Balistica
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Balistica

on

  • 2,240 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,240
Views on SlideShare
2,240
Embed Views
0

Actions

Likes
2
Downloads
61
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Balistica Balistica Document Transcript

  • 1 CCOONNCCEEPPTTOO DDEE BBAALLÍÍSSTTIICCAA Etimológicamente la palabra balística deriva del latín "ballistam", y a su vez del griego "ballo", significando: lanzar, arrojar. Podemos definir la balística como: “la rama de la ciencia que estudia el movimiento de los proyectiles en general”. Estudia los fenómenos que ocurren en el interior de las armas de fuego para que el proyectil sea lanzado al espacio, lo acaecido durante su desplazamiento por éste y los efectos que produce sobre el blanco final. BBAALLÍÍSSTTIICCAA FFOORREENNSSEE Es la Balística aplicada a la Criminalística. Clásicamente, se ha venido considerando la Balística Forense como una rama de la Ciencia Balística, basada en las relaciones de identidad existentes entre las lesiones en balas y vainas impresas por el arma utilizada para el disparo y las piezas de dicha arma que han producido estas lesiones. Sin embargo, para los expertos en Balística Forense, esta no es una rama especial de la Ciencia Balística, sino la propia Ciencia Balística, una acepción especial que pretende resolver toda la problemática que plantea la investigación policial de los hechos delictivos en los que han intervenido armas de fuego. En la Ciencia Balística clásica, el problema era el saber qué arma y qué munición era necesario emplear para que, al efectuar un disparo desde una determinada distancia y ángulo de tiro, se lograran unos efectos en un blanco predeterminado. La Balística Forense, en cambio, actúa en sentido inverso. A la vista de los efectos producidos en un blanco concreto, debe de determinar el tipo de arma y la munición utilizadas, el ángulo de tiro y la distancia desde la que se efectuó el disparo, así como si la vaina y la bala recogidas, han sido percutida y disparada, respectivamente, por un arma determinada. La Balística Forense, estudia tanto las armas de fuego, como todos los elementos que contribuyen a producir el disparo, y los efectos que produce éste dentro del arma, durante la trayectoria del proyectil y en el blanco final.
  • 2 En definitiva, la Balística Forense ha de resolver, dos cuestiones fundamentales: A. La identificación de la causa: determinación del arma, cartucho, proyectil, etc., utilizados. B. La reconstrucción de los hechos: determinación del ángulo de tiro, origen del disparo, situación de la víctima, trayectoria, etc. PPAARRTTEESS DDEE LLAA BBAALLÍÍSSTTIICCAA FFOORREENNSSEE:: La Balística Forense tiene cuatro ramas principales: • Balística Interior • Balística Exterior • Balística de Efectos • Balística Identificativa. BALÍSTICA INTERIOR: Estudia lo que ocurre en el interior del arma, desde que el fulminante es iniciado por medio de la percusión, lo que provoca la combustión de la pólvora cuyos gases producen la presión necesaria para impulsar al proyectil a través del ánima del cañón, hasta abandonar la boca de fuego. (ignición del fulminante, deflagración de la pólvora, producción de gases y movimiento del proyectil) BALÍSTICA EXTERIOR: Estudia el movimiento del proyectil, desde que abandona la boca de fuego del arma hasta que incide en el blanco, o lo que es lo mismo, el movimiento del proyectil durante su recorrido por el aire. (fuerza propulsora de los gases, resistencia del aire, atracción de la gravedad, trayectoria del proyectil). Si sobre el proyectil actuara solamente la fuerza de proyección, su movimiento sería rectilíneo y uniforme, siguiendo la dirección del eje del arma hasta el infinito a una velocidad constante. Si solo actuara la gravedad, ésta le iría separando de la línea de proyección con un movimiento constante que daría a la trayectoria una forma de parábola regular. En la realidad, el aire es el principal modificador de la trayectoria. La resistencia que ofrece está determinada por numerosas variables (densidad, humedad, temperatura, viento, etc.). Todo ello se ha estudiado para aplicarlo militarmente y en los disparos de alta precisión. En las armas cortas y largas de medio alcance, estas variables son despreciables. A efectos balísticos, consideraremos tres velocidades: • Velocidad inicial: medida en la boca de fuego. • Velocidad remanente: medida en cualquier punto de su recorrido. • Velocidad residual: medida inmediatamente después de que el proyectil atraviese un cuerpo.
