Taller De Autoestima6 Volumen 6 Capitulos 251 Al 300

11,622
-1

Published on

1 Comment
7 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
11,622
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
888
Comments
1
Likes
7
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Taller De Autoestima6 Volumen 6 Capitulos 251 Al 300

  1. 1. Autoestima: El primer escalón del Éxito Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 INDICE 251. Sentir un Vació Interno. 252. Dejemos de Juzgar. 253. Falsas Identificaciones del Autoconocimiento. 254. EL Universo Siempre nos dice que sí. 255. Superando el Paternalismo. 256. Cambiando del mí al nosotros. 257. La Técnica del Cómo Si. 258. Que es la Nueva Energía. 259. Querer es Poder 260. Nuevas Creencias para Nuevos Tiempos. 261. El Profundo Valor del Error. 262. Sanar las Cicatrices. 263. Sanar el Sufrimiento. 264. Los Puntos Escenciales de la Intención. 265. Como Obtener lo que Deseas. 266. Tus Deseos son Energía. 267. La Ruptura con el Pasado. 268. Cambiando el Mundo. 269. ¿Quién eres Tú? 270. Visualización Creativa. 271. Secretos que Cambian una Vida. 272. Objetivos Motivación y Fé. 273. La Clave de la Vida. 274. Juntando las Piezas. Capítulos seriados del 275 al 283 275. La Aceptación. 276. ¿Qué es la Realidad? 277. ¿Para qué sirve la Realidad? 278. Que no estoy Aceptando. 279. Aceptando la Realidad. 280. La Aceptación como Herramienta 281. La Aceptación como Trabajo Interior. 282. Diferentes Formas de Luchar vs. La Vida. 283. La Manifestación de la Aceptación. 284. Creando Prosperidad en mi Mente. 285. Más allá de la Mente Pensante. 286. Nunca te Tomes Nada Personal. Capítulos seriados del 286 al 295 287. El Verdadero éxito en tú Vida. 288. Liberándonos del Sufrimiento. 289. El Reto de Abandonar tus viejas creencias. 290. Las Trampas del Ego. 291. Salir de las Sombras del Ego. Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 1 de 458
  2. 2. Autoestima: El primer escalón del Éxito 292. Del Ego al Amor. 293. Del Control y la Dominación, a la Comprensión y Tolerancia. 294. Del Odio y el rencor al Perdón. 295. De la Maldad a la Bondad. Capítulos seriados del 296 al 299 296. Vivir sin Sufrimiento Parte 1 297. Vivir sin Sufrimiento Parte 2 298. Vivir sin Sufrimiento Parte 3 299. Vivir sin Sufrimiento Parte 4 300. El Deseo de Cambiar. 251 El Sentir Vacío Interno La vida es fascinante: sólo hay que mirarla a través de las gafas correctas. Alejandro Dumas Su intención es el catalizador dominante para las leyes del deseo y de la intención. Nada de lo que hace es sin propósito, esté enterado de él o no. Cuando usted tiene una dirección clara y honorable tanto en su vida diaria con en la búsqueda de sus metas, usted cae dentro de las fuerzas naturales de la ley del Deseo Puro, y de nuevo, la conciencia es la clave. Usted debe estar enterado (y tomar control) de sus intenciones. Cualquier acción, decisión, o comportamiento que usted elija podrían tener un número de diversos objetivos detrás de ellos. Aunque el hecho puede no cambiar, una intención diferente puede transformar su energía totalmente, y por lo tanto modificar las consecuencias que usted trae a su vida. Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 2 de 458
  3. 3. Autoestima: El primer escalón del Éxito Como ejemplo, miremos una situación común del lugar de trabajo que puede parecer positiva en la superficie pero que realmente depende de la intención. Digamos que usted da a su supervisor un elogio. Si usted está expresando algo genuino que realmente siente y usted simplemente desea compartir algo afirmativo, entonces la intención y el acto son positivos. Esto crea una honra resonante, y solamente los resultados beneficiosos se volverán a usted. Digamos, sin embargo, que usted “está intentando utilizar ese elogio para adular a su jefe, quizás esperando conseguir un aumento o una buena evaluación. En este caso, su intención es manipulante, y su energía resuena con una vibración densa y engañosa. Por supuesto, usted puede conseguir el aumento o la buena revisión, pero usted está limitándose para magnetizar algo engañoso y que controlará a algún otro. Si su motivación por ser agradable en cualquier situación es con la intención de ganar la aprobación o de probar su propio valor, usted esencialmente está intentando manipular la autoestima y la aceptación. Este tipo de propósito puede solamente negar la energía que usted envía, difundiendo un mensaje muy claro de que usted no cree que merezca ser valorado. Su elogio (o cualquier otro acto de agrado) puede parecer ser bueno, pero si lo ha hecho a partir de la desesperación, se invierte totalmente la energía. Lo mismo que el poder de su intención-para invertir totalmente su vibración y por lo tanto las consecuencias de su vida. Todo lo que usted hace es conducido por esta fuerza. Si usted está desayunando, conduciendo al trabajo, escribiendo un cheque, o haciendo su trabajo, usted está enganchando a estas actividades con significado. Incluso la tarea más aburrida tiene intención por debajo de ella. Por supuesto hay el propósito obvio, pero hay también una energía subyacente de la cual no se entera. Usted puede pensar que su meta para conducir al trabajo es simplemente llegar allí, pero cuál es su intención para la experiencia de ello? ¿Qué clase de energía usted se propone usar durante esta actividad? Puede ser simplemente una mañana en la cual se dirige al trabajo, pero la manera que usted lo hace es importante. Su propósito obvio para escribir un cheque es pagar algo, pero cuál es la energía racional detrás de eso? No es solamente las razones superficiales que usted tiene que considerar; es también la intención de la experiencia. Cuando usted está conduciendo al trabajo, usted puede decidir gozar del paseo, o usted puede pasar su tiempo preocupado de lo que usted tiene que hacer en ese día. Mientras que escribe un cheque, usted puede elegir apreciar lo que usted está pagando, o usted puede preocuparse de cómo queda poco dinero en su cuenta de banco. Mientras hace su trabajo, usted puede ser agradecido con el trabajo que usted tiene y proponerse hacerlo mejor, o usted puede arrastrarse durante el día, lamentando el tener que estar allí de todos modos. En la ejecución de estas actividades, con cuales de estas opciones piensa usted obtendrá los mejores resultados? Sus intenciones mentales son una fuerza de gran alcance porque dirigen su creación consciente. Piense en cuántas experiencias pasa cada día con una corriente negativa. Usted puede pensar que no es gran problema, pero esta Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 3 de 458
  4. 4. Autoestima: El primer escalón del Éxito clase de acercamiento a vivir crea un vicioso ciclo de energía. Las intenciones temerosas y resentidas, los comportamientos manipulantes crean las energías negativas de preocupación, energías negativas solamente aumentan su miseria. ¡Decida ser feliz! Es hora de experimentar las actividades de su vida con una intención positiva, para ver cada parte de su realidad con gratitud y confianza, en vez de la preocupación constante que abruma a tanta gente. Cuando el miedo y la ansiedad se convierten en sus emociones dominantes, su energía impregna sus motivaciones. Eso es qué sucede cuando usted está pensando siempre cosas como que pasa si no puedo pagar las cuentas? ¿Qué pasa si no hago la venta? ¡Odio mi trabajo! ¡Soy un fracaso! En un cierto plazo, éstos y otros pensamientos negativos se convertirán realmente en sus expectativas. Usted ha oído hablar probablemente de las “profecías auto satisfactorias.” Bien, créalo o no, esta frase es una verdad científica. El foco de su energía emocional puede transformar realmente el miedo de un cierto problema futuro en un plan subconsciente para hacer ese problema una realidad. ¡Usted puede pensar que su meta es abundancia, pero si usted vive en el terror a la pobreza, este mismo miedo se convierte en su intención! Cuanto más usted tema ser pobre, más su vibración negativa aleja la abundancia. Ésta es la energía dinámica Paradójica; usted debe cambiar de la desesperación a la determinación. Usted debe trabajar en sus metas, y proponerse confiar; vivir feliz ahora. Si usted está escardando en el jardín o está haciendo el lavadero, salga de su negatividad y vea el potencial de alegría en cada tarea. Esto es especialmente verdad en la búsqueda de sus sueños. Su intención para la abundancia o cualquier otra cosa debe ser pura, nunca conducida por el miedo. La gente a menudo me pregunta cómo mantener un enfoque fuerte en sus deseos sin caer en este hoyo emocional. Piense en la diferencia de energía entre la desesperación y la determinación, el primero es una necesidad basada en el miedo de sus resultados deseados. El último, por otra parte, es la intención de tomar la acción pacífica pero persistente en la dirección de sus sueños, apuntando siempre en crear felicidad incluso antes de lograrlos. Estas experiencias son polos separados. Usted puede sentir una vibración diferente aun con el puro hecho de pronunciar las palabras desesperación y determinación. Cambie su intención de la angustia hacia una intención más determinada liberando sus miedos al resultado. Cuando usted está desesperado, usted ha dado demasiada energía al resultado. Pero usted puede tomar las riendas y controlar volviendo a una intención pura. Para calcular qué clase de acercamiento usted está tomando, mire en estas declaraciones para ver qué grupo representa su energía: INTENCIONES DESESPERADAS . Mi meta (trabajo, dinero, relación, etc.) es lo que realmente me hará feliz. . Sé que este logro me hará un éxito. . Alcanzar mi deseo me dará la sensación deseada. . Solamente avanzo me siento sano y seguro. Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 4 de 458
  5. 5. Autoestima: El primer escalón del Éxito . Tengo que apresurarme para hacer que esto suceda. No puedo parar de trabajar en esto hasta que todo esté bien. INTENCIONES DETERMINADAS . Yo tengo el poder para hacerme feliz. . Puedo alcanzar mis metas más adelante y todavía sentirme exitoso hoy. . Puedo elegir aceptarme ahora. . Tengo la energía de sentirme a salvo y seguro en el momento actual. . Tengo la energía de crear estas emociones y experiencias positivas ahora mismo. . Puedo elegir confianza enseguida y dejar ir el miedo. Conforme usted lee las declaraciones, usted puede sentir la diversas energía que cada sistema produce. Liberando los temores, ataduras emocionales a sus metas será una parte crucial para cambiar a una vibración más pacífica, más receptiva. Una consciencia positiva y un propósito optimista y confiado crearán la resonancia magnética que atraen sus deseos. Usted debe dejar ir la necesidad de su meta para magnetizarla más rápidamente. Esto se alcanza cuando usted abraza sus intenciones emocionales para la felicidad, el éxito, y la aceptación en el momento actual. Nunca se obsesione por con una sola manera de alcanzar sus sueños emocionales, abrase a todas las opciones que pueden estar disponibles para crear esas sensaciones ahora. Cuando usted está ansioso por conseguir una meta específica, visualice el resultado que usted desea con entusiasmo y optimismo. Entonces afirme: estoy atrayendo esto o algo mejor a mi vida ahora mismo. ¡Esto le despertará a las opciones abundantes en su búsqueda. Entréguese y confíe en el resultado abierto de sus deseos. No hay más energía magnética que la confianza y flexibilidad y ninguna mejor manera de convertir sus intenciones en realidad. DIARIO PARA EL ÉXITO Para entregarse genuinamente, usted debe mirar adentro de sus intenciones verdaderas. Hágase estas preguntas tanto en la meditación y en la escritura un un cuaderno especial para notas diarias: . ¿Cuándo pienso en mis deseos, cuales son mis emociones? ¿Siento preocupación y miedo o soy optimista y tengo esperanza? . ¿Qué resultado emocional (no financiero) pienso traer a mi vida de esta meta ? ¿Qué puedo hacer o pensar para crear este estado ahora? . ¿Mi propósito es basado en el miedo o la manipulación de alguna manera? ¿Aumenta o disminuye mi propio sentido de la dignidad y del honor? . ¿Es mi intención optimista no solamente para los resultados futuros pero también para las actuales actividades? Si no, por qué no? ¿Qué otra opción puedo yo elegir? . ¿Las intenciones alrededor de mi meta están en conflicto de alguna manera? ¿Si es así, en qué motivación positiva y pura puedo enfocar mi energía ahora? Abierto, Claro, y Sin conflictos Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 5 de 458
