Your SlideShare is downloading. ×
Una experiencia de formación de instructores centrada en la investigación
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Una experiencia de formación de instructores centrada en la investigación

3,213
views

Published on

Una experiencia de formación de instructores centrada en la investigación

Una experiencia de formación de instructores centrada en la investigación


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
3,213
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
31
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. CURRÍCULO, FORMACIÓN Y DESARROLLO DOCENTE UNA EXPERIENCIA DE FORMACIÓN DE INSTRUCTORES CENTRADA EN LA INVESTIGACIÓN Nelly A. León Gómez UPEL-IPM nellyleong@hotmail.com Según el Reglamento del Personal Académico de la UPEL, los profesores instructores durante el período de prueba de dos años seguirán un programa de formación orientado institucionalmente. Siguiendo estos señalamientos, para el año 2004 el Departamento de Matemática del Instituto Pedagógico de Maturín creó un Programa de Formación de Instructores dirigido a brindarles acompañamiento afectivo, personalizado y efectivo en esta etapa de inserción, y ofrecerles un plan de desarrollo profesional bajo la tutoría de profesores experimentados y la supervisión de un coordinador general. Este programa rompe con la idea de capacitación y actualización a través de cursos y talleres; centrándose en la investigación y la autoformación se desarrolla principalmente desde el Núcleo de Investigación de Educación Matemática (NIEMAT), vinculándose estrechamente con las funciones de docencia y extensión. Basado en una serie de competencias y rasgos generales que debe poseer el docente universitario, el programa se concretiza en cinco ejes de acción: Formación para la vida académica y socio-cultural en el ambiente universitario y su entorno; formación para la investigación y la producción de saberes; formación teórico-conceptual; formación para una enseñanza innovadora y formación en tecnología. Por lo tanto, en primera instancia se ha trabajado en y para la investigación buscando crear en los profesores instructores una actitud hacia la reflexión y la indagación como práctica de vida académica, favorable al cambio, hacia la superación intelectual y personal, de crítica a su práctica pedagógica y de cuestionamiento a patrones establecidos e inmutables. Los resultados obtenidos apuntan hacia el logro de un profesional altamente identificado con la universidad, consustanciado con la realidad y el entorno social y académico; con una disposición favorable hacia la búsqueda de nuevas opciones didácticas, hacia su crecimiento y formación continua en el área de Matemática integrada a otras ciencias y hacia la indagación y la reflexión como prácticas cotidianas. Palabras claves: Formación de Instructores, Desarrollo Profesional, Formación en y para la Investigación. INTRODUCCIÓN La Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL) es, por excelencia, la institución formadora de docentes para los niveles de educación inicial, primaria y secundaria en Venezuela. Se encuentra presente en todo el territorio nacional, a través de sus ocho núcleos, entre los que se encuentra el Instituto Pedagógico de Maturín (UPEL-IPM). Para cumplir su misión de formar, capacitar, perfeccionar y actualizar los recursos humanos para la educación, la UPEL requiere de un personal académico que posea el perfil del profesor universitario concretado en un alto nivel de competencia para ejercer las funciones de docencia, investigación y extensión, capaz de afrontar los retos con conocimiento, responsabilidad y ética; abierto al cambio y con disposición para involucrarse eficientemente con las exigencias del saber y de la comunicación de ese saber en el tecnologizado mundo contemporáneo. Para conformar ese cuerpo profesoral, la universidad cuenta con dos vías: el Programa de Formación de la Generación de Relevo (PFGR) y el concurso de oposición. En la primera, los docentes ingresan
