Algunos malentendidos frecuentes sobre la Globalización Económica                                  Saturnino Aguado*      ...
1. Introducción. ¿Qué entendemos por Globalización Económica?La primera cuestión que deberíamos abordar en este trabajo es...
países que se quieren incluir en el análisis. Si, como veremos más adelante, hablamos dela situación referida a países tan...
Uno de los malentendidos más graves relacionados con las ventajas del comercio queacabamos de recordar tiene que ver con e...
arancelarias, aún existentes tras la Ronda Uruguay, incrementaría la Renta Mundial en1,9 billones de dólares (correspondie...
a un promedio anual del 4% (¡A esas tasas de crecimiento, la renta per cápita decualquier país se duplica cada 18 años!). ...
período estudiado se produjo un incremento en la desigualdad, la renta de las familiaspertenecientes al quintil más pobre ...
de delegados 25 veces mayor. En palabras de DeLong:" Los pobres resultadoseconómicos de estos 49 países y sus problemas re...
abundancia relativa los países en vías en desarrollo, podríamos decir, siguiendo aKrugman (1994) que, en el caso de EEUU, ...
propietarios del capital 20 . Un caso significativo es el de Vietnam. Aunque, por falta dedatos durante el período total d...
ReferenciasAninat, E. (2001): "Reflections on Globalization, Spain and the IMF" (enhttp://www.imf.org/external/np/speeches...
Frankel, J. (2000): "Globalization: Why and How It Should Continue" (enhttp://www.ksg.harvard.edu/fs/jfrankel/jfpubsindex....
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Malentendidos sobre la globalización

528 views
458 views

Published on

Lectura 1 - Finanzas Internacionales

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
528
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5
Actions
Shares
0
Downloads
12
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Malentendidos sobre la globalización

  1. 1. Algunos malentendidos frecuentes sobre la Globalización Económica Saturnino Aguado* Instituto Universitario de Estudios Norteamericanos Universidad de Alcalá (saturnino.aguado@uah.es)_____________________________________________________________________* Trabajo presentado en las Jornadas sobre Globalización, organizadas por el InstitutoUniversitario de Estudios Norteamericanos de la Universidad de Alcalá (29-30 deNoviembre, 2001)
  2. 2. 1. Introducción. ¿Qué entendemos por Globalización Económica?La primera cuestión que deberíamos abordar en este trabajo es definir el concepto deGlobalización. Como bien dicen Deardorff y Stern (2000), la Globalización no es másque la tendencia a una mayor integración económica mundial. Tal integracióneconómica se refiere a cuestiones como el incremento de la presencia de las empresasmultinacionales en el mundo, el incremento de la inversión extranjera directa en lospaíses en vías de desarrollo y la mayor integración de los mercados de capital, pero,como señalan los autores, al nivel más básico y fundamental, la globalización es elincremento que viene teniendo lugar en el comercio internacional.Desde este enfoque de análisis de la Globalización, equiparándola con el incremento delcomercio, este trabajo pretende presentar algunos hechos que puedan aportar luz, y enalgunos casos sensatez, a un debate interminable que ha florecido recientemente en laopinión pública mundial.De entrada, lo primero que habría que aclarar es que la Globalización, entendida comoaquí vamos a hacerlo (incremento del comercio mundial), no es un fenómeno tannovedoso como se piensa. Ello se observa claramente en los datos aportados por Crafts(2000) y en opiniones como las de Frankel (2000) y Deardorff y Stern (2000) donde seafirma que, en realidad, la economía mundial tuvo que esperar hasta el año 1970 paraalcanzar el nivel de globalización que tenía antes de la Primera Guerra Mundial . Paraun país tan importante como el Reino Unido que, a finales del S. XIX, lideraba elranking de renta per cápita mundial, hay que decir que aún hoy, a principios del S. XXI,todavía no ha recuperado el grado de globalización ( medido como el ratioExportaciones / PIB) que tenía en 1913 (20,6% frente a 29,8%). Para Estados Unidos,sucesor del Reino Unido en el liderazgo económico mundial en el S. XX, los datos(8,0% frente a 6,1%) igualmente apoyan la contención de que el fenómeno de laglobalización no resulta ser tan novedoso en la economía mundial.El presente trabajo pretende desenmascarar, por otra parte, tres malentendidos, oerrores, que muy frecuentemente aparecen en las discusiones sobre la Globalización 1 :En primer lugar, la globalización no parece que sea precisamente la culpable de losmales de los países que no consiguen crecer. Lo contrario resulta, más bien, ser cierto:la ausencia de Globalización, la No-Globalización parece ser la culpable de la ausenciade crecimiento en un conjunto de países (la mayoría situados en el continente africano)a los que más bien habría que ayudar en su proceso de integración en la economíamundial, entre otras razones porque su población supone aproximadamente 1/6 de lapoblación mundial. 