  6. 6. Autoestima: El primer escalón del Éxito Puesto que sus intenciones son sus formas para ordenar al Universo, usted debe ser muy específico, seguro, y optimista. El ser confuso sería como entrar un restaurante y decir a la camarera, “tengo hambre.” Usted tiene que estar enterado de lo que usted desea y dejar saber al Universo exactamente de los detalles. Los pensamientos que están en conflicto traen condenación, incluso para los deseos que trae desde hace mucho tiempo. Usted debe vivir con cierto conocimiento y la creencia fuerte, diciéndose: Puedo hacer esto. Voy a hacer esto. ¡Lo merezco! No hay sitio para dudas o contradicciones solamente para una intención pura y directa. Ya sea sobre sus capacidades o valores, usted no puede ensuciar la orden que le hace al Universo con negatividad y resistencia. Considere qué sucedería si usted entrara a un restaurante y dijera a camarera, “bien, quisiera el filete, pero quizá debo comer una hamburguesa. . . pero un filete suena tan bueno. . . . “Ella simplemente dará la vuelta y se marchará. Pero digamos que le da una segunda oportunidad y esta vez usted dice, “realmente quisieran la langosta, pero no quiero gastar mucho dinero en mi, creo que solamente tomaré un sándwich de pescado...¡Pero realmente me gustaría la langosta! ¡Eventualmente la camarera no se volverá a acercar! El Universo trabaja de la misma manera. ¡Si usted está cambiando constantemente de una intención a otra, de deseo a la incredulidad, el no puede saber que darle, de modo que no le dará nada! Usted puede pensar, deseo una nueva relación, pero también pensar, me han lastimado tantas veces. Usted puede esperar conseguir una promoción grande, pero usted puede también temer que los otros candidatos sean más calificados. El tomar las cosas de esta manera envenena su energía y nubla su consciencia, alejando el flujo Universal. Sus intenciones deben estar claras, y sin conflictos, y abiertas a recibir. Mantenga una visión fuerte de su meta y envíela hacia fuera de usted. El universo está esperando por sus órdenes, pero usted tiene que dejarle saber lo que usted desea. Cree una consciencia actual sobre sus intenciones-no solamente sobre sus metas a largo plazo, sino que también sobre su vida de cada día. Por ejemplo, cuando considero el día siguiente, mi primera intención es crear felicidad y valor en todo que lo haga, y trabajo en compartir esas energías con otros. Cuando comienzo una nueva actividad, intento planear mi acercamiento emocional. Puesto que cada cosa que usted hace tiene un enfoque que dirige su producción energética, usted necesita estar completamente enterado de sus motivaciones verdaderas, especialmente por las que magnetizan los éxitos mayores. CONSEJOS PARA OBTENER INTENCIONES CONVINCENTES Usted puede tener más control sobre su producción energética incluyendo estos indicadores para las intenciones convincentes cada día: . Pase algunos minutos cada mañana meditando o escribiendo sobre sus intenciones para ese día. Véase así mismo realizando sus actividades previstas con un Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 6 de 458
  7. 7. Autoestima: El primer escalón del Éxito conocimiento claro de su propósito para cada una, hágalo positivo, optimista, y alegre. Haciéndolo de este modo, usted está proyectando una consciencia más brillante hacia fuera y está pensando en un día feliz, y exitoso. . Enfoque sus intenciones muchas veces al día. Si usted está experimentando un rato difícil o trabaja en un proyecto desafiante, renueve su dirección consciente tan a menudo como sea posible. Tome un descanso en la mañana, en el almuerzo, o después de trabajo para crear una intención positiva para las horas próximas. . Intente enganchar intenciones más positivas durante las actividades mundanas de su vida. Esté enterado de su dirección mental mientras realiza cosas como comer, conducir, y tareas de casa. Encuentre un propósito positivo y sincero, en la experiencia de cada tarea, y cambiará la naturaleza de su energía totalmente. . Por la tarde, cree una intención consciente para su energía de la noche. Afirme: Dormiré profundamente esta noche. Despertaré relajado, restaurado, y entusiástico, esperando comenzar mi día. . Reevalúe sus intenciones de sus metas periódicamente. Cerciórese de que usted no está creando conflicto alrededor de sus deseos nublándolos con miedo. Manténgase enfocado, abierto con determinación, y optimista para así poder mantener sus deseos por el buen camino. Sus intenciones ponen la base para su éxito futuro, así que no los deje enredarse en la duda y confusión. Nunca niegue sus capacidades o pase por alto su valor, y nunca, minimice la gran abundancia de posibilidades Universales. Un deseo puro sabe que su meta esta disponible y realizable. ¡Usted lo merece, así que inténtelo! AFIRMACIONES PARA INTENCIONES PURAS Y FUERTES • Comienzo a observar más de cerca el porqué hago las cosas que hago. Entiendo que mis intenciones son fuerzas poderosas en mi vida. • Tengo la fuerza para hacerme feliz. Ésta es mi responsabilidad y mi actual intención. • Me abro a las opciones abundantes que el Universo tiene que ofrecer. Hay un montón de maneras de hacer que mis sueños se hagan realidad. • Cada día estoy más consciente de todas mis intenciones. Elijo vivir cada día basado en confianza y amor. • Traigo una intención alegre y consciente a todo lo que hago aun en las diarias tareas de la vida. Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 7 de 458
  8. 8. Autoestima: El primer escalón del Éxito 252 Dejemos de Juzgar - "No juzguéis a los demás si no queréis ser juzgados. Porque con el mismo juicio que juzgareis habéis de ser juzgados, y con la misma medida que midiereis, seréis medidos vosotros.", - Jesucristo Cuando juzgamos a otra persona o lo que es lo mismo, cuando tenemos creencias sobre sus conductas o emitimos juicios de valor sobre otra gente, lo más probable es que estemos desacertados. No sabemos qué le está ocurriendo a esa persona, cuáles son sus profundas motivaciones. Si apenas nos conocemos a nosotros mismos, poco podemos llegar a captar de los demás, ahora bien, la gran mayoría de los juicios que realizamos son de crítica negativa, entonces se convierte este proceso en un juego de distracción de ver muchas cosas en los demás que me evita poner mejor la atención en mí. Te voy a mencionar algo importante que quiero que lo recuerdes siempre: “La persona que se acepta y ama a si misma, pierde el interés de juzgar a los demás. Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 8 de 458
  9. 9. Autoestima: El primer escalón del Éxito Un juicio de valor es tranquilizador porque nos hace creer que existe un conocimiento que poseemos con el cuál “analizamos a la otra persona ó situación”. Y así generamos una momentánea sensación de paz que nos impide llegar a un saber verdadero. Al parecer las personas no toleramos el no saber, frente a ese vacío de conocimiento, si no obtenemos información lo llenamos con nuestra imaginación. ¿se acuerdan del juego de niños “el teléfono descompuesto”, donde se pasa un mensaje de uno a otro hasta que llega al último participante el mensaje del originador pero con las sumas y restas personales de cada niño intermedio?, ha pues muy similar sucede con adultos, la falta de conocimiento del tema se complementa con creencias, suposiciones, imaginación, etc… De aquí que las críticas sean tan destructivas. Suele ocurrir que las personas que están en proceso de desarrollo personal e inclusive espiritual, en forma consciente se comparen con otros que están también encaminados hacia esos objetivos de trascendencia, y al hacerlo aparece todo lo que se intenta superar: competencia, obsesión desenfrenada por obtener determinados resultados vinculados al concepto de éxito, apegos e identificaciones con objetos o pertenencias materiales, roles fijos de comportamiento, falsas ideas del yo, etc. La competencia surge de una comparación con otra persona y conduce a la rivalidad y la rivalidad inexorablemente nos lleva a un estado de guerra, guerra que primero se forjó en el interior y que inevitablemente se materializará en el mundo de alguna forma: discusión verbal, enfrentamiento físico, conspiración social y llevado a un plano más profundo implica la lucha con armas poderosas. Existe una ley básica en el Universo que sostiene que todo proceso una vez iniciado se profundiza, torcer esa frecuencia vibratoria supone gran trabajo, el movimiento tiene su propio principio de inercia, comúnmente se llama tendencia. Observar la tendencia nos permite adelantarnos al resultado final de ese proceso. En este sentido tener un pensamiento de hostilidad hacia otra persona derivaría inexorablemente en el acto de dañar a esa persona en alguna forma. Gandhi decía: “La competencia es violencia”. Cualquier violencia interior se manifestará de algún modo en mi mundo, lo quiera o no. Así acalle mi pensamiento, si no lo he resuelto en un plano profundo, eso acarreará un desatarse de emociones que eclosionará de alguna manera en el mundo material. Ya sabemos que los pensamientos son energías que tienen mucha fuerza. Antes, cuando se sabía poco de física cuántica, si en una casa se estropeaban varios artefactos eléctricos a la vez se hablaba de mufa o de espíritus, hoy sabemos que la materia depende del observador, que no es un absoluto separado del observador, tampoco lo es el espacio ni el tiempo, esta es la famosa ley de la relatividad, lo relativo es eso, la relación entre el observador y el mundo material, la relación entre la masa de un cuerpo con su fuerza de gravedad y la velocidad de la luz que está en relación directa con el tiempo. Todavía arrastramos un concepto de tiempo y espacio absoluto aunque una parte de nosotros nos diga que no es así. Lo mismo ocurre cuando estamos viviendo un proceso de autoconocimiento, al que llamamos espiritual, solemos trasladar la forma de Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 9 de 458
