1

bibliotecasud.blogspot.com
La
                 Vida
         Sempiterna

                              Volumen 2


Duane S. Crowther




            ...
Acerca del Autor
  Duane S. Crowther es altamente reconocido como autor, estudioso de las escrituras, teólogo
y conferenci...
Introduccón

    Como fue escrito este libro
       Conocer al autor y la historia de un libro es una gran ayuda para el l...
aceptado y popular y abrió la brecha para muchos otros estudios sobre dicho tema. George W. Ritchie
publicó un relato de s...
valor de muchos otros artículos que debido al poco espacio no pude citar en este libro pero que se
encuentran en los libro...
CAPITULO 1.

    La luz, el túnel y la reunión con el Salvador.

     Este capítulo trata de un tipo de situación de vida ...
cuerpo, (4) la experiencia del túnel, (5) ver seres de luz, (6) un ser de luz dándoles la bienvenida. (7)
tener una retros...
admisión al mundo espiritual puede variar de un lugar a otro.
     Una sexta posibilidad: De los muchos relatos de experie...
un manzano, en un hermoso día de verano y una brisa fresca soplaba sobre mi cara.
     Podía ver a los doctores parados al...
parto difícil, relató que su espíritu no había salido totalmente de su cuerpo antes de que se le hubiese
dado y ella acept...
No sentía preocupación alguna, ni pena, ni dolor; todo eso había quedado atrás. Es como si
tuviera un conocimiento perfect...
brillante como nunca antes había visto. No era como una luz intensa, o como las luces altas en los
autos que te dan direct...
temperatura, textura y formad.
    El túnel que Janet McClellan vió "era obscuro y brumoso" y tenía "una luz al final." Ba...
Al acercarnos al Salvador, sentí el gran amor que emanaba de El. Es difícil describirlo, pero se
podía sentir ese amor a s...
y luego:
     Una entidad venía hacia mí. Al principio no supe si era un hombre o una mujer, estaba vestido
como nos han h...
sus manos y me dijo que confiara, que tuviera fe y que creyera. . . . Era un ser de luz y su túnica era
como una luz celes...
había sentido nunca en ninguna parte de la tierra."
      Cuando se le preguntó como sabía que era Jesús a quien ella habí...
Su rostro era de facciones finas y tenía barba. Su cabello caía sobre su espalda. Llevaba una
túnica recta de color gris.
...
las drogas, había cometido errores graves y el Señor obviamente deseaba que cambiara el curso de su
conducta. Tuvo la entr...
cosas buenas en la revisión de mi vida, pero lo que me pegó más fuerte fueron las cosas que me
hicieron sentirme apenado, ...
la definía.
     La voz me preguntó si ya había terminado; conocí la voz . . . era una voz agradable—llena de
amor. Contes...
peor que como lo hubiese hecho un juez.
     Al llegar casi al final de las escenas de mi vida, me percaté de que la luz q...
apenas podía moverme. La voz dijo: "Te dije que no morirías. Hay mucho trabajo por hacer. " Y
bastante débil dije: "Pero S...
Pero lo más importante que debemos reconocer es que cada una de las personas que ha sido
enviada a la tierra tiene una cla...
Pensando dije: Allí voy nuevamente y me preguntaba que haría. Hice una pequeña oración en la
que dije: Señor no quiero sal...
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
L A  V I D A  S E M P I T E R N A 2    Duane  S
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

L A V I D A S E M P I T E R N A 2 Duane S

1,847

Published on

1 Comment
1 Like
Statistics
Notes
  • Por los poderes de la tierra, por la presencia del fuego, por la inspiración del aire, por las virtudes del agua, invoco y conjuro a Pomba Gira María Padilha, por la fuerza de los corazones sagrados y de las lágrimas derramadas por amor, para que se dirija a — donde está — trayendo su espíritu ante mi ***, amarrándolo definitivamente al mío. Que su espíritu se bañe en la esencia de mi amor y me devuelva el amor en cuádruple. Que — jamás quiera a otra persona y que su cuerpo solo a mi *** me pertenezca. Que — no beba, no coma, no hable, no escuche, no cante, no ría a no ser en mi presencia. Que mis grilletes lo apresen para siempre, por los poderes de esta Oración. Minhas Pombas Gira use su poder y aleje a — de cualquier mujer con que él esté en este momento; y si estuviera que llame mi nombre. Quiero amarrar el espíritu y cuerpo de –; porque lo quiero amarrado y enamorado de mí *** quiero que — se quede dependiente de mi amor, quiero verlo loco por mi ***, deseándome como si yo *** fuese la única persona de la faz de la tierra. Quiero su corazón prendido a mi eternamente, que en nombre de la gran Reina María Padilha florezca este sentimiento dentro de — dejándole preso a mi ***, 24 horas por día. Oh Pomba gira Reina María Padilha has de traer a –, para mi ***, pues yo a él deseo, y lo quiero deprisa. Por tus poderes ocultos, que — comience a amarme a mí *** ha partir de este exacto instante y que el piense sólo en mi *** como si yo fuese la única persona del mundo. Que — venga corriendo hacia mí, lleno de esperanzas y deseo, que — no tenga sosiego hasta que venga a buscarme, y vuelva a mí ***. Reina María Padilha yo te imploro para que me traigas a –. Que — me ame mucho, venga manso y como yo deseo. Yo le agradezco a la gran Reina María Padilha. Y prometo siempre llevar su nombre conmigo. OH! Poderosa Pomba Gira Siete Exus, quiero de vuelta mi amado — que me entristece con su desprecio, que — olvide lo malo del pasado y deje de una vez y por todas todos los otros amores y a los que nos quieran apartar. Que — sea desanimado y frío con otras personas, que desanime y sea frío con todas las otras mujeres, que cualquier otra mujer que este con — se estrese con él, pelee con él y salga inmediatamente de la vida de él para siempre, y le tome enojo, odio, aversión y rabia de él y no se retracte de nada. Y que — tome enojo, odio, aversión y rabia a cualquier otra mujer que ande con él ahora y que ellos terminen esa relación urgentemente. Que — se sienta solo, humillado, avergonzado de todo y por todos. Que Él venga a mí ***, pida mi amor y mi perdón. Oh! Linda Poderosa Pomba Gira Siete Exus, que en ese momento — no quiera más andar con nadie ni con sus amigos. Que se quede sólo pensando en mí y pensando cómo va a hacer para Hacerme Feliz. Necesito reina, de una señal, una llamada telefónica, cualquier contacto para yo saber si — piensa en mí y que me quiere, y me quite de esa oscuridad. Que — hable conmigo, que sienta que me echa de menos. Usted es fuerte y poderosa, traiga a — a mis pies, para no más salir, y que venga Corriendo, que deje todo y a todos Y que sólo piense en mí ***. Linda Poderosa Pomba Gira Siete Exus que con su grande y fuerte poder quite todas las barreras que están impidiendo que — Me ame locamente y desee unirse a mí ***. Quiero mi amado, amándome y admirándome siempre. Que Él sienta deseos sexuales solo por mí persona. Que sus deseos sean sólo para ***, que sus pensamientos, gentilezas y bondades sean sólo para mí ***. Que — quiera mucho de verdad que yo *** Que me Quede Con él. Pero además, quiero que usted, Linda Poderosa Pomba Gira Siete Exus, aleje de — toda y cualquier otra mujer en especial a Maria Jose Alejandra. Y Que podamos ser felices juntitos. Que el sólo sienta atracción y deseo sexual por mi ***. Que él me llame por teléfono, desde ya y a todo instante. Que sienta nostalgia por mí persona, y que sufra lejos de mi *** y no aguante más sufrir. Quiero que él me busque hoy y ahora. Quiero oír la voz de él, pidiendo verme para quedarse conmigo y volviendo a mí *** para siempre, diciendo que me ama y que me quiere solo a mí. Gracias por el Favor Concedido. HECHO ESTÁ Copie y pegue un pedido igual a este aquí en 7 altares diferentes y dentro de 7 días su pedido será realizado 3 days
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total Views
1,847
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
44
Comments
1
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

L A V I D A S E M P I T E R N A 2 Duane S

  1. 1. 1 bibliotecasud.blogspot.com
  2. 2. La Vida Sempiterna Volumen 2 Duane S. Crowther 2 bibliotecasud.blogspot.com
  3. 3. Acerca del Autor Duane S. Crowther es altamente reconocido como autor, estudioso de las escrituras, teólogo y conferencista. Graduado con altos honores de la Universidad de Brigham Young donde obtuvo su licenciatura en educación musical. Tiene también una maestría por la Universidad de Brigham Young en estudios del Antiguo y Nuevo Testamentos, y un Maestría en Administración de Empresas por la Universidad de Phoenix. Ha completado todos los cursos rumbo a su doctorado en educación musical en la Universidad de Utah. Autor creativo y prolífico, el señor Crowther ha escrito más de cuarenta libros y tiene más de 30 conferencias en cassettes; además ha escrito innumerables artículos y composiciones musicales en diferentes revistas. En su vida profesional ha sido instructor y director de Seminarios locales para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Ha enseñado clases para la Universidad de BYU, la Universidad de Utah y la Universidad de Phoenix; también ha ejercido de maestro de música en escuelas públicas. Ha sido dueño y ha administrado distintas tiendas de libros y de música. Durante más de tres décadas ha sido Presidente y Editor en Jefe de la compañía Horizon Publishers & Distributors, Inc. en Bountiful, Utah. El Hermano Crowther ha escrito y ha producido espectáculos patrióticos para las estacas de su área, y ha sido conferencista en innumerables seminarios de negocios, seminarios de escritores, en las BYU Semanas de Educación, conferencias de jóvenes y otras actividades de la Iglesia. Ha llevado a grupos de viajeros a Israel y países vecinos, y a Centro América. Su vida ha sido de servicio continuo para la Iglesia. Ha prestado servicio en cinco misiones, incluyendo una misión de tiempo completo en Centro América y otra misión de tiempo completo en la Misión México, Ciudad de México Este, además de tres misiones de estaca en Virginia, Idaho y Utah. Ha sido Presidente de Distrito, Presidente de Rama, Líder del Grupo del Sumo Sacerdotes, Presidente de Misión de Estaca, Presidente del Quórum de Setenta y Presidente del Quórum de Élderes. También ha sido Superintendente y Presidente de la Escuela Dominical en varios Barrios, así como Superintendente y Presidente de la Mutual, Coordinador del programa de música del Barrio, director de los coros de la estaca y del barrio, instructor de clases de Doctrina del Evangelio para más de veinte años, y ha cumplido con muchos otros llamamientos como maestro e instructor de maestros. Otros llamamientos en la Iglesia incluyen obrero en el templo de Salt Lake City y guía de turistas en Temple Square (la Manzana del Templo). Es un Master M Man y "Eagle Scout," el rango más alto de la organización de Niños Exploradores. Casado con Jean Decker, quien también es autora y musicóloga. Son padres de ocho hijos y residen en Bountiful, Utah. Todos los hombres saben que deben morir. Por eso sería importante que entendiéramos nuestra salida de este mundo. . . . Es razonable suponer que Dios haya revelado algo al respecto, y es un tema que deberíamos estudiar más que cualquier otro. Debemos estudiarlo día y noche, porque el mundo ignora su condición en cuanto a este asunto. Si tuviéramos el derecho de demandar algo de nuestro Padre Celestial, debería ser conocimiento sobre este importante tema. —JOSÉ SMTH (Historia de la Iglesia, Vol VI,p.5O.) 3 bibliotecasud.blogspot.com