  • 2. como becarios durante un lapso de dos años en los cuales seguirán un programa de formación, culminado y aprobado el cual, ingresan en la categoría Instructores; en la segunda, los ganadores se incorporan también como profesores instructores. Según la normativa vigente, los docentes en esta categoría permanecen en un período de prueba por dos años, durante el cual deberán seguir un programa de formación estipulado por las instancias académicas correspondientes. No obstante, lo que ha ocurrido en la práctica en la UPEL-IPM, es que los becarios, efectivamente han sido atendidos en sus inicios a través de un proceso de formación centrado en la sensibilización e identificación con la universidad; la consolidación de la práctica pedagógica y la formación profesional; y la complementación académica a nivel de postgrado e investigación. Culminado el programa, se rompe la continuidad en su formación y no se le hace un verdadero seguimiento durante el período de prueba como Instructores (León, 2004). Los que ingresan por concurso de oposición, en general, son dejados a su suerte con un listado de actividades que cumplir, creando en ellos desasosiego e incertidumbre que deben ir superando por sus propios medios. Conscientes del negativo impacto que esto crea en un profesor que recién se incorpora a la Universidad, en el Departamento de Matemática de la UPEL-IPM, se ha venido consolidando desde el año 2004 un Programa de Formación de Instructores dirigido a brindarles, en primer lugar, un acompañamiento afectivo, personalizado y efectivo en esta etapa de inserción, y en segundo lugar, un plan de formación bajo la tutoría de profesores experimentados y la supervisión de un coordinador de programa, que conlleve a su crecimiento personal, autorrealización y preparación para cumplir el rol de profesor universitario según los cánones de la contemporaneidad. En este trabajo presentamos la fundamentación del programa, la cual está orientada por una concepción emergente de lo que se entiende por formación y desarrollo profesional; las competencias que debe poseer un docente universitario y los ejes de formación que se de ellas se derivan; los principios que orientan el proceso de formación; los planes que se han venido desarrollando y los resultados que de ellos se han derivado. Sustento legal de la formación de instructores en la UPEL En su articulado, el Reglamento del Personal Académico de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL,1993)) norma lo relativo a la formación del personal que ingresa a la universidad en la categoría de Profesor Instructor. En el artículo 8 señala que durante el período de prueba de 2 años los docentes en esta categoría seguirán un programa de formación que orientará la Universidad, que deberá ser evaluado favorablemente para poder ascender a la categoría superior como lo estipula el artículo 60. En el Título VII de este reglamento, referido al Desarrollo Profesional del Personal Académico, se concibe éste como un proceso permanente que será atendido a través de programas destinados a mejorar, actualizar y especializar a los miembros del personal académico en el ejercicio de sus funciones. Estos programas responderán a los fines y propósitos de la UPEL, a la filosofía de la educación venezolana y a las expectativas profesionales, veremos que el programa de formación de instructores al que se refiere este trabajo pretende romper con la idea de actualización y capacitación hacia una nueva concepción de desarrollo profesional como un proceso sistemático, continuo, integral, progresivo, entre otras características. El artículo 97 indica que son deberes de los miembros del PA de la UPEL: 2. Mejorar constante y sistemáticamente su formación profesional. 4. Participar en los programas de formación y perfeccionamiento que establezca la Universidad. 5. Contribuir a la formación y elevación académica de los miembros del PA de la Universidad. y el artículo 99 dice que es un derecho de los docentes capacitarse a través de los cursos especiales o de postgrado que la Universidad promueva y organice, o mediante programas de becas para seguir estudios fuera de la Institución. Es decir, que es tanto un deber como un derecho de los profesores de la UPEL su formación permanente, lo cual puede hacerse dentro o fuera de la Universidad. Además
