusta a las necesidades de la empresa, motivo señalado como muy relevante para el 37% de las empresas que no forman. • Otros motivos señalados son la falta de personal o que los trabajadores no necesitan formación adicional.
  • 163. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 162 están muy de acuerdo (respuesta 5) o bastante de acuerdo (respuesta 4) con esta idea, respectivamente. Con un 4,1 de media en la escala de 1 a 5, es el resultado más valorado por las empresas de la muestra, como recogen el Cuadro 4.12 y la Figura 4.9. Otros efectos de la formación que concitan algo menos el acuerdo de las empresas, aunque a poca distancia del anterior, son el aumento de la competitividad empresarial (la valoración media es de 4,01), la mejora de las posibilidades de promoción (valoración de 3,9), el aumento de la productividad de los trabajadores (3,82) y la mejora de los resultados económicos (3,80). El porcentaje de la muestra que se muestra bastante o muy de acuerdo con estos cuatro efectos supera el 64%, repartido de forma bastante equitativa entre las valoraciones 4 y 5. Sin embargo, la opinión es significativamente distinta a la hora de valorar los efectos de la formación sobre los ingresos de los trabajadores. La valoración media de 3 indica que, en promedio, las empresas encuestadas no perciben que exista una relación (ni positiva ni negativa) entre ambas. La mayoría de las respuestas (un 40,3%) se apunta a esta posición intermedia, con un 27,7% que opina de forma clara que la formación contribuye a aumentar los ingresos de quien la recibe (respuestas 4 y 5) mientras que un 32% se manifiesta bastante en desacuerdo o muy en desacuerdo con esta idea (respuestas 1 y 2). Parece que en promedio la opinión es que no afecta. Cuadro 4.12. Efectos de la formación: Valoración media (1=nada de acuerdo; 5=totalmente de acuerdo) Efectos Valoración media Aumenta las habilidades de los trabajadores 4,10 Mejora la competitividad empresarial 4,01 Mejora las posibilidades de promoción 3,90 Aumenta la productividad de los trabajadores 3,82 Mejora los resultados económicos 3,80 Mejora el nivel de ingresos de los trabajadores 2,90
  • 164. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 163 Figura 4.9. Efectos de la formación: Distribución de las valoraciones (1=nada de acuerdo; 5=totalmente de acuerdo) 38,4 38,8 35,2 31,0 33,1 8,0 40,3 33,7 34,7 33,8 31,4 19,7 15,6 19,5 18,5 25,3 22,7 40,3 4,3 5,7 8,5 6,0 8,2 18,3 1,4 2,3 3,1 4,0 4,5 13,7 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100% Aumenta las habilidades de los trabajadores Mejora la competitividad empresarial Mejora las posibilidades de promoción Aumenta la productividad de los trabajadores Mejora los resultados económicos Mejora el nivel de ingresos de los trabajadores 5 4 3 2 1 Si se observan las diferencias por sectores (Cuadro 4.13), son las empresas de construcción las que están más de acuerdo con la mayoría de las afirmaciones. De manera especial, las empresas de construcción consideran que la formación contribuye a mejorar la competitividad empresarial, con 83% de empresas que dan la máxima puntuación (4 o 5). La importancia que tiene la formación para este sector se ve confirmada por el alto porcentaje de empresas que dicen realizar acciones formativas (Figura 4.6), superior a los otros dos sectores. Cuadro 4.13. Efectos de la formación: Valoración media por sector Efectos Construcción Industria Comercio Otros servicios Aumenta las habilidades de los trabajadores 4,28 3,95 4,11 4,06 Mejora la competitividad empresarial 4,34 3,93 4,02 3,89 Mejora las posibilidades de promoción 4,14 3,98 3,99 3,74 Aumenta la productividad de los trabajadores 4,05 3,66 3,81 3,78 Mejora los resultados económicos 4,08 3,80 3,83 3,68 Mejora los ingresos de los trabajadores 2,92 2,98 2,86 2,89
  • 165. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 164 4.3.4. Financiación de la formación Las empresas que realizan actividades de formación pueden recurrir a fondos propios (financiación privada) o a actividades que, en todo o en parte, tengan financiación pública. Los resultados de la Figura 4.10 señalan que la mayor parte de las empresas (un 87,9%) se acogen a esta segunda posibilidad, mientras que las que utilizan financiación exclusivamente privada se reducen al 12,1%. El reparto es bastante equitativo entre las que combinan financiación privada y pública (el 44,4%) y las que recurren a financiación exclusivamente pública (el 43,5%). Las empresas que más utilizan sus recursos propios como única fuente de financiación de la formación en el empleo son las del sector servicios, tanto si son de comercio (14,8%) como de otros servicios (13,9%). Las de comercio, junto con construcción, son también las que más utilizan la financiación pública como fuente exclusiva de financiación. Por otro lado, las empresas industriales combinan financiación pública y privada en el 54% de los casos. ¿Qué opinan los empresarios sobre los beneficios de la formación? • Más del 70% de los empresarios opinan que la formación tiene efectos muy positivos sobre habilidades de los trabajadores y la competitividad empresarial. • En el 60% de los casos extienden esta opinión a la productividad de los trabajadores y los resultados económicos de la empresa. • Aunque en general piensan que la formación posibilita la promoción de los trabajadores dentro de la empresa (70%), sólo un 20% opina que mejora su nivel de ingresos.
  • 166. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 165 Figura 4.10. Fuente de financiación de la formación en las empresas 12,1% 43,5% 44,4% 0% 10% 20% 30% 40% 50% Solo fondos privados Solo fondos públicos Fondos públicos y privados Figura 4.11. Fuente de financiación de la formación en las empresas por sector20 6,1% 9,1% 14,8% 13,9% 50,0% 36,4% 51,1% 38,6% 43,9% 54,5% 34,1% 47,5% 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100% Construcción Industria Comercio Otros servicios Solo fondos privados Sólo fondos públicos Fondos públicos y privados 20 Un 42,88% de la muestra no destina recursos propios a formación, cercano al 38% que aparecía en los datos de la ESEE para 2009. Ambas cifras están cercanas, y dada la evolución reciente de la economía española parece claro que la cifra correspondiente a la ESEE en 2011 será mayor, acercándose a lo obtenido en la encuesta específica realizada para este informe.
  • 167. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 166 El cuadro 4.14 muestra los resultados en términos de satisfacción de las actividades formativas que han tenido financiación privada y pública. En promedio el grado de satisfacción con formación financiada con fondos privados es bastante alto, rozando el 4 en una escala del 1 al 5. De hecho, el 77,6% de los encuestados manifiestan sentirse bastante o muy satisfechos, frente a un escaso 2,6% que señala poca satisfacción y ausencia de contestaciones que reflejen completa insatisfacción. Cuadro 4.14. Satisfacción con la formación según origen de los fondos Valoración Formación Privada Formación Pública Nada satisfecho (1) 0% 1,6% Poco satisfecho (2) 2,6% 6,8% Ni satisfecho ni insatisfecho (3) 19,8% 25,0% Bastante satisfecho (4) 53,1% 42,5% Totalmente satisfecho (5) 24,5% 24,0% Valoración media 3,99 3,81 En líneas generales, la satisfacción de las empresas con la oferta pública de formación es ligeramente inferior a la derivada de la financiada con fondos propios. En promedio la valoración media es de 3,81 casi dos décimas por debajo de la formación privada. Es prácticamente idéntico el porcentaje que le otorga máxima satisfacción a la oferta pública (24% frente al 24,5% de la formación financiada con fondos privados), pero existen diferencias en las respuestas intermedias: un 42,5% señala sentirse bastante satisfecho, más de diez puntos por debajo, mientras que un 6,8% se revela poco satisfecho, 4,2 puntos por encima. También es mayor el porcentaje de los que se inclinan por la respuesta intermedia. Un 12% de las empresas formadoras utilizan fondos propios para financiar la formación, sin recurrir a la oferta pública. Son las empresas de comercio las que más recurren a la financiación privada.
  • 168. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 167 En la encuesta realizada en 2008 a una muestra de 188 empresas se incluía una serie de cuestiones relacionadas con la opinión de las empresas sobre la formación privada y pública que pueden resultar relevantes para el estudio actual. En dicha encuesta se citaban varios aspectos a valorar por separado sobre ambos tipos de formación, desde un mínimo de 1 (muy negativa) hasta el máximo de 5 (muy positiva). Cuatro primeros aspectos están relacionados con la calidad y la cantidad de la oferta formativa que las entidades realizan, recogiendo así la dimensión de la oferta de cursos en sí misma. Otros dos aspectos se centran en valorar el resultado final que las empresas obtienen de dicha oferta formativa desde el punto de vista de los trabajadores (si el resultado de la formación realizada es positivo para ellos) y desde el punto de vista de la empresa (si ha cubierto las expectativas iniciales que les impulsaron a elegir dicha oferta formativa). De los resultados se extrae que la opinión de los entrevistados sobre la oferta pública puede considerarse razonablemente positiva en términos generales (cuadro 4.15). Prácticamente todos los aspectos que tratan de valorar dicha oferta superan o están muy próximos a los 3 puntos de valoración, aunque sistemáticamente recibe menor puntuación que la formación privada. La puntuación de todos los aspectos que valoran la oferta formativa ofrecida por entidades privadas se sitúa cerca de los 4 puntos. Además, en todas las preguntas más de la mitad de los entrevistados responden con valoraciones de 4 y 5 puntos, siendo por tanto su valoración altamente positiva. La calidad y el resultado de la formación privada sobre los trabajadores son los aspectos que mejor puntuación obtienen, ya que casi el 70% de los entrevistados responde a ambas preguntas con puntuaciones de 4 y 5. Este resultado se encuentra muy por encima del obtenido en el caso de las entidades públicas. En concreto, las empresas encuentran más sencillo obtener una oferta a su media en las entidades privadas que en las públicas. Es la mayor diferencia entre ambas, ya que la valoración es de un 2,5 para las entidades públicas y de un 3,7 para las entidades privadas. A este respecto, es también significativa la disparidad existente en lo referente a la cantidad de oferta ofrecida. Mientras que los entrevistados valoran con un 3,5 la cantidad ofrecida por las
  • 169. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 168 entidades privadas, esta valoración queda más de medio punto por debajo en el caso de la oferta pública, con una valoración media del 2,9. Cuadro 4.15. Opinión sobre la formación en el empleo según sea de origen público o privado en la encuesta de 2008 Pública Privada Cubre las expectativas iniciales 3,30 3,74 El resultado en los trabajadores es positivo 3,42 3,76 La calidad es aceptable 3,54 3,74 La oferta es suficiente 2,95 3,55 La respuesta a las propuestas es inmediata 3,01 3,57 Se puede encontrar una oferta a medida 2,51 3,70 Aspectos como la calidad de la oferta, la respuesta que los empresarios obtienen a sus demandas o propuestas de formación y los resultados que obtienen de dicha formación, tanto desde el punto de vista del trabajador como de las expectativas alcanzadas por quien contrata la formación, también obtienen una valoración superior en el caso de la oferta de entidades privadas. No obstante, la disparidad de opiniones en estos aspectos entre ambos tipos de entidades no es tan elevada como en los aspectos anteriores, al no alcanzar el medio punto en ningún caso. En lo que sigue se presentan de forma separada los resultados referidos a las actividades de formación que las empresas han financiado con fondos privados de aquellas otras financiadas con fondos públicos. 4.3.4.1. Opinión de las empresas que emplean financiación privada Los motivos por los que en lugar de acudir a convocatorias públicas se recurre a financiación privada se recogen en el Cuadro 4.16. Las dos primeras afirmaciones se refieren a la abundancia y la adaptación a los intereses de la empresa de la oferta pública existente. Se le pregunta al entrevistado si considera que la actual oferta incluye o no cursos de interés y, en el caso de que sí los incluya, si considera que están suficientemente adaptados a las necesidades de su empresa. En segundo lugar, una tercera cuestión hace referencia explícita a la calidad, ya que es quizás la falta de calidad de la oferta pública la que lleva a las empresas a decantarse por la
  • 170. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 169 formación privada. También se hace alusión a los horarios de los cursos. Como ya se ha mencionado, este puede ser un factor decisivo por el cual tanto empresa como trabajadores optan por realizarla por un cauce u otro. Por último, se plantea si el crédito asignado a la empresa es o no suficiente para sus necesidades formativas, porque en caso de no serlo la empresa deberá recurrir a otras vías de financiación. Del cuadro se desprende que la razón principal para recurrir a la oferta privada es que, aunque la oferta pública incluye cursos interesantes para las empresas, éstas necesitan adaptarlos a sus necesidades específicas. Un 31,8% de las empresas concede a este motivo mucha importancia (respuesta 5), porcentaje que se amplía a más de la mitad (52,6%) cuando se añaden las que le atribuyen bastante importancia (respuesta 4). Cuadro 4.16. Motivos para recurrir a financiación privada (1=nada importante; 5=muy importante) Porcentaje de respuestas 1 2 3 4 5 Valoración media La oferta pública no incluye cursos de interés para la empresa 20,9 13,8 25,5 14,3 25,5 3,10 Sí los incluye pero hay que adaptarlos a nuestras necesidades específicas 17,2 7,8 22,4 20,8 31,8 3,42 La oferta pública no tiene calidad suficiente 43,2 19,5 23,7 9,5 4,2 2,12 Hay dificultades para compaginar formación con horarios de trabajo 29,7 12,3 15,9 16,4 25,6 2,96 El crédito asignado no es suficiente para nuestras necesidades formativas 32,6 13,0 18,7 13,0 22,8 2,80 Con una relevancia menor aparecen tres motivos adicionales que rondan la valoración media de 3. En primer lugar, la consideración de que la oferta pública no resulta de interés para la empresa, motivo al que el 39,8% de las empresas dan bastante o mucha importancia. También las dificultades para compaginar la formación ofertada desde entidades públicas con la jornada laboral, al que conceden bastante o mucha importancia el 42% de los encuestados. Y, en tercer lugar, algo por detrás de los anteriores, la insuficiencia del crédito asignado para las
  • 171. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 170 necesidades formativas de la empresa, que reúne a un 35,8% de la muestra en las respuestas 4 y 5. La posibilidad de que la oferta pública no tenga la calidad suficiente es el único motivo de los reseñados que parece tener poca importancia para las empresas. En la escala del 1 al 5 recibe una importancia media que escasamente supera el 2. Únicamente el 13,7% le concede bastante o mucha importancia, frente a un 62,7% que lo considera poco o nada importante. El cuadro 4.17 pone de manifiesto algunas peculiaridades en las razones que llevan a las empresas a recurrir a la financiación con fondos propios en función de si esta es la única vía de financiación o bien complementa la financiación pública. Cuadro 4.17. Motivos para recurrir a financiación privada, en función de si se complementa o no con financiación pública. Valoración media (1=nada importante; 5=muy importante) Solo privados Públicos y privados La pública no incluye cursos de interés para la empresa 3,40 3,01 Sí los incluye pero hay que adaptarlos 3,29 3,46 La oferta pública no tiene calidad suficiente 2,25 2,09 Hay dificultades para compaginar con horarios de trabajo 3,21 2,89 El crédito asignado no es suficiente para nuestras necesidades formativas 2,34 2,93 Las empresas que deciden prescindir completamente de financiación pública otorgan la máxima importancia (3,4 de media) a que la oferta pública es inadecuada para la empresa, un elemento que pasa a segundo plano en el caso de las que comparten financiación pública y privada (valoración media de 3,01). Por el contrario, en las primeras pierde importancia la necesidad de adaptar la oferta pública a las necesidades particulares de cada empresa (importancia media de 3,26 frente a 3,46 para la que combinan ambos tipos de financiación). Una cuestión que podría resultar relevante en este punto es la valoración de calidad de la oferta pública de las empresas que no acaban recurriendo a ella. Sin embargo, aunque es un motivo que cobra algo más de importancia (2,25) que en el conjunto de la
  • 172. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 171 muestra, la diferencia es poco significativa, por lo que se puede descartar esta razón como determinante de la forma de financiación elegida. Esta misma pregunta figuraba en el trabajo de 2008. Por su interés, se presentan aquí los resultados obtenidos en dicho año, de modo que se puede comprobar si ha habido cambios en los motivos por los que las empresas recurren a los fondos propios para la financiación de los cursos. Como se puede comprobar en el cuadro 4.18 la opinión apenas ha variado en estos tres años, siendo las puntuaciones algo más bajas en 2011, aunque con poca diferencia, lo que indica que todos estos motivos son algo menos relevantes en la actualidad. Cuadro 4.18. Motivos para recurrir a financiación privada, en función del origen principal de los fondos. Comparación 2008 y 2011 Media 2011 Media 2008 Diferencia La pública no incluye cursos de interés para la empresa 3,10 3,32 -0,22 Sí los incluye pero hay que adaptarlos 3,42 3,55 -0,13 La oferta pública no tiene calidad suficiente 2,12 2,26 -0,14 Hay dificultades para compaginar con horarios de trabajo 2,96 3,32 -0,36 4.3.4.2. Opinión de las empresas que emplean financiación pública El cuadro 4.19 recoge la opinión de las empresas encuestadas sobre la formación recibida a través de la oferta pública. De los cinco ítems propuestos, el que concita Motivos por los que las empresas utilizan sus fondos para formación: • La razón principal para recurrir a la oferta privada es que, aunque la oferta pública incluye cursos interesantes, las empresas necesitan adaptarlos a sus necesidades específicas. • La posibilidad de que la oferta pública no tenga la calidad no parece un motivo relevante para recurrir a la formación privada.
  • 173. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 172 el mayor acuerdo, con una valoración media de 4,22 sobre 5, es el que se refiere a la intención de volver a participar en acciones formativas públicas: más de la mitad se muestran completamente de acuerdo (respuesta 5) y un 26,1% adicional muy de acuerdo (respuesta 4). También es alto en consenso, con una valoración media de 4,16, a la hora de recomendar a otras empresas la participación en este tipo de acciones formativas, con un 47,9% completamente de acuerdo y un 29,6 muy de acuerdo (respuestas 5 y 4, respectivamente). En ambos casos, las respuestas que indican algún tipo de desacuerdo (1 y 2) no alcanzan el 10%. Cuadro 4.19. Valoración de la oferta pública de formación (1=nada de acuerdo; 5=totalmente de acuerdo) Porcentaje de respuestas 1 2 3 4 5 Valoración media Las acciones formativas se adecuan a las necesidades de la empresa 2,9 11,4 29,9 30,5 25,3 3,64 Volvería a participar en acciones formativas públicas 1,0 3,9 17,9 26,1 51,1 4,22 Recomendaría a cualquier empresa participar en acciones formativas públicas 2,6 4,2 15,6 29,6 47,9 4,16 Los fondos públicos destinados a estas acciones están bien empleados 7,6 10,5 23,7 24,3 33,9 3,66 El crédito asignado a la empresa es adecuado a las necesidades formativas 12,9 19,2 26,5 23,2 18,2 3,15 Algo más controvertidas, aunque también con el acuerdo de la mayoría de la muestra, resultan las ideas de que “los fondos públicos destinados a este tipo de acciones están bien empleados” y que “las acciones formativas se adecuan a las necesidades de la empresa”. Las valoraciones medias son de 3,66 y 3,64, respectivamente, y corresponden a menos de un 60% de respuestas que muestren algún tipo de acuerdo (4 y 5). A diferencia de los cuatro ítems anteriores, la opinión está completamente dividida a la hora de valorar si el crédito asignado a la empresa es adecuado a sus necesidades formativas. Algo más de un 40% se muestra de acuerdo en mayor o menor grado (respuestas 4 y 5) pero el porcentaje de encuestados que señalan
  • 174. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 173 algún tipo de desacuerdo (respuestas 1 y 2) es también importante, por encima del 30%. Las valoraciones anteriores pueden estar condicionadas en función de si la empresa necesita completar con fondos privados la financiación de su actividad formativa o no. El cuadro 4.20 informa sobre las diferencias. La primera cuestión que merece la pena destacar es que no hay diferencias sustanciales en los ítems mejor valorados, relativos al interés de la oferta pública (voluntad de volver a participar y recomendación a otras empresas). En el resto de los ítems, la valoración es siempre mayor cuando las empresas no han tenido que contribuir a la formación con fondos privados: este colectivo considera que las acciones formativas se adecuan mejor a las necesidades de la empresa, que los fondos públicos que se les dedican están mejor empleados y, con una distancia mayor, que el crédito asignado a la empresa es más adecuado a sus necesidades. Cuadro 4.20. Valoración de la oferta pública de formación en función de si se complementa o no con fondos privados (1=nada de acuerdo; 5=totalmente de acuerdo) Sólo públicos Públicos y privados Las acciones formativas se adecuan a las necesidades de la empresa 3,71 3,57 Volvería a participar en acciones formativas públicas 4,22 4,23 Recomendaría a cualquier empresa participar en acciones formativas públicas 4,18 4,14 Los fondos públicos destinados a estas acciones están bien empleados 3,79 3,54 El crédito asignado a la empresa es adecuado a las necesidades formativas 3,35 2,95 Los responsables empresariales se muestran bastante satisfechos con las acciones formativas públicas en las que la empresa ha participado, aunque son algo más críticos con los fondos destinados a las mismas.
  • 175. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 174 4.3.5. Influencia de la formación en la evolución reciente de la empresa: primera aproximación descriptiva Este subapartado realiza una primera aproximación a la relación entre la marcha económica de la empresa y su política de formación con los datos obtenidos en la encuesta. La figura 4.12 relaciona la política formativa con la evolución de la facturación en los últimos años. Aunque, en consonancia con la coyuntura económica reciente, son mayoría las empresas que han visto caer su facturación en estos últimos tiempos, se aprecia un comportamiento diferencial entre las empresas que han realizado actividades de formación y las que no lo han hecho. Estas últimas son las que, en promedio, manifiestan una evolución menos desfavorable de la facturación: prácticamente un 45% señalan que ésta no ha variado o incluso ha aumentado, frente a un 30% de las empresas que sí han llevado a cabo formación. Figura 4.12. Evolución de la facturación desde 2008 en función de la financiación de la formación También existen diferencias significativas entre las que han realizado algún tipo de formación en función de la financiación utilizada. Entre las que han recurrido exclusivamente a la oferta pública se encuentra el mayor porcentaje (por encima del 75%) de empresas con caídas recientes en la facturación, mientras que este
  • 176. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 175 porcentaje se reduce a algo más del 63% entre las que utilizan únicamente fondos privados. Las que simultanean financiación pública y privada aparecen en una situación intermedia. Las pautas anteriores se reproducen a grandes rasgos cuando en lugar de atender a la facturación se presta atención a la evolución de la plantilla. La Figura 4.13 revela que el menor peso de empresas que han despedido trabajadores se registra entre las empresas que no realizan formación: un 30,3% frente a un 36,5% entre las que sí han invertido en formación. Figura 4.13. Evolución de la plantilla en los dos últimos años en función de la financiación de la formación 30,30 34,15 16,13 18,47 39,39 34,15 45,16 45,86 30,30 31,71 38,71 35,67 0% 20% 40% 60% 80% 100% No realizan  formación Solo fondos  privados Solo fondos  públicos Fondos públicos y  privados Se han realizado contrataciones No se ha contratado ni despedido Se han despedido trabajadores Por otra parte, entre las que realizan formación aparece un comportamiento diferencial en las que se financian únicamente con fondos privados: el porcentaje de empresas que ha realizado contrataciones es el más alto, un 34,2%, el doble que en el caso de las empresas que recurren al menos en parte a financiación pública (17,3%). También es menor el peso de las empresas que han despedido trabajadores, aunque en esta caso no existe tanta diferencia: 31,7% entre las que utilizan solo financiación privada frente a 37,2% entre las que recurren en alguna medida a financiación pública. A pesar de esta última cifra, son las empresas que
  • 177. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 176 utilizan financiación pública las que muestran una plantilla más estable: por encima del 45% manifiestan no haber realizado cambios en plantilla, frente a un 34,15% en el caso de las que recurren exclusivamente a financiación privada. Si los gráficos anteriores se refieren a circunstancias objetivas por las que atraviesa la empresa, el cuadro 4.21 recoge los resultados relativos a la percepción subjetiva sobre la situación económica de la empresa y la productividad de los trabajadores en relación al pasado reciente y al resto del sector. Comparadas con el resto de la muestra, las empresas que no realizan formación son las que manifiestan atravesar una peor situación económica tanto en el presente como cuando se compara con los años anteriores o con las demás empresas del sector. Por el contrario, son las que más optimistas al valorar la productividad de sus trabajadores en comparación con el pasado y con el resto del sector. Entre las que llevan a cabo formación, en términos de productividad aportan valoraciones superiores las que acuden, al menos en parte, a la oferta pública. También tienen una opinión algo mejor sobre la situación actual de la empresa. Cuadro 4.21. Valoración de la situación de la empresa (1=muy mala; 5=muy buena) en función de la financiación de la formación No realizan formación Solo fondos privados Solo fondos públicos Fondos públicos y privados Situación económica actual 2,78 2,74 2,87 2,99 Situación actual en comparación con hace tres años 2,00 2,21 2,21 2,17 Situación de la empresa comparada con otras del sector 3,10 3,23 3,22 3,38 Productividad de los trabajadores en comparación con hace tres años 3,28 3,02 3,28 3,23 Productividad de los trabajadores en comparación con el sector 3,43 3,11 3,21 3,36 Por otra parte, al margen de la situación económica general que vive la empresa, el principal problema que manifiestan las empresas de la muestra en lo que se refiere a la gestión de personal (cuadro 4.22) es la dificultad para encontrar trabajadores para puestos cualificados, aunque el grado en que se ven afectadas en promedio no
  • 178. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 177 alcanza siquiera a la mitad de la escala de 1 a 5. Es un problema que afecta sobre todo a las empresas que recurren, en todo o en parte, a la financiación pública (la importancia media ronda el 2,5). Su importancia es menor entre las que se financian con fondos privados (2,23) y todavía menos significativa entre las que no realizan formación (1,72). Encontrar personal para puestos no cualificados aparece como un problema mucho menos importante que en el caso de trabajos cualificados. También le conceden más importancia (alrededor de 1,8) las empresas que han recurrido a la oferta pública de formación en alguna medida, aunque a una distancia menor del resto de empresas. En general, la importancia concedida a los otros dos problemas considerados (absentismo y dificultades para conservar el personal) se sitúa entre los dos anteriores. En el caso del absentismo, recibe de nuevo una importancia superior entre las que han recurrido a algún tipo de financiación pública que entre las que no. A la hora de conservar el personal, la principal diferencia está en la menor importancia que le conceden las empresas que no realizan formación. Cuadro 4.22. Importancia de los problemas que afectan a la empresa (1=nada afectada; 5=muy afectada) en función de la financiación de la formación No realizan formación Solo fondos privados Solo fondos públicos Fondos públicos y privados Nivel de absentismo (justificado o no) 1,53 1,47 1,77 1,84 Dificultad para encontrar personal para trabajos cualificados 1,72 2,23 2,45 2,57 Dificultad para encontrar personal para trabajos no cualificados 1,29 1,24 1,62 1,60 Dificultad para conservar el personal 1,36 1,60 1,60 1,81
  • 179. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 178 4.3.6. Estimación del efecto de la formación en las empresas aragonesas En este apartado se cuantifica el efecto que tiene la formación sobre las empresas. En concreto, se mide el impacto de la formación en tres niveles: sobre los resultados económicos, sobre el nivel de empleo, sobre la estabilidad de los trabajadores en la empresa y sobre su productividad. Las variables explicativas incluidas en los modelos son número de trabajadores (tamaño de la empresa), porcentaje de trabajadores a tiempo completo y con contratos indefinidos, localización de la empresa y sector de actividad. Como indicador del esfuerzo formativo de la empresa se incluye el porcentaje de trabajadores que ha sido formado (sobre el total de la plantilla), distinguiendo entre los formados con fondos privados de la empresa y los beneficiarios de la oferta pública de formación. Las últimas preguntas de la encuesta se centran en la opinión subjetiva sobre la evolución de la empresa y los problemas que le afectan. Cuando se recoge información sobre aspectos que son difícilmente medibles, como son actitudes, opiniones o creencias, lo más frecuente es considerar el mayor número posible de variables, de manera que se disponga de una gran cantidad de información. Sin embargo, tener demasiadas variables dificulta visualizar las relaciones entre las mismas. Otro problema añadido es la fuerte correlación que muchas veces presentan las respuestas; lo normal es que estén relacionadas o que midan lo mismo bajo distintos puntos de vista. Por ello, se ha realizado un análisis factorial, que permite obtener una representación simplificada de este conjunto de variables construyendo indicadores sintéticos o factores, que van a ser usados como explicativos en los modelos de regresión. Un análisis factorial tiene sentido si existen altas correlaciones entre las variables, lo que es indicativo de que existe información redundante y, por tanto, pocos factores explicarán gran parte de la variabilidad total. El análisis factorial estudia simultáneamente las relaciones entre todas las variables iniciales para saber si los encuestados que responden con valores altos a una pregunta le conceden
  • 180. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 179 valoraciones altas o bajas a las restantes, detectando los principales patrones de diferenciación entre las observaciones. La elección de los factores se realiza de tal forma que el primero recoja la mayor proporción posible de la variabilidad original (en este caso un 25,05%); el segundo factor debe recoger la máxima variabilidad posible no recogida por el primero (19,76%), y así sucesivamente. En el presente caso se han obtenido 3 factores, que se representan en la Figura 4.14, con autovalores superiores a 1 y una varianza explicada del 57,74% (Cuadro 4.23). Cuadro 4.23. Autovalores iniciales y varianza explicada por el análisis factorial Componente Total % explicado de la varianza % acumulado 1 2,255 25,056 25,056 2 1,779 19,762 44,818 3 1,163 12,927 57,745 4 0,892 9,915 67,660 5 0,748 8,309 75,970 6 0,662 7,357 83,327 7 0,604 6,710 90,037 8 0,509 5,658 95,695 9 0,387 4,305 100,000 Figura 4.14. Representación gráfica de los componentes principales
  • 181. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 180 El cuadro 4.24 presenta las 9 variables con sus cargas factoriales respecto a cada una de las dimensiones. Los recuadros en gris indican el factor al que se vincula cada una de las variables originales. Se trata de identificar cada dimensión interpretando las nuevas variables en función de las originales. Si todas las variables asociadas a un factor tienen el mismo signo, entonces el factor es una síntesis de las mismas. Si por el contrario tienen diferente signo, es necesario buscar qué es lo que las contrapone. El primer componente, Factor 1, hace referencia a la situación económica de la empresa. El segundo componente, Factor 2, está relacionado con los problemas de ajuste de plantilla (o clima laboral), y por último, el tercer componente, Factor 3, tiene que ver con la productividad de los trabajadores. Cuadro 4.24. Matriz de componentes rotados (rotación varimax) Componentes 1 2 3 Situación económica actual 0,870 -0,021 0,049 Situación actual en comparación con hace tres años 0,830 -0,009 0,032 Situación comparada con otras empresas del sector 0,607 0,131 0,327 Dificultad de personal para puestos no cualificados 0,088 0,772 0,082 Dificultad de personal para puestos cualificados 0,130 0,738 0,089 Dificultad para conservar al personal -0,148 0,631 -0,093 Absentismo (justificado o no) 0,018 0,519 -0,043 Productividad comparada con otras empresas 0,088 0,034 0,833 Productividad comparada con hace tres años 0,131 -0,055 0,806 4.3.6.1 Efecto de la formación sobre los resultados económicos En primer lugar se va a medir el efecto de la formación sobre la evolución de la facturación, dado que refleja la actividad global de la empresa. La variable dependiente es la variación porcentual de la facturación entre 2008 y 2011 y los resultados se presentan en el cuadro 4.25. Las empresas que mejor han evolucionado son empresas grandes y que tienen una mayor proporción de trabajadores a tiempo completo. Del mismo modo, la
  • 182. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 181 productividad de los trabajadores es un elemento determinante para la buena evolución de los resultados empresariales. Por otro lado, son las empresas de Zaragoza y Huesca, en comparación con las de Teruel, las que mejor están resistiendo la crisis. Atendiendo al sector de actividad, las de construcción han tenido una evolución peor que el resto, ya que el coeficiente es negativo y estadísticamente significativo. El mayor o menor porcentaje de trabajadores que se han formado con fondos públicos no tiene efecto sobre la facturación, como indica el valor de p que se sitúa por encima del 0,1, pero sí el porcentaje de trabajadores formados con fondos privados, que afecta positivamente. Así pues, es la formación privada la que efectivamente influye en la facturación, seguramente por el hecho de que en su diseño interviene de manera directa la empresa que conoce de primera mano sus necesidades. Cuadro 4.25. Estimación del efecto de la formación sobre la evolución % de la facturación: Coeficiente Err. est. t P Intersección -35,41 10,80 -3,28 0,00 Nº de trabajadores 0,05 0,03 1,88 0,06 % trabajadores a tiempo completo 0,14 0,08 1,75 0,08 % trabajadores indefinidos -0,05 0,07 -0,66 0,51 Zaragoza 12,32 6,09 2,02 0,04 Huesca 13,04 7,32 1,78 0,08 Construcción -21,95 4,12 -5,32 0,00 Industria 0,38 4,92 0,08 0,94 Comercio -5,21 3,51 -1,48 0,14 Componente 2 Plantilla -1,25 1,41 -0,89 0,38 Componente 3 Productividad 2,93 1,33 2,21 0,03 % formados con fondos privados 0,06 0,04 1,64 0,10 % formados con fondos públicos -0,03 0,04 -0,76 0,45 Ajuste del modelo: R2 16%; R2 -ajustado: 13%.