2En segundo lugar el trabajo indagará sobre la manida frase de que "la brecha entre lospaíses ricos y los países pobres no hace más que agrandarse". Todo depende de los1 Para un análisis muy similar, véase Krugman (1996c). En él, el autor comenta la desinformación y losconsecuentes errores que se encuentran en comentarios de supuestos y "sofisticados" expertos sobre "loglobal".2 Dicho a la inversa, la Globalización, entendida como la profundización de un modelo de crecimientoeconómico basado sustancialmente en la progresiva integración de los países en la economía mundial,explicaría, en gran parte el éxito económico de países emergentes como los del Sudeste Asiático, China,Chile y las propias España e Irlanda, en el continente europeo. 2
  3. 3. países que se quieren incluir en el análisis. Si, como veremos más adelante, hablamos dela situación referida a países tan importantes (por su población) como China y la India,claramente la brecha ha disminuido.El tercer malentendido se refiere al pretendido efecto negativo que la Globalizaciónprovocaría en los países avanzados. Como veremos, la desindustrialización y elempeoramiento relativo de los trabajadores menos cualificados en los países avanzadosbien pudieran deberse a otras causas distintas de la Globalización.2. La Globalización no es perjudicial para el crecimiento. Más bien todo lo contrario: La No-Globalización es la que perjudica al crecimientoHaber dicho que la Globalización no es un fenómeno novedoso puede haber resultadofrustrante para algunos. Lo que diremos a continuación también puede serlo, puesbásicamente no hay nada novedoso en lo que los economistas y la teoría económica havenido diciendo, y siguen diciendo, desde hace ya más de 200 años, sobre las ventajasdel comercio internacional.El incremento de la eficiencia es el tema clave en las ventajas del comercio. En palabrasde Summers (1999): "Esencialmente, apoyar el comercio libre significa apoyar laexistencia de la economía de mercado 3 . Las ventajas del libre comercio provienen delos incrementos de eficiencia que conlleva la especialización, de una mayortransferencia tecnológica y un uso más productivo de los recursos económicos, de laventaja comparativa y de un aumento de la competencia".Básicamente, las ventajas microeconómicas 4 del comercio internacional son de dostipos: estáticas y dinámicas.Las ventajas estáticas consisten en el beneficio automático de un mayor PIB 5 ,proveniente de la reasignación de los factores productivos que ahora van a dedicarse a laproducción (por especialización) de los productos del país en los cuales se disfruta deventaja comparativa.Las ventajas dinámicas tienen que ver, con el paso del tiempo, con el incremento de lacapacidad productiva a través de una mayor acumulación de capital y de un incrementodel progreso tecnológico 6 .3 Quizás sea éste el motivo básico por el que protestan los manifestantes anti-globalización. Sobre losmanifestantes anti-globalización, ver Graham (2001), Samuelson (2001) y Tobin(2001).4 El análisis microeconómico de las ventajas del comercio internacional (análisis de las ventajas de unincremento de la suma de Exportaciones más Importaciones) debiera ser el único que se debería utilizar ala hora de discutir de estos temas. Parte de la confusión del gran público sobre el tema de la Globalizacióntiene que ver con los problemas y el análisis macroeconómico de un posible déficit (con su necesariafinanciación) de Balanza de pagos para un país (la diferencia entre Exportaciones e Importaciones, que,siendo la diferencia entre el Ahorro y la Inversión de un país, resulta ser un tema macroeconómico).5 Otro importante malentendido, que mencionaremos aquí de pasada, es la confusión entre PIB y PNBycon la correspondiente necesidad de admitir la posibilidad de que el PNB sea inferior al PIB comoconsecuencia de las actividades empresariales de empresas multinacionales radicadas en el país.6 Elaboraciones teóricas más recientes, provenientes de la llamada "Nueva Teoría del ComercioInternacional", que resalta la existencia de rendimientos crecientes de escala y competencia imperfecta, 3
