INSTITUTO BUENOS AIRES
J Carlos Febres.
José Smith fue preordenado para establecer
la obra de Dios en los últimos días
 José Smith estuvo miles de años en el mun...
La dispensación del cumplimiento de los tiempos
 En la primavera de 1834, Wilford Woodruff asistió a una reunión del
sace...
José y Wilford
 vi al Profeta otra vez y tuve el privilegio
de hacerle una pregunta.
 “Le dije: ‘Quisiera saber por qué ...
El poder y la autoridad del Santo Sacerdocio
 El Santo Sacerdocio es la vía por la cual Dios se
comunica con el hombre y ...
El poder del Sacerdocio.
 ¡Qué gran responsabilidad
es la de poseer este
sacerdocio
celestial, imperecedero y
eterno! Y s...
El Espíritu Santo y la revelación personal
 Según nuestra fidelidad, podemos recibir
la compañía del Espíritu Santo para
...
 ¿Cuál es el testimonio más grande que un
hombre o una mujer puede tener con respecto
a que ésta es la obra de Dios? Les ...
La enseñanza y el aprendizaje
por medio del Espíritu
 Yo no soy capaz, ni ninguna
persona lo es, de enseñar a los
hijos d...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Wilford woodruff

122

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
122
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Wilford woodruff

