La ruta de la democracia en méxico. Navarrete. 2012

2,232 views
2,094 views

Published on

El texto aborda el proceso democratización en México. Desde la reforma de 1977 hasta la elección presidencial de 2012. Se analiza cómo el sistema fue abriendo la competencia política desde los municipios hasta llegar al poder presidencial en el año 2000.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,232
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
21
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La ruta de la democracia en méxico. Navarrete. 2012

  1. 1. ÍNDICE Introducción……………………………………………….………….3 1. Las reformas electorales………………………………………… 7 1.1 La liberalización del sistema político en México; 1.2. El diseño de las reformas electorales; 1.2.1 La reforma de 1986; 1.2.2 Las modificaciones durante 1989-1990; 1.2.3 La reforma de 1993; 1.2.4 Reforma de 1994; 1.2.5 Reforma político-electoral de 1996; 1.2.6 Reforma electoral de medios 2007. 2. Evolución en el sistema de representación……………….………19 2.1 Los gobiernos estatales en México; 2.2 La lógica del Distrito Federal; 2.3 El papel del Senado en el sistema político mexicano; 2.4 La composición de la Cámara de diputados; 2.5 Congresos locales: 1990- 2000; 2.5.1 Ciudades capitales; 2.5.2. Congresos locales durante el periodo 1990- 2000; 2.5.3 Bipartidismo en las elecciones; 2.5.4. Evolución municipal; 2.5.5 Municipios más poblados. 3. La competencia por el poder en los estados: 1990- 2000……....43 3.1 Las ciudades capitales; 3.2 Congresos locales; 3.3 Bipartidismo en las elecciones locales; 3.4 Evolución municipal; 3.5 Municipios más poblados; 3.6 Fin del sistema de partidos hegemónico; 3.7 Tareas pendientes de la alternancia en el año 2000; 3.8 ¿Transición concluida?; 3.9 Voto útil; 3.10 Ir más allá de la democracia electoral, hacia una democracia más completa. 4. El papel del liderazgo partidista en México: 2000 al 2006….....81 4.1 Efectos del liderazgo en los partidos; 4.1.1 Los partidos como instrumento; 4.1.2 La elección del candidato; 4.1.3 El peso del dirigente nacional; 4.2 La función del liderazgo; 4.2.1 Características de los líderes; 4.2.2 Atributos de los dirigentes; 4.2.3 Estímulos y recompensas; 4.3 Conflicto como oportunidad de negociar; 4.3.1 Cómo entender el conflicto; 4.3.2 Estímulos en el conflicto; 4.3.3 La disputa por el poder; 4.3.4 La lucha por el poder en el 2012. Conclusiones……………………………………………………….…103 Bibliografía………………………………………………………...…107 1
  2. 2. 2
  3. 3. INTRODUCCIÓNEl propósito de este libro es reflexionar acerca del trayecto de la democracia en el sistema políticomexicano. El punto de partida se remonta al momento coyuntural de 1978-1979, en el cual elsistema comenzó a realizar cambios sustanciales en la legislación electoral. Ese momento dio origena una serie de arreglos constituciones en décadas posteriores, que abrieron paso a lademocratización en los municipios, estados y finalmente en la presidencia de la República en el año2000. En la parte final se presenta una reflexión sobre el periodo 2000-2012. La delimitación de espacio y tiempo se ubica desde 1979 hasta el año 2012, con miras a laelección presidencial de 2012 en México. Las variables de estudio ubican la actuación de diversosactores políticos en el Congreso, la dificultad para construir mayorías efectivas y a partir del año2000 los gobiernos divididos. Se revisa el tema del cambio político y la función del liderazgopolítico. Teóricamente la revisión del marco teórico y del estado de la cuestión se refleja en el cuerpode los capítulos y no necesariamente en un capítulo que se denomine marco teórico. Se hanconsultado una gran cantidad de referencias para sustentar el hecho de que el sistema políticomexicano pasó de ser un sistema de partido hegemónico a un sistema de pluralismo moderado-excluyente en tres partidos importantes. Algunos capítulos son más descriptivos que otros, pero sejustifican para ofrecer al lector una visión más amplia del proceso político en México. En la parte final del libro se aportan categorías propias para identificar cómo ha cambiado elliderazgo político en México y cómo incide en el cambio político. Este libro se suma a la grancantidad de investigaciones que surgieron después de la alternancia en México, no obstante aportanuevas explicaciones a viejos problemas. La relevancia de este trabajo es que realiza un análisis que compara diferentes coyunturaspolíticas, el peso de los partidos y las prácticas que diferencian el estilo de gobernar. El trabajo está organizado por niveles de estudio, es decir, las reformas electorales, laevolución del sistema de representación, la alternancia en el año 2000 y las implicaciones de laconsolidación democrática hasta 2012. Cada capítulo es una investigación en sí misma, por lo cual en la parte inicial de cadacapítulo se presenta las siguiente líneas metodológicas: a. propósito, b. objetivo del capítulo, c.pregunta, d. hipótesis, metodología y el tipo de fuentes que se consultaron. La hipótesis general de todo el libro es que el sistema de partidos en México pasó de ser unsistema no competitivo, concentrador del poder, a uno con posibilidades reales de competencia, enel ámbito de gobernadores, senadores, diputados federales, Congresos locales y municipios másimportantes, primordialmente a partir de 1989 a la fecha, no obstante el diseño constitucional 3
  4. 4. generó un sistema de pluralismo moderado en tres partidos fuertes que ejercen una hegemonía enlas decisiones públicas. Un segundo punto de partida refiere que el año 1989 representó para el Partido AcciónNacional (PAN), la oportunidad de por primera vez ganar una gubernatura o, más bien, se lereconoció públicamente su triunfo en el estado de Baja California. Durante la década de 1990 elsistema político 1 fue abriendo cauces democráticos en los diferentes niveles de gobierno. En estelibro se enfatizará en los siguientes temas: Las reformas político-electorales. 1. Análisis de indicadores en los estados y municipios. 2. Tareas pendientes de la transición. 3. El liderazgo político desde el año 2000 hasta el 2012. Acerca de estos indicadores tomaré en cuenta los siguientes elementos: 4. Evolución de las gubernaturas, con un análisis sobre la importancia de las ciudades; y lo que representa política y socialmente gobernar diferentes entidades del país. 5. Evolución del Senado en México, para mostrar la pluralidad. 6. La pluralidad en la Cámara de diputados para señalar la importancia en la aprobación y negociación de los proyectos del gobierno Federal. 7. Congresos locales, para ver cuál partido obtuvo la mayoría durante los últimos veinte años . 8. Municipios gobernados por los distintos partidos políticos, para analizar el peso político de gobernar a los más importantes como: 9.1 Los de mayor poder adquisitivo. 9. 2 Los menos marginados. 9. 3 Los de mayor población.1 Por sistema político nos referimos al conjunto de instituciones gubernamentales y no gubernamentales quecumplen funciones de dominación política y administración social, así como personal directivo que (en susinteracciones con los ciudadanos y los grupos) las sostiene y las utiliza. Es decir, el concepto incluye tanto alas organizaciones políticas que han permanecido en el tiempo, así como a la clase gobernante. No se limita alas funciones de la coerción, sino que incluye las de legitimación y administración social. Cfr. CamachoSolís, Manuel, “Los nudos históricos del sistema político mexicano”, en Foro Internacional, Vol. XVII,núm. 4, México, 1977, p. 613. 4
  5. 5. ¿Cuál es la utilidad metodológica de estos indicadores? La democracia en México es untema de investigación muy atractivo, el cual ofrece líneas que pueden ser abordadas con mayorexhaustividad. La postura de este libro señala que la democracia en México se encuentra en unpunto de interacción política, en la cual el tema de los efectos del presidencialismo origina nuevosproblemas en la ingeniería constitucional. 5
  6. 6. 6
