1) En química, el número atómico es el número entero positivo que es igual al número
total de protones en el núcleo del át...
es el oxígeno (O). Otro ejemplo es el del elemento químico carbono, que se presenta en
la naturaleza como grafito o como d...
denomina en inglés berkelium, en honor de la Universidad de Berkeley, en California, o
el einstenio (Es), llamado así en h...
En la nomenclatura de las sustancias inorgánicas resulta de mayor importancia aún
conocer el estado de oxidación, este reg...
•   Oxígeno (O): en griego ‘engendrador de óxidos’ (oxys).
•   Flúor (F): del latín fluere.
•   Neón (Ne): nuevo (del grie...
•   Tecnecio (Tc): de technetos, ‘wikt:artificial’, porque fue uno de los
    primeros sintetizados.
•   Rutenio (Ru): del...
•   Bismuto (Bi): del alemán weisse masse, masa blanca.
  •   Polonio (Po): de Polonia, en honor al país de origen de Mari...
Atomo
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Atomo

1,065 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,065
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
8
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Atomo

  1. 1. 1) En química, el número atómico es el número entero positivo que es igual al número total de protones en el núcleo del átomo. Se suele representar con la letra Z (del alemán: Zahl, que quiere decir número). El número atómico es característico de cada elemento químico y representa una propiedad fundamental del átomo: su carga nuclear. En un átomo eléctricamente neutro (sin carga eléctrica neta) el número de electrones ha de ser igual al de protones. De este modo, el número atómico también indica el número de electrones y define la configuración electrónica de los átomos. Número másico En química, el número másico o número de masa representa el número de los protones y neutrones. Se simboliza con la letra A. El uso de esta letra proviene del alemán Atomgewicht, que quiere decir peso atómico, aunque sean conceptos distintos que no deben confundirse. Por este motivo resultaría más correcto que la letra A representara Atomkern, es decir, núcleo atómico para evitar posibles confusiones. Suele ser mayor que el número atómico, dado que los neutrones del núcleo proporcionan a éste la cohesión necesaria para superar la repulsión entre los protones. El número de masa es además el indicativo de los distintos isótopos de un elemento. Dado que el número de protones es idéntico para todos los átomos del elemento, sólo el número másico, que lleva implícito el número de neutrones en el núcleo, indica de qué isótopo del elemento se trata. El número másico se indica con un superíndice situado a la izquierda de su símbolo, sobre el número atómico. Por ejemplo, el 1H es el isótopo de hidrógeno conocido como protio. El 2H es el deuterio y el 3H es el tritio. Dado que todos ellos son hidrógeno, el número atómico tiene que ser 1. Para todo átomo e ion: Número de neutrones = Número másico (A) - Número atómico (Z) A= Z + N El número atómico siempre estará al lado del número másico. La suma de los protones y neutrones presentes en el núcleo de un átomo, nos da como resultado un número entero que denominamos número másico. Ese número es aproximadamente igual a la masa atómica. Un elemento químico es un tipo de materia, constituida por átomos de la misma clase. En su forma más simple posee un número determinado de protones en su núcleo, haciéndolo pertenecer a una categoría única clasificada con el número atómico, aun cuando este pueda ostentar distintas masas atómicas. Es un átomo con características físicas únicas, que por tradición se define como aquella sustancia que no puede ser descompuesta mediante una reacción química, en otras más simples. No existen dos átomos de un mismo elemento con características distintas y, en el caso de que estos posean masa distinta, pertenecen al mismo elemento pero en lo que se conoce como uno de sus isótopos. También es importante diferenciar entre un «elemento químico» de una sustancia simple. El ozono (O3) y el oxígeno (O2) son dos sustancias simples, cada una de ellas con propiedades diferentes. Y el elemento químico que forma estas dos sustancias simples