  4. 4. Uno de los malentendidos más graves relacionados con las ventajas del comercio queacabamos de recordar tiene que ver con el acentuado grado de mercantilismo que aúnestá vigente en la opinión pública mundial al tratar de estos temas. En palabras deSummers (1999): "En los debates, a veces parece que el argumento más importante afavor del libre comercio y de mercados libres resulta ser el argumento mercantilista,según el cual lo importante parecen ser el volumen de exportaciones y los empleos queasí se crearían, dejando la impresión de que las importaciones son un mal, una fuerzadestructora de empleos". Igualmente, Krugman(1996a) previene sobre el peligro de"aquellos que creen que la razón del comercio es la de generar exportaciones que creanempleos y que simpatizan con el comercio libre sólo porque es la única manera dellegar a un acuerdo consistente en que los demás aceptan nuestras exportaciones acambio de que nosotros aceptemos las de ellos".Una vez revisada brevemente lo que la teoría dice sobre las ventajas del comercio,pasemos a presentar alguna evidencia empírica reciente sobre la relación entre comercioy crecimiento económico.De acuerdo con el Banco Mundial en su World Development Report (2000-2001) lasituación económica de la población mundial sería , más o menos, la que sigue: De losaproximadamente 6.000 millones de habitantes del planeta, los 900 millones de laOCDE viven confortablemente, con sus 28.000 Dólares de renta per cápita, en dólaresdel año 2000. Los 1.800 millones del Este Asiático (4.600 Dólares), los 500 millones deAmerica Latina (7.200 Dólares) y los 1.000 millones de la India (1.900 Dólares) estánclaramente mejorando. Lo cual dejaría, según el Banco Mudial, una cifra de,aproximadamente, 2.000 millones de personas que viven en zonas cuya renta es baja(2.900 Dólares) y, a menudo, decreciente (Países como la antigua Unión Soviética, lamayoría de los países africanos, Irak, Iran, Afghanistán, Pakistán, Birmania...)A primera vista, ¿cuál parece ser la característica común que unifica a los países queestán perdiendo la carrera hacia el crecimiento económico? Prácticamente, todos estospaíses han rechazado, de una u otra forma, la globalización, entendida como una mayorintegración económica internacional. En cambio, ¿Cuál es la más importantecaracterística común que parecen tener los países económicamente más exitosos en lahistoria reciente? Todos ellos han abierto extensivamente sus economías a la economíainternacional: Hablamos de países como Japón, Corea del Sur, Taiwan, Irlanda,España, Grecia, Chile, Mexico, China, India, Polonia 7 ...En lo que resta de este apartado, pasaremos a presentar distintas evidencias empíricasque mayoritariamente parecen confirmar la presunción teórica de que la aperturaeconómica provoca incrementos en la renta per cápita de los países. Frankel y Rose(2000) presentan su resultado según el cual, durante un período de 30 años, cadaincremento de 1 punto en el índice de apertura comercial de un país (X + IM) provoca Yun incremento de un 0,3 % en la renta per cápita. Deardorff, Brown y Stern (2001),usando un sofisticado modelo CGE, calculan que la eliminación de todas las barrerasapoyan también todo lo dicho anteriormente. Véase Frankel (2000), Summers (1999) y Deardorff y Stern(2000).7 Sobre el desempeño económico reciente de los países de la Europa del Este, ver Fischer, Sahay y Vegh(1998). 4
  5. 5. arancelarias, aún existentes tras la Ronda Uruguay, incrementaría la Renta Mundial en1,9 billones de dólares (correspondiendo 371 mil millones a los países en vías dedesarrollo)En lo que sigue nos referiremos mayoritariamente a una serie de trabajos deDollar y Kraay (2001a, 2001b) llevados a cabo recientemente en el Banco Mundial yque profundizan la relación entre Comercio Internacional, Crecimiento Económico yPobreza.Dollar y Kraay llevan a cabo un trabajo empírico analizando el desempeño económicode 24 países resultantes de la siguiente operación: En primer lugar, descartan los paísesavanzados de la OCDE (salvo México), en segundo lugar dejan al margen a los paísesque, exitosamente, comenzaron sus procesos de globalización económica en los 60 y enlos 70 (Hong Kong, Corea del Sur, Singapur, Taiwan y Chile). A continuación hacenuna clasificación del resto de países en función del incremento en los años 80 y 90 delratio X + IM y eligen el primer tercio de estos países, que vienen en llamar países YGlobalizadores post- 1980 8 .Pues bien, dichos países, como grupo, han visto doblarse, en veinte años, la cuantía desu comercio exterior en porcentaje del PIB, alcanzando un valor del 33 por ciento,mientras que tal cifra, en el mismo período, disminuyó en el resto de los países en víasde desarrollo (que podríamos llamar países no-globalizadores). El heterogéneo grupo depaíses incluye países exitosos en su crecimiento económico reciente tales como China,India, Hungría, Mexico y Malasia así como anomalías como Haití, Ruanda y algún otropaís, que nos confirman que, obviamente, la apertura económica -per se- no garantizaautomáticamente el crecimiento 9 .Las conclusiones de los trabajos de Dollar y Kraay son las siguientes:1) Las tasas de crecimiento económico han aumentado en los países globalizadores.El crecimiento de la renta per cápita