  7. 7. La ruta de la democracia en México (1977-2012) Juan Pablo Navarrete Vela2 CAPÍTULO 1 LAS REFORMAS ELECTORALES1.1 La liberalización del sistema político en MéxicoE l objetivo de este capítulo es caracterizar la importancia de las reformas electorales. La pregunta central refiere ¿cómo ha cambiado el régimen político-electoral? La estrategiametodológica utiliza la comparación como soporte principal de la explicación. La hipótesisespecífica se enfoca que los cambios en la legislación favorecieron el proceso de democratizaciónen el sistema político mexicano. En 1965 el académico Pablo González Casanova en su obra La democracia en México3señalaba que la democratización, era la base y requisito indispensable del desarrollo y que eranecesario revisar la ley electoral de ese momento. El autor desde luego no estaba equivocado, latarea pendiente era democratizar al país. En el contexto político de 1968 se presenta una primeragran fisura en el sistema político mexicano, por lo cual a partir de ese momento se desencadenó unproceso de “liberalización política”6 el cual comenzó con la reforma política de 1977. Ésta aunqueconcedida, influyó en la apertura para reconocer a las organizaciones clandestinas como organismoslegales con posibilidad de acceso a la participación política. La reforma sólo fue el comienzo de modificaciones significativas en años posteriores en losniveles de competitividad. Durante el mes de diciembre de 1977 se publicó en el Diario Oficial, lamodificación de 17 artículos de la Constitución concernientes a la competencia electoral, sinembargo, las reformas fueron parte de una estrategia de apertura gradual y controlada, desarrolladapor la élite política gobernante en ese momento. Otra explicación se enfoca en el crecimiento de2 Doctor en Estudios Sociales por la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa (México). Realizó unaestancia de investigación en el Doctorado en Gobierno y Políticas Públicas en la Universidad de Costa Rica.Profesor-investigador. Postula para ingresar al Sistema Nacional de Investigadores (SNI del ConsejoNacional de Ciencia y Tecnología, México) en la promoción de 2012. Ha escrito sobre liderazgo político,partidos y elecciones. E-mail: jpnvela@hotmail.com3 González Casanova, Pablo, La democracia en México, Era, México, 1965, p. 226.6 Liberalización: La extensión de libertades civiles dentro del régimen autoritario, es la fase de apertura ytolerancia; en ella el régimen no democrático concede ciertos derechos tanto individuales como colectivos.Se considera esta fase como insuficiente para lograr la democracia. Una liberalización debe ir acompañadasiempre, simultáneamente o posterior de una democratización. Cárdenas Gracia, Jaime, Marco teórico de latransición, [texto inédito sin publicarse, s/f], p. 19-23. 7
  8. 8. tensiones políticas por la pérdida de legitimidad ante la ciudadanía, resultado del periodo entre 1968y 1976. Entre las causas de la reforma podemos citar cuatro elementos que señala Enrique Semo: Surgimiento de organizaciones de izquierda -actuaban en la clandestinidad- Estallido de una crisis económica desde 1975-76, Incapacidad del gobierno para captar demandas, Proliferación de movimientos populares como huelgas, movimientos cívicos, movimientos estudiantiles, etc. 7 En la reforma política de 1977 los partidos políticos fueron definidos como entidades deinterés público, es decir recibirían financiamiento público del Estado. Se reformuló el sistema derepresentación, así los partidos pequeños podrían acceder a más escaños en el Congreso.Formalmente durante el periodo 1979-1982 se introduce la representación proporcional con 100Diputados, además de los 300 de mayoría relativa que ya existían. La nueva ley LFOPPE (Ley Federal de Organizaciones Políticas y ProcedimientosElectorales) inauguraba una etapa para los partidos de oposición. De la clandestinidad a participarde manera legal mediante las instituciones políticas. La reforma política propuesta por el presidente José López Portillo fue un éxito; desde elgobierno federal se plantearon varios aspectos básicos para otorgarla; José Antonio Crespo, cita lossiguientes: Integrar a la izquierda revolucionaria al juego electoral […] garantizar al candidato oficial no contender solo en una elección presidencial. Abrir válvulas de escape a la tensión ciudadana. Otorgar nuevos estímulos a la oposición. Todo ello, sin poner en juego –por lo menos en el corto plazo- el carácter hegemónico del sistema de partidos, pues pese a los avances del tal reforma, no se cruzo el umbral de la competitividad.8 Lo expuesto por Crespo señala que la reforma fue conveniente para el gobierno. Fue unaapertura contralada y diseñada para seguir favoreciendo al partido en el gobierno. Este diseñoelectoral funcionó hasta 1988, año en el cual ocurrió otra fisura del régimen político mexicano conlos resultados de la elección.7 Semo, Enrique, “1977 La reforma política de la izquierda”, Diálogo y Debate, núm.1, Síntesis del artículo.Fuente: www.agoranet.com. [Consultado el día 3 julio del 2001].8 Crespo, José Antonio, “Los estudios electorales en México”, Política y Gobierno, CIDE, México, Vol. V,núm. 1, primer semestre, 1998, p. 266. 8
  9. 9. El proceso electoral por la presidencia en 1988 fue otro indicador del desgaste del sistemapolítico autoritario. A partir de las elecciones de julio de ese año, fue más notorio el desgaste delpartido en el gobierno: 1. Perdida de consenso político tanto del PRI, como del aparato de Estado; 2. El rechazo popular a las medidas de política económica implementadas por Miguel de la Madrid, y por tanto, el rechazo a la previsible continuidad de las mismas en el gobierno de Salinas; 3. La regionalización del voto ciudadano, con una clara presencia cardenista en el centro del país -Michoacán, Estado de México y Distrito Federal; 4. La creciente participación ciudadana, demandaba voto y elecciones transparentes.9 El “sistema de partido hegemónico”10 categoría teórica -Giovanni Sartori- nos permiteexplicar que en el sistema político mexicano se generó la existencia de un partido que controlaba elrégimen y la mayoría de los cargos públicos en el gobierno. Este sistema ya no respondía ycomenzó a ser cuestionado con mayor fuerza en la elección presidencial de 1988. En esa elección el Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue realmente puesto a pruebaen la competencia electoral. Para no perder la elección, el gobierno quien controlaba el conteo delos votos, declaró que el sistema había fallado. A esta declaración se le denominó “la caída delsistema”11. Después de esto se proclamó vencedor al PRI y a su candidato Carlos Salinas de Gortari. Entre los medios periodísticos y el ámbito académico se mencionaba la manipulación de losresultados a través de los instrumentos electorales a cargo del gobierno. En ese año el PoderEjecutivo era el encargado de organizar, vigilar y validar las elecciones, por lo cual el ambiente defraude electoral quedó en el colectivo de los medios de comunicación. El ambiente de tensión provocó pérdida de legitimidad del candidato ganador, no obstante,el inicio del gobierno de Carlos Salinas fue cubierto con políticas sociales e instrumentos comopolíticas públicas a los sectores marginados.9 Sotelo Salazar, Francisco, El presidencialismo en México: tendencias y perspectivas, [texto inédito, sinpublicarse, s/f] p. 34.10 El sistema de partido hegemónico, tiene la característica, que no permite una competencia oficial por elpoder, ni una competencia de facto; permite que existan otros partidos, pero como partidos de segunda, y nose les permite competir. No solo no se produce de hecho la alternación; no puede ocurrir, dado que nisiquiera se contempla la posibilidad de rotación en el poder. Esto implica que el partido hegemónico seguiráen el poder tanto si gusta como si no. Cfr. Sartori, Giovanni, Partidos y sistemas de partidos, AlianzaUniversidad, Madrid, 1987, p. 275.11 Caída del sistema fue una expresión que se mencionó en la elección de 1988, debido a que los encargadosdel conteo de los votos, argumentaron que se les había caído el sistema de cómputo. 9
  10. 10. El “régimen político”12 mexicano permitió durante décadas un sistema de partidos nocompetitivo, ello permitía la victoria del mismo partido, convirtiéndose en hegemónico. LosPoderes Judicial y Legislativo fueron relegados al Ejecutivo a través de facultades constitucionalesy meta constitucionales, así éste ejercía un poder excesivo. Para una revisión de las prácticas metaconstitucionales revise el texto clásico de Jorge Carpizo, El presidencialismo mexicano. El principio de división de Poderes quedaba escrito en la Carta Magna, pero con unaaplicación prácticamente nula; el sistema de partidos privilegiaba al PRI, así se garantizaba lavictoria en las elecciones locales, estatales y federales, incluso antes de la contienda. Las elecciones se realizaban como lo establecía la ley electoral, pero carecían detransparencia e igualdad. Éstas no reunían los elementos mínimos y necesarios de los sistemasdemocráticos, y desde luego no reflejaban la voluntad general de los votantes. Dentro de este esquema, los comicios formalmente competitivos, aunque en la práctica no lo fueren, cumplieron una función fundamental para legitimar al régimen, pues sin ese tipo de elecciones difícilmente se podía presumir su carácter democrático. Las elecciones siempre fueron celebradas cada vez que un nuevo gobierno accedía al poder. La tradición electoral en México es bastante antigua.13 En la tradición política la Constitución fue la norma que regulaba el comportamientopolítico, pero en la práctica las facultades discrecionales e informales le daban al presidente unacapacidad de influencia por encima de la norma. El sistema político mexicano comenzó a transformar su funcionamiento a partir de lasvictorias de los partidos de oposición en algunos estados de la República. En Baja California(1989), por primera vez le fue reconocido el triunfo al PAN, no obstante, se debe recordar que fueproducto de la práctica política denominada concertacesión (ofrecer apoyo a cambio de unincentivo). El gobierno federal negoció con el PAN su apoyo en la Cámara de diputados; el PRI nopodía aprobar ninguna reforma constitucional solo, entonces, pidió el apoyo, y reconocería sutriunfo en la gubernatura de Baja California y Guanajuato. “La llegada de Carlos Medina Plascencia12 El régimen político remite la distribución y jerarquización normativa, constitucional, de los Poderespúblicos del Estado, así como a las formas jurídicas institucionales de su renovación y funcionamiento. Cfr.Salazar, Luis, “Alternancia y cambio de régimen”, en Meyenberg, Yolanda (Coord.), Dos de julio:reflexiones posteriores, FLACSO, IIS, UAM-I, México, 2001, p. 415.13 Crespo, op. cit., p. 262. 10