  2. 2. es el oxígeno (O). Otro ejemplo es el del elemento químico carbono, que se presenta en la naturaleza como grafito o como diamante (estados alotrópicos). EL ÁTOMO Y SUS PARTES Historia de los elementos quimicos -A medida que el número de elementos químicos conocidos aumentaba, se hacía más necesario estructurar este conocimiento de una manera racional. Desde comienzos del siglo XIX, los científicos fueron proponiendo diferentes sistemas para agruparlos de una forma sistemática que facilitara su estudio. Símbolos químicos modernos El origen de los símbolos de los elementos: La mayoría de los símbolos de los elementos derivan de sus primitivos nombres latinos, e incluso a los elementos más modernos, descubiertos en Estados Unidos o en Europa, se les ha dado nombres de terminación latina, con un prefijo en honor de algún científico o el lugar donde se descubrieron. Por ejemplo, el berkelio, de símbolo Bk, se
  3. 3. denomina en inglés berkelium, en honor de la Universidad de Berkeley, en California, o el einstenio (Es), llamado así en honor de Einstein. Al ser el español un idioma de raíz latina, la mayoría de los símbolos coinciden con las iniciales del elemento. No obstante, hay determinados elementos cuyos nombres latinos o griegos no coinciden con los españoles, y de ahí que haya símbolos que no tienen relación con el nombre castellano del elemento. Elemento químico Es lo que tienen en común la sustancia simple, sus estados alotrópicos y las sustancias compuestas Número másico Es la suma de los protones y neutrones presentes en el núcleo de un átomo Número atómico El número atómico Z es la cantidad de protones o electrones que posee el átomo La tabla periódica: Años más tarde, con el descubrimiento del espectrógrafo, el descubrimiento de nuevos elementos se aceleró y aparecieron los que había predicho Mendelyev. Los sucesivos elementos encajaban en esta tabla. Incluso la aparición de los gases nobles encontró un sitio en esta nueva ordenación. La tabla de Mendelyev fue aceptada universalmente y hoy, excepto por los nuevos descubrimientos relativos a las propiedades nucleares y cuánticas, se usa una tabla muy similar a la que él elaboró más de un siglo atrás. Utilidad de la tabla Otra clasificación que resulta importante conocer y es de gran utilidad en la nomenclatura es la que nos brinda información sobre la capacidad de combinación de los elementos o sea su valencia así como su estado o número de oxidación. La valencia de un elemento se refiere a la capacidad de combinación que presenta; en el caso de los no metales se relaciona con el número de átomos de hidrógeno con que se puede enlazar y en los metales con cuántos átomos de cloro se une. Ejemplos: El Calcio se puede unir a dos átomos de Cloro por lo que su valencia es dos. CaCl2 El Oxígeno forma agua uniéndose a dos hidrógenos, su valencia también será dos. H2O El Nitrógeno se une a tres Hidrógenos en la formación de Amoníaco, su valencia es tres. NH3.
  4. 4. En la nomenclatura de las sustancias inorgánicas resulta de mayor importancia aún conocer el estado de oxidación, este regularmente es la valencia con un signo que expresa la carga adquirida por el elemento al enlazarse con otros diferentes a él; es decir, átomos de distinta electronegatividad. El estado o número de oxidación generalmente expresa la cantidad de electrones que un átomo aporta en la formación de enlaces con otros átomos de elementos diferentes Ejemplos: El calcio se une al cloro formando el compuesto CaCl2; en este caso el Calcio tiene estado de oxidación +2 ya que emplea dos electrones al unirse con el Cloro quien presenta -1, al emplear sólo un electrón. El oxígeno forma agua al unirse con un estado de oxidación de -2 con el hidrógeno que presenta +1. Existen compuestos que nos permiten establecer diferencias entre valencia y número de oxidaxión. Au – Aurum (oro). El disco áureo, metáfora del Sol siendo éste un círculo dorado. El número áureo, el número dorado, omnipresente en la naturaleza.  