Hermenegildo Galeana

  • 2,434 views
Uploaded on

 

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
2,434
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
6
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. De la nobleza europea El príncipe Hermenegildo GaleanaLo desconocido del héroe de la independencia de México
  • 2. DIRECTORIO LIC. MIGUEL ÁNGEL CORREA JASSO Director General LIC. JAIME A. VALVERDE ARCINIEGA Secretario General DR. JOSÉ ENRIQUE VILLA RIVERA Secretario Académico DR. BONIFACIO EFRÉN PARADA ARIAS Secretario de Apoyo AcadémicoDRA. MARÍA DE LA LUZ PANIAGUA JIMÉNEZ Secretaria de Extensión y Difusión LIC. RICARDO HERNÁNDEZ RAMÍREZ Secretario TécnicoLIC. FRANCISCO GUTIÉRREZ VELÁZQUEZSecretario Ejecutivo de la Comisión de Operación y Fomento de Actividades Académicas ING. MANUEL QUINTERO QUINTERO Secretario Ejecutivo del Patronato de Obras e Instalaciones DR. ADOLFO MARTÍNEZ PALOMO Director General del Centro de Investigación y Estudios Avanzados ING. JULIO DI BELLA ROLDÁN Director de XE-IPN-TV Canal 11
  • 3. De la nobleza europea El príncipe Hermenegildo GaleanaLo desconocido del héroe de la independencia de México ARTURO RÍOS RUIZ INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONAL — México —
  • 4. Hermenegildo Galeana?D.R. © 2002 INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONALDirección de PublicacionesTresguerras 27, 06040 México DFISBNImpreso en México/Printed in Mexico
  • 5. ÍNDICE Primera partePresentación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 000Hermenegildo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Hermenegildo Galeana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Teorías sobre el origen del apellido Galeana . . . . . . . . . .El apellido . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Los celtas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Los filologos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Breve semblanza de Roma, forjadora del Sagrado Imperio Romano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Galiano emperador . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Galleano y Carlomagno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Genealogía del Apellido . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Documentos de Nice o Niza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Naturalización . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Charles Emanuelle Galléan o Galleani . . . . . . . . . . . . . .Príncipe de Galléan . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .El nombramiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Genealogía de la familia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Escudería de la familia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Condecoraciones y ordenamientos . . . . . . . . . . . . . . . . .La Orden de San Juan de Jerusalén o de Malta . . . . . . . .Genealogía, historia general . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Las principales alianzas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Galleani . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pasaje de Césare Renato con Pío VIIGalliani Napione 7
  • 6. 8 ÍndiceGian Francesco Galliani Napione,Galleani . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Galliano o Galliani . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Barberesco, tierra de Galliani . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .La Leyenda de la bella Galliana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .La bella Galiana en Toledo, España . . . . . . . . . . . . . . . .De la nobleza francesa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Ordenanza de nobles Alberghi Cives de la Ordine Nobile eAlberghi . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Augustinos de Galiano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Región Galiana en España . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .El Mirador de Galiana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .La Cañada Real Riojana Galiana o de los Merinas . . . . .Galiano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Ferdinando Galliani, 1728-1787 . . . . . . . . . . . . . . . . . .Luigi Galliani (1861-1931) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Los Galleano y triunfadores en Estados Unidos . . . . . . .Doménico Galleano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .La luchadora social, Benita Galeana . . . . . . . . . . . . . . . .Benita Galeana Lacunza (1907-1995) . . . . . . . . . . . . . . Segunda parteHacia el Pacífico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Dio el Popocatépetl a los conquistadores . . . . . . . . . . . .El Pacífico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Los piratas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Primero Galiano, después Galeana . . . . . . . . . . . . . . . . .Los Galiano en Colombia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .El conquistador Martín Galiano. . . . . . . . . . . . . . . . . . .Con su hermano Pedro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Galiano en Chalatá o Charalá . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  • 7. Índice 9Hacia Butaregua. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .El descubrimiento y conquista de la región de GuanentáSemblanza de Pedro Galiano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Setenta y cinco por ciento sabían firmar . . . . . . . . . . . . .Época de la Colonia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Orden de La Merced . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Los negros en la conquista de América . . . . . . . . . . . . . .Dionisio Alcalá-Galiano, (1762-1805) . . . . . . . . . . . . . .Antonio Alcalá Galiano símil de Hermenegildo . . . . . . .Sangre de Galeana en Canadá . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Antecedentes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Rumbo a la conquista de Yucatán . . . . . . . . . . . . . . . . . .Pedro Galiano de Colombia a Yucatán . . . . . . . . . . . . . .La genealogía de México . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Breve historia de Zacatula . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Otro Galiano en centroamérica . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Los evangelizadores de Chiapas y el Soconusco . . . . . . .El negocio de las perlas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .Índice geográfico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
  • 8. PRESENTACIÓN 11 PRESENTACIÓNE scribir sobre Hermenegildo Galeana, héroe de la Indepen- dencia de México, no es fácil. El caudal de libros sobre eltema de la Independencia, consigna pocas intervenciones delinsurgente, una de sus frases más conocida es: “Yo no sabré es-cribir en un pedazo de papel, pero sé dirigir un campo de bata-lla”, como reflejo de su inconformidad cuando el generalísimoJosé María Morelos y Pavón, le dio un grado superior a Maria-no Matamoros, por ser cura y saber leer a la perfección. Galeanatenía méritos militares más que suficientes y una gran ascen-dencia sobre la tropa. Otra anécdota se refiere a aquel pasaje cuando se presentódespués de romper el sitio de Oaxaca, cuando el generalísimo,en compañía de Galeana, abrió fuego contra los realistas quemantenían cercadas, por más de 105 días, a las tropas de Va-lerio Trujano en Oaxaca, donde, vencieron y encarcelaron adecenas de hacendados simpatizantes de la corona, luego de labatalla. Después de la refriega, se instaló un campamento para reor-ganizar las acciones de guerra, pues se sucedían unas tras otras,debido al temor del virreinato, ante el avance de los sureñosque asombraban a propios y extraños por sus victorias marcadascon gran valor, a pesar de la evidente desventaja, ya que se trata-ba de guerreros natos, carentes de armamento y sólo relucía elmachete suriano, manejado con destreza ante el fusil, y el entre-namiento de los soldados de la realeza española. Dicha anécdota marca otra frase compuesta por escasas cincopalabras pero que muestra el perfil de disciplina del insurgente:“Déjeme decirle al señor cura”. En la que Galeana se refería aJosé María Morelos y Pavón, cuando una dama de sociedad le 11
  • 9. 12 HERMENEGILDO GALEANApidió ver al generalísimo, para pedir clemencia para su esposopreso, por estar enrolado en las filas del virreinato. Las referencias de sus hazañas y alusiones a su indómito ca-rácter son una constante en su vida y todos coinciden que setrató de un hombre poseedor de un valor asombroso, totalmen-te fuera de serie, que hasta parecía buscar la muerte. Este trabajo se centró en desentrañar lo relacionado al apelli-do Galeana, ante lo impreciso de los historiadores pues se espe-cula sólo su origen posiblemente sajón, sin más precisionessobre el particular. Se ha presumido hasta ahora, que los antece-sores del héroe provinieron de Irlanda, Escocia o Inglaterra. Vagué por la historia durante ocho años con la invaluableayuda del señor Alessandro Galleana, que vive en Génova, Italiay es descendiente de la ilustre familia, quien me condujo a li-bros europeos, a los Archivos Secretos del Vaticano y por otrossenderos para desentrañar interesantes misterios de los antece-sores de este hombre que engalana el pasado mexicano con suejemplo de valentía y de entrega a la patria. Los historiadores indican que Hermenegildo Galeana luchóal lado de Morelos y sucumbió en brava pelea cerca de Coyucade Benítez, que pertenece al estado de Guerrero en México, quefue descendiente de un náufrago inglés o irlandés cuyo barco sehundió en las costas del océano Pacífico, frente al punto dondehoy está asentado el poblado de San Jerónimo, municipio deJuárez, en el estado de Guerrero, que en esa época no existíacomo tal y formaba parte del territorio de Tecpan. Esta idea se deslizó con el tiempo, pero siempre se dudó delorigen de este hombre, ejemplo de entrega, disciplina y valen-tía, virtudes reconocidas hasta por sus propios enemigos duran-te la guerra de independencia en México. Por lo cual fue necesario regresar muchos siglos para obtenerla información necesaria y encontrar en los rincones de la histo-
  • 10. PRESENTACIÓN 13ria, documentos, libros y en los Archivos Secretos del Vaticano,como ya antes mencioné, donde encontramos datos para des-entrañar el misterio y aportar algo novedoso en el amplio pasa-do del apellido Galeana. Escuderos, caballeros, pajes de reyes, embajadores, duques, ypríncipes son algunos de los títulos de personajes antecesores delos Galeana, que formaron parte de la nobleza europea, valien-tes y honrados que explican la categoría de un Hermenegildoque tenía el porte de un hombre excepcional, que se distinguíaentre todos los demás. Su conducta pulcra, en todos los sentidos, su admiración y res-peto a sus ideales, representados en José María Morelos y Pavón—a quien le guardó lealtad infinita hasta el último suspiro de suvida—, explican su nobleza. Porque le nació desde siempre,porque la traía en la sangre: la lucha por la justicia y por la igual-dad de los seres humanos. Por esas características, Hermenegildo Galeana es, sin duda,una de las figuras más diáfanas que nos ha dado a conocer lahistoria de México y quizá sus ideales muy personales, le moti-varon a profundizar en la esencia ideológica de esa guerra quebuscaba arrancarle al país una dictadura férrea, ejercida por larealeza española, que bien conocía el caudillo. Sabía que la peleaserviría para triunfar y mejorar las condiciones de los pobres. Retrocedamos pues, nuestro reloj, con el fin de conocer mássobre el héroe cuya prestancia y valor fueron definitivos paramotivar a los guerreros que continuaron con decisión la arengade Miguel Hidalgo y Costilla, desde aquella noche del 15 deseptiembre de l810, cuando al lado de Morelos y Galeana, die-ron los primeros pasos de la victoria y descubrieron que era po-sible vencer al enemigo, y el recuerdo del ilustre tecpanense,siempre estuvo de su lado, hasta el triunfo que legó la libertaddel país.
  • 11. PRIMERA PARTE
  • 12. Galiano Ferdinando Galliani Dionisio A. Galianoemperador notable economista ilustre navegante Acapulco colonial Italia, tierra de los antepasados de los Galeana Región de Benita Galeana Piamone, Italia
  • 13. HERMENEGILDON ombre germánico compuesto por Ermin, que es el nom- bre de una tribu, los hermiones, denominada también“tribu de Hermion o de Airman”, que son las dos formas quepresenta el nombre del dios de la tribu. Su significado es “grande”, “fuerte”. El segundo elemento,Gildo, procede de hild (guerrero). El nombre completo signifi-ca, pues: “gran guerrero” o “guerrero fuerte”. Con la invasión de los godos se produjo la entrada de mu-chos nombres germánicos, que eran muy apreciados, por queeran los nombres de los nuevos dueños del país, y que con la re-conquista se incrementó aún más su prestigio. San Hermenegildo está en el centro de una de las páginasmás estremecedoras de la historia de España. El 13 de abril del año 586, víspera de pascua, Leovigildo, pa-dre de Hermenegildo, ordena que éste sea ejecutado por negar-se a recibir la comunión de manos de un obispo arriano. Siendo éste uno de los tantos enfrentamientos entre españo-les, por sostener, los de uno y otro bando, ideologías distintas. Ésta es la secuencia de los hechos: el año 567, segundo de sureinado, Liuva asoció al trono a su hermano Leovigildo, quien asu vez dividió el reino entre los hijos, tocándole en suerte Sevillaa Hermenegildo. Se había criado en la misma fe que su padre, el arrianismo;sin embargo, a causa de la predicación de san Leandro, se con-virtió a la fe católica. Esto no lo pudo aceptar su padre, por loque le declaró una guerra encarnizada. Hermenegildo se alióentonces con las tropas romanas y Leovigildo con los suevos de 17
  • 14. 18 HERMENEGILDO GALEANAGalicia. Además, sin ningún escrúpulo, derramó el oro a manosllenas entre los romanos para que traicionasen a su hijo. Seguro Leovigildo de que no tendría apoyo, pone sitio a Sevi-lla, donde Hermenegildo se hizo fuerte. Al cabo de un año, no llegándole los auxilios prometidos,escapa y se refugia entre los romanos, quienes le abandonan, porlo que tiene que huir a Córdoba. Allí se atrinchera en Oseto,plaza muy fortificada, y tiene que acogerse al sagrado, porquehasta allí le persigue su padre, quien no queriendo profanar laiglesia en que se había refugiado, recurre a los buenos oficiosde Recaredo, su otro hijo, para que convenza a Hermenegildo deque no le queda más salida que rendirse. Se entrega Hermenegildo y su padre ordena que lo carguencon cadenas y lo encarcelen. Es tratado con crueldad por ordende su padre y se informa que va a ser condenado a muerte. Leo-vigildo, hizo un último intento por atraer a su hijo al arria-nismo, por lo que le mandó un obispo arriano, camuflado en laoscuridad de la noche, para darle la comunión, por ver si entra-ba en el juego del engaño para salvarse, pero no quiso ceder porlo que su padre mandó decapitarlo. HERMENEGILDO GALEANALa familia mexicana de los Galeana, de la cual surgió Hermene-gildo, es una historia que hemos resumido con el objetivo deque las nuevas generaciones tengan presente el ejemplo de unmexicano ejemplar que sembró con su actuación, una chispa delibertad y que después se convirtió en luz perenne. Alejandro Villaseñor Villaseñor, autor de este texto, nació en1864 en la ciudad de México y murió en 1912. Dedicó parte de
  • 15. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 19su vida a la investigación, al estudio de la historia y al perio-dismo.1 Digno teniente de un general como Morelos, fue Galeana,quien ha sido calificado por algún escritor como el Aquiles de larevolución mexicana. Vio la primera luz en el pueblo de Tecpan, perteneciente alactual estado de Guerrero y entonces a la provincia de Michoa-cán, el 13 de abril de 1762. Respecto de sus progenitores, se sabe que era descendiente deun marino inglés, que con otros compatriotas había naufragadoen la Costa Grande (al sur de Acapulco), habiendo ocurrido talacontecimiento a principios del siglo XVIII.2 Mucho tiempo tar-dó en aparecer otro buque enviado por el gobierno inglés enbusca de los náufragos, quienes por haberse ya aclimatado enesa tierra, por haberse enlazado con las hijas del país y por dedi-carse a cultivar algodón en los terrenos feraces que para su resi-dencia eligieron, rehusaron regresar a su antigua patria.3 De uno de esos colonos, cuyo nombre no conserva la tradi-ción, nacieron don Hermenegildo y don José Antonio Galeana,siendo hijos de este último, don Pablo, don Hermenegildo, donAntonio, don Fernando y doña Juana, de los que el primero y elúltimo no tomaron las armas contra el gobierno virreinal. 1 Esta semblanza de Hermenegildo Galeana fue tomada de su libro Bio-grafías de los héroes y caudillos de la independencia, publicado por vez prime-ra en 1910. 2 Las investigaciones realizadas por el autor de este trabajo, han reveladoque los ancestros de Hermenegildo Galeana, vinieron de Italia 3 Ramón Sierra López, en su libro El héroe sin cabeza, ya asevera que elorigen del apellido Galeana, no es inglés, indica que es vasco, aunque eneste trabajo, hacemos notar que en realidad su origen es italiano, como po-drá leerse en las páginas siguientes.
  • 16. 20 HERMENEGILDO GALEANA Parece que el apellido inglés del progenitor fue cambiado porel de Galeana, españolizado por los hijos del país.4 Se ignoran los pormenores de la infancia de don Hemenegil-do, aunque no es difícil adivinarlos, dada la población pequeñay tranquila en que residía; únicamente se sabe que a corta edadfue objeto de persecuciones, ignoramos por qué causa, de partede los españoles don Toribio de la Torre y don Francisco Pala-cios; para evitarlos lo llevó a su lado, su primo hermano, donJuan José Galeana, propietario de la Hacienda del Zanjón, de-dicándolo a las faenas agrícolas para las que mostró afición; allípermaneció algunos años y contrajo matrimonio, pero habien-do quedado viudo a los seis meses no quiso volverse a casar, ycuando estalló la revolución de Dolores, era un labrador aco-modado, en la fuerza de su edad, que vivía descansadamente enTecpan, en compañía de sus hermanos, primos y sobrinos. Morelos llegó a Tecpan por noviembre de 1810, con un pe-queño ejército mal armado, sin artillería ni caballería, pero me-dio disciplinado y animoso; los Galeana se le presentaronofreciéndole sus servicios, y aunque el caudillo los recibió conalguna frialdad, pues ignoraba quiénes eran, los admitió en susfilas así como el donativo de algunas armas y de un diminutocañón llamado “El Niño”, el primero que tuvo Morelos y que,habiéndolo comprado a un buque inglés que llegó por aquellacosta, les servía para hacer salvas en las fiestas religiosas. Los que se adhirieron a la revolución fueron don Juan JoséGaleana, su hijo don Pablo y los primos de aquél, don Her-menegildo y don Antonio; el otro, don Pablo, por su edad no secreyó apto para tomar las armas y don Fermín quedó al cuidadode los intereses de la familia. 4 La palabra “parece”, indica la inseguridad del historiador y por lo tantosólo es una especulación.
  • 17. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 21 Nuestro héroe, además de su persona, llevó al incipiente ejér-cito un valioso contingente de soldados que por simpatía a él, sedieron de alta; sobre ellos, ejercía gran influencia don Herme-negildo, al que llamaban “Tata Gildo”, verdadero ascendientepor el buen trato que les daba. El 7 de noviembre se incorporaron los Galeana, y muy pocosdías después tuvo ocasión Morelos de apreciar lo que valían susnuevos auxiliares, pues ya para el día 13, se batían valientemen-te en el Cerro del Veladero contra el comandante Calatayud, y“El Niño” hacía estragos en las filas realistas. El 8 de diciembre se distinguió don Hermenegildo en el Lla-no Grande y el 13, en la Sabana, a las órdenes de Ávila, perocuando Morelos pudo apreciar bien a Galeana, fue el 29 demarzo de 1811 en el campo de los Coyotes, donde por la enfer-medad del caudillo mandaba a los insurgentes el coronelHernández, que en la víspera de la acción huyó vergonzosa-mente del lugar de la batalla: los soldados en el momento del conflicto eligieron por jefe a Galeana, que sin inhibirse empezó a dar sus órdenes como si fuera un jefe consumado y obtuvo la victoria; seis días después rompió el sitio y rechazó a Cosío, y desde entonces dejó de ser un oficial oscuro para convertirse en un jefe que cada día era más conocido. Morelos lo llevó a su lado cuando se dirigió a Chilpancingo,donde le dio el mando de la vanguardia; en Chichihualco sehizo de víveres y trató de convencer a los dueños de la haciendaa que se decidiesen por la revolución, para lo que no tuvo queemplear mucha elocuencia, pues los Bravo, eran partidarios dela misma y bastó la presencia de Morelos para que se resolviesen. Allí dio descanso a su tropa que se echó al río para bañarsecuando se presentaron inopinadamente los realistas; no obstan-
  • 18. 22 HERMENEGILDO GALEANAte tal circunstancia, “los negros no teniendo tiempo de vestirsepelearon desnudos y parecían demonios”,5 consiguiendo al findispersar las fuerzas del comandante Garrote, que dejó cien fu-siles y otros tantos prisioneros. En Tixtla, no teniendo ya parque sus soldados, hizo Galeanarepicar las campanas para hacer creer que Morelos llegaba en suauxilio y consiguió así infundir ánimo en los suyos y desalientoen los enemigos, quienes al fin abandonaron el pueblo, dejandoocho cañones, doscientos fusiles y seiscientos prisioneros. Esedía fue el primero que los realistas experimentaron el valor delfamoso machete suriano, pues Galeana y los suyos, empuñandosu arma, cargaron decididamente sobre aquellos a pesar del vi-vísimo fuego que enfrentaban. Estuvo en la acción de Chilapa mandando un ala del ejércitoinsurgente, pues ya Morelos tácitamente lo consideraba comosu segundo, destinado a obrar por su propia cuenta, fue enviadoa Taxco de cuya población se apoderó después de vencer una obs-tinada resistencia y pacificado la comarca, esperó a Morelos quetenía el proyecto de subir a los valles altos de la Mesa Central. Los insurgentes en Toluca habían solicitado refuerzos, Mo-relos accedió enviando por delante a don Hermenegildo, que re-sistió valientemente en Tecualoya y libró al ejército de unaderrota total, que sin su arrojo le hubieran dado los marinosbajo el mando de Porlier, Michelena y Toro; retirados los realis-tas a Toluca, Galeana con la vanguardia penetró en Cuernavacay Cuautla y destacó algunas partidas que penetraron al valle deMéxico hasta Juchi, Ameca y Chalco. Resuelto Morelos a espe- 5 El entrecomillado se refiere a la frase del coronel Garrote, jefe realista,cuando informaba a sus jefes el resultado de la contienda en que fue apalea-do por los insurgentes costeños y prácticamente derrotado, no obstante quecayó por sorpresa sobre ellos y se marcaba así, el inicio de la fama de Her-menegildo Galeana y lo reconocían sus propios enemigos.
  • 19. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 23rar a Calleja en Cuautla, hizo fortificar la plaza, acopiar pro-visiones y dictó las medidas necesarias para que sus propósitosse cumplieran; y cuando el general español se presentó el 18 defebrero, dio el mando del punto de Santo Domingo, que era elmás peligroso de todos, a Galeana, que estuvo muy oportunoen auxiliar a su general cuando éste con su escolta pretendióinquietar la retaguardia realista, movimiento en el que por pococae prisionero. Al día siguiente fue el ataque general de la plaza, los grana-deros realistas atacaron con gran ímpetu el punto de San Diegoy llegaron hasta los parapetos, pero Galeana saltando la trinche-ra los rechazó, matando con su propia mano al capitán Sagarra;dos nuevas columnas volvieron a la carga y por un momento secreyeron dueñas del punto, pero a su momento fueron rechaza-das a machetazos y Calleja, por primera vez en toda su campa-ña, se ve obligado a retroceder. Al formalizarse el sitio, Galeana opinó que se atacase a losrealistas en su campo antes de que recibiesen refuerzos, peroMorelos se negó, temeroso de perder las ventajas adquiridas.Durante el cual tuvo el mando efectivo del ejército don Her-menegildo, y aunque hizo varias vigorosas salidas, las más nota-bles fueron las emprendidas con el fin de recobrar el agua quelos realistas habían cortado; el dos de abril en la madrugada severificó la primera y consiguió introducir agua a Cuautla, peroLlano, reforzado, la volvió a cortar; entonces Galeana decidióhacer el esfuerzo que relata Calleja en su informe del 4 de abril. Al amanecer de ayer, quedó cortada el agua de Juchitengo que en- traba en Cuautla, y terraplenada sesenta varas la zanja que la con- ducía con orden al señor Llano, por hallarse próxima a su campo, de que destinase el Batallón de Lobera con su comandante, a sólo el objeto de impedir que el enemigo rompiese la toma; pero a pesar
  • 20. 24 HERMENEGILDO GALEANA de todas mis prevenciones y en el medio del día permitió por des- cuido que no sólo la soltase el enemigo, sino que construyera sobre la misma presa un caballero o torreón cuadrado y cerrado, y además un espaldón que comunica al bosque con el terreno, para cuyas obras cargó gran número de trabajadores sostenidos desde el bosque. A pesar de su ventajosa situación, dispuse que el mismo Bata- llón de Lobera, ciento cincuenta patriotas de San Luis y cien granaderos, todo al cargo del señor coronel don José Antonio Andrade, atacase el torreón y parapeto a las once de la noche, lo que verificó sin efecto, y tuvimos cuatro heridos y un muerto. La construcción de este fortín, levantado en momentos, a lavista y bajo los fuegos de los realistas, y artillado con tres piezas,hizo a los independientes dueños del agua, durante todo eltiempo que aún duró el sitio. La noche del 30 de marzo, intentó Galeana apoderarse delreducto del Calvario y aunque consiguió que algunos de sus sol-dados entrasen no pudo conservarlo por haber cargado sobre élnumerosas fuerzas realistas; el 21 de abril favoreció la salida dePerdiz y Matamoros con fin de introducir un convoy, operaciónque se frustró, y cuando se decidió a romper el silencio, donHermenegildo Galeana recibió el mando de la vanguardia yconsiguió durante buen rato detener a los realistas que cargabansobre la muchedumbre inerme que acompañaba al ejército. En Cuautla se reunieron los dispersos y apenas había descan-sado algunos días, Galeana salió contra Añorve, que se habíahecho fuerte en Chilapa, lo derrotó fácilmente el 4 de junio ylimpió de realistas esa parte de la comarca hasta la costa; ense-guida siguió a Morelos hacia Huajuapam donde Trujano estabaestrechamente sitiado, y levantado el sitio, estuvo en la acciónde Palmar donde el gobierno español perdió un gran convoy, yen el ataque de Orizaba se situó en el cerro del Cacalote desde
  • 21. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 25donde rechazó a Andrade, facilitando con esta ventaja la entra-da de Morelos. En la reñida acción de las Cumbres donde el general hizo fun-cionar la artillería como el más hábil técnico, Galeana se vio engravísimo riesgo de caer prisionero, pues hubo un momentoen que se encontró solo y con su caballo muerto; se salvó graciasa que pudo esconderse en el hueco del tronco de un alcornoque;el realista Águila le dio por muerto y Morelos también duda-ba que se hubiese salvado, hasta que al día siguiente lo vio llegarcuando ya había salido personalmente en busca de él o de sucadáver. También concurrió Galeana a la toma de Oaxaca y al sitio delcastillo de Acapulco, el cual se situó en el cerro de la Iguana;ocupada la ciudad, faltaba que se apoderara de la fortaleza. DonHermenegildo encargó a su sobrino don Pablo, que tomara laisla de La Roqueta, mientras él rodeaba el castillo; operaciónpeligrosísima, pues tenía que hacerse bajo los fuegos enemigos yen un terreno muy escabroso donde la menor imprudencia po-día causar la muerte de aquellos profundos voladeros; ambasoperaciones se llevaron a cabo con felicidad y el castillo de SanDiego, falto de víveres y de auxilios, capituló octubre de 1813. Cuando el segundo de Morelos creía que iba a descansar unosdías cerca de su familia, recibió orden de dirigirse a expedicio-nar a la Costa Chica, operación que realizó rápidamente, por loque muy pocos días permaneció ocioso mientras se organizabala expedición sobre Valladolid. No podía faltar en esa función de armas, así es que estuvopresente y recibió el encargo de atacar la garita del Zapote pordonde debían presentarse Llano e Iturbide; penetró a una partede la ciudad y encontró a Llano, quien lo atacó con tal brío queGaleana temiendo un desastre, mandó decir a Morelos que, o loreforzaba inmediatamente, o mandaba que Matamoros atacasepor San Pedro y Núñez por Santa Catalina, pues él iba a verseConsuelo, ganar una línea en esta plana, por fa.
  • 22. 26 HERMENEGILDO GALEANAatacado por frente y espalda; Morelos comprendió el peligro yen el acto envió a Matamoros en su socorro, pero ya los realistashabían cargado demasiado recio, y lo único que Galeana pudohacer fue reunirse a las fuerzas de Nicolás Bravo. Al día siguiente, Galeana se retiró en buen orden por el cami-no de Itúcuaro y acudió a Puruarán designado punto de re-unión, donde contra su opinión y la de los demás generales,Morelos dio orden que se diese la batalla. Derrotados completamente los insurgentes, siguió Galeanaescoltando al general por Zirándaro y Coyuca. Ya en el Sur, mientras Morelos se unía al Congreso, Galeanaquedó mandando en el punto del Veladero, donde lo atacóArmijo con fuerzas superiores. Consiguió rechazar varios ataques; pero sabiendo que Mo-relos era perseguido y viéndose sin recursos, rompió fácilmenteel sitio y tuvo que refugiarse en su hacienda del Zanjón; la des-gracia lo perseguía y aun allí fue a buscarlo Avilés, quien quedóderrotado la primera vez, pero reforzado el realista, no pudo es-perarlo Galeana, que se refugió en el Tomatal. El Congreso lo puso a las órdenes de Rosains, ignorante enasuntos de milicia, con lo que ambos y los Bravo fueron derro-tados en Chichihualco. Disgustado por esta circunstancia quisodejar las armas y aun habló de ello a Morelos, pero éste lleno defe, todavía trató de disuadirlo. Sin embargo, volvió a su hacienda del Zanjón con ánimo demezclarse poco en la contienda armada, pero para ello necesita-ba limpiar de realistas las cercanías y todavía le sonrió la fortunaalgunas veces porque derrotó en Azayac al capitán Barrientosquitándole todo su armamento, rechazó otros ataques de Mur-ga y Avilés y partió para Coyuca. Al pasar el río hizo replegar las avanzadas enemigas y se lanzódecididamente en su persecución, pero atacado por fuerzas su-
  • 23. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 27periores, se parapetó tras de unas parotas (árboles de gruesotronco) y auxiliado por don José María Ávila, empezó a defen-derse; desmoralizada su gente tuvo que batirse en retirada: Una partida realista guiada por un tal Oliva, a quien Galeana ha- bía hecho algunos beneficios en Zanjón y en Tecpan, comenzó a llamar a Galeana por su nombre y a avanzar sobre él con su parti- da; ya casi lo alcanzaba cuando don Hermenegildo picando recio a su caballo que tenía el defecto de dar de brincos, al pasar debajo de un árbol que tenía una gruesa rama en posición horizontal, re- cibió de ella un fuerte golpe que lo desarzonó; otro golpe lo hizo caer en tierra, arrojando sangre por boca y narices. Inmediatamente lo rodearon catorce dragones enemigos que sin embargo no osaban acercársele por el respeto que inspiraba; algo repuesto del golpe intentó defenderse cuando el soldado Joa- quín León desde su caballo le tiró un balazo de carabina que le atravesó el pecho; en vano Galeana quiso sacar su espada para de- fenderse; el mismo León se apeó entonces y le cortó la cabeza, que puso en la punta de una lanza; los realistas sin ocuparse de perse- guir a Ávila y a los fugitivos, regresaron a Coyuca. El tronco quedó tirado y cuando su sobrino Pablo quiso recoger- lo ya Avilés había destacado una partida que impidió la maniobra.6 6 Ha habido polémica respecto a cómo fue la suerte de Galeana, durantemucho tiempo se mantuvo el relato de que murió como lo describe esteautor, es decir, a consecuencia del golpe que se propinó en la cabeza y sedijo que fue cuando huía perseguido por los realistas. Posteriormente, hubouna corriente de historiadores que cambiaron la escena, al explicar que fueatacado por un número considerable de soldados virreinales y que el guerre-ro se defendió como fiera hasta que sucumbió por la desventaja. Sea comohaya sido su final, nada opaca la gloria que sembró Tata Gildo, su brillantepapel, su ejemplo y su lealtad dejaron una página de oro con su nombre enla patria mexicana.
  • 24. 28 HERMENEGILDO GALEANA El comandante realista mandó fijar la cabeza en un alto paloen la plaza de Coyuca, y al ver los denuestos y befa que de aqueldespojo hicieron dos mujerzuelas de la tropa las reprendió seve-ramente añadiendo: “Ésta es la cabeza de un hombre honrado yvaliente” la quitó del palo haciendo que se colocara sobre lapuerta de la iglesia, y poco después la hizo enterrar en la misma. La muerte de Galeana ocurrió el 27 de junio de 1814 en elpuente llamado El Salitral al lado poniente de Coyuca, a unasdos leguas de la población. Dos de sus soldados enterraron sucuerpo pero como algún tiempo después fueron fusilados no seha podido descubrir el sepulcro por más pesquisas que oficial-mente se hicieron, pues el monte ha tomado diversas formas,llenándose de bosque que crece prodigiosamente en aquellosparajes. La valentía de don Hermenegildo rayaba en temeridad, y enlos combates parecía un verdadero león; su nombre solo, basta-ba para infundir terror entre los realistas y pocos eran los que leresistían cuando se presentaba empuñando su espada que ma-nejaba como si fuera machete. Jamás atacó personalmente a un enemigo por la espalda y noderramó sangre fuera del campo de batalla, y aun cuando se lediese orden, se resistía a fusilar a alguien. Amó con verdadera veneración a Morelos y lo respetaba tan-to que siempre le habló con mucho comedimiento y esperaba aque lo interrogase para dirigirle la palabra. Cuando éste supo la muerte de Galeana se abatió mucho yexclamó lleno de tristeza: ¡Se acabaron mis brazos!... ¡ya no soy nada!... En efecto, a Matamoros por su inteligencia lo considerabacomo su brazo derecho, a don Hermenegildo, por su valor, su
  • 25. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 29brazo izquierdo; de haber recibido alguna instrucción (pues nosabía ni escribir) habría superado al mismo Morelos en aptitu-des militares. Ramón Sierra López en su trabajo El héroe sin ca-beza, expone que don Hemenegildo Galeana sí había recibidoeducación escolar y en esta obra presentó una copia de la firmadel héroe, pero estamos conscientes de que no es prueba sufi-ciente que confirme su alfabetización. El estado de Guerrero le dedicó una estatua en el Paseo de laReforma, obra del malogrado escultor Jesús Contreras, que fuedescubierta el 5 de mayo de 1898; pero en Tecpan o en Cuautla,que es donde más la merece, aún no perpetúa el bronce sus ha-zañas, las que por otra parte no necesitan de ella, pues en el Surson relatadas con fidelidad por los padres a sus hijos y en el restodel país son también bastante conocidas.7 En el mismo trabajo de Sierra López, está la reproducción deun comunicado de José María Morelos y Pavón dirigido a Ig-nacio Rayón, en el que afirma que Hermenegildo Galeana nosabía leer, el cual vamos a transcribir parte para mejor compren-sión del lector. Hace pocos días que le había nombrado brigadier de la sexta Bri- gada que en Izúcar está acabando de organizar y completar; pero su mérito y actitud exige este último grado en las presentes cir- cunstancias; pues aunque el Brigadier de la primera brigada, D. Hermenegildo Galeana ha trabajado más y es de más valor, pero inculpablemente no sabe escribir, y por consiguiente le falta aquella aptitud literaria, que recompensa en el otro el menor tra- 7 Cabe señalar que cuando el autor de la reseña efectuó este trabajo, efec-tivamente aún no se construían los monumentos al héroe en ambas ciuda-des, en Tecpan ya se cuenta con dos estatuas de Hermenegildo Galeana y enCuautla, una.
  • 26. 30 HERMENEGILDO GALEANA bajo personal. Sin embargo el expresado Galeana, por su valor, trabajo y bellas circunstancias, es acreedor al grado de mariscal, y por lo mismo se lo he conferido en recompensas de sus fatigas y para componer el juicio de los hombres, y prohibir una dis- pensión o desavenencia en un caso fortuito. Lo más que fuere ocurriendo lo iré participando. Y V.E. correrá la palabra. Dios Guarde a V.E. muchos años. Septiembre 12 de 1812. José María Morelos y Pavón. Al Exmo. Sr. Presbítero Lic. D. Ignacio rayón.- Tlalpujahua. TEORÍAS SOBRE EL ORIGEN DEL APELLIDO GALEANAHumberto Ochoa Campos en su libro El brazo derecho, apuntaque un barco inglés naufragó frente a las costas de Guerrero, enun punto de lo que hoy es San Jerónimo y que entre los sobrevi-vientes había uno que fue quien más simpatizó con los nativos yque debido a que su apellido era difícil de pronunciar le decíana él y a su familia: los del galeón, después se les decía, los Galeonesy finalmente los Galeana. Otras voces de la misma región de la Costa Grande del esta-do de Guerrero en México, comentan que los Galeana debieronser ingleses o irlandeses, por sus características físicas, eran blan-cos, de cabello castaño claro, ojos azules, altos, bien formados yporque se dice que varios años después, llegó un barco inglés ensu busca para regresarlos al viejo continente, pero ellos ya noquisieron retornar, ya se habían casado, tenían hijos y tierrascuyo fruto les había transformado su vida en terratenientes, yahabían acumulado una considerable fortuna y eran respetados. Consideran que aquellos hombres, hablaban con dificultadel español el que aprendían poco a poco y que al preguntárse-les de dónde eran, decían: “yo ser sajón” y que por ello, a su ha-
  • 27. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 31cienda, le pusieron “El Zanjón”, debido a que al referirse a lamisma, los nativos se expresaban así: “en la hacienda del sajón”,luego la relacionaron con Zanja, creyendo que no podían pro-nunciar bien la palabra. Otra de las razones que han llevado a creer a muchas perso-nas y a los mismos historiadores que los Galeana eran de origensajón, es que en aquel entonces, la mayor parte de los barcos co-merciales salían de Dóver, Inglaterra, hacia América y ahí llega-ban escoceses, irlandeses, holandeses, austriacos y desde luego,los propios ingleses principalmente, los cuales deseaban probarsuerte en América. Se empleaban en los barcos, pagaban su pasaje o incluso, has-ta de polizontes se aventuraban para llegar a las tierras del nuevomundo, en la búsqueda de un mejor destino económico. Hay quienes se atreven a opinar que Galeana, proviene de lazona gallega de España, es decir de Galicia y que con el paso deltiempo, por la erosión de las palabras que sufren en todos losidiomas, se fue transformando en el apellido que hoy conoce-mos: Galeana. Este tipo de versiones viajó a través del tiempo por casi 200años, poco se movía sobre el patronímico y así caminó la histo-ria, estancada en cuanto a saber más de los Galeana, apellidoilustre que tiene llenas otras páginas con sus letras en oro, gra-cias a su pasado en Europa. En efecto, Galeana no fue de sangre española, ello sirvió paraapoyar más la creencia de que podría ser sajón y la verdad detodo, es que se le prestó poco interés para desentrañar más sobreel pasado del mismo, les bastó a autoridades e investigadores sa-ber que Hermenegildo Galeana, fue un guerrero sin par, queentregó su vida por la libertad del país.
  • 28. 32 HERMENEGILDO GALEANAEl apellidoLos historiadores consideran que el apellido Galeana, procedede los celtas, un pueblo que dominó gran parte del continenteeuropeo durante muchos siglos e impuso su descendencia y ló-gicamente sus costumbres, fue un pueblo guerrero por excelen-cia, que vivió primero en las tierras de lo que hoy es el país deGales e Irlanda, son la cimiente entre otros, del apellido Galia-no, fueron de raza aria e indoeuropea, conquistaron toda Euro-pa occidental, eran blancos y de ojos azules y existieron dos milaños antes de Cristo, en lo que hoy es Austria, comenzaron autilizar el hierro y mantuvieron sometidos a todos los territoriosde la zona durante muchas centurias.Los celtasLos celtas fundaron las Galias, Francesa, Española, La Galitziade la Europa central y La Galatia del centro de la Asia Menor yaún se conservan ciudades y costumbres en varias partes de esaregión, también conocida como el viejo mundo, que atestiguanla presencia de este pueblo que desaparecido como ente social,continuó influyente en la vida de muchas entidades hasta nues-tros días. Fue el siglo I, antes de Cristo, cuando Julio César conquistólas Galias y con ello dio comienzo una nueva era en toda Europa. En el libro De bello gálico de Julio César, se explica cómo des-pués de la caída del imperio romano, después del año 800, losceltas se distribuyeron por toda Europa, sus apellidos y nom-bres se latinizaron gracias a la influencia de los papas, de esamanera, ese mismo fenómeno ocurrió con el apellido Galiano,que se difundió con variantes de hasta una letra, como ejemplo
  • 29. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 33reiterativo, genealógicamente: Galiano, Galleano, Galliani, Ga-lleani y Galleana en Italia, Galléan, Galléans y Galliens en Fran-cia y Galiana, en España. Cabe recordar que en aquellos años, Europa carecía de unareal división territorial entre las naciones, la cual estaba marca-da solamente por los idiomas de sus habitantes, de tal maneraque las demarcaciones de las actuales Francia, Italia, España,Austria y Alemania entre otros, formaban parte de una sola ex-tensión con infinidad de señoríos, ducados, marquesados, delfi-nados, condados, principados y reinos, que guardaban ampliorespeto al Sagrado Imperio Romano, con su férrea influencia dela religión católica.Los filólogosEn lo que hay coincidencia entre los estudiosos de la filología,es en que el apellido Galiano, Galleano, Galliani, Galleana, Ga-lléan, Galléans, Galliens, Galiana, Galeana, pertenecen al mismotronco, que se han diferenciado en su pronunciación y ligera-mente en la escritura, debido a la fonética de los países donde sehan desarrollado algunos miembros del mismo; además, eltiempo ha actuado, como ocurre con todos los términos y deahí la aparente diferencia entre unos y otros. De acuerdo con este criterio, podemos escribir que el primerpersonaje de esta legendaria familia, o por lo menos el más anti-guo, fue Galiano, el cual fue emperador romano, ya que estáplenamente comprobado que el apellido es original de ese país yque se desarrolló principalmente en la región del Piamonte, lacual se localiza en el norte de Italia.
  • 30. 34 HERMENEGILDO GALEANABreve semblanza de Roma, forjadora delSagrado Imperio RomanoSegún la tradición, la ciudad de Roma fue fundada en el año753 a.C. por los gemelos Rómulo y Remo a las orillas del ríoTíber, esta pequeña ciudad floreció y se desarrolló hasta llegar aser considerada durante la época previa a la República, superiora sus vecinos, haciéndose cada vez más fuerte, a medida que seapoderaba de más territorios. Ya en la República, alrededor del año 270 a.C., Roma domi-naba toda la península Itálica y seguía su expansión. Este imperio que a partir del siglo I a.C., sería gobernado poremperadores, creció y absorbió ciudades y territorios que hoydía, comprenden más de 40 países con cinco kilómetros, de unextremo a otro.Galiano Emperador 8Como en el resto de los emperadores de esta época, de su padreValeriano, es poco lo que se conoce de su vida, antes de sernombrado emperador. Valeriano se casó con Egnatia Mariniana y tuvo dos hijos,Galiano, nacido alrededor del año 218 y Valeriano. Valeriano padre, aparece como ex consul y Prince Senatus, enlas negociaciones con la embajada enviada a Roma, por las le-giones de Gordiano I, para la aprobación senatorial de Gordia-no, para reemplazar al emperador Maximino. 8 Hay autores que escriben Galieno, la mayoría, Galiano, así lo escribióMontesquiu, usaremos este último por considerarlo el más correcto.
  • 31. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 35 En el año 253, el emperador Treboniano Galo, ordenó a Va-leriano que atacara por la espalda a Emiliano, con las tropas delDanubio y Retia, mientras el emperador detenía el paso en elnorte de Italia. Emiliano había sido proclamado emperador por el ejército,tras la victoria de éste en Mesia y se dirigía a Roma para comba-tir con Treboniano Galo. Treboniano y su hijo Volusiano, murieron en manos de suspropias tropas antes de alcanzar a Emiliano, que fue reconocidocomo emperador por el senado. Emiliano escribió al senado, dejándoles la dirección del esta-do, mientras él se dirigía a luchar contra Valeriano, que habíasido proclamado emperador por su ejército. Emiliano fue asesinado por sus propios soldados en Spoleto,al presentarse Valeriano, al mismo tiempo fue proclamado em-perador por todas las tropas y reconocido como tal por el senado. Valeriano designó César a su hijo Publio Licinio Galiano,para a continuación asociarlo al poder nombrándole Augusto. Ambos Augustos, obraron de común acuerdo en camposcomo la legislación, las acuñaciones de moneda y la política in-terna. Como emperador, Valeriano contaba con la confianza del se-nado, a quien favoreció con la política tributaria. Poco después de nombrar Augusto a Galiano, Valerianoconfió el gobierno de las provincias occidentales a su hijo, re-partiéndose el ejército, él se quedó con las provincias asiáticas,iniciando así el sistema de partición del Estado, que Diocle-ciano erigiría como principio de la política imperial. Galiano rechazó a los alamannos cuando ya estaban en Italia,mientras Valeriano no pudo impedir los saqueos e incursionesde los godos, ni la incursión de los boranios que acabaron ocu-pando Trapezunte en el año 253.
  • 32. 36 HERMENEGILDO GALEANA En el año 254, Galiano expulsó con éxito a los alamannos, hoyalemanes, y a los francos, pero se encontró con otro problemaen África, donde los nómadas realizaban continuas incursiones,hasta que logró derrotarlos tras seis años de luchas: 254-260. En oriente, Valeriano controló a los godos y rechazó las in-cursiones de los sármatas en Panonia en el año 254. En el año 255 y 256 las tropas de Sapor I, rey de Persia, con-quistaron Dura, Europos y Antioquía, que fue recuperada enel 256 d.C., tras enviar al general Félix a Bizancio y concentrar elejército de Succesiano, prefecto del pretorio en Asia Menor, Va-leriano reunió su ejército en Samosata. Valeriano con un ejército diezmado por completo por la pes-te, rechazó las propuestas de paz de los persas y en circunstan-cias que se ignoran, fue hecho prisionero en Edesa (actual Urfa,Turquía), siendo obligado a trabajos forzados en Susiana, hastasu muerte, la que ocurrió en 269. Tras su muerte, Siria, Cilicia y Capadocia, fueron ocupadas ydevastadas por los persas. Los godos aprovecharon esta ocasión para renovar sus incur-siones y en el año 259 llegaron hasta Atenas, los sármatas reno-varon igualmente sus acciones en Panonia. Galiano, asumió el poder y se encontró con que el imperioera un verdadero desorden y 30 líderes del ejército pretendíansu lugar, todos decididos hasta la guerra por lograrlo. Viendo que la situación estaba difícil, asimismo en Dacia yMesia, que eran no menos preocupantes, dejó a su hijo Saloni-no y a sus generales M. Cassiano y Albano, a cargo de las tropasromanas en occidente. En aquel mismo año (259) Galiano obtuvo una victoria enDacia, siéndole otorgado el título de dacius y el de germanicusmaximus, en el año 259, al lograr detener a los alamannos quese dirigían hacia Italia.
  • 33. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 37 En Panonia, Décimo Lelio Ingenuo, fue proclamado empe-rador, la lucha contra él fue muy dura, siendo al final asesinadopor sus propios soldados. Inmediatamente, el ejército de Sirmio, proclamó a Regalianoemperador, éste había sido nombrado gobernador de Mesia enlugar de Ingenuo, fue asesinado por los jinetes de Aurelio en el260 d.C. Entre los años 258 y 260, los francos que aprovechaban la si-tuación caótica del imperio en occidente, ocuparon Bélgica ypenetraron en Hispania, ocupando Tarraco y viviendo en la pe-nínsula ibérica casi por 12 años, para pasar finalmente a Mau-ritania y Tingitana. Marco Casiano Latinio Póstumo, gobernador de la Galia, sesublevó y las legiones le proclamaron emperador en el año 259,Salonino intentó someter a Póstumo en el año 259. Los alamannos y francos aprovecharon estas luchas para pe-netrar en la Galia, apoderándose los primeros de Nórica y Retia. Póstumo tomó el cuartel general de Salonino en Colonia,ejecutando a Salonino y extendiendo su poder a la Tarraconen-se, al norte de Italia y a Britannia, gobernando en ellas hasta el267, siendo sucedido por su hijo Victorino. Tras la desaparición de Valeriano, la anarquía más absoluta sehabía apoderado del imperio, siendo nombrados emperadorescontinuamente para solucionar los problemas en las fronteras,los piratas asaltaban las costas, los terremotos y la peste diezma-ban la población, mientras los senadores abusaban del podermilitar y civil. Galiano quedó como único señor del imperio, pero otros ledisputaban el poder, especialmente Póstumo, pero también elsenador Pisón Frugi, que fue proclamado emperador en Tesa-lónica, el general Fluvio Macriano y sus hijos Macriano II y
  • 34. 38 HERMENEGILDO GALEANAQuieto, aclamados en Egipto, Quinto Nonio Regaliano, fueproclamado en Mesia Secunda. Galiano, como ferviente admirador de la cultura griega, sugran deseo, era volver al imperio filosófico de Marco Aurelio. Su esposa de tendencias neoplatónicas y filocristianas, eraSalonina Crisogone. La política de Galiano siguió dos clarosobjetivos: imponerse al poder del Senado y mejorar la vida delos estratos inferiores de la población. De cara al ejército, dio principal importancia a la caballería,la cual ascendió en número. Pisón fue asesinado por los soldados del procónsul de Acaya,Valente, se autoproclamó también emperador de los macedo-nios, fue asesinado por sus propias tropas a las seis semanas deser nombrado. Regaliano murió en combate en el año 263 d.C., Quieto per-maneció en oriente mientras Macriano se trasladó a Iliria paracombatir con Galiano, al mando de 45 mil soldados, pero fuederrotado y se suicidó en el año 261, muriendo también su hijoMacriano II y treinta mil soldados pasaron al bando vencedor,quedando solo Quieto en oriente. Odenato de acuerdo con Galiano, sitió Emesa, donde se ledio muerte a Quieto. En Egipto, L. Musio Emiliano, se procla-mó emperador en torno al año 262 y cortó los suministros dealimentos a Italia. El general de Galiano y Aurelio Teodoro, prefecto de Egipto,vencieron a Emiliano. Odenato, que probablemente era gobernador de Siria-Feni-cia, logró llegar hasta Carras, sorprendiendo al ejército de Sapory apoderándose de todo el botín. En el año 261, se proclamórey de Palmira. Odenato rechazó también a los persas y se apoderó de los te-rritorios abandonados por éstos en Siria y Mesopotamia, con-
  • 35. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 39trolando todo el territorio que se extendía desde el Éufrates aEgipto, estas conquistas alejaron el peligro y partió no sin antesnombrar a Galiano, patricius maximus. Galiano, hábil político, concedió en el año 265 a Odenato, eltítulo de emperador, asociándole al poder y concediéndole el te-rritorio de oriente; al mismo tiempo, Póstumo asoció al poder asus hijos. El imperio quedó dividido en tres grandes zonas, en orientegobernaba Odenato II, en la zona central Galiano y en el occi-dente Póstumo. En el año 266, Odenato y su hijo fueron asesinados en ma-nos de su primo Maeonias, pasando el poder de Palmira a ma-nos de la segunda mujer de Odenato, Zenobia, que tomó latutela de su primogénito Vabalato, meses después, Zenobia seindependizó de Roma. Mientras, Galiano planeó dirigir la lucha contra los persaspersonalmente, poniendo a Eracliano al frente de su ejército,pero éste encontró la oposición de Septimia Bath-Zebinah oZenobia, que lo venció; ella logró atraer a su partido a la pobla-ción griega y a los cristianos, nombrando consejero a Longino,famoso filósofo neoplatónico. En occidente, Póstumo había creado un senado y nombradopretorianos. En el año 267, se llegó a un acuerdo entre Póstumoy Galiano y se delimitaron las áreas de control de ambos. En ese mismo año, las fuerzas de Póstumo que sitiaban Ma-guncia y que habían vencido a los germanos, tomaron la ciudad,pero Póstumo prohibió su saqueo, razón por la cual fue asesina-do por sus propios soldados, junto con su hijo Póstumo II. El general Dacio Aureolo, se sublevó en Italia y tomó Milán,autoproclamándose emperador y amenazando con descenderhacia el sur.