  • 183. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 182 Se ha medido también el efecto de la formación sobre la situación actual de la empresa. En este caso la variable dependiente es una variable categórica que indica si la situación es buena, mala o ni buena ni mala: • La situación es mala (98 empresas, 27,8%) • La situación no es ni mala ni buena (175 empresas, 49,6%) • La situación es buena (80 empresas, 22,7%) La estimación es de tipo multinomial, que es una estimación logit donde la variable endógena tiene más de dos categorías, se consideran una ampliación del modelo de logit binario. Como si fuera una variable binaria, los resultados se pueden interpretar como el ratio de ocurrencia o no ocurrencia de la variable endógena dependiendo de una serie de variables explicativas. La probabilidad se mide respecto a una de las categorías, que se establece como referencia. En este caso es que la situación económica de la empresa no es ni buena ni mala, en opinión de los empresarios. Si denominamos Prc la probabilidad de cada una de las categorías en el modelo y Pr0 la probabilidad de la categoría de referencia, la expresión de la regresión de un modelo logit multinomial viene dada por: i n i i xcc c ∑= += 1 0 )()() )0Pr( )Pr( log ββ El cuadro 4.26 indica la capacidad del modelo para clasificar correctamente las observaciones, que se interpreta como su capacidad predictiva. En este caso el modelo clasifica correctamente un 53,5% de los casos. La predicción es mayor para la categoría “la situación no es ni demasiado buena ni demasiado mala”, en la que predice correctamente casi el 90% de los casos. La capacidad predictiva de las otras dos categorías es más baja, no supera el 20%.
  • 184. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 183 Cuadro 4.26. Capacidad de predicción del modelo multinomial: Pronosticado Observado Mala Ni buena ni mala Buena Porcentaje correcto Mala 19 77 2 19,4% Ni buena ni mala 8 157 10 89,7% Buena 8 59 13 16,3% Porcentaje global 10% 83,0% 7,1% 53,5% Los resultados de la estimación se presentan en el cuadro 4.27. Lo que estos resultados indican es que la formación no influye, ni positiva ni negativamente, en que las empresas tengan una mala situación económica. Sin embargo, sí que aumenta la probabilidad de que se encuentren en buena situación, pero este resultado es válido únicamente para la formación con fondos privados, no la que se realiza con fondos públicos. Este resultado corrobora el encontrado en el caso de la facturación de las empresas. Los problemas de plantilla, como son el no encontrar trabajadores adecuados y la alta rotación, hace que las empresas estén peor, mientras que la mayor productividad de los trabajadores aumenta la probabilidad de tener una buena situación económica.
  • 185. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 184 Cuadro 4.27. Determinantes de la situación económica de la empresa. Categoría de referencia: “la situación no es ni demasiado buena ni demasiado mala”. Coeficiente Err. est. P exp b (odds ratio) Intersección -1,91 1,03 0,06 Nº de trabajadores -0,01 0,00 0,05 0,99 Tiempo completo % 0,00 0,01 0,80 1,00 Indefinido % 0,02 0,01 0,03 1,02 Zaragoza 0,33 0,56 0,56 1,39 Huesca -1,21 0,82 0,14 0,30 Construcción 0,52 0,40 0,19 1,68 Industria 0,21 0,46 0,64 1,23 comercio 0,12 0,35 0,74 1,12 F2 Plantilla 0,25 0,14 0,06 1,29 F3 Productividad 0,11 0,13 0,40 1,12 % formados f. privados 0,00 0,00 0,84 1,00 (1) Mala % formados f. públicos 0,00 0,00 0,52 1,00 Intersección -2,35 1,12 0,04 Nº de trabajadores 0,00 0,00 0,98 1,00 Tiempo completo % 0,01 0,01 0,12 1,01 Indefinido % -0,01 0,01 0,17 0,99 Zaragoza 0,81 0,70 0,25 2,25 Huesca 0,50 0,80 0,53 1,65 Construcción -0,56 0,48 0,24 0,57 Industria 0,12 0,48 0,79 1,13 comercio 0,80 0,36 0,02 2,23 F2 Plantilla 0,22 0,14 0,12 1,25 F3 Productividad 0,31 0,15 0,03 1,36 % formados f. privados 0,01 0,00 0,06 1,01 (2) Buena % formados f. públicos 0,00 0,00 0,88 1,00 Pseudo R2 : Cox y Snell, 12%; Nagelkerke,14%; McFadden, 6%. 4.3.6.2 Efecto de la formación sobre el nivel de empleo En segundo lugar se va a analizar cuáles son los factores que influyen en la variación del empleo. Para ello, se realiza una estimación mutinomial donde la
  • 186. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 185 variable dependiente es la variación del empleo entre 2008 y 2011. Esta variable toma tres categorías: • Ha sido necesario despedir trabajadores (128 casos, 36%) • Ni se han contratado ni se han despedido trabajadores (155 casos, 44%) • Han sido necesarias nuevas contrataciones (73 casos, 21%) En el cuadro 4.28 se refleja la capacidad del modelo para clasificar correctamente las observaciones. El modelo clasifica correctamente un 55,3% de los casos. La predicción es mayor para las categorías “No se ha contratado ni despedido” y “Se han despedido trabajadores”, en las que supera el 50% de clasificación correcta. La capacidad predictiva para el otro caso “se han realizado contrataciones” es más baja, del 41%. Cuadro 4.28. Capacidad de predicción del modelo multinomial: Pronosticado Observado Se han despedido trabajadores No se ha contratado ni despedido Se han realizado contrataciones Porcentaje correcto Se ha despedido trabajadores 69 50 9 53,9% No se ha contratado ni despedido 40 98 17 63,2% Se han realizado contrataciones 9 34 30 41,1% Porcentaje global 33,1% 51,1% 15,7% 55,3% Los parámetros estimados deben ser interpretados como el efecto que tienen la variable sobre la categoría en cuestión frente a la categoría de referencia (aquéllas empresas en las que el nivel de empleo no ha variado en los dos últimos años) si el resto de variables permanecen constantes. Según el cuadro 4.29 el sector de actividad es determinante a la hora de marcar diferencias. Las empresas de construcción e industria tienen una probabilidad mucho mayor que las empresas de servicios de haber reducido personal. En concreto, está probabilidad es 3,66 veces mayor para las empresas de construcción y 2,30 veces para las de industria.
  • 187. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 186 Cuadro 4.29. Determinantes de la variación del empleo. Categoría de referencia: “Ni se han contratado ni se han despedido trabajadores”. Coeficiente Err. est. P exp b (odds ratio) Intersección -0,70 0,97 0,47 Nº de trabajadores 0,00 0,00 0,63 1,00 Tiempo completo % 0,01 0,01 0,32 1,01 Indefinido % -0,01 0,01 0,23 0,99 Zaragoza 0,29 0,56 0,60 1,33 Huesca 0,02 0,69 0,97 1,02 Construcción 1,30 0,39 0,00 3,66 Industria 0,83 0,44 0,06 2,30 comercio 0,44 0,33 0,19 1,55 F1 Económico -0,52 0,14 0,00 0,59 F2 Plantilla 0,09 0,13 0,49 1,10 F3 Productividad -0,02 0,13 0,89 0,98 % formados f. privados 0,00 0,00 0,99 1,00 Se han despedido trabajadores % formados f. públicos 0,00 0,00 0,19 1,00 Intersección -0,98 1,24 0,43 Nº de trabajadores 0,00 0,00 0,05 1,00 Tiempo completo % 0,01 0,01 0,25 1,01 Indefinido % -0,01 0,01 0,14 0,99 Zaragoza 0,60 0,86 0,48 1,82 Huesca 0,74 0,96 0,44 2,09 Construcción -1,18 0,64 0,07 0,31 Industria -0,29 0,52 0,58 0,75 comercio -0,99 0,44 0,02 0,37 F1 Económico 0,69 0,17 0,00 1,99 F2 Plantilla -0,27 0,16 0,10 0,76 F3 Productividad 0,29 0,16 0,08 1,33 % formados f. privados 0,01 0,00 0,14 1,01 Se han realizado contrataciones % formados f. públicos -0,01 0,00 0,01 0,99 Pseudo R2 : Cox y Snell, 0,26; Nagelkerke, 0,30; McFadden,0,14. Como era de esperar, el factor económico es determinante, siendo menos probable que las empresas que tienen una buena situación económica estén entre las que han despedido trabajadores. Las empresas que han tenido mejor evolución económica tienen casi el doble de probabilidad de haber aumentado plantilla. Las que tienen trabajadores más productivos un 33% más de probabilidad.
  • 188. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 187 La formación no evita, aunque tampoco promueve, que las empresas despidan trabajadores. Es más, la formación de carácter público afecta negativamente a la probabilidad de que una empresa haya contratado frente a la posibilidad de que mantenga su nivel de empleo. Lo que esto parece indicar es que la actual coyuntura de crisis está liberando tiempo en las empresas, y éstas tienden a enviar a los trabajadores a cursos de formación de carácter público. Es como sí la formación pública estuviese cumpliendo un papel de sustitutivo en el uso del tiempo y en ningún caso como elemento que anime a nuevas contrataciones, sino al contrario. 4.3.6.3 Efecto de la formación sobre la productividad de los trabajadores Para finalizar este apartado se quiere analizar cuáles son los factores que determinan que aumente la productividad de los trabajadores, que es uno de los objetivos de la formación. En este caso, dadas las opiniones de las empresas hay que partir de un modelo logit donde la variable dependiente es binaria, puesto que toma valor 0 si la productividad de los trabajadores en 2011 es igual o peor a la que tenían en 2008 y 1 si es mejor. El modelo, globalmente considerado, clasifica correctamente el 67,5% de los casos (Cuadro 4.31). Cuadro 4.30. Capacidad de predicción del modelo probit Pronosticado ProductividadObservado Igual o peor Mejor Porcentaje correcto Igual o peor 202 20 90,99% Productividad Mejor 92 31 25,20% Porcentaje global 67,54% Como se puede observar en el cuadro 4.31 que recoge los resultados de la estimación, los trabajadores son más productivos cuanto mayor es la intensidad formativa con financiación pública. En este caso, cuanto mayor es el porcentaje de trabajadores formados dentro de los planes de oferta y demanda públicos, mayor probabilidad hay de que aumente su productividad. Por otro lado la buena evolución
  • 189. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 188 económica de la empresa también determina que los trabajadores sean más productivos. Cuadro 4.31. Determinantes de que la productividad de los trabajadores haya mejorado Coeficiente Err. est. P exp b (odds ratio) Nº de trabajadores 0,0005 0,00 0,73 1,00 Tiempo completo % -0,0047 0,01 0,46 1,00 Indefinido % -0,0015 0,01 0,80 1,00 Zaragoza -0,3837 0,57 0,50 0,68 Huesca 0,1629 0,66 0,81 1,18 Construcción -0,4533 0,36 0,21 0,64 Industria -0,2380 0,41 0,56 0,79 comercio -0,1601 0,31 0,61 0,85 F1 Económico 0,3204 0,12 0,01 1,38 F2 Plantilla -0,1165 0,12 0,33 0,89 % formados f. privados 0,0003 0,00 0,91 1,00 % formados f. públicos 0,0121 0,00 0,00 1,01 Constante -0,2376 0,89 0,79 0,79 Efecto de la formación sobre las empresas: • La formación de carácter privado tiene un efecto positivo sobre la facturación y la situación económica de la empresa. • La formación financiada con fondos públicos favorece la productividad de los trabajadores.
  • 190. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 189 RESUMEN DEL CAPÍTULO 3 La empresa industrial “formadora” aragonesa según la ESEE • En Aragón la empresa manufacturera aragonesa tiene mayor tendencia a invertir en formación que en el resto de España, donde no superan el 5% las que dedican el 1% ó más de los costes laborales a formación. • Las empresas que más recursos dedican a formación por trabajador en Aragón son las de entre 40 y 80 trabajadores. En España el gasto crece con el tamaño. • En Aragón no aparece una relación creciente entre gasto en formación y número de horas efectivamente trabajadas, sino que tiene forma de U invertida. • La relación entre gastos formativos y productividad es claramente creciente en Aragón, pero no en el resto del territorio nacional (aunque las más productivas sí que gastan más en formación). Efecto econométrico de la formación con los datos de la ESEE • Sobre el Valor añadido: Efecto positivo de las formación, especialmente del gasto destinado a formación técnica e idiomas. En Aragón el efecto es algo menor. Se deriva que las empresas formadoras tienen en promedio una productividad un 4% mayor que las empresas no formadoras a igualdad del resto de condiciones. • Sobre las Ventas: Efecto similar al anterior, pero en este caso Aragón no muestra un comportamiento diferenciado. • Sobre la Cuota de mercado: El efecto solo aparece para la formación técnica y de idiomas. • Sobre la Productividad: Existe un efecto global positivo, y también de la formación técnica y en idiomas. No hay un comportamiento diferenciado en Aragón. • Sobre la Evolución de las ventas, la productividad y el valor añadido en la crisis: La formación técnica y de ingeniería es la más relevante por su efecto positivo en España y en Aragón, donde además destaca la formación en idiomas.
  • 191. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 190 RESUMEN DEL CAPÍTULO 3 Encuesta 2012 a empresarios: Política formativa de las empresas aragonesas • Un 91% de las empresas realizan algún tipo de formación en el empleo. En el 81% de los casos las actividades formativas se solapan, al menos en parte, con el horario laboral. • La razón principal para no realizar formación es que la oferta actual no se ajusta a las necesidades de la empresa, motivo señalado como muy relevante para el 37% de las empresas que no forman. • Otros motivos señalados son la falta de personal o que los trabajadores no necesitan formación adicional. Opinión sobre los beneficios de la formación • Más del 70% de los empresarios opinan que la formación tiene efectos muy positivos sobre habilidades de los trabajadores y la competitividad empresarial. • En el 60% de los casos extienden esta opinión a la productividad de los trabajadores y los resultados económicos de la empresa. • Aunque en general piensan que la formación posibilita la promoción de los trabajadores dentro de la empresa (70%), sólo un 20% opina que mejorará su nivel de ingresos. Efecto de la formación sobre las empresas: • La formación de carácter privado tiene un efecto positivo sobre la facturación y la situación económica de la empresa. • La formación financiada con fondos públicos favorece la productividad de los trabajadores.
  • 192. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 191 ANEXO 4.1: Encuesta a empresas
  • 193. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 192
  • 194. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 193
  • 195. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 194
  • 196. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 195 CAPÍTULO IMPACTO DE LAS ACCIONES FORMATIVAS SOBRE LOS TRABAJADORES OCUPADOS 5.1.- Introducción El objetivo de este capítulo es evaluar los efectos que tiene la formación continua sobre los trabajadores ocupados de Aragón. Se lleva a cabo el estudio para el periodo 2008-2012 aplicando distintos tipos de análisis a varias fuentes de datos. En la sección 5.2 se analiza la calidad de la formación de ocupados a partir de las encuestas de evaluación llevadas a cabo por diferentes entidades responsables de la misma: UGT, CCOO, CREA, CEPYME y Fundación Tripartita. El objetivo es sintetizar los resultados de dichas encuestas mediante una serie de indicadores de calidad. Estas encuestas son comunes a todas las entidades y recogen información de los años 2008 a 2010. La sección 5.3 evalúa la formación de trabajadores ocupados a partir de tres fuentes de información estadística. En primer lugar, se utilizan los datos de las Encuestas de Calidad de Vida en el Trabajo (ECVT) para los años 2008 a 2010. Este análisis proporciona una idea global del porcentaje de trabajadores que realizan formación, la evolución temporal de dicho porcentaje, y las valoraciones que éstos asignan al impacto que la formación tiene en el desempeño de sus funciones. En segundo lugar, se explotan los resultados de una encuesta diseñada al efecto para profundizar y extender el análisis iniciado con las ECVT. La encuesta recoge distintos aspectos relacionados con la calidad y el impacto de la formación sobre los ocupados aragoneses, por lo que fue realizada sobre la población de 400.470 5
  • 197. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 196 trabajadores aragoneses (Afiliados a la Seguridad Social en Régimen General durante el 3er trimestre de 2011). La encuesta se llevó a cabo entre diciembre de 2011 y febrero de 2012 y recoge información sobre los cursos que han realizado los trabajadores aragoneses hasta 2012, por lo que completa el análisis iniciado a partir de los datos de la ECVT. Además, la encuesta permite diferenciar entre los cursos financiados con fondos públicos y privados, pudiendo así realizar un análisis comparativo a partir del cual encontrar sus principales diferencias en utilidad y calidad. Por último, se retoman las encuestas realizadas durante los meses de junio y octubre de 2008 para una Acción Complementaria del INAEM de dicho año con el fin de comparar, por tipos de formación, si ha habido alguna mejora en la valoración que los trabajadores ocupados otorgan a la formación continua. Esta encuesta recoge información sobre cursos realizados por los trabajadores en el año 2008 y anteriores. Por último, en la sección 5.4 se evalúa cualitativamente la formación a ocupados a través de la puesta en marcha de un grupo de discusión. La interacción de este grupo heterogéneo de trabajadores permite profundizar en algunas cuestiones que las encuestas no pueden abordar con detalle. 5.2.- Evaluación de la calidad de la formación de oferta y de demanda 5.2.1. Introducción: Objetivos y Metodología En esta sección se trata de evaluar la calidad de la formación que reciben los trabajadores ocupados a partir de los cuestionarios de evaluación de la calidad de las acciones formativas gestionadas por CCOO, CEPYME, CREA y UGT (formación de oferta) y por la Fundación Tripartita (formación de demanda) en el periodo 2008- 2010. Se trata de una herramienta que tiene por objeto medir la eficacia de dichas acciones, una vez ejecutadas, desde la perspectiva del participante. Se trata de una evaluación de la calidad “percibida” por los trabajadores, ya que son éstos los que completan los cuestionarios de evaluación.
  • 198. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 197 El cuestionario está estructurado en tres bloques. El primer bloque recoge datos identificativos de la acción formativa. El segundo bloque recoge datos personales del participante, tales como edad, sexo, titulación, situación laboral, lugar de residencia, categoría profesional, tamaño de la empresa, horarios del curso, nacionalidad, así como el medio por el que conoció el curso y los motivos de su realización o las causas de la no finalización del mismo. El tercer bloque recoge las valoraciones de la actividad formativa, que se centran en varios apartados, que serán los que nosotros también utilicemos en nuestro análisis (organización del curso, contenidos y metodología, duración y horario, formadores/tutores, medios didácticos, instalaciones y medios técnicos, valoración general y grado de satisfacción). Finalmente el cuestionario se cierra con un apartado para sugerencias y observaciones. Se ha tenido que realizar un importante proceso de homogeneización de la información bruta facilitada sobre la formación de oferta. Por una parte, el cuestionario de evaluación de las acciones formativas cambió en 2009. Por lo tanto, parte de los datos respondían a la estructura previa del cuestionario. Para poder explotar conjuntamente toda la información se han tenido en cuenta solamente las preguntas coincidentes en ambos cuestionarios y se ha procedido a un reescalado de las valoraciones ya que se pasó de una escala 1-4 a una escala 1-10. Hemos optado por utilizar la escala 1-4 (1 muy en desacuerdo con la afirmación, 4 muy de acuerdo con la afirmación). Por otra parte, se han tenido que homogenizar también las distintas tabulaciones de los datos llevadas a cabo por cada una de las organizaciones gestoras de las acciones formativas. En cuanto a la formación de demanda, se nos dieron los resultados ya tabulados sin posibilidad de acceder a los datos brutos, por lo que parte de los análisis que llevamos a cabo para la evaluación de la formación de oferta no han podido ser replicados para la de demanda. Los datos suministrados para la formación de oferta correspondían tanto a acciones dirigidas a desempleados como a ocupados. Dado que este proyecto está orientado exclusivamente a ocupados, se han tomado exclusivamente en consideración las respuestas de los que marcaron el status de ocupado. Esto excluye a individuos
  • 199. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 198 desempleados, pero también puede existir un pequeño porcentaje de ocupados que dejaron dicha pregunta como NS/NC. A continuación se analizan y resumen tanto los perfiles de los participantes en las acciones formativas como la valoración de las actividades formativas emitida por estos participantes. En la siguiente sección se analiza la formación de oferta y posteriormente la de demanda. 5.2.2. Formación de oferta 5.2.2.1. Perfil de los/las participantes En el proceso de evaluación han participado casi 16.000 personas ocupadas. El mayor porcentaje de participantes en acciones formativas lo presenta CEPYME seguido de CCOO. No se nos suministraron los datos brutos de CREA para el año 2008, sino los resultados ya tabulados, por lo que no ha sido posible utilizar esa información en nuestros análisis. Se considera por tanto que hubo cero cursos en dicha entidad durante el año 2008. Si se revisan las características personales de los trabajadores formados (Cuadro 5.1), como era de esperar, un elevado porcentaje de los participantes tenían su lugar de trabajo o residencia en la provincia de Zaragoza (72,8%), mientras que la provincia de Huesca representa un 16,2% y la de Teruel un 10,6%21 . Destaca el hecho de que la participación de las mujeres ocupadas en las actividades de formación sea mayor que la de hombres, 55% de mujeres frente a 45% de hombres. Por grupos de edad, los más numerosos son el de 25 a 34 años (33,8%) y el de 35 a 44 años (32,5%), seguidos por el de 45 a 54 años (21,7%). En todos los grupos de edad, excepto en el de más de 55 años, el porcentaje de mujeres es siempre superior al de hombres. 21 El cuestionario pregunta tanto el lugar de residencia como el de trabajo (para ocupados). Dado el elevado número de no respuestas a estas preguntas se decidió combinar ambas. En el caso de individuos que hubieran respondido a ambas, prevaleció la provincia de trabajo.
  • 200. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 199 Cuadro 5.1. Caracterización de la muestra: características personales del trabajador. Nº de encuestas Porcentaje 2008 3697 23,1 2009 6229 38,9Año de la encuesta 2010 6065 37,9 CCOO 4949 30,9 CEPYME 5593 35,0 CREA 2772 17,3 Organización sindical o empresarial UGT 2677 16,7 Huesca 1907 16,2 Teruel 1253 10,6 Zaragoza 8585 72,8 Provincia de trabajo o residencia Otros 37 0,3 Mujer 8366 55,0 Sexo Hombre 6852 45,0 Menores de 25 años 1067 7,0 Entre 25 y 34 años 5137 33,8 Entre 35 y 44 años 4945 32,5 Entre 45 y 54 años 3301 21,7 Grupos de edad 55 años y más 768 5,0 Nacional 5135 94,7 Nacionalidad Extranjero 283 5,2 Sin titulación 384 2,5 ESO 3514 22,6 Bachiller 2167 13,9 FPI 2249 14,5 FPII 2568 16,5 Diplomatura 2530 16,3 Licenciatura 1903 12,3 Doctor 40 0,3 Titulación académica Otra titulación 167 1,1 Fuente: Elaboración propia a partir de datos facilitados por INAEM En el cuestionario empleado a partir de 2009 se introducía una pregunta sobre la nacionalidad. A pesar de no tener datos para parte de la muestra, merece la pena comentar que prácticamente el 94,7% de los participantes que respondieron a la pregunta sobre la nacionalidad eran españoles, mientras que el resto eran de una procedencia muy variada de nacionalidades. Entre la población inmigrante también
  • 201. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 200 se mantiene el hecho de que un mayor porcentaje de los participantes en actividades de formación son mujeres. Respecto a la titulación académica, destaca ligeramente el porcentaje de participantes con el título de ESO/Graduado escolar (un 22,6%). El conjunto de los participantes con educación no universitaria (Eso+Bachiller+FP) representa un porcentaje muy destacado de la muestra, un 67,6%. El nivel de formación de las mujeres es más elevado, lo que se refleja en la proporción de tituladas universitarias y en el menor peso entre los niveles formativos más bajos respecto a los hombres. El Cuadro 5.2 presenta las características del puesto de trabajo. El 84,4% de los participantes en la evaluación son trabajadores por cuenta ajena, ya sea en el sector privado o público. El 15,6% de la muestra es trabajador por cuenta propia, ya sea empresario, autónomo o cooperativista. Por género se observa que entre los trabajadores por cuenta propia hay un mayor peso de la población masculina. La categoría profesional mayoritaria entre el alumnado es la de trabajador/a cualificado/a (46,6%). La de técnico agrupa al 19,6% y la de trabajador/a de baja cualificación al 14,0%. El resto de categorías (directivos/as, mandos intermedios y otras categorías) son menos representativas. En cuanto a las diferencias por género, se observa un peso ligeramente superior de los hombres entre los directivos/as y mandos intermedios, en la categoría de técnicos/as el peso es el mismo, y las mujeres tienen mucho más peso que hombres en trabajadores/as cualificados/as y no cualificados. Los mayores porcentajes por tamaño de empresa se dan entre participantes que están ocupados en empresas muy pequeñas (26% de 1 a 9 trabajadores y 21% de 10 a 49 trabajadores) y en empresas bastante grandes (más de 250 trabajadores, 21%). El porcentaje de trabajadores en medianas empresas, de 50 a 250 empleos representa el 18%.
  • 202. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 201 Cuadro 5.2. Caracterización de la muestra: características laborales del trabajador. Nº de encuestas Porcentaje Cuenta propia 2443 15,6 Situación laboral Cuenta ajena 13245 84,4 Directivo/a 978 6,6 Mando intermedio 1300 8,8 Técnico/a 2893 19,6 Trabajador cualificado 6869 46,6 Trabajador de baja cualificación 2068 14,0 Categoría profesional Otras categorías 648 4,4 De 1 a 9 empleados 4086 25,5 De 10 a 49 empleados 3289 20,6 De 50 a 99 empleados 1365 8,5 De 100 a 250 empleados 1622 10,1 De más de 250 empleados 3330 20,8 Tamaño de la empresa No sabe 2299 14,4 Fuente: Elaboración propia a partir de datos facilitados por INAEM En el Cuadro 5.3 se muestran cuestiones relacionadas con el desarrollo de la formación continua y sus características. Una de las cuestiones planteadas a los participantes es si éstas las realizaron dentro de su jornada laboral o fuera. El mayor porcentaje (58,4%) lo hizo fuera de la jornada laboral, mientras que un 13,1% lo hizo completamente dentro de su horario laboral. El 8% de los encuestados respondieron que lo hicieron parcialmente dentro de su jornada laboral. A estos individuos se les preguntaba qué porcentaje de la jornada laboral ocupaba el curso. Del 8% que habían respondido que ambas, el 3,5% les ocupaba más del 50% de su jornada laboral y al 3,1% les ocupaba menos del 35%, mientras que entre el 25 y el 50 % sólo les ocupaba a un 1,4% de los participantes. A partir del cuestionario de 2009 también se pregunta acerca de la motivación que ha llevado a los participantes a cursar esa acción formativa. El más señalado ha sido “me interesa complementar la formación que tengo” (74,2%), mientras que el siguiente motivo “disponía de tiempo y parecía interesante” representa ya sólo un 14,2%, y “me puede favorecer para encontrar empleo” un 5,5%. La mayoría de los participantes tuvieron conocimiento de la existencia de la acción
  • 203. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 202 formativa a través de medios de comunicación (prensa, radio, internet, teléfono o tv) un 28,8% o a través de una organización empresarial o sindical un 25,2%. Destaca el porcentaje de los participantes que respondieron otros (22,1%). Cuando se marcaba la opción “otros” el cuestionario indicaba “especificar”. Algunas de las organizaciones han facilitado esta información en la tabulación de los datos brutos. Un análisis de los casos en los que está disponible esta información permite observar que de ese 22% de respuesta “otros”, la mitad aproximadamente corresponde a compañeros, amigos o familiares, mientras que la otra mitad corresponde a academia, centro de impartición o al propio profesor. El hecho de que aproximadamente el 10% de las respuestas indiquen que se han enterado a través de familiar o conocido destaca la importancia de los canales informales en la difusión de las acciones formativas. Cuadro 5.3. Caracterización de la formación continua. Nº de encuestas Porcentaje Dentro de la jornada laboral 2087 13,1 Fuera de la jornada laboral 9345 58,4 Ambas (% que ocupa de la jornada): 1286 8,0 Menos del 25% 499 3,1 Entre el 25% al 50% 220 1,4 Más del 50% 567 3,5 Horario de realización de los cursos No sabe 3273 20,5 Disponía de tiempo y parecía interesante 1045 14,2 Me interesa complementar mi formación 5446 74,2 Me lo ofrecieron en la oficina de empleo 23 0,3 Me puede favorecer para encontrar empleo 403 5,5 Tengo amigos que han sugerido que lo hiciera 144 2,0 Motivos de realización de los cursos Otros motivos 279 3,8 Servicio Público Empleo 737 4,8 Itinerario formativo 1025 6,6 A través de mi empresa 1996 12,9 Organización empresarial o sindical 3886 25,2 Medios de comunicación 4444 28,8 Medio de difusión Otros 3403 22,1 Fuente: Elaboración propia a partir de datos facilitados por INAEM
  • 204. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 203 5.2.2.2. Valoración de las acciones formativas en términos de calidad La valoración de las acciones formativas en términos de calidad se realiza a partir de diferentes ítems incluidos en el cuestionario y en una escala de 1 (puntuación más baja) a 4 (puntuación más alta)22 . Estos ítems se agrupan en varios apartados como se muestra en el Cuadro 5.423 . Todos los ítems alcanzan valoraciones medias muy altas, por encima de 3. El menos valorado es el relativo a la duración del curso y aun así la valoración media alcanzada es de 3,17. Destaca la valoración media obtenida en el apartado referido a formadores y/o tutores, la más elevada (3,69). Cuadro 5.4. Descriptivos ítems y apartados de valoración. N Media Desv. típ. Organización 15.866 3,63 ,47 1.1 El curso ha estado bien organizado (información, cumplimiento fechas/horarios, entrega material) 15.817 3,60 ,55 1.2 El número de alumnos del grupo ha sido adecuado para el desarrollo del curso 13.656 3,66 ,50 Contenidos y metodología 15.912 3,53 ,54 2.1 Los contenidos del curso se han ajustado a lo programado 13.780 3,61 ,57 2.2 Los contenidos del curso se han ajustado a mis necesidades formativas 15.719 3,49 ,63 2.3 Ha habido una combinación adecuada de teoría y aplicación práctica 15.587 3,52 ,66 Duración y horarios 13.856 3,33 ,62 3.1 La duración del curso ha sido suficiente según los objetivos y contenidos del mismo 13.769 3,17 ,82 3.2 El horario ha favorecido la asistencia al curso 13.505 3,49 ,68 Formadores / tutores 15.234 3,69 ,46 4.1 La forma de impartir o tutorizar el curso ha facilitado el aprendizaje 15.181 3,68 ,51 4.2 Conocen los temas tratados en profundidad 15.040 3,70 ,51 Medios didácticos 15.781 3,51 ,58 5.1 La documentación y materiales entregados son comprensibles y adecuados 15.741 3,49 ,64 5.2 Los medios didácticos están actualizados 15.569 3,54 ,61 Equipamientos e instalaciones 15.585 3,50 ,60 22 Ya se ha indicado al principio de la sección que la escala en el cuestionario a partir de 2009 era de 1 a 10, mientras que en el cuestionario anterior la escala era de 1 a 4. Se ha optado por reescalar a la escala más pequeña ya que la otra opción hubiera dado lugar a importantes sesgos en la distribución de las respuestas. 23 Los ítems utilizados son menos de los disponibles en el cuestionario. Esto es debido a que únicamente se han tomado en cuenta aquellos ítems coincidentes en ambos modelos de cuestionario.
  • 205. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 204 6.1 Han sido adecuados para desarrollar el contenido del curso 15.371 3,49 ,65 7.2+7.3 El aula, el taller o las instalaciones han sido apropiadas para el desarrollo del curso 15.095 3,51 ,63 Satisfacción general 10. Grado de satisfacción general con el curso 15.302 3,58 ,54 Fuente: Elaboración propia a partir de datos facilitados por INAEM En los gráficos que se van a mostrar a continuación se muestran las valoraciones medias para los distintos apartados del cuestionario y segmentadas por distintos criterios, de tal manera que se permite la comparación entre grupos. Para la comparación entre grupos también se han estimado estadísticos de comparación (ANOVA y Krasukal- Wallis). Los valores de estos estadísticos no se muestran en el trabajo, pero permiten realizar ciertas afirmaciones en los párrafos siguientes basándonos en evidencia estadística. Figura 5.1. Valoración media por años. Fuente: Elaboración propia a partir de datos suministrados por INAEM El hecho de disponer sólo de 3 años no nos permite observar una tendencia clara en los datos. En todo caso, cabe destacar que las mayores diferencias con significatividad estadística se manifiestan en la valoración de Contenidos y Formadores, apartados que muestran una valoración creciente con los años. En sentido opuesto, la valoración de los aspectos relacionados con Organización ha disminuido año a año.