  10. 10. Autoestima: El primer escalón del Éxito comprensión de la realidad del mundo captadas únicamente con nuestra racionalidad y la aplicamos. Así juzgamos los caminos espirituales de otros y, al hacerlo, intentamos colocarnos en un plano superior. Todo juicio supone ubicarse por encima, porque sólo desde arriba podemos ver el panorama completo. Lo que no queremos aceptar todavía es que estamos en un plano muy bajo de frecuencia vibratoria y cuando juzgamos a otros, sólo ejercemos violencia en el sentido de competencia, como decía Gandhi. Hay violencia en la competencia porque hay enfrentamiento y el enfrentamiento fortalece la polaridad. Si estuviéramos en un plano alto habríamos superado la dualidad o polaridad. Por eso cuando escucho que alguien juzga el nivel evolutivo de otra persona, me estremezco. Quién sabe qué sentido tiene la vida del otro en este gran tablero del Universo. Tal vez su rol superior sea el desacomodar las vidas ajenas para ayudarlas a evolucionar. En literatura se suele decir que el personaje del malo es el que motoriza la acción. Sin el malo haciendo de las suyas, oponiendo resistencia, intrigando y ejecutando acciones que obstaculizan el camino de la heroína o el héroe no habría asunto, no habría relato en el estricto sentido literario. El malo puede ser un personaje entendido como persona de carne y hueso o puede ser una tempestad o un conflicto interior del personaje. Sin dualidad no hay vida en el planeta tierra y sabemos muy poco qué funciones cumplimos cada uno de los que estamos aquí para que este gran plan del Universo se lleve a cabo. La prueba está que los humanos afectamos el eco sistema haciendo desaparecer especies que cumplen funciones. Todo tiene un sentido o una tarea específica en el plan. Y no estamos capacitados en el nivel de conciencia en el que nos encontramos para juzgar el camino de los otros. He leído casi todos los libros de biografía de la actriz norteamericana Shirley MacLaine. En uno de ellos tuve una revelación. Es apenas un capítulo muy breve en medio de historias sobre su vida en Hollywood, sus viajes y sus experiencias espirituales. De repente, casi al final del libro Shirley descubre que su esposo la estafó económicamente y eso hizo que ella, multimillonaria, se declarara en quiebra. Había trabajado toda su vida haciendo dos y tres funciones diarias en los musicales de Broadway y las películas que ya todos conocemos, le había entregado a su marido todo su dinero. Sobrevienen la crisis, el proceso judicial de divorcio, la indagación personal que hace MacLaine sobre lo ocurrido, su natural sufrimiento al sentirse estafada por aquella persona en la que confió más y con la que había tenido una hija. El relato es apasionante. Un día Shirley MacLaine descubre en sus meditaciones y canalizaciones que su marido era un ser de un nivel evolutivo superior al de ella y había venido al planeta para ayudarla a evolucionar. Sencillamente estaba actuando el papel de villano como un servicio de amor para que ella despertara. La vida de Shirley dio un vuelco. Sin citar ejemplos difíciles de comprender y comprobar como este, si observamos nuestra propia vida o la vida de los otros entendemos que las experiencias consideradas dolorosas tienen un sentido muy Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 10 de 458
  11. 11. Autoestima: El primer escalón del Éxito importante, son parte de un camino que sin transformación convierte a las personas en semi-humanos. No sabemos nada del nivel en el que se encuentra la persona que tenemos al lado, a lo mejor el otro viene a hacer su último trabajo en una última encarnación en la que su aprendizaje consiste en aprender a ser repudiado por otros, porque ya aprendió todo lo que tenía que aprender; y aprender el desprecio de los otros cuando nos convertimos en personajes malos es un profundo trabajo de humildad. Se dice que la tierra es un planeta escuela y que todo es esto un juego del que nos reiremos cuando nos despertemos. Nos tomamos demasiado en serio los personajes que nos toca interpretar competimos, nos enojamos, nos ofendamos o rivalizamos y juzgamos. No sabemos quién es el otro del mismo modo en que tampoco sabemos quiénes somos realmente nosotros. Si lo supiéramos y no nos identificáramos con el personaje externo del mundo, no juzgaríamos la exterioridad del personaje que vemos en el otro. Alguien puede creer que está por encima de esa persona simple que no tiene la menor idea de lo que es un camino espiritual. Pero a lo mejor el corazón de esa persona está más limpio que el de quien la juzga. El acto de juzgar es una operación de la mente racional. Y la mente racional no la podemos seguir usando para todo, debe ser integrada con otras formas de comprensión de lo que nos rodea. Ahí está el desafío de esta época para cada uno de nosotros. Quizá lo más difícil sea aprender a vivir en la incertidumbre del no saber, soportar el hecho de no llenar el vacío del desconocimiento con nuestras operaciones mentales, elucubraciones, imaginaciones, juicios de valor o desvalor. Nada mejor para terminar esta aproximación a la incertidumbre que recordar una frase de la película Qué rayos sabemos: “Es más importante vivir en el misterio que en el conocimiento”. Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 11 de 458
  12. 12. Autoestima: El primer escalón del Éxito 253 Falsas identificaciones del Autoconocimiento "Intentamos conocer el mundo que nos rodea, cuando la verdadera sabiduría es conocernos a nosotros mismos." - José Alberto Navarro En este capítulo trataremos de cómo nos percibimos a nosotros mismos, de nuestra construcción como personas. Es la base de todo lo que sentimos y hacemos en el mundo, a partir de esa construcción personal elegimos nuestro lugar. Para la legendaria pregunta que los seres humanos nos hacemos desde el principio de los tiempos: ¿Quiénes somos y adónde vamos? hay muchas respuestas. Las respuestas, desde ya, han ido cambiando según las corrientes filosóficas imperantes encarnadas por Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 12 de 458
  13. 13. Autoestima: El primer escalón del Éxito las culturas en distintas partes del planeta. Pero ante todo debemos definir qué es una identificación. Es, a mi criterio, el apego a una idea. Podemos profundizar esta definición sin embargo básicamente es eso. Nuestra mente funciona así, calca, copia, y una vez que produce ese mecanismo lo archiva. Tal vez nos resulte más fácil ahora que aprendimos a manejar computadoras, las computadoras a su vez nos han copiado a nosotros los humanos. Jorge Luis Borges decía que todo lo que existe en el mundo es una extensión del cuerpo humano y sus capacidades, un puñal es la extensión de la mano, por ejemplo. Y la PC bien puede ser considerada la extensión de nuestra mente. Las personas necesitamos simbolizar para sobrevivir psíquicamente, así creamos una idea de padre, de madre y de nosotros mismos forjada a través de las experiencias. Pero esas ideas no son estigmas, de hecho pueden ser cambiadas por otras ideas y así ocurre, es inevitable. Por otra parte no son las experiencias en sí mismas las que crean estas huellas o registros sino la interpretación que hacemos de ellas, y ahí también interviene nuestra mente. Claro que el cambio se produce en un tiempo que relacionado con la vida humana es muy extenso. La fuerza del cambio o de la evolución es una cualidad de la energía y por lo tanto tiene la pujanza constante de lo que no se doblega, pero la tendencia al arraigo también lo es. Una vez que una persona crea su propia imagen de sí, se aferra a ella y si no adquiere una actitud consciente, posiblemente muera con esa representación mental de lo que cree que es, debido a que opera un principio de inercia. Todo es energía, la mente y nuestras emociones también lo son. Volviendo al planteo inicial de las transformaciones según las épocas, podemos decir que para una sociedad muy estratificada socialmente como la nuestra el "quién soy" individual suele estar registrado y enmarcado por esa desigualdad y la respuesta es: soy el que está por encima del otro socialmente o soy el que está en la línea tal o cual de la sociedad. Sobre todo que tiene una connotación económica muy marcada. La manera de pensarse es en oposición al otro. De allí que la competencia tenga tanto arraigo en este proceso de delinear la propia identidad, la persona se está midiendo constantemente con un afuera, una pauta externa que no le permite encontrar en su interior su propia dimensión. Esto explica porque es tan difícil dejar de ver el exterior y a los demás y descubrir mi maravilloso ser, esta introspección es algo que muy difícilmente en nuestra cultura nos enseñan. Uno de los ejemplos más básicos para explicar el cambio de conciencia es el pasaje de la Edad Media al renacimiento europeo, el cambio fue importante y la cosmovisión humana se transformó, dio un salto. La identidad del ser humano de la Edad Media se forjaba comunitariamente con relación a una figura paternal que era la de Dios, el concepto de individualidad surge en el Renacimiento y se expresa en ese afán de notoriedad pública que observamos en los llamados genios de la pintura, en artistas y en científicos. Esto se corresponde con un avance de la clase social llamada "burguesía" agrupada en las ciudades, nace el llamado mundo moderno vinculado al desarrollo de la escritura que, con la invención de la imprenta, se populariza. Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 13 de 458
  14. 14. Autoestima: El primer escalón del Éxito La escritura ha fortalecido el desarrollo del hemisferio izquierdo del cerebro, que como sabemos tiene la función de separar, clasificar y analizar. El cambio que estamos viviendo en este momento es semejante aunque en un grado mayor y la revolución ya no es mecánica sino cibernética. Muchos cuestionan que tanta gente se pase horas frente a las pantallas de TV o PC, pero es un proceso de compensación, porque la imagen desarrolla el hemisferio derecho del cerebro que tiene la función de integrar, simbolizar y relacionar y así se contrapesan siglos de decodificación de escritura. Entonces tomando el ejemplo de aquel salto del siglo XVI que a la pregunta clásica de quiénes somos, respondió: somos los hacedores de un mundo moderno y ya no nos definimos por ser los hijos de un Dios todopoderoso, hoy podemos respondernos de una manera un tanto más confusa. Más allá de las convicciones religiosas de cada persona o de la filosofía imperante, en Occidente la respuesta se tambalea y se viene tambaleando desde hace unas cuantas décadas. Sin irnos demasiado lejos podemos observar el modo en que nuestros próceres nacionales construían esa identidad a la que podemos llamar filosófica. Eran los forjadores de la nación y a esa causa entregaban su vida, debido a que en el proceso de forjar la identidad individual, la consolidación de la nación y su pertenencia a ella constituían el marco de esa identidad. Eran en tanto y en cuanto se sentían formando parte de una comunidad nacional. Hoy podemos sonreír cuando escuchamos que tal o cual prócer nacional dijo antes de morir determinada frase, puede parecérsenos exagerado que alguien piense en la patria o en ganar una batalla en el momento de morir, pero sea o no cierta la frase dicha, expresa una cosmovisión. En ese sentido nuestros antepasados no tenían conflictos. La nación era su identidad. El siglo XX extendió fronteras y la nación dio paso a la ideología y la pertenencia a un país no otorgaba tanta identidad como la filiación a una doctrina de carácter político. El siglo XX fue el siglo de las ideologías, del mismo modo que dos siglos antes los vástagos de un reinado se sentían plenos por seguir los mandatos de su rey. Podemos trazar una línea que va desde el clan o la tribu, los imperios, los reinos, las naciones hasta las ideologías. Hoy, aunque nos sentimos parte de una nación, nuestra identidad no está puesta en ese marco. Porque la identidad nos da la sensación de plenitud y en la evolución de nuestra conciencia esa etapa ya fue incorporada, es decir que ya lo aprendimos, ahora necesitamos aprender otra cosa. Si la identidad es ese espejo que nos muestra quiénes somos. ¿Quiénes somos hoy para nosotros mismos? ¿Cuál es la imagen que reflejada nos permite reconocernos y sentirnos completos, íntegros y parte de una unidad mayor? Yo, por ejemplo, son mexicano y ciudadano de Toluca, pero también me siento latinoamericano y también me siento ciudadano del mundo. Y hace muy poco que el planeta no me alcanza porque sé que más allá hay seres y concepciones que también me definen. No me alcanza esta configuración geográfica para trazar una imagen de mí misma frente a mí misma. El año pasado escuché en un seminario dado por Mónica Sokolosky que es una empresaria argentina que trabaja comprometidamente además para desarrollar la Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 14 de 458