  • 3. los profesores tienen el deber de participar en la formación del resto de sus colegas cuando éstos posean mayor experiencia o nivel de formación. Señala el reglamento que existirá una Comisión de Desarrollo Profesional, nombrada por el Consejo Universitario, quien se encargará de orientar las actividades de desarrollo profesional de acuerdo a las normas establecidas en las Políticas de Desarrollo Profesional de la Universidad. En las POLÍTICAS DE DOCENCIA (UPEL, 1999) se incorpora una denominada Política de renovación, desarrollo y perfeccionamiento permanente del Personal Docente de la Universidad, que prevé el mantenimiento de una planta profesoral calificada para la ejecución de las funciones de docencia, investigación y extensión, teniendo como estrategias: - El ingreso de personal por el Programa de Formación de la Generación de Relevo - Incorporación de personal académico calificado, adoptando criterios de selección e ingreso previstos en los reglamentos (Concurso de oposición) -Ofrecer programas de inducción, desarrollo y perfeccionamiento orientados a vincular las actividades docentes con la misión y visión de la UPEL, con la sociedad en la cual vive y a procurar respuestas pedagógicas oportunas y efectivas a los problemas de la educación venezolana, mediante actividades de investigación. -Diseñar y ejecutar planes de desarrollo de los recursos humanos orientados a proporcionar al personal docente de la Universidad las competencias requeridas para lograr los objetivos y los planes de la institución. -Crear condiciones académicas, administrativas y financieras que estimulen el perfeccionamiento del personal docente de la Universidad. -Establecer programas de evaluación del desempeño académico, dirigidos a promover el desarrollo permanente y exaltar la excelencia académica. - Estimular y apoyar la participación de los docentes de la universidad en eventos educativos nacionales e internacionales. Podemos decir entonces que, al menos en lo escrito, existe en la Universidad cierta regulación sobre el desarrollo profesional, no sólo del que recién ingresa en la categoría de Instructor, sino todo el que forma parte de su planta profesoral. No obstante, una crítica que pudiéramos hacer a la política dictada al respecto es que no parte de la conceptualización de formación y del tipo de docente que hace vida académica en la Universidad. Por otra parte, no se conoce a nivel de algunos institutos sobre la conformación, alcances y funcionamiento de la comisión mencionada así, como el respeto a lo estipulado en el Reglamento de Personal Académico. Algunos antecedentes sobre desarrollo profesional en la UPEL y en otras Universidades En la UPEL, en cada uno de los Institutos, se tiene la experiencia del Programa de Formación de la Generación de Relevo, que tiene como objetivo captar a los egresados de la UPEL o de otras universidades formadoras de docentes, que hayan obtenido altos índices de rendimiento académico, intachable expediente disciplinario y participación meritoria en actividades de investigación y de extensión. Por esta vía han ingresado varias cohortes de docentes al IPM. Este se tiene como un programa “bandera” para la captación y formación de personal Académico; sin embargo son múltiples las observaciones que se le han hecho. En el año 2005, como producto de una investigación realizada desde la Unidad de Planificación, se presentó un informe titulado “Estudio del Impacto del Programa de Formación de la Generación de Relevo del Personal Docente de la UPEL- IPM”(León, 2005), que recoge a grandes rasgos el funcionamiento y las limitaciones de este programa hasta el año anterior, la actuación de los becarios y su desempeño posterior, su satisfacción y sus expectativas respecto al programa y a labor profesional y las sugerencias de los becarios y los tutores para mejorar el programa. En el ámbito general en la UPEL, según el trabajo titulado “Perfeccionamiento Docente en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador”( Bustamante y Rodriguez, 2003), la evaluación preliminar del programa de Generación de Relevo refleja su consolidación tanto cuantitativa como cualitativa, por la cantidad de docentes que han ingresado por esa vía y por el logro de los objetivos
