Your SlideShare is downloading. ×
El conocimiento histórico
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

El conocimiento histórico

1,297

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,297
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. “El conocimiento histórico” Jorge Sánchez TrejoResumen El fin fundamental de este ensayo es abordar la problemática delconocimiento histórico a través de las visiones de distintos historiadores ycorrientes historiográficas de la época contemporánea, en donde la historia seconvierte en una ciencia que en primera instancia fue empujada al Positivismode las ciencias fácticas de Comte, pero que tuvo su ruptura el n siglo XX con laimpronta de la Escuela Francesa de los Annales. Las principales visiones lasvemos en historiadores como H.I. Marrou, Johan Huizinga, Walsh, WalterBenjamín, Hayden White. También es relevante tomar las perspectivas delidealismo Hegeliano y el Marxismo.Summary The fundamental aim of this paper is to address the problem of historicalknowledge through the views of various historians and historiographical trendsof the contemporary era, where the story becomes a science in the firstinstance was pushed to the positivism of factual sciences Comte, but he had hisbreak n the twentieth century with the imprint of the French Annales School.The main views of historians see in HI Marrou, Johan Huizinga, Walsh, WalterBenjamin, Hayden White. It is also important to take the perspectives ofhegelian idelism and Marxism.Palabras claves: conocimiento histórico, hecho, positivismo, marxismo,hegeliana, Escuela de los Annales
  • 2. La tradición histórica de nuestros tiempos comienza a partir del ansia deconvertirla en una ciencia configurada por la mano de Niebuhr y Von Ranke. Elpositivismo histórico conocido también como escuela metódica. Sus principiosse exponen en dos textos: El manifiesto, escrito por G. Monod y la guía de V.Langlois y Ch. Seignobos, ambos escritos tienen como fin primordial promoverla investigación científica para negar cualquier especulación filosófica1. El punto básico de la historia sin duda es, el Conocimiento, en sí es elimpulso que lleva al pasado, en el caso de la escuela metódica a éste sólo sepodía llegar informándolo con exactitud y objetividad para poder ser verificados.De esta afirmación Collingwood desprendió irónicamente su Scissors andpaste2. Comprendido por Marrou como “un conocimiento histórico prefabricado,que sólo requiere ser tragado y regurgitado”3. Se percibe entonces un granquiebre de las perspectivas históricas a través de lo que se conoce como laEscuela de los Annales, la que nace como respuesta social al Historicismopolítico rígido de mediados del siglo XIX, explicado por Guy Bourdè-Hervè: “Lanueva corriente menosprecia el acontecimiento y hace hincapié en los periodosde larga duración; desplaza la atención de la vida política hacia la actividadeconómica, la organización social y la psicología colectiva, y trata de aproximarla historia a las otras ciencias humanas”4. Con la escuela de los annales eldialogo, la concepción y las interrogantes cambiaron desde el ¿Cómosucedieron las cosas? De Ranke al ¿Por qué sucedieron las cosas así? DeBraudel y su grupo; W. H. Walsh, como buen hijo de su época encarna el idealde la escuela francesa: …”el historiador no se contenta con decirnosmeramente lo que ocurrió, quiere también hacernos ver por qué ocurrió”5 A pesar de que L. Febvre y M. Bloch fueron los exponentes quedefinieron esta corriente fue un representante de generaciones máscontemporáneas el que profundizó el tema del conocimiento en la historia. Fue1 Bourdè-Hervè, Guy; Las escuelas históricas; AKAL Universitaria, 1 Ed. 1992, España.2 Historia hecha con tijeras y pegamento.3 Marrou, H.I; Del conocimiento histórico; ed Per Abba, 1975. pag 334 Bourdè-Hervè, Guy; L pag 1495 Walsh, W.H; Introducción a la filosofía de la historia; Siglo XXI, (traducción Florentino Torner),México 1968. pag 32.