  15. 15. Autoestima: El primer escalón del Éxito conciencia realizando talleres y seminarios, ella dijo al pasar que existen cuatro identificaciones que son falsas pero que en algún momento y en mayor o menor medida están funcionando en la actualidad. Cito, aunque no por orden de importancia ya que no existe tal orden. La identificación con el pasado. Esta es una de las más encarnizadamente apegadas en nuestra cultura. Es obvio que somos el resultado de una serie de tendencias, en eso se basa la psicología en todas sus ramas, la antropología también hace su aporte y ahora la neurociencia y la biología han entrado a tallar para ofrecer sus descubrimientos con mucho más peso en esta profundización de los condicionamientos humanos. Las tendencias existen, sin duda, pero hasta dónde le otorgo todo el poder a esas tendencias. La vida se sostiene igual que la estructura de una obra de arte, es decir en el contraste y la polaridad. Si la fuerza no tiene otra fuerza equivalente que se le oponga no existe la vida. Creer que porque tuviste una infancia desdichada en tu vida, será siendo desdichada es una idea forjada por una corriente cultural que no es una verdad. Nada de lo que te ha sucedido en el pasado sea lo que sea determinar lo que deseas ser en el futuro. Si yo creo que las tendencias del pasado tienen más poder que mi propia capacidad de evolucionar y que mi voluntad y mis deseos de vivir, le estoy entregando el poder de mi creencia (que es sólo una creación de mi mente) y a partir de una creencia se estructura toda la cosmovisión de una persona, se abre un marco y en ese marco se organiza el saber. Y si lo pensamos bien es un contrasentido. La vida se define a cada instante. La vida se reformula en cada acto de nuestra respiración. Para los que como yo creemos en la trascendencia, es decir en que este núcleo de conciencia que nos conforma como humanos y que no se desintegra cuando el cuerpo ha agotado su experiencia en la tierra sino que continúa como una energía aglutinada y sigue su viaje a otro plano de existencia, sea reencarnando o pasando a otras dimensiones para reencarnar o no más adelante, las creencias son más frágiles que para los que suponen que todo se juega en este plano tridimensional del mundo de la materia. Ese núcleo de conciencia llamado "alma" por los católicos, "atma" por los hindúes tiene una unidad en sí y una memoria de sí, de modo que no se dispersa por el simple hecho de desprenderse de la materia densa, ese conjunto de materia sutil que podemos llamar alma o como se nos antoje, responde a las leyes de la física que entre otras tantas aseveraciones sostiene que “en la naturaleza nada se pierde, todo se transforma”, es un antiguo axioma que aprendimos en el colegio. Desidentificarnos con el pasado no es tan difícil si tomamos conciencia de que es una línea de pensamiento que construimos. De un modo correlativo se trata de no identificarnos con nuestra mente. Es preciso hacer una tarea de descondicionamiento y los caminos son muchos, las técnicas proliferan, la neurociencia nos demuestra que cada experiencia produce una huella cerebral pero también podemos modificar el funcionamiento produciendo hormonas que van cambiando la configuración de nuestro cerebro. Es cierto que hay condicionamientos Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 15 de 458
  16. 16. Autoestima: El primer escalón del Éxito determinantes en casos de violadores seriales, en los registros de la adicción a drogas, pero aún en este último caso es posible estacionarse y frenar así el automatismo como lo atestigua el éxito de los grupos de Alcohólicos Anónimos y químico dependientes. Personalmente confieso que despegarme del pasado no es lo que más me ha costado o quizá estuve cuarenta años intentándolo y a la larga creo haberme despegado, pero la trampa al menos en mi caso fue apegarme a la siguiente identificación que es: La identificación con el futuro. Cuando nos identificamos con una imagen forjada por nosotros mismos, tendemos a creer que allí está nuestra identidad y con el correr del tiempo esa identidad se va fortaleciendo, pero está apoyada en una falsedad. Una de las identificaciones que tendemos a realizar y con la que justificamos la mayor parte de nuestra vida suele ser la identificación hacia el pasado, desarrollada mínimamente en el artículo de abajo, la otra es: La identificación con el futuro: Esta identificación puede darse en distintos niveles. En mi caso descubrí que se producía en una falta de conexión con la vida misma colocando todas mis aspiraciones en un lugar que no había llegado y que nunca llegaría, porque el futuro es eso, una utopía, NO EXISTE, solo existe en nuestra mente. Por un lado me declaro optimista y siempre estaba a la espera que aparecieran las manifestaciones de lo anhelado. Sin embargo las circunstancias históricas, como era de esperarse, influyeron también. Formé parte de la llamada generación de transición después de ruptura con lo establecido que comenzó en los 60´s. No es necesario haber adherido a estas ideas para haber sentido su impacto, nadie escapa al influjo de su época debido a que existen campos de energía en las sociedades que afectan a todos sus integrantes; o como dice Carl Jung somos parte de un inconciente colectivo. En aquellos años estaba en auge los hippies que pretendían darlo vuelta todo. Esta cosmovisión ponía el acento en la transformación social, sea esta política o de costumbres, lo que promovió la predisposición a endiosar ese “después” que vendría luego del cuestionado hoy. En cierto sentido fue una generación de soñadores llenos de nostalgias del tiempo que vendrá. Desde un punto de vista espiritual, la identificación con el futuro es menos fácil de detectar que la identificación con el pasado, incluso el arte se ha ocupado de crear esos personajes vetustos encerrados en una casa o aferrados a lo antiguo como paradigmas del apego al pasado, pero la identificación con el futuro goza de bastante buena salud en nuestra moderna sociedad. En realidad la teoría positivista lógica que tuvo tanto peso desde fines del siglo XIX se apoyaba en la idea de que el progreso indefinido de la ciencia nos llevaría a la felicidad humana sin medida. Y nosotros nos formamos culturalmente con estas ideas, de modo que necesitamos revisarlas. Si observamos bien la propaganda que nos bombardean desde los medios de comunicación se sustenta en este concepto filosófico: el jabón es el mejor porque lava mejor, pero pronto va a salir otro que lava más. Y aunque sea el mismo jabón le cambian el paquete, lo adornan y nos hacen creer que es otro más eficaz. Así con los celulares, ahí tenemos un buen ejemplo, no basta con que los celulares que son maravillosos y Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 16 de 458
  17. 17. Autoestima: El primer escalón del Éxito útiles sirvan para hablar, sirven para enviar mensajes de texto, para usar como calculadoras, para entretenernos con juegos, para sacar fotos y pronto nos van a servir para rascar la espalda. Cuando nos ofrecen un producto nos están vendiendo una ilusión. Trabajé algunos años en el rubro de turismo y solíamos decir que no le vendíamos a la gente pasajes o excursiones, sino ilusiones de un momento feliz en el futuro. El sistema de compra venta de mercancía que nos induce al consumismo se apoya en la visión filosófica del positivismo lógico. Está todo muy bien, el problema es lo que subyace en la base de esa carrera loca: y es la desconexión con el presente porque la identificación con el futuro se apoya en la insatisfacción del presente. Esto va creando un control mental que nos impulsa a colocar nuestra conciencia en un afuera lejano. Todavía el positivismo lógico como modelo de pensamiento rige nuestra vida y en el fondo sentimos o creemos que acumulando más bienes de consumos seremos un poco más felices. O que lo bueno y lo que mejorará mi vida viene de afuera y ese afuera puede estar representado por muchas cosas y en esencia se trata del futuro mismo como un lugar por ahora inaccesible. Aunque hayamos revisado este concepto, sobrevive y se mezcla con lo que digerimos día a día. Lo que cifra esa espera del futuro puede estar llenado con la acumulación de información, o prestigio, sin darnos cuenta nos desviamos hacia la carrera mental como una boca abierta hacia exterior que nos garantizará placer, satisfacción o lo que mi persona considere satisfactorio. La idea de acumulación está vinculada con la falsa identificación con el futuro. Es como esos animalitos que guardan comida para el invierno. La sociedad moderna tiene hambre de futuro y nos crea apetitos constantes. Este futuro se nos presenta tan inapresable que pretendemos alcanzarlo y, como no tiene cualidad en sí mismo, intentamos agarrarlo con la cantidad. La cantidad, la acumulación nos liga al mundo material, la cualidad, en cambio, nos vincula al mundo de las representaciones, a los símbolos, a lo que tiene sustancia y no puede ser descartado. La identificación con el futuro es en la actualidad muy poderosa porque la sostiene la insatisfacción, la prueba está que tienen tanto éxito los adivinos y todas sus variantes, no siempre en un sentido de auto indagación genuina que en eso el tarot y la astrología psicológica hacen aportes valiosos, sino como tanteo de lo que está por venir fuera del alcance de mis propias decisiones. Si me identifico con el futuro, es decir si creo que mi identidad está forjada por lo que llegaré a ser o llegaré a tener o llegaré a protagonizar, apoyo mi propia vida en un vacío, en la espera, en el “mientras tanto”. Lamentablemente la práctica política muchas veces se sostiene excesivamente en esto como son muchos movimientos de izquierda en el mundo, todo estaba puesto en un futuro absolutamente lejano llamado “revolución” sin que los indicios concretos del presente respaldaran los pasos dados y por eso, si las condiciones no estaban dadas, la propuesta revolucionaria afirmaba que había que crearlas incluso contra los deseos del pueblo mismo. Cuando la propia existencia se sustenta en el futuro, se pierde la noción Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 17 de 458