  11. 11. como gobernador interino de Guanajuato, después de las fraudulentas elecciones de 1991, formóparte de un arreglo ya anticipado entre Carlos Salinas y la cúpula del PAN.”14 El periodo de 1989 fue el comienzo de triunfos posteriores de los partidos oposición en otrosámbitos político-electorales. El PRI comenzó a perder ciudades y estados importantes. Lacompetencia electoral se presentaba más equitativa -aunque no suficiente-, pero ya existía laposibilidad real del reconocimiento de los triunfos de la oposición en diversas elecciones. El proceso anterior se explica por las reformas en la legislación electoral. Desde 1977,comienza el proceso de “democratización”15, en el cual se realizan reformas constitucionales queimpactarían en décadas posteriores. El año 1977 fue el punto de partida para modificar gradualmente el régimen político. En1986 se ofrece otra nueva reforma política, la cual incrementó la representación proporcional (RP) a200 diputados. La siguiente cita textual expresa el espíritu de los cambios más sobresalientes: En el sexenio del Presidente Carlos Salinas de Gortari, hubo tres reformas electorales, entreellas la de 1989, donde se adicionaron los “artículos 5, 35, fracción III, 36 fracción I, 41, 54, 60 y73 fracción VI, base 3ª de la Constitución de 1917. La legislación secundaria se modificó a travésde la expedición del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, (Cofipe)publicado en el Diario Oficial el 15 de agosto de 1990.”16 La competencia electoral después del cuestionado resultado en 1988 sufrió un cambiosignificativo en materia de la autoridad electoral. Durante el mes de octubre de 1990 se suprimió laComisión Federal Electoral, (CFE) y se creó el Instituto Federal Electoral, (IFE) como organismopúblico dotado de personalidad jurídica y patrimonio propio. Este nuevo organismo se erigió como autoridad administrativa, profesional en su desempeñopúblico y autónomo de sus decisiones internas; sin embargo el Poder Ejecutivo (el presidente de laRepública) mantenía el control del organismo mediante la Secretaría de Gobernación, pues elsecretario también era la máxima autoridad al frente del IFE. Durante el periodo 1990 hasta 1996 ocurren diferentes reformas políticas, algunas de mayorprofundidad y otras de menor impacto en el diseño institucional. La etapa de democratización en14 Delgado, Álvaro, Proceso, 2 octubre 2001.15 Democratización: El reconocimiento de los triunfos electorales de la oposición, ahí donde hubieranocurrido, el establecimiento de una ley electoral imparcial y la búsqueda de mecanismos constitucionalesentre los actores políticos que son parte de la etapa de democratización. Revisar los textos de CárdenasGracia, Jaime, [texto inédito sin publicarse]. Cfr. Schmitter, Philipe; O’Donnell, Guillermo, (Coord)Transiciones desde un gobierno autoritario. Perspectivas comparadas, Paidós, Argentina, 1988, Vol. 3, p.84.16 Reflexiones sobre las reformas nacionales en materia electoral: 1994. [Fuente: www.ife.org.mx,consultado el día 21 marzo de 2001.] 11
  12. 12. México, en términos del politólogo y economista Samuel P., Huntington se reforzó con las diversasreformas electorales (1977, 1986, 1989-90, 1993, 1994) siendo de gran avance la de 1996, la cualposibilitó la alternancia política en años posteriores. En 1996 el IFE logró su autonomía total respecto del gobierno federal. El Poder Ejecutivoquedó excluido de toda organización, vigilancia y validación de las elecciones. A partir de 1996estas facultades fueron depositadas al IFE. El sistema político mexicano comenzó a ser parte de lo que Samuel P., Huntington llamó “latercera ola democrática”18, por lo cual, “la segunda mitad de los años noventa fue, sin lugar a dudas,el escenario de importantes cambios en el sistema político mexicano. Cambios en muy diferentesesferas de la vida política, de la lucha por el poder y el ejercicio de las responsabilidadesgubernamentales.”19 En la siguiente parte de este primer capítulo se expone brevemente los cambios mássignificativos en el sistema político mexicano. Cabe destacar que no representa un análisisexhaustivo, para ello existen textos especializados que abordan con detalle cada reforma, noobstante, sí es pertinente contextualizar dichas modificaciones para comprender por qué el régimense fue transformando gradualmente.1.2. El diseño de las reformas electorales1.2.1 La reforma de 1986El objetivo fundamental consistió en cerrar la ampliación de sistema de partidos, así como afianzarel control gubernamental sobre la CFE y establecer mecanismos de acceso del partido mayoritario alos diputados de representación proporcional. Desde el año 1964 a 1988 el PRI nunca había contado con diputados de RP20 (Cfr. Datosmás adelante en el apartado del análisis de los diputados). Se estableció la RP en la integración de laCFE, además se suprimió el procedimiento de registro condicionado y solamente se mantuvo elregistro definitivo. La intención fue clara, impedir la ampliación de sistema de partidos. “Seincrementó de 100 a 200 diputados de RP en 1986, y se puso a prueba en 1988. Se establecióademás la cláusula de gobernabilidad destinada a permitir que el partido mayoritario tuviera la18 Una ola de democratización, es un conjunto de transiciones de un régimen no democrático a otrodemocrático. Huntington P., Samuel, La tercera ola: la democratización a finales del siglo XX, Paidós,Barcelona, 1994, p. 26.19 Larrosa Haro, Manuel, “Los procesos electorales en los estados: aspectos institucionales y la distribucióndel poder político”, en Elecciones y partidos políticos en México, 1997, UAM- I, México, 1997, p. 109.20 Cuando señalemos RP nos estaremos refiriendo a la representación proporcional. 12
  13. 13. mayoría absoluta de la Cámara a pesar de que su votación descendiera por debajo del 50% sinestablecer un límite inferior.”21 El objetivo de este cambió fue asegurar al PRI el control de la Cámara de diputados. Elgobierno Federal estaba dispuesto a cambiar la lógica de competencia pero manera controlada. Lospartidos de oposición aceptaron, aunque era insuficiente para considerar en términos teóricos alsistema político mexicano como democrático.1.2.2 Las modificaciones durante 1989-1990Con la creación del IFE los partidos contaron con mayor certidumbre en la realización de losprocesos electorales. Desde su creación se determinaron como principios rectores en el ejercicio dela función electoral: legalidad, imparcialidad, objetividad y certeza, respetando los preceptosconstitucionales. Se realizaron reformas en materia de lo contencioso electoral, se facultó al Tribunal FederalElectoral para nulificar alguna elección, aunque dicha resolución –y esto resultaba cuestionable encuanto al carácter jurisdiccional de sus resoluciones así como su independencia- “podía ser revisadapor los colegios electorales mediante el voto de las 2/3 partes de sus miembros presentes. (Artículos41, 60, 77 fracción I de la Constitución).”23 La cláusula de gobernabilidad era una medida útil y necesaria para el PRI, así asegurabamayoría absoluta en ambas Cámaras para realizar las reformas. Al PRI le convenía la cláusula por sisu votación caía por debajo del nivel de alcanzado en la elección de 1988.1.2.3 La reforma de 1993En el Congreso durante “el periodo extraordinario de sesiones, en los meses de agosto y septiembrede 1993, aprobó reformas a seis artículos de la Constitución en materia electoral y a 252 artículosdel Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, (Cofipe).”24 El aparente consensopara aprobar el Cofipe original ya no se repitió, en esta ocasión el Partido de RevoluciónDemocrática (PRD) no estuvo de acuerdo, y la reforma fue aprobada por el PAN, PRI, PartidoAuténtico de la Revolución Mexicana, (PARM). El PRD mostró una postura negativa para suaprobación.21 Reflexiones sobre las reformas nacionales en materia electoral: 1994, op. cit., p. 144.23 Ibid.24 Becerra Chávez, Pablo Javier, “Entre el autoritarismo y la democracia: las reformas del sexenio deSalinas”, POLIS 94, UAM, México, 1994, p, 150. 13