  4. 4. Introduccón Como fue escrito este libro Conocer al autor y la historia de un libro es una gran ayuda para el lector. El material de este libro ha sido recogido y estudiado durante muchos años, Así como la doctrina de las profecías de los últimos dias atrajo mi atención por mucho tiempo, así también quise saber qué deparaba el futuro al otro lado del velo. Durante mis años de misionero, y luego trabajando como estudiante graduado en el Colegio de Instrucción Religiosa de la Universidad de Brigham Young, durante mis tareas como instructor y director de Seminarios, y durante mis años de investigador y autor, he estado interesado en toda fuente de información concerniente a la vida espiritual y al futuro del hombre en su estado resurrecto. En 1963 y 1964 empecé formalmente a recoger información sobre esos temas. Pero fue recién a principios de julio de 1966, cuando supe que mi hija tenía leucemia, que comencé a dar forma a esos materiales en el manuscrito que llegó a ser La Vida Sempiterna, Volumen 1. Desde entonces he estudiado, escrito, orado y buscado información con un afán conocido sólo por aquellos que han perdido a un ser querido. El deseo de conocer las verdades eternas es la fuerza compulsiva que me ha motivado. La Vida Sempiterna: una obra pionera importante En el año 1997 hice una edición revisada en Inglés de La Vida Sempiterna, después de haber tenido 30 publicaciones con grandes tirajes de su formato original. La primera edición del libro fue en el año de 1967. Haciendo memoria, es obvio que La Vida Sempiterna fue una aventura pionera muy prematura en el campo de los estudios de la vida después de la muerte, y a la vez muy significativa. Me queda claro que el mismo Espíritu que me motivó y me inspiró a escribir sobre este tema, también motivó a otras personas a escribir sobre el mismo tema. Nuestra misión fue hacer de la naturaleza del tema vida después de la muerte un área muy importante de conocimiento y comprensión, de los que todo el mundo puede disponer. Para mí es un privilegio ser parte de este esfuerzo tan importante y ser el precursor de otras obras muy importantes y significativas. Durante las últimas cuatro décadas del siglo veinte se inició un nuevo tipo de investigación por parte de los hombres de letras. El tema de las experiencias cercanas a la muerte llegó a ser uno sobre el cual se efectuaban grandes estudios a nivel internacional. La gente supo que muchas personas han experimentado la separación temporal de sus espíritus de sus cuerpos, o sea que su espíritu había salido de su cuerpo. Durante estos períodos de separación, el espíritu ha ido al mundo espiritual, y estas personas que experimentan este tipo de separación han observado numerosos aspectos de la vida que se lleva allá en el mundo espiritual, antes de ser enviados nuevamente a sus cuerpos físicos para seguir con su vida mortal. Los eruditos y los científicos comenzaron a coleccionar los relatos de estas excursiones o viajes hacia el mundo espiritual, y comenzaron a estudiarlas. Se acuñaron términos nuevos como: "'experiencias fuera del cuerpo (EFC)," "experiencias cercanas a la muerte (ECM)," "experiencias al borde de la muerte," "contacto espontáneo con los muertos," "panoramas de la vida" y "reseñas de la vida," para referirse a varios aspectos de dichas experiencias. Se reunió evidencia sobre este tipo de experiencias y llegó a ser cada vez más evidente que existían patrones muy extensos de experiencias similares. A raíz de la publicación de La Vida Sempiterna en el año de 1967, se publicaron otros libros importantes sobre el mismo tema. En el año de 1970, la Doctora Elizabeth Kubler-Ross publicó el libro On Death and Dying (Acerca de la Muerte y el Proceso de Morir), que fue el primero de varios volúmenes que ella escribió sobre el tema de la experiencia de la muerte. En el año de 1975, el Doctor Raymond A. Moody, Jr. sacó a publicación su libro Life AfterLife (Vida Después de la Vida), que atrajo la atención de toda la nación y llegó a ser un "best seller", e hizo que el tema se tornara muy 4 bibliotecasud.blogspot.com
  5. 5. aceptado y popular y abrió la brecha para muchos otros estudios sobre dicho tema. George W. Ritchie publicó un relato de su experiencia cercana a la muerte en el libro Returnfrom Tomorrow (Volver de Mañana), el cual ha sido ampliamente leído. Un estudio a nivel nacional efectuado por George Gallup, Jr. en 1981 y publicado en 1982 bajo el título de Adventures in Immortality (Aventuras en Inmortalidad), mostró que un sorprendente 15% de los Estadounidenses han tenido "experiencias al borde de la muerte." El estudio reveló cosas que hicieron que el público se percatara de este tipo de experiencias, que las aceptara y que reconociera que era un área de estudio muy legítima. Otro pionero en el tema fue el Dr. Kenneth Ring, quien escribió los libros Life at Death (Vida sobre Muerte) y Heading Toward Omega (Dirigirse Hacia Omega). Fue el fundador y primer presidente de la Asociación Internacional de Estudios sobre Experiencias Cercanas a la Muerte (AIEECM) y así empezó la publicación del Journal of Near-Death Studies (Boletín del Estudio de Experiencias Cercanas a la Muerte). Cientos de libros sobre el tema y estudios científicos sobre la muerte y sobre la vida después de la muerte se suscitaron y continúan suscitándose. Como resultado muy significativo de estos libros publicados y divulgados ampliamente, es el hecho de que muchas personas en todo el mundo se percataron de que millones de ellas han experimentado experiencias de vida después de la muerte y de experiencias en el mundo espiritual Ya no es "extraño" o "raro" tener una experiencia de este tipo, ni tampoco ya es necesario guardar este tipo de experiencias en secreto por miedo de que se le tache como una persona rara, sensacionalista, mentirosa o soñadora que no sabe distinguir la fantasía de la realidad. Muy pocos de estos relatos sobre experiencias cercanas a la muerte andan por allí circulando en forma anónima; ya es más fácil tener evidencia; los patrones se vuelven cada vez más evidentes y para muchos, tener la fe de que hay una vida después de la muerte les ha cambiado el conocimiento. El hecho de que las experiencias cercanas a la muerte sea tan común entre los pueblos de todas las naciones, razas y religiones trasladaron sus experiencias del reino de "lo sagrado" y "secreto" al reino del conocimiento, disponible para todos y que es un campo legítimo para estudio personal, clínico así como para la investigación. En la edición revisada de La Vida Sempiterna que salió en Inglés en 1967, añandí más que 150 páginas llenos de perspicacias, nuevos patrones y conceptos que había descubrierto desde 1967 cuando la primera edición del libro fue publicado. La Vida Sempiterna, Volumen 2 es la presentación de estas perspicacias, nuevos patrones y conceptos en Español. Este libro contiene una abundancia de preceptos y perspicacias que son nuevos para el provecho de los lectores. Testimonios personales y confirmaciones de la verdad Después de treinta años de la publicación de La Vida Sempiterna, he tenido el privilegio de escuchar a literalmente miles de personas relatarme sobre experiencias cercanas a la muerte. Calculo que el número de personas que han compartido conmigo sus relatos sobre este tema es entre 12,000y 15,000; y este es un cálculo conservador. Considero como una de las bendiciones más significativas que he tenido en mi vida, haber recibido estos testimonios. Muchos de los patrones que yo establecí en el libro La Vida Sempiterna me han sido confirmados cientos de veces y han surgido muchos otros patrones nuevos. Pero la búsqueda por nuevo conocimiento continúa. Como Editor en Jefe de Horizon Publishers, he editado alrededor de 800 libros, los cuales he preparado para su publicación. Varios de éstos han sido libros sobre experiencias del mundo espiritual. Entre los cuales se encuentran Glimpses of Eternity, Echoes From Eterniíy y Journeys BeyondLife, por ArvinS. Gibson; y I Saw Heaven! escrito por Lawrence and Georgia Tooley. He llegado a conocer a estos autores y sus obras en forma muy estrecha y me merecen un gran respeto. He agregado cinco capítulos en esta revisión de mi libro, así como muchos otros artículos. Y con el permiso y estímulo de sus autores, he citado libremente pasajes de estos libros. La mayoría de las veces me fui directo al punto al cual me estaba refiriendo, excluyendo los antecedentes y corroboración de información debido a las limitaciones de espacio. Sabedor del gran 5 bibliotecasud.blogspot.com
  6. 6. valor de muchos otros artículos que debido al poco espacio no pude citar en este libro pero que se encuentran en los libros de los cuales los tomé, deseo incitar a los lectores a que compren estos libros y se deleiten de toda la información que éstos contienen. Deseo agradecer a los autores de los libros mencionados por permitirme citar ejemplos de sus libros. Al estar preparando los capítulos nuevos para este libro, también he incorporado numerosos artículos de otros libros y otras fuentes. Conforme se tiene más acceso a la información, cada vez es más obvio que muchas de las experiencias sobre el mundo espiritual no están relacionadas con ninguna religión, nacionalidad o raza, sino que les está sucediendo a personas de toda clase de orígenes y medio ambientes en todo el mundo. Por otro lado, es igualmente obvio que algunas de las experiencias sobre el mundo espiritual están reservadas solo para Santos de los Últimos Días que tienen la autoridad del sacerdocio, que han efectuado ciertos convenios solemnes y eternos y a quienes se les ha dado un conocimiento revelado el cual generalmente no está a la mano, ni se conoce fuera de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. "Y la verdad es el conocimiento de las cosas como son, como eran y como han de ser " Doctrina y convenio 93:24). Deseo testificar de la veracidad de los mensajes que se encuentren en este libro. He hecho mi mejor esfuerzo a fin de informar acerca del pasado, el presente y el futuro con honestidad e integridad. Aún cuando se reportan en estas páginas muchos hechos significativos, reconozco que es solo una fracción muy pequeña de lo que se debe de conocer acerca de la vida más allá de los confines de la mortalidad. Todavía queda mucho por aprender y comprender. Confío y tengo fe en que muchas más cosas sobre la eternidad serán reveladas y compartidas con toda la humanidad en los años por venir. Espero poder continuar siendo parte de este gran derrame de conocimiento y que mis esfuerzos personales sean una bendición para toda la humanidad. No como doctrina Brigham Young enseño que: "Cuando algún hombre publica o predica sus puntos de vista personales, no debería decir que son las opiniones de la Iglesia." Este libro, como La Vida Sempiterna, Volumen 1, presenta mi modo de ver, basado en las evidencias disponibles. A medida que las evidencias aumentan, mis ideas se desarrollan. Escribo como un individuo y no como portavoz de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y los conceptos aquí expresados no son declaraciones oficiales de doctrinas de la Iglesia Indudablemente las enseñanzas expresadas en este libro a veces exceden el presente radio de alcance de las doctrinas de la Iglesia concernientes a la vida futura. Los tópicos presentados aquí se ajustan a la ley de los testigos. Los he revisado cuidadosamente y creo que son verdaderos. Ciertamente es apropiado que los miembros de la Iglesia estudien estos temas porque "si hay algo virtuoso, bello, de buena reputación o digno de alabanza, a esto aspiramos." Se invita al lector a que examine cuidadosamente estos informes, y como dijo Pablo, "Examinadlo todo, retened lo bueno" La evidencia es histórica, no científica. El químico o el físico nunca tendrán las llaves de la vida después de la muerte, a menos que les sean reveladas. Esa llaves reposan en los relatos de aquellos que se han aventurado en el mundo espiritual y luego regresaron. Su significado se encuentra en el ámbito de la religión y no en el de la ciencia. Las cosas del espíritu se disciernen espirituaimente. Es mi deseo que por medio de los mensajes de este libro, tal como la Vida Sempiterna, Volumen 1, muchos encuentren esperanza, gozo y entendimiento. Y en tiempos de tristeza creo que darán a otros elmismo consuelo y solaz que me dieron a mi cuando perdí a mi hija. 6 bibliotecasud.blogspot.com