  18. 18. Autoestima: El primer escalón del Éxito del valor de la calidad de vida; como ejemplo, basta ver el nivel de vida de los cubanos hoy. Si hay algo que caracteriza nuestra existencia humana es la revolución permanente, pero permanente no en la espera de un acontecimiento prodigioso ó revolucionario situado fuera de nosotros mismos y que nos cambiará de lugar y nos hará felices de la noche a la mañana, no para nada, sino permanentemente en forma interna: cambian nuestras células, cambia el ritmo y la velocidad en que los electrones giran alrededor del átomo dentro de nuestra materia. Cambian nuestras ideas sobre el mundo y sobre nosotros mismos. Cambiamos nosotros y esta es una buena metáfora para sentir que el futuro está en nuestro presente. Por desgracia muchas ofertas de venta de productos, muchas teorías religiosas y sectarias se consolidan fortaleciendo está falsa identificación que otorgan una identidad pasajera a las personas. Como por ganar la lotería o esperar al esposo ideal o al romance o a la mudanza a un barrio más distinguido. Y mientras esto ocurre, la persona se desvincula con su centro colocando sus expectativas en un lugar ajeno a su propio poder de transformación. La identificación con el futuro debe ser muy tentadora para nosotros, ya que es el argumento más sólido del lenguaje publicitario y de los discursos políticos y algunas sectas religiosas que terminan ofreciendo sueños dorados para tapar la insatisfacciones personales, por lo tanto es la que más necesitamos revisar. Se explica perfectamente que esta identificación con el futuro tenga tanto arraigo: toda la cultura Occidental se nutre de lo exterior, de lo que viene de afuera. Debemos recordarnos una vez más que las llaves están siempre adentro de nosotros. La identificación con el futuro es igual a las otras tres identificaciones, absolutamente falsa y no tiene nada que ver con lo que somos en verdad, en lo profundo. Y si pensamos un poco en el hambre de fama que se percibe en tanta gente no es otra cosa que una identificación con el futuro, se ponen todas las expectativas en ese “llegar a ser”. Tengamos en cuenta que la identificación falsa es una idea autoengañosa que nos hace creer lo que no somos y así perdemos nuestra verdadera identidad y es el camino más directo hacia la desdicha. Ya que de eso se trata estar aquí en el mundo: llegar a ser feliz. Otra de las falsas identificaciones es: La Identificación con el lugar social. Esta identificación ha sido y es muy importante. Cuando a alguien se le pregunta quién es, responde: Soy médico, soy madre, soy maestro, soy empleada, etc. La cultura ha hecho que la gente se identifique con aquello que realiza en el mundo para subsistir materialmente o, en suma, ganar dinero y como la sociedad se ha brutalizado en ese sentido, la gente estudia, dedica todo su tiempo a eso, en prepararse para ganar dinero. Y luego como dedicó todo el tiempo de su vida, es decir su vida misma para aprender a ganar dinero, se define por el rol. Existe una clasificación de la gente que nos llegó de Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 18 de 458
  19. 19. Autoestima: El primer escalón del Éxito Estados Unidos en la que se divide al mundo en dos grandes grupos: ganadores o perdedores. Eso es una barbaridad, ya que una vez que se identifica a la persona con uno de los dos le queda como estigma. Nadie es ganador o perdedor desde el vamos, lo erróneo es que esta calificación se basa en ganar dinero o éxito social. Esta clase de visión produce violencia y es una visión clasista. Si vamos a importar ideas que sean un tanto más ecuánimes ¿no? Se escucha con frecuencia últimamente “Fulano es un winner”. Es un error enorme definir a las personas por un solo aspecto de sus vidas y encima por un aspecto tan superficial. Un famoso escritor dijo que esos escritores que van con sus manuscritos a las editoriales y no los publican resultan patéticos. Con ese criterio Borges, Faulkner, Kafka y tantos otros, han sido patéticos, el valor que subyace en este comentario es el mismo que ha creado la idea de perdedores y ganadores. Si tomo al éxito, que es un síntoma cambiante y frágil, como patrón de medida, le pongo el sello de mi propia emocionalidad a cada cosa en tanto responda a mi deseo o no. Es patético para él cuya medida es el éxito y no el valor literario en sí mismo que no depende casi nunca de la cantidad de libros vendidos ni de la fama del escritor. ¿Qué evolución espiritual puede tener una persona que focaliza todo su ser en el rendimiento que otorga una imagen externa, una visión adornada para los demás? Esa persona queda apresada en la figuración. Vive para el afuera. Esta característica de poner la autovaloración en un criterio ajeno a la persona misma es un rasgo del patriarcado basado en la dominación del más fuerte, en las jerarquías y por lo tanto en el sometimiento. Ese esquema no sirve más. Es obsoleto. El desarrollo espiritual tiene que ver, ya lo he dicho, ante todo con la felicidad, con la alegría. ¿Y eso cómo se mide desde afuera? Hemos visto últimamente cómo la gente se enferma y muere por exceso de trabajo. El exceso de trabajo es un síntoma de la enfermedad del ego. Las enfermedades en boga son el resultado de esa falsa identificación con el lugar social: fobias, estrés, cardiopatías, enfermedades derivadas del agotamiento. Hay una tendencia en la actualidad en los grupos espirituales a responder cuando la gente recién se conoce, sin decir su profesión, porque eso encasilla a las personas y crea también falsos escalafones. La gente, al presentarse a otras personas, responde diciendo su nombre y detalla apenas su proceso de autoconocimiento. Es una forma de relacionarse desde lo profundo y no desde lo aparente. Occidente le ha otorgado gran valor al hacer, al accionar en el mundo, y eso es el resultado de la falta de afecto. Hay que hacer, mostrar, para sentirse apreciado, porque las personas no son valoradas por el simple hecho de ser personas, tienen que ganarse su lugar incluso en el interior de las familias. Las personas se levantan cada día y se dicen secretamente: Tengo que demostrar que valgo. Y se dejan llevar por la loca carrera de la acción. ¿Qué clase de valor es ese que me lleva a la muerte o al agotamiento? ¿Qué valor humano es el que hoy me otorga reconocimiento colectivo y mañana me tira a la basura? Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 19 de 458
  20. 20. Autoestima: El primer escalón del Éxito He citado tres falsas identificaciones que son: La identificación con el pasado La identificación con el futuro La identificación con el lugar social Identificación es el apego de nuestra mente a una idea que el propio ego forjó de sí mismo y con la que construye un símbolo de lo que cree que es. Y existe una última identificación que tal vez sea la más encubierta y es: La identificación con el lugar de los otros. Esta identificación es peligrosa porque se confunde con solidaridad o buenas intenciones. Aunque también se sustenta en la tendencia humana a la proyección. Nos proyectamos en lo que nos rodea, sean personas, situaciones, impedimentos, circunstancias, etc. A veces el peso del obstáculo es tal que le damos una mayor envergadura y se convierte en el eje de nuestra vida. Puede ser un familiar enfermo, una madre indiferente o ausente, un empleo engorroso, aburrido o exigente, una dificultad monetaria perpetuada en el tiempo, cualquier elemento que obstaculiza nuestra vida presente, entonces lo primero que se nos cruza por la mente es afirmar: -Ah, si no estuviera esto en mi vida todo sería mejor. Así la mente comienza otra vez su operación clásica de separación. Rechazando lo que nos está ocurriendo, nos escindimos interiormente. La solución no es identificarnos tampoco con su opuesto complementario, lo que equivale a una forma de negación, ya que en realidad se nutren de una misma energía porque es la misma energía oscilando en sus dos polos, sino transitarlo, aceptarlo sin apegarnos a eso, sin hacer jugar nuestra identidad en eso. La trampa en el caso de esta falsa identificación reside en que tomamos esa prueba en nuestra existencia como un obstáculo que habría que extirpar y no como un desafío y una oportunidad. Me atrevería a afirmar que todos, en mayor o menor medida, experimentamos un grado de esta falsa identificación. Nuestro nivel evolutivo no nos permite todavía comprender que todo lo que experimentamos, que todo lo que nos produce dosis de dolor es necesario para alguna clase de aprendizaje que necesitamos alcanzar, por ese motivo seguimos creyendo que si pudiésemos quitar alguna cosa, al menos una, nuestra vida despegaría. Y es un error. Ese obstáculo al enfrentarse con nuestra resistencia a aceptarlo, se fortalece, en realidad lo fortalecemos nosotros con nuestra manera de enfocarlo. Y lo convertimos así en un emblema de nuestra incapacidad. Pero eso que está allí afuera, ese lugar del otro, es el reflejo de algo que está dentro de mí y lo que puedo modificar es lo que está adentro, sólo así su resonancia, que se ubica afuera, experimentará cambios. La situación económica difícil suele funcionar como chivo expiatorio perfecto en esto del lugar de los otros. Nos olvidamos de que todo lo que nos rodea es el resultado Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 20 de 458
  21. 21. Autoestima: El primer escalón del Éxito de nuestro propio comportamiento y de nuestro modo de pensar. O en todo caso de algo anterior a este cuerpo. Este es el lugar de la victimización y el tema da para muchas páginas. Toda victimización resulta de una interpretación errónea de la propia situación actual. Y la identificación con el lugar de los otros es proclive a la victimización. Siempre hay algo que podamos hacer para modificar nuestra situación, pero en el caso extremo de no poder hacerlo, siempre está modificar nuestra mirada sobre esa situación y eso nos ubicará inmediatamente en otro lugar. Cada una de estas cuatro falsas identificaciones pueden ser profundizadas pero todas se basan en una idea equivocada sobre nuestro concepto de persona. Es importante que reflexiones sobre ellas porque tarde o temprano nos daremos cuenta de que oscilamos entre una y otra a lo largo de nuestra vida, a veces en apenas un acercamiento. Al menos eso me pasa a mí. La identificación con el lugar de los otros merece especial atención. La mayoría de las personas siente que es injusto que haya vivido o viva determinado dolor o condicionamiento. Y ahí está la clave de su evolución. La aceptación de todo lo que soy, he vivido y me rodea es el gran primer y último paso en este camino de autoconocimiento. Hace unos cuantos años un amigo me hizo el siguiente comentario: "Fulano se la pasa criticando a su trabajo, no se da cuenta de que si no aprende a valorar su actual trabajo, nunca podrá tener otro". La mayoría de la gente cree que es al revés, que si cambia lo externo cambiará su estado de ánimo. Impone en el afuera, en ese otro una condición y así condiciona su propia vida. Es una modificación en su actitud hacia lo que tiene y lo rodea lo que producirá una acercamiento a lo anhelado. Recuerdo el principio Hemético Universal: “Lo que es adentro es afuera”. Y aquí la parábola de Cristo sobre las dos mejillas encuentra su ubicación. Poner la otra mejilla es aceptar la dualidad de lo que llega a mi vida y abrazarla enteramente. Ese es el camino crístico. La energía al no encontrar oposición en mi mente abre canales. El lugar del otro o si se prefiere, el lugar de lo otro, es una circunstancia que la vida pone delante de mí a manera de desafío y prueba. Personalmente esta es la falsa identificación en la que yo necesito trabajar más, indagar más. No somos meros condicionamientos del pasado, ni la pura potencialidad de lo que se supone podemos llegar a alcanzar en un futuro, no somos nuestra profesión ni tampoco somos eso que las circunstancias familiares o sociales nos determinaron, el único lugar posible es el del presente. Y el presente es un lugar inestable, cambiante, fluctuante pero en el que todo es posible y en el que a la vez todo, como acabo de decir, no deja de transformarse. De modo que no hay posibilidad de aferrarse a nada de modo permanente. Cuando nos aferramos mediante una operación mental a alguna idea fija, ya sea esta de sobrevaloración o de limitación o impedimento, cuando nos aferramos a alguna persona o a alguna circunstancia, frenamos el fluir de ese presente. Y así detenemos nuestra Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 21 de 458
