Taller De  Autoestima3  Volumen 3  Capitulos 101  Al 150
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Taller De Autoestima3 Volumen 3 Capitulos 101 Al 150

on

  • 13,760 views

 

Statistics

Views

Total Views
13,760
Views on SlideShare
13,760
Embed Views
0

Actions

Likes
9
Downloads
1,035
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Taller De  Autoestima3  Volumen 3  Capitulos 101  Al 150 Taller De Autoestima3 Volumen 3 Capitulos 101 Al 150 Document Transcript

  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Taller de Autoestima Volumen 3 INDICE Capítulos 101 al 150 101. Tu Cuerpo y Vida. Ley de Atracción. 102. Tu Bienestar y la Ley de Atracción. 103. 30 días para Implementar la L de Atracción 104. Libros extraordinarios 105. Crisis 106. Autoconocimiento y Transformación Personal. 107. Cuidado, ¿con quién? 108. Emociones. 109. Afirmaciones Positivas. 110. El Monstruo. 111. ¿Qué Significa la Navidad? 112. Reflexión de Fin de Año. 113. Un Año Nuevo un Nuevo Comienzo. 114. Rompiendo las Barreras que nos detienen. 115. Ser Dueño de tu Propio Poder. 116. La Importancia del Autoconcepto. 117. Amar a tu Niño Interior. 118. Amarse a Uno Mismo. 119. El Poder de un Enfoque. 120. El pensamiento, energía creadora. 121. Más allá de las crisis. 122. Tú creas tu Propia Realidad Capítulos seriados del 123 al 125 123. Aplicaciones de la Sabiduría Interior 1 de 3 124. Aplicaciones de la Sabiduría Interior 2 de 3 125. Aplicaciones de la Sabiduría Interior 3 de 3 126. Cambio y Sanación. 127. Meditaciones para la Curación Personal y Planetaria. 128. Adolescencia, Crecimiento y Comunicación. 129. Inventario de Creencias. 130. El Mapa del Tesoro. 131. Alquimia de la Adversidad. 132. Hazte Responsable de ti mismo. 133. Plan para lograr tus sueños. Capítulos seriados del 134 al 135 134. El Poder de las Afirmaciones Parte 1 135. El Poder de las Afirmaciones Parte 2 136. Da lo mejor de ti. 137. Vivir el ahora. 138. Vivir en Positivo. 139. La esencia del deseo. 140. Gestión del Cambio Personal. 141. Cómo Crear un Bien en tu Vida. 142. Manejo de Preocupaciones. 143. Sanar el Pasado. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 1 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 144. Claro que tienes el Poder de Cambiar. 145. Elaborar Tú Proyecto de Vida. 146. Mejorar Nuestra Autoestima. 147. ¿Quieres Cambios? Abre tu Mente. 148. Secretos del Universo. 149. Convertir tus Sueños en Realidad 150. Sanación y Transformación. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 2 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 101 Tu cuerpo, vida y La Ley de Atracción Quien conoce a los demás posee inteligencia; quien se conoce a si mismo posee clarividencia. Quien vence a los demás posee fuerza; quien se vence a si mismo es fuerte. -Lao zi Espero haber dejado muy claro, a estas alturas, que no camino sobre el agua, que no tengo dinero a manos llenas, ni poseo media docena de villas de descanso con vista al mar Caribe, a las que huyo en uno de mis cuatro Lamborghinis, cuando me canso de mis propiedades llenas de sirvientes. ¿Ha cambiado mi vida desde que aprendí a dirigir mi flujo de energía? ¡Completamente! Por supuesto que todavía tengo una gran cantidad de viejas creencias que hacen que mis tambaleante balanza se incline hacia un enfoque negativo, sentimientos negativos, una válvula cerrada y malos estados de ánimo..., hasta que los descubro y les doy la vuelta. Algunas veces el proceso es rápido y electrizante; en otras ocasiones es tan lento, que parece que pasa una vida entera antes de que logre hablar conmigo misma lo suficiente como para salir de algo que me deprime. Hay, sin embargo, un área de mi reciente fluido vital de energía que mejoro extraordinariamente aplicando los principios de la Ley de Atracción que me ha proporcionado un placer mayor que la libertad del dinero, o las otras mejoras de mi bienestar, y que es mi cuerpo. Antes de conocer todo lo expuesto en estos capítulos, me encontraba en mi peor etapa de sentirme víctima, tenía la espalda terriblemente mal. Algunas veces no podía levantarme de la cama en toda una semana. Otras ocasiones los espasmos que me daban eran tan intensamente dolorosos, que lanzaba gritos que se podían escuchar en el Estado vecino. Aunque lograba meterme en el auto y llegar de algún modo al trabajo, pasaba el día de pie, o arrodillada ante mi escritorio, porque sentarme resultaba demasiado doloroso. Tan pronto como empecé a tener bajo control ese desastre, mediante una estricta rutina de ejercicios, me lancé a visitar a innumerables doctores para averiguar por qué mi corazón bailaba la rumba todo el día, en lugar de bailar un tranquilo vals. Un doctor, especialista en medicina, holística, finalmente me diagnosticó un severo caso de hipoglucemia (bajo contenido de azúcar en la sangre) "probablemente producido por estrés". Un diagnóstico ligeramente limitado en comparación con la verdad. No me encontraba en buena condición física, emocional, mental, ni espiritual. Nada estaba funcionando excepto el hecho de que me mantenía sobria, no podía encontrar dirección espiritual, aunque en ello me fuera la vida. Y eso era lo que casi me estaba matando. Estaba en serios problemas. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 3 de 406 View slide
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Después, eran mis articulaciones las que no querían moverse; tenía exceso de peso, falta de energía, mala vista, mala dentadura y mi cabello me estaba diciendo adiós; todas eran señales de..., ¿de qué? ¿Del envejecimiento normal? No, todo eran signos seguros de una vida que se estaba viviendo con una válvula mucho más cerrada que abierta, que estaba más desconectada que conectada a mi Fuente de energía; una vida que proyectaba mucho más vibraciones negativas que positivas, aunque, no obstante, también eran señales de envejecimiento. Pero, ¿por qué me había cerrado de ese modo? ¿De dónde venía toda esa negatividad que se había vuelto tan destructiva para mi cuerpo? Yo no era un ogro odioso, ni una persona cruel y malvada que llevaba mi negatividad pegada a mí. En realidad, había crecido en un ambiente común de una familia disfuncional de clase media alta. Había hecho todas las cosas correctas, había ido a los colegios correctos, había usado la ropa correcta, había tenido los empleos correctos y vivido en los lugares correctos, todo ello con infalible actitud agradable y las sonrisas oportunas en mi rostro. Sin embargo, ese tono básico de negatividad "normal" era mi compañero constante y cuanto más pasaban los años, más florecía. ¿Algunas veces me había divertido? ¿Algunas veces había sido feliz? ¡Nunca!, ni en un millón de años; sin embargo, no me hubiera considerado una persona negativa, como tampoco lo hacían mis amigos. Por el contrario, me consideraban como la personificación misma del optimismo y la alegría. Y sin embargo, siempre estaba preocupada por todo. Con una sonrisa forzada en el rostro y una palabra amable siempre en mis labios, mi enfoque constante era en las carencias, tanto en las propias como en las ajenas. Al igual que sucedía con todas las personas que conocía. Ahora, después de varios años de trabajar con la Ley de la Atracción, nunca me he visto mejor, me he sentido mejor, me he movido mejor o he estado mejor. Ni siquiera cuando era adolescente tenía esta fortaleza, y tendría yo que retroceder hasta otra vida, en la que no estoy segura de querer hurgar, para encontrar este tipo de pasión por la existencia y por vivir. El temor rara vez visita mi mundo. Ni siquiera lo hacen la preocupación y la angustia. El dinero llega fácilmente la mayor parte del tiempo. (¿Pensaste que yo era una profesional en esto? ¡Debes estar bromeando!). Las nuevas ideas abundan. El trabajo se realiza con alegría y facilidad. Estoy haciendo lo que quiero hacer, cuando quiero hacerlo..., en su mayor parte. Los ataques de enfoque negativo son breves o duran el tiempo que quiero tenerlos. Una sucesión continua de días extraordinariamente felices ha sido diseñada por mí. Y ¿qué se deriva de todo esto? ¡Ah, mi asombrosa buena salud! Nuestra decisiva línea de la vida En estos tiempos, casi todo el mundo sabe que el estado de salud física está íntimamente relacionado con el estado de salud mental. ¡Hasta los médicos empiezan a afirmarlo! Los científicos someten a ratones a un exceso de estrés y después observan cómo, se desarrollan en ellos células cancerosas. Privan a un chimpancé bebé del pecho de su madre y observan cómo su cuerpo genera diabetes. Toda la comunidad científica/médica sabe perfectamente que hay algún tipo de unión entre la mente y el cuerpo, sólo que no están seguros de cuál es..., todavía. Y vaya que se van a llevar una sorpresa cuando descubran que no es otra cosa más que nuestra propia energía. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 4 de 406 View slide
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito La enfermedad, en cualquiera de sus formas, no es más que nuestra energía negativa que sofoca buena parte de nuestro flujo de vida -esas altas frecuencias que son nuestro estado natural lo cual se convierte en daño celular. Las culturas orientales afirman que los desbalanceos de energía (el Ky) son la causa de la mayoría de las enfermedades, siendo provocado este desbalanceo por nosotros mismos por nuestros estilos de pensar, sentir y de vivir. ¡Oh!, por supuesto, siempre estamos unidos energéticamente, cuando menos por un hilo, a esa fuerza de vida, o no estaríamos ya aquí. Pero una cuerda muy tensa (válvula cerrada) y otra válvula abierta que nos hace sentir bien porque permite que la energía de la fuerza vital fluya libremente a través de nosotros, son dos cosas muy diferentes. Una mantiene al cuerpo hambriento de su natural fuerza vital y de la energía que da vida, mientras que la otra lo alimenta. Se deduce, entonces, que si se mantiene un estado de vibración más alto que el usual, y de forma regular, la enfermedad simplemente no se puede presentar ni se puede mantener. Sería imposible. Después de todo, el cuerpo no está separado del universo, así que cuando tenemos un pensamiento, las vibraciones corren por todo el cuerpo, al igual que por todo lo demás. Esto lo afirma Deepak Chopra quién afirma que el cerebro no es la única parte del cuerpo que guarda información, cada una de nuestras celular sabe cómo nos sentimos, que nos sucede y han aprendió a cómo reaccionar a eventos externos. Si esas vibraciones están en armonía con la programación intrínseca de tu cuerpo, que incluye el bienestar (la válvula abierta de "sentirte bien"), entonces las células sobreviven. Pero si estamos produciendo energía negativa, las células no pueden permanecer lo suficientemente fuertes como para realizar su trabajo. Todo lo que tienen para nutrirse son los alimentos físicos que ingerimos, yeso no es suficiente para mantenerlas funcionando. Sin la fuerza vital de la energía de alta frecuencia que necesitan para sobrevivir, en el curso del tiempo se debilitarán y morirán antes de tiempo, porque ya no podrán renovarse normalmente, ni sostener una vida saludable. La enfermedad existe sólo por una razón: alguien ha emitido más energía de baja frecuencia que de alta. Lo cual, desde luego, es la razón de que exista tanta enfermedad. Busca a una persona que generalmente sea feliz, que continuamente esté motivando un estado de ánimo elevado y liberándose de emociones negativas, y encontrarás a una persona saludable. ¡Siempre! La gente que está enferma se ha aislado de algún modo de su línea de la vida. Esto puede no resultar muy evidente al exterior, pero de una manera u otra, han cerrado su válvula a la fuente de energía, mediante la preocupación, la culpabilidad o cualquier otra cosa. La gente enferma está mal informada, como todos nosotros. Pueden ser ciudadanos devotamente religiosos, honestos y valiosos, pueden ser amigos queridos y dignos de confianza, pero si no están permitiendo que fluya suficiente cantidad de su propia energía positiva hacia sus vidas, no están dando paso a la vida. De hecho, sin excepción, la enfermedad es el rechazo de esa energía más elevada y la manifestación final de una emoción negativa interminable de uno mismo. Si estás enfermo Si actualmente padeces una enfermedad, entonces yo te recomendaría que sigas con tu doctor, que continúes con tu tratamiento, y con todo lo que indica tu programa de recuperación, ya que hay una manifestación de enfermedad en el plano físico que hay que Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 5 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito curar también en el plano físico. Las tarea pendiente ya que, sin duda alguna, ahí comenzó tu enfermedad, es donde están tus creencias. Pero no tiene sentido revolver las aguas hasta que nuevas creencias y nuevos cambios de vibración se encuentren ocupando con fuerza su lugar. Por siglos nos hemos aferrado a la doctrina de que causa y origen de TODO esta fuera de nosotros, para que se entienda claro todo es que pensamos que la oportunidades, la riqueza, la felicidad, el amor, ganar dinero, bueno hasta Dios esta fuera, esta estructura de pensamiento de estar enfocados hacia el exterior, es la causa de tan pobre valoración nuestra como seres humanos, carentes del poder para cambiar lo que vivimos en el exterior, dependientes sólo de algo que está fuera de nosotros mismos puede mejorarnos, así que hasta que aprendamos a sobreponernos a esta arcaica y tonta creencia limitante, no sólo mejorará nuestra autoestima, sino que encontremos la conexión a nuestro guía interior a Dios dentro de ti. Esto por si sólo desde luego que provoca transformaciones en la vida de cualquiera que lo acepte. La ley de atracción es parte de este mecanismo que no tiene que ver con religión, sino con la energía con la que funciona tan perfectamente el Universo, y Tú eres parte de él, si no lo sabes en tu cuerpo hay polvo de estrellas, ¡eres parte de esta mágica creación¡ No estas aquí por casualidad, ni para sufrir, sí crees eso adelante, nada lo impide que lo logres, pero si estas leyendo este material es porque algo dentro de ti te ha atraído a leer esto, evita pensar en la suerte la coincidencia, somos seres creadores reflexivos y este material pretende que entendamos cómo usarlo. Regresando específicamente al tema de salud nuestra vieja forma de pensar en exteriores, te indica que vayas a buscar asistencia médica, y después que una medicina te cure; esto puede ofrecer posiblemente una cierta medida de recuperación. Esa recuperación puede ser mínima o inestable, en el mejor de los casos, porque si los pensamientos y el flujo de energía no cambian, la enfermedad original, o algo peor, regresará. Le doy gracias a Dios de ser testigo de recuperaciones de personas que yo he visto que trascendieron a los más pesimistas diagnósticos médicos, ó dejar de usar lentes por propia voluntad después de 30 años de usarlos, me consta. Si quieres ahondar en el tema te recomiendo “Curación Cuántica de Deepak Chopra, ó “Mente sin tiempo, cuerpos sin edad” del mismo autor y también el celebre libro de Louise H. Hay “Tu puedes cambiar tu vida”. Pero por ahora, sigue con tu doctor. Grábatelo por favor. No nacimos para enfermarnos no se infelices, esto es otra vieja creencia limitante; estamos diseñados para vivir 106 años en condiciones de funcionalidad aceptables, envejeciendo 1% a partir de los 30 años como lo expone Deepak Chopra. Pero las estadísticas demuestran que el mayor número de infartos ocurre entre los 50 y 54 años ¡esto es media vida del diseño! Ni siquiera es en las etapas altas de vejez. Ya te imaginaras la respuesta: Algo tiene que ver con la satisfacción y logros de media vida. Es resultado de lo que hemos hecho con nuestra libre decisión de vida y desde luego la baja energía vibracional. Si durante la primera parte de nuestras vidas hemos vivido como nuestro exterior nos dijo, (familia, escuela, religión, amigos, vecinos, sociedad, etc...) ¿No crees que ahora tenemos la oportunidad conciente y el derecho de vivir como queramos para lograr una vida más plena?. No lo tomes como un dogma de mi parte, pero……. ¿y que tal si la promesa de un cambio interno te trae otra vida?, al menos yo en tú lugar lo intentaría, por que no hay nada que perder, más que cosas viejas y si mucho por ganar, demasiadas. La razón más poderosa de no lograrlo, no es por lo que nos falta saber, sino por nuestras viejas creencias que no podemos dejar. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 6 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Sin embargo si estás enfermo, te pido que trates de aceptar desde de lo más profundo de tu ser que toda enfermedad es reversible. Aunque probablemente no hay tarea más difícil en este mundo que tratar de sentirte con el ánimo elevado cuando estás físicamente mal, no sólo es posible, si no que se ha hecho muchas, muchas veces. Norman Cousins lo hizo. El un famoso editor de libros americano, que estaba muriendo de cáncer, declaró: "No puedo negar que me estoy yendo", y decidió pasar el tiempo riendo constantemente. Sabía instintivamente que si lograba revertir las frecuencias en su cuerpo, éste se curaría por sí mismo. Así que, desde su cama de hos- pital, vio sólo películas divertidas, sólo leyó libros graciosos, pidió a sus amigos que le contaran chistes y así se curó solo, completamente, del cáncer que había invadido a su cuerpo. Entonces escribió un libro acerca de ello. Tengo que reconocérselo. Es un alma comprometida... y un maestro. La recuperación de Cousins es un ejemplo de primer orden de lo que estamos hablando aquí: que no son nuestros genes, nuestros hábitos sexuales, ni de la ingesta de carnes malas, ni siquiera de nuestra exposición a la infección, la raíz de nuestra enfermedad. Una persona conectada, que fluye energía de fuerza vital a través de su cuerpo, nunca, jamás, puede ser afectada por esas cosas. Lo que causa la enfermedad es el cuerpo exánime, el rechazo a la Fuente de la energía vital, tan decisiva para la salud y el bienestar. Ahora, obviamente, la cosa más espontánea que hacemos cuando nos ataca una enfermedad, sobre todo alguna que consideramos grave, es lanzarnos a la acción, correr a un doctor y no apartar en ningún momento nuestro pensamiento de esa condición. Estamos asustados y, desde luego, así es como reaccionamos. Y sin embargo, con nuestro constante enfoque negativo en la enfermedad, nos estamos alejando del ingrediente más importante de que disponemos para invertir la mala condición: el poder curativo de nuestras frecuencias más elevadas. Cocinar ligero/cocinar pesado Ninguna enfermedad o accidente sucede de la noche a la mañana. Si ya se que tu costumbre de ver todo como fortuito ó coincidencia no te permite ver de entrada que las adversidades toman algún tiempo para "cocinarse", usualmente varios años, en los que tu energía, más baja que alta, es sin duda la causa más difícil de asimilar de lo que es- tás viviendo ahora, ¡no existe otra explicación en este mundo para lo que te ocurre! Si, por ejemplo, has tenido un serio accidente, no sucedió de pronto, ni salió de la nada. Si analizas los años anteriores, ¿podrías decir que tu patrón de pensamiento ha ido siempre hacia las bajas frecuencias: enojo con la familia, circunstancias desagradables, deseo doloroso de ser aceptado, temor al fracaso, culpabilidad, preocupación por las finanzas, culpa oculta sobre lo que sea? Tuvo que ser así, o de otra manera no habrías tenido el accidente. Ese impulso negativo se construye a lo largo del tiempo hasta que finalmente entras en el tornado creado por ti mismo, con alguien más que ha afinado su diapasón en la misma forma que tú. Y los dos se atraen, hasta que chocan. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 7 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito La energía de baja frecuencia es la causa; el daño al cuerpo -ya sea por accidente o por enfermedad- es la consecuencia, lo mismo si se ha estado forjando durante unas cuantas semanas, que durante varias décadas. Y entonces, está el asunto de la intensidad. La gente que conoce de magnetismo lo explica de esta manera: Tiene el mismo efecto un baja intensidad de energía por largo tiempo que una alta en un corto período es simplemente jugar con las dos variables: tiempo e intensidad. Así es que un mal carácter, una inconformidad continua, tibia, una negatividad durante un periodo de años sigue siendo una vibración negativa, que tu cuerpo responde a ella en la misma forma, con un problema benigno, tibio, sin grandes tragedias pero no logras tener el ingreso que desearías, las vacaciones que quieres ó necesitas no las puedes tener ó pagar, el puesto que deseas se lo dan a otra persona, maltrataron tu árbol a la entrada de tu propiedad, etc…. Pero por la misma razón, un gran fluido negativo de tu energía, al paso de los años (o de los meses) un día producirá una grave enfermedad o un accidente de tamaño considerable. Pero, sin importar cuál pueda ser el problema físico, sino que es el resultado de un exceso de vibraciones del cuerpo, un resultado que puede deshacerse mucho más rápidamente de lo que se tardó en crearlo. Engaña al adulto Para eliminar la enfermedad, una vez más nos inclinamos hacia formas ingeniosas de convencer a la mente de que cree las vibraciones más altas que se requieren, para que las células empiecen su proceso de regeneración. Esto no es un cúralo todo, nada lo es, porque sólo un cambio total en la energía traerá esa transformación. Ésta es sólo una técnica que puede llegar a hacer maravillas. Esta estrategia se parece mucho a la de escribir un nuevo libreto; pero con algunos cambios importantes que deben añadirse para deshacernos de viejas creencias ya caducas. Vamos a jugar un juego de niños llamado "Pretendamos" y yo te prometo que si te entregas a él de corazón y juegas de principio a fin, tu válvula se abrirá. Muy bien; aquí está la primera parte. Pretendamos, primera parte: "Qué tal si... " Ante todo, pon en tu rostro la sonrisa de listo-para-empezar; de ahí, debes pasar a tu sonrisa gentil interna. Una vez que hayas logrado eso, trata de llegar a la parte de ti que sigue siendo niño, porque el juego que vamos a realizar es el de "qué tal si". "¿Qué tal si hiciera esto...?". "¿Qué tal me iría si...?". "¿Cómo jugaría yo si...?". ¿Si qué? ...si estuviera tan sano como un caballo. ...si fuera joven y muy apuesto. .. .si fuera el joven travieso y bullanguero que solía ser, o que quisiera ser. ...si tuviera tres deseos y pudiera hacer lo que quisiera y tener cualquier cosa que quisiera. Métete de lleno en el juego y vívelo tanto como puedas, hasta seeentir que la diversión y el entusiasmo fluyen a través de ti. (Si te estás sintiendo como un tonto, es un buen indicio de que estás atorado en una rígida imagen adulta, lo que significa generalmente vibraciones negativas). Pretendamos, segunda parte: "Volvamos a cuando... " Ahora, vuelve en tu mente (y en tus sentimientos), a alguna época real en la que, sinceramente, estabas vibrando saludablemente y feliz, y a los sentimientos positivos que Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 8 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito la caracterizaban. Tal vez sea jugar fútbol después de la escuela, o pertenecer a la porra de la escuela secundaria. Quizá sea vagabundear en el verano, junto a un tranquilo arroyuelo, recolectando berros, paseando en bicicleta con los amigos por tu colonia, o jugueteando en la paja con tu primer amor, bajo la luna, en tiempo de cosecha. Lo que sea, son tiempos a los que puedes volver hacia los sentimientos felices que tenías entonces. Pretendamos, tercera parte: "Mezclándose juntos” Y ahora, pongamos juntas ambas cosas. Salta de un lado a otro entre los dos sentimientos; de manera gradual, alterna tu "Qué tal si" y tu: "Volvamos a cuando", en un solo sentimiento. Déjalos fluir juntos en una agradable sinfonía de vibraciones, hasta que los luminosos sentimientos de "Volvamos a cuando" se mezclen a los resultados deseados de "Qué tal si" y se conviertan en un solo sentimiento de felicidad, de recuerdos placenteros. Lo que es más importante: ¡ahora son un resultado! No puedes estar pensando que no deseas tu enfermedad y esperar abrir tu válvula hacia el bienestar al mismo tiempo; como tampoco puedes ver que no tienes suficiente dinero y sentirte bien al respecto. Tiene que ser una u otra: válvula abierta o válvula cerrada. Sentirte bien y permitir que la fuerza de vida fluya a través de ti para llevarte al alivio, o continuar con la fuerza disminuida de vida y perpetuar la enfermedad. El cáncer nunca ha sido causa de muerte para el cuerpo; pero cortar la fuerza de vida por medio del temor, la furia, la culpabilidad o cualquier otra vibración negativa, lo hará todo el tiempo. Si te lo permites a ti mismo, juega realmente a: "Qué tal si" y "Volvamos a cuando" y deja de ser ese solemne y estirado adulto, y alcanzarás los sentimientos necesarios para iniciar cambios en tu cuerpo. En el momento en que lo hagas, en el momento en que te sieeentas tan saludable como solías ser, o como quieres ser, y lo sientas hasta la profundidad de tu ser, lanza toda una nueva creación de ti hacia ese tiempo que existe ahora en un remolino de pensamientos, tan cierto como un árbol que se yergue en el bosque. Quizá no estés en el bosque para verlo, pero el árbol está ahí. Sabes que estás ahí, ahora ya no lo ignoras. Ve con frecuencia a ese lugar de pensamiento para verificar el aspecto de ese nuevo cuerpo que has creado. Lleva contigo los sentimientos surgidos de tus juegos. Con esos resplandecientes sentimientos en su lugar, deslízate hacia tu nuevo cuerpo para verificar su forma, cómo funciona, cómo se siente, cómo trabaja, hasta cómo huele. Intenta y sieeente. Si padeces algún dolor, espera el momento en que el dolor haya disminuido y después entra al mundo curativo de "Pretendamos". Ve a él con tanta frecuencia como puedas. Entonces, sal de tu propio camino, lo que significa que habrás de mantener tu enfoque lejos de lo que no ha sucedido toda vía, y deja que el universo haga su parte. Cambia tu apariencia Unos amigos me preguntaron (como sucede casi siempre) cómo llegar a ese lugar del sentimiento de "estar delgado", cuando puedes ver claramente que estás gordo. Fue otro caso de "pretendamos", sabiendo que no puedes pensarte delgado -mucho menos llegar ahí-cuando te estás sintiendo gordo. Una amiga había querido perder demasiados ki- los, hizo todas las acostumbradas dietas y bajó, pero volvió a recuperar su antiguo peso varias veces, como nos ha pasado a todos los que hacemos dietas. Finalmente, entró en Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 9 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito un programa de visualización, pues le pareció una buena idea; pero no llegó a ninguna parte, hasta que decidió poner algo de emoción detrás de las imágenes. Entonces empezaron a suceder todo tipo de cosas. Ante todo, se le ocurrió la idea de realizar ejercicios en el gimnasio. Fue un buen comienzo, pero le asombró descubrir que no podía siquiera fingir el deseo de ir al gimnasio en tanto se permitiera a sí misma sentirse gorda. Lo que era más importante, descubrió, que en tanto se enfocaba en su peso, cualquier idea de ceñirse a una dieta, después de perder los primeros kilos, era desechada. Así que volvió a las visualizaciones y a los juegos de "pretender". Al principio, casi se había obligado a sí misma en forma agresiva a seeentir el peso en el que quería estar. Funcionó. En tanto continuó pretendiendo que era delgada, y se sintió delgada y mantuvo alejado su enfoque del sentimiento de gordura, pudo seguir con su dieta, no demasiado estricta, con relativa facilidad y dejó de luchar consigo misma para ir al gimnasio. No sé cuál era su peso antes, pero esta encantadora jovencita era la imagen perfecta de una talla 12 cuando la conocí. Este no es un simple" querer" estar delgada o bien. No se puede simplemente querer y esperar que suceda. Se trata de volver a enfocar, y volver a sentir constantemente. Tu cuerpo responderá a la imagen que le des, siempre y cuando vaya acompañada del sentimiento adecuado: gordo o delgado, enfermo o saludable. El secreto para revertir cualquier cosa dentro del cuerpo es desviar tu enfoque de lo que no quieres, encontrar la forma de poder introducirte en el sentimiento de lo que quieres, y saber con certeza que las leyes del universo están funcionando, y que deben llevar la visión sentida a la realidad, siempre y cuando tú no la aplastes. Lo que está mal, nunca está bien No tiene sentido realmente mantenerte alejado de los médicos, si tus creencias dicen que los médicos funcionan. Aunque yo le he dado un giro completo de manera drástica a la salud y a la forma de mi cuerpo, sé lo que mi mente permite o no en este momento; así que todavía hago visitas ocasionales a un médico, o a un dentista. Pero piensa en esto un minuto: ¿para qué se preparan los médicos? ¿Para curarte? Por supuesto, ése es el objetivo, tan pronto como descubren lo que está mal en ti. "Lo que está mal" es su negocio, su razón de ser. Sí, quieren ayudar, pero si no encuentran algo malo, ¿cómo pueden, ayudarte? Puesto que lo que están buscando es "lo que está mal" -y es lo que tú esperas que encuentren- eso es precisamente lo que ellos -y tú- van a atraer: algo que está mal. ¿No has notado que con los médicos siempre estamos a punto de contraer algo, o tenemos ya un pie en la tumba? Somos o precancerosos, o no tenemos la menor posibilidad de salvación. No estoy atacando a la profesión médica; son un enorme y formidable grupo, que precisamente ahora está empe- zando a entender el proceso de la manera adecuada, muy lentamente por desgracia. Pero no debemos unirnos a ellos en atraer más de lo que queremos deshacernos, y, sin duda, no tenemos que visitarlos con ese temor que cierra nuestras válvulas. Si a ti te han dicho que estás en algún tipo de "pre" condición, y eso te ha asustado mucho, tranquilízate y echa una mirada a lo que estás creando. Has cerrado tu válvula al volverte temeroso; estás atrayendo cosas en forma negativa y ahora vas directamente hacia el inevitable cumplimiento del dictamen del médico. Todo médico que se encuentra Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 10 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito en la faz de este planeta sabe que la enfermedad remonta, una vez que se da 'el diagnóstico. ¡Imagínate! De todas maneras, acude a tu médico, pero vigila tus reacciones, tus temores, tus creencias, tu negativa, lo que significa que vigiles tu válvula. Haz a un lado el diagnóstico de las enfermedades llamadas incurables, junto con todas las otras estadísticas lúgubres que existen sobre la enfermedad. De esta forma, puedes recurrir a tu médico como un medio para llegar al fin que deseas, en lugar de hacerlo la causa de que tus temores se agudicen. La muerte es una broma Hemos estado hablando mucho acerca de la auténtica energía positiva que crea universos, la energía a la cual siempre estamos conectados, pero que rara vez está abierta. Si nuestro cuerpo es una extensión de esa fuerza de vida básica, entonces, ¿por qué morimos? Supongamos que eres un actor y que estás en el escenario, vestido para el papel que vas a representar, y experimentas la diversión de ser un personaje en la obra. Cuando ésta termina, dejas el atuendo y el personaje a un lado, pero sigues siendo tú. Lo mismo sucede con tu Yo expandido. Está aquí, actuando con un cuerpo (el tuyo) por la mera experiencia de hacerlo, por aprendizaje, por diversión. Cuando se canse, hará otra cosa; pero no se extinguirá como una vela. No puede. Es energía pura y la energía no se apaga de un soplido. ¡Ah! pero la energía más negativa tampoco puede ser aplastada, aun cuando nuestras vibraciones negativas sí pueden aplastar a las células físicas, una práctica que permitimos con asombrosa vitalidad. Enfocar con temor una condición del cuerpo que no queremos, reduce tan drásticamente nuestra unión con esa energía más grande que realmente somos y la comprime a tal punto, que las células empiezan a encogerse por falta de energía de vida. El cuerpo se reduce entonces a condiciones de escasa supervivencia, hasta que por fin muere debido a la sofocación implacable de sus células. Pero sólo el cuerpo muere, no la fuerza de vida que eres tú. En ese estado de sofocación, las pobres células, que deben recibir un constante abastecimiento de fuerza de vida, se ven obligadas a responder de manera diferente a las vibraciones negativas que recorren todo el cuerpo. Como su propio bienestar ha sido comprometido por la falta de esa energía fundamental, tus células no tienen otra alternativa que dar paso a la enfermedad. Si continúa la reducción de la fuerza de vida, las células ya no pueden reproducirse a sí mismas. En ese momento termina su existencia física, y simplemente se reciclan para convertirse de nuevo en la energía positiva pura, de bienestar, de donde provienen. Tú haces lo mismo. A eso es a lo que llamamos muerte, pero lo único que deja de existir es tu presencia. No tú. En la actualidad, los científicos saben que el cuerpo puede continuar con vida muchos más años de los que vive ahora. Sin embargo, a pesar de los increíbles instrumentos que existen para lograrlo, ninguno de ellos tendrá éxito si no hay com- bustible: así que si alguien ha perdido el entusiasmo por la vida, y la energía deja de fluir a través de él, ocurrirá lo que llamamos muerte. Pero sólo se morirá tu cuerpo físico. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 11 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito No es el humo contaminado de los cigarrillos lo que te mata, sino el rechazo a la línea de la vida. No es el ataque al corazón lo que te mata; es el rechazo de vida que causó el ataque. Deja que esa fuerza de vida fluya a través de todas tus células, de manera libre y constante, sin restricciones ni limitaciones, y podrás beber cianuro todos los días en el desayuno sin que siquiera te dé hipo. Así que, ¿no es interesante que el mayor temor con el que continuamos vibrando, y que reservamos para seguir vibrando todavía más, sea el temor a la muerte? El temor a la muerte es una deplorable respuesta aprendida, que adquirimos hace mucho tiempo de un puñado de fanáticos hambrientos de poder, religiosos y no religiosos, que querían jugar el juego de "controlemos a las masas", y lo hicieron en forma brillante. Haz que un puñado de gente tema algo, como la muerte, y las tendrás comiendo de la palma de tu mano donde tú quieras. Así es como surgieron todos esos mitos sobre los demonios, el mal, el infierno y un gran juez en lo alto del cielo, que se vale del temor como un medio de control. Pero, puesto que la energía no puede morir y, sin duda alguna, todos nosotros estamos hechos de energía, el temor a la muerte no es más que un monumental desperdicio de tiempo, que sólo evoca energía negativa. Lo triste del caso es que nos han enseñado con tanta habilidad a temer a la muerte, que hemos olvidado por completo cómo vivir. Sin embargo, aun cuando al morir cambias de hábitos, lo que sucede no es más que el abandono del ser físico, una desconexión del cuerpo; el "Tú" que eres, nunca se retira. Esa parte de ti está conectada por siempre y para siempre a la percepción consciente, eterna: Tú. Así que eso que llamamos erróneamente muerte, es un simple cambio de enfoque, un bip que indica un cambio de una frecuencia a otra. ¿Volveré a ser Juan Pérez otra vez? No, ¿y te gustaría serlo?; pero no cesas de existir. ¡No puedes hacerlo! Tú eres la energía continua de vida que anda saltando por aquí ahora, en este particular campo de juego. Tú eres la energía positiva pura del bienestar ¡y no puedes matar la energía! La importancia de que te deshagas de este temor no es poca, porque aun si logramos cambiar todos los "no quiero" por "quiero", pero dejamos esa sola espina llamada muerte clavada en nuestro costado, tendremos todavía una vibración de temor que afecta todo, lo que traerá consigo un pesado ascenso, cuesta arriba, hacia una salud óptima. La forma más fácil de obtener esa salud es dejar de temer a ese mito atroz creado por el hombre, y concentrarnos totalmente en elevar nuestras frecuencias hacia la parte más grande de nuestro ser, que es la esencia misma de todo lo que existe. Entonces aquí, en nuestro pequeño mundo, tendríamos todo lo que pudiéramos anhelar del cielo, precisamente como era la intención original. Todo es una co-creación Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 12 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Hace muchos años, la madre de una de mis más íntimas amigas se mató en un absurdo accidente automovilístico. Cuando se dirigía junto con su esposo hacia un puente que había en la autopista, algún muchacho irresponsable arrojó una enorme piedra desde lo alto del puente. La piedra chocó contra el parabrisas y cayó sobre el asiento del pasajero, matando en forma instantánea a la señora T. Parece una de esas terribles coincidencias, ¿no es así? Mala suerte. Un mal tiro de dados. No, nada de eso. Fue una co- creación. En primer lugar, si la señora T o su esposo hubieran estado mejor conectados con su guía, habrían tomado otra ruta, se habrían ido más tarde o no habrían hecho el viaje. En segundo lugar, y lo más importante, es que no fue un suceso instantáneo. Como cualquier otro accidente, enfermedad o calamidad, las vibraciones se habían estado preparando desde largo tiempo atrás. La señora T había estado funcionando con una válvula cerrada durante muchos años, sonriendo dulcemente y hablando en forma agradable, y sin embargo, estaba profundamente resentida con lo que le había tocado en la vida. Era una víctima ejemplar con una fuerte resistencia al flujo de bienestar, durante mucho tiempo, de igual manera que su joven verdugo. ¿De quién era la vibración responsable de lo sucedido? ¿Era de los muchos años de pesimismo oculto de la señora T? ¿O era del muchacho? Como siempre, en cualquier accidente, fueron las vibraciones de la señora T las que acabaron con ella, pero aun así, fue una co-creación. Ella estaba sintonizada en una frecuencia en particular y atrayendo todo lo que tenía una vibración similar, que, en este caso, no le fue muy favorable. Es física elemental; tú tocas un diapasón y todos los demás diapasones que estén en el mismo tono responden. Digamos que en una escala del uno al diez -con el diez para una válvula completamente abierta-la vida de preocupación de la señora T le había causado vibrar emocionalmente en un destructivo cuatro durante algún tiempo. Por otra parte, el chico, como joven que era, tenía sólo unos cuantos años de sentirse inferior a sus compañeros y estaba enojado con la vida. Sin embargo, eran tan fuertes sus sentimientos -y, por tanto, su atracción magnética- que él también había alcanzado el destructivo nivel cuatro. Su ruta estaba trazada. Tarde o temprano iba a encontrarse con otra persona que vibrara en la misma escala, aderezada con las mismas vibraciones de poca valía. Para la señora T, si no hubiera sido la piedra, habría sido cualquier otra cosa igualmente devastadora, procedente de otra persona en su misma escala de vibraciones. Como un buzo cuyo cable de oxígeno se ha cortado, este desesperado chiquillo estaba buscando cómo dar salida al dolor ya la furia de estar desconectado de su fuente energética. A su manera, la señora T se sentía igual. Finalmente, cada uno en medio de su propia corriente de dolor, habían sido absorbidos, uno en el otro, en un ejemplo perfecto de co-creación. Ella había atraído su destino; él había atraído el suyo. Si algo o alguien coincide contigo en frecuencia, se atraerán. ¿Qué (suceso, persona, o circunstancia) llegará a ti primero? El que tenga la mayor intensidad. Y tú continuarás atrayendo y mezclando interminablemente, hasta que te canses de ese sombrío juego y te retires de él, como lo hizo la señora T. O cuando cambies de frecuencia. Si en un accidente están involucradas dos o más personas, significa que fue un ejercicio conjunto de atracción negativa. Si fue un accidente que involucró a niños Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 13 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito demasiado pequeños para desarrollar su propia emoción negativa, entonces significa que esos niños captaron las vibraciones de su medio ambiente. Si se trata de un avión que se estrelló, quienes iban a bordo, de todas las edades, se magnetizaron a sí mismos hacia el suceso. Desastre, cataclismo, accidente o enfermedad. El brebaje de emoción negativa que se ha venido forjando a lo largo del tiempo para causar estos acontecimientos, viene de una amalgama de imponentes tornados negativos que unen sus fuerzas para formar una atracción electromagnética, tan fuerte, que se forma hielo en las alas del avión hasta derribarlo, o fallan los frenos de un autobús que cae al precipicio, o una feroz tormenta arranca la vida a quienes parecían estar completamente felices. Si estamos viviendo aisladamente de nuestra conexión a la fuerza de vida, algo va a golpearnos, como un automóvil, una inundación, un tren o un tornado (¿te has preguntado alguna vez por qué un tornado le pega a una casa y no toca a la de junto? ¡Ahora ya lo sabes!). Si se trata de un pequeño golpe a tu auto, significa que tu válvula ha estado parcialmente abierta. Pero si tanto tu auto Como tú resultan dañados, quiere decir que tu válvula ha estado totalmente cerrada. Si te rompes una pierna en las montañas, es porque tu válvula ha estado parcialmente abierta; pero si sufres fracturas en todo tu cuerpo, indiscutiblemente tu válvula ha estado totalmente cerrada. Podría continuar con más ejemplos, pero insistir en todo esto equivale a cerrar la válvula. En lo que quiero insistir es en que nada, nos sucede por casualidad. ¡NADA!. Lo que ganamos en la lotería, nuestros nuevos amores, nuestras enfermedades, un fenómeno de la naturaleza, un accidente, todos estos sucesos han sido atraídos electromagnéticamente a nosotros, por nuestros sentimientos y nuestras vibraciones. Nada en este mundo nos ha llegado nunca, ni nos llegará, excepto por nuestra invitación vibrátil. Ahora bien, no te dejes arrastrar por el pánico si has vivido toda tu vida como una canasta agujereada. Ése no es un pase automático al cáncer. Podría serIo, ¡pero no es automático! Sólo tienes que encontrar tu alegría, y esa vibración de válvula abierta contrarrestará años de desaliento y pesimismo. Lo que hace falta es simplemente un instante de decisión y no años de meditación. Tal vez tengas algunos incidentes de abolladuras pequeñas en tu auto, pero eso será todo. Nada grave. O tal vez sufras un leve resfriado. Nada grave. Sólo pequeños recordatorios de que todavía te estás resistiendo a la frecuencia del bienestar. Por tanto, ¿quiénes son los principales imanes? Nosotros, ¡siempre! Son nuestros sentimientos, nuestra válvula, nuestra resistencia. Nadie nos está provocando nada. Si estamos atrayendo en forma negativa, es porque estamos vibrando negativamente, atrayendo algunas cosas, o algunas otras, a nuestro espacio en la danza eterna de la co-creación. Nuestro interruptor de bienestar La conclusión de todo esto es que, después de todo, no tenemos por qué demonios estar enfermos, tener accidentes, envejecer, ni siquiera morir; pero mientras continuemos apagando nuestro interruptor de bienestar e impidamos Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 14 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito que nuestras células reciban su abastecimiento vital, debido a nuestras emo- ciones negativas, siempre ocurrirá algo. Y lo más grave es que hay gente, ¡mucha gente! ¡Que piensa que esto en la vida es normal que suceda.!!!!!!! Así que tal vez quieras analizar cómo te estás expresando de ti mismo. Si estás diciendo: "Quiero estar bien", pero tu vibración predominante está diciendo: "¡Socorro! No quiero estar enfermo", ¿qué es lo que estás atrayendo? Si estás enfermo y dices: "¡Por Dios!, voy a vencer esta enfermedad, voy a ganar esta batalla" desde una posición defensiva, ¿en qué crees que te estás enfocando? Sin importar cuántas personas te amen, sin importar cuánto dinero des a los pobres, sin importar qué tan bien manejes tu negocio, ni lo encantador y agradable que seas como persona, ni que te sientas merecedor, ni lo que hayas sufrido, si tienes vibraciones negativas de cualquier tipo, incluso en tu modo de hablar, irremediablemente vas a atraer algún tipo de problema. Por más que las vibraciones fundamentales de la conciencia masiva están alrededor de nosotros, y son una fuente interminable de poderosa energía negativa que permitimos que nos gobierne, que nos golpee como una tormenta a un barco sin timón y que haga difícil la navegación, eso no tiene por qué ser" así. Tú no tienes por qué ser una víctima de la conciencia de las masas o de la energía negativa de otra persona, ni la de tu médico, tu familia, tus amigos, tu pareja o los grupos que te rodean. Limítate a declarar tus "quiero" todos los días, escribe (y después habla) nuevos guiones o historias acerca de tu cuerpo, tu salud, tu apariencia, tu vida. Y desea. Introdúcete en el lugar del sentimiento de lo que estás deseando, y vuélvete decididamente uno solo con quien estás deseando ser, haciendo fluir tu propia energía y vibrando en la frecuencia de la alegría, de tal modo que puedas vencer lo que tú -y cualquier otro- pueda haber estado fluyendo antes. No sólo tu cuerpo responderá gozosamente, sino que no habrá más accidentes. ¿Es fácil? No, no es nada fácil cambiar de enfoque, alejarnos de la enfermedad que estamos padeciendo, o de un dolor, o de un peso indeseado, de las viejas creencias de una vida. Pero puedes hablar contigo mismo para convencerte un poco cada vez. Puedes abrir esa válvula un poco cada vez, e invertir la dirección de tu cuerpo. Tú eres mucho más poderoso que tu cuerpo, así que nunca dudes de que puedas hacer eso. Ríete más por cualquier cosa y sé menos solemne. Hay una sola cosa que necesitas hacer para tener el cuerpo que deseas: encontrar formas de ser feliz; al principio, será poco a poco, hasta que no importe nada más en tu mundo -ni tu cuerpo, ni tu familia, ni tus viejas dudas-, sólo tu enfoque en ser feliz. En eso, en última instancia, es en lo que consisten la salud y el bienestar. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 15 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 102 Tu Bienestar y La Ley de Atracción “La salud es un estado de perfecto (completo) de bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad” . Definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Washington es un Estado con muchos árboles, para decir lo menos. Debe haber más árboles que conservan su verdor todo el año que insectos. Aunque soy más partidaria de los árboles que pierden sus hojas en otoño, y cambian su ropaje en cada estación que de los que están siempre verdes, me he encariñado mucho con estos magníficos seres vivos que adornan mis cinco acres. Cuando vienen personas que nunca habían estado en mi propiedad, sus primeros comentarios son siempre acerca de lo maravilloso que se siente el lugar y lo excepcional que son mis árboles gigantescos, diferentes a todos los que hay en muchos kilómetros a la redonda, con fascinantes grupos de la misma especie, o de especies mezcladas que crecen del mismo tronco. Hasta los pocos árboles de las especies comunes que pierden las hojas en otoño, y que bendicen el lugar, son impresionantes por su altura y su diseño. Pero mis amigos especiales, muy especiales, eran unos árboles pequeñitos que estaban del lado exterior de mi barda, próximos al camino. A lo largo de todas las carreteras y caminos de Washington hay interminables agrupamientos de nuevos y pequeños brotes que hacen todo lo posible por prender y crecer, y yo tenía una fabulosa larga hilera de ellos. Crecieron rápidamente y después de unos tres años aproximadamente de haber llegado yo a ese sitio, los árboles habían crecido lo suficiente como para crear una considerable barrera contra el ruido del tráfico. Me encantaban. No sé realmente por qué. Tal vez era por su persistencia, por su firme determinación de crecer casi a un lado de la tierra elevada o de sobrevivir en un suelo que se encontraba en las peores condiciones. No sé por qué, pero yo los adoraba. -Mientras estaba yo siguiendo algo similar a un camino espiritual en esos primeros años en Washington, me encontraba aún muy lejos de tener abierta mi válvula. Culpaba al clima de casi todos mis estados de ánimo. Me preocupaba lo remoto del lugar en el que se encontraba mi propiedad. Echaba de menos a mis amigos de California. Y aunque estaba disfrutando al escribir mi primer libro, me enfocaba constantemente en mi falta de dinero, Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 16 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito inclinando la balanza considerablemente más hacia las vibraciones negativas que hacia las positivas, y creando una invitación abierta a alguna forma de desastre. Entonces un día, un memorable día soleado que nunca olvidaré, oí los ruidos de equipo pesado afuera. Me asomé por la ventana y me topé con una enorme máquina taladora que avanzaba hacia los árboles de mi calle. Como impulsada por un resorte, me levanté y salí gritando a la calle, pero era demasiado tarde. El último de los hermosos árboles que yo había visto crecer desde bebés hasta que habían alcanzado dos metros de altura o más, había caído. No recuerdo nunca haber gritado con tanta angustia. Acababan de destruir a mi bienamada familia y yo me sentía desolada. Durante los siguientes dos veranos, más árboles prendieron y crecieron. Por más que traté de no encariñarme con ellos, lo hice. Estaba muy orgullosa de su energía, así como asombrada de su tozudez. N o habían crecido lo suficiente como para que fueran una preocupación para la ciudad todavía, así que sentí que estarían seguros algunos años más. Cuando los árboles alcanzaron una altura de casi dos metros, comprendí que nos estábamos acercando de nuevo a la época en que los tirarían. Pero ahora yo ya tenía conocimiento de la Ley de la Atracción y mantenía una válvula abierta lo mejor que me era posible. Había muy poco temor en mi mundo, ninguna aprehensión sobre la seguridad, una nueva apreciación y un cariño recién descubierto por el clima húmedo, frío y pegajoso de Washington. Mi balanza de vibraciones se había inclinado hacia lo positivo. Yo me sentía feliz, mi válvula estaba más abierta que cerrada y yo sabía sencillamente sabía que mis jóvenes y resistentes amigos estarían a salvo mientras yo viviera ahí. Por supuesto, un día de verano oí de nuevo el ruido del equipo pesado, y salí. No había pánico en mí; sólo salí. Los taladores acababan de terminar de echar abajo la larga fila de árboles que mi vecino tenía junto al camino. Entonces dieron la vuelta alrededor de mi propiedad, la pasaron sin tocarla, y empezaron a cortar los árboles de la propiedad que seguía. Yo me dirigí hacia el conductor y le pregunté por qué no habían tocado mis árboles: "Oh, no sé, señora, pero se ven muy bonitos aquí. Pensé que tal vez usted quisiera quedarse con ellos. ¿Quiere que los corte?". Tan a salvo, tan seguros, tan felices. Nuestro Yo expandido vibra en una frecuencia que llamaríamos -si pudiéramos sentirla- pura, no adulterada, de verdadero éxtasis (¡debe ser maravillosa!). Ojalá pudiésemos entender esto: la mayor parte de nuestro ser está operando en una frecuencia, o en un ritmo de vibración desconocido para nosotros en esta época, lo que podríamos llamar reeealmente feliz. Puesto que la felicidad y el bienestar son sinónimos, eso significa que hay una parte de nosotros -la más grande que no conoce otra cosa más que el bienestar eterno e incondicional, porque si tienes una (alegría de alta frecuencia) por las leyes de la física debes tener la otra (bienestar). Por tanto, cuando estamos vibrando positivamente y sintiéndonos bien, o entusiasmados, o apreciando algo; cuando estamos bien conectados, enfocados sólo en el placer de nuestros "quiero", en lugar de pensar en las frustraciones de nuestros "no quiero"; cuando nos encontramos en unos rangos que van de la simple satisfacción a la euforia; cuando nuestra válvula está abierta y estamos permitiendo que nuestra energía primaria fluya a través de nosotros..., no hay una bendita cosa en este mundo que pueda Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 17 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito hacemos daño. ¡Nada! Ni en los negocios, ni en el hogar, ni en la autopista, ni en el cuerpo, y ni siquiera en nuestros queridos árboles, o en nuestros terrenos. No puede suceder absolutamente nada, porque cuando estamos en esa energía, estamos viviendo -y fluyendo-la energía de nuestro propio ser omnipotente, que sólo conoce el puro e inmaculado bienestar, y no sabe nada de vibraciones negativas. Lo único que esa parte más grande de nosotros conoce es la alegría inexplicable, el poder, la despreocupación, la ligereza y la seguridad infinita, porque lo que realmente es, es el bienestar infinito. Y eso es lo que somos realmente como su expresión física: el bienestar puro e interminable. ¡Todo lo que tenemos que hacer es damos a nosotros mismos una oportunidad de que sea así! Si crees que estoy insistiendo mucho en eso, tienes razón, porque aquí estamos hablando de "la buena vida". Cuando estamos conectados con esa energía de alta frecuencia, libres de temor y basados en la felicidad; cuando no estamos produciendo emociones negativas de preocupación, amargura, duda o culpabilidad, nos conectamos automáticamente con la buena vida del bienestar, donde nada puede nunca hacemos daño físicamente. ¡Así es! ¡Nada puede hacernos daño nunca! Ni siquiera el asaltante local, ni nuestro viejo auto, el borracho tonto de la autopista, ni siquiera la Madre Naturaleza. ¿Un terremoto? Tal vez tu hogar podría sufrir daños, pero si sólo hubiera una ligera inclinación en la balanza hacia lo positivo, tú estarás a salvo. Si no lo estás, será mejor que verifiques tu válvula (cuando te recuperes). Siempre puedes evaluar el grado de tu conexión con la Fuente de energía, y la apertura de tu válvula por el grado de destrucción de tu hogar, tu cuerpo, tu auto o tu empleo..., con lo que sea. ¿Un robo en tu casa? ¿Una enfermedad grave? ¿La destrucción que provoca un gran tornado? ¡Es que la válvula está muy cerrada! Y; por favor, "válvula cerrada" no significa grosero o perverso. Sólo porque alguien murió en un huracán o en un atentado terrorista, eso no implica en modo alguno que no fueran personas cálidas y amorosas; simplemente significa que se habían envuelto ellas mismas, inconscientemente, en vibraciones negativas de la conciencia masiva que hacen que nuestra, vida sea tan difícil. Pero cuando la válvula está abierta y nuestra balanza de vibraciones se inclina incluso con el peso de un cabello hacia lo positivo más que hacia lo negativo, literalmente nos cubrimos con un traje, con una armadura divina. Así que cuando estamos conectados, entusiasmados, y el flujo de energía de alta frecuencia está circulando libremente, no podemos siquiera estar preocupados por aquello que habitualmente nos preocupa, lo cual, desde luego, sólo servía para atraer más de lo mismo. Cuando tu válvula está abierta, cuando tomas la decisión de estar contento con la vida, sin importar cómo, automáticamente te pones el atuendo de un bienestar absolutamente impenetrable, en el cual nada malo puede sucederte nunca. Es simplemente una imposibilidad de emitir vibraciones de que "algo malo" pueda sucederte en esa alta frecuencia. Pero, independiente de las grandes cosas terribles de las que nos protegemos al vibrar en nuestras altas frecuencias, hay toda clase de pequeños detalles que empiezan a suceder, como el de que se hayan salvado mis preciosos árboles. Por ejemplo, si tienes topos bajo la tierra, sólo saldrán de ella cuando nadie pueda Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 18 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito verlos, o no saldrán, pero nunca lo harán en el jardín que adorna el frente de tu casa. Las ardillas se irán tras la comida para pájaros de algún otro, pero no tras la tuya. En tu casa puede haber cucarachas, pero pronto se irán a otra parte. Una intensa tormenta puede tirar los árboles en la casa de tu vecino, pero en la tuya permanecerán intactos. Algunos perros sueltos pueden aparecer en el patio de tu vecino, pero no en el tuyo. Tus amigos pueden ser sorprendidos por una tormenta de nieve, pero tú llegarás a casa a salvo. Tu zona puede ser blanco de robos a buzones, pero al tuyo no lo tocarán. Si tu auto se queda sin gasolina a cientos de kilómetros de algún lugar habitado, alguien llegará a rescatarte. Si el virus de la gripe está atacando a todos, a ti no te tocará. Y siempre perderás el avión que va a estrellarse. Todo esto -y mucho más- es fruto de estar arropado dentro de tu propia energía de "sentirte bien", la frecuencia que garantiza nuestro bienestar. Lo malo Cada vez que hablo ante un grupo acerca del flujo de energía, salen a la superficie, siempre, preguntas acerca de los conflictos mundiales y todas las cosas terribles que están sucediendo o que han sucedido. "¿Cómo es que hay tanta gente muriéndose de hambre?", "¿qué me dice de Hitler?", "¿qué decir sobre los indios?", etcétera. No quiero entretenerme demasiado tiempo insistiendo en estas cosas, porque en cierto sentido ya hemos hablado de ellas. Pero echemos un vistazo rápidamente a algunas de las preguntas más comunes para ver si podemos llegar al entendimiento, de una vez por todas, de que desde el principio de los tiempos cualquier experiencia, en cualquier vida, ha sido atraída por el flujo de energía individual y/o de grupo. Y ¡vaya!, no es que yo sea una sádica de sangre fría que sugiere en los siguientes párrafos que es posible ver a alguien apalear a otro y sentirse ajeno a ello, como diciendo: "¡Caramba, qué barbaridad!", ante las atrocidades que suceden alrededor del mundo de hoy. Todo lo que estoy tratando de decir aquí es cómo es que esto surge. Porque cualquier cosa que esté ocurriendo siempre regresa por la misma ruta: cuando nos sentimos bien (felices, complacidos, entusiastas o amorosos) como individuos o como grupo, estamos invitando a nuestra vida buenas experiencias. Cuando nos sentimos mal (amargados, culpables, resentidos o agobiados) como individuos o como grupo, estamos invitando a las malas experiencias. Así es el asunto en todas partes y para todos. La violación Una persona está pensando temerosa sobre lo que no quiere. En alguna otra parte, otra persona está vibrando en la misma frecuencia negativa, pero con hostilidad, más que con temor. La segunda persona piensa acerca de lo que cree que apaciguará su furia y llenará su vacío. Una persona emite vibraciones de temor; la otra emite vibraciones de furia interna. Por sus propias frecuencias similares se convierten en co-creadoras de un evento desafortunado. Si tú no le prestas atención a las cosas que no quieres, no podrán volverse parte de Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 19 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito tu experiencia, porque no estarán incluidas en tus vibraciones. Sólo puedes atraer al violador, al asesino o al ladrón, pensando emocionalmente en ser esa víctima, o -{)- vibrando con otras emociones negativas que resulta que coinciden con la frecuencia del atacante. Todas y cada una de tus emociones crean las experiencias de tu vida. El prejuicio No necesito decir que hay muchas clases de prejuicios: de raza, religión, color, sexo, peso corporal, educación, etcétera. Sin embargo, el que siente el prejuicio en su contra es el más poderoso en esta co-creación, al emitir vibraciones negativas de persecución, de no gustarle a los demás, de ser ofendido o de ser víctima. Por favor, fíjate: no estoy discutiendo lo correcto o equivocado de las quejas de cualquier grupo, simplemente digo que es la persistente atención a las injusticias lo que atrae más de lo mismo. La creación proviene de los sentimientos. Los niños ¿Qué decir de los niños que son violados, que nacen con malformaciones, que se están muriendo de hambre en África o que perecen en las guerras religiosas? Es muy triste decir que generalmente han captado las vibraciones negativas de su gente, antes siquiera de nacer. Esas vibraciones se quedan en ellos y crecen en relación directa con las vibraciones de los adultos que los están criando, hasta que ellos crecen lo suficiente para decidir que no quieren experiencias desagradables en sus vidas. Estos niños, automáticamente, se han convertido en víctimas. ¿Cómo ayudar aunque sea un poco a un pequeño que está muriéndose de hambre al otro lado del mundo, o a un pequeño en la casa que ni siquiera entiende todavía las palabras? Sostenlos, ya sea físicamente o en tus pensamientos, con vibraciones tranquilizantes, tales como: "Todo está realmente bien, va a pasar, eres muy amado, etcétera", cuidándote de no culpar a nadie o a algún grupo, lo cual sólo contribuye a generar más energía negativa para el abusador (o la situación), así como para la víctima. El mayor problema proviene de las personas que llegan a la edad adulta y continúan reviviendo las vibraciones de sus traumas infantiles, por ejemplo, el maltrato de sus padres, de su medio ambiente, etcétera. Sólo sobreponiéndose a esas viejas reacciones moldeadas con odio y desconfianza, una persona puede tener alguna esperanza de no repetir en sus años adultos lo que vivió de niño. Obtenemos aquello en lo que enfocamos. Enfócate en un pasado triste, y ese pasado será atraído al presente y al futuro.'. Los adolescentes Suicidios, accidentes automovilísticos, embarazos, drogas, armas de fuego. Cuando los adolescentes son educados con energía negativa (que rara vez se muestra en la superficie) y aprenden sólo a ser cautelosos, desde que nacen funcionan principalmente en un estado de temerosa vulnerabilidad. Se sienten fuera de control, y viven a base de querer lo negativo, mientras buscan maneras de reconectarse con la energía positiva de su vida. Optan por las drogas, el sexo y otros tabúes para llenar el vacío que sienten, procedente de una vida vivida con poca o ninguna conexión con su Fuente de energía. Los aparentemente inocentes muertos en accidentes de auto, que parecen prevalecer tanto en el mundo actual, pueden o no ser producto de esa vulnerabilidad Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 20 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito desconectada, pero su causa nunca es accidental. La efervescente joven que vuelve a casa, el popular jugador estrella de fútbol americano, los muchachos que sólo iban de paseo en el asiento de atrás. Una vida de temores ocultos, presiones y ansiedades de algún tipo, finalmente se manifestó al atraer esas co-creaciones tan dolorosas. La economía En los malos tiempos, la gente habla de ello, dondequiera que esté, y todo es malo- malo-malo. Sin embargo, aun en los buenos tiempos parecemos impulsados a atacar algo: los precios de las cosas son demasiado altos, las empresas son demasiado codiciosas, los empleos demasiado especializados, el presidente no juega todas las cartas, el gobierno no cumple con su trabajo y es corrupto hasta la médula. El señalar algo -cualquier cosa- con esa vibración negativa de culpa, o de: "¿No es terrible...?", hace fluir esa misma energía hacia el tema de atención, haciéndolo más grande, más fuerte y más peligroso de lo que era antes de que tú empezaras a expresarte mal de ello. Si quieres que la economía, el gobierno o cualquier otra cosa cambie, antes de poder ser feliz, podría pasar un largo tiempo de espera. Pero no tienes que unirte a la queja, lo cual no solamente aumenta el problema, ya grande en sí mismo, sino que, como sabes, tú tienes la opción de cerrar tu válvula completamente. Cuando te involucras en ese tipo de sombría y negativa charla social, puedes elegir, ya sea entrar en la conversación con tu enfoque fuera de eso y cambiar el tema, o alejarte. Cuando ya estés solo y quieras realmente provocar un cambio, emite un poco de energía de "sentirte bien" hacia el gobierno, visualiza cómo te gustaría que fuera: hacia la presidencia, e imagina también cómo te gustaría que funcionara; hacia las grandes empresas, en la forma en la que gustaría que trabajaran. No podemos separarnos del fluido de conciencia social. N o podemos decir: "Bueno, no fue MI culpa que esto sucediera". ¡Oh, sí lo fue! Fue -y es-la culpa de todos y cada uno de nosotros. Somos parte de ese fluido de conciencia, y nuestra energía afecta a todos con tanta fuerza como unas gotas de tinta roja tiñen un vasito de agua; el cambio es claramente evidente. ¡No estamos aislados de la totalidad! Todo lo que pensamos y sentimos tiene una repercusión monumental en la vibración total de la conciencia social. Así que observa y siente las cosas en la forma en la que te gustaría que fueran. Con tan sólo unos cuantos de nosotros haciendo esto en forma regular, es posible iniciar los cambios deseados. Un propósito noble, y que a la vez impide que las cosas estén peor de como están, es omitir la expresión: "!Qué terrible!" respecto de la situación que quieres cambiar. Conflictos globales, guerras de pandillas Dondequiera que veas un grupo de cualquier tipo expresando odio o furia, estarás viendo a un grupo muy desconectado de su flujo de bienestar, y completamente fuera de armonía con su Ser expandido. Vivir con amargura y enojo es estar viviendo con un gran cúmulo de emociones negativas, y una válvula fuertemente cerrada. Cuando las válvulas están abiertas, ninguna ley de pandilla, ningún ultimátum gubernamental ni alguna otra cosa negativa será suficientemente fuerte para poner a nadie en contra de su hermano, incluso dentro del contexto del antiquísimo conflicto de Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 21 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Oriente Medio. Cuestiones morales El aborto, la matanza de delfines, la deforestación de los bosques, la capa de ozono, los derechos de los animales, el engaño para obtener dinero a expensas de la religión, las especies en peligro, etcétera, etcétera... Si continúas prestando atención a ello, viendo sólo el horror, sintiendo las transgresiones, sobrecogido por la alarma y uniéndote a todos los demás en el síndrome de: "!Qué terrible!", simplemente estarás ha- ciendo más grande el problema. Si quieres cambiar algo, tienes que modificar la forma en la que estás pensando acerca de ello. Eso es todo. La razón de que todas estas cosas se estén saliendo de nuestro control, es que los medios de comunicación se enfocan en ellas con voracidad y, por tanto, también lo hacemos nosotros. "¡Oh, cielos!" "¡Oh, Dios, no!" "¡No lo puedo creer!" "¡Qué terrible!" "¿Qué vamos a hacer?" "¿Cómo pudieron?" "¡Espantoso!" "¡impresionante!". Y cuanto más nos involucramos todos en ello, más grande se vuelve. Estar en contra de algo no lo va a mejorar. De hecho, le empeora, porque al hacerlo estás incluyéndolo en tu vibración, fluyendo más: "¡Qué terrible!" para que se una a otras formas de pensamiento que vibran en la misma frecuencia. Si todavía piensas que para estar a favor de alguna cosa tienes que estar forzosamente en contra de otra, modifica ~ modo de pensar. En lugar de ello, ve y siente cualquier cosa que desees de la manera en que quieres que se realice. Habla de ello en esa forma, escríbelo, represéntalo, aleja tu destructivo enfoque, con tu poderosa energía destructiva, de lo que percibes como una condición negativa, y encuentra diversas maneras de abrir tu válvula cuando pienses en ello. En otras palabras, renuncia a los "no quiero" y concéntrate en tus "quiero". En el momento en que lo hagas, en el momento en que dejes de quejarte con el resto del mundo de tu incesante descontento, te convertirás en alguien que vive momentos di- ferentes mediante el fluir de sus más altas vibraciones. Asesinatos en masa Está bien, deprimámonos un poco. Genocidios, baños de sangre, holocaustos, masacres: llámalos como quieras, los humanos han estado azuzando a los humanos desde el principio de los tiempos. ¿Cesará eso alguna vez? N o, no hasta que dejemos ir nuestros sentimientos internos de persecución, los cuales cargamos como si fueran una noble tradición familiar. Si en verdad queremos poner un alto a estos atroces eventos, debemos ser lo suficientemente sabios como para desviar nuestro enfoque de los sórdidos sucesos del pasado y voltear nuestra atención a asuntos que nos conduzcan al bienestar, en lugar de al odio. Es precisamente esa energía, ese odio y ese amargo resentimiento por las injusticias del ayer, lo que ayuda a perpetuar las sombrías matanzas de hoy en todo nuestro planeta. Obtenemos aquello en lo que nos enfocamos. La Ley de la Atracción no escoge ni elige. Lo que asigna al individuo, asigna a un grupo, sin importar cultura, religión, raza o secta. Un enfoque negativo atrae sucesos negativos, para nosotros y para el planeta. Lo semejante atrae a lo semejante y atraemos según vibramos, no según decidimos. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 22 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Nuestro espejo, el planeta No se trata de que lo correcto esté contra lo no correcto, ni el bien contra el mal. Es la válvula abierta contra la válvula cerrada, conectado contra desconectado, feliz contra infeliz. La gente más miserable y codiciosa del mundo es la que en realidad quiere sentirse bien, pero no sabe cómo. Viven en un infierno, pero no tienen ni la más remota idea de cómo salir de él, pues ni siquiera están enterados de que tienen esa opción. Una cosa es segura: nuestro odio contra ellos -sin importar lo que puedan haber hecho o estén haciendo- sólo va a empeorar el asunto para todos. Pero, ¿cómo podemos olvidarnos y vivir felices para siempre, si sabemos que en todo el mundo se llevan a cabo tantos actos detestables? ¿Cómo podemos permitir que continúen las injusticias? ¿Cómo podemos ser felices cuando hay tanto sufrimiento? ¿Cómo podemos darles la espalda y pretender que no nos importan? Esto quizá provoque cierto resquemor, pero la respuesta es que cada uno de nosotros está aquí para tener las experiencias necesarias que nos lleven a aprender nuestras diversas lecciones, sea que estemos desempeñando el papel del muchacho bueno, o del malo. Una injusticia de cualquier tipo siempre-siempre- es una lección para las partes involucradas. De alguna manera, por algo, no importa qué devastación o pérdida pueda llegar a nuestros hermanas y hermanos de todo el mundo, es esencial que lleguemos a aceptar que las co-creaciones suceden en todas partes para que los seres humanos aprendamos lo que necesitamos aprender, es decir, todo aquello que está relacionado con la forma en la que está vibrando nuestra energía. Por apabullantes que puedan parecernos sus cir- cunstancias, si nos unimos a su dolor lo estaremos reforzando, junto con las causas que lo provocaron; además de que con ello nos estamos preparando nosotros mismos para algo muy desagradable. Puedes estar pensando cuán detestable es que permitamos que la gente muera de hambre, y ese cerrar de tu válvula podría estar llevándote hacia un accidente de auto, y mientras tanto, la desnutrición va en aumento. Puedes estar pensando qué horrible es que todavía tengamos pruebas nucleares en el mundo, y ese cerrar de tu válvula podría estar llevándote a que te constipes. Puedes estar sintiéndote horrorizado por el despiadado trato de un país hacia otro, y ese cerrar de tu válvula podría estar llevándote hacia una ponchadura de la llanta de tu auto. En cambio, podrías estar visualizando y sintieeendo a esa gente que muere de hambre como los seres saludables y felices que sabes que tienen derecho a ser, yen ese momento abrir tu válvula, lo cual podría ayudar a que tu nuevo empleo llegue más rápidamente, mientras estás ofreciendo a quienes cobijas en altas frecuencias las indispensables pinturas y pinceles. (Nunca podremos pintar sus cuadros por ellos: sólo po- demos ofrecerles nuestra ayuda energética.) Podrías estar visualizando y sintieeendo al planeta completamente restaurado de las pruebas atómicas, y ese abrir de tu válvula podría ayudar a que tu cosecha madure, mientras estás ayudando a cuidar el mundo. Podrías estar visualizando y sintieeendo a dos países en disputa, disfrutando de un excelente nuevo acuerdo, y ese abrir' de tu válvula podría mejorar tu matrimonio mientras estás ayudando a crear nuevas relaciones internacionales. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 23 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Pero, por supuesto, está de moda hablar de todo lo que está mal en lugar de lo que está bien, así que nos enfocamos con más facilidad hacia vibraciones negativas que positivas, enfrascándonos inadvertidamente en conversaciones del tipo de: "¡Qué horror!", o iniciándolas nosotros mismos por el hábito que hemos adquirido de no tener nada mejor de qué hablar. Esas vibraciones, unidas con las vibraciones incontables de toda la humanidad, finalmente se traducen en devastación y caos mundiales. Sí, son el resultado de la amalgama de todas las pequeñas vibraciones de "¡qué horror!" lo que causa las guerras, los motines, el terrorismo, la anarquía. Esas vibraciones provienen de ti y de mí. No podemos eludir nuestra responsabilidad por lo que sucede hoy alrededor del mundo, porque el planeta refleja la vibración predominante que lo rodea. No podemos decir que lo terrible es simplemente resultado de la maldad, de los errores, ni siquiera de la ignorancia de otros. Lo que le sucede a nuestro planeta y a la gente que habita en él ha sido causado sólo por una cosa: las vibraciones de nuestros propios pensamientos y sentimientos. ¡Las de todos! No sólo las de los Hitler, los Custer, los Hussein o los Kahn (todos los cuales han sido aberraciones creadas por la energía en, masa). ¡Se trata de las vibraciones de todos! Así que en lugar de: "¡Qué horror!", cuando finalmente empecemos a decirnos: "Nada es más importante para mí que sentirme bien", podremos empezar a romper esos destructivos patrones negativos de conversación. Entonces, ¡gracias a Dios! verdaderamente comenzaremos a lograr un cambio en lo que sucede alrededor del mundo. Por ejemplo, pensemos en la tala inmoderada de los bosques o en lugar de coincidir con todos acerca de lo lamentable que es su destrucción, y fluir más animosidad hacia quienes llevan a cabo dicha tala, ama la belleza de los bosques que permanecen. Expresa tu aprecio por la vida que alimentan, por el oxígeno con el que todavía están contribuyendo en el planeta y permanece fuera de la energía de: "¡Qué horror! que se engullirá nuestro suministro de oxígeno más rápidamente de lo que miles de termitas podrían hacerlo con árboles. Si tan sólo unos cuantos de nosotros lo hiciéramos, ¡pronto cesaría la tala! y luego, está nuestra creciente escasez de recursos de energía, por la cual todos están muy preocupados, y la disminución de abastecimiento de agua, de madera, de aire puro ¡y de Dios sabe qué más!. Con toda razón deberíamos estar preocupados, porque enfocamos esas cosas de la misma forma en la que lo hacemos con el dinero. "¡Oh, Dios!, se nos está acabando". "¡Oh, Dios!, no hay suficiente circulando". "¡Oh, Dios!, ¿cómo conseguiremos más cuando se acabe?". ¿Adivinas quién está creando la escasez? ¡Nosotros! Es justamente la preocupación misma, que todos proyectamos, de no tener lo suficiente lo que está disminuyendo nuestros recursos. Todos y cada uno de nosotros somos responsables de fabricar la escasez cuando, de hecho, no hay carencia de ninguna cosa: empleos, bosques, agua, oro o amantes. No puede haberla, porque el universo no opera con el principio de carencia; la carencia es estrictamente un fenómeno hecho por el hombre. Si empezáramos a vibrar energía positiva, y valoráramos, y fuéramos conscientes de la enorme abundancia de este perfectamente equilibrado planeta, en lugar de enfocarnos en la disminución de sus recursos, o en la codicia de sus saqueadores, volvería la abundancia para crear ese ma- Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 24 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito ravilloso campo de juegos al que llegamos para gozar. Si es la gente lo que te preocupa, abre tu válvula al mayor amor que puedas reunir, y espárcelo entre todos aquellos seres que te preocupan. Visualízalos en sus estados de perfección, más que de carencia. Visualízalos felices y satisfechos, sin estar sufriendo más por la g"4erra, la peste o la hambruna. Esto contribuirá mucho más a socorrer a los más necesitados, que todos los aviones repletos de artículos que siempre parecen ir en otro rumbo, porque ayudará a esa gente a salir de su papel de víctima (si ése es su más profundo anhelo) hacia sus propios primeros pasos de atraer bienestar. Les ofrecerá "pintura y pinceles"; Una vez que se ofrece realmente esa invitación de vibraciones, si todos los que participan desean sinceramente un cambio, sucederá. Entonces caerán los muros, los países harán las paces, disminuirán las pandillas, los terroristas desaparecerán y los terrenos desaprovechados prosperarán con alimentos para todos. Si son los desastres del planeta lo que te preocupa, visualiza a éste saludable, no enfermo, pues ha estado cubierto de enormes capas de energía negativa, y eso ya ha sido demasiado como para añadirle más, por estar hablando de todas esas terribles cosas que hacemos para empeorarlo. Habla acerca de lo que está bien en él, no de lo que está mal. Renuncia a la energía del: "¡Qué horror!". De esta forma, los delfines se multiplicarán, los bosques crecerán, la capa de ozono se recompondrá, las aguas se aclararán y los océanos sanarán. Visualiza a tu mundo, y a todos los que viven en él, como abundante y sano, y lo ayudarás a llegar ahí. Velo en paz, y ayudarás a producir la paz. La única cosa que impide que nuestros deseos globales florezcan en este planeta, es la gran masa permanente de fuerza vibrátil negativa, la cual nos desconecta a todos de la original fuerza de vida y de bienestar. Esa fuerza de energía es tan completa, tan absoluta, que si sólo unos pocos mantuviéramos esta visión, respaldada con la alegría vibratoria suficiente como para convertirla en realidad, esa fuerza suprema y positiva contrarrestaría las terribles vibraciones de millones, y este planeta presentaría su mejor cara..., ¡rápidamente! Está en todas partes: ¡es lo que tú eres! Realmente, a la mayoría de las personas les va muy bien. Sólo echa una mirada a tus compañeros de trabajo, vecinos, amigos de la escuela y miembros de tu club. La mayoría no han sido asaltados en la calle recientemente. La mayoría tiene empleos y hogares aceptables. La mayoría están sanos y, si observas lo suficiente, probablemente incluso encontrarás algunos que podrían ser clasificados como moderadamente felices'. Lo mismo sucede en casi todos los países del mundo. Sin embargo, son miles las estadísticas que nos dicen lo contrario. Nuestros medios de comunicación nos bombardean diariamente con atemorizantes cifras de desastres para mantenernos nerviosamente enfocados -y sintonizados en-las horribles condiciones que existen a lo largo del mundo. "Un x porcentaje de la economía mundial se está colapsando." "Un x porcentaje de la población mundial ya tiene Dios sabe qué, y está aumentando un x porcentaje mensualmente." "Un x porcentaje de adolescentes abortan y se suicidan." "Un x porcentaje de niños portan armas en la escuela." "Un x porcentaje de nuevas enfermedades son incurables." "!Terrible! ¡Espantoso!" ¡Olvida las malditas estadísticas!, son simplemente el resultado de Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 25 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito muchas de nuestras energías, las cuales fluyen temerosas ante lo que vemos y escuchamos. Si no quieres ser otra estadística más, ¡olvídate de ellas! Mientras estés dentro de la energía de "sentirte bien", ninguna economía, ningún bicho, ningún arma, ninguna inundación, ningún avión va a caerte encima. No, a menos que tú emitas vibraciones invitándolo a que lo haga. No hay forma de librarse de ello; el abrumador equilibrio de poder en el mundo, está en el lado del bienestar, ¡porque ése es el estado natural omnipotente de todo lo que es, incluyéndote a ti y a mí! Por increíble que pueda parecer, el sufrimiento que vemos y del que oímos hablar es una parte infinitesimal del bienestar completo; simplemente es el resultado magnético de alguien, o de algún grupo, que está entorpeciendo las vibraciones hacia el bien, que podría pertenecerles si sólo supieran cómo conectar el canal de bienestar. El mensaje es claro: si cerramos nuestra válvula a alguna cosa, la cerramos también para lo que nosotros mismos queremos. Si cerramos nuestra válvula de bienestar por cualquier cosa, sean niños muriendo de hambre o especies extinguidas, cerraremos nuestro bienestar completo en todos los aspectos de nuestra vida. O quizá cierres tu válvula porque estás cansado de estar esperando algo, porque te entregaron la pizza equivocada, o porque tus antepasados perdieron la vida en el Holocausto. ¡No importa! Cerrarla es cerrarla, y dejar automáticamente afuera todo aquello que trae consigo esa energía más alta, de abundancia de salud, de felicidad fuera de lo común. De veras, ¿realmente vale la pena sufrir tan enorme privación por una molestia estúpida, o por algún viejo resentimiento de toda la vida? En medio de un divorcio, al perder a alguien a quien amas, o al enfrentar alguna tragedia, tuya o de otros, te sentirás mal. Pero toma la decisión de sentirte mal sólo durante un periodo corto. Luego, repítete a ti mismo que con eso es suficiente. Es momento de dejar fluir sobre ti, y sobre cualquier otro afectado por los sucesos, mensajes de amor y aprecio. Es hora también de encontrar razones por las cuales sentirse bien y seguir adelante. En cuanto tomes de verdad la decisión de cambiar tu energía, sea de tristeza por un divorcio o de enojo por la contaminación de los lagos, el universo entero se unirá en ese instante, como en una cascada de bienestar sobre tu existencia física hasta el lugar más apartado. Cae sobre ti, alrededor de ti y a través de ti. La única cosa que tienes que hacer es decir ¡SÍÍI! a todo eso, y a la vida, y verás lo bien que se siente sentirse bien. Entonces sabrás, desde lo más profundo de tu ser, que todo está realmente muy bien. No importa cómo pueda verse; no importa cómo parezca; no importa lo que los medios puedan reportar en contra, tú y este valioso planeta y la mayoría de los que estamos en él, siempre estaremos muy bien. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 26 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 103 30 Días para Implementar La Ley de Atracción "Dios no te hubiera dado la capacidad de soñar sin darte también la posibilidad de convertir tus sueños en realidad." -Hector Tassinari Cuando encuentro una cura milagrosa en treinta días en alguno de los libros que suelo comprar, generalmente lo descarto en ese mismo instante. No soy partidaria de los planes de treinta días. Sin embargo con el éxtasis del maravilloso poder de la Ley de Atracción, era evidente que necesitaba un plan para realizar tantos cambios que debía hacer en mi vida, pensé que si lo dejaba sin un objetivo límite de tiempo, pasarían semanas y quizá meses envuelto en el querer cambiar. Dicho esto, tengo que confesar, que aunque esos treinta días increíbles dieron un giro completo a mi vida al comprobar que el cambio es posible, los primeros diez fueron una pesadilla. De hecho, trabajar durante esos días fue ", la cosa más difícil que he llevado a cabo, desde dejar de beber, dejar de fumar, hasta terminar con alguien, pero los resultados fueron asombrosos y aún más que asombros, o de lo contrario no habría continuado. Nunca había imaginado siquiera la posibilidad de vivir una vida sin algún grado de preocupación, para no mencionar un estrés excesivo, o un verdadero pánico. Y sin embargo, eso era precisamente lo que estaba sucediendo. Estaba aprendiendo a vivir sin preocupaciones. Era maravilloso. Parecía haber encontrado una forma de vivir en un estado completamente opuesto al que yo creía que era el normal. Aunque ahora pongo en práctica los cuatro pasos de la creación reflexiva casi todos los días, para cosas tan simples como pedir encontrar un lugar de estacionamiento cerca de la puerta, si no hubiera sido por este programa de introducción de treinta días que yo mismo diseñé, dudo que hubiera continuado, el problema no es el concepto de la Ley de Atracción, el problema somos nosotros acostumbrados a vivir con nuestras viejas creencias, aunque nos hagan sufrir. Mi adicción a la emoción negativa estaba demasiado interiorizada en mí, era ya una forma de vida como para renunciar a ella en un abrir y cerrar de ojos. No habría sabido cómo empezar o cómo seguir, sin importar qué tan gran- diosa considerara esta enseñanza. Esos primeros treinta días me proporcionaron un comienzo tan importante para aprender a asumir y a controlar mi flujo de energía, que habría podido destruir cualquier temor que hubiera tenido alguna vez conocido o desconocido y hacerlo desaparecer de mi vida. Por supuesto, no busco lograr una vida de súper héroe de los comics, simplemente disfrutar de la vida y dar gracias por ello. Todavía se me complica un poco hablar a mi favor en situaciones íntimas, así que sólo lo hago cuando sé que mi válvula está abierta y Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 27 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito entonces me resulta muy fácil. Algunas veces cierro mis puertas con llave, si eso me hace sentir mejor en días en los que mi ánimo anda bajo. Pero el temor de que vayan a entrar en mi casa a robarme no existe. ¿Y el dinero? Ahora está cayendo en cascada, con facilidad, y desde hace algún tiempo; pero aprendí, al principio de mi programa, que el dinero vendría y se quedaría, o se iría, en proporción directa a mi flujo de energía. Si no había estado entrando dinero, yo sabría que mi válvula estaba cerrada por la preocupación y el temor. Cuando el dinero era más abundante, sabía que mi válvula se había abierto un poco. Cuando el dinero no llegaba, tenía que trabajar mucho más en lo que yo llamo "cambio rápido", que consiste en alterar con rapidez nuestra energía y transformarla de negativa a positiva. Pasar rápido de sentirme mal (energía de baja frecuencia) a sentirme bien (energía de alta frecuencia). Tenía que encontrar formas de salir del hábito de preocupación en el que me hallaba inmersa y abrir esa válvula. Así, pues, mientras mantuviera mi válvula aunque fuera un poco más abierta que cerrada, el dinero llegaría, pero sólo en proporción a cuánta energía de "sentirme bien" fuera capaz de generar. Obviamente, de cuando en cuando caigo en el enfoque negativo, pero sólo por poco tiempo: unos pocos minutos, un par de horas, algunas veces hasta un día o dos si realmente quiero sentirme como en los viejos tiempos. Pero entonces, cuando he tenido suficiente, doy un giro completo yo misma. Ya no estoy dispuesta a sacrificar todos mis "quiero", mis sueños y mi bienestar por la aceptación de los sentimientos negativos sobre algún estúpido suceso negativo. Y ya no me lanzo, como el Llanero Solitario, contra condiciones no deseadas, para tratar de arreglarlas. En verdad, los perros viejos seguramente pueden aprender nuevos trucos. Pero, perro viejo, perro joven, o algo de los dos, no hay una sola razón bajo el sol, ni una sola excusa en todo el universo, por la que tú no puedas hacer eso también, si quieres. Una vida llena de libertad te está esperando, más allá de cualquier capacidad que yo pueda describir; una libertad enorme, que sólo puedes conocer dentro del propio placer de vivirla. Estoy hablando de la total libertad personal: libre de aburrimiento o monotonía, libre de la necesidad de probarte o justificarte, libre de la necesidad de necesitar, libre también de la ansiedad y de todo aquello que te aprisiona, así como de los "deberías" de la vida que tan tercamente hemos colocado sobre nosotros. Hablo de la libertad de existir tal como deseamos, de la libertad de adquirir, de ser audaz, de prosperar y hasta de mayor libertad aún, si eso es nuestro un deseo. Estoy hablando de crear tu propia utopía, no el año próximo, no la próxima década, sino ahora. Ahí es a donde me llevaron esos primeros treinta días, aunque no de un solo golpe. Este proceso siempre está en progreso, y lo estará, mientras yo esté en este cuerpo. Algunos días son mejores que otros, pero todos los días tienen más alegría permanente de la que nunca pensé que fuera posible, porque tengo las claves para que así sea. Usarlas o no, es mi elección, pero una cosa es cierta: ya no tengo más excusas en las cuales apoyarme. No obstante, debo advertirte que si te decides a entregarte plenamente a este cambio de treinta días, tal vez tengas que enfrentarte a una batalla mayor con tus temores. Los viejos hábitos son difíciles de vencer, y a tus temores no les gustará que Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 28 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito estés pensando en cortarlos y desecharlos. Francamente, a ti tampoco. Sin embargo, toda nuestra batalla es en contra de los hábitos. Eso es todo, con nuestros cómodos viejos hábitos. Nuestra necesidad de necesitar Este incansable hábito que tenemos de pensar negativamente constituye una parte tan importante de lo que definimos como "normal", que la mayoría de nosotros no sabríamos quiénes somos, sin él. Perderíamos nuestro apoyo, porque vivir en esa vibración es lo mismo que estar enganchados en las drogas: una vez que se cae en ellas, la vida no puede continuar sin arreglarla. Hace poco, hablando sobre la Ley de la Atracción y la creación reflexiva ante un grupo muy numeroso de integrantes de Alcohólicos Anónimos, encontré una fascinante contradicción. Por una parte estaba una fácil aceptación de los principios de la Ley de Atracción, hasta un grado de excitación. Sin embargo, por la otra había un evidente temor de "soltar" la necesidad de necesitar. Una muchacha dijo: "Creo que lo que dice es maravilloso, pero ha pasado por alto una cosa: yo necesito seguir viniendo a estas reuniones para mi propio crecimiento. Necesito a esta gente, o me hundiría otra vez. Yo no tenía mi válvula abierta cuando llegué aquí hace seis años, y estas personas me ayudaron a abrirla. Si me fuera ahora..., bueno, me daría miedo hacerlo. Me daría miedo quedar únicamente a mis expensas de ese modo". Su válvula no estaba abierta. La adicción de esta muchacha al temor se había convertido en una necesidad. Largo tiempo atrás, ese mismo temor se había convertido en su "propia curación". Sentía que se quedaría sin las muletas en las que se apoyaba, si alguien se atrevía siquiera a sugerir que podía enterrar sus temores para siempre, si sólo encontraba formas de sentirse mejor. Incluso abordar el tema le resultaba francamente aterrador. El temor era su identidad, su "cobijita" de seguridad, y no estaba sola, esa reacción era idéntica en muchos otros miembros: "Déme las claves de la felicidad, pero no se atreva a quitarme mis inseguridades, o me sentiré desnuda y vulnerable." Nuestra siempre presente necesidad de necesitar. Por otra parte, existe de manera generalizada el concepto erróneo que tenemos muchos de nosotros de que, antes de que pueda haber una recuperación confiable de cualquier adicción o desorden emocional, debemos desenterrar toda la dolorosa basura que alojamos en nuestro interior durante nuestros primeros años de vida. Otra persona dijo: "No veo cómo se puede usted sentir mejor sin regurgitar (¡sus palabras exactas!). (alusión al regreso a la boca de alimentos ya deglutidos pero no digeridos provenientes del esófago). Todo ese horror por el que tuvimos que pasar mientras crecíamos". Un hábito de pensamiento negativo, convertido en necesidad. Nuestra necesidad de dolor emocional para sentirnos vivos, o cuando menos levemente incómodos, es la mayor adicción que ha conocido nunca la humanidad. Desde luego, muy probablemente jamás dejaremos de tener reacciones negativas, porque el contraste es precisamente lo que significa ser criaturas físicas; pero, sin duda, podemos aprender a permitir en nuestras vidas el contraste, nuestros gustos y aversiones, sin tener que sentir y fluir con tanta negatividad. Tres meses delirantes Pero yo no había aprendido nada de eso todavía. Así que cuando las tasas de interés subieron, y mi negocio de las hipotecas prácticamente desapareció, me volví totalmente Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 29 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito loco. Los préstamos fueron suspendidos de la noche a la mañana. Y de la noche a la mañana también, yo cambié de positivo a negativo, culpando a las situaciones externas -el maldito mercado- de mi estado de ánimo y de mi condición mental. Pasé de: "¡Hombre, esto está sensacional!" a: "Dios, ¿qué hago ahora?". Con mi enfoque puesto en el mercado en declive y mi cuenta de banco que también declinaba rápidamente, volví ansiosamente la mirada a mi infomercial, que estaba casi listo para entrar al aire. Seguramente me sacaría de mi lío financiero. Seguramente me salvaría. Seguramente este notable programa tendría la suficiente demanda, como para garantizar que esta aventura -y yo- prosperáramos. Como había sucedido la mayor parte de mi vida, mi adicción a los problemas una vez más se convirtió en mi "cobijita" de seguridad. El único lugar en el que me sentía seguro era envuelto en las familiares vibraciones negativas. Traté de regresar al estado de estremecimiento que había aprendido a manejar, pero estaba demasiado inquieto y éste se apagó rápidamente. Ni una sola vez escribí otro guión; no sabía que podía hacerlo. Todo lo que hice fue perder horas de sueño, beber mucho café, gritar a los perros y sentirme más y más aterrada por las impresionantes cantidades de dinero que había gastado, junto con las no menos considerables sumas de dinero que no estaban llegando. Entonces, llegaron los:" ¿Qué tal si...?" ¿Qué tal si el infomercial no funcionaba? ¿Qué tal si había gastado el equivalente al ingreso de cinco años y no recibía suficientes pedidos para con vez estaba creando una espiral poderosamente cargada, muy magnética y muy negativa, que crecía con cada segundo que pasaba, con cada pensamiento temeroso que proyectaba. Seguía tratando de creer que las cosas no habrían marchado tan bien como el año anterior, en el que había ganado tanto dinero mientras producía el programa y la serie, si el programa no hubiera estado "destinado a" ser un éxito. iSí, si...! El comercial de media hora salió al aire durante un largo fin de semana en veinte diferentes mercados, de Hawaii a Nueva York y todos los puntos intermedios. No tengo que decir lo que pasó. No había un "quiero" en el Universo que hubiera podido atravesar las gruesas vibraciones de mis "no quiero''', que suplicaban: "No quiero que esto falle; ¡oh, por favor, no quiero que esto también falle!". Mi válvula estaba completamente cerrada. La puerta a mi juguetería estaba cerrada, con candados, y mi resistencia a lo que se pareciera siquiera remotamente al bienestar, era más grande que la Vía Láctea. Las proporciones del desastre me sumieron más profundamente que nunca en la inseguridad y el temor. Durante tres desesperados meses, di vueltas corriendo de un lado a otro como un pollo al que le hubieran cortado la cabeza, actuando al estilo del Llanero Solitario, con mi válvula completamente cerrada, tratando desesperadamente de generar algo de dinero, mientras seguía enfocada constantemente en un largo tren de cosas indeseadas. Ni una sola vez dejé de culpar a (y de sentir ansiedad por) las condiciones de la economía. ¡A todas ellas!: al mercado, a la falta de ahorros, a la falta de ingresos, al desastre de la televisión y a las deudas de producción pendientes. No me gustaba lo que veía. ¡N o necesito decir que cuanto más atención ponía en lo que miraba, más recibía de lo mismo! Finalmente, en respuesta a mis gritos de angustia pidiendo socorro, supongo que el universo se compadeció y envió un poco de ayuda sobre la base de: "¡Tómalo o déjalo!". No fueron grandes cantidades de dinero (ni un solo centavo), no fueron nuevas ideas, ni siquiera gente que me ayudara, sólo algunas enseñanzas. Fue cuando Los principios de la Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 30 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Ley de la Atracción llegaron a mí, sin ceremonia alguna y en la peor de mis circunstancias. Introducción a los comienzos Aunque estaba muy entusiasmada con las nuevas enseñanzas, lanzarme de lleno a los cuatro pasos de la Ley de la Atracción, al principio me habría sido imposible. Estaba demasiado sumergida en el temor. Con dieciocho horas al día de ansiedad siempre creciente, estaba tan inmersa en un enfoque, pensamientos y vibraciones negativos, que sin un programa de impulso, sé que me habría dado por vencida antes de empezar. Así que me dije: "Muy bien, esto no debe ser tan difícil, sólo tengo que encontrar la forma de dejar de pensar en lo que me pone tensa. No es gran cosa. Dejo de pensar en ello durante treinta días, y entonces sí, puedo ocuparme del resto de los cuatro pasos". ¡Iluso! La mía era una meta muy grande. Pero con una motivación que provenía de querer estar en la cumbre de nuevo, y no tener nada más hacia dónde volverme, me lancé y me negué a darme por vencido. Si realmente deseas embarcarte en este maravilloso viaje de convertirte en un creador reflexivo, que fue a lo que viniste a este mundo, te invito a que, con fuerza y urgencia, te lances a experimentar esos treinta días antes de probar cualquier otra cosa. Si te decides, esos treinta días te permitirán identificar qué tan profundos son tus hábitos negativos y te darán un valioso punto de partida desde el cual volar. Cuando menos, así fue para mí. Tenía que establecer dónde estaba, antes de planear el camino a seguir. ¡Oh, y vaya que encontré dónde estaba! Así que ese fue mi inicio. Mi propio afán -aunque totalmente ingenuo- empezó a sacudir los grilletes de vibraciones negativas a los que había estado encadenada durante tantas décadas, sin siquiera saberlo. Este es el programa de treinta días que diseñé, precisamente el mismo día que recibí el material de la Ley de la Atracción. Te voy a explicar, tomándolo directamente de mi diario, cómo funcionó para mí y qué podrías esperar si decides seguirlo. Existen sólo dos pasos en mi programa de introducción: 1. Retira tu enfoque de cualquier cosa importante que en estos momentos te esté causando algún temor serio (preocupación, inquietud, ansiedad, estrés, etcétera) y ¡MANTÉNLO FUERA! Ten en cuenta que no dije que quitaras tu enfoque de todas las cosas negativas, sino sólo de las cosas apremiantes del momento, ¡porque son más fáciles de descubrir y de sentir! Son cosas siempre importantes; se trata de "no quiero" de algún tipo, que te están provocando tensión. Si pensar en tu cuenta de banco yacía te pone tenso, deja de pensar en ella ahora mismo y continúa con el paso número dos inmediatamente. Si pensar en tu divorcio genera esa sensación de hundimiento en la boca del estómago, deja de pensar en eso ahora mismo y cambia de conexión tan rápidamente como te sea posible. Si pensar en que ya se acerca tu examen profesional te pone nervioso, deja de pensar en eso ahora mismo y cambia tan rápidamente como puedas. En mis primeros treinta días no hablé conmigo misma, ni escribí nuevos libretos; eso me resultaba muy complicado al principio. Sin embargo, si quieres, tranquilízate a ti mismo en voz alta, o escribe un nuevo guión y realízalo. Sólo recuerda que en esos primeros treinta días es muy importante tener un tema a tu disposición inmediata hacia el cual puedas cambiar tus vibraciones rápidamente. Ésa fue la única forma que encontré de empezar a vencer a mi insidioso hábito de lo "negativo”. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 31 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 2. Establece un tema de cambio rápido para cada día, y encuentra algo nuevo que apreciar en ti mismo. El tema para cambio rápido lo puedes elegir día con día. Tenlo listo de antemano para que lo uses en cuanto descubras que te sientes ansioso, un poco decaído o más o menos desalentado. Es un tema que habrás elegido previamente para tenerlo a la mano, y para que no tengas que buscar desesperadamente en qué pensar para abrir tu válvula. No pienses que encontrar algo que puedas apreciar por ti mismo es "coser y cantar". Créeme que es difícil. Sin importar cuál pueda ser nuestra posición en la vida, la mayor parte de nosotros sentimos tanta aversión a reconocer nuestros propios atributos y talentos, que sólo pensar que tenemos que encontrar uno distinto para cada uno de los treinta días puede ser realmente inquietante. Afortunadamente, es justo esa aversión lo que hace tan valioso este ejercicio porque el proceso de sacar a la superficie un nuevo tema cada día, junto con el considerable esfuerzo necesario para mantenernos enfocados en ese asunto, o nos absorbe de tal modo mientras refunfuñamos por eso, que a final de cuentas nos olvidamos de nuestras preocupaciones externas. Así que, ¿qué es lo que hay que apreciar? Bueno, ¿qué te parece tu cabello, lo limpio de tus uñas, tu voz para cantar, tu habilidad con los números, tu amor a los pájaros, o tu cuerpo sensacional, tu capacidad como líder, tu talento para la actuación, tus fuertes manos, lo fantástico que eres con tus hijos, tu eficiencia para un deporte, tu puesto de trabajo en la compañía, o tu habilidad como vendedor? Aun cuando creas que no puedes encontrar treinta cosas que puedas apreciar de ti mismo, encuéntralas, de cualquier manera. Entonces, cuando alguna preocupación habitual se entrometa en tu día y te sorprendas a ti mismo en ese hipnótico estado de enfocarte -al parecer irremediablemente- en lo que te preocupa, tendrás algo aleteando en espera, para contrarrestarlo de inmediato. Cambia la conexión instantáneamente a tu tema del día. Ahora bien, esto es importante: permanece con el tema de apreciación que hayas seleccionado para ese día, sin importar lo absurdo que pueda parecerte. En otras palabras, no saltes de un lado a otro con tu tema diario de autovaloración, sólo porque te hace sentir tonto, o porque te gustaría haber encontrado algo mejor. Con la ayuda siempre presente de tu guía, o. lo escogiste por alguna razón, así que será tuyo durante veinticuatro horas. ¡Consérvalo! Así, pues, piensa en tu tema de valoración del día, cuando no sientas temor. Piensa en él cualquier minuto del día en el que recuerdes hacerlo. Ese tipo de enfoque de vibración alta y concentrada, contribuirá a romper tu vibración de preocupación más rápidamente de lo que te puedas imaginar. Los primeros diez días A continuación presento todo lo que era mi programa: 1. mantener mi atención alejada de cualquier cosa que me causara preocupación (lo cual se refería en su mayor parte a las finanzas) y, 2. en su lugar, situar al instante -cambio rápido-lo que tenía preparado para apreciar de mí mismo ese día. Sin embargo, durante los primeros tres días no había desarrollado el proceso de cambio rápido y fueron terriblemente difíciles. Estaba atrapado en la profundidad y duración de mis periodos de atención negativa. Encontré que caía en la preocupación en Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 32 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito un abrir y cerrar de ojos. Estaba constantemente tenso. No entraba dinero y, en cambio, salía mucho. Son momentos que te pasa por la mente pensamientos que te dicen ¿será verdad todo esto?, y ¿si son puras palabrerías?. Me parece crítico el proceso de tener fé en estas circunstancias ya que tienes mucho por ganar y nada por perder, es más si tiras la toalla simplemente es como empezar a cavar el hoyo de tu sepulcro. Tú decides si lo mejor de tu vida ya paso ó esta por venir. Mis anuncios no funcionaban, como tampoco mi nuevo vendedor, a quien había contratado por pánico y que tenía más carencias que yo mismo (obvio). Traté de imaginar lo que quería, pero continuaron llegando los "no quiero", así que no cambié esa rutina hasta que fui más consciente de lo que estaba haciendo. Parecía que ese constante tono de preocupación nunca se iría, ni siquiera cuando sonreía a la gente o hablaba alegremente por teléfono. Colgaba el teléfono e inmediatamente me preguntaba de dónde llegaría el siguiente préstamo; entonces comprendía lo que estaba haciendo y trataba desesperadamente de encontrar algo -cualquier cosa- en la cual pensar. Como eso no funcionaba, me sentía realmente abatido. Las horas pasaron muy lentamente durante esos primeros tres días. Me sorprende cuántas veces en el día me enfocaba en mis carencias, un hábito del cual me era muy difícil liberarme puesto que apenas unos meses antes el dinero caía sobre mí como si fueran las Cataratas del Niágara. Pero ahora tenía la clave, así que, de algún modo, encontraría la manera de usarla adecuadamente. Para el día tres, había descubierto que probablemente el 97 por ciento de mis días estaban dedicados a la preocupación, la angustia, la ansiedad y el temor. Tomar conciencia de eso me deprimió completamente y después me enfureció, lo cual seguramente no me ayudó. No tenía idea de que me había estado preocupando en forma tan rutinaria, y sin darme cuenta. Hablar conmigo mismo era inútil y escribir un nuevo guión era imposible, dado mi esquema mental. Fue entonces cuando supe que tenía que encontrar algo que estuviera ya listo para conectarme con un enfoque fácil y agradable, con una buena y alta vibración. Gracias a mi guía seleccioné la autovaloración, pensando que con esa herramienta me sería muy fácil alcanzar lo que me proponía. ¡Oh, claro! No sólo fue más difícil de lo que había anticipado, sino que descubrí que la parte más complicada era permanecer ahí una vez que había llegado. Sin embargo, todo ello me llevó a que decidie- ra continuar. De cualquier modo, la autovaloración fue lo que escogí e instantáneamente encontré que cambiar de negativo a positivo me resultaba más fácil así. Ahora tenía algo concreto en que enfocarme, aunque estaba encontrando difícil seeentir dicha valoración, en comparación con simplemente pensar en ella..., seeentirla con una intensidad que despertara en mí el estremecimiento, aunque el tema del día no fuera nada más que mi mascota. Algunas veces tenía que salir a caminar, alejarme del ambiente de la oficina, y ponerme de pie bajo un árbol, hasta que podía conseguir de repente una sonrisa exterior que me llevara a esa gentil sonrisa interior, donde podía imponer con sentimiento el tipo de apreciación que correspondía a ese día. Para el día cinco, comprendí que las cosas empezaban a cambiar. Algo estaba funcionando -lentamente, pero sí- funcionando. Aunque sólo podía llegar a un lugar de sentimiento realmente elevado durante una cuarta parte del día, el resto de éste transcurría con facilidad, sin ese incesante y sombrío enfoque en la carencia. Durante los primeros diez días, no creí que fuera a lograrlo, pues cuanto más cambios rápidos hacía, más deprimida me sentía de que esta persona llena de vitalidad (yo) a la que la gente Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 33 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito siempre había considerado tan positiva y tan feliz, no fuera más que una aprensiva común y corriente, ¡exactamente el tipo de persona que yo mismo solía recomendar a la gente que dejara de ser! A medida que los días transcurrían, empecé a dudar de poder llegar alguna vez al momento anhelado, de realmente pasar de dieciséis a dieciocho horas sin ningún asomo de ansiedad. Algunas veces me llegué a sentir tan desalentada que habría gritado al universo; me echaba a llorar y metía las manos en los bolsillos para salir malhumorada a caminar, llena de autocompasión. De hecho, muchas veces durante esos primeros días, la posibilidad de aprender a vivir sin esa familiar y hasta reconfortante vibración de angustia, que había sido mi aliada la mayor parte de mi vida, parecía más allá de toda esperanza. Lo que me causaba todavía más angustia era descubrir con desconsuelo que, para empezar, había dentro de mí un gran miedo. Bueno, había vencido otras adicciones y, ¡maldita sea!, vencería esto, sin importar lo que requiriera para ello. El sexto día (no, no voy a recorrer los treinta), sin razón aparente, me hundí en una profunda depresión y me eché a llorar. Me sentía frustrado y enojado y no sabía siquiera por qué. (Posteriormente descubrí que se debía a un cambio químico en mi cuerpo.) Finalmente, salí y fui a sentarme bajo uno de mis árboles favoritos durante un rato, para calmarme, de modo que pudiera cambiar mi conexión a la valoración del día. Pasaron unos cuarenta y cinco minutos antes de que pudiera conectarme, pero lo logré, y para mi deleite, no hubo más sentimientos perturbadores el resto del día. En la actualidad, si me siento emocionalmente afectado como en esa ocasión, enseguida me pregunto en qué "no quiero" me estoy enfocando, o qué me está molestando, y casi siempre encuentro la respuesta con rapidez; hablo conmigo mismo para sacarla, para minimizarla y dejo ir las cosas. Pero al comenzar con esa primera "entrada", a menos que se tratara de algo muy evidente, sólo intentaba cambiar el sentimiento. Cuando pasaron aquellos primeros diez días, comencé a darme cuenta de que empezaban a tener lugar cambios drásticos. Aquellas sensaciones de presentimiento -surgidas de no sé dónde- que caían sobre mí sin razón aparente a lo largo del día, se redujeron de varias docenas a más o menos dos. La abrumadora preponderancia de vibraciones negativas había cesado, y al descubrirlo sentí como si acabara de conquistar el Monte Everest desnudo. ¡Estaba eufórico! Asimismo, durante esos primeros diez días me percaté de cuán difícil era para mí tener fantasías, querer, desear. Por supuesto, pensé en las cosas usuales como tener más dinero, distrutar más al hacer mi trabajo y cosas así, pero raras veces -si es que alguna- me permitía el placer de acariciar mis más profundos sueños. Si una fantasía cruzaba por mi mente, como mi deseo de toda la vida de tener una segunda casa alejada de la ciudad, a la orilla de un hermoso lago, simplemente suspiraba y la empujaba hacia lo más profundo de mi interior, para convertirla en un anhelo olvidado. Decidí terminar con esa estupidez y el octavo día salí a cortar leña, una pasión mía muy personal, y empecé a decir en voz alta que: "¡Al diablo con todo!"; que ya era tiempo de sacar del clóset todas esas viejas añoranzas -y cualquier otra cosa que encontrara ahí-, para convertirlas todas en un "quiero" declarado y permitirme sentir la emoción de ello, sin importar cómo. Y lo hice. Durante una espléndida hora, después de conseguir estremecerme y entrar un poco en el "sentirme bien", corté leña, hablé con mis perros y conmigo mismo acerca de mi cabaña en el bosque junto al lago. Describí los olores, los árboles, el muelle, la decoración de la cabaña, el brillo del agua en el crepúsculo. La hora se convirtió en Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 34 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito segundos. Había cruzado una barrera completamente impenetrable hasta entonces: la barrera de darme a mí mismo. Me había permitido el placer de sumergirme en una fantasía y de convertirla en un "quiero". Había dado vuelta a la página y lo sabía. Desde luego, esa semana había empezado la sincronización. Yo vi "mi lago" en la televisión exactamente al día siguiente. Lo encontré en un calendario. Lo vi en el anuncio de una revista, como si el universo estuviera diciendo: "¡Te oímos, mujer, sigue..., y será tuyo!". (¡Al escribir esto, ya casi lo es!). Una vez más, estaba emocionado. El noveno día era otra vez tiempo de pagar cuentas y estaba inquieto. ¿Cómo debería sentirme? ¿Podría mantenerme sin temor y alejada del sentimiento de carencia? ¿Podría cambiar rápidamente mi enfoque? Con la firme decisión de prestar atención a mis sentimientos, me dirigí a mí escritorio. Por fortuna, el proceso mensual de pagos fue más fácil que de costumbre, aunque aun así, encontré difícil saltar a -y mantenerlo así- un enfoque de apreciación. Así que me puse a cantar. ¿Por qué no? Cualquier cosa era válida para romper ese viejo hábito, duro de vencer, de temer el décimo día del mes. Funcionó muy bien, pero terminé saliendo al campo a disfrutar de la tranquilidad del ocaso y poner a funcionar mi estremecimiento. No hubo más sentimientos negativos el resto de la tarde y en la noche. ¡En mi diario, esta última frase está subrayada! Sabía que estaba donde debía estar. Las ideas brotaban por todas partes. En forma deliberada, traté de empujarme yo misma hacia un sentimiento negativo ¡y encontré que no podía hacerlo! Pero cuando alguno trataba de introducirse furtivamente, sonreía para mí misma como el gato de Cheshire de la película de Alicia en el país de las Maravillas, y me daba una palmadita en la espalda por reconocer el sentimiento, y con un cambio rápido de velocidades ponía el freno de vibraciones. Finalmente llegó el día, ese día tan largamente esperado, en el que supe que estaba completamente tranquilo en relación a los ingresos (aunque todavÍa no tenía ninguno), hasta el grado de estar sinceramente despreocupada. ¡Dios mío, qué maravilloso sentimiento era ése! Después de años de hábito, como es de suponer, encontré que todavía tenía que cortar amarras de declaraciones negativas como: "No, lo siento, no puedo ir contigo, estoy pasando por una mala racha, y no tengo suficientes ingresos". Desde luego, me sentía deprimido en cuanto algo así salía de mi boca, pero a partir de ahí, no me tomaba mucho tiempo descubrir lo que había causado el sentimiento (siempre un "no quiero") y hacía el cambio rápido para salir de él. Día a día, todos difíciles, observaba cómo se iba disolviendo toda una vida de pensamientos negativos inconscientes y de emoción negativa. Estaba venciendo una adicción tan honda, tan arraigada, que ni siquiera sabía que la tenía. Sin duda, cambiar mi enfoque y mis sentimientos no sólo no era imposible, sino que estaba sucediendo. Esperé impacientemente a ver los resultados, ¡algo realmente tonto! De los diez a los treinta días Los siguientes veinte días fueron una montaña rusa. En los días de optimismo, de fácil estremecimiento, se me ocurrían ideas fantásticas para aumentar sustancialmente mis ingresos. Pero en los días de pesimismo, no sólo me deprimía un poco, sino que eran días en que parecía estar en el fondo del Gran Cañón, con un nuevo, extraño y exagerado estado de malhumor. Nadie me había hablado -y tampoco a nadie de los que tratábamos de controlar nuestras energías- de esta desagradable, aunque al parecer muy frecuente, situación que parece presentarse cuando empezamos a atraer más energía de alta Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 35 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito frecuencia a nuestro cuerpo. (Ahora sabemos que estos cambios ocurren porque el cuerpo tiene que adaptarse a los prolongados periodos de vibraciones más altas, que a su vez causan un drástico cambio en la constitución química del organismo. Puesto que la emoción -que es negativa y física, a diferencia del sentimiento, que -- es positivo y etéreo- es inducida químicamente, los cambios en el estado de ánimo son solamente ajustes químicos que se están presentando. Algunas personas han experimentado estos cambios de humor con bastante profundidad; otras, en cambio, lo han hecho sólo moderadamente; pero todas parecen tener algo que decir al respecto. Por fortuna, esto es pasajero. De hecho, puedes sentir que el problema disminuye al cabo de aproximadamente seis semanas y que, casi siempre, desaparece por completo en tres meses.) Esta clase de cambios de humor suele aparecer de la nada y darte un golpe en el estómago cuando menos te lo esperas. Francamente, hubo días que fueron tan malos, que yo sólo decía: "¡Al diablo con esto!", y ni siquiera intentaba "dar un salto". Pero al siguiente día, o dos días después, la nube negra se había alejado y regresaba al programa a todo vapor. Pero, sin importar en qué estado de ánimo me hubiera quedado el día anterior, había un ritual matutino que creé, que me encantaba y que no dejaba de hacer nunca. Era empezar cada mañana con una amorosa conversación con mi Ser interno/Ser expandido: de rodillas, a modo de reverencia ante la vida que soy (y para mantenerme sujeta a un lugar mientras lo hacía), bosquejaba mis "quiero" para el día la semana, o la década; sólo me detenía lo suficiente en cada “quiero" como para permitir que su tono de sentimiento me reconfortara. Eran momentos reverentes, humorísticos y agudos,"Y los atesoraba como parte de mi programa diseñado. (Noto un vacío, y una falta de dirección, cada vez que dejo ese ritual a un lado, lo cual hago algunas veces con mucha frecuencia.) En los días elevados, podía conectarme en alta frecuencia en un abrir y cerrar de ojos, y deslizarme con facilidad en el lugar del sentimiento de apreciación que había elegido para ese día. En los días negativos, hacerlo me llevaba un poco más de tiempo; pero lo que más me entusiasmaba era que -estuviera yo en alta o en baja frecuencia- el temor de cualquier tipo lo estaba dejando cada vez más atrás. Los días bajos no tenían un enfoque específico en un "no quiero", o en el estrés, sino sólo en la monotonía. Había un impulso renovado en mi modo de caminar, una canción en mi corazón y en mis labios, una sonrisa casi constante en mi rostro, una emoción y un asombro ante la vida y la creación, que no había experimentado desde..., desde quién sabe cuándo. Aunque me había enseñado a mí mismo desde el año anterior a sentir estremecimientos sin saber en realidad lo que estaba haciendo, con la caída del mercado había conservado tanto enfoque negativo en las condiciones externas, que desde entonces me había olvidado de los estremecimientos. Pero los estaba reviviendo de nuevo y me sentía tan emocionado como un jugador novato de fútbol cuando inicia el entrenamiento. Ahora entendía que "conectarme" significaba, primero que nada, quitar mi atención de los "no quiero". Ya sea que fluyera hacia verdaderos "quiero", hacia el objeto de mi apreciación de ese día, o por la simple diversión de hacerlo, comprendí que por fin estaba dejando de producir el flujo de atracción automática. Me estremecía, sentía amor (todavía uno de mis sentimientos elevados favoritos), estaba encantada con la vida y sentía la energía de un gran gozo extenderse por todo mi cuerpo. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 36 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito En ese momento, ya podía hacer el cambio hacia un "quiero" en particular, o hacia mi objetivo del día. Si me descubría pensando sobre de dónde iba a venir el siguiente préstamo, enseguida sentía que me rodeaba esa nube húmeda y pegajosa. Comprendía que me estaba enfocando de nuevo en la carencia y me salía lentamente de ella, como si estuviera bailando un vals. Era maravilloso. Y mi nuevo juego de observar esas impetuosas sincronías que empezaban a surgir una vez que formulaba un "quiero", resultaba tan entretenido que se convirtió casi en una obsesión. Podía decidir, durante un gran estremecimiento, que quería encontrar un nuevo restaurante con vista especial, comida exquisita y camareros encantadores, y en un día o dos, una amiga me llamaba por teléfono, de la "nada", con la sugerencia de que fuéramos a un lugar así, para conocerlo. Añadí a mi lista de "quiero" una clase especial de chamarra deportiva para uso rudo que las tiendas aparentemente habían descontinuado, y tres semanas más tarde tuve la idea de ir a una tienda de descuentos muy alejada de mi casa, para comprar papel de fax. ¡Lotería! Mi chamarra estaba colgada sola, en exhibición, y era ¡la única que había en la tienda! Aunque yo no como mucha carne, un día sentí un deseo intenso de comer una jugosa hamburguesa; de repente, se me ocurrió ir a una nueva tienda de cómputo y encontré que un nuevo mercado, flamante, acababa de abrirse en la puerta de al Iado con la más deliciosa y fresca carne molida que jamás había probado. Una y otra vez constaté que vivir en frecuencias más altas realmente estaba funcionando. Era como si el Universo me complaciera con la canción que quería. Mi promedio mensual, que solía ser de 30/30 (treinta días de cada treinta días con preocupación), se había vuelto ahora más como 17/0/13 (diecisiete arriba, cero con temor o ansiedad real y trece en un extraño ánimo bajo), un gran adelanto de todos modos. Pero mi ansiedad por obtener rápidamente las recompensas me estaba agotando. Cuando vuelvo la vista atrás, puedo ver que en la etapa inicial de dos semanas estaba buscando los resultados en forma de dólares, lo cual era algo realmente tonto, puesto que todo lo que mi actitud lograba era mantener mi enfoque en lo que no había. Finalmente llegó el Día Treinta. ¿Dónde estaba mi desbordante cuenta bancaria? ¿Por qué no recibía incesantes llamadas telefónicas para comunicarme que tenía algún préstamo que me sacaría de apuros? ¿Por qué tomaba tanto tiempo llevar a cabo mis nuevas ideas? Ahí estaba yo otra vez, sintiéndome desilusionada por lo que no había pasado. Mis continuos: "¿Dónde está?" "¿Dónde está?", eran el mismo gastado enfoque negativo, sólo que vestido con un traje diferente. En realidad, el dinero estaba empezando a llegar, aunque lo hacía a cuentagotas. Yo observaba fascinada. Esta extraña corriente constante de un poco aquí, un poco allá, estaba de manera evidente en proporción directa con mi enfoque de vibraciones. Cuando menos, con mi válvula un poco más abierta que cerrada, ¡no iba para atrás! Mi cuenta de cheques se mantenía en el mismo estado (no sé cómo) o crecía ligeramente. ¡N o había vuelto a retroceder! Todo esto en sí ya era un milagro. Me tomó varios meses poder permitir que se abrieran las compuertas una vez más, pero lo conseguí. No todas al mismo tiempo, pero sí gradualmente. Un "quiero" tras otro encontraba el camino a mi puerta, algunos de ellos muy grandes y muchos otros, pequeños y divertidos. Y; sin ayuda alguna de mi parte, excepto la profunda apreciación por ese Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 37 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito sensacional producto que yo había logrado producir de algún modo, Curso de Vida 101 -el programa audiovisual al que había creado en un momento de inspiración antes de conocer la Ley de la Atracción- empezó a despegar, como fuegos artificiales, en diferentes partes del mundo. Me encantaría decir que todos mis viejos hábitos desaparecieron en treinta días, pero, francamente, no fue así. Aún ahora, con el dinero fluyendo en abundancia, requiere de toda mi concentración recordar que lo que logro no es debido a mi arduo trabajo, ni a lo lista que soy, sino a cómo fluye mi energía. Así que sigo escribiendo libretos, hablando constantemente conmigo mismo y cambiando de conexión. Ahora, en lugar del tema de "apreciación-del-día", tengo un "quiero-del-mes" en el cual apoyarme y que sirve a dos propósitos: crea un tiempo mucho más prolongado de vibraciones -por tanto, más pasión- para que el flujo de energía se dirija a un deseo específico, y me da esa red de seguridad de tener siempre algo listo volando, en espera de fluir cuando más lo necesito. En entrenamiento constante ¿Resulta más fácil? ¡Claro que sí! Pero, si te decides a tomar el control de tu vida y a tener las cosas que quieres, a hacer las cosas que quieres, a ser la persona que quieres ser ya vivir como quieres, con la gente que quieres, hay algo que más te vale aceptar: ¡estarás en entrenamiento siempre! Tendrás días elevados, días bajos, días fantásticos, días escabrosos, días profundamente emocionales y días en los que te sentirás listo para "tirar la toalla". Sin embargo, apostaría que no lo harás, no ahora; no al saber lo que ya sabes. Te guste o no, dudo que nunca más puedas sentir siquiera una leve emoción negativa, sin saber que has cerrado todas las puertas a todas las cosas que has deseado en la vida, sean materiales, físicas, emocionales, espirituales o todo lo anterior junto. Así que, en efecto, ésta es una empresa para toda la vida y no vas a aprender todo lo que tienes que hacer en esos treinta días. Puedes liberarte del temor y la preocupación durante ese primer mes, definitivamente. Pero después, prepárate y lánzate en cuerpo y alma, conscientemente, a todos los vericueto s de los cuatro pasos hacia la creación reflexiva, esto es, si lo quieres todo: prosperidad, seguridad, salud, libertad, alegría, vivacidad, independencia, realización; es decir, si quieres volver a tu natural estado de ser, a lo que estabas destinado a ser, a la forma en la que puedes ser de aquí en adelante; si estás dispuesto, en fin, a dedicarle el esfuerzo que requiere. Es tu turno Este asunto no es de nadie, sino tuyo; siempre lo ha sido, siempre lo será. Nadie te ha obligado. Nadie ha provocado nunca que tu vida sea de una manera o de otra. Ha sido tu asunto desde el principio, ha estado diseñado por la forma en la que estaba fluyendo tu energía, y ha estado diseñado en todo momento, todos los días, conforme a como te estabas sintiendo. Ahora, habrás de concretarte a lo que quieres hacer durante el resto de tu vida y a saber qué tan dispuesto estás a echar a andar el esfuerzo-sentimiento para conseguirlo. Así que a continuación te presento algunas estrategias, una forma rápida de hacer resaltar los puntos sobresalientes que debes tener en cuenta mientras entras a este nuevo y excitante mundo de la creación reflexiva. Primero, los pasos principales: Paso 1. Identifica qué es lo que no quieres. Paso 2. Identifica lo que quieres. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 38 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Paso 3. Encuentra el lugar del sentimiento de tu "quiero". Paso 4. Espera, escucha, y permite que el universo haga su parte y (paso cuatro: ¡Mantén tú floreciente enfoqué fuera de esas condiciones en-blanco!). Los "no" más importantes.  - No hagas una evaluación demasiado pronto. Si tus "quiero" no han empezado a aparecer todavía, tranquilízate y mantén tu válvula abierta.  - Cesa de tratar de mejorar a alguien más; eso equivale a cerrar la válvula. No tienes que mejorar algo; sólo tienes que dejar de pensar en ello.  Deja de pensar que el mundo tiene que cambiar antes de que puedas estar seguro o ser feliz. Tú creas tu propia seguridad a través del fluido de tu energía.  No des por sentado nada de lo que ocurre en tu vida, bueno o malo, grande o pequeño. Llegó a tu vida porque lo atrajiste como con imán, así que presta atención a lo que estás creando.  Deja de enfocarte en responder a, o preocuparte por, cómo controlar condiciones que todavía no cambian. Eso sólo te hará atraer más de lo mismo.  No trates de "etiquetar" tus sentimientos cuando estés deprimido. Deja de llamarlo culpa, frustración, o lo que sea. Sólo sé consciente de que estás fuera de sincronía y encuentra la forma de volver a ella.  Deja de quejarte. ¡Desea en grande, en calidad y en cantidad! Y nunca dejes de crear nuevos" quiero". La energía más alta necesita salidas por las cuales fluir. ¡Créalas!  Deja de pensar que no puede suceder. Esa vibración te garantizará que no sucederá.  No esperes a sentirte bien antes de sintonizarte. Sintonízate a todo lo largo del día. Conviértelo en un hábito. Estremécete, aunque lo hagas sólo para mantener tus frecuencias en alto, tu válvula abierta y lo más bajo posible tu resistencia a la energía de alta frecuencia.  No tomes esto tan en serio como para que se cierre tu válvula. Aligérate, diviértete con esto, y lo que esperas ocurrirá más pronto.  Nunca jamás, realices una acción no inspirada mientras tu válvula esté cerrada, o te encuentres en medio de un problema. Primero consigue que se abra tu válvula y después escucha a tu "guía", antes de actuar.  No trates de buscar las causas feas, oscuras y desagradables de lo que piensas que hay de malo en ti. ¡Detente!  Con eso lo que estás haciendo es prestar más atención a lo que no quieres.  No vivas para el resultado final, diciendo: "No me puedo sentir mejor hasta que suceda".  No te golpees a ti mismo cuando te sientas mal o con la válvula cerrada. Te sientes mal sólo en un "no quiero". Así que felicítate por haberlo reconocido. Si no sabes lo que no quieres, ¿cómo descubrirás lo que quieres?  Deja de pensar acerca de cualquier cosa que cierre tu válvula, cualquier cosa, cualquier persona, cualquier situación, cualquier evento, cualquier circunstancia, cualquier lugar, cualquier película, cualquier comida, cualquier conductor, cualquier jefe, cualquier escena, sin importar qué, ¡SIN IMPORTAR QUÉ!  Deja de unirte a la carreta de quejas, cargada con seres desconectados, de válvulas cerradas. Fluye o derrama tu energía hacia lo que quieres, e influye en ello.  Deja de hablar de tu enfermedad y de causar que tu cuerpo se degenere todavía más. Empieza a hablar de cómo tu cuerpo se está recuperando, y abre tu válvula para permitirlo. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 39 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito  Deja de participar en el juego de los "problemas". Tener problemas no es más que una excusa para permanecer en las vibraciones negativas.  No anheles algo con desesperación. Eso es una percepción negativa de que no tienes algo.  Deja de pensar que hay algo fuera de ti que hace -o puede lograr- un cambio.  No tengas miedo de mirar algo que no quieres. Obsérvalo desde todos los ángulos. Entonces, renueva tus "quiero" o tus intentos  No justifiques tus sentimientos con un: "Yo tengo razón; tú estás equivocado", aunque pueda ser el caso. Eso cierra tu válvula, y tapa el flujo de energía de frecuencias más altas a todas las otras áreas de tu vida. Recuerda, si activas una cosa, activas todas.  No lamentes nada; eso es un flujo negativo, excepcionalmente pesado.  Nunca, jamás, inicies un nuevo proyecto, negocio, aventura, empresa, actividad, relación, ni nada más, antes de escribir el guión de ello y de fluir energía apasionada hacia él durante un largo tiempo.  No lo pienses, siéntelo.  No pienses tus reacciones, siéntelas.  Salte de tu problema. Si hiciste una tontería, ¿eso qué? Sólo decídete a cambiarlo.  Deja de tratar de encontrarte a ti mismo. Empieza, en cambio, a complacerte. Una vida grandiosa es tu derecho. Tú eres tu vida; por tanto, ¡tú eres grandioso!  No se te olvide nunca que tú no eres Pepe ni Juana, no eres carpintero, ni secretaria, tú eres una fuerza de vida. ¡Actúa como tal! ¡Transfórmate en eso!  No te des por vencido, ¡nunca te des por vencido! Los "sí" más importantes  Concédete tiempo todos los días para soñar, desear, imaginar, intentar, querer, y tiempo para fluir energía hacia todo ello, hacia todo eso.  Siempre que te sientas menos que bien, deténte, recobra el equilibrio y encuentra una forma de sentirte un poco mejor cada día. Cada "sentirte mejor" eleva en verdad tus vibraciones.  Usa todo lo que conozcas para "apagar" el enfoque negativo y volver a sentirte cálido y protegido.  Haz más afirmaciones todos los días acerca de lo que quieres y por qué: cosas grandes, cosas pequeñas, cosas tontas. Cuanto más "quiero" tengas y más te emociones con ello, más rápidamente fluirá tu energía.  Toma decisiones todos los días, sobre tu estado de ánimo, tu seguridad, tu trabajo, tus relaciones, tu lugar de estacionamiento, tus compras. Al igual que ocurre con los "quiero", las decisiones llaman a la energía y proporcionan salidas.  Pregúntate a ti mismo constantemente: "¿Cómo estoy fluyendo mi energía?", "¿cómo estoy fluyendo mi energía?".  Da más tiempo a lo que quieres que mejore, y aléjate del hecho de que no ha sucedido todavía. Está formándose, está ocurriendo, viene en camino. ¡Créelo!  Háblate tiernamente todos los días. En voz alta.  Observa las pistas de que las cosas están sucediendo por sucesos concurrentes, o por sincronía.  Sigue escribiendo nuevos y sensacionales guiones o historias. . Presta atención a cómo te estás sintiendo. Sustituye tus listas de "qué hacer", por listas de "qué sentir”.  Encuentra nuevas formas de sentirte mejor todos los días. Sé creativo, Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 40 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito imaginativo y atrevido.  Date palmaditas en la espalda por cada obstáculo que percibas que has creado. Sin. ellos, no puedes saber qué es lo que quieres.  Piensa solamente en lo que quieres, en lugar de en la carencia o la falta de ello.  Acepta de una vez por todas que tú eres el creador de tu experiencia.  Empieza tu día con la intención de buscar los aspectos positivos en todo y en todos. Enseguida, intenta encontrarlos.  No te fijes en cómo otra persona está derramando su energía. Presta atención sólo a la tuya.  Recuerda que nada -nada- es más importante que sentirte bien, aunque sólo sea sentirte mejor. . Usa tu "quiero-del-mes" como un salvavidas. Lo es. Empieza por pequeños cambios rápidos de conexión de vibraciones negativas a positivas. Pronto, ese pequeño pensamiento alcanzará el impulso necesario para lanzarte a un mayor "sentirte bien".  Espera tus "quiero". ¡Espéralos!  Aprende a encender, a voluntad, sin importar cómo, lo que hayas elegido hacer. Cuando enciendes tu válvula, bajas tu resistencia, vibras positivamente, atraes positivamente.  Mantente alerta a cómo estás sintieeendo y el resto será fácil.  Mantente fuera del pasado; no existe.  Toma conciencia del tono de los sentimientos con los que permaneces durante el día, desde que amanece hasta que se apagan las luces. Mantente perceptivo. ¡Toma conciencia!.  Vive en el lugar del sentimiento de tus "quiero" todos los días.  O vive en el "sentirte bien" y observa la rapidez con que llegan tus "quiero".  Si despiertas sintiéndote sensacional, aliéntalo. Si despiertas sintiéndote con el ánimo decaído, cámbialo.  Cálmate, relájate, suavízate, vuélvete natural, acércate a ti mismo.  Saca a la luz esa hermosa dulzura que hay en lo profundo de ti. Encuéntrala, aliméntala, permítele ser y espárcela. Hombres y mujeres, todos la tenemos.  Escucha a tu guía y entonces actúa; nunca actúes antes. . Sigue tus impulsos, eso es tu guía.  Aprende a mirar el contraste sin tener que cruzar la línea hacia la resistencia negativa.  Practica fluir la apreciación por las señales de tránsito, las señales de la calle, las construcciones de ladrillo, los semáforos u otros objetos del exterior mientras conduces.  Adquiere conciencia de los obstáculos muy reales que con tu resistencia estás creando a tu fuente de energía.  Si todo lo demás falla, haz el gesto de sonreír. El sólo mover tu rostro eleva tus vibraciones.  Si algo te molesta, pasa sobre ello. Es tu barco No puedes arruinarlo. No puedes cometer un error ni tomar una decisión equivocada. Es imposible. De hecho, nunca has cometido un error; lo que ocurrió sólo contribuyó para que aprendieras a dejar de vibrar negativamente. ¡Ahora ya lo sabes! Todo este asunto de crear nuestras vidas mediante el flujo de energías de más alta Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 41 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito frecuencia que en la que hemos estado vibrando, es increíblemente nuevo para nosotros. Es un gran reto, una monumental nueva orientación en la vida. Así que sé amable contigo mismo, tómalo con calma, juega con las energías, vuélvete curioso, ríe más, sonríe más, experimenta. Ve cuánto puedes sostener un estremecimiento o cuán rápido puedes activar tu energía. Descubre qué te da alegría; y, entonces, déjala fluir. Juega con tus "quiero". Juega con todo ello; pero recuerda: todo esto es muy nuevo; así que, por favor, no te desanimes. Somos como bebés en andadera que aprendemos a maniobrar en nuestro nuevo mundo. Todo en ese bebé dice: "Levántate y camina" . Así que lo hace, una y otra vez, sin importar cuántas veces se pueda caer. A eso se le llama pasión..., y práctica. La práctica consiste en esta nueva forma de pensar y de ser. Tiene que ser así; es tan nueva, tan extraña... Exactamente ahora, este concepto no es sino un montón de palabras en papel que pueden sonar interesantes, pero el sabor está en la prueba. ¡Y eso significa práctica! Practica cómo hacer fluir la energía. Practica hacerlo con tus "quiero" o practica solamente para hacerla fluir. Aprende a activarla a voluntad..., en cualquier situación..., dondequiera que estés..., con quienquiera que estés..., suceda lo que suceda. Controla tu vida, al controlar tus reacciones ante ella. Así que... ¡practica! Después de que recorras tus treinta días, diseña tu propio programa para mantener en alto el interés. Tal vez una semana de sentimiento de gratitud, una semana de sentimiento de asombro por todo, de reverencia, de admiración, de entusiasmo. Quizá una semana de sentimiento de diversión, una semana de optimismo, una semana de estar enamorado, de sentimiento de: "Dios, es bueno estar vivo", sin importar lo que sucede a tu alrededor. Practica en momentos casuales, en el baño, cuando estés atendiendo a tus niños o haciendo tu declaración de impuestos, al asistir a una junta o cuando estés trabajando en la línea de producción de la fábrica. Lo que es más nuevo para nosotros, es aferrarnos a estos conceptos aparentemente obsoletos de que la vida real se trata, primero, de sentir y, luego, de actuar. Eso es justa y completamente obsoleto para nosotros. Sólo la práctica traerá los frutos de ese audaz nuevo concepto. ¡Puedes pensarlo, tienes que sentirlo! Así que practica para convertirte en amante. Si es algo que quieres con pasión, ámalo con todas tus fuerzas. Acarícialo con emoción con las más tiernas y ardientes vibraciones. Abrázalo con ferviente devoción. Arrúllalo en tu regazo. Envuélvelo con un amor tan profundo, tan deslumbrante, tan fogoso, tan bello que te quite el aliento. Practica cómo derramar amor apasionado. ¡Eso es estar en un gran momento de cálido y suave cobijo! Sí, la vida puede volverse más compleja durante un tiempo porque has incrementado tu deseo, porque has aumentado tus energías magnéticas. Pero con ese deseo viene la vida auténtica. Así que aprende a sentir, sentir, sentir..., bien o mal..., positiva o negativamente. Si un sentimiento finalmente abre las puertas a los tesoros del universo, ¿qué tan malo puede ser? Si lo quieres suficientemente, aprenderás a sentirlo. Entonces, aprende a sentirte bien, sin importar cómo. Este punto de vista tiene que ser totalmente consciente y deliberado. Las respuestas que te pongan de rodillas Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 42 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito tienes que mandarlas a volar. Si deseas cambiar las condiciones de tu vida, tienes que cambiar también tus vibraciones, así que practica hasta que puedas transformarlas en un simple abrir y cerrar de ojos. Si no logras sentir cálidos estremecimientos, significa que estás por los suelos o que te sientes muy mal. De cualquier manera, estás enviando vibraciones negativas. Si tienes algún problema, sácalo de tu vida hablando de él contigo mismo durante diez o quince minutos cada día. Analízalo en voz alta hasta que hayas encontrado lo que te inquieta, y verás cómo disminuye al hablarlo. Cada vez que hagas eso, estarás dejando un poco más de resistencia detrás de ti hasta que finalmente descargues lo suficiente como para permitir que tus vibraciones -¡y tu experiencia!- cambien. Sólo recuerda que la forma en la que pienses es la forma en la que sientes; la forma en la que sientas es la forma en la que vibras; la forma en la que vibres ¡es la forma en la que atraes! Así que lo que quieras, siéntelo, siéeentelo hasta que se convierta en un cálido estremecimiento. Si puedes sentirlo, puedes tenerlo. Puedes tener cualquier cosa que quieras, siempre y cuando primero puedas sentirlo. Te puedes comer al mundo de un bocado. Sólo tienes que prestar atención para descubrir qué viene, en lugar de qué es lo que no está aquí. Una vez que estés cómodo haciendo eso, por los poderes que son y por el poder que eres tú, empezarás a vivir la vida que viniste a vivir aquí. Estarás haciendo realidad tu razón de ser. Desde el capítulo 86 aprendimos que todo es energía. Eso es todo lo que este mundo y el universo son. Puedes ser su dueño o su víctima. Al aprender a controlar el tono y el flujo de tu energía electromagnética, estarás aprendiendo a tomar el control de tu propio destino, dirigiendo tu barco a donde desees. Cuando lleguen las tormentas, sabrás qué las creó y qué hacer. Está el control absolutamente dirigido hacia recargar las maravillosas recompensas de una vida que está -en toda la extensión de tus posibilidades- ¡finalmente siendo vivída! Con este capítulo cerramos la serie del tema de la Ley de Atracción. Deseo que tener este conocimiento te permita lograr ¡Pasión por Vivir! Que así sea. 104 Extraordinarios Libros "Cuando un hombre reza, le habla a Dios, pero cuando un hombre lee, Dios le habla al hombre". -San Agustin Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 43 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito En este capítulo presento una recopilación de libros recomendados por mi maestro Alejandro Ariza recomendables para todos aquellos interesados en el desarrollo humano. Han pasado muchos años desde que la magia de los libros transformó mi vida. He leído y estudiado una abrumadora cantidad de libros exquisitos en mi existencia contándose en muchas centenas, algo propio y lógico de mi trabajo. Todos ellos llegaron a mí como el libro perfecto en el momento perfecto para lo que precisamente necesitaba mi alma y corazón en ese entonces. Todos estos libros y más, son mi gran tesoro, algo invaluable para mí, y qué mejor que hoy te pueda compartir parte de este tesoro, lo que lo acrecienta más. Con el tiempo me di cuenta que muchos amigos, familiares y seguidores me pedían sugerencias de libros para ayudarles en determinada situación, y basándome mucho en ello, es que hoy surge esta sección para ti. Lógicamente no podré nombrar todos los libros que han transformado mi vida, pero con mucho gusto te recomendaré solo algunos que aportan luz para vivir una Nueva Conciencia. Algunos libros que cito aquí son en inglés, y lo hago así porque no he podido encontrar sus versiones en español o porque simplemente no existen en nuestro idioma. Sé que varios de mis lectores hablan los dos idiomas (español e inglés) y por ello me permito compartirles esta información. Hoy con la facilidad que nos brinda Internet, puedes adquirir todos estos libros mediante las mejores librerías en línea tanto nacionales como extranjeras. Alejandro Ariza La voluntad de vivir Wilhem Stekel Aquí empezó todo para mí. Tuve la enorme dicha de leer este libro cuando tenía 11 años de edad y hoy sé perfectamente que ahí empezó el llamado. Fue un libro que me regaló mi padre a quien a su vez se lo había regalado el suyo, mi abuelo. Libro escrito al final de la primera guerra mundial por un psiquiatra. Cuando este libro llegó a mí, no lo pude soltar y sí, marcó mi vida. Todas las noches leía una parte y fue el primer libro que me ayudó a despertar. No sé si se siga editando este libro, pero lo debía nombrar aquí hasta como un homenaje a él. Amo este libro. Cómo ganar amigos e influir sobre las personas. Dale Carnegie Un clásico de la superación personal. Quizá el libro más vendido alrededor del mundo en su tipo. Recuerdo haber leído este libro a mis 13 años de edad y fue uno de los tesoros más valiosos para iniciar mi vida de relación. Te lo recomiendo mucho. Hay magia que transforma vidas en este libro. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 44 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Tus zonas erróneas Wayne Dyer El despegue de mi maestro, amigo y colega. Este es otro clásico de la superación personal y que por la época en que fue escrito, ayuda todavía a muchas personas que se encuentran viviendo dificultades en su vida, con un acercamiento muy práctico y soluciones muy adecuadas de la vida cotidiana. El arte de amar Erich Fromm Un libro que, en su momento, trastocó mi vida y me dio luz para entender mucho de las relaciones humanas. La comprensión de la vida de relación por los "tipos de amor" que nos muestra este grandioso libro fue uno de los momentos más clarificantes en mi vida. Conversaciones con Dios 1 Neale Donald Walsh Sin duda el mejor libro del autor. Los mensajes escritos en este diálogo publicado han generado transformación de vida en miles de lectores. Millones han dicho: "...sentí que me estaba hablando a mí". Y sí, así lo hace este libro. Hay un contacto directo aquí que vale la pena tener. Para muchos ha sido un despertar a la espiritualidad. Major in Success:Make college easier, fire up your dreams, and get a very cool job Patrick Combs Es de esos libros donde dije: "...si yo lo hubiera leído esto en mi adolescencia!". Independientemente de la gran amistad que me une al autor, puedo afirmar que es el mejor libro para despertar la verdadera vocación en un joven. Para todo joven adolescente, este libro es un "deber leerse" y con mi mayor recomendación. La gran verdad, la motivación y la amenidad con que está escrito lo distinguen. He insistido a editoriales mexicanas para que lo traduzcan y publiquen pero no despiertan a la gran oportunidad que hay aquí. Leer este libro cuando uno es joven hará que valores inmensamente saber inglés. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 45 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito El Alquimista Paulo Coelho Otro clásico contemporáneo que nos muestra el apasionante camino de la leyenda personal que cada uno debemos seguir. Es una hermosa metáfora del camino de vida para una persona. Por algo es el libro más vendido de este afamado autor brasileño. Spiritual Economics : The Principles and Process of True Prosperity Eric Butterworth Este es un libro que marca un antes y después en mi vida. He insistido en mis editoriales para que lo publiquen en español y no entiendo la resistencia. Sin duda, con este libro mi espíritu se elevó y mi comprensión de la abundancia así como su generación, llegó al estudiar este fenomenal libro. Es una de mis más grandes recomendaciones sin duda. Es un "deber leerlo". Un grito desesperado Carlos Cuauhtemoc Sánchez Recuerdo haber leído este libro hace varios años y recuerdo que lloré de la emoción al terminarlo. Esto lo logran pocos libros. Es de esas novelas con un gran sentido de las prioridades en la vida y mostrando una problemática muy común en nuestra sociedad. Hay muy buenas reflexiones en esta obra. Quizá el mejor libro del autor. Él y yo hemos compartido algunos medios de comunicación y me alegra constatar el bien que hace a la sociedad con esta obra. Cuando nada te basta Harold Kushner Sin duda otro de mis favoritos. Este libro llegó a mi vida al grado de inspirarme para escribir una parte fundamental de uno de mis libros, Columnas de verdad. El rabino que lo escribe, lo hace con el total conocimiento de la Biblia y de su aplicación práctica en la vida cotidiana. Este señor sí sabe. Si en verdad quieres aprender de alguien que verdaderamente sabe explicar y que lo hace de manera muy amena, este autor y este libro es el indicado. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 46 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Cuando la gente buena sufre Harold Kushner Habiendo encontrado el autor su gran talento para comunicar y explicar poderosos mensajes bíblicos, este otro libro suyo es de gran ayuda para tanta gente que se pregunta por qué sufre si solo se dedica a hacer el bien, una reflexión muy común. Basado en un tremendo hecho vivido por el autor, nos despliega la fortuna de entender por qué hay veces en que la gente buena vive desdichas. Es un libro muy revelador y tranquiliza un alma en pena. Otro de mis favoritos. Conocer a Dios Deepak Chopra El mejor libro para comprender la idea de Dios que ha llegado a mis manos. Nos muestra 7 diferentes ideas de Dios dependiendo del grado de despertar de conciencia que tiene cada persona. Dios es el mismo, pero se ve de forma tan diferente dependiendo del conocimiento y del despertar que hayamos logrado en la vida. Este libro es un "deber leerse" en la filosofía NC. Muchas vidas, muchos sabios Brian Weiss Un gran libro revelador de una gran verdad. Sé que varias religiones no pueden aceptar lo que dice este libro, pero en este libro hay evidencias innegables. Lo recomiendo ampliamente. Escrito por un afamado y ortodoxo psiquiatra, nos invita a conocer que hay algo más que lo que nuestros sentidos nos indican. Sí, existe otra realidad. La profecía celestina James Redfield Uno de mis predilectos. Recuerdo haber leído este libro hace ya muchos años, y las revelaciones espirituales que muestra son totalmente verdaderas. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 47 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Hoy lo sé mejor que nunca. Para un inicio de un despertar espiritual, este libro esta más que indicado. Léelo por favor. Dios vuelve en una Harley Joan Brady Para los amantes de las novelas cortas y de gran mensaje espiritual, este libro es el indicado. A través de la poderosa vía que es contar una historia, la autora nos comparte mensajes de una verdadera trascendencia. Es un libro que se disfruta sin duda. Tu hijo, tu espejo. Martha Alicia Chávez M. Sin duda un extraordinario libro por su sencillez y profundidad de conceptos a la vez. Orgullosamente escrito por una psicóloga mexicana, es uno de los libros más vendidos en nuestra casa editorial, Grijalbo. Para cualquier padre de familia, recomiendo este libro como un "deber leerse". Grandes respuestas por su fuerte confrontación. Hermoso libro. De profundis Oscar Wilde Fuerte. Un libro confrontante para el comportamiento degradante de muchos en un amor obsesivo. Todo este libro es meramente una carta extensa que Wilde escribe a un gran amor que tuvo. Si disfrutas de leer una carta de amor y despecho pero con profundas enseñanzas de vida que te dejarán pensando en muchos de tus errores, este libro está indicado. Ademas, el goce en la prosa de Wilde aquí es muy intenso. Todo terapeuta debería recomendar este libro. Conciencia Osho Leer a Osho es impactante, debatible y delicioso. Uno de los libros que más abren tu vida precisamente hacia una Nueva Conciencia. Este libro lo he recomendado incluso dentro de el mío más reciente, El verdadero éxito en la vida. Es un libro para leerse lentamente por la gran cantidad de información confrontante para el despertar de un humano. De lo mejor que he leído de Osho. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 48 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Madurez Osho Exquisito libro que plantea las fases de madurez vistas desde una perspectiva espiritual y no la clásica postura psicológica de la madurez en el hombre. Aunque el autor, desde mi punto de vista, se suele contradecir mucho, haciendo un tamiz con nuestro propio criterio -como en todo- recomiendo mucho su lectura. Mucho. La rueda de la vida Elizabeth Kübler-Ross Hermosísimo libro que mi alma gemela me regaló. El análisis de la vida por esta biografía y ensayo a la vez, te invitan a valorar muchas experiencias de la vida cuando hacemos una sana conciencia de nuestra muerte. La afamadísima tanatóloga Küber-Ross nos habla de manera dulce al corazón y nos empuja a vivir con la única forma que se puede vivir en verdad: haciendo lo que más disfrutamos. El azar no existe Robert Hopcke Fantástico libro que explica la sincronía junguiana en forma de un breve ensayo matizado con experiencias personales que hacen de este libro una experiencia muy amena. Recuerdo haberlo leído de pasta a pasta en unas horas. Mi filosofía Nueva Conciencia siempre ha planteado que las coincidencias no existen, lo que existen son los momentos de sincronía. Ya hay mucha literatura que explica este fenómeno, pero este libro es único y te atrapará. El código da Vinci Dan Brown Por supuesto que recomiendo este formidable libro que no pude dejar de leer desde el momento en que llegó a mí el año pasado. Me atrapó, como a millones de lectores en el mundo, para terminarlo de leer en unas cuantas horas. Se trata de un poderoso ensayo maquillado de novela. Para mí, sin duda, es un libro que marca los signos de los tiempos actuales. Donde cada vez se está despertando a una Nueva Conciencia de la verdad. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 49 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Joshua Joseph Girzone Este sacerdote, autor del libro, son de los que me caen de maravilla. Se atreve a narrar en una hermosísima novela que leí de pasta a pasta en unas cuantas horas, mostrando la vida de un carpintero actual con la lógica alusión a la vida de Jesucristo. Cualquier persona que me conozca en verdad, sabe que soy fan de Jesucristo sin duda, pero de un Jesucristo tan humano como lo muestra Girzone en esta bellísima novela. La medicina de la energía Caroline Myss Una de las autoras con mayor jerarquía académica para hablar de este tema, la relación entre mente y cuerpo junto con la influencia de energía que esto conlleva. Es un libro bastante recomendable para quienes quieras saber más acerca de la innegable relación que tienen los campos humanos de energía en el cuerpo. Power vs. Force David Hawkins La vida se comprende de una manera totalmente diferente cuando uno lee este libro. Las más poderosas e innegables evidencias que tiene la energía de todos los objetos, personas y pensamientos en la vida de alguien y la relación con su fuerza muscular y bienestar, aquí se demuestran totalmente. Este libro, si en verdad quieres tener una Nueva Conciencia, es un "deber leerse". Escrito por científico experto en la materia, nos comparte su conocimiento de la Kinesiología y nos enseña a aplicarla perfectamente en nuestra vida. There is an spiritual solution to every problem. Wayne Dyer. Uno de los libros más trascendentes en mi vida. Es uno de los más recientes del autor y con un mensaje espiritual aterrizado a la vida práctica como pocos lo han logrado. A través del análisis de la oración de san Francisco de Asís, es como basa Dyer la propuesta de este fantástico libro. Me parece que su edición en español la trajo Grijalbo pero no la he visto recientemente. Si la encuentras, adquiérela y disfruta intensamente de su lectura. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 50 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito The power of intention Wayne Dyer Genial libro que acabo de leer hace unos días. La más reciente obra de mi maestro Dyer. Sin duda se trata de un postulado que cada vez se hace más manifiesto en miles de personas alrededor del globo. Cada vez más gente se percata del poder que tienen sus intenciones para manifestar una realidad. Aquí se nos invita y se nos muestra sin el más mínimo esfuerzo a lograrlo. Ya salio la edición en español. Confía en ti mismo R.W. Emerson Este es uno de los más hermosos e inspiradores ensayos que llegaron a transformar mi vida. Sin duda es uno de los textos que más recomiendo leer y estudiar. No sé si se siga editando, pero sin duda lo publicaré muy pronto en mi página de Internet porque este texto es un "deber leerse" de los más trascendentes pensadores de todos los tiempos. Emerson ha sido una gran escuela en mi vida y en su momento me inspiró para crear Nueva Conciencia. Un curso de milagros Es un extenso libro que nos lleva a una muy sana introspección. En mi vida lo he usado como fuente de inspiración para escribir algunos de mis ensayos y lo recomiendo ampliamente. Es parte de la literatura que alguien que realmente desee despertar, debe leer. Con la mente abierta y con un sano tamiz de nuestro criterio, en este libro se pueden encontrar muy valiosas reflexiones que ayudan a mejorar nuestra calidad de vida. El Poder del Pensamiento Tenaz Norman Vincet Peale El reverendo Norman Vincent Peale es considerado por muchos autores de desarrollo humano actuales como el padre del pensamiento positivo. El tratamiento del tema y su conexión a una espiritualidad interior hace que su lectura sea prácticamente obligada. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 51 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Deseo que esta selección de libros motive tu búsqueda de luz en tu camino. 105 ¿Crisis? La prosperidad no existe sin temores ni disgustos, ni la adversidad sin consuelos y esperanzas. FRANCIS BACON Filósofo y político inglés ¿En qué piensas cuando escuchas la palabra crisis? Lo más posible, según he observado, es que pienses en fracaso, dolor, dificultad, angustia, escasez, carestía, etc. Pues permíteme afirmarte que eso no es crisis de manera exclusiva. Lo que pasa es que muchas personas nos han convencido de que significa dificultad o problemas, por la asociación que han hecho en sus vidas de estos conceptos. Mucha gente que atraviesa por dificultades y problemas dice que está en crisis. Pero, eso no es crisis. Permíteme compartir contigo la primera definición de la palabra "crisis" que da el diccionario de la Real Academia Española: "Mutación considerable y decisiva, ya sea para mejorar o empeorar". Eso es crisis. Es un momento de cambio, considerable y decisivo, para que mejoremos o empeoremos. ¡Entiénde1o así! Es sólo un momento de cambio, y éste, por definición, no implica empeorar, ésa sólo es una posibilidad. Ahora bien, ¿De qué depende que mejoremos o empeoremos? Exclusiva- mente de nuestra actitud frente a un desafío. La posibilidad de mejorar o empeorar está sólo dentro de ti, en nadie ni en nada más. Cuando experimentes un momento de crisis, todo parece difícil, pero te invito a que, cuando suceda, recuerdes la definición de "crisis" que hoy has aprendido. Nada te garantiza empeorar ni mejorar. Sólo tú decidirás hacia dónde dirigirte. Mejorar en pleno momento de crisis dependerá de tus conocimientos, de tus valores, de tu integridad, de tu visión, de tus decisiones y de tu capacidad para emprender la acción de inmediato. ¿Dimensionas lo que esto significa? De hecho, he publicado cada uno de estos temas y tú los has de haber leído en alguna ocasión; si nos es así, te invito a que los leas y los tornes corno poderosísimas herramientas para salir adelante y mejorar en cualquier crisis. De hecho, te servirán para superar todo tipo de crisis: económica, de valores, existencial, laboral, de identidad, en la pareja o en la amistad, etc. Existen muchos tipos, sin embargo, la más desafiante es la de valores que vivimos hoy en día. Ésta es la que genera una moralidad ligera en varias personas (más en jóvenes) y con ella se dificulta enormemente la capacidad para ser íntegro y decidirse por el bien. Vayamos estudiando Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 52 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito algunos aspectos que te abrirán una perspectiva diferente en estos casos. En las adversidades sale a la luz la virtud. ARlSTÓTELES Filósofo griego Pensemos en el primer concepto que te hará mejorar en una crisis: tus conocimientos. Y no me refiero a tu aptitud académica, sino a todo tipo de información que tú mismo permitas introducir en tu mente. Te explicaré esto con un breve cuento: "Había una vez un hombre que vivía en la orilla de un camino y vendía tortas. Él no tenía radio, ni televisión y mucho menos Internet, ni leía los periódicos, pero hacía y vendía las mejores tortas del pueblo. Sólo se preocupaba por la divulgación de su negocio y colocaba cartelones de propaganda por el camino, ofrecía sus productos en voz alta y el pueblo le compraba. Con el paso del tiempo, las ventas aumentaron y cada vez compraba mejor pan y mejor jamón y queso para sus tortas. Luego, también fue necesario comprar un carrito más grande para atender a la creciente clientela y el negocio prosperaba a pasos agigantados. Sus tortas eran las mejores de la región. Venciendo su situación económica, él pudo pagar una buena escuela para su hijo, quien fue creciendo y estudió economía en la mejor universidad del país. Finalmente, su hijo, ya graduado con honores, volvió a casa y notó que el papá continuaba con la misma "vidita" de siempre. Entonces, el joven académico tuvo una seria conversación con él: -Papá, ¿No ha escuchado la radio? ¿No ve la televisión? ¿No lee los periódicos? ¡Hay una gran crisis en el mundo! ¡La situación de nuestro país es crítica! Está todo mal y el país se debate en la peor crisis de nuestra historia. Después de escuchar las "sabias" consideraciones de su docto hijo, el padre pensó: "Bien, si mi hijo es economista, habla inglés, lee los periódicos, ve televisión, entonces debe tener razón". Con miedo de la crisis, el papá buscó el pan más barato (el peor), y comenzó a comprar el jamón y el queso más baratos (los más malos), y para economizar dejó de hacer sus cartelones de propaganda. Abatido por la noticia de la crisis, su estado de ánimo era tan debilitado por la angustia, ansiedad y depresión, que ya no podía gritar para ofrecer su producto en voz alta. Tomadas todas estas precauciones, las ventas comenzaron a caer, los ingresos eran cada vez menores, su negocio iba cayendo y cayendo cada vez más, hasta que llegó a un nivel insoportable y el negocio de tortas de aquel viejo, que antes generaba recursos hasta para que el hijo estudiara economía, quebró. Entonces, el padre, muy triste, le dijo a su hijo: -Hijo, tenías razón. Estamos en una gran crisis. Incluso, el padre le comentó a sus amigos: "Bendita la hora en que pude enviar a mi hijo a estudiar economía; él me avisó de la crisis desde mucho tiempo antes". El mensaje es muy claro: si tus conocimientos adquiridos por los medios de comunicación hacen que estés muy al pendiente de la crisis, pronto verás afectada su capacidad de trabajo y productividad. Mi mayor consejo es que te cuides y no te dejes llevar por el inconsciente colectivo pesimista del momento por el que atraviesa nuestro país. Además, déjame decirte algo: una de las mejores maneras de cuidarte y mantener tu emoción por existir, es precisamente lo que tú estás haciendo en este momento, adquiere nuevos conocimientos que te permitan que tu mente se nutra con esta información repleta de optimismo y fe en la vida. Ésta es la única manera de generar un "nuevo" inconsciente colectivo de alegría y fe en la vida. Todo depende de nuestro trabajo conjunto, tú y yo, Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 53 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito generando una nueva conciencia, tanto para nosotros mismos, corno para quienes nos rodean. Tu testimonio de vida ayudará a otros a su vez a superar cualquier crisis y mejorar. Tú estás adquiriendo poderosas herramientas para compartir opciones de actitud con tus semejantes y ayudados a mejorar su calidad de vida. Algo que he visto con toda evidencia en los triunfadores que he analizado en mi vida es que todos tienen varias cosas en común, y una de ellas es que no están muy bien enterados de lo que pasa a su alrededor, no saben mucho de noticias, sólo lo indispensable; han decidido enfocar su mente y todo su esfuerzo en mejorar continuamente aquello que hacen. Sólo quería que lo supieras. En lugar de estar viendo la televisión o leyendo las malas noticias del periódico, en lugar de distraerte con ello, te invito muy atentamente a, que te des tiempo de revisar tus valores. ¿Qué es lo que más quieres en la vida? ¿Qué es lo que buscas en tu existencia? Ahora bien, ¿Actúas congruentemente a esa búsqueda? ¿Eres en realidad íntegro? Te invito a que vuelvas a leer el capítulo en donde analizo el tema de la integridad. Vale la pena reflexionar en nuestra congruencia entre lo que pensamos, decimos y hacemos. De esa congruencia surge la paz y armonía interior, que a su vez nos permite mejorar en todo momento de crisis. Tus valores harán que ante cualquier desafío, ante cualquier crisis, demuestres tu fortaleza como virtud, tu altivez como digno valor. En verdad te recomiendo que incluso en la peor crisis de tu vida, no desdeñes tus valores, no los hagas a un lado por la conveniencia del momento. Sé leal a ti mismo y observa el resultado. Admiro la cabeza que sabe llevar con altivez la desgracia, como un rey la corona. CARLO BINI Escritor italiano Tus conocimientos y tus valores te ayudarán a decidir mejor. Tal cual dice Marina Buzali, afamada escritora y conferenciante mexicana: "No hay recetas para vivir..., hay momentos de reflexión para decidir mejor". De eso trata la capacidad de mejorar en un momento de crisis: decidir mejor. Pero, ¿Cómo decidir mejor! Pues mediante tus conocimientos y valores corno pilares de tu decisión. Sólo ello te ayudará a mejorar en cualquier crisis. Y además, el ingrediente decisivo más importante: emprender la acción. Si necesitas cambiar algo para mejorar y salir airoso de una crisis: ¡Actúa! No lo pienses más. Actúa de inmediato luego de haber decidido. Incluso, una decisión implica acción. Recuerda: decidir es renunciar a aquellos factores, personas o circunstancias que detenían su crecimiento y sano desarrollo. Pero, renuncia alegremente, tu horizonte se está abriendo, tus posibilidades de mejora se están incrementando, te estás haciendo más humano. Ya no te quejes, actúa para mejorar. De nada le sirve al hombre lamentarse de los tiempos en que vive, porque siempre le es posible mejorar/os. TROMAS CARLYLE Historiador y ensayista escocés Todos hemos pasado por momentos de crisis; sólo algunos mejoran. Mi mayor ilusión es que con este nueve enfoque, decidas darte un gran significado incluso a momentos de desafío y retos. Es normal para el sano desarrollo de un individuo pasar por momentos de dificultad y afrontados para crecer. Ahora recuerdo alguna frase de Alexis Carrel, biólogo y médico francés, que leí cuando estudiaba medicina: "El hombre no Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 54 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito puede hacerse sin sufrimiento, pues es a la vez el mármol y el escultor". No te imaginas cómo me ha ayudado esta frase en mi vida. En verdad que si queremos crear una gran obra maestra con nuestra vida, hemos de dar fuertes golpes al mármol para quitar todas las impurezas e inmundicias que se nos pegaron con el en paso del tiempo. Luego, mientras más nos acerquemos a terminar esta obra de arte, los golpes serán menores y más finos. Sólo se trata de pulir. Espero que este taller de autoestima te ayude a pulir día a día tú; propia obra maestra: ¡Tú mismo! O que incluso, te ayude a dar esos fuertes golpes con el fin de liberarte de lo que te estorba para tu más pleno surgimiento, para tu más sano crecimiento y desarrollo como ser humano. Te aseguro que toda crisis es un momento de oportunidad para esculpir tu propia obra maestra, es otra razón más para mantener tu... ¡Emoción por existir! 106 Autoconocimiento y Transformación Personal Nunca hay viento favorable para el que no sabe hacia dónde va. - Seneca 1 AUTO OBSERVACIÓN ¿Por qué es importante conocerse uno mismo? Mucha gente busca el conocimiento. ¿Pero conocimiento de que? Leemos, estudiamos en Universidades: adquirimos un conocimiento que alimenta el intelecto. Pero en realidad necesitamos un conocimiento que alimente nuestra conciencia, nuestra alma, nuestro espíritu. ¿Dónde se consigue ese conocimiento? ¿En la Universidad? No. El tipo de conocimiento del que hablo es el conocimiento de uno mismo. Saber algo porque uno lo leyó en un libro es muy diferente a haberlo experimentado, por lo tanto lo que vamos a tratar de hacer en estos encuentros es de ganar conocimiento de uno mismo a través de la experiencia. Estudiarse a uno mismo y sus relaciones con los demás es muy benéfico. Saber por que uno actúa de determinada manera con cierta gente, porque algunos nos hacen enojar, otros nos deprimen, o por que nos tensionamos es información muy útil. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 55 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Si queremos eliminar algo negativo de nuestra vida, primero tenemos que saber que es lo que queremos remover. Tenemos que observar la manera en que pensamos, sentimos y reaccionamos en la vida diaria. Observamos eso como si fuéramos otra persona, así no nos identificamos mas con las reacciones y pautas negativas. Y así podemos empezar a eliminarlas. Cuando empezamos a conocernos, descubrimos partes de nosotros que no sabíamos que existían. Nos damos cuenta de la importancia de liberarnos de ciertas pautas que no nos sirven. La negatividad (tanto dentro como fuera de nosotros) es la causa de nuestro dolor y sufrimiento. El objetivo final es conocer mejor a nuestra verdadera esencia y a los demás. El arte de la auto observación Creemos que estamos todo el tiempo en control de nuestras vidas, a excepción de unas molestas interrupciones de nuestro jefe, nuestra pareja, nuestra economía, etc. Todos sentimos y decimos esto, pero, si yo les preguntara...y ustedes contestaran con toda sinceridad a estas preguntas, que dirían? ¿Puedes dominar tu ira? ¿Controlas tu deseo? ¿Sabes manejar tu tristeza? ¿Puedes mantener a raya tus deseos de fumar u cigarrillo o comer algo que sabes que te hará mal? Decir que tenemos el control es mentirnos a nosotros mismos. Todos sabemos lo difícil que es decir no en determinadas circunstancias. Todos hemos sentido alguna vez una lucha interior entre distintas partes de nuestro ser. Por ejemplo, al empezar una relación afectiva, está la parte que confía en lo que siente el corazón y también está aquella que prefiere tomar las decisiones con la cabeza. Como resultado de estas luchas, no sabemos bien cual es nuestro verdadero Yo. Y hasta no descubrirlo, seguiremos buscando en vano un momento de paz verdadera. Las partes negativas de nuestro ser, son aquellas que nos susurran al oído que nos merecemos los problemas que tenemos, aquellas que nos dicen que somos feos o inadecuados para el puesto al que aspiramos, aquellas que justifican las acusaciones de los otros sobre nosotros. El autoconocimiento como herramienta para vivir mejor El observarnos a nosotros mismos es el primer paso para eliminar estas maquinaciones negativas, para alejar de nosotros el enemigo interior y empezar a vivir como debemos: con felicidad, relaciones armónicas, un trabajo que nos satisfaga, una situación financiera cómoda y buena salud. A través de este capítulo aprenderemos a observar nuestras reacciones, pensamientos y sentimientos. Determinaremos quien está a cargo a cada momento. Entenderemos por que decimos lo que decimos, porque tenemos los problemas que tenemos, por que somos pobres o ricos, enfermos u obsesionados por nuestro cuerpo. Descubriremos que dentro de nosotros mismos habitan sentimientos que pueden llegar a destruir amistades, relaciones de pareja y hasta vidas enteras. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 56 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Todo ese conocimiento nos ayudará a destruir todo aquello que hoy nos impide ser absolutamente felices, amados y plenos. Así como una luz en la oscuridad disipa las tinieblas, el conocimiento de ustedes mismos disipará la negatividad interior. Por supuesto, al principio parecerá que llevan una pequeña vela dentro de una enorme cueva, pero con fe, coraje y fortaleza, esa pequeña luz irá creciendo, día tras día, hasta convertirse en una catarata de luz que lo inunda todo. Ejercicio n°1 Retrospección La memoria es una herramienta. Podemos usarla para avanzar en la vida. Lamentablemente no la usamos como deberíamos. Aplicando este ejercicio descubrirás: que poco vivimos en el presente, cuanto miedo le tenemos al futuro y cuan aferrados estamos al pasado. El ejercicio de retrospección sirve para capturar el estado mental y la emoción vivida durante el día. Desde aquí podremos observar nuestra negligencia: desaprovechamos muchos momentos, y en lugar de experimentar paz y felicidad por estar vivos, pusimos repetición, aburrimiento, miedo, ira, depresión y desesperanza. Durante el día sentimos muchas cosas como estas pero no somos concientes de ellas porque un momento sigue al otro, y así sin cesar. Este ejercicio permite tomar conciencia de cada momento y de esa manera conocernos cada vez mas. Es conveniente realizar este ejercicio 10 minutos antes de irse a dormir. 1) Cierra los ojos, relájate. 2) Respira profundamente. 3) Toma conciencia del lugar donde está tu corazón. 4) Recuerda como comenzó el día, que sentiste, que pensaste, como actuaste ante lo que te sucedía. Observa todo como si fueras un observador independiente. Observa tu día como si estuvieras viendo una película. 5) Haz lo mismo con el resto de la mañana, el mediodía, la tarde y la noche. 6) Si viviste malos momentos durante el día no te detengas en ellos, déjalos pasar. 7) Si lo deseas, puedes escribir en un cuaderno las ideas que se te ocurran a propósito de tu experiencia con este ejercicio. Si quieres compartirlo con el grupo tráelos a la clase la semana próxima Recuerda "el pasado está para aprender de él, no para vivir en él" Consejo: Cada vez que estés pensando algo negativo, usa la palabra "cancelado", como una orden, al menos 3 veces. Inmediatamente, reemplaza esa idea por el pensamiento positivo opuesto. También puedes usar este truco cuando otros estén expresando ideas negativas, incluso se aplica a comentarios de radio o televisión. Puntos importantes para reflexionar: * Conocernos a nosotros mismos nos permite descubrir las causas de nuestras acciones, reacciones, pensamientos y sentimientos, para así actuar sobre ellos. * En nuestro interior albergamos pensamientos de toda clase, muchos de ellos negativos. * El Universo contiene al hombre, pero el hombre contiene al Universo: cuanto mas te conozcas más entenderás a los demás. * Creemos que estamos en control de nuestros actos, pero esto no es tan así. * Los pensamientos y creencias negativos actúan en nuestra contra. * El primer paso para vivir mejor es aprender a observarnos objetivamente. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 57 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito * Así como una luz en la oscuridad disipa las tinieblas, el conocimiento de ti misma disipará tu negatividad interior y gran parte de la que te rodea. 2: CAMBIANDO LAS CREENCIAS AUTOEXAMEN DE CREENCIAS ¿Cuántas veces dices, piensas o sientes, las siguientes afirmaciones? 1. Me acepto tal como soy 2. Me enojo conmigo 3. Me apruebo 4. Me culpo 5. Me acepto 6. Me critico 7. Confío en mi 8. Me desespero por lo que pasa 9. Me entusiasmo con mis ideas 10. Destruyo lo que amo 11. Tengo esperanzas 12. Tengo miedo 13. Me siento adecuado para mi trabajo 14. Me siento un fracaso 15. Soy amable 16. Sufro celos 17. Soy responsable 18. Me tomo todo a pecho 19. Tengo sentido del humor 20. Sufro por mis nervios 21. Soy una persona fuerte 22. Dios no me ama 23. La gente confía en mi 24. Me cuesta hacer amigos 25. Te perdono 26. Nunca olvido el mal que me han hecho 27. Se quien soy y lo que deseo 28. Los demás me ponen obstáculos 29. La vida es una aventura 30. La vida es una lucha 31. Me gusta mi cuerpo tal como es ahora 32. Me gustaría empezar una dieta o un programa de ejercicios 33. No todo es trabajo en la vida, acepto jugar un rato 34. Nunca tengo tiempo para nada 35. Estoy rodeada de personas que me aman 36. Nadie me entiende 37. Mi pareja es la persona perfecta para mi 38. Parece que siempre me equivoco al elegir pareja 39. Me siento en paz y tranquilo 40. Mi mente actúa en mi contra ASIGNACIÓN DE PUNTAJE Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 58 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Preguntas impares Preguntas pares Mucho: 0 Mucho: 2 Poco: 1 Poco: 1 Nada: 2 Nada: 0 El puntaje va de 0 a 80. Cuanto mas alto el puntaje, mas hay que trabajar sobre uno mismo. La lista anterior nos permite examinar el panorama de nuestras creencias. Como te habrás dado cuenta, las preguntas impares son positivas, mientras que las pares son negativas. Es bueno recordar que la decisión sobre que pensar es siempre nuestra. Pero profundicemos un poco más. Todos tenemos un asistente interior, una voz interior que nos dice que hacer y que pensar a cada momento (es nuestra mente subconciente). Esta parte de nuestra mente es responsable del 90% de nuestras ideas. El resto le corresponde a la mente conciente, la que está activa ahora, mientras lees esto. Pero esa mente interior, subconciente, tiene incorporados muchos pre- conceptos, creencias que se han ido asentando allí sin demasiado análisis, procedentes de nuestra educación, la formación que recibimos, los mandatos de nuestra cultura. Nuestra mente subconciente toma esas creencias como instrucciones. No le importa mucho quien las ha creado. ¿Cómo es el proceso por el cual se incorporan las creencias en nuestra mente? Desde el nacimiento hasta los 8 años de edad la información que nuestra mente acepta ciegamente es la aportada por nuestros padres, abuelos y maestros. Eran verdades que no se discutían y muchas de esas "supuestas" verdades todavía son las que motivan nuestras vidas. Por ejemplo, hasta hace bastante poco, yo todavía me enojaba conmigo misma si mi casa no lucía impecable todos los días. Y en realidad, ser tan exigente con esto no es un patrón universal, es una creencia heredada de mi madre, para quien un poco de desorden era equivalente al caos. Ahora, si yo decido que la impecabilidad de la casa es un factor importante para mi hoy, estará bien que dirija mis energías a lograrlo. Es mi elección y me comprometo con ella. Es esencial tener en cuenta esto. Cuando estás por tomar una decisión o hacer algo, tu primera reacción es generada por estas creencias impuestas en la infancia. Esto crea una respuesta emocional o física al estimulo recibido. Si esas creencias son coherentes con tu forma de ser actual, la decisión que tomes te moverá hacia delante venciendo los obstáculos. Si esas creencias ya no son válidas, encontrarás obstáculos o te encontrarás peleando contigo mismo. Aunque alcances tu objetivo, no podrás mantenerlo. Las verdades impuestas por otro permanecen en nuestra mente hasta que decidimos cambiarlas. ¿Cómo procesamos las situaciones nuevas en la vida? Fundamentalmente existen 2 modos de reaccionar a las situaciones de la vida. Cada uno de estos modos desencadena procesos absolutamente diferentes. Uno negativo, que nos conduce a la frustración, el dolor y la angustia; y otro positivo, que nos lleva a un nivel de serenidad y conciencia desde donde se puede decidir con claridad. Con este último, ganamos una oportunidad de adquirir sabiduría. Con el primero, la dejamos pasar. PROCESO NEGATIVO: Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 59 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Estímulo externo (una situación que no esperábamos, o que se opone a nuestros deseos o que detona nuestros miedos) Nuestra reacción: 1) Rechazo o negación ("!No me puede estar pasando esto!") 2) Enojo, ira ("Voy a vengarme") 3) Negociación, regateo ("Si esto se resuelve a mi favor, dejo de fumar") 4) Culpa ("Yo lo arruiné, soy un fracaso") 5) Desesperación ("!No puedo vivir así!") 6) Aislamiento ("No quiero ver a nadie") 7) Postergación ("No quiero pensar en eso, ya pasó") 8) Miedo a avanzar ("Nunca mas lo voy a intentar") Resultado: Perdió la oportunidad de aprender PROCESO POSITIVO: Estímulo externo (una situación que no esperábamos, o que se opone a nuestros deseos o que detona nuestros miedos) Nuestra reacción: 1) Aceptación ("Bueno, está bien") 2) Serenidad ("Tomemos esto con calma") 3) Conciencia ("Lo que sucede siempre tiene una razón, aunque ahora no la vea") 4) Emociones positivas ("Hice todo lo posible, por mi parte, estoy satisfecho") 5) Gran energía interior ("Veamos como lo puedo hacer mejor") 6) Pide ayuda ("¿Quien podría ayudarme con esto?") 7) Arma un plan ("Esta vez lo intentaré de otro modo") 8) Avanza ("Tomo esta y esta acción") Resultado: Ganó sabiduría Cada situación nueva hace detonar el proceso. Empiezas si o si con la etapa 1: la niegas o la aceptas. De eso depende el resto del proceso, no hay otras opciones. Pero además, si te observas, la próxima vez que te suceda algo así, vas a descubrir que lo que está activando la negación o rechazo es una idea instalada en tu mente entre tu nacimiento y los 8 años, una creencia aprendida. Allí empezarás a entender los resultados que se dan en tu vida. Cuando cambies esas creencias por otras, positivas, podrás reaccionar desde la aceptación, ganando en paz interior, resultados exitosos y sabiduría. ¿Cómo cambiar las creencias negativas acerca de uno mismo? Existe un método tomado de la hipnoterapia que consiste en tomar cada una de las creencias negativas (las que están en el test) y escribir la afirmación contraria. Por ejemplo, soy inteligente. Siempre en presente y nunca usando negaciones. Escribirla durante cinco minutos o decirla delante del espejo durante 5 minutos. Hacer esto durante -al menos- 28 días que es lo que le toma a la mente subconciente aceptar la nueva idea. Esto debe acompañarse de la auto observación, tratar de detectar cuando no estamos actuando de acuerdo a la nueva idea, y en esos momentos, cancelarla y cambiar de actitud. De todos modos, para terminar nuestro encuentro de hoy, quiero compartir contigo una meditación que me parece que puede resultarte útil. MEDITACIÓN DE ACEPTACION Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 60 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 1. Cierra los ojos, relájate 2. Imagina que estas sentado o acostado en una playa 3. Puedes escuchar las olas que van y vienen. 4. El sol brilla en el cielo 5. Puedes escuchar las gaviotas, la sirena de los barcos que se acercan al puerto 6. Imagina que la luz del sol calienta tu piel. Su energía radia hacia ti, entra a tu cuerpo y hace vibrar tu interior. El aire marino limpia tus pulmones. Los sonidos de la naturaleza te hacen sentir en armonía. Todo tu ser se relaja. 7. La arena está caliente. Su calor y energía llegan también a tu cuerpo, lo rodean con su calidez. Te sientes protegido. El calor llega a tu corazón. 8. De pronto, tu corazón empieza a vibrar con la energía que la naturaleza le dió. Siente como tu corazón se expande, radiando su amor hacia ti. 9. Tú mereces todo lo bueno. (Disfruta de este pensamiento que da paz). Repite en voz baja "Yo merezco todo lo bueno" 10. Eres una persona hermosa, valiosa, fuerte, positiva. Repite en voz baja "Me acepto y me amo, tal como soy" 11. Las personas que sepan valorarte se acercaran a ti. Los demás, no valen la pena. 12. Después de unos momentos, vuelve a tomar contacto con el lugar donde estás y lentamente abre los ojos. 3 ACTUANDO DESDE LA CONCIENCIA Como hemos dicho, el propósito principal de este capítulo es enseñarte a descubrir que hay en tu interior, quien eres, expandiendo los atributos armónicos y transformando los conflictivos. Para lograrlo, solo es necesario tener confianza en la posibilidad de cambiar, y tener la constancia de observarse. En el punto anterior, hemos observado nuestras creencias negativas, las que se manifiestan a través de nuestras afirmaciones cotidianas. Hoy, observaremos nuestras reacciones, para descubrir como funcionamos ante los estímulos externos. Lo que vamos a ver hoy te va a enseñarte mucho acerca de ti mismo, pero también de las otras personas. Eso te va a ayudar a entenderlas y mejorar tus relaciones con ellas y con el mundo. Las personas reaccionamos fundamentalmente mediante 3 modalidades: 1) INSTINTO. Es la reacción emocional, visceral, más primitiva, que brota desde los sectores de nuestro cerebro que aun funcionan según los parámetros del pasado remoto, donde la velocidad de luchar o huir constituía la diferencia entre la vida y la muerte. Es una reacción que parece fuera de nuestro control, y la que -muchas veces- nos trae cientos de problemas. Un ejemplo sería el empleado despedido injustamente que -presa de la ira- salta sobre el escritorio de su jefe para agredirlo. Sabemos de las consecuencias negativas de este tipo de reacción, y no es raro encontrar episodios vinculados con ella en la sección policial del diario. 2) RAZONAMIENTO. Es la modalidad razonada de reacción, consecuencia del autocontrol sobre el instinto natural y su transformación en una actitud mas serena, mas equilibrada. La persona percibe la llamada del instinto a la lucha o la huida, pero considera las consecuencias de sus acciones y elige -de todo el repertorio de posibles respuestas- aquella que mejor se adapte a sus objetivos, dentro de un marco Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 61 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito "civilizado". Es decir, es una reacción generada por la corteza cerebral, guiada por la lógica y dirigida al logro de una meta concreta. El sujeto del ejemplo, sacrifica la descarga de la ira, en reconocimiento de que esta le traerá complicaciones mayores, y sabiendo que puede lograr su objetivo ("hacerle pagar por lo que hizo") si actúa de una manera culturalmente aceptada. Entonces, se despide amablemente y busca un abogado que lo ayuda a entablar una demanda contra su ex empleador. Como resulta obvio, si bien en principio nadie saldrá lastimado, este tipo de reacción tampoco garantiza el éxito personal, y la situación puede complicarse mucho. La reacción basada exclusivamente en el razonamiento suele acarrear nuevas fuentes de dolor y miedo. 3) CONCIENCIA. La conciencia es un nivel de inteligencia superior al que los seres humanos podemos llegar. Nos permite ver todo desde una perspectiva elevada. Mas allá de lo que "nos conviene", nos permite ver "lo que aprendemos" en cada circunstancia de la vida. No posee una visión estricta acerca del resultado mas positivo. Permanece abierta a otras alternativas. En el caso de nuestro ejemplo, el empleado acepta serenamente la decisión de sus jefes. No se altera ni se preocupa. ¿Qué este trabajo en el que estoy es el mejor al que puedo aspirar? ¿Quién sabe? ¿Y si perder este empleo es la oportunidad de acceder a algo mucho mejor? Tal vez lo descubra dentro de un par de años, cuando me entere de que esta empresa quebró y todos los empleados quedaron en la calle, mientras que yo -obligado por las circunstancias- tuve que iniciar mi propio negocio...en el que me fue muy bien! Claro, hoy no lo se. No dispongo de toda la información como para tomar una decisión desde la lógica. !Tengo que confiar! !Que difícil! Tengo que CREER que el Universo me conduce a un nivel superior de armonía, amor y felicidad. Nuestro hombre activa todos los recursos que posee, no solo intelectuales, sino su conexión espiritual con el Universo, su intuición, su poder de crear la realidad, y sigue adelante. En el proceso, aprendió mucho sobre si mismo y los demás. La mayoría de las personas pasan toda su vida reaccionando según las dos primeras modalidades. Por eso no encuentran la felicidad, porque este estado se alcanza cuando uno logra erradicar de su vida todos aquellos mecanismos interiores que producen dolor y miedo. Solo una mayor conciencia trae felicidad. EJERCICIO PARA ACTIVAR LA CONCIENCIA Conocer como funciona el Universo, creer en un Orden Superior, considerar las necesidades de los demás, amar incondicionalmente, recuperar la inocencia del niño; son caminos que llevan a una Conciencia Superior. Pero es difícil lograrlo si nuestros pensamientos nos bombardean permanentemente con su dosis de miedo, resentimiento, preocupación y dolor. Por eso, mas allá de cualquier camino que elijan para aprender a decidir desde la conciencia, habitualmente recomiendo este sencillo ejercicio que les presento a continuación. Ayuda a sintonizar con la conciencia, aplacando las actividades mecánicas de pensamiento. Este ejercicio se puede realizar prácticamente en cualquier momento y en cualquier lugar (!por eso, me encanta!). Trabaja con los estímulos de los cinco sentidos. En primer lugar, observa donde estás, la habitación, o la calle, o el parque. Presta atención a los detalles, los colores, las luces y sombras. En algún momento aparecerán pensamientos. Estos pensamientos te sacan del estado de alerta. Vuelve concientemente a ese estado prestando atención a lo que ves. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 62 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Luego presta atención a los sonidos. Notarás que resulta más difícil que antes concentrarse en los sonidos sin interferencia de los pensamientos. Cada vez que aparezcan pensamientos, vuelve a concentrarte en los sonidos. Repite el procedimiento con respecto a los olores, las sensaciones del cuerpo y las sensaciones internas. Mientras dure tu concentración en los estímulos sensoriales, estarás conectado con tu Conciencia. Percibe como esos instantes de conexión relajan tu cuerpo, armonizan tu interior, producen una sensación general de sosiego y despreocupación. LAS REACCIONES Y LAS RELACIONES Lo que hemos visto, tiene impacto directo sobre las relaciones con los demás. El hecho de que reaccionemos desde una u otra modalidad, transforma radicalmente la evolución de nuestra vida de relación. Podemos sistemáticamente quedar solos, enredados en relaciones que nos dañen, o vivir el amor plenamente. Todo depende de nuestra modalidad de reacción, incluso en los pequeños intercambios cotidianos. Comienza a observarte. Registra desde que modalidad estás reaccionando en tus interacciones diarias, sobre todo con aquellas personas que resultan conflictivas o desafiantes para ti. Detrás de esas interacciones existen claves sobre quien eres y por que estás como estás. Ejercicio de auto observación: 1. Completa la siguiente ficha para cada relación complicada o desafiante. Después de hacerlo, contesta las preguntas que te propongo mas abajo. a. Estoy enojado (irritado, molesto...coloca el sentimiento predominante) con: _______________________________________________(aquí va el nombre de la persona) Porque: ______________________________________________________________________ ________________________________________________ (aquí va lo que hizo que te enojaras). b. (Nombre de la persona)________________________________________________________ Debería _________________________________________________________________________________ (hacer tal cosa para que esto se resolviera) c. (Nombre de la persona) ___________________________________________________________ No debería ________________________________________________________________________ (hacer tal cosa, si quiere que no me enoje con ella) d. El problema es que (Nombre de la persona) __________________________________________ Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 63 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Es muy ___________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________________ _ (hacer una lista de aquello que criticamos en esa persona) e. Me niego a ______________________________________________________________________ _________________________________________________________________________________ _ (lista de las cosas que no deseo hacer en relación a esta persona). 2. Responde a estas Preguntas: 1) Para cada uno de los casos, ¿cuál fue mi reacción? a) desde las emociones, instintos, impulsos b) desde el razonamiento lógico c) desde la conciencia 2) ¿Como afecta mi reacción ante mi enojo, irritación o perturbación, la relación con esa persona? 3) ¿Sirve mi reacción para mejorar la situación o relación con la persona? 4) ¿Que otra actitud podría tomar yo la próxima vez que yo me sienta enojado, irritado o perturbado de una manera similar por la misma persona? 5) ¿Que puedo cambiar en mí a partir de lo que descubrí con el ejercicio? 4 AYUDA DEL YO SUPERIOR Como vimos, las reacciones instintivas y mentales hacen que una persona piense, sienta y actúe contrariamente a la forma en que lo haría si actuara desde su ser espiritual. Esto provoca que su vida vaya en la dirección en que el ego quiere, y esto siempre implica dolor, sufrimiento, miseria y falta de conciencia. Pero uno puede decidir la forma en que piensa, actúa y siente. Uno puede moderar las reacciones instintivas y controlar las racionales, trabajando desde la conciencia para encontrar el sentido a lo que nos sucede y actuar desde ese lugar. Para lograrlo, es necesario auto observarse con mucha atención. ¿En que ocasiones estamos actuando en forma poco conciente? ¿En que situaciones o contextos específicos es más probable que reaccionemos de manera impulsiva o evaluando la conveniencia del caso, en lugar de buscar la respuesta más sabía y amorosa? ¿Qué episodios son el detonante común de nuestros miedos y enojos? Para facilitar tu búsqueda, te paso una clave. Existen cuatro planos que se vinculan con las reacciones que queremos observar. Son los canales a través de los cuales se manifiestan nuestras reacciones antiguas, poco concientes. Si les prestamos atención regularmente (sobre todo cuando nos vemos enfrentados a una situación problemática o una confrontación personal difícil) descubriremos por donde se están canalizando nuestras reacciones negativas. Descubriremos en donde debemos poner mas conciencia. Los centros de los que te hablo son: Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 64 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito - La Mente. Si te descubres emitiendo opiniones demasiado críticas sobre ti mismo o los demás, este es el centro que se está activando en forma negativa. - Las Emociones. Si te encuentras atrapado por tus enojos, en medio de un ataque de ira, es en el plano emocional en donde se está gestando la negatividad. - Los Instintos. Si reaccionas agresivamente contra un conductor que ocupó el espacio que habías elegido para estacionar, es probable que tu instinto territorial haya sido estimulado, generando el impulso energético. - La Motricidad. Si ante una situación que produce nervios, te descubres moviendo o tocando compulsivamente alguna parte de tu cuerpo, es tu sistema motor el canal de la reacción no conciente. DESPUÉS DE OBSERVARTE, NO TE CRITIQUES En seguida descubrirás que plano está trabajando más intensamente en ti. Quizás ya hayas dominado tics o hábitos nerviosos en el pasado, pero aun te haya quedado la costumbre de criticar demasiado. Tal vez ya hayas aprendido a poner amor y perdón en todas tus relaciones, pero todavía reacciones impulsivamente cuando sientes que tu poder es amenazado por alguien. Sea como fuere, no te dejes llevar por la auto crítica o la lamentación. Antes de seguir adelante, deja bien claro para contigo mismo que te amas y aceptas tal cual eres. Puedes hacerlo mirándote al espejo, en voz alta, o con una sencilla afirmación interior, en silencio, pero con sinceridad. SIGUIENTE PASO: CONECTARTE CON TU YO SUPERIOR Muy bien, detectaste la necesidad de empezar a actuar desde un nivel de conciencia superior, que en lugar de reaccionar con impulsos y estrategias surgidos del miedo o de nuestro yo primitivo, te conduzca a la comprensión de lo que te sucede, eligiendo soluciones creativas, positivas y amorosas. Al principio no será fácil. Las antiguas formas de comportamiento, los tics, los enojos cuando se te "provoca", la manipulación de las situaciones para controlarlas, la crítica feroz, el miedo...volverán a aparecerse. Pero tú seguirás intentando corregirlos...en realidad, ¡hace mucho tiempo que lo haces! Y cada tanto, surgen dudas. "¿Será que no puedo?" Muchas personas que llegan a este nivel de auto conocimiento eligen contestar a esa pregunta en forma afirmativa. Y por lo tanto, dejan sus esfuerzos a mitad de camino. Y es natural: "para que insistir cuando algo ha demostrado ser imposible" Pero creo que aun no han empezado a intentarlo, porque en ningún momento de ese proceso se han conectado con su verdadero Yo, aquel que realmente está convencido de su poder y está permanentemente guiado por el Amor y la Sabiduría. Estoy hablando -por supuesto- del Yo Superior, esa parte de nosotros mismos, conectada con la Fuente, la Luz Primordial, Dios, El Gran Espíritu. Nuestro Yo Superior conoce la respuesta de conciencia a todas las situaciones. Comprende perfectamente el por que de lo que nos sucede. Sabe cual es la lección que existe detrás de cada situación desafiante. Conoce el modo de reparar o transformar nuestras relaciones conflictivas. Y tiene la fuerza que a veces les falta a nuestras personalidades terrestres. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 65 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Por eso, vamos a cerrar esta parte del capítulo con un ejercicio de visualización que te permitirá alinearte con tu Yo Superior, a fin de recibir sus sugerencias de manera directa, contando -de esta manera- con un maestro de tiempo completo que jamás te cobrará por sus servicios. Y que sabe exactamente lo que necesitas para evolucionar y ser feliz. 1) Siéntate cómodamente, cierra los ojos, respira profundamente, relájate. 2) Imagina que estás sentado en un lugar natural, una pradera, una montaña, una selva. 3) Siente como tus pies se conectan firmemente a la Tierra, como si tuviesen raíces que se van hundiendo más y más en el suelo. Se prolongan tanto hacia abajo, que llegan al centro de la Tierra, y allí se anudan, atándose fuertemente al núcleo metálico del planeta. 4) La energía de la Tierra sube por las raíces y por tus pies, llenando todo tu cuerpo 5) La energía que te llena es luminosa, cálida y revitalizante. Es tanta que sale por la parte superior de tu cabeza y viaja hacia el Cielo. 6) Ahora observa el lugar en el que estás. A tu derecha hay una caja de bronce, abierta. Allí vas a dejar su mente, tus pensamientos, mientras dure esta experiencia. Pon la mente allí y cierra la caja. Ahora estás liberado del pensamiento racional, de tus preocupaciones y podemos continuar. 7) A la izquierda hay una fuente con agua. Te acercas y observas. Al principio la superficie del agua está en calma pero pronto comienza a ondularse y de a poco se va formando una imagen de un ser magnifico, luminoso, radiante. Es como un Ángel, es un ser hermoso, lleno de luz y su rostro demuestra una gran sabiduría, calma y alegría. Es tu Yo superior. Eres tu mismo, cuando aceptas y amas sin condiciones ni miedos. 8) Salúdalo, envíale tu amor. 9) El sale del agua y se acerca a ti. Siente la energía de esta conexión. Ahora ustedes se funden hasta ser solo uno. Siente esa comunión entre ambos, percibe la unidad, reconoce como propias las cualidades de extraordinaria pureza, inocencia, poder y amor incondicional que tu Yo Superior te recuerda que siempre has tenido. 10) Vuelve al plano físico del que viniste, al lugar en que empezaste este viaje. Hazlo lentamente, tomando contacto con tus sentidos físicos y abriendo los ojos paulatinamente. 11) Retorna a tu estado de conciencia habitual. Nota: en encuentros siguientes puedes hacerle preguntas, pedirle consejo, escuchar sus mensajes. 5 RECUPERAR NUESTRO PODER PERSONAL A medida que nos acercamos al final de este capítulo de autoconocimiento, va quedando claro que -mas allá de modificar hábitos, creencias negativas y actitudes que nos hacen daño- conocernos a nosotros mismos implica recuperar nuestro poder personal. Muchas veces me sucede que, cuando en mi consultorio, insto a mis clientes a hacerlo; se alarman ante la palabra PODER. Por alguna razón histórica y cultural, la palabra tiene una carga pesada, densa, como si obligatoriamente, una persona que posee PODER tuviera que utilizarlo para someter a otros. El PODER al que me refiero es la capacidad de permanecer comprometido con uno mismo, nuestros objetivos y necesidades, de valorar los Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 66 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito atributos personales, manteniendo una relación de profundo amor con uno mismo y mantener equilibrados los límites entre el espacio energético propio y el de los demás. Una persona con PODER PERSONAL se expresa con seguridad, se presenta en el mundo con la mente abierta y una actitud servicial, pero a nadie se le ocurre abusarse de ella, porque irradia una energía especial que dice "Estoy atento. Te ayudo, pero no sobrepases ciertos límites porque tendré que alejarme." Vive centrado en el momento presente, sin miedo al futuro ni apego al pasado. Puede mantener su serenidad interior pese a la crisis exterior, porque sabe que todo lo que sucede es un desafío que tiene como propósito enseñarle algo acerca de si mismo y el mundo en el que vive. Fundamentalmente, una persona con altos niveles de PODER PERSONAL es una persona con conciencia, que desarrolla con éxito la misión que ha traído al mundo. Para la cosmovisión aborigen, tener poder es expresar "la medicina personal", la particular conjunción de atributos que nos convierte en una persona única. Existen diversos caminos para recuperar este poder. La que les propongo en estos últimos cuatro encuentros es solo una de las alternativas. PRIMER PASO: ESTABLECE TUS OBJETIVOS Llega a un acuerdo contigo mismo. ¿Qué es lo que deseo para mi vida? ¿Cuáles son mis objetivos? ¿Qué quiero lograr? Escribe en un cuaderno uno o dos objetivos para cada área que se te ocurra: AFECTIVA, LABORAL, ESPIRITUAL, FÍSICA. Ten cuidado de escribirlos en tiempo presente y en forma afirmativa. Por ejemplo, una persona podría desear quitarse de encima todas las enfermedades crónicas que arrastra desde hace años, y podría sentirse tentado a escribir "No quiero sufrir más por esto y por aquello". En su lugar, le vendría bien escribir: "Sanar en forma completa mi cuerpo físico". Una vez que los hayas escrito, es conveniente detenerte y preguntarte: ¿Son complementarios estos objetivos? ¿Son contradictorios? ¿Para lograr alguno es necesario lograr otro primero? Una vez que respondas a estos interrogantes, es posible que quieras modificar tus objetivos. Hazlo sin dudar. Es importante que estés SEGURO de hacia donde vas. SEGUNDO PASO: ESTABLECE LAS ACCIONES PARA LOGRARLO Para cada uno de los objetivos planteados, determina tres acciones que puedas empezar a realizar ya mismo. Tienen que ser tres cosas que sabes que puedes realizar. Recuerda que lo mejor es empezar por algo simple. No prometas lo que no puedes cumplir, y esto vale no solo respecto a los demás sino -sobre todo- respecto a ti mismo. Una máxima nos advierte de esto: para lograr MAS debes concentrarte en MENOS Aquí te presento algunos ejemplos: 1. Un ejecutivo se había propuesto hacer más ejercicio físico. Tenía problemas para ejercitarse una vez a la semana, y muchos días se quedaba en el trabajo hasta tarde. Estableció como objetivo, practicar cada mañana antes de salir al trabajo. Nunca pudo cumplir con una expectativa tan alta. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 67 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 2. Un vendedor que conocí creía que podía ganar una fortuna vendiendo su producto nuevo. Tenia una pequeña base de clientes, bien establecida, pero le resultaba problemático hacer los llamado de teléfono para promocionar su producto. Se prometió a si mismo que haría 30 llamados diarios. El mejor día logró dos. 3. Tengo un cliente que es desorganizado; tiene cientos de pequeños trabajos para hacer. No están muy alto en su lista de prioridades y nunca parecen quedar terminados. Su objetivo era, en un día arreglarlos a todos. Nunca lo logró. El problema es que -con cada nuevo fracaso- perdemos una fracción de poder personal, y nos debilitamos. Por eso, si tu caso se parece a los que te comenté, la mejor solución es: Realiza UNA práctica de gimnasia por semana, durante cierto tiempo. Realiza TRES llamadas telefónicas a tus clientes, cada día. Realiza UNA pequeña tarea de tu lista de baja prioridad, por día. Dándole continuidad al esfuerzo vas a ir construyendo un hábito. Esto le dará consistencia al logro de tus objetivos. Dando 1 paso por vez, fortalecerás tu voluntad. Y un día, te darás cuenta que has recorrido todo el camino. Eso es tener PODER PERSONAL. TERCER PASO !HACERLO¡ Durante esta semana, da los pasos que te has propuesto. Registra en tu cuaderno tus reacciones, tus resistencias, las excusas que pusiste para no hacerlo, los miedos que se desatan ante cada nuevo paso. Esa información es oro puro para tu trabajo de auto conocimiento. Una afirmación para terminar: Mi expresión personal fluye libremente. Mi inteligencia está abierta para recibir la sabiduría de Ser. Confío tranquilo. En el Universo encuentro mi satisfacción y felicidad. Estoy al mando de mi vida sobre la Tierra. Dios está dentro de mí. Acepto esto. Ahora. 6 SOBRE EL MERECIMIENTO Supongo que durante la semana pasada habrás estado practicando los ejercicios que compartí contigo. Allí te señalaba la importancia de ponerte en acción en pos de tus objetivos. Lo que no te dije, fue que el resultado esperado no era quizás el resultado más probable...y que eso está muy bien. Si te propusiste dar pasos concretos, y algunos, muchos o todos te resultaron imposibles de realizar, avanzamos en tu auto conocimiento. Está muy bien. ¿De que se trata todo esto? Cuando uno plantea los objetivos de su vida y se lanza a lograrlos, es natural que tropiece con una serie de molestias, postergaciones, bloqueos y límites. La mayoría de estos problemas puede resolverse a través de una auto observación conciente, y de esa manera liberar el camino hacia el logro de aquello que deseamos. Quiero decir que aquello que parece un límite impuesto por las circunstancias, algo que no nos permite llegar a lo que queremos, en realidad es un proceso interno, algo a lo que llamamos RESISTENCIA. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 68 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito APARENTEMENTE, nos dirigimos con seguridad a un objetivo y las condiciones externas nos lo impiden. EN REALIDAD, generamos exactamente aquellas condiciones que nos impidan el logro. ¿Por qué hacemos esto? Por muchas razones. Pero desde el punto de vista de la espiritualidad práctica, decimos que existen dos tipos de resistencias, aquellas vinculadas con nuestro merecimiento y aquellas vinculadas con una pobre percepción de nosotros mismos y nuestras aptitudes. Este es un tema para charlarlo con mucha mayor profundidad para efectos del taller, pero digamos básicamente que la primera resistencia podría formularse con la frase "No lo merezco", mientras que la segunda se formula diciendo "No tengo lo que hace falta". Estas dos resistencias se encuentran generalmente enterradas en nuestro subconsciente, y por lo tanto se hace difícil traerlas a la conciencia, observarlas y transformarlas, pero prueba con el siguiente ejercicio: (para que el ejercicio de resultado, no leas todo de una vez, ve cumplimentando cada consigna a medida que la lees) 1. Toma cada uno de los objetivos de tu lista 2. Pregúntate ante cada uno ¿Por qué creo que merezco esto? 3. Escribe en un cuaderno tus respuestas. Luego léelas. 4. Descubrirás que en algunos casos tu respuesta se basa en las acciones correctas que realizas ("Yo me porto bien, trabajo, crío a mis hijos, trato de no dañar a otros"), en otros se basa en el sufrimiento vivido ("Ya sufrí bastante hasta ahora, ya cargué con mi cuota de dolor, ahora me toca otra cosa"), y en otros se funda en el buen fin que otorgarás a ese objetivo ("Quiero tener mas prosperidad para ayudar a otros") en esos casos, no des por válida la respuesta y busca otra. 5. ¿Qué quedó? ¿Sobrevivió alguna respuesta? 6. La respuesta a esta auto evaluación es la siguiente: En realidad, no es necesario sostener ninguna justificación para nuestro merecimiento. Merecemos cada objetivo que nos propongamos para mejorar nuestra vida solo por el hecho de ser humanos, porque es derecho de cada ser humano alcanzar la felicidad. 7. Ahora, relee tus objetivos bajo esta nueva luz. 8. ¿Sientes como cambian tus expectativas respecto a esos objetivos? Si quieres seguir explorando tus resistencias, existe otro método, esta vez desde la visualización. 1. Imagina aquella situación soñada, el mejor futuro posible al que DESEES llegar, independientemente de que lo consideres o no posible. 2. Imagínate viviendo cada detalle de esa situación 3. Presta mucha atención a tus sensaciones mientras lo haces: a) físicas (dolores, incomodidad, necesidad de rascarse, hambre, etc.); b) mentales (pensamientos tales como "este ejercicio no sirve", "estoy perdiendo el tiempo", "tengo trabajo, lo hago mas tarde", etc.); c) emocionales (depresión, angustia, inquietud extrema, apatía, desinterés por lo que estás imaginando, como si no pudieran "conectarte" de manera intensa con lo que estás creando) 4. Si detectas alguno de estos procesos, has dado con una resistencia. Si te tomas el trabajo de registrar por escrito en que casos puntuales, o ante que imágenes específicas surgió la resistencia habrás descubierto exactamente que es aquello que no crees merecer o para lo que no te sientes preparado. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 69 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito En la siguiente parte, exploraremos otras resistencias, las que tienen que ver con tus propios atributos para lograr lo que deseas. 7 RESCATANDO LO MEJOR DE MÍ Se dice que Mandela dijo una vez "lo que tememos no es nuestra oscuridad, sino nuestra luz", o algo así. En la misma línea de pensamiento, Marianne Williamson dijo que nuestros miedos no se basan en ser inadecuados sino a que somos poderosos más allá de toda medida. Son estos miedos los que nos impiden reclamar lo que es nuestro, tanto en un sentido material como espiritual. Estos conceptos nos abren la puerta de nuestro encuentro de hoy. No solo la resistencia de no sentirnos merecedores (punto 6) nos impide alcanzar nuestros objetivos. No sentirnos capaces es una resistencia aun mayor. Sobre esto trabajaremos hoy. Detrás de cada una de esas resistencias se encuentran frases, mensajes con los que hemos sido programados desde pequeños. "No soy lo suficientemente bueno", "No tengo continuidad", "Soy demasiado introvertido", "Mi situación no me lo permite", y tantas otras. Estas frases casi nunca se corresponden con la realidad. Es mas, si nos permitimos escuchar y aceptar las opiniones de las personas que nos conocen bien, estoy segura de que encontraremos que se sienten confundidos ante nuestra autocrítica. Ellos nos consideran mucho mejores de lo que nosotros mismos nos consideramos. El objetivo del ejercicio de hoy es eliminar esos programas negativos. Porque como todos sabemos: "así como pensemos que somos, así seremos". Aquello que pensemos que podemos lograr es exactamente lo que lograremos. Ni más ni menos. Una vez me dijeron: "Tanto los pesimistas como los optimistas tienen razón. Los optimistas piensan que van a ganar, y están en lo correcto. Los pesimistas piensan que van a perder, y están en lo correcto. Es nuestro pensamiento el que determina el resultado." Comencemos con lo nuestro: 1. Busca un papel y un lápiz, y ubícate en un lugar tranquilo, donde no seas interrumpido. 2. Toma unas inspiraciones profundas y relájate. 3. Cierra los ojos y conéctate interiormente con tus guías, tus ángeles o tus animales de poder. Pídeles asistencia y protección mientras dure el ejercicio. 4. En la parte superior de la hoja, escribe: "33 razones por las que soy un ser humano maravilloso". 5. Empieza a escribir. No censures nada de lo que surja. Deja que fluya. 6. Si en algún momento surge algo negativo, búscale el lado positivo. Toda cualidad humana que parece negativa, tiene su lado positivo (y viceversa). Es como el símbolo del yin y el yang, la parte negra tiene su punto blanco, la parte blanca tiene su punto negro; y en esa interacción se basa la Unidad y Milagro de la Vida. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 70 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito (Nota: este tema fue muy bien desarrollado por Deepak Chopra en "El Camino hacia el Amor", se los recomiendo.) 7. Por ejemplo, una de las características –supuestamente negativas- que pueden aparecer es "Soy demasiado crítico con mis empleados". Bueno, es posible que esa critica proceda de un sentido de la responsabilidad muy acentuado, de un standard de eficiencia muy elevado o de una valoración muy acertada de las capacidades de tus empleados, lo que conduce a que les exijas mas. Todas estas son características positivas, escondidas detrás de un supuesto defecto. Ocúpate de encontrarlas al ir armando tu lista. 8. Continúa escribiendo hasta que obtengas 33 cualidades. Recuerda: estas son cosas que te hacen sentir orgulloso de ti mismo. Al leerlas, debes sentir que te representan totalmente. Algo dentro de ti debe sonar como ¡Si! !Este soy yo!" 9. Si tu mente racional comienza a poner obstáculos (es decir, si aparecen pensamientos del tipo "No se para que hago esto, es una pérdida de tiempo, etc.", pídele a tus asistentes espirituales que te ayuden. Imagina lo bien que te sentirás cuando hayas logrado lo que sueñas. 10. Cuando termines, puedes re escribir la lista en letras grandes y colocarlas como letreros en tu casa, en tu oficina, el protector de pantalla de tu PC, en el espejo del baño, en tu auto...donde quiera que puedas leerlas de vez en cuando. 11. Cuando te vayas a dormir, pídeles a los espíritus del sueño que te muestren como legar a la vida que deseas. (Aquellos que han realizado el Taller de Sueños conmigo, revisen sus apuntes y trabajen con los ejercicios de incubación del sueño que les di) Tengan muy en cuenta los resultados de este ejercicio. Muchas personas han recibido novedades muy importantes o giros sorpresivos (¡y muy benéficos!) de sus circunstancias una vez que lo hacen. ¡Esperen, observen, estén atentos, y se asombrarán! 8 ¿PARA QUE ESTOY AQUÍ? Para finalizar este capítulo de autoconocimiento, y a pedido de quienes han pedido que volvamos a tratar este tema, hablaremos de un tema crucial: LA MISIÓN. Antes de encarnar en la Tierra, y asistidos por los seres de luz que habitan en el plano no físico, tomamos varias decisiones respecto a nuestra futura vida en la Tierra. En principio, decidimos de que manera compensar el karma de vidas pasadas, pero también decidimos que lecciones y habilidades específicas venimos a aprender, en función de la particular contribución que nuestra alma quiere hacer a la Humanidad. PROGRAMA DE VIDA Y MISIÓN Todos encarnamos, entonces, con dos propósitos: a) elevar nuestra propia conciencia, perfeccionarnos y ser cada vez más luminosos, más concientes de nuestra divinidad. b) contribuir a la elevación de la conciencia y la iluminación de todo el planeta. Llamaremos al primero Programa de Vida y al segundo Propósito o Misión. El programa de vida incluye el tipo de situación en el que vamos a nacer, lo que incluye Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 71 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito quienes serán nuestros padres, nuestro lugar de nacimiento. Esto se decide teniendo en cuenta que cultura y contexto familiar favorecen más aquellas lecciones o habilidades que vamos a desarrollar. EJEMPLOS Algunas vidas tienen como programa aprender a aceptar las diferencias dentro de una familia, y entonces, la mejor opción es nacer en una familia donde estas diferencias sean bien marcadas. En otras el programa puede incluir desarrollar al máximo las capacidades creativas, y entonces, el contexto será propicio a ello, por ejemplo una familia de artistas. Algunas vidas pueden tener como propósito aprender a desarrollar recursos propios sin depender de los demás (tal vez para compensar vidas pasadas en que uno se apoyó mucho en los demás económicamente), y entonces el contexto puede ser de pobreza. Una persona que ha nacido con una grave discapacidad en el habla tal vez tiene como programa de vida aprender a desarrollar otras vías de comunicación. RELACION ENTRE PROGRAMA DE VIDA Y MISIÓN El programa de vida no es arbitrario. Tiene una profunda relación con la Misión, aquel propósito final del alma, aquella contribución única que ha decidido hacer a la Humanidad. Cada vida sirve para aprender y expandir capacidades y talentos específicos que resultan fundamentales para el cumplimiento de la misión. Por ejemplo, en el caso que comentamos de la persona que nació con dificultades en el habla y cuyo programa de vida incluye encontrar otras vías de comunicación, tal vez descubra el poder de la telepatía y pueda enseñárselo a otros, contribuyendo a desarrollar capacidades latentes en el ser humano. Esta última es la que llamaríamos la Misión o el Propósito Final de esta alma en particular. COMO ENCONTRAR LA MISIÓN En consecuencia, cada uno de ustedes, por el simple hecho de estar vivo, ya está cumpliendo su programa de vida: ha nacido en una familia determinada y en un contexto determinado, rodeado de limitaciones, oportunidades y desafíos de acuerdo a un plan que diseñó –junto a sus guías- momentos antes de encarnar. En ese sentido, pueden estar tranquilos, una parte del Plan está siendo cumplido. Lo que tal vez desconozcan es hacia donde se dirigen tantos esfuerzos. ¿Cual es el propósito de todo esto? ¿Cual es la particular contribución que su alma desea realizar al mundo? Todos venimos al mundo con ese propósito bien diseñado, pero al mismo tiempo, con libre albedrío para elegir cumplirlo o no. Ese libre albedrío es el que hace que nos sintamos abrumados por la aparentemente infinita gama de posibilidades. ¡Hay tanto de lo cual elegir! Unos ejercicios simples pueden ayudar a encontrar claridad. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 72 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Ejercicio 1 En sus cuadernos, escriban cual es –en su opinión el mayor problema de la Humanidad. Por ejemplo, una persona podría escribir "la injusta distribución de la riqueza", mientras que otro podría optar por "la falta de amor", o incluso seleccionar un problema mas puntual, como "la destrucción del medio ambiente". Ejercicio 2 Ahora escriban una solución al problema (aunque a primera vista parezca que no está en sus manos) Por ejemplo, la persona que eligió como problema "la falta de amor", podría decidir que la solución es enseñar a los niños a desarrollar mas amor por si mismos y por los demás. Ejercicio 3 Escriban 5 formas concretas en que eso puede llevarse a la práctica. Siguiendo el caso de la misma persona, ella podría escribir: cambiar los programas de estudio en las Escuelas, generar proyectos solidarios dirigidos a los niños, escribir cuentos para niños con un mensaje de amor, diseñar video juegos en los cuales gana el que mas ayuda y no el que mas mata, etc. Ejercicio 4 Hagan una lista de talentos y habilidades propios. Por ejemplo, esta persona podría hacer una lista así:"hablar investigar escribir ...etc." Ejercicio 5 Usando los resultados de 4), que acciones podrían tomar ya mismo para ayudar a resolver el problema. Esta persona podría resolver que dadas sus habilidades para obtener y transmitir información, puede empezar haciendo una profunda investigación y escribiendo artículos para generar conciencia sobre este tema. A partir de aquí, es probable que haya que hacer muchos ajustes: ¿cómo hacerlo? ¿dónde hacerlo? ¿con quienes? Pero tendremos un camino trazado hacia el cumplimiento de nuestro propósito, haciendo de nuestro paso por la Tierra una experiencia más rica, más plena, mas completa. 107 Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 73 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Cuidado con Quién Hazte a ti mismo. El León no puede hacerse más León, las piedras no pueden hacerse más piedras. Sin embargo, el ser humano si tiene la cualidad de hacerse más humano a través de la Educación. Aristóteles Saber elegir con quién comparte uno sus pensamientos, saber escoger a quién se le puede enseñar más luz, siempre resulta en un inteligente cuidado, un sutil desafío para toda la gente que avanza con una nueva actitud de si mismo, con una nueva conciencia. A mí en lo personal, siempre me ha llamado poderosamente la atención una de las frases expuestas en las sagradas escrituras, en Mateo 7:6, cuando afirma contundente: “No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen”. Fuerte. Pero a la luz de la experiencia, afirmación llena de verdad. No se le puede, o mejor dicho, no se le debe, dar de comer miel a los cerdos. Tanto por la salud física del cerdo como por salud emocional del dueño de la miel. Y no, no creo que en la Biblia se trate de discriminación alguna, de enunciar una frase surgida desde el ego. No creo. Supongo que no debe verse como discriminación, sino simple y llanamente como mera descripción y de sabio consejo implícito. Te comento esto porque una de las frustraciones más comúnmente vividas en la gente Nueva Conciencia que empieza a descubrir un extasiante mundo espiritual, es querer compartir de sus hallazgos y no encontrar curiosa y sana aceptación por quien elegimos para compartir, o más frecuentemente incluso recibir descrédito o mofa. Esto es un fenómeno muy común que hay que saber aceptar amorosamente y seguir adelante sin más. Hace unos días me escribió un joven apasionado de nuestro taller de autoestima, comentándome su emoción por llevar muchos de los conceptos a su familia y escuela. Este joven apasionado de una nueva conciencia me comentó que cuando en clase pasó a hablar al frente de su salón y empezó emocionado a compartir ideas que había aprendido en el taller, al final dos de sus amigas le dejaron de hablar, y burlándose en chismes de corredor dijeron que era un “chorero” (hablador) y que se sentía muy superior. Este joven, me escribió un poco contrariado con esto que le sucedió y me preguntaba mi opinión, no sin antes comentarme también que él terminó haciendo nada con sus amigas y simplemente imaginó un haz de luz blanca que caía sobre ellas. Por supuesto que lo felicité por su pacífica reacción y porque, en verdad, pocas personas cuando saben que alguien les ataca, eligen imaginar un haz de luz bañando a sus agresores. ¡Esto es propio de los grandes en verdad! Además de que no se molestó en esencia. En la contestación lo felicitaba porque alguien le había dicho “chorero” a tan temprana edad. A mi me lo han dicho muchas veces. Algo parecido le sucedió a otra persona que me escribió la semana pasada diciéndome que no tenía a nadie para comentarle los capítulos del taller de autoestima, ni en su casa ni en su trabajo, y de hecho, que en su oficina se burlaban de ella cada vez que reenviaba los correos del taller a sus compañeros de trabajo. Hasta burlas me tocaron a mí cuando me lo comentó. Me reí. En fin. Me pidió mi consejo y me remití sólo a Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 74 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito recomendarle: “… pues deja de reenviar los correos con el material del taller y ya!!. Listo. Se acabó el problema”. También recuerdo que le escribí una post data: “Ah, y por cierto, recuerda que el taller es para tí. Con eso basta. Y si lo quieres compartir, hazlo desapegándote total y radicalmente del resultado que siga. Saludos”. Hay que tener cuidado y saber con quién se comparte el crecimiento y los hallazgos, de lo contrario, éste puede frenarse por nuestro obstinado deseo de ayudar a quien no desea ser ayudado en lo más mínimo. Y si una vez es compartido, hay que desapegarse totalmente del resultado. Durante años, muchos, viví lo mismo que estas personas, pero hoy no tengo el más nimio reparo en el reconocimiento de la gente como reacción. Lo que escribo y hablo es por el placer de compartir mis hallazgos y si se sucede la sincrónica sintonía de que otra persona pueda encontrar ayuda en mis palabras y filosofía de vida, lo festejo como mera sincronía y en verdad que me da gusto, pero no más. Sin embargo, una vez más compruebo que el crecimiento no es para todos. Hay gente que no está preparada para recibir determinado tipo de información. Hace una semana me encontraba acaloradamente deliberando con mi alma gemela el por qué existían las “Ciencias Ocultas” o la “Filosofía Oculta”, ¿¡Por qué tenían que ser ocultas?! Si era algo bueno para la evolución del ser, por qué ocultarlo. Y luego de horas de disertación inteligente, no me quedó más otra que entender cabalmente que son conceptos ocultos por lógica elemental. Son conceptos que se ocultan no premeditadamente, no se ocultan con antelación, se ocultan como consecuencia, como lógica desprendida de la referencia primera. Esta diferencia de ocultamiento genera su entendimiento y aceptación. No se puede, ni debe, mostrar lo que la gente no esté preparada a comprender porque podrían moverse sus referencias vitales y con ello desacreditar lo que creen como verdad, con su delicada consecuencia. Luego de platicar mi viaje con mi adorada alma gemela, me recomendó revisar uno de los libros que recientemente hemos estudiado y me sorprendió releer una gran verdad que explica perfecto lo que viví y muchos también viven, cuando Annie Besant, la autora, afirma en su más que extraordinario libro El hombre y sus cuerpos, algo de tremenda revelación, hablando de evolución del hombre, y que quiero compartir aquí contigo en forma literal. Cito: “Si estudiamos a un hombre muy poco desarrollado, veremos que la actividad mental consciente es pobre en calidad y limitada en cantidad; obra en el cuerpo físico por medio del cerebro grosero [grotezco] y del etéreo; hay acción constante en lo que se refiere al sistema nervioso, visible e invisible; pero esta acción es de clase muy tosca, pues en ella hay muy poco criterio y muy poca delicadeza de tacto mental; existe alguna actividad mental, pero es de una especie, por así decirlo, muy infantil. Se ocupa de cosas insignificantes; se divierte con ocurrencias muy triviales; las cosas que llaman su atención, carecen de toda importancia; se interesa en los objetos pasajeros; le gusta asomarse a una ventana y mira a una calle concurrida, reparando en la gente y en los vehículos que pasan, haciendo observaciones sobre ellos, y divirtiéndose mucho si una persona bien vestida tropieza y cae en el lodo, o si un coche que pasa lo llena de barro. No tiene en sí mismo mucho para ocupar su atención, y por tanto, siempre está saliéndose fuera [de sí] a fin de sentir que está vivo; es una de las cualidades características principales de este grado inferior de evolución mental…”. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 75 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Mejor y más precisa descripción de alguien primitivo no he encontrado, delinea un perfil con maestría y precisión realmente admirables. Esta célebre teosofista, Besant, escribió su libro en 1893, y cuando se expresan verdades esenciales, estas son para toda la vida rebasando todo límite del tiempo. Por lo mismo que te he compartido aquí, hay mucha gente que no puede estar sola, porque hay tanto vacío en su interior que permanecer un rato en soledad le confrontaría con ese vacío que resulta tan doloroso, y por ello siempre quieren estar con alguien, incluso lo necesitan. Lo contrario es hermosamente valedero: cuando alguien incluso procura su soledad y la disfruta intensamente, suele ser por su riqueza interior; su gran desarrollo mental y espiritual, le regocijan al sentarse a solas, cerrar sus ojos y deleitarse con su exquisito y abundante manjar de ideas profundas y reflexiones valiosas que lo pueden ensimismar por incomparables horas. La gente que ha cultivado su mente y su espíritu, puede estar a solas por mucho tiempo, de hecho, lo desea y lo necesita con frecuencia. Quien funciona como mero cuerpo físico, sin cultivar su mente o espíritu, suele vivir muy preocupado por lo que pasa “afuera”, generando o esparciendo rumores y chismes, burlándose de los demás, mofándose de algún concepto que no entiende; esto le resulta entretenido para así no confrontarse con el vacío de su interior que es su otra opción. Alguien con Nueva Conciencia rica en su interior, no alcanza a ver ni a participar de rumorologías, mofas, críticas o albures ya que éstas se mueven en un espacio exterior tan ajeno a a su universo, su exquisito e infinito interior, que no se distrae con las minucias de fuera. A alguien con Nueva Conciencia sus prioridades y su enfoque de atención ¡le cambian tanto! De afuera hacia dentro. El cambio es radical. Alguien que vive solo para “afuera” no puede entender nunca a alguien de una rica Nueva Conciencia interior. Y alguien de Nueva Conciencia debe entender amorosamente, por su misma riqueza interior, la falta de evolución del otro. Todo está bien. Besant continúa: “…una de las cualidades características principales de este grado inferior de evolución mental es que el hombre obra solo con el cuerpo físico y lo emplea como único vehículo de conciencia; siempre está percibiendo sensaciones violentas; necesita asegurarse de que siente y aprende a distinguir las cosas recibiendo de ellas sensaciones fuertes y vívidas. [Por ello este tipo de personas gozan tanto y casi en exclusiva del sexo y las palabras referentes al mismo, como suelen ser los albures (hablar en doble sentido). Por ello también, su conversación no suele pasar de recomendar determinado alimento o bebida. Su conciencia es tan solo a nivel de lo sensible]. Los tipos inferiores de este estado […] hacen alguna que otra vez observaciones repentinas y suelen reírse a carcajadas de un modo vacío de sentido”. Hay tan poco tiempo en una vida, que quizá una labor inteligente en virtud de su buen empleo, sea tener cuidado para saber elegir con quién compartimos lo que sabemos o lo que somos. Sugiero elegir a quien ha progresado, es decir, a quien ha avanzado en la virtud; elegir a alguien con quien nos deleitaremos en el arte de la verdadera conversación, donde se aporta y se recibe, donde se enseña y se aprende, donde hay gozo espiritual al sentir la conexión compartiendo dos riquezas internas de amorosa comprensión mutua; tener cuidado en elegir con quién comparto mis reflexiones es no sufrir la costumbre de formar grupos vibratorios inconexos. Pienso que cuando el ser humano elige avanzar adquiriendo cada vez una Nueva Conciencia de lo que percibe como realidad, cuando el ser evoluciona a un nivel Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 76 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito elevado con referencia al término medio de la humanidad, pero inferior comparado con el que aspira obtener, cuando la persona elige desarrollarse como tal e invitar a sus congéneres a dicho crecimiento con total desapego del resultado, cuando descubre que la superación personal es precisamente personal e intransferible, surge una alegría de saberse ser humano, siendo el único ser que puede ser más de lo que siempre a sido, a propia voluntad. Saber que el crecimiento más auténtico es interior y que existe como un camino exquisitamente interminable y elegirlo como constante hasta encontrar a Dios, pienso que eso es encontrarse con nuestro verdadero ser, este encuentro ha de ser la más sublime fuente de… ¡Emoción por Existir! Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 77 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 108 Emociones Quien domina sus emociones controla su vida, puede ejercer influencia positiva en el desarrollo de sus relaciones, de sus proyectos e incluso de sus éxitos económicos' - Anthony Robbins Una emoción es un estado afectivo que experimentamos, una reacción subjetiva al ambiente que viene acompañada de cambios orgánicos (fisiológicos y endocrinos) de origen innato, influidos por la experiencia. Las emociones tienen una función adaptativa de nuestro organismo a lo que nos rodea. Es un estado que sobreviene súbita y bruscamente, en forma de crisis más o menos violentas y más o menos pasajeras. En el ser humano la experiencia de una emoción generalmente involucra un conjunto de cogniciones, actitudes y creencias sobre el mundo, que utilizamos para valorar una situación concreta y, por tanto, influyen en el modo en el que se percibe dicha situación. Durante mucho tiempo las emociones han estado consideradas poco importantes y siempre se le ha dado más relevancia a la parte más racional del ser humano. Pero las emociones, al ser estados afectivos, indican estados internos personales, motivaciones, deseos, necesidades e incluso objetivos. De todas formas, es difícil saber a partir de la emoción cual será la conducta futura del individuo, aunque nos puede ayudar a intuirla. Apenas tenemos unos meses de vida, adquirimos emociones básicas como el miedo, el enfado o la alegría. Algunos animales comparten con nosotros esas emociones tan básicas, que en los humanos se van haciendo más complejas gracias al lenguaje, porque usamos símbolos, signos y significados. Cada individuo experimenta una emoción de forma particular, dependiendo de sus experiencias anteriores, aprendizaje, carácter y de la situación concreta. Algunas de las reacciones fisiológicas y comportamentales que desencadenan las emociones son innatas, mientras que otras pueden adquirirse. Charles Darwin observó como los animales (especialmente en los primates) tenían un extenso repertorio de emociones, y que esta manera de expresar las emociones tenía una función social, pues colaboraban en la supervivencia de la especie. Tienen, por tanto, una función adaptativa. Existen 6 categorías básicas de emociones. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 78 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito • MIEDO: Anticipación de una amenaza o peligro que produce ansiedad, incertidumbre, inseguridad. • SORPRESA: Sobresalto, asombro, desconcierto. Es muy transitoria. Puede dar una aproximación cognitiva para saber qué pasa. • AVERSIÓN: Disgusto, asco, solemos alejarnos del objeto que nos produce aversión. • IRA: Rabia, enojo, resentimiento, furia, irritabilidad. • ALEGRÍA: Diversión, euforia, gratificación, contentos, da una sensación de bienestar, de seguridad. • TRISTEZA: Pena, soledad, pesimismo. Si tenemos en cuenta esta finalidad adaptativa de las emociones, podríamos decir que tienen diferentes funciones: • MIEDO: tendemos hacia la protección. • SORPRESA: ayuda a orientarnos frente a la nueva situación. • AVERSIÓN: nos produce rechazo hacia aquello que tenemos delante. • IRA: nos induce hacia la destrucción. • ALEGRÍA: nos induce hacia la reproducción (deseamos reproducir aquel suceso que nos hace sentir bien). • TRISTEZA: nos motiva hacia una nueva reintegración personal. Los humanos tenemos 42 músculos diferentes en la cara. Dependiendo de cómo los movemos expresamos unas determinadas emociones u otras. Hay sonrisas diferentes, que expresan diferentes grados de alegrías. Esto nos ayuda a expresar lo que sentimos, que en numerosas ocasiones nos es difícil explicar con palabras. Es otra manera de comunicarnos socialmente y de sentirnos integrados en un grupo social. Hemos de tener en cuenta que el hombre es el animal social por excelencia. Las diferentes expresiones faciales son internacionales, dentro de diferentes culturas hay un lenguaje similar. Podemos observar como en los niños ciegos o sordos cuando experimentan las emociones lo demuestran de forma muy parecida a las demás personas, tienen la misma expresión facial. Posiblemente existan unas bases genéticas, hederitarias, ya que un niño que no ve no puede imitar las expresiones faciales de los demás. Aunque las expresiones también varían un poco en función de la cultura, el sexo, el país de origen etc. Las mujeres tienen más sensibilidad para captar mejor las expresiones faciales o las señales emotivas y esta sensibilidad aumenta con la edad. Otro ejemplo son los rostros de los orientales, especialmente los japoneses, son bastante inexpresivos, pero es de cara a los demás, porque a nivel íntimo expresan mejor sus emociones. Las expresiones faciales también afectan a la persona que nos está mirando alterando su conducta. Si observamos a alguien que llora nosotros nos ponemos tristes o serio e incluso podemos llegar a llorar como esa persona. Por otro lado, se suelen identificar bastante bien la ira, la alegría y la tristeza de las personas que observamos. Pero se identifican peor el miedo, la sorpresa y la aversión. Las emociones poseen unos componentes conductuales particulares, que son la manera en que éstas se muestran externamente. Son en cierta medida controlables, basados en el aprendizaje familiar y cultural de cada grupo: Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 79 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito · Expresiones faciales. · Acciones y gestos. · Distancia entre personas. · Componentes no lingüísticos de la expresión verbal (comunicación no verbal). Los otros componentes de las emociones son fisiológicos e involuntarios, iguales para todos: · Temblor. · Sonrojarse · Sudoración · Respiración agitada · Dilatación pupilar · Aumento del ritmo cardíaco Estos componentes son los que están en la base del polígrafo o del "detector de mentiras". Se supone que cuando una persona miente siente o no puede controlar sus cambios fisiológicos, aunque hay personas que con entrenamiento sí pueden llegar a controlarlo. ¿Qué es lo que nos produce el miedo a nivel fisiológico? Cuando nos encontramos ante un estímulo que nos provoca miedo o temor, nuestro cuerpo reacciona activándose, de manera que estemos a punto para cualquier reacción de lucha o huída que sea preciso a fin de protegernos, ya que nuestro impulso más básico es el de la supervivencia. La activación se produce de la siguiente manera: El lóbulo frontal de la corteza cerebral por la acción del hipotálamo activa la glándula suprarrenal. La glándula suprarrenal descarga adrenalina. Las pupilas se dilatan El tórax se ensancha El corazón se dilata, aumenta la provisión de sangre. Se produce un aumento de la tensión arterial. Los músculos se contraen. El hígado libera glucosa, el combustible de los músculos. La piel palidece. Los bronquios se dilatan para aumentar el volumen de oxigeno. En casos extremos la vejiga urinaria se vaciará. ¿Qué es la Inteligencia Emocional? De la misma manera que se reconoce el CI (cociente intelectual), se puede reconocer la Inteligencia Emocional. Se trata de conectar las emociones con uno mismo; saber qué es lo que siento, poder verme a mi y ver a los demás de forma positiva y objetiva. La Inteligencia Emocional es la capacidad de interactuar con el mundo de forma receptiva y adecuada. Características básicas y propias de la persona emocionalmente inteligente: Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 80 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito • Poseer suficiente grado de autoestima. • Ser personas positivas • Saber dar y recibir • Empatía (entender los sentimientos de los otros) • Reconocer los propios sentimientos • Ser capaz de expresar los sentimientos positivos como los negativos • Ser capaz también de controlar estos sentimientos • Motivación, ilusión, interés • Tener valores alternativos • Superación de las dificultades y de las frustraciones • Encontrar equilibrio entre exigencia y tolerancia. Daniel Goleman explica que la Inteligencia Emocional es el conjunto de habilidades que sirven para expresar y controlar los sentimientos de la manera más adecuada en el terreno personal y social. Incluye, por tanto, un buen manejo de los sentimientos, motivación, perseverancia, empatía o agilidad mental. Justo las cualidades que configuran un carácter con una buena adaptación social. El psicólogo W. Mischel hizo un experimento con niños de 4 años: les daba un caramelo y les decía que tenía que irse un momento, pero que debían esperar a que él volviera antes de comérselo, si lo hacían así él les daría otro caramelo como premio. El tiempo que permanecía fuera era tan sólo de 3 minutos. Habían niños que no esperaban y se comían el caramelo. Posteriormente hizo un seguimiento de los niños y observó que los que no se habían comido el caramelo, eran más resistentes a la presión, más autónomos, más responsables, más queridos por sus compañeros y mejor adaptados en el medio escolar que los otros. Todas las personas nacemos con unas características especiales y diferentes, pero muchas veces la manera que tenemos de comportarnos o de enfrentarnos a los retos de la vida son aprendidos. Desde pequeños podemos ver como para un niño no está tan bien visto llorar y expresar sus emociones como en una niña, además a los varones se les exige ser más valientes, seguros de sí mismos. También podemos observar como, según las culturas, las mujeres son menos valoradas, tanto en el ámbito personal como en el laboral, lo cual es el origen de opresiones y malos tratos. Todo esto lo adquirimos sin darnos cuenta ya desde el momento en que venimos al mundo: nos comportamos como nos han "enseñado" a comportarnos. Quererse a uno mismo, ser más generoso con los demás, aceptar los fracasos, no todo depende de lo que hemos heredado, por lo que hemos de ser capaces de seguir aprendiendo y mejorando nuestras actitudes día a día, aprender a ser más inteligentes emocionalmente, en definitiva a ser más felices. Usar el poder que tienes para sentirte mejor es una buena razón para ¡vivir con pasión! Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 81 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 109 Afirmaciones Positivas ¡Si la juventud supiese. ! ¡Si la vejez pudiese...! - Henry Estienne ¿Quiénes somos? ¿Por qué estamos aquí? ¿Qué creencias tenemos sobre la vida? Durante miles de años, encontrar las respuestas a estos interrogantes nos ha exigido “volvernos hacia dentro”, aunque la verdad pocos lo han hecho. Pero, ¿qué significa eso? Yo creo que hay un Poder en el interior de cada uno de nosotros capaz de orientarnos amorosamente hacia la salud perfecta, las relaciones perfectas, la profesión perfecta, y que nos puede ofrecer prosperidad de todo tipo. Pero Para obtener estas cosas, primero tenemos que creer que son posibles. El segundo paso es estar dispuestos a “aflojar” las pautas o hábitos que nos crean situaciones que decimos que no deseamos. Reprogramación de cintas viejas Decídete a dar el primer paso por pequeño que sea. Concéntrate en el hecho de que estás dispuesto a aprender. Sucederán verdaderos milagros. Las afirmaciones dan resultado Ahora que sabemos un poco más acerca de lo poderosos que son nuestros pensamientos, emociones y palabras, es preciso que requemos nuestra forma de pensar y de hablar, con la práctica de pautas positivas. De esta forma lograremos resultados beneficiosos. ¿Estás dispuesto a cambiar tu diálogo interno y a convertirlo en afirmaciones positivas? Recuerda que cada que tienes un pensamiento y cada vez que dices una palabra, estás haciendo una afirmación. Una afirmación es un punto de partida. Nos abre el camino hacia el cambio. En el fondo es decirle al subconsciente: Yo asumo la responsabilidad. Sé que hay algo que Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 82 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito puedo hacer para cambiar. Cuando hablo de “hacer afirmaciones» me refiero al hecho de elegir frases o palabras que contribuyan a eliminar algo de nuestra vida o a crear algo nuevo, y esto ha de hacerse de forma positiva. Si dices: “No quiero volver a enfermar”, el subconsciente retiene el concepto en el que has puesto el énfasis, es decir, «enfermar». Es preciso decirle claramente lo que uno quiere: “Me siento fabulosamente bien. Irradio buena salud”. El subconsciente es muy directo y honrado. No tiene intenciones ocultas ni usa estrategias. Lo que oye es lo que hace. Si dices: “Odio este coche”, no te proporcionará un coche nuevo y maravilloso porque no sabrá qué es lo que quieres. Incluso si compras un coche nuevo probablemente lo vas a odiar muy pronto porque eso es lo que tú has estado repitiendo constantemente. El subconsciente sólo oye: “Odio este coche”. Es necesario enunciar los deseos de forma positiva; por ejemplo: “Tengo un fabuloso coche nuevo que se adapta a todas mis necesidades”. Cuando hay en mi vida algo que verdaderamente me disgusta, he descubierto que una de las maneras más rápidas de eliminarlo es “bendecirlo con amor”. “Te bendigo con amor y te libero, te dejo marchar. “ Esto funciona con personas, situaciones, objetos y casas. Incluso se puede probar con algún hábito del que uno desea librarse y ver qué sucede. Conocí a un hombre que cada vez que fumaba un cigarrillo decía: “Te bendigo con amor y te libero de mi vida”. Unos cuantos días después, el deseo de fumar era bastante menor; a las pocas semanas el hábito había desaparecido. Te mereces el bien ¿Qué es lo que verdaderamente deseas en este momento? ¿Qué anhelas hoy que haya en tu vida? Piénsalo y después di: “Acepto ________________ (lo que sea que desees)”. Aquí es donde me parece que la mayoría de la gente se queda estancada. El problema esencial es la creencia de que no nos merecemos lo que deseamos. Nuestro poder personal reside en la manera como consideramos nuestro merecimiento. Nuestra falta de merecimiento nos viene de los mensajes que recibimos en la infancia. Vuelvo a repetir, no pensemos que apodemos cambiar debido a estos mensajes. He oído grandes estudiosos que afirman que las afirmaciones no dan resultado. En realidad no es que las afirmaciones no den resultado, sino que no nos creemos merecedores del bien. Lo voy a volver a escribir: En realidad no es que las afirmaciones no den resultado, sino que no nos creemos merecedores del bien. Es más no solo las afirmaciones TODO lo que hagas no te servirá si no te sientes merecedor. La manera de descubrir si crees que te mereces algo que es hagas una afirmación y te fijes en los pensamientos que surgen al hacerla. Entonces anótalos, porque cuando se ven escritos sobre el papel se vuelven muy claros. Lo único que nos impide sentirnos merecedores, o amarnos, o lo que sea, es la creencia u opinión de otra persona que hemos aceptado como verdad. Cuando no nos creemos merecedores de un bien, solemos practicar una especie de auto-sabotaje, lo cual se puede conseguir de diversas maneras: creando una situación caótica perdiendo cosas, haciéndonos daño o teniendo problemas físicos, como una caída o un accidente. Empecemos a que nos merecemos todo el bien que tiene la vida para ofrecernos. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 83 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Con el fin de reprogramar una creencia falsa o negativa, ¿cuál es el primer pensamiento que necesitaremos para comenzar a crear una nueva creencia, sea la que sea, en nuestra vida? ¿Cuál será el elemento esencial o el cimiento que necesitaremos para apoyarnos? ¿Cuál será el tipo de pensamiento que necesitaremos para conocernos, creer en nosotros y aceptarnos? Algunos pensamientos para comenzar podrían ser: • Soy valioso. • Soy merecedor. • Me amo. • Me doy permiso para realizarme. Estos conceptos forman el fundamento mismo de las creencias sobre las cuales se puede edificar. Sobre estos cimientos haz tus afirmaciones para crear lo que deseas. Cuando no decidimos liberar algo, dejarlo marchar, es porque no estamos dispuestos a dejar marchar algo, cuando realmente deseamos aferrarnos a ello porque de alguna manera nos sirve, hagamos lo que hagamos, lo más probable es que no resulte. Sin embargo, cuando estamos dispuestos a marchar, como lo estaba esa mujer, es sorprendente como la más insignificante circunstancia nos ayuda a liberarlo. Si Todavía tienes algún hábito que no has liberado, pregúntame para qué te sirve. ¿Qué sacas de él? Si no logras obtener una respuesta, haz la pregunta de otro modo: “ ¿Qué pasaría si ya no tuviera este hábito?” Con mucha frecuencia la respuesta es: “Mi vida sería mejor”. Y volvemos al hecho de que, en cierto modo, no nos creemos merecedores de una vida mejor. Encargando la comida en la cocina cósmica La primera vez que hagas una afirmación puede que te parezca que no es cierto. Pero recuerda que las afirmaciones son como semillas que se plantan en la tierra. Cuando siembras una semilla no tienes una planta hecha y derecha al día siguiente. Es preciso que seamos pacientes durante la época cimiento. Al continuar haciendo la afirmación, o bien dispuesto a dejar marchar aquello que no deseas y la afirmación se hará realidad, o se abrirá un nuevo camino ante ti. También es posible que tengas de pronto una idea muy luminosa o que algún amigo te llame y te diga: ¿Has probado con esto?. Y de este modo serás llevado al siguiente paso que te ayudará. Haz tus afirmaciones en tiempo presente. Puedes cantarlas, poner1es una melodía pegadiza para que se vayan repitiendo una y otra vez en tu cabeza. Recuerda que con Tus afirmaciones no puedes influir en los actos de otra persona. Afirmar por ejemplo: “X persona está enamorado de mí”, es una de manipulación, es tratar de controlar la vida de otra persona. Por lo general tendrá un efecto de bumerang sobre ti: te sentirás muy desgraciada al no obtener lo que deseas. En cambio puedes decir: “Ahora me ama un hombre maravilloso, que es...”. Y enumera todas las cualidades que deseas que tenga tu amado, así como tu relación con él. De esta forma permites a tu Poder interior que te presente a la persona que cumpla todos esos requisitos, e incluso puede ser la X persona. Tú no sabes cuáles son las enseñanzas espirituales que ha de aprender otra persona, y no tienes ningún derecho a entrometerte en el proceso de su vida. Ciertamente Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 84 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito no te gustaría que otra persona hiciera eso contigo. Si alguien está enfermo, bendícelo, envíale amor y paz, no pidas que se ponga bien. Me gusta pensar que hacer afirmaciones es como encargar la comida en la “cocina cósmica”. Cuando vamos a un restaurante y se acerca el camarero a tomar nota de lo que deseamos, no lo seguimos hasta la cocina para comprobar que el chef reciba el pedido o ver cómo prepara el plato. Nos quedamos sentados bebiendo agua, conversando con nuestro acompañante o incluso comiéndonos el panecillo. Suponemos que están preparando la comida y que cuando esté lista nos la traerán. Lo mismo sucede cuando hacemos afirmaciones. Cuando encargamos lo que queremos a la “cocina cósmica”, el gran chef que es nuestro Poder Superior se pone a trabajar en ello. De modo que continuamos con nuestra vida sabiendo que están preparando lo que hemos encargado. Está en curso. Está ocurriendo. Ahora bien, si te traen la comida y resulta que no es lo que has pedido, ¿qué haces? Si tienes amor propio, la devuelves. Si no, te la comes. También puedes hacer lo mismo con la cocina cósmica. Si no recibes exactamente lo que deseas, puedes decir: “No, no, no es eso; esto es lo que quiero”. Tal vez no te expresaste bien cuando hiciste tu encargo. Aquí también se trata de dejar marchar, de liberar. Al final de mis tratamientos y meditaciones empleo las palabras “Y así es”. Es una manera de decir: “Poder Superior, ahora está en tus manos, a ti te lo dejo”. El tratamiento espiritual de la mente, es muy efectivo. Reprogramación del subconsciente Nuestros pensamientos se van acumulando, y de la forma más inesperada reaparece en la superficie algún viejo pensamiento. Cuando estamos en el proceso de reprogramación de nuestra mente es normal y natural que avancemos un poco, retrocedamos otro poco, y volvamos a avanzar otro poquito. Esto forma parte de la práctica. No creo que haya ningún oficio, arte o técnica que se pueda aprender completo, al cien por ciento, en veinte minutos. ¿Recuerdas cuando comenzaste a aprender a usar una pc? ¿Recuerdas lo frustrante que era? Requería práctica. Antes que nada, necesitabas aprender cómo funcionaba, sus leyes y sistemas. A mi primer ordenador le puse por nombre la Dama Mágica, porque cuando aprendí sus reglas me entregaba cosas que a mí se me antojaban mágicas. Sin embargo, cuando estaba aprendiendo, la forma que tenía de indicarme que me había despistado o había seguido una dirección equivocada, era devorar páginas y páginas de trabajo que yo tenía que volver a hacer. Todos esos errores me enseñaron a fluir con el sistema. Para fluir con el sistema de la Vida es preciso comprender que el subconsciente es como un ordenador: basura que entra, basura que sale. Si introduces pensamientos negativos, salen experiencias negativas. Sí, lleva tiempo y práctica aprender las nuevas formas de pensar. Ten paciencia contigo mismo. Cuando estés aprendiendo algo nuevo y vuelvan las antiguas pautas, ¿dirás: Pero, vamos, parece que no haya aprendido nada?, ¿o dirás: Muy bien, de acuerdo, lo probaré otra vez de la forma nueva? O también, digamos que has arreglado un asunto y crees que ya no tendrás que ocuparte de ello nunca más. ¿Cómo sabes que realmente lo has solucionado si no te pones a prueba? Así pues, haz reaparecer la vieja situación una vez más y observa tu reacción Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 85 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito ante ella. Si inmediatamente reaccionas según la antigua pauta, entonces sabrás que aún no has aprendido bien esa lección y que necesitas ejercitarte un poco más. Eso es lo que quiere decir. Comprende que se trata de una pequeña prueba para ver hasta dónde has llegado. Si repites tus afirmaciones, tus nuevas declaraciones sobre ti mismo, entonces se te ofrecerá la oportunidad de reaccionar de diferente modo. Ya se trate de un problema de salud, económico o de relación, si reaccionas de forma nueva a la situación, entonces estarás en camino para dedicarte a otra cosa, a otros aspectos de tu vida. Recuerda también que vamos trabajando por capas, una capa cada vez. Es posible que llegues a una planicie y pienses «¡Lo he conseguido!», pero que luego surja algún viejo asunto y te haga daño, o te enfermes y no logres ponerte bien durante un tiempo. Tienes que buscar entonces a ver qué creencias hay bajo la superficie. Puede significar que hay más trabajo por hacer porque vas a pasar a la siguiente capa, más profunda. Nunca pienses que no eres suficientemente capaz porque algo que has trabajado por eliminar vuelve a aparecer. Cuando descubrí que yo no era una mala persona por el hecho de volver a enfrentarme con un antiguo problema, se me hizo muchísimo más fácil continuar avanzando. Aprendí a decirme: Lo haces muy bien. Fíjate lo lejos que has legado. Sólo necesitas más práctica. Y te amo. Yo creo que cada uno de nosotros decide encarnarse sobre este planeta en un lugar y un tiempo determinados. Hemos escogido venir aquí a aprender una enseñanza concreta que nos hará progresar en nuestro camino de evolución espiritual. Una de las formas de permitir que se despliegue positiva y sanamente el proceso de la vida es declarar nuestras propias verdades personales. Escoge mantenerte alejado de las creencias limitadoras que te han estado negando los beneficios que tanto deseas. Declara que tus pautas de pensamiento negativo quedarán borradas de tu mente. Libera y deja marchar tus temores y cargas. Hace ahora bastante tiempo que llevo creyendo las siguientes ideas y me han dado resultado: • Todo lo que necesito saber se me revela. • Todo lo que necesito viene a mí en el lugar y el momento perfectos. • La vida está llena de alegría y amor. • Soy una persona que ama, digna de amor y amada. • Estoy sana y rebosante de energía. • Dondequiera que voy encuentro prosperidad. • Estoy dispuesta a cambiar y a crecer. • Todo está bien en mi mundo. He aprendido que no nos mantenemos positivos el cien por ciento del tiempo, y yo me incluyo en este dato. Tanto como puedo, considero la vida como una experiencia maravillosa y dichosa. Me siento segura y a salvo, y he hecho de esto una ley personal. Creo que todo lo que necesito saber se me revela; por lo tanto, es preciso que tenga bien abiertos los ojos y los oídos. También creo que todo lo que necesito viene a mí en el lugar y el momento perfectos. Cuando algo va mal en mi vida inmediatamente me pongo a pensar: “Todo va bien, todo está bien, sé que todo es perfecto. Es una enseñanza, una lección, una experiencia, y la pasaré. Hay aquí algo que es para mi mayor bien. Todo está bien. Respira. Está bien”. Hago todo lo que puedo por tranquilizarme, para poder tener la mente clara y pensar racionalmente sobre lo que sucede, y, por supuesto, trabajo en ello. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 86 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Puede que lleve su tiempo, pero a veces, cosas que parecen grandes desastres resultan ser fabulosas al final, o por lo menos no los desastres que parecían al comienzo. Todo acontecimiento es una experiencia que enseña. También creo en la meditación. Meditamos cuando nos sentamos y desconectamos el diálogo interno el tiempo suficiente para escuchar a nuestra propia sabiduría. Cuando medito suelo cerrar los ojos, hacer una honda inspiración y preguntar: ¿Qué necesito saber?. Me quedo sentado y escucho. También podría preguntar: ¿Qué necesito aprender?, o ¿Qué enseñanza hay contenida en esto?. A veces pensamos que tenemos que arreglarlo todo en nuestra vida, cuando es posible que lo único que hayamos de hacer sea aprender algo de la situación. Cuando comencé a meditar, tuve fuertes dolores de cabeza durante las tres primeras semanas. La meditación me era totalmente desconocida e iba contra mi programación interior. Sin embargo perseveré, y finalmente los dolores de cabeza desaparecieron. Si al meditar ves que surge continuamente de ti mucha negatividad, eso puede significar que es necesario que suceda: la guardabas en tu interior, y al callar, haces que comience a subir a la superficie. Considérala sencillamente como negatividad que se libera. No trates de oponerle resistencia, Déjala que continúe todo el tiempo que sea necesario. Si te quedas dormido mientras meditas, eso está bien. Deja que tu cuerpo haga lo que necesita, ya se equilibrará con el tiempo. La reprogramación de las creencias negativas es algo muy potente. Una buena forma de llevarla a cabo es grabar una cinta con tu voz haciendo tus afirmaciones. Ponla cuando te acuestes. Para ti tendrá muchísimo valor porque escucharás tu propia voz. Una cinta aún más efectiva sería una con la voz de tu madre diciéndote lo maravilloso que eres y lo mucho que te ama. Una vez tengas la cinta, relaja el cuerpo antes de comenzar a reprogramar. A algunas personas les gusta empezar por las puntas de los pies y continuar hacia arriba hasta la cabeza tensando y relajando cada parte del cuerpo. Si lo haces así, relajas la tensión, dejas salir las emociones, y llegas a un estado de acogida y receptividad. Cuanto más relajado estés, más fácil te resultará recibir nueva información. Recuerda que siempre tienes el mando y que estás en todo momento a salvo. Es maravilloso escuchar cintas o leer libros que sirvan para conocerse a uno mismo y hacer afirmaciones. Pero, ¿qué vas a hacer durante las 23 horas y los 30 minutos restantes del día? Eso es lo que realmente importa. Si te sientas y meditas y después sales disparado a trabajar y le friegas a alguien, eso también cuenta. La meditación y las afirmaciones son fabulosas, pero el resto del día es igualmente importante. Trata a la duda como a un amistoso recordatorio Hay personas que suelen preguntarme si están haciendo correctamente sus afirmaciones o incluso si éstas les funcionan. Me gustaría que consideraras la “duda” de forma algo diferente a como seguramente la has considerado hasta ahora. Yo creo que el subconsciente reside en la zona del plexo solar, allí donde tenemos esos sentimientos o sensaciones que llamamos instintivos. Cuando sucede algo inesperado o repentino, ¿no tienes inmediatamente una fuerte sensación en la tripa? Ahí es donde uno lo recibe y acumula todo. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 87 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Desde que éramos pequeños, todos los mensajes que hemos recibido, todo lo que hemos hecho, todas las experiencias que hemos tenido, todo lo que hemos dicho, todo ha ido a parar al archivo que tenemos justo ahí, en la zona del plexo solar. A mí me gusta pensar que allí hay pequeños mensajeros y que cuando tenemos un pensamiento o una experiencia, los mensajeros reciben el mensaje y lo ordenan en la carpeta o archivo correspondiente. Muchos de nosotros hemos ido archivando allí carpetas con las etiquetas: No valgo para nada, Jamás lo conseguiré, No lo hago bien... Estamos absolutamente enterrados bajo esos archivos. De pronto nos ponemos a hacer afirmaciones como Soy una persona maravillosa y me amo. Los mensajeros cogen el mensaje y exclaman: ¡Pero esto qué es! ¿Adónde va? Nunca hemos visto algo así antes. Entonces los mensajeros llaman a Duda: “¡Duda, ven aquí a ver lo que pasa!”. Así pues, va Duda, coge el mensaje y le pregunta a la conciencia: ¿Qué es esto? Tú te pasas la vida diciendo otras cosas». A nivel consciente podemos reaccionar de dos formas. Podemos decir: Ay, tienes toda la razón. No sirvo para nada. Lo siento. Ese mensaje está mal, y volver a nuestros antiguos hábitos. O podemos decirle a Duda: “Estás hablando de los mensajes antiguos, Ya no los necesito. Éste es un nuevo mensaje. Entonces damos la orden a Duda de que abra una nueva carpeta porque desde ahora le van a llegar muchísimos mensajes amorosos. Aprende a tratar a la duda como a una amiga, no como a una enemiga, y agradécele que te consulte. Tu ocupación en la vida no tiene importancia. Puedes ser el presidente de un banco o ganarte la vida fregando platos; puedes ser un ama de casa o un marino. En tu interior tienes una sabiduría que está conectada con la Verdad Universal. Cuando estás dispuesto a mirar en tu interior y hacer una sencilla pregunta como ¿Qué trata de enseñarme esta experiencia?, cuando estás dispuesto a escuchar, entonces obtienes la respuesta. La mayoría de nosotros estamos tan ocupados en la producción del “culebrón” que llamamos nuestra vida, que no escuchamos nada. No cedas tu poder a las imágenes del bien y del mal que tienen otras personas. Los demás sólo tienen poder sobre nosotros si nosotros se lo cedemos. Hay grupos de personas que entregan su poder a otros. Esto sucede en muchas culturas. En la nuestra, las mujeres ceden su poder a los hombres. “Mi marido no me deja”, dicen. Ciertamente, eso es ceder el poder. Si tomas esta actitud, te encierras en una celda, en un lugar donde no puedes hacer nada a no ser que obtengas el permiso de otra persona. Cuantos menos prejuicios y más amplio criterio tengas, más aprenderás, y más oportunidades tendrás para crecer y cambiar. Una vez me contó una mujer que cuando se casó era muy insegura y no sabía hacer valer sus derechos porque de esa forma la habían educado. Le llevó años darse cuenta de que su condicionamiento la mantenía confinada en un rincón. Culpaba a todo el mundo de sus problemas, sobre todo a su marido y a sus parientes políticos. Finalmente se divorció, aunque continuó echando la culpa a su marido de las muchas cosas que no iban bien en su vida. Le llevó diez años reeducarse, cambiar sus pautas y recuperar su poder. Al analizar las cosas retrospectivamente, comprendió que los culpables no eran ni su marido ni sus parientes políticos; era ella la responsable por no hablar y defender sus derechos. Ellos estaban ahí para reflejar lo que ella sentía en su interior: impotencia. No cedas tampoco tu poder basándote en lo que lees. Recuerdo que hace algunos años leí algunos artículos que aparecían en una conocidísima revista. Resultó que yo sabía Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 88 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito algo sobre cada uno de los temas tratados en los artículos. En mi opinión, la información era totalmente equivocada. La revista perdió toda credibilidad para mí y no volví a leerla durante varios años. Tú eres la única autoridad en tu vida, de modo que no pienses que porque algo está en letras de imprenta tiene que ser necesariamente verdad. El autor Terry Cole-Whittaker escribió un maravilloso libro titulado “Lo que usted piensa de mí no es asunto mío”. Eso es cierto. Lo que tú piensas de mí no es asunto mío, es asunto tuyo. Al final, lo que pienses de mí saldrá de ti a través de vibraciones y retornará a ti. Cuando tenemos una iluminación, cuando tomamos conciencia de lo que hacemos, podemos comenzar a cambiar nuestra vida. En realidad la vida está aquí para ti. No tienes más que pedir lo que deseas. Dile a la vida lo que quieres y después permite que lo bueno ocurra. Esto te permitirá encontrar la ¡Pasión por Vivir!. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 89 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 110 El Monstruo "Nosotros no vemos el mundo con nuestros ojos, nosotros lo vemos con nuestros conceptos" Albert Jacquard Si El Monstruo. – “El pueblo decía asustado: • Le tenemos mucho miedo al monstruo, nos ataca. • ¿Dónde está? –preguntó el héroe. • No lo sabemos. • ¿Cómo es? • Tampoco lo sabemos. • Pero entonces ¿cómo le tienen miedo? • Tampoco sabemos. Lo único que sabemos es que nosotros lo hemos creado y no encontramos la forma de detenerlo. Lo único que supo el héroe es que sería la primera vez en su vida en que no podría ayudarlos”. El breve cuento se me ocurrió anoche mientras conversaba con una amiga acerca de lo que se vive en esta época navideña; al seguir filosofando supe que no era algo exclusivo de esta temporada, sino de todo un estilo de vida en donde miles y miles de personas no han decidido vivir como su corazón se los indica, entonces, ahí nace el monstruo al que luego le tienen tanto temor por tanto que los ataca. En época navideña, la “presión” por regalar y ver a determinadas personas, es un verdadero monstruo que ataca la economía de miles de personas, ataca su dignidad también, ataca su paz, ataca sus valores, ataca su autoestima. Miles y miles de personas en esta temporada se vuelcan a los centros comerciales para buscar el mejor regalo que les es posible dar a determinadas personas con quienes sienten el deber de regalar. No niego que en algunos casos exista la sublime y hermosa excepción de “querer” regalar y así se transforme en una dicha ese acto de generosidad. Ahí no hay monstruo. Pero a lo que me refiero hoy es a lo que mayoritariamente observo en la sociedad: una ansiedad y preocupación por tener que regalar, por tener que hacer ciertas llamadas, por tener que visitar a alguien, por tener que ir a esa comida que con tanto tráfico se llega molesto, por tener que hacer lo que en el fondo no deseamos hacer en verdad. ¿Pero, entonces, por qué lo hacemos? Porque nos hemos convencido todos –casi todos— de que en esta época, “así debemos actuar”. A lo largo de generaciones y generaciones, a lo largo de mucho tiempo, hemos creado un monstruo al que ningún héroe se ha atrevido a matar, y es que el pueblo ya se acostumbró a tenerle miedo y quizá el pueblo mismo rechace al héroe y no al Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 90 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito monstruo; el pueblo ya aceptó que así debe ser. A mí, nada me quita de la cabeza que esta ansiedad y preocupación que viven miles de personas es autogenerada. La persona misma se crea su propia ansiedad. En esta época aplica perfecto el que las personas no “caen” en depresión, “crean” su propia depresión, que es distinto. No caen en un agujero negro, sino que lo cavan, lo arreglan con salientes dolorosas, lo preparan para que quien caiga sufra, y luego se arrojan a él. Por una u otra causa, hemos creado como sociedad un inconsciente colectivo en el cual, por obvias razones, nos empezamos a comportar sin darnos cuenta del porqué de ese comportamiento, solo actuamos y sufrimos las consecuencias. Quizá lo único que nos queda es esperar a que pase la temporada y que las aguas vuelvan a tomar su cause. Yo hoy quiero proponer un nuevo inconsciente colectivo, literalmente una Nueva Conciencia para esta temporada: no regales nada material. Convive y disfruta de la compañía regalando tu tiempo y sincera atención. Resiste los embistes del monstruo que te harán sentir la necesidad de regalar por compromiso, ¡sal de ese inconsciente colectivo de una vez por todas! Sal de la debilitante creencia donde supones que si no regalas, todo el año venidero te lo cantarán en tu cara y serás presa de la crítica y el escarnio familiar, mismo que te quieres evitar dando tu regalo; eso es tan solo tu miedo al rechazo, una de las más poderosas fuerzas del monstruo. Vive la paz y la armonía de gozar unos días donde puedes cambiar de actividad y en ese cambio ya hay disfrute. Conversa. Disfruta tomando un té con galletas junto a la persona amada. Goza con la esencia de la temporada, recordando el nacimiento de un gran ser llamado Jesucristo, ejemplo a seguir para todos; platica acerca de los valores que este gran hombre nos quiso enseñar, siente la inspiración que surge cuando se habla de Él, ¡siéntela!, percibe la paz y la alegría que conlleva pensar en Él y hablar de su historia y tratar de imaginar qué pasaría si entrara hoy a tu casa, si fuera tu invitado para festejar su cumpleaños. ¡¿Te imaginas todo lo que te podría platicar?! Yo tan solo de imaginarme la escena se me pone la carne de gallina al pensar todo el tiempo que me pasaría escuchándolo y contemplándolo así tan de cerca, cenando en mi propia mesa. Serían de esos momentos en que lloraría de la pura emoción. Su mirada viéndome, su rostro, su presencia, su ser. ¡Y platicando conmigo! Yo no le diría nada, solo lo escucharía, una o dos preguntitas, pero solo eso quizá. Es más, no me gustaría ni que se fuera. No dormiría por seguirlo escuchando. Sus anécdotas, sus mensajes, su sonrisa, verlo comer en mi mesa, aceptando de su mano un poco de pan. Tocar su piel..., bueno ahí creo que sí me desmayaría. Luego (al reponerme del desmayo), leer algo de la Biblia juntos o de algún otro libro famoso que yo no entendiera y pedirle que me lo explicara o me diera su versión de los hechos. La verdad, a Él sí se me antojaría regalarle algo, aunque ahora que lo pienso, no sabría ni qué, no tengo la menor idea de lo que le gustaría a Jesucristo para su cumpleaños si se tratara de algo material, y si lo encontrara, creo que no lo aceptaría y me diría que mejor se lo regalara a alguien que lo necesitara, quizá a mí sólo me diría que mi mejor regalo para Él fue haberle permitido entrar a mi casa; todo esto diciéndomelo con su mirada tan hermosa. En esos momentos explotaría de la emoción y hasta me sentiría mal de haberle comprado un detallito que no se necesitaba cuando hay tanto amor de por medio. Bueno, en fin, creo que ya profundicé mucho en mis propios pensamientos y para colmo haciéndolos públicos. Este nuevo inconsciente colectivo que propongo creo que cambiaría mucho la perspectiva de la temporada, ¿no crees? Seguía conversando con mi amiga y noté que ahora que finaliza el año, me gusta Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 91 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito analizar muchos de los diálogos que mantuve durante este. Me sorprendí que en mi consulta y con varias de mis amistades, en varias ocasiones siempre existió una crítica punzante para el “tipo de relación de pareja” que varias personas llevaban. Si no era porque uno abusaba del otro, porque uno descuidaba al otro, porque uno maltrataba a la otra y ésta se dejaba, si porque está casada y no se entiende que mantenga amigos, si porque su comportamiento deja mucho que desear, si porque es dominante y no lo deja libre, si porque pasan demasiado tiempo con sus padres, si porque se manipulan el uno al otro, si porque casi no se ven ya que viaja mucho uno de los dos, si porque ella quiere seguir la relación aunque sepa que hay otra en su vida, si porque no es detallista, si porque pasan demasiado tiempo juntos, si porque él o ella es demasiado para él o ella, si porque mil etcéteras más. Yo ya estoy convencido de que todos estos argumentos surgen del juicio que nuestro ego siempre realiza con cada comparación que disfruta tanto hacer. Pero, ¿con qué se compara? Con un “ideal de pareja” que para sorpresa de muchos... ¡no existe! Cuando como sociedad idealizamos un modelo de pareja, surge la comparación con la pareja que tenemos o con la que observamos y ahí siempre emitimos un juicio que califica como no adecuado cualquier comportamiento que salga del parámetro de aquel modelo. Y ese modelo de pareja ideal es el monstruo. Un monstruo que creamos a lo largo del tiempo y que ¡no existe en verdad! Un monstruo que no nos deja ser como somos. Le tenemos miedo. El miedo de no cumplir con las expectativas del modelo ideal. Caray, se me hace increíble en estas cavilaciones de fin de año observar hasta dónde hemos llegado con nuestro ego colectivo. La crítica mordaz, el enjuiciamiento perenne, la discriminación aguda de personas, todo ello son las características del monstruo, del monstruo que nosotros mismos hemos creado. ¡Si tan solo nos alcanzáramos a dar cuenta de que el monstruo en realidad no existe! Es una alucinación colectiva que ha pasado su factura. La falta de paz y aceptación ha sido la cuenta que muchos han tenido que pagar..., ¡y siguen pagando! Y es que siguen creyendo en el monstruo porque lo siguen creando ellos mismos manteniéndolo en sus mentes. Luego de conversar como tanto me gusta, tan delicioso con mi amiga, me quedé solo en mi apartamento y descubrí otro monstruo. El que creamos nosotros mismos para con nosotros mismos. Aquel al que le damos vida atestando nuestra agenda de actividades que luego nos causan ansiedad por tenerlas que cumplir. Me atrapé sintiendo ansiedad para ver si me daba tiempo de llegar a todos los lugares que en mi agenda decía que debía visitar en esta semana. En tres y medio días me debía dar tiempo de viajar a Querétaro, luego a Acapulco y luego quizá a Reynosa, para regresar a tiempo a México y tomar otro avión para Houston. Gracias a un más que extraordinario concierge personal que me ha dado la vida, que me brinda una ayuda excepcional a toda hora que lo requiera sin límite de nada, cabía la posibilidad de lograrlo. Aún así sentía ansiedad, cada vez más. Las llamadas telefónicas de mi concierge personal, en su franca actitud de fantástico servicio y velocidad de respuesta, yo ya las sentía como amenazas a mi tiempo y en varias de ellas sentí la presión de tener que decir “si o no” en ese preciso instante para la compra de boletos. ¡Rápido! ¡Cuánto antes! ¡Ya! No había tiempo que perder porque eso era lo que menos teníamos, tiempo. El monstruo lo sentía tras de mí. En eso, quizá en un momento de iluminación, tomé el libro “El verdadero éxito en la vida”, y lo abrí en la página que cayera, leí el primer renglón donde mis ojos se posaran, y decía: “...cuando debas elegir, pregúntate si tu elección te trae paz o ansiedad. Si te trae paz, tómala, si te trae ansiedad, deséchala”. Desde hace muchos años creo plenamente en los Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 92 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito fenómenos sincronísticos de la vida. Haber leído esa línea ¡en mi propio libro!, no era casualidad. En ese momento le hablé a mi concierge y cancelé todos mis viajes de menos de un día de duración. Por supuesto que se extrañó luego de tanto esfuerzo en armar la logística, pero eso ya no era de su incumbencia. En ese preciso instante, desapareció de inmediato toda la ansiedad que estaba experimentando. ¡En un chasquido de dedos se esfumó! ¿Qué hice? Maté al monstruo. Me queda tan claro que nunca iba a venir un héroe a matar al monstruo que yo mismo creé. Yo era el único qué sabía cómo matarlo, y era el único porque también había sido el único que lo había creado. Solo en mis manos, y en las de nadie más, estaba la solución. Te recomiendo amplísimamente que revises tu agenda, tanto laboral como de vida en general y te percates de cuántas cosas ahí prometiste cumplir y que desde antes de haberlas programado sabías de alguna forma que quizá no las podrías cumplir. Así creaste a un monstruo que te persigue cada vez que abres tu agenda. Cuando colgué la bocina luego de dar la orden de cancelar los viajes, caí sentado en mi sillón preferido y ahora los días venideros inmediatos se me hicieron tan pacíficos. ¡Tanto! Volví a sonreír. Cené con tanta calma, y es que hasta en la forma de comer se refleja la prisa por vivir. Hoy te pregunto: ¿Cuántos monstruos tienes tú? ¿Ya te diste cuenta de que tú solo, sola, los has creado y les has dado tremenda fuerza? Quizá pienses que muchos monstruos que te persiguen ya son tan grandes y de tantos años, que es imposible luchar contra ellos. Hoy te digo algo: no hay que luchar contra nadie. Solo es cuestión de desaparecerlos sin el más mínimo asomo de violencia. Quizá sea bueno recordar lo que alguna vez me dijo mi maestra de Kínder: “Los monstruos no existen”. Tenía razón. Sólo existe la percepción que tenemos de ellos en nuestra mente. El miedo o temor al rechazo por la pareja que tenemos es un monstruo. Ese monstruo no existe, está solo en nuestra mente. La ansiedad por tener que cumplir con una agenda de visitas y saludos de temporada, es otro monstruo. Ese monstruo tampoco existe, está solo en nuestra mente. La necesidad y angustia financiera por regalar en determinada temporada a personas que ni vemos en todo un año o la presión por un intercambio de regalos donde nos tocó alguien que ni tratamos ni conocemos, es otro monstruo. Ese monstruo tampoco existe, está solo en nuestra mente. Hasta el miedo o temor a la desaprobación que tenemos por nosotros mismos, por ser como somos, es otro gran monstruo, y tampoco existe, está solo en nuestra mente cuando no nos aceptamos tal como somos. Ese monstruo autogenerado, ese monstruo que nosotros mismos hemos gestado y le hemos dado tanta vida y fuerza, es como la kriptonita para Superman. ¿Recuerdas las escenas donde al hombre de acero caía rendido sin fuerza ninguna ante la presencia de esa piedra verde? Pues algo así nos pasa. Y me gusta usar esta metáfora visual porque recuerdo que ni Superman alcanzaba a tener fuerzas para tirar la kriptonita a lo lejos y recuperarse. Él siempre necesitó de un héroe o heroína que le vinieran a ayudar alejando la kriptonita de él. Pero en nuestro caso, no tenemos héroe o heroína para eliminar nuestro monstruo a quien hemos gestado a lo largo de los años, a quien hemos alimentado y fortificado cada vez más. Solo nosotros mismos podemos eliminarlo, y lo más increíble es que lo podemos lograr ¡haciendo nada! Tan solo dándonos cuenta, tan solo con una Nueva Conciencia de lo verdaderamente importante y trascendente en nuestras vidas es que renunciamos a mantener nuestro monstruo, tan solo al entender. La renuncia se sucede sola, es la sana Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 93 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito consecuencia del comprender, de ver. Sirvan pues, estas cavilaciones cercanas al fin de año, para reavivar la dicha y la paz que en todo momento podemos experimentar. Tú y yo somos mucho más de lo que imaginamos. El monstruo no nos lo deja ver. Pero tú hoy ya sabes cómo eliminarlo. Hasta entonces, podrás alcanzar a ver la auténtica dicha que se puede experimentar en estas fechas y en todas las demás. Vivir sin monstruos no es cuestión de temporadas, es todo un estilo de vida lleno de verdadera dicha, amor y paz. Si lo logras porque así lo decides, te puedo garantizar sin el más mínimo temor a equivocarme que experimentarás una enorme... ¡Emoción por Existir! 111 ¿Qué significa la Navidad? El sentido de las cosas no reside en las cosas en sí, sino en la actitud que observamos hacia ellas. ANTHOINE DE SAINT-EXUPÉRY Definitivamente hay magia alrededor de los días navideños. Sin embargo, no todos la experimentan. ¿Por qué? Un enorme poder interior es nuestra capacidad para darle significado o sentido a las cosas, circunstancias, ideas o personas en nuestras vidas. Nuestra actitud es la diferencia. Y ésta es "muy nuestra", nadie nos la puede modificar si no queremos, si no le .conferimos poder a esa persona, idea o cosa. Sé que este planteamiento puede escucharse muy sencillo para ser tan poderoso, pero ¡así es! Con esto no quiero que supongas que las per- sonas escribe libros ó dan conferencias ó aplican este taller de autoestima no tenemos problemas. No, en absoluto. La única diferencia es que con una Nueva Conciencia, utilizando todas las poderosas herramientas de superación y autoayuda que comparto, encontramos solución a los problemas más fácilmente y más rápido, además de que nos duran menos los momentos de desasosiego, tristeza o intranquilidad. De hecho, sería Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 94 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito absurdo eliminar estas emociones totalmente, dejaríamos de sentir, así, seríamos menos humanos. Sería absurdo eliminar por completo nuestras sensaciones, incluso algunas debilitantes. Tan sólo hay que darles menos importancia y tiempo de duración. Eso es poder de crecimiento. Las alturas no espantan a nadie. Las personas se espantan a sí mismas cuando están en lugares muy altos. WAYNE DYER Decidir qué significan las cosas, circunstancias, personas e ideas es una de las más fortificantes experiencias en una persona. Por ejemplo: ¿qué significa la Navidad para ti? Responde sinceramente. Puede significar una ocasión verdaderamente especial para tomar alcohol y comer a destajo, compartiendo esta interesante "disciplina" con familiares y amigos. También puede significar tener que regalar y experimentar la presión financiera que esto implica. Puede significar tristeza y melancolía por aquellas personas que se fueron de tu vida y que ya no verás en ocasión tan especial. O bien, puede significar una fiesta de adoración y alabanza en recuerdo del nacimiento de Jesús. O bien, puede significar todo lo anterior, o nada de ello. Todo significado está dentro de ti, en tu actitud hacia las cosas, circunstancias, personas o ideas. Es posible que pienses: "...bueno, esto que dices se oye bien, pero no todas las cosas las definimos nosotros; algunas tienen su propio valor y significado, independientemente de lo que opinemos de ellas..." A lo que te contestaría: falso. Varias cosas, circunstancias, personas e ideas tienen un valor universal si todos estamos de acuerdo en cuanto a ello, pero aun en esas condiciones aceptadas tácitamente de manera general (inconsciente colectivo), podemos elegir revalorar el objeto en cuestión y asignarle un significado propio desde nuestro muy particular punto de vista. Por ejemplo, esto resulta profundamente útil frente a un problema. Mientras que varias personas de nuestro alrededor pueden ver algún problema acercarse, uno mismo puede decidir ver otra perspectiva y conferirle a eso que se acerca, otro significado, por ejemplo: se acerca una gran opción de mejora, se acercan condiciones para mi más auténtico crecimiento, se acerca una liberación interior con todas las oportunidades de demostrar mis capacidades. ¿Qué te parece este acercamiento a un problema? Estoy convencido de que lo que básicamente hace a la gente neurótica no es tanto cómo se encuentra el mundo, sino más bien cómo observan al mundo. Su propio "¿Qué significa?" hace la diferencia. Tú eliges el significado de las cosas, circunstancias, personas e ideas que te rodean. Ese enorme poder de elección es a lo que se refiere el más auténtico libre albedrío, el que, según creo, es el máximo nivel de libertad. El doctor Víctor Frankl le llama "voluntad de sentido", uno de los valores más humanos y poderosos, que se refiere a la voluntad que ejercemos cada vez que decidimos darle sentido o significado a las cosas, circunstancias, personas e ideas. Convéncete de una vez por todas: nadie puede deprimirte. Nadie te puede generar ansiedad. Nadie puede herir tus sentimientos. Nadie puede hacerte más de lo que ya llevas dentro. Cuando nos amamos a nosotros mismos nos rehusamos a permitir que los demás Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 95 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito manejen nuestras emociones. Y esto se logra a través del perdón. WAYNE DYER Una de mis mayores ilusiones y objetivos en la vida es que, con una nueva conciencia, puedas elegir un significado que te ayude a mejorar tu calidad de vida ante cualquier cosa, circunstancia, persona e idea. Para ello estamos aquí, tú como lector. Mi amigo Patrick Combs me contó una anécdota que me ayudó mucho a entender el signi- ficado de muchas cosas que suceden en nuestras vidas. Hace mucho tiempo, cuando empezó su carrera como conferencista, cuando se dirigía a la primera conferencia formal que pronunciaría en su vida, camino al teatro pasó a comprar ciertas cosas que necesitaba, y al dejar su auto fuera del establecimiento, se ganó una multa por estacionarse en un lugar prohibido. La multa ascendía a 40 dólares. Para él esta suma era importante, pues apenas empezaba. No sabía qué hacer, ya que si liquidaba la multa antes de las 8 de la noche (hora en que cerraba la oficina que recibía los pagos), serían 40 dólares, pero si liquidaba al día siguiente, la multa: ascendería a 80 dólares automáticamente. Eran las 5 de la tarde cuando lo multaron; su participación en la conferencia se iniciaba a las 6, y planeaba dos horas de duración. Así, era imposible que pagara la multa ese mismo día, a menos que se dirigiera a pagada en ese preciso momento y llegara tarde a su primera conferencia profesional. Dudó porque los honorarios que le pagarían por esa conferencia ¡no le eran suficientes para cubrir la multa original! Sintió un gran compromiso por llegar a su conferencia, y así lo hizo. Al entrar al .teatro, lo recibió un gran amigo suyo, que lo percibió molesto y alterado. Le explicó la situación y le dijo que lo que más le afligía era que se sentía alterado y no se encontraba en las mejores condiciones emocionales para dar la conferencia. -¡Qué maravilla! -le espetó su amigo. -¿A qué te refieres? ¿Acaso te estás burlando? -preguntó Patrick, confundido y un poco molesto. -No, en lo absoluto. Déjame explicarte. Esto que te pasó es un extraordinario indicio de que significas una muy poderosa fuerza del bien. -No entiendo. -Sí, mira: en la vida existen fuerzas del mal y fuerzas del bien. Cuando las fuerzas del mal detectan a alguna persona con un gran poder para hacer el bien, tratan de bloquearle el camino, ya que representa una luz del bien hacia los demás, y esto no conviene a las fuerzas del "mal. Esa multa y la duda que tuviste antes de llegar aquí, significan que las fuerzas del mal estaban trabajando para bloquearte, pero, aun así, volviste a ganar y llegaste, estás aquí. Eres más fuerte. Patrick se quedó atónito ante las palabras de su amigo -por cierto, otro gran orador de fama internacional-, inició la conferencia con una elevada autoestima; al final, lo ovacionaron de pie y un hombre le solicitó esa misma conferencia para las 15 sucursales de su empresa. Eso representaba ¡15 conferencias más en tan sólo un mes! Nada malo para empezar como conferencista. Los ingresos alcanzaron para pagar la multa y Patrick entendió el sublime y trascendente significado de su trabajo. Ese significado es el mismo que tengo en mi vida y es el mismo que me interesa que tú tengas en la tuya. Si existen personas que te quieren bloquear o hacer daño, si existen circunstancias que parecen hacerte la vida difícil, si hay gente con maldad que te rodea, ¡alégrate por lo que esto significa! Seguramente eres un muy poderoso representante de las fuerzas del Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 96 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito bien en el mundo y por ello las fuerzas del mal conspiran para bloquearte. No les convienes. Tu presencia, tu talento, tu prestigio, tu trayectoria, tu trabajo y entrega, significan una gran amenaza para el mal. No te detengas, sigue adelante y siempre continúa con tan preciada misión. Cada Navidad encuentra y dale un significado de purificación y grandeza para tu ser. Es el festejo del nacimiento del máximo líder de las fuerzas del bien, del maestro más poderoso, del guía espiritual del mundo cristiano. El niño que naciera en Belén hace más de dos mil años, nació en un pequeñ9 pesebre, sin lujos ni distingos sociales e importantes sabios lo fueron a adorar. Oro, incienso y mirra fueron sus principales presentes. El oro como significado de que sería un rey, incienso como símbolo del sacerdocio, mirra porque sería un gran sanador. Este ser humano trabajó como ayudante de carpintero por casi 30 años. Luego, durante tres años se dedicó a predicar y ayudar a los necesitados con su mensaje de amor y perdón. Nunca escribió un libro. Nunca hizo cosas propias de la realeza o grandeza social. Nunca fue más allá de 800 kilómetros a la redonda del lugar de su nacimiento. Su vida fue muy solitaria.' Sin embargo, su advenimiento representa una fiesta casi universal. Su venida al mundo une la conciencia de millones de personas alre- dedor de la Tierra. Hay naciones que detienen sus conflictos para festejar la Navidad. A Jesús de Nazaret se le adora, quizá, como a ningún otro ser humano que haya pisado el planeta Tierra. ¿Habías reflexionado en ello? Que todo lo que pienses, lo que digas y lo que hagas esté colmado de un gran significado de amor. Vivir con la mente y la actitud enfocados al bien y la verdad, siempre redundará en tu crecimiento y capacidad de ayuda. Por lógica existirá una fuerza del mal que te quiera bloquear. Superar esas barreras y seguir por el camino del bien será el más bello significado que des a esa celebración. Te reitero mi más ferviente anhelo de que siempre conserves tu... ¡Emoción por existir! 112 Reflexión de Fin de Año "Hay cuatro cosas que ponen al hombre Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 97 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito en acción: interés, amor, miedo y fe..." Napoleón Bonaparte Estamos a unos cerca de terminar el año, son días de balance, son momentos de balance en las empresas, se dedican a consolidan sus cifras, evaluar sus resultados a ver que sucedió durante el año y valdría la pena que en plan de reflexión a nivel individual, así como lo hacen corporativamente muchas organizaciones pensáramos como nos fue en éste año, como pensamos que nos va a ir el año próximo pero sobre todo revisar lo que dejamos o que realizamos el presente año. Una metodología para no perdernos dentro de nuestros deseos y nuestros pretextos personales, se deriva básicamente si al principio de año sabíamos que queríamos, si empezamos a reflexionar si lo logramos ó no, pero si no sabíamos lo que queríamos, no podemos evaluar contra nada. Hay personas y espero que tenga muchos amigos que sí tuvieron una visión de lo que querían lograr éste año y ojalá muchos otros no estén en la situación de que ya se acabo el año y es más ¡les urge¡ qué se acabe el año porque creen que les va a cambiar su situación en enero 1 del año nuevo al minuto uno para que se acabe lo mal que les fue éste año y que se va a mejorar su vida por arte de magia, entonces la euforia las uvas, la sidra de esa noche es un canto a la alegría porque se imaginan que simplemente por el echo de haber pasado una noche más, el mundo les va a cambiar, la suerte les va a sonreír y su vida se va a transformar. Esto me lleva a pensar que hay dos tipos de felicidad en éstas épocas: Los que están muy contentos en estas fechas y las que vienen porque se acaba el año porque no lograron hacer porque ni siquiera tenían una lista ó al menos una idea clara de lo que querían hacer, entonces la conciencia les apresura a que se termine el año. Y otros porque si tenían metas por realizar y sí lograron parte ó todo lo que querían hacer. A fin de año el 50% de la reflexión es lo que yo quería hacer y el otro 50% son las justificaciones de porque no lo pude hacer, entonces son los arrepentimientos de fin de año, pero si es interesante ver que hay muchas personas que parece ser que resucitan precisamente estos días como si empiezan a reencarnarse porque con los olores de los licores, las posadas de Diciembre se empiezan a reanimar, a vivir intensamente el período de posadas y luego a inicio del próximo año empiezan a morirse poco a poco con resurrecciones de fin de semana y esto se debe a que fin de año debería ser motivo de una reflexión muy profunda yo sugiero dedicarle un día antes que termine el año un día a analizar que fue lo que hicimos éste año porque en el fondo significa para los que hemos llegado felizmente al fin de éste año que tenemos un año menos de vida, indiscutiblemente todos estamos más cerca de la muerte, es un año menos a nuestra existencia y lo más importante es que hicimos éste año, el único recurso que poseemos los seres humanos es el tiempo con que disponemos por eso se dice sabiamente que Dios perdona pero el tiempo no, entonces lo que dejamos, ó no dejamos de hacer pues los únicos responsables somos nosotros mismos, entonces hay que sacar nuestro balance, hacer un análisis minucioso, detallado de que era lo que verdaderamente yo desearía ser. Sugiero que tomemos papel y lápiz y con la mayor sinceridad posible nos contestemos por escrito las siguientes preguntas: 1. ¿Realmente que fue lo que agregue a mi vida? 2. ¿Qué fue lo que agregue como ser humano? 3. ¿Qué pude dar de lo que debería haber dado a los demás? Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 98 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 4. ¿Qué alcancé en relación a lo que establecí como mis metas en diciembre de 2005? 5. 5¿Qué dejé de hacer? 6. 6¿Qué logré que no estaba planificado? 7. ¿Qué cambió en mi manera de pensar? 8. ¿Qué se modificó en mi manera de expresar mis sentimientos? 9. ¿Cómo se transformó mi conducta? 10. ¿Qué personas fueron claves para mi vida interior/espiritual/emocional este año? 11. ¿Qué personas contribuyeron a mis logros materiales/profesionales este año? 12. ¿Cuáles son las tres cosas que más me gustaron de este año? 13. ¿Qué cosas/acciones/personas/condiciones me ayudaron a lograr esto? 14. ¿Cómo puedo mantener el ritmo interno para repetir logros similares? 15. ¿Cuáles fueron los tres momentos más difíciles? 16. ¿Qué cosas/acciones/personas/condiciones generaron estos momentos difíciles? 17. ¿Qué puedo cambiar en mí para evitar que estos momentos se repitan? 18. ¿Cómo estuvo mi balance intelectual-emocional-físico-espiritual-material? 19. ¿Dónde estuve más fuerte y dónde más débil? 20. ¿Dónde deseo concentrarme este año para lograr equilibrio? Es muy importante que al realizar estas preguntas las hagamos con una actitud positiva y proactiva, celebrando los aspectos fuertes y visualizando los fracasos como oportunidades de aprendizaje, los errores como oportunidades de mejora y los problemas como oportunidades de éxito. Es clave el tomar conciencia de que estamos en un proceso donde nada es definitivo, donde el pasado no es garantía del presente y mucho menos del futuro. Uno de mis maestros de Tai Chi me comentaba con sus sabias palabras lo que mucho hemos leído en la literatura Zen: “Cuando te estoy hablando, mis palabras son parte del pasado”, “sólo puedes actuar en tu aquí y ahora...concéntrate en cada inspiración y en cada exhalación que realizas, así podrás pensar, sentir y actuar en la dimensión cierta para cambiar lo que quieras”. De manera que, sea en tu vida personal, en tu familia, en los negocios o en tu vida social y comunitaria, piensa, siente y actúa con plena convicción de que todo puede mejorar con tus elecciones, con tus decisiones, por lo que es determinante el dar ese vistazo al pasado para saber el cómo actuar en el presente, visualizando un año nuevo pleno y abundante. ¿Realmente soy mejor que en Enero pasado? Y ahora que estamos terminando el año reflexionemos y contestemos la pregunta: ¿Realmente que fue lo que agregue a mi vida? ¿Qué fue lo que agregue como ser humano? ¿Qué pude dar de lo que debería haber dado a los demás? Sugiero haga lo siguiente: Observen sus manos, nuestras manos son una verdadera maravilla de la ingeniería, de la creatividad y del diseño, las manos es algo que se ha tratado de imitar a través de robots, de las manos han surgido del ser humano las obras más grandes que hay en la historia, un Leonardo Da Vinci, un Bonaroti ó una persona que intento hacer un descubrimiento científico, inventar cualquier avance vemos que las manos han sido el medio fundamental para hacer verdaderas obras de arte, Las manos muchas veces no las apreciamos hasta el día que nos quebramos una ó el día que la tenemos enyesada nos damos cuenta de la importancia de tener una mano, imagínese si no ha pasado por la experiencia la vida diaria sin una mano, esto es muy complicado, esto es decir que la vida se complica enormemente, vestirnos, manejar, hacer lo cotidiano. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 99 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Esta reflexión nos lleva a pensar la siguiente pregunta: ¿Qué ha salido de sus manos éste año? Las manos han sido diseñadas para crear, para dar ternura, han sido diseñadas para dar paz, para dar felicidad, para dar una palmada, para dar consuelo, vean sus manos pero de verdad véanlas y analicen si de verdad sus manos han ofrecido esa calidad que deben salir de sus manos de un ser humano y en este momento piénsenlo si las utilizamos para dar reconocimiento a un hijo, para dar una caricia a su pareja, para estimular a nuestros compañeros. ¿De sus manos que fue lo que dio durante el año a los que le rodean? Desgraciadamente algunas personas usaron sus manos para destruir, ofender, manos para despreciar, humillar y esto es importante pensar porque el diseño del ser humano es para ser creativo y crecer así mismo y hacer crecer a los demás. Por esto es importante que en estos momentos de reflexión de fin de año pensemos: ¿Qué hicimos de nuestra vida este año? Seguramente todo hemos visto de los calendarios que se van desprendiendo una hojita cada día, en la misma forma que un ser humano va desprendiendo esas hojitas, pues es nuestra vida que también se va deshojando, todos los días le vamos arrancando a la vida una hojita y de alguna forma haciendo una equivalencia con las hojitas, las tiramos a la basura, las guardamos con algún recuerdo ó lo tenemos por ahí conservado. Pensemos: “Un ser que ama, que verdaderamente ama, es fácil de recordar, pero imposible olvidar”. Los seres humanos que pueden dar lo mejor de sí mismos dejan una permanencia durante el año con sus acciones, quién puede negar que si tenemos ó tuvimos un papá que estuvo muy cerca de nosotros, que nos acaricio, que nos estimulo, esa persona va a ser realmente muy difícil de olvidar, recordaremos siempre de esas manos de todo lo que nos dio. En el trabajo lo mismo, de los jefes y directores que usaron su talento para hacer crecer la organización. Y aquí viene un punto importante: a todos los contadores les obsesiona cuando llegamos a fin de año las utilidades, cifra final, diferencia de nuestras ventas nuestros gastos, recurso financieros necesarios que se requieren generar para generar riqueza y seguirla generando, pero hay que entender que la palabra utilidad viene de la palabra útil, es decir una empresa no solo debe producir utilidades financieras, puede producir utilidades en un producto de mayor calidad, mayor satisfacción, utilidades porque desarrollo a sus trabajadores, utilidades porque acrecentó el prestigio de su organización, porque forjo un desarrollo social en su comunidad. Yo creo que las empresas deberían generar dos reportes de utilidades: Uno el financiero medido en pesos y centavos y otro de las utilidades que generaron a la comunidad donde se ubican y esto también es valido para un padre, un maestro ó cualquiera de nosotros. Vamos a pensar en un profesor. ¿Realmente genero seres útiles durante éste año?, seres con espíritu de servicio, seres con espíritu de dar, de participar para crear un país mejor, entonces en esas manos tan comunes y tan ordinarias que no apreciamos esta la capacidad de poder dar. La gran mayoría de las personas enfoca “La calidad” como un tecnicismo empresarial, sin embargo es una de las más sublimes expresiones humanas. Pensemos lo valioso de un ser de calidad, un ser del que surjan cosas verdaderamente valiosas. Aparentemente la calidad no solamente esta indexada a un producto, imagínense una familia que le puede entregar a su país nuevos hijos, ó nuevos seres humanos de calidad, un médico que puede ofrecer sus servicios verdaderamente de calidad. Yo les aseguro Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 100 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito que si encontramos un médico, un cardiólogo que nos necesite operar y que nos diga: “Mire: Tengo una pequeña falla de calidad en el 10% de mis operaciones” de seguro que no nos dejamos operar. Si nos dijeran de las pequeñas diferencias de calidad que ha que nos vemos en el día a día potencialmente afectados como una transacción bancaria, en la seguridad de un automóvil, en el peso exacto de lo que compramos, de seguro nadie acepta fallitas queremos “Calidad Total”. Y cuando me refiero a un ser humano de calidad total imagínense una persona de calidad total, que además sea un padre de calidad total, una pareja de calidad total, ¡¡¡ Un amigo de calidad total !!! Un ser humano que busca, la calidad total es una expresión sublime y que además si se manifiesta en un “producto” se consolida el concepto de calidad. Contesta la pregunta: ¿Qué situación tan terriblemente grave?, ¿Qué obstáculo infranqueable hay en el camino de tu vida? ¿Qué montaña de pared vertical está frente a tú camino para qué te impida ser una persona de Calidad Total?. ? Algunos piensan que evaluar lo que hemos hecho en un año, es algo que nos tienen que inculcar desde muy pequeño, que son reflexiones propias de la gente de poder y de dinero, uno que va al día que puedo esperar. Considero que la necesidad que tenemos todos los seres humanos independiente del estrato social al que se pertenezca, es una gran necesidad saber adonde queremos ir, lo que queremos realizar, todos soñamos, anhelamos ser y realizar algo en la vida, algo más que nuestro presente. Esperamos como si fuera cuestión de suerte que se nos planteen las cosas, no podemos indexar nuestra vida a creencias como si ciertos rituales, objetos la vida nos va a sonreír. Pensamos que todo esta relacionado a situaciones económicas les pregunto: Si hubieran logrado duplicar su ingreso económico durante este año al doble: ¿Serían doblemente felices? ¿Tendrían ahora como consecuencia la mitad de los problemas que tenían? ¿Tendrían el doble de salud? ¿El doble de amor y reconocimiento?....... Reconozco que vivimos en un mundo material, sin embargo aceptemos que la satisfacción de vivir no está directamente relacionada a nuestra realidad económica. Durante este año hubo quién tenía claramente sus objetivos y hubo quién vivió de casualidad, que salió a vivir cada día sin saber que quería, ni hacía donde iba, cuando llegamos a fin de año quien tiene el “debe ser” que es su objetivo podrá marcar fácilmente las desviaciones en relación si lo logro ó no, desafortunadamente son los menos, la gran mayoría empezamos el día 1 de Enero en una parranda sensacional, pasan el 2, 3, 4, 5 hasta llegar el día de hoy que estamos vivos lo cuál significa que cada día es un verdadero milagro y cada día debe tener un objetivo, un alcance y no solamente el año que esta por terminar, sino que todos los días debemos saber que queremos de cada día y que hay que darle, pero para buscar un camino más practico en reflexionar el fin de año, es muy interesante reflexionar las siguientes preguntas: ¿Quién deseo ser? Es decir, que deseamos logran en la vida, en orden material, con la familia, ¿A dónde quiere llegar? Ya que hay que pensar que vivimos un tiempo muy acelerado y nos abstrae los compromisos inmediatos urgentes que nos apremia el día a día a resolver. He de parecer un loco pedir pensar en esto para alguien que a las 12 del día le van a embargar el auto, pero esto no es la parte IMPORTANTE de su vida, es la parte URGENTE de su vida, tenemos que diferencial muy claramente que hay cosas importantes y que otras son urgentes, normalmente lo urgente nos quita la mentalidad para realmente visualizar lo importante. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 101 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Si éste fin de año, independiente de tener cubiertos nuestros compromisos económicos, la pregunta es ¿Usted es una persona mejor? ¿Logró verdaderamente los objetivos esenciales de su vida? Que sea tal vez amar a sus hijos, realizarse en su trabajo, desarrollar a su pareja, realmente el ser es la parte más difícil e importante del hombre. ¿Qué tanto le dedico éste año su energía, sus emociones, sus dones, su vida a lo urgente más que a lo importante? A nivel país, empresa, familia y persona tenemos medidas urgentes que tomar simplemente para darnos tiempo pero no debemos de perdernos en las partes importantes. Si llegamos a éste fin de año, entonces pensemos en las cosas importantes: ¿Llegamos a ser una persona verdaderamente diferente? Cuantas veces nos justificamos de no lograr las cosas importantes, IMPORTANTES que tenemos que dar en la vida, tal vez alguno proveyó que un su caso su hijo no le faltara alimentación, escuela, libros, el cuaderno, el lápiz y la goma, pero falto la parte más importante que era precisamente darle esa caricia y esa felicidad a su hijo. Entonces sopesemos que es lo urgente y que es lo importante, entonces concluyamos que los aspectos económicos son importantes, son fundamentales, son esenciales, desgraciadamente hay la mala costumbre de muchas personas desordenadas ó desobligadas llenas de multitud de urgencias, pero hay cosas que son urgentes e importantes a la vez y esto está relacionado más con cosas eminentemente humanas y espirituales que materiales. Podemos armar una guía para reflexionar este fin de año con las preguntas que se han planteado hasta éste momento y con las siguientes. Quizá sea buena idea compartirlas con nuestra familia, parientes y amigos en las celebraciones de fin de año. ¿Cuál ha sido el período más feliz del año? ¿Puede identificar si hubo un ó unos momentos felices durante el año? ¿puede identificar que fechas? ¿qué situaciones? ¿qué momentos durante el año le produjeron una gran felicidad? Esto nos sirve para evaluar realmente los momentos más gratos del año, no todo es negativo, seguramente nos dejamos llevar por dos, tres penas que tuvimos por ahí y descalificamos cosas hermosas que la vida nos dio y que no queremos apreciar,. ¿Qué es lo que nos gusto hacer más durante éste año?, ¿Qué fue realmente lo que nos realizó a hacer en este año en el trabajo, en el hogar?. ¿Hubo momentos de cambio durante su vida este año?, ¿Algo lo hizo cambiar?. Algo trascendente, ya que en realidad cada tiene una enseñanza, cada día nos provoca un cambio, debemos al terminar nuestro hacernos la reflexión ¿Qué aprendí el día de hoy? Si no aprendimos nada, el día fue en vano, no nos sirvió absolutamente para nada. ¿Cuál fue la crisis más grave del año?, algún problema en el trabajo, la casa, la su pareja, su hijo ó un problema personal, ¿tuvo una crisis importante? ¿Tuvo alguna situación que le llevó a hacer cambios? Y la gran pregunta es: ¿Aprendió algo de esta crisis?,¿Salió usted triunfador de ésta crisis?, O ¿Todavía sigue vencido?, ¿se sigue lamentando? Piénselo: La crisis que vivió ¿le dio la oportunidad de ser mejor? ¿Capitalizo esa crisis?. Todos los seres humanos tenemos crisis, es importante que la crisis más que peligro se convierta en oportunidad. ¿Cuál fue la mayor crisis que tuvo durante este año? Trate de usted de obtener de ella lo mejor posible. ¿Hubo algún suceso que haya demostrado gran decisión?, ¿Tuvo durante el año algún suceso que le haya requerido gran decisión? Una decisión, valiente, audaz, firme o sencillamente dejo la decisión, se acobardo por no tomar esa decisión y esta ya engrosando la fila de los pecadores de omisión, es decir de esos cobardes que dicen pude Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 102 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito haber hecho, pero no lo dije, pude haberlo realizado, pero no me atreví. Sea sincero consigo mismo: ¿Tomo esa decisión? Si la tomo ¿cómo se siente ahora? Si nó la tomo, piénselo un momento: basta de lamentaciones, dése cuenta que los seres humanos que logran algo en la vida son aquellos que lo intentan. Y si usted lo intento y fracaso, excelente va bien, porque ya hizo un intento, vuelva a recapitalizar la experiencia y lancéese otra vez. Pero si no lo hizo, entonces ahora si reflexione dramáticamente, creo que le faltan a usted muchas agallas y mucha voluntad para lanzarse a hacer lo que debe de hacer, normalmente a esa gente se le llama cobarde y los cobardes nunca han hecho nada en la vida, entonces pregúntese: A alguna decisión ¿Le dio miedo?, ¿Le dio la vuelta?, ¿Porqué no lo asumió? Y después no se lamente el día 31 con que “yo pude haber hecho”, esos “yo pude haber hecho” son reflexiones para después de la muerte, donde ya no hay nada que hacer ni decidir, si esa oportunidad ya se le fue , entonces ahora va a tener que provocar otra oportunidad para lograrlo. ¿Cuáles son unas de las cosas que a usted le gustaría dejar de hacer?, seguramente hubo cosas en el año que no le gusto realizarlas ó se vio obligado a hacerlas, tal vez esto tenga la necesidad de replantearse unos propósitos para el próximo año en el sentido que hay cosas que usted puede delegar, lo pueden hacer otras personas, que son cosas que le deben permitir a usted mayor concentración en aquellas otras áreas que le permitan destacar, sentirse más satisfecho ó realizado y emplear mejor su talento. No piense en la respuesta de “dejar de trabajar” ya que el trabajo no solo sirve para generar dinero ó recursos materiales sino trae la satisfacción de sentirse útil, participe de algo, es la mejor terapia del ser humano para sentirse vivo. Se observa en las personas de edad muy avanzada ó jubilados sin actividad, donde ese no hacer es la parte más frustrante del ser humano, pienso que es bellísimo saberse útil, aportador, constructor. Sin embargo la pregunta va encaminada a que reflexionemos que hay cosas que nos gusta hacer más que otras, pero que por falta de objetivos, por no tomar decisiones, por cobardes no nos hemos lanzado a esa búsqueda de afinidades que nos haga sentirnos apasionados con lo que hemos decidido hacer. ¿Cuáles son aquellas cosas que usted quisiera hacer mejor?, que las hizo, que las termino, pero que en honestidad pudieron haberse hecho más rápido, más efectivas, con más calidad y con la experiencia ya realizada puede mejorar en el futuro. ¿Hubo alguna emoción durante el año que le produjo una gran emotividad? Esto es interesante para sentirnos con un contenido de fuerza. La única forma de lograr algo en la vida es con la pasión por hacerlo. ¿Realmente Ud. tiene esa fuerza importante de la pasión para que lo impulse a hacer las cosas que Ud. Desea realizar? ¿Hubo algo que lo hizo vibrar? Enfóquelo, ya que es importante que lo retome para que continúe con esa energía impulsándose para adelante. La gran pregunta: ¿Esta luchando para realizar unos cambios personales? ¿Esta convencido que debe mejorar?, ¿O se siente ya Ud. perfecto? ¿Se siente que usted esta bien y el mundo esta mal? Considero que todos los seres humanos tenemos algo que mejorar, el ser humano que deja de mejorar empieza a envejecer, el ser humano que deja de crecer empieza a envejecer, el ser humano que deja de buscar la mejora se convierte en un producto terminado: “Un ser que ya no se le puede agregar nada” y su vida esta acabando. Hay personas que su epitafio debiera decir “Murió a los 40, enterrado a los 70” Porque ya a esta edad estaban muertos, es decir ya no tenían nada que aprender, ni mejorar, este tipo de gente es la más negativa de todas porque no aporta nada en la vida. ¿Qué tal es como padre? ¿No hay nada por mejorar?, ¿Cómo esposa ó esposa? ¿Cómo amigo, amiga? ¿Das afecto, calidad de vida, tolerancia, comunicación, ternura, reconocimiento?, ¿sabes escuchar?. En el trabajo ¿eres paciente?, si tienes gente a tu cargo ¿sabes escuchar? Ó eres un genio con la sabiduría total. En tu vida ¿tienes la Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 103 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito humildad de escuchar a otro ser humano?. Reconozcamos todos, que en todas nuestras facetas de la vida sin excepción, podemos mejorar, entonces enfréntate a una verdad: ¿Cuáles son los cambios personales que tú deseas realizar?, ¿las cosas que pudiste haber mejorado este año y no lo hiciste?. Reconócelo y de verdad esta es la primera actitud humilde para cambiar. En estos días que son emocionalmente difíciles para mucha gente, que les da nostalgia, por los seres queridos que ya no están, porque recordamos a nuestros padres, al ser querido que murió y que ya no esta con nosotros son sensibles para dar, pero recordemos que el valor de dar no esta en lo que me sobra, sino en realidad algo de lo mejor de cada uno, quitémonos al menos esta navidad la careta demos una caricia, compañía, una sonrisa, compasión, una ayuda a alguien verdaderamente necesitado pero sobre todo que vaya acompañada de sinceridad para que valga. Y sobre todo una gran recomendación: No lo haga pensando en recibir nada a cambio, disfrute la magia de dar sin pedir. ¿Qué cambios desearía comenzar en este momento en su vida? No se espere al 31 de Diciembre, faltan unos días para vivirlos intensamente, no desgastes tu vida, no arranque todas las hojas que le quedan al calendario, no tache los días en su agenda que le faltan por vivir, al contrario tome estos días y no espere al 31 de Diciembre para cambiar, realmente si tienes un deseo de cambio, hazlo hoy, ya no difieras eso, estamos siempre pensando cambiar algún día, no lo pospongas que tu día, tu parte aguas sea hoy. Por que lo que no se hace en su tiempo, no se hace el día de hoy, pierde la esencia misma de nuestra vida, hoy es nuestra gran ocasión, esta es nuestra gran oportunidad. Debemos entender que tenemos que olvidarnos de nuestro corazoncito, de nuestro egocentrismo, de nuestro lugarcito y nos demos cuenta de que la única forma de crecer en la vida es exponernos haciendo, dando lo mejor de nosotros mismos. Sintámonos con toda humildad, con toda sinceridad y pregúntate: ¿Soy mejor que el año pasado? ¿recorrí un camino interesante?, ¿viví intensamente? Ó simplemente existí. Realmente ¿estas satisfecho con lo que lograste?, ¿te gustaría lograr más?, ¿Podría usted morirse el día de hoy y morir en paz?, ¿cubriste lo que debiste haber realizado en la vida?, ¿se iría sin remordimientos?, ¿realmente podría decir mi vida concluye satisfactoriamente porque di lo mejor de mí hacia los demás?, ¿pude haber dado más y no intente? ¿pude haber realizado y no lo logre? Debemos de tener la disposición de que todos los días que faltan en este año, deben ser vividos intensamente, debemos gozarlos plenamente, debemos tener pasión por la vida, y por favor preparase para el año próximo, prepárate para ser un triunfador, para dar mas de ti, para llegar a tus objetivos, para llegar a hacer una verdadera persona extraordinaria, pero la preparación comienza el día de hoy. No espere que el día 31 a las 12 de la noche día mágico, hora mágica su mala suerte acabe, y tu al día siguiente serás afortunado y feliz, nuestra realidad es hoy y este es nuestro reto y nuestra oportunidad. Imagínese si nos llegara un telegrama del más allá y nos dijera hoy es tú ultimo día de vida a las 9 de la noche. Imagínense lo que pasaría por nuestra mente y nuestros sentimientos. De seguro se nos vendrían los recuerdos de lo que hemos dejado de hacer, aquellas buenas dediciones que nunca tomamos, aquellas acciones que se quedaron solo en nuestra mente. Los cambios que pospusimos por una y mis absurdas razones, serían las últimas horas de nuestra vida muy angustiosas, porque ya no habría el mañana para posponer para otro día todo.!! Pero gracias a Dios el telegrama aún no llega y te invito en que de esta reflexión saques una gran lista de aquello que necesitan ponerle empeño para el próximo año. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 104 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Revisar el pasado no es para atormentarnos, para culparnos, debe ser para aprender de lo que pudimos haber logrado y no lo conseguimos, entonces hay que tomar las lecciones del pasado para afinar las acciones del futuro. Hay mucha gente que llora el día 31, espero que lloremos tu y yo pero de felicidad de lograr lo propuesto, seamos valientes de ponernos metas y felices en la victoria, sal de la zona de comodidad, la vida espera a que aportes por lo que as nacido ¿qué esperas?. De deseos y de esperanzas no vivimos los seres humanos, Si tú piensas que este año que comienza será peor, de seguro así lo será; si esperas que el próximo año creando una expectativa para donde quieres llegar, de seguro estos 365 días del próximo año, se convertirán en una carretera para el logro. ¿Cuántas veces en los últimos 10 años en realidad estaba el 1 de Enero una clara expectativa de a donde dirigirte? ¿Cuántas veces te lamentaste de no haber llegado al lugar que no te habías propuesto? Que este año tus expectativas sean positivas ya que te recuerdo que lo semejante atrae a lo semejante. ¿Tienes un plan para el ano próximo? ¿Tienes una meta, un objetivo? ¿A donde quiere estar, ó lograr al 31 de Diciembre del año siguiente? ¿Quién quiere llegar a ser a fin del próximo año? Piensa en la siguiente premisa: Si sigues haciendo lo que estas haciendo el día de hoy ¿a dónde vas a llegar?, esto es si sigues haciendo los mismos hábitos lograras los mismo resultados, si el resultado es satisfactorio, sigue adelante, sino he aquí la gran oportunidad de plantear un cambio a laguna ó algunas de nuestras acciones en el trabajo, la familia, las relaciones alrededor de uno ó para sentirme mejor conmigo mismo. Aquí la reflexión es muy sencilla todos aquellos aspectos de su vida que haya una diferencia entre lo que deseáramos que fuera y la realidad es candidato a un cambio para lograrlo. Hagamos el siguiente ejercicio: Como titulo de la hoja escriba. “Objetivos” Ahora divida una hoja en 5 columnas, y escribe como título de cada una los siguientes conceptos: trabajo, pareja, familia, social y en la última “yo” como rol de vida. Estos son los 5 principales roles básicos comunes a todos en nuestra vida. Ahora anote en cada uno de ellos anote el objetivo principal a lograr durante el siguiente año. 1) Trabajo Si usted es empresario sus objetivos estarán enmarcados en cuanto a las ventas, las utilidades, en cuanto a la productividad misma de su organización. Si usted es empleado sus objetivos estarán basados a los logros básicos de su puesto, identifique de todas sus responsabilidades 3 metas que tienes que lograr para tú puesto actual, esta claridad nos permite establecer objetivamente la meta y por lo tanto ir directamente a los resultados que la organización espera de mí. Pregúntese: ¿El trabajo que estoy realizando me deja satisfecho?, ¿Qué desearía realizar dentro de mí trabajo? Si usted quiere hacer un cambio en su trabajo, no lo espere ¡provóquelo! Usted mismo, salga al encuentro de ese cambio para que realmente sea usted candidato al ascenso. ¿quiere hacer un cambio en su organización, quiere ascender de puesto?, ¿quiere percibir un salario superior? Usted mismo tiene la respuesta, es decir esta en sus manos lograrlo: He aquí un consejo: Resuelva todos los problemas que tiene en su responsabilidad actual e inmediatamente pida que le asignen más esto demostrara que tú eres una gente de soluciones, que estas ahí para aportar realmente valor y no para crear problemas. El hombre más valioso en una organización es aquel que aporta su talento para hacer crecer a su organización. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 105 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Piense que cambios desearía hacer en su trabajo, cómo lo podría hacer más eficientemente, como lo podría agilizar, esas iniciativas y sugerencias no la plantee las plantea en forma de quejas, ¡hágalas!, es decir: involúcrese en mejorar sustancialmente las actividades diarias. Si sigues dando lo que ha dado tradicionalmente no esperes que le paguen más que lo que le han pagado tradicionalmente. Sencillamente le seguirán pagando lo mismo, porque sigue haciendo exactamente lo mismo durante los últimos años. ¿Quiere progresar? Provoque el progreso. ¿Quiere el cambio? Provoque el cambio, pero por favor no se quede sentado con los brazos cruzados esperando que le avisen que lo han ascendido de puesto ó que ahora gana más. Provóquese usted el cambio. Enfréntese a objetivos claros y muy precisos. Todo aquello que se puede medir se puede lograr no se le olvide cuantificar su cambio, tiene que plantearte objetivos muy concretos para que pueda medirlos y por lo tanto reportar progreso que puedan ser perfectamente cuantificado; si usted es almacenista, cuántos pedidos puede surtir por hora; si usted esta en contabilidad, mida el cumplimiento de los reportes y cuentas de contabilidad que hay que presentar en que fecha y en que hora y con qué calidad de análisis; si esta en ventas, cuantos pedidos puede cerrar en una semana, etc.... El mensaje es agréguele unidades a sus objetivos en costo, tiempo, distancia, calidad ó cantidad que le permitan medir realmente lo que usted esta logrando. Piensa que te están pagando un sueldo para resolver los problemas no para reportarlos, menos para generarlos. Las estadísticas en diversos estudios demuestran que solamente menos de 1% de personas en una organización reporta soluciones a los problemas existentes, y 99 % reporta problemas. La persona que se convierte en un ser indispensable en la organización es aquel que está proponiendo soluciones y llevándolo a acciones. Te recuerdo que la ceguera de taller en las empresas en donde muchos errores se han convertido en malos hábitos porque siempre así se ha hecho. Los hábitos dentro de una organización no se limitan a institucionalizar los errores, los hábitos de falta de servicio, falta de atención a un cliente, que nadie contesta los teléfonos, de jinetearse el dinero de los proveedores, hábitos de juntitis, de emailitis, de soportar la costumbre un lugar de trabajo sucio descuidado, baños desaseados, es un hábito que nadie esta en su lugar, es un habito que haya personas de mal humor, a tratar mal a los clientes, es un habito acostumbrarnos a las deficiencias de la organización en general; pero como así ha estado durante muchos años, pues se continua haciéndolo, cuando tú provocas un cambio en la organización, rompiendo las reglas, inmediatamente hay más de uno que se siente agredido porque el cambio rompe las costumbres. Las empresas están constituidas por el recurso más importante: el factor humano, entonces la empresa más importante somos nosotros mismos, si las empresas planean su futuro todos los años, con mayor razón los seres humanos debemos ocuparnos de la empresa más importante que tenemos: “Nuestra propia vida”, esto merece una pausa, un tiempo y un espacio para que nos sentemos a reflexionar seriamente cuál es verdaderamente el objetivo que andamos buscando en nuestras vidas, lo más triste en el ser humano es el “vacío existencial”, es decir esa persona que no sabe a donde va, para qué vive, con los años viven sin dirección ni metas y llega un día el momento de reflexión de pecados de omisión, de lo que pude haber logrado, pudo haberlo echo y no lo hice. Es fundamental que para anotar goles se requiere saber donde esta la portería, se requiere una meta. Algo entonces que debe preocuparnos es saber exactamente que goles queremos anotar que metas queremos lograr en la vida. Es simple, en esta vida uno se alinea para Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 106 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito ser triunfador ó para ser perdedor y creo que vale alinearse con los triunfadores, es decir buscar metas y objetivos lo suficientemente ambiciosos que nos permitan desarrollar todo nuestro talento y que nos exijan realmente a nosotros mismos todo lo que podemos darnos. Pregúntese: ¿Realmente Ud. ha dado TODO lo que puede dar?, realmente esta usted en el límite de sus capacidades? ¿realmente ha extraído de usted mismo toda su potencialidad, toda la fuerza que de usted puede emanar?. Esto es fundamental ya que afortunadamente tenemos una potencialidad extraordinaria pero poco entendida y asimilada, pero sobre todo ese reto tan importante que debemos tener todos los seres humanos para sacar lo mejor de nosotros mismos. El año próximo, como todos los años se presenta con sus retos, con sus complicaciones con sus grandes desafíos, pero lo más importante es nuestra actitud mental. Una actitud mental de ser una persona capaz de buscar respuestas, a buscar soluciones, cambios y sobre todo a buscar resultados, se confunde normalmente la actividad con el resultado, no se trata de trabajar más, se trata de trabajar mejor que es diferente. Triunfar no es lo más importante “ES LO UNICO”. No hay alternativa Ud. tiene que levantarse cada día con una mentalidad de lograr sus triunfos y sus metas a pesar de....... Deseche el mal nacional de la excusitis, que tan bien nos ha funcionado para ser mediocres, para ser grises, para estar a la mitad del camino, debe ya de terminar. Empiece por favor a pensar que lo importante es obtener resultados positivos. Pregúntese: Para el siguiente año ¿cuál es su objetivo?, ¿está dispuesto a pagarle la colegiatura a la vida para lograr los resultados que desea? Porque es obvio que todos deseamos vivir mejor, todos deseamos tener menos problemas, ganar más dinero, estar mejor de lo que vivimos actualmente, pero muy muy pocos están dispuestos a pagar el costo para vivir mejor, para lograr ascender, para lograr todo lo que deseamos y para esto se requiere agallas, esfuerzos, la decisión y una ambición bien cimentada para lograr esos cambios en la vida. Los jóvenes tiene la cultura de la esperanza, del mañana y por desgracia en el presente no hacen nada, están esperando que mañana la vide les regale todo; los viejos desafortunadamente viven en la nostalgia y en el pecado de omisión, en todo lo que pudieron haber hecho en el pasado y no se atrevieron a hacer. La verdadera virilidad, el verdadero desafió del ser humano esta precisamente en enfrentar a su vida, enfrentar el día de hoy en una lucha decisiva con la conciencia de Ud. es el único responsable de lo que haga ó deje de hacer y de los resultados que va a producir. No se sorprenda de que lo den de baja en la empresa, que lo promuevan hacia abajo, no hacia arriba, y Ud. piense que injusta es la vida, y envidie la suerte de otros que les ha ido bien; pero piense que aquellos que les ha ido bien tuvieron que pagarle la colegiatura a la vida y esforzarse para lograr lo que deseaban lograr. Siembre ambiciones decídase a lograr el día de hoy a entregarse con todas sus fuerzas, con toda su voluntad y toda su pasión, le puedo asegurar que lo que va a lograr son los resultados de la calidad de sus acciones que el día de hoy deba de sembrar. El tener por escrito sus metas para el próximo año a nivel empresarial o personal es un factor para el logro de estas. 2) Metas de pareja. Es fundamental estructurar con nuestra pareja preguntarnos ¿cuál es el objetivo de que estemos casados durante el año proximo? Todos buscamos a nivel pareja la felicidad, Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 107 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito pregúntense sinceramente ¿estoy produciendo la felicidad de mi pareja? ¿realmente somos una pareja satisfecha? ¿estamos produciendo el ambiente de la realización personal? Si se caso para compartir la vida, ¿ya planearon que vida quieren como pareja para el próximo año?. 3) La familia A nivel familia, ¿cuál es su calidad de relación familiar en su entorno?, ¿qué espera desarrollar en su familia?, ¿qué desea impulsar a sus seres queridos?, desarrollar sus potencialidades, apoyar su desarrollo, heredar valores, formar ciudadanos de bien para este país. ¿Que familia tiene usted? Incluya en sus objetivos mejor comunicación, mayor integración, respeto, convivencia de calidad, la frecuencia de estar juntos, etc.... No olvide que es también muy importante comer con sus hijos acariciarlos, demostrarles afecto, escucharlos, convivir con ellos. 4) Metas sociales. ¿Qué tan buen amigo es Ud.? Nos agrada tener amigos leales y sinceros, ¿usted lo es con ellos? ¿Ud. es un amigo que apoya, que impulsa, estimula, a las personas que están cerca de usted?. Fije sus objetivos sociales, que es parte integral del ser humano. 5) Yo Mismo. Su salud personal, su espiritualidad, sus emociones y conocimientos, las habilidades personales que desea desarrollar, su equilibrio psíquico, es decir todo aquello que conforma su “yo mismo”. ¿Cuáles son sus objetivos con usted mismo? ¿quiere mejor salud?, ¿quiere una mejor condición física?, ¿una mejor figura estética?, es decir ¿qué piensa lograr con usted mismo? Plantéese estos 5 grandes renglones y le aseguro que empezará a tener un plan de vida para desarrollarse integralmente, el hombre no solamente es trabajo, familia ó pareja; el hombre es una integridad, en estos 5 campos debemos obtener precisamente un equilibrio y un desarrollo. Los grandes triunfadores en el trabajo son grandes fracasados en la familia ó a nivel pareja, lo importante es ser triunfador en todos los campos de la vida. Los estudios de hombres de negocio exitosos, demostró que los mejor pagados son aquellos que llevan mejor el equilibrio de sus 5 roles en una proporción bastante bien equilibrada. La forma más simplista de llevar a cabo un plan de superación extraordinario es póngales acción a su compromiso de matas, revíselo al menos una vez al mes y corrija las desviaciones que encuentre, le aseguro que terminara el siguiente año muy renovado y triunfador con la persona más importante ....... Usted. ¿Acaso Ud. no lo vale? Decídase a ser mejor, la acción es el mejor antídoto para la indecisión y el miedo. No espere para mañana Hágalo HOY y no piense en el 31 de diciembre del año próximo para lograrlo, mejor piense “Solo por Hoy” Solo por Hoy. Solo por Hoy seré feliz, la felicidad es un asunto interior y no viene de fuera. Solo por Hoy trataré de ajustarme a lo que es y no trataré de ajustar todas las cosas a mis propios deseos. Solo por Hoy aceptaré a mi familia, mis negocios, y la causalidad como son y procurare armonizar con todo ello. Solo por Hoy cuidaré de mi organismo, lo ejercitaré, lo atenderé, alimentare, no abusaré de él, ni lo abandonaré, procurando que sea una máquina perfecta para mis cosas. El verdadero gozo de la vida es emplearse en un propósito que uno reconozca como Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 108 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito grande, ser una fuerza de la naturaleza en lugar de un montoncito de miserias y lamentos acerca que el mundo no se dedica a ser de uno feliz. Cuando muera quiero haberme consumido del todo, porque mientras más duro trabaje más habré vivido. Me gusta la vida por sí misma, la vida no es ningún fugaz chispazo, para mí es una especie de espléndida antorcha que por ahora yo llevo en la mano y quiero que arda con el mayor brillo posible antes de pasarla a las nuevas generaciones. Solo por Hoy trataré de vigorizar mi espíritu, aprenderé algo útil, no seré un haragán mental, leeré algo que requiera esfuerzo, meditación y concentración. Solo por Hoy ejercitaré mi alma de tres modos, haré un bien por alguien sin que lo descubra, y haré dos cosas que no me agraden hacer, solo por ejercitarme. Solo por Hoy seré agradable y tendré el mejor aspecto posible, me vestiré con la mejor corrección a mi alcance , hablaré en voz baja, me mostraré cortes, seré generoso en la alabanza, no criticaré a nadie, no encontraré defectos en nada y no intentaré dirigir ni enmendar los planes del prójimo. Solo por hoy trataré de vivir únicamente éste día sin abordar a la vez todo el problema de mi vida, puedo hacer en doce horas cosas que me espantarían si tuviera que seguir haciéndolas toda mi vida. Solo por Hoy tendré un programa, consignare por escrito de lo que espero hacer acerca cada día, quizás no siga exactamente el programa pero eliminaré dos plagas: la prisa y la indecisión. Solo por Hoy tendré media hora tranquila de soledad y descanso, en esa media hora pensare a veces en lo divino a fin de conseguir una mayor perspectiva para mí vida. Solo por Hoy no tendré miedo, y especialmente no tendré miedo a ser feliz, de disfrutar lo bello, de amar y de creer que los que amo me aman. Te deseo de todo corazón que ésta reflexión traiga a tu vida la luz que necesitas para “¡Vivir con Pasión!” 113 Año nuevo… ¿Un nuevo comienzo? “Los sueños se hacen realidad cuando tenemos la convicción interna para guiarnos, la pasión para emocionarnos y la disciplina para ejecutar Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 109 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito las acciones precisas” Takumi Una de las mayores bendiciones que puedo tener como humano es saber que puedo cambiar y que cualquier cosa que haya hecho no determina mi vida, ya que sólo lo que decido hoy es lo que está creando mi verdadero futuro. No soy una entidad fija y determinada por lo que he vivido o hecho, sino que soy un mundo de posibilidades cambiantes en mí mismo y ¡todo el tiempo puedo elegir un nuevo comienzo! Y así, efectivamente cambiar. Esto lo dije para mí y para ti. Es para todos los humanos. Nada en la vida de una persona es forzosamente para siempre, nada, el hábito más arraigado termina cediendo ante el deseo más ardiente y ferviente por cambiar. Pero solo se necesita precisamente eso: saber que puedes cambiar en todo momento mediante un deseo ardiente o ferviente por lograrlo, es decir, pasión por cambiar. En el taller de autoestima, se trata de pasión por despertar y ver más luz, comprender más, perdonar más, o en una palabra: saber amar más. Ese es mi objetivo durante este año que esta por iniciar. Y quizá de esta manera se pueda inspirar a más personas alrededor de los que han seguido este taller. Te envío un abrazo con mucho cariño y en él mis mayores felicitaciones por haber llegado a este otro año juntos. Ni tú ni yo sabemos cuánto tiempo durará nuestra experiencia como humanos, ni tú ni yo sabemos cuánto tiempo viviremos aquí en la Tierra, y por ello, me llega a emocionar que podamos convivir otro rato todavía. ¡Es maravilloso estar vivos! Es emocionante la experiencia de ser humano. Y sé que cada vez que estamos por iniciar un nuevo año, como hoy, existe en la mente y corazón de miles de personas el deseo de cambiar algo. Queremos mejorar nuestra salud, optimizar alguna habilidad determinada, innovar algo en nuestra personalidad, conocer nuevas dimensiones de nuestro ser, en fin. Los clásicos propósitos de año nuevo. Sin embargo, cuando digo año “nuevo” me atrevo a preguntar si efectivamente será esto garantía de un nuevo comienzo. Yo creo que no. Si decides hacer algo nuevo con tu vida este año, entonces y sólo hasta entonces sí será un nuevo comienzo, entonces sí será un año nuevo para ti. Si continúas viviendo de la manera en que siempre lo has hecho, es decir, si te mantienes en el mismo estado de conciencia con sus iguales comportamientos ¿dónde está lo nuevo? Si tú no tomas la determinación de hacer algo verdaderamente nuevo en tu vida, o sea, si no decides entrar y conocer un nuevo estado de conciencia, no habrá diferencia alguna entre la semana pasada y la que entra, ni siquiera entre ayer y hoy, ni siquiera entre hace un minuto y este. Nada es nuevo si nosotros no elevamos nuestro estado de conciencia precisamente a una nueva forma de pensar desde donde emprendemos el entonces verdaderamente nuevo comienzo incluso recorriendo el mismo camino. Como te dije al principio, es una bendición de Dios saber que podemos cambiar. “Cambiar” hoy lo interpreto como la bendición de podernos conocer cada vez más a nosotros mismos, ¡eso es el verdadero cambio, eso es el verdadero nuevo comienzo! Tal vez por eso vivamos en ciclos, para que cada año (cada ciclo), se nos de la oportunidad de volver a empezar pero no tan solo el ciclo, sino la forma de vivirlo, ¡eso es lo verdadera y apasionadamente nuevo! Un auténtico nuevo comienzo solo puede ser mediante una Nueva Conciencia. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 110 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Insisto, es interesante que, como ciclo, puede tratarse del mismo camino, ¡pero recorrido de una forma tan diferente! Puede tratarse del mismo trabajo, del mismo cuerpo, del mismo jefe, del mismo ambiente, del mismo dinero, de la misma casa, de la misma ropa, del mismo auto, de la misma dinámica familiar, del mismo clima, de las mismas vacaciones, de la misma escuela, del mismo mundo, de la misma pareja, de ti mismo, ¡pero todos ellos vividos de una manera tan distinta! Esa es la oportunidad de un nuevo comienzo en cada ciclo que se repite: tu Nueva Conciencia de ti mismo, de los demás, de las cosas y del mundo entero. Todo afuera es exactamente igual, idéntico. Pero solo puedes alcanzar a ver algo nuevo afuera si el que cambia eres tú en tu corazón, lugar donde hoy sé que radica el núcleo de una forma de pensar y sentir en tu corazón. En determinado estado de conciencia (uno muy primitivo, por cierto) la gente cuando escucha la palabra “conciencia” la asocia con la mente, con la cabeza o el cerebro. Pero cuando elevas tu estado de conciencia, alcanzas a entender que “conciencia” está en todo tu ser, de hecho lo es todo. Lo “nuevo” lo llevamos dentro y solo está aguardando para que lo dejes salir y te sorprenda y lo disfrutes. ¿Cómo dejar salir lo nuevo? Respuesta: ¡Cree en ti! Cree que puedes y podrás. Creer es crear. Creer en ti es crearte porque creer en ti es conocer a Dios, el Creador. Afirmo: sí puedes cambiar. ¡Claro que puedes! Claro que puedes conocer más de ti mismo al encontrar tu espiritualidad, claro que puedes incrementar tus conocimientos, claro que puedes mejorar tu figura, claro que sí puedes adquirir nuevos y más sanos hábitos de vida, claro que sí puedes vivir más en paz, claro que sí, por supuesto que sí puedes conocer a Dios sin necesidad de morir. Claro que puedes. Y lo afirmo porque otros, al igual que yo, hemos podido y con ello aparece la posibilidad presentada al mundo para que cualquiera otro lo logre. ¿Quieres un año nuevo, pero verdaderamente nuevo? Entonces HAZ algo nuevo con tu vida elevándote a una Nueva Conciencia, genera desde tu corazón un nuevo comienzo. ¿Y sabes cómo puedes convencerte totalmente de que puedes generarlo? Respuesta: Cree en ti, y siente muy profunda y sinceramente que lo mereces. Para apoyarte a hacer algo nuevo este año que esta por comenzar, te propongo que realices el siguiente ejercicio. VISIÓN 2007 Una de las mejores formas de crear los propósitos de año nuevo es tomar unos marcadores o creyones de colores y en una hoja blanca dibujar en el centro un símbolo que nos represente (retrato, un vegetal, un mineral, un animal o cualquier objeto). Debajo o alrededor de esta figura, escribe tu nombre bien resaltado y el texto: “Visión 2007”. Partiendo de esta figura central, dibuja unas ramas o líneas gruesas, una de cada color para cada una de las dimensiones siguientes: 1. Claves: escribe aquí cuáles son los principios o valores que van a guiarte durante este nuevo año. Por ejemplo: amor, calidad y humildad pueden ser los valores de un hombre de negocios que desea amar más y mejor a su gente en la casa y la empresa; desea generar todas sus acciones cumpliendo y excediendo sus estándares y los de sus clientes internos/externos; y espera actuar con humildad para controlar su ego en su interactuar diario. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 111 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 2. Intelectual: escribe aquí todas tus metas relacionadas con el desarrollo de tu intelecto. Ejemplos: escribir un libro, hacer un doctorado, hacer un curso de filosofía, diseñar un taller de finanzas, conversar mensualmente con una persona interesante, leer libros o revistas con una frecuencia determinada. 3. Emocional: escribe aquí lo referente a tus deseos emocionales. Ejemplos: pasar más y mejor tiempo con mi esposa, levantarme más temprano y jugar con mis hijos en la cama antes de levantarlos para ir al colegio, realizar una reunión de toda la familia en una hacienda, hacer una reunión de ex-alumnos de bachillerato o aprender a expresar mejor mis sentimientos con inteligencia emocional. 4. Físico: escribe qué cosas deseas obtener en la dimensión física, como por ejemplo: reducir la barriguita, dejar de comer carne roja, dejar de fumar, practicar Tai Chi Chuan o la actividad que decidas, caminar o correr todas las mañanas con un amigo, hacerse el chequeo médico que está pendiente desde hace tres años. 5. Espiritual: en esta dimensión se registran las acciones para elevar o mejorar nuestro espíritu, sin distingo de fe o creencias. Ejemplos: meditar u orar todos los días, asistir a un retiro espiritual solo o con la familia, perdonar a fulanito, expresarle perdón a menganita, apadrinar a un niño de la calle y ser su coach personal, entre otros. 6. Material: en esta rama escribe las cosas materiales como dinero (cantidad y frecuencia), artículos personales, equipos electrónicos, casa, carro, libros, etc. 7. Locuras: esta dimensión es para escribir lo sueños o deseos más locos que tengas y que puedan dar aliciente a tu año. Ejemplos: saltar en bongi, volar en ala delta, bucear en alguna isla del Mar caribe, nadar con delfines, ir al Amazonas, pintar un graffiti ecológico con los niños del colegio de tus hijos, y cualquier cosa que se te ocurra. 8. Fortalezas: las tres cosas o aspectos más fuertes que debes mantener para alcanzar lo que anhelas. 9. Oportunidades de mejora (ODMs): los tres aspectos que debes cambiar o de lo contrario generarás conflictos o momentos difíciles innecesarios. 10. Gracias: esta rama la dejarás en blanco e irás escribiendo el nombre, teléfono o e-mail de cada persona a la que debas agradecerle algo durante el 2006. Añade gráficos, dibujos, fotos, recortes de revistas o periódicos a cada una de las metas en cada una de las ramas y saca cinco (5) fotocopias a colores de este mapa Visión 2007 y pégalas en tu closet, espejo del baño, escritorio, tablero del carro y reduce una para tu agenda. Revísalas diariamente y ve marcando con un resaltador las que vaya logrando. Será una gran ayuda práctica para un inicio y desarrollo fluido del año. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 112 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito PENSAMIENTO: La manera como pensamos... ...causa la manera como nos sentimos. . . ...y la manera como nos sentimos. . . ...causa la manera como vibramos... ...y la manera como vibramos. . . ...es como atraemos!!! Que tu vida se colme de bendiciones, las que tú mismo permitas que lleguen a ti. Que tu experiencia como humano sea de una gran emoción por existir, misma que surge de tus hallazgos por descubrir quién eres en verdad mediante una Nueva Conciencia de ti mismo. Con cada paso que des en tu propio auto-descubrimiento, siempre será una nueva oportunidad de encontrar la ¡pasión por vivir! Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 113 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 114 Rompiendo las Barreras Que nos Detienen "El problema no es que no se puede ver la solución generalmente, no se puede ver cual es el problema" -Chesterton. Necesitamos saber qué pasa en nuestro interior para poder saber qué tenemos que dejar marchar. En lugar de ocultar nuestro dolor podemos liberarlo totalmente. Comprender los obstáculos que nos traban Las pautas de odio a uno mismo, de culpa y de autocrítica elevan los niveles de estrés y debilitan el sistema inmunológico. Ahora que sabemos algo más sobre el poder que hay en nuestro interior, echemos una mirada a lo que nos impide emplearlo. Pienso que casi todos tenemos barreras de uno u otro tipo. Incluso cuando trabajamos muchísimo en nosotros mismos y despejamos los obstáculos, siguen apareciendo nuevas barreras. Muchas personas se encuentran tantos defectos que llegan a creer que no valen lo suficiente y que nunca lo lograrán. Lógicamente, si encontramos cosas malas en nosotros, también las encontraremos en los demás. Si aún continuamos diciendo: “No puedo hacer eso porque mi madre me dijo..., o mi padre me dijo...”, eso quiere decir que todavía no hemos crecido. De modo que ahora necesitas eliminar las barreras, y tal vez aprender algo diferente, algo que aún no sabes. Tal vez alguna frase que encuentres en este libro te sirva para poner en marcha un nuevo pensamiento. ¿Te imaginas lo maravilloso que sería que cada día aprendieras una idea nueva que te ayudara a dejar atrás el pasado y a crear armonía en tu vida? Cuando tomes conciencia y comprendas el proceso individual de la vida sabrás qué dirección tomar. Si empleas tus energías en conocerte a ti mismo, finalmente verás qué problemas y asuntos necesitas disolver. Todos tenemos desafíos en la vida. Todo el mundo. Nadie pasa por la vida sin encontrárselos; si no fuera así, ¿qué objeto tendría venir a esta escuela particular llamada Tierra? Algunos tienen los desafíos de la salud, otros los de las relaciones, los de la profesión o los económicos. Algunos tenemos desafíos en todas estas áreas, en mayor o menor grado. Creo que uno de los mayores problemas consiste en que muchos de nosotros no tenemos la menor idea de qué es lo que necesitamos dejar atrás. Sabemos lo que no funciona y sabemos lo que deseamos, pero no sabemos qué es lo que nos mantiene Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 114 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito estancados. Así pues, dediquemos el tiempo necesario a echar un vistazo a los obstáculos que nos traban. Tómate un momento para pensar en tus propias pautas de comportamiento, en tus problemas y en las cosas que te traban, y observa en cuál de estas categorías entran: crítica, temor, culpa o resentimiento. A estas categorías yo las llamo Las Cuatro Grandes, ¿Cuál es tú predilecta? La mía es una combinación de crítica y resentimiento. Tal vez la tuya también sea una combinación de dos o tres. ¿Es temor lo que siempre surge? ¿O es la culpa? ¿Eres muy crítico o rencoroso? Permíteme que te diga que el rencor es rabia acumulada. De modo que si crees que no te está permitido expresar la rabia que sientes, entonces es que has acumulado muchísimo rencor. No podemos negar nuestros sentimientos. No podemos ignorarlos cómodamente. Cuando me diagnosticaron el cáncer, tuve que mirarme con toda claridad. Tuve que admitir algunas tonterías sobre mí que no deseaba admitir. Por ejemplo, que yo era una persona muy rencorosa y llevaba en mi interior una enorme amargura por el pasado. Un día pensé, ya no tienes tiempo para continuar permitiéndote eso. Tienes que cambiar, de verdad.» O, como lo expresa Peter Mc Williams: “Ya no puedes permitirte el lujo de tener ni un solo pensamiento negativo”. Tus experiencias siempre reflejan tus creencias internas. Literalmente, puedes mirar tus experiencias y determinar cuáles son tus creencias. Puede que resulte algo inquietante o perturbador hacerlo, pero si observas a las personas con quienes te relacionas, verás que todas ellas reflejan alguna creencia que tienes acerca de ti mismo. Si continuamente te critican en el trabajo, esto probablemente se deba a que eres crítico contigo mismo o a que alguno de tus padres te criticaba cuando eras pequeño. Todo lo que nos sucede en la vida refleja lo que somos. Cuando sucede algo que no nos resulta agradable o cómodo, tenemos la oportunidad de mirar dentro de nosotros y decir: «¿De qué forma contribuyo a crear esta experiencia? ¿Qué hay dentro de mí que piensa que me merezco esto?». Todos tenemos pautas de comportamiento que se iniciaron en la familia, de modo que es muy fácil echar la culpa a nuestros padres, nuestra infancia o nuestro entorno, pero eso nos mantiene estancados. No nos liberamos así, seguimos siendo víctimas y perpetuamos los mismos problemas de siempre, que siguen y siguen repitiéndose continuamente. De manera que en realidad no importa lo que alguien nos hiciera o nos enseñara en el pasado. Hoy es un nuevo día. Ahora estamos al mando. Ahora es el momento de crear el futuro en nuestra vida y en nuestro mundo. Tampoco importa lo que yo diga, porque sólo tú puedes hacer el trabajo. Únicamente tú puedes cambiar tu forma de pensar, de sentir y de actuar. Yo sólo digo que puedes hacerlo. Categóricamente, puedes hacerlo, porque tienes un Poder Superior dentro de ti que te ayudará a liberarte de esas pautas si tú se lo permites. Puedes recordarte a ti mismo que cuando eras un bebé te amabas tal como eras. No hay ningún bebé que critique su cuerpo y piense: «Oh, tengo las caderas demasiado anchas». Los bebés están encantados y entusiasmados por el solo hecho de tener cuerpo. Expresan sus sentimientos. Cuando un bebé está contento tú lo notas, y cuando está enfadado se entera todo el vecindario. Los bebés jamás tienen miedo de que la gente se entere de cómo se sienten. Viven en el momento. Tú fuiste así en una época. A medida que crecías, escuchabas a las personas que te rodeaban y de ellas aprendiste el miedo, la crítica y la culpa. Si te criaste en una Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 115 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito familia en la que la crítica era la norma, entonces debes ser un adulto crítico. Si te criaste en una familia en la que no estaba permitido manifestar el enojo, entonces probablemente te aterra enfrentarte a los demás y mostrar rabia, y te la tragas y la acumulas en el cuerpo. Si te criaste en una familia en la que todos estaban manipulados por los sentimientos de culpabilidad, entonces lo más probable es que sigas siendo igual de adulto. Posiblemente eres una persona que se pasa la vida diciendo «Lo siento», y jamás se atreve a pedir algo directamente. Tienes la sensación de que para obtener lo que deseas tendrías que manipular. Cuando crecemos comenzamos a captar estas falsas ideas y perdemos contacto con nuestra sabiduría interior. Por lo tanto, necesitamos realmente liberar esas ideas y volver a la pureza del espíritu, donde de verdad nos amamos a nosotros mismos. Necesitamos reinstaurar la maravillosa inocencia de la vida y la alegría de existir momento a momento, la misma alegría que siente el bebé en su feliz estado de maravillado asombro. Piensa en lo que deseas que se haga realidad. Decláralo en afirmaciones positivas, no negativas. Ahora, ve al espejo y repite tus afirmaciones. Observa qué obstáculos se interponen en tu camino. Cuando empieces a hacer una afirmación del tipo «Me amo y me apruebo», presta atención a los mensajes negativos que surjan, porque al identificarlos se transforman en los tesoros que te abrirán la puerta hacia la libertad. Generalmente el tema de los mensajes es uno u otro de los cuatro que mencioné anteriormente: crítica, temor, culpa o resentimiento Y lo más probable es que aprendieras esos mensajes de personas de tu pasado. Algunas personas han elegido tareas bien difíciles de realizar en esta vida, pero yo creo firmemente que en realidad vinimos aquí a amarnos a nosotros mismos a pesar de lo que los demás digan o hagan. Siempre podemos superar las limitaciones de nuestros padres y amigos. Si fuiste una niña buena o un niño bueno, aprendiste la forma limitada de mirar la vida que tenían tus padres. Tú no eres una mala persona. Eras el hijo o la hija ideal. Aprendiste exactamente lo que tus padres te enseñaron. Y ahora que eres adulto, sigues haciendo lo mismo. ¿Cuántos de ustedes repiten lo mismo que solían decirte tus padres? ¡Felicitaciones! Ellos fueron excelentes maestros y tú excelente alumno, pero ahora ya es hora de que comencemos a pensar por ustedes mismos. Es probable que muchas personas sientan resistencia al mirarse al espejo y repetir las afirmaciones. Sin embargo, la resistencia es el primer paso hacia el cambio, muchos deseamos que cambie nuestra vida, pero cuando se nos dice que tenemos que hacer algo diferente contestamos: « ¿Quién, yo? No quiero hacer eso». Puede que Otros experimenten sentimientos de desesperación. Muchas veces, cuando uno se mira al espejo y dice «Te amo», el pequeño niño interior responde: «¿Dónde habías estado todo este tiempo? He estado esperando que te fijaras en mí». Entonces a uno le invade una oleada de tristeza porque ha rechazado al pequeño durante mucho, mucho tiempo. Mucha gente, más de la que imaginamos ha tenido experiencias dolorosas ó traumantes, de muy diversas formas y grados que en el presente se reflejan como miedos, para poder sanarlas y liberarlas, primero tenemos que admitirlo. Necesitamos un espacio de seguridad en donde poder trabajar con estos sentimientos. Una vez hemos dejado salir la rabia, el dolor y la vergüenza, podemos pasar al espacio en donde podemos amarnos a Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 116 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito nosotros mismos. Sea cual fuere el problema en que estemos trabajando, es necesario que recordemos que los sentimientos que surgen son sólo eso, sentimientos. Ya no estamos viviendo la experiencia. Necesitamos trabajar para lograr que el niño o la niña interior se sienta a salvo. Es preciso que nos demos las gracias por haber tenido el valor de sobrevivir a esa experiencia. Los actos violentos siempre proceden de personas que también fueron tratadas con violencia. Todos necesitamos sanar. Cuando aprendamos a amarnos y a apreciarnos tal como somos, ya no haremos daño a nadie. Acabemos con las críticas En lo relativo al tema de la crítica, normalmente nos pasamos la vida criticándonos por las mismas cosas, una y otra vez. ¿Cuándo vamos a despertar y comprender que la crítica no sirve de nada? Ensayemos otra táctica. Aprobémonos tal como somos en este preciso momento. Las personas dadas a criticar, también suelen atraer muchas críticas, porque ésa es su pauta: criticar. Lo que damos, lo recibimos de vuelta. Puede que también necesiten ser perfectas en todo momento. ¿Quién es perfecto? ¿Has conocido a alguien perfecto? Yo no. Cuando nos quejamos de otra persona, en realidad nos estamos quejando de algún aspecto de nosotros mismos. Entiendo que personas que critican vivieron en ambientes de critica que trajo a su vez problemas de una baja autoestima y marcas en el autoconcepto de sentimientos de inferioridad, entonces trabajar sobre la crítica, también trabajamos sobre nuestro propio valor. Todas las personas son un reflejo de nosotros mismos, y lo que vemos en los demás, también lo vemos en nosotros. Muchas veces nos sucede que no queremos aceptar algunos aspectos de nuestra forma de ser. Nos maltratamos con alcohol, drogas o cigarrillos, o comiendo en exceso o de cualquier otra manera. Son formas de castigarnos por no ser perfectos; pero, ¿ser perfectos para quién? ¿Las exigencias y expectativas de quién queremos satisfacer? Decídete a dejar atrás eso. Sencillamente «sé». Descubrirás que eres una persona maravillosa tal como eres en este mismo momento. Si siempre has sido una persona crítica que ve la vida con ojos muy negativos, te va a llevar tiempo dar un giro completo para amar y aceptar más. Aprenderás a tener paciencia contigo mismo a medida que te ejercites en eliminar la crítica, que sólo es un hábito, no la realidad de tu ser. ¿Te imaginas lo maravilloso que sería que pudieras vivir sin que jamás nadie te criticara? Te sentirías totalmente a gusto, cómodo. Cada mañana sería un hermoso nuevo día porque todo el mundo te amaría y aceptaría y nadie te criticaría ni te despreciaría. Tú te puedes proporcionar esa felicidad acogiendo y aceptando las cosas que hacen de ti un ser único y especial. La experiencia de vivir contigo mismo puede ser la experiencia más maravillosa que puedas imaginar. Al despertar por la mañana, siente la alegría de pasar otro día contigo. Cuando te ames verdaderamente a ti mismo, despertarás lo mejor que hay en ti. No quiero decir con eso que serás mejor de lo que eres ahora, porque eso equivaldría a suponer que ahora no eres tan buena persona. Pero sí descubrirás formas más positivas de satisfacer tus necesidades y de expresar con más plenitud lo que realmente eres. La culpa nos hace sentir inferiores Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 117 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Muchas veces los demás nos envían mensajes negativos porque ésa es la manera más fácil de manipulamos. Si alguien intenta hacerte sentir culpable, pregúntate: « ¿Qué desea esta persona? ¿Por qué hace esto?». Plantéate estas preguntas en lugar de decirte interiormente: «Sí, soy culpable, debo hacer lo que me dicen». Muchos padres manipulan a sus hijos mediante la culpa porque también ellos fueron educados de este modo. Mienten a sus hijos para producirles sentimientos de inferioridad. Hay muchas personas que al hacerse mayores siguen siendo manipuladas por sus familiares y amigos, en primer lugar porque no se respetan a sí mismas; si se respetasen, no dejarían que esto ocurriera. En segundo lugar, porque ellas también son manipuladoras. Mucha gente vive bajo una nube de culpa. Siempre piensan que hacen mal las cosas, que no se comportan correctamente, y se pasan la vida pidiendo disculpas. Se niegan a perdonarse algo que hicieron en el pasado, se reprenden y denigran por las cosas que les suceden. Deja que se disuelva la nube. No es necesario que continúes viviendo así. Aquellos de ustedes que se sienten culpables pueden ahora aprender a decir «no» y enseñar a la gente que la culpa es algo absurdo. No se trata de enfadarse, pero no hay por qué seguirles el juego. Si te resulta muy extraño decir simplemente «no», dijo de esta manera: «No, no puedo hacer eso». No des explicaciones ni trates de excusarte, porque entonces el manipulador tendrá municiones para convencerte y hacer que cambies tu decisión. Cuando los demás vean que ya no les da resultado manipularte, no lo intentarán más. Los demás sólo pueden controlarte mientras tú lo permitas. Es posible que te sientas culpable la primera vez que digas no; pero te resultará más fácil a medida que vayas practicando. Una amiga de la familia se sentía culpable que su bebé nació con problemas físicos. Ella se sentía culpable porque creía que había hecho algo mal, que le había hecho daño a su bebé, que era culpa suya que estuviera enfermo. Lamentablemente, la culpa no soluciona nada. En su caso, nadie había hecho nada mal. Le dije que yo pensaba que la enfermedad podía haber sido una elección del alma del bebé. Mi respuesta fue que amara a su hijo y se amara a sí misma y dejara de pensar que había hecho algo mal. Ese tipo de culpa no sana a nadie. Si haces algo que sabes que vas a lamentar, deja de hacerlo. Si en el pasado hiciste algo por lo cual aún te sientes culpable, perdónate. Si puedes enmendarlo, hazlo y no vuelvas a repetir la acción. Cada vez que surja la culpa en tu vida pregúntate: « ¿Qué sigo creyendo de mí mismo?», « ¿A quién deseo agradar?». Fíjate en las creencias de tu infancia que afloran. Cuando acude a mí alguien que se ha visto involucrado en un accidente de coche, generalmente veo que hay culpa en lo más profundo de su interior, y necesidad de castigo. También puede que haya mucha hostilidad reprimida porque esa persona piensa que no tiene derecho a defenderse. La culpa busca castigo, de modo que nos convertimos literalmente en nuestro propio juez, jurado y verdugo; nos condenamos a prisión. Nos castigamos y no hay nadie a nuestro alrededor que acuda en nuestra defensa. Es hora de perdonarnos y de otorgarnos la libertad. Conocí a una mujer que tenía un enorme sentimiento de culpabilidad con respecto a su hijo de mediana edad. Era su único hijo y tenía un carácter muy reservado, muy encerrado en sí mismo. Ella se sentía culpable porque había sido muy estricta con él en la época de crecimiento. Le expliqué que había hecho lo mejor que sabía hacer en ese tiempo. Yo creo que él la escogió como madre antes de encarnarse en esta vida, de modo Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 118 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito que en un plano espiritual, él sabía lo que hacía. Le dije que estaba malgastando toda su energía al sentirse culpable por algo que no podía cambiar. —Es una pena que él sea así —suspiró ella—, lamento tanto haber hecho un mal trabajo... Esta mujer desperdiciaba su energía porque de ese modo no ayudaba a su hijo ni evidentemente se ayudaba a sí misma. La culpa se convierte en pesada carga y hace que nos sintamos inferiores. Le dije que cada vez que sintiera aflorar la culpa dijera algo como: «No, ya no quiero sentir eso. Estoy dispuesta a aprender a amarme. Acepto a mi hijo tal como es». Si continuamente afirmaba esto, la pauta de culpabilidad se iría marchando. Aun cuando no sepamos cómo amarnos, el hecho de estar «dispuestos» a hacerlo hará el cambio. Sencillamente no vale la pena aferrarse a estas pautas. La enseñanza es siempre «amarse a uno mismo». La enseñanza para esa mujer no era sanar a su hijo sino amarse a ella misma. Su hijo también vino a esta vida a amarse a sí mismo. Ella no puede hacer eso por él, y él no lo puede hacer por ella. Las religiones organizadas suelen ser excelentes para hacer que la gente se sienta culpable. Muchas montan números bien opresivos para mantener a la gente a raya, sobre todo a los jóvenes. Pero ya no somos niños, no tenemos por qué obedecer a nadie. Somos/adultos que podemos decidir lo que queremos creer. El niño que hay en nosotros se siente culpable, pero también está ahí el adulto que hay en nosotros para enseñarle sentirse de otra manera. Causamos estragos en nuestro interior cuando contenemos o reprimimos las emociones. Ámate lo suficiente como para permiti1e sentir tus emociones. Deja aflorar tus sentimientos. Puede que te pases días enteros llorando o enfadándote a cada momento. Tal vez necesitas procesar muchísimo material antiguo. Te sugiero algunas afirmaciones que te facilitarán el proceso y harán que sea más cómodo, más distendido: • Ahora libero tranquilamente todas mis viejas creencias. • Me resulta fácil y cómodo cambiar. • Ahora mi senda está allanada. • Estoy libre del pasado. No añadas juicios a tus sentimientos. Lo único que conseguirás con eso es ahogarlos más. Si estás pasando por dilemas o momentos de crisis, afirma que te encuentras a salvo y dispuesto a sentir. El hecho de afirmar sentimientos positivos te traerá cambios beneficiosos. La expresión de los sentimientos Una tragedia puede convertirse en nuestro mayor bien si la abordamos de tal forma que nos ayude a crecer. Cómo liberar la rabia de forma positiva Todo el mundo tiene que vérselas con la rabia alguna que otra vez en su vida. La rabia es una emoción sincera. Cuando no se expresa, se va acumulando en el cuerpo y normalmente se manifiesta en forma de mal-estar (enfermedad) o de algún tipo de disfunción del organismo. Tal como nos sucede con la crítica, generalmente nos enfadamos una y otra vez por las mismas cosas. Si pensamos que no tenemos derecho a expresar nuestro enfado, nos lo Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 119 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito tragamos, lo cual nos produce rencor, amargura o depresión. De manera que es bueno «encargarnos» de la rabia cuando ésta se presenta. Hay muchas formas positivas de manejar la rabia. Una de las mejores es hablar sinceramente con la persona con quien estamos enfadados y liberar las emociones contenidas. Podemos decirle: «Estoy enfadado contigo porque si sentimos ganas de gritarle o chillarle, eso quiere decir que la rabia que sentimos se ha estado formando durante bastante tiempo, probablemente porque no nos atrevemos a hablar con la otra persona. En este caso, lo mejor es liberar la rabia hablando con esa persona en el espejo. Busca un lugar donde te sientas seguro y sepas que no te van a interrumpir. Mírate a los ojos en el espejo. Si te resulta demasiado difícil, concéntrate en la nariz o la boca. Mírate y/o mira a la persona con quien estás enojado. Recuerda el momento en que te enfadaste y deja que salga la rabia. Comienza diciéndole por qué exactamente estás enfadado. Expresa la rabia que sientes. Puedes decir algo así: • Estoy enfadado contigo porque ________ • Estoy muy dolida porque tú ________ • Tengo tanto miedo porque tú ________ Deja salir todos tus sentimientos. Si te dan ganas de expresarlos físicamente, coge algunos cojines y golpéalos. No te asustes de que tu rabia tome su curso natural. Ya has tenido reprimidos esos sentimientos demasiado tiempo. No hay por qué sentir ninguna culpa ni vergüenza. Recuerda, tus sentimientos son pensamientos en acción. Tienen una utilidad, y cuando los dejas salir libremente de tu mente y de tu cuerpo, dejas espacio para otras experiencias más positivas. Cuando hayas terminado de expresar tu rabia, haz lo posible por perdonar a la persona o las personas que la provocaron. El perdón es un acto de libertad para ti, porque eres tú quien se beneficia con él. Si no puedes perdonar a alguien entonces el ejercicio será una afirmación negativa y no curativa para ti. Hay diferencia entre «liberar» y simplemente «revivir» viejas rabias. Tal vez necesites decir algo así: De acuerdo, esa situación está superada. Ahora pertenece al pasado. No apruebo lo que has hecho, pero comprendo que hiciste lo mejor que podías hacer con el entendimiento, el conocimiento y la información que tenías en aquel momento. He acabado con esto. Te libero y te dejo en paz. Tú eres libre y yo soy libre. Tal vez tengas que repetir el ejercicio varias veces hasta sentir que de verdad te has liberado de la rabia. También es posible que necesites trabajar con varias rabias. Haz lo que te parezca apropiado para ti. Podemos usar diversos métodos para descargar la rabia. Podemos llorar y chillar contra un almohadón, podemos golpear cojines, la cama o un saco de arena de entrenamiento. Podemos escribir una «carta de odio» y después quemarla. Podemos gritar dentro del coche con las ventanillas cerradas. Podemos ir a la pista de tenis o al campo de golf y descargar la rabia golpeando pelotas una tras otra. Podemos hacer ejercicio, nadar y dar varias vueltas a la manzana corriendo. Podemos escribir o dibujar nuestros sentimientos empleando la mano no dominante: el proceso creativo es una forma natural de liberar emociones. Hay un amigo que se ponía un reloj de arena cuando comenzaba la sesión de golpear almohadones. Se daba diez minutos para dejar salir todas sus frustraciones y la rabia que sentía contra su padre. A los cinco minutos estaba agotado; cada treinta segundos miraba el reloj y se daba cuenta de que aún le quedaban unos Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 120 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito cuantos minutos para continuar. Yo solía golpear la cama y armar mucho ruido. Ahora ya no puedo hacerlo porque mis perros se asustan y creen que estoy enfadada con ellos. Pero he descubierto que me resulta muy efectivo gritar dentro del coche o cavar un hoyo en el jardín. Como ves, se puede ser bastante creativo para liberar los sentimientos. Te recomiendo que hagas algo de tipo físico para liberar las emociones muy cargadas, algo que no entrañe ningún peligro. No hagas cosas temerarias o peligrosas para ti o para los demás. Acuérdate también de comunicarte con tu Poder Superior. Entra a tu interior y reconoce que ahí hay una respuesta a tu rabia y que la encontrarás. Tiene mucho poder curativo meditar y visualizar cómo sale libremente la rabia del cuerpo. Envía amor a la persona con quien estás enojado y ve cómo tu amor disuelve la discordia. Es preciso que estés dispuesto a que haya armonía. Tal vez la rabia que sientes te haga recordar que no te comunicas bien con los demás. Al reconocerlo, puedes corregirlo. Es increíble la cantidad de personas que me dicen lo felices que llegan a sentirse una vez que han liberado la rabia que sentían. Es como si se quitaran de encima un enorme peso. A una de mis alumnas le resultaba dificilísimo dejar salir sus sentimientos. Intelectualmente los comprendía, pero no podía expresarlos. Una vez se permitió expresar sus sentimientos, empezó a gritar y a dar puntapiés y les dijo de todo a su madre y a su hija alcohólica. Sintió que se aligeraba de una enorme carga, cuando la visitó su hija al poco tiempo, ella no paró de abrazarla. Había dejado espacio para el amor allí donde antes tenía acumulada la rabia reprimida. A lo mejor eres una persona que se ha pasado enfadada la mayor parte de su vida. Quizá sientas lo que yo llamo «rabia habitual». Pasa algo y te enfadas. Pasa otra cosa y te vuelves a enfadar. Y así continuamente. Te pasas la vida enfadándote, pero nunca vas más allá de la rabia. La rabia habitual es infantil: uno siempre quiere salirse con la suya. Te convendría preguntarte: • ¿Por qué escojo estar todo el tiempo enfadado? • ¿Qué hago para crearme una situación tras otra que me hacen enfadar? • ¿Es ésta la única manera que tengo de reaccionar ante la vida? • ¿A quién sigo castigando? ¿O amando? • ¿Es esto lo que deseo? • ¿Por qué necesito ponerme en este estado? • ¿Qué creencia mía causa toda esta frustración? • ¿Qué es lo que doy que produce en los demás la necesidad de irritarme? En otras palabras, ¿por qué crees que para salirte con la tuya tienes que enfadarte? No quiero decir con esto que no haya injusticias o que no tengas derecho a enfadarte. Sin embargo la rabia habitual no es buena para tu cuerpo, porque se queda alojada allí. Fíjate en qué centras tu atención la mayor parte del tiempo. Siéntate frente al espejo durante diez minutos y mírate. « ¿Quién eres?», pregúntate. « ¿Qué es lo que deseas?» ¿Qué es lo que te hace feliz?» « ¿Qué puedo hacer para hacerme feliz?» Ha llegado el momento de hacer algo diferente. Crea dentro de ti un espacio nuevo y llénalo de hábitos amables, optimistas y alegres. Muchas personas suelen enfadarse cuando conducen. Expresan así sus frustraciones contra los malos conductores que se encuentran por el camino. Hace bastante tiempo comprendí la realidad de que lo iba a pasar mal debido a la incapacidad de otras personas para seguir las normas de tráfico. De modo que la forma que tengo de conducir es: primero pongo amor en el coche al subirme a él, y en seguida afirmo y sé que Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 121 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito siempre voy a ir rodeada por conductores maravillosos, competentes y felices, que todas las personas que me rodean son buenos conductores. Debido a mis creencias y afirmaciones rara vez me toca algún mal conductor cerca. Los malos conductores suelen estar lejos, molestando a aquel que va agitando el puño y chillando. Tu coche es una prolongación tuya, del mismo modo que todo y todos son prolongaciones tuyas; por lo tanto, pon amor en tu coche y envía tu amor a todas las personas que te rodean en las calles y en las carreteras. Las partes del coche, pienso yo, son similares a las partes de nuestro cuerpo. Por ejemplo, una compañera de trabajo encontraba que «no tenía visibilidad», no veía hacia dónde iba su vida ni adónde deseaba ir ella. Una mañana se levantó y se encontró con que el parabrisas de su coche estaba roto. Un conocido mío consideraba que estaba «atascado» en su vida. Ni avanzaba ni retrocedía, sencillamente estaba parado. Tuvo un pinchazo en el neumático y no pudo continuar su camino. Sé que esto puede parecer tonto al principio, pero encuentro fascinante la terminología automovilística que emplearon para referirse al estado mental en que se encontraban. No tener visibilidad significa que no ves nada hacia adelante. El parabrisas es una metáfora perfecta, así como un neumático pinchado es un ejemplo perfecto del hecho de quedarse «atascado». La próxima vez que le suceda algo a tu coche, piensa qué te parece que representa la parte estropeada y ve si puedes hacer una conexión con tu estado de ánimo o tus sentimientos en ese momento concreto. Puede que te sorprenda el resultado. Hubo una época en que no se comprendía la relación cuerpo-mente. Ha llegado la hora de que ensanchemos aún más nuestro pensamiento y comprendamos la relación máquina-mente. Toda situación en la vida es una experiencia educativa y se puede manejar para que nos funcione. No hay nada nuevo ni especial respecto a la rabia. Nadie escapa a su experiencia. El secreto está en identificarla por lo que es y en llevar esa energía en una dirección más sana. Si te pones enfermo, no te enfades por ello. En lugar de meter rabia en tu cuerpo, llénalo de amor y perdónate. Las personas que se dedican a cuidar a los enfermos podrían acordarse de cuidarse ellas también. Si no lo hacen, no serán de ninguna utilidad ni para sí mismas ni para sus amigos y familiares. Se quemarán. Es preciso que hagan algo para dejar salir sus sentimientos también. Una vez que se aprende a manejar la rabia de forma positiva, que aporte beneficios, se descubren maravillosos cambios que van mejorando la calidad de la vida. El resentimiento es la causa de diversas enfermedades El resentimiento es rabia que se lleva enterrada durante mucho tiempo. El principal problema del resentimiento es que se aloja en el cuerpo, generalmente siempre en el mismo sitio, y llegado un momento comienza a carcomer los tejidos. Muchas veces se convierte en tumores y cánceres. Por lo tanto, reprimir la rabia y dejar que se instale en el cuerpo no conduce a una buena salud. Lo repito nuevamente, es hora de dejar salir esos sentimientos. Muchos nos hemos criado en hogares donde no estaba permitido enfadarse. A las mujeres sobre todo se nos enseñó que enfadarse era algo malo. La rabia no era aceptable; sólo a una persona, normalmente el padre o la madre, se le permitía expresarla. Ahora Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 122 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito podemos comprender que somos nosotros los que nos aferramos a ella. Nadie más tiene nada que ver. Una ostra coge un granito de arena y lo va cubriendo de carbonato de calcio hasta que el granito se transforma en una hermosa perla. De igual modo, nosotros cogemos nuestras heridas emocionales y las vamos alimentando mediante lo que yo llamo pasar la vieja película una y otra vez en nuestra mente. Si queremos vernos libres de esas viejas heridas, si deseamos superarlas, es el momento entonces de dejarlas atrás y continuar avanzando. Uno de los motivos de que las mujeres desarrollen quistes y tumores en el útero es lo que yo llamo el síndrome de «él me hizo daño». Los órganos genitales representan en el hombre la parte más masculina del cuerpo, el principio masculino, y en la mujer la parte más femenina, el principio femenino. Cuando una persona pasa por una crisis emocional en sus relaciones, la lleva a una de esas zonas. Las mujeres en general la llevan a sus órganos femeninos, a su parte más femenina, y allí la van nutriendo hasta que se transforma en un quiste o un tumor. Es posible que nos dé muchísimo trabajo disolver el resentimiento, ya que está enterrado muy hondo dentro de nosotros. Me llegó una carta de una mujer que estaba trabajando en su tercer tumor canceroso. Aún no había disuelto su resentimiento y continuaba creando nuevos tumores en su cuerpo. Yo noté que se sentía muy justificada en su amargura. Le era más fácil que el médico le quitara el último tumor que trabajar en el perdón. Lo mejor habría sido que hubiera podido hacer ambas cosas. Los médicos son muy buenos para quitar tumores, pero nosotros podemos hacerlos reaparecer. A veces preferimos morir antes que cambiar un hábito. Y nos morimos. He visto que muchas personas prefieren morir a cambiar un hábito alimentario Y se mueren. Esto es bastante terrible cuando le sucede a un ser querido y nos damos cuenta de las opciones alternativas que podría haber tomado. Sea cual sea la elección que hagamos, siempre será la correcta para nosotros, y no hay nada de qué culparse, incluso en el caso de que abandonemos el planeta. Todos dejaremos el planeta tarde o temprano, y encontraremos la forma de hacerlo en el momento oportuno para nosotros. No nos culpemos por fracasar o por hacer mal las cosas. No nos sintamos culpables. No hay ninguna culpa. Nadie hace mal nada. Todos hacemos las cosas lo mejor que podemos con el entendimiento y la información de que disponemos. Todos tenemos nuestro Poder interior, recuérdalo, y hemos venido aquí a aprender ciertas enseñanzas. Nuestro Yo Superior conoce nuestro destino y sabe lo que necesitamos aprender para progresar en nuestro proceso evolutivo. No hay ningún modo equivocado o malo de hacer las cosas, simplemente «hay». Todos estamos embarcados en un viaje infinito por la eternidad, y tenemos una vida tras otra. Lo que no resolvemos en una vida lo resolveremos en alguna otra. Los sentimientos reprimidos llevan a la depresión La depresión es la rabia vuelta hacia dentro. Es también la rabia que pensamos que no tenemos derecho a sentir. Por ejemplo, es posible que consideres que no está bien sentir rabia contra tu padre o tu madre, o contra tu pareja o tu mejor amigo. Sin embargo la sientes, y además te sientes atascado por ello. Esa rabia se transforma en depresión. Actualmente hay muchísimas personas que sufren de depresión, incluso de depresión Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 123 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito crónica. Cuando se llega a este extremo es muy difícil salir de ella. La persona se siente tan inútil, tan desesperada, que le cuesta un enorme esfuerzo hacer cualquier cosa. Por muy espiritual que seas, tienes que fregar los platos de vez en cuando, No se pueden dejar los platos sucios amontonándose en el fregadero con la excusa: «Ah, es que yo soy metafísico». Lo mismo ocurre con los sentimientos: si quieres tener una mente que discurra libremente, deberás lavar tus platos sucios mentales. Una de las mejores formas de hacerlo es darse permiso para expresar parte de la rabia, y así reducir un poco la depresión. Actualmente hay terapeutas que se especializan en liberar la rabia. Una o dos sesiones con alguno de ellos te serán de gran utilidad. Personalmente creo que todos necesitamos golpear la cama una vez a la semana, con o sin rabia. Hay algunas terapias que animan a entrar adentro de la propia rabia; yo pienso, sin embargo, que de este modo te sumerges en la rabia durante demasiado tiempo. Como cualquier emoción que aflora, la rabia dura sólo unos minutos. Los bebés entran y salen de sus emociones con mucha rapidez. Es nuestra reacción ante la emoción lo que nos hace aferrarnos a ella y reprimirla. Elizabeth Kübler-Ross emplea un maravilloso ejercicio en sus seminarios; ella lo llama «exteriorización». Hace que los participantes agarren un trozo de manguera de goma y golpeen con ella unos cuantos listines de teléfono viejos una y otra vez, dejando emerger todo tipo de emociones. Cuando liberamos la rabia, es normal que nos sintamos un poco avergonzados, sobre todo si expresarla va contra nuestro código familiar. La primera vez que lo hagas te sentirás violento, pero una vez te acostumbres, hasta puede ser divertido, y en todo caso es muy poderoso. Dios no te va a odiar por enfadarte. Una vez que hayas liberado parte de esa vieja rabia, serás capaz de mirar tu situación bajo una nueva luz y de encontrar soluciones. Otra cosa que sugeriría a una persona deprimida es que trabaje con un buen dietista para limpiar su dieta. Es sorprendente el efecto beneficioso que esto tiene en la mente. Las personas deprimidas suelen comer muy mal, lo cual aumenta el problema. Todos necesitamos que los alimentos que tomamos sean buenos para nuestro cuerpo. Además, muchas veces nos encontramos con que hay un desequilibrio químico en el cuerpo que se agrava aún más por la ingestión de algún tipo de medicamento. Otro maravilloso tratamiento para liberar sentimientos es la terapia del renacimiento, porque va más allá del intelecto. Si nunca has hecho una sesión de renacimiento, te recomiendo que lo pruebes. Ha ayudado enormemente a muchas personas. Es una modalidad de respiración que te ayuda a conectar con problemas pasados de modo que los puedas liberar de forma positiva. Existen diversas terapias holísticas que te pueden ayudar. Una determinada terapia puede ser buena para algunas personas y no para otras. La única manera de descubrir cuál es la que nos va mejor es probar diferentes posibilidades. La sección de autoayuda de las librerías es un excelente lugar para informarse sobre las distintas alternativas. Las tiendas de alimentos dietéticos suelen tener información sobre reuniones y clases. Cuando el discípulo está dispuesto, aparece el maestro. El temor es falta de confianza El temor se ha extendido por el mundo. Lo vemos y lo escuchamos cada día en los noticieros de la televisión. Está presente en forma de guerras, asesinatos, codicia y mucho más. El temor es falta de confianza en nosotros mismos. Debido a eso no confiamos en la Vida. No confiamos en que estamos protegidos en un plano superior, de modo que Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 124 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito necesitamos controlarlo todo en el plano físico, Es lógico, pues, que sintamos miedo porque no podemos controlarlo todo en nuestra vida. Cuando deseamos superar nuestros temores aprendemos a confiar. Esto se llama dar «el salto de fe»: confiar en el Poder interior que está conectado con la Inteligencia Universal. Confiar en lo que es invisible en lugar de confiar únicamente en el mundo físico y material. No quiero decir que nos quedemos cruzados de brazos sin hacer nada, sino simplemente que si confiamos vamos a pasar por la vida con mucha más facilidad. ¿Recuerdas lo que dije anteriormente? Yo creo que todo lo que necesito saber se me revela. Confío en que se me cuida y se me protege, aun cuando no tenga el control físico de todo lo que sucede a mí alrededor. Cuando surge un pensamiento de temor, en realidad lo que intenta es protegerte. Te sugiero que le digas: «Sé que quieres protegerme y aprecio tu deseo de ayudarme. Gracias». Reconoce que el pensamiento de temor está ahí para cuidar de ti. Cuando tienes un susto de tipo físico, tu cuerpo bombea adrenalina para protegerte del peligro. Lo mismo sucede con el temor que fabricamos en la mente. Observa tus miedos e identifícalos. Ellos no son tú. Piensa en el miedo de la misma forma en que piensas en una película: lo que ves en la pantalla no está ahí en realidad. Las imágenes que se mueven son solamente trozos de celuloide que cambian y desaparecen con rapidez. Nuestros temores vienen y van con la misma rapidez que esas imágenes, a no ser que insistamos en aferrarnos a ellos. El temor es una limitación de nuestra mente. La gente tiene muchísimo miedo de ponerse enferma, de quedarse sin casa o de cualquier otra cosa. La rabia es el temor que se convierte en mecanismo de defensa. Trata de protegerte, y, no obstante, te sería muchísimo más provechoso hacer afirmaciones para dejar de recrear situaciones terribles en tu mente en el intento de amarte a través del temor. Nada nos viene de fuera. Estamos en el centro de todo lo que sucede en nuestra vida. Todo está en nuestro interior: toda experiencia, toda relación, es el reflejo de una pauta mental que tenemos dentro. El temor es lo contrario del amor. Cuanto más dispuestos estamos a amarnos y a confiar en nosotros mismos, más atraemos esas cualidades hacia nosotros. Cuando pasamos por una racha de verdadero miedo, inquietud o preocupación, O no nos sentimos a gusto con nosotros mismos, ¿no es sorprendente cómo todo va mal en nuestra vida? Una cosa tras otra. Parece la historia de nunca acabar. Bien, pues, lo mismo pasa cuando nos amamos verdaderamente. Todo comienza a ir por la senda del triunfo, «las luces se nos ponen verdes» y encontramos «sitios para estacionar». Todas esas cosas que hacen tan agradable la vida, las pequeñas y las grandes. Nos levantamos por la mañana y el día se despliega bellamente. Ámate para que puedas cuidar de ti mismo. Haz todo lo que puedas para fortalecer tu corazón, tu cuerpo y tu mente. Vuélvete hacia tu Poder interior. Busca una buena conexión espiritual y esfuérzate por mantenerla. Si te sientes amenazado o asustado, respira conscientemente. Con frecuencia retenemos el aliento cuando estamos asustados. Respira hondo unas cuantas veces. La respiración abre el espacio interior que es tu poder, fortalece la columna vertebral, abre la caja torácica y deja al corazón más espacio para dilatarse. Al respirar empieza a echar abajo barreras y a abrirte. Di: «Soy uno con el Poder que me ha creado. Estoy seguro y a salvo. Todo está bien en mi mundo». La limpieza de las adicciones Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 125 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Las adicciones son formas que tenemos de enmascarar nuestros temores: suprimen las emociones para que no sintamos. Hay muchos tipos de adicciones además de las químicas. También están las que yo llamo «adicciones a pautas», a esos hábitos que adoptamos para evitar estar presentes en nuestra vida. Cuando no queremos afrontar lo que tenemos delante, o cuando no deseamos estar donde estamos, echamos mano de una pauta o hábito que nos mantiene desconectados de nuestra vida. Para algunas personas puede ser una adicción a la comida o a algún producto químico. Puede que haya una disposición genética al alcoholismo, pero la opción de seguir enfermo es siempre individual. Muchas veces, cuando hablamos de que algo es hereditario, se trata en realidad de la aceptación por parte del niño pequeño de la forma de afrontar el temor que empleaban su padre o su madre. Para otras personas, están las adicciones emocionales. Se puede ser adicto a encontrar defectos en la gente. Pase lo que pase, siempre se encuentra a alguien a quien echarle la culpa: «La culpa es suya, ellos me hicieron esto». Hay adictos a las facturas. Muchas personas son adictas a endeudarse; hacen todo lo posible por estar siempre llenas de deudas. Y por lo visto, esto no tiene nada que ver con la cantidad de dinero de que dispongan. También hay personas adictas al rechazo. Dondequiera que vayan atraen a gente que las rechaza. Encuentran rechazo por todas partes. Sin embargo, el rechazo del exterior es un reflejo de su propio rechazo. Si estas personas no se rechazaran, nadie las rechazaría, y aunque lo hicieran, ciertamente a ellas no les importaría. Si éste es tu caso, pregúntate: « ¿Qué es lo que no acepto de mí?». Hay muchísimas personas adictas a la enfermedad. Siempre están enfermas o preocupadas por el temor de enfermar. Es como si pertenecieran al Club de la Enfermedad del Mes. Si has de ser adicto a algo, ¿por qué no lo eres a amarte a ti mismo? Podrías ser adicto a hacer afirmaciones positivas o a llevar a cabo cosas que te apoyen y te alienten. La necesidad compulsiva de comer en exceso Recibo muchísimas cartas de personas que tienen problema de exceso de peso. Siguen una dieta para adelgazar durante dos o tres semanas y la dejan. Entonces se sienten culpables por haberla abandonado. En lugar de apreciar que hicieron cuanto pudieron, se enfadan consigo mismas y se sienten agobiadas por la culpa. Para castigarse, pues la culpa siempre busca castigo, van a restaurantes y comen alimentos que no son buenos para su cuerpo. Si estas personas lograran reconocer que durante esas dos o tres semanas que siguieron un determinado régimen hicieron algo maravilloso para su cuerpo, y dejaran de cubrirse con capas y más capas de culpa, podrían romper el hábito. Podrían comenzar a decir: «Yo tenía un problema de peso; ahora me doy permiso para tener el peso perfecto para mí», y el hábito de comer en exceso empezaría a marcharse. Sin embargo, no es necesario concentrarse demasiado en el problema de la comida porque no es ahí donde está el verdadero problema. El hecho de comer en exceso siempre significa que hay una necesidad de protección. Cuando uno se siente inseguro o asustado, se cubre de una almohadilla o capa de seguridad. El peso no tiene nada que ver con la comida. La mayor parte de la gente se pasa la vida enfadada consigo misma por estar gorda. ¡Qué desperdicio de energía! Lo que hay que comprender, más bien, es que hay algo en nuestra vida que nos hace sentir inseguros o en peligro. Puede tratarse del trabajo, el cónyuge, la propia sexualidad o la vida en general. Si tienes un problema de exceso de peso, dé jalo a un lado, no te preocupes por la comida y presta atención a esa pauta interior que dice: «Necesito protección porque me siento inseguro». Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 126 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Es asombrosa la forma en que responden nuestras células a estas pautas. Cuando desaparece la necesidad de protección, cuando comenzamos a sentirnos seguros, la grasa se diluye. Lo he observado en mi propia vida: cuando no me siento segura y a salvo, comienzo a engordar. Cuando mi vida transcurre muy acelerada, y trabajo demasiado y me siento desbordada, experimento una necesidad de protección, una necesidad de seguridad. Entonces digo: «De acuerdo, ya es hora de que trabajes para sentirte seguro. Quiero que sepas de verdad que estás a salvo, que todo va bien y que puedes hacer lo que quieras, estar donde quieras y tener todo lo que está sucediendo ahora mismo. Estás a salvo y yo te amo». El peso es sólo el efecto exterior del miedo que hay dentro. Cuando te mires en el espejo y veas a esa persona gorda que te contempla, recuerda que estás viendo el resultado de tu antigua forma de pensar. Cuando empieces a cambiar de pensamientos, habrás plantado la semilla de lo que se convertirá en realidad para ti. Lo que elijas pensar hoy creará la nueva figura que tendrás mañana. Uno de los mejores libros sobre cómo liberar peso es el de Sondra Ray titulado The Only Diet There Is [La única dieta que hay]. La dieta a la que se refiere este libro es la de abstenerse de pensamientos negativos. La autora enseña cómo hacerlo, paso a paso. Los sentimientos son nuestros indicadores interiores Cuando nos criamos en una familia con problemas o que no funciona bien, aprendemos a hacer lo posible por evitar conflictos, y esto tiene como consecuencia la negación de nuestros sentimientos. Suele sucedemos que no confiamos en que los demás puedan satisfacer nuestras necesidades, de modo que ni siquiera pedimos ayuda. Estamos convencidos de que hemos de ser lo suficientemente fuertes para arreglárnoslas solos. El único problema es que nos desconectamos de nuestros propios sentimientos, que son la base de nuestra relación con nosotros mismos, con los demás y con el mundo que nos rodea; son los indicadores de lo que marcha o no marcha en nuestra vida. Aislarlos y desconectarlos sólo nos lleva a problemas más complicados y a enfermedades físicas. Lo que se puede sentir se puede sanar. Si no te permites sentir lo que pasa en tu interior, no sabrás por dónde comenzar el proceso de curación. Por lo visto muchos de nosotros vamos por la vida sintiéndonos constantemente culpables, envidiosos, asustados o tristes. Nos creamos hábitos que nos mantienen repitiendo sin cesar las mismas experiencias que afirmamos que no queremos tener. Si te pasas la vida enfadado, triste, temeroso o celoso, y no conectas con la causa subyacente en tus sentimientos, continuarás creando más rabia, tristeza, temor, etcétera. Cuando dejamos de sentirnos víctimas, somos capaces de recuperar nuestro poder. Tenemos que estar dispuestos a aprender la lección para que el problema desaparezca. Si confiamos en el proceso de la vida y en nuestra conexión espiritual con el Universo, podremos disolver nuestros enfados y temores tan pronto como aparecen. Ciertamente podemos confiar en la vida y saber que todo sucede dentro del correcto orden divino y en el momento y el lugar perfectos. Más allá del dolor Somos muchísimo más que nuestro cuerpo y nuestra personalidad. El espíritu interior es siempre hermoso y digno de amor, por mucho que pueda cambiar nuestra apariencia externa. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 127 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito El dolor de la muerte Es fabuloso ser positivo. También es fabuloso reconocer lo que se siente. La Naturaleza nos ha dado sentimientos para pasar por ciertas experiencias; negarlos causa más dolor. La muerte no es un fracaso, recuérdalo. Todos morimos, la muerte forma parte del proceso de la vida. Cuando muere un ser querido, el proceso de aflicción dura como mínimo un año. Por lo tanto, tómate ese tiempo. Es muy difícil pasar por todos esos días de fiesta, las diferentes estaciones, las fechas especiales: los cumpleaños, el aniversario de boda, Navidad, etcétera, de modo que sé muy cariñoso contigo mismo y date permiso para afligirte y llorar. No hay ninguna regla para hacerlo, no te impongas ninguna. También es correcto enfadarse y ponerse histérico cuando alguien se muere. No se puede simular que no duele. Es necesario dar salida a los sentimientos. Permítete llorar. Mírate al espejo y gime: «No es justo», o lo que sea que sientas. Déjalo salir, lo repito; de lo contrario, te crearás problemas en tu cuerpo. Cuida de ti mismo lo mejor posible; ya sé que no es fácil, pero hazlo. Cuando murió mi madre. Pensé que era el final natural de su ciclo de noventa años. Aunque sentí su muerte y lloré, no sentí la rabia y el furor que provocan la injusticia y la importunidad de la muerte de una persona joven. Las guerras y las epidemias producen una enorme frustración por su aparente injusticia. Aunque el desahogo de la aflicción lleva su tiempo, a veces uno se siente como si estuviera en un pozo sin fondo. Si continúas con tu aflicción pasados unos años, eso quiere decir que te estás revolcando en ella. Es necesario que perdones y liberes a la otra persona, así como a ti mismo. Es bueno recordar que no perdemos a nadie cuando muere alguien, puesto que esa persona jamás nos perteneció. Si te resulta muy difícil superarlo, puedes hacer varias cosas. Antes que nada, te sugiero que medites en la persona que se ha ido. Fuera lo que fuese que esta persona creyera o hiciera cuando estaba viva, en el momento en que deja el planeta, se levanta un velo y ella ve la vida con mucha claridad y nitidez. De modo que las personas que han muerto ya no tienen los temores ni las creencias que tenían cuando estaban aquí. Si estás sufriendo mucho por la muerte de un ser querido, probablemente te dirá que no te preocupes porque todo está bien. En tu meditación pídele que te ayude a pasar este período, y dile que le amas. No te juzgues por no haber estado con esa persona o no haber hecho lo suficiente por ella cuando estaba viva. Eso sólo aumenta la culpa y la pena. Algunas personas utilizan el tiempo de duelo como excusa para no continuar con su propia vida..., y a veces les gustaría dejar el planeta también. La muerte de alguien a quien conocemos y amamos puede, asimismo, hacer aflorar nuestro propio miedo a la muerte. Emplea el tiempo de duelo en hacer tu trabajo interior para liberar cosas que tienes dentro. La muerte de un ser querido hace aflorar mucha tristeza. Permítete sentirla. Necesitas llegar a un punto en donde te sientas lo suficientemente seguro para dejar aparecer viejos dolores. Si te permites dos o tres días de llanto, desaparecerá parte de tu tristeza y tu sentimiento de culpa. Si lo necesitas, busca un buen terapeuta o un grupo que te ayude a sentirte lo suficientemente a salvo para poder sacar fuera esas emociones. Otra sugerencia es hacer afirmaciones como: «Te amo y te dejo libre. Tú estás libre y yo estoy libre». Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 128 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Comprender nuestro dolor Muchas personas viven cotidianamente con un dolor continuo. Puede tratarse de una parte pequeña y sin trascendencia en su vida, o puede constituir una parte importante e insoportable de ella. Pero, ¿qué es el dolor? Muchos estamos de acuerdo en que es algo de lo que nos gustaría vernos libres. Veamos qué podemos aprender de él. ¿De dónde procede? ¿Qué trata de decirnos? El diccionario define el dolor como «una sensación desagradable o molesta debida a un daño o trastorno corporal». Otra definición es «sufrimiento o tormento mental o emocional». Ya que el dolor es una manifestación de mal-estar mental y físico, es evidente que tanto la mente como el cuerpo son susceptibles de sufrirlo. El dolor nos llega de muchas formas: un arañazo, un chichón, una magulladura; malestar, dormir mal, una amenaza, un nudo en el estómago; una sensación de entumecimiento en el brazo o la pierna... A veces duele mucho, a veces sólo un poco, pero lo sentimos, sabemos que está ahí. En la mayoría de los casos el dolor intenta decirnos algo. A veces, el mensaje es evidente, muy claro. La acidez de estómago que se experimenta los días laborables pero no los fines de semana puede ser indicio de que necesitamos cambiar de trabajo. Muchos conocemos muy bien el significado del dolor que se sufre después de una noche en que hemos bebido en exceso. Sea cual fuere el mensaje, debemos recordar que el cuerpo humano es una maquinaria maravillosamente construida. Cuando hay problemas nos informa de ello, pero sólo si estamos dispuestos a escuchar. Por desgracia, muchas personas no se toman el tiempo necesario para escuchar a su cuerpo. En realidad, el dolor es el último recurso del cuerpo para decirnos que algo va mal en nuestra vida. Nos hemos despistado o perdido en algún lugar. Le hagamos lo que le hagamos, el cuerpo siempre anhela una salud óptima. Pero si lo maltratamos, contribuimos a nuestra enfermedad o malestar. ¿Qué hacemos cuando sentimos la primera sensación de dolor? Generalmente corremos al botiquín o a la farmacia y nos tomamos una píldora o una cápsula. Lo que le decimos así al cuerpo es: «Calla, no deseo escucharte». Entonces él se callará durante un tiempo, y después volverán los dolores, esta vez algo más fuertes. Entonces tal vez vayamos al médico para que nos recete algo: pastillas, inyecciones o cualquier otra cosa. En algún momento tenemos que prestar atención a nuestro cuerpo para ver qué pasa, porque muy bien podría ser que tuviéramos alguna enfermedad ya avanzada. Incluso en este caso, muchas personas prefieren seguir con el papel de víctimas y se resisten a escuchar. Otras abren los ojos a lo que sucede y se muestran dispuestas a hacer cambios. Todo está bien. Cada cual aprende de diferente manera. Las respuestas pueden ser tan sencillas como procurarse una buena noche de sueño, o no salir siete noches por semana, o no excederse en el trabajo. Permítete escuchar a tu cuerpo porque él sí desea ponerse bien. Tu cuerpo quiere estar sano, y tú puedes colaborar con él. Cuando siento un dolor o una molestia, me quedo en silencio. Sé que mi Poder Superior me hará saber qué necesito cambiar en mi vida para estar libre de enfermedades. En estos momentos de silencio imagino o visualizo los escenarios naturales más perfectos, con mis flores preferidas, que me rodean en abundancia. Puedo sentir y oler la dulce y tibia brisa que sopla y roza mi cara. Me concentro en relajar todos los músculos de mi cuerpo. Cuando noto que he llegado a un estado de relajación total, Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 129 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito sencillamente le pregunto a mi Sabiduría Interior: « ¿De qué forma estoy contribuyendo a este problema? ¿Qué es lo que necesito saber? ¿Qué aspectos de mi vida necesitan un cambio?». Entonces dejo que me lleguen las respuestas. Es posible que no lleguen en este mismo momento, pero sé que pronto se me revelarán. Sé que cualesquiera sean los cambios necesarios, serán los correctos para mí y que estaré completamente a salvo sea lo que sea que se despliegue ante mí. A veces uno se pregunta cómo va a realizar tales cambios. « ¿Cómo voy a vivir? ¿Qué pasará con mis hijos? ¿Cómo voy a pagar mis deudas?» Lo repito, confía en que tu Poder Superior te va a enseñar los medios para vivir una vida llena de abundancia y libre de dolor. También te sugiero que efectúes los cambios paso a paso. Lao-Tse dijo: «El viaje más largo comienza con un paso». Un pasito más otro pueden significar progresos importantes. Una vez que comiences a llevar a cabo tus cambios, recuerda por favor que el dolor no desaparece de la noche a la mañana, aunque bien podría ser que sí. Ha llevado su tiempo que aflorara a la superficie, por lo tanto es posible que también lleve su tiempo darse cuenta de que ya no se lo necesita. Sé amable contigo mismo. No midas tus progresos por los de otra persona. Eres único y tienes tu propia manera de manejar la vida. Deposita tu confianza en tu Yo Superior para librarte de todo dolor físico o emocional. El perdón es la llave de la libertad « ¿Prefieres tener razón o ser feliz?», suelo preguntar a mis clientes. Todos tenemos opiniones sobre quién tiene razón y quién está equivocado, según nuestra propia forma de entender las cosas; y todos podemos encontrar razones que justifiquen nuestra opinión y nuestros sentimientos. Deseamos castigar a otras personas por lo que nos han hecho. Sin embargo, somos nosotros quienes «pasamos la película» una y otra vez en nuestra mente. Es tonto castigarnos ahora por el daño que alguien nos hizo en el pasado. Para liberar y dejar atrás el pasado es preciso estar dispuestos a perdonar, aun cuando no sepamos cómo hacerlo. Perdonar significa renunciar a nuestros sentimientos dolorosos y sencillamente dejar que lo que los provocó se marche. Un estado de no perdón efectivamente destruye algo dentro de nosotros. Sea cual fuere la senda espiritual que sigues, lo normal es que descubras que el perdón es un asunto importantísimo en cualquier momento, pero sobre todo cuando hay una enfermedad Cuando estamos enfermos es preciso que observemos lo que nos rodea y veamos qué necesitamos perdonar Generalmente sucede que aquella persona a la que pensamos que jamás vamos a perdonar es precisamente la que más necesitamos perdonar. No perdonar a una persona no le causa el menor daño a ella, pero a nosotros nos provoca estragos. El problema no es de ella. El problema es nuestro. Los rencores y heridas que nos duelen tienen mucho que ver con perdonamos a nosotros mismos, no a otra persona. Afirma que estás totalmente dispuesto a perdonarte: «Estoy dispuesto a liberarme del pasado. Estoy dispuesto a perdonar a todos aquellos que alguna vez me hicieron daño, y me perdono por haber dañado a otros». Si piensas en alguien que te hizo daño en algún momento de tu vida, bendice a esa persona con amor y libérala. Después, desecha el pensamiento. Yo no estaría aquí ahora si no hubiera perdonado a las personas que me hicieron daño. No deseo castigarme en el presente por lo que ellas me hicieron en el Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 130 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito pasado. No quiero decir que lograrlo haya sido fácil. Sólo que ahora puedo mirar hacia atrás y decir: «Ah, sí, eso es algo que su cedió» Pero ya no vivo allí. Y no es lo mismo que justificar o excusar su comportamiento. Si te sientes estafado o timado por alguien, has de saber que nadie puede quitarte nada que sea tuyo por derecho. Si te pertenece, volverá a ti en el momento oportuno. Si algo no retorna, eso quiere decir que no había de volver. Acéptalo y continúa con tu vida. Para ser libre es preciso abandonar el resentimiento «que clama justicia» y superar los sentimientos de autocompasión. Cuando sufres un ataque de autocompasión, te conviertes e esa persona desamparada que no tiene ningún poder. Para tener poder es preciso estar con los pies apoyados en el suelo y asumir la responsabilidad. Tómate un momento, cierra los ojos e imagínate un hermoso riachuelo que pasa junto a ti. Coge la vieja experiencia dolorosa, la herida, la falta de perdón, y lánzalo todo al riachuelo. Observa cómo comienza a disolverse avanzando río abajo hasta que se disipa y desaparece totalmente. Haz esto lo más a menudo que puedas. Ha llegado el momento de la compasión y la curación. Entra en tu interior y comur1ícate con esa parte tuya que sabe curar. Eres increíblemente— competente. Estás dispuesto a avanzar hacia nuevos plano para descubrir aptitudes de las cuales ni siquiera tenías conciencia, no sólo para curar la enfermedad o mal-estar, sino también para sanarte a ti mismo en todos los aspectos posibles, para hacerte íntegro en el sentido más profunda de la palabra, para aceptar cada parte de ti mismo y cada experiencia que hayas tenido, y para saber que todo esto forma parte de la trama de tu vida en estos momentos. Me encanta el Libro de Emmanuel. Hay un párrafo que contiene un buen mensaje: — ¿Cómo se experimentan circunstancias dolorosas sin amargarse por ellas? —le preguntan a Emmanuel. —Tomándolas como enseñanzas y no como castigos. —Contesta Emmanuel— Confiad en la vida, amigos míos. Por muy lejos que os parezca que os lleva, ese viaje es necesario. Habéis venido a cruzar un amplio terreno de experiencia con el fin de verificar dónde está la verdad y dónde está vuestra tergiversación de la verdad. Entonces seréis capaces de volver a vuestro hogar, a vuestro yo espiritual, renovados y más sabios. Ojalá pudiéramos comprender que todos nuestros supuestos problemas son sólo oportunidades para que crezcamos y cambiemos, y que la mayoría de ellos proceden de las vibraciones que hemos estado emitiendo. Lo único que os hacer es cambiar nuestra forma de pensar, y estar dispuestos a disolver el rencor y a perdonar. Esto en una filosofía que puedes tomar para…… ¡Vivir con Pasión¡ 115 Ser Dueño de tu Propio Poder Cada uno es responsable de lo que le sucede y tiene el poder de decidir lo que quiere ser. Lo que eres hoy es el resultado de tus decisiones y elecciones en el pasados. Lo que seas mañana será consecuencia de tus actos de hoy. Vivekananda. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 131 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Una de las mayores bendiciones que puedo tener como humano es saber que puedo Ser dueño/a de tu propio Poder, tu Poder de ser auténtico/a, de ser quien realmente eres, trata de hecho, de apropiarte de tu Libertad. De muchas maneras, has cedido tu Poder y/o Libertad por tu forma de hablar, de pensar y ser. Por ejemplo, cuando dices o piensas algo como, “Esa persona me hace enfadar”, has cedido tu Poder /Libertad de decidir si estar o no enfadado, a esa persona. Has dicho que no tienes Poder, y que esa persona tiene el Poder de decidir cuando te enfadarás. Puedes elegir no hacerlo nunca más. Sería más adecuado decir algo cómo, “Me enfado cuando esa persona hace eso”. De esa forma, llegas a comprender que eres tú el que te ha hecho enfadar, y también que puedes decidir sentirte enfadado, o sentir algo distinto. Nadie más que tú “hace” que te sientas enfadado, o triste, o deprimido, o feliz, o sexy, o aburrido, etc. A partir de ahora estás en el proceso de decidir por ti mismo/a sobre tu vida, tus opciones, tus acciones, tus sentimientos, y lo que ves, ¿porqué no adueñarte del Poder de tomar decisiones a todos los niveles?. Presta atención a las palabras que utilizas, porque ellas forman las bases de tus formas de pensamiento. Escucha tus palabras, y date cuenta si ellas reflejan o no tu Libertad de decidir por ti mismo, qué sientes o qué haces. ¿Dices, “Déjame hacer esto”, pidiendo permiso o expresas tus deseos diciendo, “me gustaría hacer esto”, o incluso “Voy a hacer esto?”. ¿Dices, “Esa persona me manipula” o “Me permito a mí mismo ser manipulado/a”?. Cualquier cosa que hayas estado haciendo que no haya funcionado para ti, puedes elegir no hacerla nunca más. ¿Te has reprimido de expresar lo que realmente querías por lo que pensabas que alguien pudiese pensar?. Entonces, has cedido el control de tu Poder de palabra a esa persona. Eres libre, lo sabes. ¿ Estás deseando ser dueño de tu Libertad? ¿Te has reprimido de mirar algo o a alguien por lo que otra persona pudiese pensar?. Entonces, le has cedido tu Libertad de elección de ver lo que quieres, a esa persona. ¿Te has reprimido/a de hacer lo que querías por lo que otra persona pudiese pensar? Has cedido tu Libertad de acción. Te has reprimido/a de hablar, de actuar, de ver lo que era autentico para ti. La visión clara se relaciona con permitirte ser auténtico/a, y confiar en ello – de hecho, insistir en ello. Al ser dueño/a de tu Libertad, también debes desear reconocer la Libertad de los demás. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 132 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Nadie te da tu Libertad – ya es tuya. Sólo depende de ti ser libre. De la misma forma, tú no das a los demás su Libertad. Tú sólo puedes reconocer que ellos la tienen. Cuando haces algo, los demás son libres de sentirse cómo ellos elijan acerca de lo que tú haces. Para ti, sin embargo, solamente estás siendo auténtico, y actuando con Amor y Libertad según tus motivaciones. Solo tú puedes elegir aclarar el malentendido a través de la comunicación. No es necesario que cambies tu forma de Ser por la forma en que los demás se sienten. Si eliges cambiar, debe ser porque tiene sentido para ti hacer las cosas de distinta forma. De la misma manera, si otra persona hace algo por lo que tú eliges no sentirte bien, esa es tu opción. Esa persona, también, es libre. Si el no sentirse bien es el resultado de un malentendido, puede aclararse a través de la comunicación. No supongas nada. Pregunta, y entonces lo sabrás. Si el no sentirse bien es el resultado de apegos que necesitas liberar en tu camino hacia la claridad y la Libertad , puedes encontrar otra forma de pensar y de sentir dónde te sientas mejor, en la cual no estás decidiendo lo que otra persona haría de distinta manera, sino preferiblemente lo que tú necesitas hacer de otra forma. Si esperas que la otra persona cambie su forma de Ser por la forma en que te sientes, entonces estas queriendo controlar a esa persona. Si no quieres ser controlado, ¿estás deseando cesar de controlar?. Quizás en el pasado, cuando mirabas una situación que no considerabas óptima, habías decidido lo que la otra persona debería haber hecho de forma distinta, o que debería hacer de diferente en el futuro. Cuando te apropias realmente de tu Poder y de tu Libertad, eso ya no lo haces más – si no, solo decides lo que podrías haber hecho de distinta manera entonces, y lo que puedes hacer de distinto a partir de ahora, en el futuro. Cuando eres sincero acerca de esta cuestión, tus pensamientos se incluyen también en el proceso. Mientras te encuentres pensando lo que otros harían, o pensarían, o sentirían, no eres totalmente dueño de tu Poder o de tu Libertad. Si quieres ser dueño de tu Libertad, ¿estás deseando reconocer la Libertad de los demás también?. Entonces, puedes comprender que no haces a los demás tristes, si no que ellos pueden decidir sentirse de esa forma cuando tú haces algo. Tú no les haces felices, si no que – ellos optan por sentirse así cuando tú haces algo. No importa lo que hagas, digas, algunas personas lo aprobaran, y otras no. Tienes la Libertad de decidir con qué personas estarás. Si decides estar con los que te juzgan, puedes sentirte como una mala hierba en un jardín, sintiéndote constantemente como si necesitases defenderte a ti mismo y a tu forma de Ser. En cambio, puedes elegir estar bien cuando te juzguen, sabiendo que solamente estás siendo quien tú eres, y que los demás son libres de sentir lo que quieran acerca de esto. Pueden estar juzgándote bajo sus estándares, pero tú estas viviendo bajo tus propios estándares. También puedes elegir estar con esas personas que no te juzgan, y Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 133 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito en cambio, te aprecian por quien eres. Puedes sentirte más libre, y más relajado cuando eres auténtico, siendo quien realmente tú eres. Comprenderás que tú no eras una mala hierba, sino solamente una flor en el jardín equivocado. Quizás, en el pasado, tendías a cambiar, a ser alguien distinto de quien eres realmente, para ser amado, para obtener Amor. Si quieres saber que eres querido por quien tu eres, entonces sé quien realmente eres, y deja que sea esa la imagen que se ama. El Amor no puede ser solicitado. Debe fluir libremente, y darse libremente. Entonces, sabrás que ese Amor es auténtico. Si tú creas una imagen a fin de ser amado, y la gente ama esa imagen, con eso no te sentirás amado por quien realmente eres. Si las expresiones de Amor se solicitan, se piden, entonces no sabes en realidad si se manifestarían en caso de que tú no la pidieras. Todavía no estarías seguro del Amor. Date cuenta cuando las expresiones de Amor proceden libremente de los demás, cuando tú eres auténtico. Entonces, sabrás que llegan porque los otros eligen expresar su Amor, y sabrás que es auténtico. Cuando sabes que el Amor está ahí, ábrete y siéntelo. A veces, las expresiones de Amor son malinterpretadas, porque nos han enseñado distintas formas de expresar el Amor que sentimos. La forma en que algunas personas expresan su Amor, es a veces malinterpretada como Amor que se quita. Los malentendidos pueden resolverse a través de la comunicación, de modo que las expresiones de Amor al final pueden ser esas en las que destaca la experiencia de la persona que las recibe, algo que les hace sentir bien. Acuérdate de expresar tu Amor de esa forma, también. Expresa tu Amor de la forma en que te gustaría que los demás expresasen su Amor por ti, de una forma en que el resultado sea que se sientan bien, y de una forma en que tú serías feliz cuando lo recibieras. Tienes el Poder y/o Libertad de ser quien realmente tú eres, de estar dónde quieres estar, con quien realmente te gustaría estar (si a ellos les gustaría realmente estar contigo), haciendo lo que realmente quisieras hacer. Los demás, también, tienen el mismo Poder /Libertad. Si honestamente te encuentras incapaz de decir, “Amo donde estoy, Amo con quien estoy, Amo lo que estoy haciendo”, entonces algo tiene que cambiar. Tienes el Poder y/o Libertad de hacer que cambie. Si es una situación dónde no te sientes feliz, tienes tres opciones: 1. Cambia la situación. Reordénala. 2. Cambia la forma en que ves la situación. 3. Deja la situación, y encuentra otra. Si la situación, por ejemplo, es tu trabajo, puedes cambiarlo de manera que lo que estés haciendo signifique más para ti. O, puedes verlo de otra forma en la que te sientas mejor y por lo tanto te sientas feliz en esa situación (pero debe ser auténtica para ti). Si no haces ninguna de estas cosas, entonces quizás necesitas hacer algo distinto, en un trabajo distinto, de manera que desees cada día invertir tiempo y energía en él. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 134 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Si es tu hogar, ¿te sientes como en casa en él? Si no, reordénalo de forma que lo parezca. O de otra forma, elige verlo como que es realmente perfecto para ti ahora. En caso contrario, múdate. Si crees realmente que estos cambios son demasiado inmensos para ti, que “no puedes hacerlos”, es porque tú has cedido tu Poder y/o Libertad. No es que no seas capaz de realizar estos cambios, si no que no has elegido hacerlo. Aún tienes el Poder de crear tu vida de la forma en que realmente te gustaría que ésta fuese. Tienes el Poder y/o Libertad de cambiar lo que no ha funcionado para ti, cambiar lo que no ha resultado en tu ser tan feliz como te gustaría que fuese. ¿Estás con gente con quien realmente no disfrutas estar? Si es así, has cedido tu Poder de ser feliz a ellos. No tienes que hacerlo nunca más. Si has cedido tu Poder, puedes recuperarlo. Aún es tuyo. Aprópiate de él. Tú Poder y/o Libertad también incluye tu opción de cambiar los patrones dentro de ti mismo que reconoces que no han sido óptimos, que son el resultado de una percepción equivocada, y de formas limitadas de comprender. Tus apegos y adicciones están entre tu y tu Libertad. Cuando eres libre, eres capaz de decidir en cada momento qué te gustaría hacer, y qué tiene sentido hacer. No te permites a ti mismo ser controlado por programas pasados. Cuando eres adicto a algo y no lo obtienes, no te sientes bien. El grado de tu malestar muestra el grado de apego o adicción. Puedes elegir no dar tu Poder a tus apegos, o al objeto de tus apegos. El desapego es Libertad. No se trata de desprenderse. Desprenderse es alejarse de todos los sentimientos. El desapego permite sentimientos positivos de alegría cuando tienes algo. Cuando hay algo que no tienes, eres capaz de focalizar tu atención en lo que tienes. Si, por ejemplo, estas apegado a una cena con langosta, y no puedes cenar langosta, no eres libre de disfrutar lo que tienes. Cuando no estás apegado, puedes disfrutar una ensalada, un bistec, o si dispones de langosta, realmente disfrutarla, también. Si estás apegado o eres adicto a una persona, cuando estás con ella, pasas tiempo preocupándote por cuando no estarás con ella, y cuando ellos no están, pasas tiempo echándoles de menos, y no estando presente con la gente que está contigo. Eso no es Libertad. Tienes el Poder y la Libertad de estar totalmente presente dondequiera que estés, disfrutando de lo que este ocurriendo. Los demás no tienen que cambiar su forma de Ser por tus apegos, y tú no tienes que cambiar tu forma de Ser por las adicciones de los demás. Tú asumes la responsabilidad total de ti mismo, y cualquier cosa que pienses, hagas o digas y reconoces que los demás tienen la responsabilidad por cada cosa que elijan pensar o hacer o decir. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 135 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito No decidas qué piensan los demás, o que harán en una situación dada, porque de hecho, realmente no lo sabes, esa es su responsabilidad. Solo necesitas examinar tu propia conciencia y lo que ocurre en ella. Los demás son libres para querer lo que quieren y tú eres libre de decir sí o no a eso. Es correcto para ellos quererlo y es correcto para ti el no quererlo. De la misma forma que eres libre de querer lo que quieres y los demás son libres de no querer lo mismo. Cuando ambos queréis lo mismo, hay un acuerdo libre y entonces es probable que algo suceda. Si no, puedes estar de acuerdo en no estar de acuerdo y cada uno puede encontrar la felicidad y la satisfacción a su manera. Cada persona tiene derecho a tener su propia opinión y sus propios pensamientos y deseos y tú, eres libre. Revisa tu película, en la que no eres solamente el protagonista, sino también el director. Y también eres el público. ¿Cuáles eran los efectos de tus acciones y palabras? ¿Podrías haber escrito un mejor guión para ti mismo? Si es así, ¿qué hubieses hecho de otra manera? ¿Podrías haber actuado con más Amor, más comprensión? Revive la situación en tu mente, haciéndola distinta, y mira el final diferente. Decide que si la situación se presenta de nuevo, la revivirás de la nueva forma. Dedícate a esa decisión. Entonces, has cambiado para mejor, porque era tu elección, y has aprendido lo que necesitabas. Asimismo, debes darte cuenta de que las cosas ocurren de la forma que tiene que ocurrir, con la química de las personas involucradas, para obtener el resultado que necesita ocurrir. La próxima vez, sin embargo, serás capaz de lograr el mismo resultado con más armonía. Continúa haciendo esto hasta que seas honestamente capaz de dar a tu película y a tu carácter grandes repasos. ¡Si vieras esa película en el cine, hubieses pensado que era una película fabulosa, con una estrella inspiradora: Tú! Hubieses recomendado la película a tus amigos y disfrutaríais viéndola de nuevo. Date cuenta de cuáles son tus motivos para hacer las cosas. ¿Cuáles son tus motivaciones? En una situación dada, ¿estás escogiendo el miedo o la Libertad? ¿Estás haciendo las cosas porque realmente las has elegido, o las estas haciendo, o no haciendo, por miedo? Confía en tus instintos y en lo que es auténtico para ti, y haz lo que realmente quieras hacer. ¿Te contenías de ser quien realmente eres porque pensabas que tenías que hacerlo, y luego te dabas cuenta que realmente no tenias que haberlo hecho? Entonces, la base de tu decisión y tus acciones era el miedo. Toma la decisión de que no tienes que hacerlo nunca más. Puedes ser quién realmente eres, y la gente te disfrutará aún más. Cuando haces lo que realmente quieres, algo maravilloso ocurre. ¿Es el Amor tu motivación, o es la culpa? ¿Haces las cosas para evitar sentirte culpable, porque te sentirías culpable no haciéndolas? O actúas claramente, haciendo lo que realmente quieres hacer, como una expresión de Amor. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 136 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Si has estado teniendo como motivaciones el miedo o la culpa, ¿quieres seguir de esa manera? No tienes porqué, lo sabes. Puedes hacer una elección consciente, una profunda decisión, no tener miedo o culpa o ira controlando tu vida, si no actuar como un Ser conscientemente libre. Cuando lo haces, a partir de ese momento, si descubres que tu decisión va a ser de una cierta forma, o hacer (o no hacer) una cierta cosa basada en el miedo, la culpa o la ira, dedícate a tomar una decisión distinta. Entonces, no estas permitiéndote ser controlado por los patrones pasados de ser o hacer, sino viviendo realmente tú Libertad. Eres realmente libre. Solamente tienes que adueñarte de tu Libertad, y ser libre. No solamente te sentirás mejor y disfrutarás tu vida mucho más, sino que también liberarás patrones que se asociaban con visión distorsionada. Vas a volver a la claridad. Eres libre de pensar de la forma que elijas, y amar de la forma que elijas, y actuar de la manera que elijas. La gente que te ama disfruta viéndote feliz de la forma en que realmente te gusta ser feliz, siendo la expresión más llena de tu Ser, siendo auténtico, siendo todo lo que tú puedes ser. La gente que te ama realmente quiere que tengas éxito. Pero, depende de ti. Tienes el Poder y la Libertad de ser auténtico, de ser feliz, de tener éxito, de estar satisfecho. Mira claramente lo que es auténtico para ti. Y vívelo Mientras nos han enseñado que es algo bueno ser nosotros mismos, de hecho, también necesariamente, nos han enseñado de muchas maneras que no tenemos que ser nosotros mismos para complacer a los demás y que es bueno complacerles, hacer feliz a los otros. Entonces, parece ser una Elección entre hacer feliz a los demás, por un lado, y siendo nosotros mismos, hacernos felices a nosotros mismos, por el otro lado. Si has estado eligiendo no ser tu mismo para que otros fueran felices, has decidido que complacer a los demás era más importante que ser realmente tú mismo. Esta era una bonita expresión de tu Amor, pero con un coste elevado para ti, y tu facilidad de Ser, y tu Salud. La facilidad de Ser se asocia con la salud. No ser tu mismo /a requiere una inversión de energía, que también se conoce como estrés, un elemento no saludable desde ningún punto de vista. Lo que tiene mayor sentido es cambiar tus prioridades de forma que, ser auténtico/a, sea lo más importante y de hecho, una parte necesaria de cualquier proceso de sanación. Aún puedes disfrutar expresando tu Amor de cualquier forma que funcione para ti y saber la importancia de ser auténtico/a. Siendo tu mismo/a. Siempre. Con claridad, y Amor. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 137 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 116 La Importancia del Autoconcepto Somos lo que imaginamos ser. Albert Einstein Durante la pasada década Han surgido nuevas teorías y conceptos acerca del “ser”, se han desarrollado, además nuevos métodos, basados en estos hallazgos, los cuales han conducido a cambios verdaderamente dramáticos de la personalidad, y así también se han operado cambios en la salud e incluso, aparentemente, en las capacidades y talentos básicos del ser humano. Las frustraciones crónicas se han convertido en verdaderos éxitos. Los estudiantes fracasados se transformaron en estudiantes de primera, en unos cuantos días, y sin necesidad de guías extras. Las personalidades tímidas e inhibidas se han convertido, también, en personalidades felices y emprendedoras. “Al comprender la psicología del ser, podemos expresar las diferencias que existen entre el éxito y el fracaso, el amor y el odio, la amargura y la felicidad. El descubrimiento del ser verdadero puede restaurar el afecto en un matrimonio desgraciado, rehacer una carrera fracasada y, por último trasformar a las víctimas del tipo de la personalidad de fracaso. Por otra parte, el descubrimiento de su ser real que puede darle a entender la diferencia que existe entre la libertad y las coacciones de la conformidad. La clave para una vida mejor El descubrimiento Psicológico más importante de cualquier persona, consiste en el hallazgo de su autoimágen, la cuál representa el concepto de la clase de persona que soy. Ha sido creada a base de nuestras propias creencias acerca de nosotros mismos. Pero muchas de estas creencias –la mayoría de ellas- acerca de nosotros mismos, han ido tomando cuerpo inconscientemente a base de nuestras experiencias del pasado, de nuestros éxitos y de nuestros fracasos, de las humillaciones sufridas, de los triunfos alcanzados y del modo con que otras personas han reaccionado con respecto a nosotros, especialmente en la primera infancia. Con todo ello hemos formado un concepto mental y emocional de “ser”, que es nuestra propia “verdad”, con la cuál vemos y navegamos por la vida. Puede esta autoimagen estar formada por cosas reales o no, peo siempre nos harán actuarán como si precisamente fuera verdad. Esta autoimagen se convierte en una llave de oro para obtener una vida mejor, a causa de un descubrimiento importantísimo: Todos sus actos, sentimientos y conducta –inclusive sus capacidades de todo orden –hállense siempre contenidas dentro de esta autoimagen. En pocas palabras, usted “se desempeñará en la vida real” como la clase de persona que usted mismo concibe que es. No sólo ello, sino que literalmente no puede actuar de otra manera, a pesar de todos sus esfuerzos conscientes o de toda la fuerza de su voluntad. El hombre que se conceptúa a sí mismo como perteneciente al tipo de Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 138 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito personalidad de fracaso hallará algún modo de fracasar, no obstante si la oportunidad ocurre a sus manos. La persona que se tiene por víctima de la injusticia, como individuo que debe sufrir, hallará, de una u otra manera, las circunstancias que le han de conducir a la verificación de estas opiniones. La autoimagen es como una “premisa”, una base o un fundamento sobre el cual su completa personalidad, su conducta e incluso las circunstancias y personas que atrae, se van formando automáticamente basado en su autoconcepto. A causa de ello, nuestras experiencias parecen verificarse, reforzando, por lo tanto, nuestras autoimágenes y creándonos un círculo vicioso o benéfico, según sea el caso determinado en que estas circunstancias y experiencias van formándose. Por ejemplo, el alumno que se ve a sí mismo como un mal estudiante del tipo de fracaso, o como poco apto para el estudio de las matemáticas, encontrará siempre en su libreta de calificaciones la justificación de la mala opinión que tiene sobre su persona. Ello es, las calificaciones obtenidas serán la “prueba” contundente de sus fracasos. La joven que tiene una imagen de sí misma que corresponde a la persona de quien nadie gusta, hallará realmente que todo el mundo la evita en la escuela de danza. Ella misma invita, literalmente, al rechazamiento. Sus expresiones apesadumbradas, sus dudas, sus ansiedades por complacer, o quizás las hostilidad inconsciente hacia todos los individuos por quienes espera ser ofendida, todo ello concurre para alejar de sí a las personas que por otra parte desearía atraer. De la misma forma, un vendedor o un hombre de negocios hallará también que sus experiencias reales tienden a demostrarse la corrección de su autoimagen. A causa de esta prueba o demostración objetiva, ello acontece muy raramente a la persona cuyas dificultades y tropiezos yacen en su autoimagen o autoapreciación. Dígale a un escolar que el motivo de sus fracasos consiste en que él solo “piensa” en que no puede dominar el álgebra, y éste pondrá en duda su propio estado mental. Ha hecho todo lo posible para dominar esta materia, y, sin embargo, la libreta de calificaciones nos relata toda la historia del asunto. Dígale a su vendedor que es víctima de la “idea” de que él no puede ganar más que una cierta cantidad, y, con su libro de órdenes a la vista, le tratará de demostrar que está usted equivocado. Sabe demasiado bien cuánto la ha costado probar y fracasar. Sin embargo, como veremos más adelante, una vez se les ha insinuado la necesidad de que cambien sus autoimágenes, pueden operarse cambios casi milagrosos en cuanto se refiere a la capacidad del vendedor para obtener mayores ganancias y la aptitud del estudiante en la que respecta a sus éxitos en los estudios. La autoimagen puede ser cambiada. Numerosos casos han demostrado que el individuo nunca es demasiado joven ni demasiado viejo para que no pueda cambiar su autoimagen y por lo tanto emprender un nuevo género de vida. Una de las razones por la que al parecer le ha sido más difícil a determinada persona el cambio de sus hábitos, personalidad y modo de vida consistió en que casi todos los esfuerzos que hizo para operar el mencionado cambio solía dirigirlos, para decirlo así, al exterior de su ser, más bien que a si mismo. Muchas personas afirman que han trabajado con cambiar su forma de pensar a un enfoque positivo, sin resultado alguno. No obstante, después de un ligero interrogatorio, obtenemos que estos individuos han empleado “el pensamiento positivo”, o intentaron emplearlo, con respecto a particulares circunstancias externas o bien relacionado a un hábito particular o algún defecto del carácter (“Conseguiré ese empleo.” “Procuraré estar mas sereno y descansar más en el futuro.” “Este negocio debe salirme bien”, etc.) Mas nunca pensaron en cambiar sus ideas con respecto a si mismos, que es, definitivamente, el motor que ha de impulsarnos a conseguir estas cosas. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 139 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito El “pensamiento positivo” no puede usarse como remiendo o parche a la anterior autoimagen. En realidad resulta materialmente imposible tratar de pensar positivamente acerca de una situación particular en tanto mantengamos un concepto negativo con respecto a nosotros mismos. Por otra parte, numerosos experimentos han demostrado que una vez se logra el cambio del concepto sobre sí mismo, las otras cosas que se hallan dentro del nuevo concepto del Yo se logran con facilidad y sin esfuerzo. La personalidad es como un “sistema de ideas”, todas las cuales deben ser vistas como conformadas unas con otras. Las ideas que no se muestran compatibles con el sistema son rechazadas, “no creídas”, y, por lo tanto no actúan con respecto a éste. Por otra parte, las ideas que parecen compatibles con el sistema son aceptadas de inmediato. Exactamente en el centro de este sistema de ideas –como piedra de toque-, se halla la base sobre la que todo se construye –el “ego-ideal” del individuo-, la autoimagen de la persona o el concepto que de sí misma ella tiene. Si logramos transformar nuestra autodefinición, lograremos también cambiar los resultados de nuestra vida, ya que equivale a mover las cercas de los límites que nosotros mismos hemos puesto. Es como cambiar la programación de capacidad y efectividad en los diversos ámbitos de nuestra vida. Cambiar el concepto de nuestra propia capacidad hace milagros, como el hombre que se asustaba tanto de las gentes extrañas que raramente se atrevía a salir de casa y que ahora se gana la vida como locutor público; el vendedor que ya había dispuesto una carta de dimisión porque “no había nacido para vender”, y seis meses más tarde se convertía en el número uno entre un equipo de cien vendedores; el supervisor de una fábrica, que estaba considerando renuncia a su trabajo, debido al estrés que le producía dirigir una cuadrilla de personal y ahora es el gerente del área. Un cirujano plástico descubre la relación entre la psicología de la autoimagen y la cirugía estética, al juzgar desde el exterior de nuestro campo visual, parece ser que no existe ninguna conexión entre ambos, pero quedo impresionado por los súbitos y dramáticos cambios que se operaban en el carácter y en la personalidad del paciente a quien le era corregido algún defecto facial. Hubo muchos casos en que se encontró con que al cambiar la imagen física de un individuo determinado solíamos crear también una nueva persona. En un caso después de otro, el bisturí que mantenía en las manos llegó a convertirse en una varita mágica que no sólo trasformaba la apariencia del paciente sino también toda la vida del mismo. El tímido e inhibido llegó a trasformarse en audaz y valeroso. Un muchacho retraído y estúpido logró convertirse en un joven brillante y alerta, consiguiendo llegar a ser el presidente ejecutivo de una importante casa comercial. Un vendedor, que había perdido el tacto social y la fe en sí mismo, logró transformarse rápidamente en un individuo modelo, posesionado de autoconfianza. Realmente era fácil explicar el éxito. Por ejemplo, el que se relacionó con el muchacho que poseía unas orejas demasiado grandes y del cual se decía que tenía el aspecto de un taxi con ambas puertas abiertas. El pobre jovencito había sido ridiculizado durante toda su vida, y a veces con crueldad extremada. La reunión con los amigos significaba para él una serie de humillaciones y penas sin fin. ¿Por qué no trató de evitar los contactos sociales? ¿Por qué no llegó a temer a la gente y a concentrarse en sí mismo? Pues ello le llegó a acontecer con el transcurso del tiempo. Terriblemente temeroso de expresarse en cualquier forma, se la consideraba como un estúpido. Sin embargo, cuando se le corrigió el defecto de las orejas, le pareció natural la causa de su pena y humillación, y, habiéndole sido extirpado ésta, pensó que yo no tendría por qué sentirse turbado y que debería asumir un papel normal en la vida, como asimismo lo hizo. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 140 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Estamos hablando simplemente de un autoconcepto de un algo exterior nuestro, hay personas que adquirieron rostros nuevos y continuaron usando la misma vieja personalidad, que es la principal cirugía en sentido figurado que necesitamos hacer. El misterio de la fealdad imaginaria. A una persona que se siente infeliz por un defecto congénito o que sufre una verdadera desfiguración facial como resultado de un accidente, la cirugía plástica puede parecerle llena de mágicas virtudes y, según estos casos sería fácil deducir que para curar todas las neurosis, los sentimientos de desgracia, los fracasos, los temores, las ansiedades, la carencia de autoconfianza, etc., bastaría con aplicar la cirugía plástica, con objeto de destruir y extirpar todos los defectos del cuerpo humano. Por lo tanto, de acuerdo con esta teoría deductiva, todas las personas con rostros normales o aceptables se hallarían perfecta y completamente libres, y liberadas de cualquier impedimento o defecto de carácter psicológico. Todas ellas serían alegres, felices, confiadas en sí mismas y halla ríanse libres de los sentimientos de ansiedad y de pena. Más sabemos demasiado bien que ello no es verdad. Es imposible explicar una teoría como ésta a la gente que suele visitar el consultorio de un cirujano plástico en demanda de un embellecimiento de la cara para curarse de una fealdad verdaderamente imaginable. Son generalmente mujeres de treinta y cinco a cuarenta y cinco años, que se hallan convencidas de tener aspecto de viejas, inclusive en el caso de que la apariencia de las mismas sea normal en absoluto y muchas veces extraordinariamente atractiva. Hay también muchas jóvenes que se hallan convencidas de que son feas solamente a causa de que sus bocas, narices o bustos no tienen las medidas exactas de la reina cinematográfica de moda. No hay pocos hombres que creen que sus orejas son demasiado grandes o tienen la nariz excesivamente larga. Ningún cirujano plástico con verdadera ética se atrevería a hace una operación a esta clase de gente, pero, por desgracia, los charlatanes, o los así llamados “doctores de belleza”, a quienes ninguna asociación médica debiera admitir como miembros, no poseen tales delicadezas. La fealdad imaginaria es más común de lo que parece ser. Una estadística reciente, llevada a cabo entre alumnos de una facultad, mostró que el 90% de los mismos no estaban satisfechos de sus apariencias. Si las palabras “normal” o “promedio” no tuviesen ninguna significación sería obvio que el 90% de nuestra población no podría ser “anormal” o “diferente” o “defectuosa” en su apariencia. Sin embargo, investigaciones similares han demostrado que aproximadamente el mismo porcentaje entre nuestra población halla una razón u otra para avergonzarse de su imagen-cuerpo. Estas personas reaccionan exactamente igual que si parecieran una desfiguración real. En realidad, sienten la misma vergüenza y desarrollan los mismos temores y ansiedades. Sus aptitudes para “vivir” completa e intensamente suelen ser bloqueadas por la misma clase de barreras psicológicas que impiden a los verdaderos pacientes llevar una vida feliz. Sus cicatrices, aunque mentales más bien que físicas, actúan a manera de debilitantes. La autoimagen, el verdadero secreto El secreto es el siguiente: Para vivir realmente, ello es, para hallar la vida razonablemente satisfactoria, usted debe poseer una autoimagen adecuada y realista con la que se pueda basar su existencia. Se debe encontrar aceptable para sí mismo. Debe Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 141 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito poseer una autoestimulación completa. Debe poseer una ser íntimo en el que pueda creer y confiar. Debe poseer un yo de que no se avergüence y un ser con el cual pueda sentirse libre para expresarse de manera creadora en vez de ocultárselo o encubrírselo. Debe poseer un Yo que corresponda a la realidad, de tal modo que usted mismo pueda conducirse eficientemente en un mundo real. Debe conocer sus fuerzas y debilidades y mostrarse honesto con usted mismo en todo lo que concierne a ello. Su autoimagen debe consistir en una aproximación razonable de su “Yo”, sin tratar de que sea más o menos de lo que usted mismo es. Cuando esta autoimagen está intacta y es segura, el sujeto se siente bien. Cuando se halla amenazada, usted se siente ansioso e inseguro. Cuando es adecuada, el individuo puede y debe estar orgulloso de ella y, entonces, es indudable que habrá de sentir autoconfianza completa. Se hallará liberado de ser usted mismo y habrá de expresarse como usted mismo. Todo su Yo funcionará en grado óptimo. Cuando su autoimagen se convierte en sujeto de vergüenza, usted tratará de ocultarla en vez de darle expresión. La expresión creadora se hallará cercada por todas partes. Por último, usted llegará a convertirse en una persona hostil y difícil de sobrellevar. Cuando se corrige una desfiguración facial mediante la cirugía plástica, solamente se obtendrán dramáticos cambios psicológicos en el caso en que se produzca la correspondiente corrección de la mutilada autoimágen. A veces la imagen de un ser desfigurado persiste incluso después de una magnífica intervención quirúrgica. Estas observaciones nos llevan a concluir, que mucha gente requiere cambios, pero no solo exteriores en su apariencia física, sino a sus conceptos de su valor, capacidades, merecimiento de si mismos. Esto es más trascendental y poderoso que un cambio de apariencia. Necesitan saber que se puede obtener un mejoramiento del “rostro” espiritual, eliminar cicatrices emotivas, transformar actitudes y pensamientos tanto como sus apariencias físicas. Este estudio me recompensó maravillosamente. Hoy me encuentro más convencido que nunca respecto a lo que quiere cada uno de nosotros: profundizar en nosotros mismos y ello es la verdadera VIDA. La felicidad, el éxito, la paz espiritual, cualquiera que pueda ser su concepto del bien supremo, se experimenta esencialmente como una mayor intensidad de vida. Cuando experimentamos las expansivas emociones de la felicidad, de la autoconfianza y del triunfo, disfrutamos de mucha mejor vida. Ahora bien, en el mismo grado en que nos inhibimos de nuestras capacidades, frustramos los dones que Dios nos ha concedido, y nos disponemos a parecer ansiedad, temor, autocondenación y autoodio, y literalmente, rechazamos las fuerzas que la misma vida nos concedió y nos revolvemos contra los dones que el mismo Dios nos ha hecho. En el grado en que rechacemos el don de la vida, en ese mismo nos abrazamos con la muerte. Es mi opinión que durante los últimos treinta años la psicología se ha hecho demasiado pesimista con respecto al hombre y a su potencia en lo que concierne a la experimentación de cambios y a la grandeza del individuo. Ya que tanto los psicólogos como los psiquiatras sólo tratan a las personas llamadas “anormales”, la bibliografía de estas ciencias se halla casi exclusivamente extraída de las diversas anormalidades del hombre y de la tendencia de éste con respecto a la autodestrucción. Temo que haya bastante gente que haya leído demasiado sobre estas cosas, hasta tal grado que hayan llegado a considerar con cierta aversión, aunque como propias de la “conducta humana normal”, el instinto destructivo, el sentimiento de culpabilidad, la autocondenación y las otras diversas tendencias de las personas enfermas. La persona promedio se siente horrorosamente débil e impotente cuando se pone a pensar en la perspectiva de tener que socavar sus debilidades, par contraponerlas a estas Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 142 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito potencias negativas de la naturaleza humana con el objeto de obtener la salud y la felicidad. Si este fuera el cuadro verdadero de la naturaleza y de la condición humana, el autoperfeccionamiento habría de convertirse realmente en alguna cosa más fútil. No obstante, creo, y así lo he confirmado con las experiencias de mucha gente, que el hecho consiste en que usted no tiene que hacer solo el trabajo. Dentro de cada uno de nosotros hay un “instinto vital”, una conexión interior al Universo, que continuamente se halla trabajando in favor de nuestra salud, felicidad y todo lo que hace más completa la vida del individuo. Este “instinto de conservación” opera a favor de usted, a través de lo que he llamado “el mecanismo creador”, capacitándole para que emplee correctamente el “mecanismo de la felicidad” que se encuentra formado dentro de cada uno de los seres humanos. Nuevos conceptos científicos respecto a la ideación subconsciente En anteriores capítulos hemos aprendido que la mente subconsciente no es ninguna “mente” sino un mecanismo, un buscador de metas, un “servo-mecanismo” constituido por el cerebro y el sistema nervioso, el cual es empleado y dirigido por la mente. El último y más apropiado concepto que hemos obtenido y formado con relación a estas cuestiones consiste en que el hombre no posee dos mentes, sino sólo una, la consciente, la cual opera como una máquina automática que persigue un fin determinado. Esta máquina automática y perseguidora de fines concretos, funciona de una manera similar a como operan los “servomecanismos” electrónicos en tanto como ello concierne a los principios básicos, pero lo que resulta más maravilloso es que se manifiesta mucho más complicada que cualquier cerebro electrónico o proyectil dirigido inventado por el hombre. Este mecanismo creador que se halla dentro de usted es impersonal. Operará, pues, automática e impersonalmente con el objeto de llegar a las metas del éxito y de la felicidad, de la desgracia o del fracaso, ya que todo ello depende de los fines que usted se haya propuesto alcanzar en su fuero interno. Póngalo a operar en pos de fines positivos y funcionará como mecanismo del éxito. Póngalo a trabajar en pos de fines negativos y laborará, de manera impersonal e indiscriminatoria, como mecanismo de fracaso. Como cualquier otro “servo-mecanismo”, debe ponérsele a trabajar en pos de un objetivo determinado, claro y definido. Las metas que nuestro propio mecanismo creador se propone alcanzar consisten en las IMÁGENES MENTALES o en los CUADROS MENTALES que creamos con el uso de nuestra IMAGINACIÓN. El objetivo-imagen fundamental es nuestra autoimágen. Nuestra autoimagen determina y decide los límites de las metas particulares que nos hemos propuesto alcanzar. También determina el “área de lo posible”. Como cualquier otro servo-mecanismo, nuestro mecanismo creador opera a base de la información y de los datos con que lo alimentamos (nuestros pensamientos, ideas e interpretaciones). Al través de nuestras actitudes e interpretaciones de las diversas circunstancias dadas, plantearemos el problema con el que habrá de trabajar nuestro mecanismo creador. Si alimentamos a nuestro mecanismo creador con datos e informaciones que le produzcan el efecto de que somos criaturas indignas, inferiores e incapaces (una imagen negativa), estos datos –como cualquier otro dato que le suministremos- seguirá el proceso de elaboración correspondiente, para darnos su contestación en la forma de la experiencia objetiva. Como cualquier otro servo-mecanismo, nuestro mecanismo-creador emplea la información archivada, o la “memoria”, para solucionar los problemas corrientes y reaccionar ante las situaciones en curso. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 143 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito El programa para arrancar mayor intensidad vital de la propia vida consiste, antes que todo, en aprender algo acerca de este mecanismo creador o sistema automático de conducción que hay dentro de usted y respecto a la manera de emplearlo como mecanismo de éxito en lugar de usarlo como mecanismo de fracaso. El método en sí mismo consiste en estudiar, practicar y experimentar los nuevos hábitos de pensar, imaginar recordar y actuar, con el objeto de 1) desarrollar una autoimágen adecuada y realista y 2) de emplear su mecanismo creador para alcanzar el éxito y la felicidad que llevan consigo la consecución de las metas particulares. SI USTED PUEDE RECORDAR, APENARSE, u ocuparse de sí, USTED PODRA TRIUNFAR. Como se verá más tarde, el método que debe ser usado consiste en un cuadro mental creador, experimentando creadoramente a través de su imaginación y en la formación de nuevas estructuras automáticas de reacción, al obrar por su propio impulso y al hacer como si obrase así. El visualizar o el crearse un cuadro mental no es más difícil que lo que se hace cuando se trata de recordar alguna escena del pasado o preocuparse acerca del futuro. Por otra parte, crearse nuevas formas de acción no es mas difícil que decidir, luego sigue “el atar sus zapatos” de una manera distinta cada mañana en vez de continuar atándoselos “a la antigua manera” sin que intervenga en este acto el entendimiento ni su voluntad de decisión. Cómo se Forma el Autoconcepto En los capítulos anteriores hemos aprendido que de la magia del Universo que esta a nuestra disposición a través de la Ley de Atracción, sin embargo al aplicarla y observar como funciona en el medio y personas que conocemos, me parecía que había algo que no checaba, casos de personas en apariencia alineadas a los principios Universales, con propósitos y metas bien definidas, haciendo visualizaciones de lo que desean, sin embargo el Universo parece tardarse en contestar esas peticiones. Se que la Ley de Atracción es perfecta y aplica sin excepción, entonces ¿que faltaba?. Me dedique a investigar más de cerca los casos que parecían ser excepciones, descubriendo un punto esencial que había como común denominador para que se manifestara el efecto de la Ley de Atracción. Esta variable es el autoconcepto, entonces, empecemos por entenderlo. La construcción de la propia identidad es una empresa que funciona en automático que le ocupa al ser humano desde el mismo momento de nacer y que probablemente no concluya hasta el final de su existencia. Todos al nacer somos cuadernos en blanco donde vamos tomando del medio ambiente que nos rodea sus creencias, sus juicios de valor, sus expectativas, sus temores, sus alegrías, sus emociones y sentimientos que vamos escribiendo en ese cuaderno para conformar nuestro propio concepto como personas y del mundo que nos rodea. Este proceso funciona las 24 horas, los 7 días de la semana. La información que recibimos va más allá de la percibida por los 5 sentidos, hay una percepción de la energía del ambiente que nos desarrollamos, conozco casos de niños enfermos crónicos de asma por el ambiente de enojo, pleito y amargura que se vive en su ambiente familiar, que solo se ha visto mejorado, más que con medicina, con un cambio conciente de las energías de baja vibración al mejorar las emociones y estado de ánimo de las personas con las que viven. Esta absorción del medio ambiente, es como una esponja que toma todo lo que sucede a nuestro alrededor y van formando las primeras piezas de la personalidad, los cimientos de la escala de valores que, en su mayor parte, son adquiridos. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 144 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Factores de influencia en la construcción de autoconcepto. El Efecto Pigmalión. Según la mitología clásica, Pigmalión fue un rey de Chipre, apasionado por la escultura. Durante mucho tiempo, trabajó con tanta dedicación una figura de marfil con forma de mujer que -según él- no existía ninguna mujer viva tan bella y perfecta como la que él modelaba con sus manos. Todos los días trabajaba para darle toques de perfección a su escultura y todas las noches suspiraba para que fuese de carne y hueso. Tan enamorado estaba Pigmalión de su escultura, que hubiese dado todo lo que tenía para que cobrara vida. Un día, los dioses se compadecieron de Pigmalión y dieron vida a su creación, convirtiéndola en la hermosa mujer que el rey creía que era. La lección de este mito es que si creemos que alguien es de determinada manera, puede convertirse en aquello que creemos que es. El Efecto Pigmalión no ocurre en la familia, la escuela el trabajo Cualquiera puede experimentarlo en el trabajo: si su jefe espera lo mejor de usted y se lo hace saber, es muy probable que usted exhiba un alto desempeño. Pero si tiene un jefe que no confía en su capacidad y que tiene bajas expectativas respecto a su rendimiento, es muy probable que -más tarde, o más temprano- usted cometa un error, u obtenga resultados negativos. La Familia. Además de verificarse en las escuelas y en las organizaciones, el Efecto Pigmalión se comprueba en las familias. Como es natural, un padre tiene expectativas frente a sus hijos que -consciente o inconscientemente- comunica. Éstas condicionan las expectativas que tienen los hijos sobre sí mismos, quienes terminan comportándose de acuerdo a aquello que sus padres esperaban de ellos. Es decir, las expectativas de los padres influyen en cómo serán sus hijos. El Efecto Pigmalión se hace más evidente en hogares con más de un hijo. Hay padres que esperan más de unos hijos, que de otros. Como consecuencia, premian más a unos que a otros, les orientan mejor en sus tareas, les elogian ante los demás y les ofrecen más estimulación. Si bien esto aumenta la confianza y autoestima de unos hijos, perjudica -y distorsiona- la autoimagen de otros. Cuando -en una familia- alguien es etiquetado como "perdedor", "lento" o "difícil", el resto de los miembros tiende a negarle la contribución y el apoyo que necesita para hacerlo bien. Esto reduce aún más sus posibilidades de superación. La familia tiene la gran influencia de formar los ojos con los que miramos el mundo y a través de la vida, sigue siendo la primera fuente de influencia de lo que somos. Nacemos con la necesidad de queridos, amados y aceptados. Hay un experimento científico donde a un changuito recién nacido le acercan dos mamás hechas de alambre: Una con alimento y la otra sin alimento pero cubierto el alambre con una capa de tela tibia; el changuito es acercado a ambas mamás para que perciba las bondades de cada una y siempre escoge el animalito la mamá de tela tibia a pesar de que no tiene alimento, a la mamá fría pero con alimento. Que concluimos. Los seres vivos necesitamos afecto, sentirnos abrigados, apreciados y valorados, motivados a descubrir en nosotros nuestros dones y fortalezas, además de aceptarnos como somos y sobre todo ser felices. Realmente cuantos de nosotros vivió un ambiente de estas características, ….. mmmmm desgraciadamente muy pocos, casi puedo afirmar que casi todos provenimos de Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 145 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito familias disfuncionales aunque hayamos tenido la suerte de tener juntos a nuestros papás. ¿Se imaginan como anda entonces nuestro autoconcepto?. Estudios demuestran que cuando un niño llega a la escuela por primera vez ya lleva desde su nacimiento una carga emocional de 6,000 “Nos”, No toques aquí, no vayas allá, no esto, no el otro. Si ambos padres tienen expectativas positivas hacia un hijo, éste sabrá que creen en su potencial y seguramente se esforzará para demostrar que es tan bueno como sus padres creen. Ahora, ¿cómo genera -y trasmite- un padre expectativas positivas? - ofreciendo oportunidades para superarse: confiando en sus hijos asuntos importantes, - - dándoles tareas desafiantes y asegurándose de que tengan éxito frecuentemente - brindando regularmente retroalimentación positiva, que remarque sus fortalezas - apoyando su aprendizaje. - elogiando a sus hijos delante de los demás. - utilizando un lenguaje positivo. Por ejemplo, diciendo "sé que puedes hacerlo", en lugar de "espero que puedas hacerlo"; "Siempre creí en ti" y no "Temía que me decepcionaras"; "Este es un buen comienzo" en lugar de "Necesitaremos corregir esto en el futuro" Desde luego, hay muchos otros factores que influyen en las posibilidades de superación de los hijos, como la educación que reciben en la escuela; los límites que marcan sus padres; los valores que les inculcan; el apoyo de sus hermanos; los amigos; etc... Pero -sin lugar a dudas- las expectativas de los padres son una influencia más poderosa, por aquello que la figura paterna representa para un hijo. Tenemos los hijos que "modelamos" con nuestra influencia, amor y confianza. Seamos como Pigmalión: creamos que nuestros hijos son capaces de grandes cosas... ¡y lo serán! "Siempre seré la "chica de las flores" para el profesor Higgins, porque siempre me trató como a una florista y así seguirá tratándome. Pero sé que puedo ser una dama para usted, porque siempre me vio como tal.” - fragmento de la obra "Pigmalión" de George Bernard Shaw La escuela. Después, durante el periodo de formación en la escuela en sus diversos grados, sigue colocando nuevas hileras de piezas gracias a los estímulos que recibe. En esa etapa la sociedad, la cultura, la posición económica, la religión, etc., marcan pautas muy significativas. Más adelante, la adolescencia marca un punto de ruptura y rebeldía con sus orígenes. El joven quiere transgredir normas y leyes para experimentar sus ansias de libertad. Necesita probar sus propios límites y para ello quiere reforzarse "inventando" algo nuevo, original, que le permita canalizar sus ideales. Posteriormente, con la incorporación al mundo laboral -que tiene también su particular escala de valores-, se enfrentará a nuevas tensiones y ajustes. Y, finalmente, en ese proceso de construcción de la personalidad, llega a la creación de una familia propia en la que intenta implantar u concepción de la vida. Pero, ¿y lo innato? ¿Dónde está esa parte esencial que anida dentro de la persona y que Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 146 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito forma parte del bagaje intangible acumulado por los seres humanos a lo largo de millones de años? ¿Dónde se manifiesta esa filosofía interna de valores profundos? ¿Qué hay de esa ética que es independiente de la cultura y el medio? Comienza entonces a producirse tensión entre lo que su interior demanda y lo que la persona está viviendo en su vida cotidiana. Y como resultado de esa tensión se produce una reflexión, un análisis. Es cuando la persona siente la necesidad de hacer un alto en el camino para formularse una serie de preguntas a las que le suele resultar muy difícil responder: "¿Qué estoy haciendo? ¿Hago lo que quiero? ¿Cuáles son mis prioridades? La escala de valores por la que me muevo, ¿es la que deseo? ¿Quién soy realmente?" Y es en ese momento, al echar la vista atrás, cuando uno se da cuenta de que siendo niño adquirió una serie de modelos o "identidades" que le proporcionaban lo que necesitaba: atención, cariño, seguridad, poder, etc. Que en la adolescencia eligió sus propios modelos, aquellos que la sociedad o los medios de comunicación le vendían. Que más tarde su desarrollo profesional le llevó a adoptar "roles" que encajaran dentro de ese entorno. Y así sucesivamente. De tal manera que cuando llega a la madurez, a esa mal llamada crisis de los cuarenta, se da cuenta de que eso no es así, de que la vida misma, desde su origen, es una continua sucesión de crisis: la de la infancia, la de la adolescencia, la de la juventud, la de la madurez y la de la vejez. Que todas las etapas de la vida son crisis porque esa palabra es sinónimo de cambio y el cambio es compañero inseparable de la vida. Y entiende que mientras hay transformación hay vida, que cuando dejamos de aprender nos morimos, que cuando cualquier aspecto del ser humano se cristaliza esa parte de sí ha comenzado a morir. Se trata de un punto en el que comienza la ardua tarea de tomar consciencia de todas aquellas cosas con las que nos identificamos pero que en realidad no somos. Porque nos identificamos con las funciones, con los "roles" que desempeñamos, con los títulos que atesoramos y llegamos así a tal identificación con los cargos, las profesiones, los estatus, lo que poseemos, lo que sabemos e, incluso, lo que somos para los demás... que llega un momento en que no tenemos respuesta a aquella simple pregunta: ¿Quién soy yo? El peligro de identificarnos sólo con alguno de los aspectos de nuestra personalidad es que renunciamos a vivir el resto, a experimentar la gran riqueza de aprendizaje que se oculta tras cada una de nuestras facetas. Si uno se centra exclusivamente en ser médico, o padre, o deportista; si otra cree que es hija, o broker de la Bolsa, o cocinera; si otro piensa que ha nacido para ayudar a los demás, o para ser sincero, o para enseñar... estará contemplando sólo el aspecto más sobresaliente, quizá al que dedica mayor número de horas, o el que más gratificaciones le proporciona, o el que le resulta más fácil, o... Cada uno encontrará mil y una razones para sentirse satisfecho con su identificación. Pero preguntémonos: ¿soy capaz de estar solo?, ¿me atrevo a quedarme conmigo mismo, sin títulos, sin escudos, sin disfraces, desnudo?, ¿puedo mirarme al espejo y ver qué hay más allá?, ¿me reconozco en esa imagen que me devuelve el espejo?, ¿qué dice mi mirada?, ¿qué expresan mis ojos, mis gestos?, ¿qué hay escrito en mi rostro? Probablemente, para dar respuesta a tantos interrogantes sea necesario apartarnos, alejarnos -siquiera mentalmente- de nuestras circunstancias y desde ese punto recurrir al observador interno que todos llevamos incorporado. Si en la maraña de relaciones interpersonales que hemos creado hemos perdido identidad o bien no somos capaces de recuperar la sensación de ser auténticos, de ser fieles a nosotros mismos, si el poder, el dinero, el prestigio o las expectativas que los demás han volcado sobre nosotros nos han hecho olvidar al Ser que somos, será necesario alejarse un poco para identificar cuál es nuestro territorio. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 147 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Pero, ¿cómo hacer eso en nuestra vida cotidiana? -nos preguntamos-. Pues, en primer lugar, siendo conscientes de que nos identificamos con imágenes creadas por nosotros mismos y también con las que crean los demás en su relación con nosotros. Debemos saber que ambas no son sino interpretaciones de la mente -la nuestra y la de ellos- y que, como tales, son aspectos parciales de una totalidad mucho mayor. En segundo lugar, descubriendo las potencialidades que tenemos aún por desarrollar y que nos abrirán las puertas de la consciencia. Para lo cual deberemos afrontar los retos y las oportunidades que la vida pondrá a nuestro alcance. Tercero, admitiendo que los límites y los miedos los fabrica nuestra mente y que si es ella la que nos coloca las cadenas y nos priva de libertad puede igualmente hacer lo contrario. Sólo hay que ponerla a trabajar a nuestro servicio con el objetivo bien definido. Cuarto, abriéndonos a la energía de la vida que fluye en el universo constantemente como un río sin fin y confiando en que el sumergirnos en esa corriente nos va a proporcionar las experiencias que necesitamos incorporar. En quinto lugar, tomando consciencia de nuestro ser integral. De que somos una energía espiritual que se manifiesta en distintos planos vibratorios: físico, energético, emocional y mental. Esa energía espiritual superior proporciona coherencia y da sentido a todo lo demás. En la medida en que todos esos soportes estén alineados, es decir, vibren armónicamente, podremos acceder a un nivel de consciencia que nos permita beneficiarnos del orden imperante en el universo donde funciona la ley de la sintonía vibratoria. En sexto lugar, incorporando en la ampliación de consciencia a los que nos rodean. Porque nunca estamos solos, siempre participamos de la misma esencia que el resto del universo. Y, en séptimo lugar, haciendo silencio interior, buscando el sosiego y la paz dentro de nosotros mismos para poder vivirla después. Porque sólo aquietándonos podremos escuchar las notas del espíritu, apreciar la dirección y descubrir la intención que la Inteligencia Suprema dejó impresa en cada una de nuestras células. ¿Cómo percibes la imagen interna de ti mismo? Posiblemente te extrañe el título, todos tenemos una imagen interna de nosotros mismos y es diferente a la imagen externa que ves en el espejo, y hasta hablas con ella, y no es cuestión de locura, simplemente recuerda qué te dices cuando descubres que cometiste un error, puede ser que te digas cosas como: Soy un tonto, nunca me salen bien las cuentas, no sirvo para vendedor, soy un inútil no puedo hacer nada bien, o te dices cualquier otra lindura como estas. Cualquier acción que realizamos por pequeña o inconsciente que esta sea, es precedida por un pensamiento, la forma específica de pensar te lleva a la forma específica de actuar y obtienes los resultados específicos correspondientes. Así que empieza a darte cuenta que si actúas con el pensamiento de que: A mí no me salen las cosas bien ¿cómo esperas tener resultados satisfactorios? Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 148 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Ahora empiezas a aceptar que tienes una imagen interna, reconócela cerrando los ojos y trae al consciente esa imagen, ¿cómo te ves? Reconócete en todos los aspectos, desde el físico, el emocional, el mental, como te ves en la postura; de pié erguido o encorvado, en el peso ideal o con sobrepeso, vigoroso sobrepasando obstáculos o derrotado por las circunstancias, triunfador o abatido, simpático atrayendo a las personas o abandonado, amado o rechazado, sonriente o con gesto adusto, dueño de las situaciones o víctima de las circunstancias. Es muy probable que estés pensando que el mundo externo y sus condiciones te llevaron a Ser lo que eres, por que el mundo físico es muy convincente, pero si haces un pequeño análisis verás que fueron tus decisiones en el pasado las que te pusieron en esta situación, si estás satisfecho y orgulloso de los resultados que bien, si aspiras a más y sientes que no puedes lograrlo cambia tu imagen interna, crea tu propia imagen interna de acuerdo con lo que quieres Ser y en eso te conviertes. Existen algunos experimentos que parecen corroborar que el peso corporal físico, se conforma de acuerdo a la imagen interna. ¿Ya te reconociste? ¿Ya te diste cuenta de que lo que sucede al exterior de tu persona lo creas desde el interior? El mundo exterior a tu persona es solo un reflejo de tu mundo interno, y solo ves lo que coincide con tu imagen interna. Por ejemplo; Yo vivo en un país latino, con dificultades económicas, falta de empleo, etc. Y si doy un paseo por la ciudad alcanzo a ver varias agencias de automóviles en construcción y otras recién puestas en marcha, luego entonces es una contradicción que los que piensan vender automóviles de todo tipo e incluso de lujo, estén invirtiendo en un país en el que la gente no tiene para comprar autos, o vieron una sociedad con posibilidades económicas. Qué es lo tú ves, o mejor dicho: ¿Que es lo que tu imagen interna no te permite ver? Concluyo este capítulo con un mensaje importante para ti. El Universo no te proporcionará lo que deseas ser y tener por lo que vales, sino por lo que tú crees que vales. Así que, si quieres Ser mucho más de lo que eres ahora, cambia tu imagen interna y actúa de acuerdo con esa nueva imagen de lo que Sí quieres, esto te conecta a ¡ Vivir con Pasión ¡ 117 Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 149 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Amar a tu Niño Interior Somos lo que imaginamos ser. Albert Einstein Si no puedes intimar con otras personas, es porque no sabes cómo intimar con tu propio niño interior. El pequeño que hay dentro de ti está dolido y asustado. Ayuda y acompaña a tu niño. Uno de los asuntos más importantes que necesitamos comenzar a abordar es la curación del olvidado niño interior. Muchos de nosotros nos hemos pasado demasiado tiempo sin hacer caso de nuestro propio niño interior. Tengas la edad que tengas, hay en tu interior un pequeño que necesita amor y aceptación. Si eres una mujer, por muy independiente que seas, tienes en tu interior a una niña muy vulnerable que necesita ayuda; si eres un hombre, por muy maduro que seas, llevas de todas formas un niño dentro que tiene hambre de calor y afecto. Cada edad que has vivido está dentro de ti, dentro de tu conciencia y de tu memoria. Cuando éramos niños y las cosas iban mal, solíamos pensar que algo no funcionaba bien en nosotros, que teníamos algo malo dentro. Los niños piensan que si pudieran hacer las cosas bien, sus padres (o quien sea) les amarían y no les castigarían ni les pegarían. Así pues, siempre que el niño o la niña desea algo y no lo obtiene, piensa: «No valgo lo suficiente. Soy anormal, un retrasado». Entonces, cuando nos hacemos mayores rechazamos ciertas partes de nosotros mismos. A estas alturas de nuestra vida, ahora mismo, es necesario que empecemos a hacernos íntegros y a aceptar cada parte nuestra: la que hacía el tonto, la que se divertía, la que se asustaba, la que era estúpida y boba, la que llevaba la cara sucia. Todas y cada una de nuestras partes. Creo que por lo general nos desconectamos, nos cerramos, alrededor de los cinco años. Tomamos esa decisión porque pensamos que algo no funciona bien en nosotros y ya no queremos tener nada que ver con ese niño o niña que somos. También llevamos a nuestros padres dentro. Tenemos en nuestro interior al niño y a sus padres. La mayor parte del tiempo el padre (o la madre) reprende al niño, casi sin parar. Si prestas atención a tu diálogo interno, podrás oír el sermón. Podrás escuchar cómo papá o mamá le dice al niño que está haciendo algo mal o que no sirve para nada. Lógicamente, entonces comenzamos una guerra con nosotros mismos; empezamos a criticarnos de la misma forma en que éramos criticados: «Eres un estúpido», «No sirves para nada», « Otra vez la has fastidiado». Se convierte en costumbre. Cuando nos hacemos adultos, la mayoría de nosotros no hacemos el menor caso de nuestro niño interior, o lo criticamos igual como nos criticaban. Continuamos con la pauta una y otra vez. John Bradshaw, autor de varios libros maravillosos sobre cómo sanar al niño interior, dijo una vez que cuando llegarnos a adultos llevamos dentro 25.000 horas de cintas grabadas con la voz de nuestros padres. ¿Cuántas horas de esas cintas crees que te dicen que eres un ser maravilloso? ¿Cuántas te dicen que te aman y que eres inteligente y brillante? ¿O que eres capaz de ser lo que desees ser y que cuando seas mayor serás una gran persona? En realidad, ¿cuántas horas de esas cintas te dicen «No, no, no» en todas sus formas? Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 150 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito No es nada extraño que nos pasemos la vida diciéndonos «no» y «debería». Lo que hacemos no es otra cosa que imitar a esas viejas cintas. Sin embargo, son sólo cintas, no la realidad de nuestro ser. No son la verdad de nuestra existencia. Son sólo grabaciones que uno lleva dentro, y se pueden muy bien borrar o volver a grabar. Cada vez que digas que estás asustado, comprende que es tu niño interior el que está asustado. El adulto en realidad no tiene miedo; sin embargo, el adulto no está ahí para confortar al niño. El adulto y el niño necesitan entablar amistad, hablar el uno con el otro de todo lo que haces. Sé que puede parecer tonto, pero da resultado. Haz saber a tu niño que pase lo que pase nunca le vas a volver la espalda ni a abandonarle. Siempre estarás allí para acompañarle y amarle. Si cuando eras pequeño tuviste una mala experiencia con un perro, por ejemplo, digamos que te asustó o incluso que te mordió, tu niño interior tendrá miedo de los perros, aunque tú seas un adulto grande y corpulento. Es posible que veas a un perro pequeño en la calle y que tu niño interior reaccione aterrado: « ¡Un perro! Me va a hacer daño». Ésta es una fantástica oportunidad para que tu padre interior le diga al niño: «No pasa nada. Ahora soy adulto. Yo cuidaré de ti. No dejaré que el perro te haga daño. Ya no tienes por qué tener miedo». De esta forma comenzarás a hacer de padre con tu niño. La curación de las viejas heridas He descubierto que el trabajo con el niño interior es sumamente útil para curar las heridas del pasado. No siempre conectamos con los sentimientos del asustado pequeño que llevamos dentro. Si en tu infancia sentiste mucho miedo y angustia, y ahora te castigas mentalmente, continúas tratando a tu niño interior de la misma forma. Sin embargo, él no tiene ningún otro Sitio adonde ir. Es necesario que superes las limitaciones de tus padres. Necesitas comunicarte con el pequeño, que se siente perdido. Tu niño interior necesita saber que tú lo amas. Tómate un momento ahora mismo y dije que te interesas por él: «Te quiero. Me importas. De verdad te quiero». Tal vez le has estado diciendo esto a la persona adulta que llevas dentro. De modo que empieza a decírselo también a tu niño. Imagínate que le coges la mano y ambos vais a todas partes juntos durante unos días. Verás las felices y alegres experiencias que podéis tener. Necesitas comunicarte con esa parte de ti mismo. ¿Qué mensajes deseas escuchar? Siéntate en silencio, cierra los ojos y habla con tu niño interior. Si te has pasado 62 años sin hablar con él, es posible que tengas que insistir unas cuantas veces para que el niño realmente crea que quieres hablarle. Insiste: «Deseo hablar contigo. Deseo verte. Deseo amarte». Finalmente lograrás la comunicación. Es posible que veas al niño dentro de ti, que lo sientas, que lo escuches. La primera vez que hables con tu niño interior puedes comenzar por pedirle disculpas. Dile que lamentas no haber hablado con él o haberle reprendido durante todos estos años. Dije que deseas compensar todo el tiempo que habéis estado separados. Pregúntale qué puedes hacer para hacerle feliz, y de qué tiene miedo. Pregúntale qué desea él de ti. Empieza con preguntas sencillas; obtendrás respuestas. «Qué puedo hacer para hacerte feliz? ¿Qué te gustaría que hiciéramos hoy?» Por ejemplo, le puedes decir: «Me gustaría salir a caminar, ¿qué deseas tú?». El niño puede contestar: «Ir a la playa». Así habrá comenzado la comunicación. Persevera. Si te puedes tomar unos instantes cada día para comunicarte con el pequeño que llevas en tu interior, la vida te va a resultar muchísimo mejor. Cómo comunicarse con el niño interior Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 151 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Puede que algunos de vosotros ya estéis trabajando con vuestro niño interior. Hay muchos libros y se organizan muchos talleres y conferencias sobre este tema. Al final del libro encontraréis una lista de títulos para estudios más avanzados. Como he dicho anteriormente, hay muchísima ayuda en este aspecto. No estás solo y desamparado, pero necesitas pedir ayuda para obtenerla. Otra sugerencia que te hago es que busques una fotografía tuya de cuando eras niño. Mira la foto. ¿Ves a un niño desgraciado? ¿Ves a un niño feliz? Veas lo que veas, comunícate con él. Si ves a un niño asustado, haz algo para tranquilizarlo. Busca varias fotos de tu infancia y habla con el niño de cada foto. Es muy útil hablar con el propio niño interior frente al espejo. Si tenías un sobrenombre cuando eras niño, utilízalo. Ten pañuelos a mano. Te sugiero que te sientes frente al espejo, porque si te quedas de pie saldrás corriendo por la puerta. Es mejor que te sientes con una caja de pañuelos y empieces a hablar. Otro ejercicio que puedes hacer es comunicarte con él mediante la escritura. Aflorará también muchísima información, Usa dos bolígrafos o rotuladores de colores distintos. Con uno de ellos en la mano dominante escribe una pregunta. Con el otro en tu otra mano haz que el niño escriba la respuesta. Es un ejercicio fascinante. Cuando escribe la pregunta el adulto cree que conoce la respuesta, pero cuando coge el bolígrafo con la mano no dominante, la respuesta suele resultar distinta a la esperada. También podéis dibujar juntos. A muchas personas probablemente les encantaba dibujar y pintar en su infancia, hasta que les dijeron que debían ser limpias y ordenadas y no dibujar o pintar fuera de los márgenes. De modo que empieza a dibujar nuevamente. Utiliza tu mano no dominante para dibujar una imagen de algún acontecimiento que acaba de suceder. Observa cómo te sientes. Hazle una pregunta a tu niño interior, déjalo que dibuje con tu mano no dominante, y ve qué dibuja. Si te es posible, reúnete con un pequeño grupo de amigos, o con un grupo de apoyo, para trabajar juntos con estas ideas. Por ejemplo, podéis hacer que vuestros niños dibujen y después sentaros alrededor y analizar atentamente el significado de los dibujos. La información que se obtiene de este modo puede ser increíblemente reveladora. Juega con tu niño interior. Haz cosas que le gusten a tu niño. ¿Qué te gustaba de verdad hacer cuando eras pequeño? ¿Cuándo fue la última vez que lo hiciste? Con demasiada frecuencia el padre o la madre que llevamos dentro nos impiden divertirnos porque no es cosa de adultos. Así pues, tómate el tiempo necesario y diviértete. Haz las cosas tontas que hacías cuando eras niño, como saltar sobre montones de hojas o pasar corriendo bajo el chorro de agua de la manguera. Observa a los niños cuando juegan. Te traerá recuerdos de los juegos que jugabas. Si deseas más diversión en tu vida, comunícate con tu niño interior y actúa desde ese espacio de espontaneidad y alegría. Verás cómo comienzas a divertirte más, te lo prometo. ¿Fuiste bienvenido cuando naciste? ¿Estaban realmente contentos tus padres de que nacieras? ¿Se mostraron encantados con tu sexo, o deseaban un bebé del sexo opuesto? ¿Te sentiste «deseado»? ¿Se celebró tu llegada? Cualesquiera sean las respuestas, date la bienvenida ahora. Haz una celebración. Dite a ti mismo todas las cosas maravillosas que le dirías a un bebé que llega a su nueva vida. ¿Qué es lo que siempre deseaste que tus padres te dijeran cuando eras pequeño? ¿Qué es lo que siempre quisiste oír y que nunca te dijeron? Muy bien, dile precisamente eso a tu niño. Díselo cada día durante un mes mientras te miras en el espejo. Observa lo que sucede. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 152 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Si tus padres eran alcohólicos o te maltrataron de pequeño, puedes meditar y visualizarlos como a personas sobrias y cariñosas. Dale a tu niño lo que desea. Probablemente ha estado privado de ello durante demasiado tiempo. Empieza a visualizar el tipo de vida que te gustaría llevar con tu niño interior. Cuando él se sienta seguro y feliz, podrá confiar en ti. Pregúntale: « ¿Qué tengo que hacer para que confíes en mí?». Lo repito, te quedarás sorprendido ante algunas respuestas. Si tus padres no te demostraban cariño en absoluto, y te resulta francamente difícil relacionarte con ellos, busca una imagen de lo que te parece que serían una madre y un padre amantes. Coloca las fotos de esos padres cerca de tu foto de cuando eras niño. Crea nuevas imágenes. «Re-escribe» tu infancia si es necesario. Las creencias que aprendiste cuando eras pequeño aún las tiene tu niño interior. Si tus padres tenían ideas rígidas y tú eres duro contigo mismo y propenso a construir muros a tu alrededor, probablemente tu niño interior continúa conformándose a las normas de tus padres. Si sigues reprendiéndote por cada error, debe de ser bastante terrible para tu niño interior despertar cada mañana. « ¿A causa de qué me va a chillar y regañar hoy?» Lo que nos hicieron nuestros padres en el pasado es un asunto de su conciencia. Ahora somos nosotros los padres. Nosotros usamos nuestra conciencia. Si continúas negándote a cuidar de tu niño interior, es que estás estancado en un rencor justiciero. Esto invariablemente significa que aún te queda alguien por perdonar. Así pues, ¿de qué no te has perdonado? ¿Qué necesitas dejar marchar? Bueno, sea lo que sea, deja que se vaya. Si no prestamos atención a nuestro niño ahora, y no lo elogiamos, no es culpa de nuestros padres. Ellos hicieron lo que creían que era lo correcto en ese tiempo y ese lugar. Pero ahora, en el momento presente, sabemos lo que podemos hacer para nutrir y criar a nuestro niño interior. Las personas que han tenido o tienen un animal doméstico saben lo que es llegar a casa y que salga a recibirte a la Puerta. No le importa la ropa que lleves, ni si eres viejo y tienes arrugas, ni cuánto dinero has ganado ese día. Al animal sólo le importa que estás allí. Su amor es incondicional. Haz eso contigo mismo. Emociónate por estar vivo y por estar aquí. Eres la única persona con quien vas a vivir siempre. Mientras no estés dispuesto a amar a tu niño interior, a los demás les resultará difícil amarte a ti. Acéptate sin condiciones y de todo corazón. Me parece que es muy bueno inventar una meditación para hacer que el niño interior se sienta a salvo. Como yo fui una niña que sufrió incesto, he inventado una maravillosa imagen para mi pequeña. En primer lugar, tiene un hada madrina idéntica a la Billie Burke de El mago de Oz, porque eso es lo que a ella le gusta. Sé que cuando yo no estoy con ella, está con su hada madrina y está siempre segura. Vive en un ático muy alto y tiene un portero y dos perros grandes, de modo que sabe que jamás nadie le volverá a hacer daño. Cuando logro hacer que se sienta absolutamente segura, entonces yo, como adulta, puedo ayudarle a liberar y olvidar las experiencias dolorosas. No hace mucho me descentré y estuve llorando durante dos horas. Comprendí que mi niña interior se sentía de pronto dolida y desprotegida. Tuve que decirle que ella no era mala ni había hecho nada mal, sino que era su reacción a algo que había sucedido. De modo que tan pronto como pude hice algunas afirmaciones y medité, sabiendo que allí había un Poder mucho mayor que me apoyaría y me amaría. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 153 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Después de eso la pequeña ya no se sintió tan sola y asustada. Además yo tengo una enorme fe en los ositos de felpa. Con mucha frecuencia el osito es nuestro primer amigo. Es nuestro confidente, puesto que uno le puede contar todos sus problemas y secretos y jamás se chiva. Siempre está allí para hacernos compañía. Saca del armario tu osito y haz que tu niño lo coja una vez más. Sería maravilloso que en los hospitales hubiera ositos en todas las habitaciones para que cuando el niño interior se sienta solo y asustado a media noche, pueda abrazarse a su osito. Tus muchas partes Las relaciones son fabulosas, los matrimonios son maravillosos, pero la realidad es que son temporales. En cambio tu relación contigo mismo es eterna. Dura para siempre. Ama a la familia que llevas dentro: el niño o la niña, el padre o la madre, y la adolescente y el joven que hay en medio. Recuerda que también llevas a tu adolescente en tu interior. Dale la bienvenida. Trabaja con él de la misma forma que lo haces con el niño. ¿Qué dificultades tuviste en tu adolescencia? Hazle preguntas a tu adolescente igual como se las haces a tu niño. Ayúdale a pasar por las amedrentadoras situaciones y los momentos de aprensión de la pubertad. «Corrige» esa época. Aprende a amar a tu adolescente igual Como aprendes a amar a tu niño. No podemos amarnos y aceptarnos los unos a los otros mientras no amemos y aceptemos a ese niño interior que se siente perdido. ¿Qué edad tiene ese niño? ¿Tres, cuatro, cinco años? Generalmente tiene menos de cinco años, porque es entonces cuando se cierra y se desconecta por la necesidad de sobrevivir. Coge a tu niño de la mano y ámalo. Crea una vida maravillosa para ti y tu niño. Di: «Estoy dispuesto a aprender a amar a mi niño. Estoy dispuesto». El Universo contestará. Encontrará la forma de curar a tu niño y también de curarte a ti. Si deseamos sanar, tenemos que estar dispuestos a experimentar nuestros sentimientos y a pasar a través de ellos hacia el otro lado y conseguir así la curación. Recuerda, nuestro Poder Superior está siempre disponible para apoyarnos y alentar nuestros esfuerzos. Fuera como fuese tu primera infancia, buena o mala, tú y únicamente tú estás ahora a cargo de tu vida. Te puedes pasar toda la vida culpando a tus padres y al entorno, pero lo único que conseguirás con eso es mantenerte estancado en hábitos de víctima. Jamás te servirá para conseguir el bien que dices desear. El amor es la mejor goma de borrar que conozco. El amor borra hasta los recuerdos más dolorosos y profundos, porque penetra más al fondo que ninguna otra cosa. Si tus imágenes mentales del pasado son muy fuertes y te pasas la vida afirmando «Todo es culpa de ellos», te quedarás estancado. ¿Deseas una vida de dolor o una vida de alegría? Mirarte a los ojos, amarte y amar a tu niño interior, es una buena forma de ¡Vivir con pasión! Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 154 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 118 Amarse a uno Mismo Nos preguntamos “¿quién me he creído para ser brillante, espléndido, talentoso, sensacional?”, pero en realidad, ¿quiénes nos hemos creído para no serlo? - Marianne Williamson Cuando uno perdona y líbera, no sólo se quita de encima una enorme y pesada carga sino que además abre la puerta hacia el amor a sí mismo. Sólo hay una cosa que sana todo problema: AMARSE A UNO MISMO. Cuando nos empezamos a amar a nosotros mismos cada día más, es sorprendente como mejora nuestra vida en todo sentido: nos sentimos mejor, encontramos los trabajos que deseamos y obtenemos el dinero que necesitamos. En cuanto a las relaciones o bien mejoran, o las negativas se disuelven e iniciamos otras nuevas. Amarte a vos mismo es tener un profundo aprecio por quien eres, aceptar tus diferentes aspectos, tus rarezas, las cosas que tal vez no hagas del todo bien y tus maravillosas cualidades, sin condiciones. Por desgracia muchos de nosotros no queremos amarnos hasta que perdamos peso, encontremos la persona ideal, el estudio o el empleo que anhelamos, o lo que sea. Por desgracia esas son maneras de ponerles condiciones a nuestro amor y el amor que merecemos es incondicional. Tenemos que tomar conciencia de que los únicos que estamos a cargo de nuestras vidas somos nosotros. La Biblia dice: “amaras a tu prójimo como a ti mismo”, y con demasiada frecuencia olvidamos la segunda parte: “como a ti mismo”. El amor es algo que podemos escoger, de la misma forma que elegimos la ira el rencor la tristeza o el odio, podemos optar por el AMOR. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 155 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito En un aspecto o en otro, por lo visto todos sufrimos de alguna carencia de amor a nosotros mismos. Nos resulta muy difícil amarnos porque llevamos dentro esos supuestos defectos que nos hacen imposible amarnos tal como somos. Generalmente nos ponemos condiciones para amarnos, y cuando entablamos alguna relación también ponemos condiciones para amar a la otra persona. Todos hemos escuchado que no podemos amar de verdad a los demás hasta que nos amemos a nosotros mismos. De modo que, ahora que ya hemos visto las barreras que hemos levantado para obstaculizamos, veamos cómo hacemos para lanzarnos al paso siguiente. El verdadero cambio en tu interior solo se hace Cuando eres capaz de aceptar a la gente tal cual como es y te aceptes a ti mismo tal como eres. Louise L. Hay Diez maneras de amarnos 1. Dejemos de criticarnos Este es quizá el punto más importante. Ya hablamos de la crítica en el capítulo 114. Si nos decimos a nosotros mismos que, pase lo que pase, estamos bien y valemos, podemos cambiar con facilidad nuestra vida. Pero si nos decimos que estamos mal, nos resultará enormemente difícil lograrlo. Todos cambiamos, todos. Cada día es un nuevo día y hacemos las cosas de manera algo diferente a como las hicimos el día anterior. Nuestra capacidad para adaptarnos y avanzar con el proceso de la vida es nuestro poder. Las personas que proceden de hogares problemáticos suelen tener un sentido de la responsabilidad exagerado y han adquirido la costumbre de juzgarse sin piedad. Crecieron en medio de la tensión y la angustia El mensaje que recibieron cuando eran niños les hace pensar: «Seguro que algo no funciona bien en mí». Piensa por un momento en las palabras que empleas cuando te regañas. Las más comunes son: estúpido, chico malo, chica mala, inútil, descuidado, feo, bobo, indigno, perezoso, desaseado, etc. ¿Son éstas las mismas palabras que empleas para describirte? Tenemos una gran necesidad de fortalecer nuestra propia valía y mérito, porque cuando pensamos que no valemos lo suficiente encontramos la manera de ser siempre desgraciados. Nos creamos enfermedades y dolor, aplazamos cosas que nos beneficiarían, maltratamos nuestro cuerpo con comidas dañinas, con alcohol y otras drogas... En cierta manera todos nos sentimos inseguros, porque somos humanos. Aprendemos a no pretender que somos perfectos. Sin embargo en muy frecuente adoptar patrones de personas que consideramos mejores que nosotros, ya sea desde un famoso actor ó estrella de cine, un deportista hasta alguien en nuestro medio que internamente lo comparamos como superior. La necesidad de ser lo que no somos, sólo nos crea una enorme presión, y nos impide ver los aspectos de nuestra vida que necesitan curación. En lugar de eso podríamos descubrir nuestras aptitudes creativas, nuestra individualidad, y valorarnos por esas cualidades que nos distinguen de los demás. Cada uno de nosotros tiene un papel único que desempeñar en la Tierra, papel que oscurecemos al criticarnos. 2. Dejemos de asustarnos Muchos de nosotros nos llenamos de miedo con pensamientos aterradores, logrando con ellos hacer las situaciones peores de lo que son. Cogemos un pequeño problema y lo transformamos en un monstruo gigantesco. Es una forma terrible de vivir, siempre a la espera de que ocurra lo peor en nuestra vida. ¿Cuántos de ustedes van a la cama por la noche imaginándoos el peor de los guiones posibles para un problema? Eso es lo mismo que hace un niño pequeño cuando se imagina que hay monstruos debajo de la cama y se asusta por ello. Si haces esto, no es raro entonces que no puedas dormir. Cuando eras pequeño necesitabas que tu madre o tu padre vinieran a tranquilizarte. Ahora Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 156 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito que eres adulto sabes que tienes la capacidad de tranquilizarte a ti mismo, pero pocos la usan. Esto suelen hacerlo mucho las personas enfermas. Con frecuencia se imaginan lo peor, si es que no están ya planeando sus funerales. Ceden su poder a los medios de comunicación y se consideran datos estadísticos. También ocurre a menudo en las relaciones. Alguien no te llama por teléfono e inmediatamente supones que no eres digno de amor y decides que jamás vas a volver a embarcarte en otra relación. Te sientes abandonado y rechazado. Lo mismo sucede con el trabajo. Alguien te hace un comentario y comienzas a pensar que te van a despedir. Construyes estos paralizantes pensamientos en tu mente. Recuerda que los pensamientos de temor son afirmaciones negativas. Si habitualmente repasas en tu mente situaciones o pensamientos negativos, busca la imagen de algo con lo que verdaderamente te gustaría reemplazarlos. Podría ser un hermoso paisaje, una puesta de sol, flores, algún deporte, o cualquier cosa que te guste. Utiliza esa imagen como un «interruptor» cada vez que te des cuenta de que tienes pensamientos de miedo. Di: «No, ya no voy a pensar en eso. Voy a pensar en puestas de sol, en rosales, en París, en yates o hermosos saltos de agua», según cual sea tu imagen. Si lo haces así, finalmente superarás la costumbre, aunque es algo que requiere mucha práctica. 3. Seamos amables, cariñosos pacientes con nosotros mismos “Querido Dios, te ruego que me des paciencia. ¡Y la quiero ahora mismo!”. La paciencia es una herramienta muy potente. La mayoría sufrimos de la expectativa de la gratificación inmediata. Queremos que todo suceda enseguida. No tenemos paciencia para esperar nada. Nos irritamos si tenemos que esperar en una cola o si estamos atascados en un embotellamiento. Queremos todas las respuestas y todos los bienes ahora mismo, ya. Con muchísima frecuencia hacemos desgraciadas a otras personas con nuestra impaciencia. La impaciencia es una resistencia a aprender. Deseamos tener las respuestas sin aprender la lección o sin dar los pasos necesarios. Piensa en tu mente como si fuera un jardín. Para empezar, un jardín es un trozo de tierra. Puede que en él haya muchas zarzas de odio a uno mismo y piedras de desesperación, rabia y preocupación. Hay un viejo árbol llamado miedo que necesita una buena poda o que lo corten. Una vez hayas limpiado bien el terreno y abonado la tierra, siembra algunas semillas de alegría y prosperidad. El sol brilla sobre tu jardín, y tú lo riegas, lo abonas y lo cuidas amorosamente. Al principio no se ve que suceda gran cosa. Pero tú no te detengas, continúa cuidando tu jardín. Si tienes paciencia, las plantas crecerán y se llenarán de flores. Lo mismo sucede en tu mente: tú seleccionas los pensamientos que vas a cuidar, y si tienes paciencia, verás cómo crecen y contribuyen a crear el jardín de experiencias que deseas. Todos cometemos errores. Es normal equivocarse cuando se está aprendiendo. Como ya he dicho, son muchas las personas que padecen de perfeccionismo. No se dan ni una sola oportunidad de aprender algo nuevo porque si no lo hacen a la perfección en los tres primeros minutos, ya suponen que no sirven. Cualquier cosa que decidas aprender requiere tiempo. Cuando uno comienza a hacer algo que nunca ha hecho, generalmente lo encuentra algo raro. Sin embargo, las cosas nuevas que hagas en la vida no tienen ninguna forma correcta o incorrecta de hacerlo. Puede parecernos diferente e inmediatamente la juzgamos. Sin embargo, con un poco de práctica se nos hace normal y natural, No vamos a amarnos a nosotros mismos totalmente en un solo día, pero podemos amarnos un poco más cada día. Si cada día nos damos un poquitín más de amor, dentro de dos o tres meses habremos progresado bastante en nuestro amor propio. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 157 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Así pues, las equivocaciones son nuestros peldaños. Son muy valiosas porque son nuestras maestras. No te castigues por cometer un error. Si estás dispuesto a utilizarlo para aprender y crecer, entonces te servirá como un peldaño hacia la realización total en tu vida. Algunos llevamos bastante tiempo trabajando en nosotros mismos, y nos preguntamos por qué aún nos siguen reapareciendo problemas. Es necesario que continuemos reforzando lo que sabemos, que no nos resistamos agarrándonos la cabeza y exclamando: « ¿De qué me sirve?». Cuando estamos aprendiendo algo nuevo tenemos que ser dulces y cariñosos con nosotros mismos. Recuerda el jardín de que hablábamos hace un momento. Cuando aparezca una mala hierba negativa, arráncala cuanto antes. 4. Aprendamos a ser cariñosos con nuestra mente No nos odiemos por tener pensamientos negativos. Podemos considerar que estos pensamientos nos «construyen», y no que nos «derriban». No tenemos por qué culparnos por tener experiencias negativas. Podemos aprender de ellas. Ser cariñosos con nosotros mismos quiere decir dejar de culparnos, dejar de sentirnos culpables, acabar con todo castigo y con todo dolor. También puede ayudarnos la relajación. La relajación es absolutamente esencial para comunicarnos con el Poder interior, porque si uno está tenso y asustado corta, obstruye su energía. Sólo lleva unos pocos minutos al día permitir al cuerpo y a la mente abandonarse y relajarse. En cualquier momento puedes cerrar los ojos, hacer unas cuantas respiraciones profundas y liberar cualquier tensión que lleves contigo. Al espirar, céntrate y di en silencio: «Te quiero. Todo está bien». Verás cómo te sientes mucho más tranquilo. Así te envías mensajes que te dicen que no tienes por qué ir por la vida continuamente tenso y asustado. Meditación diaria. También recomiendo acallar la mente y escuchar la propia sabiduría interior. Nuestra sociedad ha hecho de la meditación algo misterioso y difícil; no obstante, es uno de los procesos más antiguos y sencillos que existen. Lo único que necesitamos hacer es relajarnos y repetir en silencio palabras tales como «amor» o «paz», u otra que tenga sentido para nosotros. «Om» es un sonido muy antiguo que da muy buen resultado. Incluso podemos repetir: «Me amo», o «Me perdono», o «Soy perdonado». Después, escuchemos un momento. Hay quien cree que para meditar es preciso hacer que la mente deje de pensar. En realidad, no podemos detener la mente, pero sí podemos hacer más lentos nuestros pensamientos y dejar que fluyan. Algunas personas se sientan con una libreta y un lápiz y anotan sus pensamientos negativos porque al parecer así éstos se disipan con más facilidad. Si logramos llegar a un estado en que podamos observar cómo pasan nuestros pensamientos y no darles importancia (Ah, aquí hay un pensamiento de miedo, algunos de rabia, ahora pasa un pensamiento de amor, ahora uno de desgracia, ahí va uno de abandono, allá un pensamiento de gozo...»), comenzaremos a utilizar con sabiduría nuestro inmenso poder. Se puede meditar en cualquier sitio y convertir la meditación en un hábito. Considérala como una manera de concentrarte en tu Poder Superior, de comunicarte contigo mismo y con tu sabiduría interior. Lo puedes hacer de la manera que más te guste. Algunas personas hacen una especie de meditación mientras caminan o corren para hacer ejercicio. Repito: no pienses que lo haces mal porque lo haces de modo diferente. A mí me encanta ponerme de rodillas en el jardín y cavar la tierra. Es una fabulosa meditación para mí. Visualizar resultados optimistas. Es muy importante también la visualización y hay muchas técnicas para llevarla a cabo. Mediante la visualización creas imágenes nítidas y positivas que refuerzan tus afirmaciones. Muchos de mis lectores me han escrito para explicarme la clase de visualizaciones que hacen con el fin de reforzar sus afirmaciones. Lo importante a tener en cuenta respecto a las visualizaciones es que deben ser compatibles con el tipo de persona que eres. De lo contrario, no funcionarán. Por ejemplo, una mujer Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 158 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito enferma de cáncer se imaginaba cómo las células buenas de su cuerpo atacaban y mataban a las células malas del cáncer. Al final de la visualización dudaba de haberlo hecho correctamente y no le daba la impresión de que fuera a funcionar. « ¿A ti te gusta matar?», le pregunté yo entonces. A mí personalmente no me hace gracia crear una guerra en mi cuerpo. Le sugerí que cambiara su visualización por otra menos violenta. Creo que es mejor emplear imágenes como el sol que derrite las células enfermas, o un mago que las transforma con su varita mágica. Cuando yo tuve cáncer imaginaba un agua limpia y fresca que arrastraba las células malas de mi cuerpo. Necesitamos hacer visualizaciones que no nos disgusten ni resulten repugnantes para nuestro subconsciente. Si tenemos familiares o amigos que están enfermos, les hacemos un flaco servicio al imaginarlos continuamente de este modo. Visualicémoslos sanos y bien. Enviémosles buenas vibraciones. Sin embargo, es preciso que recordemos que depende de ellos ponerse bien. Existen muchas cintas con visualizaciones y meditaciones guiadas que les puedes regalar para que les ayuden en su proceso si están abiertos y dispuestos. Si no lo están, sólo envíales amor. Todo el mundo puede hacer visualizaciones, Describir la casa en la que te gustaría vivir, tener una fantasía sexual, imaginar lo que le harías a una persona que te ha hecho daño, todo esto son visualizaciones. Es asombroso lo que es capaz de hacer la mente. 5. Elogiémonos Éste es el paso siguiente. La crítica deprime al espíritu; el elogio lo levanta. Reconoce tu Poder, reconoce a tu yo Dios. Todos somos expresiones de la Inteligencia Infinita. Cuando te desprecias, desprecias al Poder que te ha creado. Empieza por cosas pequeñas. Dite a ti mismo que eres una persona maravillosa. Si lo haces una vez y dejas de hacerlo, no funciona. Continúa, aunque sea un minuto cada vez. Créeme, a medida que lo vas haciendo resulta más fácil. La próxima vez que hagas algo nuevo o diferente, o algo que comienzas a aprender y no sabes muy bien cómo hacerlo, proporciónate aliento y apoyo. La primera vez que intentes algo, no te regañes diciendo: «Ay, olvidé decir esto o aquello». Así evitaras que te de miedo hacerlo la próxima vez. Permítete aceptar lo bueno tanto si crees que te lo mereces como si no. Ya hemos hablado de cómo la creencia de que no somos merecedores es nuestra resistencia a aceptar el bien en nuestra vida. Eso es lo que nos impide tener lo que deseamos. ¿Cómo vamos a decir nada bueno de nosotros si creemos que no nos merecemos lo bueno? Piensa en las leyes de merecimiento que regían en tu hogar de la infancia. ¿Pensabas que valías lo suficiente, o que eras lo suficientemente inteligente, listo, alto, guapo o lo que sea? ¿Y para qué vives? Sabes que estás aquí por alguna razón, y ésta no es comprar un coche cada tantos años. ¿Qué estás dispuesto a hacer para realizarte plenamente? ¿Estás dispuesto a hacer afirmaciones, visualizaciones, tratamientos? ¿Estás dispuesto a perdonar? ¿Estás dispuesto a meditar? ¿Cuánto esfuerzo mental estás dispuesto a hacer para cambiar tu vida y convertirla en la que deseas? 6. Amarnos significa apoyarnos Acude a tus amigos y permíteles que te echen una mano. En realidad, es una muestra de fortaleza pedir ayuda cuando se la necesita. Son demasiadas las personas que han aprendido a ser autosuficientes. No pueden pedir ayuda porque su ego se lo prohíbe. En lugar de intentar hacerlo todo solo y enfadarte porque no lo consigues, la próxima vez pide ayuda. En todas las ciudades hay grupos de apoyo. Existen programas de 12 Pasos casi para todos los problemas. Además, en algunas áreas hay Círculos Curativos y organizaciones afiliadas a iglesias. Si no logras encontrar lo que deseas, puedes iniciar tu propio grupo. No es tan difícil como podría parecer. Reúne a dos o tres amigos que tengan los mismos problemas y establece unas pocas líneas directrices a seguir. Si lo haces con el Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 159 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito amor de tu corazón, el grupo crecerá. La gente se sentirá atraída como por un imán. No te preocupes si el grupo empieza a crecer y el lugar de reunión se hace demasiado pequeño. El Universo siempre provee. Todos podemos estar de verdad presentes los unos para los Otros. Los grupos de apoyo se han convertido en una nueva entidad social y son instrumentos muy efectivos para esta compleja época. En revistas y periódicos de la Nueva Era aparecen listas de grupos, así como en tableros de anuncios en muchas librerías. Establecer una red de apoyo es muy importante. Te estimula y te pone en marcha. Sugiero que las personas que tienen ideas similares se reúnan y compartan sus experiencias de forma regular. Cuando las personas trabajan juntas en un objetivo común, acuden con su dolor, su confusión, su rabia o lo que sea, y se unen, no para quejarse y gemir, sino para encontrar la forma de superar sus problemas, para elevarse por encima de ellos y crecer, Si eres una persona muy entregada, autodisciplinada y espiritual, puedes realizar muchísimo trabajo en ti misma solo. Pero si participas en un grupo en que todos hacen lo mismo, darás un salto cuántico porque cada uno aprende de los demás. Cada persona del grupo es un maestro. De modo que si tienes problemas que requieran algún trabajo, te sugiero que, si es posible, entres en un grupo donde puedas llevarlo a cabo. 7. Amemos nuestros rasgos negativos Todos ellos forman parte de nuestra creación, del mismo modo que todos nosotros formamos parte de la creación de Dios. La Inteligencia que nos ha creado no nos odia porque cometamos errores o porque nos enfademos con nuestros hijos. Esta Inteligencia sabe que hacemos lo mejor que sabemos y nos ama porque todos somos sus creaciones; de igual modo podemos amarnos nosotros. Ustedes y yo, todos hemos hecho elecciones negativas, y si continuamos castigándonos por ellas, se convertirán en pautas habituales y nos resultará muy agotador dejarlas marchar y hacer elecciones más positivas. Si te pasas la vida diciendo: «Odio mi trabajo. Odio mi casa. Odio mi enfermedad. Odio esta relación. Odio esto, odio aquello...», muy pocas cosas buenas podrán entrar en tu vida. Sea cual fuere la situación negativa en que te encuentres, está ahí por algún motivo; de otra forma, no le hubieras permitido entrar en tu vida. En realidad, los enfermos pueden felicitarse por haber encontrado un medio seguro de satisfacer sus necesidades. Es necesario que entendamos que sea cual sea el problema que tengamos, nosotros contribuimos a crearlo con el fin de manejar ciertas situaciones. Una vez comprendido esto, podemos encontrar formas positivas de satisfacer nuestras necesidades. Hay personas enfermas de cáncer o de otras enfermedades graves a quienes les ha resultado tan difícil decir «no» a alguna figura de autoridad en su vida, que inconscientemente han ido creando la enfermedad para que diga «no» en su lugar. Sean cuales fueren nuestras pautas negativas, podemos aprender a satisfacer esas necesidades de forma más positiva. Por eso es tan importante hacerse la pregunta: « ¿Qué beneficio saco de esta experiencia? ¿Qué hay de positivo en ella?». No suele gustar responder a esa pregunta. Pero si realmente miramos en nuestro interior y somos honestos con nosotros mismos, encontraremos la respuesta. Tal vez tu respuesta sería: «Es la única manera que tengo de conseguir una amorosa atención de mi pareja». Una vez que lo has comprendido, puedes comenzar a buscar formas más positivas de conseguirla El humor es otro potente instrumento; nos ayuda a liberarnos y a aligerarnos durante las experiencias tensas y agotadoras. En las reuniones de los miércoles dedicamos un tiempo a los chistes. Te recomiendo que veas comedias divertidas cuando te sientas deprimido o bajo de ánimo. Cuando logramos ver Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 160 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito nuestra vida como una obra de teatro que tiene un poco de telenovela, de comedia y de drama, conseguimos una mejor perspectiva y estamos en camino de curar. El humor nos hace capaces de elevarnos por encima de la experiencia y mirarla desde una perspectiva más amplia. 8 Cuidemos nuestro cuerpo Considera tu cuerpo como una maravillosa casa en la que vives durante un tiempo. Amas y cuidas tu casa, ¿verdad? Así pues, vigila lo que metes dentro de tu cuerpo. El abuso del alcohol y otras drogas está muy extendido; son métodos de escape populares. Si te drogas, eso no quiere decir que seas una mala persona, sino que no has encontrado una forma más positiva de satisfacer tus necesidades. Las drogas nos tientan: «Ven, juega conmigo y lo pasaremos muy bien». Es verdad. Pueden hacernos sentir maravillosamente. Sin embargo, nos alteran demasiado la realidad, y aunque al principio no se note, el precio es terrible al final. Después de ingerir drogas durante un tiempo, la salud se resiente tremendamente y la persona se siente mal. Las drogas perjudican el sistema inmunitario, lo cual puede conducir a numerosos trastornos físicos. Además, después de un repetido uso, se desarrolla la adicción, y entonces uno se pregunta por qué comenzó a tomar drogas. La presión de los compañeros o amigos puede que te haya obligado al comienzo, pero el uso repetido y continuado es otra historia. No he conocido nunca a una persona adicta a alguna droga que se ame a sí misma. Usamos el alcohol y otras drogas para escapar de la sensación de no valer nada, residuo de nuestra infancia, pero cuando el efecto se acaba nos sentimos peor que antes. Entonces, por lo general, nos invade la culpa. Es necesario que nos demos cuenta de que no hay peligro en tener los sentimientos que tenemos ni en reconocerlos. Los sentimientos pasan, no se quedan. Otra forma de ocultar nuestro amor por nosotros mismos es atiborrarnos de comida. No podemos vivir sin comer porque el alimento da energía a nuestro cuerpo y le ayuda a crear nuevas células. Es posible que conozcamos bien los elementos de una buena nutrición, pero aun así utilizamos los alimentos para castigarnos y crearnos obesidad. Estados Unidos se ha convertido en una nación de adictos a los platos preparados y envasados. Llevamos décadas alimentándonos a base de lo que yo llamo «La Gran Dieta Americana», atiborrándonos de alimentos procesados de todo tipo. Hemos permitido que los fabricantes influyan con sus anuncios en nuestros hábitos alimentarios. A los futuros médicos ni siquiera se les enseña nutrición en la facultad de medicina, a no ser que la escojan como asignatura optativa. La mayor parte de lo que actualmente consideramos medicina tradicional se centra en los fármacos y las operaciones quirúrgicas, de modo que si realmente queremos aprender algo de nutrición, deberemos hacerlo por nuestra cuenta. Tomar conciencia de lo que metemos en nuestra boca y de cómo nos hace sentir es un acto de amor hacia nosotros mismos. Si una hora después de comer te sientes soñoliento, podrías preguntarte: «¿Qué comí?». Es posible que hayas comido algo que no le sentó bien a tu cuerpo en ese momento determinado. Comienza a prestar atención a lo que comes, qué alimentos te dan energía y cuáles te agotan y te bajan el ánimo. Esto se puede hacer probando y experimentando, o bien con la ayuda de un buen dietista que sepa responder a tus preguntas. Recuerda que lo que le va bien a una persona no necesariamente le va bien a otra; nuestros cuerpos son diferentes. A muchas personas les va maravillosamente bien la dieta macrobiótica. Todo cuerpo es distinto de cualquier otro, de modo que no podemos decir que sólo un método funciona. Es necesario encontrar cuál es el que mejor le va a uno. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 161 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Busca alguna forma de hacer ejercicio que te guste, que te resulte agradable. Adopta una actitud mental positiva hacia el tipo de ejercicio que realizas. Muchas veces nos creamos obstáculos en el cuerpo principalmente como consecuencia de lo que asimilamos de otras personas. Aquí también, si quieres hacer cambios, es necesario que te perdones y dejes de introducir rabia y rencor en el cuerpo. La combinación de las afirmaciones con el ejercicio físico es una buena manera de reprogramar los conceptos negativos respecto al propio cuerpo. Vivimos en una época en la cual se multiplican las nuevas tecnologías para beneficiar la salud. Estamos aprendiendo a combinar métodos de curación antiquísimos, como la medicina ayurvédica, con la tecnología de ondas acústicas. He estado estudiando cómo estimula el sonido nuestras ondas cerebrales y acelera el aprendizaje y la curación. Hay estudios que demuestran que podemos curar una enfermedad alterando mentalmente la estructura de nuestro ADN (ácido desoxirribonucleico). Yo creo que de aquí al final del siglo vamos a investigar una gama de posibilidades que serán de enorme utilidad para la mayor parte de la población. 9. Trabajemos con el espejo Siempre insisto en la importancia del trabajo con el espejo para descubrir la causa de un problema que nos impide amarnos. Hay varias formas de llevar a la práctica este trabajo. A mí me gusta mirarme al espejo tan pronto como me levanto; es lo primero que hago por la mañana, y me digo: «Te amo. ¿Qué puedo hacer por ti hoy? ¿Cómo puedo hacerte feliz?». Escucha tu voz interior y actúa en consecuencia. Puede que al principio no oigas nada, porque estás tan acostumbrado a reprenderte que no sabes cómo responder con un pensamiento amable y cariñoso. Si durante el día te sucede algo desagradable, e al espejo y di: «Te amo de todas maneras». Los acontecimientos vienen y van, pero el amor que sientes por ti permanece, y es la cualidad más importante que posees. Si te sucede algo fantástico, ve al espejo y di: «Gracias». Agradécete a ti mismo la experiencia maravillosa que te has creado. También puedes perdonar frente al espejo. Perdónate y perdona a los demás. Puedes hablar con otras personas mirándote en el espejo, sobre todo si temes hablar con ellas de determinadas cosas. Puedes limpiar y arreglar viejos asuntos pendientes con tus padres, jefes, médicos, hijos, amantes... Puedes decirles todas las cosas que no te atreves a decirles en persona; y acuérdate de finalizar la conversación pidiéndoles su amor y su aprobación, ya que eso es lo que verdaderamente necesitas. Las personas que tienen problemas para amarse a sí mismas son casi siempre aquellas que no están dispuestas a perdonar, porque no perdonar cierra la puerta del amor. Cuando perdonamos y liberamos, no sólo nos quitamos de encima un enorme peso, sino que también abrimos la puerta hacia el amor a nosotros mismos. « ¡Vaya peso que me he quitado de encima!», suele decir la gente. Bueno, pues, ciertamente era un gran peso y cargábamos con él desde hacía demasiado tiempo. El doctor John Harrison afirma que perdonarse a uno mismo y perdonar a los padres, en combinación con la liberación de pasadas heridas, cura más enfermedades de lo que jamás podrían curar los antibióticos. Cuesta muchísimo que los hijos dejen de amar a sus padres, pero cuando lo hacen, les cuesta muchísimo más perdonarlos. Cuando no queremos perdonar, cuando no queremos liberar y olvidar, lo que hacemos es atarnos al pasado; si estamos atados al pasado no podemos vivir en el presente, y si no vivimos en el presente, ¿cómo podemos crearnos un glorioso futuro? La vieja basura del pasado sólo crea más basura para el futuro. Las afirmaciones realizadas frente al espejo tienen una ventaja: aprendemos la verdad de nuestra existencia. Si haces una afirmación e inmediatamente recibes una Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 162 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito respuesta negativa como «¿A quién quieres engañar? Eso no es cierto. Tú no te mereces eso», acabas de recibir un regalo que puedes utilizar. No podrás hacer los cambios que deseas hasta que estés dispuesto a ver qué es lo que te lo impide. La respuesta negativa que acabas de descubrir es como un regalo, pues se convierte en la llave para la libertad. Transforma esa respuesta negativa en una afirmación positiva como «Ahora me merezco todo lo bueno. Permito que mi vida se llene de buenas experiencias». Repite la nueva afirmación hasta que realmente se incorpore a tu vida. También he visto que se operan enormes cambios en una familia cuando uno de sus miembros hace afirmaciones. Muchas personas de las que asisten a las reuniones de los miércoles provienen de familias distanciadas. Literalmente no se hablan con sus padres. Les he hecho repetir la afirmación: «Tengo una relación maravillosa con cada uno de mis familiares; nos comunicamos con cariño, comprensión y sinceridad, incluso con mi madre» (o quienquiera que sea la persona con quien tienen el problema). Les recomiendo que cada vez que esa persona o la familia les venga a la mente, vayan al espejo y digan la afirmación una y otra vez. Es asombroso ver cómo los padres acuden también a la reunión tres, seis o nueve meses después. 10. Amémonos ya, ahora mismo No esperes a haber arreglado las cosas para amarte. La insatisfacción contigo mismo es una pauta habitual. Si logras sentirte satisfecho contigo mismo ahora, si puedes amarte y aprobarte ahora, entonces serás capaz de disfrutar de lo bueno cuando venga. Una vez que aprendas a amarte a ti mismo, comenzarás a amar y a aceptar a los demás. No podemos cambiar a otras personas, de modo que dejémoslas en paz. Gastamos muchísima energía intentando hacer que los demás cambien. Si empleáramos la mitad de esa energía en nosotros mismos, podríamos llegar a actuar de otra manera, y entonces los demás reaccionarían también de modo diferente. Uno no puede aprender en lugar de otra persona. Cada uno tiene que aprender su propia lección o enseñanza particular. Lo único que podemos hacer es aprender en nuestro propio nombre, y amarnos es el primer paso, con el fin de que el comportamiento destructivo de otra persona no nos destruya. Si mantienes una relación con una persona realmente negativa y que no desea cambiar, necesitas amarte lo suficiente para poder alejarte de ella. Hay que hacer una importante aclaración respecto al poder de las afirmaciones: Si por mas afirmaciones que hagas de le gustaría que sucediera y si no encuentras respuesta positiva, entonces eso ya es una respuesta: sencillamente no va a funcionar. Debido a la creciente tasa de divorcios en el mundo, creo que la pregunta que muchas mujeres deben plantearse antes de tener hijos es: «¿Estoy verdaderamente dispuesta a mantener a mis hijos completamente sola?». Ya es costumbre generalizada ser madre o padre «a solas», y casi siempre es la mujer quien tiene la responsabilidad adicional de criar sola a sus hijos. Hubo una época en que los matrimonios eran para toda la vida, pero los tiempos han cambiado, de modo que es evidente que se ha de considerar esta situación. Muy a menudo, demasiado tal vez, mantenemos indefinidamente una relación en la que hay malos tratos, y permitimos que se nos subvalore y desprecie. Lo que pensamos entonces es: «No soy una persona digna de amor, de modo que aguantaré y aceptaré este comportamiento porque seguro que me lo merezco, y además no creo que nadie pueda llegar a amarme». Sé que esto parece demasiado simplista y que lo repito una y otra vez, pero es que de verdad creo que la forma más rápida de cambiar cualquier problema es amarnos tal Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 163 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito como somos. Es asombroso la forma como las vibraciones que emitimos atraen hacia nosotros a personas que nos aman. El objetivo que en mi opinión hemos venido a conseguir aquí es el amor incondicional, y para lograrlo debemos empezar por amarnos y aceptarnos a nosotros mismos. No estamos aquí para contentar a otras personas o para vivir según sus directrices, Sólo podemos vivir a nuestra manera y caminar por nuestra propia senda. Hemos venido a realizarnos a nosotros mismos y a expresar el amor en su sentido más profundo. Tú estás aquí para aprender y crecer, y para asimilar y proyectar compasión y comprensión. Cuando abandones el planeta no te llevarás a tus amigos ni a tu pareja, ni tu coche, tu cuenta bancaria o tu trabajo. Lo único que te llevarás será tu capacidad de amar. Quererte incondicionalmente es una manera de ¡Vivir con Pasión! 119 El Poder de un Enfoque Somos lo que imaginamos ser. Albert Einstein Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 164 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Lo que enfocas en tu pensamiento y lo sientes desde tu corazón es lo que manifiestas en esta vida, es lo que logras en tu viaje llamado "existencia humana", la existencia del enorme poder de un enfoque. Mira esta historia de la vida reciente: me enteré y constaté que el pasado 13 de abril de 2006, Chelsea Cooley, hermosa mujer de 21 años de edad, ganó el certamen de Miss USA, sí, triunfó como la ganadora absoluta. Como le pasa a todas estas hermosas mujeres que ganan un concurso tan deseado, a partir de ya, su vida entera es un torbellino de sueños que se tornarán realidad constantemente. Miles de ofertas de trabajo, millones de sesiones de fotografías para revistas y medios en general, firmas para publicidad de productos de belleza, enormes cantidades de ropa y fabulosos viajes, es decir, a los 21 años de edad, el mundo lo tiene a sus pies. Sin embargo, aquí lo más interesante para mí: desde enero se les pidió a las 14 aspirantes al título de Miss USA que mantuvieran por escrito un deseo o metas en sus vidas y que mostrarían al final del concurso. En ese día, todas rompieron lo que cubría su tablero de metas y fue muy curioso ver que todas escribieron metas extraordinarias, humanas y sublimes, pero..., pero..., Chelsea fue la única -¡la única!-- de las concursantes que tuvo el coraje para escribir solamente una cosa: "Quiero triunfar siendo Miss USA". Eso fue todo lo que escribió. Y sí, ganó esta hermosa mujer de North Carolina. Interesante fenómeno, ¿no crees? De una vez por todas debes darte cuenta de una gran verdad: la mente humana siempre atrae lo que piensa. ¡Siempre! Pero más fuerte y más seguro si todo el tiempo se está pensando en "una sola cosa", es decir, si se está meditando en ella. ¿Qué es la meditación? Es concentración dirigida. Concentrase es traer todo al centro, a un punto donde absolutamente toda nuestra energía se enfoca. Y precisamente damos vida a aquello donde se enfoca nuestra energía, misma que es enviada por medio de nuestros pensamientos. Somos co-creadores de la existencia a través de la fuerza del pensamiento dirigido, mediante la concentración intensa y dirigida a un punto. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 165 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Es muy poderoso pensar en una sola idea todo el tiempo y pronto ver cómo esa idea se cristaliza en realidad. Nunca voy a olvidar ese clásico experimento que creo que muchos hicimos en la secundaria, aquel donde se nos enseñaba algo de la difracción o refracción de la luz y los cambios en la concentración de ella usando una lupa. ¿Recuerdas? Sí, aquel donde se nos pedía que pusiéramos un pequeño papel y que luego usando una lupa, hiciéramos pasar el rayo del sol, pero ajustando (enfocando) la lupa de tal manera que el haz de luz se hiciera lo más concentrado posible en un punto. Debíamos mover la lupa hacia arriba y hacia abajo hasta encontrar una distancia exacta donde la luz del sol incidiera en un punto, y ahí dejarlo sin moverlo para que, efectivamente, si no lo movíamos, si concentrábamos la energía del sol en forma de haz de luz en el mismísimo punto todo el tiempo, en pocos segundos el papel se empezaba a quemar, empezaba a salir humo e inmediatamente fuego. ¡Se prendía el papel! ¡Se transformaba algo! ¡Uf! Me encanta recordar este experimento que hasta estas alturas de mi vida recobra un significado trascendente. ¡Porque lo mismo pasa con la fuerza del pensamiento enfocado en un punto! Si mantenemos el enfoque en el mismo deseo, si movemos nuestra "lupa interior" para enfocar hasta que visualicemos clarísimamente lo que deseamos (¡claridad es poder!), entonces y sólo hasta entonces, veremos cómo la energía que nos circunda se transforma, se prende, mostrándonos frente a nosotros aquello que deseábamos con tan fuerte concentración. Ese es el poder de la meditación ¡diaria! El efecto de meditar "diariamente" en aquello que deseamos, es estar moviendo la lupa hasta encontrar el punto perfecto donde se concentra el haz de energía de nuestro ser. Y luego mantenerse ahí sin moverse, hace que de un momento a otro logremos lo que deseamos. Sea lo que sea. Te repito: sea lo que sea, lo podemos lograr. Solo necesitamos claridad y concentración. He recibido varios correos de personas que me platican sus "historias increíbles" del cómo han logrado lo que a todas luces parecería imposible. Y sí, creo en todas esas historias. Mi vida entera es una historia que demuestra fehacientemente el tremendo poder de un enfoque, la magia que se sucede si no se ceja en el empeño de desear algo, pero sin luchar, sin esforzarse, sino solo manteniendo el enfoque. Eso es todo. De lo demás, el Universo se encarga. Yo sé que esto es muy difícil de aceptar y comprender para quien está acostumbrado a luchar, pero si te das la oportunidad de vivir una Nueva Conciencia, alcanzarás a sorprenderte que sin luchar en lo más mínimo, sino gozando todo el tiempo, la abundancia, la salud y el bienestar fluyen constante y naturalmente hacia ti. Así está diseñado el Universo. Si no te sucede esto, es que algo estás haciendo para bloquear este flujo natural. No es que no atraigas las cosas, sí las atraes con la fuerza del pensamiento, pero lo que sucede es que no permites que lleguen a ti. Y solo permites cuando decides deliberadamente sentirte bien. Solo quien se siente bien recibe aquello que atrajo. Esto es una ley. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 166 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito ¿Cómo crees que Chelsea Cooley se sienta en estos días? ¿Bien? ¿Extraordinariamente bien? No, eso es poco para como se siente. Te lo puedo asegurar. De hecho, quizá no hayan palabras inventadas todavía para describir lo tremendamente bien que se debe sentir. Hoy Chelsea está viviendo como lo recomienda un célebre autor, Albert Camus: "Vive hasta el punto de las lágrimas". Y sintiéndose así, aún más bienestar, abundancia y salud se dirigen a ella. ¡Aún más y más y cada vez más! Me consta en mi propia vida, a mi escala proporcional, lo que aquí te estoy diciendo. En mi vida reciente, no pasa ni un solo día en que no viva hasta el punto de las lágrimas y derrame más de alguna, y todas ellas lágrimas de emoción, amor y bienestar tan grandes. Hace un par de semanas, comiendo con un alto ejecutivo de un banco, le dije que me disculpara por las lágrimas que se me estaban saliendo, a lo que me preguntó por qué, y tan sólo le dije: "Es que este vino está exquisito". Se me quedó viendo y me dijo: "Qué raro eres, ya te pareces a aquel personaje que sale en la película "Al diablo con el diablo", y llora intensamente tan sol por ver un atardecer". Yo no he visto la película (la conseguiré pronto), pero también he llorado por sentir un atardecer. Querido lector, lectora: ¡Es tan importante elegir deliberadamente sentirse bien en todo momento! ¡Pero tan importante! Que es la única forma de abrir los portales que dejan pasar el total bienestar, la total salud y la más grande abundancia a nuestra vida. Esto es una ley donde no existe índice de error. Piensa en algo que desees, lo que sea, una persona, animal, cosa, circunstancia, lo que sea, enfócalo, mantenlo en tu pensamiento constantemente, apunta por todos lados tu deseo, en tu cartera, en la puerta del refrigerador, en el espejo del baño, en los espejos retrovisores de tu auto, hasta en alguna parte de tu cuerpo lo puedes escribir. Piensa en ello todo el tiempo y apuesta en que antes de lo que te imaginas (muchas veces antes de 3 días), prenderá tu energía y se verá materializada frente a ti. Ahí ya estás manifestando. Si crees en esto o no, en cualquiera de ambas posturas tendrás razón. Co-crear tu vida con el poder de un enfoque, para que una vez que obtengas algo que quieres, de inmediato pases a pedir algo más, y luego más y luego aún más, te llevará a un estado de disfrute y magia permanentes que difícilmente mis palabras pueden expresar. Tan solo te garantizo plenamente que existe este estado donde se empieza a vivir un círculo virtuoso. Más manifiestas, más te emocionas, más bien te sientes, más abres canales para manifestar, más pides, más se sigue manifestando, más aún te emocionas y te alegras, más te sigue llegando, más te sorprendes, más canales de abundancia abres, más y más sin parar. No hay límite. Ni siquiera existe un límite prudente (salvo que así lo creas y te limites). El martes pasado me comentaba un alto ejecutivo con el que desayuné: "Yo solo le pido a Dios salud, ya que de lo demás me encargo yo". Y entendí perfecto porqué esa persona "solamente" tiene salud y en todo lo demás se está quejando que no lo logra. Recuerdo que le dije al despedirme: "Querido ingeniero, ¿le gustaría un consejo?". "Por supuesto" -me dijo. "Pida más, mucho más, pero mucho más, porque hay. Hay en Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 167 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito cantidades infinitas y para todos. Solo que pocos creen en esto. Pida más, no solo salud. Y tendrá mucho más que solo salud. Pida más". Esta persona me sonrió y se fue feliz. Ayer me habló emocionado diciéndome que acababa de cerrar un negocio millonario. Me dijo que está empezando a creer en la fuerza de este consejo. Yo pensé: "Y eso que apenas está empezando". Disfruta la vida con el poder de un enfoque, goza manifestando, sorpréndete con la fuerza del pensamiento, y permite que lo más natural sea vivir hasta las lágrimas todo el tiempo, lágrimas de sorpresa, de alegría, de gratitud, de auténtica... ¡Emoción por Existir! 120 El Pensamiento: Energía Creadora Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 168 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito La realidad es creada por la mente. Podemos cambiar la realidad al cambiar nuestra mente. Platón En los laboratorios que se dedican a experimentos de tipo Parapsicológico se han hecho trabajos que no pueden dejar lugar a duda sobre una conclusión que llanamente formulada nos dice a nivel netamente científico: “El Pensamiento es Energía”. Las pruebas que se han hecho con métodos laboriosos y pacientes en la Universidad de Duke y en otros centros de experimentación sobre el fenómeno PK (Psicokinesis) son irrefutables. La alteración y el movimiento de la materia por medio de la energía del pensamiento son hechos que se han demostrado dramáticamente en diversos proyectos de experimentación llevados adelante bajo normas rigurosas. Describiremos aquí tres de las formas en que puede el pensamiento hacer que su energía altere las leyes físicas en que gobiernan el comportamiento de la materia, así como un ejercicio que puede usted realizar. En el laboratorio de una Universidad Británica se discurrió este trabajo en 1932 y el proyecto consistió en preparar con gran precisión una fina punta de gotero por la cual brotaba el agua formando con toda regularidad gota tras gota que caía verticalmente sin la mayor variante ya que todo el aparato se encontraba cubierto por una gran campana de cristal que impedía cualquier posible corriente de aire que pudiera ocasionarse dentro del laboratorio y producir alguna desviación en la caída de las gotas. A pocos centímetros debajo del gotero, se fijó una cuchilla perfectamente centrada y sobre su filo caían las gotas de agua que se partían fragmentándose en partes iguales salpicando a un lado y otro. Un poco más abajo dé la cuchilla se colocaron simétricamente dos probetas con marcas de graduación milimétrica y en ellas caían las gotas partidas sobre el filo de la cuchilla. Al cabo de un tiempo el agua acumulada en las probetas era observada y se veía, como era natural, que ambas contenían exactamente la misma cantidad de líquido. Enseguida se pedía a, algún sujeto que se ubicara cerca del aparato y pugnara con la fuerza de su pensamiento para desviar la gota y hacer que así determinada probeta resultara favorecida y recibiera más agua que la otra. Al sujeto no se le permitía hacer movimientos tales como acercar las manos a la campana de cristal y también se probó el colocar a los sujetos a diversas distancias del gotero. La única actividad que se les permitía era mental; y al cabo de un tiempo, invariablemente, la probeta favorecida mostraba mayor contenido de agua que la otra. En estas pruebas se comprobó así de una manera simple pero muy clara que la energía del pensamiento podía en alguna forma desviar la gota en su caída vertical demostrando el efecto que puede tener una fuerza puramente mental sobre las moléculas minerales del agua en movimiento. Han surgido psíquicos extraordinarios a lo largo de la investigación parapsicológica tras la Cortina de Hierro. Sabemos así que en esos países se han hecho demostraciones muy importantes en los laboratorios del gobierno dedicados al campo de la parapsicología; que los rusos tienen sujetos excepcionales que han demostrado facultades de percepción extra sensorial, tales como la telepatía y clarividencia. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 169 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Entre las estrellas que tienen en Rusia, la Sra. Nelya Mikhailova, sencilla matrona que frisa en los cuarenta y tantos años y pasaría inadvertida como cualquier ama de casa cuando se le ve por las calles de Moscú cargando su bolsa de compras pero cuando ella se sienta ante la mesa de un laboratorio con cámaras de video funcionando y diez o doce eminentes científicos o observándola, su trabajo es algo sensacional. En esa mesa que Nelya tiene enfrente se observan objetos variados, de preferencia no metálicos; cajas de fósforos, carretes, plumas de escribir, frascos de vidrio, tapas de cerveza, etc. La insólita facultad de esta psíquica consiste nada menos en hacer que todo esto se arrastre sobre la mesa, llegue a la orilla y vayan cayendo los objetos al suelo uno por uno. Desde luego que en esto solamente opera el poder de su mente, es decir; es otra demostración de la ener- gía del pensamiento. Indudablemente que ante estas demostraciones que se han realizado numerosas veces han desfilado los más eminentes científicos incluyendo algunos físicos ganadores del Premio Nóbel. En la publicación Moscow Pravda el Presiden- te de la Cátedra de Física de la Universidad de Moscú; Dr. Terlesky, el 17 de Marzo de 1968 proclamó sus observaciones con estas breves palabras: "La Sra. Mikhailova demuestra una forma nueva y desconocida de energía". Yo como físico teórico declaro esto imposible, pero como ser humano sé que lo vi." Rusia queda muy lejos y la historia puede parecer un cuento de la CIA, pero ¿porque no lo comprueba usted mismo?. El experimento casero que invitamos seriamente a que lo ejecute toda persona que quiera tener una prueba fehaciente del poder de la mente sobre la materia, requiere elementos muy simples: 2 Recipientes iguales (vasos de plástico) 4 rodajas de algodón 12 semillas de fríjol tomadas al azar 4 cucharadas de agua Guardando meticulosa imparcialidad se coloca una rodaja de algodón en el fondo de cada vaso. Enseguida se echan seis semillas de fríjol (sin seleccionadas) en cada recipiente y después se tapan con la otra rodaja de algodón. Se agregan dos cucharadas de agua en cada vaso y se marcan los recipientes con un lápiz de labios: No. 1 y No. 2. Se colocan ambos vasos lado a lado sobre alguna repisa y para evitar cualquier favoritismo involuntario, con una moneda echada al azar se determina cuál de los recipientes va a recibir la ayuda del pensamiento. Una vez colocados los vasos o recipientes en la repisa, no se vuelven a tocar. Sólo el pensamiento va a intervenir. Se va a proyectar la energía mental hacia las semillas que vamos a favorecer dedicando a esto, aún desde lejos, unos cuantos minutos diariamente. Al cabo de diez días encontraremos con la mayor certeza el siguiente resultado; la germinación de las semillas que hemos ayudado, muy aventajada sobre las que han sido dejadas a las fuerzas naturales. Hemos presenciado esta prueba numerosas veces e indefectiblemente han germinado y crecido más los brotes de las semillas ayudadas con la mente y en algunos casos ha sido tan impresionante el resultado como el de haber obtenido germinaciones con tallos de 20 a 30 centímetros de altura contra germinaciones naturales de 4 a 5 centímetros. Esto que parece un juego pueril reviste una gran importancia pues es la demostración palpable de que la energía del pensamiento debidamente dirigida puede afectar notablemente a las células vegetales y la deducción trepidante que se desprende de esta prueba elemental es que si podemos afectar de esta manera a los átomos y células de una planta ¿por qué razón no hemos de poder influir sobre las células animales de nuestro propio cuerpo? Y ya estamos ante los portales de una magnífica esperanza: Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 170 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito terapia y rechazo de enfermedades mediante la energía mental. De seguro te preguntas: ¿cómo debo proyectar el pensamiento para hacer esta prueba? Hay varias maneras de hacerla; una de ellas es la oración imbuida de fe y de amor hacia las semillitas que van a recibir la ayuda. El Rev. Franklin Loehr de Princeton, N. J. en los Estados Unidos ha llevado a cabo investigaciones y pruebas en múltiples va- riantes. En una etapa de sus trabajos había empleado cerca de 30,000 semillas en más de 700 experimentos. Su reporte y las fotografías que lo acompañan son muy elocuentes y no dejan lugar a duda de la efectividad del pensamiento mediante la oración. Te propongo un método de corte más bien científico en vez de religioso. Es el que hemos empleado y puede ser más aceptable para las personas de mentalidad poco afecta a mezclar los caminos religiosos. Usamos la fuerza de la Imaginación Creadora y sólo necesita el experimentador aquietar su mente de las efervescencias diarias y hacer una imagen clara y detallada de aquella plantita que va a surgir. Durante unos cuantos minutos, una vez en la mañana y otra en la noche, visualizará en su imaginación esos tallos y sus hojas ya logrados, esbeltos y lozanos en su tierno verdor, dando a la imagen todo el realismo posible y tratando de producir en sí mismo una involucración emo- cional sintiendo amor hacía la plantita que nace. A las otras semillas no se dirige ningún pensamiento ya sea positivo o negativo. Aquí es interesante hacer, una advertencia; conviene guardar un pequeño secreto sobre el experimento sin comentario con otros hasta que se haya terminado, y la razón de esto es la de evitar que otras mentes sin que se den cuenta, intervengan con vibraciones de pensamientos favorables o adversas que compliquen la simplicidad y pureza de los elementos que entran en esta prueba. Es de suma importancia el captar que en esta técnica están representados los fundamentos que explican cómo y porqué la mente forja el destino. El estudioso que profundice y medite sobre estos lineamientos básicos deberá entender que al crear la imagen como una realización ya lograda y reforzarla con amor hacia la planta, está poniendo en movimiento fuerzas que, traducidas a la vida diaria, le pondrán en el camino de alcanzar metas de éxito y bienestar que representan la felicidad del ser humano. El concepto de que toda materia del cuerpo es substancia plástica lista para ser manejada por el poder incontenible de la mente, puede captarse mejor si nos detenemos a pensar que según los últimos experimentos en laboratorios biológicos dotados de los nuevos aparatos que la electrónica está facilitando, el organismo humano renueva sus células en 274 días (aproximadamente el tiempo de la gestación del niño) lo cual significa que podemos pasar de una condición de enfermedad a otra saludable por virtud de las fuerzas internas operando sobre las células que se están formando como células nuevas para suplir alas que se están constantemente eliminando. Este, sin duda, debe ser el método de curación de la naturaleza en el reino animal. Lo que hacemos valiéndonos de las medicinas es una manera artificial por la cual mediante las drogas simplemente nos ayudamos a remover los obstáculos que muchas veces se han creado por nuestras propias alteraciones emocionales mal gobernadas. Y así con las medicinas únicamente abrimos el camino para que las fuerzas vitales puedan actuar libremente, pero el verdadero proceso de curación se lleva a cabo por medio de las fuerzas internas ejerciendo su poder sobre los átomos y células que entran a formar parte de nuestra estructura. Hoy en día estamos presenciando cada vez con mayor frecuencia casos de Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 171 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito curaciones completas y radicales efectuadas en breve tiempo con ayuda de las fuerzas interiores, a pesar de que muchos de estos casos habían sido ya declarados como incurables por la ciencia médica. Existen numerosas curaciones ocurridas en todo tiempo y en todas las religiones, tomadas como milagros. Esto quiere decir que siempre ha existido en el hombre el poder de efectuar curaciones usando fuerzas subjetivas, solamente que apenas estamos actualizando y reconociendo leyes que en épocas pasadas ya se sabía cómo utilizarlas. Desde luego que es importante tener la cooperación del enfermo y ésta se obtiene despertando en él lo que se designaba en tiempos pasados con la palabra Fe. Ya en las curaciones hechas por el propio Cristo se veía que este factor era importante pues a los que recurrían a él, les decía: "¿Tienes fe? Entonces serás curado" Esta palabra Fé en la religión ha tomado una interpretación muy especial pues se ha entendido como una aceptación ciega que no tiene el derecho de interrogar. Actualmente se empieza a entender esto en una forma más racional y más científica identificándola como una energía vivificante y creadora que el hombre puede aprender a utilizar, no solamente para las curaciones, sino en otras muchas realizaciones. Puede efectuarse la curación de un semejante con las propias fuerzas que la naturaleza ha 'puesto dentro de nosotros y las cuales podemos ayudar a estimular y poner en vías de llevar a cabo un funcionamiento normal. Es también interesante el entender las palabras del Maestro cuando después de haber curado a los enfermos, les decía: "Ve y no peques más" con lo cual podemos inter- pretar que allí se veía una demostración de la premisa que ya hemos expuesto en el sentido de que las enfermedades y las tribulaciones humanas son resultados de errores. Estos errores pueden ser conscientes o inconscientes, pero la trasgresión de la ley, ya sea con intención o sin ella, obtiene los efectos naturales. El sufrimiento dura mientras per- siste el error, pero cuando cesa la trasgresión de la ley y se restablece la armonía cesa también la causa del sufrimiento y el daño que procede de la infracción de la ley o del error, comenzará a disminuir tan pronto como se restablezcan las fuerzas y vuelvan a sus cauces normales. Lo que más cabalmente nos puede llevar a restablecer la armonía con las leyes, es la realización profunda de nuestra unidad con el Universo. Al reconocer esta unidad no puede haber mal y nada removerá los residuos de los errores como la completa y plena conciencia de formar parte del propio Creador. Todos nosotros al advertir esta unidad ya no necesitamos vernos únicamente como expresiones físicas, sino como manifestaciones espirituales, y así ya no tenemos por qué consideramos sujetos a enfermedades y dolencias, sino más bien como arquitectos y dueños del destino que está encomendado a nuestro espíritu guiar. En el pasado al irse convenciendo el hombre de su propia suprema- cía, fué dejando de temer a los elementos y a las fuerzas que hasta entonces en su ignorancia creía que le dominaban y le vencían, y así se fué transformando el temor en amor hacía todo lo que le rodea, y una vez lograda esta armonía el hombre puede con- vertirse en dueño en vez de esclavo de estas fuerzas. Hay muchas personas cuyos cuerpos débiles y enfermizos podrían transformarse en fuertes y sanos si ellas no habitaran en el temor y se cerraran a la divina corriente de la regeneración creadora. Debemos no solamente abrimos a estas fuerzas, sino pedidas, y en el grado en que haya intensidad y un sincero deseo por descorrer estas compuertas, fluirán hacía nosotros los poderes que barren con los obstáculos que son la causa de nuestros sufrimientos. Para manejar todo esto en forma inteligente, es muy necesario ir teniendo identificadas a las Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 172 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito corrientes enemigas, pues si vamos a ejercer una selección sabia de lo que vamos a permitir y lo que debemos rechazar como habitantes de nuestra casa, esto implica la verdadera necesidad de puntualizar claramente quiénes son los amigos y quiénes son los enemigos del hombre. Esto es importante pues ciertos pensamientos forzosamente deben quedar filiados como enemigos ya que tienden a destruimos y a ser causantes de nuestra desventura. Pero hay que advertir que estos adversarios no siempre figuran abiertamente, por el contrario; tal parece que nosotros mismos los encubrimos y los ayudamos a vestirse con ingeniosos disfraces, como cuando al temor le llamamos "cautela" y al rencor lo encubrimos como "justa indignación". Aquí listamos algunos de estos enemigos de la salud que señalados así bajo una identificación general, tienen sin embargo múltiples y sutiles modulaciones y se combinan en tantas formas y ropajes, que habrá de requerir nuestra más firme resolución para arrastrarlos fuera de sus guaridas, para sacarlos fuera de sus enquistadas posiciones, para desenmascararlos y proscribirlos como elementos indeseables a los que de ninguna manera puede convenimos el permitir que pululen en nuestro interno ya que de tolerar .su permanencia allí, estarán minando los cimientos de nuestra felicidad. Estos son los enemigos, no olvides nunca quiénes son: El temor El Orgullo La Cólera La Pereza La preocupación La Frivolidad La Censura La Indecisión Las tensiones La Inconsistencia La Hipocresía La Intemperancia El pesimismo Los Celos La Intolerancia El Materialismo El egoísmo La Envidia La Murmuración La Codicia La Vanidad El Rencor Naturalmente que contra estas falanges de arteros enemigos a los que insensatamente les permitimos anidar en nuestro interno, hay también un ejército luminoso que sólo necesita ser llamado y abrirle las puertas para que fluya en nosotros como una corriente salvadora y totalmente constructiva para la salud y para todo lo que constituye la felicidad del hombre. Señalar cómo desterrar las fuerzas enemigas y cómo dar paso a las huestes benefactoras, es una potestad legítima y una herencia que está latente en cada uno de nosotros, y el hacer lo contrario solamente puede explicarse como una absurda inconsciencia o ignorancia. Este pasmoso elemento que da origen a la conducta humana en el acoplamiento "mente-cerebro" ha sido comparado en sus funciones de aspecto cerebral a una computadora de infinitos alcances y que deja muy atrás a todas las computadoras electrónicas que la tecnología pueda construir en el presente o el futuro. Estiman los especialistas de este ramo que las células cerebrales llamadas neuronas, bien pueden sobrepasar la cantidad de catorce mil millones y aun cuando por otra parte se ha establecido como una verdad que de ellas no usamos ni un 9 %, sin embargo es una inspiradora realidad que aún dentro de esta limitación ya tenemos un verdadero esplendor de facultades pensantes, coordinadoras, y retentivas, las cuales iluminan la promesa de formidables expansiones cuando se amplíe en nosotros el desarrollo psíquico cuyos primeros peldaños ya se pisan en la actualidad. Esta increíble computadora que llevamos en forma de masa encefálica no más grande que un melón y con un peso promedio de unos 1,500 gramos y que consume el 15% de nuestra energía, es la expresión superlativa de todas las computadoras que ella misma pueda llegar a crear con toda la tecnología de la electrónica. Su trabajo Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 173 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito descansa, como el de toda computadora, desde la simple sumadora hasta los gigantescos sistemas de alta complejidad electromagnética, en dos alternativas fundamentales que van gobernando todos los pasos de sus programaciones. .Son los elementos que se ramifican hasta el infinito en .la multiplicación, la división y las ecua- ciones de gran magnitud. Estas dos alternativas que en una sumadora aparecen como dos botones o teclas, son el signo de Más (+) Y el signo de Menos (-). De allí deriva todo. Cuando un cerebro humano hace una afirmación tal como Si puedo, está oprimiendo el botón positivo y sumando un valor hacía el resultado que se persigue, y no olvidemos que este resultado invariablemente es el de nuestro bienestar. Lógicamente si por el temor se oprime la tecla contraria, entonces con esta tecla negativa 'estaremos restando a la resultante que se desea, estaremos dando un paso hacía atrás. El aprensivo que en un achaque piensa: "Esto es muy serio. Así empezó mi tío cuando le apareció el cáncer que lo llevó a la tumba." está precisamente sumiendo el botón negativo y restándome a sí mismo la posibilidad de obtener el resultado que todos de seamos y que es la Salud. Quiere ir hacía adelante y da marcha hacía atrás, restando en vez de sumar, oprimiendo la tecla del Menos cuando debería oprimir la del Más. ¿Puede haber mayor insensatez? En verdad sólo el craso error de la inconsciencia puede explicar tan absurdo proceder. El mismo principio contradictorio aparece en múltiples situaciones en diversas actividades de la vida diaria. ¿Cómo puede tener expedito el camino hacía el éxito el individuo que persistentemente esté restando a lo que ostensiblemente anhela? Si ese hombre vive en el temor o en el pesimismo, declarando que "los tiempos están muy difíciles" o que "sólo pueden abrirse paso en la vida los que cuentan con un capital" y "sólo puede ascender en una firma el que está emparentado con los dueños del negocio", tal individuo lo que está blandiendo es la poderosa energía de la fe. Si, pero fe en el fracaso y por leyes naturales tan infalibles como lo son la ley de Causa y Efecto y la ley de Polaridad o Afinidad, estará magnetizando una potente corriente que lo llevará hacía donde no quisiera ir. Aquí es donde empieza a cobrar importancia una comprensión de los mecanismos conscientes y subconscientes pues es imperativo profundizar en uno mismo y empezar a entender la trascendencia que se encierra en la célebre frase inscrita en el portal de Delfos: HOMBRE, CONOCETE A TI MISMO, ya que en el mundo de la creatividad que tanto nos incumbe conocer y penetrar los secretos de su funcionamiento, encontramos que el principio imaginativo es todo un manantial de potencia arrolladora, y todavía por encima de las palabras; el individuo que repite y asegura que marcha hacía el triunfo, pero secretamente abriga una medrosa imagen de fracaso, ésta será la que predominará en el resultado final. ¿Por qué nuestras plegarias a veces son escuchadas y otras veces parecen quedar ignoradas? En esto se percibe justamente ese elemento contradictorio que el auto-análisis del hombre conociéndose a sí mismo podría descubrir. El hombre puede pedir fervorosamente a la Deidad, pero si en el fondo o niveles infra-conscientes, él siente que no tiene derecho a lo que está pidiendo, él mismo está anulando su petición. Aquí cabría un esfuerzo de introspección y tal vez se encontraría que estamos guardando una falta de perdón hacía Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 174 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito nosotros mismos por errores del pasado. En este sentido el poder del perdón de liberación y la recuperación de un sentido de dignidad y merecimiento personal. El individuo que eleva una plegaria o una petición, necesita tener su propósito perfectamente integrado dentro de sí, no puede 'permitir una división en su interno pues tal desacuerdo tiende a paralizar los efectos de la oración que bien manejaba es sin duda una onda magnética dotada de poderosa fuerza de atracción. En toda visualización de un logro deseado es de gran efectividad que la escena establecida por la inteligencia esté respaldada por la onda emotiva. Esto significa que no basta plasmar un cuadro per- fectamente elaborado por el intelecto, sino que es indispensable (y este puede ser el elemento más importante) que la fuerza realizadora parta de un ardiente deseo pues cuando éste se produce con una proyección de gran intensidad, es entonces cuando pueden surgir aquellos sucesos que se consideran milagrosos. Esta vehemencia emotiva en el deseo de cualquier realización es una de las corrientes esenciales en este formidable haz de energía que está representado en la Fe. La fuerza "que mueve montañas" ha sido mencionada con sobrecogimiento desde tiempos muy remotos, pero es en nuestra época de mayor encuadre analítico, que empezamos a comprender los poderes que se ocultan en los misterios religiosos y vamos ya identificando en términos científicos sus componentes. Parece ser que hayal menos tres grandes corrientes en la formación de este rayo de gran magnitud. La principal es evidentemente esta motivación intensa que ya se ha mencionado como "ardiente deseo". Enseguida es indispensable concebir la imagen con gran riqueza de realismo y detalle, y en lo cual se le dé creación al objetivo, pero no con las formas borrosas de un sueño vago, sino con la precisión nítida de una escena que ya existe. Finalmente debe proporcionarse a todo el acto una expectación o esperanza (del verbo esperar) que sobrepase la conjugación del futuro y se vea como algo ya consumado. Nos dicen las escrituras: Reza como si ya se te hubiera concedido. Y para traducir la idea valiosa que aquí se encierra y llevarla a las situaciones de la vida cotidiana, es evidente que un individuo que pueda dar principio a la jornada de un día de actividades normales afirmando para sí mismo desde un nivel tranquilo y relajado (esto sería una "programación") la siguiente aseveración: "Me veo al final de este día, al recogerme en la noche, lleno de satisfacción por haber tenido un día de magnífica actuación y realizaciones. Lo creo, lo bendigo, y doy gracias por ello". Con tal actitud, ese hombre tendrá en efecto un día muy positivo y empezará a ver grandes cambios en su vida. Debe hacerse hincapié en que la Fe comprendida así a niveles no religiosos, no es en ningún sentido la obligación al mandato de creer sin tratar de comprender, sino una utilización de fuerzas psicológicas y que la ciencia clasifica dentro de la Parapsicología como "fuerza psicokinética" (efectos de la mente sobre la materia). Tenemos aquí una energía que como toda fuerza de la Naturaleza, élla en sí es neutral, ni buena ni mala, y todo depende del uso que se le dé. En otras palabras; los engranajes misteriosos que la mente pone en marcha en toda clase 'de situaciones materiales y espirituales en torno nuestro van a funcionar en un automatismo fiel y preciso, pero la función optativa de escoger si oprimimos la tecla del Más o la del Menos es una selección que está en nuestras manos en cada momento como una brillante oportunidad. Así puede comprenderse el triste error de otro sujeto que en vez de principiar su día con una afirmación como la del párrafo anterior, sale de su casa arrastrando los pies -y el ánimo -diciéndose "¡Ay Señor! Otro Lunes y salgo a enfrentarme otra vez con la pesada carga de Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 175 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito la vida y los múltiples disgustos y problemas que me esperan en el trabajo". Lógicamente que tal individuo está ya de antemano invitando las experiencias amargas que empiezan a ser atraídas desde el instante en que se formula la actitud derrotista... y pensar que el mismo esfuerzo cuesta oprimir la tecla Positiva que la tecla Negativa! Comprendiendo en mejor forma lo que es la utilización de este poder, vemos que puede ser algo totalmente ajeno a los campos religiosos. Un ateo - de esos que dicen no creer en nada - puede poner grandes energías de fe en una causa o en un negocio y valerse de estos poderes de concentración energética haciendo que le ayuden de manera totalmente efectiva. Un malhechor puede tener fe en sus planes para robar a un banco y así ayudarse a lograrlo. Nosotros tenemos la seguridad de que la Ley de consecuencia que es el mismo principio que opera en los mecanismos del Karma, traerá la retribución justa al criminal tarde o temprano, pero eso ya es otro tema que nos conduciría a la conclusión de que las fuerzas mal empleadas forzosamente traen consecuencias dolorosas. Pero finalmente el mensaje que realmente nos concierne en toda esta especulación es el del señalamiento elemental de no apuntar esta concentración de fuerza, hacía los objetivos que no nos convienen. Los pensamientos, las imágenes, y aun las palabras y frases que sin pensar, decimos por habituaciones insensatas, dirigen fuerzas frecuentemente en sentido contrario de lo que realmente buscamos, y debe tomarse en cuenta que en los planos del subconsciente todo lo que se afirma tiende a dejar una huella literal. Igualmente es digno de tomarse en cuenta que el estar demasiado pendiente y dando excesiva atención a estar conscientes de lo que no deseamos que suceda, es equivalente a estar viviendo y mentalizando la situación que se desea evitar. Esto ya bordea los umbrales del temor y debe recordarse una vez más que lo que se teme se atrae. Conclusión: El pensamiento proyecta energía. La energía es fuerza creadora. A donde la energía se dirija producirá principios de realización material En otra consideración igualmente cierta es necesario entender que ninguna anomalía puede alojarse en un organismo si no encuentra condiciones que la estén atrayendo y hagan posible que se adhiera y ejerza su influencia nociva, por lo tanto si cuidamos de establecer en nuestro interno las condiciones que sólo tengan afinidad con lo bueno, estaremos cancelando de nuestro receptor la banda o frecuencia por donde podría penetrar cualquier onda maléfica. Esto no sólo tiene referencia a la salud física, sino a todas las impurezas que con o sin intención, de otra voluntad, trataran de hacer impacto y penetración en nosotros. Un intelectual conocedor de elevada sabiduría en estos terrenos, nos dice: "En los casos en que los pensamientos buenos o malos sean proyectados hacía un individuo, para que estos pensamientos puedan llenar su misión necesitan encontrar en el aura de su objetivo materia capaz de responder en resonancia a estas vibraciones; Cualquier combinación de materia puede únicamente vibrar dentro de ciertos límites definidos y sí las formas de pensamiento están fuera de estos límites que el aura del sujeto receptor puede contener en sus vibraciones, no la puede afectar en absoluto. En consecuencia, tales vibraciones rebotan de ella, y lo hacen con una fuerza proporcional a la energía con la cual han causado el impacto sobre esta aura. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 176 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Es por esto que se dice que "los puros de corazón" son los que están mejor protegidos contra cualquier agresión de este tipo pues un corazón pleno de pureza y una mente de la misma naturaleza construyen cuerpos astrales y mentales de materia fina y sutil, y estos no pueden responder a las vibraciones burdas y densas que requiere el otro tipo de pensamientos. Si un pensamiento malévolo es así proyectado con deseos de perjudicar a alguien, este pensamiento chocará contra el cuerpo astral del individuo y solamente podrá rebotar de él repelido y arrojado con toda la misma energía que lo ha traído. En esta forma regresa sobre la línea magnética de menor resistencia que es aquella por la cual ha llegado, y causará impacto sobre el mismo sujeto que lo proyectó. Este sujeto como es natural, tiene en sus cuerpos astrales y mentales vibraciones del mismo tipo de la forma de pensamiento malévolo que ha generado y por ello este cuerpo originador de tales vibraciones, responderá a ellas y sufrirá por lo tanto los efectos destructivos que trató de causar en otro". Una simple contrariedad o disgusto a la hora de comer, puede quitamos el ape- tito y conducimos a retirar el plato y levantamos de la mesa. Los hombres de negocios frecuentemente invitan a un colega a almorzar para discutir allí asuntos mercantiles. Esta es una costumbre errada, pues las naturales tensiones de los negocios y sus correspondientes maniobras mentales no propician las mejores condiciones para comer, lo cual debería hacerse en un ambiente plácido y en condiciones de sosiego emocional. Los temores, la pesadumbre, la ansiedad, el sobresalto, y los resentimientos rencorosos son los humores propicios y la natural atmósfera para las enfermedades pues todos estos estados tienden a causar desequilibrios magnéticos en las células de nuestro cuerpo y abren el paso a las invasiones y coloniaje de las bacterias. Una secreción glandular cuyo producto normalmente es benéfico puede alterarse en tal forma que su emisión se convierta en substancia tóxica. Ha habido madres que bajo alteraciones intensas han trastornado la leche de su pecho y han enfermado a la criatura que amamantan. Todo esto puede conducir a preguntamos: "¿Cómo, entonces, podemos usar esta información para abrir paso a la salud? Ya sea para conservarla o bien para restaurarla" Hemos señalado a los enemigos del bienestar, pero hará falta extender ante la com- prensión del lector un despliegue amplio y documentado para arraigar la profunda convicción y una resolución que no podrá flaquear al infiltrarse hondamente la conciencia esencial sobre este tema. En otra parte de esta obra daremos a este tema todo el espacio que amerita, mientras tanto ofreceremos aquí al enfermo un poderoso paliativo que le dará de inmediato grandes consuelos y alivio. Los lineamientos generales para ese ejercicio pueden tener variantes según sea el caso y. las convicciones religiosas de cada uno. Primeramente hay que buscar un relajamiento físico, mental, y espiritual. Para esto una técnica sencilla que no requiere disciplinas especiales ni largas prácticas, consiste en tomar a intervalos cómodos tres respiraciones profundas, de preferencia inhalando por las fosas nasal es y en cada respiración al exhalar el aire aflojar todo el cuerpo induciendo una creciente sensación de pesadez en brazos y piernas, una lasitud pasiva y tranquila, apartar del pensamiento toda actividad y toda preocupación y sentir una unión con las fuerzas de la Creación, como cada quien pueda concebidas. Estas palabras por ejemplo, pueden servir como un modelo: "Como la gota de agua del mar es parte del océano, así yo formo parte del Creador. Soy una chispa de esa gran Luminaria Cósmica. Por ello mi corazón está rebosante de amor a todo. Todo en la creación es obra de El, hecha con Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 177 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito amor, y yo formo parte de esa obra y de ese amor. Soy la vida y el espíritu del Creador y no puedo existir en el mal. No puede anidar ningún mal en mi verdadera naturaleza. Me abro completamente a las fuerzas divinas y éstas fluyen en mí. Limpian mis males y me regeneran". Al hacer esta afirmación con profundo fervor se percibirá como un fuego que enciende las fuerzas vitales. Hay que sentir y creer cada palabra de esta meditación hecha calmadamente con los ojos cerrados, el cuerpo relajado, la mente tranquila, sin angustias y sin esfuerzo. Creer con absoluta y sosegada certeza. Mantener esta creencia con la sencillez de un niño y el proceso está en ejecución. Repitiendo estas afirmaciones poco antes de dormir y al despertar, persistiendo en ese estado de ánimo se vivifican las fuerzas del interno y mudará pronto el cuerpo sus condiciones de enfermedad y desequilibrio de magnetismo vital hacía la salud y la armonía. Si hay algún punto especial donde se manifiesta alguna anomalía o dolencia; además de la afirmación general, el enfermo puede dirigir allí precisamente su pensamiento y formar una imagen detallada de células nuevas y saludables formándose y substituyendo a las células enfermas que son llevadas de allí por el torrente sanguíneo y eliminadas del cuerpo. La afirmación que se ha sugerido puede llevar variantes según el caso especial que se busque aliviar. El individuo puede elaborar el texto de su propia meditación, escribiéndolo de antemano y leyéndolo, o mejor aun; para hacerlo con los ojos cerrados en una profunda concentración, puede hacer una grabación en una cinta magnetofónica y seguirla mentalmente sin hacer esfuerzos de memoria o abrir los ojos a los estímulos circundantes. Pero es de todo punto indispensable comprender que este ejercicio no podrá hacer desaparecer los efectos del mal mientras persista la trasgresión de la ley. Por ello las frases iniciales anteponen a toda terapia, que se identifica uno con su poder superior y por ello vibra en amor con todo. Lo cual quiere decir que mientras se abriguen recuerdos de personas o situaciones imperdonadas, estamos en desarmonía con la Deidad y estamos en la trasgresión de la ley. Esto por cierto, debe hacerse extensivo al propio sujeto puesto que si uno mismo no se ha podido perdonar errores pasados, el mismo sentimiento de culpabilidad sostenido será un bloqueo que psicológicamente equivale a un rencor. Recordemos aquel principio: "ama a tu prójimo como a tí mismo" y que aquí se encierra literalmente un doble mandato; "ama al prójimo, y ámate a tí mismo, pues todas son creaciones del Universo. Habrá personas a quienes cueste trabajo aceptar este tipo de ideas sin confundidas con ciertas tradicionales restricciones. ¿Como? dirán - ¿puedo amarme a mí mismo o declararme uno con Dios sin incurrir en la soberbia o en la egolatría? Todo es cuestión de amplitud en las interpretaciones que se hagan para expander la conciencia de la mente humana. Que somos hechuras del Creador, no admite duda. Y las veneradas palabras "hechos a su imagen y semejanza" son perfectamente comprensibles si usamos la analogía del océano y pensamos en esa gota infinitesimal que siendo tan sólo una molécula del mar contiene toda su esencia, aunque naturalmente, no su potencia. La mayor parte de las filosofías religiosas en una forma u otra, propenden a reconocer que el progreso espiritual consiste justamente en unificamos más y con nuestro origen que es el Creador. Manantial, origen y finalidad teológica del fenómeno humano. Viéndolo en forma pragmática, si somos hechuras de Dios y estamos dotados de las semillas que representan los atributos de El, es natural que nuestra aspiración tenga tras Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 178 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito de sí todo el empuje germinante de estas semillas pugnando por llevamos a un florecimiento que sea imagen de su Autor. Esto puede explicar el porqué de la ley moral, el porqué a pesar de los goces de la materia y la aparente felicidad que ellos ofrecen, toda la trayectoria del género humano muestra una curiosa tendencia en un sentido diametralmente opuesto, en un sentido que parece ordenarle la ejecuci6n de actos penosos y desagradables con tal de que en ellos presienta estar en el camino del acercamiento a su Creador. El ejemplo del deber cumplido, el sacrificio del que pierde su libertad luchando por la de otros, el interés verdadero por amar y servir a los semejantes, son actos que despiertan nuestra admiraci6n intuitivamente, sin explicaciones, como si todos supiéramos que esas acciones simbolizan un ideal que no se discute, una huella que todos quisiéramos seguir si pudiéramos vencer nuestras pasiones mezquinas y nuestros errores del lastre del pasado. Y al buscar la felicidad, cada día nos desengañamos más, y más se ilumina nuestro entendimiento de que el deber cumplido proporciona las únicas satisfacciones que pueden dar la verdadera paz del espíritu, lo que extiende en torno nuestro un suave resplandor y puede centramos en la luz de la felicidad. Por esto nos vemos ante la cuestión que se nos plantea con tanta claridad y que es la de comprender nuestra esencia divina, no interpretándola como una arrogancia. Es sencillamente un deber del hombre consciente saber que le incumbe dejar atrás las ten- dencias del egoísmo animal, esas que ya se han señalado en la lista de los enemigos, e identificarnos con aquello que es imán y meta de nuestro progreso, la unión con un todo. Enfocando una vez los aspectos afirmativos que puedan llevamos a una administración sabia de la mente, nos corresponde a toda costa buscar los medios para aprovechar este privilegio fundamental que consiste en la función optativa de dirigir el pensamiento hacia donde nuestra voluntad lo decrete. Es evidente que ante el convencimiento de que los pensamientos transgresores nos destruyen, todos deseamos evitar los escollos que desgarrarían la nave de nuestra dicha. Pero ¿cómo esquivar los riscos? ¿Cómo aprender a llevar el timón con mano firme hacía las aguas tranquilas de la vida? Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 179 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito 121 Más allá de las crisis El arte de vencer se aprende en las derrotas." - Simón Bolívar Las crisis son puntos de transición en el crecimiento o proceso evolutivo de toda forma viviente. Son eventos de choque entre el pasado y el futuro, por lo general experimentados en forma dolorosa. Son indicadores de cambio, en el doble sentido de la expresión: porque nos muestran que algo en nosotros y en nuestro entorno está cambiando, y porque nos muestran la necesidad de cambiar y de adaptarnos inteligentemente a las nuevas circunstancias. Las crisis son dolores de parto. En una verdadera crisis necesariamente algo muere en nosotros, pero es porque algo más vivo y radiante pugna por salir. Alguna vez vi una película en la que mostraban en detalle lo que ocurre en una serpiente cuando muda de piel. El animal se refugia en un lugar especial, dentro de ciertas condiciones ambientales, y en forma casi ritual se desprende de sus antiguas vestiduras, cada vez más endurecidas y resecas. Simultáneamente aflora su nueva piel, seguramente al principio sensible y delicada, pero a la postre más flexible y adecuada para los nuevos desafíos. Cuando algo interno pugna por encontrar expresión en nosotros, estemos seguros de que es porque algo ha muerto ya en nosotros, porque un pasado empieza a quedar atrás. Y cuando aceptamos esa muerte, estamos propiciando el nacimiento de algo nuevo y más vigoroso. Richard Bach afirma bellamente que cuando una puerta se cierra en el universo es porque otra se ha abierto. Más allá de toda crisis, debidamente enfrentada y superada, se encuentran nuevos niveles de conciencia y de realización. Un ejemplo sobre el que quiero llamar particularmente la atención es el que se presenta en cierta etapa de la dentición de los niños. Más o menos a los siete años de edad pierde los dientes incisivos. Supongamos que su madre no sabe que estos dientes serán reemplazados oportunamente por dientes más fuertes y bonitos, y se alarma porque su hijo o hija quedará mueca de por vida. ¿Cierto que nos parece ridículo? Claro, todos sabemos que lo que ha ocurrido realmente es que los verdaderos dientes ya están saliendo, y a su paso han desplazado a los dientes que habían aparecido desde la tierna infancia. Hago énfasis en este ejemplo, porque, de igual manera, nos alarmamos por el enorme caos actual, por la crisis sin precedentes que vive nuestro país, o nuestro planeta, sin comprender que lo que ocurre en realidad es que nuevos valores y energías palpitan con tal intensidad que desplazan a su paso valores ya caducos y cristalizados. Nuestra cultura nos ha educado pobremente en cuanto a las crisis, aunque la psicología y la medicina vienen dando grandes pasos al respecto, gracias al sentido de Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 180 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito prevención que tan sanamente nos han inculcado. No obstante, en la medicina actual todavía se habla mucho de "combatir la enfermedad" desconociendo muchas veces que la enfermedad es la manifestación externa de una crisis, o que constituye una crisis en sí misma y que, más que combatirla, el gran reto es comprenderla, desentrañar las causas subyacentes e indicarle al paciente los cambios de conducta y de actitud que debe emprender para trascender su enfermedad o limitación. Esta incultura de las crisis se evidencia en expresiones como "estalló la crisis en la organización X" y a los pocos días aparece publicada una noticia en la que se dice que "la crisis fue confabulada". En primer lugar, si una crisis estalla es porque no se atendieron sus causas en el momento correcto ni en la forma adecuada. La crisis había sido reprimida hasta tal punto que sólo quedó la violenta salida del estallido, lo cual de alguna manera es un atentado contra cualquier proceso de crecimiento. Y la palabra confabulación resulta también muy elocuente. Según el diccionario Larousse, confabular significa "ponerse de acuerdo varias personas en un negocio ilícito: confabularse contra el enemigo". Las enfermedades y las crisis son consideradas como enemigos, cuando en realidad las crisis y el dolor son mensajeros del cambio, son emisarios de los reinos de la Luz. El hecho de que comprender que la crisis es síntoma de crecimiento no nos exonera de darle la prioridad que merece. Al contrario. Si miramos con verdadera sensibilidad interna lo que ocurre a nuestro alrededor, vemos que es evidente que la crisis actual es grande. El dolor sigue visitando a muchos hogares y personas, bien sea en forma de penurias económicas, de agudas dificultades emocionales y afectivas, o de terror e incertidumbre ante flagelos como el secuestro, la guerrilla o la corrupción. Es palpable igualmente el "hambre espiritual" debido muchas veces a un marcado materialismo o a la falta de contacto con personas o autores que ejemplifiquen los valores superiores. Ante tal hecho, ante todo debemos hacer nuestra la plegaria de los Grandes Seres: "Conozco Oh Señor, la necesidad. Conmueve nuevamente con amor mi corazón, para que también yo pueda amar y dar". En una sincera búsqueda de soluciones y aportes tangibles, debemos aprender a mantener la mirada en aquello que está más allá de las crisis. Hay que tratar de escuchar el mensaje que el universo nos envía a través del dolor. Mi percepción es que tras el "aparente caos" se evidencian vigorosos procesos de renovación vital, a niveles realmente profundos y elevados. Un claro testimonio de este nacimiento a una conciencia nueva lo tenemos, por ejemplo, en la acogida colectiva que vienen recibiendo libros como El caballero de la armadura oxidada y El Alquimista. De hecho el protagonista de este último libro es un joven que se lanza a la ambiciosa búsqueda de un tesoro, pero apenas inicia su viaje se ve despojado de todas sus pertenencias. Pero aprende a superar esta crisis, gracias a su determinación por seguir adelante. Y casi al final, cuando estaba a punto de alcanzar su meta, la crisis resultó aún mayor: unos bandidos lo golpean y casi lo sepultan en el hueco en el que excavaba su amado tesoro. Pero a la postre uno de esos bandidos le da la clave para hallar el tesoro. Cuando más densa es la oscuridad es cuando más cercana está la luz. La hora más oscura es el preámbulo al milagro de la luz. Creo que lo mejor que podemos hacer, tanto en lo personal como en lo colectivo, es tratar de comprender las causas de la crisis actual, y tratar de sintonizarnos con los nuevos valores que muestran los signos de la época. Hay mucha sabiduría actualmente manifestándose, pero hay que saber leer en el gran libro de la vida. Allí se nos dice que en Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 181 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito nuestra época estamos dando un gran salto, desde la reacción emocional hasta la respuesta amorosa, desde el pensamiento hasta a la inspiración superior, desde el materialismo hasta una espiritualidad nueva. Quienes se mueven con visión de futuro, quienes encarnan los valores del hombre del nuevo milenio, saben que debemos elevarnos hacia esa nueva dimensión espiritual para poder gestar las transformaciones que reclama la época. Es un hecho que estamos en los albores de tiempos nuevos: "Una nueva tónica penetra en la vida humana, trayendo esperanza, alegría, poder y libertad". Contrario, pues, a lo que nos ha hecho creer la cultura convencional, no tratemos de evadir las crisis que sean manifestación de crecimiento vital, ni busquemos soluciones temporales ni superficiales. Cerrarle la puerta a una crisis es cerrarle la puerta a una estupenda oportunidad que el universo nos está ofreciendo. ¿Qué actitud práctica debemos asumir ante las crisis? Para ir más allá de ellas, para yo recomendaría lo siguiente: Comprensión: Entender que en todo proceso que implique vida y crecimiento, necesariamente existirán momentos de crisis. Donde no hay crisis no hay lucha y tampoco puede florecer la vida. El siguiente relato es bien elocuente: Dijo una ostra a otra: "Siento un gran dolor dentro de mí. Es pesado y redondo y me lastima". Y la otra ostra replicó con arrogante complacencia: "Alabados sean los cielos y el mar. Yo no siento dolor alguno. Me siento bien e intacta por dentro y por fuera". En ese momento, un cangrejo que pasaba por allí escuchó a las dos ostras y le dijo a la otra que acababa de hablar: "Quizá si te sientes bien. Pero has de saber que el dolor que soporta tu vecina es una perla de inigualable belleza". Jalil Gibrán 2. Realismo: Hay quienes quieren negar la existencia de una crisis. El que la niega, cuando ésta es evidente, se engaña a sí mismo. Y una crisis no aceptada se convierte en un problema crónico. Realismo implica también capacidad de Aguante. "Aguante" es un término muy propio de nuestro pueblo. Si lo que nos corresponde vivir ha de doler, hagamos acopio de valentía y pidámosle a Dios capacidad de aguante. Reflexionemos sobre las causas de la crisis y preguntémonos qué nos está tratando de decir el universo. Hagamos nuestro el pensamiento de Fernando González: "Padezco, pero medito" Auto olvido: A veces sobredimensionamos las dificultades y le prestamos indebida importancia a nuestra situación personal, o a nuestro entorno social inmediato, olvidando que somos parte de un contexto mucho mayor. Ese sano olvido de nosotros mismos implica concentrarnos en las grandes necesidades de los demás. Y el auto olvido también puede y debe involucrar buenas dosis de humor. En ese sentido, bien podemos decir que, más allá de las crisis... hay otras crisis... 1. 4. Desapego: Parte de la aceptación de una crisis es aceptar que el pasado ya pasó. Como dijimos antes, cuando aceptamos que algo está muriendo nos abrimos a la magia de lo que está naciendo: Así como toda flor se marchita y toda juventud cede a la edad, así también florecen sucesivas etapas de la vida. A su tiempo crece toda sabiduría, toda virtud, pero no les es Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 182 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito permitido durar eternamente. Es necesario que el corazón, a cada llamamiento, esté pronto al adiós y a comenzar de nuevo; esté dispuesto a darse, animoso y sin duelos, a nuevas y distintas ataduras. En el fondo de cada comienzo hay un hechizo que nos protege y nos ayuda a vivir. Debemos ir serenos y alegres por la tierra, atravesar espacio tras espacio sin aferrarnos a ninguno como si fuera una patria; el espíritu universal no quiere encadenarnos: quiere que nos elevemos, que nos ensanchemos, escalón tras escalón. Apenas hemos ganado intimidad con una morada y en un ambiente, y ya todo empieza a languidecer. Sólo quien está pronto a partir y peregrinar podrá eludir la parálisis que causa la costumbre. Aún la hora de la muerte nos coloca frente a nuevos espacios que debemos andar, porque el llamado de la vida no cesará jamás para nosotros. Hermann Hesse 5. Transmutación: Nada es casual en el universo, y si algo nos llega tengamos la certeza de que es lo que nos corresponde vivir. Lo importante no es lo que nos sucede sino lo que hacemos con lo que nos sucede. Una bella fórmula para "capitalizar" una crisis, elevándonos y dejándola atrás, es la siguiente: Toda persona debe pensar que cuanto le ocurre es un instrumento; todas las cosas le han sido dadas para un fin y reto consiste en descubrirlo. Todo lo que nos pasa, incluso las humillaciones, los bochornos, las desventuras, todo eso nos ha sido dado como arcilla, como material para la obra de arte de nuestra existencia. Esas cosas nos fueron dadas para que las transmutemos, para que hagamos de las circunstancias de nuestra vida, cosas eternas o que aspiren a serlo. Jorge Luís Borges 6. Confianza: Uno de mis hijos, que disfruta mucho con el agua y las piscinas, conoció recientemente el mar. Era evidente su fascinación. Pero, curiosamente, al día siguiente rehusó entrar al agua, lo mismo que al tercer día. Yo sabía que una ola lo había revolcado, haciendo que le entrara agua por boca y nariz. De hecho los ojos le ardieron bastante por el efecto de la sal, pero nunca imaginé que por esos percances le cogería aversión al mar. Dejando que asimilara su derrota, sin presionarlo, en el momento que consideré oportuno le enseñé cómo hacer que el mar fuera su amigo, no su enemigo. De mi mano (¡y con un flotador puesto!) en lentas y pacientes inmersiones aprendió a ir más allá del lugar donde rompen las olas, y descubrió esa zona en la cual las olas lo subían y lo bajaban pero no golpeaban directamente contra su cuerpo. Poco a poco restableció la amistad con el mar, y pronto estaba jugando nuevamente por todos lados, ya sin temor al revolcón de las olas. Aprendió que era posible no sólo evitar el impacto las olas sino que podía incluso jugar con ellas. Cuando evoco esta imagen, pienso que eso mismo es lo que Dios hace con todos nosotros. Una y otra vez nos muestra cómo ir, de Su mano, a ese lugar que está más allá de nuestras crisis, a esas aguas mansas y acariciadoras que son testimonio de Su presencia. Si nos quedamos en las contingencias de la vida, en las cosas externas únicamente, esas olas de las circunstancias inmediatas nos golpearán, tarde o temprano, una y otra vez. Esas olas nos revuelcan y nos "dan tres vueltas", pero en cambio su impacto es menos intenso cuando aprendemos a conocernos a nosotros mismos mediante Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 183 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito la interiorización y cuando comprendemos que hay un lugar dentro de nosotros desde el cual vivirlas y crecer con ellas. Entonces el dolor empieza a tener significado, pues se convierte en maestro que nos muestra en qué partes de nuestro desarrollo tenemos que trabajar más. No olvidemos que la actitud de una persona frente a las crisis denota su actitud frente a la vida, frente al cambio y frente al crecimiento. Que la confianza en el universo y en sus fuerzas restauradores nos permita hacer nuestro otro pensamiento-plegaria de la sabiduría eterna: "Que el dolor traiga la debida recompensa de luz y de amor. Que el alma controle la forma externa, la vida y todos los acontecimientos, y traigan a la luz el amor que subyace en todo cuanto ocurre en esta época". 122 Tú Creas tu Propia Realidad Copie, imite y supere lo mejor de cada persona, aplique la tecnología de lo obvio. - -Robert Frost La filosofía de este taller de autoestima, expresada en muchos capítulos es que «Tú eres el creador de tu propia realidad». Esto representa una perspectiva a la par emocionante e inquietante, pues, muchos desean asumir un control creativo de su experiencia pero les asaltaban numerosas dudas: « ¿Conviene que elijamos la realidad que creamos? Y en caso afirmativo: ¿Cómo podemos lograrlo?» La base de tu vida es la libertad absoluta Naciste con el conocimiento innato de que eres el creador de tu propia realidad. De hecho, es un conocimiento tan básico que cuando alguien trata de impedir que crees tu propia vida, sientes de inmediato una disonancia en tu interior. Naciste sabiendo que eres el creador de tu realidad, y aunque el deseo de conseguirlo late poderosamente en ti, cuando empezaste a integrarte en tu sociedad empezaste a aceptar las mismas pautas que sostienen otros sobre cómo debe desarrollarse tu vida. Ahora bien, hoy sigues siendo Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 184 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito consciente de que eres el creador de tu experiencia vital y que en última instancia la creación de tu experiencia vital depende única y exclusivamente de ti. Nunca te ha gustado que otros te dijeran lo que debías hacer. Nunca te ha gustado que te disuadieran de tus poderosos impulsos. Pero con el tiempo, debido a las intensas presiones de quienes te rodean, convencidos de que su forma de ver las cosas es más válida que la tuya (y, por tanto, más adecuada), poco a poco renunciaste a tu determinación de dirigir tu vida. Con frecuencia te parecía más fácil adaptarte a sus criterios sobre lo que te convenía que imponer los tuyos. Pero al adaptarte a los intentos de tu sociedad de obligarte a encajar en ella, y tratar de evitarte problemas, has renunciado sin pretenderlo a tu fundamento básico: tu libertad total y absoluta de crear. Con todo, no has renunciado fácilmente a esa libertad y, de hecho, jamás renunciarás a ella por completo, pues constituye el elemento básico de tu ser. Pero en tu intento de renunciar a él para no complicarte la vida, y en tu impotente y en tu resignada actitud de que no tienes más remedio que renunciar a tu poderoso derecho de elegir, has obrado contra tu propia naturaleza e incluso contra tu alma. Sólo tú puedes crear tu experiencia Este capítulo trata de tu realineación con la Fuente de Energía. Trata de hacerte tomar de nuevo conciencia de la claridad, la bondad y el poder que constituyen tu ser. Escribimos este taller para ayudarte a recordar que eres libre, que siempre lo has sido y que siempre lo serás para tomar tus propias decisiones. No debes permitir que otros traten de crear tu realidad. De hecho, es imposible que otros creen tu realidad. Cuando hayas logrado realinearte con las fuerzas eternas, las Leyes Universales, y con lo que constituye la Fuente de lo que eres, te aguarda una gozosa labor de creación imposible de describir con palabras físicas, pues serás el creador de tu propia experiencia y el hecho de guiar intencionadamente tu vida te procurará una profunda satisfacción. Eres un ser eterno con forma física Eres un ser eterno que decidiste participar en esta experiencia vital física por numerosas y maravillosas razones. Y esta realidad tiempo-espacio en el planeta Tierra te sirve de plataforma desde la que enfocar tu perspectiva con el propósito de llevar a cabo tu creación. Eres la Conciencia eterna, encarnados hoy en vuestros maravillosos cuerpos para gozar intensamente de vuestro propósito de crear. El ser físico que defines como «Tú» se halla en Primera Línea del pensamiento, mientras que la Conciencia, que es la Fuente, fluye a través de tí. En ocasiones, durante los momentos de incontenible euforia, te muestras totalmente receptivo y dejas que la Fuente se exprese a través de ti. En ocasiones permites que la auténtica naturaleza de tu Ser fluya a través de ti y otras veces lo impides, y cuando aprendas a conectarte total y conscientemente con el Tú que es la Fuente, experimentaras un gozo indescriptible. Al elegir de manera consciente la dirección de tus pensamientos, permanecerás en constante conexión con la Fuente de Energía, con Dios, con la alegría y con todo lo que consideráis beneficioso. La base de vuestra vida es el Bienestar total El Bienestar es la base de este Universo. El Bienestar es la base de Todo Cuanto Existe. Fluye hacia y a través de ti. Sólo debes permitir que lo haga. Al igual que el aire que respiras, sólo tienes que mostrarte receptivo, relajado y dejar que fluya a través de tu Ser. ¿Os dais cuenta de la cantidad de Bienestar que fluye hacia vosotros? ¿Comprendéis hasta qué punto depende de vosotros la orquestación de vuestras Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 185 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito circunstancias vitales? ¿Comprendéis lo mucho que os adoran? ¿Comprendéis que la creación de este planeta, la creación de este Universo, tiene como propósito contribuir a la perfección de vuestra experiencia? ¿Comprendéis que sois seres amados, bendecidos y adorados, que formáis parte integrante de este proceso creativo? Nuestro deseo es que lo comprendáis. Deseamos que comprendáis la bendita naturaleza de vuestro Ser, y que busquéis pruebas que os lo confirmen, porque os lo mostramos siempre que sois capaces de verlo: en la alineación de unos amantes, de dinero, de experiencias gozosas e infinidad de cosas maravillosas que existen; en la alineación de circunstancias y acontecimientos, y en la alineación de asombrosas experiencias cocreativas, en las que os encontráis unos con otros con el único e importante motivo de deleitaros, satisfacer vuestros deseos y gozar de ese momento. Vuestro avance es imparable, debe serlo forzosamente. No podéis sino avanzar. Pero no estáis aquí con el único propósito de avanzar, también para experimentar una alegría desbordante. Por eso estáis aquí. ¿Cómo puedo llegar allí desde aquí? La pregunta que nos plantean con más frecuencia nuestros amigos físicos es: ¿Por qué me lleva tanto tiempo conseguir lo que deseo? No es porque no lo desees con la suficiente intensidad. No es porque no seas lo suficientemente inteligente. No es porque no poseas los suficientes méritos personales. No es porque el destino esté en tu contra. No es porque otra persona se haya llevado tu recompensa. El motivo de que no hayas conseguido lo que deseas es porque te mantienes en un patrón vibratorio que no coincide con la vibración de tus deseos. ¡Ése es el único motivo, no hay otro! Ten presente que si te paras a pensar en ello o, lo que es más importante, te paras a sentirlo, conseguirás identificar la discordancia que hay en tu interior. Así pues, lo único que debes hacer es liberar, suave y progresivamente, poco a poco, tus pensamientos resistentes, que son los únicos factores negativos. El alivio que experimentarás será el indicador de que estás liberando tu resistencia, al igual que la sensación de creciente tensión, ira, frustración y otras emociones negativas indican que has incrementado tu resistencia. El Bienestar está al alcance de tu mano Deseamos recordarte la premisa básica que debes tener en cuenta para que todo esto tenga sentido para ti: el Bienestar fluye; el Bienestar desea que lo aceptes; el Bienestar está al alcance de tu mano. Todo cuanto has deseado, al margen de que lo hayas manifestado o no, lo has transmitido mediante unas vibraciones que la Fuente ha captado, comprendido y atendido, y a partir de ahora sentirás que lo recibes, un sentimiento tras otro. Eres una extensión física de la Fuente de Energía Eres una extensión de la Fuente de Energía. Te hallas en Primera Línea del pensamiento. Tu realidad tiempo-espacio se puso en marcha a través del poder del pensamiento mucho antes de que se manifestara en la forma física en que la contemplas ahora. Todo cuanto contiene tu medio físico fue creado a partir de una perspectiva No Física por lo que vosotros denomináis Fuente. Y al igual que la Fuente creó tu mundo, y a ti, mediante el Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 186 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito poder del pensamiento concentrado, tú sigues creando tu mundo desde tu perspectiva de Primera Línea en esta realidad tiempo-espacio. Tú y lo que llamas Fuente sois lo mismo. No puedes separarte de la Fuente. La Fuente jamás se separa de ti. Cuando pensamos en ti, pensamos en la Fuente. Cuando pensamos en la Fuente, pensamos en ti. La Fuente nunca ofrece un pensamiento que provoque una separación de ti. No puedes ofrecer un pensamiento que provoque una separación total (la palabra separación quizá sea demasiado fuerte), pero puedes ofrecer pensamientos que posean una naturaleza vibratoria tan distinta que impida tu conexión natural con la Fuente. Es lo que nosotros llamamos resistencia. Tú mismo ofreces, desde tu perspectiva física, la única forma de resistencia, u obstáculo, que entorpece tu conexión con la Fuente. La Fuente está siempre a tu alcance, siempre puedes acceder al Bienestar. Muchas veces te hallas en un estado que permite que alcances ese Bienestar, pero otras no. Nosotros deseamos ayudarte a que permitas conscientemente, y con más frecuencia, esa conexión con la Fuente. En tanto que una extensión de la Energía No Física, puedes llevar el pensamiento más lejos que nunca, y a través del contraste, llegar a conclusiones o decisiones. Y cuando logres alinearte con tu deseo físico, la Energía No Física que crea mundos fluirá a través de ti, lo cual se traducirá en entusiasmo, pasión y triunfo. Ése es tu destino. Tú te creaste a ti mismo desde lo No Físico; y sigues creando desde lo físico. Todos debemos tener objetos de atención, deseos que alcanzar, a fin de sentir cómo la plenitud de quienes somos fluye a través de nosotros para que permanezca Todo Cuanto Existe. Ese deseo es lo que confiere carácter eterno a la eternidad. El valor evolutivo de tus preferencias personales No subestimes el valor de tus preferencias, pues la evolución de tu planeta depende de que quienes os halláis en Primera Línea del pensamiento permanezcáis sintonizados con vuestros deseos. Y el contraste, o variedad, en el que te encuentras procura el medio ideal para la formación de tus preferencias personales. Cuando estás rodeado de contraste, irradias constantemente señales vibratorias que son recibidas y atendidas por la Fuente, y en ese momento el Universo se expande. Este libro no trata sobre el Universo que se expande, ni sobre el hecho de que la Fuente responda a todos tus deseos, ni sobre tus méritos personales, pues todo esto se da por supuesto. Este libro pretende enseñarte a que te sitúes en un lugar vibratorio que te permita recibir todo cuanto anhelas. La ciencia de la Creación Deliberada Deseamos ayudarte en la Creación Deliberada de las cosas que tu entorno te ha inspirado, porque queremos que experimentes la satisfacción de crear con gozo, y de manera consciente, tu propia realidad. Tú creas tu propia realidad. Nadie más puede hacerlo. Y creas tu propia realidad aunque no seas consciente de ello. Por ese motivo, con frecuencia creas por defecto. Cuando eres consciente de tus pensamientos, y los ofreces conscientemente, te conviertes en el creador deliberado de tu realidad, y eso fue lo que propusiste hacer cuando decidiste encarnarte en este cuerpo. Tus deseos y creencias no son más que pensamientos: «Pide y se te concederá». Pides a través de tu atención, de tus anhelos, de tus deseos (tanto si deseas que ocurra como si deseas que no ocurra, estás pidiendo). No es preciso que utilices palabras. Basta con que lo sientas en tu ser: «Deseo esto. Adoro esto. Aprecio esto», y así sucesivamente. Ese deseo es el comienzo de toda atracción. Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 187 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Nunca te cansas de la expansión o la creación, pues fluyen incesantemente nuevas ideas y deseos. Con cada nueva idea de algo que deseas experimentar, poseer o conocer, se produce su materialización o manifestación, y esa manifestación genera una nueva perspectiva a partir de la cual continúas deseando. El contraste, la variedad, es ilimitado, de forma que la aparición de nuevos deseos es incesante, y puesto que nunca cesas de «pedir», las «respuestas» nunca cesan de fluir. Así, siempre dispones de nuevas perspectivas. Ante ti se abren eternamente nuevos contrastes y nuevos y estimulantes deseos y perspectivas. Cuando asimiles la idea de que nunca dejarás de ser, de que nuevos deseos nacerán constantemente en ti, de que la Fuente jamás dejará de responder a tus deseos, y que por tanto tu expansión es eterna, empezarás a relajarte siempre y cuando exista, en ese momento, algo que desees que todavía no se haya materializado. Deseamos que te sientas satisfecho de lo que eres y lo que posees, aunque sin dejar de anhelar otras experiencias. Ésta es la perspectiva creativa óptima: Esperar lo que fluya hacia ti con confianza, ilusión, optimismo, sin que la sensación de irritación, recelo o desprecio de ti mismo te impida recibirlo. En esto consiste la Ciencia de la Creación Deliberada. 123 Aplicación de la Sabiduría Interior Parte 1 de 3 Dios no te hubiera dado la capacidad de soñar sin darte también la posibilidad de convertir tus sueños en realidad. - Héctor Tassinari Todas las teorías del mundo son inútiles a menos que haya acción, cambio positivo y, en último término, curación. La aceptación de la prosperidad Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 188 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito Cuando nos asustamos, deseamos controlarlo todo, bloqueando así el manantial de nuestro bien. Confía en la vida. Todo lo que necesitamos está aquí esperándonos. El Poder que tenemos en nuestro interior está dispuesto a darnos instantáneamente nuestros más acariciados sueños y enorme abundancia. El problema está en que no estamos abiertos a recibirlo. Cuando deseamos algo, nuestro Poder Superior no dice «Lo pensaré»; responde rápidamente y lo envía, pero tenemos que estar preparados para recibirlo. Si no lo estamos, se devuelve al almacén de los deseos no cumplidos. A muchas personas les da miedo porque creen que si se abren les van a suceder cosas terribles; y probablemente les sucederán, mientras no cambien lo que sea que dentro de ellos cree que atraerán fatalidad y desdicha. Cuando empleamos la palabra «prosperidad» mucha gente piensa inmediatamente en el dinero. No obstante, esta palabra da cabida a muchas cosas; por ejemplo: tiempo, amor, éxito, comodidad, belleza, conocimiento, relaciones, salud y, ciertamente, dinero. Si te sientes presionado porque no tienes suficiente tiempo para hacer todo lo que deseas, entonces es que te falta tiempo. Si piensas que el éxito está fuera de tu alcance, entonces no lo vas a tener. Si piensas que la vida es ardua y penosa, entonces siempre te sentirás cansado y amargado. Si piensas que no sabes mucho y que eres demasiado tonto para entender las cosas, jamás te sentirás conectado con la sabiduría del Universo. Si piensas que te falta amor y que tienes malas relaciones, entonces te será muy difícil atraer el amor a tu vida. ¿Y qué hay de la belleza? Estamos rodeados de belleza. ¿Experimentas la belleza que abunda en nuestro planeta? ¿O lo encuentras todo feo, sucio, un despilfarro? ¿Y cómo andamos de salud? ¿Te pasas la vida enfermo? ¿Te resfrías con facilidad? ¿Tienes muchos achaques y dolores? Por último está el dinero. Muchas personas afirman que jamás hay suficiente dinero en su vida. ¿Qué te permites tener? O tal vez piensas que tus ingresos tienen que ser siempre fijos. ¿Quién los ha fijado? Nada de lo que acabo de mencionar tiene nada que ver con el hecho de recibir. Solemos pensar: «Ah, yo quiero tener esto, aquello y lo de más allá». Sin embargo, la abundancia y la prosperidad dependen de lo que te permitas aceptar. Cuando no «recibes» lo que deseas, eso quiere decir que en algún rincón de ti no te permites aceptarlo. Si somos tacaños con la vida, la vida será tacaña con nosotros. Si le robamos a la vida, la vida nos robará a nosotros. Seamos honrados con nosotros mismos Honestidad y honradez son palabras que usamos muchísimo, no siempre con pleno conocimiento de lo que verdaderamente significan. Ser honrado no tiene nada que ver con la moralidad o con ser «bueno» o «virtuoso». También tiene muy poco que ver con que te cojan y te lleven a la cárcel. La honradez es un acto de amor hacia nosotros mismos. El principal valor de la honestidad está en que cualquier cosa que demos en la vida la recibiremos de vuelta. La ley de causa y efecto siempre opera a todos los niveles. Si menospreciamos o juzgamos a otras personas, también nosotros seremos juzgados. Si siempre estamos enfadados, entonces encontraremos enfado dondequiera que vayamos. El amor que nos tenemos a nosotros mismos nos mantiene en armonía con el amor que la vida nos tiene reservado. Imagínate, por ejemplo, que acaban de entrar a robar a tu Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 189 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito apartamento. ¿Piensas inmediatamente que eres una víctima? « ¡Han entrado a robar en mi casa! ¿Quién me ha hecho esto?» La sensación que tienes es espantosa y desoladora cuando te pasa algo así; pero, ¿te detienes un momento a pensar cómo y por qué has atraído esa experiencia? Asumir la responsabilidad de crearnos las propias experiencias no es una idea que estemos dispuestos a aceptar siempre, tal vez sólo algunas veces. Es mucho más fácil echar la culpa a algo que está fuera de nosotros, pero comprendamos que no puede haber crecimiento espiritual mientras no reconozcamos que fuera de nosotros hay poca cosa de valor, que todo viene de adentro. Cuando me entero de que a alguien le acaban de robar o que ha experimentado algún tipo de pérdida, lo primero que le pregunto es: «¿A quién le has robado últimamente?». Si veo aparecer en su cara una expresión extraña, entonces sé que he tocado un punto sensible. Si recordamos una ocasión en que cogimos algo y luego pensamos en lo que acabamos de perder, la relación entre las dos experiencias puede servir para abrirnos los ojos. Cuando cogemos algo que no es nuestro, casi siempre perdemos algo de mayor valor. Podríamos coger dinero o algún objeto y después perder una amistad. Si le robamos a un amigo, tal vez podríamos perder el empleo. Si robamos sellos o bolígrafos de la oficina, podríamos perder un tren o faltar a una cita para cenar. Las pérdidas casi siempre nos dañan en un aspecto importante de nuestra vida. Es lamentable que muchas personas roben cosas a empresas grandes, grandes almacenes, restaurantes u hoteles, etcétera, justificándose con el hecho de que estas empresas pueden permitírselo. Este tipo de justificación no funciona; la ley de causa y efecto continúa operando para cada uno de nosotros. Si robamos algo, perdemos algo. Si damos, recibimos. No puede ser de otra forma. Si en tu vida hay muchas pérdidas o muchas cosas que van mal, podrías examinar de qué formas robas tú. Algunas personas que jamás soñarían siquiera con robar cosas, se sienten con todo el derecho de robar tiempo o autoestima a otras personas. Cada vez que hacemos sentir culpable a alguien le estamos robando su sentido de valía personal. Para ser verdaderamente honrados en todos los aspectos, necesitamos examinarnos profundamente con el fin de llegar a conocernos a nosotros mismo. Cuando cogemos algo que no nos pertenece, lo que hacemos en realidad es decirle al Universo que no nos sentimos dignos de ganarlo, no somos capaces, no valemos demasiado, o queremos que nos roben, o que no haya suficiente a nuestro alrededor. Creemos que tenemos que robar y arrebatar para obtener nuestros bienes. Esta creencia se transforma en un verdadero muro que nos aprisiona y nos impide experimentar la abundancia y la alegría en nuestra vida. Las creencias negativas no son la realidad de nuestro ser. Somos seres magníficos y nos merecemos lo mejor. Hay en abundancia en nuestro planeta. Nuestro bien siempre nos llega por razón de la conciencia. El trabajo que hacemos en la conciencia es siempre el de refinar lo que decimos, pensamos y hacemos. Cuando comprendemos claramente que nuestros pensamientos crean nuestra realidad, entonces usamos nuestra realidad como un mecanismo de respuesta que nos diga cuál es el próximo cambio que necesitamos hacer. Ser absolutamente honrado, hasta el último alfiler, es una elección que hacemos por amor a nosotros mismos. La honestidad nos sirve para que nuestra vida transcurra con mayor facilidad y sin baches. Si vas a una tienda y no te cobran algo que has comprado y te das Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 190 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito cuenta, es tu deber espiritual decirlo. Si te das cuenta en ese momento, dijo. Si no lo adviertes o te das cuenta al llegar a casa o dos días después, entonces es diferente. Si la deshonestidad desarmoniza nuestra vida, imagínate lo que pueden crear el amor y la honestidad. El bien que hay en nuestra vida, las maravillosas sorpresas que tenemos, todo eso también lo hemos creado. Cuando miremos dentro de nosotros con honestidad y amor incondicional, descubriremos muchas más cosas sobre nuestro poder. Lo que podemos aprender a crear con nuestra conciencia tiene muchísimo más valor que cualquier cantidad de dinero que pudiéramos robar. Tu hogar es tu santuario Todo es un reflejo de lo que crees que te mereces. Mira tu casa. ¿Es un lugar donde realmente te gusta vivir? ¿Es cómoda y alegre, o es estrecha, sucia y está siempre desordenada? Lo mismo respecto a tu coche. ¿Te gusta? ¿Refleja el amor que sientes por ti? ¿Son tus ropas una carga, una molestia, algo que tienes que soportar? Tu ropa es un reflejo de lo que piensas de ti mismo. Y los pensamientos que tenemos de nosotros mismos, como ya he dicho, los podemos cambiar. Si deseas encontrar una nueva casa, comienza por abrirte para hallar el lugar adecuado, y afirma que lo estás esperando. Cuando yo buscaba una nueva casa, no podía creer que encontrara sólo lugares horrorosos. Continué firme pensando: «Esta ciudad está llena de apartamentos maravillosos; así pues, ¿dónde están?». Me llevó seis meses encontrar el apartamento que deseaba, y es magnífico. Durante la época de mi búsqueda, el edificio estaba en construcción, y cuando lo terminaron, encontré el apartamento esperándome. Si buscas algo y no lo encuentras, probablemente haya algún motivo. Si deseas mudarte del lugar donde vives porque no te gusta, agradece a tu actual hogar que esté ahí. Dale las gracias por protegerte de la intemperie. Si francamente ves que te resulta muy difícil que te guste, empieza por una parte de la casa en la que te sientas bien, como un rincón de tu dormitorio, por ejemplo. No digas «Odio este lugar», porque así no vas a encontrar un sitio que puedas amar. Ama la casa donde vives para poder abrirte y recibir un maravilloso nuevo hogar. Si tu casa está hecha un desorden y atiborrada de cosas, entonces comienza por limpiarla y despejarla Tu casa es un reflejo de ti. Relaciones afectuosas Muchas personas, sobre todo enfermos de cáncer, llegan a adultas con la creencia de que hay algún defecto terrible en el centro de su ser, defecto que deben ocultar para tener la oportunidad de ser amadas. No se sienten amadas y se creen indignas de ello, condenadas a la soledad si se llega a conocer la verdad de su ser. Estas personas se crean defensas que las protejan de compartir sus sentimientos más íntimos con nadie. Debido a que sienten un profundo vacío interior, llegan a considerar todo tipo de relación y de transacción como medio de obtener algo que llene ese vacío interior vagamente comprendido. Viven sólo con la condición de obtener algo de ello. Yo lleva a una sensación de vacío aún mayor, lo cual perpetúa el círculo vicioso. Una pregunta muy frecuente que me hacen es: ¿Cómo puedo crear relaciones sanas y duraderas?». Todas las relaciones son importantes porque reflejan lo que pensamos de nosotros mismos. Si te pasas la vida castigándote porque piensas que todo lo que va mal es por Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 191 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito culpa tuya, o que siempre eres una víctima, entonces vas a atraer el tipo de relaciones que te refuercen esa creencia. Una mujer me contó que mantenía relaciones con un hombre muy cariñoso y atento, pero que ella sentía la necesidad de poner a prueba su amor. — ¿Por qué quieres poner a prueba su amor? —le pregunté. Me contestó que se sentía indigna de su amor porque no se amaba a sí misma lo suficiente. De modo que le sugerí que tres veces al día, de pie y con los brazos abiertos, dijera: «Estoy dispuesta a dejar entrar el amor. Puedo dejar entrar el amor con toda confianza. Estoy a salvo». Después le dije que se mirara a los ojos y dijera: «Lo merezco. Estoy dispuesta a “tener” aun cuando no lo “merezca”». Con mucha frecuencia uno se niega lo bueno porque cree que no puede alcanzarlo. Pongamos por caso que quieres casarte o formar una relación estable. La persona con quien sales tiene cuatro de las cualidades que deseas en tu pareja. Sabes que estás bien encaminado. Entonces quieres un poquito más, o necesitas añadir algo nuevo a la lista. Según el mucho o poco amor que creas merecer, es posible que tengas que pasar por varias personas antes de conseguir lo que realmente quieres. Del mismo modo, si crees que un Poder Superior te ha rodeado de personas verdaderamente amorosas, o que toda la gente que conoces sólo aporta bien a tu vida, entonces ésas serán las personas que en último término atraerás hacia ti. Relaciones codependientes Por lo visto las relaciones personales son las que tienen mayor prioridad para la mayoría de la gente. Tal vez eres una persona que anda siempre en busca del amor. Y la vida no te trae a la pareja adecuada porque tus razones para desear el amor no son claras. Seguramente piensas: «Ay, si tuviera a alguien que me amara, mi vida sería muchísimo mejor». No es así como funciona esto. Un ejercicio que recomiendo hacer es escribir las cualidades que uno desea en una relación, por ejemplo: diversión, intimidad, comunicación franca y positiva, etcétera. Mira tu lista. ¿Son imposibles de cumplir estos requisitos? ¿Cuál de ellos podrías aportar tú mismo? Hay una gran diferencia entre la «necesidad de amor» y la «falta de amor». Si te falta el amor, eso sencillamente quiere decir que no tienes el amor y la aprobación de la persona más importante que conoces: tú mismo. Por ello entablas relaciones que son codependientes e inútiles para ambas partes. Cuando necesitamos a otra persona para que nos llene, somos codependientes. Cuando confiamos nuestro cuidado a otra persona para no tener que hacerlo nosotros, nos convertimos en codependientes. Muchos de nosotros que procedemos de familias problemáticas, hemos aprendido la codependencia de la forma en que nos criamos. Durante muchos años yo creí que no valía lo suficiente y buscaba el amor y la aprobación dondequiera que fuese. Si te pasas la vida diciendo a otras personas lo que tienen que hacer, entonces posiblemente es que tratas de manipular tus relaciones. Por otro lado, si trabajas para cambiar tus pautas internas de comportamiento, entonces estás permitiendo que las cosas sigan su debido curso. Tómate un momento y ponte frente al espejo. Piensa en algunas de las creencias de tu infancia que han influido negativamente en tus relaciones. ¿Logras ver cómo continúas Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 192 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito recreando esas mismas creencias? Piensa en algunas creencias positivas de tu infancia. ¿Tienen el mismo peso para ti que las negativas? Dite a ti mismo que las creencias negativas ya no te sirven y reemplázalas por afirmaciones nuevas y positivas. Tal vez te convenga escribir las nuevas creencias y colocarlas en un lugar donde las veas cada día. Ten paciencia contigo mismo, ya lo he dicho antes. Persevera en la nueva creencia tanto como perseveraste en la antigua. Yo solía deslizarme a mis viejos hábitos muchas veces antes de que mis nuevas creencias echaran raíces. Cuando seas capaz de contribuir a la satisfacción de tus propias necesidades, entonces no sentirás esa falta, no serás tan codependiente. Todo comienza por el amor a uno mismo. Cuando nos amamos de verdad, estamos centrados, tranquilos, seguros, y nuestras relaciones son fabulosas, tanto en casa como en el trabajo. Comprobarás cómo reaccionas de forma diferente ante las diversas situaciones y personas. Cosas que alguna vez importaron desesperadamente, ya no te parecerán tan importantes. Entrarán nuevas personas en tu vida y tal vez desaparecerán otras, lo cual al principio es terrible, pero también es maravilloso, renovador y estimulante. Una vez que sepas lo que deseas en una relación, sal de casa y reúnete con gente. Nadie va a aparecer de pronto en tu puerta. Una buena forma de conocer gente es en algún grupo de apoyo o en clases vespertinas. Esto te permitirá conocer a personas de mentalidad parecida a la tuya o que se interesan por las mismas cosas. Es increíble la rapidez con que puedes hacer nuevos amigos. Hay muchos grupos y clases en todas las ciudades del mundo. Lo único que necesitas hacer es buscarlos. Resulta muy útil asociarse con personas que van por el mismo camino. Te sugiero esta afirmación: «Estoy abierto y receptivo a que entren en mi vida experiencias buenas y maravillosas». Eso es mejor que decir: «Ando en busca de un nuevo amor». Muéstrate abierto y receptivo, y el Universo te contestará con el mayor bien para ti. Descubrirás que a medida que crece tu autoestima también va creciendo el respeto que sientes por ti mismo; cualquier cambio que consideres necesario hacer te será más fácil de realizar cuando sepas qué es lo que te conviene. El amor no está nunca fuera de ti, está siempre dentro. Cuanto más ames, más digno de amor serás, más amable. Creencias respecto al dinero El miedo con respecto al tema del dinero nos viene de nuestra temprana programación durante la infancia. Los padres de muchos de nosotros crecieron durante la época donde la creencia era esforzarse al máximo como medio de obtener lo que deseamos, por lo cual hemos heredado creencias como «Podríamos morir de hambre», «Tal vez nunca encontremos trabajo», «Podríamos perder la casa, el coche...», o lo que sea. Muy pocos niños dicen: «No, eso son tonterías». Los niños generalmente lo aceptan y dicen: «Sí, tienes razón». Haz una lista de las creencias de tus padres respecto al dinero. Pregúntate si aún eliges creerlas. Necesitarás superar las limitaciones y los temores de tus padres porque tu vida ahora no es la misma. Deja de repetirte esas creencias. Empieza a cambiar las imágenes en tu mente. Cuando se te presente una oportunidad, no repitas tu historial de carencia. Comienza a proclamar el nuevo mensaje para hoy. Ahora puedes afirmar que es bueno ser rico y que emplearás sabiamente tu dinero. También es normal y natural que en Taller de Autoestima Volumen 3 Capítulos del 101 al 150 Página 193 de 406
  • Autoestima: El primer escalón del Éxito ciertas épocas tengamos más dinero que otras personas. Si logramos confiar en que nuestro Poder interior siempre cuidará de nosotros pase lo que pase, seremos capaces de pasar con facilidad por los tiempos de escasez, sabedores de que tendremos más en el futuro. El dinero no es la respuesta, aun cuando muchas personas piensen que si tuvieran mucho dinero todo iría muy bien porque tendrían menos problemas y preocupaciones. Pero el dinero en realidad no es la respuesta. Algunas personas tienen más dinero del que jamás van a necesitar, y sin embargo no logran ser felices. Agradece lo que tienes Un conocido mío me contó que se sentía culpable por no poder recompensar en la debida forma a los amigos que le demostraron su cariño y le hicieron regalos cuando a él no le iban las cosas demasiado bien. Le dije que hay veces en que el Universo nos da de una u otra forma lo que necesitamos y es posible que no podamos devolvérselo. Sea cual sea la forma que el Universo haya elegido para responder a tu necesidad, agradéceselo. Ciertamente habrá momentos en que puedas ayudar a otras personas. Puede que no sea con dinero sino con tu tiempo, tu comprensión o tu compasión. A veces no comprendemos muy bien que tas cosas pueden ser mis valiosas que el dinero. Aprende a recibir dando las gracias. Aprende a aceptar, porque el Universo nota nuestra apertura y nuestra disposición para recibir no como un simple intercambio de prosperidad. Muchos de nuestros problemas tienen su raíz en nuestra incapacidad para recibir. Podemos dar pero nos cuesta mucho recibir. Cuando alguien te haga un regalo, sonr