  7. 7. CAPITULO 1. La luz, el túnel y la reunión con el Salvador. Este capítulo trata de un tipo de situación de vida después de la muerte en particular. Se concentra en "experiencias cercanas a la muerte" cuando la persona ingresa al mundo de los espíritus pero es regresada para continuar su vida mortal. Este tipo de experiencias ha sido muy común en años recientes; probablemente antes eran tan frecuentes como en la actualidad, pero no se registraban ni se relataban. Estadísticas sobre experiencias cercanas a la muerte. En 1981, cuando se efectuaron las encuestas de Gallup, descubrieron hechos muy significativos. El informe/resumen en el libro Adventures in Immortality (Aventuras en la Inmortalidad) dice que: .. .. Casi una tercera parte de los Estadounidenses—o alrededor de 47 millones de personas—han tenido lo que ellos llamaron una experiencia religiosa o mística. De este total, unos 15 millones dicen haber experimentado un sentimiento de unión con un ser divino. Describen haber tenido comunicaciones especiales con personas que ya habían fallecido o con seres divinos; también dicen haber visto luces inusuales y experiencias fuera de su cuerpo. Las encuestas mostraron que el 15% de la población de los Estados Unidos (entonces 23 millones de personas) ha experimentado una "muerte temporal" o estar "al borde de la muerte" lo que les trasmitía una especie de "continuación de la vida." De este 15%, el 60% de las experiencias estuvieron relacionadas con una enfermedad grave o con un accidente; 11 % reportó haber sentido una gran sensación de paz donde no había dolor; 11 % experimentó una retrospectiva rápida o repaso de sus vidas; 11% experimentó una sensación muy especial, que daba la impresión de estar en un mundo completamente diferente; 9% tuvo una sensación de estar fuera de sus cuerpos; el 8% tuvo una percepción visual muy aguda de todo lo que sucedía a su alrededor y de los sucesos durante esa experiencia cercana a la muerte; 8% tuvo una sensación de que uno o varios seres espirituales estaban presentes durante dicha experiencia; 5% vio una luz muy brillante que casi los cegaba, o una serie de luces; el 3% tuvo la percepción de entrar en un túnel; el 2% tuvo premoniciones de uno o varios acontecimientos futuros; y el 1 % tuvo la sensación de estar en el infierno o el tormento. Las encuestas sugieren que hay siete posibles "entradas o ventanas" a la vida después de la muerte: (1) accidentes físicos, (2) alumbramientos, (3) operaciones en hospitales u otras enfermedades que impliquen medicamentos o anestesia, (4) enfermedades repentinas fuera de los hospitales, (5) asaltos, (6) el lecho de muerte y (7) visiones religiosas, sueños, premoniciones y otro tipo de experiencias espirituales. Cuando el Dr. Raymond Moody escribió el libro Life After Life (Vida después de la Vida), hizo una relación de las quince características que él sintió eran un medio válido para identificar las experiencias cercanas a la muerte, y a la vez desarrolló un modelo mixto de dichas experiencias. No obstante, dijo: "No he encontrado a ninguna persona que me diga cada una de las características de esta experiencia mixta. Muchas personas me han dicho la mayoría de éstos componentes (o sea, ocho o más, de los quince) y pocos me han dicho hasta doce." Otras personas se han erigido sobre el fundamento de Moody, pero han simplificado su lista de componentes de experiencias cercanas a la muerte. Por ejemplo, Dannion Brinkly, en su libro Saved by the Light ( Rescatado por la Luz) en la que describió haber sido electrocutado por un rayo en el año de 1975) redujo la lista a los siguientes nueve componentes de identificación: (1) una sensación de estar muerto, (2) un sensación de paz y carencia de dolor, (3) una sensación de estar fuera de su 7 bibliotecasud.blogspot.com
  8. 8. cuerpo, (4) la experiencia del túnel, (5) ver seres de luz, (6) un ser de luz dándoles la bienvenida. (7) tener una retrospectiva o revisión de su vida, (8) no querer regresar y (9) transformación de su personalidad. Dos clases de entrada al mundo de los espíritus. Este ha sido un asunto de mucho interés para mí como autor e investigador, dado que al examinar los relatos de experiencias cercanas a la muerte de aproximadamente 150 pioneros cuando estaba pre parando la primera edición de mi libro "Life Everlasting" (La Vida Sempiterna), no encontré el patrón del túnel y la luz, ni de la revisión de sus vidas, lo que explicaré en este capítulo; bueno al menos no era tan claro como para darme cuenta. El patrón ha surgido de los miles de relatos sobre estas experiencias cercanas a la muerte a que he tenido acceso desde la década de los 80. En los relatos que encontré durante mi investigación en los años 60, la mayoría de las personas ingresaron a comunidades en el mundo espiritual y se integraron a ellas sin tener que ser presentadas. ¿Porque esa diferencia? Realmente no lo sé, no obstante compartiré con ustedes algunas conjeturas a las que he llegado sobre este asunto. La primera posibilidad es la posibilidad religiosa. Las fuentes que yo investigué originalmente fueron periódicos y experiencias personales publicadas por fieles Santos de los Últimos Días. Muchos de ellos eran pioneros Mormones que caminaron o condujeron sus carretas desde Nebraska hasta Utah. Sus experiencias cercanas a la muerte fueron registradas en forma breve, pero son episodios que atesoraron con gran amor en la historia de sus vidas. Eran firmes en su fe, conocieron y vivieron el evangelio de Jesucristo. Se sellaron en el templo con personas ya fallecidas y los varones eran poseedores del sacerdocio. En contraste, la mayoría (pero no todos) de los relatos donde ven el túnel y la luz, provienen de personas que no son Mormones. ¿Podría esto explicar la diferencia de la forma en que fueron recibidos en el mundo espiritual? Una segunda posibilidad: La mayoría de las personas que dijeron haber visto el túnel y la luz son las que regresaron a este mundo para terminar un trabajo pendiente y para cumplir con una misión aquí en la tierra, y la experiencia de la revisión o retrospectiva de sus vidas fue parte de esa secuencia u orden de regresar a la tierra. Esa situación de habérseles ordenado a regresar a la tierra no fue una característica en los relatos originalmente investigados por mí. Una tercera posibilidad: Es obvio que muchos relatos de experiencias cercanas a la muerte incluyen la advertencia de que no recordarían partes de esa experiencia en el mundo espiritual al regresar a la tierra. Probablemente los relatos de los primeros pioneros Mormones originalmente investigados por mí, pasaron por la experiencia de la revisión de sus vidas, pero no lo recordaban o decidieron no dejar nada escrito sobre ese asunto. Si primeramente vieron a Jesucristo como parte de la bienvenida al mundo espiritual, tal vez debieron considerar esa parte de su experiencia como muy sagrada y decidieron no incluirla en la historia de sus vidas que dejaron para sus descendientes. Parte de la mentalidad de aquéllos era que lo "sagrado significa secreto." Una cuarta posibilidad: La forma en la que las personas son recibidas en el mundo espiritual pudo haber cambiado desde los tiempos de los pioneros Mormones. Con el rápido aumento en el número de personas que habitan la tierra, o sea de millones a miles de millones, durante los últimos dos siglos, tal vez los métodos de procesamiento y recibimiento de personas en el mundo espiritual hayan cambiado. Al observar los innumerables cambios que se están gestando dentro de la Iglesia a fin de tener un mayor alcance en todo el mundo, también podríamos considerar la posibilidad de cambios similares al otro lado del velo. Una quinta posibilidad: Los métodos de recepción de los seres espirituales pueden variar de un lugar a otro, en el mundo espiritual. Aquí en la tierra los procedimientos al tomar un avión en cualquier aeropuerto son diferentes y al salir del aeropuerto nos encontramos con paisajes y medio ambiente o condiciones externas completamente diferentes. También esto puede suceder en el mundo espiritual en lo que respecta a áreas y métodos de recepción. No existe evidencia alguna para asegurar que todas las personas que mueren ingresan al mundo espiritual por el mismo lugar. El proceso de 8 bibliotecasud.blogspot.com
  9. 9. admisión al mundo espiritual puede variar de un lugar a otro. Una sexta posibilidad: De los muchos relatos de experiencias cercanas a la muerte, nos podemos percatar de que la forma de recibir a las personas en el mundo espiritual se hace conforme a las necesidades específicas de cada una de ellas. Aún cuando haya patrones y procedimientos generales para la admisión, es muy posible que la experiencia varíe con cada una de las personas que dejan este mundo. La respuesta a la pregunta de que porqué algunas personas ven el túnel, la luz y una revisión o retrospectiva de sus vidas y otros no, puede radicar en la combinación de una o varias de las hipótesis anteriormente mencionadas, o tal vez se deba a otros factores todavía desconocidos. Sea como fuere, este capítulo registra la experiencia típica al ver la luz, el túnel y la revisión o retrospectiva de sus vidas. En el capítulo uno del volumen uno de La Vida Sempiterna ("Entrada al Mundo Espiritual") hemos examinado las experiencias de otras personas que son en viadas directamente a las comunidades del mundo de los espíritus sin haber pasado por esa entrevista inicial. Cuando el espíritu abandona el cuerpo. Muchos relatos de experiencias cercanas a la muerte nos muestran que la separación del espíritu del cuerpo es una experiencia fácil, sin dolor y completamente involuntaria. Muchas veces la persona que ha muerto no se da cuenta al principio de que el espíritu se ha separado de su cuerpo. Por ejemplo, Ann, una mujer de 28 años de edad quien sufrió de espasmos y una fiebre severa, describió su experiencia de muerte como sigue: Yo sabía que estaba en un grave problema y sentía miedo. De repente ya no estaba allá . . . estaba flotando. Fue tan rápido que ni siquiera me percaté de lo que había sucedido. Ya no sentía dolor, sentí un gran alivio. Fué algo así . . . realmente no sé lo que pasó, ¡simplemente me sentí muy bien! Estaba flotando, estaba flotando y no sentía dolor alguno. Vi hacía arriba y me di cuenta de que iba llegando al techo y luego lo pasé. Me encontré parada pero todavía volaba hacia arriba. Al estar describiendo Margaret Amodt la separación del espíritu de su cuerpo, dijo: Me sentí tan bien y pensé: esto es hermoso. Realmente me gustó lo que estaba sintiendo. Ya no tenía dolor. Lo primero que vi fue a mis hijos, se los habían llevado a la casa de mis padres y estaban jugando y riendo. Recuerdo que no estaba parada, sino como flotando. Luego mi hija mayor al estar jugando y corriendo me atravesó. . ..Traté de abrazarla pero no pude. Consideremos el relato de Elizabeth Marie, quien murió en su adolescencia a causa de una sobre dosis de barbitúricos: Lo que recuerdo es que veía mi cuerpo acostado en la cama. Al principio no me percaté porque yo pensaba: "Esta es mi recámara y hay alguien acostado en mi cama." Luego pensé y me dije, "Ya no me siento drogada." Me siento muy lúcida, estaba muy bien, y pensé: esto es realmente inusual. Estaba más sobria que nunca y me daba perfecta cuenta de dónde estaba y de lo qué sentía. Después de varios minutos de tratar de adivinar quien era la persona que estaba en mi cama, de repente me di cuenta que era yo misma y fue entonces cuando me percaté que había muerto y pensé, "Será muy difícil explicarle todo esto a mi mamá." Frecuentemente hay un período de toma de conciencia tanto en el mundo espiritual como en las esferas mortales, al mismo tiempo que el espíritu sale del cuerpo. En este relato, la persona había muerto mientras estaba sujeta a una mesa de operaciones durante una intervención quirúrgica: Mientras todo esto sucedía, de repente perdí el conocimiento y recuerdo que pude sentarme, lo que me sorprendió y confundió a la vez, porque recuerdo que los doctores me habían sujetado con las cuerdas muy fuertemente. Sin embargo, estaba sentado fácil y cómodamente. De hecho, todo el dolor y el malestar habían desaparecido repentinamente y sentía una gran paz. El trauma y el estrés habían desaparecido y sentía como si estuviera parado a! lado de un lago de aguas claras y azules debajo de 9 bibliotecasud.blogspot.com
  10. 10. un manzano, en un hermoso día de verano y una brisa fresca soplaba sobre mi cara. Podía ver a los doctores parados alrededor de mí, todos haciendo su trabajo. Pero también podía ver a otras personas que vestían túnicas blancas y la tela no era de seda o de satín, sino de algo grueso como tweed o tela rústica. Me inundó un sentimiento de paz total. Todo el miedo que había sentido anteriormente había desaparecido. Por primera vez en muchos años mi cuerpo no sentía ningún dolor. Me percaté de que me estaba muriendo y me sentía feliz y no tenía deseo alguno de regresar. Me encontraba en un período de transición entre el mundo físico y el mundo espiritual. Me encontraba en medio de dos planos de existencia y podía ver ambos. Había algo así como un matiz verdusco para el mundo físico donde los doctores me operaban, pero el mundo espiritual tenía un color más suave, no era brillante para nada. Una víctima de un accidente durante una tala de árboles escribió lo que sintió: Después del accidente, sentí que viajaba a alta velocidad, como si estuviese viajando muy rápidamente a través de la obscuridad que se había cerrado alrededor. También me percaté de que mi mente era muy ágil y clara No podía comprender riada de lo que sucedía. Me percaté de que el dolor había desaparecido por completo y no sentía ninguna clase de molestia. Todo estaba bien, todo estaba como debía estar. Una niña de 9 años que sufría de pleuresía y neumonía doble. describió así su ingreso al mundo espiritual: Al poco tiempo de que mi mamá saliera de la habitación el dolor se volvió insoportable. Aún el llorar me traía agonía. Recuerdo que por algunos segundos estaba tratando de respirar, luego de repente el dolor desapareció por completo. Al principio pensé que tal vez me había quedado dormida pero luego me percaté de que estaba viendo hacia abajo y veía mi cuerpo y toda la casa, el frente de la casa y mi mamá hablando con la vecina de al lado. Me sentí muy bien y en paz. Luego me percaté de que no estaba sola. Me rodeaban personas dándome la bienvenida y me sentí rodeada de mucho amor. Portaban vestidos blancos y algunos de ellos me abrazaron, me sentía muy feliz. No sabía quien eran esas personas, pero sentí que los conocía y que ellos también me conocían. Después de una sobredosis de pildoras, Katrina describió lo que sintió al salir el espíritu de su cuerpo: Primeramente vi una obscuridad total, a vacío. Sentí mucha paz. Ninguno de mis problemas o preocupaciones de la tierra me siguieron hasta ese lugar. Estaba consciente de que existía, pero no sentía dolor alguno. Era la primera vez desde mi niñez que no sentía ese dolor emocional. Comprendí lo que quiso decir el Señor cuando dijo que la tierra sería maldecida por nuestra causa. Esto se sentía tan natural en comparación con la vida terrenal. Llegué a la conclusión de que las experiencias en la tierra era el estado no natural y que este, el estado espiritual, era el estado correcto de existencia. Una niña de 12 años que se ahogó hizo una descripción interesante de la manera como su espíritu dejó su cuerpo y dijo: Sentí que me estaba quedando dormida muy apaciblemente. Fue en ese momento cuando sentí que mi espíritu estaba fuera de mi cuerpo. No fue succionado como he escuchado que otras personas lo describen, era algo así como ósmosis, como si mi espíritu sangrara lentamente a través de mi piel. Fue muy fácil. Mis ojos estaban cerrados y cuando los abrí me percaté de que estaba unos quince o veinte pies arriba de la alberca. Miré hacia abajo y pude ver mi cuerpo en el fondo del agua. Al verlo me dije: "Esa soy yo. ¿Cómo puedo estar abajo si estoy aquí arriba?" Una mujer al describir la operación de emergencia a que tuvo que ser sometida a causa de un 10 bibliotecasud.blogspot.com