  • 206. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 205 Por provincias, la Figura 5.2 muestra claramente que la valoración media de los participantes de la provincia de Teruel es significativamente superior a la de aquellos residentes en Huesca o Zaragoza, cuyos valores se encuentran mucho más próximos entre sí. Es en los aspectos relativos a Formadores / tutores y Organización en los que las valoraciones en las tres provincias más se aproximan. De hecho para el apartado de Formadores las diferencias entre provincias no son estadísticamente significativas. Figura 5.2. Valoración media por provincias. Fuente: Elaboración propia a partir de datos suministrados por INAEM A nivel de organizaciones destaca la valoración media obtenida por CEPYME en varios apartados (Organización, Medios didácticos, Equipamiento e instalaciones y Satisfacción general). Las valoraciones medias de los participantes en acciones formativas organizadas por CREA tienen una diferencia significativa frente a UGT y CCOO en Contenidos, Duración y horario, Medios didácticos y Equipamientos e Instalaciones. Entre CCOO y UGT no hay diferencias significativas excepto para Organización, Contenidos y Duración. Analizando por género, se observa que mujeres dan una mayor valoración en todos los apartados, aunque donde menos se manifiestan estas diferencias es en el apartado de Formadores, como ya se ponía de manifiesto previamente. Por
  • 207. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 206 nacionalidad se observa un hecho curioso. La valoración que tienen los extranjeros de las acciones formativas en las que han participado es sustancialmente superior a las valoraciones de los nacionales españoles. Este hecho también se puso de manifiesto en los grupos de discusión organizados dentro de este proyecto. Figura 5.3. Valoración media por organizaciones. Fuente: Elaboración propia a partir de datos suministrados por INAEM Por nivel de estudios se observa que los licenciados universitarios son los más “exigentes” y los que menos valoran la calidad de las acciones formativas recibidas. A medida que el nivel académico desciende, las valoraciones medias van aumentando. Después de los licenciados se encuentran las valoraciones de diplomados universitarios y titulados en FP superior. Un siguiente anillo lo componen los titulados en bachiller y FP media. Finalmente las mayores valoraciones medias las muestran los participantes que titulados en ESO/Graduado escolar o los que no tienen titulación.
  • 208. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 207 Figura 5.4. Valoración media por género. Fuente: Elaboración propia a partir de datos suministrados por INAEM Figura 5.5. Valoración media por nacionalidad. Fuente: Elaboración propia a partir de datos suministrados por INAEM
  • 209. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 208 Figura 5.6. Valoración media por titulación académica. Fuente: Elaboración propia a partir de datos suministrados por INAEM Los ocupados que trabajan por cuenta propia dan una mayor valoración a los distintos apartados de las acciones formativas que los ocupados por cuenta ajena, según muestra claramente la Figura 5.7. Por categoría profesional, destacan los extremos. Por una parte, los directivos/as son los que más valoran las acciones formativas, mientras que los técnicos y mandos intermedios son los que menor valoracion dan a los distintos apartados.
  • 210. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 209 Figura 5.7. Valoración media por situación laboral. Fuente: Elaboración propia a partir de datos suministrados por INAEM Figura 5.8. Valoración media por categoría profesional. Fuente: Elaboración propia a partir de datos suministrados por INAEM Por último, el cuestionario indaga sobre la utilidad de la formación recibida y percibida por los participantes. Una amplia mayoría afirma que el curso realizado “ha favorecido mi desarrollo personal” (95%), “me ha permitido adquirir nuevas
  • 211. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 210 habilidades/capacidades que puedo aplicar al puesto de trabajo” (89%), o que “ha ampliado conocimientos para progresar en mi carrera profesional” (87%). Desde el punto de vista laboral, el 76% afirman que puede contribuir a su incorporación al mercado de trabajo, y un 71% afirman que ha mehorado sus posibilidades para cambiar de puesto de trabajo en la empresa o fuera de ella. Cuadro 5.5. Descriptivos valoración general. N Media Desv. típ. 9.1 Puede contribuir a mi incorporación al mercado de trabajo 14.343 76% ,43 9.2 Me ha permitido adquirir nuevas habilidades/capacidades que puedo aplicar al puesto de trabajo 15.214 89% ,31 9.3 Ha mejorado mis posibilidades para cambiar de puesto de trabajo en la empresa o fuera de ella 14.562 71% ,45 9.4 He ampliado conocimientos para progresar en mi carrera profesional 14.941 87% ,34 9.5 Ha favorecido mi desarrollo personal 15.272 95% ,21 9.6 Me ha permitido obtener una acreditación donde se reconoce mi cualificación 12.906 83% ,37 Fuente: Elaboración propia a partir de datos facilitados por INAEM 5.2.3. Formación de Demanda Con los datos disponibles de formación de demanda no es posible hacer tantos análisis como para el caso de oferta, pero hemos podido construir algunos cuadros o figuras equivalentes a los de la subsección previa para poder comparar los resultados. En cuanto al perfil disponemos de información sobre género, grupo de edad y nivel de estudios. Observando los datos facilitados, podemos concluir que la distribución de participantes en las acciones formativas tiene un perfil muy similar entre las acciones formativas de oferta y demanda. Tanto la distribución de edad como de titulaciones guardan gran similitud con las mostradas en la subsección anterior.
  • 212. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 211 Cuadro 5.6. Frecuencias relativas formación demanda por género y edad. Edad De 20 a 24 De 30 a 34 De 35 a 44 De 45 a 54 Mas de 55 Mujer 9,7% 40,4% 30,6% 15,7% 3,6% Varón 7,6% 32,3% 32,1% 22,5% 5,5% Total 8,6% 35,9% 31,4% 19,5% 4,6% Fuente: Elaboración propia a partir de datos facilitados por INAEM Cuadro 5.7. Frecuencias relativas formación demanda por género y titulación. Titulación académica actual Sin tit. ESO Bachiller FPI FPII Dipl. Lic. Doctor Otra tit. Mujer 2,3% 20,1% 11,8% 12,5% 12,4% 19,1% 19,5% 0,9% 1,3% Varón 5,6% 23,2% 13,6% 14,0% 14,0% 12,9% 15,1% 0,5% 1,1% Total 4,1% 21,8% 12,8% 13,4% 13,3% 15,6% 17,1% 0,7% 1,2% Fuente: Elaboración propia a partir de datos facilitados por INAEM Al igual que en el caso de formación de oferta, las valoraciones medias son bastante elevadas, siempre valores por encima de 3. Sin embargo, estas valoraciones son menores que las obtenidas en la formación de oferta. Cuadro 5.8. Descriptivos valoración calidad apartados por provincias. Huesca Teruel Zaragoza Total Organización 3,51 3,43 3,46 3,46 Contenidos y metodología 3,36 3,33 3,28 3,29 Duración y horarios 3,32 3,21 3,28 3,27 Formadores / tutores 3,52 3,35 3,45 3,45 Medios didácticos 3,41 3,35 3,37 3,37 Equipamiento e instalaciones 3,36 3,36 3,32 3,33 Satisfacción general 3,37 3,38 3,35 3,35 Fuente: Elaboración propia a partir de datos facilitados por INAEM La comparación de las valoraciones de los distintos apartados para las tres provincias no nos conduce a una diferenciación tan clara como en la formación de oferta. En este caso son los participantes de la provincia de Huesca los que tienen una mayor valoración media para varios de los apartados (Organización, Contenidos, Duración, Formadores y Medios didácticos). Al no disponer de los datos brutos no hemos podido realizar otras segmentaciones de la muestra para analizar la comparación entre grupos.
  • 213. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 212 Figura 5.9. Valoración media por provincias. Fuente: Elaboración propia a partir de datos facilitados por INAEM Por último, la utilidad de la formación recibida y percibida por los participantes muestra porcentajes bastante elevados, aunque inferiores a los de la formación de oferta. Cuadro 5.9. Descriptivos valoración general por provincias. Huesca Teruel Zaragoza Total 9.1 Puede contribuir a mi incorporación al mercado de trabajo 68% 67% 68% 68% 9.2 Me ha permitido adquirir nuevas habilidades/capacidades que puedo aplicar al puesto de trabajo 69% 76% 69% 70% 9.3 Ha mejorado mis posibilidades para cambiar de puesto de trabajo en la empresa o fuera de ella 64% 71% 64% 64% 9.4 He ampliado conocimientos para progresar en mi carrera profesional 71% 77% 70% 70% 9.5 Ha favorecido mi desarrollo personal 70% 75% 71% 71% Fuente: Elaboración propia a partir de datos facilitados por INAEM
  • 214. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 213 Resumen del análisis de las encuestas de calidad • Se analizan las encuestas de calidad de CCOO, UGT, CREA, CEPYME y Fundación Tripartita. • La satisfacción media es de 3,58 sobre 4, un nivel bastante satisfactorio. Lo mejor valorado es el equipo de profesores, luego la organización, seguidos del equipamiento y las instalaciones, del contenido y la metodología, de los medios didácticos y finalmente la duración y los horarios. • Cuando estas valoraciones se segmentan se ve que: o En formadores mejora la opinión con el tiempo y en organización empeora. o Los participantes en Teruel valoran mejor que los de Zaragoza y Huesca. o CEPYME es la mejor valorada, seguida de CREA, mientras que UGT y CCOO van parejas por detrás de las dos anteriores. o Las mujeres puntúan mejor que los hombres y los extranjeros mejor que los nacionales. o Los ocupados por cuenta propia dan mejores valoraciones que los ocupados por cuenta ajena. o A mayor formación menor nivel de valoración. o Los directivos son los que mejor valoras entre las ocupaciones y los que peor lo técnicos.
  • 215. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 214 5.3.- Evaluación de la formación de trabajadores ocupados 5.3.1. Datos de la ECVT (2008-2010) Este apartado sirve de introducción al análisis de la formación continua desde el punto de vista de los trabajadores, al proporcionar una primera visión general para España a partir de los datos de la Encuesta de Calidad de Vida en el Trabajo (ECVT) de los años 2008 a 2010. Estudia la evolución de los trabajadores ocupados que realizan formación en España en los años indicados y las valoraciones que asignan a la utilidad de la misma. No se ofrecen datos para Aragón por no disponer de los microdatos. Según esta encuesta, el porcentaje de empresas que proporcionan formación a sus empleados ha caído en 2010 (Figura 5.10), si bien se mantiene en torno al 50%. Sin embargo, dentro de las empresas que proporcionan formación, el porcentaje de trabajadores que deciden formarse se ha incrementado en 4,62 puntos porcentuales entre 2008 y 2010 (Figura 5.11). En este caso se observa una tendencia ligeramente creciente. Figura 5.10. Asalariados según pertenezcan a empresas que realizan formación. 49,49 52,61 50,29 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100% 2008 2009 2010 NS Empresas que no proporcionan formación Empresas que proporcionan formación a sus empleados Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas.
  • 216. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 215 Figura 5.11. Asalariados que pertenecen a empresas que realizan formación según realicen o no éstos formación. España 2008-2010 78,15 81,88 82,77 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100% 2008 2009 2010 Realizan formación No se forman Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. Figura 5.12. Distribución de las valoraciones de la utilidad de la formación en el trabajo. Porcentajes respecto del total de asalariados que reciben formación. España 2008-2010 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100% 2008 2009 2010 Muy poca Poca Media Bastante Mucha Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas.
  • 217. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 216 En la Figura 5.12 se presentan, respecto de las valoraciones que otorgan los ocupados que reciben formación, la utilidad de la misma. Se observa que las valoraciones se han mantenido a lo largo de los años con una gran estabilidad, situándose la media de los tres años alrededor de los 3,8 puntos sobre 5 (1=Muy poca utilidad, 5=Mucha utilidad). Es una valoración relativamente alta, cercana al nivel de “Bastante utilidad”. 5.3.2. Datos de encuestas a trabajadores (2011-2012). Para profundizar en los diferentes aspectos que llevan a evaluar la formación se diseñó una encuesta que pretende, por un lado, y en términos generales, servir de continuación temporal al análisis de la ECVT 2008-2010. Por otro lado, profundiza en la evaluación de la formación de ocupados revisando los diversos aspectos laborales que pueden verse afectados por la realización de cursos. Los resultados de dicha encuesta sirven de base para la construcción de una serie de indicadores de evaluación de la de calidad, la eficacia y el impacto de la formación. Además, la encuesta fue diseñada para discriminar la evaluación de la formación por tipos de formación según sea financiada con fondos públicos o privados, del propio trabajador o de la empresa. Se describe primero el contenido de la encuesta y se lleva a cabo después la explotación de los resultados. El análisis que se realiza es de dos tipos: (1) Análisis Resumen de la ECVT • A pesar de una ligera caída en 2010, en torno al 50% de las empresas españolas llevan a cabo formación para sus trabajadores, en éstas alrededor del 80% de sus trabajadores se forman y la valoración que hacen de la formación recibida en términos de utilidad es de “Bastante utilidad” (3,8 puntos sobre 5).
  • 218. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 217 general para todos los trabajadores; (2) Segmentando por tipo de formación, según sea público o privado el origen de los fondos de financiación. Aunque los trabajadores pueden haber realizado formación de oferta y/o de demanda, no se analizarán los resultados desde ambas perspectivas de forma separada. 5.3.2.1. Diseño de la encuesta La encuesta ha sido diseñada para recoger información sobre las características personales y laborales de los trabajadores que han realizado al menos un curso de formación continua e información subjetiva acerca de la opinión de los trabajadores formados sobre las actividades formativas realizadas, en concreto sobre su calidad, eficacia e impacto, diferenciando a su vez entre formación pública y privada. La información recogida en la encuesta se estructura en tres bloques. Un primer bloque general que cumplimentan todos los trabajadores versa sobre las características personales como edad, sexo, formación académica, entre otras, y características laborales como el puesto de trabajo que ocupan, la categoría profesional y las funciones asociadas, su antigüedad en el empleo, el tamaño de la empresa en la que trabaja y el sector al que pertenece. Se busca que el conjunto de trabajadores encuestados sea representativo del total de trabajadores Afiliados en Régimen General a la Seguridad Social de Aragón en el 3er trimestre de 2011. Las preguntas de este primer bloque permiten valorar dicha representatividad. El segundo bloque de la encuesta analiza los cursos de formación realizados. Las dos primeras preguntas indican si el encuestado ha realizado formación y en qué año la llevó a cabo. Además, se pregunta por características concretas de tres cursos que recuerden haber hecho independientemente del año de realización. Se pretende conocer ciertas características de dichos cursos, en concreto: el año de realización, la duración media de las acciones, la iniciativa (propia o de la empresa) y el origen de los fondos que fueron empleados para financiarla. A partir de aquí la encuesta separa dos tipos de trabajadores: los que han realizado al menos un curso de formación, a quienes van dirigidas las restantes preguntas de
  • 219. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 218 los bloques 3, 4 y 5, y los que nunca realizaron formación continua, que pasan a la pregunta del bloque 6 que identifica la razón principal de no haber seguido cursos formativos. En los tres bloques anteriores al 6 se recogen distintos aspectos de la formación en base a las respuestas de quienes realizaron al menos un curso. En el primer grupo de preguntas (incluidas dentro del bloque 3 de la encuesta) se analizan las vías por las que el trabajador formado conoce la existencia de cursos de formación y las entidades a través de las cuales la llevó a cabo. También se analizan los motivos que les impulsaron a realizarla. Dos preguntas analizan las barreras a la formación como la falta de difusión (pregunta 15) y los posibles motivos que llevan a abandonar un curso iniciado (pregunta 18). Se desprende de aquí información sobre las barreras que impiden realizar formación continua, así como un cálculo de la tasa de abandono de la formación una vez iniciada. Es un primer análisis con indicadores de evaluación de la eficacia en el acceso y la finalización de los cursos. El resto de preguntas (bloques 4 y 5) introducen valoraciones subjetivas de la formación realizada. Se pregunta por la calidad y la utilidad de la formación, aspecto este último considerado indicador de impacto. Se segmenta la muestra entre trabajadores formados con fondos públicos y con fondos privados, independientemente de que la formación sea de oferta o de demanda. La encuesta fue respondida por una muestra de trabajadores aragoneses seleccionados aleatoriamente a pie de calle entre diciembre de 2011 y febrero de 2012. En total se realizaron 1.065 encuestas. La muestra pretende ser representativa del total de trabajadores Afiliados al Régimen General en el 3er trimestre de 2011 residentes en las tres provincias aragonesas. La ficha técnica de la encuesta se muestra en el Cuadro 5.10, y en los apartados siguientes se analizan los resultados obtenidos en los tres bloques comentados.
  • 220. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 219 Cuadro 5.10. Ficha técnica de la encuesta a trabajadores. Tipo de encuesta Encuesta a pie de calle Tipo de cuestionario El cuestionario está estructurado en 6 bloques que se distribuyen en 25 preguntas y 99 variables. Los dos primeros bloques incluyen preguntas que permiten caracterizar al trabajador y el puesto de trabajo que ocupa, como son la edad, sexo, formación, nacionalidad, situación laboral, tamaño de la empresa, sector de actividad, etc. El bloque 3 va dirigido a conocer la opinión del encuestado sobre la formación continua, si ha participado en acciones formativas y cuáles han sido las vías y la entidad de realización de dicha formación. También aquí se caracteriza el curso, las motivaciones y las expectativas de los trabajadores que han participado en acciones formativas. En los bloques cuarto y quinto, se expone la opinión y el impacto de la formación continua sobre el trabajador distinguiendo entre la realizada con fondos públicos (bloque 4) y privados (bloque 5). El bloque 6 pregunta los motivos por los que algunos trabajadores nunca realizaron formación continua. Población 400.470 trabajadores residentes en Aragón, según datos de Afiliación a la Seguridad Social en Régimen General proporcionados por la Tesorería de la Seguridad Social para el 3er trimestre de 2011. Alcance de la muestra Trabajadores ocupados residentes en Aragón en el momento de realización de la encuesta. Tamaño muestral 1.065 encuestas válidas. Procedimiento de muestreo La entrevista se realiza de forma personal en puntos principales de actividad de las tres provincias (polígonos industriales, calles principales, centros comerciales, etc.). Los encuestados son seleccionados al azar de acuerdo con las cuotas establecidas con afiliación proporcional en función del sector de trabajo y la provincia de residencia. Error muestral 3% de error muestral para p=q=0,5 y un coeficiente de fiabilidad del 95%. Trabajo de campo Se ha realizado ente los meses de diciembre de 2011 y febrero de 2012. Control de encuestas Las encuestas se han supervisado a través de controles directos e indirectos, comprobando la consistencia de los cuestionarios para cada uno de los encuestados. 5.3.2.2. Caracterización del trabajador: características personales y laborales. En el Cuadro 5.11 se caracteriza la muestra con el objetivo de mostrar la representatividad de la misma en base a la población analizada: Afiliados a la Seguridad Social en Régimen General en el 3er trimestre de 2011.
  • 221. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 220 Cuadro 5.11. Caracterización de la muestra. Trabajadores encuestados. Nº de encuestas Porcentaje Zaragoza 797 74,8 Huesca 159 14,9Provincia Teruel 109 10,2 Hombre 541 50,8 Sexo Mujer 524 49,2 Menores de 25 años 76 7,1 De 25 a 29 años 144 13,5 De 30 a 39 años 355 33,3 De 40 a 44 años 164 15,4 De 45 a 54 años 235 22,1 Edad Más de 54 años 91 8,5 Español 1013 95,1 Extranjero 52 4,9 América 21 40,4 Europa del este 21 40,4 Unión Europea 5 9,6 Pakistán 1 1,9 Nacionalidad África 4 7,7 Ninguna 4 0,4 Primaria (o EGB no acabado) 23 2,2 ESO o Graduado escolar (EGB acabado) 216 20,3 FP primer grado o ciclo formativo de grado medio (o BUP no acabado) 139 13,1 FP de segundo grado o ciclo formativo de grado superior 135 12,7 Bachillerato o COU 154 14,5 Estudios universitarios 388 36,4 Nivel de estudios No indica 6 0,6 Trabajador por cuenta propia 213 20,0 Trabajador por cuenta ajena con contrato indefinido 657 61,7Situación laboral Trabajador por cuenta ajena con contrato temporal 195 18,3 Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. Del total de 1.065 trabajadores, 159 fueron encuestados en Huesca, 109 en Teruel y 797 en Zaragoza. Casi las tres cuartas partes de los encuestados son residentes en Zaragoza, mientras que el 25,1% de las encuestas se realizaron en Huesca o Teruel. El grupo de edad más amplio es el de los individuos que están en la treintena (un 33,3% cuentan entre 30 y 39 años) y el 22,1% lo representan los trabajadores entre 45 y 54 años. Inferior es el porcentaje de los grupos de edad comprendidos entre 40 y 44 años (15,4%) y entre 25 y 29 años (13,5%). Por debajo del 10% se encuentran
  • 222. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 221 los mayores de 54 años (8,5%) y los menores de 25, siendo este grupo con un 7,1% el menos numeroso. La distribución por sexo es muy igualitaria, con un 50,8% de hombres y un 49,2% de mujeres encuestadas. La nacionalidad es mayoritariamente española, con un 4,9% de nacionalidad extranjera. La mayoría de extranjeros proceden de América y Europa del Este (40,4% en ambos casos). El resto de la Unión Europea (9,6%), Pakistán (1,9%) y África (7,7%). Los encuestados son trabajadores ocupados pudiendo ser trabajadores por cuenta propia (20%) o ajena, y en este último caso con contrato indefinido (61,7%) o temporal (18,3%). La mayoría de los encuestados (el 36,6%) posee estudios universitarios, seguidos de los que tienen únicamente estudios primarios, ESO o graduado escolar acabado (20,3%). Los de Bachillerato y FP de grado medio o superior están por debajo del 14,5%. En último lugar están los que no tienen formación (0,4%) o no han finalizado la educación primaria obligatoria (2,2%). Y un 0,6% restante que no indica su formación. A continuación, como último aspecto de la caracterización del trabajador, se describen las características asociadas a su puesto de trabajo (Cuadro 5.12). Se trata de trabajadores en activo mayoritariamente del sector privado (82,7%). Son trabajadores de pequeñas empresas (menos de 10 trabajadores) donde la mayor parte (34,5%) trabajan en microempresas de menos de 5 trabajadores. Las empresas grandes, con más de 200 trabajadores son también numerosas dentro de la muestra analizada. En concreto un 30,3% trabajan en empresas con más de 200 empleados. La mayoría de los encuestados pertenecen al área comercial (22,7%) o a otras áreas no especificadas (28,6%). Les siguen en importancia las áreas de Administración (16,26%) y Producción (12,0%), quedando el resto por debajo del 10%: Dirección (8,6%), Mantenimiento (6,2%), Almacén (2,3%), Recursos Humanos (1,7%) e Informática (1,4%).
  • 223. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 222 Cuadro 5.12. Caracterización de los trabajadores según la empresa en la que realizan su actividad. Nº de encuestas Porcentaje Sector privado 880 82,7 Sector Sector público 184 17,3 De 1 a 5 trabajadores 367 34,5 De 6 a 10 trabajadores 121 11,4 De 11 a 20 trabajadores 93 8,7 De 21 a 50 trabajadores 76 7,1 De 51 a 200 trabajadores 81 7,6 Tamaño de la empresa Más de 200 trabajadores 323 30,3 Dirección 92 8,6 Recursos humanos 18 1,7 Administración 173 16,2 Informática 15 1,4 Comercial 242 22,7 Producción 128 12,0 Mantenimiento 66 6,2 Almacén 25 2,3 Otras 305 28,6 Área funcional de la empresa No indica 1 0,1 Menos de 1 año 145 13,6 De 1 a 3 años 179 16,8 De 4 a 6 años 148 13,9 Antigüedad (años trabajados) en la empresa Más de 6 años 593 55,7 AGRICULTURA 16 1,5 CONSTRUCCIÓN 75 7,0 INDUSTRIA 225 21,1 Química 28 12,4 Maquinaria y equipo metálico; Material eléctrico y electrónico; Material de transporte 98 43,6 Energía y agua 9 4,0 Minerales; Alimentación; Metal; Madera y corcho; Textil; Manufacturas; Otros 90 40,0 SERVICIOS 749 70,3 Turismo y hostelería; Comercio; Transporte y comunicaciones 319 42,6 Seguros y finanzas; Administración y oficinas 207 27,6 Sector de actividad Formación e investigación; Sanidad; Informática; Otros servicios 223 29,8 Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. En cuanto a la antigüedad que el trabajador lleva en la empresa o institución en la que trabaja, la mayor parte de los encuestados (el 55,7%) llevan más de 6 años en la empresa mientras que el 13,6% llevan menos de 1 año.
  • 224. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 223 La muestra es también representativa de la población en cuando a la actividad económica de la empresa. El 70,3% trabaja en los servicios, el 21,1% en la Industria, el 7% en la Construcción y una minoría del 1,5% en la Agricultura. Si desagregamos por ramas de actividad dentro de Servicios e Industria la representatividad también se mantiene. 5.3.2.3. La formación continua. En primer lugar debe clarificarse cuál es el porcentaje de trabajadores que nunca han realizado formación, ya que el análisis se va a centrar en la opinión de los que han realizado al menos un curso. El Cuadro 5.13 muestra dichos porcentajes así como las razones por las cuales los trabajadores no realizar cursos. Se observa que 342 trabajadores (32,1%) no han realizado nunca cursos de formación. El porcentaje se incrementa cuando nos referimos solo a los tres últimos años: un total de 432 (40,6%) indican no haber realizado cursos durante el periodo 2009-2011. Respecto al número de cursos realizados durante el periodo 2009-2011, un 59,4% de los trabajadores encuestados ha realizado al menos un curso entre los años 2009 y 2011, periodo en el declaran haber hecho en conjunto un total de 2.364 cursos. La mayoría de los trabajadores han realizado entre 1 y 5 cursos de formación (84,8%), siendo un 57,8% los que han realizado 1 o 2 cursos. El 10,9% ha realizado entre 6 y 10 cursos y una minoría supera los 10 cursos: 2,1% ha realizado entre 11 y 15 y un 1,1% entre 16 y 20 y más de 20, respectivamente. En cuanto a los motivos por los cuales deciden no formarse (bloque 6 de la encuesta), un 5,3% no indica los motivos, se supone que por desconocimiento. Del resto, la mayoría indica que no la consideran útil para el desempeño de su trabajo actual (38,6%), otros por no adaptarse a sus necesidades (13,2%) o no cubrir sus expectativas (4,7%), o que encuentran barreras en los horarios (32,5%) y de tipo económico (9,9%). La existencia de barreras es la opción mayoritaria. La suma de las proporciones es mayor que 1 porque hay más de una respuesta en algunas
  • 225. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 224 opciones y el porcentaje se calcula sobre el total de los que nunca realizan formación. Cuadro 5.13. Realización de formación continua. Nº de encuestas Porcentaje Ninguno 342 32,1Realización de cursos de formación en cualquier año Al menos uno 723 67,9 Ninguno 432 40,6 Al menos uno 633 59,4 1 o 2 cursos 366 57,8 Entre 3 y 5 cursos 171 27,0 Entre 6 y 10 69 10,9 Entre 11 y 15 13 2,1 Entre 16 y 20 7 1,1 Realización de cursos de formación en los años 2009 a 2011 Más de 20 7 1,1 No la necesito para el desempeño de mi trabajo actual ni futuro 132 38,6 Se desarrolla fuera del horario laboral y tengo responsabilidades familiares 111 32,5 No existe el curso adaptado a mis necesidades 45 13,2 Existe el curso adaptado a mi pero me lo tengo que pagar yo 34 9,9 He realizado otros cursos y no cubren mis expectativas 16 4,7 Razones por las que no realizaron formación en ningún año Ninguna de las anteriores 18 5,3 Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. Las siguientes preguntas de la encuesta recogidas en el Cuadro 5.14 son únicamente respondidas por los que declaran haber realizado al menos un curso de formación, independientemente del año de realización. Como ya se ha señalado, representan el 67,9% de los encuestados (un total de 723 de los 1.065 trabajadores encuestados). En primer lugar, se les pregunta por las vías de conocimiento de la formación donde un 98,5% de los 723 que realizaron al menos un curso revelan el tipo de vía. La mayoría (52,6%) indican que fue su empresa la que le informó del curso que finalmente realizó. El resto se reparte en valores muy parecidos, todos por debajo del 20%, entre Asociaciones empresariales y/o profesionales (16,2%), INAEM u otras instituciones públicas (17,9%), Sindicatos (18,4%), compañeros de trabajo
  • 226. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 225 (18,7%) y otras vías (19,8%), entre las que destaca la publicidad mayoritariamente vía Internet. En segundo lugar, indican la entidad formadora en el 96,0% de los casos. El mayor porcentaje se asigna a las Organizaciones empresariales, siendo éstas las entidades formadoras para el 29,4% de los formados. Le siguen otras entidades (25,9%) no mencionadas en la encuesta entre las que destacan las empresas privadas y las academias y/o centros de estudios. Las Asociaciones del sector y/o colegios profesionales son las entidades a través de las cuales realizan formación un 24,6% de los formados. El resto de entidades realizan formación para un porcentaje de formados inferior al 20%: DGA, Diputación Provincial y Ayuntamiento (14,8%), Sindicatos (15,8%) e INAEM o centros homologados del INAEM (18,9%). Por último, se analiza la actitud de los trabajadores ante la formación en el futuro. Existe un elevado porcentaje de trabajadores que declaran querer realizar formación en el futuro (un 92,5%) y, además, muchos (un 58,3%) están dispuestos a auto- financiarla24 . Muestran así una satisfacción elevada por la formación realizada. Además, un 62,5% de los que realizarán formación en el futuro están dispuestos a recurrir a la autofinanciación. 24 En el resultado de la autofinanciación encontramos una inconsistencia ya que hay 3 trabajadores de los 420 que la financiarán ellos mismos que declaran no estar dispuestos a hacer formación en el futuro.
  • 227. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 226 Cuadro 5.14. Características de la formación continua. Nº de encuestas Porcentaje La dirección de la empresa 380 52,6 Compañeros de trabajo 135 18,7 Sindicatos 133 18,4 Asociaciones empresariales y/o profesionales 117 16,2 INAEM u otras instituciones públicas 130 17,9 No sabe 11 1,5 Otras vías: 143 19,8 Centros de estudios 21 14,7 Otras instituciones 14 9,8 Publicidad 33 23,1 Internet 57 39,9 Familiares, amigos 13 9,1 Empresas privadas 4 2,8 Vía/s de conocimiento de la formación No sabe 1 0,7 Sindicatos 114 15,8 Organizaciones empresariales 213 29,4 Asociaciones del sector y/o colegios profesionales 178 24,6 INAEM o centros homologados del INAEM 137 18,9 DGA, Diputación provincial, Ayuntamiento 107 14,8 No sabe 29 4,0 Otras: 187 25,9 Academias y centros de estudios 58 34,7 Asociaciones 4 2,4 Empresas privadas 71 42,5 Instituciones 21 12,6 Entidades formadoras Internet y formación online 13 7,8 Si 667 92,5 No 45 6,2 Continuidad de la formación en el futuro No Sabe/No contesta 9 1,3 Si 420 58,3 No 284 39,4 Autofinanciación de la formación futura No Sabe/No contesta 17 2,3 Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. Para terminar con el apartado de análisis del tipo de formación continua realizada por los trabajadores, se consideran una serie de motivos que podrían haber llevado al trabajador a formarse (pregunta 17). Los trabajadores formados asignan valoraciones entre 1 (nada) y 5 (mucho) a una serie de aspectos recogidos en la encuesta. Los motivos “Se desarrolla en horario
  • 228. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 227 laboral”, “Me obliga la empresa” y “Deseo cambiar de actividad profesional” son valoradas como No relevantes por más del 50% de quienes realizó al menos un curso de formación (Figura 5.13). Por el contrario, las opciones más valoradas (entre el 50% y 60% de los formados las valoran como “Muy relevantes”) son las opciones: “Busco desempeñar mejor mi trabajo habitual”, “Siempre que tengo ocasión me formo” y “Necesito reciclarme”. Estas respuestas muestran una voluntad alta por parte de quienes han realizado formación. El siguiente paso será, por tanto, analizar si la formación realizada les permite obtener lo que están buscando (impacto y calidad de la formación). Figura 5.13. Valoración de los motivos que les llevan a realizar formación. Porcentaje respecto del total que realizaron al menos un curso de formación. 0% 20% 40% 60% 80% 100% Busco desempeñar mejor mi trabajo actual Necesito reciclarme Es la vía para promocionar Deseo cambiar de actividad profesional Me obliga la empresa Se desarrolla en horario laboral Siempre que tengo ocasión me formo Nada relevante Poco relevante Relevancia media Bastante relevante Muy relevante No sabe / No contesta Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. 5.3.2.4. Caracterización de los cursos realizados. En este apartado se analizan las características de los cursos realizados, esto es, de los 1.513 cursos que declaran haber realizado los trabajadores formados
  • 229. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 228 independientemente del año. Son cursos que los trabajadores indican en la pregunta 13 en la que se les piden características de los tres últimos cursos que recuerden haber realizado. En concreto, se les pregunta por: (1) su duración media, (2) el origen de los fondos para financiarlo y (3) el tipo de iniciativa que les impulsó a realizarlo. La duración media de los cursos se presenta en días, aunque en muchos casos han expresado la duración en horas, semanas o incluso meses y años. Esta es una característica del curso difícil de contestar pues a menudo el encuestado no recuerda la unidad concreta por la que se le pregunta. Además en ocasiones no es capaz de recordar la duración en cualquier caso, ocurriendo esto en el 6,81% de los cursos. Se realiza una conversión a días y horas considerando que la semana tiene 5 días laborales, 1 año 142 días laborales, 1 mes 22, con 8 horas de formación al día. Así, los individuos realizan en suma un total de 35.817 días de formación (286.542 horas). La formación tuvo una duración promedio de 24 días y 195 horas. Tal y como se muestran en el Cuadro 5.15, la mayor parte de los cursos se realizaron entre los años 2009 y 2012 (el 83,5%) existiendo un porcentaje insignificante (un 0,6%) de cursos realizados hace más de 20 años. Lo que mueve a los trabajadores a realizar formación es la iniciativa propia (en un 53,01% de los cursos), mientras que el resto declaran que lo hicieron por iniciativa de su empresa. Los fondos públicos son utilizados en el 45,6% de la formación que declaran haber realizado los trabajadores, estando el restante 5,02% cofinanciados entre públicos y privados y existiendo un 1,45% de trabajadores formados que desconoce el tipo de financiación.