  • 3 BALÍSTICA DE EFECTOS: Estudia el comportamiento del proyectil desde que incide en el blanco hasta que se detiene, es decir, la precisión, la detención o poder de parada, la perforación o penetración. Son características técnicas del tipo de bala que monta la distinta cartuchería, y que dará lugar a distintos tipos de cartuchos (ordinarios, perforantes, deformantes, deportivos, trazadores, etc.) y a un proceso de fabricación mas o menos minucioso; Tiene una subrama médico-legal que se denomina Balística de las Heridas, aunque para algunos especialistas, ésta es la Balística de Efectos en órgano vivo. BALÍSTICA IDENTIFICATIVA: Parte de la Balística Forense que se ocupa de establecer una relación de identidad entre las marcas y lesiones aparecidas en los elementos no combustibles del cartucho (bala, vaina y cápsula iniciadora) y la parte del arma que ha ocasionado dichas lesiones, fundamentalmente campos y estrías en el cañón, y bloque de cierre, percutor, extractor y expulsor en su caso. Lo que permite realizar comparaciones entre elementos disparados o percutidos por un arma de fuego, para relacionarlos entre sí. EESSTTUUDDIIOOSS YY TTRRAABBAAJJOOSS RREEAALLIIZZAADDOOSS EENN BBAALLÍÍSSTTIICCAA FFOORREENNSSEE:: Se pueden agrupar en tres niveles: 1. EN EL LUGAR DEL HECHO: • La Inspección Ocular Técnico Policial, en orden a comprobar la realidad de los hechos, determinar el límite del escenario, las circunstancias y dinámica de producción de los hechos, localización y recogida de indicios y la realización de un croquis si es necesario. • Exploración de superficies y objetos difíciles de transportar, para determinar posibles impactos intermedios o finales de proyectiles, numero de disparos y distancia a la que se produjeron, etc. • Montaje “in situ” de la situación y dinámica de los autores, a presencia de la Autoridad Judicial, al objeto de poner de manifiesto como ocurrieron los hechos y constatar las versiones de los testigos. (Reconstrucción Judicial). 2. EN EL LABORATORIO: •••• Examen técnico y pruebas de funcionamiento y disparo de las armas ocupadas, para determinar su procedencia, estado de funcionamiento, posibilidad de que el arma se dispare de forma accidental o fortuita, determinación si ha sido o no disparada con anterioridad, restauración de la numeración de serie borrada, etc. •••• Examen identificativo de armas, para establecer su posible participación en un hecho concreto o en otros de los archivados como anónimos en el laboratorio a la espera de su identificación. •••• Examen técnico de balas, vainas y cartuchería, para poder determinar su procedencia, calibre y características técnicas y si es posible, determinar la marca y modelo del arma que las disparo o percutió.
  • 4 •••• Estudios identificativos de vainas y balas recogidas en el lugar de los hechos con las vainas y balas “testigo”, recogidas con motivo de otros hechos anteriores y que se encuentran archivadas como “anónimas”. •••• Examen de las balas y establecer si presentan anomalías sobre su superficie y si éstas pueden haber originado cambios de trayectoria; determinar si se han ocasionado antes o después de producir lesiones a la víctima. •••• Estudio de las ropas de la víctima, para determinar si ha intervenido algún arma de fuego, número de impactos, calibre al que pueden corresponder, distancia a la que se efectuaron y trayectorias posibles. •••• Confección de planos complementarios que ayuden a explicar los hechos. •••• Confección de los correspondientes Informes Periciales, que serán remitidos a la Autoridad Judicial que entienda de los hechos. 3. ANTE LOS ÓRGANOS JUDICIALES: • Comparecer, cuando sean citados, al objeto de presentar, defender, ratificar y ampliar en su caso, el contenido de los informes periciales emitidos, para establecer su pleno valor probatorio. PPRROOBBLLEEMMÁÁTTIICCAA QQUUEE RREESSUUEELLVVEE LLAA BBAALLÍÍSSTTIICCAA FFOORREENNSSEE EENN LLAA AACCTTUUAALLIIDDAADD:: La Balística Forense en la actualidad, abarca un amplio campo de actividades: Estudio de las armas y cartuchería relacionadas con hechos delictivos. Determinación de trayectorias, número de disparos, rebotes y distancias desde donde se efectúan. Reconstrucciones de hechos. Precisión, poder de penetración y de parada, poder lesivo de un arma y munición determinados. Determinación de si el disparo o disparos han sido efectuados intencionadamente, o de manera fortuita o accidental. En las muertes producidas por disparo con arma de fuego, determinación de si se trata de un suicidio o por el contrario de un homicidio. Identificación del arma/s utilizada/s y de su posible relación con otros hechos delictivos ocurridos con anterioridad. DDEEFFIINNIICCIIOONNEESS DDEE LLAASS AARRMMAASS DDEE FFUUEEGGOO YY DDEE SSUUSS MMUUNNIICCIIOONNEESS El Reglamento de Armas, aprobado por Real Decreto 137/1993 de 29 de enero, modificado parcialmente por el Real Decreto 976/2011, de 8 de Julio, en su Art. 2, define las distintas armas de fuego y sus municiones de la siguiente forma: 12. Arma de fuego corta: El arma de fuego cuyo cañón no exceda de 30 cm o cuya longitud total no exceda de 60 cm. 13. Arma de fuego larga: Cualquier arma de fuego que no sea un arma de fuego corta.
