UNIVERSIDAD CATÓLICA DE LA SANTÍSIMA CONCEPCIÓN               Facultad de educación       Formación personal y social del ...
En el periodo de la gestación del embrión, tanto padres como madres sehan cuestionado en cierto momento el cómo realizarán...
La existencia de grupos de factores en la determinación de las prácticaseducativas y al mismo tiempo la diversidad de ello...
severidad. Aluden ambas actitudes al nivel de permisividad o rigor de lospadres en el control de la conducta de los hijos....
La retirada de afecto es una forma de controlar la conducta infantil basada enque los padres expresan su desacuerdo con la...
•   Padres Permisivos o Liberales:       El concepto de “Padres permisivos o liberales” tiene su fundamento en lacrianza e...
Los padres autoritarios siempre tratan de estar en control y de ejercereste sobre los niños y niñas. Estos padres fijan re...
Por eso es aquí donde los padres han de percatarse que la autoridad se basaen la protección del niño y no en creer que por...
•   El Estilo de Crianza Ideal:       Según Baumrind (1971) el padre mas adecuado para la crianza de lohijos es el democrá...
El niño también se ve afectado cuando falta uno de los padres en elhogar, la madre soltera tiene que asumir ambos roles, y...
Conclusión       A partir de este informe podríamos concluir la importancia que repercuteen las formas o métodos que pract...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Tiposdecrianza

3,187

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
3,187
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
60
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Tiposdecrianza

  1. 1. UNIVERSIDAD CATÓLICA DE LA SANTÍSIMA CONCEPCIÓN Facultad de educación Formación personal y social del párvulo TIPOS DE CRIANZA Profesora: Verónica Riquelme Integrantes: María Fernández Karla Espinoza Ninoska Quevedo Josselyn Hidalgo Concepción, 7 de Abril 2011 Presentación
  2. 2. En el periodo de la gestación del embrión, tanto padres como madres sehan cuestionado en cierto momento el cómo realizarán la labor de educadoresde sus hijos, acaso serán; en su subjetividad; buenos o malos padres.Dependiendo de aquello, se debe añadir que a nadie se les enseña el comoeducar a sus hijos, y por ende, se desprenden diferentes tipos de crianza en lacual basan su educación los padres.Estos estilos de crianza, postulados por diversos autores plantean en comúnque existen tres tipos distinguibles de educación; La crianza de los padres“Permisivos o liberales”, que otorgan total control y autodisciplina al niño o laniña, viéndose este libre de determinar cualquier acción; La crianza de “Padresautoritarios”, en donde recae en el niño o la niña una disciplina rígida en dondesean los padres los que poseen el control de todo; y por último los “Padresdemocráticos”, los cuales basan su criterio en una disciplina controlada porellos mismos, pero que atienden las diversas necesidades que poseen losmenores, respetando a la vez su independencia acorde al grado de madurezque estos posean.Acorde a esto, se definirán lo que son y significa cada uno de estos tipos decrianza entre los cuales se presentará un estilo final denominado “La crianzaideal”, la cual enfatiza diversos aspectos de cada uno de estos métodosutilizados por padres y madres alrededor de todo el mundo, y que ha inspiradoa tantos autores a investigar el proceso de educación en la familia, y el comoafecta esto a la personalidad y a la sociabilización que desarrollará el menor amedida que se desenvuelve física y mentalmente. Prácticas de crianza
