Your SlideShare is downloading. ×
Globalizacion modernidad e_identidad_nacional
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Globalizacion modernidad e_identidad_nacional

1,105
views

Published on


0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
1,105
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
22
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. UniversidadPedagógica NacionalNúmero de Curso/Clave Cultura e Identidad _____________________________Nombre del Profesor Titular _____________________________Título del Libro _____________________________ Los NacionalismosTítulo del Capítulo _____________________________ Globalización, Modernidaad e Identidad NacionalAutor/Editor _____________________________ Montserrat GuibernauEditorial _____________________________ ArielEdición _____________________________ISBN/ISSN _____________________________Fecha de Publicación _____________________________ 1996Lugar de Publicación _____________________________ BarcelonaNúmero de Páginas _____________________________Páginas Consultadas _____________________________Comentarios/Notas _____________________________
  • 2. CULTURA E IDENTIDADGUIBERNAU, Montserrat (1996)." Globalización, Modernidad e IdentidadNacional". En: Los Nacionalismos. Barcelona. Editorial Ariel. 1996GLOBALIZACIÓN, MODERNIDAD E IDENTIDAD NACIONALEn este caso la autora se acerca al tema de la globalización en el marco de una discusión más ampliasobre los nacionalismos.El trabajo ofrece perspectivas complementarias de los trabajos anteriores porque están más referidas ala problemática cultural e identitaria.Aquí puede encontrase aportes relevantes para reflexionar sobre la relación entre la globalización,modernidad y nacionalismo. Se exploran también las posibilidades del surgimiento de una "identidadglobal" y se analizan las distintas reacciones locales a los procesos de globalización.En el apartado sobre globalización y cultura se discute porque algunas culturas pueden elevarse acategorías de "culturas globales" y "la mayoría se encuentran enzarzadas en una lucha global por susupervivencia”. Respecto de la relación globalización e identidad nacional destaca el hecho de que losnacionalismos que muestran una fuerza más renovada son los que emanan de "naciones sin estado", como en el caso de los pueblos indios.La discusión sobre el fundamentalismo islámico puede operar como un referente lejano que permiteanalizar los efectos posibles de los procesos de exclusión. Una de las principales características de laépoca actual es el afianzamiento de los procesos de globalización. Entiendo por globalización "laintensificaron de relaciones sociales Ámbito mundial que vinculan lugares distantes de tal maneraque los sucesos locales están influidos por acontecimientos que suceden a millas de distancia yviceversa.El espacio y el tiempo han sido redefinidos. Las percepciones de los límites físicos del espacio hansido alteradas. Se ha reducido el tiempo que se requiere para producir y procesar la informaciónhasta tal punto que podemos percibir ya una brecha considerable entre ésta y otras experienciashumanas del tiempo. La globalización implica la posibilidad de referirse a la "sociedad humana", algoque nunca existió anteriormente, en el sentido de que ahora todos los actores posibles se encuentran a lavez en el escenario.Podemos aproximarnos a la globalización desde tres perspectivas básicas. La primera es el carácterglobal del sistema de estados-nación en la medida en que la escena política esta constituida porestadounidenses soberanas que gobiernan en territorios claramente delimitados y tienen capacidadde actuar a escala supranacional. En este sentido, el estado-nación se ha convertido en el actorpolítico por excelencia a escala global. La segunda es el rol del capitalismo en tanto que influenciaglobalizadota fundamental que incide sobre el orden económico. La llamada "teoría del sistema -mundial (world -system theory), cuyo principal defensor es Wallerstein, presenta una imagen delmundo moderno dividido en centro, semiperiferia y periferia.La principal deficiencia de la aproximación de Wallerstein es su insistencia en el rol del capitalismo entanto que único nexo institucional dominante, responsable de las transformaciones modernas. Latercera es la creación de una comunidad científica global en la que un flujo constante de informaciónpermite una rápida difusión de las ideas. El uso de este material es con propósitos didácticos. No tiene fines de lucro. -1-
  • 3. CULTURA E IDENTIDADAhora bien, el significado de la globalización no se agota en el reconocimiento de estas tres áreas en lasque tiene lugar. La globalización también supone la concienciación de que toda la humanidad tiene queafrontar un conjunto de problemas comunes que no pueden ser resueltos individualmente. Losproblemas globales requieren soluciones, y nuestro mundo necesita nuevas maneras de hacer frente alas cuestiones fundamentales que desafían el futuro de la humanidad. Las sociedades modernas sebasan en gran medida en un flujo continuo de información que incrementa las característicasartificiales o construidas de la vida social. La gente conoce el riesgo de un desastre nuclear, la crecientedegradación del planeta como resultado de una continúa explotación de los recursos naturales, ladesigualdad entre los países del Primer y Tercer mundo. Todos esos factores enfatizan la globalizaciónde las interdependencias humanas hasta tal extremo que las sociedades modernas son las primeras dela historia que tienen la posibilidad de autodestruirse, pero también, y, esto es más importante, son lasprimeras que pueden crear un nuevo mundo moldeado por las decisiones de sus habitantes. Laglobalización añade una nueva dimensión significativa a la vida de los individuos en la medida enque amplia sus horizontes y abre nuevas perspectivas a las consecuencias de sus acciones intrínsecas ala globalización, es la dialéctica entre "lo local" y "lo global", un proceso por el que los sucesos"locales" se transforman y moldean bajo la influencia de la extensión de las conexiones sociales quese dilatan en el tiempo y en el espacio. Al mismo tiempo, los acontecimientos "locales" adquieren unsignificado completamente nuevo al ser separado en el que tienen lugar. "lo local" y "lo global" seentrecruzan y forman una red en la que ambos elementos se transforman como resultado de susmismas interconexiones. La globalización se expresa a través de la tensión entre las fuerzas de lacomunidad global y las de la particularidad cultural, la fragmentación étnica, y la homogeneización.Este capítulo estudia la conexión entre globalización, modernidad y nacionalismo. Asimismo,investiga las posibilidades del surgimiento de una "identidad global" y analiza las distintas reacciones"locales" a los procesos de globalización. La fuerza y atractivo renovados de la "identidad nacional" ydel nacionalismo se presentan como una respuesta secular a la búsqueda de la identidad en un mundoamenazado por una creciente homogeneización.Un elemento adicional que también será tenido en cuenta al analizar las respuestas a la globalización ysus consecuencias, el inesperado éxito del fundamentalismo islámico en tanto que movimiento radicalque se opone a la modernidad y a la secularización los miembros de una cultura normalmentecomparten algún tipo de autoconciencia y un sentido de límite referente a quien y a que pertenece a sucomunidad. Cada cultura esta situada en un espacio y en un tiempo particular. En nuestros días, laintensidad y la rapidez del flujo cultural global transforman el mundo en un espacio único en elque acontecen los procesos de integración y desintegración cultural. La extensión de lasinterrelaciones globales lleva a una persistente interacción e intercambio culturales que producen tantohomogeneidad como desorden cultural. Appadurai distingue cinco dimensiones de la culturaglobal: etno-espacios, que hacen referencia a los flujos de personas (inmigrantes, turistas, refugiados,exiliados y trabajadores extranjeros); tecno-espacios, que hacen referencia al flujo de maquinariaproducida por corporaciones nacionales y multinacionales y agencias gubernamentales; finan-espacios, que son las corrientes rápidas de dinero de los mercados de moneda y capitales; media-espacios, la circulación de imágenes y de información producidas y distribuidas por los periódicos,revistas, televisión, películas; e ideo-espacios, relacionados con los flujos de imágenes asociadas aideologías estatales o9 contra-estatales que comprenden elementos de la concepción del mundo dela ilustración occidental: imágenes sobre la democracia, la libertad, el bienestar, los derechos, etc. Sinembargo, surgen problemas prácticos de comunicación intercultural que pueden conducir a unaumento de la tolerancia o de la intolerancia con respecto a la diferencia. Ejemplos de ello son lacomparación intercultural, la competencia y la posibilidad de malentendidos interculturales. El uso de este material es con propósitos didácticos. No tiene fines de lucro. -2-
  • 4. CULTURA E IDENTIDADUna cuestión elemental que se plantea cuando analizamos el impacto de la globalización sobre lacultura es la de si caminamos hacia una cultura global unitaria o, por el contrario, si la globalizaciónva a reforzar el poder de las culturas particulares y favorecer su florecimiento. La globalizaciónaplicada a la cultura es un fenómeno que al mismo tiempo la capacita y la constriñe. Al decir que lacapacita me refiero a las posibilidades sin precedentes para la expansión y reproducción de culturasparticulares facilitadas por el desarrollo de las nuevas tecnologías. El aspecto de constriñe alude alas innegables deferencias entre culturas a la hora de acceder a los recursos necesarios para su difusióny mantenimiento. Así, mientras que algunos rasgos y símbolos de culturas particulares son conocidosmundialmente, otros caen en el olvido y son ignorados. ¿Por qué ciertos elementos de culturasextranjeras son incorporados a las vidas de individuos que los asimilan, mientras que otros"momifican" y presentan como piezas de museo en vez de ser absorbidos e integrados? Estascuestiones conducen inevitablemente a un hecho que no puede ignorarse: a saber, la relación entre elpapel de una cultura y la posición particular de poder que la nación a la que esta cultura pertenece ocupadentro del sistema mundial.Lo que quiero sugerir es que si bien como consecuencia de la globalización las culturas tienden asobreponerse y a mezclarse, hoy asistimos a un proceso por medio del cual sólo un número limitado deculturas pueden elevarse a la categoría de "culturas globales", mientras que la mayoría se encuentranenzarzadas en una lucha global por su supervivencia. Como plantea Tenbruck: "a diferencia de épocasanteriores en las que sólo unas pocas culturas colisionaban en sus fronteras geográficas, los avancesmodernos a través de su presencia y penetración universal colocan ahora todas las culturas en una redde interrelaciones".El actual renacimiento de la etnicidad responde a una necesidad de identidad, pero una identidad decarácter "local" más que "global". La creación de una identidad global presenta varios problemasbásicos que derivan de la imposibilidad de satisfacer dos condiciones vitales para su éxito: lacontinuidad en el tiempo y la diferenciación con respecto a los otros. El primero se debe a que si bienla identidad nacional esta fuertemente enraizada en un pasado común como medio para crear solaridad,la identidad global carece de recuerdos comunes susceptibles de ser invocados a fin de despertar laconciencia de formar un grupo.La nación como espacio dentro del cual se produce y transmite la cultura no es una entidad eterna, perotiene raíces profundas en la era premoderna. Al analizar el origen de las naciones he señalado que lasculturas se construyen históricamente como una respuesta a las necesidades y deseos de comunidadesparticulares. Las culturas interpretan el mundo y crean significados, proporcionando así a los individuosun sentido de identidad.Las culturas son el producto de largos procesos que se prolongan por generaciones y se basan en unconjunto de recuerdos y también de olvidos compartidos seleccionados que permiten imaginar lacomunidad como una entidad trascendente.Una "identidad global" debería tener por objetivo la creación de un sentido de comunidad entre todoslos pueblos. Esto plantea una serie de cuestiones esenciales y oír el momento insoluble. En primerlugar, ¿Cómo construir un sentido de continuidad sin un pasado común? No hay memoriascomunes. Antes bien, las culturas que van a construir una "identidad global" potencial y que van aformar parte de ella poseen historias separadas y a menudo antagónicas. En segundo lugar, ¿Quélengua debería adoptarse como lengua "global"? Una identidad común requiere la posibilidad ecomunicación con los demás miembros de la comunidad, y a pesar de que millones de personas hablaninglés, castellano o chino, no contamos con una lengua global compartida. Se podría decir que entre El uso de este material es con propósitos didácticos. No tiene fines de lucro. -3-