  • 5 5. Arma automática: Arma de fuego que recarga automáticamente después de cada disparo y con la que es posible efectuar varios disparos sucesivos mientras permanezca accionado el disparador. 6. Arma semiautomática: Arma de fuego que después de cada disparo se recarga automáticamente y con la que solo es posible efectuar un disparo al accionar el disparador cada vez. 16. Arma de repetición: Arma de fuego que se recarga después de cada disparo, mediante un mecanismo accionado por el tirador que introduce en el cañón un cartucho colocado previamente en el depósito de municiones. 17. Arma de un solo tiro: Arma de fuego sin depósito de municiones, que se recarga antes de cada disparo mediante la introducción manual de un cartucho en la recámara o en un alojamiento especial a la entrada del cañón. 26. Munición de bala perforante: Munición de uso militar que se utiliza para perforar materiales de blindajes o de protección que normalmente son de núcleo duro o material duro. 27. Munición de bala explosiva: Munición de uso militar con balas que contienen una carga que explota por impacto. 28. Munición de bala incendiaria: Munición de uso militar con balas que contienen una mezcla química que se inflama al contacto con el aire o por impacto. 29. Munición de bala expansiva: Munición con proyectiles de diferente composición, estructura y diseño con el fin de que, al impactar éstos en un blanco similar al tejido carnoso, se deformen expandiéndose y transfiriendo el máximo de energía en estos blancos. CCAARRTTUUCCHHEERRIIAA:: El cartucho es un conjunto rígido de elementos que, introducido en la recámara de un arma de fuego puede materializar en ella unas características balísticas que constituyen la razón de existencia del arma. Elementos del cartucho: - La vaina: Es la portadora de la pólvora, de la cápsula iniciadora y de la bala. Está fabricada del conocido como latón militar; Las partes de una vaina son: Boca, gollete, gola, cuerpo y culote. - La bala: Es el elemento mas activo del cartucho. La bala es la masa, generalmente metálica, formada por uno o varios elementos, que ha de tomar el rayado del arma, con sus consecuentes movimientos de traslación y rotación. Sus partes son: punta, cuerpo y culote. - La pólvora: Es la impulsora termodinámica de la bala. Tan pronto la cápsula la enciende, comienza la combustión, con gran desarrollo de gases y subida de temperatura.
  • 6 - La cápsula: Es el elemento encargado de dar fuego a la pólvora. Consiste en un pequeño recipiente metálico (de latón o de cobre) en el que va alojado el explosivo iniciador bien prensado, aislado del exterior por opérculos, lacas o barnices. La carga del explosivo iniciador queda comprendida entre un yunque en el interior y el fondo de la cápsula en el exterior. BBAALLÍÍSSTTIICCAA IIDDEENNTTIIFFIICCAATTIIVVAA La Balística Identificativa estudia las relaciones de identidad existentes entre las lesiones producidas en la vaina y la bala por el arma utilizada y los elementos o partes de dicha arma que producen esas lesiones. Parte del principio general de que todas las armas imprimen carácter a los elementos no combustibles integrantes del cartucho, ya que una serie de piezas mecánicas y partes del arma actúan sobre la cápsula iniciadora, la vaina y sobre la bala o proyectil. Es esta última, la balística identificativa, la que va a dar solución a la mayor parte de los problemas planteados en la investigación. PPAARRTTEESS OO PPIIEEZZAASS DDEELL AARRMMAA SSUUSSCCEEPPTTIIBBLLEESS DDEE CCAAUUSSAARR LLEESSIIOONNEESS EENN VVAAIINNAASS YY BBAALLAASS.. LAS ARMAS SEMIAUTOMÁTICAS Y AUTOMÁTICAS, pueden causar lesiones las siguientes piezas: • En las vainas: o La aguja percutora. o La culata o plano de cierre. o La uña extractora o extractor. o El tope de expulsión o expulsor. o La pared de la recámara. • En las balas: o El ánima del cañón (campos y estrías ) LOS REVÓLVERES pueden causar lesiones las siguientes piezas: • En las vainas: o La aguja Percutora. o La culata o plano de cierre. o Las recámaras. • En las balas: o El ánima del cañón (campos y estrías )