en los países globalizadores post-1980 fue de sóloun 1,4% en los 60, y un 2,9% en los 70, pasando a un 3,5% en los 80 y a un 5% en los90. Este crecimiento hay que contrastarlo, por un lado con los países desarrollados quepasaron de crecer, en los 60, a una tasa del 4,7% a cercer en los 90 al 2,2%. Pero,obviamente, lo más importante es constatar el menor crecimiento de los países noglobalizadores que pasaron de crecer en los 70 a una tasa del 3,3% a sólo 1,4% en los90. El importante crecimiento económico de los países globalizadores no es, según losautores, debido solamente al importante crecimiento de China e India, pues, de los 24países, 18 experimentaron crecimientos importantes.Los casos de China e India son, en todo caso, dignos de estudio. DeLong (2001) ofrecelos siguientes datos: India ha visto crecer su renta per cápita, en las dos últimas décadas,8 El grupo de países, bastante heterogéneo, está compuesto por: Argentina, Bangladesh, Brasil, China,Colombia, Costa Rica, Costa de Marfil, República Dominicana, Haití, Hungría, India, Jamaica, Jordania,Malasia, Mali, Mexico, Nepal, Nicaragua, Paraguay, Filipinas, Ruanda, Tailandia, Uruguay y Zimbabwe.9 Hay que resaltar que, al estar incluidos en el grupo países tan populosos como China y la India, se puededecir que más de la mitad de la población de los países en vías de desarrollo viven en estos países y, comoveremos más adelante, han podido beneficiarse de tal crecimiento. 5
  6. 6. a un promedio anual del 4% (¡A esas tasas de crecimiento, la renta per cápita decualquier país se duplica cada 18 años!). Las cifras para China son todavía mejores: enlas dos últimas décadas su renta per cápita ha crecido a un promedio anual del 7% (Conesas tasas de crecimiento, China ve duplicarse su renta per cápita cada 10 años, con loque puede decirse que los actuales habitantes de China mantienen un nivel de vidacuatro veces superior al que mantenían sus compatriotas prácticamente una generaciónantes). China e India, con sus aproximadamente 2.500 millones de habitantes, son, portanto, cruciales a la hora de explicar lo que DeLong entiende como el "punto deinflexión" en la distribución internacional de la renta causado por la globalización.¿Cuáles han sido las políticas llevadas a cabo en ambos países que explicarían loscrecimientos reseñados? En el caso de China, se trata del desmantelamiento de unaeconomía de planificación centralizada que ha dado paso a una economía de mercado,muy centrada en las exportaciones y en la transferencia tecnológica desde el exterior,mientras que en el caso de la India, el peso del Estado se ha visto reducidoconsiderablemente, los aranceles se han visto disminuidos y se ha potenciado laintegración económica internacional del país 10 .2) La globalización beneficia a todos, dentro de los países globalizadores, sin incrementar sistemáticamente la desigualdad.La conclusión de los trabajos de Dollar y Kraay, así como los de otros, entre ellos,Edwards (1997) y Easterly (1999), a este respecto, es que no hay evidencia queimplique que a causa de la globalización (entendida como la liberalización delcomercio) se haya producido una variación (ni al alza ni a la baja) en la distribución dela renta dentro de los países globalizadores. La conclusión principal de Dollar y Kraay(2001b) es que la renta del quintil más pobre de los países globalizadores ha venidocreciendo al mismo ritmo que la renta media en esos países 11 .3) La globalización ayuda a disminuir la pobreza absoluta.Como consecuencia de los puntos 1) y 2) presentados anteriormente, se puede decir,entonces que, en general, la globalización puede resultar ser una potente arma paraluchar contra la pobreza absoluta en el mundo en vías de desarrollo. El caso másinteresante resulta ser el de Malasia, que durante el período de análisis ha visto crecerla renta del quintil más pobre a una tasa anual del 5,4%. Incluso en China, donde en el10 Rodriguez y Rodrik (2000) critican a los autores por no considerar la posible importancia de otrosfactores explicativos del crecimiento(tamaño, proximidad geográfica, estabilidad macroeconómica, etc..)así como por olvidarse de la posibilidad de que la causalidad sea la contraria, es decir del crecimiento a laapertura comercial. En su respuesta, Dollar y Kraay argumentan que, repitiendo sus trabajos teniendo encuenta las críticas anteriores, sus resultados seguirían prediciendo que un incremento de 20 puntosporcentuales en el grado de apertura económica de un país le garantizaría un incremento de un 0,75% ensu crecimiento. El trabajo de Frankel y Rose (2001) llega, por otra parte, a resultados similares, aunqueestos autores se centran en el efecto que una posible dolarización (o euroización en Europa) provocaría enel incremento de comercio y, posteriormente, en un incremento de la renta.11 La excepción a esta regla la representa China, donde el Coeficiente Gini se ha incrementado desde 32 aprincipios de los 80 a 40 a mediados de los 90. Aunque convendría reconocer los otros acontecimientos(Liberalización interna, restricciones a las migraciones internas,..) que han podido influir crucialmente eneste incremento de la desigualdad en China. Un interesante trabajo que matiza el aparente incremento dela desigualdad en China es Wei (2001) donde se afirma que la globalización ha ayudado a reducir lasdesigualdades de renta entre el campo y la ciudad. 6