  • 4. referidos a incrementar la identificación, el compromiso y la calidad profesional de nuevo docente de la UPEL. En este mismo trabajo se hace referencia a la concreción del Programa de Desarrollo del Personal Académico de la Universidad, dirigido en su fase inicial a los profesores instructores y asistentes con carácter permanente y duración de dos años e implementado primeramente en el Instituto Pedagógico de Caracas. El programa está dirigido a atender tres necesidades fundamentales: - Actualización permanente - Formador como investigador y agente de cambio - Prácticas en diagnóstico, cambio e innovación en la comunidad y en el ejercicio de la docencia integradora. El programa está concebido para ser desarrollado en cuatro etapas: a) Pre-evaluación: Detección de necesidades individuales de los participantes; Sensibilización; Reforzamiento de roles: Docente, investigador y agente de cambio; y Formulación y ejecución de proyectos: Diagnóstico, cambio e innovación en la comunidad, actualización profesional y docencia integrada. En un nivel conceptual de la formación encontramos los planteamientos de Elsa Guzmán de Moya, quien ha dedicado buena parte de su producción académica a este tema. En un estudio diagnóstico titulado Ideas preliminares para definir un proyecto de autorreflexión institucional para la reconstrucción de la docencia superior en el IPM-UPEL (Guzmán, 2000), se refiere a los dilemas de la formación docente en el IPM: ¿Desde donde plantearlos, desde donde asumirlos?, donde presenta su visión de la formación desde la complejidad. Argumenta que el sujeto en formación, entre ellos los docentes, son enseñados a buscar respuestas en lugar de hacerse preguntas, sin cuestionarse su papel mediador de estatus conceptuales y metodológicos construidos por otros fuera de su campo experiencial. Para ella, las necesidades de cambio y las propuestas de formación no han pasado del ámbito de lo cosmético al no profundizar en las cuestiones fundamentales que parten de la concepción misma de universidad y de la formación. Según esta autora, en el IPM, la naturaleza de la formación se resume a transitar por cursos escolarizados, donde la práctica docente se realiza como oficio de imitación y no de creación, ejecutada con procedimientos arbitrarios del docente que no dan cabida a la reflexión, a la indagación, a la búsqueda, a la novedad. En estas ideas preliminares no propone una programación acabada para lograr metas específicas a corto o mediano plazo a ejecutarse desde instancias direccionales, sino por el contrario una reflexión autocrítica de los diversos actores desde las altas esferas gerenciales hasta las cátedras donde tienen su asiento conceptual y operativo la actividad de aula, los proyectos de investigación y los programas de extensión. Con respecto a experiencias de desarrollo profesional en otras universidades cabe mencionar el Programa General de Formación y Actualización del Profesorado Universitario de la UCV (SADPRO, UCV)(2003), que busca impulsar el desarrollo integral del profesorado e incentivar la formación del personal docente y de investigación de relevo. Este programa se apoya en una serie de principios: Continuo, sistemático, pertinente, integral, flexible y versátil, y progresivo. Igual que en el caso del IPC la formación del profesorado de la UCV se rige mediante dos programas fundamentales: - Programa de Formación Integral para Profesores Instructores y - Programa de Actualización Docente, que se da a través de tres modalidades: Formal, abierto y en línea. La modalidad formal es permanente, contextualizada a las necesidades de formación e independiente del escalafón académico; la modalidad abierta es flexible, de libre elección y otorga acreditación; y la modalidad en línea es de carácter innovador y se apoya en la tecnología. Según la concepción de este programa, el profesor inicia su proceso de formación al ingresar a la UCV en la categoría de instructor, pero no se detiene al cumplir los dos años de período de prueba sino que sigue con el programa de actualización docente, en el cual los profesores universitarios en servicios pueden continuar su desarrollo profesional en las áreas de docencia, investigación, extensión y gestión.