  • 36. 40 HERMENEGILDO GALEANA Galiano interrumpió la lucha contra los germanos y se diri-gió rápidamente a Italia. Galiano venció al ejército de Aureolo junto al Adda y le cercóen Milán, asediando la ciudad en el año 268. Tras la derrota de Aureolo en el Adda, Eracliano, Marciano yAureliano, se conjuraron en contra del emperador Galiano, queya estaba asentado en Milán o Milano, dudándose si intervinotambién el jefe de la caballería Aurelio Valerio Claudio. Tras la conjura, Galiano fue asesinado el 22 de marzo del 268d.C., bajo los muros de Milán, por uno de sus soldados, cuandose disponía a rechazar una salida de Aureolo y su hermano Vale-riano sufrió la misma suerte. Galiano, en su testamento había designado a Claudio, comosu sucesor y Aureolo, cuya causa ya no tenía ningún sentido, fuemuerto por sus soldados.Galleano y Carlomagno 9De acuerdo con el libro Orden de la caballería, se da cuenta deGalleano, que aparece en la historia como escudero del príncipeOrlando, quien en representación de la corona inglesa ante elSacro Imperio Romano (SIR), participó en la batalla contra losárabes que tenían en su poder a España, así que el 15 de agostodel año 778, d.C., su ayudante fue elevado a caballero, por sulealtad y valentía en las batallas. El príncipe inglés Orlando, herido de muerte, pidió a Car-lomagno, ascendiera a su escudero a caballero y de acuerdo con 9 Otros autores que narran el mismo episodio, escriben Galiano, peroconsideramos que el apellido, en este caso, al asentarse Galiano, el empera-dor romano en Milán, 500 años después, se transformó en Galliano oGalleano, según la fonética del norte de Italia.
  • 37. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 41aquella costumbre, recibir tal honor de parte de un noble mori-bundo, el emblema tenía un mayor significado. Carlomagno, emperador del Sagrado Imperio Romano (SIM),luego de ser derrotado tras una emboscada por parte de los Vas-cos, en las montañas de Rosesvalles, territorio de España, anteel cuerpo de Orlando que empezaba a abandonar la calidez,tomó las manos del noble, y cuyas heridas dejaban escapar lavida, colocó la espada entre ellas y éste la colocó en el hombrode Galleano y lo nombró caballero, al que correspondió conmayor arrojo en las batallas subsecuentes. Las fuentes históricas detallan que en aquella época, era cos-tumbre en todas las familias italianas, distinguir el sexo de loshijos a través del patronímico, así que en la de los Galleano, lasmujeres se pusieron Galleani o Galliani, que servía para definirque era femenino, Galleana o Galliana para los hombres, y elpadre era Galleano o Galliano y de esa manera quedaba perfec-tamente tipificado cada miembro de la misma. Es preciso recordar que después de las glorias de Galleano, envarias batallas que se presentaron después de la derrota deRosesvalles, el rey de Austria, Otto de Asburgo, ligado al SacroImperio Romano, lo nombró conde palatino del mismo, cuyodiploma comprobatorio aún se conserva en el Archivo Imperialde Viena, Austria, según da fe el libro Sulla cavallería.Genealogía del apellidoCatólicos por excelencia, trabajadores y respetados: Galleanus,Galleano, Galleani, Galiano, Galleana, Galléan, Galleans, Ga-lliens, Galiana y Galeana son apellidos que provienen del mis-mo tronco, a los tres primeros se les identifica con el títulode nobilis miles, pues pertenecieron a la nobleza de los años de
  • 38. 42 HERMENEGILDO GALEANA1200 a 1500, en la zona que comprendía Francia, Italia, partede Alemania, Austria y parte de España. De acuerdo con los reportes de la viejas crónicas, según li-bros y documentos fidedignos, a esta familia se le recuerda des-de el año de 1363 como a Luis, Jean, Claude, Michel, Arnaud,Balthazard y Gabriel de Galléan, los cuales provienen de Nice oNiza y que se distribuyeron por varios estados de aquella época,en las regiones como Génes, Malnois y Savoy o Savoya, que enla época que se trata, eran condados, villas o marquesados. Otro de ellos era Rafael de Galléan, que fue enviado comoembajador en 1493 a la Corte de España, por Blanche, duquede Savoye, según documento original que fue guardado en laVilla de Niza, con fecha 9 de abril de l544. Dicho testimonio escrito, detalla que Rafael de Galléan fueagregado a la familia Doria, al casarse con la hija de un pode-roso duque que estaba dedicado al alto comercio entre variasnaciones, a través sus barcos, esta familia fue una de las máspoderosas de la época, y se leen en los siguientes términos, loscalificativos que se les atribuían en latín: magnificus, generosus,dominius, aurie Galliani, civitatis, nice, colonelus, generalus, capi-tanus, civitatis y Nicia. Todos otorgados por el duque de Sa-vaudia. Uberto Flogieta, escritor antiguo, afirma en sus trabajos quelos Galleani, son los mismos que los Galléan, que los cambios sedeben a la pronunciación en italiano o francés, según el caso, yque estos apellidos pertenecieron a una de las 50 primeras fami-lias que la república consideraba como de las más importantesde la misma y que existen documentos sobre el particular desdeel año de 1193.
  • 39. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 43Documentos de Nice o Niza 10Galleano, Galleani, Galléan, Galiana o Galleana, provienen delmismo tronco, se desarrollaron en Italia, Francia, Alemania,Austria y España, se escriben y se pronuncian de acuerdo con lafonética y gramática del país correspondiente, en cada demarca-ción, el apellido se dividió en distintas ramas, las cuales fueronposeedoras de varios territorios nobles en los que se encontra-ban ducados, marquesados, baronías, señoríos en los territoriosde Gadadgne, Vedenes y San Saturnín, entre otros. La siguiente filiación: Galleano, Galleani, Galléan, Galiana oGalleana, Galleani, Galléans o Galliens, mantuvieron el ducadode Gadadgne; es decir, aquel que fue de los barones de Issards oIssarts, que no fueron menos distinguidos por sus importantesalianzas con las familias más sobresalientes de su momento. La autenticidad de su presencia en la nobleza antigua, estácorroborada en los archivos de Niza, Francia, cuyos documen-tos enunciados datan del 24 de julio de 1205, que contienenmenciones de Theodore de Gallién, en los cuales se le califica denoble y generoso. Otro testimonio en el archivo de Niza, es el que tiene fechade 16 de marzo de 1357, el cual contiene las mismas crónicas. Para corroborar lo anterior, cabe señalar que de una mismafamilia Galliani, que vivía en Piamonte, Italia, al mudarse algu-no de los miembros a cualquier región de Francia, el apellidocambiaba a Galléan o Gallién y así se dieron todas las derivacio-nes que en España fueron Galiana y Galiano. Louis, Thomas, Balthazard y Charles de Galléan, fueronfuertemente atacados por el señorío de Issarts o Issards, porque 10 Otro documento que nos sirve para refrendar el de Uberto Foglieta.
  • 40. 44 HERMENEGILDO GALEANAse negaban a pagar impuestos en la época del advenimiento deCarlos IV a la corona. Jean Penfrat fue nombrado comisario del Senechal —conse-jo de ancianos—, de Becaurie y Nines, Francia y fue destinadopor los Galleani a trasladarse a la ciudad de Avignon, estableciósu residencia junto a la capilla de San Nicolás, el 30 de octubrede l483, con el objeto de prestigiar la nobleza de la familia en ellugar. La sociedad perteneciente a la nobleza era muy escrupulosa,por lo que el enviado fue obligado a presentar un examen deanálisis de testimonios, concerniente a la comprobación de in-formación de que los Galleani vivían en la nobleza y que des-cendían de familiares igualmente nobles. La estancia de Jean Penfat en Avignon, fue costeada por la fa-milia Galleani, que preparaba asentar a algunos miembros de lamisma, procedentes de Italia, en esa ciudad, por lo que el repre-sentante se manejó en la alta sociedad, primero entregó regaloscostosos a nombre de ellos y así provocó el interés por conocer-los y se produjeron invitaciones formales. Los Galleani que portaban títulos italianos, fueron aceptadosen la alta sociedad francesa con el apellido Galléan y después fi-guraron en los cargos más altos de ese país y ya forman parte desu historia. El noble Claude Galleani, hijo de Jean y de Marie Antoniettedu Chemin, realizó la misma estrategia y su capital fue suficien-te para no recurrir a las regalías de su fiel señorío. Otro dato encontrado en viejos documentos franceses pro-porcionados por el señor Alessandro Galleana, es el de Perrínde Galléan, abuelo de Jean, fue uno de los principales nobles deAvignon, quien en su matrimonio tuvo cinco hijas, cuatro de ellas,poseían las más nobles mansiones de esa villa y la otra se casó
  • 41. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 45con el noble Francois de Genasio de Valence, región, cercana alrío Ródano y al Arco de Los Alpes, en Francia. El testimonio, relata un caso sobre Perrín de Galléan, quiensufrió castigo como consecuencia de una acusación no detalladaen el mismo, al igual que otro grupo de personas de alta condi-ción social, debido a la sentencia del Senechal, el 7 de noviem-bre de 1460, las acusaciones fueron bien preparadas y se aplicóla sanción contra todos. Otro documento por separado, localizado en la zona delPiamonte, Italia, señala que en la época de persecución a pro-testantes, en la que se cometieron innumerables abusos y enmuchas ocasiones, valía tan sólo la sospecha de que alguiensimpatizara con esa religión, para que se le decretara la muerte ydentro de la historia italiana, se consigna que en ese mismo año,un anciano de nombre Perrín de Galléan y su hijo David, quedependían de la iglesia de Vilario, fueron cruelmente sacrifica-dos al ser acusados de profesar la doctrina de Martín Lutero. Posteriormente, bajo la influencia de la familia Galléan, serealizó una investigación por parte del comisariado, preparadacuidadosamente en 1463, a petición de la burguesía de Contayy Piamonte, la cual consta en los anales de la historia de Velpag-ne, indica que se comprobó firmemente que se conoció al noblePerrín de Galléan, que éste mostró documentos de sus ances-tros, que eran nobles de extracción y que siempre vivieron no-blemente al servicio de la iglesia católica. Perrín de Galléan, contaba con un certificado de hugonín—título de aquella época —, con fecha 16 de octubre de 1460,el cual firmó el marqués de Saluces y fue presentado a la autori-dad; además, al consejero del duque de Saboye y al capellán dePignerol, asimismo, a una gran cantidad de los principalesnobles de la misma localidad italiana, así como el pergamino no-biliario de Antoniette de Jordán, viuda del noble Perrín de Ga-
  • 42. 46 HERMENEGILDO GALEANAlléan, hija a su vez, de N. de Jordán, delfín de Capón y los do-cumentos de otros reconocidos de la nobleza de toda la región,integrantes de la alta sociedad de Capón, en esa demarcación. Se mantuvo la averiguación y paulatinamente, se demostróque Perrín, siempre vivió noblemente, que era de excelente fa-milia y se mostraron documentos que probaron que pertenecíaa la nobleza de la región de Issards ó Issarts, lo cual fue constatado. George de Galléan, hijo de Balthazard se casó el 19 de enerode 1598, con Louise de Gadagne, hija de Thomas de Gadagne,quien era caballero de la orden del rey, señor de Bauregard, ba-rón de Champroux y Briac, matrimonio que fue atestiguadopor M. Nicolás Dorlin, alta autoridad de Lyon. Thomas de Gadadne, padre de Louise, la que fue esposa deGeorge de Galléan, dejó una herencia económica y nobiliariatan inmensa, que a la fecha hay descendientes directos de estepersonaje que aún conservan títulos y envidiable posición. Hay 63 parientes de Thomas de Gadagne, que están registra-dos en los archivos de la Genealogía francesa, documento que seguarda en el archivo nacional de esa república, lo que constatala veracidad de los datos aquí expuestos. El matrimonio tuvo varios hijos a saber de: 1. Charles de Galléan, cuya esposa fue Louisse de Labeau. 2. Luis de Galléan, quien siempre se distinguió por su carácter justo, rebelde e independiente. 3. Guillermo de Galléan, quien decidió abrazar la vocación ecle- siástica. 4. Charles Félix de Galléan, heredero de su madre Louissa de Gadagne, a quien le fue asignada la cuenta de Gadagne; es de- cir, el poderío.
  • 43. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 47 Charles fue reconocido como uno de los mejores capitanesde su siglo, ascendió a general del rey en la provincia de Berry yfue gobernador de Font Mouson de la Rochelle, en el país deAunis, en la isla de Olerón. La comunidad de Berry, posteriormente se convirtió en unimportante punto político, al grado que fue elevado a ducado,gracias a los logros y gestiones de Charles Félix de Galléan, caberecordar que en 1757, Luis de Francia, ocupó la titularidad delmismo, se inició en la Orden de San Lázaro y cuando ya ocupa-ba la primera magistratura, abandonó el cargo al ser elevado sudominio a delfinado, que en la escala de la nobleza era superioral ducado y posteriormente fue nombrado rey de Francia, conel nombre de Luis XVI. Charles Félix de Galléan, comienza a servir a los centros co-merciales y se inició apenas a los 14 años, se fue a la reposiciónde la isla Margarita, donde dio una prueba de su gran valor alatravesar las trincheras del enemigo blandiendo su espada conasombrosa entrega. Le llevó más horas de combate para tomar la población deRozes y en plena acción bélica una bala de mosquetero partióen dos la espada de Paul de Fortia, barón de Baumes y otra balale hirió la pierna el cual cayó adolorido, entonces, Galléan lesalvó la vida, al llevarlo sobre los hombros lejos de la acción, aun lugar seguro, evento registrado en 1645. En esa contienda Charles Félix de Galléan, recibió seis heri-das en plena batalla, la cual duró varias horas y así con la des-ventaja de sus lesiones, continuó en la lucha sin descanso y sinimportarle el estado en que se encontraba, sin que en ningúnmomento perdiera el ánimo, él mismo fomentó ante los demásel coraje e intrepidez, hasta lograr la detención del comandantede las fuerzas enemigas y esta contienda con todos los detalles,está en la historia de Francia, que data del año de 1645.
  • 44. 48 HERMENEGILDO GALEANA Después de esta expedición, Charles Félix de Galléan, se retiróde las actividades en los centros comerciales y entró al régimende la marina, donde se distinguió al tomar las fortificaciones deAire, Arras y Bapaume, prosiguió en la batalla de Rocoy, paratomar ahí la ciudad de Lérida y ponerla al servicio real, comoárea de entrenamiento de campo. Galléan, fue nombrado coronel del Regimiento de la Mari-na, fue jefe del auxilio en las bases de Arras y Dunkerque y diri-gió la defensa de la Presa de Rhetel en 1646. Se distinguió en la defensa del Puente de Gien en 1652, co-mandó a más de 500 hombres en calidad de mariscal de cam-po, al combatir en la jornada bélica de San Antonie, fue hechoprisionero en el condado de Kinski, por el general de caballeríaalemán, quien era el conde de Villanueva de San George y du-que de Lorraine, ya que cayeron sobre ellos de sorpresa en su te-rritorio. Gadagne, fue tomada por el visconde de Turrene, después deproponer la negociación de ese ducado a su favor con el princi-pado, Galléan tuvo que aceptar entregarlo como consecuenciade aquella derrota y el hecho se consumó en 1652. Charles Félix de Galléan, fue ascendido al cargo de lugarte-niente general, él comandó una ala del ejército en la batalla deDunes, en Francia. Posteriormente sirvió al ejército de Catalougne,11 después aFlandes y luego fue hecho prisionero en un punto adelante deValence, Francia. Estuvo a cargo en 1664 de un regimiento de Troupes, en unasunto de transportes de Gígeri. Los venecianos les donaron después el regimiento general desus armas contra los Turcos. 11 Cataluña francesa.
  • 45. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 49 Galléan fue designado a la siguiente guerra y adquirió granreputación en el campo de las armas del rey, al demostrar unavez más su gran valentía, sus dotes de estratega y don de mandoante la tropa. El papa Clemente IX, en consideración de esos serviciosles asignó el condado de Gadagne, rendido ya en esos momen-tos y dependiente de la República de Venecia,12 territorio quetambién fue devuelto a la religión católica, a partir del 30 de no-viembre de l669, asimismo, la Torre de Chaternauf o Cha-terneud, Giraud Ami y el condado de Venaisin, diócesis deCavallion y todos los ducados bajo la dependencia de Gadagne. Charles Félix de Galléan, murió el 6 de enero de 1700, a laedad de 80 años, su esposa Jeanne de Gravé, con la cual no tuvodescendencia, quedó en calidad de heredera de su madre por loque dispuso de las tierras, así como del ducado de Gadagne afavor de su sobrino Luis, que ya era marqués de Nerestang. Cabe anotar que con anterioridad a estos hechos, uno de losmiembros de la familia Galléan, casó con una bella dama de lacasa Nerestang, por lo que posteriormente, este señorío quedespués fue condado y más tarde marquesado, pasó a la casaGalléan, lo que explica porqué el sobrino político de CharlesFélix, lo tenía en su poder. Entre los fundadores de la casa Nerestang, están Philibert,marqués de Nerestang, quien ocupó el cargo de gran maestro enla Orden de San Lázaro en el periodo de 1604 a 1620, Claudede Nerestang, que también fue marqués y fue gran maestro dela misma, de 1620 a 1639, Charles, en el mismo cargo nobilia-rio de 1639 a 1644 y Charles Achille, de 1645 a 1673; todosellos ejercieron altos cargos dentro de la organización citada y 12 Hoy es una ciudad de Italia.
  • 46. 50 HERMENEGILDO GALEANAestán en la relación de nobles de Francia, en el archivo nacionalde ese país. La decisión de Jeanne de Gravé, de heredar a su sobrino, sevio impedida debido a la dudosa muerte del señor de Neres-tang, con fundamento en el código del 17 de diciembre de1718, ella fue sustituida de la rama de los Galléan y señoresde Vedenes, por decisión de la comisaría general, esta sustitu-ción fue promovida por los hijos de Francois de Galléan, a par-tir del 7 de febrero de 1733 y se declararon a favor de su padreque era duque de Gadagne, marqués de Vedenes y antiguo capi-tán de caballería. Louis de Galléan, señor de Vedenes, de Águilas y de San Sa-turnín, fue esposo según el acta del 3 de octubre de 1641, deJeanne Mari Benoite de Seguín, quienes procrearon a los si-guientes hijos: 1. Joseph Francois Gabriel Mari de Galléan. 2. Charles Félix, conde de Galléan. 3. Alphonse de Galléan, quien fue caballero de Malta. 4. Marie Elizabeth, quien fue esposa de Francois de Galléan, mar- qués de Issarts y de Salernes.13 Joseph Francois Gabriel Mari de Galléan, se casó el 17 deseptiembre de 1641 con Elizabeth de Galifet, hija de Jaquesde Galifet y de Anne de Salvanei, de este matrimonio nacióPierre Francois de Galléan, duque de Gadagne y Jeanne de Ga-lléan, la cual se casó con Joseph Gaspard de Cancey, señor deSan Román. 13 Se aclara que Francois no era de la misma sangre, lo que sucedió fueque el título nobiliario era en esa época ya de “de Galléan” y como parte dela familia tenía derecho a usarlo.
  • 47. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 51 Pierre Francois de Galléan duque de Gadagne, casó el 10 dejunio de 1703 con Louise de Amanzé, hija de Louis, conde deAmanzé, señor de las demarcaciones de Liev, Prisi, Comble, LesCastaux y las Plazas, fue consejero del rey, primer lugartenientegeneral del duque de Borgoña, gobernador de la Villa de Avig-non y del castillo de Bourbon-Lanci. Pierre Francois de Galléan y Louise de Amanzé, procrearon aJoseph Louis de Galléan, quien más tarde fue duque de Gadag-ne, y a Joseph Gaspard de Galléan, quien fuera un antiguo capi-tán de Vaiseaux a las órdenes del rey. También fueron padres de Charles Félix de Galléan, homó-nimo de otro de los parientes, el cual fue comandante de la Or-den de San Jean de Jerusalem, fue vicario general de la Diócesisde Gap. Y de Charlot de Gallean, la cual casó con el marqués de Gri-lle de Estoulblon. Joseph Lois de Galléan, duque de Gadagne, de Águila, señorde Vedenes y San Saturnín, antiguo maestro de caballería ymaestro de soldados de la guardia del rey por la villa de Avig-non, en el año de 1729 y fue comisionado por orden real parafelicitar a su majestad por el nombramiento de monseñor deDauphin. Joseph Lois de Galléan, casó el 7 de septiembre de 1749 conCharlot Gabrielle Montreal, hija de Gaspard de Fortia de Polo-nia, marqués de Montreal, co señor de Lagnes, de San Troquet,antiguo maestro de caballería, del cual, seis de sus familiares y élmismo, aparecen en la lista de los nobles más importantes deFrancia, según información recabada en el archivo nacionaldel país. Joseph Louis y Charlot Gabrielle, procrearon dos hijos y treshijas de acuerdo con los registros del año de 1758.
  • 48. 52 HERMENEGILDO GALEANA Documentos de este matrimonio revelan que la familia deGalléan de Vedenes, de San Saturnín y de Chaterneud o Cha-terneux y de Gadagne, que son originarios de la región de Pia-monte. Que los Galléan, fueron co señores de Vedenes desde finalesdel siglo XV hasta finales del siglo XVI y posteriormente señoresde Issarts. Que desde el año 1535, compraron el señorío de Vedenes y elseñorío de San Saturnín, para después repartirlo entre sus fami-liares; el de Issarts se lo atribuyeron a una rama de la familia, elde San Saturnín y Vedenes a otra de las vertientes de los Galléanque se mudaron a Génova, Italia. En 1668, el entonces cadete de nombre Charles Félix de Ga-lléan, hijo de George de Galléan y de Louisse de Gadagne, fueoficial de armas del rey, compró el señorío de Chaterneuf oChterneux a Giscard Amic, el cual más tarde fue erigido ducadopor el papa Clemente IX en 1669 y por todo lo anterior, esosterritorios tomaron el nombre de Chaterneud o Chaterneux deGadagne. Chaterneuf o Chaterneud, fue un señorío desde el año de1228, cuyo titular fue Gautier de Neufchatel, Chaterneud oChaterneuf, quien ya había sucedido a nueve ancestros en elcargo, lo que nos indica la antigüedad del título, fue gran maes-tro de la Orden de San Lázaro o Cruz de Malta y pertenece a lasfamilias más importantes de la nobleza francesa, lo que nos ex-plica la razón de que George de Galléan lo haya comprado,pues la representación de este señorío, contaba con importanteinfluencia política en la clase social de aquella época. Entre los integrantes de la familia de Galléan, hubo caballe-ros del rey y de esa misma rama, hubo duques de Gadagne, aun-que de estos títulos no hay registros en Italia, ya que la época enque ocuparon estos cargos, la parte norte de esta nación estaba
  • 49. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 53controlada por el reinado de Francia, donde sí están los docu-mentos probatorios es en el archivo nacional de ese país. Parte de la familia de Galléan, llevó a cabo una alianza con lapoderosa familia Forbin de la Santa Cruz, pues éstos aportaroninmensas tierras a cambio de recibir títulos de nobleza del seño-río de Issarts.Naturalización 14 Por la gracia de Dios, rey de Cerdeña, de Chipre, de Jerusalem, duque de Savoya, de Chablais, duque de Génova y de Plaisance. Príncipe de Piamonte, conde Mariane, de Génova, de Niza, de Tande, de Astrie, de Fontone 15 y de Bobbio. Las ilustres prerrogativas de la familia Galléan, que son antiguos nobles, le pide en justicia, que por méritos de la casa —Galléan, Galleani, Galleana—, pedimos nos reconozca y nos complazca, le suplicamos nos autorice la naturalización que fue demandada por aquellos descendientes con la dispensa de habitar en nuestro estado.Charles Emanuelle Galléan o Galleani 16Proveniente de la región de Génes, desde donde se trasladaronunos a Nice o Niza, otros a la región del Piamonte, a un lado deTurín o Torino, en el norte de Italia, donde aún existe una frac- 14 Documento del Archivo de Niza, Italia. 15 Fontana 16 Datos localizados en el Archivo Gubernamental de Turín —Torino,Italia—, con fecha 30 de septiembre del año de gracia de 1764 de nuestrorégimen, número 35.
  • 50. 54 HERMENEGILDO GALEANAción de tierra que se le conoce como Galliani, y otros más aAvignon, Francia. El escudo de todos estos miembros de la familia es de plata yuna banda que representa una espada cubierta con arena, acom-pañada de dos rosas rojas.17Príncipe de GalléanDocumentos antiquísimos, escritos en italiano tedesco, tra-ducidos primero al gótico y después al español, obtenidos delos Archivos Secretos del Vaticano, gracias a los buenos oficiosdel señor Alessandro Galleana, quien es uno de los eslabones deesta interesante familia, quien vive aún en Génova, Italia, revelanla correspondencia del príncipe de Galléan, Carlo HyacuntheAntonio, quien se dirige a Francisco I y a otras personalidadesde aquella nobleza, para la consecución de otros títulos nobi-liarios: Carlo Hyacinthe Antonio, príncipe de Galléan, escribíaal emperador romano:18 Serenísimo, poderosísimo, insuperable Emperador, Rey de Alema- nia y de Jerusalem. Gracioso Emperador, Rey, Soberano y Señor: Su Majestad Romana Imperial se complace de proveer de pro- pia persona en virtud de la hereditaria magnanimidad y gracia a la exquisita elevación de rango en para aquellos que por nobilidad de sus propios ancestros que por mérito propio adquirieron suficien- te benemérito. 17 Datos obtenidos en la Heráldica de Francia, que relaciona la escuderíaoficialmente reconocida en la nobleza a través de la historia. 18 Traducción del gótico alemán al italiano y después al español: la faltade puntuación y letras mayúsculas, es parte del texto original.
  • 51. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 55 Por eso Rey Soberano y Señor la antiquísima noble raza de los señores de Galléan y de Issarts, que yo ahora represento en mi per- sona como resultado de las breves relaciones históricas de mi genea- logía y pruebas de filiación de quienes respetuosamente adjunto, no nada más han ininterrumpidamente cubierto los más altos car- gos de honor como en los rangos religiosos, militares y civiles de muchos siglos para acá, los cuales fueron adquiridos por las Baro- nías, Condados y Marquesados más considerables e importantes, consiguiendo no solamente altos honores de orden caballeresco, pero también han tenido la rara fortuna de emparentar con diversos esposos reales y otros príncipes reinantes de antigua estirpe. Mi difunto padre, no sólo en su calidad de embajador real fran- cés, junto a las más variadas potencias y últimamente a la Corte Real Polaca y del Príncipe Guijarro elector, se ha esforzado con la máxima diligencia de prestar el mejor servicio posible al Sagrado Imperio Romano. Y yo en calidad de Dignatario oficial en este caso fui ya honra- do por su Santidad El Papa con un Diploma de balanza y del pa- trimonio y Jefe ceremonial. En otras puedo decir que soy Príncipe Caballero del Alto Or- den de San Uberto y de haber sido investido por la Orden de Ca- ballero Blanco por parte de su Majestad Real Polaca. Con lo anterior, le pido querer asumirme en servicio de Vuestra Majestad Imperial y al Sagrado Imperio Romano, al cual dedico mi más diligente y fiel obra. Por cuánto revelo arriba a su Majestad Imperial Romana mi más y respetuosa instancia hasta que la vuestra Majestad, Altísima provea con la más alta benevolencia de mi y mi la mía. Otra carta, que Carlo Hyancunthe Antonio, príncipe de Ga-lléan, envía al emperador del Sagrado Imperio Romano, en la
  • 52. 56 HERMENEGILDO GALEANAcual de manera más directa solicita ser elevado a príncipe delmismo. A la Sagrada Majestad Imperial Romana, Rey de Alemania y de Jerusalem. A la más condescendiente instancia: Yo, Carlo Hyancunthe Antonio, Duque y Príncipe de Galléan, Marqués de Issarts y de Courtines, de Salernes y de Avignon, Conde de Castelets, Caballero del Orden Real Polaca del Aguila Blanca y del orden Palacial de San Uberto. Comandante de la Sagrada Religión de los santos Mauricio y Lázaro de Saboya, Caballero de Honor de la Orden de los Caba- lleros de San Juan de Jerusalem, de su Alteza Serenísima, Del Pala- cio Mayor con sede en Wulzburg, Consejero Secreto del Estado y Jefe de Ceremonia. Pido a Vuestra Majestad Imperial de elevar el rango de Príncipe del Sagrado Imperio Romano a mi y a mis descendientes legítimos de ambos sexos en línea descendiente con la máxima benevolen- cia, por la cual investidura y conducta soy dotado convenien- temente por gracia divina de medios suficientes en unión a todas las prerrogativas referentes y de querer concederme con mi máxi- ma diferencia el permiso de ampliar por derecho de nacimiento, mi antiquísimo Escudo de Armas, que aquí adjunto con las usua- les gemas principescas y evidenciar otras en el bosquejo corres- pondiente. Desde ahí cuidaré de satisfacer devotamente por toda mi vida por deuda y gratitud la máxima benevolencia y gracia demostrada a Vuestra Majestad Imperial y con toda mi más sentida humildad me someto a Vuestra Majestad Imperial Romana. El Vuestro más condescendiente y devotísimo
  • 53. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 57El nombramientoComo consecuencia de la carta el emperador le contestó a CarloHyacunthe Antonio, príncipe de Galléan con fecha 29 de Oc-tubre de 1761 en la que lo reconoce como su pariente y semuestra más que halagado y condescendiente con él, de talmanera que envía copia de la misiva al Arzobispo de Magonza—Maguncia—, Alemania y se entiende que ordena que Ga-lléan, sea elevado a príncipe del Sagrado Imperio Romano. Carlo Hyacunthe Antonio de Galléan Príncipe de Galléan 15 de septiembre Príncipe del Sagrado Imperio Romano Roma 29 de octubre de 1761: Francisco electo por gracia Divina Emperador Romano y por todos los tiempos protectores del Imperio: “Eminentísimo querido sobrino y Príncipe”: Puesto que hemos subido a partir del 15 de septiembre al rango de Príncipe del Sagrado Imperio Romano con el predicado: Ilus- trísimo y afectuosísimo y queridísimo consanguíneo Carlo Hya- cunthe Antonio, Príncipe de Galléan unido a sus descendientes legítimos de ambos sexos en consideración a su floreciente esposa, que desde el año 800 se hizo notar no sólo por haber cubierto ininterrumpidamente cargos de honor muy importantes ya sea en el cargo civil o en el militar, pero también por la adquisición de considerables baronías, condados y marquesados a los cuales fue- ron conferidos altísimos honores de orden caballeresco y por el privilegio de ser emparentados en matrimonios con descendientes de sangre real, así mi queridísimo, lo invito a tal propósito de mo- do amistoso y venerable de actuar consecuentemente y de atribuir a Carlos Hyacunthe Antonio el título de Príncipe del Sagrado Im- perio Romano perteneciéndole también a su descendencia legíti-
  • 54. 58 HERMENEGILDO GALEANA ma de ambos sexos en todas las ocasiones, en los cargos oficiales y respectivos documentos, de tomar nota al respecto de lo que acontece en las Cancillerías de Vuestra Eminencia: Mientras tanto quedamos con una queridísima amistad, firme y Gracia Imperial y por todas vuestras exigencias mi más venera- ble estímulo. Citado en Viena el veintinueve de octubre del año de 1761 y diecistésimo de nuestro Reino. Vuestro queridísimo complaciente amigo: Francisco. A su eminencia Juan Federico Carlo Arzobispo de Magonza y Obispo de Worms del sagrado Imperio Romano y Gran Canciller de Alemania. Al nuestro amado sobrino y Príncipe electo. Finalmente, el Arzobispo de Magonza, se dirige a Carlo Hya- cunthe Antonio, Príncipe de Galléan, para enterarlo que su solici- tud ha sido aceptada y por lo tanto, nombrado Príncipe del Sagrado Imperio Romano. Ilustrísimo Príncipe: Magonza, el 16 de noviembre de l761 Ilustrísimo Príncipe de Galléan Jefe Palacial Ceremonial. Veníamos a saber de vuestra querida carta del 12 del corriente mes y del adjunto escrito en virtud del cual S.M.I.19 con la más 19 Su Majestad Imperial.
  • 55. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 59 alta clemencia se complace en subir al rango de Príncipe del Sa- grado Imperio Romano ha vuestra Señoría queridísima, como también a su descendencia legítima entre ambos sexos. Por lo mismo tomamos parte en este gustoso suceso. Manifestando a usted Príncipe, nuestro más cordial felicitación agradeciéndole a usted queridísimo, que vuestra Señoría haga par- tícipe a vuestra descendencia de cuánto se ha expresado anterior- mente. Quedo de Vuestra señoría queridísima. Buen Amigo.Genealogía de la familia 20 GALLEAN des ISSARS, Louis Parents: Père: GALLIANI, Claude Mère: de CAMINO; du CHEMIN, Anne Famille: Mariage: 21 octobre 1484 Conjoint: de LUETZ, Marie Enfant(s): GALLEAN des ISSARS, Antoinette 20 Archivo Nacional de Francia.
  • 56. 60 HERMENEGILDO GALEANA GALLEAN des ISSARS, Balthazar Famille: Conjoint: de BERTON de CRILLON, Emilie Parents: Père: de BERTON de CRILLON, Gilles II Mère: GRILLET, Jeanne GALLEAN des ISSARS, Françoise Parents: Père: GALLEAN des ISSARS, Thomas * Mère: MAYAUD, Anne (Amielle) Enfant(s): de MERLES de BEAUCHAMP, Perrette de MERLES, Balthazar de MERLES, Jean GALLEAN des ISSARS, Françoise Parents: Père: GALLEAN des ISSARS, Thomas * Mère: MAYAUD, Anne (Amielle) Enfant(s): de MERLES de BEAUCHAMP, Perrette de MERLES, Balthazar de MERLES, Jean Mariage: 29 décembre 1482 Conjoint: GALLEAN des ISSARS, Jeanne
  • 57. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 61 Parents: Père: GALLIANI, Claude Mère: de CAMINO ; du CHEMIN, Anne Enfant(s): de SEYTRES, Balthazar d.P.Archivo Nacional de Italia GALLIANI, Antoine Naissance : EST 1400 Parents: Père: GALLIANI, Pierre Mère: CAPPONI, Antoinette GALLIANI, Antoine Louis Parents: Père: GALLIANI, Humbert Mère: d’AURIA, Jacqueline Famille: Mariage: 07 mars 1350 à Corgné, Italie, France Conjoint: GALLIANI, Claire Parents: Père: GALLIANI, Bernard Mère: N, Sanchette Enfant(s): GALLIANI, Pierre GALLIANI, Théodore
  • 58. 62 HERMENEGILDO GALEANA Parents: Père: GALLIANI, Inigo GALLIANI, BozioEscudería de la familiaGalléan De Galléan, Gallien De Galléan des Issarts De Galléan de GadagneArmasEscudo: de plata con una banda en forma de sable, con el inte-rior semejante a la arena, acompañado de dos rosas rojas. Soportados en tenazas: dos ángeles vestidos con túnicas deoro, cada uno bendito, todos los símbolos confeccionados enoro, que reflejan la zona francesa de Águila, a la izquierda, unabanda de plata y otra de oro al borde del sable. Armadura: un león de oro levantado en el contorno, monta-do en plata y rosas rojas. La arena: representa un siglo de la familia, todo soportadoen oro. El color azul: está soportado en plata y flores rojas, con un fle-quillo de oro agregado a la corona del principado. Señal: esta representación fue la común para las diferentesramas de la casa de Galléan, de los Issarts y de los Salerns, que semantuvieron hasta 1704.
  • 59. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 63Títulos sucesivosCo señor de Vedenes, luego barón de Vedenes en las regiones deVaucuise, Bedarrides, Águilas, localidades que se encuentran enla zona de Rhóne, en la parte de Francia cercana a Italia y Espa-ña del lado de Cataluña. Adquisición por alianza y de matrimonios de los barones deIssarts y de Courtines en Languedoc en 1392, entre miembrosde la familia Galléan e hijos o hijas de los nobles antes mencio-nados, de esta manera el ducado de Issarts, pasó con los años alos Galléan. Señores de Castelet, de Saint Sevournin, regiones de Roque-vaire, en la entrada de Rhóne y Cadareche. Marqués de Salernes,21 Diócesis de Fregus, de acuerdo conlecturas verídicas de 1653.BeneficiadosLuis II de Galléan de señor de Issarts, esposo de Margarita deMontevés, dama de Salernes. Señorío, luego baronado de Chaterneuf, judicatura de la islade Sorgue, Diócesis de Cavalión, por continuación de ma-trimonio con George de Galléan de Vedenes, con Luisa deGadagne. Erigido por el último barón y duque al título de ducado pri-mero de Gadagne el 30 de mayo de 1669 por el papa ClementeIX, siendo beneficiado con ello Charles Félix de Galléan deGadagne, lugarteniente general hasta su muerte en 1700. 21 Vicario de Dragunian.
  • 60. 64 HERMENEGILDO GALEANA Título heredado y confirmado en Francia, por Decreto impe-rial de 14 de enero de 1861 a Luis Charles de Galléan, duque deGadagne. Además de otro título de la misma descendencia:príncipe del Santo Imperio en 1761.BeneficiariosCarlos Hyacunte de Galléan, barón de Issarts, duque por Bula(Orden Papal) de 1757 y príncipe romano en 1761.CargosAntonio Galliano o Galliani, fue primer cónsul de Avignon en1461, Luis de Galléan fue gobernador del Palacio de Avignonen 1541, cuando era papa Pablo III, cuyo nombre real fue Ale-jandro Fernessio y que fue uno de los prelados más queridosde Roma, sustituyó a Clemente VII, éste último hijo legítimo deGiulano de Médeci y primo del que también fuera papa, León X. Francois y Melchor de Galléan, fueron alternadamente caba-lleros de la orden del rey, el último, fue coronel de caballería delpapa Paulo II, cuyo nombre fue Alessandro Fernesse, en Avig-non, cargo que ejerció cumplidamente mientras el príncipe dela iglesia católica se debatía en severas acciones de guerra en de-fensa de los intereses de la religión. Francois de Galléan, fue paje de la reina María de Médecis en1461, obtuvo los siguientes títulos nobiliarios: caballero, mar-qués de Durban, consejero de Caderouse, gentilhombre y orde-nador de los asuntos personales del rey. Certificó que la casa, al referirse al apellido Galléan, Galleanio Galleana, era una de las familias más nobles y de las más anti-
  • 61. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 65guas de la villa —Avignon—, que tenía más de 300 años atrásreconocimiento por parte de los más nobles, y que los miembrosde la misma, siempre vivieron en estos términos y que poseye-ron los cargos más delicados, desde el primer consulado en 1468y que todos sus descendientes ocuparon posiciones sumamenteimportantes. Balthazard de Galléan fue consejero del estado de Epeé, enFrancia Charles Hyacunthe de Galléan, fue ayudante de campo delpríncipe de Conti. Charles Félix de Galléan, casó con Jeanne de Gravé y fallecióen 1700, fue el duque heredero de Gadagne, igualmente fue lu-garteniente de las armas del rey. En 1733, murió Jeanne de Jeanne de Gravé, quien heredó asu único descendiente Loius Achille de Nerestang, duque deGadagne, al cual se le asignaron el señorío de San Saturnín y Ve-denes por lo que continuaron en las mismas manos de quienesfueron sus propietarios, —los Galléan—, para confirmarse queresidían en Avignon o en París y que fueron una familia pujantede gran respeto y admiración. Francoise Charlote Gabrielle de Fortia, hermana de CharlesFélix de Galléan, que era duquesa y que estaba a cargo de la repre-sentación familiar en los dominios de Gadagne, tenía su resi-dencia en un lujoso hotel propiedad de la familia en Avignon. Joseph Luis Marie de Galléan fue maestro de campo de caba-llería. Francois de Galléan Fortia, hijo de Francois Charlote Gabrie-lle de Galléan, fue caballero y marqués de Durban, consejero deCaderouse, gentilhombre, ordenador de los asuntos personalesdel rey, entre otros cargos, certificó que la casa de los Galléan,Galliéns, Galiani o Galleana, era una de las más nobles desdelos tiempos más antiguos de la villa de Avignón y que se estable-
  • 62. 66 HERMENEGILDO GALEANAcieron en esta ciudad de Francia, desde 300 años atrás de suépoca —1400—, y que los miembros de la misma siempre semantuvieron en la nobleza y que ahí poseyeron los cargos másdelicados e importantes, desde el primer consulado en Avig-non, que fueron de los más nobles y los primeros de esa ciudad. Precisa en su legado escrito que el noble Antonie Galliani,fue el primer cónsul de Avignon en el año de 1468 y que todossus descendientes ocuparon cargos importantes.Condecoraciones y ordenamientosLa familia cuenta con 26 caballeros de la orden de Malta deacuerdo con los registros de la misma entre el año 1448 y 1773,entre los cuales está Lois de Galléan Chaternaud, de acuerdocon documentos que datan desde 1658. Octavio de Galléan, fue registrado en dicha orden en 1726 ytodos tenían la obligación de continuar el culto a Sanit Gilles,cuya costumbre prevaleció entre los miembros subsecuentes dela familia, que consistía en supervisar que sus parientes cum-plieran con su compromiso y fe católica, que era de devoción yentrega, como se acostumbraba en la época y así se mantuvocon María Joseph Gaspard de Galléan. Baltahzard y Georges de Galléan, fueron promocionados acaballeros de la Orden de Sanit Michel. La familia recibió ho-nores de la corte en 1773.
  • 63. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 67La Orden de San Juan de Jerusalén o de Malta 22En el 637, los árabes se extendieron por Palestina, llevando porcapitán al califa Omar. No fueron ni tan intolerantes ni tan crueles como la leyendalos pinta, permitiendo, el califa Omar, a los peregrinos, la entra-da en Jerusalén hasta el punto que, por la relación de un monjellamado Bernardo, en el año 870, existía un hospital para los la-tinos (este nombre se daba para distinguirlos de los griegos). Con las cruzadas y un poderoso ejército, a las órdenes deGodofredo de Bouillón y Raymundo de Tolosa, se conquistóJerusalén, ciudad donde Jesús predicó el amor, y a sus seguido-res con los que cometieron una horrible matanza. A la vista del santo sepulcro, trocado el furor en piedad, de-pusieron las armas y, consternados, vertieron lágrimas de arre-pentimiento. Muchos de los cruzados renunciaron a volver a Europa ycompartieron su pan con enfermos y peregrinos. El papa Pascual II, les otorgó grandes mercedes en una Bulaen el año 1113. Fallecido Godofredo le sucedió RaymundoDupuy, quien comprendió que, en aquellas tierras, la cruz y laespada debían marchar juntas y propuso que la orden, sin dejarel hábito religioso, no desdeñara empuñar las armas en defensade la cristiandad y que fueran, benéficos con los amigos e inexo-rables con los enemigos. Así fue como la Orden de San Juan de Jerusalén quedó con-vertida en una fuerza militar que intervino continuamente 22 La Orden de los Hermanos Hospitalarios o de San Juan de Jerusalén,fue fundada con fines benéficos y puramente piadosos, para convertirsedespués en cuerpo armado, que adquirió gran fama por las hazañas bélicasen las que participó.
  • 64. 68 HERMENEGILDO GALEANAcontra los mahometanos y la ambición de algunos la llevó abuscar territorios para conquistarlos. Pasaron los años y el gran maestro en turno, se dirigió al em-perador Carlos V, solicitando que les cediera una tierra dondefijar su residencia. El emperador les ofreció la isla de Malta, de donde nació elnombre: Cruz de Malta. Fue una época de incesantes combates navales. Años des-pués, la Orden de Malta participó en la batalla de Lepanto. El día 6 de junio de 1798, fue el último del poder y la opu-lencia de la orden. Nombrado el general Bonaparte jefe de la ex-pedición francesa a Egipto, se presentó ante Malta, desembarcóa sus soldados y se apoderó de la isla, bien merced al desconcier-to entre los defensores, bien, como sospechaban los más, porconfabulación del gran maestro Hompesch con los franceses. El gran maestro Fernando de Hompesch, se retiró a Trieste,con aquellos que quisieron seguirle, pero al asesinarlo en el año1801, se proclamó protector de la orden el papa Pío VI, nom-brando gran maestro a Ruspoli, el cual estableció su residenciaen Catania, una antigua población de Sicilia. GENEALOGÍA, HISTORIA GENERALLa familia Galliani fue conocida en la zona de Venecia desde elmilenio de 1400, se asegura que su estado natural fue Nice oNiza, siempre ligados a la mansión de Galleani o Galléan, se sabeque en Francia eran conocidos como Galléan y en Italia comoGalliani o Galleana, este último, principalmente en Génova,donde todavía en la actualidad hay descendientes de los Gallia-ni, de la región de Génes, cuya filiación de remonta al inicio del
  • 65. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 69año 1200 de nuestra era, lo que indica que esta rama es de lamás antigua de ellos. a) Los señores de Salernes de Issarts y de Courtines, Luis II de Galléan, señor de Issarts quien fue esposo de Margarita de Pon- teves, dama de Salernes tuvo a su favor que el rey erigiera el último señorío —Vedenes— en Marquesado, según las cartas comproba- torias de 1653. Varias ramas de esta parte de la familia se perdieron, como es el caso de Francois II de Galléan, marqués de Salernes, hijo de Luis II, quien murió sin descendencia, no obstante sus títulos fueron recuperados por integrantes de la tercera generación que tenían sus mansiones en la zona de Castelet, Francia. El señorío de Chaternaud también lo fue de las regiones de Águila y de Vedenes, asimismo fue elevado a baronía y más tarde otorgado al duque de Gadagne, por orden pontifical el 30 de no- viembre de 1669, a favor de Charles Félix de Galléan, quien ade- más tenía el cargo de Lugarteniente General. b) La rama de hermanos menores desapareció en 1826 y el títu- lo ducal pasó a otros descendientes hasta que llegó a Auguste Louis de Galléan, quien tramitó los títulos a su favor por el dere- cho de sangre y falleció en 1856, el pergamino pasó a sus hijos. Louis Charles de Galléan, duque de Gadagne lo obtuvo apartir del 2 de enero de 1861 y Matilde Caroline de Galléan deGadadgne, la cual nació en 1873, en la ciudad de Coutherland—Cuaudese—, Francia, donde pasó su juventud, también fuebeneficiada con el pergamino; ella casó con el marqués FrançoisRené de Portes en 1898 y fue la última en portar el título de du-quesa de Gadagne. Murió en 1934. De la signatura de Castelet, existe un título de duque, asimis-mo un diploma que fue acordado el 3 de enero de 1757. Tam-
  • 66. 70 HERMENEGILDO GALEANAbién el título de príncipe romano obtenido por orden pontificalel 14 de diciembre de 1761, otorgado a uno de los miembros dela familia por parte del representante del Sacro Imperio Roma-no, a través del documento con fecha 3 de agosto de 1761 a fa-vor de Charles Hyacunthe Antonio de Galléan, barón de Issartsy marqués de Salernes, beneficiado con ese alto grado debido aque era esposo de Marie Antoniette Trémoler de Montpizza,pariente cercana del emperador, los cuales no tuvieron hijos. Esta familia construyó en Avignon dos hoteles, uno en la ca-lle Four, número 5 y otro en el número 7 de la calle de Violette,el primero fue de la familia de Galléan y el segundo de losGalléan de Issarts de Gadadgne.Las principales alianzasEn aquella época era común que los miembros de la noblezabuscaran acrecentar su poder y su dinero a través de las alianzas,las cuales se daban unas, con la compra de títulos; es decir, losinteresados aportaban tierras u otras propiedades, o con dineroa cambio de ser acogidos bajo algún señorío, ducado, marque-sado, delfinado o cualquier otra distinción y de esa maneraagregaban a su apellido el nombre del mismo con lo que se lesdistinguía entre los demás miembros de la sociedad, pero el másusual, era el que se obtenía a través del matrimonio que por lo ge-neral era más aceptado entre los integrantes de una y otra fami-lia por la seguridad de quienes se trataba, así que los miembrosde los Galléan, hombres y mujeres, se casaron con personali-dades de su misma alcurnia, con las cuales obtuvieron títulos enalgunos casos o aportaron los suyos a las mismas a saber de: Bre-ton, Castellane, Majatres, Daugier, Gentil de Saint, Alfonce,
  • 67. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 71Gilhems, Joest, Mistral, Pontrevés, Portes, Rosuset, Seguins,Seytres, de Monttezer y Vogue. GALLEANI Armadura de la cara: un ángel vestido de azul naciente, deteniendo una laza con la mano derecha y con la izquierda, una esfera de oro. Lema: “piel de Dios” Origen: Torino El iniciador de la línea fue Césare Renato, quien nació el 5 defebrero de 1774, en Saluces, en la región de Torino y murió el24 de mayo de 1871, fue el tercer hijo de Gaspare GoffredoGiussepe. Fue oficial de la guardia, después coronel con fecha 30 dejulio de 1832, demostró gran valor en la guerra del condado deNiza, lo que le valió recibir La cruz de caballero de la orden mili-tar de Saboya o Savoye. Legó su nombre glorioso por su devo-ción al servicio de Pío VII, prisionero de Napoleón, en Saboyao Savoye, a quien ayudó poniendo en peligro su vida al comuni-carse con el episcopado para informarle al papa lo que ocurríaen torno a los asuntos de la religión. La familia está inscrita en la nobleza italiana, con el reconoci-miento de nobile del condado de Agliano, de Césare RenatoGaspare Giussepe. Hijo: Carlo Manuelle Renato Hija de Carlo: Manuelle Cristina de Buragi.
