DISCURSO PRONUNCIANDO EN LA PRESENTACIÓN DEL    LIBRO “LA CONSTITUCIÓN DE MONTECRISTI,             UN SUEÑO COLECTIVO”    ...
←SEÑORAS Y SEÑORES:←←←Permítanme compartir con ustedes algunas experiencias vividasen los últimos años como preámbulo de l...
←Cuando hace algo más de 30 años “retornamos” a la vidademocrática, luego de una prolongada dictadura, el jovenpresidente ...
ecuatoriana violación a la constitución y la ley; licuaron las enormesdeudas privadas sobrevaluando al dólar y condenaron ...
←Pero los males no terminaron con estas atrocidades. Fueronllegando presidentes de turno que nos acostumbraron a lasfamosa...
←Y, como se tenía que aplicar las recetas impuestas por losrecaderos de los poderes fácticos mundiales, entre ajustesgradu...
←La corrupción campeaba y en el congreso se despistaba hablandode fiscalización, que no era otra cosa que shows mediáticos...
←En fin… en los últimos 30 años, la politiquería había degeneradola política y la democracia, en tal magnitud, que la mayo...
←Hasta noviembre de 2006 nos sentíamos en un país agónico,asolado por la corrupción, el centralismo, la inequidad y elclie...
←En esta nueva época la       revolución ciudadana que se hanutrido de todas las luchas sociales de liberación y resistenc...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Discurso del presidente de la Asamblea Nacional

654

Published on

http://www.asambleanacional.gob.ec

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
654
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Discurso del presidente de la Asamblea Nacional