  • 5. CULTURA E IDENTIDADciertas elites el inglés se ha convertido en una lengua franca, pero una "entidad global" tiene queinvolucrar a la gente común, requiere una base popular. El gran exito del nacionalismo proviene de sucapacidad para atraer a la población social políticamente diversa y movilizarla. El concepto de una"identidad global" parece estar muy lejos de adquirir esta capacidad y se presenta como una alternativablanda a las encendidas pasiones nacionales.Por otra parte, la diferencia con respecto a los otros sólo puede conseguirse cuando hay "otros", y lahipótesis de una "identidad global" implica hasta cierto punto la negación a la sustitución de lasidentidades particulares. Una de las consecuencias más impactantes de la globalización es la repentinay multiplicada concienciación de la existencia de "otros"; esto no significa que los entendamos mejor,sino simplemente que la alteridad se ha extendido ahora a los "extranjeros distantes", algunos de ellostan remotos que ni siquiera pueden ser representados como el "otro" en el que se basa o contra elcual se construye nuestra identidad. Ahora nos parecen conocidos, sus caras nos son familiares, peropertenecen mayoritariamente al mundo que vemos en nuestras pantallas de televisión, en las películas yen los periódicos. Son de alguna forma "otros" artificialmente creados que no interactúan connosotros. Las identidades nacionales acentúan las diferencias entre grupos por parte relativamentesimilares. A menudo, la identidad nacional se centra en diferencias mínimas con comunidades vecinas.En cualquier caso, la génesis de un sentido de comunidad y el despliegue de solidaridad entre lospueblos del mundo son componentes imprescindibles para el surgimiento final de una "identidadglobal". Por el momento, ambos parecen situados más allá de los límites de lo posible.Me he referido a la dialéctica entre "lo local" y "lo global" como a un aspecto intrínseco de laglobalización. Aun así las transformaciones locales son parte integrante de la globalización. Enel corazón de las sociedades modernas se produce una rápida multiplicación de contactos y un flujoconstante de mensajes; ambos elementos destruyen la Homogeneidad de las culturas individuales. Laglobalización es omnipresente y nadie puede escapar a sus consecuencias Hasta ahora he estudiadolas implicaciones de la globalización aplicada a una parte de la dialéctica local-global. En adelanteanalizare las transformaciones a escala local que constituyen el otro polo de la globalización.El presente renacimiento del nacionalismo se sitúa en el centro de las transformaciones locales. Elrenovado énfasis adquirido por la identidad nacional brota de la necesidad de una identidad tantocolectiva como individual.De acuerdo con Melucci, las relaciones altamente diferenciadas tipas de las sociedades complejas sonincapaces de proporcionar formas de pertenencia e identificación que satisfagan las necesidades deauto-realización, interacción comunicativa y reconocimiento de los individuos. Este autor subraya quela naturaleza burocrática e impersonal de las organizaciones complejas las incapacita para alcanzar esosobjetivos.23 El nacionalismo, a mi modo de ver, aparece como una reacción a dos constituyentesintrínsecos de la modernidad que se encuentran estrechamente relacionados con la globalización: laduda radical y fragmentación. En condiciones de modernidad, y como un resultado de la posibilidad deinteracción entre culturas totalmente diferentes y de cambios constantes e intensos, tempos alcanzadosun punto en que nada puede darse por sentado.Todas las decisiones deben ser discutidas y son el fruto de elecciones a escala internacional,nacional, y también personal. La afirmación de Weber según la cual: "una ciencia empírica nuncapuede tener por meta proporcionar normas e ideales vinculantes de los que puedan derivarse directivaspara la práctica inmediata" se aplica ahora a todas las áreas del conocimiento y a todos los aspectos dela vida. El uso de este material es con propósitos didácticos. No tiene fines de lucro. -4-
  • 6. CULTURA E IDENTIDADEn un mundo de duda y fragmentación, la tradición adquiere una importancia nueva. Aparece comouna "rutina intrínsecamente significativa"25 que emana del pasado común de una comunidad concreta.El nacionalismo confía especialmente en la tradición en la medida en que una de sus característicascentrales son los recuerdos comunes. Pero no sólo son importantes las memorias comunes, la "amnesiacomún" es también imprescindible, puesto que la tradición se construye mediante una cuidadosaselección de los acontecimientos que se presentan como elementos clave en la historia de lacomunidad. Podría decirse que, siempre que sea necesario, la tradición puede ser inventada, y a menudolo es. Pero al acentuar el rol de la tradición y su capacidad para dar significado, algo que se necesitaurgentemente en un mundo que acepta la incertidumbre como uno de sus elementos principales,no quiero dar a entender que el presente surgimiento del nacionalismo necesariamente conlleva unrenacimiento del conservadurismo. Si así fuese ignoraríamos una dimensión esencial del nacionalismo:su propuesta de un futuro común en el que la nación deberá ser renovada y regenerada.El nacionalismo presume la resistencia cultural, y desafía a la sociedad moderna al defender lo quedenominare "política de la identidad", es decir, la reivindicación de