  7. 7. período estudiado se produjo un incremento en la desigualdad, la renta de las familiaspertenecientes al quintil más pobre se incrementó a una tasa anual del 3,85.Dollar y Kraay (2001b) concluyen su trabajo diciendo que en los países globalizadorespost-1980 el porcentaje de la población que vive con menos de 1 dólar al dia se hareducido considerablemente: pasando de un 43% al 36% en Bangladesh, del 20% al15% en China, o del 13% al 10% en Costa Rica, como ejemplos 12 .3. La Globalización no es la causa de la profundización (en su caso) de la brechaentre países ricos y países pobres.Un cuarto resultado de los trabajos de Dollar y Kraay es la constatación de que la brechaentre estos países globalizadores post-1980 (por no hablar del resto de paísesglobalizadores post-1960) y los países desarrollados, en vez de ensancharse, se hareducido. El rápido crecimiento de los países globalizadores con respecto al de lospaíses avanzados ha permitido una reducción de la brecha en la renta per cápita entreestos países. Como ejemplo, baste el de China y Estados Unidos: En 1980, el ratio entrelas rentas per cápita de los dos países era 12,5 (18.300 dólares, frente a 1.460), mientrasque en 1995 el ratio pasó a ser 6,2 (23.000 dólares, frente a 3.700).Lo que está claro es que la brecha sí se incrementa entre los países desarrollados y lospaíses que se han quedado más al margen de la globalización y, entre estos, y los paísesque han apostado claramente por la globalización.El caso de Africa salta a la vista. Hufbauer (2001) presenta, por ejemplo, la ampliaciónde la brecha entre Estados Unidos y el continente africano, pasando el ratio entre lasrentas per cápita de un nivel de 12 en 1960 (11.200 dólares en Estados Unidos y 930dólares en Africa) a un nivel de 17 en 1995 (23.000 dólares, frente a 1.360) 13 .En todo caso, como tambien dice DeLong, el éxito de países superpoblados, comoChina, India y Bangladesh, que hace 20 años eran de los más pobres del planeta, resultaser crucial para explicar la mejora en la distribución internacional de la renta. Respectoa este tema, conviene decir que parte de la confusión y de los malentendidos sobre laglobalización que, en la medidad de lo posible, este artículo pretende clarificar puedepartir del hecho de que China e India, con una población conjunta de aproximadamente2.500 millones son "solamente" dos países, que en las reuniones internacionales serepresentan solamente con dos votos, mientras que si consideramos el resto de los otros49 países definidos por el Banco Mundial como de "bajos ingresos" resulta que ellos,con una población de aproximadamente la mitad de China e India, tendrían un número12 En relación con este tema de la eliminación de la pobreza absoluta conviene resaltar el caso de un paísno incluído en el análisis de Dollar y Kraay, Vietnam, que en los últimos 6 años ha reducido en un terciosu índice de pobreza absoluta (conviene recordar igualmente, ahora, el gran éxito en este tema conseguidopor Chile, el país más globalizador de América Latina)13 Sachs (2001) también documenta la amplitud de esa brecha diciendo que en el período 1980-1998 elconsumo per cápita creció en Estados Unidos un 1,9% anual, mientras que en el Africa sub-saharianadisminuyó un 1,25 al año. Resultan, por otra parte, interesantes las palabras finales de Sachs, escritas enel verano de 2001, antes de los tristes acontecimientos terroristas de Septiembre de 2001: "Cuando fracasala economía en estos países extranjeros, sus sociedades pueden experimentar una escalada de problemasque acabarán afectando al resto del mundo, incluido Estados Unidos. Esos fracasos son caldo de cultivode violencia, terrorismo, criminalidad, migraciones masivas, tráfico de drogas y enfermedades". 7