  3. 3. La existencia de grupos de factores en la determinación de las prácticaseducativas y al mismo tiempo la diversidad de ellos, nos deja de manifiesto locomplejo que es ser padres, criar y educar a los hijos. Esta última es definidacomo una tarea multifacética y cambiante y, por ende, difícil de categorizar; noobstante, los psicólogos evolutivos se interesan en clasificar los estilos decrianza que los padres emplean en la relación con los hijos.Desde hace algún tiempo, las grandes cantidades de investigaciones coincidenen considerar el control de la conducta mediante la acción disciplinaria comouna de las formas de acción psicopedagógica de la familia en el desarrollopersonal y social de los hijos. Así, Allinsmith (1960) distingue dos tipos dedisciplinas familiares: la corporal y la psicológica. Sears, Maccoby & Levin(1963) ambos basados en la negación de objetos tangibles y disciplina en basea la negación de afectos, y Aronfreed (1976) diferencia entre técnicas desensibilización fundamentadas en la aplicación directa de castigos y técnicasde inducción apoyadas en la explicación de las posibles consecuencias quepuede tener para los demás la conducta realizada por el niño o niña.Becker (1964) distingue entre métodos disciplinarios y métodos autoritarios, altener en cuenta disciplina y afecto como las dos variables que distinguen aunos padres de otros. Los métodos disciplinarios son aquellos que tienen elamor hacia el niño como instrumento principal para modelar la conducta y serelacionan con reacciones internas contra la agresión. En cambio, los métodosautoritarios se relacionan con reacciones externas contra la agresión y concomportamientos agresivos no cooperadores. Especialmente importantes parael desarrollo de los distintos tipos de conducta del niño serían la dedicaciónafectiva de los padres, la independencia y oportunidad de desplegar lapersonalidad que conceden al niño y el acercamiento ansioso y emocionalcontra el alejamiento calmado. También, el citado autor define cariño frente ahostilidad con variables tales como afecto, comprensión, uso de explicaciones yrespuesta positiva a la independencia. En el extremo opuesto, se situaría lahostilidad como variable contraria al cariño. Relaciona la presencia del cariñocon lo que él llama técnicas amorosas de disciplina y de hostilidad con lastécnicas de poderío. Igualmente definió tolerancia como concepto opuesto al de
  4. 4. severidad. Aluden ambas actitudes al nivel de permisividad o rigor de lospadres en el control de la conducta de los hijos.Schaffer y Crook (1981) relacionan las prácticas educativas de los padres consu función socializadora. Definen las técnicas de control como los métodosempleados por el adulto con el fin de cambiar el curso de la conducta del niño:no como imposición arbitraria, sino como un proceso basado en la reciprocidady que respeta las características temporales y de contenido de la conductainfantil. Dividen las técnicas de control, en verbales y no verbales, y se puedendirigir a modificar el curso de la acción o el de la atención del niño hacia algúnaspecto del ambiente circundante y pueden tomar forma directiva o prohibitiva.Las estrategias socializadoras de los padres cambian, evolucionan y sevuelven complejas a medida que el desarrollo evolutivo del niño alcanzadimensiones y posibilidades mayores.En esta misma línea, Christopherson (1988) distingue entre la socializacióndeliberada que consiste en el esfuerzo intencionado de los padres en enseñaro influir en una dirección deseada para que el niño llegue a la autodisciplina; yla socialización no deliberada, que es la influencia diaria que ejercen los padresa través de las continuas e incontables situaciones en que el niño observa ointeractúa con el modelo. La enseñanza en la familia alcanzará su mayorefectividad en un clima de aprendizaje positivo, con un ambiente emocionalcálido y de apoyo, al contrario de lo que ocurre en un clima frío, rígido,destructivo o que ignore al niño.Confirma Hoffman (1976) que la casi totalidad de los procedimientos dedisciplina empleados por los padres contiene elementos de afirmación delpoder, negación de afecto e inducción; y que, a su vez, tiene efectos distintossobre los niños. Estos tres elementos definen los tres tipos diferentes de controldisciplinario. Así, la afirmación de poder consiste en el uso de la fuerza física,en la eliminación de privilegios, y/o en las amenazas de hacerlo. Comprende elcomponente de activación motivadora. Es decir, en la disciplina del poder de lafuerza, la fuerza reside en el poder desbordante de los padres y, sea cual fuerela acción específica, las técnicas de poder de la fuerza se basanprimordialmente en el miedo al castigo.