  11. 11. parto difícil, relató que su espíritu no había salido totalmente de su cuerpo antes de que se le hubiese dado y ella aceptado la elección de regresar a la vida mortal, lo narra así: Vi que estaba parada junto a mi cuerpo, la mitad de mi espíritu afuera y la otra mitad adentro de mi cuerpo. No me dirigí hacia el techo, solamente estaba parcialmente parada cerca de mi hombro. Sentí como me colocaban el respirador y cuando el doctor me abrió el abdomen, pero no sentí dolor. Me sentía como un murmullo de aire fresco. Otra mamá embarazada quien repentinamente tuvo una hemorragia muy fuerte y fue llevada de emergencia al hospital y sometida a una operación de emergencia, describió la manera como el espíritu dejó su cuerpo: Sentí que mi espíritu se plegaba a la mitad de mi cuerpo y luego salía por la parte posterior. Me encontraba en la esquina de la sala de operaciones, flotando en el aire, viendo al doctor y a las enfermeras tratando de revivir el cuerpo que permanecía en la mesa de operaciones. Sentí que podía volver a mi cuerpo, pero no deseaba hacerlo. Parecer ser que el cuerpo de uno puede continuar funcionando aún después de que el espíritu ha salido de él. Las personas cuyos espíritus se encuentran fuera de sus cuerpos, han visto sus cuerpos caminar, hablar, dar a luz, etc. Por ejemplo, Doris, una marinera, tuvo esta experiencia cuando no probó alimento alguno durante once días: Regresaba a mi litera y al pasar por una pared de bloque de concreto de repente, en un abrir y cerrar de ojos, me encontré arriba, pero abajo mi cuerpo continuaba caminando. Naturalmente esto me impacto, nunca esperé tener este tipo de experiencia, es más ni siquiera había escuchado nada por el estilo. Me tomó al menos un minuto conseguir dominarme. Mientras tanto, mi cuerpo abajo continuaba caminando. Cuando ya me tranquilicé me dije que tenía que hacer algo al respecto, y pensé; No puedo permanecer en el aire y mi cuerpo abajo. Así que regresé a mi cuerpo, que continuaba caminando y me puse frente de él. Al estar dando vueltas y mi cuerpo caminando hacia mí, estudié la forma de entrar por la cabeza o por los hombros. Me estaba desesperando porque no veía ninguna forma de regresar a mi cuerpo. De repente en un abrir y cerrar de ojos, ya estaba nuevamente en mi cuerpo. James Niitsuma, una víctima de un accidente automovilístico, estuvo parado fuera de su cuerpo y pudo ver como su cuerpo mortal hablaba con la enfermera: "Desde afuera de mi cuerpo, pude verlos trabajando; pude ver que mis labios se movían y también vi a la enfermera, sin embargo yo estaba viendo todo desde afuera." En una ocasión similar, Norma vio como ella misma daba a luz a un niño; ella estaba parada fuera de su cuerpo, y se dijo a si misma: "Estuve allá durante ... tal vez segundos, pero no sentí nada, ni siguiera sentí cuando el niño nació. No sentí frío ni calor ni escuchaba nada, solo sentía una gran quietud y tranquilidad. A mi alrededor todo era obscuridad con excepción de esas luces que se inclinaban hacia la mesa de operaciones. Vi al doctor trabajando rápidamente y a la enfermera que me hacía algo. Las emociones que se sienten al ingresar al mundo espiritual. La mayoría de las personas que han escrito sobre sus experiencias cercanas a la muerte han registrado lo que sintieron al principio, cuando el espíritu salió del cuerpo. Esto es algo afortunado porque nos han dado una mezcla interesante acerca de los sentimientos que experimentaron al ingresar al reino espiritual. He aquí algunos de sus comentarios: Sentí como si todas mis preocupaciones, todos mis dolores y todas mis inquietudes me dejaran. Había sido quitado un gran peso de mis hombros. Fue un sentimiento de relajación, como si le importara a alguien. No me sentí solo. 11 bibliotecasud.blogspot.com
  12. 12. No sentía preocupación alguna, ni pena, ni dolor; todo eso había quedado atrás. Es como si tuviera un conocimiento perfecto, un amor perfecto, una aceptación perfecta. Para mi deleite, me percaté de que ya no sentía esa emoción de miedo. Nada me preocupaba, sin inquietudes, sin miedo, absolutamente nada de eso sentía. Me embargaba una emoción principal, un sentimiento de seguridad. Estaba solo y sin embargo sabía que no lo estaba. Había algo más que me cobijaba; me sentí abrigado y sereno, no podía existir el miedo en ese lugar. Era un sentimiento maravilloso. Nunca olvidaré esa sensación de estar totalmente rodeado de afecto . . . era un sentimiento de afecto, de amor, de compasión era un sentimiento tangible, casi físico en su naturaleza. Este sentimiento maravilloso me envolvió. No había dolor, y me sentí aligerado de todas las penas de la tierra. Era un sentimiento maravilloso, no tenía dolor ni responsabilidades. La paz que sentí era maravillosa, una tranquilidad perfecta y un cálido afecto, estaba rodeado por un amor incondicional. Amor era lo que había buscado en la tierra pero aparentemente nunca lo había encontrado. Toda la ira, odio, dolor y miedo que previamente sentí fueron retirados. A mi alrededor había solo amor puro y paz. Luego ella dijo, "necesito describirles los sentimientos que tenía allá." Y procedió a contar los sentimientos de paz, de amor y de.. .felicidad, dijo que el dolor había desaparecido. Dijo, no tenía ningún dolor. Me sentí muy reconfortado, complacido y feliz. Nunca antes había experimentado algo semejante. Todo lo que sentía era hermoso. Nunca antes me había sentido tan aceptada, tan amada y con tanta tranquilidad . . . Parecía como si todas las cosas hermosas en mi vida se intensificaran miles de veces. Era algo que nunca antes había visto o sentido. El amor no describe ni una milésima parte lo que sentí, pero es la única palabra que conozco con la que puedo explicar esa sensación. Sabía que estaba de pié, pero no pisaba el suelo. Me sentía yo misma pero con este sentimiento maravilloso de quietud total; no había presión, ni frustración ni tampoco preocupaciones. Nunca antes había sentido esa gran sensación de paz, aceptación y amor total. . . allí no se juzgaba a nadie, solo había misericordia y aceptación. Apacibilidad, tranquilidad, realidad, existencia . Al estar examinando la multitud de declaraciones que tratan de transmitir los sentimientos que sintieron al ingresar al mundo espiritual, queda muy claro que la mayoría de ellos no encuentra en el idioma mortal una palabra que pueda transmitir correctamente el significado de lo que tratan de expresar. El párrafo que a continuación se detalla es parte del relato de Elizabeth Vorwaller, es un ejemplo típico: Cuando dejé mi cuerpo fui rodeada por un gran poder. Sentí gran entereza, tranquilidad, . . . definitivamente era amor. No existen palabras en el idioma inglés para describir lo que sentí. Es mucho más que amor; la palabra amor es solo la punta del iceberg, por así decirlo . . . era todo. Era una acumulación de todo lo que jamás había vivido, como los árboles, las flores, cada ser humano, los animales, todo lo que vive y respira era la totalidad de todo. Asimismo, al regresar a mi cuerpo, supe que todo tenía su lugar, su propósito y que existía una razón para cada una de las cosas. Aún los niños pobres que mueren de cáncer a una edad temprana, o la muerte de una persona; todo tiene un propósito y un porqué, pero uno no lo sabe hasta que está del otro lado. La luz. Muchos relatos de experiencias cercanas a la muerte dicen que ven una luz brillante y que se sienten atraídos por ella. La siguiente es una descripción típica: "Y luego, de repente vi una luz 12 bibliotecasud.blogspot.com
  13. 13. brillante como nunca antes había visto. No era como una luz intensa, o como las luces altas en los autos que te dan directo sobre los ojos. No, no era nada de eso. Era una luz hermosa y suave. Era cálida y yo quería ir hacia esa luz. " Joyce decía en su relato que se sentía atraída hacia esa luz: "¿Cómo hacer para ver una luz tan brillante? ... Si hubiese habido sol... sería como si el sol estuviera brillando directamente en tu habitación. Sin embargo la luz no molestaba mis ojos ... Me atraía, tenía que ir hacia ella, yo quería ir hacia la luz. " Derald Evans hizo una descripción mas detallada: De repente todo comenzó a iluminarse ... Me volteé para buscar de donde venía esa luz. Era una luz blanca. Conforme se acercaba me puse el brazo sobre los ojos a modo de protección. La luz era brillante ... no, era blanca—de una blancura inimaginable nunca antes vista. Era brillante. Estaba tan absorto contemplando la luz—esa hermosa luz blanca y brillante. Me inundó un sentimiento como de . . . casi como música suave, o de algo que era 100% puro. Es difícil describirlo con palabras, nunca antes había visto u oído algo así, sin embargo no sentía miedo. La luz continuó acercándose ... se tornaba cada vez más brillante. Tuve que permanecer con mi brazo sobre mis ojos a fín de protegerlos de la luz; No podía ver directamente a la luz. Nunca olvidaré el sentimiento que tuve al mirar esa luz. El relato de Forrest Hansen es uno de los muchos que vinculan la luz con una o varias personas que se ven dentro de esa luz: Lo que sucedió después fue que me percaté de que algo se movía dentro de mi rango de visión. Era un ser o una imagen de un ser formado completamente de luz. No estaba bien enfocado para poder ver en forma detallada, pero obviamente era la imagen de un humano . . . era semi transparente y tenía profundidad. La luz parecía ser partículas de luz, de las cuales había innumerables cantidades. El túnel. Muchas experiencias cercanas a la muerte también hacen referencia a la persona desplazándose a lo largo de una senda o un túnel. Frecuentemente se relaciona el ver esta luz con ese movimiento o desplazamiento . Los relatos varían significativamente, indicando de esta manera que cada experiencia es única. Algunos túneles son obscuros, otros tienen luz. Unos ven primero la luz y luego pasan a través del túnel. Otros encuentran el túnel primero y son atraídos hacia la luz que ven al final del túnel. Los túneles son de diferentes largos y anchos y se desplazan hacia ellos solos o acompañados por otras personas, a diferentes ritmos de velocidad. Algunas personas caminan por el túnel, otros flotan. La siguiente es una descripción de una experiencia del túnel. El relato de una persona que ingresa al túnel durante una intervención quirúrgica dice: De repente me di cuenta que había un túnel obscuro, como una puerta que salía de la sala de operaciones. Yo podía verlo, pero al doctor y las enfermeras no. Aun cuando sentía miedo, entré al túne y me encontré viajando muy rápidamente hacia el otro lado del túnel, no caminaba ni corría, solo flotaba, muy rápidamente. Había una luz al final del túnel. No era una luz azul, sino un cálido color dorado claro, muy brillante. Al acercarme hacia el final del túnel, éste se volvió muy estrecho, pero de todos modos pude pasar; me encontré en un espacio abierto donde había mas personas. La descripción del túnel que DeLynn's encontró es mucho más específica: Me desperté y me percaté de ya no estaba en mi cuerpo. De hecho, me arrastraban hacia un túnel. . . . Me sentía atraído hacia una luz brillante que estaba al final de dicho túnel, el cual era como de 33 metros de largo y al ser atraído hacia esa luz . . . no caminaba, sino era como si estuviera flotando, Pero tampoco flotaba, era algo distinto a ningún otro que hubiese experimentado en la vida mortal . . . El túnel que yo vi era tan ancho como este pasillo (aproximadamente 30 pies) y simulaba un semicírculo. La textura del túnel, era áspera y acanalada, los laterales estaban frescos. Tenía 13 bibliotecasud.blogspot.com