  22. 22. Autoestima: El primer escalón del Éxito evolución. La vivencia del presente nos ubica en lo que los budistas llaman la impermanencia. No, no es para nada fácil ocupar este lugar, sin embargo es el único lugar donde la vida fluye, cualquier identificación es un acto de freno y congelamiento, pensemos que en los otros cuatro lugares la vida se estanca, la mente encuentra sus parámetros preferidos que son la solidificación de lo conocido. O la ilusión hueca. Habitar el presente no es factible si la mente toma el comando, el presente sólo puede habitarse siguiendo el llamado del propio corazón. Las ideas prefijadas desfallecen frente al cambio constante. Las coordenadas están regidas por las funciones de oposición, separación y detenimiento. Pero la vida no funciona así, basta mirar alrededor, si no nos armonizamos con los movimientos de la vida, entramos en fricción con sus leyes y sufrimos. Eso es lo que ocurre. Ahora bien, para poder sostener este habitar en un presente cambiante debemos poseer algo que nos sostenga para no caer en el vacío. Yo personalmente creo en la evolución y en la trascendencia del ser humano, lo que supone que la tierra es un planeta escuela, un paso más en un largo camino siempre ascendente para mi conciencia. Pero para quienes no creen en esto, la vida misma con sus leyes permanentes puede ser la sustentadora de este movimiento magistral e inevitable que significa transitar por ella: vivir. La vida es más sabia que los trucos de nuestra mente. Es importante recordar en nuestra mente oscila y, cuando necesita encontrar una energía densa, elige alguna de estas cuatro falsas identificaciones y así se desconecta del verdadero ser que no está relacionado o no depende del lugar social, del espacio de los otros, ni del peso de lo ocurrido antes ni del anhelo de lo que vendrá. Es preciso que estemos alerta y revisemos constantemente nuestro concepto de persona, porque una identificación falsa equivale a sufrir del mismo modo en que identificarnos con nuestro ser interno es fuente de dicha. Para nuestro ser interno no hay tiempo y los lugares no dependen del espacio tridimensional. Desde ya esto sólo es posible únicamente despertando ese otro órgano de conocimiento adormecido por la cultura: nuestro corazón. El amor que sentimos es lo único que puede definirnos más cabalmente. Hasta aquí he desarrollado someramente la tendencia de nuestra mente a identificar a nuestra persona con situaciones o aspectos que nos alejan de nuestro verdadero ser. A esta tendencia la clasifiqué en cuatro grupos llamados falsas identificaciones. Y son: La identificación con el pasado La identificación con el futuro La identificación con el lugar social La identificación con el lugar de lo otro o del otro Obviamente estas son llamadas falsas identificaciones porque nos dan una sensación de identidad que se apoya en una mentira, debido principalmente que la identificación se produce con un parámetro que es variable y como tal puede desaparecer. Por ejemplo, la falsa identificación con el lugar social puede basarse en el dinero que una persona tenga y nada hay más volátil que el dinero, pero también se puede apoyar en su éxito profesional que, aunque se presente sólido y asentado, puede coartarse, incluso una habilidad artística puede perderse por quiebres físicos o Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 22 de 458
  23. 23. Autoestima: El primer escalón del Éxito mentales. De modo que la identificación con el lugar social como forma de crearse una identidad es endeble y curiosamente suele ser la que más otorga identidad actualmente, ya que vivimos en una sociedad que pone su punto de mira en la apariencia exterior. Recuerdo que estando en un país caribeño, amigos de ese lugar insistían en llamarme “ingeniero” antes de decir mi nombre. Le pedían al mozo esto o aquello para el ingeniero. A mí me daba mucha risa y les aclaraba que yo no era necesario que me nombraran así, pero para ellos era importante que yo aparentara serlo. Salvando las diferencias culturales entre países, en México los títulos profesionales substituyen a los nobiliarios europeos; trabaje en una empresa trasnacional y en mi labor profesional se de muchas otras donde no se usa el título profesional, simplemente Sr. Fulano, Srita X, etc… a efecto de no poner trabajas por diferenciación al ambiente laboral. El efecto de una identificación de la persona con su rol social suele ser el individualismo, la actitud competitiva y el engreimiento, que conlleva desprecio hacia terceros. El apego al pasado y la identificación de la propia identidad con lo perdido se manifiesta en personalidades depresivas, negativas, pusilánimes, que se desconectaron de su capacidad para ver las oportunidades de crecimiento que ofrece el momento presente. Aunque quizá el resultado más visible o notorio de la identificación con el pasado en los tiempos que corren son esas personas que no aceptan el paso del tiempo y viven haciéndose cirugías para aparentar una edad distinta a la que tienen. La identificación con el futuro está a la orden del día y se expresa en fobias y estrés y en los tan populares ataques de pánico, que son hijos de la ansiedad y la ansiedad podría considerarse como la enfermedad básica que nace de la identificación con el futuro. El efecto más visible para mí de la identificación con el lugar de lo otro, es la inhabilitación de una persona para centrarse en sí misma y auto observarse, porque todo en ella tiende a creer que el impedimento para su goce está en la situación que considera impuesta por la vida. Eso que se presenta, al no ser aceptado, se convierte en un mole que obstaculiza el fluir de la energía. De esta manera la persona se paraliza a la espera de que se produzca un cambio en su vida exterior, sin descubrir que ese supuesto escollo es la gran oportunidad para su transformación. Una vez más el poder está puesto afuera, ha sido entregado. Claro que todo esto es muy fácil enunciarlo y muy arduo llevarlo a la práctica. Sin embargo no bien nuestra conciencia enfoca un problema tiende a encontrarle la solución, el solo hecho de detectar el conflicto es prácticamente la garantía de un camino de superación. Y no es puro optimismo, lo difícil es detectar el conflicto, saber cuál es el problema, porque nuestra mente tiende a ocultárnoslo para continuar en lo conocido. Tomar conciencia es una llave y un disparador a la vez. No bien la mente descubre la dificultad, ya nada es lo mismo y, tarde o temprano, se activa la auto – transformación. Creo que esto se produce por el movimiento de la energía que responde a la polaridad. Al focalizar el conflicto se promueve un Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 23 de 458
  24. 24. Autoestima: El primer escalón del Éxito movimiento de los dos polos que están siempre conectados. Así que tomar conciencia es un reto y una responsabilidad que nos empuja inevitablemente a un cambio de estado. Incluso en el marxismo hay una premisa que dice algo así como que cuando se identifican las raíces de un problema, están sentadas las bases de su solución. Podría explayarme sobre los efectos de estas falsas identificaciones hasta el cansancio, lo que considero importante para mí y, por la misma razón, para los demás, es detectar en ciertos momentos de mi vida, cuándo me estoy identificando equivocadamente, cuando mi persona se apega a un concepto de lo que no es en verdad. Y así, descartando erróneos apegos, se va fortaleciendo mi identidad genuina en ese intenso camino de ir hacia adentro. Las guerras y disputas en el mundo entre las personas, las naciones y las culturas, se deben a que cada uno de nosotros cree ser quien no es y choca con lo que el otro a su vez cree ser. Es la lucha por el poder mundano que nos impide el acceso al amor, al intercambio desinteresado y la valoración del semejante. De modo que revisar nuestras identificaciones es la base de todo camino de autoconocimiento. Sé que he sido redundante en estos cinco artículos, pero sigo creyendo que son importantísimos o, mejor dicho, que importa trabajar en esto. Yo lo continúo haciendo. Hay vidas enteras identificadas completamente con una de estas formas erróneas. El mundo con sus valores superficiales nos empuja a creer que somos algo distinto de lo que somos. Cuando creemos que nuestra identidad está asociada con algo, luchamos por defender lo que entendemos nos define y esa lucha nos aleja de los demás, porque instaura una suerte de fortaleza de autoafirmación. Para encontrarme con los demás necesito identificarme con mi propio centro que está vacío de aditamentos y es común a todos los seres humanos. Las supuestas cualidades de las falsas identificaciones son murallas. El peligro de las falsas identificaciones es que mientras nos ocupamos en creer y sostener lo que no somos, sustentado por la identificación del yo, digamos que mientras nos entretenemos con eso, perdemos la valiosa oportunidad de descubrir quiénes somos en realidad. Y ese conocimiento, ese concepto que construye nuestra identidad, es la base de todo lo que pensamos, sentimos y hacemos. Esta época de Navidad es propicia para descubrirnos a nosotros mismos. Y este tema de quién soy, es el primero que nos conviene enfocar. Fue Cristo quien en plena sociedad esclavista lanzó un nuevo concepto de persona absolutamente revolucionario. Valorizó el trabajo en una sociedad que recluía ese quehacer a lo más bajo de la escala social: el esclavo. Amplió la dimensión de la persona humana a un plano ético, equiparó a los seres humanos a la condición de divinidad pero a todos los seres por el simple hecho de nacer humanos. En una sociedad tan estratificada como la esclavista este fue un impacto en la conciencia. Habló además de la existencia de otra dimensión fuera del mundo. El saber quién se es, hizo que la humanidad post cristiana le encontrara un nuevo sentido a la vida. Una vez más debemos hacer conciencia de nuestro poder para darle un valor Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 24 de 458
  25. 25. Autoestima: El primer escalón del Éxito trascendente a nuestra vida, para saber cuál es el genuino objetivo de pisar la tierra. Pareciera que nos hemos olvidado que ante todos somos personas que sentimos, que ayudamos a los demás, que tenemos ideas sobre la vida y la muerte y que hemos venido a aprender y a mejorar nuestra condición básica de ser humanos. Lo que creemos que somos nos conduce por una determinada senda. Es esa idea lo que nos hace encontrar el final del camino ¿Si no sabemos quiénes somos en verdad, adónde iremos a parar? 254 El Universo Siempre nos dice Si “La Ley de Atracción es el amor de Dios en Acción” - Juan Carlos Fernández Una de las frases que se ha popularizado desde que se intenta absorber la nueva energía es “el Universo conspira para que se cumpla tu deseo”. Esta frase prácticamente se ha convertido en una suerte de caballito de batalla. Sin embargo la frase tiene sus ribetes. ¿Qué significa realmente? En principio la frase hace referencia a la tan mentada ley del karma, para hablar de karma necesitaríamos muchas páginas. Lo básico es que es una ley de acción y reacción, ya se ha dicho aquí. Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 25 de 458