  • 5. En muchas otras universidades como la UNELLEZ(Segovia y Corredor, 2003) y ULA(Vivas, Becerra y Díaz, 2003) existen programas de formación de la generación de relevo y programas de desarrollo profesional centrados en la capacitación y perfeccionamiento del personal académico. El Programa de Formación de Instructores del Departamento de Matemática en el Instituto Pedagógico de Maturín El Programa de Formación de Instructores del Departamento de Matemática del Instituto Pedagógico de Maturín se viene implementando desde el año 2004 y ha atendido a los profesores que han ingresado como instructores tanto desde el Programa de Formación de la Generación de Relevo como por concurso de oposición. El objetivo fundamental es brindar a los profesores instructores lineamientos para su desarrollo profesional que conlleven a un desenvolvimiento eficiente en las funciones de Docencia, Investigación y Extensión y a su crecimiento personal y autorrealización. Además, persigue objetivos específicos en cada una de las funciones que los instructores deben cumplir como profesores universitarios y en los aspectos de auto-desarrollo personal. Al proponer el programa se parte de la concepción del profesor universitario como un profesional innovador en el aula y en la Institución, cuestionador de su práctica a través de la reflexión – investigación, con una actitud favorable al cambio, capaz de tomar decisiones en situaciones de incertidumbre, de actuar de manera independiente pero apegado a los intereses de los grupos dentro de los cuales convive y de la institución misma. De esta descripción inicial se destacan algunos rasgos generales deseables en el profesor novel que ingresa al Departamento, como son: - Capacidad de reflexión sobre la práctica - Actitud autocrítica - Capacidad de adaptación a los cambios - Actitud hacia la búsqueda y la indagación permanentes - Tolerancia a la incertidumbre, a la inseguridad y al riesgo que lo lleva a asumir retos. - Capacidad para la toma de decisiones y para la exploración de iniciativas - Autonomía para actuar y expresarse - Compromiso ético-profesional - Trabajo en equipo - Voluntad y compromiso de auto-formación. (Tejada, 2003, pp 11-12) Además de estos rasgos generales, existen una serie de competencias que el docente debe desarrollar a partir de su ingreso y a lo largo de su carrera universitaria, vinculadas con el saber cognitivo, el saber hacer, el saber estar y el saber convivir. Estas competencias las hemos organizado en cinco grandes grupos: 1. Competencias Teóricas Conceptuales, que comprenden: - Conocer la materia a enseñar, en nuestro caso, la Matemática: su historia, y las concepciones epistemológicas y metodológicas que han orientado la producción del conocimiento a través de los tiempos. - Conocer el estado del estado del arte de la(s) materia(s) a enseñar, los nuevos desarrollo, teóricos y conceptuales. - Conocer las interacciones de la Matemática tanto con las disciplinas en las que se sustenta para su desarrollo, como de aquellas que se sirven de ella en la producción de conocimientos y en su aplicabilidad. (Gil y Pessoa, 2001). 2. Competencias Pedagógicas, que incluyen: - Saber cómo los estudiantes aprenden matemática: conocer las teorías de aprendizaje y aplicarlas al mediar entre ellos y el conocimiento.
  • 6. - Saber cómo enseñar matemática: Conocer las teorías, métodos y estrategias para llevar a cabo una enseñanza innovadora; actualizarse permanentemente en estos aspectos, explorar nuevas alternativas de acuerdo a las características de los grupos de estudiantes. - Saber como evaluar en Matemática: conocer los lineamientos teóricos y prácticos de la evaluación con vigencia en cada momento y en las diversas propuestas educativas que se ensayan. Saber aplicarlos a la evaluación en Matemática. - Conocer las disciplinas que apoyan a la pedagogía y la didáctica: Psicología, Filosofía, Planificación, entre otras, y servirse de sus postulados para optimizar el proceso enseñanza- aprendizaje. 3. Competencias Investigativas, que comprenden: - Conocer los aspectos teóricos, epistemológicos y metodológicos de la investigación educativa en general y de la investigación en Educación Matemática en particular. - Concebir la investigación como función vinculada a la docencia en doble sentido: la investigación como apoyo a la docencia, y ésta como generadora de problemas y de entornos investigativos ejerciendo la investigación acción sobre la práctica. - Saber integrar la investigación y la extensión universitaria a través de proyectos educativos y comunitarios. - Saber comunicar los resultados a través de presentaciones orales y de la redacción de artículos. - Tener la capacidad y la motivación constantes para ejercer la investigación como forma de vida universitaria. 