Funcion Social De Arte

31,661

Published on

Función Social del Arte

Published in: Education
2 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
31,661
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
448
Comments
2
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Funcion Social De Arte

  1. 1. UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA SISTEMA DE EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR BACHILLERATO GENERAL POR COMPETENCIAS Guía de Aprendizaje: APRECIACIÓN DEL ARTE Módulo 3. Actividad 1 “La función social del Arte” Autor: Álvaro Sánchez Cruz El arte ha tenido una función social a lo largo de la historia de las culturas. Primordialmente porque el arte se hace para que los otros lo aprecien, de esta forma es que buscamos entender cuál era su función en el pasado y cuál es hoy, qué mensajes querían representar. Preguntémonos por qué los faraones egipcios hacían sus pirámides, o los Mayas, o las pinturas rupestres, ¿qué simbolizaban? ¿qué tenían que ver con su vida cotidiana? Para esto podemos dar algunos ejemplos, comenzando con el Renacimiento. En este periodo de la historia se dio un desarrollo artístico y científico que renovó las formas de pensar, las técnicas; sus fuentes discursivas eran desde el Arte Sacro, imágenes de la Biblia, de santos, vírgenes y personajes del imaginario cristiano financiado por la Iglesia Católica Romana; esculturas, pinturas, fuentes, cantos. También el arte de las monarquías o principados y el arte de la Guerra se desarrolló igual. Un ejemplo mas reciente de la función social del arte puede verse en las producciones de Hollywood, que dedican una buena parte de sus producciones a cintas de “acción”, donde se justifica el discurso militarista del gobierno de este país. La seguridad nacional y las amenazas y diferentes enemigos a la libertad son lo más recurrente en los libretos.
  2. 2. Es decir, el arte ha servido como reflejo y afirmación del orden social; el momento social determina en parte las temáticas y las formas en las que el arte se desarrolla. En el Muralismo Mexicano se hizo un movimiento nacional que puso por primera vez en imágenes de los muros más altos de nuestra nación a todas las clases sociales y su historia. Una nueva versión de México con su reciente revolución social. Raquel Tiból, una de las historiadoras del Arte con más profundos conocimientos sobre arte mexicano, definió los marcos bajo los que comienza a ejecutarse el muralismo mexicano como aglutinadores del movimiento pictórico: “Lo popular, lo nacional y lo revolucionario”. Al apreciar una obra de arte es necesario, para profundizar el conocimiento que se tiene de ella, identificar sus significados. Esto se hace a través de la búsqueda de los símbolos y sus relaciones. Para entender el sentido fijémonos en la observación de la obra de arte, y pensemos en el arte de la observación como un método de comprensión. El arte se tiene que poder entender en contexto, es decir, en el momento histórico y social en el que se desarrolla; investigar por qué se hizo, qué lo sustentó, si es posible. El arte puede tener muchos fines y sentidos, pero entender su función social como creador o como espectador puede hacer que el arte se relacione aún más con lo humano como ser social; influir en la realidad. Para facilitar el análisis de un fenómeno comunicativo está el paradigma de comunicación de Laswell, donde se responde a 5 preguntas: ¿Quién dice?, ¿qué dice?, ¿en qué canal (medio)?, ¿a quién y con qué efecto? Hacer este ejercicio de comprensión en las obras de arte, en los análisis publicitarios, en los análisis políticos o discursivos puede darnos una estructura preliminar para un análisis y comprensión más profunda. Ahora lee el siguiente documento histórico que dio comienzo al movimiento del muralismo mexicano. 2
  3. 3. Manifiesto del Sindicato de Obreros, Técnicos, Pintores y Escultores, lleva en realidad el titulo de declamación social, política y estética 1 : El Sindicato de Obreros, Técnicos, Pintores y Escultores: A las razas nativas humilladas a través de los siglos; a los soldados convertidos en verdugos por sus jefes; a los trabajadores y campesinos azotados por los ricos; a los intelectuales que no adulan a la burguesía. Estamos de parte de aquellos que exigen la desaparición de un sistema antiguo y cruel, dentro del cual tú, trabajador del campo, produces alimentos para los gaznates de capataces y politicastros, mientras mueres de hambre; dentro del cual tú, trabajador de la ciudad, mueves las fabricas, tramas las telas y creas con tus manos las comodidades para rufianes y prostitutas, mientras tu cuerpo se arrastra y se congela; dentro del cual tú, soldado indio, abandonas heroicamente la tierra que trabajas y das tu vida interminablemente para destruir la miseria que se abate desde hace siglos sobre tu raza. No solo el trabajo noble sino hasta la mínima expresión de la vida espiritual y física de nuestra raza brota de lo nativo (particularmente de lo indio). Su admirable y extraordinariamente peculiar talento para crear belleza: el arte del pueblo mexicano es el más grande y de más sana expresión espiritual que hay en el mundo y su tradición nuestra posesión más grande. Es grande porque siendo del pueblo es colectiva, y esto es el por que nuestra meta estética es socializar de expresión artística, que tiende a borrar totalmente el individualismo, que es burgués. Repudiamos la llamada pintura de caballete y todo el arte de los círculos ultra intelectuales, porque es aristocrático, y glorificamos la expresión del arte monumental, porque es una propiedad publica. Proclamamos que dado el momento social es transición entre un orden decrépito y uno nuevo, los creadores de la belleza deben de realizar sus mayores esfuerzos para hacer su producción de valor ideológico para el pueblo y la meta ideal del arte, que actualmente es una expresión de masturbación individualista, sea arte para todos, de educación y batalla. Texto elaborado por David Alfaro Siqueiros en 1923 1 De Historia general del arte moderno, México, 1964, t. III (Raquiel Tibol), pp. 147-148 3

×