  14. 14. En esta reforma se eliminó la autocalificación de las elecciones vía el Poder Legislativo,ahora correspondería a los consejeros electorales del IFE emitir la declaración de validez. Seestableció la mecánica y procedimientos para los topes a los gastos de campaña. Se detalló el aspecto del financiamiento de los partidos con la prohibición expresa a losPoderes de la Federación, estados y municipios para realizar aportaciones a los partidos. La reformade 1993 “derogó a nivel federal, la cláusula de gobernabilidad, entonces se reformó el artículo 54constitucional, y se estableció un nuevo mecanismo para la asignación de los diputados de RP enfunción del porcentaje de la votación efectiva alcanzada por cada partido.”25 La lógica de loscambios se enfocaba en ganar legitimidad para la elección presidencial de 1994.1.2.4 Reforma de 1994En este año se efectuaron reformas a la legislación electoral secundaria. La reforma fue motivadapor la cercanía de las elecciones presidenciales de ese mismo año. El antecedente de la reforma fueun importante pacto político, en el cual por primera vez en apariencia incluyó al PRD en suelaboración y firma. En los cambios estuvieron de acuerdo todos los partidos en los siguientespuntos: Evitar el uso ilegal de fondos. Revisión de las finanzas en las campañas electorales. Se introduce la figura de observador electoral. Se creó una fiscalía especial para los delitos electorales. Disminución en cinco veces los fastos de campaña presidencial. Se aprobaron lineamientos generales (mínimo código ético) aplicables a las noticias de radio y TV.26 Las reformas ofrecían mayor equidad e imparcialidad en las oportunidades para competirpor el poder. El 27 de enero de 1994 se pactó el “acuerdo para la paz la democracia y la justicia”que permitió el inicio de una nueva reforma electoral, para mantener la paz y la estabilidad,principalmente por el levantamiento armado en Chiapas el 1 de enero de ese mismo año; esteconflicto aceleró la reforma para legitimar al sistema. Se presentaban así condiciones más favorables para los partidos de oposición, no obstante, elelectorado votó por el PRI, “el ciudadano asumía la responsabilidad de emitir su voto, y lo hizoconsciente, por la paz o seguridad.”27 El ciudadano no se arriesgó y votó por Ernesto Zedillo Poncede León, candidato del PRI. Ninguno de los partidos al declararse el PRI vencedor, impugnó laelección, sino reconocieron el triunfo.25 Reflexiones sobre las reformas nacionales en materia electoral: 1994, op. cit.26 Ibid.,27 González Navarro, Manuel y Gutiérrez López, Concepción, “Los partidos políticos en México durante1994: la construcción simbólica de sus atributos”, POLIS 96, Vol. 1, UAM, México, 1996, p. 45. 14
  15. 15. 1.2.5 Reforma político-electoral de 1996El camino hacia la alternancia política no se puede explicar sin la reforma electoral de 1996. Éstafue un paso trascendental para continuar con los puentes democráticos, aunque no fue definitiva ycompleta; en efecto apuntaló el camino de la democratización. La reforma se dio de una manera pactada por todos los partidos, principalmente por las tresfuerzas importantes (PRD, PAN, PRI). Fue un arreglo institucional consensado y negociado. Éstegarantizaba la imparcialidad, equidad e igualdad de condiciones para la competencia política. Estoscambios actualizaron y perfeccionaron la normatividad para regular los procesos electorales ennuestro país. Las innovaciones se orientaron tanto a nivel del ordenamiento constitucional como enla legislación reglamentaria en materia electoral (Cofipe). Dentro de los principales cambios e innovaciones, destacan los relativos a la composición de los órganos de representación nacional, el fortalecimiento de un régimen de partidos cada vez competitivo; mayor equidad en la contienda electoral; la consolidación de los atributos de independencia del IFE. Trascendentes innovaciones en el ámbito de la justicia electoral y los regímenes electorales a nivel local.28 A diferencia de la legislación anterior el límite máximo de representación de la primerafuerza electoral en la conformación de la Cámara de diputados fue de 300 diputados electos porambos principios (MR y RP) es decir un 60% de los 500 escaños. Se estableció, el mínimo deporcentaje de la votación para que un partido mantuviera su registro, sería del 2% (antes de 1.5%)para acceder a los 200 escaños de RP. Se incorporó el principio de RP a la Cámara de senadores, seelegirían 32 por este mecanismo. También se reconoció la figura de agrupaciones político-nacionales (APN), como formas de desarrollo de la vida democrática. Con el propósito de afirmar la autonomía e independencia del organismo, se “suprimió detoda participación y representación del poder Ejecutivo en la conformación del IFE” 31; Ahora ladirección Consejo General sería ocupada por un consejero presidente, electo por siete años por elvoto de las dos terceras partes de los miembros de la Cámara de diputados, a propuesta de lospropios partidos. La reforma trajo un cambio sustancial en el sistema político del Distrito Federal.Históricamente había sido una posición política trascendente para la presidencia de la República.Antes de 1996, el presidente designaba y removía libremente al regente de la ciudad de México.28 Reforma político electoral de 1996. Fuente: www.agoranet.com [consultado el día 3 marzo de 2001].31 Becerra, Ricardo, Salazar, Pedro y Woldenderg, José, La reforma electoral de 1996, FCE, México, 1997,p. 221. 15
  16. 16. La Asamblea de Representantes, se convirtió en Asamblea Legislativa, la cual “asumíanuevas atribuciones, entre las que destacan las siguientes: examinar, discutir, y aprobar la ley deingresos del Distrito Federal; nombrar a un sustituto a jefe de gobierno en caso de falta absoluta, yexpedir las disposiciones para regir las elecciones locales.”33 La reforma estableció que los ciudadanos podrían elegir de manera libre, directa, universal ysecreta -como todas las demás entidades federativas- al jefe de gobierno. Se estableció también laelección de los representantes de las delegacionales en el año 2000, por el voto directo de losciudadanos. La apertura democrática no fue producto solamente de la reforma político-electoral de 1996,sino producto de una apertura gradual del sistema a partir de 1977. Se fueron presentandomodificaciones en el sistema de partidos y la lógica de competencia entre los partidos políticos. Lacreación del IFE35, sin duda fue una pieza clave para la democratización del sistema políticomexicano. Juan de Dios Pineda enumera cuatro aspectos de importancia de la reforma electoral de1996: 1. La composición de órganos de representación nacional, 2. El fortalecimiento de un régimen de partidos cada vez más competitivo, 3. La garantía de condiciones da mayor equidad en contienda electoral, y 4. La consolidación de los atributos de independencia y autonomía del IFE (1996) como organismo depositario de autoridad electoral.37 Como prueba del proceso democratizador se realizó por primera vez la elección para jefe degobierno en el Distrito Federal en 1997. El PRD ganó la elección y consolidó su presencianuevamente en el 2000. Este partido ha gobernado la ciudad desde 1997 hasta 2012. La elección deeste año 2012 será crucial para mantener el poder en la ciudad.1.2.6 Reforma electoral de medios 2007La competencia política desde 1996 hasta 2006 fue organizada y vigilada mediante reglamentaciónde 1996. Sin embargo, desde el año 2000 se habían mencionado ciertas limitaciones como el33 Reforma política electoral de 1996, op. cit.35 El órgano se rige por cinco principios rectores: 1. Certeza; 2. Legalidad; 3. Independencia; 4.Imparcialidad; 5. Objetividad. Cfr. Pineda, Juan de Dios, “Un acercamiento al Instituto Federal Electoral apartir del nuevo institucionalismo”, en Lugo Carlos, et al, (Coords.), Legalidad, Legitimidad yGobernabilidad; UAM, UNAM, IIS, México, 1999, p. 223.37 Ibid, p. 225 16