  • 68. 72 HERMENEGILDO GALEANAPasaje de Césare Renato con Pío VIIA la muerte de Pío VI, en la época de Napoleón, había un re-chazo generalizado contra los papas por el inmenso poder queya ostentaban, los revolucionarios no estaban de acuerdo conlas inmensas cuotas que la iglesia católica recibía y cómo se en-riquecían los protegidos de los prelados, punto de vista que sehabía generalizado en Europa. Después del deceso de Pío VI, el consejo eclesiástico se re-unió en San Gregorio de Venecia, para nombrar al sucesor ynuevo príncipe de la iglesia, el 13 de marzo de 1800 cuyo nom-bramiento recayó en Pío VII. Ante el embate de Napoleón, que ganaba todas las victorias,de inmediato comenzó a imponer su poder y sometió al papa,lo obligó a consagrarlo como emperador y para ello fue llamadoa París, y una vez ceñida la corona, el guerrero lo obligó a re-nunciar a todos los bienes de la iglesia y una de sus primeras ins-trucciones del nuevo monarca, fue que las escuelas de loscardenales quedarían bajo el auspicio del estado. El papa ofrecía débil resistencia al emperador, se negaba a de-terminados dictados del mismo, lo que provocó la determinacióndel monarca y atacó Roma, desalojó al papa del palacio pontifi-cio y de la ciudad, el imperio declaraba que la iglesia seguiríarecibiendo algunas entregas monetarias de las comunidades ca-tólicas, pero la educación quedaría totalmente dependiente delEstado, con lo que convertía a todos los representantes de la esareligión en sus vasallos. El papa fue apartado en Savona, Italia, solo y sin consejeros,sin información, en calidad de elegante prisionero. Se sabe que en estas circunstancias del papa, Césare RenatoGalleani, sin medir el peligro que corría su vida, informaba a los
  • 69. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 73líderes de la iglesia lo que ocurría y buscaba la manera de infor-mar al prelado los sucesos que acontecían en el exterior. Burlaba la vigilancia, se introducía al castillo que servía deprisión al prelado y lo informaba de los acontecimientos enRoma y otros puntos de Europa, así como de las medidas quetomaba Napoleón. Fue así, como la ambición de poder y dominio de Napoléonlo llevó a la imposible odisea de atacar Rusia y fue dominadopor el intenso frío de la región que casi exterminó su ejército,condición que aprovecharon los aliados, Inglaterra, Suecia,Austria y Prusia para arremeter contra el peligroso gobernanteque amenazaba con avasallar toda Europa. Una vez enterado el papa, acudió ante los aliados, de los cua-les tres eran reconocidos como decididos defensores de la iglesiacatólica, quienes lo apoyaron para que estableciera nuevamenteel poder de la misma en todos los países con esa religión en Eu-ropa y así regresó Pío VII a Roma el 24 de mayo de 18l4.Galliani NapionEn el corte rosado, un león de oro coronado, con manchas deleopardo, en otro espacio, las bandas doradas y azules, que indi-can la unión con el apellido Galleani. En el segundo corte azul, tres navíos ordenados en fila, en laparte superior, tres estrellas, doradas que pertenecen al apellidoNapione. Armadura: la parte superior que cubre la cara, tiene empotrado un gallo que proviene del apellido Cagliani, originario de la ciudad que tiene ese nombre, ubicada cerca del Puerto de Nápoles, el
  • 70. 74 HERMENEGILDO GALEANA león, que significa Teniente, todo en oro, cuyo metal significa “na- ciente”. Lema: Galliani “piel de Dios” y Napione “del Cielo”. Origen: Torino, Italia La primera memoria de esta familia que sobresalió a finalesdel siglo XVI, fue la de Próspero Galliani, quien fue abogado delos pobres, lector ordinario de la tarde en el Distrito Canónicode la Universidad de Torino en 1591, consejero, senador y abo-gado patrimonial, según documento del 20 de octubre de1593, gran custodio del Archivo 1601. Por sus servicios, fue co-misionado a Venecia y Boloña para ser declarado consejero delEstado y presidente ordinario de la Cámara de los Conti, el 14de marzo de 1607. Dentro de otros, hubo un hijo de Próspero, César, padre a suvez de Delia, la cual fue esposa de Camilo Antonio Napione. De este matrimonio, nace Antonio Galliani en Giambatista,Italia que fue heredero de Próspero, quien lo obligó a usar elapellido en el escudo. Valeriano, otro de los familiares fue escudero y obtuvo la pa-tente de nobleza, el 20 de febrero de 1661. Un antiguo ciudadano de Giambatista, también familiar, ad-quirió grandes terrenos el 23 de diciembre de 1695 y fue inves-tido con el título señorial, el 30 de julio de 1698. Su hijo Valeriano, quien murió el l0 de diciembre de 1769,fue el padre del ilustre erudito y literato Giovanni (Gian) Fran-cisco Galleani Napione, que nació en Torino el 10 de noviembrede 1748 y murió el 12 de junio de 1830, el cual fue consejero deEstado en el año de 1796, regente del Oficio General de laFinanza, el primero de marzo de 1797, también fue superinten-dente del Archivo del Estado el 8 de noviembre de 1814, socio
  • 71. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 75de la Real Academia de la Ciencia a partir del 7 de enero de1801 hasta el 25 de noviembre de 1815. La familia está inscrita en el Libro de oro de la nobleza italia-na, con el título de condes de Coconato, Italia. Descendiente: Francisco de Valeriano de Giambatista, en Napione de 1680. Gian Francesco Galliani Napione, noble, investigador y crítico de arte.Gian Francesco Galiani NapioneLa página que sigue en el Libro de Oro23 es un documento queviaja por todo el mundo en el cual se da a conocer que Gian oGiovani Francesco Galleani Napione, independientemente deque fue un duque, que se manejó toda su vida en la nobleza,destacó principalmente, por su dedicación a la investigación delarte, por la crítica que hizo a las viejas escuelas del ramo al gradoque trascendió en ese aspecto, más que sus papeles nobiliarios, quelo mantienen clasificado como parte de una de las familias másnobles e importantes de la historia antigua del norte de Italia. Los papeles testimoniales, estaban en poder de un españolque los mantuvo consigo toda su vida y se desconocía de suexistencia, por fortuna, Eugene Albert Gallatin, pudo obteneruna copia de los mismos, en los cuales se basó para su trabajo. Se trata de tres volúmenes con relatos escritos por amigos deGalliani Napione, nativos de Coconato, Italia, zona que se en- 23 El autor de la página, es Eugene Albert Gallatin, quien logró los testi-monios escritos sobre la vida y obras de Gian Francesco Galliani Napione,cuyos datos históricos y grados nobiliarios ya expusimos.
  • 72. 76 HERMENEGILDO GALEANAcuentra en la región del Piamonte y tratan de la aristocracia enesa parte del mundo. Gracias a estos documentos, se ha podido conocer más sobreel desarrollo de las artes gráficas, arquitectura, pintura y litera-tura del lugar, casi todos los relatos de los diferentes autoresmencionan que Gian o Giovani Francesco Galliani Napione,aportó innumerables y valiosos datos sobre estas actividades enla antigüedad y revelan que el personaje, no sólo se preocupabapor analizar lo que pasaba en esa parte del mundo, sino que seinteresaba en otros puntos fuera de Europa, lo que demuestrasu gran visión e inquietud por el saber. Se comenta que Galliani Napione también se interesó porlas construcciones, renovaciones e instalaciones de monumen-tos antiguos tanto en Europa, como en otras entidades lejanas,para refrendar con ello, que Galliani era un estudioso y dedica-do a la investigación en esta rama de la ciencia. Galliani presentó su opinión en desacuerdo con las antiguasescuelas de arte en la Europa contemporánea; es decir, en el si-glo XVII y enfocaba sus dardos del señalamiento a las institucio-nes educativas de arte de Gastiglioni, Tibón y Walkerman, losescritos, mencionados están fechados en 1795. En ellos se escribe sobre los monumentos y edificios de la an-tigua Roma; asimismo se asegura que se extendieron hasta elarte de Grecia y Egipto, lo que comprueba su inquietud y dedi-cación, de tal modo que traspasaba los límites de su mundo: laEuropa de aquellos tiempos. En el último de los tres volúmenes hay gran cantidad de im-portante material, en un grupo de cartas que describen la VillaReal de Valentino, un lugar que se encuentra cerca de Turín, elcual data de 1805, asimismo, hay información sobre el arte enla región italiana de Ciconara y una relación publicada en el li-bro Storia e Cronaca De la Navegazione, de factura italiana, en el
  • 73. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 77cual aparece una lista de galeones que pertenecieron a familiasfamosas de siglos atrás, que aún están a la vista y a la venta, locual sirve para confirmarle al lector la veracidad de los datos queaquí se anotan. Como podemos ver, en este apartado del escudo de la familiaGalleani Napione, es una combinación del emblema originaldel apellido con el de los nobles de Napione, el cual contienetres estrellas y tres naves o galeones, lo que demuestra que preci-samente los segundos —Napione—, eran navegantes y las ge-neraciones subsecuentes continuaron en esa actividad. Esta parte de la familia es la que se desarrolló en Italia, unarama de la misma en la región del Piamonte, en Torino y otra enGénova y Niza, que entonces pertenecían al mismo gobierno yque como ya dijimos se considera que de ésta proviene el héroemexicano, Hermenegildo Galleana, nacido en Tecpan el 13 deabril de 1762, descendiente de uno de los hombres que viajarona América, en búsqueda de nuevos horizontes comerciales unos,otros por ambición de poder y por ser buscadores de aventuras,que salieron de Europa a un destino incierto, detalles que rela-taremos en la segunda parte de este trabajo. Ahora haremos una transcripción de la lista de barcos que es-tán en oferta y a la venta en Europa, y que son consideradoscomo reliquias, para los coleccionistas.24 Anotaremos sólo algunos de los navíos que están en dicha re-lación en la que aparece el nombre del navío de la familia quetratamos en este trabajo y que confirma que entre los miembrosde la misma había navegantes. 24 Lista tomada de la Storia e Cronaca della Navigazione, Librería Bozzi,Génova, Italia.
  • 74. 78 HERMENEGILDO GALEANA Dunn’s Thames shipping, 38 mil dólares. Dunn’s Mediterranean shipping, 60 mil dólares. Eliseo Sitmar lines: the V ships, 75 mil dólares. Eliseo Tha Costa Liners, 40 mil dólares. Frignani Navigatio Sancti Brandani, 42 mil dólares. Galleani Galleana: una nave del siglo XV, 60 mil dólares. Garroni Carbonara: Transatlantici di sogno dal Rex alla Miche- langelo, 60 mil dólares. Giacchè Teste di rame: In viaggio con i palombari, 80 mil dólares. Gibellini Carlo Riva: La leggenda, il mito (2 voll.), 180 mil dólares.Galleani Escudo: bandas azules y oro, en la parte de arriba color rosa, con un león de oro, el cual tiene manchas de leopardo. Lema: “piel de Dios”. Origen: Torino, Italia. Familia originaria de Ventimiglia, Italia, vieja ciudad loca-lizada al norte de este país, la cual se desarrolló al lado de susparientes, los Galleani de Niza o Provenza, región que se en-cuentra en los Alpes Meridionales, en la que se localizan los ríosDrac, Durance y Var, cerca de la frontera entre Francia e Italia—Todone, Saros, Torreta y Revest— ciudades de Italia, locali-zadas en el norte del país. Los datos seguros sobre este emblema de la familia Galléan,se conocen desde 1435, de acuerdo con los escritos de MarcosGiambatista, de Giov, ciudad italiana, ubicada en el norte deeste país. En 1727, Agustino de Galléan, poseedor del escudo de la fa-milia, esposo de Teresa Preti de San Ambrosio, pariente de An-
  • 75. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 79tonio María Giambatista, cuando era segundo capitán de cara-bineros, obtuvo con honores, el 31 de julio de 1838, la renova-ción del Lazo Preti de San Ambrosio y por sus buenos serviciosa la corona, se le concedió el título de barón, el 24 de agosto de1841. También formó parte de esta familia, seguramente por lazosde matrimonio, el barón Horacio Segundo, quien nació el 13 deseptiembre de 1835, fue teniente general, decorado con las me-dallas de plata y fue asesor general de la Comuna de Torino ypresidente de la Ópera de la Mendicidad Instruida. Esta familia está inscrita en el Libro de oro de la nobleza italia-na como poseedores del título de baronado del Predicado deSan Ambrosio, en la persona de Carlo Giambatista, hasta el añode 1789, distinción de gran relevancia en aquellos años en esaparte del mundo. Hijos: Cleofina y Marcelo. Hermanos: Orazzio, Giusephina y Geacinta. Hija de Orazzio: Cristina, en Cisa Duman. De esta rama de la familia, uno de sus miembros emigró aValencia, España, atraído por la pujanza de ese país y tres de sushijos, al quedar huérfanos, viajaron a América para iniciar la ex-tensión de su sangre en el Nuevo Mundo.Galliano o Galliani Bandas: oro y azul, parte superior en color rosa con un león dorado. Origen: Ventimiglia, Italia.
  • 76. 80 HERMENEGILDO GALEANA Familia antiquísima, adscrita en 1528 en el Hotel de Doria—que también eran nobles—, originaria de Ventimiglia, fre-cuentemente relacionada con la familia Galliani la cual era veci-na del lugar de origen, así que no se sabe con exactitud a cual delas dos familias pertenecían los personajes más antiguos que serecuerdan en la genealogía. Diversos son los blasones y los albergues con los que la fami-lia contó en 1528. Desde 1193 hasta 1203, Ingone Galleano, fue cónsul de launidad Ventimiglia. En 1222, Simone fue uno de los nobles de Podestá, en 1451,Onorato, obtiene por decreto el habitar la ciudad. En 1490 Giovanni Galliani, fue hecho prisionero en Cicilia,en sus barcos genoveses y en el mismo año fue detenido Gui-llermo Magnerio. De 1525 a 1574, Marco Antonio Galliano de Niza, fue almi-rante de Emanuelle Filiberto. Los Galliano se dividieron en varias ramas, los cuales asegu-raron un alto grado de nobilidad en Piamonte, Italia y en Fran-cia: Galleano Goria, Galleani d’Angliano, Gallean Duche deGadagne. Igualmente, Galleano quien nació en la ribera delPiamonte en donde figuraron ramas nobiliarias. La primera desciende de Paolo di Pascuale, quien vivió en elaño 1500, pero repitió al emparentar a través de estrechar lazosmatrimoniales con la noble familia Preti de San Ambrosio,agregando a su predicado el propio título personal nobiliario.Numerosos son los miembros que siguieron con honores, en lacarrera de las armas como Gaetano, Pietro, caballeros de SanLuigi, Paolo Marcelo, Federico, Giogo, Césare, Nicolaci, Pas-cuale, Carlo Antonio, Orazzio y Alessandro, todos Galleani yeste último fue en su momento alcalde de Ventimiglia, en el año1822; Antonio y Secondino Gallioni murieron en el 1860.
  • 77. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 81 A Nicolaci le fue concedido el título de conde, a Giobertta lanombraron cónsul de Italia, al igual que el de barón, a CarlosAlberto, el 22 de agosto de 1841. El segundo ramo al que pertenecieron Giorgo de GiovaniBatista, de Giorgo, di Nicolo con sus hermanos Enrico, Federi-co y María Galliani, con su tío Emilio Tomasso y sus hijos:Constanza y Mauricio Galliani, a los cuales se les reconocieronlos títulos de nobleza por Decreto ministerial del 30 de agosto de1910. La familia está inscrita en el Libro de oro de la nobleza italianay en el Elenco oficial nobiliario italiano, con el título de baronesdel Predicado de San Ambrosio, en los nombres de Orazzio yGiorgo Galliani.Barberesco, tierra de GallianiHoy es una gran ciudad, completamente evolucionada, con másde mil años de antigüedad, como son la mayor parte de las de-marcaciones europeas que vale la pena señalar, porque en unatemporada, más bien hace siglos, fue otro de los dominios de losGalleani, de los que el apellido se cambió a Galleana y de los quefue descendiente don Hermenegildo Galeana, de Tecpan, inte-grantes del mismo tronco familiar que tratamos en este trabajo. Originalmente fue territorio con una basta floresta donde serefugiaron los pobladores de Liguri, por liberarse de las tropasdel glorioso ejército romano, que había conquistado la vecinaciudad de Alba, Pompeia, relativamente cerca de esas entidades,en una basta extensión de lo que hoy es parte de la República deItalia. En este punto, en el año 26, después de Cristo, nació el quefuera emperador romano, Publio Elvio Partinace.
  • 78. 82 HERMENEGILDO GALEANA Durante el feudalismo, Barberesco fue anexado al Condadode Alba, aportado por el conde Alberto de Alba a su hija Berta,al casarse con Gerardo de Galliani. El 6 de abril de 1631, Barberesco pasó a formar parte delducado de Savoya. En 1693, se presentaron ante el conde Marelle, los generalesde la Regia Finanza, los hermanos Giovani, Giovani Batista yGiulio Galliani, le hicieron la oferta de 50 mil ducados por dosde sus feudos, denominados Canelli y Barberesco, pero les fuenegada la adjudicación. En el año de 1694, Barberesco es regularizado como comu-nidad y en el mismo año, Vittorio Maedio, ordenó la separa-ción así como de Trieso —comunidad de Italia—, para dejarlofuera del territorio albese (de Alba) por lo que se enteraron loshermanos Galliani, los cuales se apresuraron a partir del 20 deabril, del mismo 1694, a presentar la investidura con el títulodel Condado de Canelli y Barberesco. En 1695, el conde Galliani, inició la construcción del actualCastillo de Barberesco. El 20 de octubre de 1821, la condesa Carolina Galleani, en elpropio Palacio de Chieri, preparó la venta del mismo al señorRocca Carlo, quien ya poseía el Castillo de Barberesco y recibió,además, todos los bienes adjuntos. En Barberesco, se desarrolló la técnica de la enología,25 con loque la entidad logró la producción de excelentes artículos delramo, no sólo notables, sino mejores que muchos de Europa,por lo que cobró un auge inusitado la industria vinícola. Así, las autoridades del momento, con fines promocionalesinstalaron una cantina social, que fue la primera en la historia 25 Conocimiento de las prácticas para preparar los viñedos y fabricarvinos.
  • 79. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 83de Italia y que en breve tiempo conquistó a los barberesquensespor el exquisito sabor de sus vinos, que le ha dado una famabien ganada tanto entre los italos, como en el exterior. Aunque su antigua fisonomía, históricogeográfica se hatransformado por los acontecimientos desarrollados en el siglode su formación, la comunidad de este puerto localizado en elmediterráneo italiano, la comunidad barberesca continúa for-jando su carácter.La Leyenda de la Bella Galliana 26Es probablemente la leyenda más radicada de la cultura popularjunto a tantas otras alrededor de la figura de Santa Rosa, que to-davía se diferencia porque es más rica y objetiva que otras his-torias. Ahora, todo nativo de Viterbo, Italia, conoce a través de losrelatos de los jefes de familia, la Leyenda de la bella Galliana so-bre la que que hasta entre la misma población hay polémica,pues hay quienes aseguran que fue real y quienes la concibencomo una hermosa creación. La reconstrucción más aceptable y completa es probable-mente aquella trazada de la sabiduría; María Luisa Polidori, enun artículo publicado en el periódico Biblioteca y sociedad, re-cuerda este pasaje que forma parte de la historia de Viterbo, delcual reportamos una síntesis. 26 Como todos los cuentos, no tiene fecha, sólo se conoce que es un mitoque aceptan como verdadero y que tiene el dulce sabor de la inocencia delos lejanos pobladores. Vayamos pues al mundo de la imaginación de losviterbenses.
  • 80. 84 HERMENEGILDO GALEANA La vicisitud creada fue originada en el mito de una nativa de Viterbo, fundada en el trono que abarcaba la Costa del Lazio, que dio la instrucción a la ciudad nativa. De acuerdo a una profecía, una jabalí blanca, se aparecía indi- cando donde estaba el abrevadero para que en ese punto se funda- ra la ciudad, que sería convertida en la nueva patria. De la fundación de Viterbo, sobrevendría el porvenir. Por deseos de sus dioses, los ciudadanos deberían dar cada año, una muchacha en alimento a una fiera que evocaba toda la tierra, el origen y la vida. La jovencita debería ser sorteada entre las más bellas y virtuosas de la ciudad, buena conducta dentro y fuera de las murallas de la misma y la elegida debería ser encadenada en un peñasco. La población se retiraría hasta cierta distancia y asistiría al arri- bo de la Santa Fiera que saldría del bosque y devoraría a la víctima. Un año fue sorteada la suerte de “la bella Galliana”, cuya her- mosura y virtud eran el orgullo de toda la ciudad. Los nativos de Viterbo, sintieron dolor y suspenso, pero el des- tino la designaba y fatigados inducían a la muchacha en su con- ducta, el reloj de la torre comunal, repicaba al mediodía para anunciar la llegada de la fiera, pero mientras se aprestaba a devorar a la jovencita, al límite del bosque, salía un león que aventaba a la jabalí y la desgarraba de cuatro terribles golpes con sus garras. El reloj sonó nuevamente 12 veces, mientras el león aparecía prodigiosamente y ante la admiración de los viterbenses que expe- rimentaban gran temor, salía el felino de entre la espesura del bos- que y luego desaparecía. La ciudad se regocijaba por vivir esta libertad del despiadado tributo de sangre, pese a la imagen del león enfurecido, la piel blanca de la jabalí estaba teñida en sangre. Se simularon cuatro rosas en la fiera, cruzadas sobre su pecho, se convirtió en el emblema cívico de la ciudad.
  • 81. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 85 Luego, donde era desarrollado el prodigioso episodio, paraguardar la memoria del mismo, se construyó una capilla a la cualllamaron: “A la Señora del Socorro”, mientras en el peñasco queserviría para el sacrificio, fue esculpido cada acto de la escena;todo esto sirvió para la difusión de la fama de la “bella Galliana”, ala cual muchos caballeros acudieron a rendirle homenaje y entreellos, un príncipe romano que la pedía como esposa. Quizá porque la bellísima joven reconocida por haber escapadodel peligro, sí estaba destinada por Dios, porque era viterbense—nativa de Viterbo—, los habitantes no aceptaban la idea delriesgo de volverla a perder, por ello, a petición de los nativos, lahermosa mujer rechazó la oferta matrimonial. El rico pretendiente no desistió, ejerció en vano interesantesdonaciones. Despechado, con la ayuda de sus compañeros, intensificó suasedio ahora armado entra la ciudad de Viterbo, exigiendo la en-trega de la jovencita. La ciudad resistió heroicamente hasta el momento en que losdefensores alcanzaron a herir de muerte al pretendiente, fue per-seguido hasta su lecho de muerte, quiso como última gracia, elpoder ver a la “bella Galliana”, por lo menos una vez. Ésta se pre-sentó por el deseo de que se alcanzara la paz, estuvo un momentoy a la hora de darle la espalda a la muralla citadina, por una ordendel príncipe, un arquero lanzó una flecha con su arco y le atravesóla blanca garganta a la hermosa dama, lo que le hizo emanar san-gre y vino. El asesino murió de un sólo golpe de los viterbenses, que ven-garon la muerte de la Galliana y abatidos, se dedicaron a darle dig-na sepultura, construyendo un sarcófago para ella, tomando elmaterial del peñasco del sacrificio. Éste fue colocado en la fachada de la iglesia de San Ángelo, lacual, el estado remoza poco a poco para restaurarlo.
  • 82. 86 HERMENEGILDO GALEANALa bella Galiana en Toledo, EspañaLa Leyenda de los palacios de Galiana, es un conjunto de diversosrelatos, que parten de una bella mora que da esperanzas a todocristiano que la ve y cuando los moros, dominaban España des-de principios del primer milenio. En este caso, ofrecemos dos de las más conocidas (en versión“reducida”). Sin embargo, como en toda buena leyenda, seguroque el lector conoce alguna versión diferente a las aquí descritas: 27 Cuentan que la infanta mora Galiana, era una joven bellísima, de melancólico mirar, cabellos y ojos negros y brillantes como el aza- bache y cutis aterciopelado. De ella se decía: Galiana de Toledo muy hermosa a maravilla la mora más celebrada de toda la morería. Vivía en estos palacios resguardados por la muralla protectora de la ciudad de Toledo, rodeada de todos los refinamientos del lujo, de todas las comodidades y placeres que su padre, el rey Galafre, podía darle; sin embargo, le faltaba lo primordial: el au- téntico amor. Una noche de verano, dos sombras se veían sentadas sobre la fresca hierba del jardín de palacio, las dos con blanca túnica flo- tante. Se trataba de Galiana, que no podía conciliar el sueño, y de su doncella Geloria. 27 Leyendas tomadas de A. Santos Vaquero y E. Vaquero Fernández-Prieto, Fantasía y realidad de Toledo, Azacanes, Toledo, 1997; y L. MorenoNieto, Leyendas de Toledo, Antología.
  • 83. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 87 La joven princesa, de vez en cuando levantaba sus ojos al cielocuajado de estrellas y suspiraba. Entonces, la doncella, sentada asu lado, le preguntaba por sus aflicciones. ¿Cómo ella, que todo lo poseía, podía estar tan triste? Galianarespondía llena de melancolía que si bien era verdad que nada lefaltaba, sentía dentro de su alma un vacío que le impedía ser total-mente feliz. Geloria, más avezada a las lides de la vida, le respondió que esevacío sólo podría llenarlo con “amor”; pero, ¿cómo ella que eraquerida y correspondía a Abenzaide, gobernador de Guadalajara,ciudad de España, podía estar falta de amor? A esta reflexión la infanta miró con tristeza al lado contrario desu esclava para que no le viera las lágrimas que empezaban a desli-zarse por sus mejillas y, al poco, abrió sus labios para sincerarsecon su doncella y amiga y declararle que ella no amaba a Aben-zaide. Reconocía su poder, fuerza y valentía; reconocía que él laamaba con delirio; pero ella, por el contrario, le aborrecía porquele sabía brusco, altivo y dominante. Y la princesa concluyó: “Sé que mañana llegará, pues ya ha anunciado su venida, y es-toy dispuesta a decirle que no vuelva a venir a importunarme consus halagos.” Aún no se había extinguido el eco de estas palabras cuando, dedetrás de unos arbustos, apareció la figura de un caballero vestidocon traje cristiano que cayó a los pies de la infanta mora, la cualexhaló un grito de terror, estrechándose contra su esclava que sehallaba tan atemorizada como ella. Se trataba del joven príncipe Carlos, futuro Carlomagno, mástarde emperador del Sacro Imperio Romano, que hacía pocos díasque había llegado a la corte del rey moro de Toledo.
  • 84. 88 HERMENEGILDO GALEANA Decían que para traer una misión que le había encargado su padre el rey de Francia, Pipino el Breve, aunque él le confesó a Galiana aquella misma noche que había venido movido por la fama de su hermosura y que de ella se había enamorado tan loca como rápidamente. Siguió diciéndole que osaba ahora decirle todo esto, después de escuchar sus palabras, pues mientras él creyó que amaba a Aben- zaide no se atrevió a mostrarle sus sentimientos por respeto a ella y a su padre, que tan bien le había acogido. Los fuertes latidos que por temor habían alterado el corazón de Galiana, ahora se trocaron en palpitaciones de gozo, pues ella también se había fijado en el guapo y aguerrido príncipe cristiano y, sin darse demasiada cuenta, el amor había empezado a anidar en su corazón. Pero mayor fue su alegría, que no pudieron disimular sus ojos, cuando éste le propuso cambiar los jardines de Toledo por los de Francia. A esta propuesta, la joven y bella princesa contestó con un dé- bil sí, a la vez que ocultaba su rostro, teñido de rubor, en el pecho de su esclava favorita. Todo lo maravillosa y agradable que fue aquella noche para los amantes, lo fue de desgraciado y penoso el día siguiente. En ese día llegó Abenzaide, quien había venido con el único propósito de escuchar de Galiana y de su padre Galafre la fecha definitiva de su casamiento, pues con anterioridad sólo había reci- bido evasivas. Cuando Abenzaide quiso ver a la princesa, sólo se presentó ante él su esclava Geloria, quien le comunicó que su ama no deseaba verle y que le rogaba no volviera a molestarla ni a turbar la calma de sus jardines y aposentos, pues no le amaba. Mudo de sorpresa quedó el orgulloso gobernador de Guada- lajara al escuchar aquellas palabras. No era posible, no podía creer que fueran dirigidas a él.
  • 85. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 89 Geloria desapareció en las habitaciones de la infanta mora ce-rrando la puerta tras de sí y Abenzaide quedó paralizado, perma-neciendo largo rato en la misma posición, sombrío y pensativo. Mas de pronto, se rehizo, volvió en sí y lanzando un imponentegrito de rabia y dolor, se alejó. Pasó a ver a Galafre a quien le dio sus quejas y después montóen su yegua y, acompañado de su lugarteniente Hassam, partió,iracundo y con grandes deseos de venganza, hacia Guadalajara. Cuando Galafre se halló con dos peticiones de boda para suhija, una de Abenzaide y otra de Carlomagno, se encontró con ungrave dilema. Por una parte le era provechoso estar bien con el poderoso reyde Francia y por otra no le convenía desairar al orgulloso goberna-dor de Guadalajara, quien además de ser de su raza, era vecino ycon el matrimonio se podían ensanchar los límites del reino deToledo y evitar enfrentamientos fronterizos. Consultó a los astrólogos y jurisconsultos, los cuales, mirandolas leyes antiguas, le aconsejaron que lo más conveniente era quelos dos rivales se enfrentaran en un torneo a muerte, donde se dis-putarían la mano de su hija. Galafre se vio favorecido con esta solución, pues los dos ena-morados de su hija también se lo pidieron así, ya que cada unoconfiaba en su habilidad y destreza. En una explanada a las afueras de Toledo se preparó el campo. Se dispuso una tribuna para albergar a Galafre, su hija y losprincipales de la corte agarena28 y en una calurosa mañana del mesde julio, se produjo el enfrentamiento. La multitud ocupaba los alrededores desde muy temprano, lle-na de emoción, animación y alegría y, contra lo esperado, todas lassimpatías estaban con el caballero cristiano.28 Personas descendientes de Agar, importante mandatario musulmán.
  • 86. 90 HERMENEGILDO GALEANA Abenzaide era aborrecido por cuantos le conocían, por su crueldad. Su feroz carácter le había granjeado el odio de sus veci- nos y vasallos. Por el contrario, Carlos era joven, hermoso y lo más importan- te, todos sabían que Galiana lo amaba y la princesa era muy que- rida en Toledo por su belleza y bondad, lo que hacía que todos deseasen el triunfo del príncipe francés. Subieron al estrado padre e hija. Ésta reflejaba en sus ojos el dolor y el miedo que le producía la posible muerte de su amado, que iba a combatir por librarla del aborrecido Abenzaide. Galafre, que conocía la inclinación de su hija, también se halla- ba tremendamente preocupado. Todo estaba preparado y en orden. Los dos adversarios vestidos con sus más ricas armaduras, colo- cados uno frente al otro, blandiendo sus armas, montados en sus briosos corceles que caracoleaban nerviosos. A una señal de Gala- fre el combate dio comienzo a la vez que Galiana cerraba los ojos para no ver la feroz pelea. El primer choque fue tremendo. Las lanzas quedaron partidas y caballos y jinetes, fundidos en una masa, desaparecieron entre una espesa nube de polvo, mientras los gritos de ánimo de los especta- dores atronaban en el ambiente, que se enmarcaba en manifesta- ciones de emoción. Tras un periodo de tiempo que se hizo eterno, comenzó a disi- parse la polvareda y se vislumbró la figura de uno de los conten- dientes de pie, portando una espada en su mano derecha. Era Carlos, que había vencido a su enemigo, que yacía a sus pies, al haberle atravesado, con un certero golpe, el corazón. Galiana, que permanecía con los ojos tapados, los abrió, al tiempo que su rostro reflejaba una gran alegría, cuando oyó a la multitud que aplaudía y coreaba el nombre de su amado, como señal de victoria.
  • 87. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 91 Pocos días después partieron hacia las Galias los dos enamora- dos, acompañados por el obispo Cixila, quien sería el que bautiza- se a la princesa mora, que se convirtió al cristianismo, y después celebraría los esponsales entre Carlomagno y Galiana en territo- rio francés. Cuando Pipino el Breve murió, heredó el trono su hijo Car-lomagno, casado con la princesa toledana Galiana, los cualestuvieron cinco hijos, fueron los fundadores del imperio de occi-dente y los primeros monarcas de la dinastía carolingia. Entre sus hijos, el más célebre fue Ludovico Pío, fundadordel condado de Cataluña y heredero de la corona a la muerte desu padre. Algunos autores apuntan el final de esta leyenda de corte his-tórico a que una vez, Alfonso VI, antes de conquistar Toledo,visitó los palacios de Galiana y, dando paseos por el patio se levio en compañía del fantasma de Abenzaide, que le sugiriócómo conquistar la ciudad. Ésta fue la venganza del gobernadorde Guadalajara. Otra versión de esta leyenda nos dice que Carlomagno llegó aToledo huyendo de sus perseguidores en Francia y se refugió enel reino de Galafre, quien le proporcionó refugio y le acogiógratamente. Que después se enamoró de Galiana, la cual le correspondióy ambos amantes decidieron, cuando había pasado el peligro enFrancia, huir de Toledo de forma subrepticia y, a pesar de que elrey moro de Toledo mandó tropas a perseguirlos, no pudo im-pedir que llegasen a su destino. El que escribió esta historia reprocha a Carlomagno su malcomportamiento y el mal pago que dio a quien lo había acogidodesinteresadamente.
  • 88. 92 HERMENEGILDO GALEANA También se pueden ubicar estos palacios, que no se encuen-tran, como muchos creen, al lado del río, cerca de la actual es-tación de trenes, sino en la zona que ahora ocupa el museo deSanta Cruz, que va desde el “Arco de la Sangre” hasta el mirade-ro, en la ciudad de Toledo, España. Eran unos bastos palacios que constituían parte de la admi-nistración árabe con el que contó la ciudad. Un conjunto de suntuosos palacios que poco a poco han sidoperdidos. Otros documentos, demuestran que el inmueble estuvoocupado por el rey Alfonso VI, quien en el año de 1085, arre-bató Toledo del dominio musulmán, en aquellos tiempos enque España había sido conquistaba por este pueblo del mediooriente. El bello pasaje tiene todo el tinte de los cuentos árabes, muyprolíficos en esta fase de la literatura, pero cabe señalar queEginardo, el cronista más autorizado de Carlomagno, en ningu-no de sus pasajes da cuenta de la existencia de Galiana. Otro dato en las crónicas de Eginardo, señala que Ludovico,en efecto heredero de Carlomagno en el trono fue hijo deHildelgarda, mujer noble de origen suabo con la que tuvo nue-ve hijos, cinco mujeres y cuatro varones (Carlos, Pipino yLudovico); además, el mismo autor detalla, los nombres de lasdemás compañeras del personaje: Fastrada, Rotraida, Litgardacomo esposas y sus concubinas Melgarda, Regina y Adelinda;por ello, este pasaje se ha tomado como un hermoso cuentomuy parecido a los de las mil y una noches que denotan la granimaginación de los árabes. El palacio existe aún y era tan bello que el rey de España Al-fonso VI, vivió en él al regreso del régimen español, tras la ex-pulsión de los musulmanes de la península ibérica.
  • 89. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 93 En uno de los poemas de José Zorrilla, el exquisito poeta es-pañol, perteneciente a los exponentes del siglo de oro de las le-tras, se lee en la segunda parte de la pieza: “A buen juez, mejortestigo”: Allí recibió Galiana a su receloso amante, en esa cuesta que entonces era un plantel de azahares. Allá por aquella torre que hicieron puerta los árabes, subió el Cid sobre Babieca con su gente y su estandarte. Más lejos se ve el castillo de San Servando, o Cervantes, donde nada se hizo nunca y nada al presente se hace... DE LA NOBLEZA FRANCESA 29Esta relación forma parte del Archivo Nacional de Francia, en elapartado de la Nobleza de esa nación, el cual está conformadopor más de cinco mil apellidos, hemos tomado únicamente laparte donde se encuentran los Galléan, así como otros emparen-tados que formaron parte de esa familia por alianzas matrimo-niales y por cuyo motivo, títulos nobiliarios que les pertenecíana unos y otros, se reforzaban en beneficio de ambas, los nom-bres están en letras negras para mejor identificación del lector. 29 Tomado del Archivo Nacional de Francia.
  • 90. 94 HERMENEGILDO GALEANA Galle (du) 1612,8 Galléan (de)1700,15 Gallici (de)1681,4 Galliens de Vedenes (de)1780,1 Galliot 1681,163 Gallois de La Garde Fortaner (de) Fortaner (de)1775,1 Fortia (de) 1780,1 Fortia d’Urbán (de)1683,10 Fortia de Piles (de) 1779,15-1788,5 Fortin de Beauprey 1775,1 Fortia (de) 1780,1 Fortia d’Urbán (de)1683,10 Fortia de Piles (de) 1779,15-1788,5 Fortín de Beauprey Ippre (d’) 1759,6 Isalquier (d’)1779,18 Isarn de Montjeu (d’)1720,50 Isnards (des) En el Archivo Nacional de Italia, está un apartado que se de-nomina Letras de oro de la historia de Italia, en el cual está lagenealogía de las familias más antiguas y nobles de todas lasépocas. Pudimos obtener una relación de este archivo en el cual estánalgunos representantes de la Noble Casa de los Galleani y que esde interés para todos los mexicanos, porque a esta rama dehombres de honor, perteneció el ilustre tecpanense, de Técpan,estado de Guerrero en México: Hemenegildo Galeana.
  • 91. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 95Ordenanza de Nobles Alberghi(Cives de la Ordine Nobile e Alberghi) Fieschi 1252 Fornari 1211 Frisono 1242 Furno 1242 Gabernia 1222 Galiana, Galleana 1222 Galletta 1218 Registro de los representantes de familias nobles de Franciaen la región de Avignon, que se encuentra en Niza, Francia,Avignon y Karlrue, el cual considera a las mismas ilustres y so-bresalientes, por los servicios que sus integrantes prestaron a losdiferentes reyes y mandatarios de la iglesia católica. Se conside-ran los datos como verdaderas reliquias de la historia. Calisani Joannes Gregorius Bert Eus Antis PetriAugustinos de GalianoEste personaje, Agustinus de Galliano, perteneciente a la fami-lia de los Galléan, Galliano, Galleana, Galiano, aparece tam-bién como uno de los ilustres que formó parte del consejo degobierno que se denominaba Senechal, que viene del senado oconsejo de ancianos, el cual estaba formando por los hombres
  • 92. 96 HERMENEGILDO GALEANAde mayor experiencia y que decidían las suertes de aquellos queles eran presentados para aprobar o desaprobar propuestas conrespecto de los ascensos o degradaciones, asimismo, para deci-dir la pena para cualquier señalado de cometer determinada falta. Nombramiento que recibió el 20 de diciembre de 1222, pordecreto del gobierno real, que existía en esa época y estaba em-parentado a través de alianzas matrimoniales de sus hijos, con laotra familia de nobles de apellido Fliesca. También los Galléan, Galléans, Galliens, Galleani, Galleana,Galleano, Galiano o Galiana, emparentaron con la noble fami-lia Aúria, los documentos del Archivo de Avignon, nos indicanque Erasmus de Galiano, formaba parte de la misma, al casarsecon Joannes Baptista, con lo que las fortunas de ambas partes,se acrecentaron, al aumentar sus poderíos, asimismo, crecieronpolíticamente al reunir a la pareja como representantes de lasescuderías, que le significaban mayor connotación ante la socie-dad de aquellos tiempos. Cabe señalar, que cuando se llevaba a cabo la unión entre unapareja de jóvenes, el matrimonio tenía que ser aprobado por elConcilio de Magistrados del Estado Civil, pues se registrabanlos apellidos como una alianza ante la corona, que representabaa todas las autoridades del reino y desde entonces, la dama, lle-varía el apellido del marido, de esta manera Joanne, en lo suce-sivo fue Joanne Galiano.Región Galiana en España En los inicios de este trabajo, hemos escrito que la base del ape-llido es Galiano, que del mismo, se derivaron Galleano, Gallia-ni, Galleana, en Italia; Galléan, Galléans, Galliens, en Franciay Galiana en España, en este último caso, no aparece como un
  • 93. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 97patronímico emanado de esa nación, de acuerdo con los datosque se exponen en el Archivo Nacional de España. La región de Galiana se localiza en la conurbación con Ma-drid, la capital, en la cual hay pequeños asentamientos que es-tán dedicados al turismo, cuyo principal atractivo es el paisaje. Cerca de la ciudad de El Burgo de Osma y de San Leonardode Yagüe, al atravesar el pueblo y río Ucero y se deja a la izquier-da el Cañón de río Lobos. Al llegar a la cima, se aprecia el Mirador de Galiana y desdeahí se pueden apreciar sus magníficas vistas sobre el célebre Ca-ñón del río Lobos.El Mirador de GalianaPasada la localidad de Ucero, se llega al Centro de Interpreta-ción del Parque. Pocos kilómetros después del recorrido, se lle-ga al retorno para dirigirse a la hermosa ciudad de Toledo por lavía asfáltica. Después de la inclinada subida, se llega al Mirador de Galia-na cuyo camino conduce a Hontoria del Pinar, donde por lo ge-neral se inicia el paseo a pie, lo que permite apreciar mejor elpaisaje y sentir el contacto con la naturaleza.La Cañada Real Riojana, Galiana o de las Merinas 30Este camino histórico a su paso por Madrid, es un claro ejem-plo donde podemos analizar tanto los importantes valores cul- 30 Información tomada del libro La Cañada Galiana, Hilario Villalvillay S. Asenjo, Madrid, Comunidad de Madrid, 1994.
  • 94. 98 HERMENEGILDO GALEANAturales y ambientales que reúnen las vías pecuarias como suproblemática, especialmente, la motivada por el crecimientourbano, en este caso, por la expansión de Madrid y su área me-tropolitana. Su función tradicional como espacio para el tránsito del ga-nado, pastos e infraestructura agraria, se sigue manteniendo,sobre todo en los tramos al norte de la carretera. Al mismo tiempo, se desarrollan otros usos alternativos co-mo la caminata, cicloturismo y paseos a caballo.Galiano 31El origen de este apellido hay que buscarlo fuera de España,concretamente en Italia y en dicho país, en Génova. Hubotambién nobles familias de este linaje en Milán donde se consi-deraban muy nobles por haber ostentado cargos de gran im-portancia. Ciñéndonos a la rama genovesa, diremos que se trató de unafamilia que siempre destacó por haber dado muy buenos nave-gantes, dedicados unos al gobierno, otros a la guerra y otros, fi-nalmente, al comercio. La rama milanesa se destacó ya durante el periodo lombardo,sobre todo en el siglo IX, donde se localiza a los Galiano, entrelas grandes familias feudales (capitanei) e importantes mercade-res (mercatores). 31 En los Archivos de España hay rastros del apellido, pero se admite enesos documentos que se debe buscar en Italia, donde los integrantes de lafamilia Galliani, Galleano o Galiano, fueron nobles en aquella entidad yoriginarios de Piamonte, en el norte de ese país. Tomado del Archivo Nacio-nal de España, apartado de la Heráldica.
  • 95. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 99 Con los Sforza (1450-1499), los Galiano se destacaron toda-vía más, llegando a ser una familia de las más ricas y poderosasde Milán; sin embargo, la introducción de este apellido en Es-paña, se debe a la rama de Génova. En el siglo XVI, numerosos genoveses vinieron a establecerseen España, principalmente comerciantes y navieros. Estos últi-mos alquilaban sus naves a los reyes españoles para el comerciopor el Mediterráneo. Más tarde, una vez descubierta América lohicieron con el Nuevo Continente. Una de estas familias Galiano, fue a establecerse en la ciudadde Almansa, (Albacete), fundando allí la Casa Solariega, de laque dimanaron numerosas líneas que fueron entroncándosecon numerosas familias tituladas españolas. Los Galiano ya nacidos en España, a causa de estos entron-ques familiares fueron reconocidos desde el comienzo como hi-dalgos y así lo probaron en numerosas ocasiones ante las RealesCancillerías a fin de ingresar en las diferentes órdenes militaresy obtener el pleno reconocimiento de nobleza que los eximíadel pago de determinados impuestos. Entre los ascendientes de estas familias, ya españolas, se cuen-ta don Juan Pablo Galiano y Chinarca, nacido en Ajaccio (Cór-cega), a quien el rey don Felipe V, otorgó el título de marquésde Galiano, con el vizcondado previo de Istria, en el año 1742.ArmasEscudo de plata que en una parte tiene y en la otra un león degules rampante y tres fajas de gules (rosas rojas).
  • 96. 100 HERMENEGILDO GALEANAFerdinando Galliani, 1728-1787Se le reconocía como uno de los economistas más discutidos yrespetados de su tiempo, sus tratados causaron gran impacto entoda Europa y en la actualidad se le considera como uno de losbaluartes de la disciplina, pues es una referencia obligada paratodo aquel especialista en la materia. Su biografía da fe de su posición siempre crítica, proponedo-ra y dirigida a las soluciones; nunca se vio en sus exposiciones unatendencia desafortunada o manipulada sino más bien guardóuna línea de respeto pero severa, señaladora de las fallas, acom-pañada siempre de las posibles soluciones. En la actualidad, sus principios económicos tienen vigencia yno obstante su nacionalidad italiana y desarrollo en Nápoles,sus ideas referentes a la economía abarcaron los sistemas finan-cieros de Francia y Londres y existen un sinnúmero de tratadosactuales que hacen referencia a los suyos, está considerado puescomo un pilar de la ciencia de la economía. Veamos cómo se presenta ante el mundo en las diferentesexposiciones sobre su gran obra: Religioso, humanista, economista y diplomático italiano, conoci- do con el sobrenombre de “abate Galliani”. Estuvo en París durante diez años (1759-1769), como secreta- rio de la embajada del reino de Nápoles y tuvo contacto con los ambientes enciclopedistas; fue secretario del Consejo de Comer- cio de Nápoles y asesor del Consejo Supremo de Finanzas. Sus ideas económicas responden a una postura ecléctica, no adscrita a ninguna corriente del pensamiento económico, aunque algo influenciadas por Davanzati, Locke y Montanari. Sus principales aportaciones se sitúan en la teoría del valor, la teoría monetaria y del interés y la política económica.
  • 97. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 101 Puede decirse que prefiguró la teoría de la demanda subjetivade Jevons y que anticipó la teoría de la utilidad marginal Decre-ciente. En aparente contradicción con sus teorías, consideró que el tra-bajo, como único factor de producción, era el que otorgaba valora las cosas; también anticipó el concepto de elasticidad de la de-manda con respecto al precio. Dentro de la teoría del interés, se le puede considerar como unanticipador de la “preferencia temporal del interés”, de BöhmBawerk. En su obra Della moneta (1750), se recogen todas estas teoríasmonetarias. Sus recomendaciones están recogidas en sus Dialoguessur le commerce des blés (1769) y en su correspondencia. El funcionario y abad italiano, Galliani fue uno los líderes de lafiscalía denominada “Iluminamiento napolitano” y el iniciador dela tradición utilitaria. En la embajada napolitana de Francia, entre 1759 y 1769,Galliani conoció a muchos economistas franceses contemporá-neos, notablemente a los fisiócratas, de quienes era uno de los ad-versarios más formidables. Rechazó el análisis fisiocrático notablemente en su Teoría delvalor de las tierras. En 1751, Galliani introdujo una teoría alternativa de este valorbasado en la utilidad y escasez, convirtiéndolo después en el “pa-drino de la revolución Marginalista”. En 1770, su pieza aportó unanálisis modernista del balance de pagos. A pesar de su esplendor teórico y simpatía con la idea de “natu-ral” de las leyes de economía, Galliani fue también un hombremás bien práctico, escéptico acerca del alcance de la teoría abstrac-ta, particularmente cuando, la acción era necesaria y urgente, locual lo llevó a ser repelido por las amplias políticas por parte de losfisiócratas quienes creían que era cerrado, poco realista, y poco
  • 98. 102 HERMENEGILDO GALEANA práctico y en tiempos de crisis, sumamente peligroso; sobre todo cuando observaba a los fisiócratas acerca del “estado natural”, du- rante una hambruna en Francia, en 1768, la cual enfureció al siempre inconforme de Galliani y muchos otros contemporáneos. Mantuvo, a lo largo de su vida, una sospecha coherentemente saludable sobre cualquier teoría que sostenía “la universalidad” de aplicación, anotando que las propuestas se pueden trabajar en un tiempo o en algún lugar; sin embargo, en otros casos no. Galliani contaba con Denis Diderot como uno de sus seguido- res y defensores más fuertes, que además era su gran amigo.Luigi Galliani (1861-1931) 32Luigi Galliani, fue el promotor más destacado del sinarquismo,sistema que concibió la vía violenta para llegar al poder, como sifuera un apéndice del comunismo, entendía que sólo por el ca-mino armado se podía llegar a los objetivos y vivió en esta líneatoda su vida y por lo mismo, fue perseguido, encarcelado y de-portado hasta su muerte y nada de lo que le ocurrió logró apaci-guar sus ímpetus rebeldes por lo que nos parece importantemostrar una semblanza: Cuando nosotros hablamos de propiedad, Estado, dominio, go-bierno, leyes, y policías, decimos que somos los únicos que no quere-mos a ninguno de ellos, decía Luigi Galliani en sus discursos. Galliani sazonó insurrección y anarquismo como una cruza-da, y a los anarquistas como los mártires, persiguieron venganzasanta y retribución contra el Estado, capital e iglesia. 32 Departamento de Prensa de la Universidad de Princeton, EstadosUnidos, 1991, (documento resumido).
  • 99. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 103 Galliani era para la mayoría el anarquista italiano influyente,del temprano siglo XX. Era un orador radical, fuertemente caris-mático e inspirado: tenía seguidores incontables entre sus ca-maradas italianos. Editó el periódico principal de los anarquistas italianos, Cro-naca Sovversiva, durante quince años, hasta su suspensión defi-nitiva por parte del gobierno de Estados Unidos. Nace de padres de clase media alta, Galliani fue anarquistadesde joven, mientras estudiaba la en la Universidad de Turín. Rehusó respetar la ley, por lo que fue apresado con frecuenciay se mantuvo siempre en la propaganda anarquista. Por lo quefue forzado a huir de Italia a Francia, para evitar ser enjuiciado,pero inmediatamente lo expulsaron del país galo por tomar par-te en una demostración de protesta el primero de mayo. Galliani vivió algún tiempo en Suiza, donde convivió con es-tudiantes de la universidad de Ginebra y nuevamente fue ex-pulsado, señalado como un perturbador peligroso. Al regresar a Italia lo apresaron y estuvo cinco años en la cár-cel, una vez terminado su arresto por cargos de conspiración lodesterraron a la isla de Pantellería, fuera la costa de Sicilia. Logró escapar de Pantellería en 1900, huyó a Egipto y per-maneció entre camaradas italianos por un año, hasta que fueamenazado con la extradición, después huyó a Londres. Tenía 40 años de edad cuando llegó a Estados Unidos en1901, apenas un mes después del asesinato del presidente Mc-Kinley, por la mano de un anarquista. En 1902, en Paterson, los trabajadores de seda se comprome-tieron a un ataque y Galliani hizo gala de su oratoria y talentoscon los huelguistas para declarar un ataque general y superar alcapitalismo, emocionó a su auditorio con su claridad y adornoretórico de pensamiento.
  • 100. 104 HERMENEGILDO GALEANA Cuando los policías se presentaron y se fueron sobre los huel-guistas, Galliani fue detenido, se le enjuició y una vez libre incitóa un disturbio. Sin embargo, se preparó para escapar a Canadáantes de ser detenido nuevamente por las autoridades.33 Galliani pronto fue calificado de rebelde y contrario a lapolítica de Estados Unidos, convivía bajo un alias entre sus ca-maradas, pero era vigilado por parte de un jefe policiaco de nom-bre Vermont, quien lo observaba con devoción celosa. En este periodo, Galliani revive el periódico Cronaca Sovver-siva, en junio 6 de 1903, el historiador Paul Avrich, la describiócomo “uno de los más importantes periódicos hábilmente edi-tados en la historia del movimiento anarquista.” 34 Mientras su circulación nunca excedió los cuatro o cinco milejemplares, este periódico era de influencia considerable dentrodel movimiento anarquista italiano, desde el norte y sudamé-rica, Europa, al norte de África y Australia. A Galliani lo capturaron las autoridades en 1906, después deque un socialista (Giacinto Menotti Serrati, editor de Il proleta-rio) delató ante el FBI dónde estaba Galliani, como resultado dela disputa personal que ambos tenían. Se le considera como un escritor prolífico, produjo centena-res de folletos, artículos, y ensayos, logró alcanzar centenares demillares de lectores en varios continentes, aunque que nunca es-cribió un libro de largo metraje.35 Por este tiempo, los seguidores de Galliani, casi todos los obre-ros manuales aumentaron a millares los cuales llegaron a Amé- 33 Luigi Galliani en Crónica subversiva: Continúe la guerra buena, guerraque sabe ni teme, ni escrúpulos, ni compasión ni tregua. 34 Véase Sacco y Vanzetti, p. 50. 35 Los editores de los libros que tenían su nombre siempre eran mul-tados.