  • 7 FFUUNNDDAAMMEENNTTOOSS DDEE LLAA BBAALLÍÍSSTTIICCAA IIDDEENNTTIIFFIICCAATTIIVVAA La identificación de un arma se basa en primer lugar en la coincidencia de las lesiones de clase, comunes en principio, a todas las armas de la misma marca y modelo, y fundamentalmente en la correspondencia en forma y ubicación, de las microlesiones específicas o individualizantes. MMAARRCCAASS CCAARRAACCTTEERRÍÍSSTTIICCAASS DDEE CCLLAASSEE:: En relación con la vaina, son la orientación del rayado de la culata o plano de cierre, forma de la lesión de uña extractora o extractor y la del tope de expulsión o expulsor, situación relativa de estas dos lesiones, forma de la ventana del expulsor y de la percusión, indicador de carga. En relación con la bala, número de campos y estrías, giro helicoidal, anchura, profundidad e inclinación de las mismas. Estas lesiones solo permiten determinar, en ocasiones, la marca y modelo del arma utilizada en un hecho delictivo. Hay que tener presente que la determinación de la marca y el modelo de un arma, por las lesiones de clase impresas en ella, siempre será estimativa no determinante, pues algunos casos, distintas empresas fabrican armas de características similares. En otros, los procesos finales de mecanización configuran algunas piezas de forma distinta a las de la misma marca y modelo. También el uso y manipulaciones de la misma, alteran sus características originales, por lo que no se puede sostener una conclusión categórica al respecto. MMAARRCCAASS CCAARRAACCTTEERRÍÍSSTTIICCAASS PPRROOPPIIAASS Las lesiones individualizantes, propias o particulares de cada arma son: las microlesiones producidas en bala y vaina por las huellas de herramienta, causadas en el proceso de mecanización y que el arma posee desde su fabricación o aquellas adquiridas por el uso. El estudio microscópico comparativo de dichas particularidades, puede determinar el arma concreta que las produjo. En la identificación Balística de un arma se debe de valorar la calidad sobre la cantidad. La particularidad o individualidad de las lesiones debe primar sobre la cantidad de semejanzas o correspondencias de escasa individualidad.
  • 8 El especialista, debe de estar convencido y poder demostrarlo mediante la correspondencia y fotografía de microlesiones, específicas y determinantes. Cada una de las partes o piezas de un arma, puede producir microlesiones específicas o individualizantes suficientes para establecer una relación de identidad fiable. No es necesario que todas o varias de las partes o piezas causen lesiones con valor identificativo, es suficiente que al menos una, imprima en la vaina percutida microlesiones que permitan establecer la relación de identidad. EEQQUUIIPPOO FFUUNNDDAAMMEENNTTAALL UUTTIILLIIZZAADDOO:: EEll MMiiccrroossccooppiioo CCrriimmiinnoollóóggiiccoo ddee CCoommppaarraacciióónn.. Es un equipo óptico de gran precisión, que posibilita el estudio comparativo de elementos balísticos, permitiendo establecer con fiabilidad si han sido o no percutidos o disparados con la misma arma de fuego. NNUUEEVVAA TTEECCNNOOLLOOGGÍÍAA EENN LLAA BBÚÚSSQQUUEEDDAA DDEE AANNÓÓNNIIMMAASS.. EEll SSiisstteemmaa iinnffoorrmmááttiiccoo IIBBIISS.. Es un sistema informático de búsqueda automática de la casuística anónima, estableciendo una posible correlación. Captura y procesa las imágenes y las compara con las que tiene procesadas en la base de datos, dando una lista de candidatos posibles, que el experto en Balística determina si es correcta o no dicha relación de identidad.
  • 9 FFRRAACCTTUURRAASS DDEE CCRRIISSTTAALLEESS EE IIMMPPAACCTTOO DDEE PPRROOYYEECCTTIILLEESS IMPACTOS DE BALA: Los orificios producidos por impactos de balas y similares, son más limpios y perfectos que los originados por otros objetos como piedras, martillos, etc. En los disparos realizados a muy corta distancia, los gases producidos pueden causar el estallido del cristal, como si se tratara de un explosivo. En los disparos a corta distancia, se aprecian residuos (restos de humo, pólvora y partículas metálicas) en la cara que recibe el impacto. Si el disparo se realiza desde muy lejos y la bala llega con poca velocidad, producirá los efectos de una pedrada. PERFORACIONES: Son orificios con entrada y salida producidos por balas. Tienen forma de cráter. La boca menor del cráter se corresponde con la entrada del proyectil y la boca mayor con la salida, donde se observa un astillamiento. Las características de la perforación dependerán del espesor del cristal, de la velocidad del proyectil, forma y calibre y de la distancia de disparo. FRACTURAS: En los cristales pueden encontrarse dos tipos de fracturas: RADIALES: Presentan forma de radios, a veces serpenteantes. Se originan en el punto el impacto y son las primeras en producirse. Estas se forman en la cara opuesta a la que recibe el impacto, (el proyectil presiona sobre la cara impactada, curvando el cristal y sometiendo a una mayor tensión la cara opuesta, que se agrieta formando fracturas radiales). CONCÉNTRICAS: Presentan forma circular. Se producen alrededor del punto de impacto, después de las radiales, finalizando al encontrarse con ellas. Se forman por la cara que recibe el impacto (producidas las fracturas radiales, los fragmentos del cristal se curvan por la cara opuesta a la que recibe el impacto, sometiendo ahora a una mayor tensión a la cara impactada, que se agrieta formando las fracturas concéntricas).