la diferencia cultural basada en laetnicidad. Es crucial señalar el hecho de que los nacionalismos que muestran actualmente una fuerza yuna energía renovadas son principalmente aquellos que emanan de naciones sin estado. La política dela identidad incluye un elemento progresista La globalización ha sido posible gracias a un incorporabledesarrollo de la tecnología que ha tenido lugar en los últimos cincuenta años. La modernidad ha creadolas condiciones de posibilidad para una nueva era en la que la información se produce y transmite casisimultáneamente. La globalización surgió en Occidente y se ha centrado básicamente en la expansiónde ideas, valores, estilos de vida y tecnología occidentales. Pueden distinguirse dos reaccionesprincipales a los procesos de globalización.La primera, como he mostrado más atrás, se refiere a la resistencia "local" a la homogenizaciónque produce la exacerbación de un sentimiento de inseguridad junto con el miedo a perder laidentidad nacional propia. En este contexto, el nacionalismo ha surgido como un movimiento secularglobal que reivindica el derecho a la diferencia y que afecta a los estados-nación así como también a lasminorías nacionales que luchan por su anatomía.La segunda respuesta a la globalización tiene sus raíces en el Tercer Mundo. Su nombre esfundamentalismo islámico. La globalización permite una constante interacción entre las partes másremotas del mundo, pero también pone de relieve de manera repetitiva que el mundo "global" no es unmundo "igual". Las desigualdades salen a la luz constantemente, afectan la distribución de los recursosy de la riqueza, el poder militar, y el número de elecciones que pueden realizar los individuos que vivenen áreas diferentes. Para completar este panorama, la globalización también ha descubierto una anomiagalopante que sufren muchos hombres y mujeres que luchan para encontrar un conjunto de valoressobre los cuales organizar sus vidas. El legado secular y racional de la ilustración no parece capaz deproporcionar respuestas satisfactorias a los problemas diarios. El sueño de una sociedad sindesigualdades en la que los individuos se verían libres de toda alineación y estarían listos paraempezar una vida feliz se ha hundido con la caída del comunismo provocada por la caída de la UniónSoviética.Los intentos de occidentalizar el Tercer Mundo han sido en gran medida un fracaso. Los bienesoccidentales prometidos a las antiguas colonias nunca se materializaron. Con el tiempo ladependencia se ha hecho mas extrema y probablemente una de las ideas fundamentales que ha traídoconsigo la descolonización es la necesidad de encintrar una alternativa a un estilo occidental impuestoque ha resultado ser incapaz de resolver sus problemas sociales, políticos y económicos. Elresurgimiento del Islam y en particular del fundamentalismo islámico tiene que considerarse desde El uso de este material es con propósitos didácticos. No tiene fines de lucro. -5-
  • 7. CULTURA E IDENTIDADuna perspectiva. Si éxito espectacular se basa en tres elementos capitales: a) su capacidad paraofrecer una concepción alternativa de la modernidad; b) su aptitud para proporcionar un fuerte sentidode identidad y dignidad, y c) el empleo de la globalización para difundir su mensaje.El fundamentalismo, en palabras de Gellner, "rechaza la tolerante pretensión modernista de que la fe encuestión significa algo mas suave, bastante menos exclusivo, en general menos exigente y mucho masacomodaticio; sobre todo algo bastante compatible con todas las demás Fez, incluso, oespecialmente, con la falta de la fe"29 Actualmente pueden registrarse actitudes fundamentalistas enrelación no sólo con la religión sino con todo tipo de dilemas y actitudes morales. El fundamentalismoreligioso, en la opinión de Gellner, es que "una fe determinada va a mantenerse firme en su formaplena y literal, libre de todo Compromiso, mitigacion, reinterpretación o disminución. Presupone quela religión central es la doctrina en vez de ritual, y también que esta doctrina puede establecerse enprecisión y finalidad lo cual presupone además la escritura. El fundamentalismo islámico niega elrelativismo, y simultáneamente rechaza la distinción entre la esfera religiosa y la política. La sociedadcivil y la política, las cuestiones personales y las públicas se resuelven apelando a los mismosvalores centrales.El Islam ofrece una alternativa radical a lo que muchos consideran una de las grandes conquistas de larevolución francesa, esto es, la separación de la iglesia y el estado. Los líderes religiosos son ahoralíderes políticos dispuestos a ofrecer una nítida interpretación de la realidad y unas pautas moralesfirmes a sus seguidores. Como consecuencia somos testigos del surgimiento de una sociedadextremadamente coherente que presenta un alto nivel de solidaridad entre sus miembros, lo cual traeconsigo su disposición para el sacrificio y el fomento de un sentido de comunidad.La existencia de un enemigo común juega un papel clave en la construcción de la identidad de ungrupo. El fundamentalismo islámico rechaza a occidente y vuelve la mirada hacia su propia doctrina ytradición con el fin de buscar una alternativa al racionalismo, al socialismo y al capitalismo secular."la dependencia de los modelos occidentales -como señala Esposito- la imitación ciega de Occidente yuna occidentalización sin ningún sentido critico de las sociedades musulmanas (...llevo a ladependencia cultural que amenazo con la perdida de la identidad musulmana".31La evolución de los movimientos islámicos en Túnez o en Irán puede explicarse como el producto deuna creciente oposición entre estado y sociedad en particular "como una revuelta contra el estadosecular modernizador".33 El fundamentalismo islámico supone un impulso hacia la auto reforma y lapurificación que, como indica Gellner, se mezcla con un nacionalismo reactivo, haciendo muy difícilsepararlos.32Los valores culturales y religiosos que defiende el fundamentalismo islámico regulan firmemente lavida cotidiana de sus seguidores, a quienes permiten la restauración de un sentido de la identidad ydignidad que emana de su propia cultura. La vergüenza del subdesarrollo, en comparación con losavanzados países occidentales, es sustituida por el orgullo y la convicción de que la doctrina y la fepueden regenerar la comunidad y reparar los agravios de millones de personas, muchas de las cualesviven bajo condiciones de miseria. La ausencia de ideologías alternativas en Occidente es difícil y porel momento fracasada queda de discursos políticos capaces de movilizar a las masas -excepto elnacionalismo- contrasta, con la capacidad del Islam de presentarse como una reserva de valorestradicionales y con un movimiento religiosos en crecimiento capaz de producir un impacto social ypolítico extremadamente fuerte. El uso de este material es con propósitos didácticos. No tiene fines de lucro. -6-