  • 101. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 105rica desde todas las partes de Italia y vale la pena aclarar que losanarquistas italianos, particularmente los Gallianistas eran hon-damente sospechosos de pertenecer a organizaciones formalesdedicadas al terrorismo. Un manual de Galliani que instruía sobre cómo hacer bom-bas fue distribuido entre sus seguidores quienes fabricaron va-rias bombas con el fin de destruir la casa de John Rockefeller, enTarrytown, Nueva York y más tarde se registraron varios bom-bardeos ocurridos en áreas diferentes de esta ciudad, e incluso avarias comisarías.36 Posteriormente Galliani se fue a Italia cuando Benito Musso-lini se preparaba para participar en la segunda guerra mundial yfue arrestado por los fascistas, quienes estaban informados porparte del FBI, sobre sus actividades terroristas. Galliani, pasó el resto de su vida bajo vigilancia policiaca,siempre huyendo y durante mucho tiempo fuera de su patria,murió de un ataque al corazón el 4 de noviembre de 1931, a laedad de 70 años. LOS GALLEANO Y TRIUNFADORES EN ESTADOS UNIDOSEl Cantú-Galleano Winery, en el distrito histórico en el valleCucamonga, es importante como uno de los únicos intactos depropiedad familiar. El valle se ubica en la porción sudoeste de San Bernardinodel condado y en el Mira Loma, porción del condado de River-side, en California. La viticultura y la producción de vino, se 36 Véase más sobre este tema en La cara para encarar con el enemigo, pu-blicado en 1914.
  • 102. 106 HERMENEGILDO GALEANAasocian históricamente con esta área donde comenzó a comer-cializarse en el 1850. La familia Galleano compró su tierra en el Wineville, seccióndel valle que en 1927 se conocía como Mira Loma durante larevocación de prohibición de estos productos. Doménico Ga-lleano, compró la propiedad al coronel Esteban Cantú en 1927.Doménico GalleanoDoménico Galleano nació el 17 de octubre de 1888, en Ma-gliano Alpi, una aldea entre Génova y Torino, en el Cuneo de laregión de Piamonte, cerca de los Alpes de Italia del norte. A causa de la depresión económica y política y del clima ensu región, emigró con su familia a Estados Unidos en 1913. En 1918, arrendó una finca que se llamaba “la bonita” queestá a unos cinco kilómetros al oeste de la de Cantú y en el añode 1927, Doménico compró a Cantú su propiedad, mientrassus hermanos, Angelo y John, continuaban en el cultivo de “labonita”. Los viñedos prosperaron bajo la dirección y trabajo duro deDoménico; sin embargo, la finca Cantú-Galleano, es una histo-ria de dos de hombres: Cantú un hombre joven involucrado en la revolución mexicana, que busca asilo para su familia y luego continuó con otro hombre joven, Galleano, que buscaba un nivel de vida mejor. Cantú llegó a ser un gran estadista y gobernador de Baja California, México y Galleano viviría 95 años para ver su sueño hecho realidad y legaría el negocio a su hijo y a su nieto.
  • 103. LO DESCONOCIDO DE LA HÉROE DE LA INDEPENDENCIA... 107 LA LUCHADORA SOCIAL, BENITA GALEANA 37Podríamos continuar hurgando en la historia, seguir desente-rrando en los pasajes de la historia, pero esté seguro lector, queobtendríamos más miembros sobresalientes de esta familia sin-gular, pero creemos que los ejemplos escogidos son suficientespara comprender la calidad intrínseca que enmarca al apellido. Parece que los genes de los Galeana tienen algo especial, quelos ha hecho personas de pundonor, de sana ambición, leales,de ideas progresistas y cuyos actos los han hecho trascender algrado que permanecen a pesar del inexorable camino del tiempo. Por ello, queremos redondear este capítulo de los honora-bles Galeana, Galliani, Galiana, Galleano, Galleana, Galiano,Galléan, Galléans y Galiens, con el recuerdo de una mujer me-xicana, para más orgullo de los guerrerenses, nativa de San Jeró-nimo, hoy de Juárez y hace siglos, un punto que pertenecía a lavieja Tecpan, hoy de Galeana.Benita Galeana Lacunza (1907-1995)Nació el 7 de diciembre de 1907, en San Jerónimo, Guerrero, ac-tivista política, luchadora social de los trabajadores y escritora.Redactó su propia biografía, publicada por vez primera en 1940,participó en el Partido Comunista y fue encarcelada 58 veces. 37 Para obtener mayor información sobre el tema véase a Aurora TovarRamírez, Mil quinientas mujeres en nuestra conciencia colectiva, Catálogobiográfico de mujeres en México, México, DEMAC, 1996, p. 236; Sara Lovera,“Benita: casi un siglo de amor, lucha y búsqueda”, La Jornada, 18 de abrilde 1995, p. 23; y Benita Galena, Benita Galena, México, Extemporáneos,1979 (1940), p.100.
  • 104. 108 HERMENEGILDO GALEANA Antes de los 25 años, empezó a militar en el Partido Comu-nista, buscó un estatuto jurídico para los trabajadores, se opusoal aumento de productos básicos y transporte, peleó por que seles otorgara seguro social a los trabajadores, por el derecho ahuelga y el sindicalismo obrero. Se unió a la petición de inscribir en letras de oro el nombrede Juana de Asbaje, en la Cámara de Diputados. Participó en el último mitin en la explanada de la Procu-raduría General de la República para exigir libertad a las presasde Yanga, Veracruz; de Cacalomacán, Estado de México y delDistrito Federal, acusadas de pertenecer al Ejército Zapatista deLiberación Nacional. Benita, en una entrevista periodística, recordó cómo iniciósu participación: Viendo la injusticia que cometían conmigo, empecé a pensar que entonces mi marido también estaba preso por una causa justa y que yo debía seguir el camino de él: mantenerme luchando por los demás, por los pobres, por los oprimidos, como me decía mi ma- rido. Y como yo ya había llevado una vida arrastrada, ya conocía lo que era la miseria y el hambre, comprendí que el único camino que debía seguir era el de los trabajadores. Publicó El peso mocho, en 1979, y murió sin haber visto lapublicación de su tercer libro: Actos vividos. En 1988, se forma una Coordinadora de Mujeres que llevasu nombre. Benita Galeana muere a causa de una embolia cere-bral el día 17 de abril de 1995 en la ciudad de México.
  • 105. SEGUNDA PARTE
  • 106. Escudo de Armas de los ancestros de Hermenegildo Galeana Galléan Galliani Galliani Ventimiglia Galleano o GallianiFirma del héroe de la Independencia de México Hermenegildo Galeana Galliani Napione
  • 107. HACIA EL PACÍFICO 1V ayamos a la antesala que nos llevará a la presencia del pri- mer Galiano en México, quien, a la postre legaría al paísel apellido Galeana que representa el alto honor de la estirpe queluchó con patriotismo en pos de la Independencia de México. España era la potencia mundial, tenía dinero y poder y seproponía incrementarlos a través de la extensión de sus do-minios. El Mar Caribe ya tenía un tránsito inmenso, había co-municación constante entre Veracruz, Cuba, Santo Domingo,Panamá, Nicaragua, Honduras, Colombia, Venezuela y PuertoRico en todos los sentidos, lo que ocasionaba que las noticias detodos esos puntos, recorrieran el mar y la tierra. Esta situación también promovía el ir y venir de los conquis-tadores en pos de fortuna, por inquietud propia o por invita-ción de los jefes de las encomiendas que traían desde España. Todo lo anterior abrió el mercadeo entre estas naciones y lafortuna de la corona hispana aumentaba considerablemente, entanto, los conquistadores, significados por su ambición de ri-queza y poder, se movilizaban cada uno en el territorio que te-nía a su cargo y buscaban las proezas que les permitirían títulosnobiliarios y riquezas, por ello no escatimaban esfuerzo algunoen sus actividades. La información obtenida de los propios nativos los llevabande un lado a otro e incluso, atendían datos míticos en la bús- 1 Cabe señalar que algunos historiadores latinos escriben Galeano, otrosGaliano, al referirse a los personajes que llegaron a América y que son pro-tagonistas de esta segunda parte; usaremos el segundo, por considerar quees el adecuado de acuerdo con su raíz. Igual ocurre con el apellido Quezada,algunos historiadores y cronistas lo escriben “Quesada”, usaremos el prime-ro para no confundir al lector. 111
  • 108. 112 HERMENEGILDO GALEANAqueda de tesoros o yacimientos de oro y plata que supuesta-mente se encontraban en determinados puntos. El ejemplo más significativo de esto lo tenemos en GonzaloJiménez de Quezada, fundador del reino de la Nueva Granada,que abarcó Colombia y lo que más tarde fue Venezuela. A Jiménez de Quezada, le informaron los indios que habíaun lugar llamado El Dorado, que se encontraba hacia el nortede Santa Marta Colombia, donde estaban dos ríos de oro y quela veta del áureo metal era inagotable. La leyenda había recorrido varios años, desde los primerosviajes realizados a las tierras de lo que hoy es Venezuela, primeropor las huestes de Cristóbal Colón en 1498, cuyos integrantes en-contraron un basto banco de perlas que enriqueció a muchos yposteriormente compararon al lugar junto con Venecia, la legen-daria ciudad italiana de la que surgió el nombre de Venezuela. Fueron varios los españoles que recorrieron la zona atraídospor las perlas y las esmeraldas que se encontraban en abundan-cia; así, en 1530, llegó desde México, Diego de Ordaz, quienhabía luchado al lado de Hernán Cortés, en la conquista de LaNueva España. Ordaz, fue un intrépido soldado que colaboró con HernánCortés en la conquista de la Nueva España, y cuando los espa-ñoles se encontraban en la ciudad de Cholula, Puebla, en 1519,se quedaron perplejos cuando escucharon una estridente explo-sión proveniente del volcán Popocatépetl, pues con los ojosdesorbitados contemplaron la enorme bocanada de humo quesalía del cráter lo cual describía Cortés en una de sus cartas aCarlos V de la siguiente manera: Del enorme cerro, se oían explo-siones y el humo salía con tanta fuerza que era más alto que muchosedificios... Apenas pasó la erupción, Cortés ordenó a Diego de Ordazque fuera a inspeccionar la zona, su mente ambiciosa y visiona-
  • 109. HACIA EL PACÍFICO 113ria, le indicaba que debería haber azufre en el volcán, el cual leserviría para fabricar pólvora para las batallas subsecuentes. Ordaz se llevó diez soldados, fueron guiados por varios in-dios, los cuales llegaron hasta el límite que habían fijado ellosmismos en un punto donde había esculturas de piedra dedica-das a sus dioses, se despidieron y les indicaron a los hispanospor donde continuaran. Llegaron hasta las cercanías del cráter, repentinamente, unanueva explosión los sorprendió, las cenizas calientes bañaronsus ropas pegadas al cuerpo y se protegieron atrás de las piedras,Ordaz, hizo gala de inmensa valentía, siguió el camino hacia lacumbre apenas unos minutos después del imponente tronido ysus acompañantes lo siguieron hasta llegar a la cúspide. Con ello, este grupo de españoles se convirtió en los prime-ros hombres que conquistaban la cima del volcán, aunque elmérito histórico está registrado a Diego de Ordaz, debido a quefue el jefe de esa compañía, aún tuvieron tiempo de volver lavista hacia el gran valle y descubrieron la capital del imperioazteca, la Gran Tenochtitlán; el paisaje los cautivó, la enormeciudad los sorprendió y adivinaron la inmensa riqueza que de-bería tener tras ella. Incluso, más tarde, Ordaz pidió la anuencia de Carlos V parahacer su blasón que tuviera resaltado el volcán, como parte desu linaje, lo que le fue autorizado. Regresaron a Cholula, Ordaz le platicó a Cortés el resultadode la expedición y los ojos del conquistador brillaron con infini-ta ambición, esa sería su meta, ya sabía por medio de los propiosindios que ese imperio dominaba con rigor toda la región ycontaba con un tesoro inagotable. Diego de Ordaz fue uno de los brazos fuertes de HernánCortés, hábil, valiente y leal, pero con sus propias ambiciones,como lo eran la mayor parte de los conquistadores, y posterior-
  • 110. 114 HERMENEGILDO GALEANAmente vino el distanciamiento entre ambos, por ello más tarde,se fue a Venezuela y parte de Colombia. En la Nueva España, seenteró de la existencia de El Dorado y en tierras sudamericanasdejó noticias de las riquezas de México, información que cono-ció Pedro Galiano, quien más tarde llegara a este territorio paralegarnos el ilustre apellido que después se convirtió en Galeana,por ello, nos permitimos agregar en este trabajo la reseña que sehace sobre ese improvisado alpinista y otros tópicos de la con-quista del gran periodista Manuel Magaña Contreras, que gozade respeto, admiración y afecto por parte del gremio dado suprofesionalismo. Crónica dominical: “Dio el Popocatépetl a los conquistadores españoles el carácter de semidioses.”2 La ascensión de Diego de Ordaz en plena erupción impactó a los indígenas. Fue un severo golpe psicológico que influyó en el gran tlatoani Moctezuma “Los atemorizaba el fuego, que era como presagio de venideros males.”Manuel Magaña Contreras 3 La influencia del Popocatépetl para crear la aureola de “semi- dioses” a los españoles que conquistaron México, salta a la actuali- dad a través de viejas crónicas. 2 Publicado en el diario Excélsior. 3 Transcripción textual del original.
  • 111. HACIA EL PACÍFICO 115 La hazaña de ascender ese volcán en plena erupción, por Diego de Ordaz, uno de los soldados de Hernán Cortés, “fue tomada como prodigio que contribuyó a derrotar y someter a los grupos indígenas”. Puede decirse, por tanto, que el Popo con sus erupciones de1519, cuando Cortés y sus, huestes admiraron el formidablevolcán desde Cholula y Tlaxcala y la ascensión de Diego deOrdaz para obtener azufre y fabricar pólvora, decidió los resul-tados de la incursión de los españoles en territorio de lo que se-ría la Nueva España. Don Luis Everaerth Dubernard, cronista de Coyoacán y es-tudioso profundo en materia de historia de México, respondióen sentido afirmativo sobre la influencia de la ascensión al colo-so en erupción por De Ordaz en la “deificación” de los conquis-tadores. Sí, los pueblos autóctonos consideraban como lugar sagrado al Popocatépetl y sus alrededores. Tenían ermitas donde le rendían tributo, respondió. Don Luis, autor de varios libros sobre Coyoacán, historiadorilustre y miembro destacado del Consejo de la Crónica de laCiudad de México, dijo que, además, los pueblos autóctonos,sabedores de la hazaña de Diego de Ordaz, quien se hizo acom-pañar de varios soldados e indígenas, se asombraron con talsuceso y tomaron a los conquistadores como “semidioses”, anteel desafío y el retorno victorioso de las alturas y que vomitabafuego. El hecho forma parte de la tradición histórica en Coyoacán,dado que en las calles Francisco Sosa y Las Cruces se ubica la“Casa de Diego de Ordaz” y en su fachada destaca el escudo de
  • 112. 116 HERMENEGILDO GALEANAarmas que a este conquistador le concedió el emperador Car-los V por esa ascensión. En el escudo resalta la figura del Popocatépetl en erupción.Los tomaron como “Dioses”En su crónica sobre La conquista de México, Francisco López deGómara, capellán de Cortés e historiador, narra: Y como trajeron buenas señas, volvieron vivos y sanos, vinieron muchos indios a besarles la ropa y a verlos, como por milagro o como dioses, dándoles muchos presentillos: tanto se maravillaban de aquel hecho. Piensan aquellos simples que es una boca de in- fierno, a donde van los señores que gobiernan mal o tiranizan, después de muertos, a purgar sus pecados y de allí al descanso”.Tenochtitlán a la vistaEl cronista de Coyoacán, con base en los estudios de la época através de los grandes cronistas como Bernal Díaz del Castillo,fray Bernardino de Sahagún y Hernán Cortés, refiere que resi-dió en Coyoacán otro escalador del Popocatépetl, FranciscoMontaño para obtener azufre una vez consumada la Conquista;sin embargo, aclaro que la hazaña más conocida es la de Diegode Ordaz. La escalada de de Ordaz al Popo en 1519 provocó tambiénasombro en España. Se tiene conocimiento de que don Anto-nio de Solís y Rivadeneyra, secretario de su majestad, el rey donCarlos II, y su cronista mayor de las Indias participaron en la re-dacción de La historia de la conquista de la Nueva España, cuyos
  • 113. HACIA EL PACÍFICO 117textos fueron objeto de revisión por el conde de Oropeza y dedon Gaspar de Mendoza Ybáñez de Segovia, marqués de Mon-déjar y conde de Tendilla. En este trabajo se narra la hazaña de Diego de Ordaz y se ha-ce referencia a que desde el punto conocido ahora como “Pasode Cortés” los conquistadores, además de obtener el golpe psi-cológico de la ascensión de Diego de Ordaz al Popocatépetl,presenciaron desde esas alturas la magnificencia de la Gran Te-nochtitlán. El destino estaba a la vista y les era propicio, sobre todo por elfatalismo de los grupos autóctonos, defecto que poseía en gradosuperlativo el tlatoani Moctezuma.Las almas de los tiranosEn La historia de la conquista de la Nueva España, de don Anto-nio de Solís y Rivadeneyra, se narra lo siguiente: Sucedió por este tiempo —1519— un accidente que hizo nove- dad a los españoles y puso en confusión a los indios. Descubrió- se desde lo alto del sitio, donde estaba la ciudad de Tlaxcala, el volcán de Popocatépec, en la cumbre de una sierra, que a distan- cia de ocho leguas se descuella considerablemente sobre los otros montes. Empezó en aquella sazón a turbar el día con grandes y espanto- sas avenidas de humo, tan rápido y violento, que subía derecho perdiendo la fuerza en lo alto, se dejaba esparcir y dilatar a todas partes, y formaba una nube más o menos obscura, según la por- ción que de ceniza que llevaba consigo. Salían de cuando en cuando mezcladas con el humo algunas llamaradas o globos de fuego, que al parecer se dividían en cen-
  • 114. 118 HERMENEGILDO GALEANA tellas; y serían las piedras encendidas que arrojaba el volcán, o al- gunos pedazos de material combustible, que duraban según su ali- mento. No espantaban los indios de ver el humo, por ser frecuente, y casi ordinario en este volcán; pero el fuego que se manifestaba pocas veces, los entristecía y atemorizaba como presagio de veni- deros males, porque tenían aprendido que las centellas, cuando se derramaban por el aire, y no volvían a caer en el volcán, eran las almas de los tiranos que salían a castigar la tierra y que sus dioses, cuando estaban indignados, se valían de ellos como instrumentos adecuados a la calamidad de los pueblos.Espantáronse los indiosRefiere don Antonio de Solís y Rivadeneyra en su Historia de laconquista de la Nueva España: En este delirio de su imaginación estaban discurriendo con Hernán Cortés, Magiscatzin y algunos de aquellos magnates, que ordina- riamente le asistían; y él reparando en aquel rudo conocimiento que mostraba de la inmortalidad, premio y castigo de las almas, procuraba darles a entender los errores con que tenían desfigurada esta verdad, cuando entró Diego de Ordaz a pedirle licencia para reconocer más cerca el volcán, ofreciendo subir a lo alto de la sie- rra y observar todo el secreto de aquella novedad. Espantáronse los indios de oír semejante proposición, y procu- rando informarle del peligro y desviarle del intento, decían: ‘Que los más valientes de su tierra sólo se atrevían a visitar alguna vez unas ermitas de sus dioses que estaban a la mitad de la eminencia; pero de allí delante no se hallaría huella de humano pie, ni eran sufribles los temblores y bramidos con que se defendía la monta-
  • 115. HACIA EL PACÍFICO 119 ña’. Diego de Ordaz se encendía más en su deseo con la misma dificultad que le ponderaban. Cortés le dio licencia Y Hernán Cortés, aunque lo tuvo por temeridad, le dio licencia para intentarlo porque lo viesen aquellos indios que no estaban negando sus imposibles al valor de los españoles, celoso a todas horas de su reputación y la de su gente. Acompañaron a Diego de Ordaz en esta facción los soldados de su compañía y algunos indios principales, que ofrecieron llegar con él hasta las hermitas [sic], lastimándose mucho de que iban a ser testigos de su muerte. Es el monte muy delicioso en un princi- pio, hermoséandole [sic] por todas partes frondosas arboledas, que subiendo largo trecho con la cuesta, suavizan el camino con su amenidad, y al parecer, con engañoso divertimiento, llevan al pe- ligro por deleite. Véase después esterilizando la tierra; parte con la nieve, que dura todo el año en los parajes que desampara el sol, o perdona el fuego; y parte con la ceniza que blanquea también desde muy le- jos, con la oposición del humo.Llego intrépidamente a la boca del volcánProsigue el relato en la Historia de la conquista de Nueva España,de don Antonio de Solís y Rivadeneyra: Quedáronse los indios en la estancia de las ermitas. Partió Diego de Ordaz con sus dos soldados, trepando animosamente por los riscos; poniendo muchas veces los pies donde pusieron las manos; pero cuando llegaron a poca distancia de la cumbre, sintieron que
  • 116. 120 HERMENEGILDO GALEANA se movía la tierra con violentos, y repetidos vaibenes [sic], y perci- bieron los bramidos horribles del volcán, que a breve rato disparó con mayor estruendo, gran cantidad de fuego, envuelto en humo y cenizó. Y aunque subió derecho, sin calentar lo transversal del aire, se dilató después en lo alto y volvió sobre los tres una lluvia de ceni- zas tan espesa y tan encendida que necesitaron de buscar su defen- sa en el cóncavo de alguna peña, donde faltó el aliento a los españoles y quisieron volverse. Pero Diego de Ordaz, viendo que cesaba el terremoto, que se mitigaba el estruendo, y salía menos denso el humo, los animó con adelantarse y llegó intrépidamente a la boca del volcán, en cuyo fondo observó una gran masa de fuego que al parecer hervía como materia líquida y resplandeciente; y reparó que el tamaño de la boca, que ocupaba casi toda la cumbre, y tendría como un cuarto de legua de circunferencia”. Volvieron con esta noticia y recibieron enorabuena [sic] por su hazaña, con grande asombro de los indios, que redundó en mayor estimación con los españoles. Esta bizarría de Diego de Ordaz no pasó entonces de una curiosidad temeraria; pero el tiempo lo hizo consecuencia y todo servía en esta obra.Azufre para pólvora Pues hallándose después —continúa el relato— el Ejército con falta de pólvora para la segunda entrada que se hizo con fuerza de Armas en México, se acordó Cortés de los hervores de fuego líqui- do, que se vieron en este volcán y halló en él toda la cantidad que hubo menester, de finísimo azufre para fabricar esta munición; con que se hizo recomendable y necesario el arrojamiento de Diego de Ordaz; y fue su noticia de tanto provecho en la Con-
  • 117. HACIA EL PACÍFICO 121 quista, que le premió después el Emperador con algunas mercedes y ennobleció la misma facción, dándole por armas el volcán”. Hay dos versiones sobre el momento en que se decidió la as-censión al Popo. En una se dice que fue en Tlaxcala donde talcosa se determinó. Hernán Cortés, a quien se considera la auto-ridad definitiva sobre el tema, consigna en su relación al rey deEspaña que fue en Cholula y que Diego de Ordaz se hizo acom-pañar de nueve soldados españoles y un numeroso equipo deindígenas. La hazaña ha pasado a la historia como uno de los puntosclave para el triunfo hispano en la conquista de México.Cuitláhuac no creyó en esos “semidioses”Muerto en circunstancias misteriosas aún no aclaradas por lasfuentes de la historia, Moctezuma II, quien presa de supersti-ciones y atemorizado por presagios y señales en el cielo no opu-so la resistencia que se necesitaba a los conquistadores, perecióentre el 27 y 30 de junio de 1520. Su deceso dio la oportunidad de ascender a Cuitláhuac — hijode Atzayácatl y hermano de Moctezuma—, quien no creyó enla “divinidad” de los conquistadores. De inmediato se aprestó acombatir a los invasores. Los acontecimientos dieron un vuelco al jefaturar Cuitláhuaca los tenochcas, libre de la superstición de creer a los conquista-dores como amigos de “los dioses que moran en el interior delPopocatépetl”. Así se produjo el episodio que la historia ha recogido con elnombre de “La noche triste”, ocasión en que Cuitláhuac asestóuna terrible derrota a Hernán Cortés y sus soldados, al grado de
  • 118. 122 HERMENEGILDO GALEANAque según relatan algunos cronistas el extremeño lloró su desca-labro en un ahuehuete de Popotla, cercano al pueblo de Tacuba. En esa ocasión Cuitláhuac, quien sólo reinó 80 días y perecióluego víctima, según una versión atacado, de la viruela españo-la, estuvo a punto de derrotar totalmente a las huestes hispanas. La suerte estaba echada y parecía que “los hados”, los “diosesdel Olimpo” prehispánicos determinaron los acontecimientos,según se estima en el ámbito de la leyenda sobre la conquistade México por las huestes de Hernán Cortés, dado a que su re-cuperación fue sorprendente y el 13 de agosto de 1521 unoscuantos soldados españoles, con más de 75 mil indígenas comoaliados, tomaron la Gran Tenochtitlán a sangre y fuego el 13 deagosto de 1521. Tal vez si Cuitláhuac no hubiese muerto cuando tenía pordelante la misión de organizar el rechazo de los conquistadoreshasta liquidarlos, la historia de este país fuese otra. Tal vez... El hecho es que el Popo con sus erupciones en 1519y la ascensión de Diego de Ordaz al colosal volcán que ense-ñorea en el valle de México “y vigila el sueño eterno de su ama-da Iztaccíhuatl”, revistió a los conquistadores del carácter de“semidioses” ante las huestes del extremeño, considerado unode los grandes capitanes de la historia universal. Coyoacán, como dice el cronista don Luis Everaerth Du-bernard, fue sede del conquistador Cortés y junto con él y laMalinche, Diego de Ordaz es uno de sus personajes célebresjunto con el inmueble que se le atribuye y que da carácter al pai-saje urbano de Coyoacán, desde la esquina de Francisco Sosa yLas Cruces. Cortés creó el primer ayuntamiento del valle de México y ca-pital de la Nueva España hasta 1524. La historia tiene inescrutables designios y el Popocatépetl, enla epopeya de la conquista, fue en gran parte el fiel de la balanza
  • 119. HACIA EL PACÍFICO 123que inclinó los acontecimientos a favor de Hernán Cortés y sushombres. Diego de Ordaz acompañó, en 1509, a Alonso de Ojeda ensu viaje a Cartagena de Indias. Estuvo también con Juan de laCosa, en 1510, con Diego Velázquez de Cuéllar en Cuba, en1515 y con Hernán Cortés en México, en 1520, donde demos-tró ser uno de sus capitanes más leales. Ordás u Ordaz, comotambién se le reconoce, fue el primer español que subió el Po-pocatépetl en plena erupción.Distanciamiento con CortésLa hazaña de Ordaz, motivó una gran expectación y se ponderópor todos lados su valor, las felicitaciones del rey llegaron alNuevo Mundo, lo que dio inicio a la envidia de Hernán Cortésy comenzó a haber problemas entre ambos, razón por la cual,Ordaz, decidió buscar otro acontecimiento que lo elevara antesu majestad. Por ello, más tarde, viajó a España y provisto de una capitula-ción se dirigió hacia Venezuela, pues hasta la Nueva España lle-gó la información del mito de una ciudad de oro que había enese lugar del Caribe; ya hemos comentado que el tránsito de ofi-ciales y soldados era normal de una parte a otra en América y lasnoticias recorrían los territorios con asombrosa rapidez y se fueen busca de El Dorado, conquistó y pobló desde el Marañón(Amazonas) hasta Maracapana. Ordaz, salió de Sanlúcar de Bermuda en España, el 20 de oc-tubre de 1530, se detuvo en Trinidad, siguió hacia el golfo deParia, donde fundó San Miguel de Paria en 1531 y se convirtióen el primer europeo en remontar el río Orinoco, el 23 de juniodel mismo año, llegando hasta la confluencia con el río Meta.
  • 120. 124 HERMENEGILDO GALEANA Camino de España en 1532, murió en la travesía, al parecerenvenenado. Su cadáver fue arrojado al mar. Otros apuntes indican que Diego de Ordaz tuvo una resi-dencia en Puebla, recordemos que en su trayecto hacia la GranTenochtitlán, Hernán Cortés y sus huestes, primero conquista-ron esa ciudad, hoy llamada también Puebla de los Ángeles, yreferente a la casa de Coyoacán, la cual tiene en su fachada el es-cudo de armas Diego de Ordaz, hay confusión, hay historiado-res que afirman que perteneció a este personaje, dado que selocaliza en la calle de Francisco Sosa, en el corazón de esa de-marcación, muy cerca de la casa de Cortés y de Pedro de Alva-rado, pero otros datos los desmienten, ya que de acuerdo conlos archivos de la ciudad de México aclaran que el inmueble fueconstruido en el siglo XVIII, por lo tanto, es más congruentepensar que fue edificada por un descendiente de este personaje. Bueno, regresemos con Gonzalo Jiménez de Quezada quiensalió de España en una expedición el 5 de abril de 1535, la cualfue organizada por Pedro Fernández de Lugo y su hijo Luis, loscuales habían contratado con la corona española la gobernaciónde Santa Marta, Colombia. Pedro Fernández de Lugo, era hermano del gobernador delas islas Canarias, Alonso de los mismos apellidos y se le presen-taba la oportunidad de aumentar su fortuna en el Nuevo Mundo. Jiménez de Quezada, salía de Sevilla, lo acompañaban suhermano Hernán y los consanguíneos Martín, Pedro e IsabellaGaliano, estos últimos hijos de un matrimonio italiano que vi-vía en Génova y que se había mudado con sus hijos a Valencia,España, atraídos por el auge de esa nación. También viajaban con ellos los frailes Nicolás Galiano yAdolfo Orea Galiano, primos de Martín, Pedro e Isabella. Gonzalo Jiménez de Quezada y Martín Galiano ya se cono-cían, habían peleado en Pavia, Italia, del lado de las fuerzas es-
  • 121. HACIA EL PACÍFICO 125pañolas contra la corona de Francia, batalla terrible en la que sa-lieron triunfadores los hispanos y esa condición los tenía en altonivel militar. Llegaron al Puerto de Tenerife, Canarias y ahí se sumó el res-to del grupo que saldría hacia el Nuevo Continente. Ya en tierras colombianas, Gonzalo Jiménez de Quezada, sepreparaba para conquistar el territorio, había dado los primerospasos, ya había tenido los iniciales encuentros con los naturalesdel lugar y no le había ido muy bien, los indios utilizaban fle-chas envenenadas y diez de sus hombres habían muerto, pero eladelanto en armas y la disciplina militar de los iberos se impo-nía poco a poco. A través de la formidable comunicación de los indios, Jimé-nez de Quezada se enteró que en la región de Nayra fue visto ungrupo de hombres blancos que vestían con elegancia, trajes deterciopelo, espadas relucientes, sombreros con plumas de mu-chos colores y muy amables. Jiménez de Quezada previsor, envió a su hermano Hernánpara que investigara quiénes eran, qué hacían y cuál era el moti-vo de su presencia en los terrenos que la corona española le ha-bía encomendado. Hernán Jiménez de Quezada, se llevó como su segundo a Pe-dro Galiano pues éste, había demostrado un gran valor, destrezacon la espada y gran capacidad de lucha y pese a su juventud,era muy responsable. En el trayecto, descansaban en algunos poblados, eran bienatendidos, recibían valiosos obsequios en oro y esmeraldas y losnativos les comentaban de un lugar cerca del mar donde abun-daban las perlas. Era costumbre de los jefes y soldados hispanos, quedarse conbuena parte de los botines, había la obligación de los encar-gados de las misiones de reportar a la corona el quinto real, es
  • 122. 126 HERMENEGILDO GALEANAdecir, la quinta parte de lo obtenido y repartirlo proporcional-mente entre los integrantes de sus ejércitos y el resto para ellos. Por eso, en innumerables ocasiones reportaba menos de loque se agenciaban, lo enterraban en alguna parte o en sus casasen caso de tenerlas, entre las paredes o en los patios, por eso,muchos que murieron, se fueron con el secreto del lugar dondeestaban sus tesoros, algunas veces fueron encontrados por susfamiliares y otras, por los nuevos dueños de las residencias. Cuando Hernán y Galiano cruzaron el río Magdalena, seencontraron con los elegantes españoles, era un grupo que en-cabezaba Sebastián de Belalcázar, el segundo en el mando conFrancisco Pizarro en Perú, fueron recibidos con toda amabilidad. Belalcázar era un soldado impreparado, pero con una granhabilidad diplomática, les explicó que seguía los pasos de uncacique de Perú, que había cometido una gran fechoría enaquellas tierras y que recibió órdenes de Francisco Pizarro deperseguirlo, que no tenía la mínima intención de interferir enlos terrenos destinados a su hermano y que estuvieran tranqui-los en ese aspecto. Belalcázar, hábilmente escondió la verdad, la realidad fue quebuscaba El Dorado; en Perú, un indio anciano le comentó la exis-tencia de esa tierra de oro, le contó del baño del cacique en ellago y de las inmensas cantidades del metal más preciado, porlo que le comunicó lo mismo a Pizarro y éste igual de ambiciosoque todos sus paisanos, le indicó buscara esas prodigiosas tierras. Belalcázar que estuvo primero en La Antigua Darién —Pa-namá—, con Francisco Pizarro, les informó de las riquezas quehabía en la Nueva España, donde desde 1521 ya estaba con-quistada y, además, se sabía de los puntos donde había perlas,las grandes cantidades de oro que salían rumbo a España y laacelerada llegada de españoles que iniciaban la colonización deaquellas tierras.
  • 123. HACIA EL PACÍFICO 127 En esta parte de América del Sur, apenas comenzaban el ca-mino hacia la conquista y la información llamó mucho la aten-ción entre los dos, pero seguramente más en Galiano, un jovende escasos 25 años que comenzaba a hacer fortuna. Hernán regresó a las tierras que más tarde serían Bogotá, leinformó a su hermano Gonzalo el resultado de su misión en elmomento en que aquél leía un recado que le envió Lázaro Fon-te, un capitán español que sufría el castigo del destierro en unpueblo de la zona. Fonte había cometido una falta y Gonzalo Jiménez de Que-zada le impuso la sanción y ahí donde estaba, esperaría el perdón. Gonzalo Jiménez de Quezada, tenía una piel de venado ensus manos, sobre ella estaba el recado escrito con tinta vegetal yLázaro Fonte le informaba que por el oriente, terreno de lo quehoy es Venezuela, había sido visto un grupo de hombres blancos,unos a pie y otros a caballo, vestían muy mal, se les notaba suma-mente cansados y hambrientos y se dirigían hacia esa dirección. Se trataba del grupo de Nicolás Federman, un alemán quefue enviado a Venezuela por los propietarios de la Casa Wesler,quienes recibieron el permiso de la corona española para con-quistar y explotar el lugar como pago de la factura, ya que ellosapoyaron económicamente a Carlos V para que fuera elegidoemperador del Sacro Imperio Romano. La noticia inquietó mucho a Gonzalo Jiménez de Quezada,temió que Belalcázar y Federman se pusieran de acuerdo y en sucontra con el fin de apoderarse ambos de El Dorado, de cuyasupuesta existencia ya le habían comunicado los nativos con losque había hecho contacto. Los cronistas Pedro Simón y Lucas Fernández de Piedrahita,coinciden en que Jiménez de Quezada se movilizó rápido, seentrevistó con Federman y aseguró su lealtad a cambio del pagode diez mil pesos oro.
  • 124. 128 HERMENEGILDO GALEANA Gonzalo Jiménez de Quezada, ya estaba al frente de todo,primero Luis, hijo de Pedro Fernández de Lugo, había huidodel lugar con un cargamento de oro, ocasionando el disgusto desu padre, que ordenó apresarlo sin que se lograra su detención ypoco después, el progenitor, falleció en plena selva. Posteriormente, se reunieron los tres, Belalcázar hizo gala desu diplomacia, rechazó la oferta económica de Jiménez de Que-zada, sólo pidió que en cuanto lo requiriera Pizarro se les permi-tiera regresar a Perú a sus soldados, y los tres partirían a España,con el fin de que Carlos V, definiera a quién le correspondíaexplorar el territorio de Venezuela, en el fondo, cada cual loambicionaba, pues nadie dudaba de la existencia de El Dorado. Se preparó el viaje, se quedaría en lo que hoy es Bogotá, Her-nán Pérez de Quezada en representación de su hermano, Mar-tín Galiano, fundaría la ciudad de Vélez en un lugar adecuado yPedro Galiano, acompañaría a Hernán en la nueva ciudad y asíse consolidaba una gran amistad entre ambos. Era abril de 1539, según los cronistas de la época, GonzaloJiménez de Quezada debería partir a España, conformó el cabil-do para que se confirmara su nombramiento real como encar-gado del gobierno de la colonia y ordenaba que su hermanoHernán, recibiera el título de teniente general y quedara en surepresentación y se extendieron otros nombramientos para quequedara conformado el ayuntamiento. Se repartieron solares entre todos los conquistadores, el ta-maño de los mismos fue de acuerdo con el rango de cada uno,Pedro y Martín Galiano fueron ascendidos a capitanes y enmayo de 1538, salían los tres generales, Gonzalo Jiménez deQuezada, Sebastián Belalcázar y Nicolás Federman hacia España. Hernán Pérez de Quezada, le encargó a Pedro Galiano el tra-zo de las calles de lo que sería la nueva ciudad de Bogotá y lanueva colonia se llamaría Reino de la Nueva Granada.
  • 125. HACIA EL PACÍFICO 129 Eduardo Rueda Enciso, historiador reconocido cuenta queJiménez de Quezada una vez en España, junto con Federman yBelalcázar, aprovechó para presentarse en la casa de Contrata-ción para entregar el quinto real, que consistió en 11 mil pesosoro, unos 70 kilogramos del preciado metal y 575 esmeraldas. Después, Jiménez de Quezada, tuvo que enfrentar una de-manda de Luis Fernández de Lugo, hijo de Pedro, de los mismosapellidos, ante la Casa de Ordenanza de Sevilla, le reclamaba suparte de oro como heredero del primer encomendado y de esamanera, el conquistador tuvo que luchar en los tribunales, perofue condenado a pagar. Gonzalo Jiménez de Quezada, nunca cejaría en su intentopor encontrar El Dorado, incluso a los 70 años, todavía hizo elúltimo esfuerzo en pos de la inexistente ciudad, fue su fijación,la cual se llevó a la tumba, pues jamás encontró esa tierra pro-ducto de la ilusión, la ambición y la imaginación colectiva delos conquistadores. Los historiadores juzgan a esta actitud de Jiménez de Que-zada como una obsesión, consecuencia de las ansias para lograrla obtención de títulos y así formar parte de la nobleza del en-tonces reinado más poderoso del mundo, pues los logros deHernán Cortés en la Nueva España y de Francisco Pizarro enPerú, mantenían en tercer lugar a este conquistador que compe-tía por ser el primero de ellos, pues era el más preparado de to-dos como abogado, escritor y poeta y por ello, se sentía contodo para obtener una mejor posición. Pero a la corona le interesaban más los logros en riquezas quelas hazañas y éstas eran evaluadas de acuerdo con las aportacio-nes en oro, plata y productos que enviaban los representantesde la Corona en El Nuevo Mundo y en eso, Jiménez de Queza-da no podía competir con aquellos dos.Consuelo, crecer una línea en el primer párrafo para llenar lacaja.
  • 126. 130 HERMENEGILDO GALEANAEl PacíficoLa situación en el Mar Caribe ya era cotidiana, los galeonesiban y venían y puede decirse que ya tenían el control de lazona, pero surge el descubrimiento del Mar del Sur, lo que hoyconocemos como el Océano Pacífico, Vasco Núñez de Balboa,siguió la información de los nativos de Panamá, entonces lla-mado El Darién, que le precisaban que al otro lado de la tierra,no muy lejos, había otro mar. De inmediato dispuso de 190 soldados y 810 indios, el reco-rrido no era nada sencillo; había que atravesar la penosa cordi-llera y librar batallas con los nativos y animales salvajes de pormedio, por ello, al llegar al punto que permitía observar la in-mensidad de las aguas, los corazones de 67 sobrevivientes vibra-ron de infinita emoción. Cuentan las crónicas de aquellos días que el contingente sequedó un buen rato observando la maravilla del nuevo descu-brimiento, Núñez de Balboa, seguramente pensaba en la consa-gración que le daría el hecho y los beneficios económicos ypolíticos que le acarrearía para sí, sin dejar de pensar en que apartir de ese 25 de septiembre de 1513, su nombre quedaríagrabado en la historia mundial como otro de los grandes logrosde su patria. Vasco Núñez de Balboa, se lee en las crónicas, encontró unagran cantidad de perlas, en ostras regadas a la orilla de la playa,tantas, que a él y a sus compañeros se les olvidaron las penuriasterribles que pasaron antes de llegar al nuevo mar, con el hallaz-go, aseguraban su futuro de por vida, pero eran personas coninfinita ambición y la fortuna en sus manos, representaba ape-nas el inicio de una inmensa riqueza. Ante el conocimiento de la corona de la existencia de otromar, al conocerse el intercambio comercial que ya existía desde
  • 127. HACIA EL PACÍFICO 131siglos antes entre los nativos que desde Acapulco y HuatulcoMéxico, viajaban en pequeñas barcas para comerciar con los in-dios de Panamá, Honduras, Ecuador, Perú y Chile, se pensó enla necesidad de organizar rutas marítimas para aprovechar la ca-pacidad de los galeones pues el traslado de las mercancías seefectuaba por tierra. Bien, el logro de Vasco Núñez de Balboa, llegó al conoci-miento de todos los conquistadores y en su momento, en el ca-so de Hernán Cortés, comenzó a bullir en su mente encontrarel Mar del Sur, como se le llamó primeramente al Pacífico, enterritorio de la Nueva España, el que se aprestaba a conquistar,pero antes, debería lograr su cometido, ante el ímpetu de losindios que presentaban feroz batalla y no se ofrecía fácil el obje-tivo de su dominio. En tanto, España organizaba el avance de su poderío, con eldescubrimiento del Pacífico, ahora buscaba la forma de conec-tarse por mar con Asia, pues resultaba muy costoso, riesgoso ytardío, que los productos se transportaran por mulas de carga aVeracruz y así, otra vez por mar, hasta cualquiera de los puertoscomerciales de la corona, por ello, se organizó la expedición deHernando de Magallanes. Después de 18 meses de preparativos, Magallanes logró salirdel puerto de Sanlucar de Barrameda, España, el 20 de septiem-bre de 1519, la Ruta recorría primero las islas Canarias, luegorío de Janeiro y Río de la Plata, donde llegó el 20 de enero de1520. A partir de este punto, comenzaba lo desconocido, toma-ron hacia el sur, se puso en contacto con los indios australes, delos cuales observaron la enorme talla de sus pisadas por lo que losapodaron “Los Patagones” de donde surgió el nombre de Pata-gonia, que se mantiene hasta nuestros días en esa parte del glo-bo terráqueo.
  • 128. 132 HERMENEGILDO GALEANA En esta etapa del viaje, Magallanes tuvo que enfrentar milproblemas como el hambre por el racionamiento de la comida,y sed lo cual provocó conatos de amotinamiento por parte delos marineros que temerosos ante lo incierto, se desesperaban,pero el navegante basado en su carácter y convencimiento, pu-do controlar la situación. Por fin el 12 de octubre del mismo año 1520, Magallanes,atravesaba el estrecho que lleva su nombre y de ahí surgió elnombre de Tierra del Fuego, debido a que en las islas existentes,los nativos se distinguían gracias a las grandes fogatas que en-cendían para aminorar el tremendo frío que los agobiaba. Fue hasta el 27 de noviembre cuando Magallanes entró delleno al Pacífico y cuando supo que ya estaba en “el otro lado delmar” y que había encontrado la ruta hacia las islas de las es-pecies tan anheladas, no hay manera de explicar el regocijo detoda la tripulación. Pero regresemos a la Nueva España: fue el 13 de Agosto de1521, cuando Hernán Cortés tomó la ciudad de México, en-tonces, la Gran Tenochtitlán y así se consumaba la conquista einiciaba el periodo de colonización y dominio que duraría másde 300 años en el solar mexicano. En la primavera de 1536, cuando el virrey Antonio de Men-doza, envió una carta a Hernán Cortés solicitándole ayuda paraFrancisco Pizarro, que pedía auxilio desde Perú, indicaba en lamisiva que estaba sitiado y que únicamente por agua podría sa-lir y requería ayuda urgente. Analizó poco la situación el conquistador de México, de porsí abrigaba en sus adentros la idea de establecer comercio conPerú, por lo tanto, ésta fue su mejor oportunidad. Envió dos barcos, al mando del contingente iba Hernandode Grijalva, llevaba soldados, caballos, artillería y armas y de es-ta manera, a partir de entonces, se inició el intercambio entre
  • 129. HACIA EL PACÍFICO 133ambos pueblos y los navíos hacían escala en los diferentes puer-tos del Pacífico, Lima y Cayao; los de Centroamérica, en Hua-tulco, Acapulco, Zihuatanejo, Zacatula y Manzanillo. En su estancia en Perú, Hernando de Grijalva, debió comen-tar con Pizarro y demás acompañantes los logros en la NuevaEspaña, las riquezas, la cosecha de perlas en Zacatula, que en elmomento era el puerto más importante de la colonia, las minasde oro y todo lo que ofrecía la nueva tierra conquistada porHernán Cortés, lo que debió despertar envidias y tal vez des-esperación para los de Perú, que no culminaban su trabajo do-minador. De esta manera, unos se iban de México a las tierras del sur yotros, con frecuencia llegaban a Acapulco procedentes de aque-llos lares y el intercambio fue notable. Cabe señalar que ya en esos tiempos en México, eran frecuen-tes los viajes cortos, entre Huatulco, Acapulco, Zihuatanejo,Zacatula y Manzanillo, Barra de Navidad, Vallarta, Mazatlán ylas costas de Baja California, principalmente La Paz, pues los es-pañoles descubrieron la existencia de un abundante banco deostras perleras en lo que hoy se conoce como el Mar de Cortés,cuya profundidad impedía a los buzos lograr llegar hasta el fon-do, pero había lugares en los que sí era posible la extracción dela exquisita prenda. De esta manera, empezaban a quedar cortos los 1 700 kiló-metros que hay entre Mazatlán y Acapulco y los navíos surca-ban las aguas del litoral mexicano cada vez más común entre losmarinos de la época. Asimismo, se presentó el intercambio enorme entre la nao deChina, que también se le decía, de Manila, porque en realidadprocedía de esa parte del mundo; es decir, las islas Filipinas,también se viajaba hacia Acapulco, para convertir al puertoguerrerense en el punto más importante del comercio entre Es-paña y Asia, un mercadeo que duró más de 200 años.Consuelo, gana la línea del segundo párrafo.
  • 130. 134 HERMENEGILDO GALEANALos piratasEl éxito de la corona española, despertó el celo y la ambición deotras naciones, entre ellas, Inglaterra, Holanda y Francia, sobretodo las dos primeras, lo que dio lugar a la patente de corzo, osea, el apoyo para que aventureros cometieran delitos a favor desus naciones, otorgado por los sus respectivos mandatarios a losfamosos piratas que iniciaron sus fechorías primero, en el marCaribe y después en el Pacífico. De esta forma surgió el holandés Guillermo de Orange, quienel siglo XVI, organizó a los aventureros marineros para combatira las navegaciones españolas, lo que motivó que el duque deAlba, en España, pusiera especial atención al problema lo cualdio lugar a que otras naciones que tenían recursos, iniciaran lapiratería en forma, todos con los ojos puestos en el mar que do-minaba la península ibérica. Surgieron códigos no escritos entre los piratas, uno era eljefe, el reparto del botín se hacía de acuerdo con el esfuerzo o asu categoría dentro de lo que podríamos llamar organización,aquel que perdía un ojo, recibía además cien escudos que era lamoneda del momento, si perdía un pie, el pago era de 200 escu-dos, más su parte del botín, así que entre los años 1585 y 1625,los nombres de Hawkins y Francis Drake hacían temblar a lospobladores y autoridades de las colonias españoles de la zonacaribeña. Asimismo, surgió Henry Morgan, quien se movió por Jamai-ca y más tarde por Veracruz, Yucatán y Campeche y llegó hastaPanamá a hacer de las suyas, para obligar a los españoles a rea-lizar obras de defensa como fuertes y aumentar el número desoldados. En seguida, apareció Oliver Van Nort de origen holandés,quien en 1597, cruzó por el estrecho de Magallanes y se convir-
  • 131. HACIA EL PACÍFICO 135tió en el primer pirata que navegaba por el Pacífico, se tratabade un ex tabernero que en su juventud fue marinero, organizócuatro barcos con 240 hombres y se dedicó al pillaje en lospuertos de Chile, Perú y Ecuador, luego se dirigió a Filipinasdonde en su intento de hacer lo mismo fue aprehendido y des-pués ahorcado. Ya entonces, cundía en toda España y el Nuevo Mundo lapreocupación por la presencia de los piratas, así que galeoneshispanos fuertemente armados, acompañaban a los navíos quetransportaban oro y todo tipo de mercancía hacia la penínsulaibérica, para resguardarlos. En 1615, apareció en el Mar del Sur o Pacífico Joris Van Spiel-bergen, un refinado marinero de origen holandés, que gustabaque escuchar música mientras comía, exigía a cada subalternodesde el último nivel pulcritud absoluta en su persona y en elvestir y los barcos que encabezaba eran el Van Groote Sonne y elGroote Mann que contaban con un importante armamento. Spielbergen, sostuvo un enfrentamiento con un regimientode naves españoles en las costas del Pacífico sur, con lo cual diomuestras de su poderío, pues tuvo pocas pérdidas humanas, susbarcos sin daños y continuó majestuoso su marcha hacia Aca-pulco, es seguro que navegaba en pos del Galeón de Manila. El 11 de octubre de 1615, Spielbergen estaba en la bahía deAcapulco, el puerto se encontraba fuertemente atrincherado,pero se advertía la superioridad del holandés, quien inteligente-mente propuso una tregua, necesitaba agua y comida y fue reci-bido por Pedro Álvarez y Francisco Méndez que conocían suidioma. El elegante pirata holandés, propuso el intercambio de pri-sioneros españoles que traía del Perú, a cambio de provisiones yestuvo varios días en los que Acapulco estaba convertido en unlugar de fiestas por la tranquilidad que les daba la presencia
  • 132. 136 HERMENEGILDO GALEANApacífica de los piratas o “pichilingues”, como también se lesconocía. Luego de partir hacia el norte, Spielbergen, se apoderó de unbarco perlero que venía de Baja California hacia Acapulco, yaera esperado por Sebastián de Vizcaíno en el Embarcadero deSalagua, cerca de Barra de Navidad, Jalisco, donde hubo un en-frentamiento entre ambos y resultó definitivamente victoriosoel holandés, pero el español de origen vasco, logró apresar a al-gunos marineros irlandeses que formaban parte del contingentedel pirata. Vizcaíno, les cortó las orejas y la nariz y las envió al virrey,considerándose que de este hecho salió la versión de que la fa-milia Galeana, proviene de irlandeses, pues esos piratas, fueronlos únicos de esa nacionalidad que llegaron a la Nueva España,pero más adelante, continuaremos con la trayectoria de nuestropersonaje, pues recordemos que llegó primero a tierras colom-bianas. Spielbergen, murió en la más absoluta pobreza en 1620. Para el año de 1621, apareció en las costas del Pacífico, laflota Nassau, dirigida por el comandante Jacobo L. Hermite,quien salió de Holanda en 1623 con un total de 1626 “pichi-lingues” o piratas, llegó a Acapulco, pidió permiso para desem-barcar y proveerse, pero se le negó tal solicitud, por lo que seretiró a una playa deshabitada que ahora se conoce como “pi-chilingue”, en el mismo puerto donde logró su propósito. Luego el comandante Hermite salió rumbo a Zihuatanejo,buscaba el Galeón de Manila y tuvo que regresar desalentado yya frente a las costas de Perú, falleció y le sucedió en el mandoHugo Schapenhan. De 1685 a 1700, las crónicas enumeran gran cantidad deavisos por parte de las autoridades locales de los puertos com-prendidos entre las costas de Acapulco y Baja California, detallansus desmanes y sus tropelías, crímenes, abusos con las mujeres,
  • 133. HACIA EL PACÍFICO 137torturas y cómo el capitán Crodwell, pirata inglés, se apoderódel cargamento de perlas que transportaba el galeón El Rosarioque transitaba del norte hacia el puerto de Guerrero. PRIMERO GALIANO, DESPUÉS GALEANAPosiblemente el primer Galeana que llegó a América fue unnáufrago inglés o Irlandés, cuyo barco se hundió frente a lascostas de Guerrero, en las cercanías de lo que hoy es el munici-pio de Juárez, San Jerónimo en el estado de Guerrero en Méxi-co, entonces un lugar que pertenecía a la provincia de Tecpan. Sin duda este dato aportado por gran parte de los historiado-res, es producto de la especulación, es una idea que a alguien sele ocurrió basado en el apellido, que si bien es verdad, no es deorigen español, se pensó era sajón, dado que en aquella época laincursión de decenas de barcos ingleses y holandeses, merodea-ban las costas del Pacífico, cuyos marineros eran hombres ru-bios, guapos y altos, que pertenecían a los navíos piratas quecazaban a la nao de China o de Manila y sí, en efecto, muchosde ellos desertaron de la vida aventurera y se establecieron en losdiferentes puertos de las costas del continente americano. De acuerdo en el Archivo de la Casa de Real de Ordenanzade Sevilla, dependiente de la corona española, no se registró nin-gún naufragio en las costas cercanas a Acapulco, los hay en otrospuntos pero no hay datos comprobables de que en esas navesviajara alguien con el apellido Galeana o algún otro parecido. De esta forma, encontramos 37 embarcaciones de un totalde 330 registradas entre 1700 y 1762 de los cuales sólo escogi-mos hasta este último año, por ser el que tenemos registradocomo el natalicio de Hermenegildo Galeana.Consuelo, aumentar una línea.