  • 3. H.I. Marrou quien tomo los argumentos de lucha en contra del positivismo desus antecesores6 para afirmar que la historia es inseparable del historiador yque por tanto es consecuencia del esfuerzo de esta figura. Marrou comienza con la tarea de argumentar por qué considera alhistoria como un conocimiento del pasado del hombre, concordando con laconcepción de Bloch en su Apología para la historia, “es una forma impropia dehablar” sobre que “la historia es la ciencia del pasado7”. La preguntaes ¿por qué un conocimiento? y Marrou responde: “La historia existeperfectamente elaborada en la mente del historiador antes que se exponga porescrito”, pero advierte que se debe tener cuidado con la ambigüedad de ladefinición, entonces Marrou habla del conocimiento valido el cual secontrapone a las utopías, a la historia imaginaria y a la novela histórica. Este conocimiento esta elevado al status de ciencia no en el sentido dela episteme8 sino de la tejne que es el conocimiento elaborado en función de unmétodo sistemático y riguroso, en sí un método de ciencia propio para lahistoria, ajeno al que quería imponer el historicismo. En cuanto al tema de que la meta del conocimiento histórico pueda sercientífico W.H Walsh advierte que el conocimiento histórico puede tenerdificultades, debido a la crítica que realizan las ciencias naturales hacia lassociales, sobre que la primera esta llena de tecnicismos que solo los expertospueden comprender y las ultimas son inteligibles para personas sin preparaciónprofesional, pero Walsh se defiende de esta critica: “pero del hecho de que lahistoria se escriba en el lenguaje corriente, y que no se haya creado unvocabulario especial propio, no se sigue que pueda escribirla cualquier6 Sin duda los ataques fueron dirigidos directamente a Langlois y Seignobos, los cuales sepresentan a lo largo de toda su obra para contrastar su visión, eufemismos como:… Sihojeamos el perfecto manual del erudito positivista, nuestro viejo compañero el Langlois ySeignobos…7 Bloch, M; Apología para la historia o el oficio del historiador; Fondo de cultura económica,año. México. Pag 548 Conocimiento vulgar de la experiencia cotidiana.
  • 4. mentecato”9. En la Interpretación que realiza Miguel Ángel Cabrera sobre elHistoriador Hayden White10 , en cuanto a su perspectiva del conocimientohistórico, señala lo siguiente: los puntos de vista de White concuerdan en granmedida con el pensamiento de Walsh sobre todo en el tema del lenguajetécnico de la ciencia histórica, pero White va más lejos explicando que elconocimiento del pasado, o sea el hecho mismo identificado en la dialécticahegeliana como historia res gestae, es codificado mediante los protocolos derepresentación lingüística del presente, por lo que el historiador lo que hace noes simplemente descubrir y representar la realidad histórica pasada, sinotraducirla, lo que se conoce como mediación lingüística11. Teniendo claridad del devenir paradigmático entre el Historicismo y laEscuela de los Annales en Europa, un movimiento social se labraba camino enrespuesta de las clases trabajadoras del Viejo Continente del siglo .XIX, elMarxismo de Karl Marx, para su fundamentalismo se convirtió en doctrinahistórica, teniendo esta su propia visión representada en el materialismohistórico. Para Luis Suárez, el marxismo es el engendro gestado por la historia: ismo, para el que una interpretación de la historia eraconsecuencia obligada de la doctrina, sino porque en Marx, la doctrina vienecomo consecuencia de la Historia”12. Para Marx la única dialéctica de la historiaposible, es el antagonismo de clases, preservada y respaldada por siglos dehistoria política para perpetuar el poder de los patricios, hoy burguesía13. Uno de los principales exponentes del determinismo histórico de Marxfue Walter Benjamín, es notorio en su obra su Fundamentación delconocimiento histórico reafirmado a través de esta doctrina, es claro vestigio deuna época en donde el fascismo y el marxismo se disputaban el dominio9 Walsh, W.H; Introducción a la …pag 3910 Hayden White y la teoría de conocimiento histórico. Una aproximación critica.11 Aunque este no es un concepto acuñado por el autor, su obra ha contribuido notablemente asu elaboración, así como a su aplicación analítica y a su conversión en un ingredientedestacado de la discusión historiográfica.12 Suárez, Luis; Grandes Interpretaciones de la Historia; Ediciones Universidad de Navarra, 4ºed, España, 1981. pag 133.13 Es así como Marx pensaba que el materialismo histórico sustituiría a la dialéctica de sumentor, Hegel
  • 5. ideológico del mundo: “La verdadera imagen del pasado transcurrer…pidamente. Al pasado solo se le puede detenérsele en cuanto a imagen querelampaguea, para nunca mas ser vista en el instante de su cognoscibilidad histórico atraviesa la imagen del pasado que amenazadesaparecer con cada presente que no se reconozca mentado en ella”14. La explicación de la oposición del conocimiento histórico del idealismohegeliano por parte del marxismo radica en la idea de libertad, producto deemancipación del espíritu humano, en palabras de Hegel “La historia universalpresenta el desarrollo de la conciencia de libertad por parte del espíritu, y de laconsiguiente realización de esa libertad15”. Eliseo Cruz en su obra Laconcepción del conocimiento histórico en Hegel, deja en claro cómo era la ideade libertad en Hegel, la exposición de la acción social y la estructuración de lasépocas y pueblos suponen la aceptación de que la realidad de lo espiritual es elpensamiento y este es el medio el cual posibilita la comunicación y lainterpretación, en si lo que el mismo hegel llamó la “astucia de la razón” 16 . Para el historiador medievalista Johan Huizinga el conocimiento históricoes aprehendido a partir de otro elemento la “tradición”, según este a partir delestudio este tema el historiador puede formarse una imagen a pesar de quemuchas veces esta sea fragmentaria, es una alternativa valida debido a que elconocimiento del pasado de la sociedad humana esta depositado en la riquezade la tradición. La manera para llegar a este caudal de conocimiento es através de preguntas o interrogantes que sean cognoscibles acerca de esepasado, en sí su fin no su ideal17. En pocas palabras lo anterior se resume enlo dicho por Huizinga: “la historia, se dir…, procura llegar al conocimiento delpasado de la sociedad humana. Si suponemos que ésta es abundante conrespecto a la era en cuestión, el historiador, a lo que parece, no tendr… m…s14 Benjamín, Walter; Discursos Interrumpidos: filosofía del arte y de la Historia; Ed Taurus,Buenos Aires, 1989. pag 180.15 Encyclopaedia, cap XII ( the logic of Hegel); en Walsh, W.H; Introducción a la …pag 17016 En Cruz, Eliseo; La Concepción del Conocimiento Histórico en Hegel; 1ª Ed. Universidad dePuerto Rico, Pto Rico, 1997. pag 517 Huizinga, Johan; Sobre el estado actual de la ciencia histórica: cuatro conferencias;Cervantes, Argentina. 1934.