  14. 14. temperatura, textura y formad. El túnel que Janet McClellan vió "era obscuro y brumoso" y tenía "una luz al final." Barry E. Kirk describió el túnel que él vio; era obscuro, encerrado y había mucha humedad: De repente pareció que todo se obscureció. Me sentí como encerrado . . . El túnel se volvía más encerrado, conforme viajaba las paredes eran cada vez mas estrechas. No tocaba nada, pero las paredes se volvían cada vez mas estrechas. Se sentía, como un día pegajoso con mucha humedad. A través de esta experiencia, sentí como que iba hacia un lugar, aún cuando no podía ver claramente. El túnel que Elizabeth Marie vio tenía mucha más luz y había mucho viento, pero el túnel no se movía y era estrecho, veamos: Era redondo y yo avanzaba rápidamente a través del túnel. Había un sonido . . . como si el viento se precipitara a mi lado. . . No sentía miedo y había luz al final del túnel. Aunque había poca luz, pude ver las paredes. El túnel era lo suficientemente ancho que si hubiese tratado de alcanzar los lados con mis dedos no hubiese podido. El túnel que Jennette vio se semejaba una tubería muy ancha, y cruzarlo le tomó mucho tiempo. Aparentemente ella caminó en vez de flotar. Luego vi lo que parecía ser una tubería muy larga . . . como si fuera una tubería enterrada a lo largo de una carretera para el sistema de drenaje o algo por el estilo, como una tubería muy grande. Caminé dentro de esa tubería y al final me encontré con una luz muy brillante. Me tomó mucho tiempo llegar al final del túnel donde el esplendor era mayor. Forrest Hansen percibió como si entrara a un cono, y dijo: "Vi hacia abajo al centro del cono. La imagen era como de un túnel con una luz al final... las paredes eran muy anchas. En otro relato, la entrada fue percibida como un sendero, no como un túnel. Durante esta experiencia, la persona iba acompañada de muchas más. Durante el viaje siempre hubo una música hermosa, y el camino estaba adornado con hermosos colores: Al dirigirme hacia la luz, había gente por todos lados, algunos de ellos conversaban. Estaban a lo largo del sendero que yo recorría, e iban también hacia la luz. No recuerdo haber reconocido a ninguno, pero lo que sí recuerdo era que había gente por todos lados... Yo seguí mi camino escuchando la hermosa música, contemplando los colores tan hermosos y a la gente. Conforme caminaba, parecía que la luz se intensificaba y era más cálida. Encuentro con Cristo. Muchos de los relatos hablan de un encuentro con Nuestro Señor Jesucristo. Los temas de la luz, el túnel, del encuentro con el Salvador y la experiencia de la retrospectiva de sus vidas, están a menudo vinculadas, como veremos en esta sección. Por ejemplo, Dallas dijo: De repente me vi saliendo de mi cuerpo. Todo se volvió obscuro; luego me encontré viajando a través de un túnel de luz. Casi al llegar al final, todo era brillante y hermoso. Había un jardín cuya belleza era indescriptible. He estado en muchos museos de arte en todo el mundo, pero lo que vi era mucho más hermoso que cualquier cosa que se encuentra en uno de esos museos. Nuestro Señor Jesucristo estaba parado en e¡ jardín. No puedo describir lo que sentí. El jardín era maravilloso pero ya no era el centro de mi atención, toda mi atención y todo mi ser estaban enfocados en este magnífico personaje parado frente a mí. Marshall Stuart Gibson, el padre del autor Arvin S. Gibson, fue uno de muchos que asevera haber visto al Señor durante su experiencia cercana a la muerte. Escribió así: Me percaté de alguien que caminaba delante de nosotros por el sendero. Al acercarnos a esta persona, pude ver y sentir que era un espléndido personaje. Al mirarlo fue algo irremediablemente irresistible. Estaba bañado de luz. [Mi guía] me preguntó si sabía quien era esa persona y yo le contesté que si, que era Jesucristo. 14 bibliotecasud.blogspot.com
  15. 15. Al acercarnos al Salvador, sentí el gran amor que emanaba de El. Es difícil describirlo, pero se podía sentir ese amor a su alrededor. Yo también experimenté un gran amor hacia Él. Sin pensarlo caí a sus pies—pues no podía permanecer de pie. Sentí una urgencia infinita de echarme a sus pies y adorarlo. Al arrodillarme a los pies de este ser tan maravilloso, me percaté de que mi vida pasada estaba siendo proyectada. Pareció que todo ocurrió en un corto tiempo y sentí el amor del Salvador durante todo este tiempo. Ese amor estaba . . . bueno, se sentía por todos lados. Y parecía que nos pudiésemos comunicar uno con el otro sin tener que hablar. Después de cierto tiempo, el Salvador se acercó y me di cuenta de que debía levantarme. Tan pronto como me levanté, Él se alejó. Ann tuvo su experiencia aproximadamente cuando tenía 28 años, mientras vivía en una casa rodante en el Sur de Utah. Tuvo esta experiencia a consecuencia de una enfermedad muy severa. Ella dijo: Viajé en la obscuridad—como si fuera un túnel—hasta que llegué hasta esta persona que me impidió el camino como no podía darle la vuelta, tuve que detenerme. La persona estaba bañada de una luz muy brillante. Yo estaba fascinada. Aún el cabello era brillante y hermoso. De hecho la persona era tan hermosa, era un hombre, tenía algo . . . oh no sabía que los hombres pudiesen ser tan hermosos. Y me preguntaba quien sería; se identificó como mi Salvador Jesucristo y pensé, esto es MARAVILLOSO. Sentía este gozo que fluía dentro de mí. Sentía una explosión dentro de mí. Luego casi inmediatamente me dijo que tenía que regresar. . . . Primero lloré_ Le supliqué que no quería regresar porque allá estaba el dolor que tanto me había consumido ... era mayor de lo que yo podía resistir. ... Le supliqué, Él me abrazó por un momento. No sé cuanto tiempo le rogué y le supliqué, no fue mucho,... después me di cuenta que El estaba sintiendo mis penas y mi dolor. De repente sentí algo tremendamente poderoso... no puedo explicar, es algo así como ... si repentinamente una paz profunda me envolviera, me abrazó y me dijo: "Si regresas inmediatamente te dormiré y cuando despiertes ya estarás completamente sana y no tendrás más dolor. " Dejé de llorar y pensé por unos momentos lo miré y supe que si hacía lo que Él rne decía, cumpliría su promesa. Yo sabía que era mi Salvador y que El me estaba pidiendo . . . me estaba dando a elegir. Incliné mi cabeza y dije, si, lo haré y esa paz maravillosa permaneció conmigo y finalmente penetró en mi corazón. Me relajé y me retiré. Durante su experiencia cercana a la muerte a consecuencia de una enfermedad que requería una cirugía del corazón Jennette tuvo la oportunidad de ver a Jesucristo: Caminé hacia lo que parecía ser una [tubería] muy grande, y al final había una luz muy brillante. Me tomó mucho tiempo llegar hasta el final del túnel donde la luz era más brillante, y ... una figura con una túnica blanca estaba parada y extendió sus manos hacia mí. En mi corazón supe que era mi Cristo. Tenía ... la forma de Jesucristo. Senti un mi corazón contrito y una tranquilidad era como un estado de ensueño pero más real. No sentía dolor o ansiedad, solo serenidad y paz. No pronunció palabra alguna, pero tampoco había necesidad de hacerlo. Parecía que mis palabras pasaban de mi mente a la mente espiritual de mi Cristo y luego se regresaban a mí, sin escuchar nada. No había necesidad de escuchar, ni definitivamente necesidad de hablar, y sin embargo existía la comunión. Yo estaba tan contenta de estar en ese lugar, tan cerca de mi Salvador, y sintiendo esa calidez y consuelo, como ... nunca antes lo había sentido en la tierra. Mi Cristo me llamó y me dijo que debía regresar porque mi trabajo aún no terminaba, había mucho que hacer. Joanne Jones se reunió con Cristo durante una serie de cirugías de emergencia que le practicaron, durante las cuales recibió 76 pintas de sangre a fin de poder mantenerla viva. Durante esta penosa experiencia, el espíritu salió de su cuerpo. En su relato, ella cuenta que caminaba por un camino rural 15 bibliotecasud.blogspot.com
  16. 16. y luego: Una entidad venía hacia mí. Al principio no supe si era un hombre o una mujer, estaba vestido como nos han hecho creer que los hombres se vestían en los tiempos de Jesucristo, con una túnica blanca. De todas formas, pronto estuvimos frente a frente. Yo nunca había visto una cara tan maravillosa en toda mi vida. . . . Era joven, yo diría como entre 35 y 40 años . . . era bastante atractivo . . . hermoso con una cara fuerte y dulce a la vez. Era un hombre, se podía sentir, sin embargo era algo más. Y en su abrazo . . . sentí la fuerza, el amor y la dulzura.... Vestía una túnica larga, era una entidad masculina muy cálida, hermosa y amorosa. .. . Me abrazó y dijo, "Te amo, todavía no es tiempo hija mía." Cynthia Prueitt vio al Salvador cuando tenía siete años de edad, al estar orando intensamente para buscar ayuda a fin de resolver algunos problemas personales: Mi mente seguía pensando en mis problemas, preguntándome porque me estaba sucediendo esto, así que oré a Dios para pedirle ayuda. Lo que recuerdo es que me estaban introduciendo en una habitación completamente blanca y brillante. Había un hombre sentado en una silla que semejaba una silla con un trono. Al ver a este hombre con barba sentado allí, corrí hacia él y me senté en sus piernas. Me tomó en sus brazos y comenzó a consolarme. Un cálido sentimiento de amor me inundó . . . nunca había sentido algo semejante. Era tierno, era amor, era gozo—no quería que esto se terminara. Es el sentimiento más conmovedor que he tenido en mi vida. Este ser maravilloso me tomó en sus brazos y me estrechó. Yo empecé a llorar y le dije mis problemas; me consoló y me dijo palabras hermosas y luego empezó a hablarme sobre mi vida. Me dijo que había cosas que tenía que hacer en esta vida. Comenzó a decirme cuáles eran esas cosas y cómo iba a lograrías. Al decirme lo que tendría que hacer me preguntó si estaba dispuesta a lograrlo y le prometí que lo haría. Luego me dijo que era hora de regresar . . . Durante mucho tiempo después de haber tenido esta experiencia, fue difícil conciliar lo que me había sucedido. Yo sabía que había visto a Jesús y no lo podía negar, sin embargo no podía contarle a otras personas porque sentía que no me iban a creer. Cuando Elane Durham tenía 32 años, sufrió un ataque de apoplejía debido a un tumor cerebral y su situación se agravó por lo que tuvo que ser llevada de emergencia a un hospital donde sufrió doce fisuras. Un sacerdote le estaba administrando los santos óleos cuando su corazón se detuvo y ella pasó al mundo de los espíritus. En una parte de su relato dice que pudo ver una luz que se acercaba hacia ella y luego: En este punto la luz me habló—solo que no en el lenguaje de la tierra. Me habló de todo lo que El era a todo lo que yo era. No solo escuché, sino que entendí con cada una de las fibras de mi ser. Había una comunicación total entre ese ser y yo . . . Era una voz como de hombre y comprendí que era un hombre y dijo: "Tienes la vida eterna a través de mí." En una fracción de segundo una mezcla de pensamientos se arremolinaron en mi mente, yo sabía que era mi Creador; mi Salvador. Comprendí que fue parte de la creación de la tierra. Otros pensamientos vinieron a mi mente, inclusive pensamientos de humildad - porque no estaba segura de pertenecer a ese lugar. . . Él era parte de la luz, era ... ¿cómo lo puedo explicar? Era algo mucho más poderoso que ver una figura. Yo lo estaba mirando con ojos espirituales y eso es tan diferente de la forma cómo veía las cosas en la tierra, que realmente no puedo explicarlo. La experiencia de Lucy se suscitó al estar ella orando debido a la frustración que sentía porque no se podía recuperar de un accidente automovilístico y de varias operaciones a las que tuvo que ser sometida en el año de 1982, quedando inválida durante seis meses. Al estar orando, en lugar de escuchar la voz yo vi a Cristo. Lo vi como te puedo ver a ti, extendió 16 bibliotecasud.blogspot.com