  • 230. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 229 Cuadro 5.15. Caracterización de los cursos realizados. Nº de cursos Porcentaje Total de cursos realizados en cualquier año 1.513 Antes de 1990 9 0,6 1990 a 1999 38 2,5 2000 a 2008 165 10,9 2009 a 2012 1.264 83,5 Años de realización de los cursos No recuerda el año 37 2,5 Iniciativa propia 802 53,0 Iniciativa de la propia empresa 700 46,3 Iniciativa de realización de los cursos No contesta 11 0,7 Públicos 690 45,6 Privados de la empresa 505 33,4 Privados del trabajador 220 14,5 Ambos 76 5,0 Origen de los fondos de financiación Lo desconoce 22 1,5 Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. 5.3.2.5. Barreras de la formación La existencia de barreras a la formación se plantea en la encuesta a través de las preguntas 15 y 18, que son también contestadas únicamente por aquellos que realizaron formación (al menos un curso). En la pregunta 15 se observa que el 35,37% de los formados “se ha enterado tarde de algún curso que de haberlo sabido le habría gustado realizar”. Se está revelando aquí la existencia de barreras a la difusión de la formación incluso entre aquellos que suelen realizar formación. La pregunta 18 aborda la posible incapacidad de finalizar un curso iniciado, a partir de la cual se puede calcular la tasa de abandono entre los que han realizado al menos un curso de formación. Existe una tasa de abandono del 14,25%, ya que 103 trabajadores, de los 723 que han realizado al menos un curso, declara algún motivo por el que ha abandonado la formación una vez iniciada. Los trabajadores exponen sus motivos, es decir, las barreras o limitaciones que les han empujado a abandonar un curso una vez iniciado. Como se puede contestar más de una opción, el total de los porcentajes supera el 100%.
  • 231. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 230 Vemos que son una minoría (por debajo del 10%) los que indican que las razones fueron la ausencia de mejora en el desempeño de sus funciones actuales (9,7%), el contendido de los cursos por fácil (8,74%) o difícil (0,97%) y la falta de comprensión ante la explicación del profesor (5,83%). Sin embargo, es mayoría la opción de que se realizaba el curso fuera del horario laboral siendo las responsabilidades familiares las que obligaron a dejarlo (37,86%). El restante 39,81% lo integran otros motivos como la desmotivación, la falta de tiempo, la incompatibilidad con el trabajo y cambios en su situación personal o laboral. Figura 5.14. Barreras a la formación por falta de conocimiento o difusión de la formación continua. 0,97% 5,83% 8,74% 39,81% 37,86% 9,71% 0% 5% 10% 15% 20% 25% 30% 35% 40% 45% Contenido fácil Contenido difícil No entendía al profesor No mejora el desempeño de mis funciones actuales Era fuera del horario laboral y las responsabilidades familiares me obligaron Otras Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. 5.3.2.6. Opinión e impacto de la formación continua pública y privada. Este apartado se ocupa de los resultados que se desprenden de los bloques 4 y 5 de la encuesta. En ellos se valora la opinión sobre la formación de aquellos trabajadores que han realizado al menos un curso de formación; opinión que se resumirá en términos de calidad e impacto.
  • 232. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 231 Los bloques mencionados se componen de dos preguntas idénticas separadas en dos bloques para segmentar las valoraciones según que el tipo de formación: sea pública o privada: (1) una primera pregunta recoge la valoración de ciertos aspectos relacionados con la calidad y la utilidad de la formación; (2) una segunda pregunta valora diferentes aspectos laborales del trabajador que la formación podría haber mejorado y que están relacionados con el desarrollo personal del propio trabajador. Figura 5.15. Porcentajes de respuestas según el tipo de formación que se evalúa. 43,29% 42,74% 12,17% 1,80% Formación pública Formación privada Ambos tipos de formación NS/NC Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. Los trabajadores formados dan sus opiniones sobre el tipo de formación que han recibido, pública o privada, pudiendo darse el caso de que algunos trabajadores hayan realizado ambos tipos de cursos y, por tanto, se encuentren en disposición de valorar los dos tipos de formación. De este modo, en la evaluación de cada tipo de formación se distinguen dos perspectivas: (1) quienes han realizado y, por tanto, valoran un solo tipo de formación, pública en el 43,29% de los casos y privada en el 42,74%, y (2) quienes valoran ambos tipos de formación, el 12,17% de los formados, al haber realizado o bien cursos cofinanciados o cursos de los dos tipos (Figura 5.15). Se plantea la separación de este segundo grupo dentro del análisis de valoraciones porque se considera que quienes conocen ambos tipos de formación pueden aportar opiniones distintas respecto de quienes únicamente conocen un tipo de formación.
  • 233. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 232 Un 1,80% de los formados no son incluidos en esta evaluación de la formación porque o bien desconocen el origen del fondo con el que se financió la formación o no han contestado las preguntas de valoración incluidas en la encuesta. Valoración de la formación pública Trabajadores que únicamente han realizado formación pública La valoración de quienes solo hicieron cursos financiados por fondos públicos se recoge en el bloque 4 de la encuesta (preguntas 21 y 22). La Figura muestra los resultados de la pregunta 21 centrada en valorar una serie de aspectos relacionados con la calidad y la utilidad de la formación. Los resultados se muestran en porcentajes sobre el total de quienes realizaron solo formación pública. Se observa que los individuos valoran positivamente la formación pública otorgándoles, en base a los aspectos aquí recogidos, una puntuación media de 3,84. Además en todas las preguntas el porcentaje de los que opinan que la valoración es Muy buena o Excelente supera el 60% (Figura 5.16). Los aspectos de esta pregunta que obtienen una mayor puntuación son: organización, contenido y profesores del curso. Son todas variables que se refieren a la calidad de la formación. Por tanto, puede concluirse que los que únicamente han realizado formación pública la valoran positivamente otorgándole en términos de calidad una puntuación media del 4,03. El porcentaje de quienes valoran muy positivamente (puntuaciones superiores a 3 puntos) a los profesores y el contenido de la formación supera el 77% mientras que los que asignan dicha puntuación a la organización de los cursos representan un porcentaje del 74,12%. El resto de preguntas recogen aspectos relacionados con el impacto de la formación valorándola en términos de la utilidad que ésta tiene para el trabajador. Las variables que se analizan son: grado de ajuste, nuevos conocimientos, reciclaje y mejora de las funciones del trabajador. Todas reciben puntuaciones altas que superan los 3 puntos en más del 60% de los casos. Por tanto, en términos de utilidad también la formación pública es valorada positivamente, aunque la media de las valoraciones es algo inferior, de 3,71 puntos. Debe señalarse que el aspecto que recoge el
  • 234. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 233 porcentaje de puntuaciones más bajas es el “Grado de ajuste en relación al desarrollo de las funciones actuales del trabajador” donde más de un 10% lo valora como Malo. Figura 5.16. Valoración de la formación pública. Indicadores de calidad y utilidad de la formación. Porcentajes respecto del total de quienes recibieron formación pública. 41,53% 30,03% 36,42% 38,02% 37,06% 32,91% 36,42% 33,55% 40,89% 36,10% 30,99% 30,99% 32,27%31,63% 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100% El contenido de la formación El grado de ajuste en relación al desempeño de sus funciones de trabajo actual Los profesores La organización de los cursos La utilidad para adquirir nuevos conocimientos y/o habilidades relacionadas con su puesto de trabajo actual La utilidad para reciclarse en algún aspecto relacionado con su puesto de trabajo actual La utilidad para mejorar el desempeño de sus funciones en su puesto de trabajo actual NS Mala Regular Buena Muy buena Excelente Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. La siguiente pregunta (pregunta 22) continúa con el análisis del impacto de la formación ahora valorando el desarrollo personal en diferentes aspectos: uso de nuevas tecnologías, estabilidad laboral, promoción laboral, salario, autoestima y cambio de puesto de trabajo. Se observa en la Figura 5.17 que las valoraciones del impacto de la formación cambian drásticamente cuando lo que se trata es el desarrollo personal, siendo elevado el porcentaje de respuestas que consideran que de “Nada” les sirve la formación para mejorar los aspectos señalados y otorgándole, por tanto, al desarrollo personal una valoración media de 2,46 puntos.
  • 235. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 234 Analizando individualmente cada uno de los aspectos, se observa que la peor valoración corresponde a la variable “Cambio de trabajo”. Cerca del 71% considera que la formación no es útil para conseguir un cambio del empleo. Tampoco mejora su salario (Nada en un 64,86% de los casos) ni es útil para promocionar en su empresa (56,55%). Valoraciones algo mayores les asignan, por orden de menos a más, a los aspectos laborales relacionados con la estabilidad, uso de nuevas tecnologías y autoestima. La autoestima sí es algo que los trabajadores consideran en un 55,91% de los casos que mejora (bastante o mucho) con la realización de formación continua. Figura 5.17. Valoración de la formación pública. Indicadores de impacto sobre el desarrollo personal. Porcentajes respecto del total de quienes recibieron formación pública. 25,56% 41,85% 56,55% 64,86% 17,89% 70,93% 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100 % Alcanzar más habilidades en el uso de las TICs Ganar más estabilidad en su puesto de trabajo Promocionar en su empresa Incrementar su retribución salarial Mejorar su autoestima en el trabajo Cambiar de trabajo NS Nada Poco Suficiente Bastante Mucho Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. Trabajadores que han realizado formación pública y privada Si se analiza la valoración de la formación pública por quienes también conocen la vía de financiación privada se observa una reducción de las puntuaciones. La
  • 236. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 235 valoración de la calidad (organización, contenido y docentes de la formación) es ahora en media de un 3,71. No obstante, más del 60% de los trabajadores otorgan a dichas variables puntuaciones altas, por lo que, aunque la valoración promedio es algo menor la calidad de la formación pública sigue valorándose positivamente cuando el trabajador conoce ambos tipos de formación. El contenido de los cursos sigue siendo la variable mejor valorada en términos de calidad. Respecto del impacto de la formación en términos de utilidad, también las valoraciones son algo menores (en media de 3,57 puntos). En general, se produce un incremento de la franja de los que la consideran Buena en detrimento de los que la valoran muy positivamente (Figura 5.18). Figura 5.18. Valoración de la formación pública. Indicadores de calidad y utilidad de la formación. Porcentajes respecto del total de quienes recibieron formación pública y privada. 44,32% 40,91% 37,50% 39,77% 32,95% 34,09% 19,32% 19,32% 23,86% 20,45% 26,14% 25,00% 29,55%27,27% 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100% El contenido de la formación El grado de ajuste en relación al desempeño de sus funciones de trabajo actual Los profesores La organización de los cursos La utilidad para adquirir nuevos conocimientos y/o habilidades relacionadas con su puesto de trabajo actual La utilidad para reciclarse en algún aspecto relacionado con su puesto de trabajo actual La utilidad para mejorar el desempeño de sus funciones en su puesto de trabajo actual NS Mala Regular Buena Muy buena Excelente Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas.
  • 237. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 236 En cuanto a las preguntas de desarrollo personal (Figura 5.19), se incrementa el porcentaje de quienes consideran que en Poco o Nada mejora la formación la autoestima y el uso de nuevas tecnologías. El resto de aspectos mejoran al caer dicho porcentaje, siendo la estabilidad el aspecto que más incrementa el porcentaje de quienes lo valoran positivamente. Figura 5.19. Valoración de la formación pública. Indicadores de sobre el desarrollo personal. Porcentajes respecto del total de quienes recibieron formación pública y privada. 30,68% 32,95% 43,18% 60,23% 20,45% 54,55% 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100 % Alcanzar más habilidades en el uso de las TICs Ganar más estabilidad en su puesto de trabajo Promocionar en su empresa Incrementar su retribución salarial Mejorar su autoestima en el trabajo Cambiar de trabajo NS Nada Poco Suficiente Bastante Mucho Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. Evaluación global de la formación pública El objetivo de este apartado es analizar de manera global la evaluación de la formación pública considerando conjuntamente los indicadores de calidad e impacto (Cuadro 5.16). Consideramos todos los trabajadores que han valorado la formación pública, independientemente de si proporcionó además su opinión sobre la formación privada.
  • 238. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 237 La información se sintetiza en las Figura 5.20 y 5.21 para el total de trabajadores que han realizado cursos de formación por cauces de financiación públicos. Cuadro 5.16. Cuadro de indicadores en base a los cuales valoramos la formación. 1.1 Organización 1.2 Docentes CALIDAD 1.3 Contenidos 2.1 Grado de ajuste 2.2 Nuevos conocimientos y/o habilidades 2.3 Reciclaje Utilidaddela formación 2.4 Desempeño de sus funciones 2.5 Uso nuevas tecnologías 2.6 Estabilidad laboral 2.7 Promoción 2.8 Salario 2.9 Autoestima IMPACTO Desarrollo personal 2.10 Cambio de trabajo Fuente: Elaboración propia Se observa en la Figura 5.20 que las puntuaciones son, en general, claramente más elevadas cuando los trabajadores solo han realizado formación pública. La estabilidad, la promoción y el cambio de trabajo son las únicas variables que se valoran mejor cuando el trabajador conoce ambos tipos de formación, lo que permite valorar positivamente la formación pública respecto de la privada en relación a dichos aspectos. La calidad (organización, contenidos y docentes) obtiene una puntuación promedio del 4,03 (frente al 3,71 de los que conocen ambos tipos de formación). La utilidad de la formación es otra característica de la formación mejor valorada por quienes solo conocen la formación pública (3,71 puntos en promedio frente al 3,57 de los que han realizado cursos de ambos tipos). Dentro del análisis del desarrollo personal el uso de las nuevas tecnologías y la autoestima son los aspectos mejor valorados cuando el trabajador solo conoce la formación pública. El Salario y el Cambio de trabajo son las peor valoradas en ambos grupos, ambas con valoraciones que no superan en media los 2 puntos.
  • 239. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 238 Figura 5.20. Valoración media de la formación pública distinguiendo entre ambos tipos de trabajadores. Indicadores de impacto y calidad. 1 2 3 4 5 1.1 1.2 1.3 2.1 2.2 2.3 2.42.5 2.6 2.7 2.8 2.9 2.10 Trabajadores que han realizado solo formación con fondos públicos Trabajadores que han realizado ambos tipos de formación Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. Resumiendo, se considera en la Figura 5.21 las valoraciones de todo aquel que está en disposición de valorar la formación pública, independientemente de si realizó solo este tipo o si conoce también la formación privada. Las puntuaciones promedio que se obtienen son de 3,96 puntos en calidad, 3,68 puntos en utilidad y 2,50 puntos en desarrollo personal. Por tanto, la formación pública es valorada en términos de calidad e impacto con una puntuación global de 3,38 puntos. Los aspectos de la formación pública mejor valorados son los relacionados con la calidad de la formación (3,96 puntos) y la adquisición de nuevos conocimientos (3,74 puntos). Dentro del desarrollo personal la autoestima es el aspecto que recibe las puntuaciones más altas (3,42 puntos).
  • 240. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 239 Figura 5.21. Valoración media de la formación pública. Indicadores de impacto y calidad. 1 2 3 4 5 1.1 1.2 1.3 2.1 2.2 2.3 2.42.5 2.6 2.7 2.8 2.9 2.10 Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. Valoración de la formación privada Trabajadores que únicamente han realizado formación privada Las variables incluidas en la primera pregunta de valoración (bloque 5) registran puntuaciones por encima de 3 para más del 60% de los trabajadores que hicieron cursos financiados con fondos privados. Como ya se ha señalado en el análisis de la formación pública, los aspectos laborales que se recogen en dicha pregunta están relacionados con la calidad de la formación (organización, contenidos y docentes de los cursos) y la utilidad de la misma. La puntuación es algo inferior en comparación con la puntuación otorgada a la formación pública por quienes solo han realizado un tipo de formación. La puntuación media es 3,97 siendo el aspecto mejor valorado el contenido de los
  • 241. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 240 cursos y quedando, de nuevo, el aspecto de la organización en el último lugar de las valoraciones de calidad. Dentro de los indicadores de impacto, evaluados en términos de utilidad, la formación privada recibe una mayor valoración que la pública (ahora 3,79 puntos de media). Se obtienen un incremento de las respuestas “Excelente” en todas las variables. Figura 5.22. Valoración de la formación privada. Indicadores de calidad y utilidad de la formación. Porcentajes respecto del total de quienes hicieron formación privada. 42,39% 31,72% 37,86% 40,45% 31,72% 27,51% 36,25% 37,22% 34,95% 30,10% 37,86% 36,25% 41,42%24,92% 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100% El contenido de la formación El grado de ajuste en relación al desempeño de sus funciones de trabajo actual Los profesores La organización de los cursos La utilidad para adquirir nuevos conocimientos y/o habilidades relacionadas con su puesto de trabajo actual La utilidad para reciclarse en algún aspecto relacionado con su puesto de trabajo actual La utilidad para mejorar el desempeño de sus funciones en su puesto de trabajo actual NS Mala Regular Buena Muy buena Excelente Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. Cuando se consideran aspectos relacionados con el desarrollo personal, al igual que ocurría con la formación pública, la valoración del impacto de la formación cae drásticamente pasando en el caso de la formación privada a puntuarse con un 2,51 de media. De nuevo los aspectos relacionados con el Cambio de trabajo y el Salario son los peor valorados, por debajo de los 2 puntos. La autoestima recibe las mejores
  • 242. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 241 puntuaciones (3,37 puntos de media), seguido de la estabilidad en el trabajo y el uso de las nuevas tecnologías. No obstante, los porcentajes de respuestas muy negativas (puntuación 1=Mala) son menores que los registrados en el caso de la formación pública, salvo en la variable Uso de nuevas tecnologías. La estabilidad es el aspecto que muestra el mayor incremento en las puntuaciones cuando se compara con el análisis de la formación pública. Figura 5.23. Valoración de la formación privada. Indicadores de impacto sobre el desarrollo personal. Porcentajes respecto del total de quienes recibieron formación privada. 27,83% 26,86% 50,81% 59,87% 16,18% 70,87% 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100 % Alcanzar más habilidades en el uso de las TICs Ganar más estabilidad en su puesto de trabajo Promocionar en su empresa Incrementar su retribución salarial Mejorar su autoestima en el trabajo Cambiar de trabajo NS Nada Poco Suficiente Bastante Mucho Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. Trabajadores que han realizado formación pública y privada Al considerar el grupo de quienes conocen ambos tipos de formación las valoraciones promedio sufren una caída. No obstante, es menor que la que se producía en el caso de la formación pública.
  • 243. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 242 Sin embargo, las conclusiones que se desprenden al tener en cuenta el conocimiento sobre ambos tipos de formación son diferentes (Figura 5.24). Ahora la variable Profesores representa el aspecto mejor valorado incrementándose hasta el 80% el porcentaje de valoraciones muy positivas (Muy bueno o Excelente). Otro aspecto destacable, dentro de la calidad, es que los trabajadores al conocer la formación pública valoran mucho peor la organización de los cursos y el contenido de los mismos, conclusión que resalta en positivo estos aspectos de la formación pública. El resto de características se valoran peor cuando los trabajadores conocen ambos tipos de formación. Dentro de la utilidad, el reciclaje es la única variable que incrementa el porcentaje de valoraciones muy positivas. Figura 5.24. Valoración de la formación privada. Indicadores de calidad y utilidad de la formación. Porcentajes respecto del total de quienes hicieron formación privada y pública. 43,18% 39,77% 40,91% 36,36% 31,82% 38,64% 31,82% 26,14% 38,64% 27,27% 32,95% 28,41% 32,95%30,68% 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100% El contenido de la formación El grado de ajuste en relación al desempeño de sus funciones de trabajo actual Los profesores La organización de los cursos La utilidad para adquirir nuevos conocimientos y/o habilidades relacionadas con su puesto de trabajo actual La utilidad para reciclarse en algún aspecto relacionado con su puesto de trabajo actual La utilidad para mejorar el desempeño de sus funciones en su puesto de trabajo actual NS Mala Regular Buena Muy buena Excelente Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas.
  • 244. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 243 En las cuestiones relacionadas con el desarrollo personal (Figura 5.25) se obtienen puntuaciones más elevadas en media cuando los trabajadores conocen ambos tipos de formación. Respecto de las valoraciones concretas dentro de la pregunta 24, las puntuaciones mejoran en todos los aspectos menos en la Estabilidad y el Uso de nuevas tecnologías. De nuevo el Cambio de trabajo, el Salario y la Promoción son las variables que peor se puntúan, sin embargo, los porcentajes de valoración negativa son mucho menores si se comparan con el caso en el que el trabajador solo conoce un tipo de formación y, en consecuencia, las puntuaciones promedio mejoran. Figura 5.25. Valoración de la formación privada. Indicadores de impacto sobre el desarrollo personal. Porcentajes respecto del total de quienes recibieron formación privada y pública. 30,68% 32,95% 42,05% 55,68% 14,77% 54,55% 0% 10% 20% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100 % Alcanzar más habilidades en el uso de las TICs Ganar más estabilidad en su puesto de trabajo Promocionar en su empresa Incrementar su retribución salarial Mejorar su autoestima en el trabajo Cambiar de trabajo NS Nada Poco Suficiente Bastante Mucho Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas.
  • 245. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 244 Evaluación global de la formación privada En el caso de la formación privada, tal y como ya ha sido señalado anteriormente, las puntuaciones no caen tanto por el hecho de tener el trabajador conocimiento sobre ambos tipos de formación. Además, las variables dentro del desarrollo personal de Promoción, Autoestima, Salario y Cambio de trabajo mejoran sus puntuaciones media. Figura 5.26. Valoración media de la formación privada distinguiendo entre ambos tipos de trabajadores. Indicadores de impacto y calidad. 1 2 3 4 5 1.1 1.2 1.3 2.1 2.2 2.3 2.42.5 2.6 2.7 2.8 2.9 2.10 Trabajadores que han realizado solo formación con fondos públicos Trabajadores que han realizado ambos tipos de formación Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. En resumen, (Figura 5.27) considerando todo aquel que se encuentra en disposición de valorar la formación privada, el Cambio de trabajo vuelve a ser el peor valorado, siendo la calidad, en concreto los contenidos y los profesores, las variables que reciben una mayor puntuación (media de 4 puntos). También la autoestima vuelve a ser un aspecto bien valorado siendo el que recibe mejor puntuación promedio (3,4 puntos) dentro del análisis del desarrollo personal.
  • 246. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 245 Las puntuaciones promedio que se obtienen son de 3,95 puntos en calidad, 3,78 puntos en utilidad y 2,54 puntos en desarrollo personal. Por tanto, la formación privada es valorada con una puntuación global de 3,43 puntos en términos de calidad e impacto. Figura 5.27. Valoración media de la formación privada distinguiendo entre ambos tipos de trabajadores. Indicadores de impacto y calidad. 1 2 3 4 5 1.1 1.2 1.3 2.1 2.2 2.3 2.42.5 2.6 2.7 2.8 2.9 2.10 Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. 5.3.2.7. Conclusiones: Formación pública vs. Formación privada Tal y como se desprende de los apartados anteriores y se resume en la Figura 5.28, la valoración que se otorga en términos generales a la formación privada es ligeramente superior a la de la formación pública (3,43 frente a 3,38), siendo en la utilidad donde se registra el mayor incremento promedio. A la vista de la Figura 5.28 se observa que es amplia la reducción que se produce en el aspecto de la estabilidad laboral cuando los trabajadores se forman en cursos públicos. También se producen reducciones considerables en la valoración de la
  • 247. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 246 formación pública en Grado de ajuste y Desempeño de funciones. Por el contrario, la organización, el uso de las nuevas tecnologías, la autoestima y el cambio de trabajo son cuestiones en media mejor puntuadas en el caso de la formación pública. Figura 5.28. Valoración media de la formación pública y privada. Indicadores de impacto y calidad. 1 2 3 4 5 Organización Docentes Contenidos Grado de ajuste Nuevos conocimientos y/o habilidades Reciclaje Despeño de sus funciones Uso nuevas tecnologías Estabilidad laboral Promoción Salario Autoestima Cambio de trabajo Formación privada Formación pública Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. Para finalizar, en la Figura 5.29 se analiza como cambian estas diferencias cuando se trata de trabajadores que solo conocen un tipo de formación y cuando conocen ambos tipos de formación, privada y pública. Las diferencias entre la formación pública y privada se incrementan cuando el trabajador tiene conocimiento de ambos tipos de formación. Se observa una excepción en el caso de la estabilidad laboral, cuya puntuación media en la formación pública mejora acercándose a la valoración de la formación privada, cuando el trabajador valora este aspecto teniendo conocimiento de ambos tipos de formación.
  • 248. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 247 Figura 5.29. Valoración de la formación pública y privada distinguiendo entre tipos de trabajadores. Formación privada Formación pública Trabajadores que únicamente realizaron un tipo de formación 1 2 3 4 5 Organización Docentes Contenidos Grado de ajuste Nuevos conocimientos y/o habilidades Reciclaje Despeño de sus funciones Uso nuevas tecnologías Estabilidad laboral Promoción Salario Autoestima Cambio de trabajo Trabajadores que realizaron ambos tipos de formación 1 2 3 4 5 Organización Docentes Contenidos Grado de ajuste Nuevos conocimientos y/o habilidades Reciclaje Despeño de sus funciones Uso nuevas tecnologías Estabilidad laboral Promoción Salario Autoestima Cambio de trabajo Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. 5.3.3. Datos de encuestas anteriores (INAEM 2008) En este apartado se retoma la información procedente de las encuestas realizadas durante los meses de junio a octubre de 2008 para las Acciones complementarias de
  • 249. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 248 del INAEM de dicho año. En ella se encuestó a 2.812 trabajadores a pie de calle de los que un 90,18% eran trabajadores ocupados, por cuenta propia o ajena. Es sobre éstos sobre los que se centra la atención con el objetivo de recoger información similar a la extraída a partir la encuesta anterior, 2011/12. 5.3.3.1. Formación continua En las encuestas llevadas a cabo en el 2008 un 68,49% de los trabajadores ocupados que fueron encuestados había realizado formación (Figura 5.30). Volviendo a la encuesta de 2011/12 puede decirse que el porcentaje de formados prácticamente no ha variado en el transcurso del periodo 2008-2012 (diferencia de poca más de medio punto). Figura 5.30. Porcentaje de los trabajadores ocupados encuestados en 2008 que habían que declaran haber realizado cursos de formación. Han realizado formación 68,49% Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. Los que nunca han realizado formación (un 31,51% del total de trabajadores ocupados) alegan los motivos cuyas puntuaciones medias se muestran en la Figura 5.31. Vemos que los motivos más relevantes, con una valoración media de más de 3 puntos, son: el desconocimiento de la oferta formativa y la cantidad de trabajo. Estos son dos aspectos que no se recogen en la encuesta de 2011/12 por lo que no pueden ser comparados.
  • 250. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 249 Figura 5.31. Valoración media de los motivos que les llevan a realizar formación. Comparación de las encuestas realizadas en 2008. Relevante 3,45 Relevante 3,25 0 1 2 3 4 5 Cantidad de trabajo La empresa no da permiso Responsabilidades familiares Ausencia de cursos de interés Los cursos no son útiles para el trabajo Los cursos no son útiles para el futuro El coste del curso es elevado Desconocimiento de la oferta La formación continua no es necesaria Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. Aspectos que sí recogen ambas encuestas son: La Ausencia de cursos de interés siendo ésta la tercera opción en relevancia expresada por los trabajadores encuestados en ambas encuestas. La no utilidad de los cursos y las Responsabilidades familiares son las opciones más relevantes en 2011/12 mientras que en las encuestas de 2008 estás dos opciones reciben una valoración media, alrededor de los 2,5 puntos, quedando en el cuarto lugar de relevancia. Por otro lado, los motivos que impulsan a realizar formación son los que se muestran en la Figura 5.32 en porcentajes respecto del total de formados. Las valoraciones medias se muestran en la Figura 5.33 en comparativa con las encuestas de 2001/12. Se observa que, igual que ocurría en las encuestas de 2011/12, los motivos menos valorados (la mayoría le asignan una valoración Poco o Nada relevante) siguen siendo: Se desarrolla en horario laboral, Me obliga la empresa y Permite encontrar otro trabajo. Mientras que los más valorados (puntuaciones media superiores) son la posibilidad de promoción y el que le permita mejorar el desempeño de su puesto de
  • 251. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 250 trabajo. La diferencia más significativa es que ahora la obligatoriedad impuesta por parte de la empresa es más relevante que el hecho de que se desarrolle en horario laboral, siendo ambas superiores en puntuación media. La posibilidad de cambiar de trabajo también gana relevancia respecto de las encuestas de 2011/12. La posibilidad para promocionar se considera más relevante que en las encuestas de 2011/12 siendo ésta junto al Mejor desempeño del trabajo la más valorada en ambos años, aunque esta última tiene una menor relevancia en las encuestas de 2008. Figura 5.32. Valoración de los motivos que les llevan a realizar formación. Porcentaje respecto del total de ocupados que realizaron formación. 0% 20% 40% 60% 80% 100% Desempeñar mejor mi puesto de trabajo Mejora mis posibilidades de promoción en la empresa Util para mi futuro profesional Peteción/sugerencia de la empresa Obligada asistencia Se desarrolla en horario laboral Mejora mis posibilidades de encontrar otro trabajo Nada relevante Poco relevante Relevancia media Bastante relevante Muy relevante No sabe/No contesta Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas.
  • 252. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 251 Figura 5.33. Valoración media de los motivos que les llevan a realizar formación. Comparación de las encuestas realizadas en 2008 y 2011/12. 0 1 2 3 4 5 Busco desempeñar mejor mi trabajo actual Es la vía para promocionar Deseo cambiar de actividad profesional Me obliga la empresa Se desarrolla en horario laboral 2011/12 2008 Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. 5.3.3.2. Opinión sobre la formación continua Valoraciones recogidas en las encuestas de 2008 Igual que en el análisis de las encuestas de 2011/12, la muestra de ocupados se segmenta por tipo de formación: pública y privada. En base a dicha segmentación, se observa a partir de la Figura 5.34 la existencia de un 48,65% de trabajadores ocupados que han realizado en algún momento formación pública, porcentaje algo superior del que realiza formación privada.
  • 253. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 252 Figura 5.34. Tipo de formación, pública y privada, del total de ocupados que realizan formación. NS 2,99% Formación privada 48,36% Formación pública 48,65% Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. En base a estos dos tipos de formación, mostramos y comparamos las valoraciones que los encuestados asignan a la pregunta de las expectativas. En primer lugar, se presentan los porcentajes de valoraciones para cada aspecto de la formación valorado (Figura 5.35). En segundo lugar se presentan las valoraciones medias (Figura 5.36) y se comparan, en los casos que son comparables, con los aspectos que han sido analizados en las encuestas de 2011/12. Debe señalarse que en la encuesta de 2008 no es posible, dado el modo en el que esta fue diseñada, conocer aquellos trabajadores que realizaron ambos tipos de cursos, y por tanto estarían en condiciones de darnos su valoración para ambos tipos de formación. Se observa en la Figura 5.35 que la mayoría de los aspectos comentados en la encuesta son valorados negativamente tanto por los que recibieron formación pública como privada. Solo el aspecto que nos muestra si Permitió aprender lo que esperaba, tiene unas valoraciones algo más positivas que alcanzan en media el 3,52 en la privada y el 3,62 en la pública (Figura 5.36). Este aspecto, junto al hecho de Permitir encontrar otro puesto de trabajo, son aspectos que se valoran mejor por parte de quienes realizan formación pública mientras que lo contrario ocurre en aspectos como: el incremento en la
  • 254. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 253 remuneración y la promoción. Por su parte el aspecto del Cambio de trabajo, recibe valoraciones en media similares. Figura 5.35. Valoración de la formación. Porcentajes respecto del total de trabajadores en cada tipo de formación. Formación privada 0% 20% 40% 60% 80% 100% Permite aprender lo que esperaba Permite mejorar su posición en la empresa Permite cambiar de empresa Permite encontrar otro trabajo Mejorar la remuneración Nada Poco Suficiente Bastante Mucho NS Formación pública 0% 20% 40% 60% 80% 100% Permite aprender lo que esperaba Permite mejorar su posición en la empresa Permite cambiar de empresa Permite encontrar otro trabajo Mejorar la remuneración Nada Poco Suficiente Bastante Mucho NS Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas.
  • 255. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 254 Figura 5.36. Valoraciones promedio de los aspectos de formación según el tipo de formación, pública o privada. 0 1 2 3 4 5 Permite aprender lo que esperaba Permite mejorar su posición en la empresa Permite cambiar de empresa Permite encontrar otro trabajo Mejorar la remuneración Formación pública Formación privada Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas. Comparación con las encuestas de 2011/12 Los aspectos que son comparables son los que hacen referencia a: Cambio de trabajo, Promoción en la empresa e Incremento de la remuneración salarial. Se observa en la Figura 5.37 que las valoraciones se incrementan en la encuesta de 2011/12 respecto a las valoraciones que se otorgaban en 2008. Estos incrementos son más sustanciales entre aquellos que valoran la formación pública lo que indica que ha mejorado la opinión que los trabajadores tienen de este tipo de formación. En general, ha mejorado la opinión de la formación en los aspectos que pueden ser comparables, mejorando en mayor medida la utilidad de la formación para Cambiar de trabajo.
  • 256. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 255 Figura 5.37. Comparación de valoraciones promedio entre las encuestas de 2008 y 2011/12. Formación privada 0 1 2 3 4 5 Promoción Cambio de trabajo Salario 2011/12 2008 Formación pública 0 1 2 3 4 5 Promoción Cambio de trabajo Salario 2011/12 2008 Fuente: Elaboración propia a partir de los resultados de las encuestas.