  • 134. 138 HERMENEGILDO GALEANA Estas embarcaciones son las que tocaron puertos mexicanosy que salían hacia la península ibérica recorriendo el Pacíficohacia el sur o hacia Manila y en ninguno de ellos está entre latripulación el apellido Galiano o parecido, el cual después setransformó en Galeana. Asimismo, consultamos el Archivo Marítimo de Inglaterra,dado que desde el Puerto de Dóver se embarcaban todo tipo deaventureros, pues existía la fiebre de América y ahí acudían,como escribimos anteriormente, europeos que buscaban la ma-nera de llegar a estas tierras para mejorar y buscar su futuro. Unos se dirigían a las feraces tierras de norteamérica y otros ala Nueva España, ambas ofrecían futuro más promisorio que larealidad que enfrentaban en el Viejo Mundo. En los datos del Archivo de Inglaterra, sólo hay registros decuatro barcos hundidos en el Pacífico en aquellas fechas y enninguno aparece ningún Galiano, Gallean, Galiety o parecido,por lo que descartamos la posibilidad de la llegada del primerGaleana por este conducto.Los Galiano en ColombiaLos españoles hacían un paréntesis en su largo viaje por el At-lántico, primero en la isla La Española, hoy Santo Domingo yluego en la Santísima Trinidad, mejor conocida en la actualidadcomo Cuba, provenían, unos de Sanlúcar de Barrameda, otrosde Cádiz, también de Puerto de Palos, Sevilla, de las islas Cana-rias u otros puertos de la península ibérica, rumbo a la coloniza-ción de América. Cuba representaba el oasis marítimo de la época, ahí se en-contraron innumerables veces Hernán Cortes, Francisco Pizarro,Gonzalo Jiménez de Quezada, Vasco Núñez de Balboa, Pedro
  • 135. HACIA EL PACÍFICO 139de Valdivia y cuanto personaje nos ha legado la historia, erapues el lugar o paraje obligado de llegada o salida a España delos responsables de la conquista de los diferentes puntos escogi-dos para ese cometido en el Nuevo Mundo. Imaginémonos en una mesa de la cálida Cuba a los persona-jes ya mencionados brindando con vino por el éxito y comen-tando sus peripecias, Cortés en la Nueva España y en México;Francisco Pizarro en Perú; Gonzalo Jiménez de Quezada enColombia; Pedro de Valdivia, en Chile y Vasco Núñez de Bal-boa describiendo su impresión al descubrir el océano Pacífico alque llamaron “Mar del Sur”. Por su ubicación geográfica, de Cuba salían los galeones, ca-da cual a su destino y sus ocupantes hacia América, lo que ellosllamaban “El Nuevo Mundo”. El mar Caribe, era objeto de un tránsito marítimo inusitadoen todas las direcciones. Estamos ubicados en el año de 1519. Deseamos que este preámbulo sirva de referencia al objetivode este trabajo dirigido a escarbar en la historia, levantar la grue-sa capa de polvo que ha escondido durante tantos años, datosque comparamos con pedazos de oro, hasta conformar un cofreáureo de información referente a la familia Galeana de México,cuyo apellido ha sufrido diversos cambios como ha ocurridocon la mayor parte de los vocablos, que los etimólogos denomi-nan: “erosión de las palabras”. Este fenómeno, ya lo hemoscomprobado a través de esta recopilación enorme y agradable-mente fatigosa. Procedentes unos del puerto de Sevilla y de ahí a las islas Ca-narias, en el Puerto de Tenerife, luego Cuba y de ahí a SantaMarta y Colombia los hermanos Martín, Pedro e Isabella Ga-liano, además de sus primos los frailes Nicolás Galiano y AdolfoOrea Galiano, hacían contacto con el Nuevo Mundo. Era elaño de 1535.
  • 136. 140 HERMENEGILDO GALEANA Martín, se convirtió más tarde en uno de los conquistadoresmás importantes del reino de la Nueva Granada, Colombia, allado de Gonzalo Jiménez de Quezada. El primero de la estirpe en México fue Pedro Galiano quienllegó en 1546 a Yucatán, procedente de Colombia, ya era unhombre acaudalado, poseía gran cantidad de esmeraldas y per-las que obtuvo en sus acciones en aquel país sudamericano ybuscaba un lugar para establecerse, tenía información de que lascostas del Pacífico de la Nueva España, eran ricas en el cultivode la perla negra, de gran demanda en Europa. Vamos a detallar el papel que jugaron los Galiano en Colom-bia, ya que su paso por esa localidad es muy interesante, comoveremos más adelante.El conquistador Martín GalianoEl escenario lo tenemos en Milán, Italia que entonces era unducado, corría el año de 1525 cuando se realizaba el cuarto en-frentamiento entre las tropas españolas contra las franceses, losreyes Carlos I de España y Francisco I de Francia, daban riendasuelta al odio ancestral que existía entre sus familias, pues desdesus antepasados se disputaban Luxemburgo, Nápoles y Nava-rra, ambos eran orgullosos y testarudos. Los españoles devastaban a los franceses, el general Antoniode Leyva, representaba el mando militar de los iberos y teníacomo lugartenientes a Gonzalo Jiménez de Quezada y a MartínGaliano, los cuales se destacaban por su valor y entrega en labatalla. Ya habían pasado tres enfrentamientos y éste debería ser eldefinitivo y ambas partes se jugaban el prestigio ante sus respec-tivos pueblos.
  • 137. HACIA EL PACÍFICO 141 Los españoles estaban sitiados en Milán, Francisco I, queríaaniquilarlos por hambre y sed Antonio Leyva, ordenó a Jiménezde Quezada y a Martín Galiano atacar con todo a la vanguardiafrancesa y Francisco I, ordenó que la ofensiva fuera contrarres-tada con los 1 500 soldados a caballo, lo que impidió que nopudieran usar los cuarenta cañones por precaución, pues po-dían despedazar a sus propios soldados, en cambio, Leyva queprevino el resultado, ordenó que los 1 500 arcabuceros, dispa-raran contra la caballería. Los jinetes rodaban por el suelo heridos de muerte ante loscerteros disparos de los españoles. Acto, seguido, los arcabuceros continuaron sus temibles dis-paros, ahora contra los 1 500 soldados de infantería franceses yaquello se convirtió en una carnicería. Galiano y Jiménez deQuezada se distinguieron en este evento por el buen manejo delos soldados a su cargo, lo que fue ampliamente reconocido porLeyva, que pese a estar enfermo y sostenerse con dificultad, enesos dos subalternos se mantuvo de pie, seguro de la victoria. Francisco I, cayó de su caballo en los últimos momentos delcombate ya decidido a favor de los españoles, estaba levementeherido de un brazo, se disponía a incorporarse pero la lanza enel cuello del vasco Juan de Urbieta se lo impidió. A los españoles les llamó la atención el garbo, las finas ropas ylas armas con empuñadura de oro y piedras preciosas del arro-gante caído, que pese a la derrota, demostraba hidalguía y no-bleza. Antonio de Leyva fue quien lo reconoció, pues habíaprestado sus servicios a la corona de Francia y al tener proble-mas con el rey, se unió a Carlos I y ahora hacía prisionero a suantiguo jefe. Carlos I, entregó su espada y un guante en señal de rendicióny se le hicieron honores militares, después fue llevado a España,Consuelo, aumentar una línea.
  • 138. 142 HERMENEGILDO GALEANAestuvo preso un año y en 1526, firmó el tratado de Madrid conlo cual, pudo regresar a Francia. Los padres de Martín Galiano y sus hermanos Pedro e Isabe-lla, fueron nativos de Génova, Italia, ellos estaban muy peque-ños cuando sus progenitores se mudaron a Valencia, España,eran muy jóvenes cuando quedaron huérfanos, el primero seconvirtió en un valiente militar, el segundo logró conocimien-tos de arquitectura y la dama siempre los asistió. Pedro Fernández de Lugo, hermano del gobernador de las is-las Canarias, Alonso de los mismos apellidos, obtuvo la anuen-cia real para gobernador Santa Marta, Colombia, dominio delos reyes españoles, para ello se comprometió a cumplir con losrequisitos necesarios exigidos para esos menesteres, como la en-trega del quinto real a la corona, costear el viaje en toda su am-plitud y catolizar a los nativos del lugar. Era exigencia real, no abusar de los indios, cuidarlos, educarlosen la religión católica y sólo en caso de resistencia hacerles la gue-rra y hasta disponer de sus bienes, lo que llamaban “guerra Justa”.Con su hermano PedroDon Pedro Fernández de Lugo, preparó el viaje, lo acompaña-ría su hijo Luis, contrató a Gonzalo Jiménez de Quezada comoencargado de justicia mayor, en atención a su título de abogado,reconocido por su profesionalismo tanto en Granada como enCórdoba, España y con un pasado sorprendente en las lides dela guerra en Milán, Italia. Se llevó a su hermano Hernán. Por cierto, a diferencia de otros conquistadores españoles,Jiménez de Quezada, como ya se dijo antes, era abogado profe-sional, gustaba de escribir libros de poemas que fueron publica-dos y poseía un carácter indomable.
  • 139. HACIA EL PACÍFICO 143 Fernández Lugo, le ofreció un cargo honorable dentro de laexpedición a Pedro de Leyva, igualmente reputado militar, quegarantizaba orden y disciplina en las filas de los 1 700 soldadosque viajarían a América en 18 barcos entre jinetes, arcabucerosy de infantería. Aunque uno de los libros Coralinos, indica que Galiano y susparientes llegaron a América con Nicolás Federman de origenalemán, el punto puede rebatirse debido a que el capitán teutónllegó a tierras venezolanas en 1527 y se encontró con Jiménezde Quezada en Colombia en 1539, después viajó a España yjamás se volvió a saber de él. Además, leeremos más adelanteque los Galiano se encontraban en otro punto cuando se dioaquella entrevista y para reafirmar esto. Lucas Fernández dePiedrahida, considerado uno de los historiadores mejor infor-mado, en su libro Crónica de la conquista del reino de la NuevaGranada, detalla la salida de los Galiano con Jiménez deQuezada, primero de Sevilla al Puerto de la Santa Cruz, en laisla de Tenerife en las Canarias y de ahí, a Colombia. Era el año de 1535, cuando llegó la flota a Santa Marta, Co-lombia. Luis Fernández de Lugo, hijo de don Pedro de los mismosapellidos, gobernador de Santa Marta y promotor de la expedi-ción por decreto real, prácticamente desertó de la expedición, sellevó una parte del oro ya recabado por la fuerza en las primerasincursiones a los pequeños pueblos del país sudamericano, loque ocasionó gran disgusto a su padre que ordenó apresarlo,pero era influyente en España y nada se hizo en su contra, des-pués, la muerte sorprendió al enfurecido progenitor y ante esascondiciones, el mando recayó en Gonzalo Jiménez de Quezada,que aparece en la historia como el tercer conquistador españolmás importante en América, arriba de él, están Hernán Cortés,en México y Francisco Pizarro, en Perú.
  • 140. 144 HERMENEGILDO GALEANARecorramos esa parte de la historiaMartín Galiano, en 1538 se encontraba en Bogotá con GonzaloJiménez de Quezada y su hermano Hernán, como el primer jefede la expedición que salió a España dejando a su hermano en sulugar con el mando y ordenando al capitán de origen italianoque se dirigiera hacia la zona de los guanes localizada al centrodel territorio, debido a que tenía noticias que se trataba de unasentamiento rico y deseaba que se fundara la ciudad de Vélez,además le intrigaba la razón por la cual se sabía que pocos seatrevían ir a esa parte del Nuevo Mundo, que estaba en vías deconquista por los españoles. Jiménez de Quezada ya conocía bien a Galiano, recordaba suvalor demostrado ampliamente en enfrentamientos anterioresen Italia y en el propio Bogotá, además de que era un hombreinteligente y buen negociador, por ello consideró que era el idó-neo para tal encomienda ya que los indios de la zona referida seresistían a acatar la autoridad ibera. Antes de la conquista, habitaban las tierras de Santander, cin-co tribus indígenas: los guanes que se movilizaban en las regio-nes Socorro, San Gil, Chalatá o Charalá, Suaita y Mesa de losSantos; los yariguíes que abarcaban Zapaptoca y Curití; los ca-rares y opones, que ocupaban la región occidental, asimismo,los chichareros en la extensión de Pamplona, en la parte internade territorio de Colombia. Desde antes de la llegada de Jiménez de Quezada, la regiónde Santander tenía fama de contar con una gran determinaciónen la defensa contra los extraños, pues ya había intentado domi-narla el español Antonio Lebrija en 1529 sin lograrlo, asimis-mo, el alemán Ambrosio Alfínger que también había fracasadopor lo que el responsable de la misión española, pensó en Mar-Consuelo, Se queda cojita.
  • 141. HACIA EL PACÍFICO 145tín Galiano, quien gozaba de gran prestigio en el manejo de sol-dados y se le confiaba la peligrosa misión. Galiano partió de Santa Fe a principios de junio de 1539 yseis días después, llegó con su contingente a Tinjacá y le llamóla atención que los pobladores del mismo, eran diestros fabri-cantes de ollas, las cuales producían con arcilla y además, eranexcelentes agricultores. Hernán Jiménez de Quezada, que ya estaba al mando en re-presentación de su hermano Gonzalo, deseaba que en Tinjacáse fundara un asentamiento auxiliar del nuevo imperio español,el cual se llamaría Vélez, en recuerdo de la ciudad del mismonombre localizada en la zona de Málaga, España. Sin embargo,Galiano consideró que estaba muy cerca de Santa Fe que erapoco estratégico o muy concentrado, por lo que propuso que elobjetivo se instalara en un lugar más apartado, que se buscarauna zona que comprendiera poblados a su alrededor, esto hizoreflexionar al jefe provisional y atendió la sugerencia. De esa manera, Hernán autorizó a Galiano para que se aden-trara en los adentros de la región y fundara Vélez, en el puntoque considerara óptimo para el cometido y de inmediato partióhacia su destino. Pasaron por la zona boscosa y caminos que los nativos que sellevaron desde Santa Fe les indicaban, pues eran los guías quelos conducirían a los poblados indios que se encontraban en lascercanías del lugar donde Galiano escogería en cual fundaría laciudad de Vélez. Galiano ordenó a sus soldados acampar en la laguna que seencontraba a las orillas del poblado de Ubasá, lo que le sirviópara comprobar la existencia de abundante pesca, lo benignodel clima y la exuberante vegetación. Eran mediados de junio de 1539 cuando Galiano y sus sol-dados llegaron al pequeño punto mencionado, lugar donde de-
  • 142. 146 HERMENEGILDO GALEANAcidió fundar la ciudad de Vélez, repartió solares y eligió alcaldesy regidores, aunque poco después se cambió el lugar a las tierrasdel cacique Chipitá que era un terreno más seguro y próspero. A los indios de Santa Fe que llevaba Galiano se les unieronlos nativos locales para edificar casas, se construyeron espaciosashabitaciones y al cacique Saboyá y a sus súbditos se les enco-mendó la edificación de la iglesia del lugar y una vez terminadoel templo, el mandatario nativo huyó y más tarde se convirtió enun enemigo determinado de los conquistadores, según relata elcronista Juan Castellanos. Apenas estaban los cimientos de lo que sería la ciudad deVélez cuando Galiano organizó una nueva expedición rumbo ala sierra, pese a la intensa lluvia partieron rumbo a los agrestesterrenos, encontraban poblados cuyos habitantes los recibíancon amabilidad, los auxiliaban con aposentos, les proporciona-ban alimentos y agua para continuar la jornada. Actitud que se-guramente demostraban por temor, pero después de quince días,los conquistadores fueron objeto de temibles celadas y muchosde ellos resultaron heridos y tuvieron que buscar otros caminospara su regreso. Martín Galiano, dejó como encargado del campamento a suhermano Pedro, quien ya había terminado la planificación deBogotá, se encargó de organizar en su nombre los detalles parafundar una ciudad que hoy se le conoce como Vélez, que es lacabecera del departamento de Santander en Colombia. A los tres días de haber dejado Vélez, cruzó un río llamadoCoconubá (Conacuba o Conatuba), y luego empezó a hallarasentamientos, el primero llamado Poasaque. Los habitantes, con su cacique Cobaraque, habían huido sinofrecer resistencia y luego accedieron a una reunión pacífica. En un valle vecino recibieron regalos; esto se repitió en Poi-ma. Sólo en Chalatá, los españoles sintieron la resistencia de este
  • 143. HACIA EL PACÍFICO 147pueblo y aquí Galiano, guardó mesura y ordenó que sus huestesacamparan en un lugar cercano para planear una estrategia depersuasión ante los jerarcas del pueblo, cuyos detalles relatare-mos más adelante. El historiador Gabriel Giraldo Jaramillo se refiere al paso delos conquistadores hacia los poblados de la zona Guane: Algunos indios salieron despavoridos temerosos y que se escon- dieron unos en cuevas y otros en lugares solitarios. Siguiendo órdenes de Jiménez de Quezada, el capitán Mar-tín Galiano partió a la búsqueda del poblado de Guanes, con elfin de establecer un asentamiento que fuera dependiente de laciudad de Vélez. La expedición se inició en la espesura del bosque que era unterreno desconocido y por lo tanto peligroso, pero el grupo deconquistadores se había desarrollado en la guerra y conocían laspenurias que se presentaban en estos casos. Los soldados de Galiano y él mismo, mal comían, estabanexhaustos, pero convencidos de que deberían obtener la victo-ria, pues el resultado marcaría el paso de su objetivo y la derrotasería imperdonable, además, el capitán, tenía el carácter necesa-rio para sacar fuerzas de sus adentros y no dimitir, eso no estabaen su contexto mental. Y el 20 de enero de 1940, conducía una pequeña fuerza al te-rritorio el de los guanes, todo esto, de acuerdo con las crónicasde Juan de Castellanos y la de fray Pedro Simón y relatos poste-riores como los de Lucas Fernández de Piedrahita y Acosta, quedetallan que se libró una feroz batalla en esta fecha en la que losguerreros del capitán Galiano resintieron la entrega y la valentíade los nativos guanes, comandados por el cacique Curalá.Consuelo, aumenta una línea.
  • 144. 148 HERMENEGILDO GALEANA Pero los conquistadores hacían valer su ventaja por el uso delos caballos, cuya presencia impactaba temerosamente a los in-dígenas que no los conocían y sus diestros jinetes abrían surcosde heridos y muertos en las filas de los nativos en tanto otroshuían presas del miedo. Los soldados españoles, bien adiestrados, al mando de Mar-tín Galiano, por fin lograron tomar la plaza y una vez controla-da la situación, se continuó sobre la espesura del bosque, losguías naturales les indicaban el camino hacia los diferentes pue-blos, los conquistadores eran recibidos con atención por partede los habitantes de cada asentamiento encontrado. La población de la provincia de Guane, según relata el cro-nista fray Pedro Simón, tenía cien mil indios como habitantes,lo que nos da la proporción de su extensión y de la importanciacomo asentamiento humano. Juan Castellanos, el libro Arte rupestre guane de Héctor Torres,Álvaro Acevedo Tarazona y Óscar Armando Pinto Malaver,coinciden en que: “Las treinta mil casas se encontraban en elcircuito propiamente denominado Guane”, la concordancia deapreciaciones entre los historiadores, indica la realidad e impor-tancia de ese núcleo de nativos del lugar. Los guanes, eran la tribu que más sobresalía, por ser la másdesarrollada en la agricultura, la artesanía y otras actividadesque la conformaban como la más progresista. Ya usaban vestimenta de algodón que ellos mismos fabrica-ban, asimismo hamacas, fajas y otras prendas, trabajaban la ar-cilla y los modelos de vasijas eran muy variados, de tal maneraque mostraban su gran imaginación. Gabriel Giraldo Jaramillo, comenta en sus escritos que losconquistadores al mando de Martín Galiano, encontraron elcementerio de los Santos, que era una cueva en forma de cañóncerca del río Chicamocha y que sirvió de asilo a algunos indios
  • 145. HACIA EL PACÍFICO 149al salir despavoridos con su llegada y que se comprobó que esteespacio era un panteón donde los indios guanes enterraban asus caciques, cuyas momias envolvían en mantas que los súbdi-tos tejían especialmente para ese efecto. Controlada la situación, Martín Galiano continuó sobre laespesura del bosque, los guías, a señales le indicaban los sende-ros que deberían tomar para llegar a los lugares poblados, alarribar a éstos, los conquistadores eran recibidos con atención ycon muestras de que ya sabían de su arribo a sus tierras y conello se demostraba una vez más la asombrosa comunicación entrelos nativos que extendía la presencia y la fama de los españoles,como excelentes soldados, que contaban con armas desconoci-das que hacían ruido como el trueno y el rayo. Los naturales les proporcionaban mantas, los extranjeros secomportaban corteses y educados y recibían comida y basti-mento para continuar la caminata por la selva, además, recibíanbuenas cantidades en oro y esmeraldas. Guane, era un pueblo laborioso, pacífico que sorprendió tantoa Galiano como a sus soldados, manejaban la agricultura demanera provechosa, sistemática y bien cuidada, ya utilizaban elriego artificial para producir algodón con el que tejían su ropa,fabricaban hilos entretejidos y bordados, a los que daban diver-sos colores y en las telas estampaban figuras con pincel o rodi-llos, siempre en vistosos tonos. Los guanes, dominaban desde Charalá o Chalatá, hasta Buca-ramanga, Socorro, y el gran cañón de Chicamocha en Zapatoca. Asimismo, la Mesa de Gérida, los valles de Piedracuestas y laMeseta de los Caracoles, por lo tanto, eran los más numerosos ymanejaban con gran control la administración económica y so-cial, además, eran muy dedicados y trataban con respeto a susdioses.Consuelo, aumenta una línea.
  • 146. 150 HERMENEGILDO GALEANA Después de la batalla de Guane, la visión de Martín Galiano,lo hizo comprender que debería atacar Chalatá, pues era el puntomedular del control de los demás pueblos, expuso sus razonesa Jiménez de Quezada, hermano de Gonzalo y gobernador de lazona en representación de aquél, quien con toda la confianzaque tenía en su compañero, de inmediato autorizó la misión.Galiano en Chalatá o CharaláEl capitán Galiano, tuvo noticias por parte de los mismos na-turales que en un cerro resguardado por grandes peñascos seencontraba escondido con sus soldados el cacique Macaregua,aquel que les ofreció resistencia antes de que llegaran a Chalatá,decidió ir a buscarlo para iniciar el proceso de sometimiento deese pueblo, debido a la importancia que representaba paraavanzar en la conquista de todo el territorio. En el territorio del cacique Macaregua, los habitantes resis-tieron y fueron necesarios ocho días de persecución y lucha parala pacificación. El historiador Acosta, dice que en Chalatá, Galiano logrócapturar “varias familias”; fuera de estos indicios, sobre el mo-delo de asentamiento, lo único que nos cuentan las crónicas esque las mujeres eran inteligentes, bellas y afectuosas. Los conquistadores escalaron un cerro repleto de grandespiedras, pero eran repelidos por los indios y uno de los soldadosfue atravesado por una lanza certera que se le clavó en el pecho,otro más fue seriamente herido y la batalla fue prolongada y he-roica entre ambas partes. En este punto de la zona Chalatá, debido a las incómodas yaccidentadas veredas, los equinos de los conquistadores resin-tieron los estragos de las piedras en sus cascos y cuenta el cronis-
  • 147. HACIA EL PACÍFICO 151ta Juan de Castellanos, que tuvieron que herrarlos con oro debaja calidad ante la carencia del usual hierro para esos meneste-res y aunque no era el metal indicado por ser demasiado blan-do, las circunstancias no permitían otro recurso. Los naturales de Charalá o Chalatá, vendieron cara su derro-ta, sostuvieron una lucha cruenta, se jugaron el todo por el to-do, pero las tácticas militares de los conquistadores se imponíany era inminente la rendición. La experiencia, el manejo de arcabuces, el uso de los caballos,el manejo de la espada por parte de los españoles, logró el triun-fo para éstos y los indios fueron desalojados de su escondite. Las mujeres chalateñas, que eran hermosas, rubias y bien for-madas, que tenían fama de cariñosas y atrevidas, también eranexcelentes guerreras, manejaban la onda y el arco con destreza yparticipaban con determinación en esta contienda. Después del evento bélico, Galiano regresó, se dirigió a Cha-latá, para iniciar los movimientos necesarios para dirigir los tra-bajos de dominación a favor de la corona española. Al llegar a Chalatá, Galiano se sorprendió de la tez blanca desus habitantes, de la belleza de sus mujeres, ciertamente coque-tas, como lo narra el cronista Fray Pedro Simón. Los relatos al ayudarnos a localizar a Chalatá, coinciden enque el río Chicamocha entonces llamado Sogamoso, pasabajunto a uno de sus lados; parece probable que fuera algún puntoen las cercanías de Mogotes y San Joaquín, todo en tierras co-lombianas. El actual Charalá o Chalatá, está situado en el alto río Fonce,y a menos que éste haya sido confundido con el río Sogamoso,no se encuentra (Charalá o Chalatá), en el mismo lugar de don-de proviene su nombre. Pero Galiano, siempre estaba pendiente, Macaregua repre-sentaba una amenaza, era huidizo y atacaba por sorpresa.
  • 148. 152 HERMENEGILDO GALEANAHacia ButareguaOrganizado Chalatá, el capitán Martín Galiano se dirigió haciaButaregua, pues una de las tácticas después de cada reyerta erahablar con los vencidos, los cuales les proporcionaban informa-ción referente a qué poblado debería dirigirse dada su impor-tancia, a fin de avanzar en la extensión del imperio de la NuevaGranada. Galiano ordenó un recorrido y él mismo supervisaba, perono encontraron a nadie, entonces, procedió a ocupar la casa másgrande del lugar, la cual, se supone era del cacique, que más tar-de se comprobó era Macaregua, quien estaba escondido con susvasallos en una abrupta ladera. Los conquistadores descansaban, las jornadas habían sido ex-tenuantes, sus caballos sufrían terriblemente por las herradurasimprovisadas construidas de oro bajo y algunos sangraban pe-nosamente y hubo que sacrificar varios de los equinos para evi-tarles mayor quebranto. Sorpresivamente cayeron sobre ellos los guerreros nativos, ala cabeza estaba Macaregua, mataron a uno de los solados, suscompañeros intentaron rescatar el cadáver, pero fueron recibi-dos con una lluvia de flechas y lanzas y tuvieron que replegarse. Se organizó el contra ataque, sin embargo, durante horas, nose decidía la victoria y con el uso de la espada militar, con valory determinación, Martín Galiano y sus solados hicieron huir alos atacantes o defensores, según el punto de vista. Hubo más ataques de los lugareños, pues llegaban de otrospueblos cercanos a reforzar a sus compañeros, pero siempre fue-ron vencidos y aunque repentinamente se presentaban ataquesindios que eran repelidos con relativa facilidad, Galiano ordenóhacer persecuciones para detener y forzar a los pobladores a re-conocer y admitir la presencia de los enviados por la corona es-pañola.Consuelo, quita una línea para ajustar la caja.
  • 149. HACIA EL PACÍFICO 153 De manera similar que los chalateños, reaccionaron los habi-tantes de Burategua, no fue fácil vencerlos, los indios demostra-ron un valor asombroso, pelearon heroicamente, se defendieroncon reconocida entrega y ante la superioridad estratégica de losconquistadores, la balanza poco a poco se fue inclinando en sucontra. Con todo esto, Galiano comprendió que debería realizar unaacción definitiva para continuar los trabajos de colonización,así que se dirigió a Guanentá y a su llegada huyeron los pobla-dores, permaneció unos días ahí con sus hombres y uno de ellosfue emboscado y asesinado por los indios. De inmediato, Martín Galiano, se dirigió a Butaregua conpocos hombres, considerados los más preparados y valientes,sometió a los ocupantes y con ello consiguió el sometimientode todos los poblados de la región. El punto que seguía era Bócore, donde mandaba el caciqueCacher, quien era el único que estaba resuelto a contender con-tra los intrusos barbados, Galiano contaba con 20 soldados, dosjinetes a caballo y esperaba que el jefe nativo se entregara paraevitar más derramamiento de sangre. Galiano esperó, pero siempre alerta, hasta que un grupo decuarenta guerreros les hizo frente y se presentó una fiera pelea,cada soldado europeo tenía que vencer a dos indios, pasaron lashoras en cerrada contienda hasta que los nativos fueron venci-dos unos muertos y otros apresados. Después de varias horas de pelea, cuando la derrota para losnaturales era inminente, muchos de ellos comenzaron a cometeractos suicidas, valerosos y admirables, pues muchos prefirieronarrojarse contra la punta de las espadas empuñadas firmementepor los iberos para atravesarse y morir irremediablemente antesde sentirse dominados y convertidos en esclavos, otros, prefirie-ron lanzarse de los despeñaderos para fallecer destrozados entre
  • 150. 154 HERMENEGILDO GALEANAlas filosas piedras salientes de los cerros y fueron pocos los quefueron apresados y por lo mismo no pudieron sacrificarse comosus compañeros. Ya dominados, Macaregua, el cacique, decidió presentarseante los vencedores, llevaba las ropas del español muerto por lalanza y una porción de oro en señal de rendición oficial, Ga-liano le perdonó la vida y aceptó la sumisión. El sometimiento de Butaregua trajo consigo la capitulaciónde todos los guanes vecinos. Con este resultado, los demás pueblos decidieron rendirsesin pelear y de esa manera, Galiano se dirigió a Bocaré y Choa-quete, donde fue recibido con honores. Pero en Chiachón, un poblado que no estaba sometido aGuane, el cacique del lugar prefirió pelear como lo habían he-cho los anteriores, el héroe indio sólo contaba con un pequeñonúmero de hombres resueltos a morir que ser dominados, losespañoles eran veinte, eran menos que los indios, pero superio-res en preparación militar. La batalla fue desigual, los españoles de por sí con mejorequipo y organización vencieron irremediablemente y fue dete-nido el cacique y llevado ante Galiano. Martín Galiano, platicó largamente con el vencido hasta lo-grar convencerlo que debería colaborar con la corona y abrigarla religión católica. Así, Galeano avanzó hasta Siscpteo, Carahota, Sancoteo, Cu-payñata, con dirección a Vélez, para continuar oficialmente consu fundación. Ya en Vélez, se nombraron las demás autoridades y entreellas, el capitán Martín Galiano recibió el cargo de “justicia ma-yor”, en atención a su conducta y antecedentes entre los quedestacaban sus servicios con honra en los batallones españoles
  • 151. HACIA EL PACÍFICO 155que participaron en la guerra de Pavia, Italia, al lado del generalAntonio Leyva. Una vez que los colonos recibieron indios para su servicio,comenzaron a darse muchos abusos, se les ponía a trabajar ar-duamente y se les maltrataba, lo que ocasionó un profundomalestar entre los nativos, Galiano, mientras iba y venía a la sel-va en la búsqueda de otros pueblos, no se enteraba de estas ac-ciones por parte de sus subalternos y al conocer los atropellos yreyertas que se presentaban entre los españoles y algunos indí-genas, en uso de su autoridad apresó a todos, unos y otros, conel fin de imponer el orden. A los pocos días de tomar esta decisión, Galiano ordenó la li-bertad de los cautivos, no sin antes obtener la promesa de am-bas partes que habría respeto entre ellos, los iberos a darles sulugar a los lugareños y éstos a aceptar la sujeción a la corona es-pañola. De esta manera se inició la colonización que era la terceraparte del objetivo de los conquistadores de acuerdo a las órde-nes de los reyes católicos de España, primero la conquista y enseguida, fundar ciudades y establecer el mandato ibero en elNuevo Mundo. Del historiador Donald P. Sutherrland, en su trabajo Marcohistórico, basado en los datos aportados por los antiguos cronis-tas como Juan de Castellanos, Fray Pedro Simón o Lucas Fer-nández de Piedrahita relata pormenorizadamente los detalles deesta zona agreste del país sudamericano.
  • 152. 156 HERMENEGILDO GALEANAEl descubrimiento y conquista de la Región de Guanenta4El Capitán don Martín Galeano era el descubridor de San Gilalrededor de 1540; además: Batalló en Macaregua, Guanentá y Chanchón. La descripción de la batalla del Pozos. Las herraduras doradas. La cuna, valentías y muerte de conquistador Galiano. La canción del poeta Arciniegas al gran cacique guanent. Luis de Lugo, Francisco de Rueda y Eulogio Entralgo de León, fueron los camaradas del descubridor. Lugo hizo la distribución de tierras. Algunos cronistas de Indias y otros, contemporáneos en quese basa la relación del descubrimiento de la región y las personasde la zona de Guane, Colombia y su conquista, después de mu-chas batallas sangrientas entre los peninsulares y los nativos. Es conocido, sobre todo por parte del Fraile Pedro Simón,que proporciona su versión de referencias frescas, que el capitándon Martín Galiano, el fundador de la ciudad de Vélez, fue deeste lugar al territorio de Guane, el 20 de enero de 1540, atraí-do por la fama de fertilidad de su tierra y su numerosa pobla-ción de características poco diferentes a las de los pobladores deotras regiones de esta tierra. 4 Pedro Simón y Acosta, respectivamente, están considerados como cro-nistas calificados de la conquista de Colombia, por ello, nos permitimos,transcribir, los pormenores que se hacen de sus relatos, del trabajo impeca-ble del también historiador contemporáneo Rito Rueda Jr., sólo con la in-tención de confirmar nuestras investigaciones que coinciden claramentecon lo que hacen los testigos de esta historia.
  • 153. HACIA EL PACÍFICO 157 De esta manera organizó a cien soldados del batallón de ca-ballería e infantería, los que integraron su expedición. Partieron hacia el punto denominado Cobaraque y hacia elvalle de Poima precisamente (Oiba), la ruta por la Cordillera deAmansagatos y por el Mostrador de Piedra que los conduciría asu destino. Luego se dirigieron a las tierras de Charales (Charalá o Cha-latá), dónde oyeron hablar de la región de Macaregua la bonita. Ellos pasaron cerca de San Gil y el área de Monas, los ríoscruzados y pasaron a la Meseta de Géridas y Macaregua dondeencontraron los primeros grupos de guanes, que fueron exter-minados debido a la superioridad de los conquistadores. Martín Galiano batalló con el cacique de Guane en una áreacerca de San Gil, entre las tierras de los caciques Macaregua,Butaregua y Chanchón. Hoy, el área se llama Los Pozos donde está el Aeropuerto deSan Gil. Ésta es una área llana, dominante de la geografía áspera, for-mada por los ríos Suárez y Fonce. Allí, según el relato del cronista, Galeano (Galiano), batallóal cacique de Guane cuyo nombre no es conocido, pero, en mijuicio, podría ser de los guerreros de Mochuelo, a quien afamande intrépido, comentario que han seguido a través de las gene-raciones. Mochuelo gobernó en el medio del siglo XVI, durante la con-quista del territorio de los guane. Con la caligrafía exquisita, el santandereano, el cronista En-rique Otero d’Costa, declara cómo esa parte del drama pasó: Allí, lejos, dónde los dientes de la serranía parecen morder el cielo. Puede apreciarse, como se levanta la aldea del cacique que florece encima de las colinas altas, rocosas, así como los nidos de águilas.
  • 154. 158 HERMENEGILDO GALEANA Los soldados ven, cómo Galiano se adelanta. Ninguna prevención se descubre alrededor de él. El camino está poniéndose más áspero. La caballería se obliga separar de la infantería. Galiano lleva a través del hueso atrasado, desnudo de la sierra, que abraza el pueblo. Entre tanto los peones continúan en el frente a través de los arbustos y gargantas. Un escuadrón de los indios yanacomas o domésticos se les unió. Los felones de su raza se aliaron con el ejército hispano para ayudar y derrotan y estropean a sus hermanos. Todos, casi todos, se preparan para la llegada, el contingente invasor observa las casas de la población. Entre los pobladores se observa uno más alto y gordo que es supuestamente el Cacique. Cuando entran al pueblo, de repente, un escuadrón de hom- bres de que son indios valerosos, se da la alarma, el cacique caminó hacia adelante, demostrando su gran valor, para que los Caste- llanos tuvieran que agarrar sus escudos redondos muy rápidamente. Pasa el tiempo, los españoles ganaron el terreno y así como mu- chos que ellos fueron rechazados por ese escuadrón valiente de soldados que lucharon con el orden, disciplina y movimientos co- ordinados como los jefes de los regimientos famosos de infantería de Flandes, pues como sabemos, Galiano era un experimentado guerrero que dio muestras de su maestría militar en Pavia, Italia. La escaramuza continuó sin la ventaja para nadie, Galiano, or- denaba una estrategia que conducía más bien a calibrar al enemi- go, hasta que Pedro Velázquez un soldado joven, avanzó con los planes para hacer algo firme. Pero, desgraciadamente, en el momento cuando Velázquez ata- có a un indio, se descuidó y movió su escudo redondo y un ene- migo se aprovechó de la oportunidad, empujó una lanza bajo suConsuelo, aumenta una línea para pasarla a la pag. siguiente.
  • 155. HACIA EL PACÍFICO 159brazo que lo apunta a su garganta, que lo hiere peligrosamente ymuere. Los indios recuperaron la fuerza con esta casualidad, avanzarony tomaron el cadáver del conquistador “infortunado”. Los españoles montan en ira, (según Juan de Castellanos, otrocronista), delegando todo a Dios y a sus brazos, Galiano dio la or-den y atacaron con gran decisión contra los Guanes y rompen elcerco. Los indios se resistieron con todo su valor pero la destreza delos españoles fue superior. De repente, trece de sus camaradas pusieron el muerto frentea ellos y el resto retrocedió estratégicamente a un grito: ¡Todos pa-ra él! Vino el contra ataque y cada indio se cayó, unos heridos y otrosmuertos y el mando quedó del lado español”. Mientras los conquistadores continuaron su marcha, el capitánGaliano se dirigió hacia los precipicios, los caballos que en la re-friega perdieron a sus jinetes vagaban desorientados por el bosque. La Norma Castellana batió en el viento encima de aquellos in-dios y la región, hasta entonces, montañas intactas de Macareguay Guane. Los vencedores durmieron la misma noche en la casa de Ma-caregua. Después, rescataron el cuerpo de Velázquez y le dieron un en-tierro cristiano en un lugar asegurado y decoroso de honor penin-sular, rezaron y colocaron sus apeos de guerra junto a su cadáver. Otro soldado que resultó herido fue atendido, sanado y des-cansó. Pero Galiano no descansaría, continuaba planeando, dirigien-do y ocupándose de los asuntos de su cometido, estaba al frentedel regimiento y el descanso no le estaba permitido.
  • 156. 160 HERMENEGILDO GALEANA En el primer cuarto de la noche, Galiano llamó a sus soldados y les manifestó la posición peligrosa en que se encontraban. El lugar donde acampaban no les permitiría manipular los ca- ballos y les propuso moverse a una sabana cercana. Todos los camaradas estaban de acuerdo y se movieron de allí. Descansaron y las herraduras se hicieron de oro bajo por la falta de hierro y fueron construidas y montadas en los equinos por el herrador Don Hernando Gómez. Después de la resistencia heroica del Cacique de Guane y la derrota de los indios, Galiano marchó a Chanchón, al dominio del cacique del mismo nombre. El poeta Ismael Enrique Arciniega canta un poema inmortalal Cacique de Guane, que reza así: En una distancia con la derrota de Guane, el día estaba inteligente como una llama. Contra las piedras en el barranco árido, los Chicamocha forzarían las espumas blancas. Guanent con el Guanes subirían las colinas rocosas. El haría el rollo de las piedras con y la mirada enfadada. Galeano y sus soldados siguieron el día, entre las gargantas del serranía agreste. Delante de los arcabuses, sus líneas se lanzaron al lado. El cacique subió un precipicio llovido en el esplendor, cuando él no tenía las flechas en su aljaba, su ornamento de plumas rojas que él rasgó valientemente en los pedazos la inclinación de madera él tiró a los invasores y saltó encima de ellos y lanzó de sobre al río.
  • 157. HACIA EL PACÍFICO 161 Las tropas expedicionarias de Galiano, relaciona al escritorJosé Erudito Manuel Rojas Rueda, que fue llevado a Vélez porvía de Simacota, Chima, Contratación, La Aguada y Chipatá. Les tomó cuatro meses y por fin llegó a Vélez y ahí fue cuando los habitantes del lugar le pidieron la ayuda a Santa Fe, pues se suble- vaban los nativos. El cacique de Saboy, había sacado en la revuelta a todos los in- dios de la región, abriendo una campaña contra los españoles y temían que los arrasara. Entonces, Jiménez de Quezada, el conquistador de Colombia, les envió a los capitanes Juan de Céspedes y Juan de Rivera a paci- ficar a los nativos de Santa Fe. Por el mismo objetivo, capitán Gonzalo Suárez Rendón dejó Tunja. Siete años después, en 1547, el pueblo de los Guanes organizó otra revuelta y eligió Chanchon como su jefe, pero Pedro de Ur- súa, enviado por Miguel Díaz de Armendáriz, los dominó con ochenta soldados de infantería y dos unidades de la caballería. Después de algunos combates, el jefe indio fue encarcelado e inmediatamente se le mató en las colinas cerca de Socorro. Galiano sirvió en Italia bajo el mando del capitán Antonio de Leyva y vino, como una bandera, a los Indias Orientales, su pres- tigio lo colocaba como un gran soldado y servía de ejemplo a la tropa, esto ocurrió en 1535, llegó en la Armada de Pedro Fernán- dez de Lugo, en la Compañía de Lázaro Fonte. El cronista Rodríguez Freire, agrega en su Nobiliario que elcapitán Martín Galiano se murió de vejez, en Vélez. Que cons-truyó una casa de la cual aún existen vestigios que están aban-donados y los lugareños pasan indiferentes ante el inmueble.
  • 158. 162 HERMENEGILDO GALEANA Se conoce que Martín Galiano era dueño de inmensas pro-piedades, uno de los más ricos de la región. En esta ciudad aún hay muchos descendientes que llevan elapellido “Galiano”. En Vélez el conquistador Martín Galiano, se hizo capitán deinfantería, alcalde, concejal y corregidor. El historiador Rojas Rueda declara: El Galiano tenía un blasón de un escudo dividido por la mitad. La mitad superior tenía un león dorado en un fondo rojo y más debajo de la mitad tenía tres cruces de bandas de azul en un fondo dorado. Como ha ocurrido con la mayor parte de las razas indígenas,los indios de Guane desaparecieron completamente de sus tierras. Hay unos que salieron de las regiones de Macaregua, Butare-gua, Guarigua alrededor de San Gil y Barichara, que se dedicana la cerámica y agricultura en una escala pequeña. El resto de la sección de Santander se pobló por los españo-les, sobre todo en las provincias de San Gil, Socorro, Zapatoca,Charal y Soto.Semblanza de Pedro GalianoLlegó a América en compañía de su hermano Martín, su her-mana Isabella y sus primos, los religiosos Nicolás Galiano y Al-fonso Orea Galiano, formaban parte de la comitiva procedentede las islas Canarias en la encomienda que dirigió Pedro Fer-nández de Lugo, para gobernar Santa Marta, Colombia. Contribuyó a la fundación de la ciudad de Bogotá bajo elmando de Hernán Pérez de Quezada, hermano de Gonzalo,
  • 159. HACIA EL PACÍFICO 163el responsable de la conquista, cuando éste tuvo que viajar a Es-paña. Pedro Galiano con sus conocimientos de arquitectura seencargó del trazo de los lotes, manzanas, y calles al dirigir lostrabajos de los primeros edificios de las obras en el lugar que se-ría la capital del reino de la Nueva Granada, Bogotá y Colombia. Cuando su hermano, el conquistador Martín Galiano, fundóVélez en un lugar denominado Ubasá y tuvo que partir haciaotros puntos con el fin de extender el reino de Granada para lacorona española, Pedro se quedó para representarlo y organizarlos trabajos del levantamiento de la nueva entidad, encargadapor el primer conquistador Gonzalo Jiménez de Quezada, éldirigiría el trazo de las calles, la lotificación y la construcción deedificios. Debido a que Martín tuvo una labor más destacada por suslogros como militar y siempre apareció como su protegido, ade-más era menor que su consanguíneo, aunque siempre demostróel mismo arrojo en los momentos de batalla, incluso, era califi-cado como temerario, seguramente por su juventud, que pare-cía que hasta se emocionaba al estar frente al enemigo. La información comparativa entre ambos, resulta escasa: enel caso de Pedro ante Martín, este último, ya poseía la gran ex-periencia obtenida en Pavia, Italia, tenía renombre y formabaparte del grupo de soldados elite de Gonzálo Jiménez de Queza-da que le daban relumbrón a su ejército por tratarse de comba-tientes cuajados y experimentados. Sin embargo, no obstante que Pedro jugó un papel más biende segundo dentro de la expedición, hay rastros de su presenciaen aquella Colombia de los años de la conquista y Lucas Fer-nández de Piedrahita, lo menciona en varias contiendas e incur-siones en recorridos de inspección por Venezuela, en la busca dela mítica ciudad de El Dorado y por el río Orinoco, con HernánPérez de Quezada.
  • 160. 164 HERMENEGILDO GALEANA Lo que ocurrió es que su hermano mayor Martín, ya llegócon fama al Nuevo Mundo y él, apenas comenzaba a labrar sufuturo, además su consanguíneo era el amigo de Gonzalo Ji-ménez de Quezada. Por ejemplo, la Fundación Tavera de Colombia, que es unainstitución dedicada a la investigación histórica del país sud-americano, da cuenta de la elección del arzobispo de la NuevaGranada, así como de la estructura organizativa de las diferentesdiócesis y en ella aparece Pedro Galiano como responsable devarios planos de iglesias tanto en este país como en el mismoPerú, como ocurre con la Catedral de la Virgen de Las Mercedesque se edificó hasta 1620, con base al trazo que él hizo con mu-cha anterioridad, lo que corrobora que tenía importantes cono-cimientos sobre arquitectura. El conocimiento de la disciplina de la arquitectura, tambiénpodría explicar la razón de la diferencia entre Martín y él, aquél,un gran guerrero y éste más inclinado a una profesión diferenteno menos importante dentro de la actividad española en el nue-vo mundo. Aunque nos enteraremos más adelante de su participación enla guerra armada con tanto valor como el hermano y cómo viajóa México en la búsqueda de su propio futuro. Pedro, se encargó de la administración de Vélez, cuando suhermano el conquistador Martín, después de fundar la ciudad,se dirigió al corazón de la selva a la dominación de otros pue-blos indios, como los guane, Chalatá y Bacaregua, entre muchosotros, con el fin de extender los espacios del nuevo reino espa-ñol, él cuidaría y supervisaría el trabajo para delinear la nuevaentidad, de manera provisional, en representación de su con-sanguíneo. Otro dato que aparece en el Archivo Provincial de la Ordende Predicadores de Colombia, contiene un documento fechado
  • 161. HACIA EL PACÍFICO 165en 1558, que es un poder otorgado por el indio ladino Francis-co Nevecha que era el cacique de la provincia de Guatava y porel cacique de Chipatá, las cuales eran encomiendas de PedroGaliano, inmensos predios que recibió de parte de su hermanocomo jefe de las operaciones, al realizar la repartición entre losoficiales y soldados que participaron en el dominio de Vélez ypoblados aledaños, como pago por su esfuerzo y participaciónen el cometido. Recordemos que las encomiendas consistían en la propiedadde terrenos inmensos que tenían a sus habitantes bajo el domi-nio del propietario de los mismos, pues los predios abarcabanpoblaciones enteras. Se trató de una demanda contra el licenciado Montaño paraque les pagara los fletes de las cargas que realizaron el caciqueChiapatá y el indio Francisco Revecha y sus ayudantes, desde laregión de Todos los Santos, del río Cararé hasta Vélez. Este documento corrobora las exposiciones de Lucas Fer-nández de Piedrahita y del poder que tenían los encomenderosante el nuevo gobierno español que se gestaba en todo el nuevomundo. Los frailes Nicolás Galiano y Alfonso Orea Galiano, que per-tenecían, el primero a la Orden de los Franciscanos y el segundoa la de los Mercedarios, tenían la misión principal, entre otrasocupaciones, de difundir la religión católica entre los naturalesdel nuevo dominio español, como estaban establecidas estas ac-ciones de la corona. Esta actividad los mantenía muy cerca de los nativos, se ga-naron su confianza por la diligencia y prestancia que demostra-ban ante los problemas y por ello, se sentían sus protegidos. Los asesoraban bien en sus diligencias ante las otras autorida-des y eran implacables contra los abusos que se cometían conlos naturales y jamás cambiaron su determinación de justicia.
