Your SlideShare is downloading. ×
Protocolo de adhesión de méxico al gatt
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Protocolo de adhesión de méxico al gatt

450
views

Published on


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
450
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. PROTOCOLO DE ADHESIÓN DE MÉXICO AL GATT
  • 2. El 25 de julio culminó el proceso de negociación para que México se hiciera miembro del GATT, al firmarse en Ginebra, Suiza, el protocolo en el que México aceptaba formalmente adherirse al GATT, en los términos generales y particulares previamente acordados.
  • 3. Según el protocolo, México formaría parte del GATT con diversos derechos y obligaciones a partir del 24 de agosto de 1986. Luego de examinar el documento, el Senado de la República ratificó, el 11 de septiembre, el protocolo suscrito por el gobierno federal.
  • 4. La inscripción de México en el GATT fue el resultado de un largo proceso de negociación en el que, durante aproximadamente ocho meses, los representantes del gobierno mexicano y del organismo internacional expusieron y debatieron sus puntos de vista acerca de los límites de las obligaciones y derechos que nuestro país adquiriría como país miembro.
  • 5. El proceso se inició el 22 de noviembre de 1985, luego de que el presidente De la Madrid diera instrucciones precisas al titular de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial (Secofi), para que esta dependencia condujera las negociaciones necesarias para conseguir la incorporación de México al GATT.
  • 6. El subsecretario de Comercio Exterior, Luis Bravo Aguilera, presentó dos días después una solicitud formal de ingreso ante el Director General del GATT, misma que fue atendida en la siguiente junta de su Consejo de Representantes, celebrada en febrero de 1986. En dicha reunión, se acordó constituir un Grupo de Trabajo, en el cual podrían participar todos los países miembros interesados, para analizar el asunto y hacer recomendaciones al
  • 7. Todos los países miembros fueron convocados en esa ocasión a formular al Grupo de Trabajo, dentro del plazo máximo de un mes, las preguntas que desearan plantear a las autoridades mexicanas respecto a su régimen de comercio exterior, de tal forma que el grupo pudiera conocer y tomar en cuenta las preocupaciones de todos y cada uno de los países integrantes del GATT durante las negociaciones.
  • 8. Los representantes de México habían enviado el 4 de febrero al organismo internacional un documento titulado Memorándum sobre el Régimen de Comercio Exterior, en el cual se describía la política comercial que el país venía siguiendo en los últimos años, es decir, las líneas generales sobre la regulación de las importaciones y exportaciones, las reglamentaciones aduaneras, los sistemas de apoyo y control del comercio, etcétera.
  • 9. Además, para dar un panorama total de la economía mexicana y sus relaciones comerciales con el exterior, se puso a disposición del Grupo de Trabajo una serie de documentos, leyes y programas, entre los que figuraban el Plan Nacional de Desarrollo 1983-1988 (PND) y el Programa Nacional de Fomento Industrial y Comercio Exterior 1984-1988 (Pronafice).
  • 10. El 14 de abril se completó la documentación requerida, al entregarse las respuestas a 98 preguntas específicas que los distintos países miembros del GATT habían formulado previamente al Grupo de Trabajo, con lo cual éste pudo iniciar el análisis de la solicitud mexicana de ingreso al GATT.
  • 11. En estos documentos se detallaba toda la información recabada en torno al comercio exterior mexicano y, específicamente, se presentaba la lista de productos que México concesionaría a los países miembros del GATT, es decir, las mercancías a las que México daría tratamiento arancelario especial como aportación de ingreso al acuerdo comercial internacional.
  • 12. México adquirió como miembro del GATT una serie de derechos y obligaciones, delimitados durante del proceso de negociación y estipulados en el protocolo finalmente suscrito. Los derechos fueron de dos tipos: unos ordinarios, que se comparten por igual con los demás miembros, y otros con carácter especial, obtenidos como prerrogativas para nuestro país en el proceso de negociación.
  • 13. Entre la serie de derechos ordinarios adquiridos, México logró las ventajas siguientes: primero, la seguridad de la entrada de los productos mexicanos a los mercados de los demás países miembros, pues los aranceles que esas naciones apliquen a los productos provenientes de México permanecerán fijos y no serán alterados arbitrariamente, creando así un entorno más estable y menos incierto para los exportadores mexicanos;
  • 14. segundo, el beneficio inmediato, para las exportaciones mexicanas, de las concesiones en las tarifas que otorgan estos países a los demás miembros, con lo cual los productos mexicanos podrán tener mayor penetración en esos mercados; tercero, el acceso al foro más importante del comercio mundial, para consultas, negociación y solución de los conflictos que puedan surgir en el intercambio comercial multilateral, lo que permitirá a México defender mejor sus mercados y productos internacionalmente;
  • 15. y, por último, el derecho a participar como país miembro en las reuniones normativas del GATT, la siguiente de las cuales tendría lugar en septiembre de 1986 en Punta del Este, Uruguay, con lo que México fortalece su poder de negociación multilateral en los asuntos de comercio internacional.