  • 8. CULTURA E IDENTIDADLas tradiciones antaño amenazadas por la necesidad impuesta de la modernización vuelven a serinvolucradas para moldear la vida diaria. La división entre una elite accidentalizada, que estableceprogramas de modernización desde el estado, y la masa de población que en Gran Bretaña guardabasimilitudes y formaba parte de una respuesta trasnacional musulmana extensible a todo el mundomusulmán. En muchos casos implicaba un áspero rechazo de las ideas que suplía los medios decomunicación locales y una hostilidad en contra de la opinión de la mayoría de la población delpaís en el que la comunidad musulmana inmigrante -en este caso Gran Bretaña- vivía y trabajaba.La globalización de la modernidad mediatiza las formas en las que se producen y difunden los discursos nacionalistas, se describe a los líderes y sepresenta los acontecimientos. La persistencia y reactivación del nacionalismo y también la revitalización de algunas regiones muestran la necesidadmanifiesta de los individuos de sentirse parte de un Grupo y encontrar un conjunto de ideas por las que valga la pena lucha y al mismo tiempo seacapaz de dar significado a sus vidas.La concepción del nacionalismo como un movimiento en contra de la modernidad y a Favor de unretorno al tribalismo que frecuentemente sostienen algunos científicos sociales hace caso omiso alhecho de que el nacionalismo como discurso político ha acompañado a la modernidad desde sus etapasiniciales. El nacionalismo funcionó como ideología legitimadora en la fundación del estado-nación,defendió la diversidad cultural y la era romántica, y en la época de la globalización se opone a lahomogeneización mediante la articulación de un discurso basado en el valor de las culturasindividuales y los derechos de los pueblos a recibir su destino político.LA MODERNIZACIÓN EDUCATIVA EN EL CONTEXTO EN ORDENNEOLIBERALEl objeto de esta exposición es examinada el contexto en el que hoy en día se llevan a cabo losesfuerzos de modernización del educación, contexto marcado necesariamente por las transformacioneseconómicas, sociales y culturales provocadas por la globalización de los mercados y las tendencias delneoliberalismo económico internacional.En los países latinoamericanos -y particularmente en México- este contexto condiciona las reformasorientadas a modernizar o refuncionalizar la educación, incluyendo las reformas de los sistemas deformación y actualización de docentes y los cambios en el ejercicio de la profesión magisterial.Me propongo mostrar, en esta exposición, las maneras como las tendencias neoliberales impactan a laeducación-principalmente a la básica-y presionan sobre un desarrollo futuro en estos años de transiciónhacia el siglo XXI; haré ver que dichas tendencias, por una parte implican riesgos y, por otra, puedentambién dejar saldos positivos bajo ciertas condiciones. De ellos se sigue que, ante estas tendencias,cada país tiene que elaborar su propia agenda con el fin de distinguir críticamente los efectosindeseables para prevenirlos y los posibles beneficios para aprovecharlos.Por neoliberalismo suele entenderse una ideología que postula la preeminencia del mercado y de lalibre competencia, de lo cual se derivan ciertas tesis y ciertas políticas económicas y sociales que sepresentan como beneficiosas (inclusive con inevitables) son promovidas por los organismosinternacionales que regula la economía mundial. El uso de este material es con propósitos didácticos. No tiene fines de lucro. -7-
  • 9. CULTURA E IDENTIDADEn económicos se postula la reforma estructural de la propiedad agraria e industrial, la reconversión dela planta productiva y la flexibilización de los mercados de trabajo, de capitales, de tecnología, depatentes, investigación e información. Se promueve la privatización de las empresas y los servicios,la supresión del estado benefactor y el fortalecimiento del capital privado, así como la reorientación dela economía en función del mercado internacional, el aliento a las exportaciones, la apertura al capitalextranjero y la internacionalización del mercado interno.Se acepta que estas tendencias tendrán para los países en desarrollo fuertes costos sociales-cómo lacaída de los salarios reales y la pérdida de empleos-, al menos en la etapa de transición, y se proponenen consecuencia políticas sociales compensatorias para atender la pobreza extrema y disminuir el riesgode estallidos sociales.Los riesgos para la educaciónEn neoliberalismo privilegia la racionalidad del capital a costa del bienestar de las personas y de lacolectividad. Legítima esta opción con el argumento de que, a la larga, el bienestar personal y lacalidad de vida se verán beneficiados por la distribución de las ganancias. Como doctrina económicalleva implícitas valoraciones filosóficas que afectan la organización social, las funciones delestado y la conformación de los valores de las personas; en consecuencia, propugna implícitamenteuna manera de educar y de organizar la educación, coherente a sus postulados. En este marcoideológico donde se sitúan los esfuerzos por "modernizar" la educación.En el plano de las valoraciones personales, el neoliberalismo enfatizará el aprecio del individuo, desu iniciativa y espíritu de competitividad; ignorará la importancia de la solidaridad y la cooperacióndesinteresada, así como de la aportación que hacen las personas a una integración social basada enreferentes valores colectivos. En particular, prestará especial