  • 6. que construir la imagen de aquel pasado valiéndose simplemente de loshechos de esa tradición18. Huizinga concordando con la filosofía Kantiana, conrespecto a las interrogantes de la tradición deja en claro que el historiador debeestablecer los a priori y utilizar la dualidad ¿qué?, ¿cuándo? o ¿cuáles?, paraconocer las acciones o destinos en lo concerniente al ser humano. Teniendoclaro el objetivo del historiador en cuanto a lo que quiere conocer, se tiene enduda en qué momento o cuándo comienza la tradición, Marrou nos da larespuesta a esta interrogante, el considera que representa una ambigüedadhablar del conocimiento histórico del pasado del hombre, debido a que se debedelimitar que la naturaleza del hombre como ser racional o cognoscible es elpunto de partida de la tradición y no así el pasado biológico del hombre, puestoque esto le concierne a otras ciencias relacionadas con la biología, siendo asíqueda claro el fin primordial de éste conocimiento, el hombre como objeto deestudio y de todo su porvenir. Esta tradición o conocimiento al ser adquiridos pasa inevitablemente poruna metamorfosis dada por el conocimiento propio del historiador, por tanto sedebe diferenciar hecho de conocimiento, el hecho es lo realmente vivido por loshombres de carne y hueso19 y el conocimiento histórico es la inventiva querealiza el historiador a partir del hecho. Esta contraposición fue el punto deconflicto que llevo a pensar a la historia positivista que el conocimiento históricoproducto de la aprehensión del pasado (en sí el hecho) tenia que ser como uncalco: “mostrar pura y simplemente como se produjeron las cosas 20”. Entoncesla pregunta es ¿se puede hacer una resurrección integral de este pasado?, yMarrou dice “el pasado no revive” eso es solo metáfora, debido a que alintentar describirlo y ser aprendido como conocimiento, el pasado no vuelve aproducirse tal como fue cuando era presente, simple y llanamente porque quienconstruye la historia es el hombre, sujeto llevado por la mano de lasubjetividad, es decir, la historia que conocemos es una metamorfosis.18 Huizinga, Johan;19 Para diferenciar ambos conceptos, gráficamente se le ha llamado al hecho en el casoalemán Geschicht y al conocimiento Historie; en el idioma francés se diferencian solamente porque uno de estos se escribe con mayúscula (Histoire versus histoire) y en fin para Hegel ResGestae versus Rerum Gestarum.20 Ranke y Michelet sobre el discurso historicista en H.I Marrou, Del conocimiento histórico.
  • 7. Bibliografía1- Bourdè-Hervè, Guy; Las escuelas históricas; AKAL Universitaria, 1 Ed. 1992, España.2- Marrou, H.I; Del conocimiento histórico; ed Per Abba, Argentina, 1975.3- Walsh, W.H; Introducción a la filosofía de la historia; Siglo XXI, (traducción Florentino Torner), México 1968.4- Bloch, M; Apología para la historia o el oficio del historiador; Fondo de cultura económica, año. México.5- Suárez, Luis; Grandes Interpretaciones de la Historia; Ediciones Universidad de Navarra, 4º ed, España, 1981.6- Benjamín, Walter; Discursos Interrumpidos: filosofía del arte y de la Historia; Ed Taurus, Buenos Aires, 19897- Cruz, Eliseo; La Concepción del Conocimiento Histórico en Hegel; 1ª Ed. Universidad de Puerto Rico, Pto Rico, 1997.8- Huizinga, Johan; Sobre el estado actual de la ciencia histórica: cuatro conferencias; Cervantes, Argentina. 1934..9- CABRERA, Miguel Ángel, Hayden White y la teoría del conocimiento histórico. Una aproximación crítica. En: Pasado y Memoria. Revista Contemporánea; núm. 4. 2005.

×