  17. 17. sus manos y me dijo que confiara, que tuviera fe y que creyera. . . . Era un ser de luz y su túnica era como una luz celeste. Me pareció que era un hombre fuerte, muy bondadoso pero muy fuerte. Era un sentimiento de mucha serenidad. El continuó diciendo ten fe—nunca pronunció palabra alguna, simplemente yo sabía que estaba hablando conmigo . . . casi todo El era luz . . . y la luz llenaba toda la habitación. Cómo se describe a Cristo. Todos los relatos antes mencionados son típicos de experiencias en las que se les ha permitido a las personas conocer a Cristo durante experiencias cercanas a la muerte o durante otro tipo de experiencias religiosas. En la mayoría de los casos el Salvador ha dicho algo para identificarse, pero en otros, les es dada la capacidad para que de forma innata ellos sepan que han hablado con su Señor y Salvador Jesucristo. Aún así, en esos casos todos insisten en que "simplemente sabía a ciencia cierta que era el Salvador. " Por ejemplo, durante una operación en 1981, Debbie, que entonces tenía 19 años, tuvo serias complicaciones dado que era alérgica a la anestesia. Le sobrevino un paro cardíaco y su espíritu dejó su cuerpo: Mientras los doctores lidiaban con estos problemas, de repente sentí un agradable calor a mi alrededor y supe que alguien me estaba sosteniendo. Había mucha luz en el lugar donde me encontraba. Se sentía como si alguien me protegiera; al ver la luz voltee para ver lo que sucedía. Al levantar mi cabeza me encontré con los ojos de Cristo. Él era quien me sostenía en sus brazos, como cuando cargan a los niños y los arrullan. No sentía miedo ni dolor, solo un sentimiento de alegría y seguridad— y no le podía quitar los ojos de encima. Él caminaba conmigo; después sucedió algo muy raro, me condujo a través de un muro o algo por el estilo y luego fuimos de la luz a la obscuridad. Los labios de Jesucristo nunca se movieron, pero Él se comunicaba conmigo y me preguntó: "¿Sabes donde estás? Mira alrededor de la habitación." Vi que me encontraba en la sala del hospital, Él me cargaba y se dirigía hacia mi cuerpo. La obscuridad me produjo miedo y subí ¡a mirada para ver la cara de Jesucristo donde había mucha luz. El hecho de verlo me tranquilizó; luego me di cuenta que caminábamos nuevamente hacia mi cuerpo. Sintiendo que iba a regresar a mi cuerpo, le pregunté en repetidas ocasiones "¿Por qué, Por qué?" En una forma tranquilizante me dijo que todavía no era mi tiempo. Mientras Él me sostenía pude contemplar mi cuerpo, pero a la misma vez me percaté de que tenía un cuerpo espiritual, el que Cristo estaba sosteniendo. Pude sentir su fuerza mientras Él me sostenía en sus brazos... Luchando con mis emociones y llorando continuamente, le pregunté lo que debería hacer, Me sonrió y dijo: "Shhh, todo estará bien".... Volvió a dirigirme la palabra para decirme: "Mantente enfocada— permanece concentrada." Al preguntarle a Debbie más acerca de la descripción de Cristo durante su entrevista con Él, ella dijo: Su cabello era largo y rubio cenizo, con una onda muy bonita. Tenía barba y Su cara era suave y Sus ojos . . . eran del azul más intenso que jamás haya visto; era un azul muy claro. Había calidez, amor y compasión en sus ojos. No podía quitarle la mirada. Había una hermosa pasión en sus ojos no podría quitarle los ojos de encima....Vestía una túnica blanca . , . Había luz a su alrededor; realmente emanaba de El Era una energía. . . . Era blanca, con un tinte de azul celeste. . . . Al preguntársele ¿Cómo supiste que era Cristo? respondió: "Me sentí atraída hacia El, tenía que ser Cristo, pero si no era Él, quisiera decir que ese es el lugar a donde quisiera ir. El me comprendió y sé que me amaba—era un amor como nunca antes lo 17 bibliotecasud.blogspot.com
  18. 18. había sentido nunca en ninguna parte de la tierra." Cuando se le preguntó como sabía que era Jesús a quien ella había visto, Cynthia Prueitt respondió: "Al estar allá se me hizo lógico que fuese Jesús. El ser que vi era todo lo que Cristo debe ser. Era un personaje todo conocimiento, todopoderoso que . . . bueno, solo supe que era Jesús. Ahora, no me preguntes porqué" Al pedírsele que describiera a ese personaje en forma más detallada, ella contestó: Era un hombre guapo con la cara más amable que jamás haya visto. Tenía unos ojos maravillosos; eran suaves y bondadosos y ... no recuerdo el color. No tenía arrugas en su rostro. Su cara era suave y bondadosa y tenía barba. Su cabello era blanco. Parecía que portaba una túnica muy blanca, tan blanca como el Clorox y era brillante. Pude sentir sus manos, eran grandes y hermosas y anchos sus hombros. Estar en sus brazos fue la cosa más maravillosa que jamás me haya sucedido. En su relato, Mike dijo que "cuando Él tocó mi mano, supe que era el Señor." Y lo describió de esta manera:... Su figura era la de un hombre y portaba una túnica blanca, transparente y muy brillante. Al tocar mi mano, supe que era el Señor. Me sentí lleno de paz, de tranquilidad y tenía la certeza de que esta paz permanecería conmigo. De Él se desprendía un amor irresistible hacia mí—lo pude sentir.... Era el amor y el consuelo que Él daba. Era radiantemente hermoso vestido en una túnica blanca, su cabello era largo y café. Su forma de vestir y su apariencia era la del Señor—me mostró las huellas de sus manos . . . y de sus muñecas. Eloise Weaver es otra de las personas que vio a Jesús. Me aseguró que "Yo sabía que era Jesús" aún cuando el Señor no habló con ella ni se había identificado con ella, lo describe de esta forma: Jesús vestía de blanco; era muy hermoso. Sus ojos eran de un azul intenso y maravilloso; de su cuerpo emanaba un sentimiento de calidez y amor. No recuerdo que haya dicho algo—solo recuerdo sus manos sobre mi cabeza. Parecía que había permanecido allí por largo tiempo, y la habitación era muy brillante. Luego Él salió y la habitación se oscureció nuevamente. [Al preguntársele "¿Cómo sabías que era Jesucristo?" respondió:] No se, solo sabía que era Jesús. Su cara hermosa, Su rostro, Su cabello, tenia una barba pequeña—y cuando puso sus manos sobre mi cabeza, sentí su fuerza. Era una fuerza que sentí a través de todo mi cuerpo. Nunca olvidaré lo que sentí cuando estuve en su presencia. [Sus ropas] eran blancas y cubrían sus brazos hasta las muñecas y la túnica tenía una pequeña abertura en el cuello. La habitación donde estaba era dorada, azul y rosa, algo maravilloso . . . emanaba un aura de El. . . . Nunca olvidaré lo que sentí cuando puso sus manos sobre mi cabeza. Rocky era un niño de cuatro años de edad que había caído sobre su cabeza desde una altura de veinte pies, por lo que los doctores sustrajeron el cráneo porque estaba hinchado. Después de muchos meses de estarse recuperando, el niño le dijo a su mamá en forma detallada y muy claramente cómo había sido llevado al cielo. En su relato hace una diferenciación entre Jesucristo y Dios el Padre. Y esto es lo que su madre escribió: Rocky me dijo que Jesús lo había tomado de la mano y lo había llevado al cielo. Cuando le pregunté cómo era el cielo me dijo que allá también hay hogares sólo que parecían estar entre las nubes. La gente tiene familias, dijo, y viven en hogares como aquí en la tierra. Jesús visitó a Rocky y le obsequió una manzana. También el Padre Celestial lo visitó. Dado que Rocky con frecuencia hacía mención del Padre Celestial y de Jesucristo le pregunté: "¿Cuál es la diferencia entre el Padre Celestial y Jesucristo?" y me respondió: "El Padre Celestial tiene el cabello claro y Jesucristo lo tiene obscuro. Al explicarme cómo se comunicaban entre sí, me dijo: "Se comunican contigo pero no mueven los labios." Otras personas también han descrito al Jesucristo que ellos han visto en el mundo espiritual. Jack dijo: 18 bibliotecasud.blogspot.com
  19. 19. Su rostro era de facciones finas y tenía barba. Su cabello caía sobre su espalda. Llevaba una túnica recta de color gris. Dallas lo describió así: Todo mi ser estaba concentrado en este magnífico personaje parado frente de mí. ... Su túnica era blanca, tan blanca que no se puede describir, con un hermoso cinturón— era muy hermoso. Su cabello era largo, café dorado y tenía barba. Realmente se parece a una pintura. ... La pintura se llama La Segunda Venida, y el pintor original es Harry Anderson . . . aún cuando es muy buena, está muy lejos de parecerse al ser magnífico que tuve frente a mí. Roger Smith lo describe así: Me percaté de una persona que estaba a mi derecha y que descendía de unos escalones. Acercándoseme, comenzó a hablarme y supe quién era. Nunca me dijo su nombre, pero lo reconocí inmediatamente y quería estar junto a Él. Era Jesucristo. . . . Era un poco más alto que yo (yo mido 5 pies 10 pulgadas), de estatura mediana y vestía una túnica larga del más puro color blanco que flotaba. La túnica era aún más blanca, más blanca que !a luz. Era brillante. Al contemplar la cara del Salvador, la luz que emanaba erantan asombrosamente brillante que no pude ver los detalles de su cara. La luz irradiaba a su alrededor, emanaba de Él. Sus ojos, llenos de amor parecían escudriñar en las profundidades de mi alma. En resumen, las descripciones que se han hecho de Cristo en las dos secciones anteriores lo representan así: 1. moderadamente joven, entre 35 y 40 años de edad, 2. aproximadamente 6 pies de altura, 3. extremadamente atractivo, un hombre guapo, 4. con una pequeña barba, 5. con unos ojos azules maravillosos llenos de amor, 6. cabello castaño dorado, largo, 7. cara suave, amable, delgada, de facciones finas, guapo y sin arrugas, 8. fuerte, de estatura mediana con hombros anchos, 9. sus manos largas, fuertes, pero con las marcas de los clavos en sus manos y sus muñecas, 10. Irradia una luz intensa, lo que a veces lo hace parecer transparente, afectando así la percepción de los observantes en relación al color de su cabello. Es digno de mencionar que los diferentes relatos y descripciones que se hacen de Cristo difieren en cuanto al color de su cabello, va desde el blanco (Cynthia Prueitt, ver también DyC 110:3), a rubio cenizo (Debbie), a castaño dorado (Eloise Weaver, Dallas) a castaño (Mike) a obscuro (Rocky). Si alguno de ustedes ha trabajado en un estudio de fotográfico sabe que las luces, especialmente una luz fuerte de fondo, puede alterar el color que se percibe del cabello de la persona. Una posible hipótesis para comprender porqué diferentes personas han visto diferentes colores de cabello del Salvador; sin embargo, las otras facciones permanecen iguales, es que se ha visto al Salvador en niveles diferentes de luz y gloria que emana de Él en diferentes situaciones. Probablemente esto haya alterado el color que se percibe de su cabello. También, las personas perciben y expresan los colores de diferente manera y a la vez muy subjetivamente. Revisión de la vida. Parece ser que el encuentro con el Salvador, que es parte de las experiencias cercanas a la muerte, a veces se efectúa por medio de una entrevista o una imagen animada de la conducta de la persona durante la vida mortal. Hay ocasiones cuando el Señor solamente visita a la persona y le informa que tiene que regresar a terminar la misión que tiene que desempeñar en la vida—de hecho, Él lleva a cabo la entrevista. En otras situaciones, la imagen animada de la retrospectiva o revisión de la vida del individuo sirve para incentivarlo y guiarlo a que cambie sus actos y actitudes en la tierra. Al ser recibida, Elizabeth Marie tuvo una entrevista. Como una joven que estaba involucrada en 19 bibliotecasud.blogspot.com