  1. 1. DISCURSO PRONUNCIANDO EN LA PRESENTACIÓN DEL LIBRO “LA CONSTITUCIÓN DE MONTECRISTI, UN SUEÑO COLECTIVO” 22 DE DICIEMBRE DE 2010
  2. 2. ←SEÑORAS Y SEÑORES:←←←Permítanme compartir con ustedes algunas experiencias vividasen los últimos años como preámbulo de lo que les diré sobre esesueño colectivo que fue y es la Constitución de Montecristi.←
  3. 3. ←Cuando hace algo más de 30 años “retornamos” a la vidademocrática, luego de una prolongada dictadura, el jovenpresidente ecuatoriano Jaime Roldós Aguilera, que había ganadolas elecciones en nombre de la “fuerza del cambio”, desde el primerdía, hubo de enfrentarse a "patriarcas de la componenda" que eran,ni más ni menos, los mismos poderes fácticos de quienes perdieronaquellas elecciones de finales de los 70, en sociedad con lasoligarquías de siempre. En forma obscura y extraña murió Roldós ycon él muchas esperanzas de cambio. Algunos empresariosprivados -en complicidad con banqueros corruptos- se sobreendeudaron en el exterior y por tanto la quiebra amenazaba a susempresas y, sobre todo, a su poder. En nombre del bien común el“Gobierno de Turno” decidió, que “en vista de que la empresaprivada se había sacrificado y afectado en sus intereses para crearfuentes de empleo… era la hora de la reciprocidad… El Estadotenía que socializar esas pérdidas” …Se “sucretizó” esa deuda, lamisma que la terminamos pagando todos -con dineros públicos- pormás de una década; pues luego de unos años llego otro de los“presidentes de turno” que amplió los plazos de la sucretizaciónpara hacer que sus amigos y compadres vuelvan a enriquecerse ypreparen el mayor atraco del siglo XX con la complicidad demuchos, incluyendo a la mayoría de asambleístas constituyentesdel año 1998 que, con una infame transitoria constitucionalallanaron el camino para que el Estado asuma nuevamente loserrores privados -otra vez de los banqueros corruptos- que tras unferiado bancario se llevaron más de ocho mil millones de dólares.Se volvió al mismo discurso cínico de los ochenta y tras movilizar alos confundidos ahorristas y cuentacorrentistas con marchas comoaquella del “no me ahuevo carajo”, dolarizaron la economía
  4. 4. ecuatoriana violación a la constitución y la ley; licuaron las enormesdeudas privadas sobrevaluando al dólar y condenaron a la miseria amillones de ecuatorianas y ecuatorianos que perdieron, no solo susahorros, sino también la esperanza de vivir en un país que logreconvertirse en justo, equitativo, solidario y humano.←Fuimos entonces testigos de algo sin precedentes: el mayor éxodode compatriotas que, impelidos por su pobreza y desazón se vieronobligados a salir del país para sobrevivir como migrantes endiferentes confines de la tierra. ¡Que decir de los jubilados ypensionistas de finales del siglo XX!. Sus pensiones y ahorrosprácticamente se volatilizaron. Sólo acordémonos que en aquellasépocas el salario mínimo había superado el millón de sucres. Con ladolarización esa cantidad se redujo a 50 dólares. Situación similar opeor aún ocurrió con todos aquellos que habían acumulado fondoscon décadas de aportes en la seguridad social. De la noche a lamañana: los millones de sucres se convirtieron en un ridículopuñado de dólares que variaba entre tres cifras significativas para lamayoría y cuatro para una reducida minoría.←
  5. 5. ←Pero los males no terminaron con estas atrocidades. Fueronllegando presidentes de turno que nos acostumbraron a lasfamosas “medidas de ajuste” graduales en algunos años y en otrosconvertidos en verdaderos garrotazos para los más pobres. Losortodoxos economistas les llamaban refinadamente “medidas deschok” para acelerar el crecimiento económico y proteger elempleo de los más pobres. Presenciamos con pena a presidentessin ningún concepto de dignidad ni soberanía que se declararon losmejores amigos de Ronald Reagan o de George W. Bush, y a otrosque, cuando la mayor parte de la deuda externa ecuatoriana,ilegítima, estaba por extinguirse …viajaron a visitar a los acreedorespara informales que para “no dañar la historia de crédito de nuestrodestrozado Ecuador de esos años” habían decidido “honrar” ladeuda y oponerse a su extinción. Y no solo decidieron pagar, sinoque por muchos años se congelaron salarios y se redujo elpresupuesto destinado a la salud, educación y otras demandassociales, para destinarlos al pago de la deuda ilegítima. Inclusive seinventó una ley que prohibía usar el dinero proveniente de la ventade petróleo en desarrollo humano de nuestra gente, puesto quehabía que destinarlo, mayoritariamente, a cubrir los compromisoscon la deuda externa y interna. Consiguieron inmediatamente susobjetivos entreguistas y los débiles papeles fiduciarios de la deudaecuatoriana que valían en el mercado menos de la cuarta parte desu valor nominal se re-valuaron hasta llegar a superar el 100% delnominal. Además el perjuicio fue completo, porque los interesespactados en 6% en los años 70 se incrementaron en 1981 a nivelesusureros del 21%, mientras las tasas libor y prime seguíanalrededor del mismo 6%.←