  8. 8. de delegados 25 veces mayor. En palabras de DeLong:" Los pobres resultadoseconómicos de estos 49 países y sus problemas reciben, por tanto, mucha más atenciónrelativa que los exitos de China e India. La experiencia típica de un ciudadano en unpaís en vías de desarrollo en las últimas dos décadas es mucho mejor que la experienciatípica de los países en vías de desarrollo, ya que esa persona típica vive en China o en laIndia".Queda claro, por tanto, quizás, que el problema de la pobreza mundial cada vez más seva circunscribiendo a un puñado de países que o bien por razones geográficas (el casode Africa, sería uno de ellos 14 ) o bien por razones de ausencia de globalización, o porlas dos razones al mismo tiempo, se han venido quedando al margen del importanteprogreso económico reciente que ha supuesto en los últimos años la crecienteintegración económica mundial 15 . Lo que la comunidad internacional debería propugnar, por tanto, debería ser la mayorintegración (o globalización) de ese resto de la población del mundo (aproximadamente1.000 millones de personas) que viven en estos países y que no están pudiendobeneficiarse del claro progreso que conlleva la globalización. 164. No está claro que la Globalización sea el causante fundamental de losincrementos de la desigualdad dentro de los países desarrollados.Como muy bien plantea DeLong (2001), una de las razones por las que la Globalizaciónparece tener mala prensa en los países avanzados puede ser el aparente efecto deempeoramiento de la distribución de la renta en estos países. En sus propias palabras,"la brecha salarial y de riqueza entre los plutócratas de Sillicon Valley y los trabajadoresindustriales y del sector servicios en el Primer Mundo atraen mucha más atención quecualquier cosa que ocurra en la periferia".La explicación fundamental de tal incremento de la desigualdad en los paísesdesarrollados se basa en el llamado Teorema de Stolper-Samuelson, según el cual si,como consecuencia de la apertura comercial de un país al exterior, aumenta el precio delbien que utiliza intensivamente un factor de producción del cual dicho país dispone conabundancia relativa, entonces se pueden predecir los siguientes acontecimientos: Enprimer lugar un encarecimiento relativo, en dicho país, del factor de producciónrelativamente abundante y, en segundo lugar, la conversión de todas las industrias deese país en más intensivas relativamente en el factor de producción que se ha abaratado.Pues bien, considerando dos factores de producción, trabajo cualificado, del cualdispone con abundancia relativa EEUU y trabajo no-cualificado, del cual disponen con14 El caso de Nigeria resulta particularmente dramático, sobre todo si lo comparamos con los casos deChina e India, pues en los años 50 Nigeria era uno de los países líderes del mundo en vías de desarrollo yhoy en día su renta per cápita es solamente la cuarta parte de la de India y la séptima parte de la de China.15 En Hausmann (2001), el autor concluye lo siguiente: "Muchos culpabilizan a la globalización de lapobreza y la injusticia en el mundo en vías de desarrollo. En cambio, resulta ser la ausencia deglobalización -o una dosis insuficiente de ella- la culpable de tales situaciones".16 En UNDP (2000), el Informe sobre el Desarrollo Humano del año 2000 da algunos indicadores de esaausencia de globalización que está castigando fuertemente a los 48 países más pobres del planeta: Esos48 países atrajeron en 1998 solamente 3.000 millones de dólares en inversión extranjera directa (un mero0,4% del total mundial). Igualmente, las exportaciones de esos 48 países más pobres del planeta suponenmenos del 0,4% de las exportaciones mundiales. 8
  9. 9. abundancia relativa los países en vías en desarrollo, podríamos decir, siguiendo aKrugman (1994) que, en el caso de EEUU, se cumple empíricamente el primerresultado, pero no se cumple el segundo. Es decir, es cierto que las diferencias salarialesentre Silicon Valley y el sector servicios se han incrementado en EEUU, tal y comopredice el teorema de Stolper-Samuelson, pero no se ha cumplido la predicción de quetodas las industrias en el país se hayan tornado más intensivas en Trabajo No-Cualificado, el factor de producción relativamente escaso en EEUU.Según Krugman, por tanto, el comercio internacional "con países de bajos salarios" noparece ser el culpable del aparente incremento de la desigualdad en los paísesdesarrollados. La explicación de tal deterioro en la distribución de la renta en los paísesricos se podría deber, según Krugman, a factores estrictamente domésticos derivados enconcreto del hecho de una mayor demanda, por motivos estrictamente internos, de lademanda de trabajadores cualificados, y un descenso relativo de la demanda detrabajadores no-cualificados 17 .En cualquier caso, y para apoyar más aún su tesis de que el comercio internacional noparece ser el culpable del deterioro de la distribución de la renta en los países másavanzados, Krugman aporta los datos, relativos a EEUU de que la mayor parte delcomercio internacional de ese país lo sigue siendo con otros países avanzados, comoJapón y la Unión Europea, cuyos trabajadores tienen similares niveles salariales y deformación. Igualmente, las importaciones norteamericanas de países con bajos salariosfueron en 1990 un mero 2,8% del PIB de EEUU y ese valor