  20. 20. las drogas, había cometido errores graves y el Señor obviamente deseaba que cambiara el curso de su conducta. Tuvo la entrevista con el Señor a la edad de catorce años. Había entrado al mundo espiritual como resultado de una sobre dosis de droga al estar fumando mariguana a la que, sin ella saberlo, habían mezclado con opio. Aquí nos narra como ingresó al mundo de los espíritus: Alguien me llamó por mi nombre y voltee para ver quien era. Todos los que estaban conmigo en la habitación habían desaparecido; pude ver una luz a distancia que se acercaba hacia mí. Era una luz muy brillante. Cuando la luz se acercó a mí, Él me abrazó . . . y me preguntó si sabía que lo que había hecho estaba mal. Yo le dije que sí. Sentí un remordimiento como nunca antes lo había sentido, remordimiento por lo que había hecho. Me sentí mal; sentía una profunda decepción por mis actos anteriores. El sentimiento de remordimiento y frustración eran puros e infiltraban mi cuerpo. Me preguntó si sabía diferenciar entre lo bueno y lo malo—y dije que sí. Mientras estaba en su presencia me percaté de que no podría progresar si continuaba asi. Sabiendo que no estaba progresando y a la vez sintiendo un gran remordimiento, pregunté si podría regresar y ayudar a otros a que volviesen a Él. Dentro de mí, sentí un intenso deseo de enmendar mis errores y no causar mayor sufrimiento a otras personas. Fue muy intenso el amor que sentí que emanaba de El durante este tiempo; este amor iba de mis pies a mi cabeza, llenando todo mi cuerpo. No tengo palabras adecuadas para describir ese amor. Era un amor como de un padre a una hija. Supe que Él estaba contento cuando reconocí mis pecados y pregunté si podía enmendarlos. Todo este tiempo me sostenía en sus brazos ... y los sentimientos eran muy intensos. No podía creer el amor que yo sentía; al abrazarme sentí su amor y me preguntó si yo ayudaría a otras personas a regresar a Él. Le dije que sí. Roger Smith tuvo la entrevista como la película animada de la retrospectiva o revisión de su vida: El Salvador me habló y tuve una extraña sensación. Era una sensación de que lo escuchaba pero no con mis oídos sino a mi mente, captaba todo perfectamente. Todo lo que me dijo me dio una sensación de amor. . . . Me hizo varias preguntas acerca de mi estancia allá y si comprendía lo que estaba sucediendo. Tratando de contestarle de la mejor manera posible acerca de lo que yo sabía que estaba sucediendo, me preguntó si estaba listo para regresar a mi hogar. A la pregunta de que si estaba listo para regresar a mi hogar, contesté algo así: "Si, pienso que sí. " Al decirlo, ya sabía perfectamente que no sería feliz hacia donde iba a ir . . . . La mayoría de las preguntas que el Salvador me hizo fueron cortas y directas, aunque casi he olvidado todo lo que me preguntó. Algo que sí recuerdo es que me preguntó que si yo quería saber realmente si estaba listo para regresar a casa. Yo contesté que "sí." De repente, frente a mí, apareció . . . algo así una pantalla de cine, pero era como una obra de teatro—donde yo era el actor principal. Al estar mirando con asombro, vi todo lo que me había sucedido desde el instante en que nací hasta el momento del accidente—todos mis veinticuatro años de vida. . . . Pude ver todo, absolutamente todo. Era como si una gran videocasetera estuviera mostrando una película rápidamente y pude reconocer todo lo que vi. Los escenarios eran en tercera dimensión y a color. Pero lo más importante era que comprendía todo lo que sucedía al ver mi vida descubierta. Sentí nuevamente todas las emociones en cada escena. No solo sentí mis emociones, sino también las emociones de otras personas que compartían la escena conmigo. Sentí nuevamente cada una de las sensaciones que experimenté cuando viví ese acontecimiento y asimismo sentí lo que sintieron otros al imponerles mis acciones. ... Al terminar esta revisión de mi vida, me preguntó algo así como: "¿Cómo te sientes ahora?" y realmente me sentí culpable. Hubo 20 bibliotecasud.blogspot.com
  21. 21. cosas buenas en la revisión de mi vida, pero lo que me pegó más fuerte fueron las cosas que me hicieron sentirme apenado, o sea al haber hecho daño a otras personas. . . . Me dijo que no pensara mucho en las cosas que me molestaban, sino que debería pensara más en los eventos que me hacían sentir bien. Sin embargo me pareció que había más cosas malas que buenas. . . . El Salvador me hizo otras preguntas y nuevamente me preguntó si quería quedarme o regresar a la tierra. Obviamente ya que estoy aquí dije, quiero regresar. Inmediatamente después de tomar esa decisión, me encontré nuevamente en el Volkswagen. Elane Durham experimentó una revisión de su vida mucho más selectiva pues se concentraba en sus relaciones con los demás, especialmente con su hermano. Durante la entrevista, se le mostró algo concerniente a su conducta en relación a que si ella se había alejado de Dios. Así lo describió: Volví a vivir experiencias donde no me había comportado de la mejor manera posible. Recuerdo que mi hermano John era siempre el favorito de mi mamá. Si yo hacía algo malo y John tenía problemas por mi causa, para mi mejor. Era su justa recompensa por ser el favorito de mi mamá—no es que fuera vengativa o que no lo amara— me era indiferente. En presencia de la Luz, volví a vivir incidentes como esos con mi hermano, que ya había olvidado hacia mucho tiempo. Estos eran acontecimientos muy específicos de mi vida, y pude sentir los efectos de mi mal proceder. Con John, por ejemplo, podía sentir su sensación de rechazo hacia mí cuando yo hacía algo que lo lastimaba. Los eventos de mi vida procedían, pude sentir la angustia de las personas, pero este Ser de amor me comunicaba este pensamiento: Eso es debido a la sociedad en la que te criaste, procediste de esta manera, en parte, porque eso fue lo que te enseñaron y eso no es suficiente para privarte de la presencia de Dios. Tú no le diste la espalda a Dios. Aparecieron incidentes de mi vida donde había tenido éxito en un ambiente competitivo y me había adelantado a alguien más. Había ofendido a otras personas pero no en forma intencional sino por mi éxito competitivo, que sin embargo había tenido el mismo efecto que si lo hubiera hecho en forma intencional. Sentía su rechazo así como su dolor por sentirse agraviados. ...... Pude ver muchos eventos de mi vida, como si ésta estuviera proyectándose en una video de alta velocidad, pero se detuvo en una ocasión cuando le aventé a mi hermano un pequeño trozo de madera. Esa serie de fotogrofías se proyectaron en cámara lenta y pude sentir su sentimiento de rechazo y dolor. Es más, yo sentí que mi hermano pensaba que yo era la favorita de mi mamá. Sentí el amor del Salvador durante todo este proceso y también que a pesar de todo, El me amaba—Nunca había rechazado a Dios, es más siempre anduve en su búsqueda—luego vinieron a mi mente un sin fin de preguntas. Cuando Ray Berg estuvo a punto de ahogarse, experimentó una breve revisión de su vida: Durante aquéllos momentos cuando las olas me zarandeaban, probablemente serían uno o dos minutos, vi mi vida proyectarse como una película. Todos los veintiséis años y medio de mi vida pasaron rápidamente ante mí. No eran solo ¡os eventos más importantes. Era toda mi vida en segundos. No recuerdo ahora alguna escena en especial, solo recuerdo que . rápidamente los eventos más importantes de mi vida se proyectaron ante mí, esto fue todo... Supongo que era a colores porque al recordar esto era realmente como había vivido mi vida. La retrospectiva de la vida de John Stirling fue con el propósito de convencerlo de que era necesario que regresara a la tierra para terminar de criar a su hijo: AI avanzar tan rápidamente, escuché una voz y... me sentí tranquilo y cómodo. Todo ese dolor emocional que me acompañaba desapareció. Contemplé mi mano y vi su forma pero .. .tenía un aura alrededor. No era una mano como la de una persona terrenal, había un campo de energía alrededor que 21 bibliotecasud.blogspot.com
  22. 22. la definía. La voz me preguntó si ya había terminado; conocí la voz . . . era una voz agradable—llena de amor. Contesté: "Si, ya terminé." No quiero regresar allá nunca." La voz me preguntó por segunda vez: "¿Ya terminaste?" y le dije "Si, ya terminé, pero no quiero regresar." La voz me preguntó por tercera ocasión: "¿Ya terminaste?" y nuevamente contesté que sí. Luego la voz dijo: "Bueno, veamos tu vida." Y vi ... mi vida pasar frente a mis ojos. Todo, desde que era un niño hasta el presente, y sentí la misma emoción en esta ocasión igual que como la había sentido al sucederme los eventos durante mi vida. Al ver las escenas pasar frente a mis ojos pude percatarme de los motivos que tuve para hacer las cosas que hice. Me sentía muy tranquilo al ver mi vida proyectada ante mí. Todo era a color y en tercera dimensión y se proyectaba en círculo. Me sentí muy contento de no tener que volver a la tierra. La retrospectiva continuó hasta que llegó al viernes anterior cuando mi hijo vino a mi casa por la noche, ... La escena que tuve ante mis ojos . . . mis ojos se fijaron en esa noche y la proyección de mi vida se detuvo. Cuando la escena de ese viernes se proyectó parecería que íbamos a continuar, sin embargo al quedarse mis ojos fijos en ella, supe que tenía que regresar. Así que dije . . . sí, que sí regresaría, porque sabía que tenía que criar y educar a mi hijo de la mejor manera posible; después de que acepté regresar, ya no tuve contacto con la voz. Regresé a mi cuerpo mucho más rápido que cuando lo dejé, casi fue instantáneo. Recuerdo haber regresado en el espacio, después me desperté ya en mi cuerpo. Las otras experiencias de retrospectiva o revisión de sus vidas mencionadas anteriormente fueron todas partes de experiencias cercanas a la muerte en las cuales la intención era que la persona regresara a la mortalidad. La experiencia que Larrry Tooley tuvo en la revisión de su vida difiere de las demás porque aparentemente el plan para Larry era que permaneciera en el mundo espiritual. Después de que terminó la proyección de su vida, tuvo el privilegio de que fuera despojado de las impurezas a fin de prepararlo para permanecer en el mundo espiritual. Después, al percatarse de que su permanencia del otro lado del velo no le permitiría cumplir con los convenios que había hecho con su esposa Georgia, pidió regresar a la tierra. El plan se anuló y su petición fue concedida; se le permitió al espíritu de Larry reingresar a su cuerpo y volvió a la vida mortal. Esto fue lo que escribió: Comencé a ascender y sobrepasé el techo. De repente, una luz brillante irrumpió sobre mí. Era mucho más brillante y más intensa que el sol; yo me sentía atraído hacia esa luz y casi al llegar me detuve. Por estar mirando fijamente la luz, apenas pude ver las características faciales, pero nada más. Una voz suave y amorosa me habló desde la luz y me sobrevino una gran paz y tranquilidad. Sentí que me consolaban y también un amor incondicional. El ser que estaba dentro de la luz pronunció una frase que no pude entender, y esa frase hizo que apareciera una proyección de mi vida total, desde que nací hasta el momento del accidente a! morir. Toda mi vida pasó frente a mis ojos tan claramente como si estuviese viendo una película muy real. Se proyectaba muy rápido y sin embargo pude ver cada una de las escenas con mucha claridad; la velocidad me parecía normal también. Parecía que me estaba juzgando yo mismo, porque el Ser que estaba frente a mí no me juzgaba. En lugar de condenarme, sentí un amor incondicional, tolerancia como la que siente un padre hacia su hijo cuando éste hace algo que no debe. Conforme las escenas de mi vida se proyectaban, me sentí muy bien al saber que había manejado ciertas situaciones muy bien. Pude ver cómo aumentó mi desarrollo espiritual y mi progreso. Sin embargo otras de las escenas no me gustaron. Yo mismo me juzgué muy duramente por la forma como había manejado ciertas situaciones y pensé que tal vez pude haberlas manejado de una forma mejor. Entonces me di cuenta que quería regresar desesperadamente para enmendar mis errores. El hacer cosas que no debía, había retardado mi desarrollo espiritual. Me estaba juzgando muy duramente, 22 bibliotecasud.blogspot.com
  23. 23. peor que como lo hubiese hecho un juez. Al llegar casi al final de las escenas de mi vida, me percaté de que la luz que se desprendía del ser se había intensificado considerablemente. Pude sentir que mi cuerpo cambiaba y al ver hacia abajo, me percaté de que la luz se quemaba a través de mí con una gran fuerza. Estaba siendo despojado de las impurezas terrenales a la misma vez que unas partes de mi cuerpo se volvían transparentes. Pude ver el contorno de mi cuerpo espiritual llenando estas partes transparentes de mi cuerpo. No sentí ningún dolor al ser despojado de mis impurezas e imperfecciones. Al serme quitadas las impurezas, sentí un gran regocijo y alegría. Las cosas que me preocupaban en la tierra desaparecieron y me sentí verdaderamente libre. Era tan maravilloso ya no estar plagado de imperfecciones terrenales. Por primera vez realmente comprendí la cantidad de exceso de equipaje cargamos durante toda nuestra vida, y como las cosas con por las que luchamos y no podemos superar en la tierra, son cargas que llevamos toda nuestra vida. Hay veces que el peso de la carga es tan grande que lo llevamos con nosotros hasta el mundo espiritual. El Ser me dijo que era muy importante perdonarnos a nosotros mismos por nuestros errores, para poder perdonar a los demás. También me dijo que la tierra era un lugar de experiencias y aprendizaje. Cometeríamos errores, pero aprenderíamos de ellos. Debido a que nosotros íbamos a cometer errores, era muy importante que aprendiésemos a perdonarnos a nosotros mismos. He aprendido que aún Dios, el más grande de todos, perdona nuestros pecados y errores. El no poder perdonarnos a nosotros mismos solo nos limita y detiene nuestro progreso. Nuestro miedo del fracaso personal nos paraliza y no nos deja intentar cosas nuevas. Me sentí entera, completa y mucho más viva, como nunca antes me había sentido. Misiones que tienen que terminarse en la tierra. La experiencia cercana a la muerte que Dallas tuvo al dispararse un tiro en el corazón en un intento de suicidio, nos da mucha luz e información acerca de las misiones que las personas tienen que cumplir durante su estado mortal. Su intento de suicidio fue en 1979, seis años después de haberse roto su matrimonio que había durado 10 años. Entonces tenía 40 años de edad, no gozaba de buena salud y tenía 11 años de pertenecer a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Así lo narra: El Señor me llamó por mi nombre y me dijo que había cometido una imprudencia, que todavía no era mi tiempo de estar allí. Me dijo que había mucho trabajo en la tierra que yo tenía que hacer para ayudarle. Había ciertas cosas que tenía que lograr con mi familia antes de permitírseme regresar con el Señor. Si hacía lo que se me pedía, mi vida sería maravillosa—no maravillosa en cuanto a las cosas terrenales, sino grande en el sentido espiritual y que sería recompensado grandemente de! otro lado del velo .. . Claramente me dijo que yo no decidía [quedarme o regresarme a la tierra]; había cierto trabajo que tenía que terminar, así que debería regresar. He olvidado ciertas cosas de las que me dijo, pero si recuerdo que me dijo que tenía que hacer cosas con ¡a Iglesia y con mi familia. . . . Le pregunté acerca de la Iglesia, realmente no sé porque le hice esa pregunta, pero su respuesta fue: "Estás donde necesitas estar para lo que tienes que hacer. Estas en el lugar correcto" . . . Entonces yo no era un miembro activo de la Iglesia y no entendí algunas de las cosas que vi. Cuando terminamos de hablar, el Señor levantó su brazo derecho en forma de escuadra y me mandó regresar a mi cuerpo. Dallas permaneció sin atención alguna en su hogar durante 27 horas después de su intento de suicidio; luego el Señor intervino: Veintisiete horas después de que me había disparado, me desperté y vi que la habitación se iluminaba. No pude ver a nadie, pero sí sentí una presencia y escuché una voz y me dijo que volviera a conectar el teléfono y llamara a mi vecino. La voz me instaba en forma urgente que arreglara el teléfono, pero yo me sentía tan débil que 23 bibliotecasud.blogspot.com