4. Competencias Tecnológicas, que incluyen: - Conocer el uso, manejo y aplicación de las nuevas tecnologías como herramientas didácticas en la enseñanza de diversos tópicos matemáticos - Conocer el manejo de las TIC’s con fines académicos - Saber aprovechar los recursos tecnológicos en las actividades de investigación, desde la búsqueda y procesamiento de información hasta la comunicación de resultados. 5. Competencias Sociales – Culturales, que abarcan: - Conocer la universidad: normativa, organización, funcionamiento y los diversos actores que hacen vida en su seno. - Saber convivir en armonía en el ambiente universitario. - Saber comunicarse con sus estudiantes, sus colegas y sus superiores. - Saber actuar de manera autónoma, con flexibilidad pero con apego a las normas. - Saber trabajar en grupos, de forma cooperativa en función del logro de los objetivos individuales, grupales e institucionales. - Saber tomar decisiones acertadas en situaciones inciertas - Saber dialogar, discutir, defender puntos de vistas, respetando opiniones contrarias a sus creencias y puntos de vistas, aceptando al otro. Principios que Orientan el Proceso de Formación Permanente del Profesorado del Departamento de Matemática del IPM En primer lugar debemos aclarar la connotación que damos al calificativo “Permanente”. Lo estamos tomando en el sentido de que no tiene caducidad y no es esporádico; el proceso de formación que se viene desarrollando se inicia con el ingreso del profesor en la categoría de Instructor y se da de manera continuada no sólo mientras permanece en ella, sino que se espera que continúe durante su vida profesional activa y aun más allá en su etapa de jubilación. Además es cambiante según la realidad educativa que impere en cada momento y según las necesidades institucionales y personales de los docentes. De aquí que los principios que caracterizan este proceso de formación que son: Continuo, integral, progresivo, incluyente, sistemático, flexible y pertinente. Ejes de Formación Basados en las competencias que debe desarrollar el profesor de Matemática, se han concebido cinco ejes de formación: 1. Formación Teórico Conceptual 2. Formación para una Enseñanza Innovadora
  • 7. 3. Formación la Investigación y Producción de Saberes 4. Formación en Tecnología 5. Formación para la vida académica y socio cultural en el ambiente universitario y su entorno. Características del Programa de Formación: En este programa de formación se entrecruzan elementos de los modelos de investigación o indagativo; de desarrollo y mejora; de formación y cultura profesional y de formación orientada individualmente, esbozados por Imbernón (1994), lo que le proporciona las siguientes características. - No escolarizado, pues no se da a través de cursos formales que conduzcan a algún tipo de certificación. - Rompe con la idea de capacitación y actualización, lo que se busca es que el docente aprenda a aprender en busca de una autoformación permanente. - Centrado en la investigación como mecanismo de autoformación, reflexión, cuestionamiento de la práctica y de los saberes que se ostentan. - El seminario es elemento clave de formación, en el que participan los profesores instructores conjuntamente con los docentes experimentados en la discusión de las temáticas más variadas vinculadas a la Matemática y a la Educación Matemática. - Comprende las funciones de docencia, investigación, extensión y gerencia, pues la docencia se nutre de los resultados de la indagación permanente de los profesores; a la vez las aulas de clase se convierten en generadoras de problemas de investigación bajo la concepción del ejercicio de la enseñanza como práctica contextualizada donde el docente es un actor social comprometido con su entorno (Liston y Zeicher, 1997) y que a través de la extensión se divulguen los resultados y de las investigaciones y se establezca interacción con las comunidades. - Fundamentado sobre el trabajo interdisciplinar, pues no concibe a la Matemática fuertemente interrelacionada con muchas otras