  17. 17. excesivo gasto en las campañas, la insuficiente reglamentación referente a la propaganda en losmedios de comunicación, entre otros. Cuatro procesos electorales federales ocurrieron desde 1996: 1997, 2000, 2003 y 2006. Entodos ellos, las críticas de los expertos y académicos se refirieron a la falta de control y fiscalizaciónde los recursos públicos. La elección presidencial de 2006, por ejemplo, se caracterizó por la excesiva utilización derecursos, spots de televisión con descalificaciones y una lucha por el poder, que podría calificarsecomo sin límites. El IFE se vio rebasado como autoridad administrativa, por tanto, los partidospolíticos predominantes en el Congreso acordaron modificaciones constitucionales y secundariasque concluyeron en la reforma electoral de 2007. Ante este contexto surge la siguiente pregunta ¿esta reforma fue un avance o un retroceso?Los elementos generales se orientan hacia puntos específicos como la regulación de las campañas yla definición sobre quién está facultado para contratar tiempo en radio y televisión, afectando lalibertad de expresión, los intereses del cuarto poder, los magnates de las televisoras. De acuerdo a la actuación del IFE, la reforma es positiva en varios sentidos ya que sefaculta exclusivamente a los partidos políticos la promoción y difusión de las campañas electorales,así como de sus plataformas e ideología. A los terceros involucrados, empresarios y organizacionesles corresponde realizar donativos a los partidos, pero mediante mecanismos controlados. De estamanera, la rendición de cuentas evita discrecionalidad en los spots de televisión y radio en contra decualquier candidato. Las elecciones representan el lugar de competencia entre los partidos políticos y no de éstoscontra empresarios u otros. Las Agrupaciones Político Nacionales (APN) podrían buscar mayoresfacultades para realizar alianzas y promoverlas en los medios de comunicación. Los cambios también repercuten en las alianzas de partidos grandes con los pequeños, puesya no se podrá ceder porcentajes de votación, sino que mantendrán su registro a partir de obtener supropia votación. En materia político electoral, persisten tareas pendientes, por lo menos hasta el2012, tales como reflexionar acerca de la pertinencia de la reelección de legisladores, reducir elnúmero de legisladores, ampliar el periodo de gobierno municipal, así como la creación demecanismos de rendición de cuentas de los secretarios de Estado ante el Congreso de la Unión. Untema que sigue pendiente es la propuesta de gobierno de coalición. En el siguiente capítulo expondré los cambios más significativos en la competenciaelectoral. Abordaré el funcionamiento del sistema político desde el punto de vista de larepresentación. 17
  18. 18. 18
  19. 19. CAPÍTULO 2 EVOLUCIÓN EN EL SISTEMA DE REPRESENTACIÓNE l objetivo de este capítulo es clasificar los cambios sustanciales en el sistema de representación. Se destaca cómo las instituciones políticas fueron democratizándose ypermitieron que existiera pluralidad entre los diversos partidos. La pregunta central refiere ¿loscambios en el funcionamiento son suficientes para proporcionar gobernabilidad al sistema político?La estrategia metodológica utilizada en este capítulo es la recopilación y descripción de datos sobreelecciones en estados, municipios, el Senado y la Cámara de diputados, entre otros indicadores. Lahipótesis específica argumenta que si bien se generó un ambiente de bipartidismo en las eleccioneslocales, el partido ganador sólo se alterna el gobierno con un segundo partido fuerte, perodifícilmente la competencia integra a los tres partidos. En las páginas anteriores, el objetivo fue señalar cómo las reformas electorales influyeron enel mapa político en beneficio de la oposición, así logró ganar en ciudades y estados importantes. Eneste capítulo trataré de mostrar cómo la evolución de la participación política de los partidos másimportantes, puede notarse en el número de cargos políticos, situación ausente en décadas pasadaspor la excesiva concentración del poder en manos de un solo partido y por las peculiaridades de unsistema autoritario.2.1 Los gobiernos estatales en MéxicoLa competencia electoral en el ámbito estatal durante décadas fue inexistente, la oposición no teníaun peso importante en la toma de decisiones políticas. El partido oficial se encargaba que losresultados le fueran favorables. A partir de las elecciones de 1988, el PRI vio amenazado su largo dominio político de más de 60 años [...] no obstante se observa en México un proceso de gradual cambio político originado por una crisis de legitimidad, perdió hegemonía en las elecciones de 1988. Ello dio pauta para que la reforma política liberalizadora iniciada en la década de los 1970 se encaminara, de forma más dinámica, hacia una dirección democrática.38 Antes de observar los datos concernientes al rubro de gobernadores, veamos cómo era larelación de los gobernadores con el presidente de la República. La relación, era de sumisión38 Sánchez Aurelio, Marco, “Consideraciones sobre la transición en México hacia un sistema de partidoscompetitivo”, tomo Partidos políticos y las instituciones, UAM, UNAM, IIS, México, 1999, p. 122. 19
  20. 20. conveniente, algunos de ellos estaban en ese cargo, gracias a la intervención presidencial, sucandidatura, apoyo y negociación política, era proporcionado por éste. Los aspirantes a gobernadores que recibían el apoyo del presidente en turno, recibían para sucampaña, apoyo gubernamental del aparato burocrático al servicio del Estado. El financiamientopara la campaña, publicidad en medios impresos, electrónicos, entre otros, era proporcionado enparte por la capacidad meta constitucional del presidente. A cambio los gobernadores ofrecíanlealtad. La lealtad ofrecía ventajas por ejemplo la capacidad de un gobernador para recomendar a susaliados o protegidos en puestos estratégicos. Los gobernadores colocan a su gente por varias razones: a. para recompensar a sus seguidores; b. para preparar a uno de sus aliados con el propósito de nominarlo como candidato a gobernador (o bien un escaño en el Senado es más adecuado para ese propósito); c. apoyar a las otras fuerzas de su estado, en gran medida con el propósito de protegerse a sí mismos en contra del Presidente. 39 En el sistema político mexicano las elecciones para gobernadores son escalonadas, es deciren diferentes años. El diseño electoral permitía a los gobernadores influir en la designación decandidatos a diputaciones locales, federales, senadurías, y desde luego a su sucesor en el gobiernodel estado. Si el gobernador había sido leal al presidente, sus candidatos tenían más posibilidades decontar con el apoyo presidencial o bien contar con un obstáculo en su trayectoria política. No sepuede perder de vista el poder real para designar y construir carrera política a sus protegidos. JoyLangston, señala el siguiente argumento para el periodo de 1985: El 42% de los diputados de mayoría relativa electos por el PRI (69 de 164) había participado en los gobiernos estatales, muchos de ellos en el gabinete de los gobernadores. Los gobernadores estuvieron en mejores condiciones para colocar a su gente en las lista de 1985. [...] Elba Esther Gordillo, afirmó: los gobernadores eran realmente el poder tras las elecciones.40 La apertura gradual en el ámbito estatal fue un elemento central de la democratización. Lacentralización de las decisiones fue cambiando al ganar la oposición los estados de la República. Enel contexto era evidente la necesidad de contar con mayor legitimidad política. Gabriel Zaid señalalo siguiente:39 Langston, Joy, “Los efectos de la competencia electoral en la selección de candidatos del PRI a laCámara de diputados”, Política y Gobierno, CIDE, Vol. V, núm. 2, segundo semestre, 1998, México, p. 478.40 Ibid., p. 496. 20
