Loading…

Flash Player 9 (or above) is needed to view presentations.
We have detected that you do not have it on your computer. To install it, go here.

Like this presentation? Why not share!

CITAS CITABLES JOSE SARAMAGO

on

  • 3,724 views

 

Statistics

Views

Total Views
3,724
Views on SlideShare
3,724
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
10
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

CITAS CITABLES JOSE SARAMAGO CITAS CITABLES JOSE SARAMAGO Presentation Transcript

  • Citas citables de José Saramago
    • La derrota tiene una carga positiva:
    • nunca es definitiva.
    • Y la victoria tiene algo negativo:
    • jamás es definitiva.
    • El hombre de hoy padece tres enfermedades:
    • la incomunicación,
    • la revolución tecnológica
    • y tener su vida orientada hacia su triunfo personal.
  • – Los únicos que están interesados en cambiar el mundo son los pesimistas, porque los optimistas están encantados con lo que hay. – Dentro de nosotros existe algo que no tiene nombre: eso es lo que realmente somos.
  • - ¿Qué clase de mundo es éste que puede enviar máquinas a Marte y no hace nada para detener el asesinato de un ser humano? - Pienso que todos estamos ciegos. Ciegos que pueden ver, pero que no miran.
    • No te pido que me lo cuentes todo. Tienes derecho a guardar tus secretos, con una única e irrenunciable excepción:
    • aquellos datos de los que dependa tu vida, tu futuro, tu felicidad, ésos quiero saberlos. ¡Tengo derecho! Y tú no me lo puedes negar.
  • - Si el único poder real que existe es el económico; entonces, qué sentido tiene hablar de democracia. - No busques trabajo: escribe.
  • - Llegó la hora de aullar; porque si nos dejamos llevar por los poderes que nos gobiernan y no hacemos nada por contrarrestarlos, se puede decir que nos merecemos lo que nos pasa.
  • - El tiempo no es una cuerda que se pueda medir nudo a nudo. Más bien, el tiempo es una superficie oblicua y ondulante que sólo la memoria es capaz de hacer que se mueva y aproxime.
    • E xisten dos superpotencias en el mundo:
    • una es Estados Unidos,
    • la otra eres tú.
    • - Yo no invento nada. Lo que hago es mirar por detrás de lo que ya existe.
  • - En el matrimonio hay tres personas: el hombre, la mujer y la persona que se forma con la unión de ambos.
  • - Si a la música, a la filosofía y a las rosas hay que buscarles un sentido , quiere decir que no estamos entendiendo nada.
  • – El poder lo contamina todo, es tóxico. Es posible mantener la pureza de los principios mientras estás alejado del poder. Sin embargo, necesitamos llegar al poder para poner en práctica nuestras convicciones. Y ahí, cuando nuestras convicciones se enturbian con la suciedad del poder, todo se derrumba.
  • – No creo en Dios y no me hace ninguna falta. Por lo menos esto me pone a salvo de ser intolerante. Los ateos somos las personas más tolerantes del mundo. Un creyente pasa fácilmente de la fe a la intolerancia. En ningún momento de la historia, en ningún lugar del planeta, las religiones han servido para que los seres humanos se acerquen unos a los otros. Por el contrario, sólo han servido para separar, para quemar, para torturar. No creo en Dios; no lo necesito y, además, soy buena persona.
  • He aprendido a no tratar de convencer a nadie. El trabajo de convencer es una falta de respeto. Es como si se intentara colonizar a otro. Todo el mundo me dice que tengo que hacer ejercicio, que es bueno para mi salud; pero nunca he escuchado a nadie que le diga a un deportista: tienes que leer.
  • – Ni la juventud sabe lo que puede, ni la vejez puede hacer lo que sabe. – Hay quien se pasa la vida entera leyendo sin conseguir nunca ir más allá de la lectura. Se quedan pegados a la página. No entienden que las palabras son sólo piedras que se ponen para atravesar la corriente de un río. Si están allí es para que podamos llegar a la otra margen. La otra ribera es lo que importa.
  • Para lo único que vale es para engrosar la cuenta corriente del autor. Es mentira que el Nobel sirva para fomentar la literatura del país al que pertenece el galardonado.
  • José Saramago Escritor, novelista y poeta portugués, premio Nobel de Literatura en 1998. Sep. de 2010 HOMENAJE A