  24. 24. apenas podía moverme. La voz dijo: "Te dije que no morirías. Hay mucho trabajo por hacer. " Y bastante débil dije: "Pero Señor, he perdido tanta sangre que no puede levantarme sin desmayarme." Y la voz me dijo: "Ahora puedes, te mando que lo hagas. " Inmediatamente pude levantarme, volver a conectar el teléfono y llamar a mi vecino. Años más tarde, después de su recuperación al estar siendo entrevistado en cuanto a su experiencia cercana a la muerte, Dallas hizo este comentario acerca de la misión que tenía que cumplir: Mi experiencia me ayudó a comprender que los logros importantes en esta vida no se relacionan con cosas materiales, sino cómo ayudamos a los demás, de cómo interactuamos con la familia y con los amigos y del amor que damos a los demás . . . Fijen sus metas en el servicio a otros. No hay necesidad de adorar al dinero pues no te lo vas a llevar al otro mundo. También compartió con nosotros una parte de su bendición patriarcal la cual recibió en 1982: Tienes una gran misión por cumplir. Tendrás una larga vida más allá de cualquier tiempo razonable, para que puedas cumplir la misión por la que fuiste retenido en la tierra. . . . Tu vida no podrá ser quitada hasta que hayas cumplido tu misión y luego morirás rápidamente. Julie tuvo un sueño que le daba información acerca de las personas que regresan del mundo espiritual a la mortalidad: Vino una señora que parecía tener cierto grado de autoridad, puso su brazo alrededor de mí y me explicó que cuando se le deja la vida de alguien es debido a que esa persona todavía tiene una misión que desarrollar en esta vida. Me repitió este mensaje tres veces. Al estar dándome este mensaje pude ver a varios hombres parados detrás de ella que parecían ser Autoridades. Recuerdo que pensé: No puedo olvidar lo que me acaban de decir, es muy importante. Estos hombres están aquí para que yo sepa que esto es importante y que viene de alguien que tiene autoridad. Muchos otros relatos de experiencias cercanas a la muerte nos dan luz acerca de las misiones de otras personas que han sido regresados a la derrapara poder cumplirlas. Por ejemplo, una de las razones por las que las personas que han muerto regresan a la tierra es la responsabilidad de criar a sus hijos, eso se ha mencionado como una razón específica. Tienes que regresar. . . . Tienes hijos que criar . . . tienes algo que hacer. Tu vida no se ha terminado todavía. No puedes estar aquí, todavía no. Me dijo que tenía que regresa a la tierra y reunir a mi familia nuevamente. Me dijo que yo sabría mi misión conforme el tiempo pasara. También me dijo otras cosas que no puedo repetir. Este personaje resplandeciente que había sido la luz ai final del túnel me dijo que tenía que regresar. Que nadie más podía criar a mis pequeñas hijas. También me dijo que mi vida sería difícil, pero que El estaría conmigo. Otro aspecto importante es que el individuo es regresado a la tierra para buscar la iglesia del Señor y para aprender y aceptar el evangelio mientras está en la vida terrenal. Mientras estaba en el mundo espiritual se le dio la instrucción a una persona de "buscar la verdad" en la tierra a fin de que pudiera gozar experiencias mayores del otro lado del velo al regresar, al final de su vida, al mundo espiritual: "Mira," me dijo, "esto es lo que obtienes si permaneces aquí, pero hay mundos mucho mejores que éstos, y si permaneces aquí ahora, tal vez no puedas experimentar esos otros mundos porque todavía no has encontrado la verdad. Pero si decides regresar a tu cuerpo encontrarás la verdad. Va a ser una larga lucha, no la encontrarás inmediatamente y esto te desalentará. La otra cosa que te sucederá es que debido a que has tenido esta experiencia, vas a sufrir más durante tu vida que la mayoría de las personas. 24 bibliotecasud.blogspot.com
  25. 25. Pero lo más importante que debemos reconocer es que cada una de las personas que ha sido enviada a la tierra tiene una clase de misión y asignatura que cumplir aquí. Recuerden el aprendizaje de Elizabeth Vorwaller que "Cuando regresé a mi cuerpo, supe que todo tenía un lugar, un propósito y que había una razón para cada una de las cosas (pág. 33); Cynthia Prueitt testificó que el Señor: "medijoque había ciertas cosas en esta vida que tenía que hacer. Empezó a decirme cuáles erany como lograrlas " (pág.41); El Señor instruyó a Debbie a "Permanecer enfocada—permanece concentrada, " (pág. 43); cuando el Señor le preguntó Elizabeth Marie que "ayudase a otras personas a regresar a Él. " (pág. 49); y cuando a Larry Tooley le fue dicho que la "tierra era un lugar para que experimentásemos y aprendiésemos. Cometeríamos errores, pero aprenderíamos de los mismos" (pág. 55). Y una última cosa en el tema de cumplir nuestra misión y de pasar las pruebas en la vida terrenal, la encontramos en lo que una hermana escribió acerca de una experiencia cercana a la muerte que había tenido como consecuencia de un accidente automovilístico: Una noche al estar orando y agradeciendo a mi Padre Celestial por todas las bendiciones que me había dado y por todos los milagros que había tenido en mi vida, una voz suave me dijo: "No importa cuales sean tus pruebas y tribulaciones aquí en la tierra, lo importante es cómo los aceptas. Esta es la prueba verdadera." El proceso de volver a ingresar en el cuerpo mortal. Muchas de las personas que han tenido experiencias cercanas a la muerte han descrito el proceso de cómo sus espíritus vuelven a ingresar a sus cuerpos mortales. Kathleen Pratt Martínez, por ejemplo, escribió que "Vi este rayo de luz, y me fui por ese rayo de luz casi instantáneamente, mi espíritu pareció que ingresó a mi cuerpo por mi frente." Y Cynthia Prueitt dijo: "Recuerdo regresando a mi cuerpo a través de mi cabeza." Derald Evans también escribió haber ingresado a su cuerpo mortal por la cabeza, pero que batalló al principio: Sabía que tenía que regresar a mi cuerpo así que traté de hacerlo, me percaté de que tenía que hacerlo por la cabeza. Era un sentimiento extraño—como si tratara de entrar a un zapato que me queda apretado, tratando de que me calzara. Batailé un poco para entrar y de repente, pum ... ya estaba . . . entré de la cabeza hacia abajo, lo que si puedo recordar que me fue difícil este proceso. Batallé y batallé para poder ingresar a mi cuerpo, pero una vez que comencé, ya todo fue muy rápido . . . [Cuando] ya estaba en mi cuerpo recostado en la cama... pude ver mi corazón palpitando en mi pecho, yo sudaba, tenía miedo de respirar y pensé: No me voy a mover porque si me muevo, me vuelvo a morir. Debbie sintió una gran diferencia entre lo liviano de su cuerpo espiritual y lo pesado de su estuche mortal: Estaba en mi cuerpo. Sabía que Cristo me llevaba en sus brazos. Sin embargo no sentía ese peso que normalmente sentía en mi cuerpo terrenal. Me sentía ligera y también sentí como si tuviera luz alrededor. Cuando Cristo me colocó nuevamente en mi cuerpo, pareciera ser que esta luz, este algo transparente estaba ingresando a un cuerpo pesado. . . . Cuando me puso nuevamente en mi cuerpo, sentí que no podía moverme en esa cosa pesada. Pauline dijo que había observado que"su mente mortal era más "lenta" que la agilidad que había experimentado cuando era solo un cuerpo espiritual. Para poder volver a su cuerpo primeramente se acostó: "Estaba parada y me acosté en él; después ya pude co menzar a abrir mis ojos. Mi mente era lenta, mucho más lenta de cuando estuve fuera de mi cuerpo." El espíritu de DeLynn no había terminado de salir de su cuerpo, y pudo reingresar acostándose: Preguntándome qué estaba sucediendo, voitee mi cabeza y vi mi cuerpo acostado en la cama. Mi verdadero yo, mi espíritu, había salido parcialmente de mi cuerpo. Estaba sentado afuera de mi cuerpo de la cintura hacia arriba. 25 bibliotecasud.blogspot.com
  26. 26. Pensando dije: Allí voy nuevamente y me preguntaba que haría. Hice una pequeña oración en la que dije: Señor no quiero salir, y me vino este pensamiento: Bueno, entonces recuéstate hacia atrás sobre tu cuerpo. Así lo hice—no sentí la transición—fue como si me acabara de despertar. Como muchas otras personas, Norma no tuvo el control voluntario para volver a ingresar a su cuerpo. Ella sintió como si hubiera sido absorbida hacia dentro de su cuerpo: Y luego había algo detrás de mí, como una luz detrás de mi cabeza. Iba a voltearme hacia la luz, pero antes de hacerlo, sentí un vacío, me agarró y me estiró nuevamente hacia mi cuerpo. Yo quería permanecer donde estaba, pero sentía que no debía estar allá. Y sentí cómo me absorbió nuevamente. Como casi la mayoría de los relatos acerca del re ingreso a su cuerpo, DeLynn reportó que no tuvo dolor alguno al volver a entrar en su cuerpo, pero que una vez que estaba en su estuche mortal, sí sintió el dolor intenso a causa de la operación a que había sido sometido. Dijo: "No sentí ningún dolor ai regresar a mi cuerpo. No sentí ese proceso; solo me desperté e instantáneamente sentí un fuerte dolor debido a mi operación." RESUMEN. 1. Las encuestas de Gallup de 1981 muestran que aprox. 15% de todos los Estadounidenses (entonces cerca de 23 millones) han tenido experiencias cercanas a la muerte. De ese grupo, el 5% vio luces cegadoras, el 3 % tuvieron la experiencia del túnel. Presumiblemente, estas cifras pueden proyectarse a nivel mundial y hacia el futuro. 2. Nueve componentes de experiencias cercanas a la muerte han sido aceptados ampliamente, como características que lo identifican: A. una sensación de estar muerto, B. una sensación de paz y ningún dolor, C. la sensación de estar fuera del cuerpo, D. la experiencia del túnel, E. el ver seres de luz, F. un ser específico de luz les da la bienvenida, G. una retrospectiva de sus vidas, H. no querer regresar, y I. una transformación de personalidad. 3. Se han identificado dos maneras de ingresar al mundo espiritual: A . las personas que ingresan al mundo espiritual son asimiladas allá, y permanecen, y B. las personas que experimentan una experiencia cercana a la muerte durante las que tienen una entrevista o una retrospectiva de sus vidas para luego ser regresadas al mundo terrenal a fin de completar la misión que les han asignado. 4. Se han postulado seis teorías del porqué existen estas maneras diferentes de ingresar al mundo espiritual. 5. Es relativamente fácil, sin dolor y es una experiencia completamente involuntaria cuando el espíritu deja al cuerpo. Los seres espirituales se dan perfecta cuanta de lo que sienten y en dónde están. 6. Los espíritus dejan sus cuerpos y permanecen cerca de ellos observando eventos mortales antes de ingresar completamente al mundo espiritual. Durante un breve intervalo, muchos seres espirituales pueden ver tanto el reino espiritual y el físico, al estar haciendo la transición. 7. Algunos han llegado a la conclusión de que el cuerpo mortal no es el estado natural y que el estado espiritual es el "verdadero" estado natural y verdadero. 26 bibliotecasud.blogspot.com

×