  21. 21. En los comicios estatales –se detectaba una creciente conflictividad- una magnífica oportunidad para abrir al régimen a la democracia, con ganancia para la oposición a bajos costos para el PRI, pues perder algunas gubernaturas no significaba perder el poder completo, y en cambio promovería una democratización con pequeños riesgos de caer en la inestabilidad.41 La propuesta de abrir poco a poco al régimen, tuvo varias oportunidades para su aplicación.En 1986 se celebrarían elecciones para gobernador en el estado de Chihuahua, en las cuales elPartido Acción Nacional había registrado un crecimiento electoral, y por lo tanto había condicionespara que ganara, pero la respuesta del gobierno federal fue no reconocer la victoria del PAN. Un hecho importante acerca de los candidatos de la oposición fue que la mayoría proveníade un pasado priísta. Cuauhtémoc Cárdenas fue miembro del PRI hasta 1987 cuando se separódefinitivamente y fundó el PRD en 1989. Éste ganó para el PRD en 1997 la jefatura del DistritoFederal. Otro ejemplo fue el ex senador de la República Ricardo Monreal Ávila. Primero aspiró porla candidatura para la gubernatura de Zacatecas, pero al no obtenerla, renunció al PRI y lopostularon el (PRD y Partido del Trabajo-PT). Luego de ganar las elecciones se afilió comomiembro del PRD. Otro caso fue Alfonso Sánchez Anaya en Tlaxcala, quien, renunció al PartidoRevolucionario Institucional, antes de iniciar el proceso de selección del candidato para gobernadordel estado. El político señaló que no existían condiciones de equidad e igualdad. Lo mismo ocurriócon Leonel Cota Montaño, quien renunció al PRI al no obtener la candidatura a gobernador delestado de Baja California Sur. A partir de 1988 el PAN comenzó a jugar un papel importante como fuerza políticaopositora-moderada en cooperación con el gobierno, en términos claros una relación de negociacióncon el sistema. El proceso de liberalización comenzó con reconocer las victorias electorales de la oposición.Nunca en la historia política del país el PRI había perdido una gubernatura –lo digo en el sentido deque nunca se había reconocido oficialmente una derrota- en el estado de Baja California. No fuehasta la elección de 1989 cuando por primera vez se le reconoce públicamente la victoria a ErnestoRufo. En la elección de 1988 el PRI ganó la mayoría relativa en la Cámara de diputados, pero nologró alcanzar la mayoría calificada para reformar la Constitución. Si el PRI quería realizar41 Crespo, op. cit., p. 270. 21
  22. 22. reformas constitucionales, necesitaba forzosamente el apoyo de algún partido político (y sería elPAN). El PAN negoció su apoyo al PRI en la Cámara de diputados. Su triunfo en Baja California ysu posterior reconocimiento fue el producto de la “concertacesión”42entre el PRI-PAN. Si biencomenzó como concertacesión con el paso del tiempo los triunfos electorales se convirtieron partedel proceso democratizador. El PAN comenzó a generar interés en el electorado, triunfó en Chihuahua para el periodo de1992-1998. Comenzó a ganar estados en la frontera, significativos por el tamaño de población. Aestos tres estados se le sumó el estado de Jalisco en 1995, y desde ese año hasta el 2012 el PAN halogrado consolidar el electorado a favor. Jalisco es un estado trascendente, por su industria ytamaño de población (la cuarta más grande).43 A partir de 1997 el PAN empieza a consolidarse como partido alterno en otros estados. Enese tenor gana Nuevo León, netamente industrial, con capacidad para montar proyectos de altaenvergadura, complementados con las partidas del gobierno federal. Aquí es importante notar que elPAN se convirtió en un partido relacionado muy estrechamente con los empresarios y dicharelación es muy evidente en este estado. El PAN mantuvo el gobierno hasta 2003 cuando fuederrotado por el PRI. Este partido gobierna actualmente. En 1997 el PAN gana Querétaro, también industrial, no tanto como Nuevo León, pero muysignificativo por la cercanía con el Distrito Federal, no obstante en 2003 el PRI recupera lagubernatura y se mantiene hasta el 2012. El Partido Acción Nacional también ganó el estado Morelos en el 2000 y se ha mantenidodos elecciones seguidas en el poder, hasta el 2012. El PAN también ha mantenido Aguascalientesdesde 1998 a la fecha de 2012. El caso de las elecciones en Nayarit (1999), Chiapas (2000) yYucatán (2001) y otras recientes como Oaxaca en 2010, se han establecido alianzas con el PRD y elPVEM. El proceso de democratización ha generado que actualmente los 32 estados esténgobernados por tres partidos diferentes. La pluralidad comenzó en 1989. Antes el PRI gobernaba casi todos los estados. La primacíadel PRI se ha ido diluyendo y en el 2002 sólo gobernaba en 17 de los 32 estados, pero representabanmás del 50% de las entidades federativas. Es pertinente señalar que mantiene una presenciaelectoral importante. Antes del 2000 (el PRI ganaba con cierta facilidad en las entidades federativas,42 El gobierno federal negoció con el PAN, su apoyo en la Cámara de diputados, ya que el PRI no podíaaprobar ninguna reforma constitucional solo, entonces el gobierno federal, negoció el apoyo.43 Fuente: INEGI, http://www.inegi.org.mx/default.aspx? [Consultado el día 23 de agosto de 2001]. 22
  23. 23. por varias razones, una de ellas por el voto conservador de las zonas rurales). El PRI se harecuperado como partido, ahora como oposición. Su fuerza electoral en 2012 ubica al PRI como unpartido solido, pues gobierna 23 de los 32 estados44 y se sitúa como el partido con mayorespreferencias electorales para las elecciones presidenciales de 2012. Por su parte, el PAN hasta 2012 gobernaba por si solo (no en coalición) siete estados (vercuadro núm. 1). También observamos la evolución de cada una de las entidades a partir del periodode 1989 hasta el 2001. El Partido Acción Nacional ganó la presidencia de la República en el 2000 y2006, pero no posee la misma preferencia a nivel estatal. Cuadro núm. 1 Estados gobernados por el PAN (sin coalición) parte 1 Estado Periodo Partido Nombre del Periodo Partido Nombre del Periodo gobernador gobernador Aguascalientes 1992-1998 PRI Otto Granados - - - - B. California 1989-1995 PAN Ernesto Ruffo 1995-1998 PAN Héctor Terán Terán - Apel Guanajuato 1991-1995 PAN Carlos Medina 1995-1999 PAN Vicente Fox 1999-2000 Plascencia Jalisco 1989-1992 PRI Guillermo Cosío 1992-1995 PRI Carlos Rivera 1995-2001 Vidaurri Aceves Morelos 1988-1994 PRI Antonio Riva 1994-1998 PRI Jorge Carrillo Olea 1998-2000 Palacio Nuevo León 1991-1996 PRI Sócrates Rizzo 1996-1997 PRI Benjamín Clariond - García Reyes-Retana Querétaro 1991-1997 PRI Enrique Burgos - - - - García Fuente: Elaboración propia.44 Fuente: Geografía Política Municipal,http://www.fenamm.org.mx/site/index.php?option=com_content&view=article&id=187&Itemid=123&lang=es, [Consultado el día 22 de octubre de 2011]. 23
  24. 24. Cuadro núm. 2 Estados gobernados por el PAN (sin coalición) parte 2 Estado Periodo Partido Nombre del Periodo Partido Nombre del Periodo Partido Nombre del Gobernador gobernador gobernador Aguascalientes - - - 1998- PAN Felipe 2004- PAN Luis Armando 2004 González 2010 Reynoso Femat González Carlos Lozano de 2010 PRI la Torre B. California - - - 1998- PAN (Interino) 2001- PAN Eugenio Elorduy 2001 Alejandro 2007 Walther González Alcocer 2007 PAN José Guadalupe Osuna Millán Guanajuato 1999- PAN Ramón Martín 2000- PAN Juan Carlos 2006- PAN Juan Manuel Oliva 2000 Huerta 2006 Romero 2012 Ramírez Hicks Jalisco 1995- PAN Alberto 2001- PAN Francisco 2007- PAN Emilio González 2001 Jiménez 2007 Ramírez 2013 Márquez Cárdenas Acuña Morelos 1998- PRI Jorge Antonio 2000- PAN Sergio 2006- PAN Marco Antonio 2000 García 2006 Estrada 2012 Adame Castillo Cajigal Nuevo León - - - 1997- PAN Fernando 2003- PRI José Natividad 2003 Canales 2009 González Parás Clariond 2009- PRI Rodrigo Medina 2015 de la Cruz Querétaro - - - 1997- PAN Ignacio 2003- PRI Francisco Garrido 2003 Loyola Vera 2009 Patrón 2009- PRI José Eduardo 2015 Calzada Rovirosa Fuente: Elaboración propia.2.2 La lógica del Distrito FederalEl sistema político mexicano fue creando las condiciones necesarias para una mayor equidadelectoral, y repercutió en el aumentó en los índices de “competitividad”46 de la oposición. Estoconfirmó un descenso considerable de la capacidad del régimen para alterar e imponer losresultados, así como para manipularlos.4746 La competitividad es un estado concreto del juego. Así la competitividad, es una de las propiedades o delos atributos de la competencia. Cfr. Sartori, Giovanni, Partidos y sistemas de partidos, AlianzaUniversidad, Madrid, 1987, p. 245.47 Sánchez, op. cit., p. 124 24
  25. 25. El PRD gobierna en cinco estados hasta 2012. Los ha ganado con la ayuda del PT yConvergencia (ahora el nombre de este partido es Movimiento Ciudadano). Pese a no gobernar unnúmero significativo de estados, controla el Distrito Federal, entidad estratégica por la actividadeconómica, política y social del país. Cuadro núm. 3 Encargados del Distrito Federal Periodo Partido Regente (hasta 1997 designado) o jefe de gobierno (electo por votación a partir de 1997) 1976- 1982 PRI Carlos Hank G. 1982-1998 PRI Ramón Aguirre V. 1988-1993 PRI Manuel Camacho Solís 1993-1994 PRI Manuel Aguilera Gómez 1994-1997 PRI Oscar Espinoza Villarreal 1997-1999 PRD Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano51 1999-2000 PRD Rosario Robles52 2000-2006 PRD Andrés Manuel López Obrador 2006-2012 PRD Marcelo Ebrard C. Fuente: elaboración propia. Las elecciones de 1997 para jefe de gobierno presentaron un cambio en el sistema derepresentación, en el cual anteriormente el regente de la ciudad era designado (ver cuadro número3) por el presidente de la República (la Constitución lo facultaba para ello). Los ciudadanos porprimera vez en la historia elegirían a su jefe de gobierno. Las elecciones de 1997 mostraron eldesgaste de un sistema de partido hegemónico en el ámbito estatal. José Antonio Crespo señala: Los comicios federales de 1997 representaron un cambio significativo, por dos razones fundamentales: el marco normativo donde se celebraron fue reconocido como el más competitivo en México; la reforma de 1996 incorporó disposiciones que significaron un salto importante hacia la imparcialidad. La reforma dispuso medidas para hacer más difícil la práctica tradicional del fraude.53 En la primera elección en el Distrito Federal triunfó Cuauhtémoc Cárdenas, candidato delPRD aunque después renunciaría para concentrase en su campaña presidencial del año 2000. Elcargo lo asumiría Rosario Robles hasta el 2000. En esa elección el PRD lograría nuevamente ganarla capital, pero con un umbral mucho menor de votos respecto del segundo lugar. El PAN aunqueperdió aumentó su porcentaje de votación respecto a la elección anterior.51 Cuauhtémoc Cárdenas renunció a su cargo de jefe de gobierno para ser candidato a la presidencia por partedel PRD, en las elecciones del 2000.52 Rosario Robles, sustituyó en el cargo a Cárdenas como jefa de gobierno hasta nuevas elecciones en el2000.53 Crespo, op. cit., p. 273. 25