se ha mantenidoprácticamente constante en esa baja cifra desde 1960 18 .Todo lo anterior se refiere al debate abierto en el mundo industrializado sobre lospretendidos efectos perniciosos que provocaría en los países avanzados la globalización,entendida como una mayor apertura a los productos producidos en países menosdesarrollados que, obviamente, han de tener menores salarios 19 .Por lo que se refiere al efecto beneficioso que la globalización provoca en las países envías de desarrollo, los modelos teóricos predicen una clara mejora relativa de la posiciónde los trabajadores no cualificados frente a los trabajadores cualificados y frente a los17 No está claro, según Krugman, quién es el culpable del descenso relativo de la demanda de trabajadoresno-cualificados, aunque el autor, al igual que Bhagwati (2001a) y Crafts (2000) , apunta al cambiotecnológico, en concreto, al creciente uso de procedimientos informáticos en las empresas (En relacióncon todo ello, Krugman (1996b) augura una vuelta a una más igualitaria distribución de la renta, unaespecie de "época dorada de la igualdad", como consecuencia de la aparición de métodos de utilización delos ordenadores cada vez más sencillos para los usuarios) . En cualquier caso, podría resultar irónico queel pretendido efecto negativo sobre la distribución de la renta en EEUU en realidad afectaría en granparte a la importante población inmigrante de trabajadores no-cualificados que tiene ese país.18 Otro tema, también comúnmente muy malentendido recientemente, que analiza Krugman (1994) es elpretendido efecto perjudicial que la globalización estaría causando sobre los países avanzados, alprovocar una progresiva "desindustrialización" de esos países. Independientemente del hecho de que taldesindustrialización sea una consecuencia lógica del crecimiento económico (mayor peso relativo delsector servicios a medida que se produce tal crecimiento), Krugman atribuye también la"desindustrialización" a factores estrictamente internos, que no tienen relación alguna con laglobalización, como son el hecho del mayor crecimiento de la productividad en el sector industrial, frenteal sector servicios, que explicaría una bajada relativa del precio de los bienes industriales y, por tanto, unconsecuente descenso en el gasto relativo en esos bienes (frente al gasto en servicios).19 Esta "obviedad" , de los necesariamente bajos salarios en los países menos desarrollados, a veces no esentendida por la opinión pública de los países avanzados pues el público parece no entender la necesariacorrelación entre productividad y salarios. Véase, de nuevo, Krugman (1994). 9
  10. 10. propietarios del capital 20 . Un caso significativo es el de Vietnam. Aunque, por falta dedatos durante el período total de 20 años, dicho país no aparece en la lista deGlobalizadores post-1980, Dollar y Kraay comentan el espectacular éxito económico dedicho país en los últimos años, con casos como el del sector del calzado (ejemplo típicode industria intensiva en trabajo no-cualificado) donde los salarios han pasado de 9dólares al mes a 50 dólares en solamente una década. En palabras de los autores:"Algunos pueden seguir pensando que este es un claro caso de explotación laboral, perolos trabajadores vietnamitas de ese sector pensarán seguramente que esa quíntuplesubida salarial y el aumento del empleo en esa industria son claramente una grancosa" 21 .5. ConclusionesLa tesis principal de este trabajo, la Globalización como motor fundamental delcrecimiento de una parte importante de la economía mundial, no puede, quizás, venirresumida mejor que en las propias palabras del Premio Nobel de Economía, PaulSamuelson, quien argumenta lo siguiente 22 : "La experiencia contemporánea y lasenseñanzas de la historia económica argumentan en contra de los anti-globalización. Lasinvestigaciones estadísticas cuidadosas del nivel de desarrollo económico exitoso dedocenas de países muestran repetidamente que aquellos países con el mayor grado deapertura comercial son generalmente aquellos con el mayor crecimiento de sus rentasper cápita".Otro prestigioso economista (y esperemos que, pronto, también, Premio Nobel), JagdishBhagwati (2001b) va todavía más allá en apoyo de todo lo dicho en este trabajoargumentando incluso la conveniencia de que los países en vías de desarrollounilateralmente liberalicen su comercio internacional 23 .La tarea que queda por delante por tanto, siguiendo a DeLong (2001), Bhagwati(2001b), Frankel (2000), y otros, no sería otra que la de luchar por la inclusión de losaproximadamente mil millones de personas de la población mundial que se han quedadoal margen de este proceso beneficioso que acarrea la Globalización 24 . La EconomíaMundial necesita, por tanto, una mayor, y no una menor, Globalización.20 Summers (1999) cuenta la siguiente