disciplinas y tiene múltiples aplicaciones. - Vinculado a las unidades de investigación, especialmente al Núcleo de Investigación en Educación Matemática (NIEMAT) y sus diversas líneas de investigación, a la Coordinación General de Investigación y a otros Núcleos de Investigación de la Universidad. - Atiende tanto a las necesidades individuales como institucionales de formación . Implementación del Programa El programa está concebido para ejecutarse mediante el acompañamiento de un docente experimentado que funge como tutor del profesor novel, guiados por un Plan de Formación elaborado de manera conjunta entre ambos y siguiendo los lineamientos emanados de la Subdirección de Docencia. Al iniciar el período de prueba, cada profesor instructor elabora una propuesta personal de formación, la cual es discutida con el tutor que se le ha asignado. Posteriormente en reunión conjunta de todos los instructores, los tutores y el coordinador del programa se concretan las acciones en las que participarán todos los instructores de manera conjunta y que complementarán las actividades particulares de cada uno de ellos. Hasta la fecha se han atendido dos cohortes de profesores de recién ingreso a la Institución. En la actualidad se encuentran cuatro profesores en período de prueba los cuales siguen un programa de formación cuyas principales acciones y lineamientos han sido los siguientes: En Docencia: En el programa se busca una formación del profesor instructor que le permita llevar a cabo una enseñanza innovadora y que a su vez refleje conocimiento de la materia que le corresponda enseñar. Dentro de esta función desempeñaron las siguientes actividades: - Administración de por lo menos 3 cursos del plan de estudios, para los cuales han debido elaborar y presentar a su tutor los correspondientes programas didácticos, planes de clase y de evaluación, además de diseñar materiales de apoyo para los estudiantes, algunos de los cuales, después de ser revisados y enriquecidos se convertirán en trabajos de ascenso para ascender a categorías superiores.
  • 8. - Preparación, en la práctica, para el manejo de diversos programas de computación factibles de ser empleados como herramientas didácticas En Investigación En el programa se hace especial énfasis en la formación para y en la investigación como mecanismo idóneo para su formación y el desempeño de la función docente; pero, con una noción de investigación como posibilidad de cambio permanente, de enfrentar los retos que se le presenten o que él (o ella) mismo busque, como puente y al vez sostén de una docencia innovadora, rica en interrogantes y en expectativas de búsqueda que abre las posibilidades a la libertad como ejercicio de y en la academia. Algunas actividades fueron: -Inscripción en el NIEMAT como investigadores activos -Desarrollo del Trabajo de Grado para obtener el título de Magíster en Educación mención Enseñanza de la Matemática. - Participación como ponente en un evento internacional de Educación Matemática: Reunión Latinoamericana de Matemática Educativa (RELME XXI), celebrada en la Universidad del Zulia en Julio 2007. Participación como ponente en evento nacional: VI Congreso Venezolano de Educación Matemática (VI COVEM) realizado en la UPEL-IPMAR en Octubre 2007. -Participación en eventos regionales y locales: Jornadas de Investigación del IPM y Jornada de Investigación y Educación Matemática del IPM (Junio 2008) - Organización de un evento de Investigación: VI Jornada de Investigación y Educación Matemática del IPM. - Publicación semanal de la página Tetraedro en diario de circulación local. - Tutoría a grupos de estudiantes en las investigaciones realizadas en el curso Fase de Ejecución de un Proyecto de Investigación. - Participación continua en seminarios para la discusión de tópicos de Matemática y de Educación Matemática en pro de una enseñanza innovadora. -Investigación en un tema de Matemática asignado por el tutor con el fin de elevar su preparación académica conceptual. Elaboración y presentación pública de los avances en círculos de estudios. - Participación en círculos de lectura interdisciplinar con docentes de diversas especialidades con el fin de mejorar sus competencias en lectoescritura, y ampliar sus escenarios de aprendizaje más allá de la Matemática. Uso continuado de Internet para la búsqueda de información requerida para sus investigaciones y sus asignaciones de