  • 257. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 256 Resumen de los efectos de la formación sobre los trabajadores que se derivan de las encuestas • Los trabajadores se quejan de la falta de difusión de las alternativas disponibles de formación. • Otra barrera a la formación es la disponibilidad de tiempo y de horarios adecuados. • Se valora la formación en tres dimensiones: calidad, utilidad y efecto sobre el desarrollo personal. • En la encuesta recibe la mejor valoración la calidad (4 sobre 5), luego la utilidad, entre 3 y 4 y la que peor valoración recibe es la repercusión sobre el desarrollo personal (algo más de 2). Da igual que sea formación privada o pública, Especialmente negativa es la opinión sobre la influencia en la posibilidad de cambiar de trabajo o en el salario. Sin embargo, se valoraría bien el efecto sobre la autoestima personal. • Tiende a valorarse un poco mejor la formación privada que la pública, pero las diferencias son pequeñas y el perfil del conjunto de las valoraciones es extraordinariamente similar. • La opinión ha mejorado entre 2008 y 2012, a pesar de la crisis o precisamente por ella, ya que si se compara esta encuesta con otra realizada en 2008, se ve que las valoraciones más negativas han mejorado de una forma no despreciable.
  • 258. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 257 5.4.- Grupo de discusión 5.4.1. Introducción: Inicio del grupo de discusión y guía de la reunión El grupo de discusión es una técnica cualitativa que se desarrolla a partir de la puesta en marcha de un proceso de interacción guiada entre un conjunto bien definido de personas. Tiene, por tanto, un carácter colectivo donde la discusión se lleva a cabo de una manera interactiva y grupal que incita a los participantes a la intervención espontánea y al debate sobre un tema predeterminado. Es así un diálogo abierto donde los participantes escuchan y exponen sus opiniones libremente rebatiéndose según las circunstancias y complementándose. Se configura como una herramienta de la cual se desprenden unos resultados a los que no sería posible acceder sin la formación de dicho grupo, pues se trata de personas que, en su conjunto, no se conocían a priori, por lo que la interacción y las conclusiones alcanzadas no se hubiesen logrado de otro modo. El tema de discusión tiene su origen en la formulación de una demanda de investigación por parte del INAEM. Esto es importante que se ponga en conocimiento de los integrantes del grupo pues deben sentirse partícipes del proyecto de investigación, siendo conscientes de que el investigador y el demandante están muy interesados en la información que ellos pueden proporcionar. De este modo, desde el primer momento se les indica a los participantes que el INAEM es el demandante del estudio y que el objeto del mismo es conocer su opinión acerca de cuestiones relacionadas con la “Evaluación de las acciones formativas de oferta y de demanda para trabajadores empleados”. Por tanto, se pretende que los miembros del grupo sientan que su opinión es importante para el desarrollo del mismo. Se busca la implicación directa de todo el grupo en el tema a tratar, ya que tienen en común haber participado en experiencias formativas sobre las que se quiere investigar. Los grupos de discusión suelen tener entre 4 y 10 personas, considerándose mini- grupos aquellos que integran un total de entre 4 y 6 participantes. Los mini grupos
  • 259. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 258 son útiles en tanto en cuanto permiten dejar a cada integrante más tiempo para exponer sus ideas y, consecuentemente, más tiempo para debatir las opiniones de otros. El bajo número de participantes impide a su vez que la reunión se alargue, ya que el tiempo recomendado es de unos 60 a 90 minutos. En este estudio se optó por reunir a un total de 8 participantes. En cuanto al diseño del grupo, deben reunirse participantes de características distintas con el fin de que sea heterogéneo y representativo. No obstante, todos tendrán en común una implicación directa con el tema objeto de estudio. Se trata así de trabajadores y trabajadoras que han realizado cursos de formación estando ocupados. Dicha formación podrá haber sido de oferta o de demanda. En concreto, la mayoría de los que realizaron formación de oferta lo hicieron con el INAEM. Quienes realizaron formación de demanda lo hicieron a través de su empresa recibiendo ésta una subvención o bonificación para la financiación total o parcial de dicha formación. Se contactó con 8 personas25 de características distintas de acuerdo a las siguientes variables: Edad, sexo, nacionalidad, sector publico/privado, sector de actividad y tipo de formación. El grupo se diseñó de forma que fuese representativo de la población sujeta a estudio, por lo que el número de personas seleccionadas de cada tipo se determinó a partir de la representación porcentual de sus características en los datos de Afiliación a la Seguridad Social en el régimen general del IAEST de septiembre de 2011. Por tanto, siguiendo las características mencionadas, el grupo lo integran: 1) por edad, los grupos considerados son cinco y de acuerdo con la representatividad poblacional de cada uno se introdujo una persona del grupo 25 a 29 años, dos del grupo 30 a 39 años, una de entre 40 y 44 años, dos personas del grupo 45 a 54 años y una de más de 54; 2) cuatro personas de cada sexo; 3) cuatro de cada tipo de formación; 4) por sectores de actividad, seis personas de servicios y dos personas de industria (dado que las proporciones poblacionales son 0,75% 25 Finalmente asistieron a la reunión 7 personas de las 8 que confirmaron su asistencia.
  • 260. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 259 agricultura, 22,36% industria, 6,17% Construcción y 70,73% Servicios); 5) dos personas del sector público frente a seis del sector privado. Son todos trabajadores de la ciudad de Zaragoza puesto que su representatividad poblacional es de un 75,93%. Se integra en el grupo un trabajador de nacionalidad extranjera con un número de años de residencia en España suficiente que le ha permitido integrarse sin dificultad en el sistema formativo (el porcentaje poblacional de los extranjeros en Aragón es del 10,30%). Se han contactado mediante la realización de llamadas telefónicas. Hicieron falta numerosas llamadas para poder localizar a estas 8 personas lo que muestra la baja disponibilidad a participar de los trabajadores. Así el grupo de discusión finalmente queda con la estructura que muestra el Cuadro 5.17. Cuadro 5.17. Miembros del Grupo de discusión. TIPO DE FORMACION EDAD SEXO PAIS ACTIVIDAD SECTOR 1 Oferta Más de 54 Hombre Extranjera Servicios Privado 2 Oferta 30 a 39 años Mujer Española Servicios Privado 3 Oferta 40 y 44 años Mujer Española Industria Público 4 Oferta y Demanda 25 a 29 años Hombre Española Servicios Privado 5 Demanda 45 y 54 años Mujer Española Servicios Público 6* Demanda 45 y 54 años Hombre Española Servicios Privado 7 Demanda 40 y 44 años Mujer Española Servicios Privada 8 Demanda 30 a 39 años Hombre Española Industria Privado Nota: (*) El individuo número 6 finalmente no se presentó a la reunión pese a haber confirmado su asistencia. Fuente: Elaboración propia. El grupo lo modera un investigador del proyecto. Este moderador es el encargado de exponer la guía de la reunión en la que se presentan los puntos en torno a los cuales girará la discusión. La reunión fue “mecanografiada” por el secretario de la misma, también investigador del estudio. La guía de la reunión se muestra en el Anexo de este capítulo. Trata primero de analizar las barreras para el acceso a la formación de oferta y de demanda. En segundo lugar aborda la organización y diseño de las acciones formativas, tratando en este caso temas de diseño de las mismas, de contenido de los cursos y de cualificación del docente. En tercer lugar se abre la discusión sobre los estímulos y perspectivas laborales para la realización de formación, tocando en este caso temas
  • 261. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 260 relacionados con adecuación de la formación a su puesto de trabajo y los resultados laborales obtenidos tras la realización de la formación. Por último, se propuso discutir sobre el tema del grado de satisfacción global con la formación recibida. En lugar de extender al máximo la duración de la reunión, el desarrollo del grupo de discusión se diseñó en tres reuniones que van a originar las tres secciones siguientes de este apartado. Una primera reunión de mayor duración (de 60 minutos) donde se tratan los temas indicados en la Guía de la reunión. Un segundo encuentro vía internet (discusión por email) donde se lanzan preguntas diseñadas a partir de conclusiones preliminares extraídas de la primera reunión. Y una última de menor duración donde se tratan las conclusiones alcanzadas con el fin de cerrar con una conclusión final consensuada. El objetivo del periodo de tiempo transcurrido entre las reuniones presenciales es dejar al individuo un plazo de reflexión sobre la discusión inicial y abrir un debate vía email sobre los principales puntos que dieron lugar a cuestiones abiertas. La primera reunión se llevó a cabo el lunes día 19 de diciembre de 2011 en el seminario M4 de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Zaragoza. La segunda reunión se fijó previo acuerdo de los asistentes a esa primera reunión para el 23 de enero de 2012. 5.4.2. Informe final de la primera reunión 5.4.2.1 Barreras y estímulos en el acceso a la formación Los participantes de la formación de oferta muestran un alto interés por acceder a la formación existente pero en ocasiones se encuentran con barreras en el acceso a la formación que les impiden realizarla. Ésta es la primera cuestión que se planteó. Los trabajadores exponen de manera unánime una clara dificultad para acceder a la formación de oferta porque no existe ningún canal directo con los trabajadores que tenga como objetivo ofrecerles directamente dicha formación, ni a ellos ni a sus empresas. Los miembros del grupo indican que son ellos los que deben acercarse a
  • 262. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 261 quienes ofertan los cursos (a la propia institución que la gestiona o a las academias que la imparten) preguntando y pidiendo la inclusión en la listas de espera de los cursos. Un participante en el grupo indica: “la información sobre cursos no te llega como no vayas tú a pedirla” Opinión a la que se acoge con unanimidad el resto del grupo. Es, por tanto, la falta de difusión de la información una barrera que expone unánimemente el grupo que ha realizado formación de oferta. Sin embargo, dicha opinión choca con la de aquellos que han realizado formación de demanda. En este caso, los trabajadores que forman parte de empresas públicas indican que: “en nuestra empresa se hace una publicación de carácter público de todos los cursos que se ofertan en un determinado año y la gente se apunta” Por parte de los trabajadores de empresas privadas la iniciativa de formación viene también del lado de los trabajadores, siendo ellos los que solicitan la formación a sus empresas mostrando éstas en ocasiones un escaso interés por destinar recursos para este fin. Aparece en segundo lugar la barrera de horarios. Aquí se pone de manifiesto un fuerte contraste entre los trabajadores de las empresas públicas y los de las privadas, pues indican que en la empresa pública parte de la formación se oferta dentro del horario laboral. “…Hay incluso un listado de cursos dentro del horario laboral y otro fuera del horario laboral” Los horarios no suponen una barrera en la empresa pública, mientras que los trabajadores de la empresa privada indican que la barrera de los horarios es en ocasiones un freno que ponen sus empresas. Es más, comenta un participante del grupo de trabajadores de empresas privadas que una vez solicitó un curso online y le dijeron que tenía un tutor disponible todo el día para dudas
  • 263. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 262 “…cuando consulté los horarios del tutor resulta que tenía un horario laboral como el mío; devolví el curso” Por tanto, la barrera de horarios representa una fuerte limitación para los trabajadores de la empresa privada, que en ocasiones les lleva a abandonar los cursos después de haber tenido la iniciativa propia de llevarlos a cabo. La barrera geográfica aparece en el diseño de los cursos, pues en ocasiones se limitan a una determinada localidad o región, impidiendo el acceso al resto de trabajadores residentes en otras áreas geográficas. “Personalmente yo quería hacer un curso de Internet básico siendo de Zaragoza, pero me apunté al curso de Teruel. Me llamaron y me dijeron que no podía porque era de Zaragoza. Les dije que me desplazaba yo a Teruel pero me contestaron que había preferencia por los de Teruel”. Al final de este bloque de discusión se abrió un debate amplio sobre una última e interesante cuestión de carácter general que gira en torno al acceso a la formación en sí misma. Los participantes encuentran dos requisitos a los que se enfrentan quienes gestionan la formación que originan situaciones opuestas en la homogeneidad del grupo. Se trata de la limitación de plazas y la obligación de alcanzar un mínimo de participantes para que el curso se lleve a cabo. Ambos requisitos son obligatorios. Por un lado, dada la existencia de plazas limitadas, los participantes hablan de que “el problema fundamental de acceso a cursos es que las plazas se cubren en función de la posesión de estudios relacionados con el curso”. “Esto supone un impedimento para aquellos trabajadores que pretenden reciclarse o formarse en otros campos distintos del suyo.” Es el criterio de selección, en este caso, una barrera para el acceso a la formación según algunos participantes. No obstante, algunos integrantes del grupo no parecen estar de acuerdo con este planteamiento. Exponen una experiencia que abre un interrogante en cuanto al criterio de selección:
  • 264. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 263 “No estoy de acuerdo con lo del criterio de acceso que exponéis porque yo quería hacer un curso de Photoshop pese a no tener conocimientos previos y me lo permitieron… en los cursos te encuentras con gente de distintos niveles….” A esto le rebate otro miembro del grupo: “Pero, ¿había plazas de sobra?” Y es que parece ser que, en ocasiones, la dificultad para alcanzar el mínimo en el número de alumnos introduce heterogeneidades en la composición del grupo. En estos casos, el criterio de selección de la formación previa parece dejar de ser relevante, lo que introduce diferencias en el nivel formativo previo. “Yo conozco el caso de un curso de informática en el que había un señor que no sabía ni encender el ordenador…. Al día siguiente el señor abandonó el curso.” Los trabajadores son conscientes de que existe una limitación de plazas, por lo que debe seguirse un criterio de selección, aunque esta cuestión les desconcierta: “Pero, ¿qué criterio se sigue?” No está claro. “Se fijan unos conocimientos mínimos, esto está claro, incluso hay examen de acceso. El problema es que luego los niveles realmente son muy dispares”. Y es que en ocasiones existen dificultades para cubrir las plazas mínimas para que el curso se inicie, lo que introduce heterogeneidad en el nivel del grupo que a veces puede ser un problema para su desarrollo. Pero no siempre. Un miembro del grupo dice: “A mi me llamaron cuando el curso ya estaba empezado, lo acepté y lo terminé… Además yo no tenía los conocimientos para este curso….” Además, a veces se ofertan cursos específicos para gente con titulación superior. Ponen el ejemplo de un curso del INAEM de agente de ventas para titulados superiores. Este curso no llega a cubrir el mínimo de participantes, lo que introduce un desaprovechamiento de recursos.
  • 265. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 264 El criterio de selección para el acceso a los cursos es una barrera según algunos trabajadores y a la vez un punto de desacuerdo entre los miembros del grupo. Parece que la limitación de plazas y la dificultad, en ocasiones, de llegar al número mínimo de alumnos son dos cuestiones que interactúan creando heterogeneidades en el nivel formativo de los grupos. La observación a posteriori de esta situación hace que los participantes se pregunten casi unánimemente: “¿Qué criterio se sigue para elegir a los participantes de los cursos?”. Se abre aquí un interrogante en torno a la homogeneidad del grupo y el criterio de selección que deberá ser tratado expresamente en encuentros posteriores. El último aspecto que se expuso dentro de la temática de las barreras de acceso fue el de los estímulos externos, sobre todo por parte de la empresa. En ocasiones el desinterés por parte de la empresa en fomentar la formación de sus trabajadores es, en sí misma, una barrera que impide que éstos opten por la realización de acciones formativas. Lo primero que al plantear esta cuestión exponen los integrantes del grupo es, de nuevo, la barrera de horarios “fuera del horario laboral todo el estímulo que queramos” Los trabajadores de la empresa privada con formación de demanda exponen que, en ocasiones, la empresa no facilita dicha formación. Apuntan a este respecto la existencia de una barrera económica dentro de la empresa privada. Pese a tratarse de cursos que están parcialmente subvencionados la empresa les presiona para que busquen financiación hasta completar el 100%, “mira a ver si encuentras que este curso lo impartiese otra empresa… todo para evitar ellos pagar la parte que les corresponde” Hay, por tanto, falta de recursos económicos propios de las empresas privadas para formación de sus trabajadores. No obstante, todos los trabajadores de empresas privadas coinciden en que quizás el comportamiento de las grandes empresas sea distinto. En su caso se trata de PYMES y éstas muestran desinterés por destinar parte de sus recursos económicos a formación, siendo por tanto la económica una clara barrera que las propias empresas introducen.
  • 266. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 265 Tampoco la promoción es algo que las empresas utilicen para estimular a sus trabajadores, pues los trabajadores de empresas privadas dicen que son trabajadores de PYMES donde las competencias están muy claras entre trabajadores y en ningún caso se les promociona por el hecho de realizar formación. Pero todos coinciden en que quizás en grandes empresas si se promociona. Además apuntan que: “En las empresas de mayor tamaño la formación se utiliza para promocionar a los trabajadores o incluso para introducir competitividad por un puesto de trabajo superior”. “En las PYMES esto no tiene cabida”. Pese a que aceptan la situación, todos coinciden en que la posibilidad de promoción puede eliminar barreras a la hora de realizar formación. En la empresa pública, sí se destaca la existencia de promoción en forma de un sistema de puntos para acceder a puestos superiores o a plazas fijas de funcionarios. Los trabajadores del sector público tienen en este aspecto un incentivo extra al premiarse de este modo la formación. Intuyen los trabajadores que: “Esto lo saben los que gestionan la formación y no les gusta… prefieren ofertar la formación a gente que la quiere para formarse que a gente que intuyen que la quiere para CV [caso de trabajadores del SALUD]” ¿Existe quizás discriminación o preferencias a la hora de ofrecer la formación? Este mismo trabajador indica: “empecé un curso 20 días tarde, porque me avisaron una vez empezado, y por no tenerlo completo no me dieron el diploma… me habrían dado 15 puntos en mi CV”. Por último, se plantea a los miembros del grupo la siguiente situación: si la empresa premiase de algún modo la formación, ¿estarían dispuestos a realizar formación pese a no existir inicialmente un interés por su parte? Al mismo tiempo les planteamos cuál debería ser ese estímulo, ese “premio”, que les impulsara a realizar formación. Nos indican los siguientes puntos:
  • 267. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 266 1. “Facilitar la realización de cursos, compaginándolos con el horario laboral” 2. “Permitir hacerlo dentro del horario laboral” pues las necesidades personales son otra barrera con la que hay que luchar. 3. “Adecuar la formación a la necesidad es en sí mismo un estímulo”. Nos explican aquí los participantes que en ocasiones los propios trabajadores se empeñan en hacer cursos para los cuales no hay una posibilidad laboral dentro de su campo de trabajo por lo que la repetición de esta situación es un desincentivo para formarse. Saber adecuar, por parte de las empresas e instituciones que la gestionan, la formación que piden los trabajadores a las necesidades de su trabajo es un estímulo: conseguirán que el trabajador se encuentre satisfecho con lo realizado, lo que probablemente llevará a futuras expectativas de formación. Sorprendentemente, el estímulo económico no es comentado por nadie de la empresa privada, cuando un trabajador de la empresa pública indica que éstos tienen complementos de formación. Los trabajadores de la empresa privada se sorprenden [ríen y se alborotan] indicando que eso no es imaginable ni viable en la empresa privada, en concreto de las PYMES: “menos ahora, las cosas no están para subirle el sueldo a nadie” 5.4.2.2. Organización de los cursos, contenidos y capacitación docente En cuanto al contenido de los cursos se abordaron variados y muy relevantes temas. En primer lugar, todos parecen estar satisfechos en general con los contenidos de los cursos a priori, pues consideran que se les dio la temática que iban buscando. Incluso algunos se vieron gratamente sorprendidos tras el desarrollo de los cursos: “pensaba que iba a ser más teórico y me sorprendió que fuese tan práctico” Por el contrario, otros se dieron cuenta de que:
  • 268. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 267 “el diseño de los cursos no estaba hecho con demasiado interés” Ello muestra falta de información suficiente a priori sobre los contenidos de los cursos. Opiniones divergentes aparecen también en cuanto a la dificultad de los contenidos y la capacitación del docente para adaptarse a las diferencias de niveles entre alumnos. Hay dos grupos de opinión, que sorprendentemente mezclan trabajadores del sector público y privado y de ambos tipos de formación. Por un lado, unos opinan que los cursos eran difíciles pero encontraron un respaldo por parte del docente, mientras que otros opinan que pese a ser difícil el curso y no poder seguirlo, el docente encargado del curso no prestaba atención a sus dudas. Ante esto, el primer grupo rebate que el problema es que: “ninguno nos quejamos…tienes un teléfono para dudas y para quejas pero nadie hacemos uso. Nos quejamos de la dificultad por detrás, pero no haces uso de esto” En la valoración de la capacitación del tutor de nuevo volvemos a encontrar opiniones enfrentadas: “El problema del docente es el nivel del grupo. Hay mucha heterogeneidad entre la gente” De nuevo vuelve el grupo a preguntarse cómo se determinan los criterios de selección. Se plantea en general que el problema no es tanto docente, sino de selección del grupo. Hay unanimidad en que el docente se encuentra con una dificultad añadida al enfrentarse a distintos niveles dentro de un mismo grupo. Algunos opinan que se enfrentaron con docentes que sí supieron adaptarse y otros opinan lo contrario. “Enseñar a listos es muy fácil, pero enseñar a no tan listos…” “Yo hice un curso que no era de mi nivel y estuve todo el rato preguntando, y el profesor me atendía” “… el profesor no prestaba atención a mis dudas y al final dejé de preguntar” De nuevo encontramos una divergencia de opiniones que parece tener el origen en la heterogeneidad de niveles dentro del grupo, que lleva a una necesidad de adaptación por parte del profesor a diferentes necesidades.
  • 269. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 268 En ocasiones este problema origina una repetición de conceptos de cursos inferiores para dar continuidad a conceptos que previamente deberían haberse adquirido. Destacan algunos participantes la continua repetición de conceptos entre cursos que supuestamente son complementarios. Aquí algunos participantes apuntan que: “Debería reforzarse más la exigencia de conocimientos previos para acceder al nivel posterior” De nuevo la discusión vuelve al tema de los criterios de selección y al problema que introduce la necesidad de cubrir plazas, que lleva en ocasiones a la existencia de una gran heterogeneidad de niveles dentro del aula. Un docente que se fuerza por adaptarse al grupo se ve obligado a repetir conceptos que debieron quedar fijados en cursos anteriores. Nos comentan: “Hice un curso de AutoCAD II y durante tres semanas fue AutoCAD I” Curso este último que el interesado ya había realizado en el pasado. En esto coinciden algunos participantes, con tipos de formación distintos, tanto de oferta como de demanda. Para cerrar el apartado de los docentes, un integrante del grupo de discusión, que ha realizado cursos de formación tanto de oferta como de demanda específicos de su campo de trabajo, introduce un aspecto diferencial en cuanto a los docentes de ambos tipos de formación, oferta y demanda: “Hice un curso del INAEM donde los profesores eran de la Escuela de Ingenieros, y aquí se veía la calidad de los docentes. Por el contrario, hice un curso organizado por la empresa a través de una empresa de formación privada en el que la organización fue nefasta, y también los docentes”. Podría decirse en consecuencia que muchas veces el curso en sí mismo tiene un diseño y organización clara pero son los propios docentes los que hacen que la exposición de ideas sea inadecuada. Para cerrar la parte de los contenidos de los cursos, destacamos un debate que se abre a raíz de la introducción de una queja por parte de un trabajador del sector público:
  • 270. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 269 “Hay tendencia a formar a los trabajadores en programas privativos [nos referimos a herramientas informáticas] cuando hay una amplia variedad de software libre que le permitiría al alumno practicar en su casa…. Las empresas y las instituciones que gestionan los cursos deberían volcarse más en este tipo de programas porque, de lo contrario, lo que se está incentivando es la piratería” Respecto a este aspecto los trabajadores de la empresa privada están de acuerdo y opinan que “muchas empresas lo que hacen es dar formación de programas que ellos mismos comercializan” Como nos indica un participante, en estos casos, el que un curso sea gratuito o financiado “es un regalo envenenado” Y es que en ocasiones son las propias empresas de software las que organizan cursos que semanas más tarde ofrecen a la empresa para que compre. También en el caso de la formación de oferta aparece este aspecto, pues incluso muchos cursos reciben el nombre de programas privativos: Photoshop y AutoCAD fueron los que se nombraron en la discusión. En cuanto a la evaluación del aprendizaje, todos coinciden en que se evalúa el curso una vez finalizado pero insisten en que en ocasiones esta evaluación no es rigurosa. Se quejan de que la evaluación se haga al final pues piensan que se les debería pedir en un punto intermedio su opinión sobre el curso. Proponen así un mecanismo de control intermedio para potenciar el aprovechamiento de los cursos. 5.4.2.3. Adecuación y expectativas Del apartado anterior se desprende el análisis de la adecuación de las acciones formativas a las expectativas y a las competencias que desempeña en el puesto de trabajo el propio trabajador. En definitiva, si una acción formativa ha sido bien diseñada y sus contenidos se han transmitido correctamente al alumno, éste debe mostrar a posteriori un alto grado de satisfacción así como una aplicación de lo aprendido a su puesto de trabajo.
  • 271. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 270 Aparece de nuevo la opinión que ya habían dado los miembros del grupo de que una correcta adaptación del curso a las necesidades del mercado o a la propia empresa es en sí misma un estímulo que lleva al trabajador a sentir que el curso “ha servido para algo”. Un participante nos cuenta el caso concreto de su trabajo: “Trabajaba en una lavandería de la empresa pública donde el nivel de estrés es altísimo y me ofrecieron un curso de control de estrés que me vino genial” La capacidad de las empresas y de los que gestionan la formación de adaptarse a los requerimientos del mercado y del propio trabajador es fundamental para que éste constate la adecuación de la formación a su puesto de trabajo. Es más, “si el curso es el adecuado, entonces es útil para la empresa y el trabajador… no es gratuita la formación” La empresa espera de algún modo un resultado en competencias adquiridas y aplicación por parte del trabajador en el desempeño de su puesto de trabajo Por otro lado nos comentan que: “el curso sólo me ha servido para ser yo más productivo, pero no para promocionar ni para tener aumentos de sueldo” En este sentido, en definitiva, vemos que la visión de que el trabajador ha podido adaptar su formación a las capacidades de su puesto de trabajo se queda en un aumento de productividad que, según el propio trabajador, él percibe, seguramente también la empresa, pero que no se traduce en una contrapartida profesional. Los trabadores de las empresas privadas, en concreto de las PYMES, se muestran resignados en este aspecto y confiesan que se forman para cambiar de puesto de trabajo, pero no porque su empresa les vaya a promocionar o a premiar económicamente.
  • 272. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 271 “La empresa pequeña no tiene medios para ofrecer esto a sus trabajadores… Igual la empresa grande sí” Se abre con estas dos cuestiones el debate de que las empresas privadas, sobre todo las PYMES, no son conscientes de las ganancias que la formación les reporta, en concreto en la productividad, lo que les lleva a no inculcar a sus trabajadores la necesidad de formarse. Hay por tanto un problema de mentalidad en las PYMES. “No piensan en que puede serles rentable a medio o largo plazo. Piensan en el corto plazo, en el coste económico que les supone” La interacción de estas dos ideas, la falta de mentalidad abierta que induzca a una mayor formación y la opinión de los trabajadores de formarse para cambiar de trabajo no lleva más que a empeorar el problema. Los trabajadores exponen dos posibles visiones que tienen sus empresas: “Para que se me vayan a otra empresa no les pago la formación” “¿Son las empresas unas suicidas [al ofrecernos formación]?” Además la empresa “tiene que dar cuenta de la rentabilidad” y la ganancia en productividad no parece convencerles de que les reporte rentabilidad. Y si están convencidas, la amenaza de que los trabajadores se vayan les desincentiva. El trabajador extranjero que participa en el grupo expone una cuestión: “Cuando llegué a este país me quedé gratamente sorprendido de que las autoridades publicas y las empresas se preocupasen de la formación de los trabajadores. En mi país el que quiere formarse debe costeárselo… sin embargo la empresa no lo acoge con agrado” Nos planteamos ¿hay un problema de desajuste entre esa rica oferta formativa pública o cofinanciada y la mentalidad conservadora de nuestras empresas? Ésta es una cuestión en la que el grupo de discusión deberá profundizar.
  • 273. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 272 5.4.2.4. Grado de satisfacción En este apartado los trabajadores se limitaron a decir que sí estaban satisfechos y que volverían a realizar formación. Queda por tanto este punto pendiente de ser tratado en profundidad en posteriores reuniones introduciendo en él preguntas más concretas que estimulen un mayor debate. 5.4.3. Debate abierto vía email El siguiente paso del grupo fue abrir la discusión en Internet con el fin de debatir cuestiones que quedaron abiertas en la primera reunión. Con este fin, se estableció un primer contacto con los participantes en el que se les informó de la interacción del grupo de discusión vía Internet con vistas a obtener conclusiones que serán abordadas en una segunda reunión presencial con la que se acabará el desarrollo del grupo. Se les comunica vía email de la siguiente forma: Buenas tardes, tal y como mencionamos en la reunión, tras dejar un periodo de descanso y reflexión en el que hemos aprovechado para extraer las principales conclusiones de la misma, nos ponemos de nuevo en contacto con usted para plantearle unas cuestiones que nos parece quedaron abiertas en la reunión y que merecen una reflexión y una puesta en común. Los emails se enviarán de manera individualizada, a fin de que ningún miembro del grupo tenga el email de otra persona y seré yo, como moderadora, la encargada de alcanzar una conclusión en cada tema que será comentada y consensuada en la segunda reunión presencial fijada para el próximo 23 de enero. Saludos La discusión planteada vía email es la siguiente: 1. De la reunión mantenida se desprende el problema de las diferencias de nivel de los participantes en los cursos que origina la necesidad de cubrir plazas. Y el caso opuesto en el que la limitación de plazas lleva a introducir mecanismos de selección que obligan a que todos los alumnos tengan un mismo nivel. Los
  • 274. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 273 integrantes del grupo difieren en sus opiniones respecto de estos hechos. Se plantea ésta, por tanto, como una cuestión en la que profundizar y se introduce como discusión vía email con el siguiente planteamiento: En la reunión mantenida salió la cuestión de las diferencias de nivel en los cursos formativos. Ésta es consecuencia en ocasiones de la imposibilidad de cubrir las plazas que lleva a introducir alumnos con distintos niveles formativos. No obstante, existen cursos donde se da la situación opuesta, hay exceso de demanda por parte de los alumnos y, dado que existen restricciones de plazas (límites en el número de alumnos), se exige una titulación previa, que lleva a homogeneizar el nivel. En la reunión los participantes se quejaban de dicha exigencia de titulación, pues impide al trabajador reciclarse y/o formarse en actividades diferentes a la de su sector de actividad o de su formación previa, pese a que todos coinciden en que ayuda a homogenizar el nivel del grupo. A la vez el grupo se queja de ciertas diferencias en los niveles de los alumnos a las que muchas veces el docente es incapaz de enfrentarse. Te planteamos respecto a este tema: ¿es el nivel del grupo algo que debe primar por encima de todo? ¿O debe anteponerse el interés formativo del alumno sea cual sea su titulación anterior? ¿Qué soluciones consideras apropiadas? La conclusión alcanzada de la discusión vía Internet es la siguiente: La homogeneidad del grupo debe primar por encima de todo. De no ser así, se pueden producir situaciones de desmotivación que lleven al abandono del curso una vez iniciado. La tasa de abandono en un indicador muy relevante que muestra la falta de eficacia de una acción formativa dada la no consecución de objetivos que provoca. Por tanto, entendemos que es importante la homogeneidad del grupo para logar una eficacia alta de la formación. No obstante, esto debe hacerse sin olvidar que el objetivo de las acciones formativas es la formación laboral, por lo que dado que el objetivo no es académico no debería exigirse la posesión de una titulación académica como requisito para acceder a los cursos. Ésta no debe ser la solución. Por el contrario, exigir al alumno mostrar mediante una prueba de nivel que posee las competencias necesarias para seguir el curso puede ser una solución.
  • 275. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 274 2. En la primera reunión se mencionó la posibilidad de introducir un mecanismo de evaluación intermedio que reoriente las acciones formativas e informe de las deficiencias que el alumno observa. Esto puede mejorar el aprovechamiento del curso. Lanzamos la 2ª pregunta: Se comentó en la 1ª reunión que, una vez iniciado el curso, muchos de los participantes se dieron cuenta de que hay problemas, bien por la dificultad de éste, por diferencias de niveles entre los alumnos, o por la incapacidad del docente de adaptarse al grupo. En definitiva, el alumno detecta deficiencias en el desarrollo del curso. ¿Consideras adecuada la existencia de una evaluación intermedia tal y como se planteó en la discusión originada en la primera reunión del grupo?¿Qué implicaciones consideras que ésta tendría sobre el desarrollo del curso? ¿Crees que podría tener un impacto positivo sobre la tasa de aprendizaje? ¿Qué opinión te merece? La conclusión alcanzada es la siguiente: Los miembros del grupo de discusión que están a favor de una evaluación intermedia señalan que ésta sería buena para: - Identificar distintos niveles del grupo. Esto será útil para que el profesor se readapte al nivel de los alumnos. En este caso el profesor tendría claro cual es el nivel y se adaptaría a él mejorando así el aprendizaje. - Motivar al alumno. Si tiene una evaluación intermedia probablemente su nivel de interés por el curso y, por tanto, de aprovechamiento de éste será mayor. Además, una evaluación da carácter académico y credibilidad al curso. No obstante, hay quien apunta que si el grupo es desde un principio homogéneo este tipo de evaluaciones intermedias carecen de interés. Por otro lado señalan que no servirá para incrementar el interés ya que, al ser cursos para trabajadores ocupados, ese interés se les supone. 3. La mentalidad conservadora de las empresas españolas ante la formación de sus trabajadores y la ganancia en productividad que ésta genera abrió en la reunión
  • 276. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 275 un amplio debate que planteó muchos interrogantes que se lanzan en esta discusión abierta: ¿Supone la formación aumentos de productividad sólo percibidos por el trabajador? ¿Crees que el trabajador no ve recompensado su esfuerzo a nivel formativo? Siendo este el caso, ¿crees que las empresas intuyen que si el trabajador se forma probablemente cambie de empleo? ¿Son las empresas que ofrecen formación suicidas? ¿Piensas que hay un problema de adecuación entre la rica oferta formativa y la mentalidad de las PYMES españolas? ¿Lleva esta situación a un desaprovechamiento de recursos públicos? La conclusión alcanzada de la discusión vía Internet para la tercera pregunta formulada es la siguiente: No hay consenso en el grupo sobre si la empresa es o no consciente de las ganancias que obtiene por formar a sus trabajadores. En lo que sí coinciden es en que quizás haya una falta de información, por lo que sería conveniente empezar por informar a las empresas de los beneficios de tener trabajadores más formados. A las empresas les importa sobre todo la cuestión de las horas de trabajo y los gastos, en definitiva los costes que para ella supone la formación, por lo que una desinformación sobre los beneficios reales y concretos de un determinado curso le llevarán a rechazarlo. 4. Preguntas relacionadas con la satisfacción para completar ese apartado: ¿Piensas que la formación realizada cubre tus necesidades y expectativas formativas? ¿Te permitió adquirir nuevas capacidades y mejorar tus competencias laborales? ¿Sirvió para ampliar tus conocimientos y en definitiva para tu desarrollo personal? ¿Te permitió cambiar de puesto de trabajo (a otra empresa o dentro de la misma)? En base a lo contestado en las preguntas anteriores, ¿cuál es tu grado de satisfacción con la formación recibida? La conclusión alcanzada es la siguiente: Hay un fuerte consenso en cuanto a la satisfacción y el grado de utilidad de las acciones formativas. Todos los trabajadores consideran que les ha servido para aumentar sus capacidades formativas y para incrementar su desarrollo personal.