atención a la formación de unamentalidad económica, pragmática y realizadora, orientada al aumento de la productividad y centradaen el lucro como motor de la vida económica. Coherente con estos énfasis será también la orientaciónpredominante hacia el consumo de bienes materiales y una concepción del status que valora a laspersonas no por lo que tienen sino por lo que son.Estos valores corresponden, además, a una cultura dominante cada vez más extendida, que tienden ainternacionalizar estilos de vida más uniformes, por sus hábitos de producción y consumo, y aerosionar las identidades culturales que diferencian a los pueblos y comunidades.El currículum valoral de las escuelas estará sujeto a presiones a favor de todas las tendencias, lascuales, por lo demás, actuarán muy eficazmente a través de los medios de comunicación social y delos mecanismos de incentivos psicológicos y económicos en la parte de la sociedad que se moderniza.Los valores personales que propugna el neoliberalismo tienden a conformar preferencias colectivassocialmente organizadas, que presionarán a cambios en los sistemas educativos. Así, pugnará porimponerse una concepción de la educación al servicio de los requerimientos productivos, y seaceptará en la calidad de las instituciones educativas se ha resultado de la "fuerzas del mercado", quepor supuesto no duda en igualdad de condiciones. El incentivos para acceder a mayores niveles deescolaridad o instituciones más exigentes y caras será cada vez más de carácter económico, y lasinstituciones ostentarán su "calidad" en función de la colocación de sus egresados en los puestos másaltos de las empresas o de los grupos gubernamentales. Las instituciones, sobre todo las de educaciónsuperior, se jerarquizad en correspondencia con los sectores clientelares a los que sirven. Elloagudizará procesos decrecientes segmentación y polarización social. El uso de este material es con propósitos didácticos. No tiene fines de lucro. -8-
  • 10. CULTURA E IDENTIDADEstas tendencias se reflejan también en la organización del sistema educativo y en las orientaciones dela política que gobierne su desarrollo. Desde luego, aumentará el peso de los grandes gruposeconómicos en las decisiones política educativa, privilegiando un elitismo basado en lacompetencia, a costa del carácter público y popular de la educación. Se presionará a privatizarsegmentos del sistema escolar, cuya operación eficiente interesa más directamente a la iniciativaprivada; se presionará también a la evaluación en función de resultados comprobables; a laproductividad de los procesos educativos; y a la comparación con estándares internacionales. Laprofesión del maestro se integrará paulatinamente a un mercado real, de competencia y remuneracióndiferenciadas, en un esquema de mercantilismo profesional. La vinculación entre escuela y empresadará lugar a sistemas de reclutamiento y capacitación del personal, inspirados en ideologías de calidadde pretendida validez internacional, que reforzarán la potencia productiva de las grandes empresasnacionales y trasnacionales.Estos procesos será necesariamente selectivos; las grandes mayorías las que actualmente viven ensituación de pobreza y pobreza extrema, las que sobreviven en los sectores no modernos nimodernizables de la economía se verán excluidas de estos procesos; su educación será de segundaclase, marginar al gran movimiento modernizador.En suma, ante los riesgos que implica la transición, será importante que la política educativa yevite confundir:• Calidad de vida, mejoramiento de capacidad productiva y aumento del consumo;• Competitividad, con refuerzo de individualismo y calidad de la solidaridad en beneficio de los más fuertes;• Eficiencia, con orientación al lucro;• Vinculación de la producción, con esfuerzo a las políticas de exclusión y restricciones del empleo;• Énfasis en los conocimientos básicos, con pragmatismo y formación laboral• Calidad de la educación, con destrezas intelectuales aplicadas;• Participación de la sociedad, con privatización de las institución• Intereses de la sociedad, con intereses de los empresarios;• Desregulación, con desprotección de los más débiles;• Globalización, con pérdida de la identidad cultural;• incrementan los recursos financieros con mayor dependencia de los grupos de poder.Los posibles saldos positivosDe las tendencias de modernización pueden derivarse también saldos positivos para el desarrollo de laeducación. Se enumeran a continuación se es posible son formaciones beneficiosas, advirtiendo queno se producirán automáticamente, sino que su logro requerirá esfuerzos deliberados. El uso de este material es con propósitos didácticos. No tiene fines de lucro. -9-
  • 11. CULTURA E IDENTIDADTransformación del sujeto de la política educativaLa presión por acortar las funciones del estado se dejaría sentir también sobre el estado educador. Enuna concepción en el que él "poder educativo" esté constituido por la convergencia organizada de losdiversos poder de sociales interesados en el buen desarrollo de la educación, no será difícil definir losaspectos en que cada uno de sus poderes socializa a través de sus representantes, puedan legítimamenteintervenir. La tendencia a corregir el peso excesivo y unilateral del iniciativa del estado sobre laeducación deberá modularse y orientarse de modo que sus funciones, en cuanto de la políticaeducativa, acepten un creciente proceso democratizador.Esto implica abrir las instancias de decisión a los poderes provisionales y locales y, por otra parte,admitir una creciente participación de diversos grupos sociales (principalmente de los padres de familia)en la conformación de la política educativa. La nueva conformación del sujeto de la política educativareforzarán la relevancia del educación.Relación de la educación pública con la sociedadRelacionada con el punto anterior está la transformación de la relación escuela-sociedad. La concepción"moderna" del estado enfatiza que los servicios públicos deben ser eficientes; en el caso de laeducación, ésta ha sido percibida en amplios sectores más como dádiva o prestación que con derecho alque corresponde una obligación del estado. Será, por tanto, un