  • 10 CONCOIDALES: Cuando el proyectil atraviesa un vidrio plano, sobre la superficie opuesta se forma una fractura concoidal o cónica, similar a un cráter, causada por la gran tensión que se produce en la región inmediata al impacto. TTRRAAYYEECCTTOORRIIAASS El sentido de la dirección de la trayectoria se determinará, en las perforaciones, basándose en la observación de las bocas menor y mayor del cráter, que se corresponden con la entrada y salida del proyectil. En las trayectorias perpendiculares, la distribución del astillamiento de salida y de las fracturas radiales y concéntricas es homogénea en torno al orificio. En las trayectorias oblicuas, se produce un mayor astillamiento y mayor cantidad de fracturas radiales y concéntricas en el lado contrario del que viene el proyectil. Cuanto más oblicua sea la trayectoria, más astillamiento y concentración de fracturas habrá en el lado contrario.
  • 11 OORRDDEENN DDEE SSUUCCEESSIIÓÓNN DDEE VVAARRIIOOSS IIMMPPAACCTTOOSS Se determina por el estudio de las fracturas radiales; Las fracturas radiales del primer impacto se extienden libremente por la lámina del cristal. Las radiales del segundo impacto finalizan al encontrarse con las radiales del primer impacto. Las radiales del tercer impacto finalizan al encontrarse con las radiales del segundo impacto. Y así sucesivamente. FFRRAACCTTUURRAASS PPOORR PPRROOYYEECCTTIILL AA PPOOCCAA VVEELLOOCCIIDDAADD Cuando la velocidad del proyectil es inferior a 50 m/s, como es el caso de las piedras, bolas lanzadas con tirachinas, balas que llegan con poca velocidad,..., puede producir o no perforación. Si esta se produce, el orificio, es circular, uniforme y de contornos regulares. El cráter es de pequeñas dimensiones y presenta alguna fractura radial y escasas fracturas concéntricas. Si por el contrario, no se produce perforación del cristal el proyectil sale despedido en dirección contraria y desprendiendo, en la mayoría de las ocasiones, un casquete semicircular en la cara opuesta a la que recibe el impacto. Este orificio no es uniforme, con un cráter estrellado y pequeño, y presenta alguna fractura radial y ninguna concéntrica. FFRRAACCTTUURRAASS PPOORR GGOOLLPPEE YY FFUUEEGGOO:: Las fracturas por golpe producen un orificio de gran extensión, en forma de estrella invertida (con las puntas hacia dentro). Los fragmentos desprendidos, de grandes dimensiones, aparecen en el lado de la cara posterior esparcidos por el suelo. Las fracturas producidas por fuego, presentan líneas quebradas, distribuidas por el cristal sin un punto común de convergencia. CON PERFORACIÓN SIN PERFORACIÓN
  • 12 Los fragmentos del cristal caen hacia el lado de donde procede el calor. La recogida de los fragmentos de cristales deberá realizarse cuanto antes. Se procurara reconstruir toda la lámina de cristal, teniendo en cuenta que la cara exterior suele estar más sucia y avejentada que la interior. A poder ser, se pegarán los fragmentos sobre un papel, numerando los fragmentos por la misma cara. Se tomaran fotografías antes y después de la reconstrucción. Para su remisión al laboratorio correspondiente, se utilizaran cajas, envolviendo los fragmentos con papel y procurando que queden bien sujetos para evitar el deterioro de los mismos. DDIISSTTAANNCCIIAASS DDEE DDIISSPPAARROO El estudio de los efectos del proyectil, disparado por un arma de fuego, sobre el organismo humano, forma parte de la Balística de efectos (y Medicina Legal). Para poder determinar la distancia a la que se ha producido un disparo, hemos de distinguir entre: ORIFICIO DE ENTRADA.- Tiene forma circular u oval, a excepción del disparo a bocajarro, dependiendo su tamaño de diversos factores (forma de la bala, velocidad y distancia), siendo generalmente más pequeño que el de salida. Las características identificativas del orificio de entrada son: a) Collarete erosivo o cintilla de contusión es un anillo, aproximadamente de un milímetro de espesor, de color oscuro y apergaminado. Se produce por la erosión que produce el impacto de la bala sobre la piel. b) Collarete o cintilla de limpieza, es un aro situado en el borde del orificio de entrada, sobre el collarete erosivo. Se produce al dejar la superficie del proyectil los residuos de suciedad que transporta. c) Tatuaje.- Son restos de pólvora quemada y sin quemar, conjuntamente con otros residuos del disparo y por la quemadura de la llama, que se incrustan alrededor del orificio de entrada.