  26. 26. En las elecciones de 1997 por primera vez el PRI no logró conquistar la mayoría absoluta enla Cámara baja, necesaria para preservar su tradicional hegemonía; la conformación en el Congresoquedó de la siguiente manera para la LVII Legislatura: “PRI (164, M.R; 75, R.P; total 239); PAN(65, M.R; 57, R.P; total 122); PRD (70, M.R; 55, R.P; total 125); PT (1, M.R; 5, R.P, total 6);PVEM (0, M.R; 8, R.P, total, 8).”54 Los resultados evidenciaron que el gobierno (PRI) ya no podía revertir el carisma y laidentificación de los ciudadanos hacia la oposición, y tampoco revirtieron el hartazgo de losvotantes hacia su partido; aunado a esto, se incrementó la confianza de los electores en lasinstituciones electorales. En la proceso electoral del 2000 en el Distrito Federal la novedad fue la elección de los jefesdelegacionales mediante el voto secreto, libre y universal. Los resultados arrojaron que el PRD ganó11 de las 16 Delegaciones, mientras el PAN ganó cinco, y el PRI no ganó ninguna. Los resultadosmostraron claramente el proceso democratizador a nivel estatal. Hasta 2009, el PRI seguía sinpresentar un avance significativo en las delegaciones. Cuadro núm. 4 Presencia electoral en el Distrito Federal en las elecciones del año 2000, 2009 para jefe de gobierno PARTIDO Delegaciones gobernadas, Cantidad de población que periodo 2000-2003 gobiernan PAN 5 6 millones 826 mil personas PRD 11 1 millón 764 mil personas PRI 0 0 PARTIDO Delegaciones gobernadas, Porcentaje de población periodo 2009-2012 gobernada por partido político PAN 3 18.75 % del total PRD 12 75 % del total PT 1 6.25 % del total Fuente: elaboración propia. Los datos muestran mayor competencia electoral en la ciudad de México. Las reglas deljuego son más equitativas y permiten a los partidos competir con mejores condiciones de ganar. Elproceso democratizador fue reforzado por las reformas electorales y permitió cambios en el sistemade partido hegemónico, dando paso a un sistema de partido predominante, pues el PRD desde 1997hasta el 2012 ha ganado a los demás partidos. En las siguientes dos tablas véase la composición delos demás estados de República.54 (M.R = Mayoría relativa; R.P = Representación proporcional). 26
  27. 27. Cuadro núm. 5 Estados gobernados por el PRD (incluye coaliciones) parte 1 Estado Periodo Partido Nombre del Periodo Partido Nombre Del gobernador GobernadorB. California Sur 1993-1999 PRI Guillermo - - - Mercado Romero Chiapas 1988-1993 PRI Patrocinio G. 1995-2000 PRI Julio César Ruiz 1993-1994 PRI Elmar Horlad 1994-1995 PRI Javier López Nayarit 1993-1999 PRI Rigoberto Ochoa - - - Zaragoza Tlaxcala 1992-1993 PRI Samuel Quiroz 1993-1999 PRI Antonio Álvarez de la Vega Lima Michoacán 1992-1992 PRI Eduardo 1992-1995 PRI Ausencio Chávez Villaseñor Peña Hernández Distrito Federal 1994-1997 PRI Oscar Espinoza 1997-1999 PRD Cuahtémoc Villarreal Cárdenas Solórzano Yucatán 1991-1993 PRI Dulce María 1993-1995 PRI Federico Granja Sauri Riancho Ricalde Zacatecas 1991-1992 PRI Pedro de León 1992-1998 PRI Arturo Romo Sánchez GutiérrezFuente: elaboración propia. 27
  28. 28. Cuadro núm. 6 Estados gobernados por el PRD (incluye coaliciones) parte 2 Estado Periodo Partido Nombre del Periodo Partido Nombre Periodo Partido Nombre del gobernador del gobernador gobernador B. California - - - 1999- PRD-PT Leonel Cota 2005- PRD Narciso Agúndez Sur 2005 Montaño 2011 Montaño Marcos Alberto 2011- PAN Covarrubias Villaseñor Chiapas 1998- 2000 PRI Roberto 2000- PRD-PT- Pablo 2006- PRD Juan José Sabines Albores 2006 PAN- Salazar M. 2012 Guerrero Guillén PVEM Nayarit - - - 1999- PRD-PT- Antonio 2005- PRI Ney González Sánchez 2005 PAN Echavarría 2011 Domínguez Roberto Sandoval Castañeda PRI 2011- Tlaxcala - - - 1999- PRD-PT Alfonso 2005- PAN Héctor Israel Ortiz 2005 Sánchez 2011 Ortiz Anaya PRI Mariano González 2011 Zarur Michoacán 1995-2001 PRI Manuel 2001- PRD-PT- Lázaro 2008- PRD Leonel Godoy Rangel Tinoco 2007 PVEM Cárdenas 2013 Batel Distrito 1999-2000 PRD Rosario 2000- PRD Andrés 2006- PRD Marcelo Ebrard C Federal Robles 2006 Manuel 2011 Berlanga López Obrador Yucatán 1995-2001 PRI Víctor 2001- PAN- Patrón 2007- PRI Ivonne Aracelly Cervera 2007 PRD- Laviada 2012 Ortega Pacheco Pacheco PVEM- PT Zacatecas - - - 1998- PRD-PT Ricardo 2004- PRD Amalia García 2004 Monreal 2010 Ávila Miguel Alejandro 2010- PRI Alonso Reyes Fuente: elaboración propia A continuación se describen los resultados en los procesos electorales en los estados en loscuales ganó el PRI. El PRI ganó Tabasco (2001) con Manuel Andrade y volvió a ganar en 2007 conAndrés Granier. Retrocedió al perder Yucatán (2001) ante Patrón Laviada, pero en 2007 volvió aganar con Ivonne Ortega. El PRI gobierna estados de gran importancia política, como el Estado deMéxico, en el cual concentra una gran cantidad de simpatizantes y militantes. Campeche, Coahuila, Colima, Durango, Guerrero, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo,San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz, tienen una característica en común: el 28
  29. 29. PRI nunca ha perdido la elección para gobernador, el PRI posee todavía mucha fuerza en el ámbitonacional. El PRI hasta el 2000 gobernaba 17 estados, el PAN, siete; el PRD cuatro; y comocoalición el PRD-PAN- PT-PVEM ganaron tres estados; esta pluralidad es un indicador que lacentralización estaba cada vez más debilitada. En 2012, el PRI ha aumentado la cantidad de estadosgobernados a 23. Cuadro núm. 7 Estados gobernados por el PRI (parte 1) Estado Periodo Partido Nombre del gobernador Periodo Partido Campeche 1991-1997 PRI Jorge Salomón Azar - - Chihuahua 1986-1992 PRI Fernando Baeza 1992-1998 PAN Meléndez Coahuila 1987-1993 PRI Eliseo Mendoza 1993-1994 PRI Colima 1985-1991 PRI Elías Zamora Verduzco 1991-1997 PRI Durango 1986-1992 PRI José Ramírez 1992-1998 PRI Guerrero 1987-1993 PRI José Francisco Ruiz 1993-1995 PRI Massieu Hidalgo 1993-1999 PRI Jesús Murillo Karam 1999-1999 PRI México 1989-1993 PRI Ignacio Pichardo Pagaza 1993-1995 PRI Oaxaca 1986-1992 PRI Heladio Ramírez López 1992-1998 PRI Puebla 1987-1993 PRI Mariano Riva Palacio 1993-1999 PRI Quintana Roo 1987-1993 PRI Miguel Borge Marín 1993-1999 PRI San Luis Potosí 1991-1992 PRI Gonzalo Martínez Cobala 1992-1993 PRI Sinaloa 1986-1992 PRI Francisco Labastida 1992-1998 PRI Ochoa Sonora 1991-1997 PRI Manlio Fabio Beltrones - - Rivera Tabasco 1988-1993 PRI Salvador Castillo 1992-1994 PRI Tamaulipas 1987-1993 PRI Américo Villarreal 1993-1999 PRI Guerra Veracruz 1986-1992 PRI Dante Delgado 1992-1998 PRI Fuente: elaboración propia. 29
