Disposicion a aprender

2,833 views
2,838 views

Published on

Reflexión sobre el compromiso que se debe adquirir

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,833
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1,687
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Disposicion a aprender

  1. 1. DISPOSICION A APRENDEREn un pequeño país situado entre los nevados de la cordillera más alta del mundo, vivíaun anciano sabio. Tanta era su sabiduría que su fama corrió por todo el mundo llegandoa oídos de un profesional de las Ciencias Económicas y Administrativas, que un díadecidió ir a visitarlo.Después de un largo viaje, el profesional llegó una mañana calurosa y lo encontróconversando con sus discípulos. El profesional explico largamente el motivo de su visita,a lo cual el anciano sabio simplemente respondió invitándolo a tomar el té. El profesionalse sorprendió cuando una vez llena la taza, el sabio continuo echándole té. Al principiopensó que como era tan anciano no veía bien y entonces le dijo: “Maestro usted estáregando el té, mi taza ya está llena”.Pero el sabio no le puso atención y continúo sirviéndole. La sorpresa del profesional setransformó en cólera porque ya le había mojado toda la ropa. “Pare, pare, Maestro”, peroel sabio continuó. Por fin el profesional dejó la taza sobre la mesa y le preguntó entrefurioso y desconcertado: “Por qué ha hecho usted eso?”El anciano por fin habló diciéndole:A qué has venido a mi desde tan lejos si tu cabeza al igual que la taza de té se encuentrallena de sabiduría y todo lo que pudiera decirte se derramaría desperdiciándose?Regresa cuando en verdad te encuentres abierto a aprender. Por ahora vuelve a tu país.Sólo hay una condición para aprender: no saber. Sólo hay una condición para crecer:estar pequeño. Aquellos que permanentemente están en éstas condiciones serán losque permanentemente aprenderán y crecerán.Lo primero que se necesita para despertar es saber que se está dormido, que se estásoñando, pues lo más peligroso del que duerme es creer que está despierto y confundirlos sueños con la realidad. Para despertar hay que estar dispuesto a escucharlo todo, e ira la realidad que el otro nos muestra sin calificativos de “buenos” o “malos”, sin prejuicios.Esto no quiere decir credulidad, pues hay que cuestionarlo todo.Lo que más preocupa a las personas programadas es tener razón. Son las resistenciasque pone nuestra programación, los obstáculos que nuestra propia mente crea, la quenos impide crecer.

×