  • 13 ORIFICIO DE SALIDA.- Es generalmente irregular, si bien puede ser circular u oval. Se identifica por: a) El diámetro es superior, generalmente, al de entrada. b) Sus bordes suelen estar evertidos. c) Mayor infiltración de grasa que el orificio de entrada. d) Carencia de collaretes erosivo y de limpieza. Disparo a bocajarro.- Se produce cuando se realiza el disparo con la boca de fuego en contacto con el cuerpo de la victima o sus tejidos. Los disparos a bocajarro presentan la siguiente Morfología: a) El orificio de entrada tiene forma estrellada, llamada en boca de mina ó de Hofman, con los bordes desgarrados, irregulares y ennegrecidos por la pólvora quemada. Es de tamaño superior al calibre de la bala. b) Violencia de lesiones con arrancamientos cutáneos causados por los gases. En la boca y cráneo producen efectos explosivos. c) Superficies internas con residuos negruzcos, formados principalmente de humo y partículas metálicas. d) Carece de tatuaje porque la pólvora sigue a la bala. e) En las ropas no hay ninguna calcinación en los hilos, si bien, en la cara interna del tejido se forma un depósito de humo Disparo a quemarropa.- Tiene lugar cuando la distancia de disparo está dentro del alcance de la llama. A menos de 30 cm. Los disparos a Quemarropa presentan la siguiente Morfología: a) El orificio de entrada es generalmente circular u oval. b) Existencia siempre, en el orificio de entrada, de cintilla de contusión ó collarete erosivo, y frecuentemente de cerco de limpieza, excepto cuando la bala ha penetrado antes en otras superficies. c) Aureola de quemaduras por la llama; cabellos y tejidos chamuscados. d) Tatuaje denso y ennegrecido, formado por el depósito de humo, de granos de pólvora quemada y sin quemar y de partículas metálicas. e) En los tejidos aparecen quemadas las fibras alrededor de la perforación, presentando una aureola formada por un depósito de humo, mas grande y menos intensa cuanto mayor es la distancia de disparo. Disparo a corta distancia.- Es el realizado a más de treinta centímetros y a menos de un metro, es decir, la longitud del disparo a corta distancia es superior al efectuado a quemarropa e inferior al alcance máximo de las partículas que conforman el tatuaje. Presenta la siguiente Morfología: Reúne las mismas características que a quemarropa, pero careciendo de los efectos producidos por la llama. Sobre los tejidos suelen quedar restos de granos de pólvora.
  • 14 Disparo a larga distancia.- Se incluyen los disparos producidos a distancia superior al alcance de las partículas que constituyen el tatuaje. Presentan la siguiente Morfología: a) El orificio de entrada tiene forma circular u oval. b) El citado orificio presenta cintilla erosiva y cerco de limpieza. c) Ausencia absoluta de tatuaje. DDIISSTTAANNCCIIAASS DDEE DDIISSPPAARROO CCOONN MMÚÚLLTTIIPPLLEESS PPRROOYYEECCTTIILLEESS A muy corta distancia, el orificio de entrada presenta la apariencia de realizado por una sola bala del calibre del diámetro de la boca de fuego. La existencia del tatuaje sirve para diferenciar los disparos a corta distancia. A quemarropa, el taco o parte de él, suele hallarse en el interior del cuerpo de la víctima. A distancias mayores al alcance de los elementos causantes del tatuaje, la investigación atenderá en razón a la dispersión de los proyectiles sobre el cuerpo de la víctima.
