Your SlideShare is downloading. ×
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Paleolitico en la Península Ibérica
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Paleolitico en la Península Ibérica

1,857

Published on

Presentacion educativa sobre el Paleolitico en la Península Ibérica.

Presentacion educativa sobre el Paleolitico en la Península Ibérica.

Published in: Education, Technology
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
1,857
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. PREHISTORIA. La Península Ibérica y el proceso de hominización. José Carlos García González. Prof: Sección Bilingüe Poznan
  • 2. Los orígenes africanos del hombre
    • La evolución humana ha sido un largo proceso que se inició en África hace unos cinco millones de años. Respecto al género Homo (al que pertenecemos los humanos), la mayoría de los paleontólogos y arqueólogos coinciden en que aparece en África hace unos 2,4 o 2,5 millones de años, siendo el primer representante de nuestro género Homo, el Homo habilis, que se diferencia de los homínidos anteriores por dos características fundamentales: tenía un cráneo más grande (que superaba de lejos los 500 cc y que podía llegar a los 674 cc) y será el primer homínido en fabricar objetos. Pese a todo, es todavía un homínido bastante arcaico, con una estatura de 1,5 metros y unos brazos muy largos en relación al cuerpo.
  • 3. Los orígenes africanos del hombre
    • El Homo habilis era distinto de los anteriores homínidos también en términos ecológicos. El Homo habilis parece haber habitado paisajes abiertos, como sabanas con árboles y matorrales. El cambio de hábitat que se produce con el Homo habilis coincide en el tiempo con un gran cambio climático y puede ser su consecuencia. La expansión de las sabanas y el cambio vegetal que supuso se vio acompañada por la evolución de varias líneas de mamíferos que produjeron especies adaptadas al nuevo medio, entre ellas el Homo habilis.
  • 4. Los primeros europeos. Homo ergaster.
    • El primer homínido en salir de África será el Homo ergaster ("hombre trabajador"), que apareció en África hace 1,8 millones de años (aproximadamente por esa misma fecha se extinguirá el Homo habilis, del que parece evolucionar el Homo ergaster) y que hace 1,5 millones de años se extendió por Europa y Asia, donde evolucionarán de forma aislada hacia una nueva especie: el Homo erectus ("hombre ergido")
  • 5.
    • Las diferencias entre el Homo Ergaster y el Homo habilis son evidentes:
      • Para empezar, su cuerpo era más grande y tenía una talla y unas proporciones algo más similares a las nuestras.
      • En segundo lugar, con esta especie se produjo un aumento muy importante del tamaño de cráneo, alcanzando y superando los 900 cc.
      • Además, la carne se convierte en un elemento decisivo de su dieta.
    • Así, Homo ergaster tiene una estructura y un tamaño corporal muy parecido al de los humanos posteriores en el tiempo. Posee un gran cerebro y asociado a él aparece en el registro fósil una nueva forma más compleja de fabricar los utensilios de piedra (el llamado Modo Técnico 2 o Achelense) caracterizado por los bifaces.
    Los primeros europeos. Homo ergaster.
  • 6. Atapuerca y el Homo antecessor
    • Los restos más antiguos de hombres europeos se han encontrado en la Sierra de Atapuerca (Burgos), en el nivel 6 de la Gran Dolina y tienen una antigüedad de unos 800.000 años y ha sido bautizado por sus descubridores como Homo antecessor (“hombre predecesor”). El Homo antecessor parece ser el último antepasado común a neandertales y a nosotros mismos (Homo sapines sapiens).
  • 7. Atapuerca y el Homo antecessor
    • Los fósiles de la Gran Dolina encontrados han sido suficientes para que el equipo de investigadores de Atapuerca haya sido capaz de concluir que no se trata del Homo ergaster ni del Homo erectus, sino de alguna otra especie humana de características más modernas, es decir, evolutivamente más próxima al Homo sapiens; con una capacidad craneal parece superar los 1.000 CC. Sin embargo, todavía se encuentran bastante alejados tanto de nosotros, el Homo sapiens, como de los neandertales. De este modo se ha creado para estos restos una especie nueva: la de Homo antecessor.
  • 8. Atapuerca y el Homo antecessor
    • Queda aún por resolver una cuestión: ¿cómo llegaron los primeros humanos a Atapuerca? En principio, se supone que los primeros humanos llegaron hasta la Península Ibérica por vía exclusivamente terrestre, es decir, desde Asia y atravesando toda Europa. No hay razones para pensar que el estrecho de Gibraltar se cerrara en los últimos 3 m.a. Además, las corrientes del estrecho no favorecen el cruce del mismo, ni se les suponen conocimientos de navegación a los primeros humanos, por lo que no hay argumentos sólidos para apoyar una vía occidental directamente desde África para la colonización europea. Pero si las poblaciones europeas de Homo antecessor vinieron de Asia y éstas, a su vez, de África, ¿dónde están sus fósiles fuera de Europa?
  • 9. Atapuerca y el Homo antecessor