  26. 26. Autoestima: El primer escalón del Éxito Lo igual atrae a lo igual. Karma significa acción, toda acción conlleva una reacción equivalente y del mismo signo a la acción realizada. Lo más divulgado popularmente es que si alguien actúa obrando bien, en consecuencia experimentará hechos bienaventurados en su vida. Ya dije que karma es mucho más, pero partamos de esa base. Universo es lo que rodea y contiene a la persona y ahora decimos “Universo” en vez de “mundo” por razones lógicas y no sólo porque el conocimiento inmenso sobre galaxias y agujeros negros y expansiones constantes, ese viaje ininterrumpido que todos estamos haciendo junto con planetas y estrellas y demás materia estelar, sino porque Universo incluye también otras dimensiones, conocimiento que está siendo rubricado por la física contemporánea. Nuestra mente opera karmáticamente como un campo de energía con su propia carga gravitacional, esa fuerza de gravedad atrae y de acuerdo con el nivel vibratorio atraerá esto o aquello. Creo que ya he hablado de una de las leyes fundamentales de la energía, la de correspondencia: como es arriba es abajo. El mundo denso y el mundo sutil están en estrecho intercambio. Hace muy poco me llegó un mail interesantísimo de una persona que hablaba de la ley de convergencia. Silvina Augeri habla de esa misma ley aunque sin llamarla así, sino basándose en su experiencia de vida. La ley de convergencia sostiene que un pensamiento nuestro nos conecta inmediatamente con todas aquellas personas, encarnadas o no, y con las frecuencias vibratorias que están en su misma franja o rata vibratoria. Sería algo semejante a lo planteado en la película norteamericana “El Secreto”. Por eso debemos ser cuidadosos con lo que pensamos y superar pensamientos- sentimientos obstáculos, deprimentes, negativos, porque quedaremos inexorablemente atrapados y atrapadas en esa franja. Hace mucho escuché que las personas éramos seres multidimensionales, y finalmente lo estoy empezando a comprender. Volviendo al Universo y su sí constante, creo que ya se entiende por qué dice “sí” siempre, porque responde exactamente a lo que queremos, porque sigue la vibración de nuestra mente, se acopla, se pone en resonancia con ella. Así existen tantos universos como niveles de vibración pueden rastrearse y cada mente construye su propio universo al atraer lo afín. Cuando decimos que cada persona vive en el mundo en el que cree nos referimos a eso. Podemos verificar esta ley del Universo en nuestra propia vida simplemente observando qué atraemos, quiénes nos rodean, con quien me tropiezo por la calle, qué señales me está dando lo que forma parte de mi entorno. El Universo no deja de darnos señales como semáforos justamente por esta ley de correspondencia, de karma y de convergencia. El llamado ¨mundo circundante¨ no está separado del observador, existe una continuidad entre energía mental y energía densa o, en otras palabras entre la mente y su entorno, ya se ha difundido lo suficiente el principio de la física cuántica que afirma: Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 26 de 458
  27. 27. Autoestima: El primer escalón del Éxito "El observador modifica a lo observado ". Si lo pensamos bien, es absolutamente lógico. Recordemos que un planeta grande como Júpiter tiene una fuerza gravitacional mayor que un planeta chico y eso provoca una curvatura más pronunciada del espacio tiempo. O sea que crea una dimensión temporal distinta puesto que el tiempo no es un absoluto sino que depende de esa masa y ese espacio. Si nosotros como pequeños planetas tenemos un fuerte sentimiento de amor, cuanto más intenso, mayor será la gravitación que ejerzamos sobre otros cuerpos. Del mismo modo si nuestro sentimiento es de odio, sucederá lo mismo pero atrayendo vibraciones afines. Por eso quien obra bien, está protegido. Por el mismo motivo quien vive en bajas frecuencias vibratorias se topa con la destrucción. Existe otro aspecto de esta visión global entre la palabra “sí” y el Universo y es que el Universo me está mostrando el camino que debo seguir al decirme “sí”. Funciona como un espejo que me indica la brecha por la que me conviene transitar si quiero alcanzar mi objetivo. ¿Qué significa esto? Significa que a veces mi mente o mi ego o mi ambición desmedida o tal vez un mandato social o familiar me impulsan a querer empecinadamente obtener esto o aquello y yo me empeño y está bien que lo haga, pero si luego de mucho empeño nada resulta, quizá sea el momento de preguntarme si estoy en mi verdadero camino de vida, es decir si transito la senda que es la que anhela profundamente mi corazón. Puede que sí, puede que no. Cada uno de nosotros ha venido a este planeta escuela a realizar un aprendizaje, ese aprendizaje está ligado a lo que se llama comúnmente “la misión personal”, que no tiene que ser ningún salvataje espectacular, es una tarea anhelada por cada persona desde su ser más profundo y el desarrollo de esa tarea supone una autotransformación que afectará el mundo circundante. De modo que ir con los cuernos para adelante sin evaluar las respuestas, sin estar en consonancia con las leyes principales hace que corra el riesgo de malgastar mi vida. Esa es una experiencia que podemos evaluar en nuestras propias vivencias cotidianas. A esas respuestas también las llamamos Dios. Yo podría citar muchos ejemplos, todo el tiempo estoy mirando qué señales aparecen. Jung llamaba a este fenómeno sincronicidad. Sin ir más lejos hace dos días un contacto de esos maravillosos que se me cruzan en Internet y me ayudan a conocerme, me sugirió un método. Esta persona me ofreció hacerlo con una cámara por Internet, ya que se es un facilitador autorizado. Y lo curioso es que no teníamos que cruzarnos ni siquiera por Internet y nos cruzábamos a cada instante por supuestos errores. Esta persona me envía las direcciones de las páginas; enseguida descubro, consternada, que todas las páginas estaban en idioma inglés. Mi conflicto con el inglés es consuetudinario. De buenas a primeras yo empecé a luchar frente a cada página con mi pobre inglés y pensé, ahora a traducir y entender lo que se pueda. Entonces me dije, esto tiene que tener una respuesta del Universo. Al otro día veo en mi computadora la pregunta de un programa que se quiere meter. Y me dije: “Uf, Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 27 de 458
  28. 28. Autoestima: El primer escalón del Éxito más información innecesaria”. Pero no sé por qué esta vez, acepté bajarlo. Que hay que reiniciar la PC y todo eso. No lo hice como para que el programa se fuera al demonio. Entonces ahí, de golpe y porrazo, estaba la franja con opciones. Y, oh sorpresa, una de ellas era “traducción”. Puse una de las páginas escritas en inglés sugerida por mi contacto y de inmediato la misma página con las mismas imágenes pero en castellano estaba frente a mí. El Universo me estaba diciendo sí. Tengo otros ejemplos más impresionantes, uno que sería más largo de contar, lo resumo: el día que me anoté en la DGI dudando y temiendo porque los que hacemos lo correcto terminamos pagando por los que no lo hacen en ciertos países como el nuestro, pedí ayuda al Universo y miré hacia arriba. Aunque no lo crean en ese preciso instante me cayó plata del cielo, creo que fueron treinta pesos. Le di veinte a dos viejitas jubiladas para que la energía se expandiera y para festejar la respuesta. Sí, no sé cómo sucedió, pero fue una de las tantas señales que tuve aquel día vinculadas al dinero. Mi miedo alojado en mi mente pidió ser transformado en su propia intensidad en fe, y esa fe atrajo la energía materializada en billetes. Para los incrédulos les diré que es posible que alguien desde un colectivo haya tirado el dinero y volado hacia mí, algo de eso debe de haber ocurrido, pero la sincronicidad del momento es el milagro porque fue en ese instante. No siempre mi mente está tan enfocada ni tiene esa intensidad (la palabra clave para pedir es “intensidad” y la intensidad depende de la fe en la ley universal que crea un campo mental y de la capacidad para enfocarse en el hecho en sí). Este hecho y otros me recuerdan que si mente, que como la de todo el mundo es poderosa, pudo hacer eso, puede hacer cualquier otra cosa. Tenemos que confiar en nuestra fuerza interior. Y el Universo inmediatamente nos acompañará. Por este motivo es que no estamos nunca solos, por la ley de convergencia nos acompañan todos aquellos en muchos planos que están sintiendo y pensando como nosotros. Nadie está solo en este mundo, vive codo a codo con su Universo personal. Y en su Universo están contenidos todas las posibilidades, todos los seres, pasado, presente y futuro y lo que está más allá. Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 28 de 458
  29. 29. Autoestima: El primer escalón del Éxito 255 Superando el Paternalismo Estás lleno de prejuicios inculcados por tus padres y la sociedad: la vida es una lucha, todo se consigue con sacrificios, estás condenado de entrada, el otro es el enemigo, si no tienes nada no eres nada. El más grande es que eres un ser insignificante, arrastrando un pasado condicionante y viviendo para adquirir cosas materiales. ¡Despierta!- El paternalismo fue una característica de la era que hemos dejado atrás, se trata de un rasgo típico del patriarcado, la raíz de ambas palabras es común. Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 29 de 458
  30. 30. Autoestima: El primer escalón del Éxito Padre: pater familia, tronco direccional de una cúspide poder que era guía y ejercía el dominio de las conductas que estaban bajo su férula. Respondía a un modo de organización social y se apoyaba en el concepto de que había personas que debían ocupar el lugar de mando, porque se consideraba que estaban más habilitadas para eso. Detrás de esta idea se suponía que quienes eran guiadas carecían de esta capacidad. El varón por regla general ejercía el poder, y mujeres y demás respondían a su autoridad y voluntad. Este esquema de organización existía en todas las formas de relaciones humanas: la familiar, la social, la política, la económico-cultural y la religiosa. Consecuentemente para conseguir algo se necesitaba de la intermediación de figuras de poder. En el plano religioso sabemos que las autoridades oficiaban de medios para acceder a la voluntad divina, llámense sacerdotes o con cualquier otra denominación. En política sigue funcionando así, es el modo de representación que los gobernantes realizan y se supone que expresan la voluntad del pueblo o de la gente. Tomemos sólo estos dos ejemplos para sintetizar lo que ha ocurrido y lo que está ocurriendo. En el plano religioso quienes nos interesamos por la evolución consciente de la conciencia (valga la redundancia ya que la evolución es un hecho inevitable y aunque no haya un registro de ese proceso, el proceso opera igual, obviamente si se hace consciente se acelera y se potencia) es muy visible el mecanismo de desestructuración que se ha estado produciendo en el seno de las grandes religiones hegemónicas del mundo; por eso muchos maestros espirituales sugieren que no se levanten enormes edificios ni organizaciones porque todo eso caerá. Las religiones son formas que pronto resultarán arcaicas y nos han enseñado a lo largo del tiempo a manejar la energía sutil. Sin embargo, como respondían al modelo patriarcal, algunas de estas religiones pronto se sojuzgaron la vida de la gente. Tengamos en cuenta que la estructura religiosa lo único que hacía era funcionar de acuerdo a la energía histórica imperante. Así los católicos para purificarnos o superar nuestros errores, debíamos acudir a un sacerdote que, mediante el rito de la confesión, representando a Dios, expurgaba nuestros pecados, fallas o errores. Los mecanismos son de representación e intermediación. El avance evolutivo nos insta a superar este estadio y a establecer una comunicación directa con nuestro Ser interno o Dios interno. Ya no necesitamos intermediarios: Dios está dentro de nosotros, en cada de nuestras células. Claro que todavía puede verse en televisión a ciertas comunidades, organizaciones o iglesias que le ofrecen a la gente la salvación y se proponen como únicos salvadores. De esta forma la gente depende nuevamente, paternalmente, de un poder ajeno a sí misma. Sin duda los rituales de sanación y purificación de estas comunidades pueden ser eficaces, pero tarde o temprano se estancan, porque el poder está dentro de cada persona y, al delegarlo en un intermediario, lo entrega y lo pierde. Incluso muchos genuinos líderes espirituales son malinterpretados por sus seguidores que los convierten en norma externa, aunque ellos mismos, estos Maestros de vida o Avatares insistan en que el camino espiritual es seguir a su propio corazón; en ciertas oportunidades eso ha Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 30 de 458