  • 15 LLOOSS IIMMPPAACCTTOOSS El impacto es la incidencia de un proyectil sobre un cuerpo. Puede presentar un orificio de entrada, en el caso de penetración, o bien orificios de entrada y salida como en el caso de la perforación. Los impactos deben de buscarse en superficies finales e intermedias y se describirá su forma, diámetro, profundidad y ángulo de incidencia. RECUERDA: Salvo en los disparos a bocajarro, donde se produce una herida en boca de mina, para poder determinar el orificio de entrada y salida se tendrán en cuenta las siguientes cuestiones: o El orificio de entrada es de menor diámetro y más uniforme que el de salida. o En el orificio de entrada se produce una cintilla erosivo-contusiva en la piel. En el caso de madera, papel, tela... aparece un cerco de limpieza del proyectil. o En el orificio de entrada, en disparos realizados a corta distancia, aparecen en su periferia depósitos de humo, chamuscamiento, tatuaje. o En el orificio de entrada, se aprecia arrastre de fibras de telas hacia el interior, y en el de salida, se aprecian este arrastre hacia el exterior. o El orificio de salida tiene forma de cráter, con bordes hacia el exterior y mayor macha hemorrágica que el de entrada, cuando se trata de tejidos orgánicos. Para determinar las trayectorias de los proyectiles, es necesario que el blanco impactado sea fijo y suficientemente blando para que no se produzcan desvíos y debe de haber suficientes puntos de referencia. Consiste en determinar la dirección, el sentido y la inclinación del proyectil desde el momento que sale por la boca de fuego del arma hasta que impacta en el blanco. Para realizar estos estudios se utilizan varillas rígidas y cuerdas, realizando mediciones de ángulos sobre los planos vertical y horizontal. RREECCOOGGIIDDAA DDEE AARRMMAASS DDEE FFUUEEGGOO El primer indicio u objeto del delito que se tendrá en consideración para la ocupación serán las armas u objetos empleados. Tras la localización de estas y tratándose de un delito encartado en los referidos supuestos, se acotara, realizando una marca de tiza o cera (lápiz graso) de color sobre el exterior del arma, marcando sobre el suelo, mesa o superficie sobre la que se deposite el arma.
  • 16 Además de lo anterior, se realizará una marca sobre el soporte que indique el lugar hacia donde apunte el cañón; Se recogerá con guantes de látex a fin de NO incorporar huellas dactilares a la misma, cogiéndose por el lateral del guardamonte o por las cachas si estas fuesen estriadas. Se olvidarán viejos recursos de recogerla introduciéndole por el cañón un lápiz o similar, ya que con esto se estarían destruyendo restos de la deflagración del disparo, así como introduciendo nuevas marcas. Se anotará si se encuentra amartillada o no, si tiene el seguro puesto, procediendo a asegurar el arma, colocando el seguro. Se evitará sacar el cargador, ya que por sus características es una buena base de búsqueda de indicios dactiloscópicos. Una vez asegurada, se introducirá con sumo cuidado en una caja de carón, inmovilizándose en su interior, siendo de buena solución el atarla a la caja a través de una cuerda pasante por el tramo intermedio del cañón. AARRMMAASS BBLLAANNCCAASS Su procedimiento de localización y plasmación será igual que el de las armas de fuego, manipulándose por las aristas y siempre con guantes e inmovilizándolas en cajas de cartón.
  • 17 Si bien en ambos casos (armas de fuego y armas blancas) no se dispusiera de cajas de cartón adecuadas para su acondicionamiento, se podrán embalar en sobres limpios de papel. Volveremos a recalcar que se evitará en todo lo posible el envasado en bolsas de plásticos no transpirables, de armas que pudieren contener residuos de sangre o similares. VVAAIINNAASS Las vainas en la escena delictiva, suelen ser comunes en determinados delitos, es por ello que en algunos casos puedan desaparecer, como puede ocurrir en un homicidio en la salida de una boca de metro o en el interior de una discoteca, donde la gran afluencia de público puede dar lugar a la desaparición de estas. Si esta situación o similar se diese, primeramente se acotarían de igual forma que un arma, realizando un circulo con tiza o símil alrededor de la vaina y asignándole un numero, recogiéndose con guantes e introduciéndola individualmente en un sobre de papel o bolsa de plástico, donde previamente se le habrá marcado ese mismo número al embalaje, con la finalidad de saber que vaina corresponde con cada acotación. Es de suma importancia el embasado de las vainas por individual, ya que si no fuese así y se embalasen todas juntas, estas se ocasionarían falsas marcas. En el Acta de Inspección Ocular que se realice durante la recogida de las vainas, se describirán detalladamente, tomando nota de las inscripciones que aparecen en el culote de la vaina, lo que nos permitirá conocer el calibre, el fabricante y el año de fabricación.