estudio. En Extensión En esta función se busca que el docente interactúe con las distintas instancias intra y extra universitarias en búsqueda de una proyección de su acción como profesor universitario fuera del aula de clase. Con este fin se realizaron acciones como: - Diseño y ejecución de al menos un curso de extensión no acreditable. - Diseño y ejecución de al menos un curso de perfeccionamiento o actualización - Participación con charlas y talleres en diversas instituciones educativas del Estado Monagas. - Organización y participación en las Competencias de Ingenio de la especialidad de Matemática. - Organización y participación en actividades deportivas y socioculturales. En el aspecto gerencial e interprersonal - Colaboración con las diferentes actividades académico-administrativas del Departamento. - Participación en diversas comisiones como las de asesoría académica y de elaboración de horarios entre otras. - Participación en actividades sociales y recreacionales del Departamento y de la Institución. - Participación en charlas de desarrollo interpersonal. Evaluación del Programa La evaluación del programa es continua, pues se busca proporcionar retroalimentación permanente y reorientar las acciones cuando las condiciones así lo ameriten. Es fundamental, dentro de la
  • 9. concepción del programa, que el profesor de recién ingreso a la Universidad se sienta orientado sobre cada una de sus funciones y sobre la vida institucional, que aprenda a convivir armónicamente con sus pares, que sienta la libertad de buscar orientación en sus colegas de mayor experiencia en cualquier aspecto y circunstancia. Al culminar el primer año del período de prueba se solicitó un informe a cada participante sobre avances en su proceso de formación, las limitaciones y obstáculos que tuvieron que superar y las expectativas para el siguiente año. Este informe fue revisado por el tutor correspondiente y por el coordinador del programa y luego se convocó a reunión, por separado, a cada profesor instructor y se le dieron las orientaciones necesarias para continuar avanzando hacia el logro de las metas propuestas. Los resultados han sido altamente satisfactorios y han abarcado los cinco ejes de formación que lo direccionaron: podemos señalar con beneplácito que los cuatro profesores instructores se han identificado plenamente con la Universidad, el Departamento, sus colegas, sus alumnos; hacen vida universitaria plena; han cumplido sus funciones de docencia y de extensión y muy especialmente las de investigación. Podemos afirmar que se ha ido creando en ellos una cultura hacia la investigación que incidirá favorablemente en su desarrollo profesional continuo y permanente y en su práctica pedagógica. REFERENCIAS Bustamante, S. y Rodriguez, J. (2003. “Perfeccionamiento docente en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador”. Ponencia presentada en el Primer Encuentro Iberoamericano de Perfeccionamiento Integral del Profesor Universitario. UCV, Caracas. Gil, J. y Pessoa, R. (2001). La formación del profesorado de Ciencias Naturales y Matemática. España. Imbernón, F. (1994). La formación y el desarrollo profesional del profesorado. Hacia una nueva cultura profesional. Biblioteca de Aula. Barcelona, España. León, N. (2004) . Programa de Formación de instructores adscritos al Departamento de Matemática. Mimeografiado. León N. (2005). “Estudio del Impacto del Programa de Formación de la Generación de Relevo del personal docente de la UPEL-IPM”. Ponencia presentada en el I Congreso Venezolano de Educación Liston, D. y Zeicher, K (1997). Formación del profesorado y condiciones sociales de la escolarización. Morata. España. Guzmán, E (2000). Ideas Preliminares para definir un proyecto de autorreflexión institucional para la reconstrucción de la docencia superior y su práctica en el IPM. Mimeografiado. Segovia, A. y Corredor, M. (2003). “Perfeccionamiento del profesor universitario. UNELLEZ”. Ponencia presentada en el Primer Encuentro Iberoamericano de Perfeccionamiento Integral del Profesor Universitario. UCV, Caracas. Tejada, F (2003). “El formador de formadores: perfil profesional y propuesta de formación”. Ponencia presentada en la III Jornada de Formación y Orientación Profesional: de la escuela al trabajo” Vivas, M., Becerra, G. y Diáz, D. (2003). “Propuesta para la formación del profesorado Universitario”. Acción Pedagógica. (12,2), pp 60-66.