  1. 1. INSTITUTO BUENOS AIRES J Carlos Febres.
  2. 2. José Smith fue preordenado para establecer la obra de Dios en los últimos días  José Smith estuvo miles de años en el mundo de los espíritus, reservado para nacer en la carne en el momento preciso, y para ser inspirado por Dios, visitado por Él, y habilitado y preparado para la misión que se pondría en sus manos10  José Smith fue nombrado por el Señor antes de nacer, así como lo fue Jeremías. El Señor le dijo a éste: “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones” [Jeremías 1:5]. Y se le mandó amonestar a los habitantes de Jerusalén sobre su iniquidad. A él le pareció una ardua tarea, pero al fin hizo lo que se le había mandado. Por eso digo con respecto a José Smith que él recibió su nombramiento antes de la fundación del mundo, y que vino en el momento señalado por el Señor para establecer esta obra en la tierra.  Él escuchó atentamente las palabras de Jesucristo  y continuó haciéndolo hasta que lo mataron, como al Salvador1
  3. 3. La dispensación del cumplimiento de los tiempos  En la primavera de 1834, Wilford Woodruff asistió a una reunión del sacerdocio en Kirtland, Ohio. En esa reunión comenzó a comprender el destino de la Iglesia en esta dispensación. Más adelante comentó: “El Profeta llamó a todos los que poseían el sacerdocio para que se reunieran en una pequeña cabaña que servía de escuela. Era una casa muy pequeña de unos 4,2 metros cuadrados, pero ahí estaba todo el sacerdocio de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días… Ésa fue la primera vez que vi a Oliver Cowdery lo oí hablar; y también la primera vez que vi a Brigham Young, a Heber C. Kimball, a los dos hermanos Pratt [Orson y Parley], a Orson Hyde y a muchos otros. No había Apóstoles de la Iglesia en ese tiempo, excepto José Smith y Oliver Cowdery.  Cuando nos reunimos feta pidió a los elderes de Israel que se encontraban con él que dieran testimonio de esta obra. Todos los que nombré hablaron, y muchos otros que no he nombrado dieron también su testimonio. Cuando concluyeron, el Profeta dijo: ‘Hermanos, he sido grandemente elevado e instruido con sus testimonios esta noche, pero quiero decirles ante el Señor que, concerniente al destino de esta Iglesia y este reino, ustedes no saben más de lo que sabe un bebé en brazos de su madre. No lo comprenden’. Me quedé un tanto sorprendido. Luego dijo: ‘Esta noche sólo ven aquí a un puñado de hombres con el sacerdocio, pero esta Iglesia se extenderá por América del Norte y del Sur, cubrirá todo el mundo’
  4. 4. José y Wilford  vi al Profeta otra vez y tuve el privilegio de hacerle una pregunta.  “Le dije: ‘Quisiera saber por qué anda usted de prisa. Yo he andado apresurado toda mi vida y esperaba que los apremios acabaran cuando llegase al reino del cielo, si es que llego’.  “José me dijo: ‘Se lo diré, hermano Woodruff. Toda dispensación que ha tenido el sacerdocio en la tierra y que ha ido al reino celestial ha tenido ciertas labores que realizar a fin de prepararse para ir a la tierra con el Salvador cuando Él vaya a reinar en ella. Cada dispensación ha tenido abundante tiempo para realizar esa obra, pero nosotros no. Somos la última dispensación y es tanto el trabajo que queda por hacer que tenemos que apresurarnos para realizarlo’
  5. 5. El poder y la autoridad del Santo Sacerdocio  El Santo Sacerdocio es la vía por la cual Dios se comunica con el hombre y trata con él en la tierra; y los mensajeros celestiales que han visitado la tierra para ponerse en contacto con el hombre han sido hombres que, en la carne poseyeron y honraron el sacerdocio. Todo lo que Dios ha hecho que se lleve a cabo para la salvación del género humano, desde la llegada del hombre a la tierra hasta la redención del mundo, ha sido y será en virtud del sacerdocio sempiterno.  El Señor nunca ha tenido en la faz de la tierra una Iglesia, desde la primera que fue organizada hasta la actualidad, que no se haya organizado por revelación, con profetas y apóstoles, pastores, maestros, ayudantes y administradores investidos con el Santo Sacerdocio, con ese poder delegado por Dios al hombre que autoriza a éste a obrar en nombre de Dios; y desde el principio del mundo, sin ese sacerdocio ningún hombre tiene derecho alguno de ministrar en ninguna de las ordenanzas de Su santa casa ni tampoco tiene derecho nadie a ese sacerdocio
  6. 6. El poder del Sacerdocio.  ¡Qué gran responsabilidad es la de poseer este sacerdocio celestial, imperecedero y eterno! Y sin duda tendremos que dar cuenta de ello. Los apóstoles, los setenta, los sumos sacerdotes, los élderes y todo hombre que posea cualquier parte de este sacerdocio que se nos ha concedido serán responsables de él.
  7. 7. El Espíritu Santo y la revelación personal  Según nuestra fidelidad, podemos recibir la compañía del Espíritu Santo para iluminarnos y guiarnos hacia la vida eterna.  contó el presidente Woodruff, “le pregunté al presidente Young si quería predicar, a lo que él me contestó: ‘No, ya he dado mi testimonio en la carne y no hablaré más a este pueblo. Pero’, agregó, ‘he venido a verte; he venido para velar por ti y para ver lo que hace la gente’. Entonces siguió diciendo: ‘Quiero que enseñes al pueblo, y que tú mismo sigas este consejo: todos tienen que luchar y vivir de tal forma que puedan obtener el Espíritu Santo, porque sin esa guía no podrán edificar el reino; sin el Espíritu de Dios corren el peligro de caminar en la oscuridad, corren el peligro de fracasar en su llamamiento como apóstoles y como élderes de la Iglesia y reino de Dios
  8. 8.  ¿Cuál es el testimonio más grande que un hombre o una mujer puede tener con respecto a que ésta es la obra de Dios? Les diré cuál es el testimonio más grande que yo haya podido tener en mi vida, el más seguro: es el testimonio del Espíritu Santo, el testimonio del Padre y del Hijo  Es posible que nuestros ojos y oídos se engañen con la astucia y las maquinaciones del hombre; pero el Espíritu Santo jamás engaña a nadie. Las Escrituras nos dicen que en el hombre hay un espíritu y que la inspiración del Omnipotente le da entendimiento [véase Job 32:8]. Basados en ese principio es que llegamos a conocer la El don del Espíritu Santo puede darse “a todo hombre y a toda mujer fieles, y a cada niño que tenga la edad apropiada para recibir el Evangelio de Cristo”.
  9. 9. La enseñanza y el aprendizaje por medio del Espíritu  Yo no soy capaz, ni ninguna persona lo es, de enseñar a los hijos de los hombres y elevarlos en el Evangelio de Jesucristo sin el Santo Espíritu, sin la revelación, sin la inspiración del Dios Todopoderoso. Por lo tanto, quiero contar con la fe de los Santos de los Últimos Días y también con sus oraciones. Necesito que me ayude el Espíritu de Dios, como lo necesita toda persona que trate de enseñar al pueblo las cosas del reino de los cielos
  1. A particular slide catching your eye?

    Clipping is a handy way to collect important slides you want to go back to later.

×