  5. 5. La retirada de afecto es una forma de controlar la conducta infantil basada enque los padres expresan su desacuerdo con la conducta del niño mediante elrechazo, la negación a escucharle, el aislamiento o las amenazas deabandono. Aquí, el poder de la disciplina reside en el miedo a perder el apoyoafectivo, emocional y la aprobación de los padres. Por ello, al igual que en laafirmación de poder, también la retirada de amor comprende el componente deactivación motivadora. La inducción, en cambio, consiste en explicar al niño lasrazones por las que los padres consideran que su conducta no es deseable, altiempo que se le pide que no la realice. En la disciplina inductiva, el poder de ladisciplina reside en las llamadas del niño a la razón, al orgullo o al deseo de seradulto y a la preocupación del niño por los demás. Esta forma de resolver losencuentros disciplinarios con los hijos resalta las consecuencias negativas ydolorosas de las acciones del niño sobre otras personas. Se pretende que elniño se coloque en el punto de vista de la víctima, se favorece la aparición de laempatía y de los sentimientos de culpa, se sugiere al niño que busque formaspara reparar el mal causado. La inducción puede influir en el niñodisminuyendo la oposición entre los deseos y las exigencias paternas yfavoreciendo un sufrimiento empático y su posterior transformación ensentimiento de culpabilidad.Estilos de paternidad Los padres por lo general proceden de diferentes maneras con sus hijos.Baumrind (1971) realizó varios experimentos con preescolares, e identificó trescategorías de estilos de paternidad, los padres autoritarios, permisivos ydemocráticos. Van Pelt (1985) clasificó a los padres en posesivos, sin amor,permisivos y autoritarios. Faw (1981) por su parte también identificó tres estilosde paternidad, autoritarios, con autoridad y permisivos. Aunque cada autor losnombra los distintos tipos e paternidad de forma diferente, todos representanlas mismas características.A continuación se definirán acorde a nuestras aportaciones los tres tipos depadres postulados por los autores;
  6. 6. • Padres Permisivos o Liberales: El concepto de “Padres permisivos o liberales” tiene su fundamento en lacrianza en la cual basan su carácter los padres que poseen absoluta flexibilidaden cuanto a los límites que exigen a sus hijos, dejando en la mayoría de loscasos a los niños y niñas en total libertad de hacer lo que deseen, por lo cual,tienden a consentir el comportamiento que posee el infante, pretendiendoaceptar que su conducta es la adecuada sea así o no.Este tipo de educación en general, no ejerce la autoridad que tiene como padrede manera que el niño no percibe límites ni pautas de conducta, ante laausencia de mando, el niño suele tomar el poder.El soporte que fundamenta la crianza de los padres liberales o permisivosradica en que estos pretenden hacer que el niño o la niña sean capaces detomar sus propias decisiones, meditando su comportamiento a través de supropia conciencia y auto control, logrando de esta manera establecer suspropias reglas e imponiendo el criterio que ellos crean posible para suconducta, es decir, se entiende que los hijos deben crecer en libertad, sinponerles límites, o al menos que estos deben ser los mínimos .La principal falencia de este tipo de crianza radica en las veces que estospadres desean regular el comportamiento de sus hijos, ya que estaránliteralmente a disposición del niño o la niña, y por lo tanto, los controlarán ymuy pocas veces estos llegarán a cumplir dicha orden, recurriendo a “rabietas”que en muchas ocasiones avergüencen al adulto, es decir, son padres quemuestran extrema tolerancia a los impulsos que demuestran sus hijos y utilizanmuy poco o nunca el castigo para disciplinarlos. • Padres Autoritarios:
  7. 7. Los padres autoritarios siempre tratan de estar en control y de ejercereste sobre los niños y niñas. Estos padres fijan reglas estrictas para tratar demantener el orden, y normalmente lo hacen sin demostrar mucho afecto ocariño al infante. Tratan de establecer normas de conducta disciplinada ygeneralmente son muy críticos de los menores por que no satisfacen loscriterios que ellos mismos les plantean. Les dicen a los niños lo que debenhacer, tratan de hacerles obedecer y normalmente no les dan opciones paraescoger.Los padres autoritarios no explican por qué quieren que sus hijos hagan lascosas. Si un niño pregunta sobre alguna regla u orden, quizás el padre leconteste, "Porque yo dije" u otra frase usualmente usada es “Porque soy tupadre”.Los padres tienden a concentrarse en el comportamiento negativo, en vez delpositivo, y castigan o regañan a los niños, muchas veces severamente, por queéstos no siguen las reglas, y la mayoría de las veces los padres autoritarios noson capaces de felicitar a sus hijos por algún logro realizado.Los hijos de padres autoritarios generalmente no entienden por qué sus papásexigen cierto comportamiento tan riguroso y estricto. Ya que estos padres confrecuencia castigan a sus hijos por no acatar todas las reglas que ellos lesimponen. El exceso de autoridad hace que los niños pierdan su creatividad,además los puede llevar al fracaso escolar, ya que ni los mismos estudios losincentiva, ya que están siendo totalmente criticados por todo lo que realizan,estando bien o estando mal.Los padres autoritarios; imponiendo sus reglas, gritando, viendo siempre loserrores y nunca la cosas buenas, juzgando y siendo muy exigentes; lo queestán logrando en sus hijos e hijas es provocar baja autoestima, miedo,inseguridad y poca creatividad en los menores, impidiéndoles experimentar ydescubrir cosas nuevas, poniendo limites en su propia imaginación de niños yniñas.La crianza autoritaria no es solo tratar duro, implica el desconocimiento de laopinión del otro, en ese sentido, un niño cuyos criterios no se toman en cuentacrece copiando el mismo modelo o creyendo que no tiene criterios para decir ohacer algo sensato.
  8. 8. Por eso es aquí donde los padres han de percatarse que la autoridad se basaen la protección del niño y no en creer que por ser adulto siempre se tiene larazón. En que la disciplina se hace con amor, sin gritos y permitiendo laparticipación del otro en la toma de decisiones.De tal manera es importante y de gran relevancia ESCUCHAR LASOPINIONES DE LOS HIJOS, ya que padres autoritarios = niños sumisos, conmiedo ha expresar sus sentimientos de infantes. • Padres democráticos: Son padres exigentes que atienden las necesidades de sus hijos; loscuales establecen estándares claros y son firmes en sus reglas. Utilizansanciones de manera adecuada; apoyan la individualidad e independencia delos hijos; promueven la comunicación familiar y respetan tanto los derechos delos hijos como los suyos propios. Otro aspecto muy significativo de este tipo depadres es que ajustan las demandas que hacen a sus hijos de acuerdo con susdiferentes niveles de desarrollo.Los padres democráticos explican a sus hijos las razones de las normas queestablecen, reconocen y respetan su independencia, negociando con ellos ytomando decisiones en conjunto. Son padres que responden a las demandas ypreguntas de sus hijos mostrando atención e interés.Según estudios e investigaciones psicológicas, este estilo favorece laautonomía del niño ya que los padres emplean un estilo comunicativo efectivo,caracterizado por una amplia comunicación comprensiva y bidireccional,repartiendo a la vez adecuadas dosis de disciplinas y normas; lo que no se veen el padre permisivo ya que no ofrece la orientación y la disciplina que el niñonecesita para ser autónomo ni en el caso del padre autoritario, donde seaprecia que controla a los hijos de una manera muy estricta, utilizando elcastigo y los golpes que causan inseguridad y temor en el niño.