saldo positivo del proceso modernizadorel que se redefina el servicio público educativo enfatizando los derechos de los usuarios. Este procesoincidirá en la eficacia y eficiencia de la educación.Mayor eficiencia del uso de los recursosMuchos efectos positivos puede tener el énfasis que pone la "modernización" sobre la eficiencia, lacalidad y la competitividad. Si se logra evitar los riesgos de agudizará las desigualdades y quefrustrar la solidaridad y el sentido de cooperación, el énfasis en la eficiencia podrá: aligerar laadministración, promover una sana desregularización, estimular la creatividad y (dentro de ciertoslímites) el espíritu de competencia de los educadores; impulsar una "cultura de la evaluación" quefavorezcan la elevación de la calidad; y abrir espacios de autonomía en que cada escuela puedadesarrollar sus propios proyectos innovadores.Nueva conciencia profesional del maestroLa "modernidad" puede tener también un efecto positivo sobre el desempeño de los maestros, enconsecuencia con las transformaciones descritas en incisos anteriores. Para esto convendrá que losesfuerzos de actualización procuren: reorientar el compromiso del maestro más hacia sus alumnos quehacia sus jefes, estimular y apoyar sus deseos de superación personal, lograr que perciban lasevaluaciones de su desempeño como ayuda para cumplir mejor sus funciones, y fortalecer nuevasformas de solidaridad con sus colegas, los padres de sus alumnos y la comunidad. Estos procesostendrán un impacto positivo sobre la eficacia de la educación. El uso de este material es con propósitos didácticos. No tiene fines de lucro. - 10 -
  • 12. CULTURA E IDENTIDADVinculación con la comunidad y con el mundo de la producciónSaldos positivos podrán dejar las tendencias "modernizadoras" para la relación de las escuelas consus comunidades inmediatas (como se desprende desarrollar dicho) y, en particular, con los sectoresproductivos. Sin subordinar la educación a los requerimientos del economía, pues tiene funcionesmás amplias y nobles, será beneficioso que el currículum y la práctica educativa refuerzan susreferentes hacia la vida económica en general, no menos que hacia el conocimiento científico ytecnológico; y que en las modalidades y niveles más directamente relacionados con la preparacióndel estudiante para ingresar al mercado de trabajo se estrechen los vínculos con los organismosrepresentativos del mundo productivo. En esta tarea hay problemáticas específicas que deberán seratendidas: las universidades y otras instituciones de tasas niveles tienen que compaginar su autonomíaacadémica y su aspiración a proporcionar una educación general con la adecuación a los contextos einstituciones en que se insertan sus egresados; las instituciones que preparan técnicos medios concurrículos terminales deben responder con agilidad a las veloces transformaciones tecnológicas delos procesos productivos; las escuelas median la sede en confrontadas a deslindar lo que lescorresponde a ellas (como es la formación de destrezas intelectuales y manuales de carácter general yuna "cultura tecnológica y administrativa" actualizada), y la capacitación inmediata que proporcionanlas empresas u otras instituciones orientadas al adiestramiento específico; etc.. Estas transformacionesbeneficiarán individualmente la relevancia de la educación.Abrir nuevas fuentes de financiamiento educativoEn correspondencia con los procesos anteriormente enumerados, es previsible que se aliente elconcurso de la sociedad -y en particular de las empresas y de algunas fundaciones y ONGSespecíficas- en el financiamiento educativo. La "modernidad" puede dejar como saldo positivo unamayor responsabilidad social respecto a la educación, que entre otras cosas se traducirá enaportaciones económicas adicionales y más diversificadas. Esto incidirá sobre la eficacia de laeducación.En suma, las tendencias modernizadoras, asumidas con el sentido crítico vigilante debidamentemoduladas, pueden contribuir a aumentar la calidad del educación: su relevancia, eficacia, eficienciae inclusive su equidad.La cultura de la modernidadNo podemos comprender nuestra profesión de educadores ni la función que cumplen la educación enla sociedad sin reflexionar en lo que significa el actual tránsito hacia la cultura de la modernidad.En los últimos cincuenta años, a partir de la Segunda Guerra Mundial, la mayor parte de nuestrospaíses adoptaron un modelo de desarrollo ese considero idóneo para afrontar la solución de susproblemas económicos y sociales; Este modelo recogía las experiencias de los países industrializados yse creía que en pocas décadas alcanzaríamos niveles de desarrollo semejantes a los de ellos.En modelo se basa en importantes principios y valores del pensamiento occidental, tales como laprevalencía de la razón y de conocimiento científico, de idea de progreso, la centralidad de laeconomía para el bienestar humano, la independencia y responsabilidad del individuo, lacompetitividad y la conveniencia de los gobiernos democráticos; a esos principios se vinculabanalgunas virtudes o conductas deseables como el trabajo asiduo, la búsqueda de productividad, el ahorro,el sentido de organización o la maximización de la ganancia, hábitos que están en la base del éxito delcapitalismo. El uso de este material es con propósitos didácticos. No tiene fines de lucro. - 11 -