  30. 30. Cuadro núm. 8 Estados gobernados por el PRI parte 2 Estado Periodo Partido Nombre del Periodo Partido Nombre del gobernador gobernador Campeche - - - 1997-2003 PRI Antonio González Curí 2003-2009 PRI Jorge Carlos Hurtado Valdéz 2009- PRI Fernando Eutimio Ortega Bernés Chihuahua 1998- 2004 PRI Patricio Martínez García 2010- PRI César Horacio Duarte J. Coahuila - - - 1999-2005 PRI Enrique Martínez M. 2005-2011 PRI Humberto Moreira Valdés 2011- PRI Jorge Juan Torres López Colima - - - 1997-2003 PRI Fernando Moreno Peña 2004-2005 PRI Arnoldo Ochoa González 2005-2009 PRI Jesús Silverio Cavazos Ceballos 2009- PRI Mario Anguiano Moreno Durango - - - 1998-2004 PRI Ángel Sergio Guerrero Mier 2004-2010 PRI Ismael Alfredo Hernández D. 2010-2016 PRI Jorge Herrera Caldera Guerrero 1995-1999 PRI Ángel Aguirre 1999-2005 PRI René Juárez Cisneros Rivero 2005-2011 PRD Carlos Zeferino Torreblanca 2011- PRD Ángel Heladio Aguirre Rivero Hidalgo - - - 1999-2005 PRI Miguel Ángel Núñez Soto 2005- 2011 PRI Miguel Ángel Osorio Chong 2011 PRI José Francisco Olvera Ruiz México 95-1999 PRI César Camacho 1999-2005 PRI Arturo Montiel Rojas Quiroz 2005-2011 PRI Enrique Peña Nieto 2011- PRI Eruviel Ávila V. Oaxaca - - - 1998-2004 PRI José Murat Casab 2004-2010 PRI Ulises Ruiz 2010- Convergencia /PRD Gabino Cué Monteagudo Puebla - - - 1999-2005 PRI Melquíades Morales Flores 2005-2011 PRI Mario Marín 2011- PAN Rafael Moreno Valle Rosas Quintana Roo - - - 1999-2005 PRI Joaquín Hendricks Díaz 2005-2011 PRI Félix Arturo González Canto 2011- PRI Roberto Borge Angulo San Luis Potosí 1993-1997 PRI Horacio Sánchez 1997-2003 PRI Fernando Silva Nito Unzueta 2003-2009 PAN Jesús Marcelo de los Santos 2009- PRI Fernando Toranzo Fernández Sinaloa - - - 1998-2004 PRI Juan S. Millán Lizarraga 2005-2010 PRI Jesús Alberto Aguilar Padilla 2011 PAN Mario López Valdez Sonora - - - 1997-2003 PRI Armando López Nogales 2003-2009 PRI Eduardo Bours 2009- PAN Guillermo Padrés Elías Tabasco 1994-2000 PRI Roberto Madrazo 2001- PRI Manuel Andrade Pintado 2007-2012 PRI Andrés Rafael Granier Melo Tamaulipas - - - 1999-2005 PRI Tomás Yarrigntón Rubalcaba 2005.2010 PRI Eugenio Javier Hernández 2011 PRI Egidio Torre Cantú Veracruz - - - 1998-2004 PRI Miguel Alemán Velasco 2004-2010 PRI Fidel Herrera 2010- PRI Javier Duarte de Ochoa Fuente: elaboración propia.2.3 El papel del Senado en el sistema político mexicanoEl Senado de la República se ha transformado menos que la Cámara de diputados. Larepresentatividad política de un senador equivale a la misma de un diputado, la diferencia radica en 30
  31. 31. el principio de elección, es decir, representa a un estado, mientras el diputado representa a undistrito electoral. La diferencia es instrumental, pero en la práctica los dos tienen el mismo peso enel Congreso. El crecimiento de la competencia electoral y “la llegada de senadores de oposición en 1988propiciaron reformas para reforzar su carácter de órgano de gobierno. Desde 1982 hubo diferenciasen las votaciones logradas por senadores de mayoría, esto llevó a los dos candidatos de mayoría apresentarse como fórmula de partido.”58 La evolución del sistema de representación muestra que durante el periodo de 1964 a 1982el PRI mantuvo los 64 senadores en la Cámara alta (ver cuadro núm. 10). La posibilidad de laoposición para acceder a espacios era casi nula. El sistema autoritario no ofrecía esa posibilidad.El sistema de partido hegemónico no permitía la participación real de la oposición, por lo tanto,desde 1964 a 1982 no contaron con ningún curul en la Cámara alta. Cuadro núm. 9 senadores de 1964- 1982 1982 PAN PRI TOTAL 0 64 64 1976 PAN PRI TOTAL 0 64 64 1970 PAN PRI TOTAL 0 64 64 1964 PAN PRI TOTAL 0 64 64 Fuente: elaboración propia. De 1988 a 1994 vemos como la situación empieza a tomar matices diferentes (para 1994 sepasó de 64 a 128 senadores). El Senado de la República para la Legislatura de 1994, se integró por128 senadores, 96 electos por la formula de mayoría relativa, y 32 serían asignados a larepresentación de la primera minoría en cada uno de los estados, es decir al en segundo lugar encada estado. Los senadores son electos por seis años y son elegidos por voto libre, secreto ydirecto.58 Marvan Laborde, Ignacio, “Reflexiones sobre Federalismo y sistema político en México”, Política yGobierno, CIDE, Vol. IV, núm. 1, primer semestre, 1997, México , p. 161. 31
  32. 32. Cuadro núm. 10 Senadores periodo de 1991 TIPO PAN PRI PRD TOTAL 1991 6 AÑOS 1 31 0 32 3 AÑOS 0 30 2 32 TOTAL 1 61 2 64 1988 3 AÑOS 0 30 2 32 6 AÑOS 0 30 2 32 TOTAL 0 60 4 64 Fuente: elaboración propia. Para la realización de estas elecciones se efectuaron ciertas reformas. “Hasta 1993 el senadose integraba con dos miembros de cada entidad, electos por mayoría relativa y voto directo; lossenadores se renovarían en su totalidad cada seis años.” 61 En estos comicios el Senado quedó de lasiguiente forma: Cuadro núm. 11 periodo de senadores de 1994 1994 TIPO PAN PRI PRD TOTAL MR 0 64 0 64 PM 24 0 8 32 3 AÑOS 1 31 0 32 TOTAL 25 95 8 128 Elaboración propia. En este proceso electoral también ocurrió un cambio sustancial referente a la calificación delos resultados; antes los facultados eran validados por la Comisión Permanente del Congreso de laUnión, después de la reforma electoral la facultad quedó depositada en el IFE. Las elecciones de 1997 y el 2000, mostraron un descenso en el número de senadores delPRI, contrario a la oposición que se fue fortaleciendo. En 1997 el PAN ganó 33, el PRD, 15 y elPRI, 77. Este último todavía mantenía más del 50% de escaños, situación que se alteró en el 2000cuando el PAN aumentó a 46, el PRD se mantuvo con 15 y el PRI descendió a 60 senadores. Lapluralidad en el Senado es un signo de la apertura democrática.61 Alvarado, Arturo, “Los resultados para la elección de Senadores” en, Fernández del Castillo, et al(Coord.), La voz de los votos: un análisis crítico de las elecciones de 1994, FLACSO, México, 1995, p. 270. 32
  33. 33. Cuadro núm. 12 senadores de 1997 y 2000 PERIODO TIPO PAN PRI PRD PT PVEM OTROS TOTAL 2000 MR 27 32 4 0 1 0 64 PM 10 15 7 0 0 0 32 RP 9 13 4 1 4 1 32 TOTAL 46 60 15 1 5 1 128 1997 TIPO PAN PRI PRD PT PVEM OTROS TOTAL MR 10 64 0 0 0 0 64 PM 24 0 7 0 0 1 32 RP 9 13 8 1 1 0 32 TOTAL 33 77 15 1 1 1 128 Fuente: elaboración propia. A partir de 1997 el Senado juega un papel trascendental, pues el PRI ya contaba con unaoposición más real y competitiva, ahora la aprobación de leyes y proyectos del presidente, debíanser negociados entre los principales partidos. El PRI no los podría aprobar solo. Acerca del SenadoIgnacio Marvan Laborde opina: Si bien es cierto, con las reformas recientes el Senado ha adquirido mayor peso en nombramientos, los ministros de la Suprema corte de Justicia, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y el gobernador del Banco de México, aún está lejos de contar con el diseño constitucional adecuado que permita un cabal desempeño en la división horizontal y vertical de poderes.64 La situación en el 2000 fue más equitativa, porque las iniciativas y proyectos debían sernegociados. La pluralidad en el Senado funciona como contrapeso frente al Ejecutivo, situación quefavorece puentes democráticos en nuestro sistema político, aunque también puede ocasionar que nose logren consensos y conducir a una situación de estancamiento en las relaciones Ejecutivo-Legislativo. El presidente debe aprender a cogobernar con el Congreso, sobre todo cuando no cuenta conla mayoría de su partido en ambas Cámaras. Después del año 2000, el PRI fue una oposición fuerte.Para la elección de 2006 la composición del Senado fue la siguiente:64 Marvan, op. cit., p. 161. 33
  34. 34. Cuadro núm. 13 senadores 2000-2006 PERIODO TIPO PAN PRI PRD PT PVEM OTROS TOTAL 2000 MR 27 32 4 0 1 0 64 PM 10 15 7 0 0 0 32 RP 9 13 4 1 4 1 32 TOTAL 46 60 15 1 5 1 128 2006 TIPO PAN PRI PRD PT PVEM OTROS TOTAL MR 32 8 16 2 2 4 64 PM 9 19 4 0 0 0 32 RP 11 6 6 2 4 3 32 TOTAL 52 33 26 4 6 7 128 Fuente: elaboración propia.2.4 La composición de la Cámara de diputadosAlonso Lujambio señala que en el sexenio de Caros Salinas de Gortari encontramos cambiossignificativos en el sistema de partidos en México, los cuales incidieron en una competencia realentre el PRI y los partidos de oposición. La naturaleza misma del propio sistema de partidos, el periodo ha sido testigo de una difícil, compleja, ciertamente ambigua y todavía incompleta transición de un sistema de elecciones no competitivas, de partido hegemónico, a uno más competitivo [...] la eternamente inacabada transición a la democracia en México vivió en el periodo 1988-1994 un avance de innegable importancia. Aún con claroscuros, todo cambió.65 La relación entre Ejecutivo y Congreso en sexenios anteriores a 1994, era casi desometimiento del segundo al primero, pues casi todos los miembros de ambas Cámaras eran deextracción priísta, en ese sentido, el PRI no elaboraba las políticas de gobierno, sino su función eraapoyar las iniciativas elaboradas por el presidente de la República. Los diputados priístas seencontraban con la obligación de apoyarlo y en caso de negarse, la consecuencia era una carrerapolítica que se enfrentaría el veto presidencial. La relación de sumisión de parte de las Cámaras al presidente, ofrece varias explicaciones:el presidente dominaba el funcionamiento interno del partido, nombrando a sus líderes ycontrolando, ya sea mediante el veto o el nombramiento directo, la nominación de todos losfuncionarios de la burocracia, así los cargos de elección popular también eran apoyados por elpresidente. Sobre este aspecto Joy Langston señala: Los partidos controlan a sus candidatos a través del suministro de fondos para su campaña, el dinero federal destinado a las campañas no va directamente a los candidatos, sino, antes bien, a65 Lujambio, Alonso, Federalismo y Congreso en el cambio político en México, UNAM, México, 1996. p.107. 34

×