  • 277. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 276 También para adquirir nuevas competencias que son conscientes les serán útiles en algún momento de su carrera profesional. En cuanto a las expectativas, los trabajadores consideran que esto es algo que depende del curso, de su organización y desarrollo de contenidos. También coinciden en que algo que el curso no les proporcionó es un cambio en su situación profesional, ni recompensa en términos económicos o de promoción en su puesto de trabajo. Por lo general se definen como satisfechos en un nivel medio-alto. 5.4.4. Informe final de la segunda reunión 5.4.4.1. La homogeneidad del grupo La homogeneidad del grupo es necesaria y debe primar por encima de cualquier otro objetivo a la hora de organizar un curso. No obstante, son conscientes de que es complicado conseguir un grupo homogéneo, más todavía, conseguir que el ritmo de aprendizaje sea el mismo y que, en consecuencia, no se formen niveles distintos a lo largo del curso. “Es complicado si quieres formar un grupo de 15 personas, conseguir que todas tengan el mismo nivel y además que aprendan a la vez” Además, apuntan que la heterogeneidad del grupo lleva a incrementar las tasas de abandono, lo cual es un indicativo de la falta de eficacia en el desarrollo de la formación. Esto junto al hecho de la falta de homogeneidad en la organización es un reflejo de que la consecución de objetivos no va a ser alcanzada y, por tanto, es un claro indicador de falta de eficacia en el proceso formativo. Es por tanto la homogeneidad algo que debe mantenerse si se quiere alcanzar los objetivos propuestos y no debe verse afectada por problemas de cobertura de plazas o similares.
  • 278. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 277 En cuanto a cómo obtener dicha homogeneidad los miembros del grupo están de acuerdo en qué no debe exigirse una titulación académica, pues debe primar el interés laboral del curso por encima del académico. No obstante, deben existir pruebas de nivel cuyo objetivo sea poner de manifiesto ciertas competencias laborales por parte del alumno. Creen, además, que estas pruebas de nivel harán que exista un conocimiento por parte del profesor de que existe un determinado grado de heterogeneidad con el fin de que se adapte al grupo. Incluso apuntan que se podría tratar de introducir distintos niveles de aprendizaje dentro de la misma aula. El conocimiento del grupo por parte del profesor es fundamental, ponen el ejemplo de un curso de informática “El profesor no tiene por qué pasar dos horas explicando como se inicia una sesión de ordenador si todo el grupo lo sabe; pero sí debe explicarlo a aquellos que no tienen dicho conocimiento” Consideran por tanto fundamental una prueba de nivel al inicio del curso y a lo largo del curso, pues ayudará a descubrir este tipo de problemas y forzará al profesor a adaptarse y al alumno a ser selectivo en cuanto a iniciar o no el curso, si considera que no está a la altura. También a estar más motivado y a esforzarse, si consideran que se están perdiendo en el desarrollo del curso. No obstante, las pruebas de nivel (inicial, intermedia y final) tienen puntos a favor y en contra que obligan a analizarlas con cierto detenimiento. 5.4.4.2. Los elementos de evaluación Las pruebas de nivel al inicio del curso Los participantes consideran que las pruebas al inicio del curso serán útiles para lograr un nivel homogéneo del grupo. Por tanto, será útil implementarla dentro del periodo de organización de la actividad por parte de sus gestores. No obstante, indican que en ocasiones “dan pereza, porque tienes otras cosas que hacer y a veces te ponen pruebas que duran horas donde se presentan cientos de candidatos para un grupo de 20 alumnos”.
  • 279. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 278 Quizás, nos proponen, lo que se debería hacer es dejar claro a priori cuales son los contenidos del curso y, por tanto, los requisitos mínimos para que de esta manera sea el propio trabajador el que decida si realizar el curso o se autoexcluya si considera que no podrá seguirlo. Las pruebas intermedias de evaluación Las pruebas intermedias son necesarias, apuntan los trabajadores, porque en caso de que la organización del curso haya originado un nivel heterogéneo del mismo, estos mecanismos de evaluación permitirán identificar el problema y reorganizar el enfoque. Además de mostrar posibles heterogeneidades en los grupos, pueden ser utilizadas como elemento de motivación forzando a los alumnos a estudiar y en definitiva a aprovechar más el curso. Nos dice un participante del grupo: “El curso que más aproveché fue uno donde teníamos evaluaciones. Además, la gente se motiva y se aplica más y no tienes que aguantar ir a clase a escuchar gente cuchicheando hablando de sus cosas” En definitiva el hecho de que existan elementos internos de evaluación en el desarrollo del curso que permitan mejorar el transcurso de éste tendrán un efecto directo sobre la tasa de aprendizaje, entendemos que incrementándola. Esto se incluye dentro de los indicadores de impacto perseguidos por una correcta formación. Claro, que esto “puede ser un arma de doble filo”, apuntan algunos participantes, porque si te evalúan quizás percibas a priori que el esfuerzo va a ser elevado y decidas no hacer el curso. Puede ser, sin embargo, rebaten otros trabajadores, un factor beneficioso ya que puede hacer que determinadas personas que no valoran lo suficiente el curso decidan no hacerlo. Por otro lado sugieren algunos que quizás deba ser la propia empresa la que valore lo que has aprendido, dándote nuevas competencias que engloben las
  • 280. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 279 supuestamente adquiridas durante el curso. También comentan el caso de cursos on-line en los cuales, dado que no tienes quien te explique la materia, te obligan a leer documentación y a autoevaluarte. Esto hace en ocasiones que los cursos se aprovechen más. Las pruebas de evaluación finales Las pruebas de evaluación finales consideran los participantes del grupo de discusión que deberían utilizarse como elemento de decisión final sobre la entrega o no del correspondiente título. Creen que si se penalizase el no aprovechamiento mediante la no entrega del título de los cursos la gente estaría más interesada y el aprendizaje y la motivación aumentarían. Este es un aspecto en el que todos por unanimidad coinciden. 5.4.4.3. El papel de la empresa El problema que se suscita es el del desconocimiento por parte de las empresas del grado de beneficio que para ellas supone que sus trabajadores se formen. Las empresas tienen claro cual es para ellas el coste de la formación, en cuanto a número de horas y gasto monetario. Pero, además, deben instaurarse mecanismos que expliquen a priori a las empresas los “rendimientos” que un curso determinado les puede reportar. Solo así podrá calcularse el beneficio real (ingresos –costes) de la formación. Esta desinformación puede originar una merma de la eficacia de un curso como consecuencia del incremento de la tasa de abandono o una reducción de la tasa de aprendizaje del alumno, por falta de motivación. Es por tanto crucial para el correcto desarrollo de la actividad formativa que trabajador y empresa conozcan y entiendan los beneficios de la misma. Apuntan, por tanto, que debe existir una formación previa de las empresas enfocada a elevar el grado de conocimiento de los beneficios de la formación.
  • 281. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 280 Por último, comentan que en ocasiones existe un excesivo aprovechamiento de la formación por parte de las empresas. Pretenden hacer trabajadores polivalentes que pueden ser utilizados a modo de “comodín” en cualquier puesto de trabajo sin darles por ello ninguna recompensa. 5.4.4.4. El grado de satisfacción y la calidad de la formación Los trabajadores valoran sobre todo el incremento en su desarrollo personal y la adquisición de competencias que si bien en ocasiones les ayudan a desempeñar mejor su puesto de trabajo, sobre todo les proporcionan unas habilidades que tarde o temprano utilizarán. Nos contestan lo siguiente: ¿Cubre sus necesidades y expectativas? Sí, aunque apuntan que es ésta una cuestión que depende mucho del curso y del docente que lo imparta. ¿Obtiene un desarrollo personal y un aumento de sus capacidades laborales? Sí, por unanimidad. No obstante, algunos indican que depende del esfuerzo propio, de la motivación que el alumno tenga. ¿Obtiene recompensa económica o promoción en su puesto de trabajo? No, en ningún caso. Además se quejan de que se intente hacer de ellos trabajadores polivalentes, que serán utilizados como comodín, lo que en ocasiones les crea conflictos internos con los propios compañeros. ¿Cuál es su grado de satisfacción? Medio-Alto, por unanimidad Medimos así la tasa de satisfacción y en definitiva la calidad de los cursos. A este respecto los trabajadores en media consideran que su grado de satisfacción es medio alto, por lo que exponen que la formación en general tiene una calidad aceptable.
  • 282. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 281 5.4.5 Conclusiones finales. Los participantes del grupo de discusión alcanzan por consenso la siguiente conclusión final: La formación hace trabajadores polivalentes, más productivos y satisfechos por las competencias y el desarrollo personal adquirido. Sin embargo, esto no se les recompensa. No obstante, ellos son conscientes y, resignados, valoran positivamente la formación recibida e indican que seguirán formándose en el futuro. Creen que el mayor problema viene del lado de las empresas, que deben cambiar de mentalidad. Deben estar más y mejor informadas para poder entender los beneficios de la formación. Ello les permitirá poder lograr ese cambio de mentalidad, ya que actualmente piensan que si contratan a gente con mayor formación les tendrán que pagar más y, por tanto, son reacios a contratar a este tipo de trabajadores y, más aún, a formar a los suyos. En definitiva, si se consigue que las empresas valoren más la formación y entienden que ésta puede mejorar su productividad, se conseguirá que más trabajadores se formen, que éstos aprovechen más la formación y de esta manera se alcanzará una mejora para todos. Por lo que respecta a la organización de los cursos los trabajadores participantes del grupo consideran que debe mejorarse el nivel inicial de los grupos, haciéndolos más homogéneos y adaptables a su evolución y ritmo de aprendizaje para los docentes. Sería interesante la introducción de un número mayor de pruebas de evaluación (inicial, intermedio y final). Éstas serán positivas por el lado del alumno aumentando su motivación y en definitiva su tasas de aprendizaje. Por el lado del profesor, le ayudarán a conocer la evolución y el nivel del grupo mejorando su adaptación al mismo. Consideran, por tanto, crucial incrementar los mecanismos de evaluación existentes orientando cada uno de ellos a un determinado fin. La evaluación inicial debe ir enfocada a conseguir mayor homogeneidad del grupo. En este caso, en ocasiones, bastará con un conocimiento previo de los requisitos mínimos del curso, lo cual llevará al propio trabajador a autoexcluirse en el caso de que no se considere capacitado para dicho curso. La evaluación intermedia debe orientarse a reenfocar el desarrollo del curso y sobre todo debe estar dirigida al aumento de la motivación
  • 283. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 282 de los alumnos y la efectividad del aprendizaje, además de servir para reorientar o adaptar el mecanismo de enseñanza del docente a las características y evolución del grupo. Por último, la evaluación final debe vincularse a la obtención del título, aumentando así la motivación y el aprovechamiento de la formación. Resumen del grupo de discusión • La formación hace trabajadores polivalentes, más productivos y satisfechos por las competencias y el desarrollo personal adquirido. Sin embargo, esto no se les recompensa. • Los trabajadores valoran positivamente la formación recibida e indican que seguirán formándose en el futuro. • El mayor problema viene del lado de las empresas, que deben cambiar de mentalidad. Deben estar más y mejor informadas para poder entender los beneficios de la formación. • Consideran que debe mejorarse el nivel inicial de los grupos, haciéndolos más homogéneos y adaptables a su evolución y ritmo de aprendizaje para los docentes. • Consideran, por tanto, crucial incrementar los mecanismos de evaluación existentes orientando cada uno de ellos a un determinado fin.
  • 284. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 283 Anexo 5.1 Encuesta a trabajadores 2011/2012
  • 285. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 284
  • 286. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 285
  • 287. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 286
  • 288. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 287 Anexo 5.2 Guía de la primera reunión del grupo de discusión Puntos a tratar: 1. Barreras para el acceso a la formación no reglada, oferta y/o demanda 1.1 Falta de canales de difusión hacia trabajadores y empresas. ¿Has intentado alguna vez acceder a algún curso y no te ha sido posible? ¿Cuáles crees que han sido los motivos? ¿Cuáles piensas que son las barreras por las cuales es difícil acceder a los cursos de formación? ¿Te has enterado tarde de algún curso ya realizado o iniciado que te hubiera gustado realizar? 1.2 Falta de estimulo externo Si tu empresa premiase de algún modo la formación, ¿estarías dispuesto a realizar algún curso? ¿Cuál debería para ti ser ese “premio”? 2. Organización de los cursos, desarrollo de los mismos y contenidos 2.1 Organización y desarrollo ¿Cree que la organización del curso fue adecuada? ¿Le pareció de algún modo perjudicial para el desarrollo en el día a día el modo en el que se organizó el curso? 2.2 Contenido ¿Cree que los contenidos se ajustaban a sus expectativas? ¿Lo consideraba demasiado fácil o difícil? ¿Le impidió esto seguir con el curso y tuvo que dejar de asistir? 2.3 Docente ¿Cree que los docentes eran adecuados? ¿Tuvo la actitud del docente alguna consecuencia positiva o negativa sobre su asistencia al curso?
  • 289. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 288 3. Adecuación y perspectivas 3.1 Capacidades relacionadas con su puesto de trabajo ¿De algún modo se siente más productivo dada las nuevas capacidades que el curso le ha permitido obtener? ¿Se le han dado competencias que antes no tenía como consecuencia del curso realizado? 3.2 Salario ¿Hubo incremento salarial? 3.3 Promoción ¿Han valorado en su empresa de algún modo el curso que realizó? ¿En qué términos? ¿Se le ofrecieron competencias que antes no tenía, sirvió para promocionar en la empresa? 4. Grado de satisfacción con las acciones formativas realizadas ¿Se sintió, en términos generales, satisfecho de haber realizado el curso? ¿Lo considera útil en términos generales? ¿Lo hizo por obligación y al terminarlo sintió que no había servido para nada?
  • 290. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 289 CAPÍTULO OPINIÓN DE LOS EXPERTOS SOBRE LA FORMACIÓN CONTINUA EN ARAGÓN 6.1. Introducción El objetivo general de las entrevistas en profundidad es conocer qué se ha estado haciendo en opinión de los expertos en materia de evaluación de la Formación Continua para trabajadores en Aragón en los últimos años. Con esas opiniones se pretende obtener una perspectiva general acerca del estado de la evaluación de la formación, las principales barreras para realizar una evaluación efectiva y las dimensiones a considerar en dicha evaluación, tanto desde la perspectiva de los trabajadores como de las empresas. Los objetivos específicos de las entrevistas son: • Determinar el alcance y utilidad de las acciones formativas para trabajadores empleados realizadas hasta la fecha desde las perspectivas de los trabajadores y de las empresas. • Identificar experiencias de evaluación desarrolladas, aspectos de interés del proceso de evaluación y todas aquellas variables que durante la investigación informen del estado de la evaluación de la Formación Continua para empleados. 6
  • 291. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 290 • Identificar dimensiones e indicadores a incluir en una evaluación efectiva. En definitiva, las entrevistas están encaminadas a recabar opinión experta que oriente el diseño de la herramienta que se pretende desarrollar en el proyecto. En este apartado se presentan dichas opiniones. El método utilizado para la obtención de la información ha sido el de entrevistas semiestructuradas. Esta técnica parte de la presentación de una serie de cuestiones a los entrevistados, a partir de las cuales reflejan su percepción de la realidad. Se ha seleccionado esta técnica porque es muy flexible a la hora de recoger información, ya que en una conversación entre dos personas es fácil intercambiar datos, ideas y opiniones. Se ha elegido la entrevista semiestructurada porque, aun existiendo un guión previo que el entrevistador conoce, tiene total libertad para introducir preguntas al entrevistado con el fin de optimizar la información que se obtenga. Se ha optado por realizar cuatro entrevistas a personas destacadas por estar directamente vinculadas a la formación de trabajadores en asociaciones empresariales, organizaciones sindicales, la empresa privada y la administración pública. Completan los resultados obtenidos en el resto de la investigación con una perspectiva global derivada de la experiencia, que complementa la derivada del análisis de los datos. 6.2. Descripción del guión las entrevistas La finalidad de las entrevistas es recabar la opinión de los expertos acerca de la evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. Las preguntas giran en torno a dos puntos principales: 1) alcance y utilidad, tanto para trabajadores como para empresas, de las acciones formativas dirigidas a trabajadores empleados; y 2) necesidad de evaluación de dicha formación, así como las enseñanzas que pueden extraerse de las experiencias de evaluación llevadas a cabo hasta la fecha.
  • 292. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 291 En el Anexo se presenta el guión de las cuestiones planteadas a los cuatro entrevistados. Siendo la entrevista de tipo abierto, las preguntas contenidas en el cuestionario son orientativas y se han adaptado a cada caso particular. Se pueden agrupar en tres niveles: • Alcance y utilidad de las acciones formativas para personas empleadas, tanto desde la perspectiva del trabajador como de las empresas. • Necesidad de realizar evaluaciones de dicha formación. • Principales barreras para realizar una evaluación efectiva. El primer nivel de la entrevista está enfocado a captar la opinión de los expertos en relación con la utilidad de las acciones formativas, tanto de oferta como de demanda, y el posible efecto que tienen sobre las empresas y los trabajadores. En primer lugar la entrevista aborda las motivaciones de las empresas para ofrecer o no ofrecer formación a sus trabajadores: ventajas e inconvenientes que encuentran a que asistan a cursos de formación. En segundo lugar se pregunta por los aspectos positivos y negativos que comporta la formación continua a los propios trabajadores. El segundo nivel se dedica a la adecuación de las acciones formativas, tanto en cantidad como en contenido, y a la necesidad de evaluación de las mismas. Se analiza si la oferta formativa actual es suficiente y adecuada y, en caso de que no lo sea, cuáles serían los cauces para llevar a cabo los cambios. Se trata de que los entrevistados opinen acerca de la conveniencia de realizar evaluaciones de las acciones formativas, así como los aspectos concretos a abordar en dichas evaluaciones. Las preguntas del tercer nivel se refieren a las posibles dificultades que conlleva una evaluación efectiva de las acciones formativas y a determinar quien debería llevar a cabo la evaluación. La entrevista al representante de la empresa privada contiene una pregunta adicional acerca de los procedimientos internos que utilizan en su empresa para evaluar los efectos de la formación que reciben los trabajadores.
  • 293. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 292 A continuación se resumen las opiniones individuales sobre cada una de las cuestiones y finalmente se efectúa un análisis cruzado en el que se pone de manifiesto tanto la coincidencia en algunos de los aspectos como la divergencia en otros. Los resúmenes de las entrevistas están en cursiva puesto que recogen la opinión de los entrevistados. Los números entre paréntesis al principio de algunos párrafos son los correspondientes a las preguntas del guión, que pueden verse en el anexo al final del capítulo. El texto de los resúmenes recoge las respuestas a las diferentes preguntas. 6.3. Resumen de las opiniones individuales 6.3.1 Entrevista 1: Representante de Organización Empresarial (1) El principal objetivo por parte de los directivos de una empresa al ofrecer servicios de formación a sus trabajadores es contribuir al desarrollo personal y profesional de la persona o dotar a los trabajadores de más recursos para el desarrollo de su puesto de trabajo. Las motivaciones pueden variar dependiendo de si la formación se pacta o no, esto es, si hay comunicación entre los mandos de la empresa y los trabajadores y se crea un plan de formación conjunto. Los problemas suelen surgir cuando en la elaboración del plan no participa una de las partes: o bien el plan viene impuesto desde arriba y el trabajador no le ve sentido, o el trabajador realiza la formación fuera de la empresa sin tener en cuenta la acumulación de trabajo. Sin embargo, si existe consenso no hay más inconvenientes que, por ejemplo, la reordenación de la producción. A veces, cuando el plan se elabora desde abajo, la formación tiene que ver más con el desarrollo de habilidades personales (no pensando en la empresa) que con las competencias relacionadas con el puesto de trabajo.
  • 294. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 293 La formación se debería impartir fuera del recinto de trabajo, para evitar que la persona que asiste sea requerida para llevar a cabo algún cometido urgente y perjudique su concentración. (2) La formación mejora la adaptación de los trabajadores a sus puestos de trabajo y permite el desarrollo planificado de su carrera profesional, que redunda en una mayor eficacia y competitividad de la empresa. Para los conocedores de la formación continua esta claro que tiene un retorno: permite afianzar las competencias que tienen los trabajadores, mejorarlas, o que adquieran nuevas competencias. (3) Obviamente el coste económico es un inconveniente claro, sin embargo con el actual sistema de financiación de la formación en las empresas se mitiga en parte el tema presupuestario, así las empresas medianas y grandes pueden tener un pequeño plan formativo apoyado financieramente con la devolución de sus aportaciones a la SS para formación, que en función de la política de la empresa, sus necesidades de recualificación y/o de la situación económica es complementado en mayor o menor medida con fondos propios. Una vez presupuestado el plan de formación, desde el punto de vista de las empresas no hay inconvenientes en su desarrollo más allá de la reordenación de la producción (planificación) cuando los cursos se realizan dentro del horario laboral: hay que conjugar la inversión de lo que supone el coste —no solo económico, sino en tiempo de trabajo— con el beneficio a medio plazo de esa formación. No se trata de un mero cálculo coste-beneficio: no se pueden hacer formaciones económicamente monstruosas o que supongan una carga horaria que comporte dejar de producir, pero sí que hay que conjugar esas dos variables. Dentro de este cálculo de costes no entra la posible movilidad de un trabajador que asiste a cursos. Si las cosas se hacen consensuadas, con base y con visión de futuro, cuando la formación es necesaria, no supone ningún inconveniente. Claro que no en todas partes el clima laboral es el mismo ni las negociaciones colectivas pueden ser de la misma forma.
  • 295. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 294 (4) Para los trabajadores la formación permite una mejor adaptación al puesto de trabajo, actual o futuro, y permite el desarrollo planificado de carrera, asegurando sus competencias, mejorándolas o adquiriendo otras que no tiene. Estos beneficios se darán tanto fuera como dentro de la empresa. Si se está hablando de formación prevista por la empresa, se enfoca a aportar competencias útiles para la misma, pero también le van a servir fuera de ella. Hace muchos años existía cierto miedo en las empresas a formar a un trabajador y que luego se fuera. Al realizar ahora más formación interna estas reticencias han ido desapareciendo. Aquel era otro contexto con mucha más movilidad en el mercado de trabajo de la que hay ahora. (5) Al igual que para las empresas, el principal inconveniente para los trabajadores puede ser el económico. Si partimos del sistema actual con la formación existente de oferta o de demanda no veo inconvenientes por parte de los trabajadores para realizar formación. Los únicos inconvenientes son los mencionados para la empresa. El único posible coste es la inversión de tiempo personal. Cuando el curso se desarrolla en tiempo mixto (dentro y fuera del horario laboral) o fuera del horario laboral, o, si la formación se realiza fuera del recinto de trabajo, también se produce una ligera acumulación de trabajo que no es posible delegar. Pero si la formación se ha consensuado y ambas partes la consideran necesaria, estos costes no suponen al final ningún inconveniente. (6) La acciones formativas dirigidas a empleados y desempleados deben ser diferentes, pero matizando la definición de persona desempleada: no es lo mismo alguien que lleva mucho tiempo en esa situación de una manera estable que alguien que está de forma intermitente. Esta matización es relevante porque la metodología, contenidos y objetivos de la formación tienen que ser distintos: una persona que dedica una jornada al trabajo no puede hacer cursos muy largos, pero a una persona que está en el desempleo de manera más estable no le sirve de nada hacer un curso corto porque no necesita solo complementar o mejorar sus competencias, sino que quizá necesita una recualificación, porque ahora el mercado de trabajo es duro y los niveles de formación son bajos; en consecuencia, para darle una cualificación a una persona se necesitan cursos más largos.
  • 296. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 295 Un trabajador puede hacer de 7 a 12 horas de formación a la semana, un desempleado “estable” (en el sentido en el que estamos utilizando el término) puede hacer 20 – 25 horas sin ningún problema. Un trabajador puede estar 3, 4, 5, 6 semanas máximo asistiendo a formación; no puede estar 2 meses. En cuanto al contenido, la formación continua de un desempleado “de larga duración” iría más encaminada a una recualificación profesional, a una acreditación de competencias, casi un ciclo formativo. En el caso de un trabajador empleado estaría más orientada a profundizar y complementar las competencias o incluso empezar a formar, si se trata de sectores en crisis, para trasladarlos a otros sectores de una forma progresiva. (7) La oferta actual en Aragón en 2011 de acciones formativas para personas empleadas es suficiente porque estamos en un volumen de formación que está permitiendo satisfacer la mayor parte de las solicitudes recibidas por los trabajadores y las empresas. Estamos en un nivel que se puede considerar adecuado por debajo del cual no podríamos satisfacer la demanda. Por un lado la formación de demanda ha permitido la concienciación interna, sobre todo en pequeñas y medianas empresas. El sistema de bonificaciones ha contribuido a que las empresas vayan introduciendo poco a poco la formación. (8) El contenido actual de las acciones es el adecuado por el mecanismo de diseño, ya que la formación de oferta pasa actualmente por las organizaciones empresariales y sindicales más representativas en los sectores: los intersectoriales se encargan de competencias transversales y los sectoriales de sus sectores. Y esto es así porque desde el propio sector se tiene una visión más concreta del ámbito geográfico y sectorial en los que se está inscrito, con lo cual se detectan fácilmente las necesidades reales. Es la forma más eficiente de hacer una programación que atienda a las necesidades concretas en cada uno de los sectores. Además, esta formación se complementa con la formación de demanda en la que se intentan cubrir las necesidades concretas de cada una de las empresas de manera individual. Este mecanismo funciona muy bien.
  • 297. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 296 (9) En general esta opinión respecto a la cantidad y contenido de las acciones formativas es compartida por otras personas implicadas, así nos lo han manifestado los responsables de recursos humanos y los empresarios con los que hemos trabajado. En nuestra organización, antes de que empezáramos con los actuales sistemas de seguimiento y control de calidad, hacíamos una valoración expost de los planes de formación con una muestra de empresas participantes y una muestra de trabajadores participantes para tener cierto feedback. Las notas entonces nunca salían por debajo del 7,5 (sobre 10) ni desde el punto de vista de los trabajadores ni del de las empresas. (10) Lo dicho anteriormente también se aplica a lo que piensan los trabajadores; como he dicho hacíamos dos evaluaciones distintas, de empresas y de trabajadores, y los resultados eran equivalentes. (11) Considero que esas opiniones y valoraciones llegan a oídos de quienes diseñan las acciones formativas. Nuestra organización realiza encuestas, en las que pedimos que se evalúe incluso el aspecto metodológico, con preguntas abiertas para que la gente opine y sirva para mejorar. Esto nos permite un análisis constante y continuo de toda esa información. (12) Sin duda estas opiniones se tienen en cuenta para mejorar la oferta formativa Todas las opiniones aportan conocimientos para innovar en cada plan formativo. (13) Para hacer bien una valoración del impacto se renecesitan datos cuantitativos y cualitativos. Para medir el retorno, necesitamos datos económicos de las empresas que se tendrían que obtener mediante la observación en el puesto de trabajo de la persona en cuestión, pero esto para un gestor es inviable. A la empresa le costaría más medir el impacto que la formación misma. (14) Entre los aspectos a evaluar se encuentran: • La transferibilidad de la formación al puesto; • Consolidación laboral: mejora de condiciones o de otros aspectos;
  • 298. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 297 • Mejora de la empleabilidad; • Mejora de la atención al cliente, tanto interno como externo; • Mejora de habilidades personales y profesionales; • Mejora de la competitividad de la empresa. En definitiva, mejora desde una perspectiva que contemple la visión de conjunto. (15) La finalidad de una evaluación es analizar la eficacia de la formación continua, contemplando las dos caras de la moneda: trabajadores y empresas. También intuir su eficiencia, definida como el uso óptimo de los pocos recursos disponibles. Pero esto ya sería un aspecto del impacto para el que sería necesario disponer de los datos económicos de la empresa. (16) Las evaluaciones las debería llevar a cabo el gestor del plan formativo, sin lugar a dudas, porque es el que puede incorporar las mejoras, puede tomar medidas correctivas y preventivas. Como gestores se necesita toda la información, información que se pierde si los estudios los realizan terceros. Aunque parece que si no lo hace alguien externo la evaluación pierde validez. Una evaluación externa puede complementar las evaluaciones internas, por ejemplo, en el caso de los seguimientos de planes descentralizados. Lo que habría que desterrar es la palabra inspección, a no ser que queramos una inspección, que es otra cosa. (17) Yo creo que se hace evaluación, quizá lo que no se hace es la descripción que he hecho antes. No creo que haya barreras a la evaluación, porque lo que económicamente no es viable, no es viable. En la normativa actual hay una partida para control y seguimiento que permite que cada uno pueda organizarse muy bien. También depende del detalle que se quiera obtener, ahí surgirá la barrera del coste. Pero hemos de ser eficientes en la utilización de los recursos: tiene poco sentido que se gaste más en medir que en hacer.
  • 299. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 298 6.3.2 Entrevista 2: Representante de Empresa Privada (1) En nuestra empresa tenemos la formación como una herramienta de mejora continua de nuestros procesos y recursos. Sirve para desarrollar, a nivel profesional y personal, a nuestros equipos. Actualmente tenemos unos 4.000 empleados y les damos, al año, más de 60.000 horas de formación en 6 centros productivos. La formación es una herramienta para la empresa muy importante a la hora de desarrollar nuevos proyectos, de mejorar procesos y de mantener una posición de liderazgo en el mercado como empresa desarrolladora y puntera en su área. (2) Para esta empresa es extremadamente importante que el personal esté cualificado, preparado para desarrollar su puesto de la mejor manera posible, no solo para el desempeño de sus funciones y tareas diarias, sino también para poder promocionar y prepararse para puestos futuros. Utilizamos la formación como una herramienta para el mantenimiento del know-how, mejora de la eficiencia y también para preparar a los trabajadores para rotaciones de puesto o para ascensos. Como responsable de formación, pienso que la formación es uno de los aspectos más importantes en una empresa, porque proporciona a las personas herramientas para que se desarrollen a nivel profesional y personal. La formación juega un papel clave para enfrentar el futuro, porque, si no nos preparamos de una manera adecuada, no vamos a ser competitivos. Además estamos en una época en la que los cambios son tan rápidos y, a la vez, el mundo está tan globalizado que las empresas que no se mantengan actualizadas desaparecerán. Acontecimientos que suceden en lugares lejanos nos afectan en pocos segundos; nuestros competidores ya no son los que están en el polígono de al lado, son los que hay en todo el mundo, con lo cual la formación es clave para que podamos seguir generando valor. (3) Hay algunas cuestiones, que no sé si son inconvenientes. Una es la carga de trabajo: la formación requiere inversión de tiempo, compromiso e implicación de todas las partes, de la empresa y del empleado. No siempre existen recursos suficientes para invertir en formación.
  • 300. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 299 Otra cuestión es la calidad de la formación. Con el boom de los años anteriores han surgido numerosas empresas que se dedican a la formación, pero han generado formación de poca calidad. Esto es un inconveniente. Esta empresa tiene filtros potentes y somos muy selectivos, pero la baja calidad de la formación es un tema importante. Otra cuestión que quizá vaya más en la dirección de ‘inconveniente’ es que hay muchos aspectos que nos demanda el mercado para cuya mejora no existe aún ninguna formación. Se puede poner el ejemplo de la Enseñanza Primaria. Ahora estamos preparando a personas que saldrán al mercado laboral dentro de diez, quince o veinte años y un porcentaje muy elevado de los puestos de trabajo que cubrirán todavía no existen. Sin embargo, los estamos preparando siguiendo un modelo de hace cincuenta años. La formación es un aspecto que tiene que cambiar de cara al futuro porque, si no, dejará de ser efectiva. La formación actual (Ministerio, INAEM) ofrece un sistema demasiado rígido, poco flexible, lo que impide que las empresas puedan adaptar la formación a las necesidades reales del mercado. Es más un fallo en el diseño que un inconveniente de la formación en sí como concepto. (4) Para los trabajadores, si la formación es adecuada a su puesto, a su perfil, puede proporcionarle, primero, herramientas para ejercer mejor su trabajo, realizar las labores diarias, con lo cual puede ser más eficaz, liberándose de cierto estrés y manejar mejor su puesto. El otro factor es el efecto motivador. El empleado que ve que se está invirtiendo en él, si aprende algo nuevo se sentirá más motivado; lo que aprende, el conocimiento, pasa a ser suyo, pasa a formar parte de su curriculum. (5) Los inconvenientes para el empleado surgen si la formación no está bien diseñada o se queda corta en el know-how: resulta frustrante y deja sensación de pérdida de tiempo. Puede ser muy desmotivador. Por eso es muy importante cuidar mucho la calidad, los contenidos de la formación y el nivel de adecuación.