  • 13. CULTURA E IDENTIDADMal que bien, los países latinoamericanos hemos adoptado ese modelo de desarrollo y la parte de lapoblación que se han logrado incorporar a la economía moderna ha transformado sus estilos devida de acuerdo a ésas características, no sin introducir adaptaciones y matices propios.La presente transición implica un afinamiento y una agudización de ése modelo modernizador.Los cambios de énfasis que ahora se proponen son los propios de la filosofía neo-liberal; laglobalización de comercio y la entronización de la economía de mercado tienen implicacionesculturales de gran trascendencia: la visión mercantilista de la vida (que reduce los valores de uso a losvalores intercambio en todos los órdenes) afectan las formas en que la sociedad valora a las personasy sus habilidades, el trabajo, el tiempo, la recreación; cambian los significados, los estilos de vidapersonal, la organización de la familia, las relaciones, las formas de esparcimiento y el sentido de lafiesta y la celebración.La racionalidad de neo-liberal va más allá del antiguo racionalismo; ya se tuvo ahora el pragmatismo,la realización inmediata, el balance entre el costo y el beneficio; las decisiones -no sólo en elmundo productivo- se vuelven procesos automáticos, muchas veces computarizados, en los que nohay espacio para la consideración de las personas o de Sus sentimientos; el trabajo humano no es sinouna variable de la productividad. Se reduce también en margen de lo incomprensible; pierden vigencialos valores de la ética tradicional irreductibles a la razón. Las religiones o se privatiza o seinstrumentalizan al servicio del nuevo "orden", las normas de comportamiento provienen ahora delos estándares impuestos por la experiencia internacional; lo que cuenta es la optimización demostrada.Esta nueva "cultura de la empresa" prevade al gobierno y a la sociedad.Las exigencias del capital lo ha llevado a adueñase de la ciencia y de sus aplicaciones. Es lamaximización de la ganancia lo que determina las orientaciones de la investigación científica y desus aplicaciones tecnológicas. La ciencia está menos interesada en comprender el mundo que encontribuir a un desarrollo material que maximicen las ganancias; economía pretende ya estar alservicio de las necesidades humanas y la convivencia pacífica, cuanto al servicio de un consumo yirracional. Se alteran, insensiblemente, la valoración de los recursos naturales y de trabajo, ydesaparecen los ideales de justicia, solidaridad y superación moral de los seres humanos.Estos cambios culturales se van dando insensiblemente; se van transformando los hábitos de vida, lasmaneras de pensar y las instituciones; toda la sociedad, especialmente las nuevas generaciones, sereeduquen conforme a los nuevos códigos, incentivos y aspiraciones. Los medios de comunicaciónde masas promueven esta reeducación, no sólo por el apoyo que presta su publicidad al consumo, sinopor las valoraciones culturales eran implícitas en sus mensajes.Reflexiones finalesQue puede y debe hacer un país ante estas transformaciones culturales es una pregunta acompleja quecada país abordará desde su propia perspectiva. Para la política educativa se sugiere cuatro avenidas dereflexión.• Primero, la necesidad de que la nueva cultura de la modernidad sea relacionada con las energías culturales propias de cada pueblo, para que se articula con ella y se adapte a sus valores en la medida de lo posible. Profundizan en la filosofía de la educación de nuestro pueblo (campo, por cierto, muy poco frecuentado por nuestros investigadores e intelectuales) supondría identificar las propias raíces culturales y El uso de este material es con propósitos didácticos. No tiene fines de lucro. - 12 -
  • 14. CULTURA E IDENTIDAD encontrar formas para que los cambios inevitables se adapten a nuestra idiosincrasia. Se esperaría que las instituciones de educación superior realicen este esfuerzo filosófico y antropológico, para fundamentar los cambios curriculares emprendidos en las escuelas.• En segundo lugar, se sugiere atender esta relación entre cultura y educación muy particularmente en los modelos y actividades de actualización de los maestros que debieran orientarse a ayudarlos para asumir conscientemente y críticamente los cambios, a la vez que para salvaguardar la propia cultura. Es en este contexto de cambio cultural donde debemos situar la discusión sobre la formación y actualización del magisterio, pues es el maestro la pieza decisiva para lograr "modular la modernización educativa" de acuerdo a los requerimientos y conveniencias del país.• En tercer lugar, tenemos que atender a las orientaciones de los medios de comunicación los cuales no pueden abandonarse a las dinámicas del mercado sin que su acción cause efectos culturales y educativos devastadores Por su naturaleza la televisión y la radio tienen una función cultural y formativa respecto a la sociedad; los valores que promuevan a través de sus programas deben sumarse al esfuerzo que realiza la sociedad y el estado en sus escuelas. Respecto a estos dos medios, además de contar con una legislación adecuada y de exigir continuamente qué se cumpla, es indispensable constituir organismos colegiados y representativos que vigile y orienten su funcionamiento. La libertad de expresión debe compaginarse con el respeto a los valores que caracterizan la identidad de cada pueblo y fundamenta las conductas públicas.• Finalmente, es indispensable promover una reflexión crítica sobre paradigmas alternativos de desarrollo que salvaguarden la riqueza humana propia de nuestras culturas. Este esfuerzo pueden ser de gran ayuda las reflexiones del "informe sobre desarrollo humano 1994" (PNUD 1994:10 ss), el cual afirma que "aunque la riqueza es indispensable para la vida humana", ella no se identifica con el desarrollo, pues "acumular riqueza no es necesario para sea realidad algunas importantes opciones humanas" (p. 17), y tampoco es verdad que la abundancia de bienes materiales amplía las opciones de las personas. "Los decisivo no es el proceso de maximización de la riqueza, sino las opciones efectivas de los individuos y las sociedades; y esta es la verdad simple que se suele olvidar" (p. 19). La reflexión sobre estos principios parece indispensable para reorientar el sentido humano de la educación, en la actualidad la transición, no menos que para fundamentar una nueva moral pública.El argumento central de mi exposición ha sido que la transición hacia el próximo siglo plantea a laeducación el reto de discernir los riesgos que se deben evitar o prevenir, y los posibles beneficios que sepueden aprovechar. La historia no nos pregunta si estamos de acuerdo con ella; simplemente avanza; enla complejidad de sus procesos nos corresponde vislumbrar los pequeños espacios deautodeterminación en el que los estados y pueblos pueden hacer valer su voluntad y conformardestinos colectivos más acordes con sus propósitos. El uso de este material es con propósitos didácticos. No tiene fines de lucro. - 13 -