Cu – Cuprum (cobre).  Fe – Ferrum (hierro).  Hg – Hydrargyrum (mercurio)  I – Iodium (yodo).  K – Kalium (potasio).  Na – Natrium (sodio).  P – Phosporus (fósforo)  Pb – Plumbum (plomo). Fontanero se traduce a inglés como plumber, porque antiguamente las tuberías se fabricaban en plomo. * S – Sulphurium (azufre). Cuando se dice que alguien se sulfura quiere decir que se irrita o enfurece. Los romanos creían que cuando los volcanes expulsaban lava era porque el dios llamado Vulcano se enfurecía. Tan sólo hay que tener en cuenta que la principal fuente de producción del azufre eran los volcanes, así que ahora saca la relación. * Sn – Stannum (estaño). Procedencia de los nombres de Elementos Químicos Los nombres de los elementos proceden de sus nombres en griego, latín, inglés o llevan el nombre de su descubridor o ciudad en que se descubrieron. • Hidrógeno (H): del griego ‘engendrador de agua’. • Helio (He): de la atmósfera del Sol (el dios griego Helios). Se descubrió por primera vez en el espectro de la corona solar durante un eclipse en 1868, aunque la mayoría de los científicos no lo aceptaron hasta que se aisló en la Tierra. • Litio (Li): del griego lithos, ‘roca’. • Berilio (Be) de beriio, esmeralda de color verde • Boro (B): del árabe buraq. • Carbono (C): carbón. • Nitrógeno (N): en griego nitrum, ‘engendrador de nitratos’
  5. 5. • Oxígeno (O): en griego ‘engendrador de óxidos’ (oxys). • Flúor (F): del latín fluere. • Neón (Ne): nuevo (del griego neos). • Sodio (Na): Del latín sodanum (sosa). El símbolo Na viene del latín nátrium (nitrato de sodio). • Magnesio (Mg): de Magnesia, comarca de Tesalia (Grecia). • Aluminio (Al): del latín alumen. • Silicio (Si): del latín sílex, sílice. • Fósforo (P) del griego phosphoros, ‘portador de luz’ (el fósforo emite luz en la oscuridad porque arde al combinarse lentamente con el oxígeno del aire). • Azufre (S) del latín sulphurium. • Cloro (Cl) del griego chloros (amarillo verdoso). • Argón (Ar) del griego argos, ‘inactivo’ (debido a que los gases nobles son poco reactivos). • Potasio (K): del inglés pot ashes (‘cenizas’), ya que las cenizas de algunas plantas son ricas en potasio. El símbolo K proviene del griego kalium. • Calcio (Ca) del griego calx, ‘caliza’. La caliza está formada por Ca2CO3. • Escandio (Sc) de Scandia (Escandinavia). • Titanio (Ti): de los Titanes, los primeros hijos de la Tierra según la mitología griega. • Vanadio (V): de diosa escandinava Vanadis. • Cromo (Cr): del griego chroma, ‘color’. • Manganeso (Mn): de magnes, magnético. • Hierro (Fe): del latín ferrum. • Cobalto (Co): según una versión, proviene del griego kobalos, ‘mina’. Otra versión dice que proviene del nombre de un espíritu maligno de la mitología alemana. • Niquel (Ni): proviene del término sueco koppar nickel y del alemán kupfer nickel, ‘cobre del demonio Nick’ o cobre falso (metal que aparece en las minas de cobre, pero no es cobre). • Cobre (Cu): de cuprum, nombre de la isla de Chipre. • Zinc (Zn): del alemán zink, que significa origen oscuro. • Galio (Ga): de Gallia (nombre romano de Francia). • Germanio (Ge): de Germania (nombre romano de Alemania). • Arsénico (As): arsenikon, oropimente (auripigmentum) amarillo. • Selenio (Se):de Selene (nombre griego de la Luna). • Bromo (Br): del griego bromos, ‘hedor’. • Kriptón (Kr): del griego kryptos, ‘oculto, secreto’. • Rubidio (Rb): del latín rubidius, rojo muy intenso (a la llama). • Estroncio (Sr): de Strontian, ciudad de Escocia. • Itrio (Y): de Ytterby, pueblo de Suecia. • Circonio o Zirconio (Zr): del árabe zargun, ‘color dorado’. • Niobio (Nb): de Níobe (hija de Tántalo). • Molibdeno (Mo): de molybdos, ‘plomo’. (Al parecer, los primeros químicos lo confundieron con mena de plomo).