  9. 9. • El Estilo de Crianza Ideal: Según Baumrind (1971) el padre mas adecuado para la crianza de lohijos es el democrático, obteniendo niños que tienen claro lo que se espera deellos, aprender a juzgar sus expectativas y son capaces de reflexionar susactos y si estas son erradas sabrán afrontar las consecuencias de estas. Losniños experimentan la satisfacción de poder cumplir con las expectativas desus padres, los cuales tienen una imagen realista de lo que sus hijos soncapaces de dar.A diferencia de este padre está el permisivo quien no le ofrece orientación, nidisciplina al niño y éste se siente angustiado y deprimido, ya que no sabe deque forma debe comportarse. Por otro lado los padres autoritarios controlan alos hijos de una manera muy estricta, utilizando el castigo y los golpes, losniños, se sienten inseguros y temerosos, y no saben qué comportamientoprovocará una zurra o un castigo. Según Van Pelt (1985) el enojo de lospadres, la irritación y la impaciencia cuando aplican disciplina, refuerzan la ideade que son castigados porque no son queridos y esto trae consecuenciasemocionales de dependencia e inestabilidad emocional.Papalia y Wendkos Olds (1997) señalan, que ningún padre es autoritario,permisivo o democrático, ya que los padres atraviesan por diferentes estadosde ánimo y reaccionan de diversas maneras en situaciones diferentes,adoptando todos los tipos de paternidad.García serrano (1984) opina que lo más importante es que el padre se décuenta de que los hijos son seres diferentes a él, con cierta autonomía, conideales propios y hasta en algunos casos contrarios a lo que él piensa.Uno de los problemas más frecuentes que surgen para los padres es cuándoevalúan lo que se debe hacer cuando ellos tienen diferentes estilos de crianza(Papalia y Wendkos Olds, 1992). El padre puede ser severo e imperioso y lamadre menos estricta y fácil de tratar, lo mejor en este caso es unirse ymanifestarse con lo que se está en desacuerdo en privado. El niño adaptará sucomportamiento y madurará en una forma normal cuando aprenda que suspadres se mantienen unidos en asuntos de gran importancia (Van Pelt, 1985).
  10. 10. El niño también se ve afectado cuando falta uno de los padres en elhogar, la madre soltera tiene que asumir ambos roles, y no tiene tiempo paraestar con sus hijos, no lo estimula ni les dedica el tiempo suficiente para quetengan un buen desarrollo (Papalia y Wendkos Olds, 1997). El divorcio y elnuevo matrimonio de la mamá, trae cambios en los niños y puede afectar sudesarrollo emocional (Craig, 1994). El divorcio o separación de los padres, esun acontecimiento patogénico, no por el hecho en sí de la separación, sino porlo que puede significar para el niño, pero si la ausencia física, no vaacompañada del abandono afectivo, ellos terminan por asimilar el divorciocomo un problema de los padres (Olarte Chevarría, 1984). Según Craig (1994)cuando los padres democráticos se divorcian, los niños presentan mejorespatrones de comportamiento y tienen menos problemas para relacionarse conotros niños, que los que tienen padres autoritarios o permisivos. Los diferentes estilos de paternidad, traen consecuencias en lacompetencia, destreza sociales y cognoscitivas de los niños; Burton y suscolegas realizaron investigaciones para ver qué tanto realmente influían lospadres en sus hijos, arribando a las siguientes conclusiones: los hijos depadres democráticos, fueron los más competentes, mostraron destrezassociales tales como lograr retener la atención de los adultos en formaaceptable, utilizándolos como recurso y mostrando tanto afectividad comohostilidad. Se llevaban bien con otros niños, estaban orgullosos de sus logros ydeseaban actuar como personas mayores. Entre las destrezas cognoscitivasutilizaban bien el lenguaje, mostrando una serie de habilidades intelectuales,planeando y llevando a cabo actividades complicadas. Los hijos de padrespermisivos, eran menos eficaces en estas destrezas y los hijos de padresautoritarios, eran muy deficientes. Los estudios de seguimiento mostraron dosaños después una notable estabilidad en la clasificación (en Papalia yWendkos Olds, 1992
  11. 11. Conclusión A partir de este informe podríamos concluir la importancia que repercuteen las formas o métodos que practican los padres y madres para la crianza desus hijos, y que influye directamente en la personalidad y la posteriorsocialización que posee el niño o la niña en concordancia con su entorno socialy natural. También es importante destacar la relevancia que posee el escuchar alos hijos, de tal manera que estos puedan vivir en correlación con sus padres,evitando futuras complicaciones en la convivencia familiar. Por ende, es desuma importancia, la entrega de cariño, afecto y confianza en los hijos, y esesencial, como futura educadora tener en cuenta la forma de criar que poseecada padre y madre para con sus hijos, y así simpatizar con estos y llegar a unconsenso en lo que deriva de las prácticas familiares y escolares.

×