  • 16. Además, nuestro país obtuvo en las negociaciones de adhesión varias prerrogativas de gran importancia, entre las que destacan: primero, la incorporación con carácter de "nación en desarrollo", por la que se recibe un trato preferencial y se limitan los compromisos adquiridos, por ejemplo, permitiéndose mantener medidas proteccionistas durante períodos de tres a 15 años y obteniendo, asimismo, algunas ventajas arancelarias que no se está obligado a corresponder; segundo, la exclusión de los energéticos de la lista de productos sujetos a negociación, preservando así el manejo soberano de la nación sobre estos recursos y, tercero, la consideración del sector agrícola como elemento
  • 17. Las condiciones generales de la adhesión también representaron otras ventajas para México, entre las que sobresalen las siguientes: el país puede restringir sus importaciones si así lo desea, apelando a una cláusula de salvaguarda, en caso de surgir serios problemas de balanza de pagos; temporalmente se permite, además, mantener el sistema de tipo de cambio dual; por último, las industrias mexicanas quedan protegidas contra prácticas de competencia desleal de otros países, teniendo el derecho de aplicar una legislación antidumping, es decir, una ley contra la "inundación" del mercado mexicano por un producto extranjero que se vendiera a un precio por debajo de su propio
  • 18. Como contrapartida de estos derechos, México asumió, en reciprocidad, varios compromisos en materia de comercio exterior. Principalmente, nuestro país otorgó a las otras 91 naciones pertenecientes al GATT un listado de concesiones específicas, que permiten la importación a México de gran variedad de productos clasificados en 373 fracciones arancelarias. Esencialmente, dichas concesiones consistieron en la eliminación de barreras para la importación de las mercancías correspondientes, como son los requerimientos de permisos previos para importación, y la reducción de
  • 19. Sin embargo, es muy importante señalar que estas concesiones no fueron indiscriminadas ni automáticas, sino que, por el contrario, especificaron con gran detalle los plazos en que se llevarían a efecto y los niveles arancelarios que se conservarían para cada fracción en particular. Esto se hizo con el propósito de que la liberalización de las importaciones sea selectiva y racional, de manera que la protección de las ramas industriales mexicanas vaya disminuyendo gradualmente en el tiempo, para dar oportunidad a los productores mexicanos de fortalecerse ante la nueva competencia y defender los puestos de
  • 20. Otro compromiso adquirido con el GATT fue establecer un nivel arancelario consolidado de 50% como máximo para todas las importaciones, excluyendo las 373 fracciones en las que se hicieron concesiones específicas inferiores a dicha tasa. Sin embargo, México había venido aplicando un nivel arancelario consolidado menor que el 50% y el gobierno del presidente De la Madrid había fijado desde antes, como parte de su política de apertura de la economía al comercio exterior, una meta para el 31 de octubre de 1988, de llegar a un arancel consolidado del 30%.
  • 21. Complementariamente, en el Protocolo de Adhesión se mantuvo la autorización de proteger hasta por ocho años, con una sobretasa no mayor que la mitad del arancel definitivo correspondiente, a determinadas industrias prioritarias, como la farmacéutica y la automovilística. Al finalizar dicho plazo, las tarifas impositivas no deberían exceder del nivel fijado como base.
  • 22. Además de los derechos y compromisos mencionados anteriormente, México señaló en el Protocolo de Adhesión su decidido propósito de firmar en el futuro cinco de los códigos de conducta particulares del GATT, que favorecen de distintas formas a los países que voluntariamente los suscriben. Estos códigos son: el de licencias, el de valoración aduanal, el antidumping, el de normas, y el de subvenciones e impuestos compensatorios.
  • 23. Ya como miembro del GATT, México participó en la reunión sostenida por todos los países contratantes en Punta del Este, Uruguay, del 15 al 20 de septiembre. El propósito de esa junta era definir la agenda de puntos que se considerarían en la siguiente ronda de negociaciones entre esos países, que se desarrollaría en los siguientes cuatro años, y de la cual saldrían los nuevos lineamientos que normarían la mayor parte del comercio mundial para muchos años en el futuro.
  • 24. ARANCEL DE FAVORECIDA LA NACIÓN MÁS Consolidación de Aranceles en la Tarifa del Impuesto General de importación. 1. El impuesto general o tasa ad valorem que grava las fracciones arancelarias comprendidas en la Tarifa del Impuesto General de Importación se consolida a la tasa uniforme de 50 por ciento.
  • 25. 2. El Gobierno de México se reserva la facultad de aplicar, en casos excepcionales una sobretasa sobre el arancel mencionado de 50 por ciento, hasta por un monto equivalente a la mitad del impuesto general que corresponda. Los montos de dichas sobretasas se reducirán paulatinamente, y después del 31 de diciembre de 1994, no se impondrán de manera que aunada al arancel base, implique un gravamen total mayor a 50 por ciento. 3. Lo anterior se entiende sin perjuicio de las consolidaciones específicas que se detallan en el propio protocolo.
  • 26. PROTOCOLO DE ADHESIÓN DE MÉXICO AL GATT