  6. 6. • Tecnecio (Tc): de technetos, ‘wikt:artificial’, porque fue uno de los primeros sintetizados. • Rutenio (Ru): del latín Ruthenia (nombre romano de Rusia). • Rodio (Rh): del griego rhodon, color rosado. • Paladio (Pd): de la diosa griega de la sabiduría, Palas Atenea. • Plata (Ag): del latín argéntum. • Cadmio (Cd): del latín cadmia, nombre antiguo del carbonato de zinc. (Probablemente porque casi todo el cadmio industrial se obtiene como subproducto en el refinado de los minerales de zinc). • Indio (In): debido al color índigo (añil) que se observa en su espectro. • Estaño (Sn): del latín stannum. • Telurio (Te): de tel-lus, ‘tierra’. • Antimonio (Sb): del latín antimonium. El símbolo Sb, del latín stibium. • Yodo (I): del griego iodes, violeta. • Xenon (Xe): del griego xenon, ‘extranjero, extraño, raro’. • Cesio (Cs): del latín caesius, color azul celeste. • Bario (Ba): del griego barys, ‘pesado’. • Lantano (La): del griego lanthanein, ‘yacer oculto’. • Cerio (Ce): por el asteroide Ceres, descubierto dos años antes. El cerio metálico se encuentra principalmente en una aleación de hierro que se utiliza en las piedras de los encendedores. • Praseodimio (Pr): de prasios, ‘verde’, y dídymos, ‘gemelo’. • Neodimio (Nd): de neos-dýdimos, ‘nuevo gemelo (del lantano)’. • Prometio (Pm): del dios griego Prometeo. • Europio (Eu): de Europa. • Gadolinio (Gd): del mineral gadolinita, del químico finlandés Gadolin. • Terbio (Tb): de Ytterby, pueblo de Suecia. • Disprosio (Dy): del griego dysprositos, de difícil acceso. • Holmio (Ho): del latín Holmia (nombre romano de Estocolmo). • Tulio (Tm): de Thule, nombre antiguo de Escandinavia. • Lutecio (Lu): de Lutecia, antiguo nombre de París. • Hafnio (Hf): de Hafnia, nombre latín de Copenhague. • Tantalio (Ta): de Tántalo, un personaje de la mitología griega. • Wolframio (W): del inglés wolfrahm; o Tungsteno, del sueco tung sten, ‘piedra pesada’. • Renio (Re): del latín Rhenus (nombre romano del río Rin). • Osmio (Os): del griego osme, olor (debido al fuerte olor del OsO4). • Iridio (Ir): de arco iris. • Platino (Pt): por su similitud a la plata (cuando en 1748 Antonio de Ulloa lo encontró en una expedición lo llamó "platina"). • Oro (Au): de aurum, aurora resplandeciente • Mercurio (Hg): su nombre se debe al planeta del mismo nombre, pero su abreviatura es Hg porque Dioscórides lo llamaba «plata acuática» (en griego hydrárgyros, hydra: ‘agua’, gyros: ‘plata’). • Talio (Tl): del griego thallos, tallo, vástago o retoño verde. • Plomo (Pb): del latín plumbum.
  7. 7. • Bismuto (Bi): del alemán weisse masse, masa blanca. • Polonio (Po): de Polonia, en honor al país de origen de Marie Curie, codescubridora del elemento, junto con su marido Pierre. • Astato (At): del griego astatos, inestable. • Radón (Rn): del inglés radium emanation (‘emanación radiactiva’). • Francio (Fr): de Francia. • Radio (Ra): del latín radius, ‘rayo’. • Actinio (Ac): del griego aktinos, ‘destello o rayo’. • Torio (Th): de Thor, dios de la guerra escandinavo. • Protoactinio (Pa): del griego protos (primer) y actinium. • Uranio (U): del planeta Urano. • Neptunio (Np): del planeta Neptuno. • Plutonio (Pu): del planetoide Plutón. • Americio (Am): de América. • Curio (Cm): en honor de Pierre y Marie Curie. • Berkelio (Bk): de Berkeley, donde se encuentra una importante universidad californiana. • Californio (Cf): del estado estadounidense de California. • Einstenio (Es): en honor de Albert Einstein. • Fermio (Fm): en honor de Enrico Fermi. • Mendelevio (Md): en honor al químico ruso Dmitri Ivánovich Mendeléiev, precursor de la actual tabla periódica. • Nobelio (No): en honor de Alfred Nobel. • Lawrencio (Lr): en honor de E. O. Lawrence. • Rutherfordio (Rf):en honor a Ernest Rutherford, científico colaborador del modelo atómico y física nuclear. • Dubnio (Db): en honor al Joint Institute for Nuclear Research, un centro de investigación ruso localizado en Dubna. • Seaborgio (Sg): en honor a Glenn T. Seaborg. • Bohrio (Bh): en honor a Niels Bohr. • Hassio (Hs): se debe al estado alemán de Hesse en el que se encuentra el grupo de investigación alemán Gesellschaft für Schwerionenforschung (GSI). • Meitnerio (Mt): en honor a Lise Meitner, matemática y física de origen austríaco y sueco. • Darmstadtio (Ds): en honor al lugar donde fue descubierto, Darmstadt, en donde se localiza el GSI. • Roentgenio (Rg): en honor a Wilhelm Conrad Roentgen, descubridor de los rayos X. • Copernicio (Cn): en honor a Nicolás Copérnico, astrónomo polaco formulador de la teoría heliocéntrica. A partir del número atómico 112, se nombra a los elementos con la nomenclatura temporal de la IUPAC, en la que a cada elemento le corresponde como nombre su número en latín.

×