  • 301. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 300 Elegir el tipo de formación es clave. Yo no me puedo permitir sacar a personas de nuestros equipos, de nuestra empresa para hacer una formación de dieciséis horas, o de ocho horas o de medio día y que luego no saquemos beneficio, que no se rentabilice esa formación. La formación tiene un coste elevado y hay que sacarle buen provecho. (6) Se trata de una cuestión compleja a la que podríamos dedicar mucho tiempo. Depende mucho. Hay formaciones en las que da igual si la persona está trabajando o está en situación de desempleo. Se trata de las formaciones que yo denomino “horizontales” o básicas, como el inglés o la ofimática o una serie de herramientas que uno cree que tiene que tener por naturaleza, porque se trata de la adquisición de conocimientos básicos. Pero hay otro tipo de formaciones que son distintas, por ejemplo, formaciones específicas para personas que trabajan en un área determinada: entonces la formación ha de tener un nivel superior, ha de estar enfocada más hacia la práctica, pues se parte de un conocimiento básico; ha de ser dinámica, si no, la gente se aburre. Se trata de mejorar aspectos ya conocidos. Para los desempleados yo creo que hay que dar una teoría, unas herramientas básicas para que la persona adquiera conocimientos básicos y pueda adaptarlos a las necesidades de la empresa a la que se incorpore. En definitiva, hay algunos aspectos en los que tienen que ser distintas, pero en otros, no. Depende mucho de área y del nivel de formación. (7) La oferta actual de acciones formativas es casi excesiva. Quiero decir, la formación nunca es excesiva, sin embargo, demasiada oferta genera situaciones que quizá no tienen mucho sentido. (8) Como ya he indicado creo que hay muchos aspectos de la formación que se ofrece en la actualidad que están desfasados. (9) En general yo creo que sí.
  • 302. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 301 (10) Quizá los trabajadores conocen menos el mundo de la formación, desconocen la oferta, en qué se pueden formar, qué tipo de formación les puede dar una mejor empleabilidad en el futuro. Sería bueno que los trabajadores tuvieran un mayor conocimiento de la oferta que existe. Por ejemplo el certificado de profesionalidad es un gran desconocido y eso me parece una verdadera pena. Además en la situación actual, daría muchísima más flexibilidad. Hay incluso gente que está asistiendo a ese tipo de formación y no es realmente consciente de lo que supone, de que puede acceder a una titulación superior, a un nivel 3, según la Unión Europea. La gente no suele consultar las páginas del Ministerio de Educación y solo suele conocer ese tipo de formación a través del INAEM. (11) Si es en el ámbito privado, yo creo que sí, que las buenas empresas, las empresas punteras están bien conectadas con sus clientes. Ahora en el ámbito público he visto algunas iniciativas que me han gustado mucho: las mesas de trabajo que organiza el INAEM cada dos años creo que deberían organizarse cada año y que deberían ampliarse los aforos de discusión y de debate tripartito (representantes de las empresas, de los trabajadores y del gobierno) para poder fomentar y adaptar, de manera cada vez más rápida, la formación a las necesidades del mercado. En este sentido he empezado a notar una mejora, nuestra experiencia ha sido muy positiva en la mesa de discusión del INAEM. (12) Sí. Aún no le he notado, pero creo que se notará, se tiene que notar. (13) Es una pregunta complicada, porque aún no he encontrado una evaluación perfecta. (14) Los aspectos a evaluar son: • La calidad de la formación, cuya evaluación debería ser inmediata a la finalización del curso, mediante un cuestionario de evaluación, por ejemplo, tal como describe la normativa que se utiliza en el INAEM; • El impacto que esta formación ha tenido sobre el alumno;
  • 303. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 302 • El efecto de largo plazo: cómo esta formación se está traduciendo en una mejora de la calidad de vida, de la productividad del puesto de trabajo, de las tareas realizadas. En definitiva, si esta formación ha sido capaz de que la persona en cuestión haga suyos los conocimientos y los emplee en su día a día. Los dos últimos aspectos son los más difíciles de valorar porque requiere mucho trabajo hacerlo. Hay que tener una perspectiva, un conocimiento de la situación actual y poder observar los cambios de conducta, las mejoras en el puesto. Esto es muchas veces difícil. Principalmente por motivos de objetividad, pues no todo se puede medir con indicadores de capacidad. Cada vez deberíamos tender más a poder cuantificar la mejora. (15) Una evaluación tiene que determinar si la formación ha valido la pena, si hemos de seguir con esta metodología, si hemos de cambiar a otra, si el proveedor o el formador es el adecuado, si la materia es la adecuada, qué es lo que se puede mejorar. (16) Las evaluaciones las tienen que llevar a cabo básicamente tres colectivos: uno, el propio asistente, el propio alumno; luego, el responsable jerárquico directo, el jefe, o un compañero, y finalmente el departamento de recursos humanos, porque son los que pueden observar y cotejar los cambios en el trabajador. En el caso de que se trate de trabajadores no empleados el responsable de la evaluación tendría que ser la oficina de empleo, cuyo objetivo es que esas personas entren en el mercado de trabajo. (17) Un aspecto que impide las evaluaciones es la implicación del jefe, que se tiene que tomar un tiempo para hacer la evaluación. El problema es que cuantificar en qué aspectos ha mejorado la persona que ha recibido la formación, cuál es el beneficio que hemos sacado, es difícil porque pocas veces se puede ser objetivo. Quizás una evaluación de métodos y tiempos si que es objetiva, pero de las habilidades adquiridas es mucho más difícil; ¿cómo se puede cuantificar qué ha aportado lo que hemos invertido en la formación en liderazgo o en habilidades sociales de un jefe?
  • 304. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 303 En el ámbito público la evaluación tendría que ser por parte del INAEM y, si se trata de personas desempleadas, habría que buscar índices de empleabilidad. Creo que la dificultad radica en quién realiza la evaluación, qué herramienta utiliza y qué tipo de seguimiento se puede hacer. (18) Nosotros tenemos un procedimiento interno de evaluación. Tenemos un formulario de evaluación de la acción formativa que se cumplimenta acto seguido y, al cabo de seis meses o un año, depende, tenemos un formulario de evaluación del impacto de la formación, en el que se pide a los mandos intermedios, a los jefes de la persona empleada que ha recibido la formación, que describan, siguiendo unos indicadores, si durante esos seis meses o un año han notado alguna mejora en los aspectos en los que ha sido formada. Tenemos además otra herramienta: dos reuniones anuales con toda la dirección, con cada uno de los directores de equipos, en las que valoramos cómo ha sido la formación, en general, y cuales son las formaciones que ellos quieren hacer de cara al año siguiente. Recibimos así un buen feedback, tanto positivo como negativo, de lo que se ha hecho durante el año. La formación es una herramienta clave para el desarrollo de una actividad y no debería ser utilizada como moneda de cambio en las empresas: “no te subo el sueldo, pero te voy a dar clases de inglés”. La formación es una herramienta que debería verse como una gran inversión. Creo que las empresas hoy en día no tienen reticencias a impartir formación pensando que, al ofrecerle mejores herramientas al empleado, éste puede irse. En 2005 o 2006 quizás. Hoy la gente está más por la labor de formarse y quedarse donde está, de asegurarse su puesto de trabajo. En esta empresa, además, tenemos mecanismos para evitar que los trabajadores se marchen tras recibir formación, ya que se firma un contrato de permanencia.
  • 305. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 304 6.3.3 Entrevista 3: Representante de Organización Sindical (1) Entiendo como formación continua toda aquella que recibe un trabajador, bien sea en activo o en situación de desempleo. Los motivos que impulsan a la empresa a poder ofertar servicios de formación a los trabajadores pueden ser: • cambios en el sistema productivo; • cambios en la normativa que regula la actividad que desarrolla; • cambios en la tecnología que utiliza; • necesidad de cualificación del personal, de los recursos humanos para adaptarse a todos los cambios que puedan derivarse de lo anterior. (2) Principalmente la cualificación de los recursos humanos, es decir, el potencial humano de la empresa tiene que estar adaptado a la situación puntual de cada momento. El objetivo final es mejorar el servicio o el producto que ofrece, así como la gestión de la actividad que desarrolla. (3) En principio yo no veo que la formación le pueda generar ningún inconveniente a la empresa. Quizás la forma en la que se hace podría llevar a cuestiones que habría que valorar. Por ejemplo, en la formación de demanda, según la plantilla que tengan las empresas la normativa obliga a cofinanciar una parte de esa formación. Las empresas que vienen aportando esa cofinanciación realizan la formación, o al menos una parte de ella, en horario laboral. Estos son aspectos que hay que valorar, o, por lo menos, programar cuidadosamente, para determinar cuándo es el momento de hacer esa formación dentro de los horarios de trabajo. Algunas empresas se plantean si es conveniente dar formación a sus trabajadores porque pueden abandonar la empresa. Hay sectores en los que escasea la mano de obra formada y las empresas se plantean si es rentable formar al trabajador con un esfuerzo de la propia empresa. (4) Primero, la adaptación continua a las condiciones que su puesto de trabajo le demande; es decir, comporta una ventaja en cuanto al mantenimiento del empleo.
  • 306. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 305 En relación con los cambios mencionados anteriormente de sistemas productivos y tecnologías, la formación permite la adaptación a los mismos Todo eso va a redundar en beneficio del trabajador: al adaptarse va a mantener el empleo. Además, esa formación no la pierde al salir de la empresa; por lo tanto, siempre la va a poder aprovechar en otros sectores o en otras empresas del mismo sector. Además, va a poder valorar la polivalencia dentro de la propia empresa, esto es, poder desarrollar diferentes tareas. (5) En principio no hay inconvenientes para el trabajador, al revés, creo que todo son ventajas. El único coste es el esfuerzo personal, ya que la formación —en la de demanda parcialmente y en la de oferta en su totalidad— se hace en el horario propio del trabajador. (6) No en cuanto a los contenidos de una formación técnica específica, que está clara tanto para unos como para otros. Pero sí ha de ser diferente en cuanto a la metodología y la organización de la formación porque el trabajador en desempleo tiene unas condiciones que no tiene el trabajador en activo. El primero dispone de más tiempo, con lo cual la organización o la metodología a utilizar dentro de la formación pueden ser diferentes, porque el objetivo del trabajador es acceder al mercado de trabajo y esa formación debería estar complementada con herramientas que le faciliten ese acceso. Para el trabajador en activo el objetivo debe ser otro: mejorar, adaptarse a cambios, etc. Con independencia de lo anterior, depende también de determinadas características de los alumnos tales como su formación académica, experiencia laboral, experiencia en el sector o edad. (7) Podría considerarse suficiente según los sectores. Por ejemplo, a través del sistema de formación para el empleo la formación de oferta viene del ámbito estatal y del ámbito autonómico. Hay sectores que salen ofertados en ambos ámbitos, sin embargo hay otros sectores que, por ser más pequeños o por no ser prioritarios para nuestra Comunidad, solo aparecen en el ámbito estatal, por lo que la oferta puede quedar escasa. En consecuencia, hay sectores de pequeño tamaño y que quedan
  • 307. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 306 vacíos de formación, porque no tienen acceso a oferta en este ámbito. Hay que añadir también que los planes sectoriales contienen formación horizontal, que no entra en el detalle de esos sectores y entonces esos colectivos quedan desvinculados de la formación de oferta. En el caso de sectores que sí salen publicados, creo que la oferta podría ser suficiente. (8) Desde nuestra experiencia, nosotros adaptamos los contenidos a las demandas de los sectores. Para poder diseñar acciones formativas adaptadas a las necesidades, recopilamos las necesidades a través de diferentes vías, y posteriormente nuestro equipo técnico multidisciplinar diseña los contenidos a impartir, los cuales son validados por los solicitantes y evaluados por todos los participantes en el proceso formativo a la finalización del mismo. La Administración Pública recibe información a través de los representantes de los agentes sociales y económicos, que recogen también aquellas acciones formativas consideradas prioritarias por los propios sectores. Por lo tanto, entiendo que los contenidos sí que se adaptan o se ajustan a lo que los sectores necesitan en la formación de oferta. En la demanda la adecuación es mayor, porque es la propia empresa la que define qué acciones formativas necesita. En la pregunta anterior veníamos a decir que aquellos sectores que no salían publicados en las convocatorias quedaban fuera de la oferta formativa. En este caso, desde luego, no hay contenidos, porque esos temas se han quedado fuera y hay escasez de contenidos. Pero si en el ámbito estatal se publican, nuestro método de captación de necesidades es el mismo: hay delegados sindicales que transmiten sus demandas y unas prioridades formativas de ámbito estatal a las que también nos tenemos que acoger. Con esas dos informaciones se diseñan los planes de las acciones formativas. En general los contenidos de los planes formativos están totalmente actualizados y son los requeridos por el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, bien sea a través de los módulos formativos o de las unidades de formación de los certificados de profesionalidad.
  • 308. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 307 (9) Desconozco la opinión que empresarios y responsables de recursos humanos tienen sobre la cantidad y contenido de las acciones formativas. En el ámbito sindical sí que se comparte. Hay muchos sectores que quedan fuera de la formación principalmente porque se reducen los sectores en las convocatorias. En los contenidos el trabajo que hacemos con los beneficiarios de los planes formativos es el que he comentado. Es decir, los responsables de los sectores, en reuniones periódicas, concluyen qué demandas son las que se necesitan y para ellas se diseñan los planes formativos junto con las prioridades que la Administración nos resalta. Esa opinión es compartida en cuanto que la oferta, cuando no la hay, es deficiente y los contenidos están actualizados. (10) Entiendo que los delegados sindicales, como representantes, manifiestan la opinión de los trabajadores en general, de cada empresa o de cada sector. (11) Considero que sí. Somos quienes diseñamos los planes formativos, una gran parte de ellos. Nos llegan perfectamente porque somos conocedores de esa información, tanto desde la prioridad que la Administración marca como desde las demandas que los trabajadores nos están diciendo que tienen sus sectores o sus empresas. Por tanto somos conocedores y llegan a nuestros oídos esas demandas, esas valoraciones. Cuando se están diseñando las cualificaciones profesionales para los certificados, actuamos también en muchos casos a través de las comisiones de trabajo y podemos aportar opiniones acerca de si los contenidos son apropiados o no, si se ajustan a las necesidades del mercado. Una vez hechas nuestras aportaciones, el borrador se vuelve a enviar a la Agencia de Cualificaciones para que valoren las aportaciones. En principio, el sistema sí que traslada, desde las entidades que diseñan hasta los usuarios, los contenidos que se están generando y se realimenta con aportaciones de los propios usuarios y de entidades intermedias que puedan participar en esa formación. Por lo que existe un canal abierto de información, tanto por parte de las entidades que imparten como por parte de los trabajadores. Entiendo que en
  • 309. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 308 asociaciones profesionales o patronales se da el mismo camino para que aporten también desde su perspectiva su valoración del contenido de las acciones. (12) En algunos casos, sí. En otros, no. (13) Se puede evaluar el aprendizaje de los alumnos o el desarrollo de la propia acción formativa. Para la evaluación del aprendizaje nosotros estamos utilizando lo que sería una “evaluación continua”, es decir, valorar si el alumno, con los conocimientos iniciales que tenía al comenzar la acción, ha conseguido, con el desarrollo de la sesiones, mejorar esos conocimientos. Se evalúan los conocimientos a través de una prueba objetiva y también su participación en el proceso formativo. En cuanto a la evaluación de la acción formativa, nos ajustamos a la norma. El sistema que se está empleando, que creo está funcionando bien, es la automatización de la información a través de cuestionarios ópticos que recogen los diferentes conceptos que se evalúan. (14) Las destrezas del participante, si ha conseguido adquirir las herramientas que le permitan desarrollar la acción para la que se quiere formar. Y también la actitud que está aportando en el proceso formativo, su participación. La evaluación continua permite que el equipo docente pueda valorar esos aspectos. En cuanto a la aplicabilidad en el puesto de trabajo, ese sería un aspecto que también podría ser interesante evaluar. Sin embargo, esa evaluación se aplicaría una vez finalizado el proceso formativo y transcurrido un cierto plazo para poder valorar si ha tenido efectos en el puesto de trabajo. Pero tal y cómo se está gestionando ahora el sistema de formación profesional para el empleo se nos hace difícil poder adaptarnos a esa situación. Con nuestro sistema de evaluación, adaptándonos a la normativa, se recoge la opinión del participante sobre diferentes parámetros: la gestión administrativa de todo el proceso formativo, el equipo de formadores, las instalaciones, los equipos didácticos empleados, el material didáctico; en fin, las herramientas básicas en la acción formativa. Creo que este sistema es adecuado.
  • 310. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 309 (15) La finalidad de la evaluación es comprobar que el alumno ha adquirido los conocimientos previstos en la acción formativa, esto es, teniendo en cuenta el punto de partida, evaluar el punto de llegada. En cuanto a la opinión del participante, el objetivo de esa evaluación es comprobar si la formación, tal cual está diseñada, responde a las necesidades de los alumnos, comprobar el nivel de calidad que se ha conseguido al impartir esa formación de acuerdo con los parámetros que marcan el diseño del mismo. (16) En principio la evaluación la debe desarrollar el equipo docente que participa en el proceso formativo, no entendiendo como tal solamente a los formadores, sino todo el equipo pedagógico que puede haber en la entidad o en el centro de formación. Pero nos podríamos encontrar con especialidades que requieran acreditaciones profesionales. Entonces es la propia Administración quien decide si la evaluación la realiza el equipo docente de la entidad acreditada o la realiza la propia Administración. Ahí nos podemos encontrar ante una disyuntiva. En la formación de demanda entiendo que en el equipo docente podría estar representada la empresa perfectamente: el departamento de recursos humanos que es el que centraliza las necesidades formativas de todo el personal. Para poder dar formación a través del INAEM necesitamos ser centro colaborador. Para ello tenemos que cumplir unos requisitos mínimos, unas condiciones concretas en varios aspectos: instalaciones, formadores, contenidos, etc. La evaluación podría hacerse perfectamente desde el equipo docente de esos centros, dado que cumplen con los requisitos que previamente el INAEM ha autorizado. En la formación que lleva a acreditaciones profesionales que dan acceso directamente a empleo es la propia Administración la que unas veces nos autoriza a los centros acreditados y otras es ella misma quien hace la evaluación final de los conocimientos adquiridos. (17) Yo creo que no hay nada que impida llevarla a cabo. Es decir, el proceso formativo contempla las horas de formación, que ya vienen diseñadas, y es cuestión de programar, dentro de ese proceso formativo o a través de esa metodología, una
  • 311. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 310 evaluación de los conocimientos adquiridos, tanto de aprendizaje como de los resultados de calidad. No hay nada que lo impida, al revés, incluso la propia Administración ofrece herramientas para llevar las evaluaciones a cabo, en caso de que no las tengas. 6.3.4 Entrevista 4: Representante de la Administración Pública (1) Estamos hablando de trabajadores “en activo”. Deberíamos distinguir entre el deber ser y ser. El deber ser pasaría por poder actualizar el saber hacer dentro de la empresa: cambios que se producen en los procesos productivos, en las tecnologías, en las necesidades de atención a los clientes nuevos o potenciales, cualquier tipo de actualización en este sentido. En ocasiones se cruzan en el camino otras variables que tienen que ver con muy diferentes aspectos, desde la negociación con un trabajador en concreto para mejorar su potencial de crecimiento personal hasta con la negociación colectiva, porque en un momento determinado se pacta la formación como una variable más de los acuerdos. En un principio, yo creo que las empresas enfocan la formación hacia la mejora de los procesos de producción. El problema, desde mi punto de vista, es que no todas lo hacen de una manera sistemática: se plantean las necesidades y se buscan fórmulas para satisfacerlas, pero no siempre se complementa la formación con procesos de seguimiento y evaluación para ver de qué forma ha impactado esa formación, en los trabajadores, en los procesos, en la productividad general de la empresa,…. (2) La ventaja aparece de manera inmediata: se cubren necesidades de todas las partes, de la empresa, del trabajador (para su crecimiento profesional y también para su crecimiento personal), de mejora de la productividad de la empresa y, desde la suma de toda las partes, del país, etc.
  • 312. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 311 La conveniencia de participar en acciones formativas yo creo que nadie puede cuestionarla. Habría que poner el énfasis en que se realicen en unas condiciones adecuadas, en que la formación sea la que necesitan la empresa y el trabajador… Además, se deben dar las condiciones para que sea eficaz en relación con las tareas que los trabajadores desempeñan en el puesto de trabajo, conciliando vida profesional y laboral y buscando fórmulas de financiación que sean favorables para todas las partes implicadas. En todo caso, la asistencia a los cursos yo creo que en ningún momento se cuestiona: cuando no sea útil para la empresa será útil para el trabajador, que será quien lo ha elegido. Ahí no creo que haya discusión. (3) Yo no soy capaz de visualizar inconvenientes. Se pueden mencionar algunas cuestiones organizativas que pueden resultar complejas o problemáticas pero nada más. Si nos entretenemos en descender al detalle, conseguir formar un grupo que sea económicamente viable con diez o doce personas de dos o tres turnos de trabajo en un lugar concreto, aunar la voluntad de esas personas para que asistan en un momento del año con un horario determinado, en ocasiones incluso fuera del horario de trabajo, limitando en algo su vida privada, familiar o dedicada al ocio, puede generar ligeras molestias o complejidades en la organización…. Pero dudo que por eso sea malo para la empresa ni para el trabajador ni para nadie. A mí no se me ocurre que la formación, tanto si es la que organiza la empresa como si es la que el trabajador busca por sí mismo, pueda ser, en ningún momento, perjudicial para la empresa. Es más, si hay alguna empresa que considere que el hecho de tener trabajadores mejor formados le va a suponer una reivindicación dentro de la empresa porque van a solicitar más salario o porque van a solicitar mejores condiciones de trabajo o porque yo qué sé, desde luego estaríamos retrocediendo en el tiempo. Lo mejor para un empresario es tener trabajadores bien formados y desempeñando sus funciones a la perfección, promoviendo la mejora de los procesos desde el conocimiento y la experiencia, activos en la mejora continua,…. La empresa debe facilitar la formación también para mejorar su carrera profesional y sus posibilidades de crecimiento personal.
  • 313. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 312 (4) Todas. Desde poder afianzar su estabilidad en el puesto de trabajo hasta mejorar tanto las condiciones salariales como la cualificación con la que lo va a desempeñar o poder reubicarse en el mercado de trabajo si en un momento determinado lo pierde. Hoy en día la formación está integrada dentro de todas las etapas de la vida de las personas y creo que son muy pocas las que pueden pasar más de dos años sin tener necesidad de un aprendizaje relacionado con su puesto de trabajo, con el puesto de trabajo al que aspiran, con aquel al que vayan a cambiar dentro de nada o con la tecnología con la que están trabajando en un momento determinado. (5) La dedicación personal es lo único y ya hay que integrarlo en la cultura de vida del siglo XXI. Todos los procesos de aprendizaje suponen, primero, involucrarse como persona, como agente de la formación. La formación exige dedicación, la dedicación supone tiempo, ese tiempo no es siempre en horario de trabajo, a veces es parte del tiempo de ocio, parte del tiempo dedicado a la familia….. El inconveniente es la necesidad de estar permanentemente atento, la dedicación con la que tienes que estar ahí. No tiene por qué haber ningún otro inconveniente. En este momento, dada la oferta de cursos, un inconveniente podría ser el económico si por parte de la empresa se traslada la responsabilidad de la formación al trabajador y éste necesita hacer una inversión económica, incluso para mantener el puesto de trabajo. Yo creo que la oferta “gratuita” (que no lo es tanto, porque sale de los impuestos y las cotizaciones) de la que ahora mismo se dispone es muy amplia. Y el enfoque que se da a la formación desde las Administraciones —y desde la sociedad en su conjunto ya que está en los medios a diario— creo que es muy positivo. En este momento podría visualizarse como una amenaza las políticas presupuestarias restrictivas que pudieran aplicarse a los fondos dedicados a formación, por el momento económico en el que estamos. Pero la tendencia habrá de ser a que se abran oportunidades para ser más eficaces a la hora de gestionar presupuestos: tecnologías online, Internet y otras metodologías distintas de la presencial tradicional.