  • 162. 166 HERMENEGILDO GALEANA De acuerdo con los registros, son incontables las ocasiones deintervención en defensa de los desprotegidos por parte de estosfrailes, lo que les valió el reconocimiento en primer lugar de losindios y también de sus superiores eclesiásticos. El siguiente documento resulta sumamente importante de-bido a que nos muestra la condición de los Galiano en el NuevoMundo, es decir, que vinieron de buena cuna y de personas dis-tinguidas en una época difícil, en la que la pobreza campeaba engran parte de la sociedad.Setenta y cinco por ciento sabían firmar 5La expedición de Gonzalo Jiménez de Quezada al Mar del Sur yla creación del nuevo reino de Granada. Con paciencia benedictina, José Ignacio Avellaneda ha veni-do elaborando, tallando, esculpiendo las biografías de los prime-ros conquistadores y colonizadores del nuevo reino de Granadaque vinieron con las expediciones de Nicolás de Federman, Se-bastián de Belalcázar, Alonso Luis de Lugo y Jerónimo Lebrón,dedicando un libro a cada una de ellas. Faltaba el relato de la principal de todas: la de Gonzalo Ji-ménez de Quezada, no sólo la primera por su antigüedad, sinopor la importancia de las gentes que la conformaron. Con Quezada llegaron, en efecto, hombres que después sedestacarían en el nuevo reino de Granada como conquistadores,funcionarios, políticos o simplemente encomenderos. Otros vol-verían a España con sus riquezas. 5 Banco de Información de Colombia y Colección Bibliográfica del Ban-co de la República, Santafé de Bogotá.
  • 163. HACIA EL PACÍFICO 167 Esas condiciones de liderazgo fueron percibidas por el gober-nador Pedro Fernández de Lugo, el organizador de la hueste, quiennombró capitanes a algunos de ellos y se trata del personal quesabía firmar, lo que no determina que supieran leer y escribir. Otros sobresalieron por su riqueza, que les permitió com-prar un arcabuz o un caballo, lo cual les daba una incuestiona-ble ventaja. Copiamos una lista que no comprende, como es obvio, lostrece arcabuceros ni los treinta y tres caballeros que llegaron vi-vos a Bogotá: Juan de Albarracín, capitán de bergantín. Juan de Céspedes, capitán. Gómez del Corral, capitán de bergantín. Antonio Díaz Cardozo, capitán de bergantín. Pedro Fernández de Valenzuela, capitán. Lázaro Fonte, capitán. Martín Galiano, soldado de a caballo. Pedro Galiano, soldado Isabel Galiano, acompañante de sus hermanos Martín y Pedro Adolfo Orea Galiano, fraile Juan del Junco, capitán. Antonio de Lebrija, tesorero y capitán. Antón de Olalla, alférez. Hernán Pérez de Quezada, alguacil mayor. Juan de San Martín, contador y capitán. Gonzalo Suárez Rendón, capitán. Juan Tafur, soldado de a caballo. Hernán Venegas, soldado de a caballo. Nicolás Galiano no aparece porque desde el principio se dirigió a la Diócesis de Nicaragua, más tarde se pasó a Chiapas que per- tenecía a la misma división clerical.
  • 164. 168 HERMENEGILDO GALEANA Albarracín, viajó con Quezada, Belalcázar y Federman a España en 1539 y parece que nunca volvió. Juan de Céspedes que fue alcalde, regidor, teniente general y justi- cia mayor. Gómez del Corral que retornó a España en 1540 y jamás regresó. Antonio Díaz Cardozo que fue junto con Albarracín, uno de los que encontraron la entrada por el río Opón que formaba parte del “camino de la sal”. Pedro Fernández de Valenzuela que fue encomendero y murió, siendo sacerdote, en España. Lázaro Fonte que opaca su liderazgo con las crueldades y violacio- nes de niñas que cometió. Martín Galiano que fundó a Vélez. Juan del Junco que fue militar en Hungría e Italia. Pedro Galiano que tenía conocimientos de arquitectura, realizó los planos de varias iglesias y catedrales, además administró la ciudad de Vélez. Isabella Galiano que asistió principalmente a su hermano Pedro, a quien siempre acompañó hasta su casamiento. Adolfo Orea Galiano que sirvió a la causa española como cate- quizador de indios en Colombia. Antonio de Lebrija que iba con su hueste para Cartagena, pero la audiencia de Santo Domingo lo desvió a Santa Marta. Regresó en 1541 a esta ciudad y residió en Santo Domingo. Dio su nom- bre al río Lebrija. Antón de Olalla que regresó a España en 1539, peleó en Italia y fue alférez de Quezada, regidor, alférez mayor, capitán y alcalde de Santa Fe. Hernán Pérez de Quezada que sucedió a su hermano en el gobier- no de Nueva Granada, comandó la expedición a El Dorado y fue cruel con los indios. Tenía en su casa veinte y tantos negros esclavos.
  • 165. HACIA EL PACÍFICO 169 Juan de San Martín que descubrió el río San Jorge antes de ir a Bogotá. Volvió a España en 1539. Gonzalo Suárez Rendón que peleó en Alemania, Italia y Hungría, fundó a Tunja, en donde se destacó como encomendero y líder político. Se salvó milagrosamente de morir en el Cabo de la Vela a causa de un rayo que mató a Hernán Pérez de Quezada y a otro hermano de Jiménez de Quezada cuando estaban em- barcados. Juan Tafur se abstuvo de pasar la raya que trazó Francisco Pizarro sobre la arena de la isla del Gallo y por eso no estuvo entre “los trece de la fama”. Hernán Venegas que se fue a Panamá y de allí pasó a Santa Marta. En 1576 fue contador del nuevo reino en Bogotá. Fundó a Tocaima en 1544 y después recibió el título de mariscal. Murió a los 80 años. En las 173 biografías de los que llegaron con vida a la sabanade Bogotá, Avellaneda subraya, con razón, que el destino de laexpedición de Quezada era descubrir un camino al Mar del Sur,para desde allí pasar al Perú. Pero cuando aparecieron los panes de sal y se tuvo noticia delos indios Muiscas, la hueste se desvió y cambió de propósito. Los 173 sobrevivientes que participaron en el reparto del oroy de las esmeraldas eran en su mayoría “rodeleros”; es decir, debajo nivel social. Sólo figuraron, como ya dijimos, trece arcabu-ceros y treinta y tres caballeros que recibieron un porcentajemayor del tesoro. Trece arcabuceros no llegan a ser 10% de la tropa, lo que de-muestra la escasa participación de las armas de fuego en esta yotras conquistas del siglo XVI en América. Avellaneda hace, al final del libro, observaciones de conjuntoque le dan gran interés y utilidad al relato.
  • 166. 170 HERMENEGILDO GALEANA Es notable la longevidad de los conquistadores que se queda-ron en el nuevo reino, lo que demuestra las bondades de su clima. De setenta, de cuya muerte se tiene noticia, cuatro no sobre-pasaron los 80 años y veintitrés pasaron los 70 años; es decir, entotal, ¡el cuarenta por ciento! Hay un predominio de andaluces(31), de castellanos (21) y de extremeños (12), con lo que se si-gue la tendencia general. Once eran portugueses de los cuales 75% sabían firmar, loque no quiere decir que todos ellos supieran leer y escribir, peroen todo caso es una alta proporción que quizá le imprimiera ca-rácter a Bogotá y a Tunja, ciudades cultas por excelencia duran-te la colonia y la república. De los expedicionarios 47% tuvieron hijos con indias, lo queindica la temprana aparición del mestizaje en Colombia. Nin-guno se casó con ellas. Ésta es, sin duda, la más acabada de las obras del erudito in-vestigador José Ignacio Avellaneda. Las biografías de los 173 compañeros de Jiménez de Queza-da, presentadas por el profesor Avellaneda, se leen con agilidade interés, pues el erudito en la materia, les da movimiento y sim-patía a cada una de ellas que despiertan motivación en el lector.Época de la Colonia 1540, época de los encomenderos como Martín Galiano, (20 de enero). 1547, el agro tiene por fin buena vista por parte de la corona. Gregorio Suárez inicia las encomiendas agrarias. 1548 y 1551, Gregorio Suárez de Meza y Ortún Velasco explotan los ricos placeres del Río de Oro.Consuelo, ¿puedes aumentar una línea para ajustar plana?
  • 167. HACIA EL PACÍFICO 171 1551, Bartolomé Hernández de León conquista las tribus de los Yariguíes, Carares y Opones. 1570, Ortún ha trasladado sus aposentos al valle Frío (Bucarica).Pedro Galiano y el templo de La Merced en Lima, Perú 6Fray Miguel de Orenes funda en 1535, tomando por titular alarcángel San Miguel, el convento de Nuestra Señora de La Mer-ced, sobre cuatro solares que se le asignaron durante el reparto,en la 5a. cuadra del Jirón de la Unión. Es tradición considerar a esta congregación religiosa como laprimera en construir su casa en la ciudad. Hay incluso cronistasde esa orden que afirman haber tenido una ermita, en ese mis-mo lugar, mucho antes de la fundación de Lima, el 18 de enerode 1535. El nombre completo de este importante patrimonionacional es desde su creación el de “Convento Grande de SanMiguel de Lima del Real y Militar Orden de Nuestra Señora deLa Merced, Redención de Cautivos, de la Provincia Mercedariade la Natividad de Nuestra Señora”. El primer templo levantado por esta emprendedora orden,fue una rústica capilla que en 1541, año del asesinato de Fran-cisco Pizarro, se reconstruyó totalmente para convertirla, deacuerdo al cronista Bernabé Cobo “en una grande nave cubiertade tablas, con capillas (hornacinas) a los lados”. Un año después, el 25 de marzo de 1542, los sacerdotes ac-ceden a que María de Escobar, la tradicional importadora deltrigo, la vid y los olivos, viuda del aristocrático Francisco deChávez, asesinado junto al gobernador, construya por su cuen- 6 Documento de Lima, Perú, que corrobora el conocimiento de arqui-tectura por parte de Pedro Galiano. Copia textual del documento original.
  • 168. 172 HERMENEGILDO GALEANAta el altar mayor del templo, como sepulcro de sus familiares,mientras otros conquistadores construían las demás capillas la-terales. Pedro Galiano, se encargaría de los planos y escogería el lu-gar de su edificación y los ejecutaría un fraile, sobrino de él, mástarde. Dice fray Víctor M. Barriga que: al principio el templo fue de una pequeña nave, con cinco altares o capillas: el altar mayor (al centro) y las capillas del regidor Fran- cisco de Ampuero y de La Piedad a la derecha, y las del Crucifijo y de San Lorenzo a la izquierda. En 1589, tres años después del primer gran terremoto queazotó a la naciente ciudad, el alarife Alonso de Morales, adosó ala iglesia una torre cuadrada, considerada como la primera queengalanó el paisaje limeño. Tres años después el alarife Cristóbal Gómez rehace el claus-tro primitivo con “ocho lanzas de arcos altos y bajos de piedra”que en 1600 adorna su colega Francisco de Morales con unabella pila, tomando como modelo la existente en el convento deSanto Domingo. Y en 1608 se inicia una nueva reconstrucción de la iglesia,que era de una sola nave, ampliándola con dos naves colaterales,introduciendo en la arquitectura autóctona la planta basilicalde tres naves abiertas con un amplio crucero. Esto se logró perforando con arcos los muros medianeros delas antiguas capillas hornacinas y cubriéndolas con medias na-ranjas con linternas en su cumbre. Esta transformación de la primitiva iglesia gótica isabelina,de una sola nave con capillas laterales, en una iglesia de tres na-ves y gran crucero, transformó totalmente el espacio interior del
  • 169. HACIA EL PACÍFICO 173templo, dándole la originalidad que a partir de entonces adop-taron también las demás iglesias conventuales de Lima, para asu vez esparcir el nuevo concepto arquitectónico hacia otrostemplos de América del Sur. Antes de su última transformación la iglesia fue engalanadacon muchas obras de arte, entre las que destacaron el arco y por-tada de la capilla de la cofradía de Nuestra Señora de Agua San-ta “conforme al modelo de la portada de las vírgenes Santa Justay Rufina”, iniciada por el alarife Juan de Mora a partir del 10 dejulio de 1595. La figura de dos varas de alto (aproximadamente1.67 metros) de Nuestra Señora de La Merced labrada en 1603por el escultor sevillano Martín Alonso de Mesa Villavicencio yel lienzo de nueve por cinco varas pintado, en mayo de 1600,para el refectorio del convento por Angelino Medoro. También, a comienzos de ese siglo, realizan los mercedariosobras fuera de su convento principal. Construyen iglesias en elCallao y en San Miguel de Miraflores. En 1604 fundan la recolección de Nuestra Señora de Belén,en la calle del mismo nombre, por iniciativa de Paula Piraldo yHerrera, rica encomendera de Colán, propietaria de esas huertas. El 31 de julio de 1607 el escultor de la virgen de La Mercedcitado anteriormente empieza el retablo de la iglesia Mercedariade Ate cuyo dorado estuvo a cargo de Diego Sánchez Merodio. Y en 1626 fundan el Colegio de San Pedro Nolasco al que en1657 el maestro albañil Domingo de Aguilar contrata la cons-trucción del claustro, aunque subcontrata la obra con los oficia-les Nicolás de Valdés y Francisco de Alcocer, por estar muyocupado en la construcción de la bóveda vaída y lisa de la iglesiadel Prado. El destructor terremoto de 1609 retrasa la obra de la amplia-ción del templo que recién se reanuda el 5 de enero de 1613,cuando los alarifes Alonso de Arenas y Andrés de Espinosa con-
  • 170. 174 HERMENEGILDO GALEANAtratan la construcción de la capilla mayor, de dos capillas latera-les y del crucero. El primero de ellos hace además la traza de la capilla de lacofradía de indios de Nuestra Señora de la Consolación, ubica-da entre la puerta y la torre, mientras que el segundo contrata alaño siguiente, el 28 de marzo de 1614, hacer de ladrillo y piedrala capilla de Nuestra Señora de la Piedad cuya imagen labrará elescultor Diego Martínez de Oviedo en 1616. La conversión del templo antiguo en una planta basilical conancho crucero se prolongó por varios años puesto que el 3 de se-tiembre de 1621 el escultor Andrés de Espinosa contrata la obra“del cuerpo de la iglesia” para adaptarlo a la nueva traza y, toda-vía, a mediados de julio de 1628 se construía el “nuevo templo”según traza del arquitecto Pedro Galiano, gracias a los donati-vos del capitán Bernardo de Villegas y de su esposa Marcela deMontoya, cuya bella capilla y sepulcro era decorada, en esos años,por el pintor romano Mateo Pérez de Alesio, en compañía de sudiscípulo Pedro Pablo Morón, y que hoy está en proceso de res-tauración. En 1667 el alarife Manuel de Escobar construye un nuevocampanario al tiempo que hacía uno de espadaña para la iglesiaMercedaria del Callao. Este templo, con su distribución interna muy semejante alactual fue enriquecido con muchas obras de arte antes del granterremoto de 1687. Entre ellas destacan el retablo de la capilla del lado del Evan-gelio, cuya ejecución fue contratada el 14 de marzo de 1628 alentallador Pedro de Mesa; el retablo de la Santísima Trinidadcoronando a la virgen, según una lámina del padre Urraca, quiencontrató su ejecución, el 20 de febrero de 1636, al ensambladorTomás de Aguilar y al escultor Pedro Muñoz de Alvarado; untabernáculo de cedro y roble que debía colocarse en uno de los
  • 171. HACIA EL PACÍFICO 175pilares frontero al púlpito realizado, a partir del 20 de junio de1637, por el ensamblador y maestro de arquitectura, Asenciode Salas; para el “Santo Cristo” contratado el escultor sevillanoJuan Martínez Montañés el 13 de julio de 1640, por Luis deBetancur y Figueroa, fiscal de la inquisición, y que se venerahoy como el Cristo del Auxilio; la corona de plata para NuestraSeñora de Agua Santa que en 1658 realizó el platero Juan Cane-las Albarrán y cuya imagen de Cristo crucificado hizo en 1660el escultor Francisco Martínez. En 1674 el platero Antonio Silveyra hace las lámparas para lacofradía de Nuestra Señora de los Remedios.Orden de La Merced 7Sobre la fecha de la fundación de la Orden de La Merced exis-ten varios criterios. No obstante, como dato indicativo, hay el muy revelador dela obra Compendio historial de las chronicas y Universal historiade todos los reinos de España, escrita por el vasco Esteban Garibayy Zamalloa, bibliotecario y cronista del rey Felipe II., quien de-dica a la Orden de La Merced el capítulo 51 del libro duodécimodonde señala que la fundación se llevó a efecto en unas cortes deBarcelona, por intervención de Peñafort, provincial de los do-minicos y en lo que respecta al fundador de la orden, escribe:8 El primer fraile desta Orden fue Pedro Nolasco, hombre biudo, venido de Barcelona, en cuya iglesia catedral, el diez de agosto del 7 A la que perteneció Adolfo Orea Galiano, primo de Martín, Pedro eIsabella, copia textual del documento original. 8 Se respeta la ortografía.
  • 172. 176 HERMENEGILDO GALEANA año pasado de mil doscientos y dieciocho recibió el hábito con grande solemnidad”. Coincidiendo con lo anterior, existe el testimonio de fray Ga- briel Téllez (Tirso de Molina), quien escribe que el primero que recibió el hábito de la nueva Orden fue un viudo llamado Pedro Nolasco, de manos de fray Ramón de Peñafort, fraile dominico, en la iglesia catedral de Barcelona y día de San Lorenzo y año de 1.218. En una breve información explica que los nuevos frailes tie-nen la regla de San Agustín y son cistercienses. Queda finalmente el testimonio del padre Mariana, en suHistoria de España. En la citada obra se dice: que se fundó en Barcelona la Orden de la Merced para la reden- ción de los cautivos, por iniciativa del rey Jaime, que, según algu- nos escriben, lo había prometido durante su permanencia a modo de cautivo, en Monzón. Si el rey fue el “inventor” de esta Orden, el primer director fue Pedro Nolasco “francés de nación” quien hizo “muy buenas reglas y constituciones para los religiosos que se gobernasen por ellas”. El dominico Francisco Diego incluyó en sus escritos infor-mación sobre la intervención de Raimundo de Peñafort en lafundación de la Orden de La Merced. En el capítulo segundo del libro noveno de la Historia de laProvincia de Aragón, llega a la conclusión de que Raimundo en-tró en la Orden dominica en el año 1 222 y, de acuerdo con eso,en el capítulo siguiente trata de: como el bienaventurado San Raymundo se halló en la fundación de la Orden de Nuestra Señora de la Merced y predicó en ella y dio el hábito al beato Pedro Nolasco, primer general de dicha Orden.
  • 173. HACIA EL PACÍFICO 177 Esta información se repite en la Historia del B. Cathalán bar-celonés, con alguna cita más. Casi nada se dice sobre el origen de Pedro Nolasco, salvó loque puede resultar en la siguiente afirmación indirecta de laHistoria de la provincia de Aragón: Pedro Nolasco que era aficionadísimo a rescatar cautivos y se ha- bía empleado en ello y para poderlo mejor hacer moraba ya en Barcelona.¿Pero catalán o francés?El debate sobre el lugar de nacimiento del fundador de la Or-den de La Merced, San Pedro Nolasco, comenzó a establecersepor el siglo XV. Para unos, fue nacido en la población de Mas-Saintes-Puelles,lugar situado entre Carcasona y Tolosa. La hipótesis barcelonista surgió a raíz de la búsqueda de laidentificación documental de Pedro Nolasco: la de su apellidoya que no se encuentran rastros de este apellido en el sur de Fran-cia. Por tanto, aunque originario de Francia, Pedro Nolascohabría nacido en Barcelona, o en un lugar próximo a esta ciu-dad. El estudioso A. Oliver afirma con bastante lógica que Tot esinsegur. Lo que sí se sabe con toda seguridad es que en el momento dela fundación de la orden, Pedro Nolasco era “municipios” deBarcelona. Sorprende que la fundación de la orden, en la que tomó par-te el rey Jaime I, pasara en sus primeros tiempos casi totalmentedesapercibida, a pesar de que en el hecho tomara parte de lomás distinguido de la nobleza barcelonesa.
  • 174. 178 HERMENEGILDO GALEANA Una orden que, en los años modernos de la evangelizaciónamericana se vio colocada entre las tres o cuatro grandes orde-nes, viene a resultar que en sus orígenes pasara como un hechoirrelevante del que nadie se dio cuenta hasta bastante tarde. Y la extrañeza aumenta si se observa que la Orden de La Mer-ced fue fundada por un rey que al mismo tiempo fue cronista yocurre que en sus Crónicas no aparece la más mínima referenciaa la orden. Acaso la explicación se encuentra en que, a diferencia de larelevancia que por aquel entonces tenían las órdenes militares,así como su influencia, pasara desapercibida La Merced dadoque la misma no ponía su esfuerzo en la política, ni en la guerracontra los infieles, no buscaba poder civil o eclesiástico, sinoque su fin era piadoso —caritativo recolectando limosnas paraobtener fondos en la redención de cautivos. Así la primera referencia a esta orden se efectúa en 1399 porel dominico Arnaldo Búrget en su obra Vida Sancti Raymundi. En lo que se refiere a la estrecha relación de la Orden de LaMerced con Barcelona queda suficientemente reforzada con elescudo heráldico de la citada orden donde constan los coloresde Cataluña, remontados por una cruz blanca sobre campo degules flores que demuestran la fidelidad de la misma, su estirpey su nacimiento dentro de las normas de los tiempos en que lanobleza regía la sociedad y estar fuera de ella, era no pertenecera la clase dominante de aquellos entonces.Los negros en la conquista de AméricaPara la gran mayoría la existencia de la raza negra en México ytoda América tiene poca importancia incluso en el viejo mun-do, no obstante que sus huestes conquistadoras fueron las queConsuelo, aumenta una línea.
  • 175. HACIA EL PACÍFICO 179la trajeron a estas tierras, en aquellos tiempos desconocidas paraEuropa. Y como este trabajo está enfocado a desenterrar de las diver-sas capas de la historia que copan el apellido Galeana, el temade los negros está ligado al mismo, consideramos interesante nososlayar la participación de estos exponentes en la historia denuestro país, pues jugaron un papel, diríamos, relevante en la con-quista y en la guerra de independencia y ahora, son muchísimasfamilias de esta raza que forman parte de nuestra sociedad. Por ejemplo, en el estado de Guerrero, ha corrido el comen-tario de que en la zona de la Costa Chica de la entidad, demar-cación localizada en el espacio que existe entre Acapulco y elestado de Oaxaca, donde está concentrado el asentamiento denegros en la zona, que éstos son producto del hundimiento de unbarco que transportaba esclavos y que algunos de ellos lograronsalvarse de morir ahogados asentándose en el territorio y así sedifundió la raza. No hay registros en los anales de la historia, al menos com-probados documentalmente, que ese hecho haya sucedido, pe-ro sí, que una gran cantidad de negros llegó a Oaxaca, traídospor Hernán Cortés y poco después, Pedro de Alvarado, estuvoen la Costa Chica y dejó una gran cantidad de ellos en el lugar,asimismo, en el puerto de Acapulco. Florentino de Sahagún, uno de los relatores de los viajes aAmérica, escribió que: “entre los españoles, habían venido algu-nos negros que tenían el pelo rizado”. Según información localizada en la Academia de HistoriaFranciscana Americana que nos permite extraer datos fieles so-bre la existencia de negros traídos desde África por los españo-les, los cuales estaban divididos en tres categorías: los sirvientes,los trabajadores del campo y los guerreros, estos últimos, tenían
  • 176. 180 HERMENEGILDO GALEANAla posibilidad de que después de una buena campaña militar,podían obtener su libertad. Fray Bartolomé de las Casas, exigió a la corona de España,permitir el acarreo de esclavos negros al Nuevo Mundo, pueslos consideraba irracionales por no ser católicos y de esa manerase facilitaría la misión del clero para catequizar a los indios delas nuevas tierras, lo que fue concedido. Por esa razón, los conquistadores comenzaron a enviar escla-vos al norte de África y con la oferta de que quien peleara podríaser libre, la gran mayoría de estos esclavos se inclinaban por serelegidos para destinarlos al campo de batalla, sobre todo los sol-teros, también los hispanos trajeron mujeres y de esa manera seexplica que los que tenían familia, preferían el papel de servir enlas casas de los poderosos o trabajar en los plantíos, principal-mente de azúcar, que fueron los que más se desarrollaban. Esta situación dio como resultado que de las dos primeras ca-tegorías de negros casi todos quedaran en el anonimato, en cam-bio, hubo muchos guerreros que trascendieron e incluso fuerontomados en cuenta en las crónicas de Bernal Díaz del Castillo yen la de otros relatores de América, pues por lo general, peleabanal lado de soldados y oficiales cuyas hazañas están en las páginasde la historia y como sus ayudantes y a base de igual valor, losnegros llamaron la atención de los cronistas y sus nombres yaestán plasmados en los documentos del pasado. Por ejemplo, Estebanico, que era un negro africano, llegó aAmérica en 1502, con Pánfilo de Narváez, peleó con maestríacontra los indios, era esclavo de Andrés de Dorantes de Carran-za, por lo tanto, este esclavo se llamó Esteban Dorantes, fue re-galado por su dueño al virrey Antonio de Mendoza, le sirviócomo sirviente y fue a morir el noreste de México, cuando diri-gía una expedición hacia Baja California por tierra, y cayó en Consuelo, aumenta una línea para ajustar caja.
  • 177. HACIA EL PACÍFICO 181manos de los indios que lo sacrificaron. Sus hazañas, fueron to-madas en cuenta por Bernal Díaz del Castillo. Igualmente el mulato Alonso de Riesto, el cual fue compradopor Juan de Córdoba, quien no tuvo interés de ponerle su ape-llido como se estilaba y le dejó el de su antiguo propietario. Nicolás de Ovando, uno de los conquistadores de importan-cia, pues fue gobernador de la isla La Española, hoy Santo Do-mingo, contaba con varios negros a su servicio El caso de Ponce de León, conquistador de Puerto Rico, uti-lizó a varias mujeres esclavas de origen africano para atacar a losnativos, las armó y le dieron un magnífico resultado en la cam-paña que culminó con el dominio de los nativos de la isla. Lo mismo hizo Diego Velázquez, para dominar Cuba, los ne-gros a su servicio que eran medio centenar, dieron un ejemplode pundonor, lealtad y valor en la batalla contra los indios, a losque venció totalmente y así se instaló el conquistador que mástarde fue el gobernador de la entidad. La historia detalla las ha-zañas de los mulatos Francisco Cortés y Francisco de Eguía, quese cree, el primero, pertenecía a Diego Cortés, hermano de Her-nán, el que más tarde fuera el conquistador de México. Entre los conquistadores, era distintivo tener esclavos negros,uno por lo menos y un caballo, quien cumplía ese requisito esque era un militar adinerado y claro, el número de negros defi-nía su poder económico, así, entre los soldados sobresalió JuanCedeño, quien vestía muy elegante en su brioso corcel y siem-pre lo acompañaba un negro, como a otros militares de menorrango en la expedición que estaban considerados como guerre-ros de elite. Sebastián Toral, era un negro que destacó mucho al lado deFrancisco de Montejo en la incursión a Yucatán, este hombreprocedente de África, luchó con gran entrega en las tres campa-ñas que duraron veinte años para lograr someter a los indios
  • 178. 182 HERMENEGILDO GALEANAmaya y el resultado le dio la idea al español de introducir a esosterrenos a cien esclavos negros que fueron los puntales para lo-grar una de las victorias en 1540. Por su parte, Pedro de Alvarado, que era un militar de altorango, cuando fue autorizado para conquistar Guatemala, antela experiencia impresionante de los negros en el campo de bata-lla, se llevó 250 africanos para conquistar al país centroamerica-no, entre los que destacó Juan Valiente, quien más tarde, figurócomo gran militar en la conquista de Chile, al lado de Pedro deValdivia y en aquel país, es todo un personaje de la historia. Y Hernán Cortés, así como Pedro de Alvarado, llevaron unagran cantidad de africanos, hombres y mujeres, a Oaxaca mu-chos de los cuales, una vez que lograron su libertad se asentaronen los terrenos que hoy están sumamente poblados en la zonaque comprende parte de Guerrero y parte de ese estado al surdel país. Francisco de Ibarra, quien fue uno de los exploradores delnorte y noreste de México, se llevó a varios negros con él, lo quedemuestra que estos esclavos eran parte imprescindible de lasacciones de la conquista. Asimismo, Hernando de Soto, que recorrió La Florida, se sa-be, llevaba negros en su equipo de exploración. Y Vasco Núñez de Balboa, el descubridor del océano Pacífi-co, contaba con cincuenta esclavos negros, a los cuales convirtióen expertos carpinteros que lograron dominar la disciplina de laconstrucción de barcos y de hecho, fueron los que construyeronlas primeras cinco naves que inspeccionaron por vez primerapor parte de los europeos, ese Mar del Sur, como le nombraronprimeramente a las aguas de las costas de México, Panamá, Hon-duras, Ecuador, Perú y Chile. Otro negro que destacó en la batalla al lado de Pedro de Alva-rado fue Juan Bardales, quien tuvo tal desempeño en la conquis-
  • 179. HACIA EL PACÍFICO 183ta de Panamá, que después del resultado del dominio, obtuvosu libertad y se retiró a la vida pacífica hasta su muerte. Otros datos de esta interesante información son los de Fran-cisco Pizarro, conquistador del Perú que introdujo en variosviajes a mil negros militares, a los cuales utilizaba de la siguientemanera: Los batallones de africanos, abrían la guerra contra los indios, el español, dejaba que pasaran algunas horas de pelea y posterior- mente entraban los hispanos, mejor armados y más diestros, a re- matar a los cansados nativos y así, lograban la victoria con menos dificultad que otros. Lo anterior, es otro dato que marca la impor- tancia que tuvieron los esclavos negros en el cometido de la coro- na española. Asimismo, se recuerda que Diego de Almagro, el conquista-dor de Panamá y coadyuvante en la conquista de Perú con Piza-rro, tuvo una esclava que se llamó Margarita de Almagro. Lahistoria contiene la información de que en el estado de Tabascoen México, llegaron mil negros. Y por último, podemos citar que a partir del siglo XVII se in-tensificó la llegada de negros al puerto de Acapulco, como re-sultado del arribo anual de la nao de China o de Manila, loscuales eran contratados para el desembarco de mercancías pro-cedentes de Asia. Hemos querido insertar el tema por tres razones fundamentales: 1. Porque consideramos prudente no soslayar la participación de estos seres que obligados mediante la esclavitud, vinieron a América. 2. Porque en México, actualmente esta raza forma parte de su po- blación y son tan mexicanos como cualquiera de nosotros.
  • 180. 184 HERMENEGILDO GALEANA 3. Porque en Panamá, Perú, Brasil, Colombia, Venezuela y cual- quier otro país del mundo también forman parte de su po- blación. Los viejos documentos registran a un mulato que tuvo quever mucho con el primer Galiano en México, el que sin dudaregó su descendencia también, al igual que Pedro Galiano y quefue quien lo trajo a estas tierras mexicanas. Cabe recordar que en México, el apellido Galiano, llegó ori-ginalmente a Colombia, sin poder precisar en que época cam-bió a Galiana, primero porque así lo constata la firma de donHermenegildo Galeana, el héroe, ya que en la signatura de supuño y letra se lee “Galiana”, pero por razones que ya hemos co-mentado, el patronímico se transformó en el que ahora conoce-mos y así ha sido aceptado en todo el país y en el mundo. Además, en apego a lo escrito en una de sus piezas, el exqui-sito e inspirado Isaac Palacios, guerrerense de pura cepa, consi-derado como uno de los mejores poetas de Guerrero y deMéxico, se lee: En el ágil corcel de la osadía/ y el machete calcado en cimitarra/ —curva sureña de aquilina garra—, / huracanes de negros con- ducía. Al referirse a Hermenegildo Galeana, lo que nos indica que elhéroe contaba con descendientes de africanos costeños del esta-do de Guerrero, batallón que cobró fama entre los insurgentes yrealistas por su bravura y la manera tan original de manejar elutensilio de trabajo como arma, amén de un valor fuera de se-rie, en la lucha por la independencia, razón de más para tomar-los en cuenta en este trabajo.
  • 181. HACIA EL PACÍFICO 185 Sólo para refrendar lo anunciado en este libro referente alorigen italiano del apellido, Galeana, queremos ratificar lo quenos precisa la firma de don Hermenegildo Galeana; escribía sunombre sin “H”, “Ermenegildo”, tal como se escribe en Italia,lo que no quiere decir que necesariamente sabía el origen de susancestros. A lo largo de este trabajo hemos constatado una yotra vez por fuentes fieles, que en efecto, el patronímico des-ciende de esa península de Europa. Sin embargo, insistimos, Galeana, no hay en otra parte delmundo, es una apellido derivado como ya lo hemos reiterado,razón de más para confirmar que es producto de la erosión deltiempo, por la fonética costeña seguramente y que nos halagaque el cambio haya servido para darle el tinte original de que semexicanizó para distinguirlo.Dionisio Alcalá-Galiano, (1762-1805)Un Galiano sorprendente, que en 1792 visitó Acapulco, en surecorrido marítimo hacia el Mar del Norte, llegó hasta Canadáy allá fundó una isla que ahora es un punto turístico mundial,fue un navegante singular que sirvió a la corona española conapasionada entrega, por el apellido, no dudamos que haya ligasancestrales con el héroe Hermenegildo, que coincidentementenacieron en el mismo año y por su paso en la historia, conside-ramos interesante escribir algunos rasgos de su productiva exis-tencia. Hemos reiterado en múltiples ocasiones que el apellido Ga-liano, tiene sus orígenes en Italia y por esa causa incluimos aeste personaje que perteneció a la estirpe de hombres admira-bles que dejaron un ejemplo de grandeza para las generaciones
  • 182. 186 HERMENEGILDO GALEANAsubsecuentes y que basado en esfuerzos, su nombre forma partede la historia del mundo. Se trata de un navegante nacido en España, realizó viajes pormar en las costas del Pacífico, al servicio de la otrora poderosanación que era la primera potencia de la Edad Media. Nacido en 1762 en Cabra, España, Dionisio Alcalá-Galiano, se enroló en la escuela naval en 1775 y empezó el servicio activo en 1779. Durante los años siguientes, participó en varios estudios de hi- drografía de las costas americanas españolas y del sur. En 1789 lo escogieron para acompañar al explorador Alejandro Malaspina en una ronda del viaje científico del mundo. En 1791 Alcalá-Galiano, se pasó un año en México, para poner al día los mapas y los cálculos astronómicos que había juntado desde que salió de España y recorrió las costas del Pacífico. Al final de 1791 fue escogido por el virrey de Nueva España (México), para reemplazar a Francisco Antonio Mourelle y colo- carlo a la cabeza de una expedición y para que se dedicara a trazar en mapas la costa oriental de América del Norte, desde San Fran- cisco hasta Canadá. Además, la misión de Alcalá-Galiano era la de escrutar el tra-bajo estrechamente con Juan de Fuca; basado en el informe deuna expedición anterior y el virrey, creyó realmente que la expe-dición daría como resultado encontrar la entrada hacia Américadel Norte. Alcalá-Galiano llegó a Acapulco en la primavera de 1792, re-corrió las costas del Pacífico hasta llegar frente a Vancouver yregresó en el otoño siguiente después de explorar las tierras dellugar. En las cercanías de Georgia, entre la isla de Vancouver y elcontinente, Galiano encontró a George Vancouver; en cuyo ho-Consuelo, gana una línea, por ajuste.
  • 183. HACIA EL PACÍFICO 187nor se le puso a la isla su apellido como nombre a lo que ahoraes el desarrollo de Canadá. Vancouver tenía el mismo espíritu científico de Galiano y losdos exploradores habían intercambiado su información e inclu-so trabajaron juntos durante varias semanas. En ese entonces, Dionisio Alcalá-Galiano, descubrió una isla,convivió con los nativos de la misma, los organizó y les enseñóa explotar los recursos naturales de la región para comerciarlospor alimentos, lo hicieron y desde entonces, es la principal acti-vidad económica de los habitantes de la misma, han hecho todauna industria en el lugar que en la actualidad, es una de las po-tencias turísticas de Canadá. Quedaron tan agradecidos los lugareños, que decidieron hon-rar al navegante, acordaron ponerle como nombre a la isla elapellido del ilustre marinero. Es la isla Galiano, la cual tiene fa-ma mundial como lugar de recreo. Dionisio Alcalá-Galiano, fue un hombre admirable, su vidafue entregada a su país, en la actualidad, existe una comunidadde más de cincuenta familias que llevan su apellido y aseguranellos mismos, como lo escribimos en líneas anteriores, que des-cienden precisamente de él. Al regresar a España, una vez que Alcalá-Galiano, atravesó elestrecho de Magallanes, pasó a Cuba, que como en otras líneasexplicamos, era el punto obligado de parada para los europeos yabastecerse y de ahí salir hacia España, este personaje conoció aAlejandro von Humbolt y ambos se entendieron y realizarontrabajos en completa coordinación en la isla. A Humbolt, le encantó la ciudad de La Habana, se dedicó asu labor científica con método y paciencia ejemplares, muy dig-nos de su sabiduría. En La Habana se hospedó en casa del conde de O’Reilly ydesde las azoteas determina Humbolt la longitud de la ciudad,
  • 184. 188 HERMENEGILDO GALEANAcorrigiéndola en más de un grado y medio y en esa labor, tendráun eficaz auxiliar en el marino español Dionisio Alcalá-Galiano. Esta actitud de Alcalá-Galiano nos revela su inquietud, puessólo estaba de paso por la isla y se interesó en las actividades delfamoso barón de Humbolt y participó en una labor que los hahecho trascender en la historia. Después, Alcalá-Galiano escribió una relación de sus explo-raciones que se publicaron en 1802. En otro trato de cuentas diferentes, Dionisio Alcalá-Galiano,expuso en sus escritos con una visión extraordinaria, el poten-cial económico que aguardaba en la zona e incluso, propusoqué tipo de desarrollos debería promoverse para el éxito finan-ciero de la zona. Pero subsecuentemente, comenzaron los problemas para lacorona española, aparecieron los piratas holandeses, franceses eingleses en el Atlántico y amenazaban con extender sus peligro-sas actividades al Pacífico y comenzaron a perder interés en laregión. Después de esta expedición, Alcalá-Galiano siguió su carreraen la armada, a raíz de su viaje al Pacífico, alcanzó una gran re-putación en el mundo de su época y en España se le considerabacomo un científico, un guerrero y un gran navegante y alcanzóel grado de brigadier de las fuerzas navales. Otra faceta de Alcalá-Galiano fue de la haber sido un valientemilitar, pues una vez que regresó a España, como parte promi-nente de la Fuerza Naval Española, partió a la Batalla de Trafal-gar, donde peleó sin descanso durante varios días. Al fragor de la batalla, Dionisio Alcalá-Galiano, dirigía lasacciones bélicas cuando una bala de cañón dio en el blanco desu barco, las heridas hicieron estragos en su humanidad y así, elguerrero continuaba en la lucha, no obstante que la vida se le es-capaba.
  • 185. HACIA EL PACÍFICO 189 Hasta el último aliento de su existencia, el marinero daba ins-trucciones y así, poco a poco, su espíritu abandonó el cuerpo. Sus subalternos, le hicieron honores en medio de la batalla,envolvieron su cuerpo en una sábana limpia y a la usanza mari-nera, lo colocaron en una tabla y lo entregaron al mar, lo queentre las fuerzas armadas de la marina mundial, tiene un pro-fundo significado. El mar era su dominio y su felicidad y le sir-vió de eterna morada. Era el año de 1805.Antonio Alcalá Galiano símil de HermenegildoNació en Cádiz en 1789 y murió en Madrid en 1865. Era polí-tico y escritor español; tomó parte en la insurrección de Riegoen España; (1820) y fue uno de los jefes liberales del trienio cons-titucional. La gran coincidencia, mientras Hermenegildo Galeana en laCosta Grande del estado de Guerrero, ingresaba a las filas deMorelos, éste, hijo de Dionisio Alcalá-Galiano, sumamente jo-ven, en el mismo año de 1810 se sublevaba contra el reino espa-ñol y era igualmente perseguido como el de México; vivían unsimilar momento a miles de kilómetros de distancia. Diputado en 1822, tuvo que huir a Inglaterra cuando se pro-dujo la invasión francesa, sus ideas revolucionarias siempre fue-ron el motivo de su desgracia en un mundo dominado por lariqueza y la nobleza. Durante su exilio, escribió artículos y ensayos que constitu-yen un momento importante del romanticismo español. En 1834 regresó a España y fue elegido nuevamente diputado. Pasado al bando moderado, se le designó ministro de Mari-na, pero los hechos de La Granja, le obligaron a exilarse de nue-vo, pues su espíritu rebelde siempre sobresalía en sus acciones y
  • 186. 190 HERMENEGILDO GALEANAexpresiones y el poder se le echaba encima con todo el ímpetudel mismo. A su regreso a España, fue ministro de Fomento. Tras la sangrienta represión contra los estudiantes de la no-che de San Daniel (abril 1865), murió de un ataque de apo-plejía y bastante pobre, no obstante que descendía de nobles,que poseía muchos bienes que les fueron incautados por suposición política, adversidades que jamás doblegaron sus con-vicciones. Ahora, es la inspiración de miles de jóvenes y hombres dementalidad liberal que ven en la historia de este personaje unpaladín que vale la pena recordar. Sus obras más importantes son: Recuerdos de un anciano yUnas memorias.Sangre de Galeana en CanadáEl hombre va por el mundo en busca de mejorar su vida, por logeneral se queda en los lugares menos pensados, más insospe-chados y en la antigüedad, cuando la pobreza, las guerras y laspestes amenazaban toda Europa, miles de familias salían delviejo continente en busca de nuevos retos, de la aventura, de lainversión, de la fama, en fin, las causas pudieron ser inmensas,pero la realidad es que la raza humana tiene la gran particulari-dad de la adaptación y se acomoda donde menos se lo espera. Tal es el caso de Dionisio Alcalá-Galiano, que en el año de1792, llegó a una isla de Canadá, estuvo un tiempo en la mis-ma, simpatizó con los aborígenes y les enseñó a producir ali-mentos, los organizó para comerciarlos y se retiró a cumplir consus deberes para con la corona española. Fue tanta la relación de Dionisio con los indígenas, que letomaron un gran aprecio, los nativos decidieron que la isla lle-
  • 187. HACIA EL PACÍFICO 191vara por nombre su apellido, Galiano, la cual ahora es mun-dialmente conocida y tiene como ciudad principal MountageHarbour, punto que por muchos años permaneció casi en el ano-nimato. Para los visitantes, el espectáculo más interesante es el ir yvenir de las águilas y otras aves de la región que son dueñas delterritorio y las transitorias, que llegan del sur en el verano, enbusca del clima de su preferencia, igualmente la fauna marina ylas focas, leones marinos, ballenas salvajes y otros, propios deesa parte de Canadá, llenan de asombro a los extranjeros. En el verano, se rompe la paz habitual en esa isla, los turistasse acomodan atraídos por la gran cantidad de animales mari-nos, de agua dulce y del cielo, además del maravilloso clima quepermite gozar de las playas y, por estar muy cerca del hermoso ydesarrollado Vancouver. La comunidad canadiense de los Galiano, que tiene sus ci-mientos en España, está bien organizada, se da a conocer portodo el mundo, expone su origen más remoto, el cual se trasladahasta el año 774, es decir, antes del año mil, lo que corroboraque son parte de los hombres que hemos abordado en este tra-bajo y que el apellido, al que nos hemos dedicado en estas pági-nas, es el mismo, con sus variaciones en la pronunciación y porende en la manera de escribirlo, debido a todos los fenómenosque se presentan en éste y en millones de casos. La lectura difundida es la siguiente: Nuestros ancestros vivieron en la población, en la parte norte y oeste de Navarra, España, que es una zona boscosa, extensa y llena de rocas, en la cual se desarrollaron los vascos. Los vascos se defendieron con éxito cuando los moros invadie- ron España, los cuales a su vez eran asediados por los franceses que representaban el Sagrado Imperio Romano.
  • 188. 192 HERMENEGILDO GALEANA Los vascos también soportaron la dominación de Carlomagno en 778, pero poco después murió y el pueblo mencionado recupe- ró su independencia. En el año 824, escogieron a Íñigo Aritza, rey de Pamplona, quien logró una gran extensión del dominio y superó a sus antece- sores hasta lograr que la demarcación fuera reconocida como El Reino de Navarra, el cual alcanzó su mayor esplendor con San- cho III, quien estuvo en el poder hasta el año de 1035. Sancho III, casó con la heredera del reino de Castilla y la cere- monia se desarrolló dentro del marco de la iglesia católica.9 Galiano era de origen italiano y se asegura que tuvo descen-dientes en esa parte del mundo, en esa zona a la que aluden losahora canadienses; además, se sabe que tuvo propiedades en lascercanías de Madrid. Enseguida, la lista de los integrantes de esta familia que estávigente: Primera generación Francisco Galiana Audet (1996), nacido en Montreal (Quebec), Canadá. Enrique Galiana Audet (1997), nacido en Montreal (Quebec), Canadá. Hijos de Francisco Galiana Brants y de Marylène Audet Choinière. 9 Una vez más, recordemos que estas personas se refieren a la estadía deCarlomagno, en esas tierras, era acompañado por su escudero, Galiano,cuando intentó derrotar a los musulmanes que tenían dominada Barcelona,que estratégicamente tuvo que regresar y fue emboscado en el Desfiladero deRosesvalles, el cual se encuentra precisamente en la Zona Vasca, en España.
  • 189. HACIA EL PACÍFICO 193Segunda generación Margarita Piró Galiana, nacida en Alicante, España. Luz Piró Galiana, nacida en Alicante, España. Mari-José Piró Galiana, nacida en Alicante, España. José Piró Galiana, nacido en Alicante, España. Carmen Piró Galiana, nacida en Alicante, España. Hijos de José Piró y Margarita Galiana Sánchez. Carmen Menchón Galiana, nacida en Madrid, España. Clara Menchón Galiana, nacida en Madrid, España. Francisco Menchón Galiana, nacido en Madrid, España. Hijos de Domingo Menchón y Maricarmen Galiana Sánchez. Fernando Galiana Fishman (1968), nacido en Montreal (Quebec), Canadá. Pilar Galiana Fishman (1969), nacida en Montreal (Quebec), Ca- nadá. Hijos de Fernando Galiana García y Patrisha Fishman. Francisco Galiana Brants (1970-?), nacido en Brighton (Massa- chussetts), Estados Unidos. Isabel Galiana Brants (1973), nacida en Brugg, Suiza. Hijos de Francisco Galiana García y de Henrietta Brants Dehase. Tercera generación Margarita Galiana Sánchez (1927-?), nacida en Alicante, España. Maricarmen Galiana Sánchez (193?), nacida en Alicante, España. Hijos de Francisco Galiana Uriarte y de Carmen Sánchez García.