anécdota ocurrida en un viaje suyo a Mozambique, seguramente elpaís más pobre del planeta: Conversando con un empresario local, único proveedor local de acceso aInternet, le pregunta sobre cómo ve el futuro. A lo que el empresario le contesta: "Mal, va a aumentar lacompetencia y voy a disminuir mis beneficios".21 Bhagwati (1999), aplicado al caso de la presencia de Nike en el Sudeste asiático y Dornbusch (2000),aplicado al caso del comercio de México con EEUU, en el contexto del NAFTA, argumentan de manerasimilar.22 Véase Samuelson (2001).23 A la misma conclusión se llega en Winters et al. (2001). El interesante caso de Chile, se estudia enEdwards y Lederman (1998). Sobre España, véase Aninat (2001).24 Sobre el importante papel que le correspondería a EEUU en este tema, véase Summers (1999). 10
  11. 11. ReferenciasAninat, E. (2001): "Reflections on Globalization, Spain and the IMF" (enhttp://www.imf.org/external/np/speeches/2001/062901.htm).Bhagwati, J. (1999): "Why Nike is on the right track" (en http://www.columbia.edu/ jb38).Bhagwati, J. (2001a): "Free Trade and Labour", Financial Times (29/08/2001).Bhagwati, J. (2001b): Targeting Rich-Country Protectionism, Jubilee 2010 et al.",Finance and Development, (Septiembre 2001).Crafts, N. (2000): "Globalization and Growth in the Twentieth Century", IMF WorkingPaper 00/44 (Marzo 2000).Deardorff, A. y R. Stern (2000): "What the Public Should Know about Globalizationand the World Trade Organization", Research Seminar in International Economics,Discussion paper 460, University of Michigan, 2000.Deardorff, A.,R. Stern y P. Brown (2001):"CGE Modelling and Analysis of Multilateraland Regional Negotiating Options" (en http://www.econ.lsa.umich.edu/ alandear).De la Dehesa, G. (2000): Comprender la Globalización, Alianza Ed., 2000.DeLong, J.B. (2001): "The World`s Income Distribution: Turning the Corner?" (enhttp://econ16.berkeley.edu)Dollar, D. y A. Kraay (2001a): "Trade, Growth, and Poverty", World Bank PolicyResearch Department Working Paper No. 2615, Washington, 2001.Dollar, D. y A. Kraay (2001b): Growth is Good for the Poor", World Bank PolicyResearch Department Working Paper No. 2587, Washington, 2001.Dornbusch, R. (2000): "US-Mexico Free Trade: Good Jobs at Good Wages", enDornbusch, R. : Keys to Prosperity: Free Markets, Sound Money and a Bit of Luck,The MIT Press, 2000.Easterly, W. (1999): "Life During Growth", Journal of Economic Growth, 4, 1999.Edwards, S. (1997): "Trade Policy, Growth, and Income Distribution", AmericanEconomic Review (Mayo 1997).Edwards, S. y D. Lederman (1998): "The Political Economy of Unilateral TradeLiberalization: The Case of Chile", NBER Working paper 6510 (Abril 1998).Fischer, S., R. Sahay y C. Vegh (1998): "How Far is Eastern Europe from Brussels?",IMF Working Paper 98/53 (Abril 1998). 11
  12. 12. Frankel, J. (2000): "Globalization: Why and How It Should Continue" (enhttp://www.ksg.harvard.edu/fs/jfrankel/jfpubsindex.htm)Frankel, J, y A. Rose (2000): "Estimating the Effects of Currency Unions on Trade andOutput", NBER Working Paper 7857 (Agosto 2000).Graham, E. (2001):"The cause of Antiglobalists is wrong in the aggregate", IIE Paper,Febrero 2001 (en http://www.iie.com/PAPERS/graham0301.htm)Hausmann, R. (2001): "Prisoners of Geography", Foreign Policy (Enero-Febreo 2001).Hufbauer, G.C. (2001): Globalization: Facts and Consequences (enhttp://www.iie.com/PAPERS/hufbauer1000.htm)Krugman, P. (1994): "Trade, Jobs and Wages", Scientific American (Abril 1994)Krugman, P. (1996a): "Making Sense of the Competitiveness Debate", Oxford Reviewof Economic Policy, Vol. 12, nº 3 (1996).Krugman , P. (1996b):"Technology`s Revenge", en Krugman, P: Pop Internationalism,The MIT Press, 1996.Krugman, P. (1996c): "What difference does globalization make?", BusinessEconomics, Enero 1996.Rodríguez,F. y D. Rodrik (2000):"Trade Policy and Economic Growth: A Skeptic`sGuide to the Cross-National Evidence", en NBER Macro Annual 2000 (NationalBureau of Economic Research, 2000).Sachs, J. (2001): "The Strategic Significance of Global Inequality", The WashingtonQuarterly (Verano 2001).Samuelson, P. (2001): "Where is there to be found a genuine alternative toGlobalization? (en http://econ-www.mit.edu/world/columns.htm).Summers, L. (1999): "Reflections on Managing Global Integration", Journal ofEconomic Perspectives (Primavera 1999).Tobin, J. (2001): "El movimiento antiglobalización abusa de mi nombre", Der Spiegel yEl País, (3 de Septiembre de 2001).United Nations Development Programme (2000): Human Development Report, OxfordUniversity Press, 2000.Wei, S. (2001):"Globalization and Inequality: Evidence from Within China", EconomicStudies Paper, Brookings Institution, Octubre 2001.Winters, L. A. et al. (2001): Trade Liberalization and Poverty: A Handbook, Centre forEconomic Policy Research, 2001. 12

×