  31. 31. Autoestima: El primer escalón del Éxito ocurrido con Bhagavan Sathya Sai Baba, un Maestro hindú, según he podido observar, por lo visto hay gente más papista que el Papa. Estos Maestros son pontificados, transformados en paradigmas rígidos de conducta, con lo que las personas reproducen el modelo anterior paternalista contradiciendo el mensaje del Maestro. Algunas personas continúan relacionándose con ellos desde la vieja energía. Y es natural que esto suceda debido a que se trata de movimientos muy abiertos, en oposición a las antiguas estructuras religiosas cerradas e hiperestructuras, que justamente por su apertura brindan a sus integrantes la posibilidad de discernir, y ese es su gran trabajo espiritual. Muchos ya somos conscientes de este fenómeno. Obviamente es más cómodo creer que otro nos salvará, que no depende de cada uno de nosotros nuestra evolución, nuestra felicidad o mejoramiento en nuestra vida. Es sólo un principio de inercia de las antiguas pautas con las que nos movimos hasta ahora. Resulta más fácil entregar el poder y esperar soluciones externas que ser los protagonistas de nuestra propia transformación. Pero lo fácil se opone a lo mejor. En la nueva energía se habla de Empoderamiento, es una palabra que circula y se ha convertido en una clave. El poder no bien es concientizado y luego aceptado o asumido, se protege y se potencia a sí mismo. Necesitamos saber que existe y que tenemos el genuino derecho de apropiarnos de él. Sólo así lo podremos conquistar y poseer, asumiéndolo. El salto cuántico es ese: reconocer el propio poder interior. El cambio evolutivo trascendental pasa por ahí: descubrir lo que somos y no sabemos, esa es la luz interior, ese es el poder. Esta idea de que el cambio debe provenir de afuera se arraigó en nuestra mente y nos ha paralizado y nos sigue impulsándonos a entregar el poder. La gente espera ganar la lotería, encontrar un amor a la vuelta de la esquina o que el jefe de la oficina le de la oportunidad para ascender. Esto es mentira o al menos ya no funciona de esa manera. Hasta en el terreno de la psicología ha aparecido un nuevo concepto que es el de resiliencia, y habla de la capacidad que cada persona tiene de encontrar dentro de sí su propia capacidad para resolver sus conflictos sin que medie necesariamente una intervención externa. En el plano de la política somos muchos los descreídos. Sabemos que el sistema de representación o sea, la delegación de nuestra autoridad en un representante de un partido político, no está funcionando bien. Han surgido organizaciones de todo tipo, ONGs, y fundaciones y en Internet muchas páginas están funcionando como puntos de opinión y aglutinamiento. Al sistema de organización patriarcal, verticalista, jerárquico y excluyente, pone la práctica superadora de un sistema integrativo, horizontal e inclusivo de mutua cooperación. Reconocer el valor de estas nuevas sociedades no significa que dispensemos al Estado de su función de protección y sostenimiento de los ciudadanos. Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 31 de 458
  32. 32. Autoestima: El primer escalón del Éxito Lo mismo ocurre con ciertos programas de radio, con grupos de autoayuda, con institutos de yoga o de cursos espirituales. El poder se dispersa, se disgrega, deja de concentrarse en ese sustituto social del pater familia que es el político de turno. El centro de poder está en todas partes y en ningún lado a la vez Esto se da en todos los planos. Los niños nos enseñan a mirar el mundo de otra manera, los jóvenes nos enseñan a pensar. Los que tienen una discapacidad física o mental nos ponen delante nuestros propios desafíos y capacidades, casi siempre nos enseñan a amar. La autoridad está en todas partes y se produce un intercambio de información y aprendizaje. Recordemos que llevamos grabadas en nuestras células la idea que necesitamos de un poder mayor instalado en el mundo para acceder a un alguna forma de modificación en la materia circundante, en nuestras relaciones humanas y en nosotros mismos; es preciso que desmontemos ese condicionamiento, los tiempos son propicios para que asumamos cada uno de nosotros el poder total. Incluso el concepto de enfermedad ha sido paternalista. Se creía que la enfermedad era algo malo que venía de afuera y nos atacaba, hoy sabemos que producimos nuestros males partiendo de la base que tenemos una zona inconsciente que se manifiesta cuando es negada, entre otras cosas en nuestro cuerpo físico. O si preferimos, nuestro cuerpo sutil (simplificándolos en el emocional, mental, causal) manifiesta primero su desarmonía, que luego “baja” y se manifiesta en el cuerpo más denso o cuerpo físico, ya que nuestro cuerpo sutil o aura opera como matriz del cuerpo visible. Así admitimos que somos responsables de nuestra salud o de nuestra enfermedad. Los hindúes ya sabían esto hace cinco mil años como consta en el Ayurveda, los pueblos originarios de América también. Hay que estar preparadas y preparados para esta nueva forma de organización en nuestro cuerpo físico y en nuestro cuerpo social, de lo contrario sobrevendrá el dolor, la incomprensión, la reclusión que es un modo antiguo de aprendizaje, un modo basado en la fricción entre las polaridades. O, quién sabe, tal vez no, tal vez no suceda eso, tal vez seremos arrastrados por la evidencia y descubriremos pronto que es mejor así, que es más liviano, más verdadero, que está más armonizado con la biología de la tierra y el movimiento de los astros y la expansión del Universo. Y nos transformemos con naturalidad, todo es posible en tiempos prodigiosos como los que estamos protagonizando. Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 32 de 458
  33. 33. Autoestima: El primer escalón del Éxito 256 Cambiando del Mi al Nosotros Las cosas no cambian; cambiamos nosotros. Henry David Thoureau. Al aprender a observar al mundo desde la perspectiva de una humanidad común, creceremos finalmente hacia una comprensión más profunda de nuestro ser. Esto es vital, ya que el verdadero punto de poder siempre comienza en el SER. Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 33 de 458
  34. 34. Autoestima: El primer escalón del Éxito La única forma en la que verdaderamente sanaremos y transformaremos las limitaciones de nuestro mundo, es conectándonos con la fuente de poder dentro del individuo. Esto surgirá conforme aprendamos a vernos a nosotros mismos con valor, con una honestidad y compasión más profundas. Ese valor necesita comenzar CONMIGO Y CONTIGO. Vivimos en un mundo que está insatisfecho en muchas formas. Estamos entrando al final de la primera década de este nuevo milenio como un mundo con grandes síntomas de limitación, miedo y defensa que acompañan a la insatisfacción. ¿Por qué pasa esto? Somos un mundo de personas que no sabe como satisfacer sus más profundas necesidades como individuos facultados. Las buenas noticias son que más que nunca antes, también somos un mundo que está buscando algo más. ¿Por qué no sabemos cómo satisfacer nuestras más profundas necesidades? Lo primero que tenemos que considerar es que todos somos criaturas de comportamiento aprendido. Iniciamos como pequeños primitivos que primero aprenden y crecen imitando lo que se nos enseña o lo que nos es modelado. Dentro de ese proceso, nuestras elecciones solo pueden volverse tan sofisticadas, como lo permita la profundidad de nuestra enseñanza. Por ejemplo, en nuestros primeros años todos estamos enfocados en aspectos y elecciones de supervivencia. Con el fin de movernos hacia elecciones superiores y más evolucionadas, primero tenemos que sentirnos seguros, confiar en el fundamento de esos niveles iníciales. Solo entonces podemos continuar en nuestro viaje para convertirnos en individuos con profundidad, con un verdadero sentido del ser en facultación. Nuestro crecimiento hacia un sentido del ser, toma lugar principalmente conforme somos nutridos o cuidados a través de una serie de necesidades emergentes. Estas necesidades abarcan el desarrollo de los aspectos físicos, mentales, emocionales y espirituales de nuestras vidas. Observemos un modelo sano de este proceso para obtener mayor claridad. En el modelo sano, depende primero de nuestros padres satisfacer nuestras necesidades primitivas. Como infantes y niños que comienzan a caminar, no somos capaces de responder por nosotros mismos. Sin embargo, conforme comenzamos a crecer y confiamos en que estamos seguros y somos cuidados en el mundo, nuestros padres comienzan a enseñarnos como identificar nuestras propias necesidades. Entonces comenzamos a hacer elecciones primitivas por nosotros mismos, mientras continuamos siendo guiados a lo largo del camino. Entre más crecemos, más aprendemos a tomar responsabilidad por satisfacer nuestras necesidades por nosotros mismos y más profundamente. Esta es la forma como nos individualizamos con un sentido de poder personal. Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 34 de 458
  35. 35. Autoestima: El primer escalón del Éxito Para el momento en que alcanzamos la madurez, este proceso de apoyo y cuidado, nos ha enseñado que satisfacer nuestras propias necesidades, es nuestra oportunidad divina y nuestro derecho. Este despliegue saludable y natural también nos enseña a abrazar la vida un paso a la vez como un PROCESO. Al hacerlo, somos capaces de observar el milagro de cada individuo único, surgiendo paso a paso con una conciencia de su propio valor. Un beneficio final de este modelo sano, es el hecho de que al crecer hacia la habilidad de satisfacer nuestras propias necesidades, respondiendo plenamente a nuestros sentimientos emergentes, sueños y visiones como individuo, creamos naturalmente un mundo de individuos facultados y valiosos, que están satisfechos interiormente. Una vez que un individuo confía en que la satisfacción es posible y natural, también comprende el beneficio de apoyar a otros en su proceso de crecimiento. Un mundo de "conciencia de NOSOTROS." ¿Por qué no hemos evolucionado hacia un mundo de opciones tan avanzadas y de individuos satisfechos? Primero tenemos que comprender que el mundo evoluciona también a través de un proceso. La conciencia de masa siempre refleja las diversas etapas de ese crecimiento, muy parecido a un grupo grande de personas moviéndose de primer grado hacia el segundo y así sucesivamente. Cada una de esas etapas en nuestro planeta, generalmente dura alrededor de dos mil años. No tenemos que ir muy lejos para encontrar que hemos estado atrapados en las limitaciones de cierta etapa de nuestro desarrollo durante mucho tiempo. Recuerden del modelo sano arriba, que la única forma en la que podemos movernos de una etapa a la otra, es sintiéndonos seguros en el fundamento que hemos construido en nuestro nivel más reciente. Conforme observamos la realidad en la que nos encontramos en este momento, solo nos toma regresarnos una generación hacia nuestros padres, para ver cómo se han perpetuado nuestras limitaciones presentes. Todo se reduce al hecho de que nuestras necesidades no fueron satisfechas totalmente, porque nuestros padres fueron una vez niños a quienes no se les enseñó como identificar y satisfacer muchas de sus necesidades. Esto significa que no fueron capaces de construir un sentido del ser completo a nivel interno. Dentro de esas limitaciones, hemos sido un mundo transmitiendo elecciones temerosas y conflictivas, generación tras generación. Esto ha dado como resultado un mundo que no se ha sentido lo suficientemente seguro, como para moverse hacia elecciones más evolucionadas - esto es aparente principalmente, alrededor de nuestras necesidades emocionales y espirituales. Estas deficiencias nos han dejado con muchos hoyos adentro, atrapados, aparentemente, en ciertas etapas de la conciencia de supervivencia. Todo lo que nuestros padres podían hacer, era transmitirnos lo que sabían desde su experiencia. También necesitamos ver, sin embargo, que esto implicó pasarnos algunos conceptos profundos de miedo, defensa y limitación. Taller de Autoestima Volumen 6 Capítulos 251 al 300 Página 35 de 458

×