  • 190. 194 HERMENEGILDO GALEANA Fernando Galiana García (1938-?), nacido en Barcelona, España. Francisco Galiana García (1944), nacido en Alicante, España. Hijos de Fernando Galiana Uriarte y de María García Candela. Olga Galiana Ruiz(1937), nacida en Alicante, España. Víctor Galiana Ruiz (1939), nacido en Montpelier, Francia. Hijos de Víctor Galiana Uriarte y de Ángeles Ruiz. Manolo Galiana Sirvent (1940), nacido en Jijona (Alicante), Es- paña. Julia Galiana Sirvent (1943), nacida en Jijona (Alicante), España. Hijos de Manuel Galiana Uriarte et Julia Sirvent Jerez. Concha Galiana García (1944), nacida en Alicante, España. Isa Galiana García (194?), nacida en Alicante, España. Pilar Galiana García (1950), nacida en Cartagena (Murcia), España. Rosa Galiana García (1952-?), nacida en Alicante, España. Hijas de Gregorio Galiana Uriarte y Concha García Carbonell. Eduardo Galiana Estrada (1953), nacido en Montreal (Québec), Canada. María Galiana Estrada (1956), nacida en Montreal (Québec), Canada. Hijos de Julio Galiana Uriarte y Carmen Estrada Redruello. Cuarta generación Francisco Galiana Uriarte (1899-1982) Fernando Galiana Uriarte (1902-1998) Víctor Galiana Uriarte (1905-1968) Manuel Galiana Uriarte (1907-198?) Gregorio Galiana Uriarte (1909-1978)
  • 191. HACIA EL PACÍFICO 195 Julio Galiana Uriarte (1912), nacidos en Jijona (Alicante), España. Hijos de Francisco Galiana López y de Patrocinio Uriarte Egüés. Quinta generación Francisco Galiana López (1865-1933), nacido en Jijona (Alican- te), España. María Galiana López (18??-19??), nacida en Jijona (Alicante), Es- paña. Hijos de Francisco Galiana Cremades y Dolores López Planelles.AntecedentesJuan de Grijalva, buscaba interesados que se presentaban enabundancia, dispuestos a correr la aventura, llegarían a Cuba,donde el gobernador Diego Velázquez y Hernán Cortés, dis-pondrían las acciones para trasladarse a la Santa Vera Cruz y deahí, se exploraría el interior de lo que después sería La NuevaEspaña. Cuba era el centro de la distribución hacia el Nuevo Mundo,de ahí salían los barcos con diferentes direcciones, Puerto Rico,Jamaica, Venezuela, Colombia, Panamá, Honduras y las costasdel golfo y del Caribe de México, los conquistadores que casitodos se conocían, ahí acampaban, se reunían y deseaban suerteen sus distintos destinos con un mismo objetivo. Era el año de 1518, cuando Juan de Grijalva salía de Cubacon la autorización del gobernador Diego Velázquez, su tío,para proseguir la exploración del sur de México, que un añoantes hiciera Francisco Hernández de Córdoba, quien había in-formado de la existencia de una gran cantidad de poblados don-
  • 192. 196 HERMENEGILDO GALEANAde encontró oro, cuyos nativos lucían prendas del ese metal, ensus manos y tobillos. El gobernador acordó con Hernán Cortés, que su sobrino re-corriera esa parte del Nuevo Mundo para medir el terreno,como visita previa a la que sería la definitiva, la del conquista-dor, que más tarde doblegara al aguerrido imperio azteca. Juan de Grijalva, partió a principios de 1518 con cuatro na-víos y 300 hombres y lo acompañaban Pedro de Alvarado,Alonso de Ávila y Francisco de Montejo, como experimentadosmilitares probados, con un currículum sobresaliente en batallasde Europa. Cuenta Bernal Díaz del Castillo, que salieron de La Habanael 18 de abril de 1518 y que una semana después, estaban enCozumel, siguieron su camino y descubrieron Tulúm, se asom-braban de sus pirámides que denominaban edificios, luego arri-baron a Islas Mujeres y describe el cronista que el nombre sedebe a que estaba habitada precisamente por seres femeninosdonde no había hombres. El punto siguiente fue Campeche, en este lugar, según los in-formes de Fernández de Córdoba, había visto a los indios conprendas oro en varias partes de cuerpo como adornos, por ello,Grijalva ordenó que fueran a tierra 200 hombres fuertementearmados para explorar la zona y ahí, tuvo el capitán de la flotaun encuentro seco y calculado con el cacique maya que manda-ba en el territorio y más tarde, los indios atacaron con tal feroci-dad que resultaron cuarenta españoles heridos y un muerto. El estruendo de las balas desconcertó a los indios que asusta-dos prefirieron huir y una vez reorganizadas las tropas, la flotaemprendió el camino hacia la laguna de Términos, donde losindios los esperaban listos para el ataque, pero Grijalva ordenódisparar los cañones hacia las construcciones que emergíanblancas de cal y el estruendo y el golpe de las grandes balas dis-
  • 193. HACIA EL PACÍFICO 197persó a los nativos que huyeron despavoridos. Esto ocurrió el30 de mayo de 1518. Continuó el recorrido y el contingente llegó al río que hoylleva el nombre del explorador, Grijalva, se acercaron a los bar-cos, unos tres mil indios en pequeñas canoas y a través de in-térpretes, ofrecieron comerciar con los iberos, y les mostraronpequeñas vasijas de oro. Los naturales se mostraron amistosos, les ofrecieron aloja-miento y al día siguiente se presentó el cacique ante Grijalva,llamaba la atención por su gran corona de oro macizo, los de-más nobles indios llevaban diademas del mismo metal, artes ybrazaletes que deslumbraron a los hispanos. El mandatario indio, les hizo regalos del fino metal y les dijoque en México había mucho más y así, por primera vez, los espa-ñoles conocían la existencia de la rica capital del imperio azteca. Luego fueron hacia Veracruz y ahí descubrieron que en unaisla, los indios realizaban sacrificios humanos, incluso, narra elcronista, la manera salvaje e impresionante de cómo destazabanlos cuerpos jóvenes de las víctimas en un ritual pagano-religiosoque los impresionó y nombraron al lugar “Isla de los Sacrifi-cios”, pero también descubrieron vasijas repletas de piedras pre-ciosas entre las que abundaba el jade. Luego tocó a Francisco de Montejo, hacer la labor de acer-camiento con los indios y acompañado de un contingente desoldados, tuvo el primer encuentro entre españoles y represen-tantes del imperio azteca. Los orgullosos y astutos aztecas, le ofrecieron telas de algo-dón con vistosos y pintorescos dibujos, pero el enviado les indi-có que sólo les interesaba el oro, acto seguido, los representantesdel imperio mexicano, les entregaron barras y figuras diversas ypiezas del exquisito metal que dejaron atónitos a los conquista-dores, con el mensaje que en Tenochtitlán, había mucho más.
  • 194. 198 HERMENEGILDO GALEANA Montejo tomó las muestras emocionado, ahora sí ya estabaseguro que había oro en grandes cantidades, lo que tanto intere-saba a sus superiores y desde luego a la corona, era el motivo delviaje y como cabeza de grupo, se convertía en el primero de laexpedición que daría la noticia tan ansiada. Al confirmarlo Grijalva por medio de Montejo, acudió denueva cuenta ante los indios, les pidió más oro y se le cumplió yconvivieron con los nativos durante diez días, para luego seguirel rumbo hacia el norte para emprender el regreso a Cuba con elgran mensaje a su tío el gobernador, lo que dio como resultadoque Hernán Cortés, activara sus contactos para ser el elegido porla corte, con el fin de conquistar esta parte del Nuevo Mundo yapresurara sus planes en pos del dominio de esa rica tierra, pueslas figuras, las barras y demás utensilios del preciado metal, quea manera de prueba les habían enviado los indios, anunciabanlas grandes cantidades que después se obtendrían. Así, el 18 de febrero salía Hernán Cortés de Cuba hacia Mé-xico, la expedición se conformó por diez navíos con cien mari-neros y unos 500 soldados y sobresalían los capitanes Pedro deAlvarado, Cristóbal de Olid, Diego de Ordaz y Francisco de Mon-tejo en los diferentes mandos. Antes de ingresar al interior del país, Cortés realizó un reco-rrido por la ruta que ya antes habían recorrido Francisco Her-nández de Córdoba y Juan de Grijalva y en Tabasco tuvo unenfrentamiento con los indios que controló con relativa facili-dad y le entregaron diez mujeres indias, entre las que se encon-traba Malinali, como fue el nombre original de La Malinche,que castellanizada fue doña Marina. Dos meses después, Cortés desembarcó en el Puerto de SanJuan de Ulúa, Veracruz, con los planes bien definidos para darinicio al motivo de su viaje:
  • 195. HACIA EL PACÍFICO 199 La conquista. El primer paso fue fundar La Villa Rica de la Vera Cruz e hizo gala de su natural astucia, pues ordenó a las autorida- des por él mismo nombradas, que le extendieran poderes para ini- ciar las acciones, con lo que marcaba plena rebeldía contra el gobernador de Cuba, Diego Velázquez, que era la real autoridad. De inmediato se presentaron ante él enviados de Mocte-zuma, llevaban ricos regalos de oro, él correspondió con objetosmodestos europeos y para impresionar a los visitantes hizo dis-parar los cañones de los barcos y así imponer temor y reflejar elpoder que ostentaban. Los nativos nobles, transmitieron un recado de Moctezuma,invitando a los extranjeros a retirarse y no pretender avanzarhacia la Gran Tenochtitlán, lo que motivó más el interés del con-quistador, que de inmediato intuyó que había riquezas abun-dantes y su fin era claro, oro, todo el oro posible para enviarlo aEspaña y así ganarse la voluntad del rey y cimentar su estancia yactuar con libertad en las actividades de dominio. Llegaban caciques de otras tribus, muchas de las cuales eranenemigas de los aztecas por estar presas de un férreo dominio yobligados a pagar tributo y deseaban liberarse, veían en loshombres blancos y barbados, el regreso de Quetzalcóatl y nofaltó quien le informara a Cortés de la leyenda del retorno deaquel dios benigno. El dato sirvió a Hernán Cortés para ampliar sus planes, acer-carse a los inconformes y así incrementar su ejército, organizar alos indios para que iniciaran las batallas y luego entraría él, suscapitanes y sus soldados para rematar a los naturales aztecas ycon ellos exponer menos la integridad de sus paisanos. Una vez que Hernán Cortés consideró que todo estaba listo,partió rumbo a Tlaxcala en agosto de 1519, contaba con 500soldados y otro tanto en indios de diversas tribus decididos a
  • 196. 200 HERMENEGILDO GALEANAluchar contra el enemigo fuerte. Los aztecas, a través de espíasconocían todos los movimientos de los extranjeros. En este momento dio inicio la estrategia de las mentiras, ladiplomacia y la inteligencia de cada una de las partes, Cortésenvió emisarios totonacas para que se encargaran de la labor deacercamiento entre los españoles y los tlaxcaltecas, pues el iberoya sabía que este pueblo estaba sojuzgado por los aztecas y era elmás férreo opositor de Moctezuma, tenían muchos años bata-llando para evitar el ser sometidos como estaban la mayor partede las demás tribus. Los tlaxcaltecas por su parte, jugaron el papel doble de acep-tar en apariencia la presencia de los europeos, abrían su amistadhacia ellos, pero aconsejaban a otros aliados atacarlos y fingíandesconocimiento de las acciones guerreras en su contra y mos-traban aparente molestia por el desacato de sus compañeros. Así pasaron varios días, Hernán Cortés estaba desesperado,no esperaba tanta resistencia y escribía en sus momentos de cal-ma, cartas al emperador Carlos V: Peleamos a todas las horas, los naturales son demasiados, mata- mos a muchos de ellos y de inmediato se llena el espacio de los muertos por otros, mientras unos pelean, otros descansan y noso- tros ni siquiera podemos dormir. Por fin, el ejército español pudo tomar Ocotelco, se habíaimpuesto la mejor técnica, la ventaja de las balas de los arca-buces, la presencia de los caballos con sus diestros jinetes y latáctica militar superior de los europeos, inclinaban la balanza.Era el 22 de septiembre de 1519. La prueba de que cada movimiento de Hernán Cortés estabaperfectamente vigilado y que él ya lo había intuido desde losprimeros días de su llegada, es que una vez consumada la domi-
  • 197. HACIA EL PACÍFICO 201nación de los tlaxcaltecas, se presentaron enviados de Mocte-zuma con ricos presentes de parte de su señor e insistieron enque desistiera de continuar hacia la capital del imperio y hasta leofrecieron un gran tributo anual a cambio de que se olvidara desu cometido, pero esto despertaba más la ambición del conquis-tador y exigió ser llevado ante Moctezuma. Acto seguido, Hernán Cortés se mostró altivo e impositivo ydemandó ser llevado a Cholula, en su mente ya había un terri-ble plan, fue obedecido y antes de entrar a la población, ordenóque el contingente tlaxcalteca se quedara en las afueras de la ciu-dad, pues éstos eran enemigos de los cholultecas, él entró con suejército español. Ante los nobles de Cholula, Cortés reclamó airado la falta dedisposición hacia los visitantes, es decir ellos y sin mediar más,dio instrucciones a los arcabuceros que dispararan contra la po-blación y comenzaran a saquear la ciudad al mismo tiempo queordenaba la entrada de los tlaxcaltecas y entre todos llevaronacabo una verdadera masacre. Esta acción perseguía el envío de un mensaje negro paraMoctezuma, infundir temor ante él y los demás caciques de losdiferentes pueblos para predisponerlos a la sumisión española,el plan incluía la crueldad del genocidio y el triunfo representa-ba títulos, poder y riquezas para el conquistador y para lograrlo,no reparaba en el pudor, ni en los sentimientos, ni en la moral. Después de este acto siniestro, ordenó proseguir hacia la ca-pital, los enviados de Moctezuma, le indicaron el camino co-mún, pero él, desconfiado, ordenó otro más accidentado, huboque atravesar los volcanes, Popocatépetl e Ixtacíhuatl y llegaronal valle por Iztapalapa. Y Bernal Díaz del Castillo escribía:
  • 198. 202 HERMENEGILDO GALEANA El hermoso volcán, lanzaba grandes escupidas de lumbre, se escu- chaban amenazantes las explosiones como si estuviera enojado por nuestra presencia, —al referirse al Popocatépetl, que desde entonces lanzaba el grito de la tierra. Díaz del Castillo, también describe el panorama que teníaante su vista desde aquella cumbre y comparaba a la Gran Te-nochtitlán, por su belleza y tamaño, con la capital inglesa, Lon-dres, sin hacer a un lado la majestuosidad de sus edificios. Ya en Iztapalapa, Cortés y sus huestes fueron recibidos por elemperador Moctezuma quien lamentó los hechos en Cholula yjustificó la sangrienta acción de los españoles contra los indiosque motivó la crueldad de aquellos, comentario que más bienera un reclamo matizado con palabras que en el fondo conte-nían un gran rencor y miedo. Los españoles de rango fueron alojados en un amplio com-partimento, fueron objeto de fastuosos regalos en oro, mantas ycomida abundante, pero Hernán Cortés, siempre desconfiado,temeroso de ser atacado, dispuso que llamaran al emperador ylo mantuvo en su misma habitación para contener cualquieracción bélica en su contra. Más tarde, Cortés recibió a los exploradores que se habíanadelantado en la busca de lugares donde se extrajera el oro y lasnoticias fueron halagüeñas, en Oaxaca había ricos yacimientosy desde Azcapotzalco, le informaron que distante había unpuerto ideal para las embarcaciones y de esto último, le dabacuenta Gonzalo de Umbría, un italiano que visitó lo que hoyes la ciudad de Taxco y el puerto de Zacatula, en el estado deGuerrero. Entre los nobles mexicas, había coraje, estaban a disgusto porla retención del soberano Moctezuma, les cansaba la exigenciade Cortés, de que se formalizara el reconocimiento de los mexi-
  • 199. HACIA EL PACÍFICO 203canos al vasallaje español y la ira llegó cuando el hispano ordenóderribar los ídolos sacros del Templo Mayor. Hernán Cortés, salió apresurado de la Gran Tenochtitlán, sefue con 300 soldados a atacar a Pánfilo de Nárvaez, que habíasido enviado por el gobernador de Cuba, Diego Velázquez paraapresarlo por desacato a su autoridad, pero éste, con los obse-quios que había enviado a Carlos V, ya le llevaba ventaja e hizootra vez gala de su astucia y rebeldía, pues se fue a Cempoaladonde acampaban quienes deberían enjaularlo y transportarlo ala isla del Caribe e implementó un plan de falsa diplomacia,ofreció parte del oro obtenido a los soldados del otro bando ycuando todos dormían, atacó con tal fuerza que él fue quiendetuvo al oficial enviado y con ello desplazó definitivamente asu adversario de toda autoridad en lo que más tarde sería la Nue-va España. Mientras esto ocurría no muy lejos de la Gran Tenochtitlán,en esta ciudad los sacerdotes y el pueblo festejaban como cadaaño, el homenaje al dios Huixilopochtli en la Plaza Mayor, fuecuando Pedro de Alvarado, que se significaba por sus instintosde genocida, atacó a los indios sin piedad y miles de ellos fueronacuchillados por los españoles sin motivo, bajo el pretexto deque su celebración pagana era contraria al cristianismo. Ante estos acontecimientos, Cortés comprendió que deberíaactuar de inmediato, así que ante la muchedumbre azteca, forzóa Moctezuma a salir del edificio donde lo tenía prisionero y loobligó a calmar a sus súbditos, pero el pueblo enardecido res-pondió con una lluvia de piedras, no soportó la actitud obliga-damente cobarde de su soberano y le propinó varias heridas, lahistoria apunta que días después, murió a consecuencia de laslesiones, pero también hay quienes tras analizar al español, con-quistador de México, éste y otros de sus cercanos, acuchillaronal noble indio una vez que se dieron cuenta que ya no les serviría.
  • 200. 204 HERMENEGILDO GALEANA Los indios ya tenían un nuevo guía, Cuitláhuac, joven noblede valentía singular, que peleaba con fiereza y apasionada entre-ga, parecía que los españoles serían desbastados, Cortés huyópor la calzada de Tacuba y fue perseguido, los mexicanos mata-ron a cerca de mil hombres, entre españoles e indios aliados, erael 30 de junio de 1521, cuando el arrogante conquistador llorócomo un niño bajo el peso de las sombras y las nutridas ramasdel ahuehuete legendario, el “Árbol de la noche triste”. Cuitláhuac era vencido por la viruela traída desde Españapor un mulato que formaba parte de las huestes de la penínsulaeuropea, entonces surgió Cuauhtémoc, primo del recién falleci-do emperador, era reconocido por su infinito valor, por su tem-prana madurez y patriotismo y por su determinación. Cuauhtémoc se parapetaba en el pueblo de Tlatelolco y des-de ahí, atacaba con ferocidad a los españoles y después se retira-ba, era una táctica que le daba resultados, los iberos ya sentían laderrota cerca. Ante esta penosa situación, Hernán Cortés se dirigió a Tlax-cala, donde se atrincheró y no se conoce la razón del porqué nofue perseguido en ese lugar, dado lo diezmado de sus filas y quede haberse llevado a cabo, seguramente la derrota hubiera sidoinminente. Cortés y sus soldados se repusieron, planeó las acciones quele permitirían más tarde dominar a los aztecas, por ello, poco apoco fue concertando con los pueblos circunvecinos de la ca-pital azteca y así, se fueron cayendo en su poder Iztapalapa,Chalco, Xaltocán, Azcapotzalco, Tacuba, Xochimilco, Cuer-navaca, Coyooacán y otros que en aquellos entonces eran pode-rosos núcleos que estaban dominados imperio que representabaCuauhtémoc. La estrategia fue clara, rodear la Gran Tenochtitlán y atacarlapor todos lados, como fue.Consuelo el 2o. párr. de abajo hacia arriba lo podemos ajustar.
  • 201. HACIA EL PACÍFICO 205 Pero antes, Hernán Cortés, ordenó la construcción de cincobarcos que navegarían por las aguas del Vaso de Texcoco y porlos canales que desembocaba en la gran ciudad, el navío princi-pal, fue piloteado por Esteban Cabrillo, los capitanes, Pedro deAlvarado, Cristóbal de Olid, Gonzalo Sandoval y Francisco deMontejo, tendrían bajo sus mandos contingentes en los cuatropuntos cardinales para desarrollar lo que ahora en las tácticasmilitares se denomina: “operación martillo”, que consiste en avan-zar los batallones en varias filas y paso a paso ir cerrando el cerco. Se impuso un sitio a la Gran Tenochtitlán, Cuauhtémoc, diouna muestra de su origen noble. Defendió con pundonor y apa-sionado heroísmo la plaza, los mexicanos lucharon sin descan-so, era una entrega impresionante de los guerreros aztecas, noles importaba morir con tal de hacer daño al enemigo. Los días se iban sin definir al ganador, pero ahora la situaciónestaba revertida, los menos eran los aztecas, los más, los españo-les por la gran cantidad de aliados. Comenzó a escasear el agua, la comida y aparecieron las enfer-medades en la legión de Cuauhtémoc, que se negaba a rendirsey rechazaba violento a los enviados de Cortés que le proponíanla paz condicionada. Los males avanzaban y hacían estragos en las filas de los de-fensores, llegó el momento en que el soberano Cuauhtémoc,tenía que buscar la salida, sus consejeros así lo determinaron ycuando navegaba en una pequeña canoa bajo la oscuridad de lanoche fue aprendido por los soldados y tlaxcaltecas que estabanen un bergantín, lo reconoció uno de los enemigos indios y lollevaron ante Cortés junto con otros nobles que eran los señoresde Tacuba y Texcoco y otros más que lo acompañaban. Era el13 de agosto de 1521. De inmediato el español le exigió a Cuauhtémoc, le dijeradonde estaba el tesoro, pues Cortés creía que un imperio que
  • 202. 206 HERMENEGILDO GALEANAcobraba tantos tributos, debería de tener escondida inmensascantidades de oro. Cuauhtémoc se mantuvo serio, su semblante era como de es-tatua, sólo deseaba la muerte que su nobleza le exigía, estabafrustrado, antes pidió al conquistador que le enterrara su propiocuchillo, pero el hispano lo necesitaba vivo para arrancarle el se-creto del supuesto tesoro. Cortés insistía y al pasar las horas y no poder obtener la in-formación deseada, vino aquella escena dantesca que la historianos ha mostrado, prendieron fuego a los pies de los dos indiosnobles y se dio lugar a un intenso y prologando martirio que nologró arrancar una sola palabra al joven emperador. La derrota estaba manifiesta, había terminado la batalla, ha-bía caído el orgulloso imperio mexicano y según lo escrito porel propio Hernán Cortés, en el campo de guerra habían queda-do regados e inertes, más de cien mil cuerpos, de los cuales, 67mil por diversas heridas en combate y unos 50 mil de hambre,la mayor parte de ellos, indios. El mismo Hernán Cortés, que era un hombre recio acos-tumbrado a ver la cara de la muerte, a producirla a sangre fría ya sentir incluso su mano helada sobre sus hombros, estaba im-presionado del valor de los nobles mexicanos que resistían estoi-cos el tremendo castigo que se les imponía para que hablaran,por ello, consideró prudente suspender la tortura para evitar quemurieran, los dejaría recuperarse y volvería a la carga después. Reunió a sus allegados, los felicitó por la larga carrera de tresaños en pos de la victoria, prometió a todos utilidades abun-dantes, pero primero habría que organizar la población y deci-dió que Tenochtitlán, sería la capital del Nuevo Reino quellevaría por nombre la Nueva España y se separaba para escribiral emperador Carlos V, los pormenores del triunfo y de la nuevacolonia que sumaría a su corona.
  • 203. HACIA EL PACÍFICO 207 Más tarde, haría el reparto de las tierras y Azcapotzalco, se leotorgó a Francisco de Montejo, quien además de ambicioso eraun hombre muy activo y recorrió sus dominios, se asegura quellegó hasta el mar en busca de los tesoros que pudiera encontrar. En 1550, el rey ordenó que la encomienda pasara a la Coro-na. Al morir Montejo en 1553, antes de que la cédula real fueraejecutada, la encomienda pasa a su hija Catalina y a su esposoAlonso Maldonado.10Rumbo a la conquista de YucatánRecordemos el episodio en la tierra del faisán: Francisco deMontejo fue el encargado por orden real de realizar la conquistaen esta tierra, Hernán Cortés ya iniciaba la colonización de laNueva España y sólo faltaban los indios mayas por dominar,misión que se inició en 1526. A Francisco de Montejo lo acompañaban su hijo y su sobri-no, ambos con el mismo nombre y apellido que él, por lo queeran conocidos como “El Mozo” y” El Sobrino” para diferen-ciarlos. Montejo el grande fue nombrado Adelantado y se le con-cedió el permiso para conquistar Yucatán y un año después yaestaba en Cozumel y se adentraba donde estaban los bravosguerreros de las poblaciones de Ekab y Chikemchel y despuésde ardua batalla, victoriosos los hispanos, se funda en Chel Há,Salamanca de Chel Há. Acto seguido, los conquistadores se dirigieron hacia los pue-blos de Polé, Belma, Conil, Cahí, Coch há, Zishá y Chichen 10 Gibson, Los aztecas..., 1967, p. 420 y 421.
  • 204. 208 HERMENEGILDO GALEANAItzá, donde también se libraron tremendos enfrentamientoscon los indios que vendieron cara su derrota. Desde las primeras incursiones habían parecido GonzaloGuerrero y Jerónimo de Aguilar, quienes antes habían viajadocon Pedro Valdivia a Panamá en 1511 y al hundirse el barcodonde viajaban cuando se dirigían a Santo Domingo y salvaronla vida a nado, cayeron en territorio maya, fueron apresados y seles perdonó la vida. Gonzalo Guerrero pronto se adaptó a las nuevas condicio-nes, incluso se casó con la hija de uno de los caciques, tuvo des-cendencia y ello le dio buena posición entre los indios, encambio Jerónimo de Aguilar, que era religioso, se mantuvo encalidad de esclavo y en 1519, se unió a Hernán Cortés al que lesirvió durante mucho tiempo en calidad de intérprete. Por el contrario, Gonzalo Guerrero peleaba del lado de losmayas contra sus paisanos, andaba pintarrajeado al estilo indioy dirigía las acciones, su experiencia adquirida en los entrena-mientos al lado de los soldados hispanos, la transmitió a la tribua la que ya pertenecía y por ello, dieron mucha guerra a los con-quistadores. Gonzalo Guerrero también fue invitado a regresar a las filasespañolas y cuenta Bernal Díaz del Castillo, luego de describirsu apariencia: plumas en el pelo, pintura en la cara y tatuajes, que fue tajante: Aquí soy jefe, tengo una esposa e hijos; con ustedes seré uno más... La resistencia de los indios fue ejemplar, se admiraban los es-pañoles del coraje demostrado, caían unos y entraban otros alcombate, la oposición era férrea y constante, lo que obligó aMontejo a buscar un receso, pues sus hombres empezaban a fla-quear, el clima y las incomodidades pesaban sobre ellos.
  • 205. HACIA EL PACÍFICO 209 Tuvo que esperar hasta 1529, para organizar la segunda in-cursión, ahora se dirigió hacia Yucatán directamente, Montejocontaba con su hijo y su sobrino, que respondían con responsa-bilidad en la conquista de esa parte de la Nueva España. La determinación de los mayas se puso de manifiesto nueva-mente, semejaban avispas en el ataque, eran incansables y hastahubo momentos en que parecía se impondrían, pero las balasde los arcabuces y su estruendo los asustaban, además, los solda-dos de a caballo abrían surcos en las filas de los nativos que seatemorizaban con la presencia de los equinos. Ante el ímpetu de los mayas, Montejo organizó cuatro gru-pos de soldados, de uno estaba al frente él mismo, uno más acargo de “El Mozo”, otro a cargo de “El Sobrino” y el cuarto es-taba organizado por otro de los oficiales. “El Adelantado”, Francisco de Montejo, ya estaba desespera-do, los años se iban y los mayas no se entregaban ni muchomenos desistían en la batalla, cuando eran vencidos, buscabanla manera de recuperarse y volvían a la carga, incluso, sorpre-sivamente atacaban de nueva cuenta y parecía que los españolesno podrían con este pueblo. Después de dos intentos de establecer el dominio, uno en1526 y otro en 1531 y aunque se habían fundado varias ciuda-des, no podían iniciarse las actividades de colonización, los ma-yas no presentaban respetos y se mantenían en guerra.Pedro Galiano, de Colombia a YucatánBien, ahora vayamos a la ciudad de Vélez, Colombia, donde es-taba Pedro Galiano, que observaba los logros de su hermanoMartín, quien ya era un reconocido conquistador y tenía en supoder inmensas extensiones de terrenos, varios pueblos bajo su
  • 206. 210 HERMENEGILDO GALEANAdominio y levantaba un inmenso capital, consideraba que yaera tiempo de hacer lo propio y no bajo la sombra de su consan-guíneo. Isabella ya se había casado con un capitán español y estabaestablecida ahí mismo, en Vélez. Pedro por su parte, ya contaba con un capital importante,guardaba esmeraldas, oro y perlas, además de una enorme ex-tensión en Vélez, en la cual contaba con poblados habitados encalidad de encomienda. Planeó vender a su hermano la propiedad y emigrar a Méxi-co, pues ya tenía información de la gran cantidad de oro quehabía en la Nueva España, así como de los bancos de perlas enla zona de Campeche, en el Darién (Panamá) y en Huatulco,Oaxaca. Las perlas tenían un enorme mercado en Europa y su precioera comparado con el del oro, por lo que Galiano se interesabamucho en su explotación. Investigadores antiguos y modernos indican que PedroGaliano salió de Venezuela hacia la Nueva España y por desgra-cia no detallan el recorrido dado que este personaje no tenía lafama necesaria para tomarlo en cuenta, en Colombia, acaparabanla atención los hermanos Jiménez de Quezada, Martín Galianoy otros que participaban en calidad de jefes en los diferentesgrupos de soldados encargados de conquistar el territorio. Pero hurgando en la historia y al buscar los pasos lógicosque debió seguir, si partimos de la información que provenía deVenezuela, y dado que en aquellos tiempos era común el trán-sito marítimo en el Caribe, dimos con un documento en el cualaparece Pedro Galiano, como parte del contingente que con-quistó Yucatán en el tercer intento, con Francisco de Montejoa la cabeza, el cual presentamos al lector a manera de confir-mación.
  • 207. HACIA EL PACÍFICO 211La genealogía de México11Estos hombres sirvieron con el conquistador Francisco de Mon-tejo, en la conquista de Yucatán. La conquista del Yucatán duró oficialmente de 1526 a 1546.Los conquistadores resintieron la resistencia amarga del pue-blo maya. Mientras la mayoría las zonas de México ya estaban domina-das, la de Yucatán se conquistó al último, pues los nativos de losdiferentes reinos mayas como Tayasal, que se localizaba en unaisla, así como los que se encontraban en el lago Petén, conocidocomo Itzá, los cuales guardaron su independencia hasta el añode 1697. Montejo que fue ayudado en la conquista por su hijo y su so-brino, invitó a Gonzalo Guerrero, se les uniera en la encomien-da pero la oferta fue rechazada. Gonzalo Guerrero, que había vivido el ambiente de los ma-yas desde su naufragio en 1511, se negó a regresar con sus paisa-nos hispanos y llevó un contingente de las tropas indias aHonduras en canoas para ayudar a los indios de esa parte cen-troamericana. Después del encuentro con las tropas de Pedro de Alvarado,los españoles se sorprendieron al observar su cuerpo pintado yvestido por completo al estilo de los indios en el campo de guerra. El viejo documento, presenta una relación de soldados, quesuman más de cien, que participaron en la conquista de Yucatány entre ellos, está Pedro Galiano en calidad de modesto oficial.12 11 El maya misterioso por George E. Stuart. 12 Sumaria Relación de las Cosas del la Nueva España por BaltasarDorantes de Carranza.
  • 208. 212 HERMENEGILDO GALEANA De acuerdo con la información obtenida de los Archivos deSevilla, España, donde se encontraba la casa de ordenanza, queregistraba las salidas y llegadas de los barcos hispanos, se locali-zó la lista de los soldados que participaron en apoyo de Francis-co de Montejo, empresa que se inició en 1526 y fue concluidaen 1546.La lista de hombres que conquistaron Yucatán con Montejo 13Aguilar, García de Aguilar, Bracamonte, Fernando deAguilar, Hernando de Bracamonte, Francisco deAiceo, Juan de Briseño, DiegoAlonso, Francisco de Burgos, Sebastián deÁlvarez, Pedro Rodrigo Caballero, JuanÁlvarez de Castaneda, Pedro Camina, Rodrigo Rodrigo Campo, Gerónimo deArévalo, Alonso de (el regidor) Cano, JuanArriola, Pablo de Cárdenas, Juan deArriola, Pablos de Castillo, Gómez deAyala, Diego de Castillo, PedroAyala, Marcos de Castro, Hernando deAzamar, Juan de Báez, Chavarría, Pedro deAlonso Barajas, Juan de Cisneros, Rodrigo Bohorques, Contreras, Juan deAlonso Bote, Juan Correa, Alonso Costilla, Pedro, 13 La lista de los soldados es mucho mayor, pero consideramos ociosopara el lector anotarla completa, debido a que lo importante es demostrarque en efecto, Pedro Galiano, aparece en la misma, además, en las otras lis-tas de llegadas no aparece ningún otro Galiano. Se buscó hasta 1760, to-mando en cuenta que el héroe Hermenegilo Galeana, nació en 1762, segúnla historia que conocemos.
  • 209. HACIA EL PACÍFICO 213Cruz, Juan de la Benavides, AndrésCuenca, Juan de (el escribano) Guerrero, Gonzalo (el regidor)Díaz, Giraldo Gutiérrez Picón,Díaz, Luis (el regidor) Hernández, Juan Jorge,Díaz, Pedro Hernández, MiguelDíaz de Moncibar, Pedro Hernández, Pedro (el regidor) Hernández Calvillo, Francisco,Díaz Poveda, Pedro Hurtado, FranciscoDoncel, Juan, Íñiguez, Martín deDovalle, Damián Íñiguez de Castañeda, EstebanDurán, Pedro Enamorado, Juan, Iriza, Martín deEscalona, Juan de Juan, MaeseEsteban, Micer Farfán, López Zarco, Alonso,Fernández, Pedro Juan López, FranciscoFranco, Pedro López, JuanGaliano, Pedro, López de Mena, JuanGallardo, Alonso López de Recalde,Gallego, Jácome Juan Lubones, Francisco deGallegos, Baltasar de Lugones, Francisco (el regidor) (el mayordomo) Lugones, Pedro deGarcía, Pedro Magaña, Juan deGarrucho, Martín Maldonado, LicenciadoGenovés, Esteban, Manríquez, FranciscoGibraltar, Nicolás de Martín, Alonso deGómez de Sotomayor, Juan Medina, EstebanGonzález, Alonso, Medina, Diego deGonzález, Baltasar Méndez, Bélez deGonzález, Baltasar (el portero Mendoza, Gonzalo del cabildo) Molina, Pedro de (el procurador)González, Blas (el regidor) Molina, Alonso deGonzález, Blas (el otro) Montejo, Francisco de (elGonzález, Gaspar González de capitán, alcalde de justicia)
  • 210. 214 HERMENEGILDO GALEANAMorales, Pedro Rosado, AlonsoMuñoz, Juan Rubio, Miguel,Muñoz Baquiano, Hernando, Ruiz, AntónMuñoz Zapata, Hernando Ruiz Darce, Marcos deNúñez, Rodrigo Salazar, MartínNieto, Juan, Salinas, Juan deOjeda, Alonso de Sánchez, DiegoOliveros, Juan de Sánchez, Francisco,Ortiz, Juan Sánchez, ToribioOrtiz, Medio (galope) Sánchez de Castilla, HernandoOrtiz de Guzmán, Juan Santiesteban Serrano, EstebanOsorio, Álvaro, Sosa, Juan dePacheco, Alonso Tablada, Miguel dePacheco, Andrés Tamayo, FranciscoPacheco, Gaspar, Torre, Juan de la (el regidor)Pacheco, Melchor Urrutia, Juan dePacheco, Melchor (el viejo del Valdivieso, Diego de él) Valencia, Pedro dePalacios, Juan, Valencia, Pedro dePalma, Francisco de Vargas, García deParedes, Lucas Vela, JuanParrado, Alonso, Velasco, Martín dePorras, Juan de Villagómez, Bernardino de (elPortillo, Juan de alcalde)Priego, Juan Villanueva, Alonso de (elQuiroz, Francisco regidor)Recio, Martín Villarreal, Diego deRey, Juan de Vizcaíno, JuanReynoso, Alonso de Yelves, AndrésRodríguez, Juan Zetina, Beltrán deRojo, Bartolomé, Zieza, Francisco de (el alcalde)Ronquillo, Francisco Zurujano, Pedro,
  • 211. HACIA EL PACÍFICO 215 Con esta evidencia, podemos relatar lo que ocurrió en esa úl-tima batalla contra los mayas, considerada la definitiva para quelos españoles conquistaran ese territorio que comprendió lo quehoy es Yucatán, Campeche y Belice; además, la actual QuintanaRoo, Chiapas, Tabasco y parte de Centroamérica. Francisco de Montejo “El Mozo”, se posesionó en Campe-che, organizó su equipo de soldados entre los que se encontrabaPedro Galiano, se ignora cómo y cuando fue la contratación deeste último para formar parte de sus filas. Se conoce que Pedro Galiano sorprendió a su jefe y compa-ñeros, porque se hacía acompañar de un guerrero mulato quetenía por nombre Leonor y de acuerdo con la costumbre deaquellos tiempos, tenía el apellido de su patrón o amo, Galiano. La pareja Galiano era invencible, se dice que peleaba espaldacon espalda para autoprotegerse, eran diestros en el manejo dela espada y todos los indios que se les enfrentaban caían abati-dos por el filo de sus armas. Los enfrentamientos eran constantes, los españoles no teníanreposo, los indios mayas asombraban por su constancia, encualquier momento se presentaban dispuestos a acabar con losiberos, pero por lo general eran vencidos, en esta tercera in-tención de dominio, el grupo extranjero triunfaba en cada con-tienda y así poco a poco se fue estableciendo el dominio queterminó por asentarse. De esta manera, por segunda vez y de manera definitiva, sefundó la ciudad de Campeche, tarea en la que Pedro Galianoparticipó en el trazo de las calles y en la realización de planosque permitirían la edificación de edificios que conformarían elnúcleo urbano, asimismo se inició el resplandor de la misma,pues se convirtió en el punto más importante del mar Caribe,de tal manera que en un futuro cercano, hasta se construye-ron barcos de todos los calados para transitar por ese espaciomarítimo.Consuelo, ganar la última línea, por fa.
  • 212. 216 HERMENEGILDO GALEANA Jefes y soldados recibieron extensiones de terrenos en pago asu trabajo por la guerra, Leonor Galiano, obtuvo su libertadcomo se acostumbraba en el caso de los esclavos que luchaban,pero además, “El Mozo” le pagó igual que a los otros guerrerosde origen ibero por su valor y resultados en las batallas. Es claro que Pedro Galiano, también recibió su parte en oro ytierras y en ese año, 1546, contaba con 35 años de edad, ya eraun hombre acaudalado, pues el capital con que contaba traídodesde Colombia, al que se le sumaba lo obtenido en Campeche,lo colocaban en un verdadero potentado. Las tierras de Yucatán y Campeche, ofrecían un panoramadistinto al del resto de la Nueva España, en éstas, no había orocomo esperaban los europeos, tampoco piedras preciosas y elbanco de perlas estaba agotado, por lo que surgió la ganadería ylos cultivos, situación por la que Pedro Galiano pensó en aban-donar el lugar, toda vez que su preferencia estaba en el cultivode las perlas. Precisamente, se conoce que fue Francisco de Montejo pa-dre, quien le comentó a Pedro Galiano, la conveniencia de tras-ladarse a Zacatula, sabía que en el lugar se producían perlas demuy buena calidad, el clima era benigno y estaba muy cercade Acapulco, donde llegaba el galeón de Manila, con cuyos ocu-pantes se podían comercializar muchos productos desde orohasta semillas y perlas consecuentemente. Francisco de Montejo, había sido el dueño de Azcapotzalcoal principio de la conquista, extensión que recibió de parte deHernán Cortés en 1520 y en aquel entonces, este reino, abarca-ba hasta Tehuantepec por el lado de Oaxaca y Gonzalo de Um-bría, había conocido Zacatula con su rico banco de perlas,situación que comentó a Hernán Cortés y atestiguado por elmismo Montejo.
  • 213. HACIA EL PACÍFICO 217 Se sabe que Galiano hizo una gran amistad con Alonso deArévalo un soldado que participó en la conquista de Yucatán yCampeche, con quien se entendieron y se dice, planearon elviaje hacia Zacatula, con el fin de dedicarse al cultivo de las per-las y dada la importancia marítima que tenía el lugar. Más detalles de la travesía se desconocen, podría decirse quedebido a que estaba concluida la labor de los cronistas y la acti-vidad se centraba ahora en la colonización de todos los puntosdel nuevo territorio en poder de la Corona Española. BREVE HISTORIA DE ZACATULAHoy no existe, casuchas y un pequeño letrero indican su ubica-ción, de su glorioso pasado sólo se lee en las crónicas de los estu-diosos, pero fue un pueblo pujante en la era precortesiana, fueun puerto importante en la Colonia y ahí, estuvo el último Ga-leana que peleó al lado de Morelos y Hermenegildo, Pablo, quienfue informado por Vicente Guerrero que ya se había logrado laindependencia, de ahí, el interés de la modesta monografía delpoblado que tiene un lugar en la historia y el interés de estetrabajo. El pueblo zacateca respondía al llamado de los dioses, el diri-gente se llamó Zihuatlpopoca y recibió órdenes en sus sueños,éste llamó a Olintetl, le comunicó la orden celestial y así co-menzó el éxodo de los Zacatecos. Las tribus se dividieron, unos fundaron Zacatlán, en terrenosde lo que hoy es Puebla, en el trayecto, Olintetl, envejeció y so-brevino la inevitable muerte, fue quemado para purificar su es-píritu y después, otro grupo llegó a las tierras del actual Jalisco yde ahí se dirigieron por las costas del Pacífico hasta encontrar el
  • 214. 218 HERMENEGILDO GALEANAlugar ideal y fundaron Acatollán, un territorio bello, pletóricode perlas en la orilla del mar, después se llamaría Zacatula. El tiempo inexorable siguió su marcha, el poblado resintió elembate de las tribus poderosas, formó parte de las siete provin-cias del mexicas con sede en la Gran Tenochtitlán, fue domina-do por los Tarascos, los cuales primero fundaron Coyuca (deCatalán), que quedó como santuario y cuyos dominios se ex-tendieron hasta el Pacífico con sede en Zacatula, que abarcaba aIxtapa, Ziahuanejo, hasta Coyuca, hoy de Benítez. Después el aguerrido Ahuizotl, quien sucedió al pacifistaTizoc, inició su mandato diferente, conocido como “El Cruel”,dominó las costas de Guerrero, desde Acapulco a Zacatula y des-pués Oaxaca, Tabasco, Chiapas y Guatemala, donde hizo sentirel dominio mexica. En plena conquista, Hernán Cortés, envió a Gonzalo de Um-bría a buscar el Pacífico de la Nueva España, debería pasar porTlachco, que era un pequeño poblado comerciante de objetosde metal que se fabricaban en Tetelcingo, mudó el poblado a esepunto y nació Taxco, hoy de Alarcón, después llegaría a Zaca-tula, donde descubrió su rico yacimiento de perlas. Informó al jefe conquistador y a partir de entonces, Zacatulase convirtió en el primer puerto marítimo de la Colonia e infor-maron los nativos que mantenían contacto comercial con in-dios que provenían de Quito, Ecuador, desde miles de añosatrás. Posteriormente se establecieron en Zacatula los siguientes es-pañoles: Hernán Sánchez, quien después fue regresado a España por pro- blemas con su esposa Leonor Vivanco Antón Sánchez, quien llegó casado con dos hijos al lugar y esta- bleció su residencia.
  • 215. HACIA EL PACÍFICO 219 Pedro Ruiz Requena, quien no tuvo hijos y estuvo en el lugar has- ta su muerte en 1536. Pedro Ruiz de Guadalcanal, quien se estableció en Zacatula con su esposa y cinco hijos. Diego Ruiz quien se asentó en Zacatula con su mujer y cinco hijos. Francisco Rodríguez Margarito, quien en su matrimonio tuvo cuatro hijos, el mayor, Juan Rodríguez Enríquez Margarito, Francisco, Gaspar y Melchor y la hija se caso con Juan Olarte. Francisco Rodríguez, quien llegó con su esposa sin hijos. Antón Arévalo, quien peleó en Yucatán al lado de Francisco de Montejo y llegó al lugar hacia 1547, con Pedro Galiano.14 Desde 1531, Hernán Cortés, había determinado que Aca-pulco fuera el puerto comercial por excelencia de la Nueva Es-paña, Juan Rodríguez de Villafuerte junto con otros españolesllegó al lugar procedente de los que hoy es la Costa Chica en ca-lidad de encomendero para fundar el pueblo de Villafuerte hoyAcapulco y se concentraron las operaciones ahí para dejar Zaca-tula en un menor nivel. Los años se sucedieron uno a uno como es el devenir de laexistencia y en el año de 1821, cuando Pablo Galeana, favoreci-do por los habitantes de los pequeños pueblos de la montaña dela costa guerrerense, mantenía una guerrilla sostenida y perma-nente contra la corona de españa con el cometido de derrotar algeneral Armijo. 14 Se entiende que no hay registros de la estancia de Pedro Galiano comoasentado en Zacatula, debido a que de inmediato se dirigió a Baja Califor-nia en búsqueda de las perlas y que después regresó para adquirir propiedadesen solares de Ixtapa para iniciar las grandes extensiones que posteriormentemantuvo la familia en la persona de don Fermín Galeana.
  • 216. 220 HERMENEGILDO GALEANA Pablo había perdido a su hermano Luis en el sitio de Cuautlaen 1813, Juan Antonio su padre, informa la crónica, murió enAcapulco a causa de una indomable fiebre en el sitio del Puertoen el mismo 1813, su tío Hermenegildo, había muerto decapi-tado en Coyuca de Benítez, después de feroz contienda y en es-tratégica huida del numeroso enemigo, se golpeó la cabeza conla rama de un árbol; presentó valiente pelea en medio de dece-nas de realistas que lo remataron a quemarropa. Pablo estaba en Zacatula, desde ahí presentaba pelea indómi-ta, contaba con 40 años de edad y estaba dispuesto a morir en lacontienda. Fue ahí cuando recibió el recado de Vicente Guerrero que lecomunicaba que la independencia se había logrado ya. Pablo no creía tamaña noticia, juntó a sus hombres y se diri-gió a Michoacán, allá se encontró con Guerrero, se confirmó lanoticia y recibió propuestas de cargos civiles y militares y seasegura que dijo: “Ya no deseo nada, me voy como llegué” y se re-tiró a cultivar la tierra a la Hacienda de El Zanjón, hoy San Jeró-nimo de Juárez. Se conoce que Pedro Galiano, hizo un viaje a Baja Califor-nia, que pudo ser con Juan Garrido de acuerdo con la relaciónde viajes hacia aquellas tierras y a las fechas en que éstos se rea-lizaron.Otro Galiano en CentroaméricaEn la época de la Colonia hubo otro Galiano, se trata de un sa-cerdote que nos muestra esta investigación y su presencia enNicaragua, aparece en entre los años 1535 y 1540, por lo quenos permitimos presentar parte del documento que relata la
  • 217. HACIA EL PACÍFICO 221construcción de la catedral de la ciudad de León Viejo,15 funda-da por don Francisco Fernández de Córdoba. En el año de 1531, Francisco de Montejo, ya había sidonombrado Gobernador de Tabasco, Chiapas y Honduras, eneste entonces, perteneciente esta última a la Nueva España, aligual que Guatemala así como otras demarcaciones que actual-mente conforman Centroamérica. En esta etapa, Montejo “El Adelantado” dio inicio a la estra-tegia de mandar traer frailes predicadores para favorecer sus fi-nes y de esa manera, llegó fray Jocobo de la Tertera, quien alanalizar el territorio organizó las diócesis y envió a NicolásGaliano a Chiapas, donde de acuerdo con la información obte-nida en los archivos del gobierno local, hay rastros de la presen-cia del religioso hasta el año de 1543. II. La construcción de la iglesia mayor en león de Imabite II. La Construcción de la primera Iglesia Mayor de la Ciudad de León de Imabite (Para Pedrarias) o León de Nagarando (Para Oviedo), previo a su erección como Iglesia Catedral, fue una tarea que realizó el Capitán de la Conquista, Francisco Fer- nández de Córdoba, entre mediados de 1524 y mediados de 1526, año en que fue decapitado en la plaza mayor de León, por órdenes de Pedrarias Dávila, Gobernador del Darién y posteriormente de León. En abril de 1525, Pedrarias Dávila, se dirige a Su Magestad el Rey, refiriéndose al descubrimiento de Nicaragua por Fer- nández, y en esta correspondencia informa que “hizose el me- jor templo en ella que en estas partes se ha hecho” (Tomo I. Pág. 129, Colección Somoza, Alejandro Vega Bolaños). 15 La Catedral de León Viejo (Sus dos primeros edificios), ClementeGuido Martínez, copia textual del documento original.
  • 218. 222 HERMENEGILDO GALEANA Los vecinos de León reconocen que fue Francisco Fernándezde Córdoba el constructor de la primera Iglesia Mayor. Así loindican los testimonios de los Vecinos, que participaron en elinterrogatorio formulado por Francisco de Castañeda, ante elAlcalde Álvaro de Peñalba, a partir del 17 de Septiembre de1529, con el objetivo Castañeda de establecer los motivos de laenemistad de Pedrarias Dávila con él. V. La primera campana En cuanto a la campana, de la que referimos con anterioridad no tener la Iglesia Mayor, en 1529, conforme la carta de Pedrarias Dávila del 15 de Enero al Rey, encontramos que no fue sino hasta 1544 que se hace le hace su primer campana. Francisco Núñez, Mayordomo de Iglesia Mayor, recibió de los diezmos “trezientos e treinta pesos e seis tomines de buen oro de marca real”, “por una canpana que se hizo para la dicha yglesia”. Este dinero se pagó el 8 de abril de 1544. (Tomo XVI, Pág. 190, C.S., A. Vega Bolaños) Esta compra se realizó durante el obispado de Fray. Antonio de Valdivieso, y sería la misma que tañerían sus asesinos para convo- car al pueblo el 26 de Febrero de 1550, después de cometido el atroz asesinato. (Ver juicio de Panamá). La campana fue trasladada al nuevo asiento de León, conti-guo a Sutiava, donde suponemos está en uso al menos en algunabodega de la nueva Catedral Metropolitana de León. VI. Curas y sacristanes Lista de Curas y Sacristanes a los que se les pagó por prestar servicios en la Iglesia Catedral entre 1533 y 1543, según los dife- rentes informes y juicios de residencia al Tesorero Pedro de los Ríos y otros curas.
  • 219. HACIA EL PACÍFICO 223 1. Bartolomé de Segovia 2. Pedro Bravo 3. Gonzalo Fernández 4. Diego de Escobar 5. García Sánchez 6. Villavicencio 7. Diego de Agüero 8. Pedro García Pacheco 9. Francisco Guerra 10. Cristóbal Ortiz 11. Juan de Morales Sacristanes 1. Isidro de Alcocer 2. Cristóbal García 3. Nicolás Galiano16 4. Luis Manuel de Olvera 5. Juan López 6. Francisco Núñez (Mayordomo)Los evangelizadores de Chiapas y el Soconusco17 1.- El Primer contacto de la Iglesia con estas gentes fue por medio de Fray Juan Varillas (Religioso Mercedario), que vino con Luis Marín en 1524. 16 Un documento obtenido en los archivos del Gobierno de Chiapas,nos revela la presencia del mismo clérigo Nicolás Galiano en una parroquiade ese estado que en aquel entonces pertenecía a la región de Guatemala. 17 Se respeta la ortografía.