  6. 6. ←Y, como se tenía que aplicar las recetas impuestas por losrecaderos de los poderes fácticos mundiales, entre ajustesgraduales y medidas de schok, se fueron creando las condicionessubjetivas para justificar la represión y el asesinato de obreros,estudiantes ,campesinos, intelectuales. ¡Diferentes actores pero unamisma época!. Se tomaron la Justicia por la fuerza, con tanques deguerra rodearon a la Corte Suprema. Los ministros y voceros delpoder de turno señalaban con arrogancia y frialdad que a los“terroristas” y a los pavos hay que matarles “la víspera”.←Las “pugnas de poderes” no eran sino espectáculos mediáticospara distraer y confundir a los inconformes y luchadores por elcambio. Al final del día todo se arreglaba con el “toma y daca”(que me das y que te toca) o la “regalada gana”. El Centralismocampeaba y suplantaba municipios y prefecturas con unidadesejecutoras o direcciones nacionales que repartían contratos “llave ylleve en mano”. Se creaban “escuadrones de la muerte” y setorturaba y mataba en nombre de la Paz… se desaparecían a losmuertos y se engañaba a la opinión pública como en el caso de losniños Restrepo o se engañaba a los amigos y familiares como en elcaso de Consuelo Benavides y Juan Carlos Acosta. Se secuestrabaadversarios políticos y se los apaleaba hasta darles por muertospara inculpar a la delincuencia y eximir de su responsabilidad a losmercenarios y sicarios de la politiquería.←
  7. 7. ←La corrupción campeaba y en el congreso se despistaba hablandode fiscalización, que no era otra cosa que shows mediáticos queescandalizaban pero no producían ningún efecto real. Loscorruptos siempre prefieren el escándalo y no la justicia ya quecon ello funciona el chantaje y la confusión. Los “fiscalizadores”eran generalmente gritones y gruñones hasta conseguir susparticulares objetivos. El tango “Cambalache” nos resumemaravillosamente esta estrategia aún vigente que no es otra que“igualarse” como dice una de las estrofas de la canción de EnriqueSantos Discépolo←←Que el mundo fue y será←una porquería, ya lo sé…←←Hoy resulta que es lo mismo←ser derecho que traidor,←ignorante, sabio o chorro,←generoso o estafador...←¡Todo es igual!←¡Nada es mejor!←Lo mismo un burro←que un gran profesor.←No hay aplazaos ni escalafón,←los ignorantes nos han igualao.←Si uno vive en la impostura←y otro roba en su ambición,←da lo mismo que sea cura,←colchonero, Rey de Bastos,←caradura o polizón.←¡Qué falta de respeto,←qué atropello a la razón!←Cualquiera es un señor,←cualquiera es un ladrón...←←
  8. 8. ←En fin… en los últimos 30 años, la politiquería había degeneradola política y la democracia, en tal magnitud, que la mayoría deentidades del Estado –secuestradas por la partidocracia- seencontraban severamente afectadas por el desprestigio y la falta decredibilidad. Los ciudadanos1 que en 1996 reclamábamos elderecho a participar políticamente queríamos no sólo “sercandidatos” sino convertirnos en protagonistas de un cambioradical, consiguiendo un avance histórico y extraordinario.←Guiados por tres mandatos básicos y ancestrales: Ama quilla,ama llulla, ama shua. (No ser ocioso, no mentir, no robar),ideamos las cuatro revoluciones ciudadanas: ética, económica,ecológica y educativa, para derrotar las inequidades e injusticias yavanzar en la construcción colectiva de ese “Nuevo País” que aúnsigue siendo el objetivo de todos y todas.1 Para nosotros “ser ciudadano(a)” consiste en haber logrado politizar de tal manera nuestras vidas queestamos dispuestos a defender, hasta con nuestra vida, nuestros derechos individuales y colectivos, peroal mismo tiempo hemos podido entender que un estado social de derecho es aquel en el esos derechosse garantizar por el cumplimiento de nuestros deberes. Por las múltiples acepciones de nuestro idiomacon frecuencia restringimos los términos ciudadano o ciudadana a “vecinos de una ciudad”.
  9. 9. ←Hasta noviembre de 2006 nos sentíamos en un país agónico,asolado por la corrupción, el centralismo, la inequidad y elclientelismo. La victoria de Rafael Correa Delgado, en nombre delas fuerzas ciudadanas y políticas, comprometidas con ese cambioprofundo y radical, transformó esa agonía en esperanza. Hacepocos años (Abril 2007) ello fue refrendado con la arrolladoravictoria del “SI”, en el proceso destinado a la instalación de una“Asamblea Constituyente de plenos poderes, para transformarel marco institucional del Estado y elaborar una nuevaConstitución”. El 30 de Septiembre 2007 se produjo el mayortriunfo electoral de las fuerzas democráticas de nuestro país con laapabullante ganancia de los candidatos nacionales y provinciales de“Acuerdo País” y otras fuerzas políticas comprometidas con elcambio frente a las candidaturas de la partidocracia y de las fuerzasde la derecha que se oponían a toda intención de cambio.←←El Libro que hoy tienen en sus manos, trata de sintetizar losmomentos más importantes de la formulación de la Constitución deMontecristi como expresión concreta de ese sueño colectivo queempieza a materializarse con el desarrollo de una nuevainstitucionalidad, creada en la nueva legislación ecuatoriana.←
  10. 10. ←En esta nueva época la revolución ciudadana que se hanutrido de todas las luchas sociales de liberación y resistenciafrente a todas las formas de dominación y colonialismo, es laexpresión más popular y comprometida con el cambioreclamado en nuestros sueños. Esta revolución ciudadana escomo una gran avenida en donde podemos juntar nuestrasmanos y corazones, todos los que estamos dispuestos acaminar hacia el futuro para poner de moda la honradez, lucharpor una patria altiva y soberana y dar la vida, si hace falta, paraque los 14 millones de ecuatorianos logremos derrotar parasiempre a la pobreza, la injusticia, la inseguridad y lapolitiquería.←Compañeras y compañeros hasta la Victoria Siempre.←←←←←←←

×