  • 314. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 313 Creo que ni los trabajadores ni las empresas conocen suficientemente la oferta formativa actual. La verdad es que en ocasiones tampoco se nos ocurre cómo se podría mejorar ese conocimiento, porque se hacen políticas de publicidad, de marketing. Me consta que, a diario, se hacen, desde la representación legal de los trabajadores, propuestas de ofertas formativas en las empresas, y que muchas Empresas son activas en la búsqueda de recursos para realizar formación. El problema quizá resida en el especial tejido empresarial de Aragón y España, donde tenemos mucha proporción de microempresas en las que el tiempo que pude dedicar el gestor a organizar su plan formativo, a diseñarlo, a definir en un momento determinado la formación o las vías de financiación que se pueden utilizar para la formación, son horas que está sacando directamente de su vida personal y familiar, incluso más allá de un trabajo en la empresa que probablemente es de bastante más de ocho horas al día. Con ese tejido empresarial de dimensiones tan reducidas en las empresas la dificultad estriba precisamente en llegar a esas microempresas de uno, dos, tres, cuatro o cinco trabajadores. El esfuerzo que se hace es muy grande, pero aún así no se termina de llegar. (6) No tienen por qué ser muy diferentes, pero cuando hablamos de trabajadores empleados surge la necesidad de lograr mayor flexibilidad para adaptarnos al entorno productivo en el que se halla cada uno de los trabajadores y cada una de las empresas. Cuando hablamos de desempleados, sin olvidarnos de la flexibilidad con la que tiene que participar este trabajador para acercarse a su nuevo puesto de trabajo, posiblemente podemos disponer de tiempos de mayor duración para el desarrollo de las acciones, podemos ver mayor posibilidad de complementarlos con prácticas si son desempleados jóvenes, en los que su déficit no viene tanto por el lado de la formación como por el de la experiencia laboral … Y, en el caso de los desempleados que proceden de sectores en crisis, ya no importa tanto la duración o los contenidos, sino buscar un reposicionamiento del trabajador dentro del mercado laboral español. Pongamos como ejemplo la construcción: es un colectivo muy importante de personas. Está claro que ahora no podemos dedicarnos a especializarlas, como sería lo normal en periodos en que la construcción estuviera funcionando al ritmo que lo hacía hace tres años. Lo que hemos de buscar son fórmulas para que esa persona trabaje, no en el sector de la construcción, sino que
  • 315. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 314 vaya a buscar su medio de vida en otro o que busque su referencia dentro del sector pero bien posicionado en como vaya a evolucionar: rehabilitación, eficiencia energética,…. Por lo que se refiere a la forma de programar, ésta es distinta, desde luego. Las necesidades de algunos colectivos de desempleados también son distintas. No es lo mismo el fijo discontinuo, que sabe que tiene un trabajo y que aprovecha su periodo de paro estacional para mejorar su posición dentro del mismo sector o para reubicarse, que un trabajador procedente de un sector en crisis, como el de la construcción, o como cuando nos encontramos con colectivos tan intensamente afectados por la crisis como pueda ser en este momento el de los jóvenes menores de 30 años. Si nos paramos en estos: muchos de ellos tienen cualificación y están perfectamente formados, pero carecen de experiencia y tienen que competir con trabajadores que tienen formación y experiencia. Otros no tienen formación —el fracaso escolar en España sigue siendo muy alto en comparación con el resto de países del entorno— ni experiencia, y además están en un entorno en el que, según todas la prospectivas de la Unión Europea, vamos a perder empleo no cualificado y vamos a tener que pasar directamente a unos incrementos muy altos de trabajo cualificado, con lo cual, las competencias básicas de esas personas hay que mejorarlas…. La tipología sobre la que hay que actuar es muy variada, y si las necesidades pueden ser distintas hay que atenderlas todas. Los problemas los podemos tener con los instrumentos o con las programaciones que, por ser de carácter general, a veces, nos obligan a atender poco a determinados colectivos: al final la habilidad del técnico para programar es lo que tiene que servir para satisfacer todas esas necesidades. (7) Se queda vacante parte de nuestra oferta, y también se nos demandan otras formaciones que no tenemos. La intensidad del esfuerzo económico que hacemos para abastecer este segmento es grande, pero posiblemente lo que haya que hacer es repensar qué es lo que se está ofertando. (8) Se realizan estudios de detección de necesidades. Pero a veces obtenemos resultados curiosos: los expertos nos dicen que ya no es necesaria la informática a
  • 316. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 315 nivel de usuario porque se trata de una competencia muy extendida ya entre los trabajadores y, sin embargo, cada vez que sacamos una programación con informática de usuario nos quedamos cortos porque tenemos mucha más demanda de la que sacamos. Entonces, una de dos: o la informática de usuario que nosotros sacamos es distinta de la que nos cuentan los expertos, o aquí hay un gap que hay que solventar. Siguiendo con esta reflexión concreta: un ordenador es una herramienta con la que trabaja quien conoce un determinado oficio. A veces, lo que cuesta es integrar la informática en las programaciones, en las habilidades asociadas a cada una de las ocupaciones. Muchas personas lo ven como una habilidad en sí misma, como una ocupación (que lo es para un analista o un programador, pero no para el resto: para un trabajador especializado, para un dependiente o un administrativo, la informática de usuario es algo distinto porque tiene unos requisitos que están asociados al resto de las competencias de su oficio. Ahí es donde tenemos que hacer un esfuerzo desde la orientación para tratar de ubicar realmente bien a la gente). Esta reflexión venía respecto a si programamos en suficiente “cantidad” y la conclusión es que siempre se puede mejorar, en el número y en el reparto: es necesario hacer una evaluación permanente de lo que hacemos. Hay que optimizar recursos, para programar con eficacia, para poder hacer las cosas medianamente bien. (12) Las opiniones respecto a la cantidad o el contenido de las acciones formativas de los empresarios o los responsables de recursos humanos se tienen en cuenta en el diseño de las acciones. Es más, las buscamos, tenemos un plan de detección de necesidades que desarrollamos anualmente y que incluye incluso la celebración de jornadas técnicas en las que nos reunimos con todas las partes implicadas, cada dos años para ver las necesidades formativas con las que trabajamos. Dentro de ese plan, se contemplan desde entrevistas con expertos a grupos focales, jornadas técnicas, entrevistas como la presente... La sinceridad con la que nos lleguen las opiniones debemos esperar que sea la adecuada. Puede ser que en algunas ocasiones las opiniones de algunas de las
  • 317. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 316 partes refuerzan demasiado lo que hacemos sin cuestionarlo, simplemente para que el presupuesto se mantenga, pero nosotros buscamos la opinión sincera. Estas opiniones se escuchan siempre y se tienen en cuenta, aunque en algunos casos se recogen muchas opiniones contradictorias. Al final hay que tomar decisiones: no todo es bueno para todo el mundo, ni todo es igualmente bueno en la misma medida para todos los sectores o para todos los colectivos de personas. A veces hay que priorizar: ¿qué hacemos?, ¿más formación para desempleados que necesitan un puesto de trabajo o para ocupados para que no pierdan el que ya tienen? Cada momento tiene su proporción y hay que tratar de buscarla. Y si nos equivocamos, hay que rectificar. Si buscamos la opinión de la gente y no lo hacemos para escucharla o para repensar, no procede. Si lo hacemos es porque de verdad creemos en el método y queremos mejorar. (13) Como casi en todo, mixta. Si hablamos de una única acción formativa, lo tradicional es pasar la famosa encuesta a la finalización. Dependiendo de la duración del curso se puede hacer incluso una detección de expectativas al inicio, una de cumplimiento hacia la mitad y otra hacia el final. Evidentemente, si el grupo es reducido y se puede obtener una apreciación en vivo y en directo hablando con alumnos y docentes en lugar de mediante un cuestionario cerrado es mejor porque posiblemente vamos a enriquecerlo. ¿Cuál es el problema de hacer esas cosas de esa manera? Que cuando tenemos que hacer el seguimiento de una programación muy amplia con centenares de cursos hay que agregar los datos y acabamos haciendo una encuesta al final o una al final y otra intermedia. Lo primero que tendríamos que hacer es medir las expectativas de las personas que acuden al grupo, ver qué es lo que esperan, hacer un seguimiento en un momento intermedio, para ver si el grupo está funcionando bien y, al final, para ver si se han cumplido esas expectativas o en qué medida se han cumplido. Si no es así, aprovechar la experiencia para poder mejorar en un futuro y poder aplicar ese dato al resto de las acciones iguales, parecidas, del mismo sector... Por supuesto también hay que evaluar las condiciones de impartición: la
  • 318. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 317 idoneidad del horario, del espacio, la calidad del formador, lo adecuado de los materiales... Primero hay que definir de qué tipo de acción formativa se trata. Si esta diseñada y programada desde la empresa también tendríamos que ir a medir las expectativas de la empresa y los resultados obtenidos. Si es una programación abierta en la que el alumno se inscribe y a la que acude motu propio, la única expectativa es la del propio alumno. En el caso de la empresa, hay que tener claros los condicionantes desde los que se ha elaborado ese curso. Si la empresa buscaba asegurar un conocimiento por un cambio de tecnología, pues al mes o a los dos meses, vamos a tener que ir a medir objetivamente si esa tecnología se está usando bien. Si lo que se buscaba era un cambio de actitud, por ejemplo, en la atención al público, tendremos que ir a buscar si se han obtenido los resultados deseados. (14) Depende del curso. Cada curso tiene sus propias necesidades, no solo de impartición, sino también de evaluación. Uno de los déficits que tenemos cuando nos enfrentamos a evaluaciones muy grandes es que, al final, utilizamos la misma herramienta de seguimiento y posiblemente no es útil hacerlo de esa manera. Acabas por utilizarlo como solución menos mala. Si lo que estamos haciendo es un curso destinado a cambiar las actitudes de las personas, no se puede evaluar de la misma manera que si tratamos de obtener una destreza en el manejo de una herramienta en un momento determinado. El manejo de la herramienta se observa a los quince días, pero el cambio de actitud requiere un periodo más largo en el que la persona disponga de un periodo de reflexión interna y pueda reubicarse en el nuevo rol que se espera que asuma, para desarrollar sus propias habilidades y ponerlo en marcha. Depende de cada curso, depende de cada acción, depende del objetivo que buscamos, de la metodología que se ha utilizado. Es muy variable. Lo ideal sería tener evaluaciones, no tanto que se adapten a cada curso específico, pero sí a unos determinados puntos concretos. Ahora se hace de una manera
  • 319. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 318 bastante plana y eso tiene también sus dificultades. Los medios de los que disponemos son muy limitados para hacerlo de una manera más adaptada y más flexible. En este momento no podríamos. (15) La mejora de todo lo que forma parte del entorno formativo: medios, equipos docentes, programación, contenidos. (16) Todos y ninguno. Evidentemente el alumno tiene que ser capaz de darnos su impresión, su información sobre cómo se ha desempeñado durante el curso. En ese sentido está evaluando todo lo que hemos puesto a su disposición —el formador, el material didáctico, la metodología—. Quien imparte puede hacer su propio seguimiento y una evaluación de su propia acción. Son fuentes de información distintas que hemos de ser capaces de asimilar para después sacar conclusiones. Tampoco nos podemos pasar la vida evaluando, no nos puede consumir la evaluación, pero sí le tenemos que dar la importancia que muchas veces no se le ha dado. La búsqueda de la perfección paraliza y no se trata de eso. Queremos mejorar, pero lo queremos hacer no esperando la perfección absoluta, sino funcionando, siendo conscientes de que tenemos capacidad de mejorar y recorrido para tratar de conseguirlo. Por economía de medios los evaluadores deberían ser quienes están involucrados en el proceso de formación. Están involucrados dentro y son los únicos capaces de percibir cosas importantes. Desde fuera se ven esas mismas cosas pero no todas y se ven otras distintas. Cuando evaluamos desde dentro vamos a poder evaluar todas las acciones porque tenemos todos los medios a nuestra disposición. Si evaluamos desde fuera trabajaremos con una muestra parcial. Son visiones complementarias. (17) ¿Barreras? Ahora me pones en duda. Pondremos un ejemplo: en la ecuación con la que nosotros evaluamos a los centros colaboradores para repartir entre ellos la programación está incluida la valoración que los centros obtienen en las encuestas de los alumnos. Todo el mundo dice que es adecuado, pero lo que se discute es el peso que pueda tener esta valoración
  • 320. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 319 dentro del resultado final. Para algunos es excesivo porque lleva a que si el centro es exigente los alumnos le puedan (no me lo creo) castigar en la evaluación y, al final, acaba por perder programación y dinero. Para nosotros es evidente que tener un conocimiento claro de cuándo el alumno valora positivamente la experiencia que ha tenido con un centro es un indicador importante para darle nueva programación. Es imprescindible que la evaluación esté en estos procesos. El peso es discutible y se puede adaptar en algunas ocasiones, pero tiene que formar parte de la ecuación. Por otra parte, defender en pleno siglo XXI que no ha de realizarse seguimiento y evaluación de cualquier programa (y más si es público)… No se si alguien puede pensar en poner barreras ahí, tanto si los resultados de la evaluación le favorecen como si le perjudican, podrá objetar la metodología pero no la necesidad de hacerlo ¿no?. 6.4. Principales conclusiones de las entrevistas El objetivo principal de las entrevistas es determinar el alcance y utilidad de las acciones formativas dirigidas a trabajadores empleados en dos dimensiones, trabajadores y empresas, y conocer la opinión de agentes implicados en el proceso de evaluación de las mismas. Dados los distintos objetivos de empresas, trabajadores y gestores públicos de la formación, la percepción sobre su utilidad y los aspectos a evaluar también difiere, aunque encontramos similitudes en muchas cuestiones. Los expertos entrevistados parecen estar de acuerdo en que las acciones formativas son de utilidad tanto para las empresas que las ofertan como para los trabajadores que asisten a ellas. Entre las ventajas citadas, destacan la adaptación del trabajador al puesto de trabajo o la actualización de sus conocimientos y competencias, lo que
  • 321. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 320 para la empresa redunda en la mejora del proceso productivo y para el empleado en su empleabilidad. Por contra, los inconvenientes para la empresa, que los expertos atenúan y califican de “peros” o “molestias” y no inconvenientes reales, pueden deberse a la percepción o interpretación del cálculo coste-beneficio de las acciones y quizá a la necesidad de reorganizar la producción, si la formación se lleva a cabo en horario laboral. Por otro lado, tres de los expertos coinciden en que los empresarios, a la hora de ofertar la formación, sobre todo si es muy especializada y concierne a un sector en el que escasea la mano de obra formada, ponderan en qué medida dicha formación podría contribuir a la movilidad laboral de sus trabajadores, aunque destacan que éste era un problema mayor hace unos años y no tanto en la actualidad. En el caso particular de la empresa entrevistada tienen un mecanismo para evitar que los trabajadores se marchen tras recibir formación por parte de la empresa. En cuanto a los inconvenientes para los trabajadores, los expertos vuelven a mitigar el término “inconveniente” y aluden principalmente al tiempo personal que quizá hayan de dedicarle a la formación, así como al posible aumento de la carga de trabajo debido a la alteración en la actividad laboral diaria si asisten a las acciones formativas en horario laboral. Dos de los expertos, el representante de la empresa privada y el de la administración pública, indican que para los trabajadores supone un esfuerzo adicional el compromiso y la dedicación que requiere recibir formación de manera que ésta sea efectiva en el futuro. Por lo demás, desde la empresa también se indica que, dado el esfuerzo que realiza el trabajador, la formación puede resultar frustrante si carece de calidad o si los contenidos no son los adecuados al nivel de conocimientos del alumno. En lo relativo a diferenciar la oferta formativa destinada a trabajadores ocupados de la destinada a trabajadores en desempleo los expertos piensan, en general, que debe ser distinta, si bien marcan la divisoria entre los trabajadores en activo, que incluirían a los “trabajadores con contratos discontinuos” o recientemente desempleados, y los trabajadores que llevan mucho tiempo en situación de desempleo. El representante de la administración afina mucho más las diferencias
  • 322. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 321 entre diversos colectivos de trabajadores en situación de desempleo (jóvenes cualificados, jóvenes sin formación, trabajadores de sectores muy afectados por la crisis) e indica que “cada uno tiene unas necesidades distintas, pero es necesario atenderlas todas” para llegar a una buena planificación de las acciones. A grandes rasgos, los expertos consideran que tanto la duración, los horarios como los contenidos de las acciones formativas es aconsejable que sean diferentes, pues el objetivo de la formación destinada a unos y otros no es el mismo. En el caso de los trabajadores en activo suele ser aumentar o actualizar sus conocimientos y destrezas. En el caso de los trabajadores que llevan bastante tiempo en situación de desempleo la meta es precisamente acceder al mercado de trabajo. Algunos de los entrevistados advierten que los trabajadores no conocen, y en cierta medida tampoco las empresas, la amplitud y posibilidades de la oferta formativa. Cuestión en la que hay que realizar un mayor esfuerzo. A la pregunta de si el entrevistado juzga que la oferta actual de acciones formativas para personas empleadas es suficiente en cantidad, los expertos responden desde distintas perspectivas. Para el representante de la organización empresarial, la oferta actual de formación de demanda es la adecuada para satisfacer la mayor parte de las solicitudes de las empresas. Desde el punto de vista de los trabajadores, el representante sindical indica que los planes de oferta son adecuados para los sectores prioritarios, pero que hay sectores más pequeños y no prioritarios cuyas necesidades no quedan cubiertas dentro de los planes regionales y nacionales. La empresa indica que hay un exceso de oferta formativa, pero no se refiere al número de cursos, si no a la cantidad de centros que ofertan formación, lo que puede redundar en pérdida de eficacia. Sobre los contenidos hay mayor divergencia de opiniones. Para dos de los entrevistados el contenido de las acciones formativas es el adecuado, ya que están diseñadas con participación de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas de cada sector, conocedoras de las necesidades concretas. Sin embargo, el representante de la empresa privada alerta sobre la urgente necesidad de actualizar la formación. Desde la administración se indica que hay un
  • 323. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 322 procedimiento de detección de necesidades formativas, pero es un proceso en continuo cambio, porque mientras que unos cursos se quedan desiertos se demandan otros no programados. Todos los expertos entrevistados conceden gran importancia a la evaluación de las acciones formativas, si bien el énfasis de cada uno recae sobre aspectos diferentes: el retorno y el impacto sobre la empresa son relevantes para los expertos de la administración pública, la organización empresarial y la empresa privada. Éste último hace además hincapié en los efectos de la formación en el trabajador. Todos ellos, no obstante, concuerdan en la dificultad de llevar a cabo ese tipo de evaluación dado el coste (tiempo de observación, trabajo, problemas para hacer mediciones objetivas, etc.). La organización sindical se refiere a la evaluación ya estipulada por la Administración y considera que los aspectos a evaluar son los conocimientos o destrezas que adquiere el trabajador, por un lado, y la acción formativa (en cuanto a gestión administrativa de todo el proceso formativo, el equipo de formadores, las instalaciones, los equipos didácticos empleados, el material didáctico), por otro. La actual normativa establece que el participante debe evaluar la acción formativa de acuerdo a unos parámetros concretos. La evaluación de la adquisición de conocimientos la debe llevar a cabo el equipo docente. Se trata de una evaluación continua, que concluye al finalizar la acción formativa. En línea con lo comentado por los otros expertos, también señala que “sería interesante evaluar la aplicabilidad en el puesto de trabajo” un tiempo después de concluida la formación, pero indican que no se dan las condiciones para hacerlo, sobre todo por cuestiones de financiación. También la empresa privada considera indispensable que las empresas hagan, al cabo de seis meses o un año, una evaluación del impacto que han comportado para ellas las acciones formativas en las que han participado sus trabajadores. Para la administración la evaluación permanente “es lo único que nos sirve de verdad para poder mejorar el sistema”. Su propuesta de evaluación es similar a la ya existente (evaluación de los conocimientos adquiridos —expectativas y cumplimiento de las mismas— y de las condiciones del curso por parte de los participantes). En
  • 324. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 323 todo caso, insiste en que los aspectos o dimensiones que deben evaluarse dependen del tipo de acción formativa de que se trata, bien sea de oferta o de demanda, de carácter técnico o relacionada con actitudes y comportamientos, etc. Lo ideal serían evaluaciones adaptadas a cada acción formativa, pero eso requiere más medios de los disponibles. Por su parte la organización empresarial y la empresa privada confiesan haber dedicado tiempo y esfuerzo a concebir una buena evaluación, al tiempo que son conscientes de las limitaciones para llevarlas a cabo. Su énfasis se centra en los efectos a corto, medio y largo plazo de la formación tanto en el trabajador como, por extensión de su trabajo, en la empresa. De hecho, la empresa entrevistada dispone de su propia herramienta de evaluación, que incluye reuniones con responsables de los trabajadores a distintos niveles, que sirven tanto para evaluar la evolución de los equipos de trabajo como para formular necesidades de formación. Todos los expertos entrevistados consideran la evaluación una herramienta muy útil que proporciona información de gran relevancia a la hora de tomar decisiones relativas a la optimización de los recursos, también los humanos, con los que cuentan las empresas. De lo anterior se desprende que, según los expertos, quienes han de llevar a cabo la evaluación son los implicados en las acciones formativas: trabajadores que participan en ellas como fuente de información sobre la acción misma, empresas, docentes y gestores. En este sentido, cada uno de los expertos alude con mayor énfasis a unos u otros dependiendo de su propia situación y de las acciones formativas que tiene en mente cuando responde a las preguntas. Resulta llamativo, no obstante, que solo uno de los entrevistados aluda espontáneamente a los evaluadores externos, aunque no se muestra partidario de que sean ellos quienes evalúen las acciones formativas. En cualquier caso, todos los entrevistados parecen coincidir en que las evaluaciones externas aportan otra perspectiva, una perspectiva que califican de “complementaria”.
  • 325. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 324 Aunque de sus respuestas se deduce que los cuatro expertos coinciden en que la formación es beneficiosa tanto para las empresas como para los trabajadores, las afirmaciones relativas a la evaluación de los efectos de la formación continua son en todo caso genéricos y de tipo cualitativo y en ningún caso contienen datos cuantitativos sobre la formación en general o sobre experiencias formativas particulares. En el resto de este estudio se han presentado bastantes datos al respecto que pueden complementar esta visión cualitativa.
  • 326. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 325 ANEXO 6.1: Guión de la entrevista A.- Alcance y utilidad de las acciones formativas para personas empleadas 1. Si le parece, vamos a denominar formación continua el conjunto de acciones formativas o cursos de formación a los que asiste un trabajador. En su opinión, ¿cuáles cree que son los motivos que impulsan a los directivos de una empresa a ofrecer servicios de formación para trabajadores? 2. ¿Qué ventajas cree usted que tiene para una empresa que sus trabajadores asistan a cursos de formación? 3. Y ¿qué inconvenientes? 4. ¿Qué ventajas comporta la formación continua para un trabajador? 5. Y ¿qué inconvenientes? 6. ¿Considera que las acciones formativas dirigidas a personas desempleadas han de ser diferentes de las dirigidas a personas empleadas? ¿Por qué? B.- Necesidad de evaluación 7. ¿Cree que la oferta actual de acciones formativas para personas empleadas es suficiente en cuanto a su cantidad? ¿Por qué? 8. ¿Cree que la oferta actual de acciones formativas para personas empleadas es la adecuada en cuanto a su contenido? ¿Por qué? 9. ¿Cree que su opinión al respecto de la cantidad y contenido de las acciones formativas es compartida por otras personas, por ejemplo empresarios o responsables de recursos humanos? 10. ¿Y por los trabajadores? 11. ¿Sabe usted si esas opiniones y valoraciones llegan a oídos de quienes diseñan las acciones formativas?
  • 327. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 326 12. ¿Cree usted que se tienen en cuenta para mejorar la oferta formativa? 13. Yendo un poco más allá, si usted tuviera que evaluar una acción formativa, ¿qué metodología utilizaría? 14. ¿Qué aspectos evaluaría? 15. ¿Con qué finalidad? C.- Barreras a la evaluación 16. En su opinión, ¿quién debería llevar a cabo la evaluación de una acción formativa o de un conjunto de ellas? ¿Por qué? ¿Dejaría al margen a cualquier evaluador externo? 17. En la actualidad y en su opinión ¿qué impide llevar a cabo una evaluación de las acciones formativas de las que estamos tratando? ¿Cree que hay barreras a la evaluación?
  • 328. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 327 CAPÍTULO CONCLUSIONES 7.1. Introducción No hay duda de que la formación es un factor determinante del progreso de las personas en general y que como trabajadores esa formación contribuye al progreso de las empresas y de las economías. Siendo cierta esta afirmación en abstracto, se pone mucho énfasis en que hay que evaluar los efectos de la formación de trabajadores ocupados como si no fuese cierta. La razón es que, aunque se sabe que la formación es positiva, su materialización, esto es, la transmisión de la formación en la práctica, no es seguro que consiga efectivamente hacer realidad lo que es cierto “en teoría”. El proceso de transmisión es más complicado de lo que puede pensarse a primera vista y los procesos de evaluación, en consecuencia, pretenden medir el grado en que se logra lo que en principio debería ser obvio. Los métodos de evaluación han de aportar datos objetivos para medir con certeza el grado en el que la formación contribuye a ese progreso en todas las dimensiones en las que debe reflejarse. Este estudio contiene un planteamiento abierto de evaluación de la formación de trabajadores empleados en Aragón, integrado en lo que sería una herramienta general acorde con los planteamientos normativos contenidos en la legislación sobre la formación profesional para el empleo en España. 7
  • 329. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 328 Como esa herramienta completa se podría poner en práctica para servir de comparación de los logros relativos de las CC.AA., se ha hecho una comparación incompleta en las dimensiones para las que hay datos disponibles actualmente y se ha avanzado para Aragón en otras dimensiones para las que no existen esos datos. La normativa indica que se han de evaluar los logros en cuatro dimensiones: calidad, eficacia, eficiencia e impacto. Se han utilizado muchos medios para aportar evidencias: datos generales conocidos sobre esas dimensiones, resultados de encuestas ya publicados, encuestas existentes pero que no han sido explotadas, encuestas realizadas específicamente para este estudio, estimaciones de modelos econométricos, un grupo de discusión de trabajadores y entrevistas a expertos. A continuación se presentan las conclusiones obtenidas sobre la herramienta propuesta y sobre las cuatro dimensiones que la forman, la calidad, la eficacia, la eficiencia y el impacto de la formación destinada a trabajadores ocupados en Aragón, indicando en cada caso lo que se ha obtenido desde cada uno de esos medios utilizados para obtener las evidencias. En general estas conclusiones indican para el caso de Aragón que se considera muy conveniente disponer de herramientas de evaluación de la formación de empleados que permitan, sobre todo, llegar a medir los efectos sobre los resultados de las empresas y sobre el desempeño laboral y el rendimiento de los trabajadores. Las valoraciones de la calidad de la formación son satisfactorias, moviéndose en torno a un 4 sobre 5. La eficacia se puede mejorar, sobre todo en lo referente a la difusión de las posibilidades de formación y en una mayor correspondencia de la formación con la composición sectorial de la economía. En nivel de eficiencia de las acciones formativas no puede decirse que Aragón destaque entre las CC.AA ya que está por debajo de la media. Por lo que respecta al impacto de la formación, hay una claro efecto positivo en Aragón sobre los resultados empresariales y sobre la productividad de los trabajadores, mientras que no parece que se produzca ese efecto favorable sobre los salarios, aunque en este aspecto no se ha podido hacer todo lo posible por falta de datos relevantes para estudiarlo.
  • 330. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 329 7.2.- Herramienta de evaluación Entrevista a expertos. Los expertos conceden gran importancia a la evaluación de las acciones formativas, si bien el énfasis de cada uno recae sobre aspectos diferentes: el retorno y el impacto sobre la empresa son relevantes para los expertos de la administración pública, la organización empresarial y la empresa privada. Éste último hace además hincapié en los efectos de la formación en el trabajador. Todos ellos, no obstante, concuerdan en la dificultad de llevar a cabo ese tipo de evaluación dado el coste (tiempo de observación, trabajo, problemas para hacer mediciones objetivas, etc.). El representante de la organización sindical se refiere a la evaluación de los conocimientos o destrezas que adquiere el trabajador y la propia acción formativa. La evaluación de la adquisición de conocimientos la debe llevar a cabo el equipo docente de forma continua y al finalizar la acción formativa. En línea con lo comentado por los otros expertos, también señala que “sería interesante evaluar la aplicabilidad en el puesto de trabajo” un tiempo después de concluida la formación, pero indica que no se dan las condiciones para hacerlo, sobre todo por cuestiones de financiación. También la empresa privada considera indispensable que las empresas hagan, al cabo de seis meses o un año, una evaluación del impacto que han comportado para ellas las acciones formativas en las que han participado sus trabajadores. Para la administración la evaluación permanente “es lo único que nos sirve de verdad para poder mejorar el sistema”. Su propuesta de evaluación es similar a la ya existente (evaluación de los conocimientos adquiridos —expectativas y cumplimiento de las mismas— y de las condiciones del curso por parte de los participantes). Lo ideal serían evaluaciones adaptadas a cada acción formativa, pero eso requiere más medios de los disponibles. La organización empresarial y la empresa son conscientes de las limitaciones para llevar las evaluaciones a cabo. Su énfasis se centra en los efectos a corto, medio y
  • 331. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 330 largo plazo tanto en el trabajador como en la empresa. La empresa entrevistada dispone de su propia herramienta de evaluación, que incluye reuniones con responsables de los trabajadores a distintos niveles, que sirven tanto para evaluar la evolución de los equipos de trabajo como para formular necesidades de formación. Todos los expertos entrevistados consideran la evaluación una herramienta muy útil que proporciona información de gran relevancia a la hora de tomar decisiones relativas a la optimización de los recursos. Quienes han de llevar a cabo la evaluación son los implicados en las acciones formativas: trabajadores que participan, empresas, docentes y gestores. Solo uno de los entrevistados alude espontáneamente a los evaluadores externos, pero todos coinciden en que aportan otra perspectiva que califican de “complementaria”. Grupo de discusión. Los trabajadores del grupo consideran crucial incrementar los mecanismos de evaluación existentes orientando cada uno de ellos a un determinado fin claramente diferenciado. Propuesta de herramienta de evaluación. Se ha propuesto en el capítulo 2 una herramienta para la evaluación de la formación de trabajadores empleados cuya principal ventaja reside en su operatividad para realizar comparaciones entre Comunidades Autónomas y analizar la evolución en el tiempo del desempeño de cada una de ellas y de su posición relativa. Los indicadores se han incluido teniendo en cuenta la disponibilidad real de información. Pero es solo un primer paso. En capítulos posteriores se abordan con más detalle otros aspectos no recogidos en esa herramienta con el objetivo específico de evaluar las acciones formativas en Aragón, de manera que si se sistematizara una recogida de información similar en todas las Comunidades Autónomas, una herramienta más completa y efectiva se podría elaborar con otros indicadores adicionales. La fuente de la descripción de indicadores de la herramienta inicial y de la más completa es un trabajo realizado previamente por personal responsable de los SPE nacionales y autonómicos.
  • 332. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 331 7.3.- Calidad Entrevista expertos. La oferta formativa destinada a ocupados y a desempleados debe ser distinta en la duración, los horarios y los contenidos dados los diferentes objetivos. Los trabajadores en activo quieren aumentar o actualizar sus conocimientos y destrezas. Los trabajadores en desempleo quieren acceder al mercado de trabajo. Dos de los entrevistados creen que el contenido de las acciones formativas es adecuado, el representante de la empresa privada alerta sobre la urgente necesidad de actualizar la formación y el de la administración indica que la detección de necesidades formativas es un proceso en continuo cambio. Grupo de discusión. Valoran muy positivamente la formación recibida personalmente e indican que seguirán formándose en el futuro. Consideran también que debe mejorarse el nivel inicial de los grupos formativos, haciéndolos más homogéneos y adaptables en su evolución y ritmo de aprendizaje para los docentes. Encuestas de calidad de las entidades encargadas de la impartición de la docencia. Se han analizado las encuestas de calidad cumplimentadas por los participantes en las acciones formativas de CCOO, UGT, CREA, CEPYME y Fundación Tripartita. Las conclusiones obtenidas se pueden resumir en los siguientes puntos: • La satisfacción media es de 3,58 puntos sobre 4, un nivel bastante satisfactorio. Lo mejor valorado es el equipo de profesores, luego la organización, seguidos del equipamiento y las instalaciones, del contenido y la metodología, de los medios didácticos y, finalmente, de la duración y los horarios como los peor valorados. • Cuando se segmentan las valoraciones se comprueba que:
  • 333. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 332 o A lo largo del tiempo mejora la opinión sobre el equipo de profesores y empeora sobre la organización. o Los participantes en Teruel valoran mejor que los de Zaragoza y Huesca. o CEPYME es la mejor valorada, seguida de CREA, mientras que UGT y CCOO van parejas por detrás de las dos anteriores. o Las mujeres puntúan mejor que los hombres y los extranjeros mejor que los nacionales. o Los ocupados por cuenta propia dan mejores valoraciones que los ocupados por cuenta ajena. o A mayor formación menor nivel de valoración. o Los directivos son los que mejor valoran entre las ocupaciones y los que peor los técnicos. Encuesta 2011-2012 a trabajadores aragoneses. En la encuesta recibe la mejor valoración la calidad, con un 4 sobre 5. Da igual que sea formación privada o pública. Tiende a valorarse un poco mejor la formación privada, pero las diferencias son pequeñas y el perfil del conjunto de las valoraciones es extraordinariamente similar. 7.4.- Eficacia Entrevista a expertos. Los expertos advierten que los trabajadores no conocen, y en cierta medida tampoco las empresas, la amplitud y las posibilidades de la oferta formativa. En la difusión hay que realizar un mayor esfuerzo.
  • 334. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 333 Piensan que la oferta actual de acciones formativas para empleados es suficiente en cantidad. El representante empresarial indica que hay un exceso de oferta formativa, pero no en el número de cursos, sino en la cantidad de centros que ofertan formación, lo que puede redundar en pérdida de eficacia. Grupo de discusión. El mayor problema que ven los participantes en el grupo está del lado de las empresas, que deben cambiar de mentalidad. En concreto tendrían que estar más y mejor informadas para poder entender los beneficios de la formación. Evolución de la formación en España en comparación con Europa. Comparando los datos de 2005 con los de 2010 se comprueba que los trabajadores que habían seguido en el último año algún tipo de formación en el empleo en España pasaron del 11,3% al 24,1% y si se incluyen los autónomos los datos son respectivamente del 18,5 y del 31%. Este último dato está ya muy cercano a la media de la UE. Este crecimiento pone de manifiesto el reconocimiento de la importancia de dicha formación. Pero es que, además, los trabajadores españoles que pagan su propia formación en el empleo pasan del 9,8% en 2005 al 15,6% en 2010, siendo este último dato el mayor de toda la UE. Comparativamente con Europa los trabajadores dan más importancia a la formación que las empresas. Los participantes españoles en formación en el empleo pasan de 1.583.213 en 2005 a 3.541.069 en 2010, con una tasa de crecimiento cercana al 125%. El incremento se debe sobre todo a las iniciativas de demanda, que crecen un 185%, alcanzando 2.771.069 participantes en 2010. Las iniciativas de oferta han reducido su participación desde el 39% en 2005 al 22% en 2010. Luego las empresas están concediendo más importancia a la formación. Las empresas que llevan a cabo formación de demanda han pasado de 63.449 en 2005 a 380.548 en 2010. Respecto al total de inscritas en la Tesorería General de la Seguridad Social el cambio supone pasar del 4,3% en 2005 al 24,6% en 2010. El incremento se observa en todos los tamaños de empresa: micropymes del 2,4% en 2005 al 20,5% en 2010, pymes del 15,7% al 52,8% y grandes empresas del 68,3% al 89,7%.
  • 335. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 334 Por último, el presupuesto destinado a formación continua de trabajadores ocupados (Fundación Tripartita, 2010) ha ido incrementando de forma paulatina desde los 1.227 millones de euros en 2005 hasta los 1.545 en 2010. No es un crecimiento espectacular, pero sobre todo se ha ido acercando el gasto realizado al presupuestado. La categoría con mayor volumen de fondos es la de bonificaciones, que prácticamente se dobla desde 2005, ascendiendo en 2010 a 507,8 millones de euros. Las subvenciones estatales y autonómicas se han mantenido prácticamente congeladas alrededor de los 400 millones de euros en el periodo 2008-2010. Comparación entre datos de CC.AA. Madrid y Extremadura son las regiones con mayor Grado de ejecución financiera entre 2006 y 2010. La ejecución financiera en Aragón ha mejorado con el paso del tiempo, ya que estaba en torno al 50% en 2006 y en 2010 supera el 59%. Sin embargo, el valor normalizado, que pasa de 0,53 en 2006 a 0,20 en 2010, indica que otras regiones han incrementado en mayor medida su ratio de presupuesto ejecutado sobre el asignado. Esto hace que entre 2006 y 2008 Aragón se sitúe por encima de la media nacional, pero que en 2009 y 2010 caiga por debajo de la media. Por lo que respecta a la duración media de la formación impartida, en los permisos individuales Aragón está por encima de la media nacional todos los años, tanto en los datos sin normalizar como normalizados. En la formación de demanda ocurre lo contrario y en la de oferta Aragón está en la media excepto en el año 2009 que la supera también en ambos casos. En las tasas de cobertura de trabajadores ocupados Aragón ha pasado en la formación de demanda del 5,4% en 2006 al 13,5% en 2010, valores muy cercanos a la media nacional. En la formación de oferta está por encima de la media. En la tasa de cobertura de empresas bonificadas Aragón pasa del 4,14% al 22,5%, valores algo inferiores a la media. Andalucía y Extremadura se sitúan sistemáticamente en los primeros lugares del ranking y en los últimos Baleares y Canarias. Encuesta 2011-2012 a trabajadores aragoneses. Los trabajadores se quejan de la falta de difusión de las alternativas disponibles de formación. Otra barrera a la formación es la disponibilidad de tiempo y de horarios adecuados.
  • 336. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 335 Encuesta Sobre Estrategias Empresariales (ESEE). En Aragón la empresa manufacturera aragonesa tiene mayor tendencia a invertir en formación que en el resto de España, donde no superan el 5% las que dedican el 1% ó más de los costes laborales a formación. Las empresas que más recursos dedican a formación por trabajador en Aragón son las de entre 40 y 80 trabajadores. En España el gasto crece con el tamaño. En Aragón no aparece una relación creciente entre gasto en formación y número de horas efectivamente trabajadas, sino que la relación tiene forma de U invertida. Encuesta 2011 a empresas aragonesas. Un 91% de las empresas realizan algún tipo de formación en el empleo y en el 81% de los casos las actividades formativas se solapan, al menos en parte, con el horario laboral. La razón principal para no realizar formación es que la oferta actual no se ajusta a las necesidades de la empresa, motivo señalado como muy relevante para el 37% de las empresas que no forman. Otros motivos señalados son la falta de personal o que los trabajadores no necesitan formación adicional. Brechas y convergencia entre formación y composición sectorial de la economía aragonesa. La Formación de demanda de la Fundación Tripartita muestra convergencia en el periodo 2005-2010 entre las proporciones de participantes y de afiliados a la Seguridad Social por sectores. La convergencia es clara hasta el año 2009 con excepción de Agricultura, que muestra su punto máximo de convergencia en 2007. Desde 2009 hay divergencia y mantenimiento de la brecha para todos los sectores. Industria es el único sector excedentario en formación durante todo el periodo y Construcción al final del mismo como consecuencia del cambio de tendencia. Servicios es deficitario en formación, aunque la brecha no es amplia, y su comportamiento global es divergente entre 2005 y 2010. Si esta Formación de demanda se compara con la producción de la economía aragonesa, existe un comportamiento convergente durante el periodo 2006-2010 entre las variables crédito y VAB real. Dicha convergencia es mayor en el caso del crédito dispuesto hasta 2010. No ocurre así en el crédito asignado en dicho año. De nuevo Industria vuelve a ser el único sector con superávit de formación, acompañado en los últimos años por Construcción.
  • 337. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 336 La formación de oferta gestionada por la Fundación Tripartita muestra también un punto de inflexión en 2009 dejando atrás una clara tendencia convergente iniciada en 2005 como en la Formación de demanda. Servicios es el único sector con un comportamiento divergente. Se repite el signo de la brecha en cada uno de los sectores económicos. Solo la Agricultura muestra un comportamiento diferencial mostrando un excedente en formación en el periodo 2006-2009. En la formación para ocupados del INAEM la tendencia en el periodo 2005-2010 es divergente entre formación de ocupados y afiliación por sectores. Se observa tanto en la formación dirigida inicialmente a ocupados como a desempleados. Revela ausencia de correspondencia y de ajuste de las desviaciones entre la importancia del empleo y de la formación. La formación para desocupados tiene un comportamiento convergente en la Industria y el signo de la brecha cambia en los principales sectores dependiendo de si la formación se dirige inicialmente a ocupados o a desempleados: Industria y Servicios presentan respectivamente déficit y superávit en los cursos para desempleados y lo contrario ocurre en los cursos para ocupados. 7.5.- Eficiencia Comparación entre datos de CC.AA. El coste medio por alumno/hora en 2006 es de 6,14 euros. Este valor apenas ha variado a lo largo del periodo, siendo en 2010 de 6,76 euros. El coste en Aragón es superior a este valor medio, pasando de 6,56 euros en 2006 a 7,59 en 2010. Al hacer la comparación con el resto de CC.AA. se observa que es superior a la media en todos los años tanto normalizando como sin normalizar. Luego si la eficiencia se asocia a menor coste, Aragón no destacaría por esta medida.
  • 338. Evaluación de la formación de oferta y demanda dirigida a trabajadores ocupados en Aragón. 337 7.6.- Impacto 7.6.1.- Evaluaciones generales de impacto Entrevista a expertos. Los expertos entrevistados parecen estar de acuerdo en que las acciones formativas son de utilidad tanto para empresas como para trabajadores. Proporciona una mayor adaptación al puesto de trabajo mediante la actualización de conocimientos y competencias, lo que redunda para la empresa en una mejora del proceso productivo y para el trabajador en mayor empleabilidad. Pueden ser inconvenientes para la empresa la percepci&#x