  • 220. 224 HERMENEGILDO GALEANA 2.- Con Diego de Mazariegos (conquistador y fundador de Vi- lla Real de San Cristóbal) vinieron dos sacerdotes seculares: Pedro González y Pedro Castellanos, de los cuales, a Pedro González le tocó ser el primer párroco de la Ciudad Real, hoy San Cristóbal de Las Casas. 3.- El segundo párroco de la ciudad fue el Padre Pedro Castella- nos, cuyo nombramiento, dado en Santiago, Guatemala, por Pe- dro Alvarado, en nombre de Su Majestad, lleva la fecha de 2 de julio de 1532. 4.- Al Padre Castellanos sucedió Juan Rebollo, quien 1535 fue nombrado párroco por Fray Julián Garcés, Obispo de Tlaxcala, a petición de los habitantes del lugar. 5.- Dos años después, el Obispo de Guatemala, D. Francisco Marroquín, a cuya jurisdicción la provincia había sido agregada el año anterior, trajo a dos religiosos mercedarios: Fray Pedro Ba- rrientos y Fray Pedro Benítez de Lugo, los cuales no tuvieron pa- rroquia. 6.- En 1545 llegan los dominicos. El superior Fray Alonso de Victoria, se autonombra Párroco sin título canónico. 7.- En 1539, el 19 de Marzo, S.S Paulo III crea la diócesis de Chiapas y, su Primer Obispo Fray Juan de Arteaga, hace la erec- ción canónica desde Sevilla, el 23 de Abril de 1545 y nombra a los primeros canónigos: Santiago Gómez Mestrescuela (quien fungió como notario en el acto de erección), Gil Quintana y Juan Perera. El obispo muere en el camino, antes de llegar a su Diócesis; los canónigos se encargan de la Catedral. 8.- En 1541 Mestrescuela era muerto y le sucedía en el cargo de Quintana; quien entonces atendía la parroquia era el clérigo Ni- colás Galiano. 9.- El 19 de Diciembre de 1543 es elegido Fray Bartolomé de las Casas, que es el inmediato sucesor del Sr. Arteaga. Fue quien trajo a 45 religiosos dominicos, de los cuales 9 perecieron en un
  • 221. HACIA EL PACÍFICO 225naufragio, 4 quedaron en la Española y 2 en Borinquen (PuertoRico). Los 22 frailes que llegaron a Ciudad Real se llamaban: Fr. Tomás Casillas Fr. Domingo de Ara Fr. Tomás de S. Juan Fr. Jerónimo de S. Vicente Fr. Vicente Núñez Fr. Juan Guerrero Fr. Cristóbal Pardavé Fr. Jorge de León Fr. Pedro de la Cruz Fr. Diego Hernández Fr. Diego Calderón Fr. Pedro Mártir Fr.Jordán de Piamonte Fr. Luis de Cuenca Fr. Tomás de la Torre Fr. Vicente Ferrer Fr. Alonso de Villalba Fr. Francisco de Quezada Fr. Francisco Piña Fr. Alonso de Noreña Fr. Juan Guerrero Fr. Juan Díaz 10.- A los religiosos restantes, se les unió Fray Domingo de Me-dinilla, dominico, que ya estaba en Chiapas, por tener familia aquí. 11.- Del grupo de dominicos que vinieron con Fray Bartoloméde las Casas, fueron enviados al Soconusco los R.R.P.Cuenca, Ca-brera, Guerrero, Quezada y Hernández y el Lego Díaz.(Esta re-gión administrada por Guatemala). Todos enfermaron seriamente
  • 222. 226 HERMENEGILDO GALEANA y el R.P.Cuenca falleció al poco tiempo. Por disposición superior y por tal motivo, los restantes pasaron a Quetzaltenango. 12.- Con los demás, se fundaron: El Convento de Ciudad Real en 1546; lo mismo que el de Copanaguastla; el de Tecpatán en 1554; el de Comitán en 1560. Todos los frailes conocían la lengua del lugar. Así comenzó la evangelización. 13.- Además de los conventos dominicos y el mercedario, que ya existía, de 1537, en 1577 tuvimos también un convento fran- ciscano. Los primeros franciscanos fueron Fray Juan de los Reyes y un compañero. 14.- Como las doctrinas y parroquias estuvieron casi todas en manos de religiosos, fue común en los pueblos llamar conventos a la casa parroquial, hasta principios del siglo actual. 15.- En 1551 sucede en el cargo de Pastor a Fray Bartolomé de las Casas, Fray Tomás de Casillas. Siendo el Cuarto Obispo de Chiapas. 16.- En 1552, apenas nombrado Obispo y, tomada posesión de la Diócesis, se preocupó por los lacandones, a los que quiso visitar y convertirlos. Los indios no le recibieron; mataron a los emisarios que anunciaban la llegada del obispo. 17.- Fray Pedro de Laurencio, el famoso Fray Lorenzo de la Nada, también penetró en la Lacandonia y, estuvo a punto de ser muerto por los indios, pero logró convertir a un grupo de los que habitaban en Pochutla. Con ellos y otro Tzeltales fundó Ocosingo. 18.- Entre los apóstoles seglares de ese tiempo figuran: Rodrigo López. Vino de España con los religiosos y trabajó mucho en favor de ellos y de los indios, tanto aquí como en Verapaz. Se hizo cléri- go y canónigo de esta Iglesia y Provisor de Chiapas. El Señor Pes- quera, que sirvió también como guía e intérprete a los Frayles recién llegados. Un tercer español también de apellido Segovia, que fue víctima del naufragio, pero que salvó la vida.
  • 223. HACIA EL PACÍFICO 227 19.- Fray Antonio de Pamplona. 1554, que formó de varios pe- queños, los pueblos de jiquipilas y Tacuatzintepec; construyó el grandioso convento de Tecpatán y durante cincuenta años enseñó el cristianismo, letras y artes, especialmente Música. 20.- Fray Pedro Laurencio, vino en 1560; fue el santo evangeli- zador de la región nororiental. Además de Ocosingo, que fundó en Yaxvité, es también el fundador de Tumbalá en Cucuvits, de Yajalón en Ocot y, de Palenque. Murió en 1616. 21.- Así en el siglo XVI eran doctrinas con sacerdote residente, entre otros, Huehuetán, Soconusco, Mapastepec, Ayutla (hoy de Guatemala), desde 1580. Estas doctrinas se convirtieron en parro- quias a mitad del Siglo XVII. EL NEGOCIO DE LAS PERLASNo podemos soslayar la magnifica investigación realizada por elhistoriador Ramón Sierra López en su trabajo El héroe sin cabe-za, en la cual detalla pormenores hasta antes de su publicacióndesconocidos de la familia Galeana, en el que destaca el negociode la explotación de perlas por parte del primer miembro de lamisma que llegó a México. Nos hemos enterado que Pedro Galiano inició su fortuna enColombia con la obtención de perlas y esmeraldas en terrenosde lo que hoy es Venezuela, en su incursión a esas tierras al la-do de Hernán Pérez de Quezada, cuando fueron al encuentro deSebastián de Belalcázar, que recorría el territorio en la búsquedade El Dorado. Con este detalle se coincide con el libro de Sierra López, puesse lee que uno de los descendientes de los Galeana, afirma quealguno de sus ancestros se dedicó a la explotación de las perlasen Baja California y que posteriormente desde aquellas tierras
  • 224. 228 HERMENEGILDO GALEANAdel norte del país, se trasladó a la Costa Grande, donde se esta-bleció y de ahí sobrevino la estirpe de acaudalados terratenientes. De acuerdo con las fechas que se manejan, podemos esta-blecer que en efecto, Pedro Galiano pudo haber ido a BajaCalifornia atraído por la fama del inmenso banco de perlas queexistía en el Mar de Cortés, pero los datos que arroja nuestra in-vestigación indican que dicho banco de perlas estaba tan pro-fundo, que en la época de los españoles nadie pudo extraerlas,pues los buzos indígenas fueron incapaces de llegar hasta fondo,donde se encontraban. Otro dato importante es que las expediciones a Baja Califor-nia, de acuerdo con el detallado trabajo de Carlos López Urrutia,se iniciaron con Hernán Cortés, quien primero envió a FortúnJiménez a explorar esas tierras agrestes, resecas y casi sin vida, lascuales fueron consideradas una isla, además, el reporte abarcatoda una leyenda sobre la existencia de bellas mujeres guerrerasque la poblaban y en atención a una vieja obra literaria europease le puso el nombre de California. Lo cierto es que en 1533 el conquistador Hernán Cortés yasabía de la existencia de esas tierras y envió un contingente parapoblarla, pero ya para 1536, todos habían muerto de hambre. Se hace la cronología para llevar un curso lógico de los acon-tecimientos y de acuerdo con las fechas, el lector podrá deducirque en estos tiempos Pedro Galiano no estaba siquiera en el país,pues como nos enteramos líneas arriba, apareció en Yucatán en1546 y hay rastros claros de su estancia en tierras de Colombiaen el año de 1536. Fue en 1539 cuando Francisco de Ulloa incursionó en esastierras del Mar del Norte, salió de Acapulco con tres naves de lascuales una de ellas se hundió en el trayecto, llegó hasta la des-embocadura del río Colorado, dio la vuela hasta norte y com-Consuelo, aumentar una línea.
  • 225. HACIA EL PACÍFICO 229prendió que no era una isla sino una península pero pasaríancien años hasta darle crédito a esta apreciación. Posteriormente Juan Rodríguez Cabrillo, un soldado de todala barba, que llegó a las tierras del Nuevo Mundo, que acompa-ñó a Pánfilo de Narváez a la expedición a la Florida, formó par-te del contingente que pretendió detener a Hernán Cortés,enviado por Diego de Velázquez gobernador de Cuba, fueronderrotados por el conquistador de la Nueva España y se unió aél en la campaña de dominio del territorio mexicano. Después estuvo con Pedro de Alvarado en Guatemala y deacuerdo con la historia en 1542, viajó a Baja California. Otro europeo que anduvo por esas tierras fue Francis Drake,el peligroso corsario que primero arrasó con los puertos de elCaribe y después en el Pacífico, actuaba con el apoyo de la reinaIsabel a la cual le reportaba parte del botín de sus fechorías loque le valió para ser nombrado de sir. De manera accidental, llegó a la Baja California, una naveque dirigía Lope Martín, la cual pertenecía a la expedición deMiguel López Legazpi quien viajó a Filipinas y se le considerasu conquistador y por lo tanto iniciador del gran comercio en-tre esas tierras orientales y el Continente Americano como enla-ce con Europa. La nave estaba sumamente maltratada, sus ocupantes ham-brientos y desesperados por tocar tierra. Drake, se dirigió a California para “cazar” a la nao de Manila,hizo recorridos por la costa norte y dejó su recuerdo en el nom-bre de una bahía que se le conoce como Drak’s Bay, del lado delos Estados Unidos. Sebastián Rodríguez Cermeño, realizó un viaje a esas tierras yfue atacado por el pirata Cavendish quien hizo desalojar el bar-co, lo saqueó y le prendió fuego, pero gracias a la intervenciónde Sebastián Vizcaíno, se logró apagar las llamas, realizar repa-
  • 226. 230 HERMENEGILDO GALEANAraciones improvisadas y emprendieron el regreso a Acapulco enuna nave maltrecha. Ya en 1602, el mismo Sebastián Vizcaíno, recorrería am-pliamente la zona a de la Baja California, llegó a varios puntosde la que llaman Alta California hasta la bahía de Monterrey, lacual se bautizó con ese nombre en honor del virrey que llevó eseapellido. Estos viajes que representan ser los más importantes de aque-llos tiempos, no coinciden con la estancia en México de PedroGaliano, lo que no quiere decir que éste no haya realizado lavisita a la Baja California, pues se conoce como hemos leído,que estuvo dedicado a la explotación de perlas, así que debemosrecordar que una vez abierta la navegación en todo el pacíficomexicano, eran frecuentes los viajes desde Huatulco, Acapulco,Zihuatanejo, Zacatula, Puerto de Navidad, Colima, Vallarta,Mazatlán y de ahí a Baja California. Estos viajes no fueron registrados porque formaban parte deuna actividad regional y sólo las expediciones formales mere-cían detallarse en las memorias de los conquistadores y en unade ellas debió hacer el viaje Pedro Galiano a Baja California,otros creen que fue con Juan Garrido, debido a la fecha en queéste incursionó a esas tierras atraído por las noticias del inmen-so banco de perlas negras que había y que era tanta la abundan-cia de éstas que muchas veces el mismo mar arrojaba las ostras ala orilla y eran tomadas por los que ahí encontraban. Galiano debió comprobar la dificultad de la explotaciónperlera y pronto regresó a Zacatula.. Volvemos al trabajo de Ramón Sierra López, quien nos mues-tra pruebas fehacientes de las propiedades de la familia Galeanaen la Costa Grande, administradas por Fermín Galeana, quienfue tío de don Hermenegildo el héroe, las cuales comprendíandesde las haciendas de El Zanjón y San José, ubicadas en terri-
  • 227. HACIA EL PACÍFICO 231torio de lo que hoy es San Jerónimo de Juárez hasta Ixtapa,Zihuatanejo, es decir, recorrían toda la Costa Grande. Pedro Galiano, debió comenzar la adquisición de tierras deIxtapa hacia Acapulco, después de que el banco perlífero deZacatula se agotó e inició su dedicación a la explotación delcampo, actividad muy remunerativa que fincó y aún persiste laeconomía de la región, para dar lugar a la formación de una fa-milia poderosa que en su momento respondió con sin igual en-trega al grito de las ansias de rebeldía de un pueblo que buscó através de la lucha armada la libertad. De esa familia surgió Hermenegildo Galeana, cuyo ejemplode pundonor perdurará eternamente.
  • 228. ÍNDICE GEOGRÁFICOAAlamanos, en el siglo 200 de nuestra Amecameca, población localizada al era, así se les llamaba a los alema- oriente de la ciudad de México, nes, la nación era Alammanha- pertenece al Estado de México. Alemania, el tiempo transformó Arras, pequeña comunidad de Fran- el término hasta llegar al que co- cia, ubicada en las fronteras de nocemos. este país con Bélgica y Alemania,Acapulco, principal puerto turístico eminentemente agrícola y carbo- de México, localizado en el esta- nífera. do de Guerrero. Arriano, hereje, que enseñaba que elAddá, ahora es una extensión bos- hijo de Dios no es consustancial cosa, ubicada a 25 kilómetros de al padre. Milán, Italia Aumes, comunidad francesa, locali-Ahuehuete, o ciprés mexicano, es zada en la región de Languedoc. una especie originaria de Améri- Avignon, bella ciudad que se le co- ca del Norte. Su nombre signifi- noció en su momento como la ca “árbol viejo de agua” porque capital de la cristiandad, albergó prolifera a lo largo de los márge- durante 68 años, entre 1390 y nes de los ríos. Muy utilizado con 1458 a siete papas, todos ellos fines ornamentales. franceses donde aún se conservaAhuizótl, fue el octavo gran jefe de el hermoso Palacio Papal y ac- la raza Mexica, se significó por tualmente es uno de los atracti- cruel y extendió su reino hasta vos más interesantes de esta par- los límites con Guatemala, mu- te de Francia. rió en 1502. Ayutla, se localiza sobre la carreteraAix-Aire, es una pequeña población libre México 200 de Acapulco a que se encuentra en la parte que Pinotepa se toma la desviación se conoce como la Cuenca de Pa- que lleva a Tierra Colorada. Con- rís, cerca de la conocida región tinuando sobre esta desviación se de Champagne y sus habitantes llega al poblado de Ayutla de los son agricultores y ganaderos en Libres en el estado de Guerrero, pequeña escala. México.Amansagatos, demarcación de Co- Azayac, pequeño poblado de la Cos- lombia. ta Grande del estado de Guerre- 233
  • 229. 234 Hermenegildo Galeana ro, donde Hermenegildo Galea- Belma, población ubicada en el es- na, derrotó al capitán Barrientos tado de Quintana Roo en Mé- en la guerra de la independencia. xico, al sur del país, pertenecien-Azcapotzalco, antiguo reino precor- te al municipio de Isla Mujeres, tesiano, su mandatario más nota- al norte de la actual ciudad de ble fue Tezozómoc, se encontraba Cancún. al noroeste de la Gran Tenochti- Berry, región que se encuentra al sur tlán que ahora es una delegación de la cuenca de París, donde en en la ciudad de México. otros años, había grandes yaci- mientos de hierro, lo que ayudó al florecimiento de una de lasB Galias fundadas por los celtas. Bócore, punto colombiano que pro-Baja California, es uno de los más bablemente se encontraba en el nuevos estados de la República valle del río Suárez, en los tiem- Mexicana, localizado al noroeste pos de la conquista. del país. Bologna, ubicada cerca de la ciudadBapaume, zona que se localiza en la de Ferrara, por las costas del mar cuenca de París, está plagada de Adriático, en el norte de Italia, fue grandes cuevas que en otros tiem- colonizada por los romanos y fun- pos sirvieron de escondite a sol- dada dos siglos antes de Cristo. dados romanos y otros comba- Bourbon, familia antecesora en el tientes en las distintas etapas de dominio de la región francesa de Francia. Issards o Issarts, la cual poste-Barichara, población colombiana, riormente pasó a la propiedad de localizada en la región de San- la familia Galléan, los primeros tander. construyeron la fortaleza y se leBarra de Navidad, puerto que se lo- conocía como la provincia de caliza en el pacífico en las costas Bourbonians. del estado de Jalisco en México. Briac, Briac de Francia que se locali-Bauregard, parte de Francia ubicada za en los Alpes septentrionales en en sobre terrenos del río Ródano las cercanías de la frontera con ya cerca de la cuenca de la Saona. Italia.Bedarrides, pequeña comunidad Fran- Britania, Bretaña ó Inglaterra. cia, que en otros tiempos fue un Bucaramanga, capital del departa- marquesado, se le localiza en las mento de Santander, Colombia cercanías de Avignon al sur, a limita por el norte con el muni- pocos kilómetros de la frontera cipio de ríonegro; por el occi- con Italia. dente con los municipios de Ma-
  • 230. Índice geográfico 235 tanza, Charta y Tona; por el Sur Cerro de la Iguana, ubicado en el con el municipio de Florida Blan- norte del casco urbano de Aca- ca y; por el oriente con el muni- pulco. cipio de Girón. Cerro del Veladero, se localiza en laButaregua, población que se encuen- bahía de Acapulco en el estado tra en una comunidad dispersa de Guerrero en México; era un que habita en la región Guane en punto estratégico militar de los Colombia, departamento de San- españoles fue tomado por José tander. María Morelos y Pavón durante la guerra de independencia el 10 noviembre de 1810.C Cilicia, antigua comunidad de Ar- menia en Asia Menor .Cahí, uno de los caciques mayas de Cocconato, importante ducado en Guatemala que trató con el con- 1427, que se ubica en Italia, en las quistador español Pedro de Alva- cercanías de Milano o Milán. rado. Coch há, poblado de origen maya enCampeche, estado de la República el estado de Yucatán en México. Mexicana, ubicado en las costas Comble, ahora Combes, zona ubi- del mar Caribe y que forma par- cada en la región de las tierras al- te del asiento de la raza maya. tas del parque y su fama se debe aCapon, pequeña zona localizada en la gran producción de cerezos que Francia en las cercanías de la se riegan por todos los puntos de frontera con España, del lado de esa parte francesa. la provincia de Villalba, es abun- Comitán, ciudad de Chiapas en Mé- dante en bosques y ríos, por lo xico. que existe buena agricultura. Conil, población de origen maya enCarras, ciudad de Macedonia al nor- el estado de Yucatán. te de Grecia. Contay, pequeña región del norteCastelet, puerto residencial y turís- de Italia donde se encuentra un tico ubicado en la Costa Azul de hermoso castillo entre el bosque la Rivera Francesa. que fue el recinto de los noblesCavalión, pequeña comunidad que del pasado que tenían el título de se encuentra dentro de la influen- duques. cia de la gran ciudad de Avignon, Copadocia, antigua ciudad de Ar- cerca de los conocidos bosques menia, hoy importante centro tu- de Rhóne. rístico.Cayao, puerto importante de la Re- Costa Chica, región localizada al sur pública de Perú. del estado de Guerrero en Méxi-
  • 231. 236 Hermenegildo Galeana co, colinda con el estado de Oa- Charalá o Chalatá, o “Cuna de la xaca. Libertad de América” se encuen-Courtines, proviene su nombre de tra localizada aproximadamente la palabra cortina y se refiere a las a 135 kilómetros al sur de la ciu- fortificaciones o muros que se dad de Bucaramanga, pertenece elevaban para proteger los casti- al departamento de Santander, llos ante las constantes amenazas Colombia. de ser tomados por enemigos de Charales, nativos de la región de sus propietarios. Charalá en Colombia, departa-Coyoacán, en la época precorte- mento de Santander. siana fue un pueblo azteca, ahora Chaterneuf o Chaterneud, actual- es una delegación localizada al mente se le conoce como Cha- sur de la ciudad de México. ternausse debido a los cambiosCoyuca1, ciudad que se localiza en fonológicos que como ocurre en la zona de la Tierra Caliente del la mayor parte de los idiomas ha estado de Guerrero en México, deformado paulatinamente la pa- se le conoce como Coyuca de labra, se trata de una pequeña po- Catalán. blación que se localiza cerca de laCoyuca2, ciudad localizada en la ciudad de Genoble, Francia. Costa Grande del estado de Gue- Chel Há, pueblo maya localizado rrero en México, se le conoce en el estado de Quintana Roo en como Coyuca de Benítez. México, fue bautizado por el con-Cuautla, importante ciudad del es- quistador Francisco de Montejo tado de Morelos en México. como Córdoba de Chel Há.Cuernavaca, capital del estado de Chiachón, población de Colombia. Morelos en México. Chiapas, estado de la República Me-Curares, nativos venezolanos que uti- xicana, se encuentra en el sureste lizaban el curare (veneno letal) en y colinda con Guatemala. la punta de lanzas y flechas. Chichen Itzá, es una de las zonasCurití, municipio de Colombia, cu- arqueológicas más importantes yo casco urbano es conocido co- de México se encuentra en el es- mo “la ciudad de las mrumas y tado de Yucatán y recuerda la pu- los amaneceres”, se encuentra si- janza de la raza maya. tuado aproximadamente a 91 ki- Chihuahualco, la cabecera muni- lómetros al sur de la ciudad de cipal lleva el nombre de Chichi- Vélez, capital santandereana. hualco, que literalmente signi-Chalco, poblado que se encuentra fica “lugar donde hay pechos al oriente de la ciudad de México, femeninos” o “lugar de nodri- pertenece al Estado de México.
  • 232. Índice geográfico 237 zas”. Esta población conserva su Dover, puerto de entrada a la Gran aspecto colonial y provinciano. Bretaña, localizado en el canal deChikenchel, poblado de origen ma- la Mancha. ya perteneciente al actual estado Drake’s Bay, bahía localizada en el de Quintana Roo. océano Pacífico, perteneciente alChilapa, ciudad mexicana, ubicada estado de California en Estados en el centro del estado de Gue- Unidos, fue descubierta por el rrero. pirata, Francis Drake, a quienChilpancingo, capital del estado de debe su nombre. Guerrero en México. Dunes, región arenosa ubicada enChima, el municipio colombiano las costas del Canal de La Man- de Chima, llamado por algunos cha, en la zona del puerto de Ca- como “la ciudad de los atarde- lais, Francia. ceres”, se encuentra situado so- Dunkerque, puerto localizado en la bre la margen izquierda del río costa del Canal de la Mancha, Suárez, aproximadamente a 156 del lado francés cuyos habitantes kilómetros al suroccidente de la se dedican a la ganadería. capital departamental, sobre te- rritorios montañosos en los que por el occidente predomina el te- E rreno abrupto y por el oriente el terreno ondulado. Ekab, uno de los cacicazgos del rei-Chitareros, indios colombianos de no Maya, se localiza en el estado la región Guane, departamento de Quintana Roo en México. de Santander. El Dorado, ciudad mítica de Vene-Choaquete, población de Colombia. zuela, se creyó en su existencia y se dijo que había un rey que se ba- ñaba en oro, fue buscada incan-D sablemente por aventureros y con- quistadores infructuosamente.Dacia, antigua provincia romana Emesa, antigua ciudad de Asia Me- que se localiza en Hungría. nor.Dauphin, viene de delfín; los del- Estolblón, pequeña comunidad que finados eran parte de un reino, es se ubica en el punto de unión de una zona cuya capital fue Ge- los Alpes de la zona de la Proven- noble que ahora es una ciudad za o Provence en Francia, en la cual universitaria y burocrática. predomina la actividad agrícola.
  • 233. 238 Hermenegildo GaleanaF neo que comunican de una calle a otra. El museo era arquesado yFlandes, zona que abarca parte de ducado de los Galléan y forma Francia, de Bélgica y de Alema- parte de la zona conocida como nia caracterizada por su terreno Rosse Croix o Cruz Roja. arenoso y de gran fertilidad gra- Gap, región localizada en los Alpes cias a sus abundantes mantos septentrionales, cerca del lago acuíferos. Ginebra en Francia.Fregus, pequeña ciudad levantada Génes o Gens, región localizada en en la costa del Mediterráneo la basta zona que comprende la Francés, estuvo dominada por parte septentrional de Francia, los romanos, así lo constata el en los límites de Italia. anfiteatro en ruinas que alcanzó Gien, pequeña ciudad francesa don- 50 kilómetros de longitud, otro de se encuentra el castillo en el es un teatro romano cuyo diáme- cual el rey Luis XIV y su prome- tro exterior mayor es de 70 me- tida Ana de Austria se escondie- tros y el menor de 30 que con- ron al ocurrir una revuelta a cau- serva aún un hueco donde se sa del aumento de impuestos. acomodaba la orquesta. Giraud, pequeña comunidad locali- zada en la región conocida como los bosques de Rhóne, junto aG los Alpes en Francia. Gran Tenochtitlán, fue la capital delGadagne, ahora forma parte del en- imperio azteca. torno urbano de la ciudad de Grille, zona francesa famosa en el Lyon que es la segunda más im- mundo por la calidad de sus vi- portante de Francia, después de ñedos. París y que fue sede del Primado Guanentá, provincia de Colombia de las tres Galias en 1079 según que se encuentra en el departa- acuerdo de los romanos que do- mento de Santander. minaban el territorio en ese en- Guanes, importante territorio de tonces. Se fundó en el siglo I a.C Colombia, localizado en la zona y durante la segunda guerra mun- de Santander, fue una de las cul- dial fue la capital de la resistencia turas más avanzadas de la época contra los alemanes que habían precolombina. ocupado Francia. Ahí se encuen- Guarigua, pueblo guane de Colom- tra un museo y lo más sobresa- bia, del departamento de San- liente del lugar son los pasadizos tander. secretos que hay en el subterrá-
  • 234. Índice geográfico 239H Isla Margarita, se localiza en el mar Mediterráneo y está afiliada alHacienda del Zanjón, propiedad de mandato de Francia, aunque sus la familia Galeana, insurgentes habitantes están más identifica- que destacaron en la época de la dos con Italia. conquista de México, localizada Issarts, ahora se le conoce como la en terrenos de lo que es ahora la zona del Isére, se encuentra en ciudad de San Jerónimo de Juá- las cercanías de la frontera de rez en el estado de Guerrero en Francia e Italia. Históricamente México. se le relaciona con el ducado deHispania, España. Savoya, el cual fue ocupado porHuajuapan, localizado a 193 kiló- los Galléan. Antes fue la sede de metros de la ciudad de Oaxaca, los nobles de Bourbon. capital del estado que lleva el Itúcuaro, pequeño poblado que se mismo nombre en México. localiza en el estado de Michoa-Huatulco, puerto turístico del esta- cán en México. do de Oaxaca, en el océano Pací- Iztapalapa, fue un pueblo impor- fico, de gran importancia en la tante en la era precortesiana, aho- época de la colonia española. ra es una delegación de la ciudadHuehuetán, es la población más an- de México y se encuentra al orien- tigua del Soconusco, estado de te de la misma. Chiapas en México.Huixilopoxtli, principal dios azteca. JI Jalisco, importante estado de la Re- pública Mexicana, se encuentraIsla de la Roqueta, se localiza en la al occidente de la capital del país. bahía de Acapulco en el estado Juchi, pequeño poblado del estado de Guerrero en México. de México, en la República Me-Isla de Oleron, es la segunda isla más xicana. grande de Francia, cuenta con Juchitengo, población del estado de bellas playas, se destaca por su Morelos en México. invernadero de aves en extinción Juquipilas, comunidad localizada en la cual hay más de 400 varie- en la Costa Chica del estado de dades de estos animales y tiene Guerrero en México. un alta producción de ostras.
  • 235. 240 Hermenegildo GaleanaL guerra de independencia sirvió como arma a los soldados queLa antigua capital de Liguria fue comandó Hermenegildo Galea- Intermeli, después se hizo muni- na, al servir a la causa al lado de cipio romano que en los albores José María Morelos y Pavón. del cristianismo fue la cabeza de Manzanillo, capital del estado de la más antigua diócesis, más tar- Colima en México, asiento de la de sede del condado de Venti- raza colimán en la era precor- miglia y al paso de los años en tesiana y ahora es un importante magnífica comunidad durante el puerto. largo periodo histórico en el se Mapastepec, población costera que llenó de monumentos. se encuentra en la región del So-La catedral ya remodelada fue cons- conusco en el estado de Chiapas truida en el siglo X y tiene el clá- en México. sico estilo del renacimiento, tam- Mazatlán, capital del estado de Si- bién cuenta con un baptisterio naloa en México, se encuentra (que se utiliza para bautizos) que en el noroeste de la República fue construido en el siglo IV o V y Mexicana, sobre el océano Pací- es el más antigua de Francia. fico.Lacandonia, zona del asentamiento Mesa de Gérida, espacio amplio en de la raza lacandona en el estado Colombia, donde habitó un pue- de Chiapas en México. blo cuyo cacique se llamó Gua-Lagnes, pequeña localidad francesa nenta y dio origen al pueblo de que se encuentra dentro del te- Guane. rritorio de la Porvenza fundada Mesa de los Santos, meseta de Co- en 1154. lombia, ubicada en el departa-Languedoc, zona localizada en la mento de Santander. costa Mediterránea de Francia. Michoacán, estado de la RepúblicaLorraine, ahora es una meseta don- Mexicana, al occidente de la ca- de se ha desarrollado de manera pital del país, fue el asiento de la importante la actividad de la ga- cultura tarasca. nadería en Francia. Mousson, punto localizado en las cercanías de los Alpes septentrio- nales, de las villas de la MosslleM conocido desde los inicios de la historia y pertenece a Francia.Machete, utensilio de labranza en varias partes de México, en la
  • 236. Índice geográfico 241N Nórica, antiguo nombre de la na- ción de Austria que fue conquis-Nerestang, apellido de nobles que tada por el imperio romano. emparentaron con los Galléan, igualmente nobles, los primeros se distinguieron por sus obras O como la construcción de iglesias y castillos, de los cuales aún algu- Oaxaca, estado de la República Me- nos inmuebles permanecen de xicana, se localiza al sur de la ca- pie y en servicio y casi todos los pital del país. miembros de esta familia perte- Ococingo, ciudad del estado de Chia- necieron a la Orden de San Lá- pas en México, se encuentra al zaro o Cruz de Malta. sur de la capital del estado.Nice (Niza, Nice) ciudad localizada Oiba, municipio de Colombia, que en la rivera Francesa, es la quinta se ubica en la zona guane, en el más importante de Francia, pese departamento de Santander. a que sus playas no tienen arena, Orizaba, ciudad del estado de Ve- atraen a una gran cantidad de racruz en México, se encuentra turistas. Se le conoce como las al poniente de la capital que tam- capital de la Costa Azul francesa, bién se llama Veracruz. aquí se establecieron los ligures, Oseto, pueblo caucasoide que ha- los romanos y los griegos, cada bita en Osetia, al norte y sur del uno en diferentes épocas. Formó Cáucaso. Son cerca de un millón parte de diferentes dominios a de individuos que descienden de saber de Savoya, Italia, Provenza los antiguos alanos. Hablan una y a partir de 1860, quedó en- lengua indoeuropea (iranía) y son marcada dentro del territorio de musulmanes (al norte) y cristia- Francia. El puerto de Niza, fue nos ortodoxos (al sur). construido por Emanuelle III, duque de Savoya en 1750, el cual lo bautizó con el nombre de Por- P to Limpia, construyendo un in- menso muro que hasta la fecha Palenque, importante centro cere- sirve de rompe olas artificiales. monial maya, sumamente visi- En esta parte de Europa, se cele- tado por turistas nacionales y bra cada año un festival de teatro extranjeros, se localiza al sur de dramático por lo que se ha califi- Chiapas en México. cado como la meca de la cultura Panoinia, es una antigua región de en el Viejo Mundo. Italia.
  • 237. 242 Hermenegildo GaleanaPavia, ciudad de Italia Popo, diminutivo de Popocatépetl,Petén, lago que se ubica en Guate- volcán de México, localizado al mala, tiene un área de 650 hectá- oriente de la capital de la repú- reas y es zona protegida por razo- blica. nes ecológicas. Popotla, fue un pueblo de Tacuba,Piamonte, región italiana, que en aliado de los aztecas durante la otros tiempos perteneció a Fran- conquista de México ejercida por cia, cuando esa parte del mundo Hernán Cortés. carecía de divisiones políticas, es Prissi, pequeña comunidad vinícola una basta zona donde hubo du- perteneciente a la zona de Mar- cados, marquesados, condados y conais, en el Valle del Saona, principados, está pletórica de mon- Fracia. tañas, valles y abundan las made- Provenza, región que se encuentra ras de todo tipo y contiene innu- en los Alpes meridionales, en la merables pueblos y ciudades en que se localizan los ríos Drac, las cercanías de la frontera con Durance y Var, cerca de la fron- Grecia del lado occidental de Ita- tera entre Francia e Italia, abun- lia en la parte norte de esta na- dan las montañas cubiertas de ción. nieve y excelentes llanuras en lasPignerol, es una bella ciudad italia- cercanías del río Delta, sus anti- na, perteneciente a la región de guas fronteras estaban rodeadas Piamonte, cerca de Turín, es una de pequeñas ciudades que ser- zona sumamente tranquila que vían como fortalezas preventivas inicialmente recibió el nombre en posibles ataques, usuales en de Pinerolo que se erigió en el aquellos años. Aún hay vestigios año 900 de nuestra era. antiguos de los principados, mar-Poasaque, población de la zona gua- quesados y ducados de los tiem- ne, departamento de Santander, pos idos de la época medieval y en Colombia. fue en el siglo XIX cuando esta re-Pochutla, puerto del océano Pací- gión quedó anexada a Francia y fico, en la zona del Istmo de Te- la lengua gala, tiene una tonali- huantepec, estado de Oaxaca, Mé- dad decididamente inclinada al xico. italiano.Poima, poblado de Colombia, per- Puebla, restado de la República Me- tenece al departamento de San- xicana que se localiza al oriente tander, en la región guane. de la ciudad de México.
  • 238. Índice geográfico 243Q fluencia se desarrolló esta región, en esta zona están asentadas lasQuetzalcóatl, dice la leyenda azteca ciudades de Orange, Vaison, que fue un hombre rubio, blan- Rompine, Carpenter y Arlés, así co, alto, barbado y de grandes como la ciudad papal de Avig- conocimientos científicos, que non, que es la más importante de enseñó a los pobladores de lo que todas las mencionadas. ahora es México a labrar los me- Río Cararé, afluente de Colombia tales, orfebrería, lapidaria, astro- en la región guane, departamen- logía etc., aunque jamás se llegó to de Santander. a saber su nacionalidad y su pro- Río Coconubá, caudal de la zona cedencia, el mito anunciaba que guane, en el departamento de San- regresaría y al ver a los españoles tander, en Colombia. conquistadores creyeron que su Río Chicamocha, localizado en la zo- dios había retornado. na arqueológica de Colombia enQuetzaltengo, ciudad de Guatemala. el departamento de Santander. Río Lebrija, caudal navegable en la región de guane, departamentoR de Santander en Colombia. Rochelle, también se le conoce co-Retia, región de Italia. mo La Rochela, es un pequeñoRevest, localizada en el marco de las puerto que se encuentra en Fran- fronteras de España, Francia e cia cerca de la frontera con Espa- Italia, plena de vestigios prehis- ña a la altura de Vizcaya. tóricos y medievales y en esta pe- Roquevaire, hermosa zona francesa queña ciudad se encuentran los ubicada en los legendarios bos- documentos de todos los tem- ques de Rhóne muy cerca de las plos de la zona de la Provenza de costas del Mediterráneo y de la Francia. conocida Costa Azul.Rhetel, se localiza en la cuenca de Rosesvalles, desfiladero que se en- París, con buena humedad que cuentra en los Montes Pirineos, permite cultivos. en la zona vasca de España alRhone, valle francés, ubicado en la oriente de la ciudad de Zaragoza. zona de Provenza, el nombre Rozes, pequeño puerto Francés que proviene del río Ródano, está se localiza en la zona de Lomardía. muy cerca al lugar, bajo cuya in-
  • 239. 244 Hermenegildo GaleanaS rrez, capital del estado de Chia- pas en México.Salagua, localidad perteneciente al San Gil, ciudad colombiana per- municipio de Manzanillo, esta- tenece al departamento de San- do de Colima en México. tander.Salernes, pequeña ciudad localizada San Jerónimo, ciudad de la Costa en la zona conocida como las Al- Grande del estado de Guerrero deas de Haut Var y es famosa por en México. la producción de baldosas y cerá- San Juan de Ulúa, islote que perte- micas. nece al estado de Veracruz; JuanSaluces, era un marquesado cuya re- de Grijalva desembarcó en el lu- gión se encuentra en las cercanías gar en el año 1518. Se hace deri- de Piamonte en Italia fundado var su nombre de las voces ná- en 1561, al aparecer se registra- huas Gulhua y Ulli; ron muchos adeptos a Martín Sanlúcar, puerto de Sanlúcar de Ba- Luthero con su promoción al rrameda es un municipio de la protestantismo, en esta parte del provincia de Cádiz, está situado mundo, fue entonces cuando el en las Marismas del Guadalqui- papa, ordenó al marques de en- vir, a 50 kilómetros de la capital tonces que reprimiera a los ene- Santa Marta.- Puerto de Colombia, migos de la iglesia católica, así primera gubernatura en la época que obediente el noble, comenzó de la conquista, del cual partie- a desalojar del lugar a los segui- ron los contingentes de españo- dores del monje alemán y orde- les al interior del país. nó a toda la población a que re- Saona, región del norte de Italia, nunciaran a la creencia y quienes considerada como una de las se resistieron fueron aprehendi- más hermosas por sus bosques y dos, después, el marquesado de llanuras, actualmente es un par- Saluces, pasó a formar parte del que nacional. ducado de Saboya y se recrude- Sapor (los), fueron Sapor I y Sapor cieron las persecuciones a los II, mandatarios que se oponía al protestantes. imperio romano y luchabanSamosata, antigua ciudad de Siria, contra sus representantes. fundada en el año 150 antes de Sármatas una de las tribus bárbaras Cristo y de gran importancia en que mantenía en jaque a Roma. el tiempo del imperio romano. Savona, punto que se localiza en lasSan Cristóbal, ciudad localizada al cercanías de las poblaciones de sur de la ciudad de Tuxtla Gutié-
  • 240. Índice geográfico 245 Ligures, Génova e Impera, re- imperio romano, ahora cuenta gión de la Provenza en Francia. con 137 mil habitantes.Savoye, región localizada en los Al- Suaita, comunidad localizada en el pes septentrionales de Francia. departamento de Santander en Fue dominada por Francia y de- Colombia, el nombre debió co- pendió de este poder durante rresponder a algún capitán de in- muchos años, hasta que se pro- dios probablemente agregado a dujo la separación de naciones y la doctrina de Lenguaruco o Co- quedó del lado de Italia como nucuba. En las cercanías de su muchas otras ciudades que hoy asentamiento algún vecino de conforman la geografía de la Vélez debió formar su estancia misma. empleando el servicio personalSimacota, población localizada en de su encomienda. el departamento de Santander Suciana, localizada en las cercanías en Colombia. con Italia.Siscpteo, población del centro de Colombia.Socorro, región de Colombia. TSogamoso, capital de la provincia de Sugamuxi en Colombia co- Tacuba, fue un pueblo azteca que nocida como la ciudad del sol y ahora forma la Delegación Azca- del acero. Es una de las ciudades potzalco, localizada al noroeste más industrializadas del país y del centro de la ciudad de México. primera en el departamento de Tarascos, raza de indios que se desa- Boyacá. rrolló en el estado de MichoacánSorge, pequeña región de Italia, en México, cuyo gran señor fue dentro de la zona del Piamonte, Tezozómoc. perteneció al condado de Salu- Tarraco, también se le conoce como ces, donde sobresale un hermoso Tarragoma, ciudad que se en- castillo sumamente fortificado. cuentra a 90 kilómetros de Bar- En otros tiempos se disputaron celona, España, sus habitantes este punto España y Francia y fi- dicen que aún sienten el domi- nalmente quedó en territorio ita- nio de los romanos. liano. Taxco, ciudad del estado de Gue-Spoleto, es una entidad donde aún rrero en México, sobresale por se conserva el acueducto al pie de sus fabulosas minas de plata que una montaña, como testigo de la datan desde la época de la co- Viena Italia, en los tiempos del lonia.
  • 241. 246 Hermenegildo GaleanaTayasal, los itzáes, al ser expulsados Tixtla, ciudad localizada en el cen- de Yucatán en México en el siglo tro del estado de Guerrero en XIII, llegaron a Petén organizán- México. dose en ciudades como Tayasal, Tizoc, tlatoani de la Gran Tenoch- que fue su capital, edificada en la titlán en 1481 que se lanzó a una isla de Flores a orillas del lago expedición por Veracruz y luego Petén Itzá por donde Hernán por Oaxaca para capturar prisio- Cortés pasó cuando se dirigía a neros que serían sacrificados en Honduras. Lo intrincado de la su coronación. Como resultó un selva explica el hecho de que los fracaso su expedición, la aristo- hispanos sólo pudieron doblegar cracia militar azteca lo mandó a los itzáes hasta 1697. envenenar en 1486.Tecpan, ciudad de la Costa Grande Tlachco, antiguo nombre de la ciu- del estado de Guerrero en Mé- dad de Taxco en el estado de Gue- xico. rrero en México.Tecpatán, municipio localizado en Tlatoani, máximo jerarca y jefe del el estado de Chiapas en México. gobierno y del ejército, sumo sa-Tecualoya, población perteneciente cerdote. Tenía atribuciones en el al Estado de México. orden jurídico, en los tributos yTecualzintepec, poblado del Estado en el comercio. Según el diccio- de México. nario de la lengua náhuatl deTehuantepec, ciudad perteneciente Rémi Siméon, el nombre quiere al de estado de Oaxaca en Méxi- decir “el que habla bien”. Era ele- co tiene interesantes zonas ar- gido de entre los miembros des- queológicas entre las que desta- tacados de la casa real. can: Mitla, Monte Albán, Yagul, Tlaxcala o Tlascala, estado de la Re- Guien-Gola, Zaachila, Lambite- pública Mexicana, se ubica al yeco, entre otras. nororiente de la ciudad de Méxi-Tesalónica, que fue la segunda capi- co, sus pobladores fueron los pri- tal de Grecia, se localiza frente al mero aliados de Hernán Cortés, Monte Olimpo y a la orilla del contra el imperio azteca. mar Egeo. Tocaima, población pertenecienteTexcoco, municipio del Estado de al departamento de Cundinamar- México. ca en Colombia.Tingitana, puerto de Mauritania, Toluca, capital del Estado de Méxi- sobre el Atlántico en medio co, se encuentra al poniente de la oriente. capital del país.Tinjacá, municipio del departa- Toreta, se le conoce como la Ha- mento de Boyacá, Colombia. cienda de la Toreta, en 1179,
  • 242. Índice geográfico 247 pertenecía a la provincia de una península entre los mares de Conti en Italia occidental, se lo- Gígaro y golfo de San Truopez. caliza en el territorio del Pia- Tulún, lugar con vestigios de cultu- monte. Se distinguió por la gran ra indígena maya, localizado en cantidad de trovadores y aficio- el estado de Quintana Roo en Mé- nados a la poseía que acudían al xico; existen varias acepciones castillo del delfinado que fue del vocablo en otras partes del construido en 1336, por el delfín mundo. Uberto. Toreta, está localizada Tumbalá, municipio del estado de cerca de la frontera con Francia a Chiapas en México. quien perteneció, logrando su Tunja, ciudad colombiana que per- autonomía en 1343 y se confor- tenece al departamento de Boyacá. mó como una pequeña repúbli- Turrene, pequeña población que ca, hoy forma parte del territorio fue condado en la época del me- de Italia. dioevo, su mejor carta de presen-Torino, se le considera la puerta tación de aquellos tiempos es un principal hacia los Alpes italia- hermoso castillo y una torre que nos, perteneció a los dueños de se conoce como César y pertene- Savoya, se localiza cerca de la ce a Francia. zona del Piamonte y hoy es una Tzatzales, etnia del sureste de Méxi- de las entidades más prósperas co, cuyo asentamiento se en- de Italia. cuentra en el estado de ChiapasTotonacas, grupo indígena que vi- en México. vió principalmente en la costa del Golfo de México en el estado de Veracruz. UTroquet, dista sólo de 30 kilómetros de Turín o Torino, unas de las Ubasá, pequeña comunidad de Co- ciudades fabriles de Italia, la ciu- lombia ubicada en el departa- dad estuvo en medio de diferen- mento de Santander. tes disputas, enfrentó severos problemas con Milán, Venecia, Génova y otras fuerzas de aquel V momento. Fue capital del Pia- monte. Valence, región establecida en lasTroupes, puerto pequeño que creció cercanías del río Ródano, terri- al lado de Marsella, la cual fue torio de Francia, sirve para indi- fundada por los griegos, está en car que se está llegando a la zona
  • 243. 248 Hermenegildo Galeana costera del Mediterráneo, el cli- y un tiempo perteneció a Barce- ma es más cálido, comparado lona y posteriormente en 1481, con la fría zona de Provenza que quedó bajo la dependencia de queda atrás en el viaje hacia Ita- Francia. lia, se caracteriza por su amable Vélez, ciudad colombiana, capital olor a eucalipto abundante en del departamento de Santander. esa parte del país y que combina- Velpagne, apellido de nobles de los do con el de los pinos deleitan el primeros años del siglo pasa- sentido del olfato humano, en do, los cuales emparentaron con esta ciudad se encuentra la Cate- la poderosa familia Galléan en dral de Apolinare, que fue cons- Francia. truida en el año de 1095 así co- Ventimiglia, ciudad moderna que mo la iglesia de Saint Jean. En viene del lejano tiempo, fue un esta parte de Francia está la uni- delfinado en sus primeros tiem- versidad fundada en 1452, en la pos, se encuentra en la zona de cual estuvo la escuela de artille- Rossi, en el territorio norte de la ría, donde estudio Napoleón Bo- república de Italia, fue patrimo- naparte. nio de la antigua Roma, domi-Vallarta, puerto importante en el nadora de la mayor parte de la océano Pacífico, pertenece al es- Europa septentrional principal- tado de Jalisco en México. mente, lo cual está sustentado enValle de Piedracuestas, se localiza en su área arqueológica y por la pre- la región guane de Colombia, en sencia de un centro histórico el departamento de Santander. medieval entre los más impor-Vaucluse o Vascaux, es el centro de tantes de la región de la Liguria. la zona francesa de Veinissin, en Ventimiglia, ha estado unida en po- la cual se producen viñedos; asi- siciones geográficas a la frontera mismo aún se observan vestigios con Francia con las ciudades Li- del pasado medieval, hay un cas- guria y Provenza, hoy, en el ad- tillo y gran cantidad de villas y se venimiento de una Europa sin le ubica en el sur, cerca de los Al- fronteras, está por confinar el pes en la Provenza o Provence y cierre divisorio y se apresta a en la actualidad está protegida abrir una nueva página en su his- por la Unesco como Parque Na- toria al prepararse a firmar un cional de ese país. contrato con la ciudad de Men-Veanissin, zona localizada en la re- tone en Francia, propio del nue- gión de Provenza en Francia, que vo espíritu de integración euro- fue fundada por los celtas, des- pea. Sellada la desembocadura pués dominada por los romanos del río Roja, al centro del área,
  • 244. Índice geográfico 249 hay una compresa dentro de Yariguíes, pueblo de la raza guane Sanreno y el principado de Mó- de Colombia, en el departamen- naco, a su espalda existe una his- to de Santander. toria de arte y belleza natural. Yucatán, estado de la República Me-Veracruz, puerto industrial de la xicana que fue ocupado por los República Mexicana que se loca- mayas que fue el último pueblo liza en el Golfo de México. en ser conquistado por los espa-Verapaz, departamento de Guatema- ñoles. la, existe la Alta y Baja Verapaz. ZW Zacatepec, poblado importante delWorms, una de las ciudades más estado de Morelos en México. importantes de Alemania, que Zacatlán, ciudad del estado de Pue- ahora se le conoce como Colo- bla en México que fue fundado nia, posee una catedral gótica, por la raza zacateca. que es visita obligada de todos Zacatula, puerto importante del Pa- los turistas del mundo al lugar. cífico, tuvo su auge en la épocaWulburg, ciudad de Alemania, en la colonial que ha desaparecido. zona de Maguncia. Zapaptoca, población colombiana, perteneciente al pueblo preco- lombino guane, está en el depar-X tamento de Santander. Zihuatanejo, puerto turístico que seXaltocán, población del Estado de encuentra en el estado de Gue- México. rrero en México.Xochimilco, antiguo pueblo precor- Zirándaro, población localizada en tesiano, al sur de la ciudad de la zona de la Tierra Caliente del México que ahora es una dele- estado de Guerrero en México. gación. Zishá, población de origen maya, ubicada en el estado de Campe- che en México.YYajalón, municipio del estado de Chiapas en México, localizado en la selva del mismo.
  • 245. BIBLIOGRAFÍACarlomagno, Joseph Clemette, Argos, Buenos Aires.Colección Bibliográfica, Banco de la República de Colombia.Conquista de la Nueva España, Bernal Díaz del Castillo, México.Conquista del reino de la Nueva Granada, Lucas Fernández de Piedrahita, España.El héroe sin cabeza, Ramón Sierra López, DPA Impresores, México.En busca del dorado, Demetrio Ramos, España.Francia sin fronteras, The Rough Guide, Francia.Geografía de Francia, Erwin Schaeu, Editorial Labor, Barcelo- na, España.Grandeza y decadencia del imperio romano, Montesquiu, Aus- tral, Buenos Aire.Hidalgo, Morelos y Guerrero, José Mancisidor, Biografías Gran- deza, México.Historia de los papas, Fondo de Cultura Económica, México.Historia documental del estado de Guerrero, Efraín Flores Maldonado, Editorial RE-VI, México.Julio César, Julish, L. Miracle (Editor), Buenos Aires Argentina.La disputas del Nuevo Mundo, Fondo de Cultura Económica, México.Les Homes D’Affaires, Librerie Arnaud, París. Madrid, Lorenzo López Sánchez, Editorial Everest, España.Morelos y la iglesia católica, Martín Luis Guzmán, Empresas Editoriales, México.Perú, Darío Romero, Lima, Perú. Pizarro, Editors, Universidad de Barcelona, España.Ximénez de Quesada, Manuel Lucena Salmoral, Biblioteca Ibe- roamericana, Colombia.Documentos auxiliares 251
  • 246. 252 Hermenegildo GaleanaAlejandro Villaseñor Villaseñor, México. Alonso Maldonado: “Los Aztecas”, México.Archivo de la Casa Real de Ordenanza, Sevilla.Archivo Nacional de Austria.Archivo Nacional de España.Archivo Nacional de Francia.Archivo Nacional de Italia.Archivo Naval de Inglaterra.Archivos Secretos del Vaticano, Italia.Arte Rupestre Guane, Álvaro Acevedo Tarazona, Óscar Arman- do Pino y otros, Colombia.Compendio Histortial de las Chronicas y Universal de todos los Reinos de España, Esteban Garibay y Zamalloa, España.Crónicas de Carlo Magno, Eginardo, Italia.Crónicas de Eduardo Pedro Ramón Rito Rueda, Colombia.Crónicas de Enrique Otero D’Costa, Colombia.Crónicas de Juan de Castellanos, Colombia.Documentos de Gabriel Giraldo Jaramillo, Colombia.Documentos de la Historia de Nicaragua, Carlos López Urru- tia, Nicaragua.Documentos Históricos, Gobierno del Estado de Chiapas, Mé- xico.Documentos del historiador George Sccott, Estados Unidos.Documentos de la familia Galiano, Canadá.Documentos de Villalba Asenjo, España.Del Bello Caélico de Julio CésarEscritos de Clemente Guido Martínez, Panamá.Escritos del historiador José Evaristo Rojas Rueda, Colombia.Marco Histórico de Donald Sutherland, Estados Unidos.Orden de la Caballería, EspañaPoema de Isaac Palacios Martínez, México.
  • 247. Bibliografía 253Santos Vaquero, Vaquero Fernández, Pietro Moreno Nieto: “Fan- tasía y Realidad de Toledo”, España.Sulla Caballería, Italia.Sumaria Relación de las Cosas de la Nueva España, Baltazar Dorantes de Carranza.Uberto Foglieta, Italia