    • La cultura del Homo antecesor sería semejante a la de otros homínidos del Paleolítico Inferior: cazadores-depredadores que formaban pequeños grupos, sin hábitat permanente y que acampaban frecuentemente en lugares al aire libre, cerca de los ríos.
    • Probablemente, el Homo antecessor aprovechaba los grandes animales muertos o los cazaba en grupo, mediante acoso.
    • Un aspecto importante del comportamiento de los humanos de la Gran Dolina se puede deducir de los fósiles mismos: muchos de ellos muestran evidencias de haber sido descarnados y troceados por otros humanos sin ningún miramiento. Los cuerpos de al menos seis humanos de todas las edades de la Gran Dolina fueron aprovechados calculadamente, tal y como si fueran presas animales. Se trata de la evidencia más antigua conocida de la práctica del canibalismo.
  • 10. Atapuerca y el Homo antecessor
  • 11. El Homo heidelbergensis y el Homo neanderthalensis
    • En la llamada sima de los Huesos de Atapuerca se identficaron también 32 individuos pertenecientes al Homo heidelbergensis, con una antigüedad de 350.000 años. Estos individuos y sus sucesores, el Homo neanderthalensis, tenían un aspecto mucho más robusto y también tenían una capacidad craneana superior (1.500 c.c.). Esta especie presenta ya muchas similitudes con el hombre actual, aunque no somos descendientes de ellos.
  • 12. El Homo heidelbergensis y el Homo neanderthalensis
    • Los neandertales se encuentran igualmente en muchas otras zonas de la Península, como en Gibraltar, en Cueva Morín o en la Cova Negre (Játiva). Nos encontramos con un nuevo modo de tallar la piedra en la que el tallador debe imaginar el objeto que desea conseguir y, después, ir encadenando movimientos muy hábiles hasta lograrlo; todo ello significa una gran capacidad de abstracción y planificación. Además, Los instrumentos de la cultura Musteriense son más diversos y especializados, con formas previamente planificadas.
  • 13. El Homo heidelbergensis y el Homo neanderthalensis
    • Estos neandertales eran cazadores y se caracterizaban por una mayor variedad cultural que sus antecesores, condicionada por un clima más variable y frío, que les hizo avanzar en algunas técnicas, como la caza de animales mayores (renos, caballos, bisontes) y el aprovechamiento de las pieles.
  • 14. El Homo heidelbergensis y el Homo neanderthalensis
  • 15. El Homo heidelbergensis y el Homo neanderthalensis
    • Por otro lado, en este tiempo, en Cueva Morín y en la Sierra de Atapuerca (en la Sima de los Huesos) se produjo un descubrimiento sensacional: los hombres comprendieron que ellos, todos ellos, estaban destinados a morir. Muchos pensadores, creen que la consciencia de una muerte de la que no podemos escapar, hagamos lo que hagamos, nos hizo verdaderamente humanos.
  • 16. Nosotros, el Homo sapiens sapiens
    • Los neandertales se habían extendido por toda Europa, Próximo Oriente y Asia Oriental. Su extinción coincidirá más o menos en el tiempo con la llegada de una nueva especie humana: nosotros, el Homo sapiens sapiens, es decir la forma arcaica conocida como Hombre de Cromañón. El Homo sapiens sapiens tiene su origen en África hace unos 150.000 años y aparece en el Próximo Oriente ya hace unos 100.000 años, aunque no llega a la Península Ibérica hasta hace unos 40.000 años aproximadamente.
    • El hombre de Cromañón y el hombre de Neandertal parecen ser dos ramas independientes de un tronco evolutivo común: el citado Homo antecesor, que en Europa evolucionaría al hombre de Neandertal y en África al Hombre de Cromañón u Homo sapiens. Durante algún tiempo, ambas especies coexistieron en unas mismas zonas, pero el Homo sapiens sapiens acabó reemplazando al Homo neanderthalensis, que se extinguió definitivamente hace unos 30.000 años sin mezclarse con el Homo sapiens sapiens.
  • 17. Nosotros, el Homo sapiens sapiens
    • El hombre de Cromañón y el hombre de Neandertal parecen ser dos ramas independientes de un tronco evolutivo común: el citado Homo antecesor, que en Europa evolucionaría al hombre de Neandertal y en África al Hombre de Cromañón u Homo sapiens. Durante algún tiempo, ambas especies coexistieron en unas mismas zonas, pero el Homo sapiens sapiens acabó reemplazando al Homo neanderthalensis, que se extinguió definitivamente hace unos 30.000 años sin mezclarse con el Homo sapiens sapiens.
  • 18. Nosotros, el Homo sapiens sapiens
    • En cuanto a sus formas de vida, tenían una economía depredadora, basada en la caza y la recolección, lo que supone la existencia de grupos humanos reducidos (aunque más numerosos que los grupos neandertales) que se movían por amplios espacios. Se trata de una forma de vida nómada con asentamientos estacionales junto a ríos y en cuevas. No parece que existieran dentro de los grupos humanos diferencias sociales importantes, ya que al tratarse de grupos reducidos de cazadores era necesaria una gran cohesión interna y cierta igualdad entre sus miembros, que cooperarían en la caza y la recolección.
  • 19. Nosotros, el Homo sapiens sapiens
    • Al hombre de Cromañón corresponden las primeras muestras de Arte, destacando la pintura rupestre de finales del Paleolítico Superior (Magdaleniense) de la zona franco-cantábrica (con unos 35.000 años de antigüedad).

×