  • 18 RREECCOOGGIIDDAADD DDEE BBAALLAASS Fotografiar en el lugar, acotar con círculos numerados y señalar en el croquis. Las incrustadas, fotografiar orificio antes de su extracción. Extraer bloque que la contenga y remitir. De sacarla del bloque, hacerlo por fragmentación sucesiva. No recogerlas con pinzas o útiles que puedan dañar su superficie. Remitir en cajas o sobres fuertes, protegidas y separadas unas de otras, evitando roces innecesarios, envolviendo cada bala en un trozo de papel. Indicar procedencia y datos del hecho. Siempre que se remitan armas o elementos balísticos a Policía Científica, se acompañarán con un oficio en el que exprese: quien los remite; de que asunto se trata; clase, tipo, modelo y número de fabricación del arma o armas; número de vainas y lugar de recogida, anotando los datos existentes en la base del culote y número de balas y lugar de recogida. TTRRAAZZAASS IINNSSTTRRUUMMEENNTTAALLEESS A pesar de que, clásicamente, todos los tratados de Técnica Policial, Policía Científica y Criminalística engloban, bajo un único y gran capítulo, el estudio de las diferentes huellas directas que pueden encontrarse en el lugar del hecho (desde lofoscópicas hasta ungueales, dentales o labiales, pasando por las de útiles o herramientas, de vestidos, de calzado, etc), dejando otro gran capítulo para las producidas por el arma de fuego en los -elementos no combustibles del cartucho (huellas indirectas); cada vez es mayor, y más generalizada, la tendencia a encajar en los laboratorios de Balística Forense el estudio comparativo de las herramientas y sus huellas.
  • 19 Una vez expuesto lo anterior, diremos que de los tres apartados en que, universalmente, se clasifican las lesiones o huellas instrumentales, respecto a su producción, a saber: 1. Huellas por presión simple, sin deslizamiento (zapatos, ruedas, martillos, palanquetas y similares) Es precisamente este último grupo, por sus microlesiones identificativas, variables objetivamente según suposición frente al ángulo de visión y al foco de iluminación, el que, específicamente, es materia de obligado estudio por parte de los Laboratorios de Balística. El primer grupo, Huellas por presión simple, sin deslizamiento (zapatos, ruedas, martillos, palanquetas y similares) no suele presentar problemas instrumentales de estudio, al ser sus lesiones identificativas, generalmente macroscópicas (grandes) y poco variables, objetiva y subjetivamente máxime si se utiliza la técnica del moldeado de huellas, como complementaria de la de comparación fotográfica ya citada. 2. Huellas por presión y deslizamiento continuo (sierras, limas y similares). El segundo grupo, Huellas por presión y deslizamiento continuo (sierras, limas y similares) lo componen toda una serie de lesiones que, salvo raras excepciones, carecen de valor identificativo por su destrucción; superposición y modificación progresiva, producida por la propia mecánica de utilización de la herramienta. 3. Huellas por presión o corte con deslizamiento (hachas, cuchillos, buriles, tenazas, alicates, escoplos y similares) El tercer grupo, Huellas por presión o corte con deslizamiento (hachas, cuchillos, buriles, tenazas, alicates, escoplos y similares), será por tanto el que se estudia más someramente, desglosando su problemática bajo tres epígrafes, al objeto de dar unas pautas para su investigación y estudio. Las huellas del primer grupo, en las que entrarían, por extensión, pisadas, neumáticos y similares, y todas las restantes huellas directas no humanas, serían motivo de un capítulo aparte, si bien su estudio, por preparación de sus expertos y por instrumental, suele ser también competencia del propio laboratorio de Balística.
  • 20 RREECCUUEERRDDAA - La Balística Forense es la rama especial que tiene por objeto el estudio o peritación de los casos, delictivos o no, de interés judicial o policial en los que hayan intervenido armas de fuego o su cartuchería. - La Balística Forense sigue una metodología inversa, ya que partiendo de unos resultados o indicios se intenta determinar e identificar el arma y la munición utilizada, con una aplicación puramente Criminalística. - Las marcas características de clase producidas en las balas o las vainas son propias de una marca y modelo de arma, mientras que las marcas características propias identifican exclusivamente a un arma. - La Balística Forense resuelve problemas tales como el estudio de armas e idoneidad de la cartuchería que utiliza determinaciones balísticas (trayectorias, distancias de disparo, etc.) para la reconstrucción de hechos y el estudio de balas y vainas halladas en el lugar del delito. - Las herramientas y otros útiles pueden generar una serie de marcas que pueden ser objeto de análisis e identificación. Dichas trazas instrumentales pueden ser producidas por presión simple, sin deslizamiento (zapatos, ruedas, martillos, palanquetas y similares), por presión y deslizamiento continuo (sierras, limas y similares) y por presión o corte con deslizamiento (hachas, cuchillos, buriles, tenazas, alicates, escoplos y similares).